La UE sigue indiferente ante el inhumano saqueo del agua de los palestinos por parte de Israel

JERUSALÉN.- "En este viaje vamos a centrarnos en el problema del agua", dice Florent Marcellesi, portavoz de Equo en el Parlamento Europeo. "A menudo nos da la impresión de que nos quieren vender que estamos ante un conflicto religioso; y, sin embargo, cuando nos aproximamos a la realidad, vemos que se trata de un conflicto muy material: de agua, de pesca, de gas, de residuos, etcétera".

Marcellesi forma parte de una delegación de eurodiputados verdes de distintos países que desde ayer visita Palestina e Israel con una cargada agenda en la que no se han olvidado de incluir a las ONG israelíes que se sienten amenazadas por un nuevo proyecto de ley que cuestiona su trabajo crítico con la ocupación. "Hemos recibido numerosas quejas de ONG israelíes que revelan que la ley se está endureciendo y limitando sus derechos, y eso nos da mucho miedo", explica el portavoz europeo de Equo.

El problema del agua en Palestina es uno de los más graves e intrincados y ha sido deliberadamente aplazado por Israel hasta que se encuentre una solución definitiva al conflicto. Así se estipula en el acuerdo de Oslo 2 de 1995 que institucionalizó la explotación de agua por parte de Israel. Desde entonces, los israelíes no han mostrado ningún interés en resolverlo pese a las quejas palestinas y a la creciente escasez de líquido disponible en los territorios ocupados, tanto en Cisjordania como en la Franja de Gaza.

El principal acuífero subterráneo, llamado el Acuífero de la Montaña, discurre principalmente por territorio palestino, está sobreexplotado por Israel y la mayor parte del agua extraída, el 80%, va a parar a Israel o a los colonos judíos de los territorios ocupados. Solamente el 20% se pone a disposición de los palestinos.

Además, Israel ha ido reduciendo la entrega de agua a sus vecinos paulatinamente. Si en 1999 los palestinos recibieron 138,2 millones de metros cúbicos, en 2007 el volumen se redujo a 113,5 millones, y al año siguiente a 84 millones. Israel alega que esto se debe a que hay menos cantidad de agua disponible, mientras que los palestinos argumentan que Israel practica una sobreexplotación. Un reciente informe del Banco Mundial abunda en este sentido.

"Se trata de una injusticia clara: existe una gran diferencia entre el volumen de agua que se pone al servicio de los israelíes y el que se pone al servicio de los palestinos. Incluso entre los mismos palestinos hay una gran diferencia entre quienes están conectados al servicio de agua que está en manos de la empresa israelí Mekorot y quienes no están conectados", comenta el portavoz europeo de Equo.

En 2010, el 60% del agua consumida en Israel procedía de los territorios ocupados, un dato que confirma la necesidad que tiene Israel de mantener la ocupación y explica lo que numerosos expertos declararon en su momento: que la guerra de 1967 fue una guerra que Israel buscó para hacerse con los recursos de agua del Golán sirio y de Cisjordania.

Inmediatamente después de la ocupación de 1967, Israel dictó varias órdenes militares que estipulaban, entre otras cosas, que el ejército tendría completa autoridad sobre el agua en los territorios ocupados, que los palestinos necesitarían permiso del ejército para construir un nuevo pozo o cualquier instalación relacionada con el agua, incluso en el caso de que necesitaran reparar cualquier instalación, como sería el caso de una simple cañería o una cisterna.

En teoría, esos permisos se recibirían después de un complejo proceso burocrático dependiente del ejército, pero en la práctica el ejército ha rechazado la casi totalidad de los permisos solicitados por los palestinos. Así, en los treinta años transcurridos entre la guerra de 1967 y 1996, el ejército únicamente respondió afirmativamente a 13 solicitudes.

Mientras Israel no permite la construcción de pozos para los campesinos palestinos, las autorizaciones a los colonos judíos han sido extraordinariamente generosas. Numerosos asentamientos agrícolas judíos, especialmente en el Valle del Jordán, no sólo disponen de todo el agua que precisan sino que incluso les sobra.

Hasta 1967 los palestinos de Cisjordania también consumían agua procedente del río Jordán, pero esto terminó inmediatamente después de la guerra de aquel año porque el ejército prohibió rigurosamente que los palestinos siguieran proveyéndose del Jordán, un río que se ha convertido en apenas un riachuelo puesto que Israel retiene su agua para uso propio en la presa del mar de Galilea.

El artículo 40 de los acuerdos de Oslo 2 de 1995 daba teóricamente a los palestinos un mayor acceso al agua del Acuífero de la Montaña. Sin embargo, la realidad es que pese a las continuas demandas de agua por parte de los palestinos, Israel les ha prohibido perforar pozos al tiempo que ha incrementado la extracción para su propio consumo.

Distintos informes internacionales han subrayado que el muro de 700 kilómetros que Israel ha construido dentro de Palestina ha sido trazado a propósito con el fin de mantener las zonas más ricas de agua en el lado israelí del muro. Un informe de octubre de 2009 de Amnistía Internacional reafirma este extremo. Un ejemplo: el pueblo de Yayyus ha perdido los seis pozos de donde extraía el agua a causa del muro construido por Israel en 2003.

La Organización Mundial de la Salud recomienda un consumo de 100 litros de agua al día por habitante. Un informe de la OLP de 2014 indica que los palestinos están consumiendo sólo 70 litros, mientras que Israel consume 280 litros por habitante, es decir cuatro veces más. En algunas zonas del sur de Cisjordania el consumo diario de los palestinos es de entre 15 y 20 litros diarios solamente.

La posición oficial de la OLP respecto al tema del agua es la siguiente: "Todos los recursos de agua potable que son transfronterizos entre el Estado de Palestina e Israel deben ser compartidos equitativamente entre las dos partes de acuerdo con la ley internacional". Por su parte, Israel evita cuidadosamente pronunciarse sobre esta cuestión.

En la Franja de Gaza la situación es peor que en Cisjordania. El Acuífero de la Costa produce 450 millones de metros cúbicos al año para Israel y 55 millones de metros cúbicos para Gaza. Este acuífero ha sufrido una enorme sobreexplotación y la zona de Gaza se ha contaminado con aguas residuales, de manera que entre el 90 y el 95% del agua que consumen los gazatíes no es apta para el consumo, según la Organización Mundial de la Salud.

"Viendo la realidad sobre el terreno, nos preguntamos para qué sirve el dinero que la Unión Europea manda a Palestina. Es frecuente que el dinero que mandamos para ayudar a los palestinos no sirva para nada, porque Israel destruye las infraestructuras a las que se destina el dinero, de manera que luego hemos de mandar más dinero para reconstruirlas", se lamenta Florent Marcellesi.

Publicado enInternacional
Los cuatro grandes bancos de Wall Street y sus ocho familias que gobiernan el mundo

A los multimedia rusos les ha dado por expurgar y señalar en forma específica a los cuatro oligopolios financieristas –los cuatro grandes megabancos– que controlan el mundo, como es el caso de una perturbadora investigación de Russia Today: Black Rock, State Street Corp., FMR (Fidelity), Vanguard Group (http://goo.gl/UjlfE3 ).


Resulta también que la privatización global del agua es desplegada por los mismos megabancos de Wall Street, al unísono del Banco Mundial ( http://goo.gl/DG6d3d ), lo cual beneficia en su conjunto al nepotismo dinástico de los Bush que buscan controlar el Acuífero Guaraní en Sudamérica, uno de los mayores de agua dulce del planeta ( http://goo.gl/yROqaW ).


Ya desde 2012 el anterior legislador texano Ron Paul –padre del candidato presidencial Rand, uno de los creadores del apóstata Partido del Te, venido a menos, pero uno de los mejores fiscalistas de EU– había señalado que "los Rothschild poseen acciones de las principales 500 trasnacionales de la revista Fortune ( http://goo.gl/D71NjX )" que son controladas por "los cuatro grandes (The Big Four)": Black Rock, State Street, FMR (Fidelity) y Vanguard Group.


Ahora Lisa Karpova, de Pravda.ru, penetra los dédalos de las finanzas globales y comenta que se trata de "seis, ocho o quizá 12 familias las que verdaderamente dominan el mundo, a sabiendas de que es un misterio (¡supersic!) difícil de descifrar ( http://goo.gl/jSYc84 )".


