Rediseñan enzima come PET, solución contra el contaminante

Científicos rediseñaron una enzima que puede degradar algunos de los plásticos contaminantes más comunes, lo que ofrece una potencial solución a uno de los mayores problemas ambientales del mundo.

Un estudio realizado por expertos de Estados Unidos y Reino Unido, publicado este martes en Proceedings, de la Academia Nacional de Ciencias estadunidense, podría resultar en una solución de reciclaje de millones de toneladas de botellas de plástico hechas de polietileno tereftalato (PET), plástico patentado en la década de 1940, las cuales permanecen cientos de años en el medio ambiente.

El profesor John McGeehan, de la Universidad de Portsmouth, y el doctor Gregg Beckham, del Laboratorio Nacional de Energías Renovables del Departamento de Energía de Estados Unidos, resolvieron la estructura cristalina de la PETasa, enzima recién descubierta que degrada ese material plástico, que se cree que evolucionó en un centro de reciclaje de residuos en Japón.

Al descubrir que esta enzima ayudaba a una bacteria a descomponer, o digerir, el PET, los investigadores decidieron "ajustar" su estructura mediante la adición de algunos aminoácidos, explicó McGeehan.

Esto llevó a un cambio fortuito en la actuación de la enzima que permitió que su capacidad de comer plástico fuera más rápida.

Los investigadores utilizaron esa información 3D para entender cómo trabaja y, durante el estudio, diseñaron sin darse cuenta una enzima que es incluso mejor para degradar los plásticos que una hallada en la naturaleza.

Características

El equipo descubrió primero que la PETasa tiene algunas características inusuales, incluyendo un sitio activo más abierto que puede alojar polímeros artificiales en lugar de los naturales.

La característica indicó que podría haber evolucionado en un ambiente que contenía PET, lo que permite a la enzima degradar ese material.

"Aunque la mejora es modesta, este descubrimiento sugiere que hay oportunidad de mejorar estas enzimas, lo que nos acerca a una solución de reciclaje para la creciente montaña de plásticos desechados", explicó McGeehan.

La enzima mutante también puede degradar furandicarboxilato polietileno (PEF), sustituto biológico para el PET, elogiado como remplazo de botellas de cerveza de vidrio.

"El proceso de diseño es muy parecido al de las enzimas actualmente utilizadas en los detergentes de biolavado y en la fabricación de biocombustibles", señaló McGeehan.

"Existe la tecnología y una buena posibilidad de que en los próximos años veamos un proceso industrialmente viable para convertir el PET y otros sustratos como el PEF, el PLA y el PBS en sus bloques constituyentes originales para reciclarlos de forma sostenible", concluyó McGeehan.

(Con información de Reuters)

Detectan niveles sorprendentes de contaminación en océanos

Explican que lejos de tierra firme, la atmósfera sobre esos sitios es la parte más limpia del planeta, en teoría; no obstante, hay 400 gases distintos en grandes cantidades, señala


Un avión de investigación de la Nasa, en misión desde 2016, halló niveles sorprendentes de contaminantes en el aire sobre los océanos Pacífico, Atlántico y Ártico. Destaca un persistente manto de humo y polvo en el Atlántico tropical.


La misión ha tomado muestras de más de 400 gases diferentes y una amplia gama de partículas en el aire en expediciones de un mes desde Alaska hasta Nueva Zelanda y luego a Sudamérica, subiendo después por el Atlántico hasta Groenlandia, y culminando a través del Océano Ártico.


Lejos de tierra firme, la atmósfera sobre el océano es donde se puede encontrar el aire más limpio del planeta, al menos en teoría. En el transcurso de tres despliegues, y con su cuarta y última expedición prevista desde finales de abril, el equipo encontró niveles sorprendentes de contaminantes sobre los océanos Pacífico, Atlántico y Ártico.


“Es asombroso ver tanta contaminación en medio del océano, tan lejos de las regiones de origen”, explicó el principal investigador de la denominada misión ATom, Steve Wofsy, de la Universidad de Harvard, al recordar el vuelo al centro del Atlántico y su parada en la Isla Ascensión a mitad de camino entre África y América del Sur, justo al sur del ecuador.


“Cuando descendimos la primera vez, nos quedamos atónitos de hallarnos en una espesa neblina de humo y polvo que se originó en África, a miles de kilómetros al este. La neblina tenía un color marrón amarillento poco atractivo y era tan gruesa que no podíamos ver el océano. Todos los cientos de sustancias químicas contaminantes que medimos tenían cantidades muy altas. En cada visita posterior a esa primera, hemos encontrado un manto similar que se extiende por miles de kilómetros, abarcando todo el océano Atlántico tropical”, señaló en un comunicado.


Modelos por computadora


Los modelos de computadora que simulan el movimiento de los principales gases como el monóxido de carbono, creados por la combustión incompleta de los incendios, son una de las herramientas utilizadas por el equipo de ATom para tener una idea de lo que podrían ver en cada tramo de su vuelo. También es una de las herramientas que evalúan.


“Una de las mejores cosas de la misión es mostrar lo bien que funciona el modelo en general”, explicó Paul Newman, científico en jefe de Ciencias de la Tierra en el Centro de Vuelos Espaciales de la Nasa en Greenbelt, Maryland.


El modelo combina pronósticos meteorológicos con química atmosférica conocida para indicarles dónde y cuándo una columna de contaminación se cruza con la trayectoria de vuelo. “Pero pierde un montón de detalles. Da una idea de dónde viene el material, y eso permite refinar tu ciencia. Así que no estamos descubriendo tierras inexploradas, pero es como si tuviera una mapa de Iowa, y conduzco por ahí, y quizás ese mapa es, dependiendo de la antigüedad, correcto 95 por ciento; el 5 por ciento incorrecto es lo interesante”.

Publicado enMedio Ambiente
Gran victoria contra las energías sucias en Europa

El Gobierno noruego ha anunciado que no se extraerá petróleo y gas en las islas árticas de Lofoten durante los próximos cuatro años. La protección de esta área marca una victoria significativa para el movimiento de Amigos de la Tierra Europa para liberar al viejo continente de combustibles fósiles.

 

Durante más de 20 años, la industria de las energías sucias ha estado luchando por el control de esta región para extraer gas y petróleo; sin embargo la resistencia de las comunidades locales, los gobiernos municipales, los pescadores y los grupos ecologistas, entre ellos Amigos de la Tierra Noruega, ha logrado proteger el archipiélago de Lofoten.

En el acuerdo de coalición firmado entre los partidos noruegos, conservador, progresista y liberal, se anunció que no se perforará el tesoro natural del área de Lofoten. La decisión ha supuesto un gran triunfo para Amigos de la Tierra, que ha estado luchando para proteger el área a lo largo de las dos últimas décadas.
La sociedad civil noruega contra las energías sucias


Ya sabemos que Noruega es mucho más que fiordos, así pues durante años, la mayoría de la ciudadanía noruega se ha posicionado en contra de la extracción de petróleo en esta zona, mostrando su compromiso en la lucha frente al cambio climático. Una vez más el Gobierno noruego ha asumido su responsabilidad internacional de proteger y preservar este ecosistema único y frágil.


La industria del petróleo no lo ha tenido nada fácil, y se ha encontrado con una gran oposición desde el principio. Amigos de la Tierra Noruega se ha enfrentado, en seis ocasiones desde 2001, a las grandes petroleras, batallas que han ganado una y otra vez. Aún así, la industria no se ha dado por vencida y ha seguido presionando para perforar el archipiélago ártico. Tras esta victoria, los activistas creen que no verán una plataforma petrolera operando alrededor del archipiélago de Lofoten. Al menos no será así por cuatro años.


La lucha continúa en otros campos de batalla, con el fin de acabar con la extracción de combustibles fósiles a lo largo de la costa noruega. Desde los colectivos ciudadanos consideran que la conciencia pública sobre los impactos del petróleo y el gas está creciendo, por lo que es el momento de seguir haciendo frente a la industria y lograr dejar el petróleo bajo el suelo.


