Motivación.

En días pasados a media mañana volví a transitar por calles del centro de nuestra ciudad capital con el ánimo de recrear miradas bibliográficas en librerías y procurar el trabajo “ Buscando un INCA” del pensador peruano Alberto Flórez Castillo. Pero Infortunadamente lo que me topé en dicha corta correría fue el acrecentado dantesco escenario que emerge como impronta de la mezquina y degradada realidad social, económica y política consuetudinaria que prevalece y la cual se adorna por un cierto tapiz humano desgarrado sobre las aceras y andenes de aquellos hoy llamados eufemísticamente “ Habitantes de Calle”. Esta punzante y trágica realidad humana es proceso tangible y faz irreductible como juez supremo del inviable y deformado cuerpo estructural de poder y desempeño del statu-quo en nuestro país

Con el impacto emocional y mental por tanta tragedia humana inocultable recordé una lejana lectura que había realizado de la obra del pensador colombiano HERNANDO TÉLLEZ en el contexto de Literatura y Sociedad “ Glosas precedidas de notas sobre la conciencia burguesa”, publicada por la editorial Antares de Bogotá en los años cincuenta.

Como profesor universitario y como ser humano considero vigente compartir algunos extractos del citado autor pertinentes sobre el asunto arriba bosquejado y condensados en “Naturaleza viva”, desplegados a continuación

“[...] Nadie los ha convocado. Pero ellos aparecen ahí, instalados como auténticos reyes miserables en el centro de la palpitación urbana, venidos quién sabe de qué simas del basurero social, de qué interminables noches de lodo y de ventisca, de hambre y de suciedad...La ciudad ha estado incubándolos inmemorialmente en una lenta y porfiada tarea de geología social. Son los deshechos, los desperdicios del sistema, la escoria inútil, el material inservible de cuya monstruosa y vergonzosa inferioridad la sociedad siente, a veces, una sobrecogedora vergüenza o una súbita indignación o un asco estético o una congoja filantrópica. Las otras innumerables miserias, los otros innumerables dolores que acumula la ciudad, no se muestran tan impúdicamente ni de manera tan explícita y concreta. Pero esta miseria de miserias, resulta de una soberbia impertinencia en el orden burgués de la sociedad. Esta miseria en harapos, en llagas, en muñones, que se arrastra por la vía pública, que pone un cerco eventual a la indiferencia o a la generosidad del ciudadano, viene acompañando y decorando el cuadro histórico del orden social. Veinte siglos de cristianismo la deja intacta como la dejaron intacta los siglos paganos. Nada prevalece contra ella. Y lo extraño es que no tiene, específicamente, verdadera personería en los estrados de la historia. Es una categoría de la podredumbre y del desamparo sociales, señalada apenas como una excrecencia natural que la sociedad acepta en compensación de un determinado orden, de una determinada jerarquía de valores, de un sistema determinado. Los mendigos (y menesterosos) están, siempre, en el último tramo, en el último fondo del cuadro, y sólo provisionalmente avanzan al primero cuando la historia les ofrece una oportunidad de revancha. Como su destino ha sido, hasta ahora, invencible ellos parecen inmortales. Ningún poder político, ningún sistema económico, ningún orden religioso consigue absorberlos, digerirlos, asimilarlos, disimularlos o extirparlos. Con los mismos harapos y las mismas desnudeces y la misma infecta llaga y la misma noche caída sobre las pupilas y el mismo secreto rencor disimulado por la misma astuta humildad, están, desde siempre, instalados en la corriente histórica. Son invencibles, irreductibles, inconquistables. Toda sociedad los abomina porque toda sociedad sabe que son el residuo secretado por su propia inequidad. Su presencia en la historia se halla garantizada como ninguna otra porque ellos mismos implican una justificación y una explicación de todo poder. Por eso son anteriores a Cristo y posteriores a él. Son anteriores a Mahoma y posteriores a él. Son anteriores a Marx y posteriores a él. Han resistido, victoriosos en su indigencia, el paso de todas las formas políticas, económicas, sociales y religiosas del Estado y de la Sociedad. Han resistido, incólumes, los asaltos que a sus frágiles fortalezas de andrajos promueve la caridad cristiana, el Estado aristocrático, la sociedad burguesa y democrática, la sociedad colectivizada, la libre empresa, las variadas agrupaciones filantrópicas y beneficiencia. Están en Homero, en Teucídides, en la Biblia, en el Renacimiento, en la Edad Moderna ( y acrecentados en la actual Edad Globalizada Posmoderna Neoliberal)...

Como expresión particular del cuadro patético de la alienación y de la mendicidad y de la indigencia social se puede evidenciar también en Nueva York de una manera automática, técnica, administrativa, taylorizada... Algunos no exigen. Otros solicitan (y muchos apropian), casi sin palabras, casi sin gestos, abierta o clandestinamente, una especie de colaboración cívica a la organización y buena marcha de la mendicidad (y de la alienación de los hoy eufemísticamente denominados habitantes de la calle)... Su miseria es gris, anodina, equitativa e igualitaria, y ella produce también la sensación de que ha sido fabricada en serie bajo el patrón de un solo modelo económico (y proyectada hoy como una realidad aumentada por la aguda y integral depredación del neoliberalismo globalizado con visible centro del poder financiero y militar)... ... Pero los mendigos de Nueva York no se han dejado vencer todavía por la prosperidad del país más rico de la tierra. Dentro del orden democrático, confían aún en el milagro de la Cenicienta. Y, así, se colocan disciplinadamente en la cola a la espera del milagro correspondiente... Los de Bogotá, como los de Nápoles, como los de tantas otras ciudades del mundo cristiano y no cristiano, (pero con modelo capitalista presente y dominante), carecen de los azares y peligros de la clandestinidad. Son dueños y señores de su destino y del oficio que ese destino comporta y que la organización social les prepara. Son verdaderamente libres para servir de testimonio sobre la magnanimidad del sistema social, el vigor de la tradición española y los primores del color local.. Acechantes y famélicos constituyen la decoración urbana del horror... Pero la ciudad no consigue eliminar sus pequeños y grandes monstruos. No puede devorar sus secretas legiones de mendicantes, de indigentes habitantes de la calle, sus equipos de miserables, sus comparsas de andrajosos porque son hijos legítimos suyos, su propia y biológica excrecencia, la prueba de su crueldad inmanente y la demostración de que hay un orden social (económico, político y cultural) que los produce y los merece“.

Nota final

El recordado y vigente cuadro dantesco de inequidad y exclusión social que recrea el pasaje arriba reseñado del formidable escrito de TELLEZ HERNANDO coloca como prioritario y fundamental el resarcimiento y validación de la libertad cierta y de los derechos humanos para la vida digna y plena, tanto en el presente como en el futuro. Esta es la cuestión cierta de la materialidad de la PAZ, y no simplemente dislocada por un discurso pasajero y almibarado de una supuesta paz pequeña y plebiscitaria a la medida mezquina del establecimiento y que busca apuntalar por muchas décadas más el statu-quo degradante y violento que hemos soportado, mediante el juego o ardid de un simple SI (Santos el hábil pero cuestionado por los imborrables falsos positivos) o un NO (el punzante otrora de la seguridad democrática tipo Furibe) ya que son cara y sello de la misma moneda en favor del sistema prevalente de dominio y exclusión, y se reduce más bien a que algo cambie para que todo siga igual de “mal en peor” en nuestro país.

