Mostrando articulos por etiqueta: sociedad
Miércoles, 20 de Agosto de 2014 06:14

Otro joven negro baleado por policías en Misuri

Al grito de las manos están arriba, no disparen, una multitud se congregó este martes en el lugar donde dos policías municipales de San Luis, Misuri, mataron poco antes a tiros a un afroestadunidense de 23 años que blandía un cuchillo tras reportarse un robo en un minimercado.


Los hechos ocurrieron a pocos kilómetros del suburbio de Ferguson, donde un policía mató a tiros hace diez días a Michael Brown, un joven negro de 18 años que iba desarmado, lo que ha provocado protestas ininterrumpidas y disturbios, que anoche se saldaron con al menos seis heridos de bala y 31 detenidos.


El secretario estadunidense de Justicia, Eric Holder, prometió a la población de Ferguson una investigación para aclarar la muerte de Brown. El funcionario, también de origen afroestadunidense, viajará a Ferguson a petición del presidente Barack Obama. En la víspera, hizo la promesa de que la investigación "será completa, equitativa e independiente, pero requerirá tiempo.


Ante todo, para comenzar el proceso de reconciliación, los actos de violencia deben cesar en las calles de Ferguson, pues afectan gravemente la causa de la justicia, agregó el secretario.


En un intento por recuperar la clama, el gobernador de Misuri, Jay Nixon solicitó el lunes el despliegue de la Guardia Nacional y dispuso toque de queda las noches del domingo y lunes.


Los agentes llegaron por un robo

 

Ed Kuntz, capitán de la policía de San Luis, dijo que dos agentes respondieron a un reporte de robo a una tienda en San Luis, y agregó que el sospechoso, cuya identidad no se ha difundido, se negó a soltar el cuchillo que llevaba en la mano. El jefe de la policía, Sam Dotson, sostuvo que el hombre se comportaba erráticamente y gritaba: Dispárenme ya, mátenme ya.

Los policías abrieron fuego cuando el hombre levantó el arma y avanzó hacia ellos, según las autoridades. Ambos están suspendidos mientras se investiga el caso, pero Kuntz dijo que al parecer los disparos fueron justificados.

 

Esta segunda muerte de un afroestadunidense a manos de la policía ocurre en medio de las tensiones raciales provocadas por la muerte, el pasado día 9, de Brown, quien iba desarmado y recibió seis disparos: dos en la cabeza y cuatro en el brazo derecho, según una autopsia independiente.


Observadores sostuvieron que el hombre muerto hoy, al parecer, aludía a ese asesinato cuando, alterado, gritaba a los policías que le dispararan.


La muerte de Brown ha provocado disturbios en Ferguson, localidad de 21 mil habitantes.


Las versiones de la policía y los testigos sobre la muerte de Brown difieren. La policía sostiene que Brown atacó al policía blanco, Darren Wilson.
Varios testigos aseguran, sin embargo, que el policía disparó a Brown cuando éste intentaba huir. En cambio, un amigo del joven muerto y otros testigos afirman que éste tenía las manos levantadas y se rendía cuando el agente disparó.


Wilson está suspendido temporalmente mientras se investigan los hechos. La pesquisa podría pasar a manos de un jurado investigador este miércoles, aunque no está claro cuánto tiempo demoraría la decisión de si lo encausan o no.


La prensa estadunidense ha destacado en estos días la brecha racial existente entre la policía y los habitantes de Ferguson. De los 53 policías de dicha localidad, sólo tres son afroestadunidenses, a pesar de que 67 por ciento de los habitantes de esta localidad son negros.
Decepcionante reacción del jefe de la Casa Blanca

En un editorial, el diario The Independent señala que las tensiones raciales y disturbios derivados de la muerte de Brown constituyen una prueba para el primer presidente negro de Estados Unidos, Barack Obama, cuya reacción ha sido decepcionante.

El diario señala que su única declaración sobre el tema fue el lunes pasado, cuando instó a las partes del conflicto a buscar entendimiento en vez de gritarse. The Independent señaló que Obama tendría que haber ido al lugar de las tensiones hace días.


El rotativo británico subrayó que la actual indiferencia de Obama contrasta con su reacción en 2012, cuando Trayvon Martin, de 16 años, fue asesinado por el guardia vecinal George Zimmerman en Florida, en 2012. Entonces, Obama expresó que el adolescente podía haber sido hijo suyo y agregó: ningún afroestadunidense en este país, incluido yo, escapa a la experiencia de ser seguido mientras hace compras en una tienda departamental, o de escuchar que la gente pone los seguros a sus autos estacionados cuando uno simplemente cruza la calle.

El Comité para la Protección de los Periodistas condenó hoy el arresto de al menos 11 comunicadores desde el pasado sábado que se encontraban en Ferguson cubriendo las protestas.

Informacion adicional

  • Antetítulo
  • Autor AP, AFP, DPA Y THE INDEPENDENT
  • País Estados Unidos
  • Región Norteamérica
  • Fuente La Jornada
  • Relacionados
  • Anexos
Publicado en Internacional
Miércoles, 20 de Agosto de 2014 06:03

¿Cómo se forman los niños y jóvenes en Israel?(I)*

Cuando en 2000 el partido Likud (extrema derecha) llegó al Ministerio de Educación, los niños, adolescentes y jóvenes de Israel empezaron a recibir, progresivamente, una formación altamente distorsionada y militarizada. Gobernaba entonces el primer ministro y criminal de guerra Ariel Sharon, y el ministro Limor Lifnat quedó a cargo de la revisión a fondo de todos los planes de educación y de enseñanza.


Siete años después, la gestión de las instituciones educativas de Israel estaba en manos de funcionarios militares. Motti Saji, titular del programa Tsafta, reconoció que en lugar de formar profesores calificados, el propósito apuntaba a encontrar dirigentes militares con habilidades especiales.


Simultáneamente, varios investigadores y pedagogos de las universidades de Tel Aviv y Haifa se volcaban a investigar los nuevos contenidos didácticos de los libros de texto. En Una cara fea en el espejo, por ejemplo, el profesor Adir Cohen analizó exhaustivamente mil 700 libros publicados después de 1967, tras la guerra de expansión que los medios occidentales (y textos israelíes) llaman Guerra de los seis días (1966). El estudio arrojó resultados radicalmente opuestos a la tolerancia predicada en los cientos de museos que Israel tiene montados en distintas capitales y ciudades del mundo (México entre ellas).


En 520 libros, Cohen descubrió descripciones humillantes y negativas de los palestinos. Desglosados, 66 por ciento de los textos se referían a los árabes como violentos, malvados (52), mentirosos (37), codiciosos (31), falsos (28), traidores (27 por ciento). Asimismo, en 86 libros, el profesor encontró que se describe a los árabes como homicidas (21 veces), sanguinarios (21), animales viciosos (17), belicistas (17), asesinos (13), creyentes de mitos (9), joroba de camello (dos veces).