¿Cómo puede existir en el siglo XXI ultratecnificado y transparentemente democrático, como pregonan sus turiferarios también y tan bien controlados, tanta opacidad para conocer quiénes son los plutocráticos megabanqueros oligopólicos/oligárquicos que controlan las finanzas del planeta?


Karpova sentencia que las ocho (¡supersic!) reducidas familias, que han sido ampliamente citadas en la literatura, no se encuentran lejos de la realidad: Goldman Sachs, Rockefeller, Loeb Kuhn y Lehman (en Nueva York), los Rothschild (de París/Londres), los War¬burg (de Hamburgo), los Lazard (de París), e Israel Moses Seifs (de Roma). ¡Vaya lista polémica donde, a mi juicio, ni son todos los que están, ni están todos los que son!


Karpova emprendió el inventario de los mayores bancos del mundo y se percató de la identidad de sus principales accionistas, así como de quienes toman las decisiones. Alguien podrá criticar, no sin razón, que el inventario de Karpova no alcanza la sofisticación de Andy Coghlan y Debora MacKenzie, de la revista New Scientist, quienes develan la plutocracia bancaria y sus redes financieristas –el uno por ciento que gobierna el mundo–, basados en una investigación de tres teóricos de los sistemas complejos ( http://goo.gl/AHSRWb ), pero que al final de cuentas coincide en forma sorprendente, pese a su sencillez indagatoria.


Karpova descubrió que los siete megabancos de Wall Street controladores de las principales trasnacionales globales son: Bank of America, JP Morgan, Citigroup/Banamex, Wells Fargo, Goldman Sachs, Bank of New York Mellon y Morgan Stanley. Karpova encuentra que los megabancos de marras son controlados a su vez por el núcleo de "cuatro grandes (the big four)": Black Rock, State Street Corp., FMR (Fidelity) y Vanguard Group.


Estos son sus hallazgos de los controladores de cada uno de los siete megabancos: 1) Bank of America: State Street Corp., Vanguard Group, Black Rock, FMR (Fidelity), Paulson, JP Morgan, T. Rowe, Capital World Investors, AXA, Bank of NY Mellon; 2) JP Morgan: State Street Corp., Vanguard Group, FMR (Fidelity), Black Rock, T. Rowe, AXA, Capital World Investor, Capital Research Global Investor, Northern Trust Corp., y Bank of Mellon; 3) Citigroup/Banamex: State Street Corp., Vanguard Group, Black Rock, Paulson, FMR (Fidelity), Capital World Investor, JP Morgan, Northern Trust Corporation, Fairhome Capital Mgmt y Bank of NY Mellon; 4) Wells Fargo: Berkshire Hathaway, FMR (Fidelity), State Street, Vanguard Group, Capital World Investors, Black Rock, Wellington Mgmt, AXA, T. Rowe y Davis Selected Advisers; 5) Goldman Sachs: los cuatro grandes, Wellington, Capital World Investors, AXA, Massachusetts Financial Service y T. Rowe; 6) Morgan Stanley: los cuatro grandes, Mitsubishi UFJ, Franklin Resources, AXA, T. Rowe, Bank of NY Mellon e Jennison Associates, y y 7) Bank of NY Mellon: Davis Selected, Massachusetts Financial Services, Capital Research Global Investor, Dodge, Cox, Southeatern Asset Mgmt. y los cuatro grandes.


De los cuatro grandes que dominan a los siete megabancos y gozan de traslapes e interacciones solamente desglosa a quienes controlan State Street y Black Rock.


A) State Street: Massachusetts Financial Services, Capital Research Global Investor, Barrow Hanley, GE, Putnam Investment y ... los cuatro grandes (¡ellos mismos son accionistas!), y B) Black Rock: PNC, Barclays e CIC.


Da el ejemplo de traslapes/interacciones, como PNC, que es controlado por tres de los cuatro grandes: Black Rock, State Street y FMR (Fidelity).
En su libro Guerra de divisas, el autor chino Song Hongbing ( http://goo.gl/kg27vS ), en ese entonces catalogaba a los Rothschild como la familia más rica del planeta, con un descomunal capital de 5 billones de dólares ( http://goo.gl/oXKTds ).


Si los Rothschild fueran país, habrían tenido entonces, el quinto (¡supersic!) sitial del ranking global detrás del PIB de 7.3 billones de dólares de India (cuarto lugar) y mayor que Japón de 4.8 billones de dólares (quinto) y antes que Alemania (sexto), Rusia (séptimo), Brasil (octavo) y Francia (noveno).


Ya había citado ( http://goo.gl/T56NYH ) un artículo del mismo The Economist –también propiedad, como The Financial Times, del grupo Pearson–: todos controlados por la matriz Black Rock, uno de los cuatro grandes –en el que se demostraba a las trasnacionales que controla Black Rock ( http://goo.gl/LTmC6O ): principal accionista de Apple, Exxon Mobil, Microsoft, GE, Chevron, JP Morgan, P&G, Shell, Nestlé ( http://goo.gl/G0NLuj ), sin contar su tenencia de 9 por ciento de acciones de Televisa.


Según Karpova, los cuatro grandes controlan además a las mayores trasnacionales anglosajonas: Alcoa; Altria; AIG; AT&T; Boeing; Caterpillar; Coca-Cola; DuPont; GM; H-P; Home Depot; Honeywell; Intel; IBVM; Johnson&Johnson; McDonald's; Merck; 3M; Pfizer; United Technologies; Verizon; Wal-Mart; Time Warner; Walt Disney; Viacom;Rupert Murdoch's News; CBS; NBC Universal. ¡Los dueños del mundo!


Como si lo anterior fuera poco, Karpova comenta que la Reserva Federal (la Fed) comprende 12 bancos, representados por un consejo de siete personas, y representantes de los cuatro grandes.


Al final del día la Fed está controlada por los cuatro grandes privados: Black Rock, State Street, FMR (Fidelity) y Vanguard Group.


A mi juicio, es muy probable que existan imprecisiones que serían producto de la propia opacidad de los megabanqueros.


En la fase de la "guerra geofinanciera ( http://goo.gl/mJJLYn )", lo que cuenta es la percepción de los analistas financieros de China y Rusia que sentencian la existencia de cuatro grandes y ocho familias, entre las que destacan los banqueros esclavistas Rothschild: controladores en su conjunto de otro tanto de megabancos y de la Fed.


¡Los amos del universo!

http://alfredojalife.com
@AlfredoJalifeR_
https://www.facebook.com/AlfredoJalife
http://vk.com/id254048037

Publicado enInternacional
Viernes, 12 Junio 2015 06:13

La tormenta sistémica ya está aquí

La tormenta sistémica ya está aquí

El Gran São Paulo tiene 22 millones de habitantes, distribuidos en 39 municipios. Es la mayor ciudad de América Latina y una de las más pobladas del mundo. El verano pasado los reservorios de agua que la abastecen cayeron a mínimos históricos de 5 por ciento de su capacidad. Hubo cortes de agua en algunas regiones y restricciones en otras. La región vive lo que los especialistas denominan un ciclo de escasez de agua que puede durar 20 o 30 años, algo bien diferente a una sequía puntual, como era habitual en otros periodos históricos en que no existía lo que conocemos como cambio climático ( Opera Mundi, 6 de mayo de 2015).


Lo que indican estos datos es que con casi total certeza en algún momento de los próximos años habrá un drástico corte de agua en una de las megaciudades del mundo, a pesar incluso de las obras que el gobierno estatal está realizando a las apuradas, antes que comience un nuevo verano.


Ante una situación tan grave como esta, el Comando Militar del Sureste se viene movilizando, realiza debates y operaciones militares. No para proveer agua a la población, sino para prevenir el caos social ante un posible corte de agua, ya que consideran la sequía como un caso de seguridad pública.


El 27 de mayo un comando de entre 70 y 100 militares armados con ametralladoras ocupó las dependencias de la compañía Sabesp (Saneamento Básico de São Paulo), previendo una eventual necesidad de ocupación en caso de crisis, según el comunicado del ejército (El País, 27 de mayo de 2015). Toda el área del complejo de la empresa es considerada estratégica y la acción forma parte de las actividades militares preventivas para la preservación del orden público y protección de las personas y del patrimonio, sigue el comunicado.