Además, el asunto de la libertad y de la dignidad plenas como simiente única y real para el vivir bien y la realización humana en el presente y en el largo plazo no se atiende ni resuelve con pasajeras disquisiciones sobre la razón y el mito, ni mucho menos con consejas de adocenamiento e inclinación de la cerviz para obtener algún pingue resultado


Pertinente consignar que las meras frases encantadoras y discursivas sobre posconflicto son pálido atisbo para la superación del asunto mayor que se manifiesta en la permanente e inacabable violencia silenciosa (social, económica, política, cultural, castrense), pues es el real conflicto que soportan y reflejan los menesterosos, los excluidos y los candorosamente denominados como habitantes de la calle, amén de la creciente y extensiva depredación de toda nuestra riqueza biodiversa en favor del centro de poder foráneo. Ante este estado de realidades y complejidades Se debe construir y contraponer con UN ALTERNATIVO SI ORGANICO ROTUNDO para la superación y abolición del inequitativo y excluyente dominante poder, y traducido a su vez en UN ALTERNATIVO NO ROTUNDO a la profunda y global barbarie que ha engendrado el modo capitalista de destrucción, aniquilación y enajenación en todos los ordenes . Es mirar el presente pero al largo plazo con visión diversa humana sostenible y fraternal, y apañando las expresiones todas del pensamiento y del conocimiento en esta fecunda empresa ética y estética de compromiso cierto y perdurable por nuestro ser y nuestra natura

 

Por Por Ernesto Córdoba Nieto
Profesor Titular Universidad Nacional de Colombia

Bogotá, agosto 15 de 2016, Ciudad Universitaria UN

Publicado en Colombia
Martes, 02 Agosto 2016 07:52

Máscaras trágicas

Los cruzados de la guerra al terrorismo no parecen advertir que esa guerra es imposible, porque el terrorismo es un recurso violento perverso, pero no un enemigo concreto. El enemigo podría ser quien lo emplea, pero no el recurso mismo: no puede haber una guerra contra las minas antipersona, por perverso que sea su uso.

 

Esta guerra imposible hace del terrorismo un difuso concepto mediático abstracto, pero si la criminología quiere hacer algo para prevenirlo, no tiene otra opción que considerar los hechos concretos, donde identificar la diversidad de los fenómenos.


Por un lado, hay un grupo político que, con pretexto religioso, emplea métodos aberrantes y criminales, lo que no tiene nada de nuevo, porque han existido otros muchos a lo largo de la historia.


Por otro lado, es evidente que se manipula el concepto abstracto, para considerar terroristas a todos los que no gustan a algún poder. Esto tampoco es nuevo; hace un siglo eran anarquistas, ácratas, etc.


Pero entre los hechos concretos que cabe observar, llama la atención que en Europa aparezcan solitarios que cometen atrocidades en nombre de un movimiento al que no están vinculados y de una religión que no profesan, que nacieron y crecieron en el mismo suelo que sus víctimas y que se expresan en su misma lengua. En Estados Unidos se reiteran fenómenos parecidos, que no pueden explicarse sólo por el fácil acceso a armas.


Respecto de estos casos, seguramente se sostendrá que se trata de algo nunca antes visto. Pero si bien la particularidad de todo fenómeno es irrepetible, la base común que permite acercarse a su criminodinámica no es nada novedosa.


Los cruzados de la famosa guerra suelen repetir que el terrorista desconoce la condición de persona de sus víctimas. Si bien esta es una notoria obviedad, es la punta del hilo desde la cual desenredar la madeja que envuelve la aparición del solitario.


La Declaración Universal de 1948 prescribe que todo ser humano es una persona. No obstante, en la realidad social, este deber ser sólo un objetivo a conseguir, por el cual debemos luchar continuamente, pero que está lejos de ser alcanzado.


La palabra persona evoca la máscara del antiguo teatro griego. ¿Significa esto que en la vida real carecen de toda máscara los que son considerados como no-personas? No es cierto, porque desde el interaccionismo sabemos que todos llevamos alguna máscara en esta dramaturgia mundial.


Esto se explica porque para no considerar persona al otro, es también necesario colocarle una máscara diferente: la de enemigo, real o potencial. La máscara de enemigo oculta el rostro del ser humano satanizado (se puede inventar el neologismo enemizado, porque Satán en hebreo significa enemigo).


La máscara de enemigo oculta el rostro del ser humano, lo que explica que el satanizador (enemizador) pase a ver en el pacífico y simpático vecino de ayer, sólo a un otro enemigo como mero integrante de un colectivo diabólico que debe destruirse o neutralizarse por cualquier medio, incluso la muerte.


Pero dejemos al satanizado y pasemos a observar al satanizador. ¿Qué lo impulsa a repartir máscaras de enemigo? No es otra cosa que su propia debilidad subjetiva: necesita saber quién es. Al enmascarar al otro siente que supera su propia fragilidad como sujeto, definiéndose por exclusión: No soy el otro, el negro, el salvaje, el gay, el indio, etc. Soy lo que no soy.


Toda discriminación creadora de enemigos es una semilla de genocidio. Si observamos cómo opera este juego de máscaras en Europa, podremos acercarnos un poco a la criminodinámica de los casos que se consideran nuevos.


La Europa colonialista puso millones de máscaras de potenciales enemigos peligrosos en todos sus colonizados. Cometió crímenes de increíble crueldad, en particular en África. No hubiese podido cometerlos sin el previo enmascaramiento de sus colonizados. Con el curso del tiempo llevó a muchos a su propio territorio, donde su población no crecía al ritmo que necesitaba su aparato productivo.


Pero no los incorporó culturalmente, ni a los inmigrados ni a sus descendientes, porque la máscara del salvaje colonizado había sido asimilada por sus sociedades. Se produce un doble juego de máscaras : el portador de la máscara salvaje adquiere una subjetividad en extremo frágil, siente el peso de ésta en el rechazo social, pero tampoco la asume, porque ya no pertenece a la cultura salvaje.


No necesitamos aventurarnos en el campo de la patología para verificar que, en algunos sujetos, la debilidad subjetiva es tan extrema que les provoca una angustia insoportable, de la que quieren escapar mediante un generalizado enmascaramiento de colonizador, contra toda la sociedad que no acaba de incorporarlo. La fragilidad subjetiva extrema le lleva a responder al ¿Quién soy? con un No soy el enemigo colonizador.


Por otro lado, los crímenes masivos atroces que estos sujetos cometen, provocan una reacción xenófoba que refuerza estereotipos discriminadores, reafirmando el reparto de máscaras de no persona. No es difícil prever que esta reacción agudice la muy marcada fragilidad subjetiva de otros, derivando en nuevos desastres.


En síntesis: el doble juego de máscaras de enemigo no es inocuo, al menos cuando opera sobre personas que, por razones individuales, llegan al extremo de la fragilidad subjetiva y lo vivencian con tal intensidad insoportable, que estallan en brotes de destrucción masiva y, en el fondo, en un suicidio triangular.


En los Estados Unidos operan razones en parte diferentes para producir subjetividades frágiles. El caso europeo parece extremo y más claro. Pero cabe preguntarse si el mundo globalizado (antes llamado occidental), en este momento de transición de paradigmas –al decir de Boaventura de Souza Santos– no está debilitando las culturas con el resultado de reproducción de subjetividades frágiles.


De toda forma, se impone poner especial atención en el reparto de las máscaras, porque se trata de un juego que acaba en un carnaval demasiado trágico, que tiene por escenario un mundo que no logra dotar de la máscara de persona a más de la mitad de los habitantes del planeta.

 

Por E. Raúl Zaffaroni, profesor Emérito de la Universidad de Buenos Aires.

 

 

Publicado en Sociedad
Lunes, 11 Julio 2016 07:33

Días y siglos de violencia

 
Sabía que nunca más podría alzar mi voz contra la violencia por los oprimidos en los guetos sin primero hablar claramente del más grande proveedor de violencia en el mundo hoy día: mi gobierno.” Martin Luther King Jr., discurso en la iglesia Riverside, 1967.

 

Fue uno de los discursos más peligrosos de la historia de Estados Unidos. En éste el líder del movimiento por los derechos civiles, apasionado apóstol de la lucha no violenta y una de las voces con mayor autoridad moral a escala nacional, vinculó la batalla por la justicia racial con la de la justicia social y económica, y contra las políticas bélicas. Llamó a conquistar "los trillizos de racismo, materialismo y militarismo" de Estados Unidos. (El discurso completo se puede leer en http://kingencyclopedia.stanford.edu/)

 

Lo que sucedió la semana pasada confirmó que aún se espera ese gran cambio.

 

La semana anterior dos hombres afroestadunidenses fueron agregados a la larga lista de víctimas de lo que llaman "exceso de fuerza" de la policía contra minorías en este país y la impunidad general de las autoridades en todos los niveles –temas al centro del movimiento Black Lives Matter. El jueves por la noche un veterano de guerra, afroestadunidense, decidió matar policías blancos en Dallas.

