Jueves, 23 Junio 2016 15:14

La refrendación de la paz

La refrendación del Tratado de paz que se construya próximamente en La Habana, entre el gobierno de Santos y Las Farc, debe ser el complemento del pacto del fin técnico del conflicto y la guerra que se consolida hoy 23 de junio en la capital de Cuba.

El plebiscito contaminado y viciado por los politiqueros oficialistas no es un buen punto de referencia para legitimar la paz. Hay que barajar nuevas opciones y de manera bilateral.

El documento sobre el “fin del conflicto”, que es el ítem 3 de la Agenda temática de las conversaciones de paz de La Habana entre el gobierno de Santos y las Farc, que se firma hoy 23 de junio en la capital de Cuba, es el documento madre del proceso, pues aterriza los aspectos técnico políticos de la terminación de la guerra más prolongada en la historia nacional. Es la suspensión de los actos de fuego y hostilidades entre los contendientes. Por supuesto, ya hay casi 12 meses de tregua unilateral determinada por las Farc, lo que ha permitido que la población viva escenarios de paz similares a los de 1973.

Pero, conviene llamar la atención que lo que se consensúe hoy solo se hará efectivo con la refrendación del tratado final de paz, momento de inicio de la construcción de una etapa pacífica en el desarrollo nacional.

La refrendación es otro de los puntos polémicos aún pendiente de reglamentar en el marco de la bilateralidad que regula la Mesa de conversaciones. Un factor que perturba es el afán de imponer, por parte de Santos y la rosca politiquera del Congreso, un plebiscito contaminado por la corrupción, el clientelismo y la compra venta de votos, a la manera del podrido sistema electoral que prevalece en el sistema político.

En ese sentido, será necesario examinar con detenimiento el fallo que emita la Corte Constitucional sobre el mentado plebiscito para saber en que vía caminar, hecho que debe darse en los próximos días.

Este campo aún debe definirse en el bloque temático que se refiere a la implementación, verificación y refrendación (ver http://bit.ly/1ntk4t5).

En el Documento especial de La Habana, del 20 de agosto del 2012 (ver http://bit.ly/1ntk4t5), se determina que la firma del Acuerdo Final da inicio a la implementación de todos los puntos acordados. Lo que conlleva: a) Mecanismos de implementación y verificación; y b) Mecanismos de resolución de diferencias.

Igualmente se establece que se organizará un Sistema de implementación, dándole especial prioridad a las regiones. Y a la estructuración de Comisiones de seguimiento y verificación.

Estos mecanismos tendrán capacidad y poder de ejecución y estarán conformados por representantes de las partes y de la sociedad según el caso.

Adicionalmente se establecerá un acompañamiento internacional; un cronograma; un presupuesto; herramientas de difusión y comunicación; y, vean ustedes, “mecanismo de refrendación de los acuerdos”.

A propósito de presupuestos y financiación de la paz, es bastante mediocre la previsión del Gobierno en tal sentido. Se acaba de aprobar el marco Fiscal de Mediano Plazo, por parte del Ministerio de Hacienda y allí solo aparece un vago párrafo en la página 170 que dice lo siguiente: “Las inversiones habilitadas por la paz que han sido acordadas en La Habana son fiscalmente viables. Se requiere la coordinación a nivel interinstitucional en la esfera nacional y territorial para lograr la priorización del gasto. Dada la consolidación fiscal prevista para el mediano plazo en este documento, se espera que estas inversiones puedan realizarse de manera paulatina y dentro de los límites establecidos por la regla fiscal”.

Esta gaseosa redacción del documento fiscal más importante que se produce en Colombia, y en vísperas de firmar la paz, genera una gran frustración.

Publicado en Colombia
Jueves, 23 Junio 2016 06:50

Los medios masivos de colonización

Artistas, intelectuales, juristas, escritores y dirigentes políticos de varios países preparan un libro contra el golpe en Brasil, en apoyo a Dilma Rousseff. La psicoanalista argentina Nora Merlín participa del proyecto con un capítulo que detalla cómo operan los medios masivos sobre las subjetividades. Aquí, un fragmento de ese texto.

 


El poder político, económico, con sus medios de comunicación corporativos y parte de la Justicia, están poniendo en juego en algunos países de América Latina una nueva modalidad antidemocrática. Buscan desestabilizar gobiernos democráticos realizando golpes de Estado institucionales, con el objetivo de implementar políticas neoliberales. Los medios de comunicación corporativos asumen un rol crucial: configuran la realidad, operan sobre las subjetividades, manipulan significaciones; en definitiva, colonizan la opinión pública. En América Latina, los medios concentrados generan un orden homogéneo opuesto a lo que se entiende como una política democrática, que debe implicar disenso y pluralidad.


Brasil está atravesando un momento de suma gravedad institucional, en el que se juega el destino de este gran país. Los medios gráficos como Folha de São Paulo, Estado de São Paulo, Rede Globo, Editora Abril, Revista Veja, Midia Ninja y Jornalistas libres, y diferentes radios y televisoras, como Rede Globo, producen e imponen sentidos y saberes que por efecto de identificación se transforman en comunes, formando la opinión pública. Esos medios concentrados realizan una manipulación del pensamiento: las informaciones que transmiten funcionan como verdades irrefutables, ante la ausencia de voces alternativas. Se trata de un dispositivo que opera sobre la subjetividad, la condiciona a través de la sugestión y la reiteración de mensajes, que terminan imponiéndose como si fueran certezas. En Brasil esto apuntó a producir el desprestigio de la dirigencia del PT, repitiendo hasta el hartazgo el falaz argumento de la corrupción de sus líderes, para desestabilizar a la presidenta Dilma Rousseff a pesar de su legitimidad por haber sido elegida democráticamente, logrando impulsar un proceso de impeachment.


Según la teoría psicoanalítica, las relaciones sociales se normativizan con la instauración de un operador simbólico denominado Ideal del yo. El individuo espectador ubica a los medios de comunicación en el lugar de ese Ideal, y luego pone en juego un mecanismo de identificación. Esto produce una idealización de los medios y una identificación entre los espectadores, dando como resultado una psicología de las masas: una hipnosis adormecedora en la que el sujeto deviene un objeto cautivo, que se somete de manera inconsciente a los mensajes e imágenes que se le ofrecen. El sujeto de la cultura de masas es pasivo, servil, sugestionado; con un yo empobrecido obedece a un “amo” que articula ideologías e ideales. Al operar esta captura, los mensajes que emiten los medios terminan imponiéndose, condicionando opiniones, valores y pertenencias, lo que redunda en una manipulación de la subjetividad.


En democracia es fundamental regular el poder de influencia de los medios sobre la subjetividad, basado en el marketing político, y derivado de técnicas de venta exitosas que, a consecuencia de la rápida expansión de los medios, llegó a abarcar casi todos los aspectos de la cultura. Consiste en un dispositivo planificado de sugestión, cuyo fin es que el ciudadano devenga un consumidor que compra un objeto o un mensaje político. Mediante técnicas que implican una producción calculada de subjetividad construyen consenso, convencen, consiguen votantes, imponen valores, hábitos, posicionan un producto, una idea o un candidato. Muchas veces se adquiere una marca, una identificación y una pertenencia sin advertir que tras ello hay un proyecto económico o político.