Otro capítulo del estudio se basó en los resultados de cinco preguntas del tipo ¿cómo reconoces a un árabe y te relacionas con ellos?, realizadas a un grupo de niños en una escuela primaria de Haifa (cuarto a sexto grado). Pues bien: 70 por ciento describió al árabe como asesino, secuestrador, criminal, terrorista, 80 dijo que veía a los árabes como sucios y con cara aterradora, y 90 por ciento afirmó que los palestinos no tenían derecho alguno sobre la tierra de Israel o Palestina.


Para la profesora de la Universidad de Tel Aviv Nurit Peled-Elhanan (premio Sajarov para la Libertad de la Conciencia, Parlamento Europeo, 2001) "...las construcciones del mundo hechas a partir de los libros de estudio, por tratarse de las primeras a sedimentarse en la mente de los niños, son muy difíciles de ser erradicadas.

"Los palestinos –añade– nunca son presentados como seres humanos normales. No hay en este material siquiera una fotografía de un palestino que muestre el rostro. Tan sólo podemos verlos enmascarados o en situaciones que representen amenazas para los judíos."


Los programas distorsivos resultan más obligatorios en los colegios palestinos de Jerusalén este. El director de la oficina de Educación, Sameer Jibril, instó a las familias palestinas con niños en edad escolar a estar atentas y conscientes, pues al menos en cinco escuelas palestinas se les están cambiando por la fuerza los materiales por los programas israelíes.

 

La ilegal municipalidad de Jerusalén –observó Jibril– ofreció aumentar los salarios de los maestros y directores palestinos que acepten poner en práctica los programas israelíes en sus escuelas. La propuesta añadiría unos 2 mil shekels (550 dólares) de subsidio por alumno matriculado. Los materiales muestran mapas modificados en los que Israel incluye la ribera occidental con los nombres de Judea y Samaria, además de Gaza y el Golán sirio ocupado

.
En materia de historia, los programas hacen hincapié en el estudio de la destrucción del templo de Salomón en la vieja ciudad de Jerusalén, remarcando que la ciudad les pertenece como capital judía de Israel, omitiendo, de paso, que por esa época Palestina y Jerusalén estaban bajo la ocupación romana-hebrea, el templo fue demolido por los romanos, y nunca existió un Estado de Israel antes de 1948.

De su lado, la profesora Nurit Peld-Elhanan denunció la circulación de supuestos libros de texto escolares palestinos en los que se diaboliza a los judíos. Pero estos materiales, asegura, son impresos en el llamado Centro de Vigilancia sobre el impacto de la Paz (sic) de Efrat, colonia ilegal de Cisjordania situada al sur de Jerusalén, administrada por rabinos judíos de extrema derecha.


En 2013, los falsos programas fueron presentados en el Congreso de Estados Unidos. Para lavar la afrenta, el Congreso entregó medio millón de dólares por cada uno, y Hillary Clinton contrató al director del Centro de Vigilancia, Yohanan Manor, como consejero personal

.
* Texto elaborado con base en los escritos del catedrático palestino Elias Akleh y la periodista Maureen Meehan (traducción de Beatriz Morales Bastos, Rebelión, 20/7 y 20/11/2007), Suhail Hani Daher Akel (ex embajador de Palestina en Argentina) y Nurit Peled-Elhanan (Universidad de Tel Aviv), autora de Palestine in israeli school books: ideology and propaganda in education (2012).

Informacion adicional

  • Antetítulo
  • Autor JOSÉ STEINSLEGER
  • País Israel
  • Región Medio Oriente
  • Fuente La Jornada
  • Relacionados
  • Anexos
Publicado en Internacional
Lunes, 18 de Agosto de 2014 06:54

Las víctimas en el centro de la negociación

Por desiertos y selvas, capitales y pueblitos, llanuras y fronteras –sin distinción y hace más de cincuenta años– ha corrido la sangre por la guerra en Colombia. Los cuerpos del horror han emergido hasta de los ríos del caluroso Magdalena como entes sin vida que navegan sin identidad ni rumbo; las gentes aún de pie y respirando se vieron por última vez entre las llamas del Palacio de Justicia en Bogotá, y las miradas resaltan ahora desesperadas en las comunas de capitales como Buenaventura o Medellín, que viven todavía la guerra narco-paramilitar. En La Habana, el rostro de las pérdidas que deja el paso de la guerra se asoma en la foto de un niño ejecutado por militares y cuelga del cuello de Luz Marina, la madre sobreviviente, valiente y hoy amenazada de muerte, que llegó a Cuba como parte del primer grupo de víctimas que participa de los Diálogos de Paz. Sobre ello –los más de cinco millones de desplazados, los treinta mil desaparecidos, los millones de despojados del campo y todos cuantos han sufrido lo peor de medio siglo de conflicto–, es que se negocia esta semana en la capital de Cuba.


Guerrilla y gobierno continúan hoy el ciclo 27º de esta negociación en, quizás, el más tenso y doloroso tema: las víctimas. De cinco puntos, ya se llegaron a acuerdos sobre tres: tierras, participación política y narcotráfico. El cuarto toca la piel y el corazón, y cuestiona quiénes son los responsables de la barbarie, además de los que están en La Habana y, más allá, incluye las preguntas por quiénes han apoyado desde afuera de Colombia y quiénes se han beneficiado con este largo conflicto en la puerta de América latina que hoy se presenta al mundo como la economía emergente más poderosa de la región.

Cómo hacer justicia con los huérfanos y viudas, cómo hallar a los desaparecidos, cómo devolver la tierra por décadas arrebatadas a los campesinos y hoy entregada a las multinacionales, o cómo esclarecer la verdad de tantos años, tantos horrores y tantos responsables, son las discusiones que centran esta semana la atención de un país que, como nunca antes, evoca la paz. Uno de los retos para la mesa de conversación, además del respeto y la inclusión por todo el universo de víctimas, no sólo las de la guerrilla, es la puesta en marcha de la Comisión Histórica del conflicto y sus víctimas, y la subcomisión de cese al fuego que pretende negociar que se callen las armas para seguir hablando de paz.