 

El presidente Barack Obama estaba en Varsovia, donde deploró los hechos y, como casi todas las autoridades nacionales, estatales y locales, exhortó a todos a poner fin a la violencia. Su procuradora general, Loretta Lynch, subrayó: "La violencia nunca es la respuesta". Pero Obama no estaba en una reunión de paz, sino en una cumbre de la OTAN, en la que se está evaluando cómo cercar a Rusia militarmente, entre otras cosas. Días antes había ordenado que se postergara al menos un año el retiro de tropas estadunidenses en Afganistán –ya supera a Vietnam como la guerra más larga en la historia del país y justo en la que había servido el soldado que mató a cinco policías en Dallas esta semana. Poco antes la Casa Blanca divulgó el número aproximado (nadie sabe la cuenta real) de víctimas civiles de su estrategia de asesinatos aéreos por drones en varios países.

 

Mientras tanto, aquí en casa, jóvenes afroestadunidenses repiten una y otra vez que están viviendo en una guerra en contra de ellos, cotidianidad definida por la violencia institucional implícita o explícita.

 

Los datos lo comprueban: en el país más encarcelado del mundo, casi 40 por ciento de reos son afroestadunidenses (sólo son 13 por ciento de la población nacional), uno de cada seis han estado en la cárcel sólo desde 2001 y uno de cada tres probablemente acabará en la cárcel. Fuentes: Sentencing Project, NAACP. Dicho sector de la población corre un riesgo 21 veces mayor que los blancos de morir por balazos de policías (ProPublica).

 

La profesora Michelle Alexander, de la Universidad Estatal de Ohio, en su libro The New Jim Crow, reveló que “hay más afroestadunidenses bajo control correccional –en prisión o libertad condicional– que los que estaban esclavizados en 1850, una década antes del inicio del la guerra civil”. Más aún: señaló que Estados Unidos encarcela un porcentaje más grande de su población negra que Sudáfrica en los tiempos del apartheid.

 

Obama y otros insisten en que las cosas están mejor que antes, que esto no es un regreso a los años 60. Pero en las calles dicen y sienten otra cosa. A pesar del hecho histórico de que un afroestadunidense sea el ocupante de la Casa Blanca, que dos procuradores generales de justicia eran y son afroestadunidenses, de que en la cúpula política (y económica) hay mucha más diversidad racial que nunca, en las calles sigue corriendo sangre sólo por el hecho del color de la piel. "Creo que fue simplemente que era negro en un lugar equivocado", comentó la madre de Alton Sterling, muerto cuando ya lo habían tirado al suelo dos policías en Baton Rouge la semana pasada.

 

Que sucedan estas cosas es parte de la experiencia cotidiana, en la que las madres afroestadunidenses están obligadas a advertir a sus hijos una y otra vez que se porten bien, que no hagan nada para provocar a la policía. Después tienen que pasar todos los días con la angustia de que su hijo aparecerá muerto o arrestado. Todos los días.

 

"Ser blanco es ser ciego", acusa Michael Eric Dyson, profesor de Georgetown y reconocido intelectual afroestadunidense, en un artículo del New York Times, en el cual denuncia que, en general, la "América blanca" sencillamente rehúsa escuchar a los afroestadunidenses. Afirma: "Nos sentimos impotentes para hacerles creer que nuestras vidas negras valen, impotentes para evitar que ustedes maten negros frente a sus seres amados". Concluye: "No los podemos odiar, de verdad. La mayoría de nosotros no. Eso es nuestro regalo a ustedes. No los podemos frenar. Esa es nuestra maldición".

 

En esta coyuntura, los ecos de hace más de 150 años siguen resonando también. Frederick Douglass nació durante la esclavitud. Se volvió uno de los líderes más extraordinarios del movimiento antiesclavista y fue invitado en 1852 a hablar en una celebración por el Día de Independencia, el 4 de julio. "¿Qué es, para el esclavo, el 4 de julio de ustedes? Respondo: un día que revela a él, más que cualquier otro día del año, la grave injusticia y crueldad de la cual es víctima constante. Para él, su celebración es una farsa. Sus gritos de libertad e igualdad, una burla hueca; sus oraciones e himnos, sermones y acciones de gracia con sus desfiles religiosos. Un velo delgado para encubrir crímenes que pondrían en desgracia a una nación de salvajes. No hay nación de la tierra culpable de prácticas más ofensivas y sangrientas que el pueblo de Estados Unidos en esta hora".

 

Que en 2016 aún es necesario gritar aquí  "las vidas negras valen" lo dice todo.

Publicado en Internacional

Ahora es habitual evaluar los primeros cien días de un nuevo mandatario, como forma de valorar las capacidades que perfila el gobernante, su estilo, su carácter y su relación con los gobernados; aunque todos los analistas coinciden en señalar que es poco tiempo para medir las calidades de un alcalde y menos valorar si su gestión ha sido buena o mala.

En el caso de Bogotá el alcalde Enrique Peñalosa ha presentado un primer balance, mirando la gestión de su antecesor con un fantasmal Libro Blanco anunciado en los medios e inaccesible a la ciudadanía y presentando un conjunto de acciones puntuales en materia de seguridad, movilidad, salud, espacio público y recreación.
Iniciado lo que corresponde a su segunda administración y delineados los elementos de política pública para poner en marcha su programa y la anunciada recuperación de la ciudad para todos, empezando por poner la casa en orden, resulta pertinente realizar un balance de los fundamentos esbozados en este nuevo gobierno de Enrique Peñalosa, en la intuición que más que una propuesta de transformación y cambio de la ciudad, pareciera que nos encontramos con una apuesta de continuidad y restauración vinculada a una visión urbanística del Siglo XX muy cercana a la gestión de su primera administración.

En efecto, estos primeros cien días de gestión permiten ya un análisis de la visión técnico gerencial de los asuntos públicos, de su relación con el mercado, al igual que una mirada al modelo de ciudad y sus propuestas en los temas más complejos y urgentes de Bogotá. Este gobierno se enmarca en un proceso de alternancia democrática, que debía hablar de la madurez de nuestra ciudad y sus instituciones, pero no se puede olvidar que después de doce años y tres mandatos de movimientos de izquierda, la derecha ganó la alcaldía de Bogotá y se observa un clima de euforia en los medios y en otros sectores, que quieren hacer creer a la opinión que pueden volver a ser protagonistas de la historia contemporánea de la ciudad, sin abandonar las prácticas que los han acompañado en años de vida republicana, generando exclusión, violencia, pobreza y carruseles.

 

¿Bogotá mejor para todos?

 

El 25 de octubre de 2015, Enrique Peñalosa, con un 48,5 por ciento de abstención, obtuvo el respaldo de solo el 33.1 por ciento de los electores, casi la misma proporción de Gustavo Petro en octubre 30 de 2011 (32.1%), además, como lo anotó Mario Noriega “[…] la ciudad claramente está dividida en dos. Enrique Peñalosa ganó en el norte (7 localidades) y Pardo ganó en el sur (11 localidades).

Clara López solo ganó en dos localidades. La ciudad conquistada corresponde solo al 35 por ciento del territorio urbano donde habita el 44 por ciento de la población. El resto todavía hay que ganarlo” (1). Señalaban la necesidad de una convocatoria amplia y pluralista a la ciudadanía para construir una gran mayoría para gobernar la ciudad.


Así lo advirtió Juan Lozano, quien indicó que “El reto de Peñalosa, a punta de buena gestión y resultados, consiste en aumentar progresivamente sus niveles de apoyo. Peñalosa es capaz, disciplinado y laborioso. Conoce a Bogotá mejor que nadie y debe tener claro que el éxito de algunos megaproyectos dependerá en buena medida del respaldo ciudadano mientras se ejecutan, por lo cual debería procurar, con humildad y diálogo popular, mejorar su nivel de aceptación” (2).

A pesar de un lema aparentemente atractivo y sencillo “Bogotá mejor para todos”, Peñalosa y su equipo no convocan a la participación pluralista, a la edificación de consensos incluyentes y a la concertación para que efectivamente sea una ciudad de todos y todas. Por el contrario, cualquier manifestación de conflictividad social o protesta ciudadana es tratada como asunto de orden público, acudiendo al Esmad y no al diálogo y la mediación. La recurrente inconformidad por el mal funcionamiento de Transmilenio o el desalojo de los vendedores ambulantes son expresión de problemáticas sociales que deberían ser atendidas, escuchadas y no inmediatamente reprimidas a bolillo.

