Mostrando articulos por etiqueta: sociedad
Jueves, 17 de Abril de 2014 06:31

Maduro y la oposición logran un primer acuerdo


La opositora Mesa de la Unidad Democrática participará del Plan de Pacificación Nacional del oficialismo y éste aceptó que personalidades reconocidas ajenas a la política formen parte de la Comisión de la Verdad.

 

El gobierno y la oposición de Venezuela llegaron a un acuerdo en temas clave. La Mesa de la Unidad Democrática –alianza que nuclea a 29 partidos opositores– participará del Plan de Pacificación Nacional del oficialismo y éste aceptó que personalidades reconocidas ajenas a la política formen parte de la Comisión Nacional de la Verdad, que debe investigar los hechos de violencia que causaron 41 muertos y cientos de heridos en los últimos 70 días. Además, las partes acordaron escuchar a las víctimas de la violencia de abril de 2002, cuando un golpe de Estado derrocó por menos de 48 horas al presidente Hugo Chávez, y designar una junta médica para que examine al ex comisario Iván Simonovis, preso por esos hechos y gravemente enfermo, por lo que la oposición viene pidiendo un indulto humanitario que el gobierno deniega.

Sin embargo, los dirigentes opositores aseguraron que seguirán reclamando por la ley de amnistía. "Uno de los primeros acuerdos con la representación de la oposición es el respeto pleno por la Constitución y por Venezuela, el rechazo y la condena a la violencia, venga de donde venga, que se ha expresado a partir del 23 de enero en Caracas", expresó el vicepresidente del país, Jorge Arreaza.


Representantes de ambas partes se reunieron el martes a la noche, por segunda vez en menos de una semana, con el nuncio apostólico, monseñor Aldo Giordano, y los cancilleres de Brasil, Colombia y Ecuador –Luiz Alberto Figueiredo, María Angela Holguín y Ricardo Patiño– como "testigos de buena fe". El encuentro tuvo lugar en la sede de la vicepresidencia, duró poco más de tres horas y media y se efectuó a puertas cerradas. A diferencia de la reunión realizada entre la noche del jueves y la madrugada del viernes pasados, que se realizó en el palacio presidencial de Miraflores y fue transmitida en vivo por cadena nacional, esta vez no participaron ni el presidente Nicolás Maduro ni el ex candidato presidencial opositor Henrique Capriles.


Tal como lo había reclamado Maduro reiteradamente, la MUD aceptó formar parte del Plan Nacional de Pacificación. "Hemos estado discutiendo distintos aspectos y hemos encontrado que debemos participar; hay un Plan de Pacificación en marcha, vamos a estudiar ese plan y vamos a hacer aportes en materia de seguridad, prevención y sanción del delito para que podamos enriquecer ese plan", afirmó el secretario ejecutivo de la coalición opositora, Ramón Guillermo Aveledo. A la salida de la reunión, aseguró que el diálogo no sería un camino fácil pero que era necesario transitarlo. "Existen motivos para apostar al diálogo como opción porque las cosas pueden cambiar de dos maneras: a través de una ruptura, que no se sabe a qué pueda llevar, o a través del camino de la política, que supone el debate, la convivencia y el reconocimiento del otro", dijo.


En tanto, Arreaza destacó el clima del encuentro. "La reunión se llevó en buenos términos, con respeto, con tolerancia; debatimos respetando el derecho de palabra del otro y vamos avanzando de manera positiva", sostuvo, y agregó que "avanza el diálogo por la paz y por la justicia sin impunidad". De hecho, el gobierno accedió a que la Comisión Nacional de la Verdad –que por su iniciativa se formó en el ámbito del parlamento, por lo que la oposición se negó hasta ahora a integrarla– sea ampliada mediante la incorporación de "personalidades reconocidas de la vida nacional que sean confiables para todo el mundo", dijo por su parte Aveledo.


"En cambio, todavía no hemos podido convenir los perfiles definitivos de los nuevos miembros", señaló el dirigente, y señaló que su sector entregó una propuesta al respecto al Poder Ejecutivo, según consignó el canal Globovisión en su sitio web. "Este diálogo al cual nos hemos atrevido unos y otros por responsabilidad no es sencillo para nadie, pero estamos dispuestos a encontrar ventanas y a tratar de construir juntos caminos de solución", añadió Aveledo.


Aveledo también informó que se designaron los comités para evaluar las postulaciones para cubrir los cargos de los poderes Judicial y Electoral, cuyos titulares llevan varios meses con los mandatos vencidos. Si el acuerdo se cumple, el gobierno deberá pactar con su contraparte los nombres de los aspirantes a formar parte del Poder Electoral, ya que necesita de dos tercios de la cámara. Actualmente el oficialismo cuenta con algo más de las tres quintas partes. "Ya la Asamblea Nacional activó todos los mecanismos para avanzar en la elección de autoridades de los poderes públicos", aseguró Arreaza.


Mientras, representantes del movimiento estudiantil –que comenzaron las protestas opositoras– expresaron ayer que no participarán en la convocatoria de diálogo hasta que no se den ciertas condiciones. "El movimiento estudiantil ha dejado sus condiciones muy claras, cuáles son esas condiciones que queremos previa, durante y post un encuentro con el gobierno nacional", dijo el dirigente de la Universidad Católica Andrés Bello, Carlos Vargas, en una rueda de prensa. Los estudiantes vienen reclamando una ley de amnistía para los estudiantes detenidos en las protestas iniciadas el 12 de febrero y que el diálogo se dé con el nuncio como mediador y un representante de la Conferencia Episcopal Venezolana y sea transmitido en cadena nacional.


En relación con la inclusión del movimiento estudiantil opositor a las mesas de diálogo, la MUD aseveró que ayer fue planteada "la conveniencia" de sostener un encuentro con el liderazgo juvenil donde puedan exponer sus planteamientos. "Nosotros respetamos el espacio de la Mesa cuando decide acudir a ese encuentro, pero creemos que esas condiciones no estaban dadas y quizás ayer fue la prueba de que esas condiciones no estaban dadas en ese momento", indicó Vargas.

Informacion adicional

  • Antetítulo EL GOBIERNO Y LA OPOSICION VENEZOLANA CONCILIARON POSICIONES EN TEMAS CLAVE COMO EL COMBATE A LA VIOLENCIA
  • Autor
  • País Venezuela
  • Región Sur América
  • Fuente Página12
  • Relacionados
  • Anexos
Publicado en Internacional
Jueves, 17 de Abril de 2014 06:19

Economía de corto y de largo plazo

La economía es y ha sido siempre una ciencia del presente. Su densidad temporal es baja, o nula. Específicamente, la economía normal nada sabe de medioambiente y menos de ecología.

Los análisis a corto plazo parecían alentadores desde un punto de vista. Frente a la crisis estructural de los países más desarrollados, hace menos de un lustro la atención se centró en dinámicas emergentes que arrojaban mejores resultados. Así, frente a la hecatombe de los países del G–7 y G–8 (más 1 o menos 1, da igual), el grupo de países BRIC se revelaba como una sorpresa. Una sorpresa y una esperanza.


Primero vino la crisis de las PuntoCom; luego las crisis de las hedge funds, la crisis hipotecaria, el techo de la deuda en EE. UU., las deudas galopantes de las principales economías de Europa —con la notable excepción de Alemania— y Japón. Sucedió el rescate de Irlanda, Grecia, Portugal. Y en alguna ocasión, un rescate continuado y repetido. El mundo tembló y aún tiembla con el eventual colapso de España, Italia y Francia.


En paralelo, Londres subsidia al resto de Inglaterra, y Alemania permanece como la locomotora de la Unión Europea. Contra los odios velados y las sospechas y acusaciones encubiertas.


La crisis económica y financiera se ha revelado, en realidad, como un componente de crisis sistémicas y sistemáticas. Crisis de confianza, crisis política, crisis social crisis del sistema de salud, crisis del sistema de pensiones, crisis medioambiental, crisis de tasa de natalidad en los países industrializados por debajo de cero...


En paralelo, los historiadores han girado la atención —acompañados por un puñado de buenos economistas— hacia un fenómeno novedoso: el colapso. Colapso de sociedades, colapso de culturas, en fin, colapso de civilizaciones. No hay que ser hipersensibles para entender el panorama entero.


Pues bien, el grupo de países BRIC (Brasil, Rusia, India y China) surgió en un momento como la nueva esperanza del mundo. (Incluido, en algunas ocasiones, como el grupo de países BRICK (ladrillo), más Corea). Esta es y sería la vanguardia del mundo hacia futuro.


Alguna prestigiosa entidad financiera mundial centró, incluso la mirada, hacia la segunda fila de las mejores y más promisorias de las economías en el mundo: el grupo de países CIVETS (Colombia, Indonesia, Vietnam, Egipto, Turquía y Suráfrica). Y luego el resto; unos más adelante y otros más atrasados. En un mundo compuesto por 196 países.


La punta de los países en el mundo estaría conformada, con varios entrecruzamientos, por el G–7 (o G–8), el G–20, los países de la OCDE. De acuerdo con numerosos indicadores, ellos serían el pasado y el presente del capitalismo. Pero el futuro del mundo tendría como vector a los países BRIC, y lo dicho, posteriormente, acaso a los CIVETS. Y luego las complejidades del sistema internacional.


Sin embargo, numerosas fuentes han llamado crítica y reflexivamente la atención acerca de profundas dificultades en el grupo de países BRIC. Desde el punto de vista económico, freno en Brasil. Desde el punto de vista medioambiental, alarma en China. Y desde el punto de vista político, amenaza con Rusia.


Pues bien, como quiera que sea, el tema de fondo es el de la ponderación entre una visión de la economía de corto plazo y una de largo plazo. A corto plazo, es manifiesta la crisis, o mejor, el entramado de crisis sin que aparezca ninguna salida o solución real o efectiva —eso, a corto plazo—. A medida que pasa el tiempo, los aires apocalípticos y escatológicos lanzan sus alientos sobre el mundo. Un buen ejemplo de ello es esa literatura —particularmente juvenil en boga y triunfante en los mercados—. Con, en muchas ocasiones, sus paralelos en el cine. Una mentalidad medieval y milenarista flota en el ambiente, sin duda alguna.
Las reuniones anuales de Davos, y los numerosos foros mundiales paral

elos —muchos de ellos auspiciados por Naciones Unidas— son claros en el diagnóstico; o los diagnósticos. Pero nadie ve una salida a corto, y ni siquiera a mediano, plazo. Las voces más pesimistas advierten del final de la especie humana. Desde ese punto de vista, lo que quedaría sería aprovechar el momento, disfrutar el día (carpe diem), y esperar lo mejor.


La economía es y ha sido siempre una ciencia del presente. Su densidad temporal es baja, o nula. Específicamente, la economía normal nada sabe de medioambiente y menos de ecología. ¿Ecología y medioambiente? El tiempo de largo plazo de la naturaleza y sus ciclos.


Los modelos económicos clásicos y vigentes —el modelo clásico, el neo–clásico, las economías de escala y el desarrollo (humano) sostenible— son una sola y misma cosa. Con sus derivaciones y orlas: responsabilidad social empresarial, la ética empresarial, y otras arandelas. Lo evidente es que la función de producción es exactamente la misma en esos cuatro modelos, y permanece inalterada, inmodificada. Su nombre adquiere diversas expresiones: capitalismo, sistema de libre mercado, modernidad, modernidad–y–postmodernidad, por ejemplo.


La economía no sabe de ecología, y correspondientemente, tampoco de historia. Mucho menos el modelo económico actual —dicho de manera genérica— que ha desplazado a la macroeonomía —economía y política; o economía y sociedad— a lugares secundarios, situando a la microeonomía —empresa, matemáticas financieras, econometría— al lugar del papel protagónico. Ya no se hace economía política y muchísimo menos una crítica de la economía política.

Como ha sido puesto de relieve una y otra vez, el bienestar y la recuperación de los bancos no se traduce en manera alguna como bienestar para la sociedad. El institucionalismo y el neoinstitucionalismo —económico, sociológico o político— consisten, en blanco y negro, en la preocupación por las instituciones en desmedro de la vida. En verdad, la defensa de las instituciones no se traduce necesariamente como la defensa de la vida y, por el contrario, en numerosas ocasiones alrededor del mundo sucede todo lo contrario.