A partir de Freud y Lacan, sabemos que las demandas no son necesidades naturales, básicas o biológicas, sino que son construcciones discursivas: la mercadotecnia impone demandas que luego aparecen como una elección libre del ciudadano. El actual modelo de los medios de comunicación de masas produce gente seriada por efecto de identificación, lo que tira por tierra la supuesta libertad que otorgan la información y los mensajes comunicacionales. Si bien en apariencia amplían la libertad individual, en sentido estricto se imponen, condicionan elecciones, llegando a colonizar y enfermar a toda una cultura. Freud vio en el rebaño, en la fascinación colectiva y en la homogeneización de la psicología de las masas un prolegómeno del totalitarismo.


La democracia no puede definirse por el sentido común, ni por el consenso de una masa de autómatas, producidos por un dispositivo de sugestión de los medios de comunicación concentrados. Una concepción democrática debe incluir pluralidad de voces, evitando la monopolización de la palabra y la instalación de un discurso único, tendiendo a que los mensajes se transmitan libremente, buscando asegurar el derecho que tienen los ciudadanos a una información veraz, vertida de manera responsable y racional.


Gran parte del espacio público ocupado por los medios de comunicación se transformó en la sede del odio y la agresión entre las personas. En esta versión, el derecho a la libre expresión se confunde con una libertad de agresión en la escena pública. En forma desmedida e insistente emiten mensajes agresivos, hostiles, que incrementan el miedo, la angustia, el terror y el odio. Los noticieros y los programas de “información” producen relatos falsos y teorías conspirativas, no comprobadas, de sospecha y complot, instalando el significante “corrupción” sobre los dirigentes del PT, apuntando a que el adversario político sea atacado como un enemigo. Esta modalidad va dando sustento a la hostilidad entre los miembros de la cultura, provocando sentimientos persecutorios e instalando los afectos señalados, que van a funcionar como desencadenantes de enfermedad psíquica. El “enemigo” es el prójimo que deviene en un objeto hostil al que se lo puede humillar, degradar, maltratar, etc. Se produce como resultado una sociedad transformada en un campo minado por la violencia y el odio en sus variadas expresiones. Una cultura así planteada está en riesgo.


Frente a este panorama, surgen algunos interrogantes: ¿dónde quedan las categorías de verdad, decisión racional y autonomía del sujeto, para filtrar y administrar la información y los afectos que éstas instalan? ¿Quién se hace responsable de los efectos patológicos que se constatan en la subjetividad y en los lazos sociales? Ante la constatación de la patología que producen los medios de comunicación y con el objetivo de proteger la salud de la población y la democracia, resulta imperioso desenmascarar los dispositivos con que operan. No se trata aquí de una práctica de censura ni un planteo de tipo moral, sino de asumir una decisión responsable fundamental a favor de preservar la salud de la comunidad.


El Estado, sus representantes e instituciones, deben encarnar una función simbólica de contención y pacificación social, garantizando el bien común, el ejercicio democrático, la disminución de la violencia y la hostilidad entre semejantes. Esto supone limitar la acción de los medios de comunicación de masas, para que dejen de calcular, de manipular la subjetividad, instalando el odio y la agresividad. Una cultura no sometida a un proceso de sugestión homogeneizante, capaz de reconocer el lugar y la dignidad de las diferencias, significará un gran avance en pos de la democracia y en contra del totalitarismo.

 


* Psicoanalista. Docente de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Magister en Ciencias Políticas, Universidad de San Martín (UNSAM-IDAES). Autora del libro Populismo y psicoanálisis, Editorial Letra Viva.
Fragmento del capítulo “Un nuevo dispositivo de sugestión: los medios masivos de colonización”, que formará parte del libro La resistencia internacional al golpe de 2016 y que será lanzado en Río de Janeiro en vísperas de la votación en el Senado, como apoyo a Dilma Rousseff. Colaboran artistas, intelectuales, juristas, escritores y dirigentes políticos de Brasil, Argentina, Alemania, Portugal, España, Francia, Inglaterra y Estados Unidos.

 

 

Publicado en Política
Miércoles, 22 Junio 2016 06:30

“Apostamos a la educación como motor”

El secretario de Educación Superior de Ecuador detalla el papel que se les da desde el gobierno a la educación, la ciencia, la tecnología y la innovación. Actualmente, es una de las mejores ofertas educativas de la región.

En el 2006, Ecuador era uno de los tres países de América latina con peor desempeño educativo, según el Segundo Estudio Explicativo y Comparativo (Serce) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Sin embargo, ha mejorado significativamente la calidad educativa durante los últimos años y así lo comprobó el Tercer Estudio Comparativo de Educación (Terce) aplicado por el Laboratorio Latinoamericano de la Evaluación de la Calidad de la Educación (Llece) de la Unesco. El país se posicionó entre las mejores ofertas educativas. En educación superior, en el 2012 se invertía el uno por ciento del PBI y esa cifra pasó a ser del dos por ciento, la más alta de la región. “Cuando empezamos en el gobierno estábamos en el penúltimo puesto y de acuerdo al último informe Terce somos el primero o segundo país, dependiendo del área que se analice, que más crece en el puntaje. Son pasos importantes en poco tiempo, aunque en primaria todavía falta mejorar. Apostamos a la educación como motor de cambio social. Era indispensable construir un nuevo sistema educativo, salir de esa perspectiva neoliberal en la cual la educación es vista como bien de consumo, de baja calidad o que sólo la gente rica puede tener acceso a la educación de calidad, con precarización laboral del docente, sin carrera del investigador científico y con una educación poco pertinente para las necesidades del país”, sostiene a Página/12 el secretario de Educación Superior, Ciencia y Tecnología e Innovación de Ecuador, René Ramírez Gallegos.


En este proceso de mejoría, en las escuelas aumentó la accesibilidad, por ejemplo para la población indígena y afroecuatoriana. A la universidad se le quitó el arancel y con la gratuidad, la matrícula tuvo un crecimiento del 30 por ciento para los más pobres. Ecuador es el país que más becas está dando para que los ecuatorianos estudien en todo el mundo (llevan entregadas 18.500). “En el último ingreso a la universidad, el 72 por ciento de los estudiantes son primera generación de su familia. Cerramos 16 universidades, no por casualidad privadas y de muy baja calidad. Las llamamos universidades garage. A los estudiantes les hicimos un plan de contingencia para que pasen a otras universidades y puedan continuar sus estudios. El derecho no sólo es el del acceso a la educación superior sino a la calidad”, detalla Ramírez.

Además, afirma que el docente universitario pasó de tener un salario precario de 470 dólares mensuales a uno cuyo mínimo es de 1700 dólares, y puede llegar hasta 6000 dólares. Debido a este aumento, asegura que hace casi diez años no existen paros docentes a nivel universitario.