La consulta y deliberación del Proyecto de Plan de Desarrollo 2016-2020³ es una clara muestra del desprecio por la participación y su consideración como un requerimiento solamente formal y limitado a la exposición de “ideas” y no un instrumento democrático de discusión y examen del futuro de la ciudad. La “Estrategia de Participación Ciudadana en la Formulación del Plan de Desarrollo Distrital 2016-2020” ha privilegiado la consulta en un sitio virtual que tiene como característica la impersonalidad, la ausencia de diálogo y la carencia de respuestas a la ciudadanía (4), contemplando solamente la realización de trece eventos, siete Foros Temáticos y seis Sesiones Interlocales, para debatir la principal política pública de Bogotá, desconociendo la riqueza, la diversidad, la pluralidad y los territorios de Bogotá (5).

Así que la pregunta es ¿si es posible construir una Bogotá para todos sin la existencia de diálogo, sin procesos de concertación y con la más absoluta indiferencia y desdén por la participación ciudadana?

 

Modelo de ciudad: expansión y segregación social

 

La visión urbanística de Peñalosa en el 2016 no dista nada de la puesta en marcha en su primera administración en 1997. Así como en ella tuvo la oportunidad de incidir en el POT capitalino, en el presente su gobierno establecerá las normas de ordenamiento territorial que estarán vigentes por lo menos hasta el 2030, con el riesgo de consolidar una ciudad segregada, conurbana con los municipios vecinos y con serios problemas de movilidad y sostenibilidad ambiental.

En materia de vivienda el Alcalde lanzó el ambicioso programa “Ciudad Paz” que “busca habilitar 15.000 hectáreas en el norte y oriente de Bogotá y urbanizar zonas de los municipios de Mosquera y Soacha para suplir la creciente demanda de vivienda de la capital. La Alcaldía estima que, antes de terminar su cuatrienio, se podrían construir más de 300.000 viviendas con transporte masivo […]6 “También y acaba de lanzar junto al gobierno nacional un programa de vivienda de 80.000 mil soluciones.7 ¿Qué significan estos ambiciosos proyectos urbanos y de vivienda?

Por lo menos tres grandes desafíos para la ciudad. Primero, ahondar la segregación socio espacial vigente en la ciudad desde hace muchos años, condenando a los sectores de medianos y bajos ingresos a vivir en la periferia, o en los municipios cercanos, alejados de sus sitios de trabajo, en ocasiones en zonas de riesgo por inundaciones o por deslizamientos en barrios homogéneos donde se concentran problemáticas sociales (carencia de empleo, de espacios educativos, de atención en salud y de transporte digno y oportuno), de seguridad y convivencia. Bogotá va camino a repetir lo ocurrido en la mayoría de ciudades del país con los programas de vivienda gratis, que hoy son una de las preocupaciones más grandes para los mandatarios locales.

Segundo, abandonar la intervención del Distrito en la revitalización del centro ampliado de la ciudad, propiciando su deterioro y conminando a los habitantes tradicionales de estos sectores al paulatino menoscabo de sus condiciones de vida y a la constitución de oportunidades de negocio para grandes operaciones inmobiliarias que solo benefician al gran capital.

Tercero, un alto impacto ambiental porque estos proyectos afectan de manera importante la sostenibilidad de la ciudad, su capacidad de adaptación y mitigación al impacto del cambio climático, al intervenir zonas de conservación o ecosistemas frágiles. Se hace referencia a los cerros orientales, al Río Bogotá,al Páramo de Sumapaz y a la ReservaNatural Productora Thomas Van Der Hammen.

El caso de la Reserva es sintomático de la visión ambiental de Peñalosa y su desprecio por las normas y la ciencia. La Reserva, un espacio de 1.396 hectáreas, fue creada en el 2000 por resolución 0475 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, en el 2011 la CAR hizo la delimitación (acuerdo 011). Luego, en el 2014, definió el plan de manejo ambiental (acuerdo 021), un pedido que le hizo el ministerio en el 2000 y que debió aplazarse hasta que el Consejo de Estado resolvió una demanda del propio Peñalosa. En materia científica, este espacio natural es uno de los más estudiados en Colombia, como lo certifica reiteradamente la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, quien reseña más de 55 investigaciones en diversas disciplinas, que confirman la importancia de mantener este espacio.

En tanto la prioridad para la ciudad debería ser apostarle al Plan de Manejo de la Reserva con recursos y programas que permitan su renaturalización, su restauración ecológica y constituir este espacio como un gran parque, el Alcalde Mayor afirma desde el 16 de enero de 2015 que “La reserva es la única del mundo que no tiene árboles, son potreros” y que “No hay estudio que la sustente”. Por el contrario insiste en anunciar que solicitará al Consejo Directivo de la CAR la sustracción del 93 por ciento de la Reserva, para destinar estos predios a sus proyectos de vivienda. Acompaña este anuncio con una propuesta que ha sido presentada desde hace unos años por una entidad denominada Asodessco, que reúne a algunos de los propietarios con intereses inmobiliarios que quiere aprovechar la plusvalía que se generaría con la reversión de esta área que además tiene la condición de zona rural, en predios urbanos.

Por lo demás, está documentado que en el POZ Norte8,existen predios equivalentes a dos veces Ciudad Salitre, que como proyecto urbanístico tardó 35 años en desarrollarse, para urbanizar de manera inmediata que podrían ser utilizados por la Administración en sus proyectos de vivienda, sin intervenir la Reserva, pero despierta suspicacias la insistencia de Peñalosa en acabarla, agravadas ahora por la evidencia de que altos funcionarios de su gobierno poseen predios allí, aunque él lo considere irrelevante, como lo son también algunos de los constructores, los más importantes financiadores de su campaña.

 

Plutocracia y gobierno: la visión técnico gerencial de la administración pública de Peñalosa

 

Peñalosa se promociona desde años atráscomo un técnico y un mejor gerente, con decisiones políticas impolutas. Sin embargo, en el corto tiempo transcurrido de su segunda administración ha dejado entrever la frecuente ausencia de criterio técnico y decisiones gerenciales inexplicables, con altísimos costos para la ciudad y que realmente significan proyectar intereses de grupos de poder de la ciudad.

En el caso del Metro, empezó por descalificarlo declarando que “El diseño del metro lo hizo un funcionario del IDU lavándose los dientes”. Luego ignoró ocho años de estudios técnicos y ciento treinta mil millones de pesos invertidos, que definieron el trazado y la ingeniería básica. Ahora, sin ningún fundamento técnico y solo argumentando el costo, ha decidido que el Metro debe ser elevado. Peñalosa afirmó recientemente “Para que comencemos a hacer la línea del metro, sin que nos guíe la emoción sino la razón, tenemos que entender y aceptar que la inmensa mayoría del transporte público en Bogotá, de los próximos 100 años, seguirá basado en buses, y que TransMilenio además hace lo mismo que un metro”9.

Hoy se desconocen los estudios del Metro elevado, nadie sabe el costo estimado de su construcción y lo único que podremos esperar es que el presidente hasta hace poco de la Junta Directiva del ITDP (Instituto para el Transporte y el Desarrollo) de Nueva York, uno de los mayores promotores en el mundo del BRT (Bus Rapid Transit, en castellano Transmilenio) y financiado entre otras empresa por Volvo, el Doctor Enrique Peñalosa, este ganando tiempo y recursos para completar su red de buses en desmedro de una modalidad de transporte rápido, de alta capacidad, no contaminante y que no lacera la ciudad, como es el Metro Subterráneo.

La eventual privatización de la ETB, es otro ejemplo de la visión del patrimonio público que tiene Peñalosa y el gerente por el designado el señor Jorge Castellanos. Haciendo honor a su enunciado de que “las decisiones bajo mi alcaldía no serán emocionales ni políticas”, por lo cual uno se pregunta ¿entonces atienden a que intereses? En efecto, desde el inicio de la administración tanto el Alcalde Mayor como el Gerente de la empresa de telecomunicaciones se han dedicado a desprestigiarla, lo cual para una sociedad que cotiza en la bolsa es catastrófico. Esto resulta inexplicable por dos razones. Una, por la evidente recuperación de la ETB en los últimos años, que hoy es un competidor calificado en el mercado de mayor potencial en las telecomunicaciones, con la instalación de la red de fibra óptica, la venta de servicios de alto valor agregado vinculados con la internet como la televisión, la transmisión de datos y su potencial en el mercado de la telefonía celular.