Si la alternativa es entre institucionalidad y vida, o entre modelo económico y financiero y vida, ya conocemos la respuesta de ellos; y de otro lado, la respuesta nuestra. En fin, si hay que dejar que la economía se hunda y, en ocasiones incluso contribuir de manera piadosa a su muerte, es en nombre de la vida, su dignidad y calidad: la vida humana, tanto como la vida en general en el planeta.


A todas luces, la humanidad, en la época de la globalización, atraviesa por un cuello de botella. Si de apuestas se trata, la más sensible, razonable es por la de futuros de largo alcance y con gran densidad temporal. Numerosas otras ciencias y disciplinas pueden realizar mejor la labor que la economía no fue capaz de llevar a cabo.

Informacion adicional

  • Antetítulo
  • Autor Carlos Eduardo Maldonado
  • País Colombia
  • Región
  • Fuente Palmiguía
  • Relacionados
  • Anexos
Publicado en Colombia
Jueves, 17 de Abril de 2014 06:03

Italia pasó una ley antimafia

Con la nueva ley, aprobada ayer, no serán condenados sólo quienes reciban dinero de las mafias, como hasta ahora, sino también quienes las favorezcan directa o indirectamente o reciban favores, aun sin recibir ni un centavo.

 

Volaron insultos de todo tipo ayer en el Senado italiano. Dos senadores fueron expulsados de la sesión. Y las fotos de Silvio Berlusconi, del presidente de la República, Giorgio Napolitano, y del primer ministro, Matteo Renzi, con una boina siciliana en la cabeza, fueron enarboladas como símbolos mafiosos por el Movimiento Cinco Estrellas. Los grillinos, como se los llama por su líder Beppe Grillo, acusaron a los tres personajes y a los miembros del Senado de no haber incorporado ciertos puntos que ellos querían por estar complotados con las mafias. Al final, una nueva ley electoral fue aprobada por 191 votos a favor y 32 en contra del M5S y de los racistas de la Liga Norte.


Se trata de un texto, que está vigente desde ayer y que en consecuencia se aplicará en ocasión de las candidaturas para las elecciones europeas de mayo, que castiga el intercambio de favores entre políticos y mafiosos. Un mal muy viejo en Italia, surgido sobre todo después de la Segunda Guerra Mundial cuando Italia se transformó en una República y que arrastraba resabios del período bélico, cuando los aliados, que desembarcaron contra Mussolini en Sicilia, contaron con la ayuda de Cosa Nostra. La mafia siciliana, además, votaba religiosamente a la Democracia Cristiana, un partido católico como ella que gobernó este país por casi 40 años ininterrumpidamente, muchos de cuyos exponentes han sido procesados por complicidad con la mafia posteriormente.


Don Ciotti, un sacerdote que desde hace años lucha contra la mafia en Sicilia, calificó a la nueva ley como "una buena noticia" y, también, los líderes del gobernante Partido Democrático. La senadora Anna Finocchiaro, por ejemplo, comentó por televisión que "por ganar algunos votos el M5S usa mentiras, mistificaciones, falsedades". Otros calificaron como "vergonzoso" el comportamiento de los parlamentarios grillinos porque, subrayaron, hace 20 años que se discute esta ley y ahora que se logró, ellos votan en contra.


Pero en algo tienen razón los grillinos, ya que la penas contra estos delitos fueron disminuidas para ciertos casos respecto de un proyecto de ley precedente, aspecto que también criticó la asociación antimafia Libera de Don Ciotti. "Podría haber sido mejor, pero de todas maneras había que aprobarla", comentó el ex juez y hoy senador del PD Felice Casson. Antonio Di Pietro, también ex juez de Manos Limpias, como se llamó la gran campaña anticorrupción de la década del 1990, y fundador de Italia de los Valores, comentó algo similar: "Se podía haber hecho mejor, pero de todas maneras es un paso adelante".


La asociación entre políticos y mafiosos es un viejo mal en Italia. Pero en la segunda década del siglo XXI sigue existiendo. Es una enfermedad que ha afectado a muchos políticos de las regiones con mayor penetración mafiosa como Sicilia, Calabria, Apulia y Nápoles. Los candidatos piden los votos de las mafias para ser elegidos, a cambio de favores. Pueden ser contratos con empresas del Estado en caso de ganar las elecciones, licitaciones para la construcción de puentes o carreteras, y muchas cosas más. Pero también financiación de campañas electorales, viajes, etc. Así como por ejemplo, la autopista que va de Nápoles a Calabria que hace más de 20 años que está en construcción vaya a saber por qué acuerdos políticos-mafiosos. Pero nadie se hace cargo de los problemas que ocasiona a todos los viajeros. Con la nueva ley no serán condenados sólo quienes reciban dinero de las mafias, como hasta ahora, sino también quienes la favorezcan directa o indirectamente o reciban favores, aun sin recibir ni un centavo.


En Italia hay cuatro mafias famosas, la tradicional Cosa Nostra de Sicilia; la emergente 'Ndrangheta de Calabria, que controla buena parte del tráfico de cocaína en Europa; la poderosa camorra de Nápoles, que controla todo el tráfico ilegal de productos de marcas famosas falsificadas y también tráficos de drogas varias, y la Sacra Corona Unida de Apulia (sur), la menos importante y menos extendida.

Informacion adicional

  • Antetítulo CRITICAS Y ELOGIOS DESDE DISTINTOS SECTORES POLITICOS
  • Autor Elena Llorente
  • País Italia
  • Región Europa
  • Fuente Página12
  • Relacionados
  • Anexos
Publicado en Internacional
Martes, 15 de Abril de 2014 05:44

Brasil, un pozo de escándalos

El pasado viernes, la policía federal brasileña llegó al imponente edificio de Petrobras, la estatal de petróleo, en el centro de Río de Janeiro. La recibió Graça Foster, presidente de la mayor empresa del país y que, en su momento, alcanzó a ser una de las diez mayores petroleras del mundo (hoy no está más entre las veinte). La federal buscaba un más que sospechoso contrato por valor de unos 180 millones de dólares. La empresa, dijo el vocero de la policía, "colaboró voluntariamente y presentó toda la documentación requerida".


Ha sido la primera vez en los más de sesenta años de Petrobras que la policía entró en su sede para investigar contratos sospechosos. Y ha sido un paso más en la fuerte escalada de escándalos que involucran a la empresa. Uno de sus antiguos directores está en la cárcel, respondiendo a una amplia y vasta colección de acusaciones, que van de asociación ilícita con un "dolero" (que es como llaman en Brasil a los operadores de remesas ilegales de dólares al exterior) a cobrar comisión sobre negocios de la estatal.


Hay, sin ninguna sombra de duda, una intención política muy clara en el cerco armado alrededor de Petrobras: alcanzar a Dilma Rou-sseff, a Lula da Silva y al Partido de los Trabajadores (PT). En relación con Dilma, a nadie se le ocurriría intentar levantar sospechas sobre su honestidad. Lo que sí se intenta es desmontar su imagen de gestora austera y eficaz. Como ministra primero de Minas y Energía de Lula, y después de la Casa Civil (a quien corresponde coordinar a todo el gabinete ministerial), y como presidente ahora, Dilma no se habría dado cuenta de negocios por lo menos desastrosos (y con fuertísimos indicios de corrupción) llevados a cabo por Petrobras. En relación con Lula, se lo acusa de haber copado la empresa con cuadros del PT que la transformaron en un pozo de escándalos.


La oposición y parte de los siempre dudosos aliados del gobierno intentan crear una CPI (Comisión Parlamentaria de Investigación) para examinar la compra, en 2006 y por un precio final de 1200 millones de dólares, de una refinería en Texas que había sido comprada, un año antes, por 45 millones.


Pero una amplia y profunda investigación de la policía federal sobre un "dolero", acusado de evasión de divisas, fraude fiscal y corrupción junto a órganos del gobierno, llevó a la detención de uno de sus socios, quien hasta 2012 fue uno de los directores de Petrobras, Paulo Roberto Costa. Así la olla empezó a ser destapada y emergió una montaña de escándalos.


Todavía es temprano para saber hasta qué punto todo eso perjudicará la campaña de Rousseff a la reelección. Los sondeos más recientes apuntan a una fuerte caída (seis puntos) de la actual presidenta en su marcha rumbo a la reelección. Ninguno de sus adversarios, sin embargo, se benefició con esa caída, y Dilma sigue favorita para ser reelegida ya en la primera vuelta.


En relación con Petrobras, en todo caso, el daño ya es palpable. La imagen de la empresa, que por décadas fue orgullo nacional, ha sido dañada de manera indiscutible. Además de la compra nebulosa de la refinería de Pasadena, Texas, que puede haber provocado pérdidas irrecuperables, quedó claro que la gestión del PT en la empresa ha sido como mínimo desastrosa. Un complicado e intrincado esquema de negocios extraños se amplía a cada paso de las investigaciones de la policía federal.


Igualmente visible –y palpable– es la motivación política que encubre toda esa historia. Al fin y al cabo, la compra de la refinería texana se dio en 2006. En 2008, Dilma, todavía ministra de la Casa Civil, vetó el negocio. Sin embargo, el contrato de asociación entre Petrobras y la petrolera belga Astra estaba tan escandalosamente mal hecho que la Justicia de Estados Unidos determinó que se consumase la compra.
¿Por qué sólo ahora toda esa historia llega al público? Por una sola razón: porque 2014 es año de elecciones generales.


Se roba mucho, en Brasil. Y en todos los gobiernos, sin excepción. Lo que ahora se denuncia en Petrobras no empezó con Lula y con el PT. Para no ir más lejos, en la primera presidencia de Fernando Henrique Cardoso, sobre cuya honestidad nadie tampoco podrá jamás levantar sospechas, el entonces presidente de Petrobras fue fulminado por sus negociados con proveedores de plataformas de explotación marítima de petróleo. En aquella ocasión, lo que se reveló fueron pérdidas superiores a lo de ahora.


La intención de esa nueva oleada de denuncias, queda claro, es corroer el PT de Lula y Dilma. Y ahí está el nudo de la cuestión: las gestiones del PT de Lula en Petrobras son fuente riquísima de desastres. No por casualidad, Dilma, desde su primer día como presidenta del país, empezó una operación de limpieza en la estatal. Por lo visto, había más mugre de lo que se suponía. Y todo indica que se está en el comienzo de una larga y fea historia.

Informacion adicional

  • Antetítulo
  • Autor Eric Nepomuceno
  • País Brasil
  • Región Sur América
  • Fuente Página12
  • Relacionados
  • Anexos
Publicado en Internacional
Lunes, 14 de Abril de 2014 05:54

El lugar de las minorías

Es profesor en la Facultad de Derecho de Yale. Su trabajo académico parte de esa disciplina y se combina con la historia, la sociología, el psicoanálisis y la medicina para indagar cómo las normas impactan en la sociedad. Dice que los momentos en los que ciertos grupos logran emanciparse son sólo intervalos de una estigmatización que no cesa. Negros, mujeres, gays e hispanos en la sociedad estadounidense.

 

A lo largo de la historia existen momentos en los que ciertos grupos estigmatizados logran emanciparse o sortear la subordinación. Sin embargo, estos momentos son intervalos entre episodios recurrentes de nuevas degradaciones. Este es el tema principal de "Orden social y mentes desordenadas", el trabajo que el profesor estadounidense de la Escuela de Derecho de Yale Robert Burt presentó recientemente en Buenos Aires, invitado por la Universidad de Palermo. Su apuesta es quebrar la relación opresor-oprimido para crear un nuevo orden social y que los momentos de emancipación se conviertan en la norma.


En diálogo con Página/12, Burt explicó que desde la guerra revolucionaria –que liberó a Estados Unidos del dominio de Gran Bretaña– hasta la actualidad, los afroamericanos, las mujeres y los gays fueron los que lograron el reconocimiento legal de sus derechos y convulsionar parcialmente el orden jerárquico establecido. Si bien el sistema judicial contribuyó a cambiar parcialmente el estatus de estas minorías –y la percepción social mayoritaria hacia ellas–, sostuvo que la verdadera transformación se producirá cuando los opresores comprendan que también son víctimas de la opresión que promueven.


–¿Qué cambios se produjeron en los últimos 50 años para que Estados Unidos tenga hoy un presidente negro?