Ramírez es economista, presidente del Directorio de Yachay, la Ciudad del Conocimiento y también presidente del Consejo de Educación Superior (CES) y sus áreas de trabajo son las políticas públicas sociales, desigualdad, pobreza, economía de la felicidad, participación ciudadana y economía del conocimiento. Actualmente, es una de las mentes detrás del proyecto de ley llamado Código Orgánico de la Economía Social de los Conocimientos, la Creatividad y la Innovación (Ingenios), que se está discutiendo en segundo debate en la Asamblea. “Ingenios busca romper con el paradigma privatizador y mercantilizante del conocimiento y generar las estructuras de un campo de educación superior que sea más democrático. La educación debe transformarse en un motor de cambio económico, productivo y social. Proponemos un sistema de propiedad intelectual que se articule con un nuevo sistema de ciencia, tecnología e innovación. El principio de este código es cómo hacemos para recuperar el conocimiento como un bien público y un bien común.”


El proyecto de ley busca cambiar el modelo productivo del país, que está basado en recursos finitos, hacia otro cuyo motor de la producción sea el talento humano, a través de la ciencia y la innovación. Para el académico, lo fundamental es que lo agrícola pase a ser agroecológico. “Hemos generado una ciudad del conocimiento. En la mitad de la ciudad, que son de 4500 hectáreas, hay 80 mil personas dedicadas a la investigación agroecológica. Otro tema para cambiar la matriz productiva se basa en el cambio de la matriz energética. Pasamos de ser importadores de energía a ser exportadores.

Sobre todo en energía renovable. La energía hídrica es también un factor para el cambio. Un tercer punto es que la tecnología importada sea realizada a través de procesos industriales en el Ecuador. Estamos apostando también a una refinería que te permite ya no sólo enviar petróleo en crudo, sino refinarlo en el propio país.” Ramírez advierte que están buscando una segunda independencia, que pasa por tener nuevas estructuras productivas no dependientes.


En el 2014, Ramírez impulsó la Wiki Legislación, para que la ciudadanía participase en la creación de Ingenios y pudiese comentar sobre los 560 artículos que lo conforman y construir un texto colectivo. Hubo 16 mil usuarios suscriptos, 40 mil ediciones del texto y 1,7 millón de visitas. “Es una legislación colaborativa. No hay pretexto para que no se dé una democracia 3.0 participativa y legislativa. Genera un precedente en la región. A nivel mundial existe una propuesta en Islandia únicamente”. Esto es posible gracias al aumento del índice de acceso a Internet, ya que en el 2014 únicamente el 30 por ciento de los hogares tenía. “Hubo un salto cualitativo. Cuando arrancamos en el gobierno, de las 24 provincias había Internet en 11. Ahora hay en todas. Se han generado muchas conexiones a través de fibra óptica. Esto ha permitido que las decisiones políticas puedan ser tomadas por la ciudadanía. Además de este Código, estamos haciendo un plan de economía en las políticas públicas y estamos trabajando con la misma metodología”.

Publicado en Cultura

Miles de venezolanos hacían fila este lunes en colegios, estadios, bibliotecas, plazas y otros sitios para validar ante las autoridades del Consejo Nacional Electoral (CNE) las firmas que registraron para pedir la activación de un referendo revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro.

La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, informó hace dos semanas que de las casi dos millones de firmas que recogió la oposición en mayo para convocar al revocatorio, unas 605 mil fueron invalidadas, pero quedaron habilitados para refrendar sus firmas 1.3 millones de ciudadanos; sólo son necesarias alrededor de 200 mil firmas válidas.

La validación continuará hasta el viernes, y el CNE tiene hasta el 26 de julio para revisar las firmas.

De proceder la validación, la oposición deberá reunir 3.9 millones de firmas en tres días. En caso de lograrlo, el CNE tiene 15 días para revisarlas, pudiendo rechazarlas y solicitar nuevas.

Si el CNE considera que se ha alcanzado el número requerido de firmas y huellas, debe convocar al referendo dentro de los siguientes 90 días.

En tanto, el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, insistió en que en Venezuela hay "una situación de grave alteración de la vida institucional", en declaraciones al diario colombiano El Tiempo.

Publicado en Internacional
Martes, 21 Junio 2016 08:32

Una campaña salpicada por la xenofobia

El líder del nacionalista británico antieuropeo UKIP, Nigel Farage, reconoció el impacto del asesinato de la diputada Cox y retiró un afiche en el que se ve a gran cantidad de migrantes bajo el slogan “tenemos que liberarnos de la UE y recuperar el control de nuestras fronteras”.

 


A tres días del referendo sobre Europa, el brutal asesinato de la diputada laborista Jo Cox el jueves pasado dejó a los Brexit a la defensiva y produjo ayer la primer defección de alto calibre. La Baronesa Warsi, ex ministra del gobierno de Cameron, señaló que podía haber razones económicas para abandonar la Unión Europea (UE), pero el “odio y la xenofobia” con que se había llevado adelante la campaña la obligaban a cambiar de bando. “Mentiras, xenofobia y odio: esa es la razón por la que dejo “dejar” la Unión Europea”, tuiteó.


Las encuestas siguen cabeza a cabeza, pero los europeístas de “Remain” descontaron la dramática desventaja que se insinuó la semana pasada y empezaron, en la recta final, a sacar media cabeza a sus rivales. La bolsa y la libra esterlina, con esa erótica hipersensibilidad que tienen para estos fenómenos, cerraron ayer al alza recuperando el terreno perdido en la última semana.


El líder del nacionalista británico antieuropeo UKIP, Nigel Farage, que ha personificado en los últimos cinco años la campaña para dejar la UE, reconoció el impacto del asesinato de Cox que lo obligó a retirar un incendiario afiche desplegado poco antes del hecho. En la imagen avanzaba una densa marea humana de inmigrantes de Siria bajo un slogan que decía “Breaking point. We must break free of the EU and take back control of our borders”(Punto de Ruptura. Tenemos que liberarnos de la Unión Europea y recuperar el control de nuestras fronteras”).