Otra razón, es de carácter estratégico para la ciudad. La ETB es patrimonio de los bogotanos, garantiza la cobertura de sus servicios a los sectores populares a costos razonables, con alta calidad y posibilita entrar en el desarrollo de industrias del conocimiento que constituyen un factor de competitividad para el futuro económico del Distrito. Entonces, ¿por qué, para qué y para quién privatizarla?

Empieza a verse en la ciudad un modelo de gestión que privilegia la intervención del mercado en los procesos de contratación y ejecución; que en nombre de la eficiencia y eficacia transfiere a privados la prestación de servicios, aprovechándose de la facilidad que representa contar con una mayoría aplastante y complaciente en el Concejo capitalino, integrada por algunas personas, partidos y movimientos viudos de poder y que en el pasado auparon modalidades de corrupción y clientelismo, facilitados por el autismo de los entes de control que olvidaron el activismo que tuvieron en los años recientes. Corresponde a la ciudadanía defender el interés general y hacer uso de los mecanismos de control contemplados en la constitución nacional para que el patrimonio y presupuesto público no culmine atrapado en la voracidad de los intereses privados.

* Sociólogo, DEA en Estudios Políticos, Candidato a Doctor, Universidad Pierre Mendes France, Grenoble II. Ex Subsecretario de Planeación de la Inversión del Distrito entre 2012 y 2014. @katzmauricio


1 Mario Noriega T. “El reto es grande y el tiempo es corto”, El Tiempo, 03/01/2016.
2 Juan Lozano, “Cinco retos de Peñalosa”, 03/01/2016.
3 http://www.sdp.gov.co/portal/page/portal/PortalSDP/PlanDistritalDesarrollo/Participacion/Estrategia_Participacion%20PDD.pdf
4 https://bogotaabierta.co/ El 9 de abril de 2016, a la hora de la consulta 5:00 pm, la página llevaba 11.883 aportes, los cuales pueden ser de naturaleza muy específica, hasta consultas y sugerencias de orden general, sin ningún vínculo con el Proyecto de Plan de Desarrollo de Bogotá D.C.
5 En el Plan de desarrollo Distrital 2012-2016 Bogotá Humana el balance de participación fue: “En este sentido, 268.487 ciudadanas y ciudadanos debatieron y propusieron 64.338 aportes, de los cuales, el 80,5% fueron el insumo fundamental para la construcción de programas entre los que se destacan movilidad humana, territorios saludables, gestión del riesgo, construcción de saberes, primera infancia”, Página 1, Logros SDP Bogotá Humana planeación con participación ciudadana, 2013.
6 http://www.elespectador.com/noticias/bogota/listo-gerente-urbanizaria-van-der-hammen-articulo-614064
7 http://www.elespectador.com/noticias/bogota/bogota-se-construiran-80-mil-viviendas-dos-anos-articulo-612856
8 El POZ Norte es la estrategia de planeación urbana y medio ambiental para 2,014 hectáreas del Norte de la ciudad, de las cuales 466 hectáreas, cerca de dos veces Ciudad Salitre, son suelo desarrollable. El proyecto busca asegurar la sostenibilidad de humedales y bosques nativos de la zona así como conectar los cerros orientales con la sabana del río Bogotá. http://www.sdp.gov.co/portal/page/portal/PortalSDP/OrdenamientoTerritorial/OperacionesEstrategicas/PLANES%20%20ZONALES/PLAN%20DE%20ORDENAMIENTO%20ZONAL%20NORTE%20-%20POZ%20NORTE/QueEs
9 http://www.eltiempo.com/bogota/entrevista-de-maria-isabel-rueda-a-enrique-penalosa-alcalde-electo-de-bogota/16457119

Publicado en Edición Nº223

Evan Young había sido elegido para pronunciar el discurso de graduación de este año en la escuela secundaria pública Twin Peaks Charter Academy High School en Longmont, Colorado. Evan tenía planeado pronunciar su discurso el 16 de mayo, durante la ceremonia de graduación. Al inicio de esa semana había presentado el texto del discurso al director de la escuela, como se lo habían solicitado. Justo antes de la ceremonia, el director, B.J. Buchmann, le anunció a Evan que no pronunciaría el discurso. Evan quedó estupefacto. Había estado practicando durante días. En el discurso, había planificado revelar su homosexualidad por primera vez a su propia familia, a sus compañeros de clase y a toda la secundaria.


Sin embargo, el director Buchmann no se lo permitió. Llamó al padre de Evan después de haber leído el borrador de su discurso y le dijo que Evan era gay. Evan me dijo en Democracy Now!: "Probablemente eso sea lo que más me molesta de toda esta situación. Creo que esto deja en claro que el director tenía muy poco respeto o comprensión por alguien en mi posición". La declaración publicada por la junta directiva de la secundaria sobre la situación dice textualmente: "El borrador del discurso...incluía referencias a asuntos personales de naturaleza sexual. No es adecuado abordar estos temas en un discurso de una ceremonia de graduación".


Evan finalmente pronunció su discurso dos semanas más tarde. La organización local de defensa de los derechos de las personas lesbianas, gay, bisexuales y transgénero (LGBT) Out Boulder intervino e intentó, sin éxito, convencer a la secundaria de que permitiera a Evan pronunciar su discurso en otro lugar. Ante la negativa, Out Boulder organizó una celebración en el patio de una casa en Boulder, donde un público de 250 personas escuchó a Evan finalmente pronunciar su discurso. Entre los presentes estaba el congresista de Boulder/Longmont, Jared Polis, que también es gay. Polis fue el primer congresista gay en revelar su orientación sexual en el Congreso de Estados Unidos. Evan Young me dijo a la mañana siguiente: "Fue maravilloso.

Estaba muy nervioso. Muchos de mis amigos ya habían leído el discurso y todos me dijeron que les gustaba, pero no estaba realmente seguro de qué bromas les gustaban, qué partes no les gustaban, pero, en general, cuando pronuncié el discurso pareció encantarles a todos y fue alucinante". Lo aplaudieron de pie por su discurso. El congresista Polis le dio a Evan un reconocimiento especial del Congreso por su destacado y valioso servicio a la comunidad. "Tengo un certificado, también, que quisiera leer a Evan: 'Certificado de Reconocimiento Especial del Congreso otorgado a Evan Young en reconocimiento de su destacado y valioso servicio a la comunidad', y por plantear este tema y hacernos saber a todos, ciudadanos interesados, que estos problemas de discriminación aún existen hoy en día".


¿Cuáles fueron las palabras que el director consideró necesario censurar y que inspiraron tanto al público del evento de Out Boulder? Su discurso exhibió un sentido del humor maduro, condimentado con algunos chistes, pero se trató de un llamado profundamente personal a la tolerancia y la comprensión.


"Hablando en serio, quisiera contarles algo. Quizá ya lo sospecharan, pero espero que esto no cambie lo que piensan de mí: soy gay. Desde que tengo memoria me he sentido atraído hacia los hombres y nunca he tenido una novia porque prefiero a las personas de mi mismo sexo"


Evan continuó: "Y ese es mi mayor secreto: soy gay. Entiendo que esto puede resultarles ofensivo a algunas personas, pero es quien soy. Y si siempre lo han sospechado o están totalmente sorprendidos, ahora ya lo saben. Cuando estaba escribiendo este discurso me cuestioné una y otra vez si debía revelar esto, dado que es un asunto que genera mucha división, y que se suele estereotipar a las personas homosexuales. Y pensé que, si lo hacía, debía pedirles mil disculpas y rogarles que no me vieran de un modo diferente. Pero luego me di cuenta de que no tengo que hacer eso. No debería tener que hacerlo. Si hay algo que aprendí en esta secundaria es que podemos seguir siendo amigos a pesar de nuestras profundas diferencias".


El congresista Jared Polis ha escrito tanto a la junta directiva de la secundaria como al distrito escolar de St. Vrain Valley para solicitar una investigación del silenciamiento de Evan. Debbie Lammers, secretaria de la Dirección de Educación del distrito fue a escuchar el discurso de Evan en el evento de Out Boulder. Lammers me dijo que estaba decepcionada por lo sucedido y que le alegraba haber tenido la oportunidad de conocer a sus padres y ver a Evan pronunciar su discurso. "Es lamentable que esta escuela pública haya adoptado esta decisión. Ha puesto a su familia innecesariamente en el foco de atención", afirmó.