Un mes antes, el 28 de abril, el Comando Militar organizó un debate destinado a un público de oficiales, soldados y profesores universitarios simpatizantes de los militares, en cuya mesa estaba el director de Sabesp, una delegada de la Federación de Industrias de São Paulo, un profesor de ingeniería y el jefe militar del sureste. El objetivo era trazar un panorama técnico, político y social sobre la crisis hídrica. La crónica señala que la posibilidad de un corte de agua "provoca escalofríos en la cervical del establishment del estado", que los militares consideran que la población ideal de la ciudad debería ser de sólo 4 millones y que el conglomerado urbano puede quedarse sin agua a partir de julio de este año.


El director de Sabesp, Paulo Massato, fue muy claro al considerar las consecuencias sociales: Será el terror. No habrá alimentación ni energía eléctrica. Será un escenario de fin del mundo. Son millones de personas y estallará el caos social. No será sólo un problema de desabastecimiento de agua. Será mucho más serio que eso (Opera Mundi, 6 de mayo de 2015).
Pero el que dio el campanazo fue el general João Camilo Pires de Campos, el comandante militar del sureste, quien citó al ex presidente de la dictadura militar Ernesto Geisel (1974-1979): En época de vacas flacas es necesario atar el ternero. Para ellos, el ternero somos los sectores populares, como vemos.


Las revistas militares abordaron también el tema. Una de las más importantes destaca que en noviembre pasado la tensión era tan grande que la policía militar está llevando los camiones pipa con escolta hacia algunos puntos de la ciudad, sobre todo en la periferia, porque sectores populares apoyados por milicias están atacando los camiones de abastecimiento para saquear el agua (Defesanet, 30 de noviembre de 2014).


Citando a cientistas sociales, Defesanet asegura que grandes cambios fueron precedidos por alteraciones climáticas como la historia nos muestra en la Revolución Francesa, a la vez que asegura que São Paulo muestra que las convulsiones sociales son una constante en las grandes ciudades.


Pero uno de los hechos más sintomáticos que revela la publicación es que desde octubre del año pasado, cuando la sequía hacía temer cortes de agua, el gobierno estaba enviando militares para cursos con la SWAT (Special Weapons and Tactics), policía militar especializada en manifestaciones en Estados Unidos. Y agrega que existe la posibilidad "de grandes flujos migratorios hacia regiones donde aún existe agua (...) lo que llevaría al agotamiento de los recursos naturales, con gravísimos conflictos sobre el agua y la tierra, incluyendo la propiedad privada" (Defesanet, 27 de mayo de 2015).


Finalmente, la revista alerta que la crisis hídrica puede provocar insurrecciones, levantamientos sociales graves y hasta revoluciones armadas que podrían extenderse a todo el estado de São Paulo y a estados vecinos como Río de Janeiro y Minas Gerais, donde viven 100 millones de personas.


Hasta ahí el relato periodístico sobre el pensamiento de los militares y de la burocracia estatal. Sólo cabe agregar que en plena crisis, Sabesp difundió una lista de 537 clientes privilegiados que pagan menos cuanto más agua consumen (industrias, shoppings, redes como Mc Donald's), que en su conjunto consumen 3 por ciento del agua de la ciudad y tienen descuentos de 75 por ciento. Ellos consumen el equivalente al agua utilizada por 115 mil familias y fueron los mayores responsables por el aumento de 5.4 por ciento del consumo anual de agua (El País, 10 de marzo de 2015).


Lo anterior muestra dos cuestiones. Una, que ellos están preparados para una situación muy grave, que tienen previstas acciones militares y políticas para salir adelante en medio de un caos tremendo como sería la falta de agua.


Dos, que el acceso al agua es insultantemente desigual: desde 2005 el agua disponible para grandes clientes aumentó 92 veces en São Paulo.


¿Qué vamos a hacer? Es la pregunta que nos formuló el subcomandante insurgente Moisés durante el semillero El pensamiento crítico frente a la hidra capitalista. Es necesario que los movimientos tomen en serio este tipo de debates, en vez de plegarse a las agendas electorales, ya que es ahora cuando podemos hacer algo para cambiar el mundo.

Publicado enMedio Ambiente
¿Adquirieron los Bush parte del Acuífero Guaraní, el más grande del mundo de agua dulce?

El consultor Jo-Shing Yang, quien se ha consagrado a escudriñar a los megabancos de Wall Street que compran el agua global (http://goo.gl/eMCZ52), dedica una parte de su investigación a la presunta compra por el nepotismo dinástico de los Bush de 121 mil 407 hectáreas que, en forma coincidente, contienen parte del Acuífero Guaraní, considerado el mayor del planeta y que cubre un millón 200 mil kilómetros cuadrados, con un volumen de 40 mil kilómetros cúbicos de agua (https://goo.gl/EoXdCv).


Jo-Shing Yang comenta que tal extenso reservorio subterráneo puede abastecer de agua fresca potable al mundo por 200 años.


Se trata de cifras imponentes: el Acuífero Guaraní equivale a un poco más del territorio de Colombia. ¡Superuf!
Su ranking es controvertido ya que otras fuentes colocan antes al Sistema Acuífero de Piedra Arenisca de Nubia –que se extiende en 2 millones de kilómetros cuadrados con 150 mil kilómetros cúbicos de agua subterránea–, cuya principal parte la posee Libia, según Bloomberg: un enorme reservorio geológico transfronterizo de agua que comparte con Egipto, Chad, y Sudán (http://goo.gl/FehjaN), lo cual fue motivo, entre otras causales, de la invasión tripartita de Estados Unidos/GranBretaña/Francia (http://goo.gl/rOY9nl).


En 2005 y 2006, durante la presidencia dinástica de George W. Bush, la familia Bush –desde Daddy Bush (hoy de 90 años), quien compró 80 mil 937 hectáreas, hasta su nieta Jenna (hija de Baby Bush), quien compró casi 40 mil 470 hectáreas– adquirió un total de 121 mil 407 hectáreas en Chaco (Paraguay), cerca de la truculenta Triple Frontera (Brasil, Argentina y Paraguay), a 200 kilómetros de la frontera con Bolivia, pletórica en gas.


El término guaraní se refiere a un pueblo indígena sudamericano que habitó en un territorio que se extendía desde el Amazonas hasta el Río de la Plata, hoy reducido a grupos aislados en Paraguay y Brasil.


El consultor Jo-Shing Yang explica que las tierras compradas por la familia Bush se asientan en el mayor acuífero tanto de Sudamérica como del mundo, el Acuífero Guaraní, que es compartido por cuatro países: Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay, que equivale a Texas y California juntos.


The Earth Institute, de la Universidad de Columbia, expone que el Acuífero Guaraní es un recurso de agua poco conocido en Sudamérica (http://goo.gl/TGvlUI).


Perturba la ingenuidad hidráulica de los cuatro países transfronterizos del Acuífero Guaraní, que son asesorados por el Banco Mundial, que justamente promueve su obscena privatización exógena.


El territorio transfronterizo del Acuífero Guaraní es compartido por Brasil, con 850 mil kilómetros cuadrados (el equivalente a toda Venezuela); Argentina, con 225 mil kilómetros cuadrados (el equivalente a Rumania); Paraguay, con 70 mil kilómetros cuadrados (equivalentes a Irlanda), y Uruguay, con 45 mil kilómetros cuadrados (equivalentes a Dinamarca).


Una de las características del Acuífero Guaraní es que su parte subterránea se encuentra en gran medida debajo de la cuenca fluvial del río de la Plata, el más ancho del mundo, con el que conforma un sistema de retroalimentación de agua dulce y donde desembocan los ríos Paraná y Uruguay.


La Cuenca de Plata tiene una superficie de 3.2 millones de kilómetros cuadrados y es catalogada como la segunda cuenca hidrográfica más grande del mundo.


Las adquisiciones inmobiliarias de Jenna Welch Bush Hager –gemela de Barbara Pierce Bush– fueron consolidadas durante su extraño viaje de 10 días a Paraguay –rodeada de 10 guardaespaldas estadunidenses–, quien viajó en forma oficial bajo los auspicios de Unicef para visitar proyectos sociales (sic).


Durante su estancia rocambolesca, Jenna se reunió con el entonces presidente de Paraguay, Nicanor Duarte, y el polémico embajador de Estados Unidos, James Cason, quienes, según los servicios de espionaje rusos, concluyeron la compra de terrenos en nombre de la familia Bush.


Como que el perfil de Jenna –autora, editora de la revista Southern Living y corresponsal de la cadena NBC News (propiedad de General Electric: uno de los pilares del complejo-militar industrial)– no coteja con sus actividades catastrales extracurriculares.