–El momento clave es la decisión de la Corte Suprema de Justicia en el caso Brown contra el Consejo de Educación en 1954, que declaraba inconstitucional la segregación racial en las escuelas del país. Esto tuvo un impacto profundo, particularmente en los estados del sur, y rompió las barreras que habían sido impuestas entre negros y blancos. La gente del norte no entendía cómo los blancos del sur podían sostener esta situación. La educación estaba segregada y la humillación hacia los negros era constante. Pero esto cambió en los '60. Primero con la Ley de Derechos Civiles de 1964, que terminó con la discriminación en lugares públicos y que cortaba la asistencia federal a los colegios que mantenían la segregación. La Corte obligó al Congreso a hacer esto porque había una empatía con el reclamo del movimiento negro. Los senadores de los estados sureños, sobre todo, practicaban el filibusterismo para extender el debate y evitar la votación. Todas las votaciones se perdían porque sumaban a todos los senadores de los antiguos estados confederados. Pero de pronto, por primera vez, el filibusterismo fue derrotado en la Ley de Derechos Civiles. Un año más tarde, en 1965, se aprobó el derecho a voto. Esta lucha explica el camino de Obama a la presidencia.
–Sin la lucha por los derechos civiles, Obama nunca podría haber llegado a la Casa Blanca.


–Los negros tenían miedo. Era un miedo genuino. Era la época del Ku-Klux- Klan, que quemaban cruces y atacaban a los negros cuando desobedecían mínimamente el orden establecido. Un hombre negro podía ser asesinado por el solo hecho de mirar a una mujer blanca. El sur de Estados Unidos era un lugar horrible para vivir, aunque parecía tranquilo. En 1955, cuando Rosa Parks se niega a ir a la parte de atrás del colectivo, se produce la irrupción del movimiento por los derechos civiles. No sólo estaba la Corte para impulsar esos cambios, sino el movimiento negro que hacía oír su voz en las calles. Martin Luther King era partidario de una lucha no violenta, pero otros dentro del movimiento decían que esa estrategia no funcionaba y eso asustó a mucha gente. Pese a todo, la sociedad se iba abriendo. Las universidades, como Yale, Harvard y Princeton, reservaron vacantes para estudiantes negros. Antes, un negro no podía estudiar Derecho en Texas y tenía que mudarse a Oklahoma, donde los cursos estaban divididos entre blancos y negros. Y eso explica el porqué de Obama. Es un hombre muy inteligente que fue un estudiante destacado. Pero antes de 1954 nadie se hubiera fijado en alguien como él. Por su propia biografía, al ser hijo de un matrimonio mixto, tiene un manejo extraordinario de las relaciones entre negros y blancos y pudo despejar el temor de los blancos al Black Power.


–Del movimiento por los derechos civiles a la campaña por el matrimonio igualitario se observa la lucha y el empoderamiento de las minorías. ¿Qué papel juegan éstas en la sociedad norteamericana?


–La Corte ha jugado un papel facilitador para atender estas demandas y la presión de estos grupos. Hasta 1954, la Corte no estaba interesada en suprimir el orden establecido. Alguien me preguntó por qué se produjo ese cambio. La respuesta es que no tengo idea, pero es maravilloso. Felix Frankfurter, que era defensor del orden opresor, era el único miembro de la Corte que no estaba de acuerdo con este giro. El consideraba que el patriotismo y el respeto a la autoridad eran extremadamente importantes y que no había diferencia entre cristianos y judíos, blancos y negros, hombres y mujeres. Lo cual no tiene sentido. En 1943, la Corte argumentó que era inconstitucional obligar a los estudiantes a saludar a la bandera y jurar lealtad al país porque iba en contra de la Primera Enmienda, que consagra la libertad de culto y de expresión. Este es un cambio fundamental. Esta decisión fue tomada en medio de la Segunda Guerra Mundial y en plena ola de patriotismo. A partir de ese momento, la Corte comenzó a escuchar los reclamos de las minorías.


–¿Cómo se resuelve entonces el conflicto de intereses en una sociedad diversa?


–Ese problema no está resuelto. Sigue habiendo hostilidad hacia los negros. Pero ahora es hacia los negros que son pobres. Jesse Jackson se había presentado en las primarias en los '80 pero nadie parecía prestarle atención. En cambio, cuando Obama apareció en escena, casi veinte años después de Jackson, lo tomaron en serio. Uno de los mayores retos cuando buscaba la nominación por el Partido Demócrata en las internas era el caucus de Iowa, un estado en donde casi no hay negros. Recuerdo que un alumno afroamericano me contó que su padre, un distinguido profesor universitario, le decía que Estados Unidos era un país profunda e incurablemente racista. Pero Eric, el alumno en cuestión, estaba en desacuerdo. Al día siguiente de las primarias en Iowa, Eric recibió un llamado de su padre: "Iowa es un estado asombroso. Un estado blanco votando a un hombre negro para presidente. Estaba equivocado, tenías razón. Aún hay racismo en nuestra sociedad y lo sabés. Pero hay esperanza de que haya una cura. No reconozco este país, es muy distinto al que conocí. Así que vos vivís en un país distinto, sos un afortunado". Hay muchos problemas sin resolver. No es una sociedad abierta a los negros, a los convictos. No estamos en el paraíso. Pero es un país mucho mejor que décadas atrás, casi irreconocible.


–En su trabajo "Orden social y mentes desordenadas" usted afirma que hay momentos emancipatorios en los que algunos grupos consiguen liberarse de la estigmatización, pero que éstos no son definitivos. ¿Por qué?


–En la historia estadounidense hay tres momentos en que el orden establecido explotó. La guerra revolucionaria destruyó el control de la época colonial. La consecuencia no fue un nuevo orden, sino que la sociedad vivía sin un orden determinado, porque todo había estallado y nada estaba en su lugar. Había mucha incertidumbre, tanto para los grupos mayoritarios como para los oprimidos. La legislación esclavista del antiguo orden era extremadamente opresora. De pronto, los esclavistas se dieron cuenta de que tenían algo en común con sus esclavos. No era consistente la opresión, aunque distinta, que habían experimentado antes de la revolución. Hubo un compromiso para liberar a los esclavos, tal como sus dueños se habían liberado durante el proceso revolucionario. Pero pasaron 30 años hasta que los estados del norte abolieron la esclavitud. Es mucho tiempo. Estos estados no volvieron a modificar el estatus de los esclavos, pero tampoco se preocuparon por lo que sucedía en los estados del sur, muy conservadores, donde los negros seguían siendo esclavos. Y muchos esclavos del norte fueron enviados al sur. Por eso los momentos emancipatorios no son definitivos.


–¿Cuál era la situación de los pueblos originarios durante la revolución?

–Luego de la revolución, en vez de matar a los nativos, se decidió asimilarlos a la sociedad blanca y se firmaron tratados con ellos. Esto fue hasta la época de Andrew Jackson, que fue el primer presidente que no perteneció a la generación de los padres fundadores, como Washington o Jefferson. Jackson cambió la actitud hacia los nativos y comenzó a matarlos. Los despojó de sus tierras y emprendió un genocidio. A finales del siglo XIX, cerca del 80 por ciento de los indígenas había sido asesinado. Durante la guerra civil se produjo otra erupción. Los estados del norte decidieron luchar contra los del sur, pero no por la esclavitud sino por la unión. Durante la guerra, que comenzó en 1861 y terminó en 1865, se perdieron muchas vidas. Fue la guerra más sangrienta que vivió el país, en la que más civiles estadounidenses murieron, más que cualquier otra. Después de la guerra revolucionaria, los estados se habían unido voluntariamente, pero la guerra civil significó una integración forzada de 11 estados. Esta situación modificó dramáticamente el carácter de la sociedad, su impacto fue mayor que el producido luego de la guerra de independencia. Nuevamente hubo incertidumbre. Se esperaba un nuevo orden. En ese momento resurgió la empatía por los más débiles, los oprimidos, como los negros. Inmediatamente se produjo otro momento emancipatorio, cuando se aprobó la Constitución de 1865, que abolió la esclavitud, garantizó la ciudadanía para todos los esclavos liberados y la misma protección para todos. Este fue un cambio tremendamente importante. Después de la guerra civil, también cambió la estructura económica. El país se organizó a través de un sistema capitalista y comenzó entonces la lucha entre el capitalismo y los trabajadores. La Corte estaba del lado de los capitalistas, trataba de contener cualquier revuelta de los obreros. Todo esto para mantener el nuevo orden. Pero una vez que Franklin Roosevelt llegó a la presidencia, renovó la Corte y las cosas comenzaron a modificarse. Los jueces asumieron un nuevo rol al proteger especialmente a las minorías y a los trabajadores.


–¿Cómo impactó este cambio de la Corte Suprema en las minorías?


–La Justicia tenía que proteger más agresivamente a las minorías de los prejuicios de la mayoría. Eso lo dijo Harold Hitz Burton, que fue presidente de la Corte entre 1945 y 1958. Pero esta idea estaba inspirada en los grupos religiosos minoritarios, no en los negros, en las mujeres o en los gays. De los momentos caóticos o de desorden emerge la empatía por los grupos oprimidos, que dura cierto tiempo, pero no para siempre. Por otro lado, si bien los negros y las mujeres no son completamente libres, su situación cambió radicalmente después de 1954. Por ejemplo, las mujeres debían permanecer en el hogar, ser madres, estudiar para ser maestras, enfermeras, pero nunca para ser directoras, doctoras o ser la cabeza de una compañía. Cuando me gradué, había sólo tres mujeres en mi clase y a nadie le parecía raro. Ahora hay más mujeres que varones en las universidades. Pasa lo mismo en Argentina, donde tengo entendido que son más de la mitad.


–En 2003, la Corte derogó la ley que criminalizaba las relaciones entre personas del mismo sexo en Texas. Ese fue un caso paradigmático para el colectivo lgbt en Estados Unidos.


–Sí, la Corte dijo que esa ley violaba la Constitución por criminalizar a los adultos del mismo sexo que tenían relaciones sexuales en la privacidad de sus hogares. En 1986 la Corte sostenía que no había en la Constitución ningún elemento que aprobara o protegiera las relaciones entre dos personas del mismo sexo, que los homosexuales eran de una naturaleza diferente. En opinión de la Corte, por 5 votos a favor y 4 en contra, se criminalizó este tipo de relaciones. En 2003, en el caso Lawrence vs. Texas, la Corte revisó el fallo de 1986 y reconoció que fue un error en su momento.


–Esta decisión fue clave para comenzar la lucha por el matrimonio igualitario en todo el país.


–Ahora hay 18 estados que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo. Hasta hace cuatro años, los abogados por los derechos lgbt se mantenían fuera de las Cortes federales porque creían que la Corte no extendería los derechos de esta minoría. Por eso luchaban estos casos en cada Corte estatal. Seis meses después del fallo de 2003, la corte de Massachusetts declaró que la Constitución estatal estaba más abierta a las minorías que la Constitución federal. Según la interpretación de la Constitución de Massachusetts –porque modificarla es virtualmente imposible–, el estado debía garantizar el derecho al matrimonio a las parejas del mismo sexo. Hago énfasis en el caso de Massachusetts porque demuestra que no es imposible. En Utah, Oklahoma y Virginia las cortes estatales están estudiando estos casos. Ante el silencio de la Corte Suprema, el trabajo lo están haciendo las cortes de cada estado. Si el tema llegara a la Corte Suprema, no sé cuál sería la votación.


–¿Por qué en un estado de derecho parece tan difícil llevar a la práctica el concepto de igualdad?


–La palabra igualdad es curiosa. Si tomamos en cuenta el matrimonio gay, el concepto de igualdad, en uno de sus sentidos, supone tratar a todos de la misma forma. ¿Pero el matrimonio gay es lo mismo que el matrimonio heterosexual? Bueno, no lo es. El matrimonio heterosexual es entre un hombre y una mujer. Y el matrimonio gay es entre dos hombres o entre dos mujeres. Es un asunto complicado. El matrimonio gay busca la igualdad, pero no la libertad. Las personas que no creen en el matrimonio gay pueden decir: "Hagan lo que quieran, tengan sexo con un perro si quieren, pero no me pidan que celebre su matrimonio". Las parejas gays le piden a la Corte que les otorgue el mismo estatus que a las parejas heterosexuales. Pero la Corte sabe que no puede hacer eso y es porque lleva tiempo cambiar la mentalidad de la gente. Pensemos en Utah, un estado mormón.