En un intento de despegarse de las acusaciones que le llovieron por el afiche, citado por Warsi como una razón fundamental para cambiarse de bando, Nigel Farage señaló a ITV que el asesinato le había cambiado el sentido a esa imagen. “Cuando mostré el afiche no hubo polémica. Pero después ocurrió una tragedia. Lo que está haciendo el primer ministro y la campaña de ‘Remain’ es mezclar la acción de un loco con las razones que tiene la mitad de los británicos que quieren recobrar el control de nuestras fronteras”, dijo el líder de los UKIP.
El tema inmigratorio y el tono apocalíptico han sido centrales en la campaña de los “Brexit”, sea del UKIP o del abundante contingente conservador que le dio la espalda a Cameron. El afiche encapsulaba en toda su brutalidad el estilo del “mundo post-fáctico” de las campañas políticas modernas, más centradas en la captura de percepciones y prejuicios que en un debate basado en hechos.
La imagen en cuestión no era de una embarcación de refugiados cruzando el Canal de la Mancha rumbo al Reino Unido sino una foto en la frontera de Croacia y Eslovenia. El referendo no podría hacer nada por detener esa marea aún si los Brexit ganaran por 20 puntos porque los refugiados en cuestión eran sirios, no europeos. Nada de eso importó la mañana en que se publicitó el afiche con el objetivo de reproducirlo ad infinitum en los noticieros del resto del día. Pero poco después de la una de la tarde, la realidad golpeó con toda su contundencia cuando un desequilibrado mental fascinado con la ultraderecha británica, Thomas Muir, asesinó a Cox, una líder proeuropeísta con una historia de lucha a favor de los inmigrantes.
En su primera presentación ante la justicia el sábado, Muir, dejó más salpicados a los Brexits con el veneno de la xenofobia. Cuando el juez le preguntó su nombre, contestó, “Death to traitors, freedom for Britain”, (Muerte a los traidores, libertad para los británicos) que, en la segunda línea más que en la primera, coincidía con uno de los ejes de campaña de los Brexit. En el homenaje parlamentario a Cox ayer, varios diputados no pudieron evitar las lágrimas y todos coincidieron en elogiar el espíritu de la diputada laborista que, según el primer ministro David Cameron, “le salvó la vida a mucha gente con su trabajo por Siria, Sudán y el Congo”. El laborista Stephen Kinnock, que compartía oficina con Cox, apuntó al afiche de la discordia. “Solo puedo imaginar su reacción al ver ese afiche que demonizaba a cientos de desesperados refugiados, entre ellos niños aterrorizados y hambrientos que huían de Estado Islámico y las bombas rusas. Jo entendía el impacto que tenía la retórica y hubiera respondido con toda su fuerza a esa mezcla deliberada de cinismo y desesperación”, indicó Kinnock.
Las encuestas siguen parejas, pero todavía no han medido el impacto del asesinato. Al igual que los inversores, los tomadores de apuestas se inclinan ahora por el campo pro-europeo. El tono con que habló Farage en las distintas entrevistas que le hicieron era el de alguien amargo y desilusionado ante esa trampa de último momento que la hacía la realidad. Aún así, más allá del resultado, está claro que el tema europeo ha expuesto un Reino Unido cada vez más fragmentado a nivel social y geográfico. Inmigrantes y Europa se han convertido en símbolos de una profunda polarización entre norte y sur, campiña y ciudad, y, más importante aún, entre una Inglaterra euroescéptica y una Escocia, Irlanda del Norte, y, en menor medida Gales, proeuropeas.
Me parece una confusión, y los propios seguidores de Laclau la hacen, hablar de populismo de izquierda y populismo de derecha. Desde mi punto de vista, no es la misma lógica de articulación la que se produce. El llamado populismo de derecha se rige por la idea identitaria de unificarse borrando toda diferencia, homogeneizándose. Para esto necesita un exterior que amenace esa identidad, evidentemente hablamos de los extranjeros y los inmigrantes. En el populismo de izquierda, el propio Laclau se encarga de demostrar que las diferentes demandas –ni siquiera en la extensión de la cadena equivalencial– se absorben, y que las diferencias se mantienen siempre. Por eso es tan inestable, contingente y frágil en definitiva.

Publicado en Internacional

El psicoanalista y politólogo argentino analiza las novedades que representa la alianza que aparece al frente de la izquierda para las próximas elecciones y las relaciones que se establecen con los movimientos populares que sacudieron a América latina durante la última década.

 


A menos de una semana de las elecciones, la últimas encuestas ubican en ascenso a la alianza entre Podemos e Izquierda Unida, consolidada en el segundo lugar a apenas tres puntos del Partido Popular de Rajoy. Si se confirma en las urnas, el desplazamiento del PSOE significaría una verdadera reconfiguración de la izquierda española. El psicoanalista y politólogo Jorge Alemán, hasta hace pocos meses agregado cultural de la embajada argentina en España, acompañó el surgimiento y evolución de esa organización y ahora la analiza como expresión del cambio en la cultura política española.


–¿Qué representa para la política española la emergencia de Podemos y cómo ve la coyuntura de cara a las elecciones del 26 de junio?


–Podemos es un fenómeno político extraordinario, en el sentido de que partiendo de la nada logró forjar una práxis teórica y militante que dio lugar a una transformación de la cultura política española. En este país ha cambiado la sensibilidad política, han cambiado las lecturas, ha cambiado la bibliografía y eso Izquierda Unida no lo hubiera podido lograr nunca. A la vez Podemos desenmascaró la apropiación cínica de los valores progresistas por parte del Partido Socialista. En este sentido, más allá de cualquier resultado electoral, el trabajo que se ha hecho es importantísimo. En 40 años que llevo viviendo aquí, es la primera vez que asisto a debates que no se habían dado nunca.


Es la primera vez que se pone en tela de juicio todo un aparato intelectual mediático constituido por literatos que jamás han asomado a ningún tipo de lectura teórica, que se mueven en los prejuicios ideológicos absolutamente instalados en los que viven, y que jamás nadie los puso en cuestión. En ese sentido, el fenómeno de Podemos con el retorno de Gramsci, con las lecturas de Laclau, con la apertura al propio Lacan y al psicoanálisis, configuró un nuevo tipo de constelación de la experiencia política, una nueva manera de pensar la política.


Luego me parece que es un acto de justicia histórica incorporar a la izquierda, que en este país fue la única que se comprometió en serio con la resistencia a la dictadura franquista, y aunque por su propio marco teórico nunca podría haber generado un fenómeno de masas como el de Podemos, es para reconocer que han tenido siempre una coherencia ideológica y política.


Algunos piensan que en este armado Podemos arriesga su identidad, sin embargo yo veo que hay mucho entusiasmo. En términos kantianos, el afecto del entusiasmo es un signo relevante para caracterizar un fenómeno colectivo. Para Kant los afectos eran negativos siempre, eran patológicos, sin embargo, le daba al entusiasmo un valor distinto. Así dedujo que la Revolución Francesa tenía un valor diferente. Y yo veo que con el frente Unidos Podemos hay mucho entusiasmo.


Insisto en que esto va más allá del desenlace electoral y del factor cuantitativo. Sin haber tenido corporaciones mediáticas detrás; con una financiación muy limitada; sin medios propios, teniendo que jugar en el régimen de enunciación que los medios masivos ya han construido previamente; sin dudas estamos ante un hecho por demás interesante.


Tal vez este proceso conduzca hacia una reinvención de la socialdemocracia, lo cual nos lleva al eterno problema de qué es una transformación política popular y soberana dentro de un espacio democrático. Ahí es muy difícil no abrir consideraciones sobre la socialdemocracia, no en un sentido histórico de lo que fue, sino en el aspecto de las transformaciones sociales en el ámbito de la democracia.


–Los principales referentes políticos e intelectuales de Podemos han seguido muy de cerca los procesos de cambio latinoamericanos de comienzo de siglo. Según ellos mismos, han aprendido de los debates en torno a la relación entre lo social y lo político, los procesos constituyentes, la cuestión nacional-popular, etc. En este contexto crítico de balances y reagrupamientos de las fuerzas populares latinoamericanas, ¿qué lecciones puede ofrecer Podemos?