La secundaria Twin Peaks Charter Academy queda a tan solo 120 kilómetros a vuelo de pájaro del lugar donde Matthew Shepard fue golpeado y torturado. Shepard era un joven homosexual que fue secuestrado en Laramie, Wyoming, el 6 de octubre de 1998. Shepard murió seis días más tarde de las heridas que sufrió, en un hospital de Fort Collins, Colorado, aún más cerca de Longmont. El asesinato de Matthew Shepard se convirtió en noticia a nivel mundial y es una muestra de cuan cruel y violenta puede ser la homofobia. Evan Young tenía apenas dos años de edad cuando Shepard fue asesinado. El mensaje de tolerancia de Evan es el único antídoto a este tipo de odio. Sus compañeros de clase tenían que escucharlo, su familia tenía que escucharlo y ahora, gracias a las protestas públicas contra su silenciamiento, millones de personas también lo escucharon.


Traducción al español del texto en inglés: Mercedes Camps. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en Sociedad

A colación Malcolm X, cincuenta años han pasado desde el asesinato de este líder afro descendiente. Esa forma tan bien estructurada del imperio caucásico que compra conciencias de traidores para acabar con las voces de libertad, matándose entre hermanos para responder a mandatos de hampones blancos. Imaginé la enorme decepción que el hombre estaría sintiendo al
ver un presidente negro como Obama que mancilla el color de piel con sus acciones pro supremacía blanca.

El mes de la Historia Negra, al principio fue una semana y se dio como celebración del cumpleaños de dos personajes que mucho tuvieron que ver con la abolición de la esclavitud, Abraham Lincoln (12 de febrero) el signatario de la Proclamación de la emancipación, y Frederick Douglas (14 de febrero) el abolicionista. Cincuenta años después (1976) se extendió a un mes.

Existen distintos puntos de vista respecto a esta conmemoración, mientras unos dicen que es excluyente porque aparta a la comunidad afro descendiente del sistema estadounidense, otros la creen absolutamente necesaria para que no se olvide la memoria histórica.

A pesar de las luchas de los Movimientos Civiles y de sus mártires, la segregación racial sigue dándose en Estados Unidos, - y en el mundo- no en la forma tan inhumana de épocas anteriores pero su raíz sigue ahí y se manifiesta todos los días. En el racismo evidente de la policía, en la existencia del Ku Klux Klan que sigue atacando con nuevas técnicas y caretas. Éste está en las decisión de los jueces cuando el que está en el banquillo es un hombre negro, que lo declara culpable porque sí o sí. Está en el silencio de la comunidad blanca, en la aceptación de categorías en los seres humanos. Si un negro se atreve a defender sus derechos el sistema lo acusa de extremista y lo caza como a un animal, su vida no vale nada; pero si un blanco abusa de un negro está en todo su derecho. Eso fue y sigue siendo así.

La discriminación se evidencia en las universidades, en las calles, en los restaurantes, el hombre negro sigue viéndose como violador, asaltante, traficante, representa el verdugo, la injuria y la inseguridad solo por su color de piel. Juegan un papel importante los prejuicios y los estereotipos. Seguimos educando a nuestros hijos con patrones esclavistas por un lado, y de silencio y sumisión por el otro.

A pesar de los intentos de muchos por demostrar lo contrario, la supremacía blanca sigue denigrando el color negro. Lo acusa de ignorante y perverso. Cuando si nos vamos a la historia –no la oficial que siempre es mal contada y tergiversada- vemos que la manipulación ha sido toda la vida del hombre blanco, que utiliza el abuso y la opresión para saciar sus deseos de poder.

Los espacios siguen siendo reducidos para los negros que por más intento se les niega la oportunidad, y se evidencia en todos lados. Son contados los que han logrado sobresalir y no ha sido de gratis. Es bueno para los deportes porque tiene músculos de caballo y fortaleza de león, ahí está el ejemplo del baloncesto y el fútbol americano, ni hablar del atletismo donde la minoría es blanca.

De las mujeres se dice que las negras cogen mejor que las blancas porque son exóticas y calientes, son buenas para amantes porque representan el erotismo en toda su expresión, pero invisibles como esposas y madres, visibles como empleados domésticas pero ignoradas como intelectuales. De las personas negras se dice que su cerebro es demasiado insignificante como para progresar en la educación superior, pero su cuerpo rollizo –y hermoso- es bueno para la carga.

A pesar de los innumerables intentos de pensadores, de defensores de Derechos Humanos, de activistas comunitarios, de artistas, deportistas y letrados, la discriminación se palpa. En todos los ámbitos, en todas las esquinas de esta enorme nación. -Pero con todo y todo es más discriminado el latinoamericano indocumentado, que es rechazado hasta por la comunidad afro descendiente y hay que decirlo, no podemos quedarnos callados aunque nos duela-. Insulto sería ignorar que también se da en todo el mundo, en nuestra Latinoamérica clasista y racista que sueña con ser anglosajona, en Europa que rechaza a la África hermosa y que obliga a sus hijos a emigrar y les cierra las puertas en la narices cuando cruzan los desiertos y nadan los mares.

La forma en que nos ven por nuestro color de piel, de entrada nos coloca en una posición inferior. Muchas veces no nos tienen que insultar con palabras o con acciones, se nos denigra con una simple mirada. El negro para ellos es sinónimo de suciedad, ignorancia, desequilibrio y violencia.

Los negros dignamente somos los retoños de Mamá África, de los ancestros sabios y fecundos que fueron esclavizados por criminales blancos, estamos floreciendo en el mundo entero, somos una selva africana que por más que tratan de devastarla no lo logran, porque sus raíces tienen: amor, pasión, ternura, inocencia, arrestos y nobleza.

Nosotros los nietos, honramos a nuestros ancestros y honramos a nuestros descendientes. Somos el pasado, el presente y el futuro de la Mamá África que no lo gran desaparecer.

Somos la senda, el carnaval, el sonido de los timbales, somos arte, colores, somos la entrega, la voz que denuncia, la mirada que abriga, el abrazo hermano, la palabra sincera, la acción justa. Nosotros los negros tenemos la honra de llevar en nuestra piel el color de la madre tierra que es nuestra fecundidad.

Todos: blancos, rojos, amarillos, negros, seamos parte del cambio, atrevámonos a cambiar los patrones de crianza, a lanzar a la basura los estereotipos y los prejuicios, la segregación que tanto lastima, unámonos. Hagamos de nuestras diferencias nuestra una belleza que enamora.

Loor a la Mamá África, a nuestros ancestros y a nuestros descendientes, a nuestros mártires y a nuestros mentores, por los siglos de los siglos.

Ilka Oliva Corado. @ilkaolivacorado

Febrero 22 de 2015.

Estados Unidos.

Publicado en Sociedad

Cada 25 de noviembre, según acuerdo de la Asamblea General de las Naciones Unidas, se celebra el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer, que busca reflexionar sobre esta problemática en todo el mundo.


Hace 54 años las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal fueron asesinadas por órdenes del expresidente dominicano Leonidas Trujillo. La muerte de estas tres mujeres, además de ser el hecho que impulsó la caída del dictador, se convirtió en el símbolo de lucha contra la violencia a las mujeres en el mundo.


En Colombia la violencia contra la mujer registra anualmente cifras alarmantes. Según datos comentados por Linda Cabrera, integrante de la Corporación Sisma Mujer "Cada 10 minutos una mujer es agredida por su pareja o expareja; cada 30 minutos una mujer es víctima de violencia sexual; cada tres días una mujer es asesinada por su cónyuge; y cada mes entre cinco y once mujeres son víctimas de violencia sexual en el marco del conflicto armado", lo que evidencia que la violencia contra la mujer es un problema todavía latente.


Según Naciones Unidas, durante lo corrido de este año, se han presentado más 106 mil casos de maltrato femenino, es decir 356 cada día, para un promedio de 15 por hora.


Así mismo, de acuerdo con el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, entre el 1 de enero y el 31 de octubre de 2014 se presentaron 810 homicidios de mujeres en el país y más de 8 mil hechos de violencia contra niñas y adolescentes.

La violencia de pareja afectó en ese mismo período a 36.817 mujeres, mientras la violencia entre familiares arrojó 11.777 víctimas, ello sin contar con la violencia interpersonal (generalmente asociada a la intolerancia) con 35.618 reportes y la violencia sexual con 12.614 episodios.