Con doce representantes de las víctimas estuvieron reunidos tanto rebeldes como funcionarios durante el fin de semana, en el primero de cinco históricos encuentros entre víctimas y los victimarios, incluido el Estado, que desde sus fuerzas militares y policiales así como entre sus parlamentarios, ex presidentes y funcionarios de todo nivel, está involucrado en las más graves violaciones de derechos humanos y nexos con ejércitos paramilitares. De entre los grupos ilegales, en la mesa de negociaciones está presente sólo la guerrilla de las FARC. Los paras negociaron ya con Alvaro Uribe y lograron un máximo de ocho años de prisión que se cumplen justo en 2014. El Estado, por su parte, es el que más goza de impunidad. Los reflectores, sin embargo, están puestos en las FARC: secuestros, extorsiones, masacres están en la mente de los colombianos. Para esa guerrilla "las víctimas han sido esencialmente sujetos políticos, militantes activos o simpatizantes, actuando en la política abierta o desde la clandestinidad, que han buscado organizarse para cambiar el estado de cosas existente, recurriendo incluso al alzamiento armado, todos ellos y todas ellas portadores de programas políticos (...). El terror de Estado, las maquinarias de la destrucción y las técnicas de la muerte, con evidentes rasgos fascistas, en muchos casos inspirados en las enseñanzas de las doctrinas contrainsurgentes de la 'seguridad nacional' y de combate al 'enemigo interno', se han puesto en movimiento para preservar el statu quo y el régimen de privilegios del que han gozado las clases dominantes a lo largo de la vida republicana", según el comunicado leído por el canciller de las FARC Rodrigo Granda.
Las víctimas de todos los actores, las fatales, suman ya 220 mil, y, en total, contando desplazamiento, desaparición forzada, violencia sexual y todas las formas de la crueldad del conflicto, más de seis millones de personas han sido victimizadas. Así lo reseña la Unidad de Víctimas que hace unos días señaló a las FARC de ser el mayor victimario. Otros informes también financiados por el gobierno mismo, como Basta Ya, producido por el Centro de Memoria Histórica, no arriesgan a estratificar quién ha producido más o menos víctimas, pero sí quién tiene mayor responsabilidad: el Estado.

La cifra de las víctimas, lamentablemente, aún no se cierra: mientras el gobierno y la guerrilla más antigua del mundo negocian la paz en La Habana, cada día siguen muriendo los civiles inocentes en medio de la confrontación, los mismos rebeldes de las FARC y del Ejército de Liberación Nacional, que aspira a comenzar también a dialogar continúan su lucha armada con dinamitación de petroleras, acueductos y ataques a convoyes militares o puestos de policías. Así fue que murió en Toribío Cauca, por ejemplo, Alfonso Rodríguez, el hijo de doña Nelly. La mujer y sus canas se asoman al salón del protocolo de El Laguito empuñando flores blancas, mirando las cámaras de frente, y es la primera en leer el comunicado en la conferencia de prensa que ofrecieron las víctimas afirmando que "recibimos como un gesto de reconocimiento a favor de la paz, la reconciliación y la garantía de los derechos de las víctimas la invitación a participar de esta jornada histórica".

Informacion adicional

  • Antetítulo LA GUERRILLA DE LAS FARC Y EL GOBIERNO COLOMBIANO CONTINUAN LAS CONVERSACIONES EN TORNO DEL TEMA MAS POLEMICO
  • Autor Katalina Vásquez Guzmán
  • País Colombia
  • Región Suramérica
  • Fuente Página12
  • Relacionados
  • Anexos
Publicado en Colombia

El gobernador del Estado norteamericano de Misuri, Jay Nixon, ha movilizado a la Guardia Nacional para hacer frente a los disturbios en Ferguson, que se prolongan desde hace ya más de una semana tras la muerte del joven afroamericano vecino de esa localidad, John Brown, de 18 años, por los tiros de un agente blanco. Justo este lunes se ha conocido que Brown, que iba desarmado, recibió seis disparos, dos de ellos en la cabeza.

La respuesta policial a las protestas, con un despliegue de medios casi militar enardeció aún más a los manifestantes y el pasado sábado fue decretado el toque de queda en la localidad, donde el sábado fueron detenidas siete personas y una fue hospitalizada en estado crítico. A la pregunta de si el toque de queda se mantendrá durante los próximos días, el gobernador expresó que "podría ser" aunque su deseo es que baje la tensión.


La orden ejecutiva de enviar a la Guardia Nacional firmada por el gobernador, que ya había relevado a la Policía local cuando fue reemplazada por la Patrulla de Carreteras estatal, asegura que la medida pretende restablecer la paz y el orden, así como proteger a los ciudadanos de Ferguson. El gobernador asegura que las protestas pacíficas se han visto alteradas por actos de violencia criminal perpetrados por un número creciente de individuos, muchos de ellos ajenos a Ferguson y al estado de Misuri. "Condenamos estas actividades criminales, incluidos los tiroteos contra las fuerzas de seguridad y los civiles así como el lanzamiento de cócteles molotov, los saqueos y los intentos de bloquear carreteras y asaltar el puesto de mando unificado", señala el comunicado oficial

La organización de derechos humanos Human Rights Watch envió a dos representantes a Ferguson para estudiar la respuesta policial a las protestas y reunirse con miembros de la comunidad, así como con autoridades locales y del estado de Misuri, al que pertenece la ciudad, para documentar los recientes sucesos.


Familiares, amigos y ciudadanos de Ferguson pidieron este domingo justicia en un acto en el que el reverendo Al Sharpton y Martin Luther King III, hijo del activista de los derechos civiles, pidieron paz, unidad y un mayor acercamiento de la policía a la comunidad afroamericana. "Nuestros departamentos de policía necesitan relaciones humanas diversidad y entrenamiento de sensibilización", dijo Luther King ante la mirada de los padres de joven, Lesley McSpadden y Michael Brown, quien lució una camiseta negra con una foto de su hijo en la que se leía "No justicia. No paz".


Seis disparos, dos de ellos en la cabeza, acabaron con la vida del joven de Ferguson

 


EFE Redacción Internacional 18/08/2014 09:26 Actualizado: 18/08/2014 10:40

Seis disparos, dos de ellos en la cabeza, acabaron con la vida del joven de 18 años afroamericano Michael Brown, cuya muerte ha desatado una ola de movilizaciones en la población estadounidense de Ferguson, Misuri, y que ha llegado a extenderse a otras ciudades, acabando muchas ocasiones en episodios de violencia. Así lo desvela la autopsia privada realizada el domingo, según informa este lunes The New York Times.

El informe preliminar de la autopsia encargada por la familia alex responsable forense de la ciudad de Nueva York Michael M. Baden señala que cuatro de los impactos alcanzaron su brazo derecho. Aparentemente, explica el rotativo neoyorquino, los disparos no fueron realizados a corta distancia, pues no hay restos de pólvora en el cadáver, aunque aún no ha sido examinada la ropa para determinar con certeza la distancia.


El joven de 18 años, fue tiroteado cuando estaba desarmado por un policía identificado como Darren Wilson el pasado 9 de agosto en un encuentro del que la versión policial y los testigos difieren. La muerte del joven en un caso de aparente violencia policial con tintes racistas ha desatado una ola de protestas con disturbios que, en la noche del sábado al domingo, acabó con un herido grave y siete detenidos pese al toque de queda decretado por el gobernador, Jay Nixon.


Decenas de personas desafiaron el toque de queda en su primera noche el pasado sábado, tras una semana de saqueos y protestas. El fiscal general, Eric Holder, ha ordenado que personal médico federal realice una segunda autopsia al cuerpo del joven, "debido a las circunstancias extraordinarias que rodean el caso y a petición de la familia de Brown", según informó este domingo el portavoz del Departamento de Justicia, Brian Fallon.

El portavoz dijo que la autopsia se efectuará "lo antes posible", al tiempo que indicó que los funcionarios del Departamento de Justicia que trabajan en el caso también tendrán en cuenta el examen realizado por las autoridades estatales para su investigación. El abogado de la familia, Anthony Gray, consideró esta acción una señal "alentadora" de que la investigación independiente está avanzando "y eso es lo que la familia quería", afirmó.