–Sí, pero lo que se discute en ese caso es la posibilidad de obtener los mismos derechos en el marco de una sociedad secular y de una Constitución que reivindica la igualdad legal de todos sus ciudadanos. ¿No cree que la Corte puede ayudar a acelerar ese cambio de mentalidad, como lo hizo en su momento con los derechos de los afroamericanos o las mujeres y la cuestión del aborto?


–Sí, si la Corte toma una posición favorable, que es lo que debería hacer, también puede contribuir a un cambio de mentalidad. Y es que estamos cerca de un nuevo orden. La mayoría de mi generación aprueba el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero tu generación está abrumadoramente a favor. En Estados Unidos, la mayoría está a favor. Cuando tengas 75 años, la mentalidad de toda la sociedad habrá cambiado. ¿Pero hay que esperar tanto? No lo creo, aunque hay que darle tiempo. Con esto no digo que las parejas gays sean completamente diferentes de las heterosexuales, pero la igualdad no te lleva a la libertad. Lo que te lleva a ese camino es el respeto por la igualdad, y eso se llama democracia.


–¿Cómo cree que los derechos lgbt o de otras minorías pueden contribuir a liberar al resto de la sociedad?


–En la relación entre opresores y oprimidos, los opresores experimentan la opresión como los oprimidos. Parece algo cínico al decirlo. Los blancos del sur están tan oprimidos como los negros del sur. Pero esto no significa que debamos sentir simpatía por los opresores blancos. Lo que quiero decir es que a los blancos les costó mucho mantener una relación de subordinación con los negros. Es un desgaste psíquico. Lincoln decía que había que liberar a los esclavos para garantizar la libertad de los hombres libres. Los opresores tienen que entender que es por su propia integridad –la opresión los lastima– que se deben derribar esos muros. Una de las formas de que lo entiendan es que la Corte Suprema regule esta confrontación de una manera pacífica. Se deben suprimir las políticas que puedan ser herramientas para perpetuar esa opresión. ¿Pasa todo el tiempo? No. ¿Pasa fácilmente? No. ¿Es un cambio rápido? Nunca. Pero sucede. Pasa con los negros, con los gays, con las mujeres.


–¿Piensa que la relación entre opresores y oprimidos se dirime en términos legales, más allá de la norma cultural dominante?


–Sí. De hecho, no mencioné la situación de otro grupo oprimido: los trabajadores. La Corte Suprema no ayudó a resolver ese problema. La bota está en el cuello de los trabajadores, porque Estados Unidos tiene problemas económicos serios, relacionados con la competitividad. Pero esto se puede sortear en parte por la opresión de los capitalistas sobre los trabajadores. La Corte ha jugado un papel negativo a la hora de regular estas relaciones.


–Algo parecido ocurre con los inmigrantes.


–Se los deshumaniza y se les niega la ciudadanía. Lo mismo que pasaba con los negros. ¿Qué hacemos con los mexicanos o los guatemaltecos? Primero hay que reconocer que son grupos oprimidos. La Corte Suprema debe derribar el estatus del inglés como única lengua nacional y reconocer el español. Es un mundo competitivo, de flujos migratorios y movimiento constante. Mi opinión es que se les debe dar la ciudadanía. Es un mundo globalizado. Lo que pasa en Crimea, por ejemplo, puede afectar a Estados Unidos. Hace 70 años no hubiese tenido sentido. Pero un mundo de gobernanza global sí lo tiene. Las naciones están en una posición muy débil ahora. La Corte puede hacer algo al respecto. Y también el Congreso. Los padres de los chicos que nacen en Estados Unidos deberían acceder a la ciudadanía automáticamente.


–¿Por qué dice que los convictos son el nuevo grupo estigmatizado en su país?


–La tarea principal es identificar a aquellos grupos que son perpetuos perdedores. Luego se los excluye. Parece una posición extrema, pero no lo es. Cuando ves cómo se trata a los negros, ves que se les niega virtualmente su condición humana. No se les reconoce la posibilidad de existir como seres humanos. Esto es válido para los criminales y también para los discapacitados y los homosexuales, que son relegados al margen de la humanidad. El caso de las mujeres es más complicado, pero se las ve como otro tipo de humanidad que necesita ser supervisada de un modo especial. Sin embargo, y vuelvo a mi ejemplo favorito, la sociedad estadounidense eligió a un presidente negro. Nadie elegiría a una persona que está fuera de la condición humana como presidente. Nadie votaría a un perro como presidente. Entonces, hemos decidido que no todos los negros son iguales. La paridad entre negros y blancos en las cárceles se está acercando desde el año pasado. La población carcelaria ya no es sinónimo de población negra. ¿Pero cómo tratamos a los convictos en Estados Unidos? Bueno, tenemos la pena de muerte, así que los matamos. Eso es poner a la persona por fuera de la condición humana. También está esta nueva política que les niega a los presos la libertad condicional, que significa que no tenés la capacidad de asociarte o relacionarte con las personas que están fuera de las cárceles y acorde a la ley. Pero incluso si llegás a obtener la libertad condicional cada estado se asegura de que no puedas, por ejemplo, votar. Y eso, en Estados Unidos, se parece bastante a negar la humanidad de las personas.


–Después de Obama, ¿imagina un presidente abiertamente gay, o judío o mujer?


–No sé qué pasará con Hillary Clinton. Pero en las primarias que ganó Obama era increíble ver que los dos candidatos del Partido Demócrata eran un hombre negro y una mujer. Admiro a Hillary Clinton, creo que es una mujer muy inteligente y que fue una gran secretaria de Estado. Lideró la reforma de salud durante la presidencia de su marido, así que creo que tiene la capacidad para ser presidenta. Quizá sea una vuelta al pasado, porque probablemente compita con Jeff Bush. Será volver nuevamente a una alternativa Clinton-Bush. Pero creo que será nuestra próxima presidenta. Por otra parte, Joe Lieberman, que es judío, fue el candidato a la vicepresidencia de Al Gore en 2000. Eso quebró una barrera. Yo soy culturalmente judío, pero no en términos religiosos. Pero él es profundamente religioso. No hacía campaña los sábados, ni atendía el teléfono, que es algo que los judíos religiosos hacen. ¿Está preparado el país para un presidente judío? Lieberman se presentó nuevamente, aunque no es mi político favorito, no es mi judío favorito. Estoy en desacuerdo con él en la mayoría de los temas. Pero Hillary se lo ha ganado. Sé que la gente puede estar un poco cansada, pero la experiencia es algo importante. Dirán que sacó ventaja por estar casada con un ex presidente. Pero fue más que primera dama.

Informacion adicional

  • Antetítulo ROBERT BURT, LA RELACION OPRESOR-OPRIMIDO Y UN NUEVO ORDEN SOCIAL
  • Autor Patricio Porta
  • País
  • Región
  • Fuente Página12
  • Relacionados
  • Anexos
Publicado en Internacional

Los datos sobre las cifras de paro y el aumento de la pobreza son un desgraciado esquema de una realidad social muy desfavorable para la mayoría social. Un reciente informe de Cáritas Europa expone unos datos explicativos: este informe sitúa al Reino de España como el segundo país de la UE con el mayor índice de pobreza infantil (superado sólo por Rumanía), con una tasa del 29,9% en el año 2013, casi nueve puntos por encima de la media de la UE; unos 11,7 millones de personas según el mismo informe están afectadas por diferentes procesos de exclusión social; el porcentaje de desempleo juvenil (entre 16 a 24 años) es superior a día de hoy al 55% y solamente es superado en la UE por Grecia; el aumento de los trabajadores pobres, es decir de aquellos asalariados aún con un trabajo y que no salen de la pobreza, es constante. Ni que decir tiene que de la mano de este incremento de la pobreza, la crisis y las políticas económicas procíclicas puestas en funcionamiento han aumentado las desigualdades.


Asimismo la progresiva desprotección social de millones de personas que inexorablemente quedan abandonadas por los poderes públicos en su existencia material ha contribuido a acelerar un debate sin aplazamientos sobre la renta básica. La necesidad de obtener unos ingresos mediante una renta ya sea mínima, ya sea básica o ya sea garantizada, según unos u otros, es cada día más acuciante (quizás esta necesidad motiva que se equipare erróneamente todo este tipo de rentas como iguales o equivalentes). A estas alturas pocos negarán la extrema urgencia de una protección social para la población en el Reino de España, ni postergar para "un futuro de pleno empleo" (sic) la solución a las condiciones de vida y existencia material de esos millones de personas.


En diciembre del 2013 se publicó un informe del Comité Económico y Social Europeo abogando por una renta mínima europea en el que podemos leer "... que en la difícil coyuntura actual, el establecimiento de una renta mínima europea contribuirá a la cohesión económica, social y territorial, a la protección de los derechos humanos fundamentales, al equilibrio entre los objetivos económicos y sociales y al reparto equitativo de los recursos y la renta".


El pasado 22 de marzo, las marchas por la dignidad, una de las más grandes manifestaciones de los últimos tiempos en Madrid, incluía a la renta básica (RB) como una de sus reivindicaciones en su manifiesto.


El 26 de marzo se debatió en el pleno del Parlamento de Catalunya la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) por una Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC) que demanda una Renta de 664 euros mensuales por 12 pagas como derecho subjetivo y no condicionado a la obligación de realizar actividades de inserción social o laboral y como derecho no sujeto a disponibilidad presupuestaria.


¿Qué hay de común en estas propuestas? ¿Son lo mismo todas? ¿Cuando se habla de Renta Básica estamos hablando siempre de la misma renta?


Las Rentas de pobreza extrema


En primer lugar las Rentas Mínimas de Inserción (RMI) son para personas que viven en la extrema pobreza, actualmente en Catalunya la RMI la perciben unas 25.000, cantidad que representa un porcentaje insignificante respecto al número de personas consideradas pobres. En cada Comunidad Autónoma hay alguna RMI con diferentes denominaciones (en los estatutos de Extremadura y Andalucía desgraciadamente se denomina Renta Básica, en la Rioja, Ingreso Mínimo de Inserción, en el País Valenciano, Renta Garantizada de Ciudadanía, en Asturias, Salario Social, etc.) y exceptuando las Comunidades Autónomas del País Vasco y Navarra los importes son muy bajos, de unos 425 euros mensuales, por tanto es una renta que no llega ni al umbral de la pobreza, lo que ha sido motivo de crítica por el mismo Consejo Económico y Social Europeo


Cada Comunidad Autónoma establece los requisitos para su ayuda. Por lo general suelen ser estos: 1) Estar empadronado con cierta antigüedad en un municipio de la Comunidad Autónoma, 2) Carecer de recursos económicos suficientes para las necesidades básicas de la vida, 3) Haber solicitado ya todas las ayudas, prestaciones y pensiones que pudieran corresponder y 4) Aceptar las medidas de inserción laboral, orientación y formación que proponga la Comunidad Autónoma, ya que además de una ayuda económica se ponen recursos para intentar que la persona se integre laboralmente.


La Iniciativa Legislativa Popular por una Renta Garantizada de Ciudadanía entra en el Parlamento de Catalunya


La ILP por una Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC) se presentó en el Parlamento de Cataluña y llegaba después de un duro trabajo de meses y con más de 120.000 firmas recogidas, lo que suponía más del doble de las 50.000 necesarias. La campaña de difusión fue notoria: mociones en ayuntamientos, manifestaciones, actos, marchas, etc. No hay que olvidar tampoco que el apoyo a esta ILP contaba, entre otros, con el respaldo de los sindicatos CCOO, UGT, IAC, así como de partidos como ERC, ICV, EUiA, PSC, CUP, pero también de docenas de asociaciones y movimientos sociales como Justícia i Pau, ATTAC... Tenía también el apoyo de la Red Renta Básica que desde el primer momento de la campaña, tal como los promotores de la ILP pidieron explícitamente, y quedando claro para todas las partes que la RGC es una asignación condicionada y, por eso mismo, muy diferente a una Renta Básica universal e incondicional. Desde la Red Renta Básica se consideraba sin la menor duda que la RGC mejoraría la vida de docenas de miles de personas que viven con ingresos por debajo del umbral de la pobreza, de ahí el apoyo a la ILP sin vacilaciones. Qué duda cabe que consideramos que la RB es una propuesta mejor en distintos sentidos y que salva los defectos que la RGC tiene, pero respecto a la situación actual la instauración de una RGC significaría una mejora en la existencia material de los más pobres.