En la actualidad, la violencia contra la mujer cuenta con el respaldo de la ley 1257 del 2008 que penaliza y sanciona todos los tipos de violencia y discriminación contra la mujer. Sin embargo, además de que es poco conocida, quienes saben que existe no acuden a ella por temor.


Según Linda Cabrera, luego de seis años de aprobada la ley "solo tenemos nueve condenas por feminicidio y violencia sexual y cinco casos de condena por acoso sexual". Lo que evidencia una clara presencia de impunidad.

Para el defensor del pueblo, Armando Otálora,la impunidad está directamente relacionada con las sentencias condenatorias, "pues si bien las libertades obedecen al desarrollo de los procesos, solamente cuando el Estado es capaz de probar la responsabilidad de los agresores y castigarlos es posible asegurar un verdadero acceso a la justicia y por tanto el restablecimiento de derechos para las víctimas".


Por otro lado el temor, es una de las mayores razones por la que una mujer decide callar y no denunciar, comenta Otálora, por lo que cree que es necesario generar políticas claras de asesoría para la administración de justicia y de prevención desde el sector educativo.

Instituciones como Sisma Mujer o la Consultoría Sicosocial de la Defensoría del Pueblo llevan a cabo programas de capacitación y acompañamiento a mujeres víctimas de violencia, para que se motiven a denunciar su caso.

Publicado en Colombia

A su vuelta de la Universidad de Berkeley (EEUU), tras doctorarse en Astronomía, a Silvia Torres (México DF, 1940) le ofrecieron compartir la oficina de su marido, con quien había cursado los mismos méritos académicos. Ella se negó: "Hay momentos en que dices 'me están tratando distinto y no lo voy a aceptar'. Tuve que ser muy decidida. Si me hubiera dejado, quién sabe dónde anduviera. Son detallitos pequeños, a veces no se perciben, pero la acumulación de estos detallitos tiene su peso", recuerda ahora Torres, a pocos meses de convertirse —en 2015— en presidenta de la Unión Astronómica Internacional (UAI), cargo que por primera vez ostentará una mujer latinoamericana.


"Me fui al último rincón, pero quise hacerme mi espacio y demostrar que tenía mis méritos propios por mi trabajo y mi valía", explica. Mientras prepara cómo reestructurar y adaptar a los nuevos tiempos a la UAI, una sociedad científica con más de 10.000 miembros, analiza los obstáculos que frenan el flujo de mujeres a empleos como científicas y a puestos de responsabilidad dentro de su campo. "La mujer, por supuesto, tiene las mismas capacidades, talento, intereses e inteligencia que el hombre. No veo ninguna diferencia inherente, las diferencias son sociales, por lo que la gente que nos rodea espera de nosotras. Y es algo muy difícil de eliminar o subsanar".

Torres habla de que la expectativa de los demás provoca que se vayan perdiendo las mujeres por el camino, en un goteo gradual, hacia el mercado de trabajo. "Es un fenómeno a nivel mundial, sobre todo en las ciencias más duras y las ingenierías. Es un problema social. A la familia, al esposo, a la sociedad, le cuesta aceptar el compromiso que la mujer toma con la ciencia, un compromiso que va mucho más allá del horario formal de trabajo", reflexiona la astrónoma, cuya pasión y empeño se ha concentrado en la composición química de las nebulosas —"un trabajo tranquilo y modesto"—. "Hay muchos pequeños obstáculos que dificultan a la larga alcanzar el mismo resultado que los hombres", resume.

La científica mexicana, que visitó España durante la reciente reunión de la Sociedad Española de Astronomía, también se muestra preocupada con el acceso de los jóvenes a la investigación, a los que pretende incorporar a la Unión respetando la "estabilidad" que garantizan los científicos ya consolidados. "Con la crisis, en España y otros países, se están truncando vocaciones científicas. Lo más grave es que toda la formación que han recibido los jóvenes, si se quedan sin actividad dos o tres años, se desgasta, se atrofia o se olvida y es muy costoso reconstruir la preparación de una persona: muy costoso para la persona y para el país", asegura. "Es un problema muy serio", remacha.


En México, según explica, viven un momento de respiro tras la crisis, "pero no llega a haber un compromiso claro y definitivo" con la ciencia por parte de las autoridades. "El discurso sí es que va a haber más apoyo, y esperamos que así ocurra. Necesitamos ese apoyo y la decisión de las autoridades mexicanas, porque sin ese compromiso las ciencias, y sobre todo las básicas, no salen solas". Torres quiere que ese apoyo se materialice —"es mi meta personal"— con la construcción de un nuevo y mayor telescopio en el Observatorio de San Pedro Mártir, en Baja California.

"Es un momento apasionante para los astrónomos, están pasando tantas cosas y tantos resultados en tantos campos distintos: descubrimientos de planetas parecidos a la Tierra, hallazgos sobre el universo temprano... Es increíble lo que está pasando hoy en día, ni lo imaginábamos hace 10 o 15 años", asegura Torres sobre el momento actual de la astronomía gracias a grandes inversiones y el desarrollo de importantes instrumentos y herramientas de investigación.
Torres, elegida en 2012, es la segunda mujer que accede a la presidencia de la UAI en su escaso siglo de historia, tras Catherine Cesarsky en 2006, y su nombramiento supone la segunda vez que una persona nacida en América Latina accede al puesto, tras el argentino Jorge Sahade 1985.

Publicado en Ciencia y tecnología

"Segregación hoy, segregación mañana, segregación por siempre", proclamó George Wallace, Gobernador de Alabama, hace más de cincuenta años. Su retórica racista, de la que se enorgullecía, fue acompañada de una gran variedad de actos atroces: homicidios, linchamientos y violencia sistémica contra afroestadounidenses y quienes luchaban por los derechos civiles, a menudo cometidos con el apoyo de los gobiernos locales y estatales o incluso organizados por ellos. A pesar de ello, la lucha por la igualdad venció y logró victorias como la aprobación de la Ley de Derechos Civiles de 1964, la Ley de Derecho al Voto de 1965, la acción afirmativa y la integración en las escuelas por orden judicial. Sin embargo, tras el fallo de esta semana de la Corte Suprema en apoyo a la prohibición de la acción afirmativa en la admisión a las universidades estatales de Michigan, y debido a la nueva ola de segregación en las escuelas, el sueño de Wallace de la "segregación por siempre" parece estar más vivo que nunca.


Nikole Hannah-Jones se dedica al periodismo de investigación y trabaja para la organización de noticias sin fines de lucro ProPublica. Acaba de publicar un artículo de 9.000 palabras, en el que trabajó durante un año, acerca del regreso de la segregación en las escuelas públicas de Tuscaloosa, Alabama. Este excelente informe denominado "Segregación hoy", observa que: "En Tuscaloosa, hoy en día, prácticamente uno de cada tres estudiantes negros asisten a escuelas en las que da la impresión de que el fallo Brown contra el Consejo de Educación nunca hubiese ocurrido". Este fallo, emitido en mayo de 1954 por la Corte Suprema, agrupó varios juicios pendientes (todos presentados por la Asociación Estadounidense por el Progreso de la Gente de Color, NAACP) en contra de la segregación racial en las escuelas. El entonces Presidente de la Corte Suprema, Earl Warren, fue el autor del fallo que contó con el apoyo unánime de todos los magistrados del máximo tribunal, y que expresaba: "Concluimos que en el ámbito de la educación pública, la doctrina de 'separados pero iguales' no tiene cabida. La existencia de centros educativos separados por raza es inherentemente desigual".


El artículo de Hannah-Jones cuenta la historia del proceso de desegregación en Tuscaloosa a través de la mirada de tres generaciones de la familia Dent. James Dent se crió en Jim Crow, Alabama y nunca compartió el aula con alumnos blancos. Su hija, Melissa, asistió por primera vez a una escuela interracial recién en la secundaria, en 1980. Le llevó décadas a Tuscaloosa poner fin a la segregación y lo logró únicamente luego de que se emitieran órdenes judiciales adicionales. Las dos escuelas secundarias públicas de la ciudad se unieron para formar una sola institución, llamada Central High School, que se convirtió en un símbolo de excelencia a nivel estatal, tanto desde el punto de vista académico como deportivo. Melissa se convirtió en la primera integrante de su familia en graduarse de la universidad.