Informacion adicional

  • Antetítulo
  • Autor
  • País
  • Región
  • Fuente
  • Relacionados
  • Anexos
Publicado en Internacional

Para el rector de la Universidad de Sao Paulo (USP), Marco Antonio Zago, esta casa de estudios es sin duda la más importante de Brasil y una de las mejores de Iberoamérica.


En entrevista con La Jornada, señaló que el éxito de esta institución universitaria a escala nacional e internacional se debe sobre todo a tres factores: su gratuidad, pues cuenta con una partida de financiamiento ya establecida que corresponde exclusivamente al estado de Sao Paulo; que la promoción de académicos se realiza con base en los méritos y el trabajo de investigación, y su historia, fundada en 1934 luego que la sociedad intelectual de Sao Paulo fue derrotada por el régimen dictatorial de entonces.


En años recientes la USP se ha colocado como una de las mejores instituciones académicas de estudios superiores de la región. Cada año gradúa a más de 2 mil 300 doctores, número similar al de estudiantes que terminan su doctorado en todo México; realiza 30 por ciento de la investigación de Brasil, y se ha ubicado como la mejor de Iberoamérica dentro de las clasificaciones internacionales.


Es una institución con más de 90 mil estudiantes, 58 mil de ellos de licenciatura y el resto entre maestría, doctorado y especializaciones; 6 mil profesores y más de 60 mil trabajadores. Cuenta con ocho campus en el estado de Sao Paulo, donde se imparten 94 carreras y 233 programas de posgrado.


El rector de esta casa de estudios, nombrado a principios de este año, atendió la solicitud de entrevista de este diario durante los trabajos del tercer Encuentro Internacional de Rectores Universia, que se efectuaron los pasados 28 y 29 de julio en Río de Janeiro, Brasil, donde se dieron cita más de mil 100 dirigentes universitarios y que fue apoyado por banco Santander. Durante la charla señaló que uno de sus proyectos centrales al frente de la USP será lograr que, para 2017, 50 por ciento de los estudiantes que ingresen a la casa de estudios provengan de escuelas públicas.


Principal promotor del convenio que la USP firmó con las universidades Nacional Autónoma de México y de Buenos Aires, para impulsar el intercambio académico, docente y de investigación conjunta, Zago resaltó que la alianza entre las tres principales casas de estudio de América Latina debe enviar un mensaje a gobiernos y grupos empresariales de estas naciones para entender que la cooperación tripartita es fundamental.


–¿Cuál es el secreto del éxito de la USP?


–No hay secreto; es la consecuencia del trabajo de la institución a lo largo de su historia, y se debe principalmente a tres factores. Primero, su fundación. Se trata de la primera universidad de investigación en Brasil, creada en 1934, quizá muy tarde en relación con otros países de América, y esto se debió a que, al contrario de los españoles, que promovieron la creación de universidades en este Continente (en la época colonialista), los portugueses prohibieron la educación superior en Brasil.

"En 1934 Sao Paulo era un estado muy poderoso económicamente, pero su intelectualidad había perdido la disputa por un proyecto constitucionalista de país contra un régimen dictatorial; por ello los intelectuales paulistas se dijeron: 'perdimos la guerra, pero ahora debemos ganar con el conocimiento'. Así fue como surgió la USP, y desde el principio en sus estatutos se asentó no sólo la necesidad de transmitir conocimiento, sino de crearlo. De ahí surge nuestra vocación por el compromiso social.


"El segundo factor es que la USP preserva muchos principios de mérito; por ejemplo, para llegar a ser profesor titular es necesario hacer concursos y mostrar producción científica. Esta cobranza de mérito está desapareciendo en las otras universidades federales brasileñas.
Tres, el financiamiento. El estado de Sao Paulo financia a sus tres universidades, a diferencia del resto de las casas de estudio del país, donde la mayoría dependen de los financiamientos anuales del gobierno federal. Pero las tres universidades paulistas reciben una partida garantizada del gobierno del estado. Con ello tenemos un presupuesto permanente defendido y que no sufre modificaciones, aun cuando el partido en el gobierno cambie.


–Durante todo el encuentro de Universia se enfatizó la importancia de la movilidad académica entre las universidades de la región. ¿Cómo motivar este proceso?


–La movilidad nunca fue muy grande, aumentó mucho en los años recientes. Un componente importante que nosotros no podemos dejar de lado es el programa del gobierno federal brasileño llamado Ciencias sin fronteras, que sustentó la movilidad de muchos estudiantes. Pero la USP necesita mejorar mucho en este tópico.


–¿Un paso fundamental será el convenio firmado durante este encuentro con la UNAM y la UBA?

–Claro. Nuestra universidad tiene relaciones más intensas con instituciones fuera de América Latina. Por ello los tres rectores de estas casas de estudios nos dimos cuenta de la responsabilidad y necesidad de mostrar un compromiso de unión y colaboración entre las tres principales universidades latinoamericanas. Parte del acuerdo se basa en la movilidad de los alumnos, pero pienso que más importante aún es que damos un mensaje a los gobiernos e industriales que esta relación (en todos los niveles) entre las tres naciones es fundamental para nuestra sobrevivencia en América Latina.

–¿Cuál es su proyecto al frente de la USP?


–Garantizar y mantener las promociones de mérito, lograr que en tres años al menos 50 por ciento de los alumnos que ingresen a nuestra casa de estudios vengan de escuelas públicas, hacer una importante reforma a los programas de graduación, pues tenemos un déficit en esa materia, y reformar política y administrativamente la universidad. Hoy tenemos un problema, y es que aun cuando nuestro presupuesto es grande, tenemos dificultades financieras, ya que tenemos 60 mil trabajadores, que es un número muy grande para nuestras necesidades. En Brasil no se puede despedir a los servidores públicos, por tanto, debemos encontrar la forma de administrar esos recursos con responsabilidad.


–¿Brasil ha apostado por la educación?


–Sí, pero tenemos dos problemas: hay una falla en la educación secundaria que se debe corregir, para mejorar la calidad de la formación; y dos, debemos lograr que el porcentaje de jóvenes que acuden a las universidades públicas pueda acercarse al de las particulares (actualmente en este país 70 por ciento de los matriculados en la educación superior están en una institución privada y 30 por ciento en públicas). Para que una universidad ofrezca calidad no es necesario que sea privada.

Informacion adicional

  • Antetítulo
  • Autor EMIR OLIVARES ALONSO
  • País Brasil
  • Región Suramérica
  • Fuente La Jornada
  • Relacionados
  • Anexos
Publicado en Internacional
Lunes, 18 de Agosto de 2014 06:25

Cadenas

Lo único que queremos es quitarnos las cadenas/Lo que único que queremos es ser libres, canta el rapero J. Cole. Mensaje común y ambiguo en la música popular desde siempre, pero esta vez tiene un contexto muy particular: otro joven afroestadunidense baleado por policías en el mero centro de este país.