El grupo paraguayo de noticias Neike sugirió que la visita de Jenna tenía que ver con los terrenos adquiridos por su padre, próximos a las reservas de gas (¡supersic!) de Bolivia y a las zonas pantanosas de Brasil, al unísono de la presencia en Paraguay de 400 marines (http://goo.gl/0vJ8LI), quienes gozan de insólita inmunidad diplomática (http://goo.gl/lyM9ZV).


La mayor parte de la región de Chaco pertenece a empresas privadas y la adquisición de la familia Bush se encuentra a pocos kilómetros de la base militar estadunidense Mariscal Estigarribia (http://goo.gl/jXqnUm), cuya instalación aérea es más grande que el aeropuerto de Asunción (la capital).


¿Quién se puede interesar en la tierra semiárida de Chaco en el norte de Paraguay?


The Thinkering pregunta el interés de la familia Bush por Paraguay (http://goo.gl/FQCxkn) y sentencia en forma perentoria: quien controle el abasto mundial del agua, controla el mundo.


Aporta datos duros: "el agua representa 71 por ciento de la superficie terrestre (...) Solamente 2.5 por ciento del agua terrestre es fresca. Mil millones de personas carecen de acceso al agua fresca potable. En los países en vías de desarrollo la demanda de agua excede su abasto hasta en 50 por ciento".


Una de las razones de la presencia de Estados Unidos en la base militar Mariscal Estigarribia, que tiene un aeropuerto internacional, yace en la importancia estratégica de su proximidad con la mítica Triple Frontera, además del Acuífero Guaraní, lo cual ha sido desmentido en forma solemne (http://goo.gl/t6lnMU) y sistemática por Estados Unidos (http://goo.gl/kjr66r).
En contraste, las filtraciones de Wikileaks exponen el poderoso interés de Estados Unidos en una extensa zona que abarca Paraguay, Bolivia y el norte de Argentina (http://goo.gl/aIw0tv).


Según Source Watch, la presencia militar secreta de Estados Unidos se debe a la vigilancia a "alrededor de 20 mil inmigrantes provenientes del Medio Oriente –mayormente de Líbano y Siria–, a los que la narrativa desinformativa de Estados Unidos atribuye las peores intenciones terroristas debido a su triple conectividad con Hezbolá, Hamas y Al Qaeda, donde se dedican a toda clase de tráficos: desde las armas pasando por las drogas hasta el lavado de dinero (http://goo.gl/crkY5g).


No importa que la guerrilla chiíta de Hezbolá y la guerrilla palestina sunita de Hamas sean enemigos acérrimos de los sunitas fundamentalistas de Al Qaeda. ¡La desinformación a lo que da!


Los mismos desinformadores ocultan la perturbadora relación de Prescott, el patriarca financiero de los Bush, y sus vínculos con Hitler (http://goo.gl/srQT3H), cuando existe amplia bibliografía que señala que Guaraní (Paraguay) fue una ruta de escape favorita para los criminales nazis de guerra.


Pareciera que Estados Unidos, desde Chaco, tenga en jaque simultáneo las pletóricas reservas de gas de Bolivia y al cuatripartita Acuífero Guaraní, sin contar la presencia catastral, con 400 mil hectáreas, del megaespeculador George Soros, presunto títere de los banqueros esclavistas Rothschild, en una de las mayores reservas agrícolas del planeta: la pampa argentina (http://goo.gl/UHeacq).


¡La macabra privatización financierista del planeta por los Bush y los Rothschild!


AlfredoJalife.com
Twitter: @AlfredoJalife
Facebook: AlfredoJalife
Vk: id254048037

Publicado enMedio Ambiente
Viernes, 22 Mayo 2015 15:32

Cuando la comunidad gestiona el agua

Cuando la comunidad gestiona el agua

Bogotá tiene aproximadamente 33 sistemas de acueductos comunitarios, que han apostado de forma autogestionada e independiente a otras soluciones que propenden por el bien de la comunidad. Este es el caso de la localidad de Usme y su red de acueductos comunitarios.

Más allá de la calle 135 sur, la Bogotá agreste, gris y congestionada, toma otro color. El verde reluce en el paisaje y el paso del transeúnte se desacelera. Las direcciones urbanas dejan de tener sentido para empezar a emplear el carácter veredal.

En el suroriente de la capital del país, está ubicada la localidad de Usme y a 15 minutos del centro de la localidad, queda la vereda Olarte. Un colectivo pequeño y casi siempre desvencijado que pasa cada 20 minutos, es el único que llega a la vereda. Olarte cuenta con una pequeña escuelita a la que van niños de todas las edades, sin embargo, hoy, en vez de estudiantes la habitan campesinos de las 14 veredas de la localidad que cuentan con un sistema de acueductos comunitarios.

El panorama es estimulante, hombres y mujeres con ruana, botas y sombrero hablando del agua y de lo que les hace falta para mejorar su calidad. Hablan de que el nivel de cloro está un punto más arriba de lo permitido o que la turbiedad debe tenerse más en cuenta. Hablan en términos técnicos, pero también hablan de cómo va el proceso de aceptación con la comunidad.

Entre los asistentes se encuentran tres funcionarios del sector público y Libardo López, representante legal del acueducto de la vereda Olarte y de la Red Territorial de Acueductos Comunitarios de Bogotá y Cundinamarca (Retaco). Libardo tiene las mejillas coloradas, la voz de un hombre de 60 años pero la apariencia de uno de 30, conoce al derecho y al revés el Permiso de Concesión de Aguas Superficiales y lleva 12 años trabajando para el acueducto comunitario de su vereda.

La localidad de Usme ha sido considerada históricamente como la despensa de Bogotá, proveyéndola de papa, arveja y carne, debido a que el 84 por ciento de su territorio es rural. Sus habitantes tienen una vocación agrícola y conservan gran parte de las tradiciones campesinas. Sin embargo, tal y como ha sucedido con las demás zonas rurales del distrito, sufre la marginación del desarrollo urbano, lo que ha generado que en la actualidad cuente con 10 sistemas de acueductos comunitarios, proyectos que autogestionados y consensuados por los mismos habitantes y que llevan más de 30 años de funcionamiento.

Quienes conforman el comité organizativo del acueducto de su vereda se consideran gestores sociales y públicos del agua. "Nos hemos distinguido a lo largo de la historia por nuestra incidencia en el desarrollo local e integral en los territorios. Somos un legado que ha pasado de generación en generación, consolidando y defendiendo la identidad de nuestras comunidades", comenta uno de los representantes a Penca de Sábila, una de las organizaciones que ha promovido el fortalecimiento de estos sistemas organizativos.

El último lunes de cada mes, los representantes legales y los fontaneros de cada acueducto se reúnen junto con representantes de la Secretaría de Salud y de Hábitat a hablar de sus procesos comunitarios. Pues si bien la idea nació de la necesidad de la comunidad fue por medio de peticiones al Fondo de Desarrollo de la localidad que lo llevaron a cabo.
"El construir y reunir los acueductos comunitarios de la localidad fue algo que hicieron años atrás, antes de nosotros. Había una necesidad y eso lo tramitaron a través de las juntas de acción comunal. Cada vereda creó el sistema de acueducto de forma distinta, algunas se crearon desde la iniciativa de una familia, otras se conformaron con vecinos, pero finalmente todos llegamos al mismo lado que es el Fondo de Desarrollo Local", dice Libardo López quien ha representado con gallardía la voz de los acueductos comunitarios en la ciudad.

Quiba, Pasquillita, Mochuelo Bajo, Los Soches, El Destino y Curubital, son algunas de las veredas que cuentan con el sistema de acueducto comunitario. La mayoría de ellas se alimentan de microcuencas del Río Tunjuelo. Ellos la cuidan, la tratan y la "miman", tal y como dice Libardo, para que llegue de la mejor calidad a su comunidad.

En su largo proceso la Red de Acueductos Comunitarios ha tenido avances y retrocesos, algunos de sus miembros se han cansado y retirado en la marcha pero cuando ellos salen llegan otros."Siempre la ayuda ha existido desde la Universidad Javeriana, La Universidad Distrital, La Nacional, ellos siempre han estado trabajando con nosotros", comenta López

También, organizaciones como Enda América Latina, apoyan el proceso con financiamiento y capacitaciones. Andreiev Pinzón es uno de los miembros de esta organización y ha acompañado de cerca el sistema de acueductos comunitarios en Bogotá. "Para los campesinos los acueductos no son los tubos o las redes de distribución, es el entorno: la cuenca, el nacimiento, la fuente y el bienestar sobre todo de los usuarios", dice Pinzón.