El archipiélago cuenta con una gran riqueza natural, desde la colonia de aves marinas más importante de la Europa continental hasta arrecifes únicos de agua fría o el caladero de bacalao más grande del mundo. Debido a su biodiversidad excepcional y la fragilidad de sus ecosistemas, la extracción de petróleo alrededor de las Islas Lofoten en Noruega podría tener un impacto devastador.


La zona ha sido objetivo de las grandes petroleras durante décadas ya que se estima que contiene alrededor de 1.300 millones de barriles de petróleo. Con su quema se emitirían más de 500 millones de toneladas de CO2, lo que multiplicaría por 10 las emisiones anuales de gases de efecto invernadero generadas por Noruega.
Un éxito de la campaña contra las energías sucias


Este logro en Lofoten es una victoria colectiva de todo el movimiento europeo Fossil Free de Amigos de la Tierra. Se trata de una muestra más de cómo está cambiando la percepción de la gente respecto a las energías sucias y la intención de evitar los impactos más graves del cambio climático, dejando todos los combustibles fósiles bajo tierra.

Sal&Roca | Amigos de la Tierra10 de Abril de 2018 (17:13 h.


Fuente e imágenes: Amigos de la Tierra

 

Publicado enInternacional
Motores económicos de la destrucción ambiental

La semana pasada el Panel intergubernamental sobre biodiversidad y servicios de ecosistemas (Ipbes, por sus siglas en inglés) dio a conocer cuatro importantes informes sobre el deterioro ambiental. Se trata de las evaluaciones más importantes sobre el estado del medio ambiente en los pasados 10 años y cubren las regiones de Asia-Pacífico, África, América y Europa-Asia central. Las noticias son alarmantes: la pérdida de biodiversidad está a la par del cambio climático como una de las amenazas más graves para la humanidad. Ambos problemas actúan en retroalimentación y se fortalecen mutuamente en un círculo vicioso.

Cada una de las megarregiones cubiertas por los equipos del Ipbes presenta señales de severos daños en todos los ecosistemas. La pérdida de biodiversidad está acompañada de un grave deterioro en la calidad de los suelos y de una marcada degradación en los acuíferos y cuerpos de agua. Por ejemplo, para África el Ipbes concluye que hacia finales de siglo se habrán extinguido la mitad de las especies de aves y mamíferos del continente debido al cambio climático. El informe señala que se han deteriorado más de 500 mil kilómetros cuadrados en el continente debido a la sobrexplotación, erosión, salinización y diversas formas de contaminación. Y se espera que la presión sobre el medio ambiente se intensifique, porque la población en África pasará de mil 250 a 2 mil 500 millones de personas.

En el continente americano, el informe del Ipbes concluye que en promedio la biodiversidad se ha reducido 31 por ciento en toda la región a lo largo de los pasados cinco siglos, pero el cambio climático va a empeorar la situación. Si las tendencias no cambian, para 2050 se habrá perdido otro 10 por ciento de especies. En general, las malas noticias se repiten una y otra vez para las cuatro regiones que cubren los informes del Ipbes. El mensaje general es que la destrucción ambiental provocada por la actividad económica alcanza dimensiones planetarias y pone en peligro la supervivencia de la especie humana.

Sin duda alguna estos estudios tienen una gran importancia para el diseño y aplicación de políticas. Pero es precisamente en la intersección entre actividad económica y daños ambientales donde se encuentra el punto más débil de los estudios del Ipbes.

En efecto, para los arquitectos de los diagnósticos del Ipbes el tema de los motores del deterioro ambiental es su talón de Aquiles. El equipo medular que realizó el estudio conocido como la Evaluación del milenio sobre los ecosistemas (dado a conocer en 2004) es el mismo que promovió la creación del Ipbes. Ya desde aquel trabajo habló de los motores del deterioro ambiental, pero se limitó a encontrarlos en el crecimiento económico y demográfico. Esto es problemático por varias razones.

Una de ellas es que desde hace más de 40 años la economía mundial viene sufriendo una caída en la tasa de crecimiento. En 1964 se expandió a una tasa de 6.7 por ciento, pero en 2015 el crecimiento se había reducido a 2.6 por ciento. A lo largo de esos 50 años la economía global ha sufrido cinco grandes recesiones y siempre la recuperación presentó tasas de crecimiento inferiores a las de la recuperación en la crisis anterior. A lo largo de todo el periodo se observa una tendencia constante hacia menores tasas de expansión. Y ahora viene la pregunta: ¿esa ralentización fue buena para el medio ambiente? La evidencia a nuestro alrededor es clara y los estudios del Ipbes lo constatan: el deterioro ambiental ha continuado intensificándose a lo largo de estos cinco decenios.

El tema del aumento de la población también amerita un análisis más cuidadoso. Y es que la tasa de crecimiento demográfico también ha manifestado una caída muy importante en los decenios anteriores, pasando de 2 a 1.1 por ciento entre 1963 y 2015. Claro que ahora el volumen de la población total hace que el incremento anual sea comparable al de hace 50 años, pero se espera una tasa de 0.5 por ciento en 2050. Hoy, quizás, los fenómenos demográficos más importantes son la urbanización y la migración. Más de la mitad de la población mundial vive ya en ciudades y la tasa de incremento de la población urbana es de 1.5 por ciento. Y ese proceso tiene fuertes implicaciones ambientales por la adopción de patrones de consumo que muchas veces son insostenibles.

Desgraciadamente, hoy los estudios del por ciento no contienen un capítulo dedicado a los motores de la degradación ambiental. Da la impresión de que se quieren evadir las preguntas clave, que se acercan a las definiciones de prioridades políticas. Por ejemplo, en materia de agricultura se dice que es necesario promover prácticas de agricultura sustentable, pero se hace a un lado el hecho de que la pequeña agricultura campesina ha estado bajo un terrible ataque desde hace décadas por los gobiernos neoliberales en el mundo entero. Se necesita ir más allá de las generalidades para abordar un análisis desagregado y con una mejor definición. Sólo así será posible desentrañar las fuerzas económicas que están detrás de la destrucción ambiental.

Twitter: @anadaloficial

Publicado enMedio Ambiente
Audiencia pública.

“Sin oro se vive. Sin petróleo se vive. Sin carbón se vive. Sin agua se muere”.

“Más de 670 personas en representación de las comunidades y organizaciones, solicitaron a la ANLA, la convocatoria de la Audiencia Pública, con el fin de exponer los argumentos técnicos, jurídicos, sociales y políticos por los que se oponen al desarrollo del proyecto y, además, rechazan los estudios ambientales presentados por la Empresa Emerald Energy”, de China, afirma la carta de convocatoria a la población, de parte de la Vicaría del Sur, de la Diócesis de Florencia...”


Por Ley de 1959, la Amazonia es Reserva Forestal. Pero ANLA anda dando licencias… Como pasó con La Colosa, en Tolima…


Caquetá ha sido víctima de explotaciones económicas que no le han dejado sino pobreza: la quina, el caucho, el cedro, las pieles de tigre y tigrillo, las guerrillas (M-19, FARC y paramilitares), la coca y ahora el petróleo.

 

El proceso hacia la Audiencia pública ambiental


Tres organizaciones, a saber: Las Comisiones por la Vida del Agua del Sur de Caquetá, la Mesa Departamental para la Defensa del Agua y el Territorio y la Vicaría del Sur de la Diócesis de Florencia, “acompañaron y asesoraron a las familias y a las comunidades vulneradas y afectadas en la violación de sus derechos y libertades fundamentales, por la actividad de la empresa y sus contratistas”, comentó Yolima Salazar Higuera, Directora Ejecutiva de la Vicaría del Sur.