La canción fue la primera sobre el incidente en Ferguson, Misuri, en generar atención masiva, pero para la comunidad hip-hop estos incidentes son personales y demasiado comunes. ¿Me puedes decir por qué cada vez que salgo tengo que ver negros morir?, canta J.Cole. https://soundcloud.com/dreamvillerecor ds/j-cole-be-free/s-3J4jW

 

Las escenas en los días después de que Michael Brown, afroestadunidense de 18 años, cayó muerto por balas de un policía blanco local en la calle en su pueblo, un tipo de suburbio de San Luis, Misuri, dieron la vuelta al mundo y fueron calificadas por reporteros y hasta militares veteranos como zona de guerra.


Las expresiones de ira de ese pueblo por la muerte de uno de sus hijos fueron confrontadas por la policía local que, con equipo militar, apuntó ametralladoras y rifles de asalto M-16 a jóvenes y hasta a niños, lanzó gas lacrimógeno en tanquetas blindadas y disparó balas de goma contra cientos de ciudadanos afroestadunidenses e incluso contra periodistas.

 

Desde que se declaró la guerra contra el terrorismo y las fuerzas policiacas del país fueron bautizadas como la primera línea en ese frente, se traslada cada vez más equipo militar a estas fuerzas locales. Con ello, se vuelven de cierta manera tropas de ocupación de sus propios pueblos.

 

Eso, combinado con las secuelas de más de un siglo de segregación racial en la región de Ferguson, nutrió las tensiones: la fuerza policiaca de Ferguson, pueblo predominantemente afroestadunidense, es 95 por ciento blanca.


El incidente en Ferguson no fue inusual. Esa misma semana otro afroestadunidense desarmado fue ultimado a tiros por un policía en Los Ángeles; dos semanas antes otro fue ahorcado por un policía cuando lo arrestaban por vender cigarros sueltos en Nueva York. La lista de víctimas reciente es larga y la histórica es incontable.

Lo que ocurrió en Ferguson una vez más reveló algo debajo de la superficie del país que afirma ser faro de la libertad y la justicia: la violencia institucional y sistémica, que tiene una expresión racial muy particular.


Ser afroestadunidense en Estados Unidos es vivir en peligro. "Hay más afroestadunidenses sometidos al control del sistema correccional hoy día –en prisión, libertad condicional o bajo fianza– que los esclavizados en 1850", comenta la jurista académica Michelle Alexander, autora del extraordinario libro The New Jim Crow, sobre la encarcelación masiva y el racismo institucional.

 

Aunque los afroestadunidenses son sólo 12 por ciento de la población nacional, es seis veces más probable que un negro acabe encarcelado que un blanco. Por cada dos blancos presos hay 11 negros presos en este país; las condenas aplicadas a afroestadunidenses son 20 por ciento más largas que para blancos acusados de delitos similares. Si la tasa de encarcelación continúa subiendo al mismo ritmo que durante los últimos 30 años, uno de cada tres hombres negros estará en la cárcel en algún momento de su vida (comparado con uno de cada 17 blancos). Casi 6 millones de estadunidenses tienen anulado su derecho al voto de por vida, después de estar encarcelados por un delito: 2 millones 200 mil son afroestadunidenses (cifras del Sentencing Project).


En entrevista reciente con Bill Moyers, Alexander agregó: "hemos creado un sistema de encarcelación masiva, un sistema penal sin precedente en la historia del mundo. Tenemos la tasa de encarcelación más alta del mundo... Y la mayor parte del incremento en encarcelación ha sido entre la gente de color empobrecida..." Subraya que esto es en gran medida resultado de la llamada guerra contra las drogas, que más bien ha sido contra los pobres y las minorías. Indicó que aunque los negros son sólo 13 por ciento de los que usan drogas ilícitas, son 36 por ciento de los arrestados por droga y 46 por ciento de los condenados a penas de cárcel. Según el Sentencing Project, más de 60 por ciento de la población encarcelada pertenece a minorías raciales o étnicas.


Más allá del sistema de justicia, la violencia del racismo se expresa en casi todos los ámbitos de la vida social. Por ejemplo, en el sistema escolar, los afroestadunidenses suelen estar en escuelas inferiores con menos recursos que sufren de una elevada tasa de abandono. Para los hombres negros hay más probabilidad de que pasen un tiempo encarcelados que de graduarse de una universidad.

 

En el ámbito socioeconómico, el índice de pobreza supera 50 por ciento en muchos barrios urbanos afroestadunidenses; la expectativa de vida para negros pobres en Washington, la capital del país, según algunos estudios, es menor a la de Gaza o Haití; la tasa de desempleo alcanza a ser más que el doble de los blancos (la tasa de desempleo de blancos es de 5.3 por ciento, y la de afroestadunidenses es de 11.4 por ciento).

 

Existir como afroestadunidense de clase obrera es ser vulnerable; vivir en una área pobre y negra simplemente te deja como colateral, afirma el columnista Gary Younge en The Guardian. Cita a un experto sobre la condición de la comunidad afroestadunidense que declara: por las cifras, por todos los datos oficiales, aquí en la confluencia de historia, del racismo, de la pobreza, de poder económico, esto es lo que valemos: nada.

 

Con cada vida de un negro que perdemos, acabamos diciendo lo mismo. Exigimos que nuestra humanidad sea reconocida. Oramos por las vidas de nuestros jóvenes. Les recordamos a todos nuestra historia. Y después muere otro afroestadunidense, escribió Mychal Denzel Smith en The Nation. Concluye: el silencio no es opción, pero las palabras no son suficientes.


Pedir calma y paciencia ante la ira de Ferguson –como ha hecho la cúpula política– son sólo palabras que por ahora no han logrado romper las cadenas que siguen arrastrando a este país.

Informacion adicional

  • Antetítulo American Curios
  • Autor DAVID BROOKS
  • País Estaods Unidos
  • Región Norteamérica
  • Fuente La Jornada
  • Relacionados
  • Anexos
Publicado en Internacional

Los servicios de inteligencia del régimen israelí consideran que el fracaso de su ejército tiene raíz en las informaciones incorrectas así como su incapacidad en la lucha contra el Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (Hamás).


En sus informes sobre la guerra contra Gaza, los servicio de seguridad general de la inteligencia israelí (Shabak) y la inteligencia militar israelí (AMAN) revelaron el fracaso del ejército israelí en acceder a cualquier información sobre los lugares donde se encuentran los comandantes de Hamás e incluso los líderes políticos palestinos en Gaza, según informó el domingo el diario palestino Al-Manar.


Según estos informes, la Resistencia palestina consiguió poner obstáculos a las actividades de inteligencia del enemigo, de tal modo que el régimen israelí anunció, a finales de la segunda semana del conflicto, su fracaso total en cumplir con sus objetivos previstos.


El ataque contra el enclave costero fracasó según las normas militares y de inteligencia y esta guerra demostró que el régimen israelí no posee información real sobre los acontecimientos en Gaza, admiten los informes de Shabak y AMAN.