Las intervenciones de los representantes de la Comisión promotora de la ILP en el Parlamento catalán apuntaron a las cada vez más extendidas capas de la población en situación de pobreza en la sociedad catalana y a la necesidad imperante de regular de una vez por todas el derecho a una Renta Garantizada de acuerdo con el artículo 24.3 del Estatuto de Catalunya que se aprobó en un referéndum el año 2006.
Se exigió que se legislase para el 25% de la población que está por debajo del índice de rentas de suficiencia que regula anualmente la Generalitat y que desde hace unos años está en 664 euros por persona. El mensaje por parte de los representantes de la comisión promotora de la ILP al final fue claro aunque trivial para toda persona que conozca la situación con mínima información: "O se legisla a favor de la cohesión social y la justicia o aumentará la pobreza".


Posteriormente cada partido tomó la palabra y avanzó su posición. Pudo hacerse este debate por el hecho de que ningún partido hizo una enmienda a la totalidad del texto, lo cual es un éxito para los partidarios de la ILP pues es un hecho que no ha sucedido casi nunca. Las intervenciones que se detallan variaron entre la comprensión de la propuesta, la incompetencia técnica más palmaria y la posición de principios más clara.


Las intervenciones se sucedieron así: primero el representante de ERC Oriol Amorós que pidió "poner orden con las ayudas públicas de la Generalitat" y manifestó desconocer si la administración catalana gestiona 17 ó 50 de estas ayudas; también manifestó su compromiso con la tramitación de la propuesta y su participación en los inicios de la campaña, pero su intervención fue claramente vaga y timorata. Concretamente abundó sobre todo en querer ordenar el mapa de rentas, en vincular "prestaciones con contraprestaciones" y también defendió "la legitimidad de la contraprestación".


Eva Granados, representante del PSC en este debate, defendió el derecho "a vivir por encima del umbral de la pobreza" y expuso la voluntad del PSC de "volver a la situación de la RMI de antes del verano del 2011" en que hay que recordar que sólo había unos 33.000 perceptores. Una pretensión neciamente reivindicativa de su gobierno de la Generalitat y, lo más palmariamente importante, muy alejada de las necesidades sociales actuales en Catalunya y de la respuesta que merece la situación.


El diputado del PP expuso que no se había hecho enmienda a la totalidad por "respeto a la sociedad civil" y tuvo la desfachatez de defender el liberalismo por "inspirar a los mejores sistemas sociales del mundo y no como el de Venezuela", provocando abucheos entre el público invitado asistente que en su mayoría eran miembros de la comisión promotora y de las asociaciones y sindicatos que han participado en la campaña.


La diputada de IC-EUiA Laura Massana hizo elogios a la gran movilización que se ha generado durante estos meses de campaña y manifestó su voluntad de dar respuesta a los más de 800.000 parados de Catalunya. Reconoció un hecho evidente: "la gente no encuentra trabajo y por esto la RGC es una gran solución" y también criticó a la actual RMI "por ser claramente insuficiente."


El diputado de Ciudadanos apuntó el artículo 24.3 del Estatuto de Catalunya y defendió que haya partidas presupuestarias abiertas y no cerradas para garantizar el derecho subjetivo a percibirla, pero dejó bien claro que hay que condicionar la RGC a la inserción laboral y que "recibirla mucho tiempo puede cronificar a la persona en la pobreza."


El diputado David Fernández de la CUP sin duda fue el más aplaudido por los promotores de la ILP por su crítica sin fisuras al miserable sistema actual de rentas. Planteó que la RMI en el actual escenario de grave crisis "es pasado, es naftalina, es caridad", "si cuando nació era insuficiente ahora es raquítica". La disyuntiva que planteó a los parlamentarios fue "pagar la deuda a los bancos o rescatar a los ciudadanos." Defendió que se pueda votar en referéndum con o sin el aval del Tribunal Constitucional, en alusión a la reciente sentencia de este desprestigiado tribunal contra la declaración por el derecho a decidir del Parlamento catalán. Recordó que el fraude fiscal en Catalunya es de más de 16.000 millones de euros y que "la igualdad es condición sine qua non de la libertad".


Finalmente cerró la ronda de intervenciones la diputada de CiU que fue un buen ejemplo del discurso tradicional de la derecha sobre cuestiones similares: alusiones a la "responsabilidad" y a la "realidad", otorgándose sin ningún rubor la "defensa del Estado del Bienestar". Manifestó la inviabilidad de financiar los más de 2.000 millones de euros que supondría. Añadió que equivaldría casi duplicar el presupuesto del Departamento de Bienestar Social. Uno de los momentos que provocó más silbidos fue cuando expuso "que no todo es dinero y que es importante también sentirse útil" para justificar las posibles tareas de contraprestación por cobrar la posible RGC. Avanzó a los asistentes su clara voluntad de que la ILP reciba un buen correctivo por parte de su grupo parlamentario, como era fácil de prever.


En los próximos meses habrá comparecencias de las personas invitadas por la comisión promotora de la ILP o por los grupos parlamentarios. Si el Parlamento deforma sustancialmente la ILP, cosa muy probable, habrá que pensar en retirarla y seguir la lucha por otras vías tal como hizo en su día la Plataforma de afectados por la hipoteca (PAH).


La Renta Básica


No vamos a repetir aquí lo que en diferentes artículos (por ejemplo, véase aquí, aquí y aquí) hemos expuesto sobre las grandes diferencias existentes entre una RGC y una RB. Únicamente puede ser útil destacar que, dejando ahora al margen las dificultades derivadas de la condicionalidad de la RGC, una diferencia especialmente relevante social y políticamente es que mientras la RGC persigue la mitigación de la pobreza, objetivo que comparte con la RB, esta última propuesta tiene como uno de sus objetivos garantizar la existencia material de toda la población, condición para que la libertad sea posible para todos y no sólo para una minoría especialmente privilegiada. El gran incremento del poder de negociación de los trabajadores que una RB posibilitaría sería un ejemplo de esta libertad para una importantísima parte de la clase trabajadora. En los próximos meses todo este debate sobre la RGC o sobre las otras rentas condicionadas puestas en marcha o a punto de hacerlo como en Andalucía, volverá a ligarse con la RB, como así se está poniendo de manifiesto en muchos actos organizados por distintos motivos, pero que tienen en común el interés por la RB. Quizás ha llegado uno de aquellos momentos en que una parte significativa de la población considere que vale la pena tratar las consecuencias de las políticas económicas puestas en funcionamiento especialmente a partir del inicio de la crisis exigiendo medidas que garanticen, previo a cualquier otro objetivo, y de una vez por todas el derecho a la existencia de toda la población.


Ya hace exactamente 10 años, en un artículo en Le Monde Diplomatique en que uno de nosotros firmaba juntamente con Antoni Domènech, podía leerse:


"Pero la lucha por una Renta Básica de Ciudadanía, como otras iniciativas 'ofensivistas' que no están dispuestas a cambiar libertad en la vida cotidiana por bienestar material y seguridad en el puesto de trabajo, no sólo puede atraerse a una amplia y nueva base social de excluidos, de precarios, de antiguos y nuevos desposeídos, de jóvenes y mujeres tan azacaneados por la feroz dinámica de la actual vida económica y social como deseosos de combinar mínima seguridad material y cumplida autonomía en su existencia social (el cóctel que ofrece, precisamente, la Renta Básica, sobre todo si es un poco generosa). No sólo puede contribuir –ya sea modestamente— a mitigar la segmentación de las poblaciones trabajadoras. Sino que, al mismo tiempo, la lucha por una Renta Básica es perfectamente compatible con la necesaria lucha presente por la defensa de la médula de los indiscutibles logros morales y materiales (universalidad e incondicionalidad de las prestaciones sanitarias y educativas públicas, etc.) que el advenimiento del "Estado social" trajo consigo para el conjunto de las clases populares. Con lo que puede ayudar a conservar, y aun a reestimular, para un proyecto de izquierda renovado a la parte más sana y lúcida de la población trabajadora de tipo fordista y de sus debilitadas organizaciones sindicales. Tal vez la Renta Básica no ofrezca mucho más que eso (no es, desde luego, una panacea para transformar radicalmente el modo de producir y de consumir planetario), ni sus proponentes de izquierda lo pretenden. Pero en las presentes circunstancias eso ya es mucho. Y en cualquier caso, es suficientemente valioso por sí mismo".

 

Una decena de años después, con la mayoría de la población no estrictamente rica viviendo con sus bases de existencia material mucho más deterioradas y atacadas que cuando fueron escritas, estas palabras cobran si cabe mayor urgencia.

 

Por Daniel Raventós es profesor de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Barcelona y presidente de la Red Renta Básica. Sergi Raventós forma parte de la comisión promotora de la Iniciativa Legislativa Popular por una Renta Garantizada de Ciudadanía como representante de la Red Renta Básica.

Informacion adicional

  • Antetítulo
  • Autor Daniel Raventós/Sergi Raventós
  • País España
  • Región Europa
  • Fuente Público.es
  • Relacionados
  • Anexos
Publicado en Internacional
Sábado, 12 de Abril de 2014 07:54

¿Cómo escribir la historia del mundo?

La versión moderna del concepto de historia universal se debe, entre otros, a Friedrich Schiller. La acuñó en su tesis doctoral (que lleva precisamente el título de ¿Qué significa la historia universal y con qué objeto se le estudia?) después de estudiar historia, antes de descubrir la vocación (literaria) que lo convertiría en uno de los artífices del Sturm und Drang de la Ilustración alemana. Se trata en rigor de una utopía: una historia que debería contener todas las historias posibles y las imposibles, las memorables y las más ocultas, las de los seres visibles y las de los invisibles, las de aquellos que nunca aparecen en la inscripción ni en los registros de la memoria, las de todos los lenguajes y todas las comunidades, las de los sueños y las pesadillas. Una suerte de historia no de la humanidad, sino de la infinita diversidad de los seres humanos.

 

El positivismo historiográfico de la segunda mitad del siglo XIX se encargó de degradar esta prolífica idea: la redujo a un relato que hacía desembocar el túnel del tiempo humano en la inevitable historia de Occidente. Toda la cartografía del pasado devino una suerte de astrolabio que medía la distancia o la lejanía que separaba a cada cultura de lo que en aquel entonces ya se enunciaba bajo el término de valores occidentales (libertad, derecho, racionalidad, etcétera). Ni siquiera la escuela de los Annales en Francia, que fijó a la singularidad de la duración de cada presencia en el pasado como un primer elemento de diversidad irreductible, logró evadir el síndrome de la historia total (una totalidad dominada por los paradigmas de la cultura occidental). Esa visión omnisciente devino pronto un obtuso y pasajero espejismo.
El primer golpe contra la universalidad de Occidente lo asestó probablemente la Segunda Guerra Mundial. En el catálogo de los valores universales no cabían, por supuesto, ni el campo de concentración ni el Gulag. Esas delirantes máquinas de la muerte mostraron que ahí donde se aclamaba a la civilización como el origen de todo horizonte de expectativas, en realidad existía un subsuelo cargado de una violencia indecible.


El segundo golpe lo anunció no un acontecimiento sino un libro o, digamos, un libro-acontecimiento: Las palabras y las cosas de Michel Foucault. En sus páginas, escritas en los años 60, se entreveía que ese concepto de Hombre (con H mayúscula) sobre el que Schiller había erigido la utopía de su historia universal estaba muriendo. En su lugar aparecerían los seres humanos, la multiplicidad, las culturas irreductibles, la explosión de los géneros: el devenir de lo singular como punto de partida de cualquier escritura de la historia que pretendiera fijar la gramática del acontecimiento.


El retorno del liberalismo después de 1989 no sólo no logró hacer frente al desafío del principio de la diversidad, sino que exacerbó su negación. La razón es sencilla y compleja a la vez: en la tradición liberal, finalmente otra teología política, la multiplicidad es impensable, porque todo enunciado sobre el sujeto/los sujetos se reduce a lo que proporciona el mercado. Es decir, la fantasmagoría de lo universal.
Sea como sea, el principio de universalidad que rigió a la escritura de la historia a lo largo de los siglos XIX y XX se ha desplomado. ¿Qué sigue entonces?