Durante largos meses realizaron alertas tempranas, acciones populares, solicitaron medidas cautelares e Iniciativas Populares Normativas, para hacer prevalecer el principio constitucional de precaución. Pero en vano. “Todo a la fecha ha sido infructuoso”. Además impulsaron la realización de un estudio técnico alternativo al que presentó la Empresa Emerald Energy, para solicitar la licencia ambiental.


Ese estudio tiene por título: “Evaluación Geoambiental e Hídrica, del Proyecto de Perforación Exploratoria del Bloque Petrolero EL NOGAL”.


Un resumen, en forma de folleto tamaño oficio, de 61 páginas, fue entregado a cada participante a la Audiencia.


Los hechos.


El Gobierno nacional otorgó el Bloque Nogal para la exploración y explotación de hidrocarburos y sus derivados.

  • ** Desde 2014, Emerald Energy realiza actividades exploratorias, contra la voluntad de las poblaciones de los tres municipios que son afectados: Valparaíso, Morelia y Milán.
  • ** En 2017, Emerald Energy solicitó al ANLA la licencia de exploración llamada El Nogal, que cubre 19.753 hectáreas de los tres municipios: 54.5% corresponde al territorio de Morelia, 40% a Valparaíso y el 5.5% a Milán, para la construcción de 10 plataformas exploratorias multipozos.
  • ** 670 [email protected] solicitaron a la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) la convocatoria de la Audiencia pública.
  • ** El 18 de enero de 2018, ANLA aprobó la Audiencia.
  • ** El 8 de febrero próximo pasado, se llevó a cabo una asamblea informativa, en el Polideportivo del Barro la Alameda, en Morelia.
  • ** El jueves 15 de marzo se llevó a cabo la Audiencia Pública, a lo largo de todo el día.

Desarrollo de la Audiencia Pública Ambiental


“Por la Preservación del Patrimonio Ambiental y Cultural de nuestro Territorio. Participemos y presentemos nuestros argumentos a favor del Agua y de la Vida”, se leía en una pancarta.


La apertura se inició a las 9 de la mañana, en el Coliseo Cubierto del Barrio Alameda, en el municipio de Morelia. Este tipo de eventos es organizado y presidido por la autoridad del ANLA. Después de las palabras de declaratoria de la apertura, por parte de la Doctora Orozco (ANLA), resonaron el Himno Nacional y el Himno del Caquetá.


Luego la Doctora Orozco, Subdirectora de ANLA, una señora autoritaria, vertical y a la defensiva, como si le fuesen a “quitar” su poder, anunció las reglas juego. La empresa Emerald Energy tendría 40 minutos para su ponencia. 40 minutos también para la ponencia a nombre de l2a población. Luego, cada persona inscrita, se podía expresar durante tres minutos. Se inscribieron 300 personas, aunque no todas tomaron la palabra.


Brillaron por su ausencia el Gobernador, los parlamentarios (salvo Harry González), los diputados (salvo dos), los alcaldes y los concejales. Varias personas comentaron: “¿Estarán a favor de Emerald Energy? ¿Los habrán comprado? ¿Cuántos millones habrán recibido?


Los tres alcaldes fueron convocados a Bogotá, por el Gobierno nacional. ¿Una forma de sabotear? ¿O para darles instrucciones a favor de Emerald Energy y en contra de la organización popular?


Habló CORPOAMAZONIA. Buen discurso. Palabras-palabras. Los hechos han demostrado que no actúa. Amén de la corrupción, propia de esas corporaciones.


Vale la pena recordar que en la Audiencia Pública de Garzón, Huila, hace dos años, sobre la Represa de El Quimbo, estaban las autoridades civiles, políticas y parlamentarias.


En Morelia se hicieron presentes delegados de la ONU, de la Procuraduría y de la Defensoría del Pueblo. También estuvieron presentes varias ONGs ambientalistas.


En la mesa de presidencia estaba el Obispo de la Diócesis de Florencia, Monseñor Omar de Jesús Mejía, cuya Vicaría del Sur, gran defensora del campesinado, del Medio Ambiente e impulsora de la Audiencia, depende de su autoridad.


En sus breves palabras resaltó el evento como “un espacio de la democracia y para estudiar y proteger el Bioma amazónico. Para escuchar a las partes interesadas. Señores de la Empresa: escuchen a la ciudadanía y sus argumentos sobre el Bloque El Nogal. Señores del ANLA: Tomen una decisión sabia, donde predomine el Bien Común y no el bien particular. Escuchen el sentir del pueblo. Debemos defender el agua y el oxígeno. La Amazonía, como afirma el Papa, es una prueba para defender el Medio Ambiente. Se hace necesario defender la sabiduría de los pueblos amazónicos y el futuro de nuestro territorio”.


Enseguida la subdirectora de ANLA explicó que el Auto de convocatoria había sido ampliamente divulgado en los tres municipios, inclusive en las veredas, por volantes y perifoneo; publicado en el periódico “EXTRA” de Florencia (este periódico NO publicó ningún artículo sobre la realización de la audiencia), y en el diario LA REPÚBLICA. Además, publicitado por afiches, carteleras y por la radio.


Las inscripciones para las intervenciones personales-individuales quedaron abiertas desde el 19 de enero hasta el 9 de marzo.

 

Las ponencias


De parte de Emerald Energy no hubo ningún funcionario de la China. Presentó la ponencia el funcionario colombiano, Jaime González, Coordinador Ambiental, con el título: “Proyecto Exploración de Hidrocarburos convencionales, APE EL NOGAL, con la ayuda de diapositivas, expuestas en pantalla gigante. Han perforado pozos, entre mil y tres mil metros bajo tierra, en 22 veredas. (APE: Área para Explotación de Petróleo).
Compartió una visión super-super positiva. En el fondo, no va a haber ningún daño significativo.


La exposición fue bastante técnica. Cuando hacía alguna afirmación que no correspondía con la realidad, las y los asistentes levantaban un abanico de cartón, que tenía dos hojas y cuatro caras. En una cara, la foto de una torre petrolera y la leyenda: “NO al extractivismo minero energético en la Amazonia”. En otra cara, la siguiente leyenda: “Por una ciudadanía amazónica activa”, y la cita de dos artículos de la Constitución Nacional.


Artículo 8: “Es obligación del Estado y de las personas, proteger las riquezas culturales y naturales de la Nación”.
Artículo 79: “Todas las personas tienen derecho a gozar de un ambiente sano. La Ley garantizará la participación de la comunidad en las decisiones que puedan afectarla”.
Energy no repartió ninguna síntesis o cartilla para los asistentes.

 

La ponencia desde los intereses de las poblaciones y del Medio Ambiente


Esta ponencia analizó el documento de Emerald Energy, recorriendo y analizando el territorio. Un equipo de 17 profesionales, organizados por la ONG “TERRAE”, recorrió municipios y veredas. A la cabeza estuvo el ya muy reconocido geólogo Julio Fierro Morales. Acompañado de 4 geólogas, 2 ingenieros civiles, una ingeniera ambiental, una ingeniera química, dos biólogos, una bióloga, dos sociólogas, una antropóloga, dos economistas, uno de ellos especialista en Derecho minero y energético. Además, dos auxiliares, estudiantes de geología.


La ponencia fue presentada por Julio Fierro y otras personas, con la ayuda de diapositivas. También habló Rodrigo Negrete, reconocido abogado defensor de la causa ambiental.
El estudio fue financiado por la ONG ADVENIAT, organización de la Iglesia católica de Alemania.


El estudio mostró y demostró las falencias, mentiras y errores del documento de la Empresa china Emerald Energy.