–Primero hay que señalar que los movimientos nacional populares de latinoamérica son una mala palabra en Europa. Es lo que han instalado los aparatos mediáticos, a tal punto que Podemos ha tenido que ser muy cauteloso con aquellas implicaciones con América Latina, incluso la actual campaña tiene a Venezuela como elemento central, lo cual es verdaderamente delirante. El propio Partido Socialista ha centrado su campaña en el tema Venezuela, mientras que el momento de retroceso de los procesos de cambio ha demandado una dosis de astucia y cautela.


Yo creo que hasta ahora podríamos decir que Podemos aprendió de los procesos latinoamericanos. Por otro lado, en el caso de que Podemos llegara algún día al gobierno, las estructuras europeas son tan inertes, las tradiciones institucionales tan inflexibles, que estaríamos frente a un fenómeno realmente muy curioso. Estaríamos frente a una formación política que se define a sí misma a través de un proyecto transformador, en un continente que muestra hace rato –y de todas las formas posibles– que es imposible la invención de una forma política nueva.


Si sumamos las corporaciones, el nuevo reimpulso del neoliberalismo que ha colonizado a los partidos conservadores (cosa que no fue siempre así), más la vertebración institucional de ciertas formas asociativas del catolicismo que están presentes de modo trasversal, más las distintas élites corporativas que hay en Europa, sería sin dudas un aprendizaje ver cómo es posible moverse en un ámbito institucional que lleva siglos de inercia, de inmovilismo.


Hay otros aspectos de los que se puede aprender mucho de Podemos como lo es el ámbito comunicacional, la relación con la ciudadanía a través de las redes sociales que es muy original. Particularmente en Argentina, dado el interés que existe por las redes sociales, se podría tomar nota de esto. Si bien todavía no hemos visto lo que sería en el gobierno, otro aspecto interesante para analizar es el cuidado que tiene Podemos a la hora de construir alianzas y articulaciones políticas. Como hemos visto en los procesos latinoamericanos, es tan difícil para un proyecto popular, nacional y transformador sostenerse, que muchas veces debe buscar pactos, socios y establecer conexiones que luego se le vuelven en contra. Ésto último, en caso de que se demuestre que Podemos puede ser tan radical en su apuesta como lo fueron los proyectos nacional populares de América latina en los últimos años.


–Mencionó a Laclau, ¿dónde ve la influencia de sus ideas en Podemos?


–Mi idea absolutamente personal es que sin las tesis de Laclau Podemos hubiera sido inconcebible. En la medida en que el enfoque de Izquierda Unida partía de las fuerzas materiales de orden estrictamente económico, en la estructura económica como la determinación en última instancia y, por consiguiente, de que el sujeto histórico tenía que proceder necesariamente de ese ámbito, jamás se hubiera podido generar un fenómeno como el de Podemos. Esto se puede verificar en los últimos 40 años de historia española. La convocatoria desde ese núcleo ideológico nunca habría podido tener tal repercusión como la que vemos hoy en día con Podemos.


Por otro lado, un desencadenante de Podemos fue entender que había una crisis orgánica. No digo crisis del capitalismo ya que él mismo se nutre de las crisis, y en última instancia lo que hubo fue un cambio de modelo en la acumulación del capital, pero sí en el sentido gramsciano podemos decir que España se asomó a una crisis orgánica, a una crisis de legitimidad con respecto a la representación política. Podemos fue quien mejor la supo interpretar, y en parte porque había leído a Laclau pudo comprender que había demandas insatisfechas no absorbidas por el tejido institucional.


En sus comienzos Podemos, en tanto traducción política del 15M, pudo ver que se podía articular una cadena equivalencial de demandas diferentes y heterogéneas entre sí, pero no a través de una estructura política ya constituida. Se puede decir que captaron mejor el momento político como instituyente de lo social. Mientras que la visión clásica de la izquierda es que en la propia sociedad ya está el germen de la transformación. En ese sentido es que pienso que Laclau y Chantal Mouffe, al comienzo de Podemos, fueron determinantes para entender la forma en que se debe instituir lo político.


–Habló del contexto europeo. Hace poco Zizëk planteaba que frente a la crisis del neoliberalismo lo que emerge es el capitalismo con valores asiáticos. Es decir, un capitalismo con regímenes políticos autoritarios. Desde este punto de vista lo de Podemos sería una excepción, ¿cuál le parece que es la tendencia general a nivel europeo?


–Sí, estoy de acuerdo, pero el capitalismo con valores asiáticos no deja de ser una modalidad de neoliberalismo. El capitalismo asiático no tiene una burguesía clásica, es corporativo, y no tiene el modelo del profesional asalariado perteneciente a la burguesía sino que se constituye a través de una forma oligárquica, corporativa y financiera. Pero, en realidad, lo que está pasando es que la alternativa a esa presión que ejercen sobre Europa el capitalismo asiático y, por el otro lado, el capitalismo americano (en la terminología de Heidegger la pinza formada por EEUU y Rusia, que ahora bien podría ser EEUU y China), es la extrema derecha.


Lo que se está tratando de articular –con un supuesto discurso anti neoliberal– es la extrema derecha que apela a los valores anti europeos, cuestionando esa Unión Europea que se constituyó con cimientos mercantiles y no políticos, abriendo un mero horizonte de mercado. Frente al bochorno que hace la socialdemocracia, por ejemplo con el tema Venezuela, lo que emerge es la ultra derecha. Hay partidos nazis que se están estableciendo como verdaderas alternativas. Algo similar está ocurriendo en EEUU con Donald Trump. Después habrá que ver cómo se combina eso con un proyecto económico en las modulaciones del neoliberalismo, pero un rasgo característico de estos fenómenos es la vuelta a los valores identitarios de lo local.


Por este motivo es que yo no acepto que haya un populismo de izquierda y otro de derecha. Para mí la articulación hegemónica que se da en un proyecto populista solo puede darse en el marco de un proyecto de izquierda. Los denominados populismos de derecha que emergen por todas partes como supuestas alternativas al neoliberalismo, no se construyen en la lógica hegemónica de la articulación de cadenas equivalenciales, sino que son puramente identitarios. Son absolutamente homogéneos y están configurados con la pretensión de totalizarse, dejando afuera el elemento que amenaza esa identidad, es decir extranjeros, inmigrantes, refugiados, judíos, etc..

Publicado en Política

Con la aprobación en septiembre de 2015 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) los gobiernos del mundo lograron reunir y sistematizar en un solo instrumento de planificación y evaluación de políticas públicas internacionales, buena parte de las aspiraciones de los ciudadanos del mundo. La conciencia mundial vibró al unísono al momento de suscribirse el pacto global por las 17 orientaciones que marcarán la pauta de actuación de los gobiernos de cara al año 2030. Por supuesto que estos son objetivos mínimos, que no solapan ni niegan la urgente necesidad de construir un nuevo orden mundial que haga posible la justicia, solidaridad, igualdad, libertad, democracia y felicidad para los pueblos en todos los lugares del planeta.
En este marco la educación adquiere un valor estratégico. A decir del propio Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), al momento de justificar el impulso del cuarto (4) ODS: “El objetivo de lograr una educación inclusiva y de calidad para todos se basa en la firme convicción de que la educación es uno de los motores más poderosos y probados para garantizar el desarrollo sostenible”. Esta definición, de carácter histórico empalma por lo dicho por el Libertador Simón Bolívar, cuando señalaba “Las naciones marchan hacia el término de su grandeza con el mismo paso con que camina su educación. Ellas vuelan, si esta vuela, retroceden si retrocede, se precipitan y hunden en la oscuridad si se corrompe, o absolutamente se abandona”.