En uno de sus números más recientes, la revista Esprit ha dedicado un volumen (diciembre de 2013) a la pregunta ¿cómo concebir la historia del mundo?, seguida de una afirmación que marca ese desplome. Un melancólico: Cuando Europa ya no cuenta con el monopolio de la historia. Todas sus reflexiones apuntan en una dirección: dejar atrás esa narrativa que hacía de Occidente el centro de cualquier relación entre pasado y futuro para desplazarla por una nueva historia global. Una historia basada ya no en la geografía, sino en el acontecimiento; no en los valores, sino en el devenir de los conceptos: no en las esquemáticas divisiones entre Oriente y Occidente, entre norte y sur, sino en la circulación y la diseminación de los conocimientos y los reconocimientos; una historia sin centro, basada en la empatía y la correspondencia impredecibles, y no en cualquier augurio de predestinación. El volumen es realmente audaz, original y, sobre todo, loable: un intento por reconfigurar las visiones del pasado a un presente cuyo futuro es una incógnita.

Informacion adicional

  • Antetítulo
  • Autor ILÁN SEMO
  • País
  • Región
  • Fuente La Jornada
  • Relacionados
  • Anexos
Publicado en Internacional
Jueves, 10 de Abril de 2014 05:34

Maduro advierte: la revolución no se negocia

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró este miércoles estar de acuerdo totalmente con la recomendación del ex mandatario brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, quien planteó al gobernante bolivariano establecer una política de coalición, y descartó negociar los principios socialistas en el diálogo directo y público que sostendrá en breve con opositores.

Lula propuso el martes establecer una política de coalición, construir un programa mínimo y disminuir la tensión, tras semanas de protestas antigubernamentales que han dejado 39 muertos y centenares de heridos. Estoy apoyando para encontrar una salida en la negociación porque para Brasil Venezuela es estratégica, subrayó.


Cuando Maduro asumió (el poder), hablé con él y le comenté que era importante encontrar el equilibrio para construir la paz y permitir que el país aproveche su potencial. Venezuela debería tener un pacto de cinco años para trabajar contra los apagones, luchar contra la inflación y ser autosuficiente en la producción de alimentos, declaró Lula a la prensa de su país.


Maduro interpretó las palabras de Lula como un llamado a afianzar la coalición socialista de partidos que apoyan su gobierno. Sería un traidor yo si me pongo a negociar la revolución. Es que a mí no me pertenece este poder, este poder le pertenece a la revolución, al pueblo, dijo.
De acuerdo totalmente con Lula; es lo que estamos haciendo, gobernando, a pesar de las guarimbas (barricadas) no hemos dejado de gobernar ni un segundo, hemos tomado decisiones, en épocas de guarimbas yo aprobé más de 150 mil millones de bolívares (15 mil millones de dólares) en proyectos, precisó Maduro.


Lo que no hay en Venezuela es una negociación; yo nunca voy a participar en una negociación, no tengo nada que negociar con nadie, ni pactos ni nada de eso. Aquí lo que hay es un debate, un diálogo, que es diferente, dijo entre aplausos de sus seguidores.


En todo caso, a mí me toca administrar este poder para hacer más revolución, así que tenemos una gran coalición y Lula seguramente apunta hacia allá, seguro que sí, por lo que lo conocemos, consideramos a Lula un padre de la izquierda también, querido compañero.


Horas después, el canciller de Brasil, Luiz Alberto Figueiredo, manifestó que está satisfecho con que meses de acción del gobierno brasileño, de manera discreta, pero continua, hayan rendido frutos, en el sentido de que tanto el gobierno como la oposición en Venezuela pidieron a Brasil ser uno de los facilitadores del diálogo.


El mandatario venezolano acusó que la oposición intentó derrocarlo desde que fue proclamado presidente hace casi un año, tras haber ganado con menos de dos por ciento de diferencia las elecciones del 14 de abril. En un año, más o menos que cumplo ahora, no me han dado un segundo de tregua; normalmente cualquier gobierno del mundo gana y la oposición le da, no sé, una tregua para que respire. El mismo día que me estaba proclamando el Consejo Nacional Electoral (CNE) declararon la guerra civil, y todo 2013 lo pasamos batallando, aseveró.


Interrogado sobre la exigencia de una amnistía para los detenidos durante las protestas, prometió que en su gobierno va a haber justicia, no va a haber impunidad ante los grupos que generaron la violencia de las últimas semanas. La amnistía es uno de los reclamos de la oposición de cara al diálogo en puerta.


Por lo pronto, Estados Unidos hizo saber que no estudiará por ahora la propuesta de Caracas de restablecer un embajador venezolano en Washington porque considera que ello distraería la atención sobre los actuales problemas del país sudamericano, que son internos y no bilaterales.


Creemos que la acción tiene que darse en Venezuela, donde los venezolanos deben dialogar, dijo ante el Congreso la subsecretaria de Estado para América Latina, Roberta Jacobson.


Maduro, que ha acusado en repetidas ocasiones a Estados Unidos de estar detrás de las protestas en con el objetivo de desestabilizar su gobierno, propuso recientemente a Maximilian Arvélaez como nuevo embajador en Washington, con el propósito, dijo, de avanzar en un nuevo tipo de relación bilateral.


En el contexto del diálogo acordado este martes con la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), el gobierno de Venezuela envió una invitación formal para que el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, se sume como testigo de buena fe a las conversaciones que gobierno y oposición sostendrán esta semana con la mediación de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur).


Aunque se espera que el diálogo comience tentativamente este jueves, en el sector radical de la MUD surgieron voces de rechazo a participar y mantienen la exigencia de que se libere al líder de Voluntad Popular, Leopoldo López, y a dos alcaldes opositores que fueron destituidos por su presunta responsabilidad en acciones violentas durante las movilizaciones.


Tras la invitación del gobierno al secretario de Estado vaticano, el opositor Henrique Capriles anunció que acudirá al encuentro para decirle al gobierno la verdad, para que el país abra los ojos, porque con la verdad ni temo ni ofendo.


El canciller Elías Jaua aplaudió la decisión de Capriles, gobernador de Miranda. Lo exhortó a llevar sus argumentos sobre los hechos de violencia de la oposición en las protestas y a que llame a la paz en su estado, donde el sábado pasado fue atacada la sede del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela.


El gobernador opositor del estado de Lara, Henri Falcón, ratificó también su apoyo al diálogo con apego a la Constitución y rechazo a la violencia. Nosotros creemos en el diálogo porque no estamos en dictadura. Dialogamos o nos matamos; no hay otro camino, subrayó. Restó importancia a la legitimación de Maduro por el diálogo y dijo que pedirán la liberación de presos políticos.


Por lo pronto, el CNE convocó a elecciones el 25 de mayo en dos municipios para sustituir a los alcaldes opositores destituidos por el Poder Judicial, por desacato de una sentencia que los obligaba a impedir barricadas de manifestantes opositores. Los comicios serán en San Diego (estado de Carabobo) y San Cristóbal (Táchira), para sustituir a Enzo Scarano y Daniel Ceballos, respectivamente.


Mientras, un grupo de periodistas inició una campaña para pedir la liberación de su compañera y jefa de corresponsalías del canal Globovisión, Nairobi Pinto, secuestrada por sujetos encapuchados el domingo pasado frente a su casa en Caracas.


Comunicadores de la televisora y los diarios El Universal, El Nacional y Últimas Noticias se unieron a las actividades. Vestidos de blanco para simbolizar solidaridad, posaron frente a las cámaras del canal con carteles que decían liberen a Nairobi, y promovieron etiquetas con ese lema en las redes sociales.


La dirigente estudiantil Gaby Arellano, una de las activistas de las protestas, sugirió que el secuestro de Nairobi es para que revele detalles de su amistad y eventual agenda dentro de la lucha de los estudiantes opositores.


Amiga Nairobi, por tu libertad y la de Venezuela me mantendré en la calle, hoy con más fuerza que ayer, dijo Arellano en un tuit y responsabilizó al ministro del Interior y Justicia, Miguel Rodríguez Torres, y a todo el gobierno por la integridad física de mi amiga Nairobi y de todo mi entorno. Precisamente el ministro Rodríguez dijo ayer que Pinto fue secuestrada en una zona de violencia.


En otro orden, el Banco Mundial advirtió que un deterioro de la situación económica venezolana podría tener efectos graves en el proceso muy serio de apertura de la economía de Cuba, debido al fuerte vínculo de la isla con el país sudamericano.

Informacion adicional

  • Antetítulo
  • Autor
  • País Venezuela
  • Región Sur América
  • Fuente La Jornada
  • Relacionados
  • Anexos
Publicado en Internacional

1. Tiempo de sentar cabeza


Aún sigo disfrutando cada una de las piezas de Pink Floyd (1964 – 1996), pero sería injusto atribuirle toda su performance a Roger Waters (1943). El éxito y versatilidad de la banda fue el resultado de la convergencia de múltiples perspectivas y su capacidad interpretativa de la filosofía underground de varias generaciones. Recuerdo las discusiones sobre el rol del docente en un proyecto de educación libertaria, a partir de su crítica a la educación autoritaria, la disciplina basada en el castigo y el adoctrinamiento escolar expresada en "We don't need no education" del álbum Another Brick in the Wall (Part 2). Todas nuestras reflexiones culminaban en la disyuntiva entre transformar la escuela pública o desaparecerla. Siempre he apostado a la primera de ellas, pero cuando hoy leo opiniones, en el marco del debate mundial sobre la calidad de la educación, evidencio que algunas de ellas son atractivamente psicodélicas pues apuntan a romper con la responsabilidad del Estado, respecto al sistema escolar y la educación.


La escuela/universidad constituye la expresión y concreción real de la educación como un derecho humano fundamental y mecanismo privilegiado para la igualdad social. Su desaparición sería también el final de un derecho conquistado por los más humildes y los sectores progresistas de la sociedad en millones de combates y luchas. Muchas de las críticas a la educación formuladas por la banda inglesa siguen vigentes, pero como ayer, hoy requieren ser refrescadas, actualizadas y estudiadas en el marco de la sociedad actual y sus contradicciones.
Es urgente emular en todos los campos, el esfuerzo realizado por Miguel Ángel Díaz para colocar en las manos de las nuevas generaciones una versión gráficamente actualizada del cuento de León Tolstoi (1828-1910) "cuanta tierra necesita un hombre" (2010), a la par que nos atrevemos a pensar lo nuevo, lo no resuelto en el pasado. Mucho de los debates y encrucijadas de la educación de hoy, fueron abordadas en otros momentos históricos, otros son debates nuevos, la diferencia es que hoy se requieren propuestas de transformación que no sólo garanticen sino que amplíen el derecho a la educación de todos y todas.


Desde ese lugar de enunciación, los sistemas educativos y la educación emergen en su enorme potencial liberador y el sistema escolar es susceptible de cambios estructurales. Transformar la educación para garantizar acceso a todos(as) por igual, pasa definitivamente por la ruptura con cualquier modelo pedagógico basado en la sumisión, el adoctrinamiento y la castración de la libertad. Esta direccionalidad estratégica está asociada a nuestra visión de calidad de la educación. En ese marco entendemos y apoyamos de manera contundente el llamado del Presidente Nicolás Maduro a un debate nacional sobre la calidad de la educación venezolana.

 

2. Las modas de la calidad educativa


Cuando uno observa las colas en los cines de niñas(os) para ver Frozen (2013) y se entera que los estudios Pixar y Walt Disney ganaron con ella un Oscar a la mejor película animada, sin tener dotes de pitonisa, es previsible acertar al afirmar que se verá en los anaqueles de las tiendas de juguetes a Anna y los demás personajes del film. Las modas infantiles son fabricadas por la industria cultural norteamericana, como objetos de consumo pero también como ideología. El secreto de esta alienación se fundamenta en transformar los elementos de la fantasía humana en necesidad de consumo.


Algo similar ocurre con la calidad de la educación. Todos los padres, representantes, maestros/profesores y alumnos/estudiantes, en todos los lugares del mundo, cuando van a la escuela/universidad esperan que ella le devele lo desconocido y útil de tal manera que le permita comprender la realidad, desarrollar su personalidad y tener posibilidades de crecer en todos los ámbitos, en medio de una sociedad cada vez más hostil: la sociedad capitalista del siglo XXI.


Esta aspiración social es convertida en "discursos", "ideas", "expectativas" inducidas, en las cuales subyacen o se plantean críticas abiertas a la educación. Señalamientos dispersos, fragmentados que desde distintos flancos atacan a la educación pública. La mayoría de los señalamientos suelen ser "ciertos", pero como en la dualidad del personaje de Robert Louis Stevenson (1850-1894) en el "extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde" pueden ayudar o dañar esta importante conquista humana.