"Sabemos que el agua es un sinónimo de campesino, no hay campesino que se reconozca sin agua y el Estado, en vez de solventar esos pasivos que tiene con la ruralidad, da la espalda e impone una normatividad que va en contra de las formas culturales e históricas que se han desarrollado", agrega al referirse a los casos que a nivel nacional han desmotivado la creación de estos sistemas organizativos por su rigurosa regulación.

 

El fontanero

 

Los acueductos de las diferentes veredas se organizan como cualquier empresa, tienen además del representante legal y fontanero, un tesorero y un contador. Luis Guillermo Villalba es fontanero, vive en la vereda Los Soches. Todos los días se levanta a las 6 de la mañana y camina 40 minutos de su casa al acueducto de la vereda para cerciorarse que todo esté bien en la bocatoma, analiza el nivel de cloro y de turbiedad y está al tanto de cualquier imprevisto "que si se dañó la tubería o llovió, de todo eso hay que estar pendiente".

Una vez al mes, Villalba recorre cada una de las casas de su vereda y reparte el recibo con la tarifa fija que se debe pagar: 6.500 pesos mensuales en donde se incluyen gastos de operaciones, compra de químicos, gastos administrativos e imprevistos. A cambio, la comunidad recibe 20 m3 de agua, en donde está incluido el mínimo vital -una resolución adoptada en el 2012 por el alcalde Gustavo Petro para que bogotanos de estratos uno y dos tengan derecho a 12 mil litros de agua potable mensualmente sin costo alguno-.

El acueducto de Los Soches surgió de la idea de Villalba y sus dos hermanos hace cinco años. "Nosotros ya teníamos las tomas, en cada una de ellas se ponía una manguera para que llegara el agua a la casa. Hasta que a mis hermanos y a mí se nos metió la idea de que debíamos crear el acueducto para empezar a tomar el agua menos contaminada y así fue".

De esa forma el que hoy es fontanero del acueducto también fue su fundador. Generó desde su interés particular una solución para toda la comunidad. Con poco conocimiento del tema Villalba se arriesgo a organizar un acueducto y ahora, con ayuda de las capacitaciones otorgadas por el Sena, puede solucionar con libertad los problemas que presente el sistema.

"Los 33 acueductos comunitarios con los que cuenta el distrito generamos el decreto 552, que es con el que nos estamos rigiendo y es un poco más flexible con los requisitos para ser considerados como acueductos. Estamos en la lucha de ser autosuficientes y a pesar de la ayuda que nos brinda el distrito la comunidad sigue y seguirá liderando el proceso".

Mientras tanto, en la vereda Curubital, se encuentra Asocristalinas y su fontanero José Anselmo Cortés. Un hombre alto y fornido que lleva siete años manejando la parte operativa del acueducto.

Para él, el problema vital que tiene el acueducto de su vereda es la falta de conciencia de su comunidad "Yo soy franco hay gente de la comunidad que solo le interesa que le llegue el agua a la llave y no se preocupa de nada más, no tiene conciencia de todo lo que toca hacer para que le llegue una gota de agua a la casa, necesitamos más lugares de encuentro".

Tal y como lo dice la Organización Penca de Sábila, cuando se habla de acueductos comunitarios no se habla de una unidad armoniosa "pues existen diferencias entre sus miembros (...) pero por medio del diálogo y la participación se genera también el respeto por la diferencia, se practica la tolerancia y sobre todo la toma de decisiones por conceso cuando está en juego el interés general".

 

La diferencia entre lo comunitario y lo privado

 

Solo hasta el 2012, la alcaldía de Bogotá se empezó a poner al frente de los acueductos comunitarios. El decreto 552 de 2011, propuesto por la entonces alcaldesa Clara López, estipuló que sería el distrito quien debería gestionar una serie de capacitaciones y acompañamientos desde la Secretaría de Hábitat, de Ambiente y la Secretaría Distrital de Salud, para garantizar el mejoramiento de la calidad del agua en las zonas rurales de la ciudad.

Solo hasta esa fecha el Distrito definió la diferencia entre un acueducto comunitario y uno privado, pues en el sector de agua potable la discusión ha estado centrada en que estos sistemas organizativos son de participación privada, lo cual, que desconoce la posibilidad que brinda el manejo comunitario para la construcción de un espacio público de interés colectivo.

De esta forma Los acueductos recibieron capacitaciones sobre contabilidad, atención al cliente, adopción de tarifas, formalización laboral, normatividad de servicios públicos y asesorías sobre cómo elaborar diagnósticos, potabilización y proyectar mejoras para su acueducto.

Este acompañamiento del distrito ha creado desafíos para las comunidades que gestionan los acueductos. La terminología académica y el sistema de organización tarifario, del que muy poco conocían, ha dificultado el proceso. Sin embargo, ellos siguen dando su mejor esfuerzo.

"Nosotros venimos de una cultura diferente, los términos que utilizan son complicados y nos ha parecido muy engorroso pero a pesar de eso nos hemos permanecido ahí. No sabíamos ni qué era una tarifa, ni para qué se manejaba, porque hacemos unas cuentas más simples: los gastos son tantos y las personas trabajando son tantas entonces nos vamos a pagar de a tanto. Eso tiene algunas implicaciones, por lo que hemos tenido que cambiar el sistema", dice Libardo.

Además de Usme, Ciudad Bolivar y Sumapaz, que cuentan con acueductos comunitarios, a nivel nacional están registrados más de 12.300 acueductos de este tipo, según el último censo del Dane. Aunque podrían ser muchos más pues, según Pinzón, desde hace 40 años no se hace un censo rural en el país, por lo que se desconoce la cifra exacta.

Aún así, ciudades como Medellín y Bogotá han generado un proceso importante en el sistema de acueductos comunitarios, enmarcándose como organizaciones fundamentales para el mejoramiento de la calidad de vida del campesinado, que seguirán considerándose como gestores sociales y públicos del agua.

Publicado enEdición Nº 213
Domingo, 17 Mayo 2015 05:58

Las protestas mineras jaquean a Humala

Las protestas mineras jaquean a Humala

0rganizaciones sociales y civiles de siete regiones del sur de Perú convocaron ayer a un paro de 48 horas, para el 27 y 28 de este mes, en rechazo al proyecto minero Tía María, de la Southern Copper, filial del Grupo México. Los dirigentes se reunieron ayer durante más de cuatro horas para analizar las medidas que iban a tomar después de que la Southern anunciara ayer que iba a hacer una "pausa" de dos meses en la implementación del proyecto para conversar con sus opositores.


Al término de la cita, los representantes conformaron un comité de lucha y convocaron a un "paro macrorregional" en Arequipa, Cuzco, Tacna y Puno, al que se unirán con movilizaciones representantes de Apurímac, Ayacucho y Cajamarca, informó la emisora RPP Noticias. La protesta, señalaron, se realizará también para rechazar la gestión del presidente Ollanta Humala y puede convertirse en una huelga indefinida a partir de junio próximo.


Tras el anuncio de Southern, que intentó frenar las protestas en la provincia de Islay contra el proyecto minero, que en más de 50 días han dejado tres muertos y más de doscientos heridos, esa localidad se mantuvo en calma aunque con las principales vías de comunicación bloqueadas.


Medios locales informaron que en Cocachara, el centro de las protestas contra el proyecto, algunos comercios volvieron a atender al público y no se produjeron choques contra las fuerzas de seguridad. Pobladores de Cocachara consideran que el proyecto minero puede afectar su agricultura y contaminar la ciudad.


El procurador del Ministerio del Interior, Juan Carlos Portocarrero, también informó ayer que la detención del dirigente Pepe Julio Gutiérrez, el principal promotor de las protestas, se ha ampliado a siete días, mientras se lo investiga por la acusación de haber pedido dinero a la minera para levantar la protesta. Las protestas en la provincia de Islay, a las que en la última semana se sumaron manifestaciones en Arequipa y en Lima, han frenado temporalmente el proyecto minero del Grupo México, cuestionado por los defensores de la agricultura en Perú.


Southern contempla la inversión de unos 1400 millones de dólares para la construcción de Tía María, cuya producción estimada es de 120 mil toneladas métricas anuales de cátodos de cobre a partir del inicio de sus operaciones.