Pero una educación inclusiva y de calidad, que posibilite el pleno desarrollo humano integral y la construcción de ciudadanía crítica, sólo es posible alcanzarla con la activa participación de los Maestros y Maestras. Sin embargo, en el marco de algunos procesos de cambio o reforma educativa, muchas veces con las mejores de las intenciones, los docentes terminan siendo culpabilizados de todos los problemas y deficiencias de nuestros sistemas educativos, golpeando severamente su estima social y sus propias condiciones de estabilidad laboral. La realidad es mucho más compleja que esto, pero el resultado de este maltrato a los(as) maestros(as) se convierte en un elemento que limita los resultados de metas tan nobles y ambiciosas como los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).


Todos estamos de acuerdo que se requieren cambios urgentes en los sistemas educativos nacionales para que ellos estén a tono con las necesidades, aspiraciones y propósitos que esperan y le asignan sus sociedades. Avanzar en esa dirección debe ser un desafío renovadamente democrático, lo cual demanda consulta, participación y construcción compartida de políticas públicas con y desde los maestros(as).


Por ello, considero importante que la sociedad civil, el magisterio internacional y sus organizaciones interroguen respetuosamente a los candidatos a ocupar el más importante cargo en el sistema de Naciones Unidas, respecto a cómo podría esta instancia mundial acompañar las reformas educativas convirtiéndose en garante que la voz, verbo, conciencia y propuestas de los maestros y maestras del mundo sean escuchados(as) a la hora de implementar las reformas que deriven de la aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).


La sociedad mundial no puede dejar sólo a los maestros y maestras en esta hora de necesarios cambios, a quienes por generaciones les han dado lo mejor de sí al mundo para construir la sociedad que hoy tenemos. Todos quienes ocupamos cargos, desde quien maneja un colectivo, pasando por el funcionario público, hasta los Presidentes(as) de Naciones y los(as) propios(as) Secretarios(as) Generales de Naciones Unidas, han sido formados, guiados y orientados por decenas de maestros, maestras y profesoras(es).


Avancemos en las necesarias reformas educativas, construyendo mecanismos para que la voz de los maestros(as) no sólo sea escuchada sino protagonista especial en la ruta consensuada de transformaciones que se requieren para que nuestros sistemas educativos se conviertan en pilares de independencia, desarrollo y justicia social, es decir de calidad y pertinencia.


Construir una Comisión Ética Internacional que monitoree y acompañe las reformas educativas asociadas a los ODS con participación de magisterio activo, sería una muestra irrefutable de cómo el sistema de Naciones Unidas contribuye en el presente al desarrollo de la democracia que requiere el siglo XXI a escala mundial. Ustedes tienen la palabra dignos candidatos a dirigir el más importante foro de gobernanza mundial.

Publicado en Política

"Maestro, aguanta, el pueblo se levanta", fue el grito que se escuchó repetidamente en Asunción Nochixtlán, San Pablo Huitzo y en la capital del estado, donde pobladores de varias localidades acudieron al llamado de auxilio de los profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), grito de socorro que ni los disparos efectuados por elementos policiacos pudieron acallar.

Desde temprana hora, policías estatales y federales se dirigieron a Asunción Nochixtlán, municipio ubicado a una hora de la ciudad de Oaxaca, con el objetivo de desalojar el bloqueo que los profesores mantenían en la autopista Oaxaca-México, pero los manifestantes se retiraron, lo que desconcertó a los uniformados.

Minutos después los maestros regresaron, y alrededor de las 10:30 horas comenzó una refriega, en la que hubo disparos de arma de fuego de manera intermitente y en la que los docentes lograron replegar hasta en tres ocasiones a los agentes. El enfrentamiento se prolongó hasta después de las 15 horas.

Los gendarmes se parapetaron en una vulcanizadora para accionar sus pistolas y rifles de asalto; aunque cayeron heridas varias personas, los docentes y pobladores que los apoyaban no cedieron un ápice de terreno a los uniformados.

Los gendarmes se mantuvieron formando una línea en el acceso principal de Nochixtlán portando escudos antimotín. Mandos policiacos aseguraron que profesores y padres de familia les estaban disparando con rifles de asalto AK-47.

Por su parte, los mentores y sus simpatizantes denunciaron la existencia de un grupo de "infiltrados", quienes habrían disparado. Un taxista que se sumó a la resistencia de los maestros aseguró: "Si nosotros les dispararamos, ¿creen que mantendrían formada a su gente con simples escudos? ¿De verdad expondrían a sus elementos a que les disparáramos y sólo se protegieran con escudos?".

La refriega, en la que fueron quemados varias vehículos, tanto de pasajeros como de empresas o particulares, se prolongó hasta después de las 15 horas, cuando los pobladores lograron hacer retroceder a los uniformados, quienes optaron por retirarse hacia la capital del estado y fue declarada la victoria al impedir el ingreso de la policía.

Durante un recorrido por el centro de Nochixtlán se constató la atención médica que recibían los heridos de parte de cuerpos de rescate independientes, así como médicos de la comunidad y estudiantes, quienes prestaron sus servicios.

También se pudo observar a personas que repartían agua y refrescos entre los manifestantes, compresas con vinagre para quienes sufrían los efectos del gas lacrimógeno, además de gente en busca de sus familiares.

Mientras esto ocurría, otro convoy de la Policía Federal (PF) pretendía avanzar por la autopista Oaxaca-México, a la altura de San Pablo Huitzo, con la finalidad de llegar a Nochixtlán para ayudar a sus compañeros.

Sin embargo, no contaban con que habitantes de la ciudad de Oaxaca alertaron a los profesores de la intención de los uniformados, por lo que pobladores de Huitzo y Telixtlahuaca levantaron una barricada en el lugar, y un nuevo enfrentamiento se produjo en este sitio.

Solamente con el uso de uno de los helicópteros de la Policía Federal fue que lograron dispersar por un corto lapso a los manifestantes; el tiempo fue suficiente para que policías provenientes de Nochixtlán se les unieran y retornaran juntos a la capital del estado para intentar un tercer desalojo. Tras retirarse los agentes, los maestros tomaron nuevamente la autopista Oaxaca-México.

Cerca de las 17 horas los policías federales y estatales comenzaron a avanzar hacia la carretera federal 190 Oaxaca-México con la intención de retirar las barricadas; profesores y padres de familia resistieron los embates de los agentes, que lanzaron decenas de cartuchos de gas lacrimógeno. Dos helicópteros de la PF sobrevolaban la zona. En respuesta, los mentores quemaron algunas unidades retenidas y se defendieron con el uso de cohetones, arma que también fue utilizada por los uniformados.

Un grupo de encapuchados prendió fuego a las instalaciones de la delegación estatal de Caminos y Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos (Capufe), ademas de que a su paso fueron instalando barricadas para impedir el avance de los elementos policiacos.