Julio Fierro, con toda firmeza, dijo: “ANLA no puede tomar decisiones ante un estudio incompleto. Incompletos los mapas. Energy está sin información de las zonas de recarga de los acuíferos locales. Falta información de las zonas bajas. No toca las partes altas o lomeríos, que son zonas de recarga. Las lomas no se pueden intervenir. Allá se produce el agua. Energy habla del agua a más de mil metros. Terrae se ocupó del agua superficial… Energy no habla de 63 humedales y 9 quebradas… Encontramos 90 datos estructurales que no conoce Energy. A Energy le falta muchísima información. Vicaría del Sur, Terrae y campesinos tienen más información que Energy… No hubo estudio de lagunas… No se pueden conocer ni gestionar los impactos si el conocimiento del territorio es precario”…


Fueron abundantes los aplausos al pronunciar varias frases


Rodrigo Negrete hizo un llamado a respetar los principios de prevención y precaución. “Con ese estudio tan incompleto se debe negar la licencia ambiental. La licencia de ANLA se debe dar con pleno conocimiento… La Sentencia 035 de 1999 sigue vigente. Si no hay certeza científica se debe negar la licencia”…. Aplausos…

 

La palabra de la ciudadanía


Se inscribieron 300 personas para intervenir, pero faltaron unas cincuenta. Cada cual tenía tres minutos.


Hablaron funcionarios colombianos de Emerald Energy (no estuvo presente ninguna persona de China), profesionales y académicos a favor del Medio Ambiente y la ciudadanía de base.


Las-los funcionarios de Emerald Energy perdieron tiempo exponiendo sus títulos y pergaminos, queriendo significar que por sus títulos y pergaminos tenían toda la autoridad para sostener que la Empresa haría todo bien. Se ganaron rechiflas.


Varios profesionales que participaron en la investigación de TERRAE, intervinieron para mostrar las enormes debilidades del documento de Energy, y solicitar la negación de la licencia por parte de ANLA.


Otros profesionales y académicos mostraron la inconveniencia de la explotación de petróleo, desde diferentes ángulos y solicitaron a ANLA no otorgar la licencia.


De la ciudadanía de base, solamente unas quince personas apoyaron la Empresa. La gran mayoría de las personas que hablaron (jóvenes, adultos, tercera edad, hombres y mujeres), estuvo en contra de Emerald Energy.


No es nada fácil sintetizar la riqueza y emotividad de las intervenciones. Transcribo algunas frases:


++ No vamos en contra de nadie. Vamos por la vida de todos. No queremos la licencia ambiental. ¿Qué ganamos con buenas carreteras si se destruye el Medio Ambiente?
++ ¿Que no había organización social? Esta audiencia demuestra que sí hay líderes campesinos (El Documento de la Empresa afirma que hay muy poca o nada de organización social).
++ No somos caperucitas rojas, creyendo lo que dice la loba Energy.
++ No queremos desarrollo del Caquetá con las rentas petroleras, sino recuperando la producción agropecuaria. Estamos encargados de defender el bioma amazónico.
++ En este día histórico para el Caquetá, los políticos ausentes. Los elegidos, ausentes. Ustedes están para defendernos, así como les hemos dado el voto.
++ El estado le cree a las empresas y no a la población y a sus organizaciones. Vamos a decidir a través de la movilización. El ANLA decide desde el escritorio. Nosotros conocemos la realidad.
++ Dos campesinos, en momentos diferentes, mostraron fotos-diapositivas, de las graves heridas que les causó el Ejército, llamado por Emerald Energy, para reprimir marchas en las veredas. En la vereda de La reforma, en Valparaíso, destruyó parte de un taller panelero.
Uno de los oficiales, el coronel Luis Angarita, que golpeó campesinos, es actualmente el Jefe de Vigilancia de Energy!!!
Vale la pena recordar, que varias las multinacionales le pagan al Estado para que les coloquen batallones a su servicio. Hay batallones, inclusive, en alta montaña.
++ Varias personas citaron los casos de la explotación petrolera en Putumayo, Meta y Casanare, para mostrar que la población sale perdiendo. La riqueza se va y les queda la pobreza.
++ En su intervención, un joven lamentó que no pudiera hablar mirando a los ojos de las personas de ANLA, porque la alta tarima le quedaba detrás. El orador miraba al público pero daba la espalda a la mesa de presidencia. Sin embargo, pidió excusas y subió a la tarima, y exclamó: “ANLA mire a los ojos de la gente. ANLA mire a los ojos del pueblo. ANLA mire a los ojos del campesino. ANLA sabe lo que pasa y no entiendo para qué estamos aquí, si ANLA sabe todo lo que pasa”. Las palabras le brotaban del corazón.
++ Sin oro se vive. Sin petróleo se vive. Sin carbón se vive. Sin agua se muere.
++ Un profesor de economía advirtió: “El capítulo 10 del Documento de Energy es una falacia. Utiliza argumentos y datos que no son de la región. Copia estudios de otras regiones.
++ Energy hizo sísmica muy cerca de ríos y de lagunas. Dejó minas enterradas que no explotaron. A ANLA le solicité que retiren las minas en veredas de Valparaíso.
++ Javier García Villalba descubrió “el mico bonito” del Caquetá. Vive en 7 municipios del departamento, y en uno de Cauca. Entre Valparaíso y Morelia existen unos 250 ejemplares del único mico, ciento por ciento, colombiano. Está en peligro de extinción por invasión. Le queda el 20% de su hábitat.
++ Por las chimeneas, encendidas 24 horas, se afecta a las abejas y a otros animales, porque sube la temperatura.
++ El 90% de la población está en contra de la explotación petrolera
++ Energy divide a la población. En Valparaíso hay cuatro veredas muy influenciadas por Energy: Kurdinata, Reforma, Paujila y Florida. Me duele que gente nacida aquí, apoyen a una empresa de otro país, para destruir nuestra naturaleza.
++ Alguna persona recordó que Energy tiene un proceso sancionatorio ante la ANLA, porque construyeron casas no autorizadas y otras obras civiles, colocaron una motobomba, hicieron quemas no autorizadas.


Transcribo algunas frases de una carta que repartió del señor Álvaro Escobar Rodríguez, de Valparaíso, que complementan las frases citadas:


“Hay muchas razones por las que no podemos aceptar la explotación de hidrocarburos en nuestra región:


Somos conscientes del impacto que esta actividad le genera al medio ambiente en general. Como habitantes de la región nos vamos a ver afectados totalmente. Nos van a acabar con los recursos hídricos: nacimientos, quebradas, lagunas, humedales, ríos y en toda forma que se manifiesta el agua.


Nuestras tierras quedan estériles totalmente, no producen nada: se muere la vegetación, la flora, la fauna se desplaza hacia otros lugares, nuestra economía que está representada en la ganadería, fracasa.
No hay ningún sentido que nos traigan a nuestra región tanto desarrollo, electrificación a nuestros municipios, vías pavimentadas, educación organizada para nuestros hijos, salud. Y ahora que vamos a disfrutar disque de todas esas cosas, le resulten dando una licencia ambiental a una multinacional para que vengan y nos desplacen de nuestras fincas, que son las que nos generan los recursos por medio de nuestro trabajo, para mitigar las necesidades de nuestras familias, quedándonos como única opción el desplazamiento. Nos van a mandar a robar, porque después de una situación de éstas, de hambre no nos vamos a dejar morir”…

Y para terminar, algunas observaciones de fondo, del estudio de la Corporación Geoambiental Terrae:


Sobre el agua: “Estos análisis son muy pobres, en el caso de Emerald Energy, y si no se entiende cómo se mueve el agua en las rocas y en los suelos que dan de beber a todos los habitantes del territorio (naturaleza y gente) puede que haya consecuencias muy negativas que la empresa no conoce siquiera (pág. 21).