Sin embargo, esta época dorada sin segregación racial no duraría mucho. "Tuscaloosa se ha convertido en uno de los distritos escolares del país donde la segregación volvió a instalarse más rápidamente", explicó Hanna-Jones en el programa "Democracy Now!". Y añadió: "En 2000, cuando un juez federal dejó sin efecto la orden judicial anti-segregacionista en Tuscaloosa, el Consejo de Educación decidió de inmediato dividir la secundaria Central [High School]. Central se había creado mediante una orden judicial. En 1979, 25 años después del fallo del caso Brown, Tuscaloosa aún tenía prácticamente una secundaria para alumnos negros y otra para blancos. De modo que un tribunal obligó a que se fusionaran ambas secundarias y así se creó la secundaria Central. De hecho, fue una historia exitosa de integración racial en las escuelas, pero por temor al éxodo de la población blanca, el Consejo de Educación votó en el año 2000 volver a dividir y separar esa escuela y crearon tres escuelas: dos interraciales y una exclusiva para estudiantes de raza negra". He aquí su gran descubrimiento: un nuevo tipo de segregación. A pesar de que en Tuscaloosa no hay escuelas "solo para estudiantes blancos", como solían existir hasta 1979, ahora hay una secundaria "solo para estudiantes negros", la nueva Central High School. "Lo irónico es que la secundaria Central High School está ubicada en un barrio interracial. Sin embargo, se manipuló la división de los distritos de manera tal que obliga a los estudiantes blancos que viven frente a la escuela Central a asistir a una escuela interracial situada más lejos, mientras que se creó la nueva escuela Central solo para alumnos negros a través del trazado intencional de los límites de los distritos".


El problema no se reduce al sur profundo de Estados Unidos. El proyecto de derechos civiles de la Universidad de California-Los Ángeles, la UCLA, ha hecho un seguimiento de las tendencias a nivel nacional. Sorprendentemente, descubrió que "En el estado de Nueva York se encuentran las escuelas donde existe la mayor segregación del país. La ciudad de Nueva York afecta considerablemente la posición del estado, ya que tiene uno de los sistemas de educación pública más grandes y más segregados del país". El informe de la UCLA utiliza varias veces un término que actualmente es habitual en los círculos académicos que estudian los nuevos tipos de segregación: "las escuelas apartheid", es decir, aquellas escuelas que tienen menos de un 1% de alumnos blancos matriculados. El informe agrega que: "En 2010, en toda la ciudad de Nueva York, un 73% de las escuelas chárter (escuelas de gestión privada que se financian con fondos públicos) fueron consideradas escuelas apartheid y un 90% fueron consideradas como escuelas con un alto nivel de segregación (menos de un 10% de alumnos blancos matriculados)".


La decisión de la Corte Suprema de esta semana profundizará sin duda la tendencia de la nueva ola de segregación, tanto en las escuelas secundarias como en las universidades. La decisión, que tuvo 6 votos a favor y dos en contra, ratifica la prohibición que rige en Michigan de aplicar la política de la acción afirmativa por motivos raciales en la admisión a las universidades estatales. El Presidente de la Corte Suprema, John Roberts, expresó su opinión acerca del racismo en 2007 cuando realizó la siguiente declaración polémica: "La forma de poner fin a la discriminación por motivos raciales es dejar de discriminar por motivos raciales". La magistrada Sonia Sotomayor, al emitir su voto en contra de la mayoría de la Corte, escribió: "Mis colegas opinan que deberíamos dejar a la raza fuera de la discusión y permitir que los votantes lo resuelvan. ...Es una opinión totalmente fuera de la realidad".


La realidad es que la discriminación racial y la segregación van de la mano. Es probable que el racismo no se propague desde el estrado de un Gobernador, como ocurrió en 1963 con George Wallace, pero un país racialmente dividido nunca logrará ser igualitario.


________________________________________
Amy Goodman
Traducción al español del texto en inglés: Mercedes Camps. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en Internacional
Jueves, 24 Octubre 2013 11:44

La exclusión de los jóvenes y el barrismo

En las últimas semanas el tema de la mal llamada "violencia en el fútbol" predomina en los medios de comunicación. El tema tomó mayor fuerza, tras el asesinato de un ciudadano, miembro en retiro del Ejército, quien defendía a su hijo tras el ataque de un grupo de hinchas de Millonarios. Con más volumen, el boom mediático estalló cuando días después sucedió la muerte de dos hinchas del Nacional.

 

Entonces los medios de comunicación no sólo tomaron el papel de informadores: asumieron como jueces. En efecto, dejaron de informar para pasar a juzgar públicamente al sector de los jóvenes involucrados en estos hechos, por demás, sin derecho a la defensa, creando una agenda política de estigmatización en contra de los jóvenes integrantes de las barras de los equipos de fútbol.

 

Homicidios y alcohol

 

Si bien es preocupante que estos hechos ocurran, sin un aporte constructivo y de los medios de solución destaca que la criminalización y estigmatización de estos grupos juveniles, en especial cuando la realidad de la juventud colombiana registra realidades y cifras alarmantes. Veamos: mientras en los últimos 10 años las muertes atribuidas a conflictos entre las mal llamadas barras bravas ronda los 30 casos, para el 2012 las muertes por causas violentas atribuidas a riñas callejeras, alcanza los 13.590 casos, registrando dentro del grupo más afectado la población entre los 17 y 35 años, homicidios que ocurren, en más del 65 por ciento de los casos, los fines de semana y bajo los efectos del alcohol.

 

Desempleo

 

Esto debe llamar la atención del conjunto nacional, pero también la situación de exclusión en la que están los jóvenes, en medio de realidades que propician, como manera de rebusque, el delito. Es así como se reconoce que del total de desempleados del país, más de la mitad son jóvenes (55 por ciento) y de estos el 40 corresponde al quintil más pobre. Un dato que muestra a toda luces el estado de abandono en el que está la juventud colombiana.

 

Educación

 

Frente a las oportunidades educativas encontramos que solo 1 de cada 10 estudiantes logra acceder a la educación superior, pero si a esta cifra le sumamos las personas que no terminan su primaria o bachillerato nos encontramos frente a un gran grupo de jóvenes que ante la falta de oportunidades educativas y laborales engrosan la delincuencia común, o niveles más organizados como las Bacrim, ingresa al ejército e incluso a la insurgencia.

 

Participación

 

Esta es una realidad inocultable y un inmenso reto social, ante el cual poca alternativa levantan la forma anquilosada como funcionan los grupos políticos y culturales que responden a organizaciones políticas. En vez de una alternativa, resulta por tanto, una barrera contra su posible participación en política activa, dejándoles como forma organizativa el barrismo, en cuyas esferas encuentran no solo un grupo lúdico sino también una familia. La estigmatización de esta forma organizativa, por lo tanto, es algo negativo que en nada aporta para la solución de un problema que es más grave de la magnitud que los medios de comunicación permiten ver.

 

Apegados a la represión

 

Pero la estigmatización de las barras también procede de la mano de los equipos de fútbol y de la Dimayor. Los primeros los ven como una fuente de lucro a la que hay que quitarle cada centavo, por eso, la especulación con el costo de las entradas las cuales, según la temporada y el partido, pueden incrementar su valor hasta en un 200 por ciento (precio de taquilla). Claro, ante esto, los equipos sacan disculpa argumentando que tienen programas como el sistema de abonos en el cual el pago por anticipado una serie de partidos y recibe un descuento, pero, ¿será que ante la precaria situación económica de los jóvenes, esta es una medida viable? O, por el contrario, ¿más bien es una forma que los incentiva a conseguir el dinero por el medio que sea?

 

Con respecto a la Dimayor, esta entidad promueve la carnetización de las barras para su ingreso al estadio, sin embargo esta medida desconoce que los incidentes entre bandas no sucede dentro del estadio (hay contadas excepciones). Por tanto, esta medida resulta una herramienta que individualiza a los hinchas, pues solo basta con acceder a la base de datos, verificar los datos del sindicado, su lugar de residencia, y proceder con la captura.

 

Así las cosas, la triste realidad de la población joven en Colombia, no solo debe resolver la falta de oportunidades laborales, educativas, incluso organizativas, sino que también debe acabar con la estigmatización que señala como supuesto delincuente o consumidor de narcóticos, al joven, por el simple hecho de su edad, su vestimenta o su lugar de residencia.

Publicado en Edición N°196
Página 1 de 4