Humala descartó ayer que el Ejecutivo vaya a cancelar el proyecto de manera unilateral, porque consideró que su país se arriesga a ser denunciado ante los tribunales internacionales. "Demando a la empresa a cargo del proyecto minero Tía María a que manifieste su voluntad y ejecute acciones concretas para generar las bases del entendimiento requeridas para lograr la paz social y el desarrollo", dijo Humala en un mensaje televisado. En su mensaje el presidente descartó la suspensión del proyecto.

"No se puede suspender lo que no se ha iniciado", dijo, recordando que Tía María aún no ha empezado a construirse, pero que se espera entre en operación en 2017. "El Estado no puede adoptar una decisión unilateral que no esté regida por el marco de la ley, porque una decisión arbitraria lo expondría a demandas internacionales por incumplimiento", agregó, para luego dejar el balón en territorio de Southern.


La compañía acusó inmediato recibo del mensaje, y a través de un comunicado, hizo un llamado a la paz y pidió una "pausa" para buscar soluciones al conflicto. "Le solicitamos el tiempo y las facilidades necesarias para poder socializar el proyecto y despejar todas las dudas existentes en los próximos 60 días", dijo el presidente ejecutivo de Southern Perú, Oscar González Rocha, en el documento. En Perú, segundo mayor productor mundial de cobre, la minería es clave para su crecimiento económico.


En su mensaje del jueves, Humala reiteró que Tía María "cumple con los requisitos exigidos por la ley", pero estas explicaciones no han sido suficientes para los pobladores, que se oponen al proyecto valuado en 1400 millones de dólares. Humala aseguró que el envío de tropas policiales y militares a la zona en conflicto no es para defender "intereses individuales o de una empresa en particular, sino el estado de derecho, la estabilidad jurídica, el marco legal del país y las condiciones para la buena convivencia".


Para ayudar en la contención de las protestas, el gobierno envió a Islay el pasado sábado un contingente de las fuerzas armadas, mientras evalúa la posibilidad de decretar el estado de emergencia que permitiría a los militares tomar el control de la zona. "La gente estaba esperando que se suspenda el proyecto (...). No sé qué va a pasar en Arequipa (...). En estas condiciones, que han causado tanto sufrimiento material y físico, este proyecto ya no va, está muerto", dijo por su parte el dirigente del movimiento ambientalista Tierra y Libertad, a Canal N.


Las protestas contra la industria de extracción de recursos naturales se han intensificado en Perú a un año de las elecciones generales.


Según la Defensoría del Pueblo, hasta marzo se contabilizaron 211 conflictos sociales. De éstos, casi el 67 por ciento son socioambientales.


El llamado al entendimiento por parte del presidente ocurre en momentos en que un importante dirigente vinculado con las violentas protestas contra Tía María fue detenido. Se trata de Pepe Julio Gutiérrez, presidente del Frente de Defensa del Valle del Tambo, acusado de extorsión, resistencia a la autoridad y asociación ilícita para delinquir.


Según la denuncia, Gutiérrez habría pedido dinero para poner fin a las protestas contra el proyecto que iniciaron el 23 de marzo y han dejado a la fecha dos civiles y un policía muerto, decenas de heridos y daños. La denuncia se sustenta en una grabación de una conversación.


El gobierno busca que la detención sea ampliada por el delito de homicidio, debido a la muerte de un policía en las protestas, que fue agredido a golpes con una cadena por manifestantes. Según reportes de prensa regional, Gutiérrez calificó de "injusta" su detención y responsabilizó al presidente Humala del hecho.


El presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano, así como algunos integrantes del gabinete, acudieron al Congreso el viernes para explicar las acciones del gobierno frente a este conflicto. "Todas aquellas personas que violan la ley, deben estar sujetas a investigación y acusación (...). Hemos escuchado ese audio donde no se defendía a Arequipa, el medio ambiente o la agricultura. Lo que había era corrupción", dijo Cateriano a la prensa, al llegar al Parlamento.

Publicado enInternacional
Martes, 24 Marzo 2015 10:39

El sueño no venció al Dormilón

La noticia les cayó como un baldado de agua fría. Hace tres años los habitantes de San Luis, población del oriente antioqueño, se enteraron de la posible perdida de su más querido bien común, el río Dormilón.

Sin consultas previas, ni información suficiente para su población (mayoritariamente dedicada por años a las labores del campo, la que en parte viró en los últimos años hacia actividades ecológicas), tamaña pretensión tomó forma de la mano de la empresa Energía Limpia y Sostenible, la que solicitó permiso a Cornare para extraer el 75 por ciento del cauce de esta fuente de agua durante 25 años para la generación de energía mediante dos microcentrales hidroeléctricas.

El anunció ganó proporciones de bola de fuego. 'El río, nuestro río, privatizado'. 'Ni agricultura ni ecoturismo'. 'Hay que salvarlo'. 'Debemos salvarnos'. Las voces de alerta se multiplicaron, y de manera pronta los sanluisanos hicieron sentir su inconformidad y oposición ante tamaño despropósito.

Las reuniones informativas, las asambleas, las jornadas de estudio, la denuncia pública, los debates con las instituciones ambientales, las movilizaciones, las demandas legales, todas y cada una de estas actividades tomaron forma en el municipio a lo largo de los últimos treinta y seis meses.

Las presiones surtieron su efecto. El pasado 9 de marzo, con las Resoluciones 134-0024 y 134-0025, Cornare, la autoridad ambiental que cubre esta parte del país, declaró la Caducidad de las concesiones de agua otorgadas para la producción hidroenergética con las aguas del río Dormilón. El argumento principal para soportar lo decidido son los "vicios de forma".

Acto administrativo que fue comunicado directamente a la comunidad reunida en audiencia en las instalaciones de Cornare el día miércoles 11 de marzo, previo a lo cual parte de sus habitantes, por medio de una movilización se dirigieron, desde San Luis hacia la sede de Cornare ubicada en el vecino municipio de Santuario, acompañados por organizaciones sociales del oriente antioqueño1, para dejar en claro su desavenencia con este proyecto.

La resistencia levantada por esta población dejó en sus manos un triunfo parcial –pues con seguridad la empresa interpondrá alegato a segunda instancia–, y una lección fundamental: la necesaria, efectiva y valiosa participación de la sociedad en los asuntos relacionados con la gestión pública. Hay que defender todos y cada uno de los derechos humanos, mucho más cuando de por medio está en vilo el bienestar de la comunidad, su memoria, su identidad, su calidad de vida.

Como ejemplo y lección para todo el país, la voz es una: organizarse y resistir sí paga.

 

1 En el proceso de acompañamiento y solidaridad con esta población estuvieron organizaciones como: la Corporación Ambiental del municipio de Marinilla Tafa, Central Unitaria de Trabajadores –Cut Sutimac, Movimiento por la Defensa de la Vida y el territorio –Movete–, la Corporación de Ecoturismo Ecocaguí y Vigías del río Dormilón.

Publicado enEdición 211
Martes, 10 Marzo 2015 06:46

Ecuador y la alternativa al petróleo

Ecuador y la alternativa al petróleo

Mitad de precio, mitad de ingresos. Esta es la ecuación petrolera de la que quiere alejarse Ecuador mediante alternativas energéticas. Ocho nuevas centrales hidroeléctricas y la minería a gran escala son las grandes apuestas del Gobierno para reducir su dependencia financiera del precio del crudo.

 

Con el barril a una cotización de 50-60 dólares, el Estado ha tenido que recortar su presupuesto para el 2015 en 1.420 millones. Contaba con unos ingresos calculados sobre una cotización a 79,7 dólares por barril, una cifra que ya lleva meses sin repetirse y que no se volverá a ver en al menos medio año, según los analistas.


Ese caudal de dinero, con el que ha contado el presidente Rafael Correa durante ocho años de mandato, equivalía al 11,5% del PIB de Ecuador y financiaba el 15% del Presupuesto General del Estado de 2015, aprobado por la Asamblea. Pero en enero el ministro de Finanzas, Fausto Herrera, confirmó los recortes. El ajuste —de 839,9 millones en inversión y 580 millones en gasto corriente— no ha afectado, según las explicaciones gubernamentales, a las inversiones estratégicas del país. Entre ellas, los dos grandes proyectos de Ecuador para eclipsar el peso de la venta de barriles en su economía.