En tanto, los uniformados fueron destrozando los cristales de los vehículos que se encontraban estacionados sobre la carretera federal 190 y realizaron dos detenciones.

Los federales lograron replegar a los manifestantes hasta el crucero de Viguera; sin embargo, a partir de ahí tomaron otro camino para avanzar hacia el centro de la capital, lo que permitió que quedaran instaladas por lo menos una decena de barricadas en la zona de la agencia municipal de Pueblo Nuevo, sobre la carretera federal 190.

"Esto ya superó lo de 2006", aseguró un policía estatal, quien comentó que la violencia se vio rebasada ayer, ya que el saldo fue de seis muertos, 94 heridos y 21 detenidos, en un solo día de la administración de Gabino Cué, quien el primero de diciembre de 2010, cuando tomó posesión, aseguró que nunca más la fuerza pública se utilizaría contra el pueblo de Oaxaca.

 

Asesinan a reportero

 

Elidio Ramos Zárate, reportero del diario regional El Sur, que se edita en la región del Istmo de Tehuantepec, fue ejecutado a balazos la tarde de ayer en el crucero de la ciudad de Juchitán, junto con otra persona; una tercera resultó herida.

El periodista, que cubría la fuente policiaca, recibió disparos en la cabeza que de inmediato ocasionaron su muerte, mientras que la otra persona falleció cuando la trasladaban al Hospital Civil de Juchitán.

Los comunicadores del Istmo de Tehuantepec, a través de las redes sociales, condenaron el crimen y exigieron a las autoridades esclarecer los hechos.

Publicado en Internacional
Lunes, 20 Junio 2016 06:48

Veneno y antídoto

El veneno que está escurriendo por los laberintos políticos y sociales de Estados Unidos se manifiesta en la serpiente de Donald Trump, y aunque esa demagogia derechista, si no es que fascista, tiene raíces profundas en este país, nunca se había aproximado tanto a la puerta de la Casa Blanca.

Las tinieblas sobre el país se generan por diversas corrientes, no necesariamente coordinadas, pero con un impacto que se ha documentado en el giro derechista de gran parte de la cúpula política y empresarial durante más de 30 años. Trump es cosecha de algo que se ha ido cultivando por diversos intereses a nivel local, estatal y nacional: desde arriba con la imposición de políticas económicas neoliberales y una ofensiva política ultraconservadora coordinada a nivel nacional por una poderosa y extensa red de multimillonarios ultraconservadores, y desde abajo por una combinación de fuerzas fundamentalistas religiosas y la manipulación exquisita del desencanto e ira popular - por la anulación de sus vidas (60 por ciento de abajo viven sin expectativas de algo mejor y unos dos tercios opinan que el país va por un camino equivocado).

"Hay un virus que infecta nuestra política y ahora está floreciendo con un color escarlata. Se alimenta de temor, paranoia e intolerancia. Todo lo que necesitaba para propagarse era una oportunidad momentánea y un oportunista sin escrúpulos", escribe el veterano periodista legendario Bill Moyers.

Este "virus" se expresa desde la ola antimigrante y la terrible vibra en los actos masivos de Trump, hasta en un incremento en los denominados crímenes de odio, con la tragedia en Orlando sólo por citar el más reciente y brutal.

De hecho, según las estadísticas oficiales más recientes de la FBI, hubo 5 mil 462 crímenes de odio en 2014, y la comunidad gay fue la más atacada, seguida por agresiones contra afroestadunidenses, musulmanes, latinos y asiáticos (aunque se sabe que la gran mayoría de este tipo de crímenes jamás son reportados a las autoridades).

Hoy día existen 892 "grupos de odio" y más de 276 "milicias" antifederales que operan en Estados Unidos, reporta el Southern Poverty Law Center.

No es nuevo este populismo de derecha dentro del país, que ha incluido figuras abiertamente simpatizantes del fascismo. El más famoso de éstos, el senador Joseph McCarthy, envenenó Estados Unidos con su demagogia peligrosa expresada a través de la destrucción de miles de vidas con su cruzada anticomunista en los años 50.

Por cierto, McCarthy y Trump tienen una persona en común: el abogado Roy Cohn, operador de la cacería de brujas de McCarthy, recordó recientemente el Washington Post. Cuando cayó el senador, Cohn regresó a Nueva York para volverse de nuevo un broker del poder. Trump lo conoció a principios de los 70 y se convirtió en uno de sus asesores más influyentes. De hecho, el presidente de la campaña de Trump fue presentado al magnate por Cohn.

 

Antídotos

 

"Donald Trump, la fiesta se ha acabado", grita Chuck D, el famoso rapero de Public Enemy, ahora integrante del nuevo grupo Prophets of Rage, junto con Tom Morello, de Rage Against the Machine y otros, para enfrentar con "furia" las nuevas expresiones derechistas de las cúpulas y cuyo primer concierto público se realizará contra la Convención Nacional Republicana en Cleveland.

Aunque el enfoque de los últimos meses –sobre todo en los medios internacionales– ha sido sobre Trump, algo tal vez más sorprendente ocurrió al mismo tiempo en este país. Es difícil enfatizar qué tan extraordinario es que Sanders, alguien que se identificó desde el principio como un "socialista democrático" haya ganado más de 12 millones de votos (Trump ganó unos 13 millones), 8 millones de donaciones individuales y triunfado en 22 estados con su mensaje de promover una "revolución política", algo que promete que va a continuar.

"Las días electorales llegan y se van. Pero las revoluciones políticas y sociales que intentan transformar nuestra sociedad nunca acaban", declaró el pasado jueves en un mensaje a sus seguidores.

Sanders no ha logrado una revolución todavía, pero sí una rebelión inesperada a nivel nacional, y es, por ahora, el líder de mayor perfil frente a un amplio movimiento heterogéneo que ha surgido en parte de esas luchas diarias de los últimos tiempos que el menciona: las movilizaciones antiguerra, las rebeliones altermundistas,la defensa de los derechos de los inmigrantes, las campañas para elevar el salario mínimo, Ocupa Wall Street, entre otras.

La tarea inmediata es derrotar a Donald Trump, dijo Sanders, pero afirmó que ese no puede ser el único objetivo. "Hemos iniciado el largo y arduo proceso de transformar a Estados Unidos, una lucha que continuará mañana, la próxima semana, el próximo año y en el futuro".

La resistencia al veneno está –como siempre– por todas partes, mas allá de las campañas electorales, en el metro, en las cantinas, en las canchas de juego, hasta en la tele y en las películas.

Cómicos como Samantha Bee, John Oliver, actores como Mark Buffalo, Rosario Dawson y hasta George Clooney, entre otros, han logrado romper, a veces destruir, las narrativas de la amenaza derechista más efectivamente que los políticos o los medios y con un público más amplio.

"Ya no podemos mantenernos al margen de la historia. Tiempos peligrosos exigen canciones peligrosas. Es hora de retomar el poder", afirman Prophets of Rage. La amenaza no es nueva; tampoco la respuesta, incluso en el ámbito artístico. La guitarra del legendario cantaor Woody Guthrie tenía grabado un lema: "esta máquina mata a fascistas". Y cantaba: "todos ustedes fascistas están por perder". Y existe otra versión más reciente, de Billy Bragg.