…Esas rocas arenosas y arcillosas profundas se formaron en mares del mundo del pasado (hace decenas de millones de años)… Son aguas saladas muy diferentes a las aguas de los ríos, la lluvia y las aguas subterráneas más someras que son aguas dulces. Si ambas aguas entran en contacto las aguas dulces se contaminarían haciendo imposible el uso que se hace hoy en día en el área rural de Valparaíso y Morelia…


… ya hemos señalado que la empresa no ha estudiado con rigurosidad la naturaleza del territorio donde quieren entrar… Eso se llama el principio de Precaución y es de obligatorio cumplimiento para las autoridades, las empresas y los ciudadanos… (Págs. 24-25)


… En general las aguas son de buena calidad, situación que debe ser tenida en cuenta para tomar decisiones en cuanto a permitir actividades que las puedan contaminar, como las petroleras.


Con esta información, es posible alertar a que existe el riesgo de que líquidos que vienen de la profundidad entren en contacto con las aguas dulces del subsuelo no profundo y también a las aguas de los ríos, quebradas y chuquias, contaminándolas. También puede pasar que ese riesgo se aumente por la intervención petrolera, ya que esa actividad fractura aún más las rocas profundas o a que puede haber fallas en el hueco de la perforación dejando un camino rápido para unir la profundidad con la superficie.


Las petroleras también pueden volver a meter en el subsuelo las aguas saladas que ellos sacaron, pero nadie sabe en qué capa lo hacen, y además esa práctica ha causado temblores graves en muchas partes del mundo. Si no las inyectan, las riegan en potreros y ríos, causando también la contaminación de aguas y suelos con aguas saladas llenas de químicos naturales que son tóxicos… (pág. 28).


Sobre la selva.


… Tumbar o alterar la selva, trae el riesgo de alterar los beneficios que presta, sobre todo la regulación del agua, mediante la contención de la fuerza de la lluvia y las inundaciones, la retención de los suelos y prevención de su pérdida por la fuerza del agua, así como los alimentos y materiales de uso que provee para la gente.


Actualmente las selvas del Caquetá están muy alteradas, porque los fragmentos de vegetación son cada vez más reducidos, los primeros afectados son los grandes mamíferos, en especial varias clases de micos, que requieren amplias áreas para sus territorios, y las aves (Pág. 44).


… En los terrenos que la petrolera llama el área de influencia directa del APE EL NOGAL, se encuentra un total der 7.162.44 hectáreas correspondientes al 35.7 % del total del área en categorías reconocidas en la norma, como de protección para la conservación y la prevención… En total se tiene un 48% en áreas de protección, respaldadas por la norma vigente en el país… (Pág. 45).

 

Bogotá, martes 20 de marzo de 2018

Publicado enColombia
Detectan partículas de plástico en agua embotellada de varias marcas

Encontraron restos de polipropileno, nylon y PET, usado para hacer las tapas

Evian, Aqua, Aquafina, Dasani, Nestle Pure Life y San Pellegrino, parte de los productos analizados

El agua embotellada de numerosas conocidas marcas de todo el mundo está contaminada con partículas de plástico cuyos peligros para la salud aún se desconocen, según un estudio.

Científicos analizaron el agua de más de 250 botellas en nueve países (Brasil, México, China, Estados Unidos, India, Indonesia, Kenia, Líbano y Tailandia), bajo la coordinación de Sherri Mason, profesora de la Universidad Estatal de Nueva York en Fredonia, de acuerdo con un resumen del estudio publicado en la plataforma periodística Orb Media.

Se halló plástico en 93 por ciento de las muestras de agua embotellada de marcas como Epura, Evian, Aqua, Aquafina, Dasani, Bisleri, Gerolsteiner, Minalba, Wahaha, Nestle Pure Life y San Pellegrino.

Entre los restos de plásticos hallaron partículas de polipropileno, nylon y tereftalato de polietileno (PET), usado para hacer tapas de botellas. En promedio, encontraron en las botellas de un litro de agua 10.4 partículas de una medida cercana a los 0.10 milímetros. Las partículas más pequeñas eran más abundantes: 314.6 por litro de agua de media.

Creo que estos vienen de los procesos de embotellamiento, y que la mayor parte proviene de la misma botella, de su tapón y del proceso industrial de embotellamiento, explicó Mason..

El agua en botellas de vidrio también contenía microplásticos, señala el estudio.

Se desconoce el alcance de los riesgos que representan estas partículas para la salud humana.

Hay una relación con ciertos tipos de cáncer, con la disminución de la cantidad de espermatozoides e incluso con el aumento de algunas enfermedades como el trastorno del déficit de atención o el autismo, declaró Mason.

Según la experta en microplásticos, se ha determinado que estas diferentes afecciones están relacionadas con la presencia de productos químicos sintéticos en el medio ambiente.

Sabemos que los plásticos constituyen un medio para que esas sustancias entren en nuestro cuerpo, explicó.

 

La de grifo, más segura

 

Un estudio anterior, también publicado por Orb Media, había mostrado que en el agua de grifo también estaban presentes partículas de plástico, aunque en cantidades más pequeñas.

El agua del grifo, en general, es mucho más segura que la embotellada, afirmó Mason.

El estudio se realizó a lo largo de tres meses empleando una técnica desarrollada por la Escuela de Química de la Universidad de East Anglia (UEA), en Inglaterra, que permite visualizar micropartículas de plástico gracias a un colorante luminiscente.

Se nos pidió supervisar los resultados y la metodología de forma independiente, para asegurarnos de que el estudio es sólido y creíble, explicó Andrew Mayes, científico de la Escuela de Química de la UEA. Según el experto, los resultados son coherentes.

Jacqueline Savitz, directora para América del Norte de Oceana, una organización no gubernamental que lucha contra la contaminación del océano, dijo que el estudio proporcionaba una razón más para limitar la producción de botellas de plástico.

Es más urgente que nunca hacer que esos envases sean cosa del pasado, declaró Savitz, cuya organización no participó en el estudio.

La Federación Nacional de Agua Envasada y Embotellada (Fnece) de Francia aseguró en un comunicado que el agua producida y vendida en Francia era de la más alta calidad.

El organismo subrayó que no existía una metodología oficial para analizar microplásticos ni un consenso científico.

La Asociación Internacional de Agua Embotellada consideró que esta investigación no se apoya en una ciencia confiable y no ha sido revisado por pares, como es habitual en el campo de las publicaciones científicas.

Publicado enSociedad
Jueves, 08 Marzo 2018 10:26

De nuevo Medehollín

De nuevo Medehollín

Tanto se contamina que el anuncio de alerta roja por crisis ambiental no tardó en ser retomado. Como ya había sucedido en marzo de 2017. El pasado 6 de marzo, el Área Metropolitana y la Alcaldía de Medellín, anunciaron en rueda de prensa que el Valle de Aburrá se encuentra en alerta roja por contaminación del aire. Las medidas tomadas el pasado 22 de febrero, mismo día donde se declaró la alerta naranja, extendidas hasta el 6 de abril, fueron reforzadas con la intención de propiciar un cambio significativo ante la crisis anunciada. Sin embargo, ¿por qué estas medidas parecen no ser suficientes?

 

Hasta el momento, las medidas anunciadas para mitigar los daños en el aire y el ambiente de Medellín y los municipios vecinos, se centran en disminuir la circulación de todo tipo de vehículos por las vías principales, además de establecer un control sobre las industrias que registran emisiones de material particulado; pero a 14 días de establecidas estas medidas de contingencia, la calidad del aire empeoró,con altas probabilidadesde alcanzar una alerta violeta.


Imagen 1. Información oficial del Área Metropolitana sobre la alerta roja.

 

El Área Metropolitana llama con constancia a la ciudadanía, a través de las redes sociales, para que desista del uso del vehículo particular y opte por el uso del transporte público, la bicicleta y los recorridos a pie; sin embargo, la gestión de la crisis ambiental no debe parar ahí. Hay que recordar lo sucedido con el famoso Pacto por el Aire de Medellín, cuyos firmantes fueron los grandes empresarios de la ciudad y las autoridades públicas, quienes no concretaron normativas que limitan o impidan la continuidad tal y como hoy le catacteriza del parque automotor, industrial e inmobiliario, logrando un control de su crecimiento desbordado, así como su responsabilidad con el ambiente y la salud de quienes habitan el Valle de Aburrá.