Hay ocho grandes centrales nucleares en construcción que permitirán duplicar la generación de energía eléctrica para el año que viene y, de cara al futuro, exportar este recurso a otros países. Es decir, Ecuador tendrá menos gastos —a pesar de ser productor de crudo, necesita importar combustibles derivados para generar energía— y más ingresos. "Son como 1.000 millones de dólares que ahorraremos al no importar combustibles para generar energía y también en el gasto fiscal por la reducción de los subsidios que ahora se aplican a los carburantes", anunció Correa.


Las ocho grandes centrales, repartidas entre la Sierra y el Oriente (la selva) principalmente, aumentarán a 6.779 megavatios la potencia instalada del país, que ahora es de 3.770. Pero para ello hace falta una inversión de 4.983 millones y esperar hasta 2016. El proyecto más ambicioso es el de la central de Coca Codo Sinclair, en las provincias amazónicas de Napo y Sucumbíos, que aportará 1.500 megavatios y se lleva 2.245 millones de dólares de inversión. Su puesta en marcha está prevista para inicios de 2016 y en estos momentos se ha ejecutado el 80% de las obras. El proyecto de Coca Codo Sinclair, materializado con financiación china, aprovecha una curva en desnivel de 620 metros del río Coca para obtener la energía hidroeléctrica, según la descripción del Ministerio de Electricidad y Energía Renovable.


"No hay que hablar de dependencia del petróleo, pero sí de una sustancial reducción de la importancia relativa. Entre las industrias básicas tenemos proyectos, como la refinería del cobre y la siderúrgica, que usan gran cantidad de energía y la opción viable sería usar energía eléctrica", cuenta el subsecretario de Industrias Básicas, Alexis Valencia, frente a otras fuentes como el carbón o el búnker. "Son más costosas y eventualmente, más peligrosas", añade.


En este cambio de matriz energética, el Gobierno no ha prescindido de otros recursos hasta ahora no tan aprovechados: los minerales. El territorio de Ecuador está explorado en un 10 % y ya se ha encontrado un potencial de 217.000 millones de dólares, en reserva de oro, plata, cobre y molibdeno. Pero los cinco macroproyectos existentes están al final de su fase de exploración y "paralizados", según David Larenas, de Renoy Consulting y exempleado de Kinross, una de las grandes empresas mineras. No empieza aún la explotación de los recursos y además, la normativa no acompaña. El primer paso para avanzar en el desarrollo ya está dado, con la creación del nuevo Ministerio de Minas.


Ni las hidroeléctricas ni la exploración de minas a gran escala serían viables, tal y como están planteadas, sin financiación china. Ecuador ha buscado recursos en su aliado asiático, que también participa de la explotación del petróleo. "La deuda con China supera los 5.170 millones de dólares y la preventa de petróleo los 2.000 millones. Eso no significa que la producción petrolera esté hipotecada a China; hay acuerdos de exportación petrolera a China con una relación que aproximadamente representa 40.000 barriles diarios de exportación por cada 1.000 millones de financiamiento", explica el exministro de Finanzas, Fausto Ortiz.


Las energías renovables tampoco quedan fuera del mapa ecuatoriano, aunque se alejan del continente. Dos de los principales proyectos, uno eólico y otro solar, están instalados en las islas Galápagos, una reserva ecológica que aspira al autoabastecimiento para evitar el daño al ambiente y a las especies.


El proyecto de energía fotovoltaica utilizará, además del potencial solar, combustible de aceite vegetal, llamado jatrofa, en lugar de diésel, como es habitual.

Publicado enInternacional
Defensoría y Naciones Unidas denuncia crisis humanitaria en Ríosucio

En el municipio de Riosucio, Chocó, por lo menos 19 niños y niñas indígenas han muerto desde julio de 2013 por causa de enfermedades prevenibles. Entre las más recientes se encuentran una bebé fallecida el pasado dos de marzo.

 

Un paisaje de hedor y podredumbre a las orillas de río Atrato quedaron registrados en las crudas imágenes mostradas por el defensor del pueblo, Jorge Otálora, y el delegado para las Naciones Unidas, ToddHowland, luego su reciente visita al municipio de Ríosucio, Chocó.

 

El mismo río que es utilizado para lavar loza y depositar las heces fecales de niños, jóvenes y ancianos, también sirve para abastecer a la comunidad de agua para la elaboración de alimentos y aseo personal. En toda la historia de este municipio el río Atrato ha sido el único que provee a la comunidad del líquido vital a falta de un servicio de agua potable.

 

Esta situación de salubridad ha causado la muerte de cerca de 19 niños indígenas desde julio de 2013 hasta la fecha. Muchas de ellas originadas por enfermedades prevenibles y curables, evitables de no ser por la ausencia del Estado y la precariedad en la que se encuentra el servicio de salud en el municipio.

 

El tema, aunque ha sido una constante en la historia de este municipio, llamó recientemente la atención de Naciones Unidas, que desde el mes de enero realiza visitas a este rincón chocoano. En la más reciente, realizada a inicios del mes de marzo, presenció la muerte de una bebé de dos años en el establecimiento hospitalario del municipio, que falleció en gran parte por falta de los medicamentos requeridos.

 

Junto al caso de la bebé fallecida se suman cuatro muertes más de niños y niñas pertenecientes a la comunidad indígena asentada en las cuencas del Atrato, entre el 15 de diciembre y el 2 de enero, a causa de vómito y diarrea, debido a la contaminación del agua y las deficiencias en la manipulación de alimentos, que dan origen a casos de parasitismo intestinal y desnutrición.

 

Es necesario recordar que allí solo existe un centro de salud médico con atención de urgencias: la entidad Juan Bautista Luna, que debe atender a los 28.879 habitantes de Riosucio, entidad que, según el Defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, presenta graves deficiencias en la prestación de los servicios y carece de los instrumentos, medicamentos y medios adecuados para la atención.

 

"El 41 por ciento de la población, cifra de afiliados a Caprecom en la zona, no es transportada para el acceso ambulatorio a la red de salud. De hecho, en el área donde se han presentado las muertes evitables de niños y niñas, las comunidades deben recorrer hasta 2 días para llegar a Riosucio y posteriormente hasta tres horas para llegar al hospital de Turbo, y hasta 3 días para acceder a los servicios de salud en Quibdó", comenta Otálora.

 

Por su parte, el representante de la ONU para los Derechos Humanos, Todd Howland, comenta que gran parte de esta problemática surge a raíz del conflicto padecido por más de 30 años. "La población tiene miedo de organizarse y hacer demandas al estado, porque en el pasado los han amenazado o asesinado. Es ahí cuando la Defensoría del Pueblo y las Naciones Unidas buscan ser un manto de protección para que ellas puedan organizarse".

 

La crisis humanitaria que vive este municipio solo es un caso más de la constate que padece el territorio colombiano. Hoy las denuncias se originan en este territorio del Bajo Atrato, mañana podrá ser nuevamente La Guajira, el Cauca, Córdoba o también cualquier otro municipio del departamento del Chocó o de la amazonia colombiana que padecen día a día la precariedad del sistema de salud, la falta de agua potable y la ausencia de oportunidades educativas que le permita a los jóvenes y niños tener otras alternativas y gozar, efectivamente, del respeto y cumplimiento con sus derechos humanos.

 

Este panorama desolador que se presenta en un gran porcentaje del territorio nacional evidencia lo lejos que está el Estado colombiano de cumplir con los Objetivos de Desarrollo del Milenio pactados con el Programa de Naciones Unidas en el año 2000 y cuya fecha límite estaba prevista para el 2015. Metas que se proponían, entre otros, la erradicación de la pobreza extrema, la reducción de la mortalidad en menores de cinco años y una educación primaria universal.

 

Por lo pronto, tanto la Defensoría como la ONU esperan que las acciones de tutela que han interpuesto sobre la crisis humanitaria de Riosucio empiecen a generar respuestas. "El Gobierno ha establecido soluciones a largo plazo, como la construcción de un hospital, pero necesitamos medidas de choque para que los ciudadanos sean atendidos", concluyó el Defensor.