Al no ser valorada la necesidad de la transformación de la educación y los sistemas escolares desde una perspectiva de totalidad dialéctica expresada en la pedagogía transformadora, cualquier cambio aparece como cosmético, generándose una espiral de permanente insatisfacción social, que presiona para cambios sucesivos, aparentemente no conectados, que desde la perspectiva capitalista se orientan al desgaste y el sucesivo debilitamiento de la educación y los sistemas escolares ante la ciudadanía. Su propósito es cada vez más claro: eliminar la educación pública y hacer de la escuela un lugar para élites económicamente privilegiadas.


No pretendo decir con ello que la educación y los sistemas escolares no deben transformarse u ocultar su "desorden planificado". Lo que subrayo es que lo sustantivo de una estrategia de cambio real está en la visión de totalidad sistémica, con centralidad pedagógica y desde la perspectiva del trabajo. Solo así podríamos romper con la moda liquidacionista en las contrarreformas educativas del Banco Mundial y trabajar en función de la legítima aspiración social de contar con una educación pública, gratuita, de calidad y con pertinencia.


Por ello hay que estar atentos y alertas respecto a las modas de transformación educativa. Ante el éxito industrial de las llamadas normas ISO, desde hace décadas se ha intentado trasladar su uso a la educación y los sistemas escolares mediante propuestas de estándares y pruebas de calidad internacionalmente diseñadas, destinadas a medir la adaptación de la escuela/universidad a los requerimientos del mercado. Basta revisar los documentos de la COPRE para ello.


Estas estrategias de cambio son presentadas en distintos momentos focalizadas en aspectos distintos, con estrategias intencionalmente fragmentadas bajo denominaciones como la "calidad depende del maestro", "la calidad educativa está determinada por la incorporación de las TIC al aula", "la educación debe estar a la altura de los niños índigo", "la dotación escolar determina la calidad educativa", entre otros.
Romper con las modas no significa no cambiar. Romper con la lógica impuesta de manera "exógena" de las modas, pasa necesariamente por cambiar a partir de las necesidades, requerimientos y expectativas del país nacional –y en el caso de Venezuela- planteadas en su marco jurídico constitucional y el proyecto político delineado en el Plan de la Patria. Desde ese ángulo, el debate de la calidad educativa, su evaluación y la transformación de la educación y su sistema escolar, adquieren dimensiones de planteamiento revolucionario. El debate de la calidad educativa, con una metodología de constituyente educativa, puede abrir paso a la revolución educativa más importante no sólo en la historia nacional, sino continental. Avancemos en esa dirección.

 

3. ¿La calidad educativa la determina el maestro/profesor?


Quiero detenerme brevemente en ésta, a mi juicio, la peor de todas las "modas". La calidad educativa la determina el maestro es un "péndulo con doble punzón", pues centra toda la expectativa social del cambio educativo en el maestro/profesor y no en las políticas de Estado. Si bien cualquier cambio de la educación y el sistema escolar sólo es posible con el maestro/profesor, es necesario valorar su rol en un marco sistémico de transformaciones, sino esta bonita máxima, es sólo un eufemismo para colocar sobre el educador toda la carga de la responsabilidad respecto a los que -a escala planetaria- han resultado ser nefastos resultados de las llamadas políticas públicas para el cambio.


El maestro/profesor, su formación docente y práctica profesional constituyen elementos de lo que hay que transformar en un contexto de interrelaciones en los cinco niveles de la calidad educativa que trabaje en los seis primeros artículos. Sólo en el marco de una perspectiva sistémica abierta y de totalidad, para el diseño y aplicación de las estrategias de transformación de la educación y los sistemas escolares, el docente vuelve a adquirir un rol protagónico junto al sujeto central del hecho pedagógico: el alumno/estudiante.


Además el capitalismo globalizado sólo reivindica a los trabajadores de la educación cuando necesita pasar una contrarreforma evadiendo responsabilidades por sus "daños colaterales". A la par que sectores de la derecha educativa internacional levantan una "hermosa" campaña en la cual dicen que un buen maestro es el kid del asunto de la calidad educativa –evadiendo el debate sobre el porcentaje de PIB nacional a la educación pública- financian estudios como el realizado recientemente por la Fundación Varkey Gems titulado "2013 Global Teacher Status Index" (2013). Este informe de amplia divulgación entre los "decisores" gubernamentales en materia educativa en todo el mundo fue el resultado de un estudio realizado en 21 países en el cuál se compara el status de sus docentes. Señala PREAL (Inter American Dialogue) que "los países cubiertos han participado en el examen PISA , pero sólo uno de ellos – Brasil– era de América Latina. El estudio encontró grandes diferencias en la forma en que los docentes son percibidos por el público. En China se le otorga a los maestros el estatus más alto, y en Israel el más bajo. El estatus de los docentes en Brasil es el segundo más bajo entre los 21 países. Vale la pena notar que no hay una correlación aparente entre el estatus de los docentes y los resultados de los estudiantes. En promedio, un 75 por ciento de los encuestados dijo que los maestros deben ser pagados de acuerdo con el desempeño de sus alumnos. Las opiniones fueron mixtas en cuanto a si los sindicatos docentes tienen demasiada o muy poca influencia sobre los salarios y condiciones de trabajo". (2014, subrayado mío). Este estudio muestra la autentica intención de la moda que seleccionamos trabajar. En un artículo por separado de esta serie trabajaremos este informe.

 

4. Seguimiento, acompañamiento y evaluación de la calidad de la educación


En "El gobierno de las palabras" (2009) de Juan Carlos Monedero señala que "uno de los factores de crisis en la vida social y política está en que los vasos en donde se contenía la vida social, los grandes recipientes en donde nos hemos entendido y dibujado colectivamente se han desbordado" (p.103). Parafraseando a Monedero es válido afirmar que la escuela/universidad que tenemos ha sido desbordada por las cambiantes realidades sociales del siglo XXI, lo cual demanda urgentes transformaciones. En la Revolución Bolivariana que durante el período 1999-2013 se concentró en la ampliación de la cobertura y la derrota de la exclusión educativa, incluyendo a millones de venezolanos en la educación y el sistema escolar, derrotando el analfabetismo y trabajando la relación entre educación y mundo del trabajo, la transformación educativa pasa hoy por el debate de la calidad.


Pero nuestras aspiraciones no pueden dormitar, anclada la visión, el verbo y la expresión por lianas sujetas al piso, como en el trabajo de Salvador Dalí (1904-1989) conocido con el nombre del "sueño" (1937). Es urgente y necesario entender que el discurso que desde el campo revolucionario niega el seguimiento, el acompañamiento pedagógico, la supervisión educativa y la evaluación de la calidad por lo menos es paralizante. El concepto de Estado Docente asumido por nuestra Constitución le otorga a ese mismo Estado el papel rector en la tarea de garantizar una educación pública de calidad. Pero esa misma Constitución obliga a que tomemos nuestras decisiones de manera soberana, sin la injerencia de ningún centro de poder extranjero.


Los criterios de calidad, indicadores, sistemas de evaluación de la calidad deben corresponderse a nuestro proyecto de país soberano y construirse con el más amplio consenso derivado de procesos constituyentes como la consulta nacional sobre la calidad de la educación. Ese es el autentico desafío revolucionario en materia educativa en la coyuntura.

 

5. Cada loco con su tema


Por supuesto que una posición como la señalada anteriormente, es propia de un gobierno soberano que apuesta por una educación de calidad para avanzar de la soberanía política a la soberanía económica, tecnológica y del conocimiento que haga posible un nuevo modelo productivo y la autentica justicia social redistributiva. Desde mi perspectiva, este esfuerzo es complementario con el que viene realizando la izquierda anticapitalista internacional contra las pruebas en el marco de PISA o el proceso de convergencia de Bolonia. Un autentico sistema de evaluación de la calidad educativa que responda a los intereses nacionales sólo puede ser desarrollado por gobiernos que decidan enfrentar al capitalismo globalizado, jamás por gobiernos lacayos. Sin este marco, se requerirían grandes luchas del pueblo, como viene ocurriendo en distintas latitudes, para que el tema de la calidad no sea la bisagra que abra paso a las contrarreformas. Desde Venezuela a la par que denunciamos y tomamos distancia respecto a la nefasta teleología de PISA y Bolonia, tratamos de construir colectivamente un camino soberano para mejorar la calidad de la educación.

 

6. Consejo Nacional de Educación


Ahora bien, para implementar con criterio de Estado revolucionario las tareas asociadas a la transformación educativa en el marco del debate nacional sobre la calidad educativa es urgente la creación de instancias que expresen las características de la tarea pero que no se dejen atrapar por la lógica burocrática. En este sentido considero urgente la conformación del Consejo Nacional de Educación, como órgano de Estado, por encima de los Ministerios de Educación y al cuál pertenezcan y estén supeditados éstos. Este Consejo Nacional de Educación debiera estar adscrito al propio despacho de la Presidencia de la República y en el estar representado el país nacional.
A esta instancia le correspondería, entre otras tareas (a) dar los pasos necesarios para la creación de la academia de las Educación; (b) la elaboración y presentación para su aprobación del Plan Decenal de Educación; (c) la puesta en marcha y conducción del Sistema Nacional de la Calidad Educativa, entre otras tareas estratégicas.


Esto eliminaría el riesgo de las convulsiones propias de los cambios de equipos de gestión en los ministerios de educación, que pasarían a ser los conductores de las orientaciones de ese Consejo Nacional de Educación por el período que les corresponda estar al frente de los despachos. Así se garantizaría la continuidad y la coherencia sistémica a través del tiempo de las políticas públicas en materia educativa.

 

7. Sistema Nacional de la Calidad Educativa


Cuando se habla de evaluación de la calidad de la educación es necesario tomar distancia de la seudo polémica entre objetivación versus subjetivación de los sistemas educativos. Toda realidad, incluida la educativa tiene procesos, dinámicas, elementos y resultados que se expresan objetiva y/o subjetivamente. Este maniqueísmo propio de la ruptura con la aproximación a la realidad como totalidad debe ser derrotada con la fuerza y contundencia expresada en la pintura del "San Jorge y el Dragón" (1465) de Leonardo Da Vinci (1452-1519).
La educación venezolana requiere de un Sistema Integral de la Calidad Educativa más allá de la simple puesta en escena de mediciones. Este sistema valoraría a la educación en su conjunto, con tareas de formación, impulso, acompañamiento, medición, intervención, realimentación y transformación continua.


Esto rompería con la lógica neoliberal de concentrar las estrategias de reforma educativa en las pruebas, que por ser aisladas casi siempre generaran resultados que conllevan a la permanente mutación de los sistemas educativos, que lo desestructuran y desnaturalizan, para estar dócilmente a la altura de las exigencias de los mercados.


Por ello se propone la creación de un Sistema Nacional Integral de la Calidad Educativa, adscrito al Consejo Nacional de Educación con los siguientes componentes:


a) Centro Nacional de Formación Pedagógica
b) Centro Nacional de Supervisión y Acompañamiento Pedagógico de la calidad educativa.
c) Centro Nacional de Estudios Comparados en Educación que nos permita valorar las transformaciones educativos en un contexto mundial
d) Centro Nacional de medición de la calidad educativa.
e) Unidad de seguimiento de reformas y transformaciones

 

8. Medición de la calidad educativa


El sujeto central de la acción pedagógica es el niño/joven/adulto que adquiere la significación de alumno-estudiante. En consecuencia debemos definir claramente que entendemos por ello. Es decir, un esfuerzo renovado para entender al niño(a), joven y adulto de hoy. Ello pasa por derrotar las seudo percepciones y concepciones que nos hablan de que "nadie enseña a nadie, ni nadie aprende de nadie" (empirismo falsamente atribuido a Paulo Freire), ó del alumno/estudiante ya sea como el "infante" angelical de Miguel Ángel (1745-1564) ó como un ser atormentado y atrapado en una pesadilla de David Small (1945- ) en Stitches (2010).


El segundo reto es definir los requerimientos de entrada y las aspiraciones tanto mínimas como máximas de aprendizaje, por grado, tramo, etapa, nivel o modalidad en la educación y cada uno de los subsistemas escolares. Tarea que en las últimas décadas hemos dejado en manos de los curricólogos. Ello pasa por la valoración de la llamada prosecución automática.