El cuidado del ambiente y la preservación de la naturaleza no debe quedar sometida a la buena voluntadad de los sectores económicos que controlan, determinan y se benefician del modelo de ciudad que hoy sigue rigiendo en Medellín y su área metropolitana, porque tal modelo va en contravía del buen vivir y el respeto por la vida. Si bien todos los seres humanos contaminan, de distintas maneras y en distintos niveles, el material particulado no distingue entre quien posee 3 carros y quien se transporta en bus o en metro, o quien simplemente recorre la ciudad a pie, pues todos por igual respiran las partículas PM 2.5 que encienden las alertas recientemente, en el caso de Medellín.


Sin embargo, la cortina de humo a la que acude el Área Metropolitana y la Alcaldía son las particularidades geográficas y topográficas del Valle de Aburrá, que al ser tan estrecho y estar tan poblado, no cuenta con las condiciones para que los gases y demás emisiones tóxicas puedan circulan como sí sucede en otras ciudades.


Ecopetrol accede al pacto por el aire de Medellín


Por su parte, el pasado 2 de marzo Ecopetrol anunció su compromiso con la calidad del aire en Medellín, asegurando la distribución de un Diesel de mejor calidad, no solo para el Valle de Aburrá sino para todas las ciudades de Colombia. El presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, aseguró que entre el mes de marzo y abril se enviará un Diesel a Medellín con menor concentración de azufre, con la expectativa de emitir menos material particulado y controlar la crisis ambiental.


Además, recordó la responsabilidad que tienen los propietarios de vehículos al cumplir con la debida revisión tecnomecánica que, para sorpresa de las autoridades de tránsito y movilidad, alrededor de un escaso 40 por ciento de los vehículos que circulan por la ciudad cuentan con las debidas revisiones, lo que no significa que sean seguros y amigables con el aire, realidad que abre un nuevo debate sobre la corrupción existente detrás de los procesos de revisión y mantenimiento del parque automotor.


El aire de Medellín es el tingo tingo tango de unos y otros, que se chutan la pelota para no asumir las responsabilidades que durante años han evadido los poderosos de la ciudad.

 

Artículos relacionados

Medellín se enferma poco a poco

Marzo 1 de 2018

Federico Gutiérrez le queda grande la alerta roja de Medellín

Febrero 24 de 2018

La contaminación aumenta un 20 % el riesgo de sufrir un tipo de ictus a corto plazo

Febrero 24 de 2018

Bosques de Antioquia han perdido 65 por ciento de su extensión

Febrero 20 de 2018

Video

Medellín. Crisis ambiental

Publicado enColombia
Medellín. “Hay grupos muy poderosos que manejan la ciudad a su conveniencia”

La crisis ambiental que enfrenta la ciudad de Medellín y todo el Valle de Aburrá, es una amenaza latente para la salud de sus pobladores. ¿Cómo se originó, cuáles son las medidas tomadas por el gobierno local para paliarla y cuáles son los retos que le quedan a la ciudadanía en general para que esta crisis no prosiga su ensanchamiento?

 

El pasado 2 de febrero, la Alcaldía de Medellín y el Área Metropolitana acordaron el Pacto por el Aire de Medellín, con diversas instituciones académicas, autoridades ambientales, alcaldías de 10 municipios e importantes firmas empresariales como Bancolombia, Cementos Argos y Nutresa, comprometidos a promover la formulación de una política de Estado para la prevención y el control de la contaminación atmosférica, buscando mitigar los daños ambientales que padece todo el Valle de Aburrá.

 

La iniciativa fue celebrada por muchos, sobre todo por el sector empresarial –estrechamente implicado en la problemática–, porque el pacto firmado no establece normativas ni regulaciones quedando todos los “compromisos” a la buena voluntad e iniciativa de los firmantes, es decir, el nivel de producción y construcción, así como el modelo de ciudad que hasta ahora rige, mantendrán su ritmo y dominio, y con estos, la misma crisis ambiental.

 

Tanto en el 2016 como en el 2017, casualmente durante el mes de marzo, se registraron en el Valle de Aburrá los niveles más altos de contaminación por material particulado 2.5 (PM por sus siglas en inglés. Ver recuadro 1) superando los altos niveles presentados en el 2015. Una vez prendidas las alarmas por la alerta roja de contaminación, que a nivel mundial indica que los niños, los adultos y las personas con asma, deben evitar el esfuerzo excesivo y prolongado al aire libre, la Alcaldía de Medellín y las autoridades ambientales y de tránsito, tomaron medidas que fueron paños de agua tibia ante el daño.


Alerta roja vs S.O.S por el aire

 

Sin embargo, la crisis ambiental suscitó la necesidad de que la ciudadanía se organizara para emprender un cambio en beneficio del ambiente, fue así como sesionó en la Universidad de Antioquia el foro S.O.S por el aire, donde estudiantes y catedráticos de distintas facultades se citaron para debatir frente a la crisis y plantear alternativas que realmente fueran efectivas. El foro tomó forma a partir de una carta pública del escritor Pablo Montoya a través de change.org, donde llamaba a la consciencia ambiental, además de demandar de las autoridades ambientales y gubernamentales acciones concretas para paliar esta situación. Miles de personas firmaron su petición.

Pablo Montoya, en entrevista con desdeabajo, expresó que “S.O.S por el aire, fue un movimiento académico que surgió en 2016 debido a una carta pública que escribí donde protestaba por la situación ambiental desatada en Medellín en ese año y que luego se repitió en el 2017. A partir de esta protesta, poco a poco diferentes estamentos universitarios de Medellín se fueron uniendo y logramos conformar un comité interdisciplinario académico universitario llamado S.O.S por el aire. Lo que pretendía este movimiento era concientizar a la sociedad del Valle de Aburrá frente a la problemática ambiental, apoyados en numerosas investigaciones realizadas en universidades de Medellín en torno al problema del aire, el agua y de la contaminación ambiental, una acción urgente ante una problemática que, como todos sabemos, no se ha resuelto de la mejor manera; problemática que desde el punto de vista médico no cuenta con una profilaxis verdadera, así la Alcaldía y las distintas instancias digan que están haciendo todo lo posible por resolverlo”. (Ver Recuadro 2).

 


Gestión de la Alcaldía

 

Anunciada la alerta roja y los riesgos que la misma representaba para la salud de la ciudadanía, la Alcaldía de Medellín puso en marcha medidas que a nivel mundial son el cliché ecológico: aumento del horario para el pico y placa, tanto para motos como para carros; cambio de las jornadas laborales y un sinfín de comunicados y mensajes por las redes sociales invitando al conjunto social a contribuir con la problemática. Ah, y silencio, guardar silencio por parte de los funcionarios municipales, como lo ordenaba un audio de la Alcaldía que se hizo viral por WhatsApp, a través del cual les ordenaba no informar a nadie sobre la grave situación que se presentaba en el aire de la ciudad, pues “la sociedad podía entrar en pánico”. De acuerdo a ellos, con algunas medidas ecológicas bastaría para contrarrestar la situación. La realidad que a febrero de 2018 vive la ciudad es clara muestra de su mala fe, de cómo administran favoreciendo de quienes prosiguen llenando la ciudad de carros, como de quienes continúan con sus industrias, así como de todos aquellos que siguen enriqueciéndose con la pervivencia de un modelo urbano a todas luces contrario a los intereses de las mayorías que habitan en este territorio.