Las canciones expresan el antídoto, pero sólo será efectivo si todos aprenden a cantar juntos primero un verso añejo pero de nuevo contemporáneo: "no pasarán".

Publicado en Internacional

El Partido Popular de Rajoy volvería a ser la fuerza más votada, pero sólo a tres puntos de la alianza de Podemos con Izquierda Unida. Si se sumaran los socialistas a esta coalición obtendrían la mayoría absoluta, según las últimas encuestas.


Los socialistas están convencidos de que son ellos y solo ellos quienes pueden sacar a Mariano Rajoy del gobierno. Unidos Podemos, la coalición formada por Izquierda Unida (IU) y el partido de Pablo Iglesias, asegura que la única boleta con peso suficiente para acabar con el Partido Popular (PP) es aquella en la que figura su corazón de colores. Pero las encuestas, a menos de una semana de los comicios generales, insisten en que solo con la unión de ambos grupos la derecha quedaría fuera de la Moncloa.


Ayer, la agencia demoscópica Metroscopia publicó para el diario El País el último sondeo previo a las elecciones y sus resultados ratificaron el “sorpasso” de Unidos Podemos al Partido socialista (PSOE), con lo cual a la formación de Pedro Sánchez no le quedarían demasiadas opciones: o se suma a los de Pablo Iglesias o deja gobernar en minoría al PP con Ciudadanos.


A los socialistas no parece haberles salido bien la jugada de aliarse con los que muchos consideran una nueva filial del partido de Rajoy- Ciudadanos- y, de confirmarse los datos de las encuestas, tampoco les serviría esta vez reeditar el pacto. Según Metroscopia, el PSOE perdería ocho escaños con respecto a las urnas del pasado 20 de diciembre y sus 82 diputados ya no sumarían con los del partido de Albert Rivera- 39 de acuerdo al estudio de El País- un número tan comprometedor como para hacer temblar el tablero.


La unión que sí podría cambiar finalmente el color político de España, según las últimas encuestas, es la de Unidos Podemos y el Partido Socialista. Tanto el estudio de El País como los publicados durante este fin de semana por el diario Público.es, El Periódico de Cataluña o El Mundo confirman no solo que la coalición del grupo de Pablo Iglesias con Izquierda Unida consolida su segunda posición- por delante del PSOE y por detrás del PP- sino que las fuerzas de izquierda sumadas se acercarían a la mayoría absoluta. Metroscopia atribuye a Unidos Podemos una estimación de 93 escaños, 22 más que los que obtuvieron entre los dos partidos (Podemos e IU) por separado el pasado 20 de diciembre. Junto a los 82 escaños que el mismo sondeo otorga al PSOE (ocho menos que en diciembre), sumarían 175 diputados, lo que significa que estarían a un escaño de la mayoría absoluta, y ya no tendrían siquiera que contar con las formaciones independentistas para llegar al Gobierno.


El problema es que, lo que las encuestas ven tan claro, los socialistas no quieren reconocerlo y su campaña enfocada básicamente en el ataque a Podemos no augura un futuro de negociaciones fáciles. En España cada vez preocupa menos el 26 de junio e inquieta más el 27. Pero Pedro Sánchez no es esta la sensación que desea promover, así que en sus mítines refuerza “el desafío a las encuestas” y pide una y otra vez a sus votantes que no caigan en el desánimo. Sánchez intenta ignorar los posibles resultados y confía en conseguir movilizar a los suyos y convencer a los indecisos -un 32% de los electores según el último estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS)- mientras que desde sus filas evitan resignarse públicamente al adelantamiento de Unidos Podemos. “Si salimos con fuerza, no habrá encuesta, ni pinza, ni disfraz que nos pueda parar”, expresó el presidente del Congreso, Patxi López, ante el millar de militantes que se congregaron en el Auditorio de Zaragoza para el mítin socialista del ecuador de la campaña.


Además de mantener la cabeza bien alta pese a los embates de los sondeos, los de Pedro Sánchez apuestan por la estrategia del voto útil al PSOE para acabar con la derecha. “Aquellos que quieran decir ‘no’ a Mariano Rajoy, ya saben dónde encontrar el ‘sí’: en el PSOE”, dijo su líder durante el acto. “Un problema no se soluciona con otro problema –mantra que suele usar en referencia a Rajoy e Iglesias–. Se soluciona con un cambio que sume”, aseguró Sánchez ante su militancia.


Desde Unidos Podemos le recuerdan al PSOE que sigue teniendo “la mano tendida” y lo instan a que se defina en cuanto a quién apoyará tras el 26 de junio, si a ellos o al Partido Popular. En el mitin que celebró la coalición de izquierdas en La Coruña este domingo, uno de sus mensajes centrales fue dirigido a Pedro Sánchez para que, según manifestó el intendente coruñés, Xulio Ferreiro, “no se confunda de enemigo”.


Otro de los ejes de Unidos Podemos en esta segunda y última etapa de la carrera hacia la Moncloa es el que gira en torno a la campaña del miedo del Partido Popular para advertir de los peligros que conllevaría tener a “radicales” en el poder. Después de que el sábado Rajoy hiciera un llamamiento en un acto en Tenerife para que no se divida el voto moderado “porque ganarán los malos”, la alianza de izquierda salió al escenario en La Coruña con la “Marcha Imperial” de Star Wars.

La frase de Rajoy estuvo presente en varias de las intervenciones, para apelar a lo que ellos denominan “el voto contra el miedo”: “No me gusta la dialéctica de buenos y malos” –destacó Íñigo Errejón–. “No hay ciudadanos malos, hay gobernantes malos. Muchos de los que votaban a los partidos tradicionales también sufrieron desahucios, también enrojecieron de vergüenza al ver la corrupción, también tuvieron que ir al aeropuerto a despedir a sus nietos. Haya votado lo que haya votado la gente, son nuestros ciudadanos”, defendió el número dos de Podemos.


En una campaña que por primera vez en la historia española no se está polarizando entre el PP y el PSOE sino entre el partido de Rajoy y el de Pablo Iglesias, gran parte del discurso del candidato del PP a la Presidencia se está volcando en la necesidad de frenar el avance de la izquierda, encarnada- como un demonio- por Podemos. Para hacer frente a quien considera ahora su principal adversario electoral, Mariano Rajoy pretende aglutinar a todos los votantes de centro- derecha y recuperar el porcentaje que se fue con Ciudadanos el pasado diciembre. “Pedimos el apoyo de todos aquellos que quieren seguridad y apuestan por la recuperación económica, de los que desean un gobierno que no provoque sobresaltos, de los que rechazan extremismos o derogarlo todo simplemente porque lo aprobó el PP. Reclamamos el voto moderado, constitucionalista, de los que creen en el libre mercado, en la nación española”, proclamó Mariano Rajoy ante cientos de seguidores que escuchaban en Tenerife al líder de la formación que todavía sigue siendo la fuerza más votada según los últimos sondeos, aunque con un 29% que supera solo por tres puntos a la alianza de izquierdas.

Publicado en Internacional
Página 1 de 116