Los servicios de inteligencia israelíes aclaran que los comunicados del ejército de este régimen sobre los ataques contra almacenes de Hamás se publicaban en el marco de una guerra mediática y no se basan en realidades ni ataques del ejército.


Según las confesiones de los servicios israelíes de inteligencia, el régimen de Tel Aviv sufrió daños irrecuperables en sus agresiones militares, iniciadas hace unos 41 días, contra Gaza.


(Con información de HispanTV

Informacion adicional

  • Antetítulo
  • Autor
  • País Israel
  • Región Medio Oriente
  • Fuente Cubadebate
  • Relacionados
  • Anexos
Publicado en Internacional
Sábado, 16 de Agosto de 2014 18:11

Vagones solo para mujeres, ¿el fin del acoso?

"Una vez viví el acoso de un hombre en una buseta, no sólo en trasnmilenio", manifestó una mujer con su hijo en brazos, cuando esperaba la ruta D26 en la estación Universidad Nacional, donde salen y entran todo tipo de personas por los torniquetes, unos con destino fijo, caminando de prisa, otros un poco perdidos, mirando el mapa que indica las rutas que en caso de no entender nada quedan obligados a preguntarle a un tombo, a la señora de chaqueta café o cualquier otro viajero.


Son las 2 de la tarde, el sol está radiante, en la estación hay poco flujo de personas. Al ingresar de inmediato me percato que es la hora indicada para viajar y poder tomar asiento en cualquiera de los buses que paran y abren sus puertas. Pero también observó la presencia de dos muchachas de chaqueta verde, con el símbolo de "Bogotá humana" y el "SITP", en el primer vagón donde arriban las rutas D22, E32, E44 y la D26, tan sonada por estos días. El papel que estas cumplían en el gran teatro del transporte público Bogotano, donde muchos llevan máscaras y trajes para no mirarse ni hablarse, era el de indicarle a los hombres que se paraban en el primer vagón del D26 "Señor, esta fila es sólo para mujeres, ubiquese en las siguientes que son de acceso mixto", a la vez que repartían un volante titulado "Todas las formas de violencia contra las mujeres, son un delito", relacionando más abajo 3 tipos de delitos: "Ese apoyo es un delito". "Esa mano es un delito". "No queremos ese piropo".


Había tomado rumbo a esta ruta de Transmilenio para averiguar las impresiones de distintas personas sobre esta iniciativa de la alcaldía. Iba con mi morral y con mi cara de estudiante. Me le acerqué a una de las chicas de chaqueta verde a ver si podía concederme una pequeña entrevista con respecto a la nueva medida diferenciada, su respuesta fue negativa: "no puedo responder ninguna declaración, ni siquiera una opinion".


No eran muchas las opciones que me quedaban. Opté por hablar con los hombres desplazados del primer vagón hacia los últimos. Algunos expresaban que la medida podía funcionar porque "no falta el pillo que quiera tocar a la nenita", otros tan solo decían que en horas pico era muy complicado que esta norma se cumpliera por la gran la demanda y poca oferta de un cupo en los buses, así fuera achucharrado entre la puerta y la gente con media maleta por fuera".


La respuesta deja el panorama abierto. Me pregunto si en horas pico, aquellas de mayor demanda y congestión, no es evidente todo tipo de roce acompañado de un baile de un lado pa'l otro, y orquestado por Los Tupamaros: "bailamos cachete con cachete, juntamos pechito con pechito, movemos obligo con ombligo". Durante los esporádicos cruces de palabras con varios transeúntes, me di cuenta que la mayoría de los hombres se acogian a la medida, pero sólo bajo el control "educativo" de las dos jóvenes presentes, y que algunas mujeres por no separarse de sus parejas se ubicaban en las filas mixtas.


Quise ver la reacción en otras estaciones. Abordé el D26, y encontré que todo el primer vagón estaba lleno de mujeres, altas, bajitas, ejecutivas, deportivas, universitarias, sencillas, con maquillaje y sin éste, en pantalón y en falda, alegres y serias y, bueno, uno que otro despistado. La siguiente estación fue Avenida Chile, donde una señora comentó que la medida podía funcionar con el tiempo pero que la gente no sabia respetar las normas. Mientras la escuchaba, noté cómo algunos de los hombres que iban de prisa para coger el biarticulado tropezaban, se confundían o hasta perdían el viaje para no violar la entrada exclusiva de las mujeres, siempre respetando el grito o la advertencia de las mujeres y hombres de chaqueta verde.


Dos jovenes, por el contrario, no dudaron en entrar por el vagón que les dió la gana y con ellos tomé de nuevo la ruta. Nos ubicamos en el acordeón –el centro- del transmilenio, trascurridos unos minutos, cuando sintieron alguna confianza, me explicaron "no basta con dividir el bus porque eso solo va a aislar al acosador, se necesita concientizar a los hombres sobre el respeto hacia la mujer, con más educación no sólo en el transporte público sino en las casas, el trabajo, el colegio".


En las siguientes estaciones me di cuenta que los funcionarios de chaqueta verde ya no estaban y, como en los días anteriores, todos los vagones de los buses de nuevo eran mixtos. Cuando llegamos al final de la ruta, en el portal 80, le pregunté a uno de los funcionarios que allí atendía el porqué del vagón mixto, por unos segundos no supo responderme, hasta que se atrevió: "pues no sé, supongo que es para las mujeres que les gusta que... que las to...quen". A otro señor, alto, con gafas y medio canoso, le pregunté que sentía al ser desplazado del primer vagón, sin pensarlo dos veces me dijo que le parecía bien aunque no creyía mucho que funcionara, porque en parte las mujeres eran las culpables del acoso por no saber en dónde pararse, ni en qué posición y que a veces solían ser provocativas. Seguí caminando por entre las filas de gente para escuchar otras opiniones, como: "¿y si las mujeres nos manosean?", "¿y qué pasa con los hombres que dentro del transmilenio se pasan de vagón?". Me dirigí hacia la fila de mujeres y les pregunté si podría darse el caso de que la acosadora fuera una mujer, varias ponían caras se asombró y otras afirmaban "no falta la lesbiana". Algunas afirmaron haber sido acosadas no sólo en estos buses sino también en otros transportes públicos, y en la calle.


Transcurrían los minutos y las filas de pasajeros crecían en número. Estaba parada, de nuevo, esperanñdo la ruta E26, y abordé uno de los últimos buses rojos del día; subí para regresar al lugar donde inicié mi recorido, pero no fue lo último que escuche ni vi. Cuando cerraron las puertas del bus, una mujer de baja estatura, con medio cuerpo quemado, 4 cicatrices de impactos de bala y cáncer de seno –según ella–, que sin pudor ni pena mostró su torso a todos los que viajábamos junto a ella, empezó a contarnos que fue abandonada desde chiquita, por su madre, en El Cartucho, donde terminó sumida en el ambiente de todo tipo de drogas. Claudia –como dijo llamarse– fue convirtiéndose en delincuente, enfatizó que nunca le gustó robar a las mujeres porque solo cargan cosméticos y gritan mucho, en cambio "a los hombres se le pone un cuchillo en el pescuezo, se le suben las guevas al cuello y solo saben decir 'llévese todo menos los papeles'". Su historia de vida, no terminó ahí, su relato no daba respiro, contó que su marido, que terminó siendo el padre de sus dos hijos, durante una pelea le vertió gasolina en el cuerpo y la quemó. Después de contarnos todas las vueltas, altos y bajos de su vida, concluyó "es mentira que el hombre sea el sexo fuerte, porque son flojos, no lavan ni un plato de la cocina, no tienen que parir un hijo –que es como cagar un ladrillo–, y no son capaces de sacarlos adelante".