Al respecto, Pablo Montoya, como ciudadano preocupado por el ambiente y la crisis que sobrelleva el mundo, y nuestra ciudad, compartió su opinión frente a la gestión de la alcaldía: “Existe una serie de funcionarios que están muy enterados de la situación ambiental de la ciudad, que la conocen al dedillo, andan con mapas tridimensionales y muestran cifras y saben lo que está pasando acá […]; entonces, frente a este desbordamiento, estos empleados tienen unos informes, siempre dan la cara, son muy amables y siempre estuvieron hablando con nosotros, explicando las medidas que están tomando; pero de alguna manera, pienso, y esa es mi conclusión, que esas medidas no son suficientemente eficaces, en primer lugar porque no controlan el lobby automotriz, lo que nos muestra que falta un alcalde, lo suficientemente valiente e inteligente y evidentemente consciente de la situación, para decirle a esos lobby poderosos de la industria automotriz: por favor, tenemos que parar la entrada de los carros, tenemos que hacer un plan verdaderamente sensato frente a esa proliferación de vehículos, estamos desbordados de motos, de carros; para colmo, hay una irresponsabilidad tremenda con ciertos carros que emiten gases contaminantes, que los dejan transitar sin ningún problema; el lobby industrial tampoco se controla y el lobby inmobiliario es una mafia… ¡Hay que controlar esas mafias!”.

El pacto firmado el 2 de febrero, demostró que a la administración municipal no le interesa involucrar en la toma de medidas de fondo a los colectivos ecológicos y ambientales que trabajan por encontrar una solución real y eficiente a esta crisis ambiental, y prefiere jugar sólo con sus medios, a lo cual, el escritor enfatizó en que hay grupos muy poderosos que manejan la ciudad a su conveniencia, y que los alcaldes son “simplemente títeres o marionetas de esos grupos poderosos o son complacientes con ellos”, y aunque son amables cuando los inquieren no escuchan las exigencias ciudadanas pues no les interesa arriesgar su capital político y económico.

 

La razón del problema

 

El Valle de Aburrá tiene una particularidad: está rodeado por montañas, que lo convierten prácticamente en una olla donde los gases se estacionan. Esta particularidad hace más imperioso el diseño e implementación de medidas para evitar el tipo de crisis ambientales vividas.

Particularidad que lleva a que la ciudad esté incliuida entre las urbes con mayor riesgo de sobrepasar la alertas naranjas y rojas, y convertirse en zona de emergencia ambiental. Tal particularidad geográfica, representa una problemática cuando se presentan alteraciones en los índices de calidad del aire o ICA (Ver imagen 1).

Lo paradójico, es que esa no es la verdadera razón de la problemática; su origen está en la inexistente falta de control frente al crecimiento voraz del parque automotor, del sector inmobiliario (que sigue construyendo todos los alrededores de la ciudad) y de la pervivencia de un sector industrial que no puede existir en medio de un territorio densamente habitado, que con sus desechos tóxicos continúa ahogando a la ciudad.

 

Como resultado de estos factores, se tiene la presencia de material particulado 2.5, la más pequeña entre estas partículas pero también la más peligrosa para quienes la respiran. Tal como lo expresó Héctor Lugo, de la Corporación Ecológica y Cultural Penca de Sábila, en entrevista con desdeabajo: “son las partículas más problemáticas en la calidad del aire por toda su relación en problemas respiratorios y en cáncer, esa partícula PM 2.5 es principalmente generada por la quema de combustibles, sobre todo Diesel”.

 

El tema de los combustibles que se consumen en Colombia es álgido y sigue sin soluciones concretas. Federico Gutiérrez, alcalde de Medellín, cuando se presentó la alerta roja en 2017, exigió a Ecopetrol la venta de combustibles de mejor calidad que no generara PM 2.5 ni PM 101, pero poco o nada logró al respecto. El tema fue retomado el pasado 2 de febrero con la firma del Pacto por el Aire de Medellín, donde aseguraron que los cerca de 1.400.000 vehículos que circulan en Medellín usarán combustibles de normativa Euro III. que, de acuerdo con Eugenio Pietro, director del Área Metropolitana, serán más limpios. Todo un contrasentido, pues es público que tal normativa de combustible fue desechada hace aproximadamente 11 años en muchos países de Europa, países que actualmente consumen las normativas Euro IV y V. Medellín y el Valle de Aburrá, mientras tanto, consumen combustibles Euro I y II, los más nocivos para el aire y la salud.

 

“Hay una afluencia de carros Diesel que todos los días pasan, durante todo el día, por la autopista de norte a sur que recorre todo el Valle de Aburrá, son todos los vehículos de carga pesada que hacen tránsito por toda la autopista y no tenemos vías alternas, dejando mucha cantidad de partículas PM 2.5, eso hace que cuando haya alerta roja se interrumpa el flujo vehicular durante el día para que las condiciones de contaminación en el Valle de Aburrá disminuyan […], los vehículos Diesel de transporte púbico que recorren la ciudad por un lado, y por el otro, todo el parque vehicular de la administración municipal que es Diesel en su mayoría, están en movimiento todo el día. El municipio tendría que transformar su parque automotor para disminuir sustancial y de manera significativa la contaminación del aire” (Ver recuadro 3).

 

 

Desde hace un par de años se escucha en el Valle de Aburrá sobre la creación de un Cinturón Verde, que básicamente es la siembra de árboles en las zonas periféricas. El discurso de las administraciones fue engañoso, le dijeron a la sociedad que este cinturón ayudaría a resolver el problema de la contaminación, pero científicamente está comprobado que los árboles sembrados en las periferias no cumplen esa función. De acuerdo con Héctor Lugo, los 34 mil millones de pesos invertidos en este proyecto, tendrían más utilidad y efectividad en la renovación del parque automotor, que sustancialmente es la causa principal de la contaminación atmosférica (Ver recuadro 4).

 

¿Medellín, una ciudad para la muerte?

 

Los informes epidemiológicos de Medellín Ciudad Saludable, del 2016 al 2017, cambian drásticamente. En materia de información, los centros de salud, hospitales y demás entidades del área, se limitan a los estudios que la Alcaldía de la ciudad entrega, por lo que no pueden dar información al respecto. El informe presentado en 2016 constata que fueron registrados: 2.943 casos de tuberculosis, 1.170.465 casos de Infección Respiratoria Aguda (IRA), 221 casos de Infección Respiratoria Aguda Grave Inusitada y 24 casos de sarampión y rubeola; enfermedades que, según la Organización Mundial de la Salud, se deben a la contaminación atmosférica de las zonas, sobre todo, de las grandes ciudades.

Este tipo de circunstancias propiciaron que muchas familias se mudaran para áreas periféricas o alejadas de la ciudad, buscando respirar un mejor aire y contar con una mejor salud. Para Héctor Lugo, “La gente tiene razón al correr de esta ciudad, porque si vos diariamente estás respirando aire contaminado, estás en riesgo de enfermarte, si la ciudad enferma la ciudad se pierde, ya es muy común encontrar gente que dice que se tuvo que ir porque se enfermó, entonces están poblando otras zonas, los corregimientos de los municipios y todo el Valle de San Nicolás que es todo el altiplano del oriente de Antioquia”.

Y Agregó, “es como si la ciudad se fuera desarrollando para producir contaminación y no lo contrario, es una lógica absurda y la inmobiliaria va por un lado produciendo soluciones de vivienda terribles, además que son cajones que no sirven para vivir, son montones de gente apiñada en lugares muy pequeños y todos se mueven en carro y sobre ese desarrollo de ciudad no hay ningún control ni hay una racionalidad de planificación para saber si eso es viable o no para esta ciudad; lo que yo pienso es que no es viable el desarrollo urbano que nosotros estamos haciendo, porque eso va a producir más contaminación y esa contaminación va a poner en riesgo la vida de la gente”.

Además, para el mismo año, Elkín Matínez, médico epidemiólogo, informó que 1.500 personas estarían muriendo por enfermedades cardiovasculares generadas por las PM 2.5, que son las partículas que logran entrar al torrente sanguíneo y respiratorio de las personas2.