El tercer desafío es político cultural e implica romper con el desafortunado dilema entre lo cualitativo y lo cuantitativo. Hay información que se debe valorar en números como matrícula, egresados, etc. y otra que debe ser ponderada a partir de variables cualitativas como percepción estudiantil de logro. Las interpretaciones de estos datos requieren miradas multidisciplinarias que son en definitiva cuali-cuantitativas. Se dice fácil, pero es necesario un esfuerzo comunicacional y de formación preliminar en esta dirección para aclarar dudas y romper estereotipos paradigmáticos.


Un cuarto reto estriba en la evaluación centrada el proceso. Cuando junto a mi amigo y camarada Carlos Carcione nos acercamos a la obra de Vicent Van Gogh (1853-1890) para tratar de entenderla en su dinámica creativa quedamos asombrados por el desarrollo de su trabajo en 1897, que no era otra cosa que el producto de alcances parciales previos que a veces no se valoran con la suficiente claridad. La obra de Vicent tenía su sello pero su evolución resultaba lo más significativo. Los seres humanos somos así, personalidades, espíritus, inteligencias, caracteres, preferencias en permanente transformación, nunca un producto estático e inamovible. El desafío de los sistemas de evaluación es poder captar esta realidad.


Antes de avanzar en una instrumentación, sería conveniente realizar dos o tres recolecciones de informaciones anuales, de carácter privado, diseñando estrategias de intervención de corto, mediano y largo plazo y valorar su implementación antes de hacer público resultados y generar generalizaciones. Las primeras evaluaciones de la calidad educativa desde una perspectiva transformadora, tal vez arrojen resultados controversiales, los cuales deberían ser asumidos como punto de partida para las estrategias de mejoramiento permanente. Ello tiene costes políticos que deben ser analizados, no ocultados, por los decisores de cara a una estrategia comunicacional que incorpore a toda la población en el logro de la direccionalidad estratégica de las transformaciones que de los resultados se desprenden. Las evaluaciones deben estar estructuradas conforme a los niveles, e indicadores de proceso que se acuerden previamente.


Las evaluaciones deben ser formativas y nunca punitivas, en consecuencia los padres, representantes y la familia deberían ser parte integral de estos procesos. Como en la novela gráfica de Khaled Hosseini (1965- ) "cometas en el cielo" (2011, en español) la familia está llamada a constituirse en un espacio de convergencia para la transformación con criterios de solidaridad, donde la alegría derrote la adversidad y el cambio se convierta en un canto de amistad.

 

9. El alcance de las primeras evaluaciones de la calidad educativa


A casi nadie le gusta saber que está haciendo algo mal o que aquellos en los cuales depositó su confianza no lo están haciendo lo bien que se esperaba. Ese es el drama del anti héroe Oliver Queen de Starling City en la serie Arrows (2012) al descubrir que su entorno estaba comprometido contra todos los valores que él defendía. Drama que colectivamente viven las sociedades cuando evidencian que su educación y/o su sistema escolar no cumplen a cabalidad las tareas que se le han asignado. Por ello la importancia de evaluar y comunicar de manera adecuada los resultados que de ello se deriven.


Una vez definido los cinco niveles de intervención en la calidad educativa es importante precisar los alcances que tendrían las evaluaciones en su fase de implementación. Al no existir institucionalmente una cultura de evaluación de la calidad educativa y dado que los resultados que se obtengan requieren ser socialmente digeridos de manera progresiva se sugiere:


a) Año escolar 2013-2014: Toma de decisión, pública y privada de medir la calidad educativa. Esto implica el despliegue de todo el dispositivo tecno político para ello.


b) Año escolar 2014 – 2015: primer y segundo trimestre realización de evaluaciones pilotos. Procesarlas y analizarlas de manera tecno política. Tercer trimestre aplicación de la primera evaluación nacional de calidad de la educación circunscrita a los tres primeros grados de primaria. Agosto de 2015 presentación nacional de los primeros resultados. Instaurar un mes al año para la realización de las evaluaciones de calidad educativa y dos meses después de presentación de resultados. (Se sugiere meses de Mayo y Agosto para ello) Los resultados sirven de punto de partida para las discusiones y toma de decisiones del Consejo Nacional de Educación, los Ministerios del área y la implementación de estrategias de intervención por parte del Centro Nacional de Formación Pedagógica , el Centro Nacional de Seguimiento y Acompañamiento Pedagógico de la Calidad Educativa y el Centro Nacional de Estudios Comparados en Educación.


c) Año Escolar 2015 – 2016: ampliar el alcance de la evaluación a toda la primaria o básica y los tres primeros años del bachillerato. Igualmente los dos primeros trimestres ensayos y el tercer trimestre su aplicación con presentación de resultados en agosto.
d) Año Escolar 2016-2017: Año implementación definitiva de las evaluaciones de calidad de la educación.

 

10. Cuidado con los milagros de PISA y las convergencias con el proceso de Bolonia


Debido a que en los últimos años se hizo una relación casi automática con un paradigma de la calidad educativa y las pruebas de PISA y los procesos de Bolonia, a las cuales rechazamos antes y ahora, es importante destacar que nuestra evaluación de la calidad educativa tendría un lugar de enunciación nacional, estaría asociada a un proyecto emancipatorio y no de mercado y se vincularía a una perspectiva internacional que entiende a la educación de los pueblos como un derecho soberano. Es necesario dejar claro que no queremos entrar a PISA, que además de contraria a nuestros principios educativos es resistida por la izquierda juvenil, estudiantil y magisterial de casi todos los continentes.


El capitalismo necesitaba la unificación de criterios de aplicación de las contrarreformas que ataran la educación al carro de la solución de su crisis, por ello se generaron procesos de uniformidad en sus contenidos, criterios y parámetros. Allí surgen PISA (2009 - ) cuyo nombre en español es Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes estandariza los indicadores orientándolos hacia las competencias de los estudiantes conforme a los requerimientos del mercado, la innovación tecnológica y las capacidades adaptativas. La formación en historia o artística, vitales en la construcción de cosmovisión del niño y el joven no son valoradas, lo cual ha llevado a administraciones educativas como la española, la chilena (Piñera) o la de la ciudad de Buenos Aires (Macri) a plantearse la eliminación o disminución a su mínima expresión de las materias y contenidos geo históricos y artísticos, por ejemplo.


En la educación universitaria la Estrategia de Lisboa (1998/1999) conocida como Proceso de Bolonia procura desarrollar las contrarreformas en la educación superior en la Unión Europea. Sin embargo países como Estados Unidos no sólo trabajan en esa dirección (PISA/Bolonia) sino que la profundizan. Por ejemplo, en Chicago se cierran un centenar de escuelas ubicadas en sectores populares con el argumento que no son útiles las "escuelas para repitientes", se crean escuelas "chárter" allí y en Nueva Orleans, a la par que se despide a profesores como Carole Vance y Kim Hopper, de la universidad Mailman de Salud Pública de la Universidad de Columbia, porque no habían atraído suficientes fondos de subvención". Todo ello, aunado al desarrollo de infraestructuras universitarias que son emulaciones de centros comerciales con comedores estéticamente macdonalizados.


Las contrarreformas educativas no han logrado pasar sin amplias protestas del magisterio en España (2012-2014), en México (2013) dirigidos por la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Enseñanza (CNTE), en Puerto Rico (2013) contra la Ley 160 o más recientemente en Ciudad Capital de Buenos Aires contra los "contenedores" de Macri y por aumentos salariales. Son solo algunos ejemplos de la punta del iceberg que comienza emerger.


En Venezuela al levantar las propuesta de cambios educativos desde una perspectiva comprometida con los más humildes, le estamos diciendo al mundo que si es posible hablar de otra calidad de la educación. Por ello y para ello, cuenten con nuestro decidido esfuerzo.
Eso sí, tengamos sumo cuidado que no nos ocurra como a Kovaliov que un día al despertar y mirarnos al espejo nos demos cuenta que hemos perdido la nariz, por meterla apresuradamente y sin medir consecuencias, en un asunto que tiene profundas implicaciones en la disputa internacional entre el capital y el trabajo.

Caracas, Abril de 2014.

Informacion adicional

  • Antetítulo Sistema Nacional de la Calidad Educativa
  • Autor Luis Bonilla-Molina
  • País Vneauela
  • Región Sur Amèrica
  • Fuente
  • Relacionados
  • Anexos
Publicado en Internacional

El grupo puertorriqueño Calle 13 saca álbum tras cuatro años en silencio. Vuelven alejados del estilo más reguetoniano para acercase a una gran variedad de estilos, pero con un denominador común: la denuncia social y la crítica al mundo en el que vivimos.
Hace menos de un mes salió a la venta Multi viral. René Pérez, cantante y letrista de Calle 13, atiende a Público para hacer un repaso a la actualidad.


¿En qué ha cambiado Calle 13 en los cuatro años que separan el álbum Entren los que quieran y Multi Viral?

El cambio que hemos tenido es el normal en el paso de cuatro años para cualquier persona. Tuvimos tiempo de reflexionar. Madurez. La diferencia con el anterior a la hora de grabarlo y hacerlo ha sido que hemos tenido el tiempo. Nos detuvimos y dejamos de hacer giras, que no pasó con el anterior que lo hacíamos entre medias de giras

¿Hubiera sido igual de crítico si no hubiéramos estado en crisis?


No. Los discos de Calle 13 son como documentales que reflejan lo que está pasando. Lo social hubiera estado envuelto de otras formas.
Hace unos días dijo que ya era hora de "quitar ese cliché de que si eres de izquierdas tienes que vivir en la selva, porque tienes que estar igual de armado". ¿Para usted qué es ser de izquierdas?


Hermano, ¡ahora está tan distorsionado qué es ser de izquierdas!. Las personas le han cambiado mil veces el significado. Es complicado decir 'soy de izquierdas', es algo que la gente ha distorsionado y no saben qué significa. No te puedo dar un significado hoy en día de qué es ser izquierdas. La gente lo asocia con un tipo de preocupación social, con preocuparte con los demás. Nosotros siempre hemos abogado por el cambio social. En vez de luchar por cosas utópicas como la lucha social, prefiero luchar por la igualdad de oportunidades, que me parece más reales. Ojalá todo el mundo tenga las mismas oportunidades para comer, estudiar o para sanarse.


¿Cómo surgió la idea de hacer una canción con la colaboración de Julian Assange?


Cada tema de Calle 13 lo veo como una película diferente en el disco. El concepto sobre los medios de comunicación que manipulan era la idea inicial. De ahí salen iconos mediáticos de hoy en día, como Julian Assange. Yo le propuse la idea y él me contestó que le parecía muy bien.
En la canción Multiviral del nuevo disco canta: "Y la gente sigue desinformada / Una noticia mal contada / Es un asalto a mano armada". ¿Cómo definiría el periodismo actual?


Hay de todo, no quiero generalizar. Hay periodistas muy buenos que hacen un gran trabajo. Pero hay periódicos malos que ponen titulares que no son, que cambian las noticias. Cosas que son noticia no lo dan como noticia; y aquello que no es noticia, lo dan como noticia. Dan información incompleta, y se inventan la información que no tienen. Proyectan historias distorsionadas, que no son la realidad.
Ha apoyado movimientos sociales como el 15-M. ¿Cómo piensa que pueden influir estos movimientos en las políticas de los gobiernos, en el futuro de las sociedades?


Los cambios introducidos por estos movimientos sociales ya se están sintiendo en la juventud. Los jóvenes de ahora son más maduros que cuando yo tenía su edad. Estos movimientos van a afectar a la próxima generación. Ojalá no caiga y siga subiendo con fuerza.


¿Cómo ve España?


En la sociedad se siente un despertar del pueblo español. Creo que está pasando un momento complejo económicamente pero que va a enriquecerlo en un futuro a todos los niveles. En América Latina, en los momentos de crisis, siempre se desarrollaron grandes cosas.

Informacion adicional

  • Antetítulo ENTREVISTA CON RENÉ PÉREZ
  • Autor MARIO RUIZ-AYÚCAR DORADO
  • País
  • Región
  • Fuente Público.es
  • Relacionados
  • Anexos
Publicado en Internacional
«InicioPrev12345678910PróximoFin»
Pág. 1 de 43