Mientras Claudia empezaba a estirar el brazo y solicitar una moneda, con el vaivén del bus que avanzaba en su recorrido, me percaté como, sin esperarlo, las concidencias de la vida mostraron el ejemplo más claro sobre la violencia que ha tenido que aguantar cualquier mujer de la calle o de la casa. Bien quedó claro con lo relatado por esta mujer: la violencia no es un problema que pueda solucionarse con medidas que ni siquiera el mismo sistema de transporte deja que funcionen. Puede constatarse en las dos primeras pruebas piloto que funcionan desde marzo: el C71 y el F23. Mientras no esté el policía que ordene por dónde abordar el bus, nadie acata el aviso pegado en cada una de las estaciones de esta ruta. Un interrogante me acosa, ¿será cuestión de tiempo?


 

Recuadro


- "Transmilenio hoy moviliza 46.000 pasajeros/hora/sentido (PHS) en la Caracas y solo tiene capacidad de 35.000, más que el 95% de los metros del mundo; más del doble que las líneas más cargadas del metro de Madrid, Washington o Delhi" PEÑALOSA, ENRIQUE (2009). «Las Ventajas de Transmilenio». EGOB Revista de Asuntos Públicos - Universidad de los Andes (3). ISSN: 2027-2421 p. 36

- 2'600.000 pasajeros diarios (incluida la fase 3)


- Horas pico 233.000 pasajeros y para fin de año 290.000


- Bogotá es una de las 3 ciudades en el mundo, con más de 7.000.000 de habitantes, que no tiene metro (kinshasha y Daka)


- Transmilenio solo cubre el 28% del transporte público.

Informacion adicional

  • Antetítulo Bogotá, Transmilenio
  • Autor María Angélica Giraldo
  • País Colombia
  • Región Suramérica
  • Fuente desdeabajo
  • Relacionados
  • Anexos
Publicado en Colombia
Sábado, 16 de Agosto de 2014 06:29

Los 17 mandatos del anticapitalismo

Uno de los múltiples problemas a los que nos enfrentamos como clase social (¿o sería mejor decir como especie o planeta?) es la falta de un horizonte por el que luchar. Al menos desde la oleada revolucionaria global de los '60 y '70, no hay una alternativa socialista difundida a cierta escala. La reacción neoliberal ocurrida desde entonces machacó esas posibilidades de transición y restringió el debate a los límites internos del capitalismo.

 

Lo vemos día a día cuando las alternativas presuntamente "anticapitalistas" son simplemente defendernos de las peores consecuencias del sistema, intentar crear espacios a pequeña escala que funcionen de forma diferente o, en el peor de los casos, camuflar el anticapitalismo con la búsqueda de la gestión del Estado capitalista, postura que en general propone volver a un pasado de propiedades míticas en el que los excesos de los oligarcas estarían controlados.

 

Por este motivo, es una gran noticia que voces autorizadas planteen de forma seria esa transición desde la dictadura burguesa a la democracia. Así pues, 'cedemos' este espacio al geógrafo David Harvey, quien en su última obra, Seventeen contradictions and the end of capitalism, propone a su vez 17 "mandatos" para animar la praxis política. Esperamos que así sea.

 

"Deberíamos luchar por un mundo en el que:

 

1. La provisión directa de adecuados valores de uso para todos (vivienda, educación, seguridad alimentaria, etc.) sea prioritaria sobre su provisión a través de un sistema de mercado que maximiza el beneficio y que concentra los valores de cambio en unas pocas manos privadas y distribuye los bienes de acuerdo a la capacidad de pago.

 

2. Se cree un medio de cambio que facilite la circulación de bienes y servicios pero limite o excluya la capacidad de los individuos privados para acumular dinero como una forma de poder social.

 

3. La oposición entre propiedad privada y poder estatal sea desplazada tanto como sea posible por regímenes de derechos comunes –con énfasis concreto sobre el conocimiento humano y la tierra como los comunes más cruciales que tenemos- cuya creación, gestión y protección se sitúe en las manos de asambleas y asociaciones populares.

 

4. La apropiación de poder social por personas privadas no sea sólo limitado por barreras económicas y sociales sino que sea desaprobado universalmente como una desviación patológica.

 

5. La oposición de clase entre capital y trabajo sea disuelta en productores asociados decidiendo libremente sobre qué, cómo y cuándo producirán en colaboración con otras asociaciones en relación con la satisfacción de las necesidades sociales comunes.

 

6. La velocidad de la vida diaria sea reducida –la locomoción debe ser sin prisa y lenta- para maximizar el tiempo para actividades libres llevadas a cabo en un entorno estable y bien mantenido protegido de episodios dramáticos de destrucción creativa.

 

7. Las poblaciones asociadas evalúen y comuniquen entre sí sus mutuas necesidades sociales para proveer la base para sus decisiones de producción (a corto plazo, las consideraciones de realización dominan las decisiones de producción).

 

8. Se creen nuevas tecnologías y formas organizativas que aligeren la carga de toda forma de trabajo social, disuelvan las distinciones innecesarias en las divisiones técnicas del trabajo, liberen tiempo para actividades libres individuales y colectivas, y disminuyan la huella ecológica de las actividades humanas.

 

9. Las divisiones técnicas del trabajo sean reducidas mediante el uso de la automatización, robotización e inteligencia artificial. Aquellas divisiones técnicas del trabajo residuales consideradas esenciales estén disociadas de las divisiones sociales del trabajo tanto como sea posible. Las funciones administrativas, de liderazgo y de control deberían rotar entre individuos dentro de la población general. Nos liberemos del dominio de los expertos.

 

10. El poder monopólico y centralizado sobre el uso de los medios de producción sea conferido a asociaciones populares mediante las cuales las capacidades competitivas descentralizadas de individuos y grupos sociales se movilicen para producir diferenciaciones en las innovaciones técnicas, sociales, culturales y de estilos de vida.

 

11. Exista la diversificación más amplia posible en formas de vivir y de ser, de relaciones sociales y relaciones con la naturaleza, y de hábitos culturales y pensamientos dentro de asociaciones territoriales, comunas y colectivos. Se garantice el libre e ilimitado pero ordenado movimiento geográfico de individuos dentro de territorios y comunas. Los representantes de las asociaciones se junten regularmente para evaluar, planificar y emprender tareas comunes y tratar con los problemas comunes a diferentes escalas: biorregional, continental y global.