Publicado enColombia
Lunes, 16 Febrero 2015 19:33

No creas todo lo que dicen de los ODM

No creas todo lo que dicen de los ODM

Se pretende hacernos creer que el mundo ha conseguido varios de los objetivos, como reducir a la mitad la pobreza extrema. Sin embargo, tal afirmación es incorrecta

 

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio están actualmente en el punto de mira. Los ODM contienen unas 20 metas que el mundo tiene que lograr este año. Los líderes de cada país se comprometieron, entre otros, a reducir a la mitad el hambre, la pobreza y la proporción de la gente sin agua potable entre 1990 y 2015. También a reducir la mortalidad infantil de dos tercios y la mortalidad materna de tres cuartos; y a asegurar que todos los niños del mundo estuvieran en la escuela primaria a finales de 2015.

 

Estadísticas bajo esteroides

 

Ahora, se afirma que un número de estas metas han sido alcanzadas. Supuestamente, se pretende que el mundo ha reducido a la mitad la cantidad de personas en situación de pobreza extrema, así como el número de personas sin acceso a agua potable. Sin embargo, estas afirmaciones son incorrectas. Si un universitario quisiera probar estos teoremas, nunca obtendría el diploma, simplemente porque los datos disponibles no le permitirían justificar tales afirmaciones. El discurso de que el mundo ha logrado algunas metas se repite seguido, incluso por personas que deberían saber mejor la realidad.


¡Es tan tentador abusar de las estadísticas para defender posiciones políticas o por propio interés! Ya hace más de un siglo, el poeta escocés Andrew Lang (1844-1912) entendió este peligro cuando escribía: "Ellos usan las estadísticas como los borrachos utilizan una farola, para apoyarse y no para alumbrarse". En aquella mima época, el escritor estadounidense Mark Twain (1835-1910) lo expresó de la siguiente manera: "Hay tres tipos de mentiras: mentiritas, mentiras y estadísticas".

 

Progreso, sí. Metas alcanzadas, no


Según los datos disponibles y fiables, el mundo logrará una sola meta al final de 2015. Es el objetivo de que haya tantas niñas como niños en la escuela primaria. Y esta es sólo media victoria. La triste realidad es que unos 50 millones de niños en el mundo todavía no están matriculados en la escuela y que la calidad de la educación sigue siendo pobre.


Esto no quiere decir que no se hayan logrado avances desde 1990, ni mucho menos. Hoy en día, hay menos pobreza, hambre y analfabetismo en el mundo que hace 25 años. La mortalidad infantil y materna ha bajado. Más personas tienen acceso a agua potable, mosquiteras y medicamentos contra el sida. Pero esto no es una justificación para dar un panorama color de rosa a los ODM. Sobre todo cuando sabemos que el progreso fue acompañado por la creciente desigualdad, de manera que las personas más pobres gozan de poco o nada de ese progreso.


Los objetivos supuestamente alcanzados tienen una cosa en común: no son objetivamente observables. Dado que aquellos en materia de pobreza y agua potable son difíciles de medir, es imposible determinar con algún grado de exactitud cuántas personas escaparon de la miseria o a cuántos se les ha dado acceso al agua potable. Echemos un vistazo a cómo las estadísticas pueden conducir a afirmaciones sin fundamento.


Pobreza


El Banco Mundial publica estadísticas sobre el número de personas pobres en los países en desarrollo. Esto se hace basándose en la línea de pobreza de vivir con menos de 1,25 dólares al día, expresada en el poder adquisitivo de un dólar en EE UU en el año 2005. El hecho de que estas estadísticas se citen a menudo podría sugerir que son robustas. Pero no lo son. Hace unos años, el Banco Mundial revisó sus estimaciones, lo que resultaba en un aumento de más del 40% de pobres en el mundo. Una corrección de esa amplitud no puede ser considerada como un refinamiento estadístico. Por el contrario, confirma que la medición de la pobreza en el mundo es muy difícil, si no imposible. Varios expertos de universidades de renombre han demostrado de manera convincente que las estadísticas de la pobreza mundial son poco fiables; y, de hecho, pueden ser hasta engañosas.


Las estadísticas de la pobreza mundial son problemáticas porque no se basan en observaciones directas. La desnutrición, por ejemplo, se puede determinar directa y objetivamente, midiendo la estatura, el peso y la edad del niño. Pero la observación directa no permite determinar si ese niño vive por debajo del umbral de la pobreza extrema de 1,25 dólares al día. Eso requiere una gran cantidad de información, cálculos detallados, modelos complejos y numerosos supuestos. Por ejemplo, conocer el valor de la producción para uso propio, el alquiler de la casa propia auto-ocupada, la distribución nacional del ingreso, la paridad del poder adquisitivo de la moneda nacional; y así sucesivamente. En última instancia, todas las estimaciones obtenidas contendrán los errores y las suposiciones falsas que se hacen en el proceso de cálculo. Ya que se basan en la suposición ingenua de que los hogares asignan sus recursos en partes iguales entre los miembros de la familia y que el ingreso familiar puede aumentar debido a más trabajo infantil. Lo que hace que estas estadísticas no solamente sean incorrectas sino también engañosas.


La afirmación de que la pobreza mundial se redujo a la mitad tiene que ver más con la forma en que se mide la pobreza que con lo que se puede observar directamente. Todo esto se hace para poder afirmar una posición deseada o llegar a una conclusión preconcebida. Esto confirma lo que el economista británico Ernst Schumacher argumentó en su libro Small is Beautiful (1973): "La medición de lo inconmensurable es un método complicado para llegar a conclusiones predeterminadas".


Agua Potable


Otra afirmación basada en suposiciones erróneas es que el mundo ha alcanzado la meta sobre el agua potable. El acceso se mide a través de encuestas a las familias. Pero estas no comprueban la calidad del agua. Las preguntas sólo distinguen dos categorías de fuentes de suministro de agua: las fuentes mejoradas y las fuentes tradicionales. La primera incluye agua por tubería, grifos y bombas de titularidad pública, pozos protegidos y sistemas de recolección de agua de lluvia. Las tradicionales son los pozos sin protección, aguas superficiales y agua de camiones. Se supone que todas las fuentes mejoradas proveen agua potable porque, supuestamente, estas protegen el agua de la contaminación desde el exterior.


Hasta hace poco, no había datos disponibles sobre la calidad del agua que la gente consume. El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) van cerrando esta brecha de información. Sus datos demuestran que la contaminación microbiológica del agua se da con mucha frecuencia; sucediendo también en la obtenida de fuentes mejoradas.


Si las estadísticas globales sobre el acceso a fuentes mejoradas de agua se corrigen por la mala calidad del agua, bajaría considerablemente el porcentaje de la población mundial con acceso a agua potable. Estos datos niegan la afirmación de que el mundo ha logrado la meta, pero la historia que prevalece ignora que muchas fuentes de suministro de agua potable dan agua contaminada, para poder fabricar el falso argumento del éxito de este objetivo.


En definitiva, el progreso en la pobreza y el agua potable (y otros ODM) no es tan de color de rosa como se afirma. Debemos ser honestos y admitir que no todas las estadísticas son suficientemente robustas; y que algunas son muy imperfectas. Afirmar que el mundo ha alcanzado varios objetivos puede ser tranquilizador para algunos, pero es irresponsable.


África


El discurso predominante afirma que el progreso en África subsahariana va a la zaga. Esto también es una verdad a medias. No es menos rápido que en otras partes del mundo; todo lo contrario. En muchas áreas, la situación en África ha mejorado más rápidamente que en otros lugares. Desde 1990, por ejemplo, la tasa de matriculación en la escuela primaria ha aumentado 2,5 veces más velozmente en África que en otras parte del planeta.


Por supuesto, África no alcanzará los ODM, ya que la región comenzó a partir de un nivel de desarrollo humano mucho más bajo. Sin embargo, echar la culpa a este continente de que el mundo no va a alcanzar todos los ODM es totalmente injustificado.


La pregunta que debe plantearse no es si África va a lograr o no los ODM, sino si África ha contribuido proporcionalmente, con su parte, al progreso mundial. Y ese es, ciertamente, el caso. De hecho, los Objetivos de Desarrollo del Milenio son colectivos, para ser alcanzados por todos los países juntos. No están diseñados para ser conseguidos por cada país individualmente. Que África no logre los ODM no quiere decir para nada que el mundo no pueda. En Inglés suena así: Africa is not missing the targets, we are missing the point. El punto es: no es que África no esté alcanzando las metas, es que nosotros no llegamos a entenderlas de una manera correcta.


Por Jan Vandemoortele, doctor en Economía y es considerado padre de los Objetivos de Desarrollo del Milenio

.

Publicado enSociedad