 

12.Todas las desigualdades en la provisión material sean abolidas aparte de aquellas implicadas en el principio de de cada cual según su o sus capacidades y a cada cual según su o sus necesidades.

 

13. La distinción entre el trabajo necesario hecho para otros distantes y el trabajo acometido en la reproducción de uno mismo, el hogar y la comuna sea gradualmente borrada, de manera que el trabajo social se integre en el trabajo doméstico y comunal, y el trabajo doméstico y comunal se convierta en la forma principal de trabajo social no alienado y no monetizado.

 

14. Todo el mundo debería tener iguales derechos a educación, salud, vivienda, seguridad alimentaria, bienes básicos y acceso abierto al transporte para asegurar la base material para la libertad para vivir sin la miseria y para la libertad de acción y movimiento.

 

15. La economía converja en el crecimiento cero (aunque con margen para desarrollos geográficos desiguales) en un mundo en que el desarrollo más grande posible de las capacidades y energías humanas tanto individuales como colectivas y la búsqueda perpetua de la innovación prevalezcan como normas sociales desplazando la manía por el crecimiento compuesto perpetuo.

 

16. La apropiación y producción de fuerzas naturales para necesidades humanas deberían mantener un ritmo sostenido pero con la máxima consideración para la protección de ecosistemas, la máxima atención prestada al reciclaje de nutrientes, energía y materia física hacia los lugares de los que vinieron, y un abrumador sentido de re-encantamiento con la belleza del mundo natural, del cual somos una parte y al cual podemos contribuir mediante nuestras obras.

 

17. Los seres humanos no alienados y las personas creativas no alienadas emerjan armadas con un nuevo y confiado sentido de sí mismos y de seres colectivos. Nacido de la experiencia de relaciones sociales íntimas contraídas libremente y la empatía con los diferentes modos de vivir y producir, emergerá un mundo donde todos sean considerados igualmente merecedores de dignidad y respeto, incluso al bramar el conflicto sobre la definición apropiada de la buena vida. Este mundo social evolucionará continuamente mediante revoluciones permanentes y continuas revoluciones en las capacidades y energías humanas. La búsqueda perpetua de la innovación continúa".

Enlace (en inglés):
http://www.thewhitereview.org/features/seventeen-contradictions-and-the-end-of-capitalism/

Informacion adicional

  • Antetítulo
  • Autor
  • País
  • Región
  • Fuente Diagonal periódico
  • Relacionados
  • Anexos
Publicado en Internacional
Viernes, 15 de Agosto de 2014 05:18

Ciudad negra contra policía blanca

Yo no me siento representado", repetía este jueves como un mantra Etoya Dickerson, un veinteañero negro que protestaba frente a la comisaría de Ferguson por la muerte el sábado de un joven afroamericano desarmado por disparos de un policía. Las palabras de Dickerson y las de otros vecinos de esta ciudad pobre de las afueras de San Luis (Misuri), en el Medio Oeste de Estados Unidos, evidencian el rechazo y alienación de buena parte de los vecinos negros —que suponen dos tercios— con sus representantes políticos y agentes de la policía, que son mayoritariamente blancos.


La muerte de Brown ha sido la chispa que ha liberado una furia enquistada durante mucho tiempo en buena parte de la comunidad negra de la ciudad, que acusa a la policía de actuar frecuentemente por motivos racistas. Según un informe del fiscal general de Misuri sobre la actividad de 2013, la policía de Ferguson paró y arrestó a conductores negros casi el doble de veces que a blancos. Es una disparidad habitual en el conjunto de EE UU. Del total de detenidos en el país en 2012, un 28,1% eran negros, según datos del FBI. Una proporción que duplica su peso demográfico (13,1%).


El suceso ha movilizado a una parte de los residentes que sufren una gran impotencia e indignación en las mayores protestas raciales en la ciudad desde 1917. Los afroamericanos suponen el 67% de la población de Ferguson, pero solo el 5,7% de la fuerza policial (tres de los 53 agentes). En localidades de similar tamaño, el promedio de policías blancos es del 87,5%, según el Departamento de Justicia. La policía de Ferguson se ha comprometido a esforzarse para contratar a personal de otras minorías y por acercarse más a las comunidades afroamericanas, pero ha insistido en que su proceso de selección se basa en evaluaciones técnicas.


Además, sólo uno de los seis concejales del Ayuntamiento es afroamericano. La ciudad no ha tenido ningún alcalde negro y en las últimas elecciones la participación fue baja. "Para podernos organizar políticamente, necesitamos primero poder económico y eso es frustrante", argumentaba el manifestante Dickerson.

Cinco días después del fallecimiento de Michael Brown, de 18 años, el suceso sigue rodeado de incógnitas y la indignación no ha remitido en las calles de esta localidad de 21.000 habitantes a 15 kilómetros al norte del centro de San Luis. La policía de autopistas de Misuri anunció este jueves que relevará a la del condado en la supervisión de las manifestaciones para evitar que los disturbios crezcan. La decisión es relevante porque el encargado de liderar el despliegue es afroamericano y porque supone un gesto conciliador, ya que la policía del condado ha sido criticada por su agresividad y estética militar.


La policía asegura que el sábado a mediodía Brown fue tiroteado por un agente después de que este lo "atacara" y forcejeara para arrebatarle la pistola. El chico que acompañaba a Brown en el momento del suceso sostiene que no fue así y que éste alzó los brazos ante las órdenes del agente, que luego abrió fuego. La policía rechaza revelar la identidad del agente alegando motivos de seguridad, pero el jueves el grupo de piratas informáticos de Anonymous publicó el supuesto nombre.

Hasta 1960, Ferguson y otras zonas del norte de San Luis estaban habitadas mayoritariamente por ciudadanos blancos, pero el fin de la segregación racial en las escuelas provocó un éxodo de blancos a áreas más alejadas. En el año 2000 los blancos dejaron de ser mayoría en Ferguson (45%). En 2010 suponían el 29%. "Es una ciudad extremadamente segregada", reconocía Mark, un obrero blanco que reparaba en un restaurante de comida rápida los destrozos ocasionados por vándalos. San Luis es la sexta ciudad más segregada por raza de EE UU.

La principal fuente de empleo en Ferguson es una multinacional eléctrica, pero los vecinos del barrio en que murió Brown se quejan de la falta de oportunidades laborales y del círculo perverso en el que entran si cometen cualquier delito. El desempleo ronda el 9%. Los ingresos medios son de 37.000 dólares anuales, un tercio menos que el promedio de Misuri. Cerca de una cuarta parte de la población vive por debajo del nivel de pobreza federal.

Informacion adicional

  • Antetítulo TENSIÓN RACIAL EN EE UU
  • Autor Joan Faus Ferguson
  • País Estados Unidos
  • Región Norteamérica
  • Fuente El País
  • Relacionados
  • Anexos
Publicado en Internacional
«InicioPrev12345678910PróximoFin»
Pág. 1 de 56