En lo referente a los informes epidemiológicos de Medellín, durante 2017, la administración municipal solo entregó información relacionada con enfermedades de transmisión sexual, interrupción del embarazo y enfermedades transmitidas por alimentos. Nada que pueda relacionarse con la crisis ambiental de la ciudad.

 

Hacía una conciencia ecológica

 

Pablo Montoya, como escritor y docente, por distintos medios y de distintas maneras, realiza un llamado al cambio de conciencia de las personas, invita a entender la naturaleza como un territorio sagrado que es uno solo con el ser humano y demás especies, desechando esa mentalidad de explotación y abuso de la tierra y toda su riqueza. Su lucha no solo es a nivel público, sino que también es con el entorno más privado de su vida, “Hay una historia muy simpática que me pasó en el jardín donde tenía a mi hija, que tenía 3 años en ese entonces. A un padre de familia se le ocurrió proponer una clase en el jardín: la clase del pequeño empresario, para inculcarle a los niños el espíritu empresarial, yo tuve una discusión muy fuerte con estos padres de familia y les dije que no, que lo que se necesitaba era justamente eliminar ese espíritu empresarial tal y como lo hemos entendido, y les dije ¿por qué no proponemos mejor el pequeño ecólogo?, ¿por qué no inculcamos a los niños un respeto por la naturaleza?”.

 

Enfatizando en la importancia de la educación frente a cómo se entiende y se relacionan los niños, jóvenes y adultos con la tierra, pero también en la educación brindada en el hogar. “[…] es hacerle entender a la persona que ella tiene un vínculo profundo con la naturaleza y debe respetarla y no esperar que sean los demás; el respeto viene desde la misma casa, saber reciclar por ejemplo, meter en un lado los desechos de un tipo y todas esas cosas se aprenden en la casa y se van proliferando con los intercambios sociales; pero ese cambio de mentalidad no solo atañe a los medellinenses, atañe a todo el mundo, a todo el planeta, y si no hay un cambio de mentalidad y si no hay medidas urgentes que se tomen frente a este asunto, las consecuencias serán seguramente nefastas”, nos compartió el escritor.


Al final, la lección que tenemos ante nosotros es que el modelo de ciudad construido es un desastre y tenemos que superarlo, y junto con éste, aprender a convivir con nuestra Madre, como le dicen los pueblos originarios a la naturaleza. Ahí caben los usos y consumos, nuestros hábitos, también todo un desastre por aquello de úselo y bótelo. Lo público por sobre lo privado es la prioridad, de ahí que el peatón debe ser respetado por sobre todas las cosas, de manera que tenemos que ir arrinconando, poco a poco, el carro particular, todo un desastre que nos impuso el capital.

 

1 Pueden penetrar hasta las vías respiratorias bajas
2 Movilidad, medio ambiente y contaminación, Viena Yisel Cuesta Chaverra.

 

Artículos relacionados

Federico Gutiérrez le queda grande la alerta roja de Medellín

Febrero 24 de 2018

La contaminación aumenta un 20 % el riesgo de sufrir un tipo de ictus a corto plazo

Febrero 24 de 2018

Bosques de Antioquia han perdido 65 por ciento de su extensión

Febrero 20 de 2018

 

Video

Medellín. Crisis ambiental

Publicado enEdición Nº243
“El territorio no se vende, se lucha y se defiende”

El domingo 25 de febrero en la vereda de Calucé, municipio de Palmira-Valle del Cauca, tuvo lugar el primer Festival por la Defensa del Territorio, evento que tenía como objetivo principal, empezar a generar procesos colectivos de reflexión y proyección de defensa del territorio palmirano, en riesgo ante la llegada del Grupo de Energía de Bogotá (GEB) tras el proyecto La Virigina-Alferéz: construcción de una gran red de torres de transmisión de electricidad que atraviesan una amplia zona rural palmirana y sus reservas naturales, afectando de manera irreversible sus ecosistemas. 

Un proceso organizativo en marcha


Las comunidades rurales y colectivos urbanos de Palmira empezaron a organizarse desde hace varios meses, discutiendo entre ellas sobre las implicaciones de este proyecto, así como con los diferentes intermediarios que envía el GEB (la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca –CVC– e ingenieros ambientales de la Unidad de planeación minero–energética de la nación –UPME–) quienes llegan a las diferentes fincas y reservas naturales a realizar estudios de inspección. Lo curioso es que estas inspecciones están en marcha desde este año, justo después de la negativa de los ingenios azucareros de la zona plana del municipio de aceptar las torres de energía en sus predios, por lo demás a causa de los problemas ambientales y de productividad que este proyecto conlleva.


Este festival es el primero de varios pensados por las comunidades de los corregimientos de Calucé, Tenjo, La Quisquina y, claro, la comunidad urbana de Palmira. Tiene el precedente de la lucha desarrollada por varios colectivos en los corregimientos de Amaime y el Placer, donde después de 2 años de presión con varias audiencias públicas y mediante resolución de la CVC, el 21 de enero del presente año lograron el propósito de su resistencia: frenar la concesión para explotar materiales de construcción en el Rio Amaime para las empresas de Gravarena Rio amaime Lltda y Arenas Amaime Ltda.


El festival estuvo acompañado por intervenciones artísticas que incluían arte circense, muralismo y música, pero, sobre todo, espacios de reflexión asamblearios, instalados con el ánimo de construir estrategias colectivas para la defensa del territorio, los cuales iban desde reconstruir un tejido de comunicación entre los corregimientos, hasta repensarse nuevas formas de organización comunal que les permitan ser autónomos sin reproducir formas estatales, verticales e impositivas. Es así como se reflexionó sobre la construcción de un PCOT (Plan Comunitario de Organización Territorial), forma de concebir el territorio como un espacio cuyo principal agente decisorio sea la comunidad que lo habita y que se preocupe también por vivir en armonía con la naturaleza. El PCOT es una forma de autogestión territorial que busca repensarse los espacios de la sostenibilidad económica, cultural y ambiental del territorio.


Al ritmo de la consigna “El territorio no se vende, se lucha y se defiende”, las comunidades demostraron su capacidad organizativa para proponer alternativas ecológicas a las pretensiones del capital. Alternativas manifestadas en discusiones concretas sobre formas institucionales y no institucionales de participación comunitaria, redes o tejidos de acueductos comunitarios y de comunicación, zonas de reserva campesina, territorios ecológicos agroalimentarios y demás propuestas del ámbito popular.


En un ambiente participativo y de goce, también se habló de las disputas culturales, sobre la salvaguarda de la naturaleza y las comunidades, avanzando con propuestas como las guardias cívico-campesinas para caminar el territorio, para solucionar los conflictos de la misma comunidad, sin necesidad de que haya injerencia de los actores armados estatales o no-estatales. ajenos a quienes habitan el lugar. Además se discutieron alternativas de organización territorial, sobresaliendo el PCOT como algo que ya está pensando la comunidad de La Quisquina. Ideas y compromisos que articulan otras formas de concebir la democracia sobre la base de la defensa del territorio, y que buscan afianzar relacionamientos con comunidades en el municipio de Pradera, y de todo el departamento del Valle, en territorios afectados por megaproyectos agro-industriales o minero-energéticos.


La red de colectivos que abren este sendero, prosiguen en su labor, ahora caminan hacía el segundo Festival por la Defensa del Territorio en la comunidad de La Quisquina, el que tiene como fecha el 29, 30 y 31 de marzo, y al que están invitados todas las colectividades palmiranas, vallecaucanas, colombianas o individualidades interesadas en pensarse otras formas de vivir más ecológicas, a participar desde donde se sienta y se quiera, ya sea con arte, talleres, compartiendo ideas o simplemente acompañando y apoyando las ideas que ya se tienen. Se invita a todos los interesados a escribirles a través de las paginas del Colectivo El Mono Nocturno o Colectivo Prodefensa del Territorio y el Agua en el buscador de Facebook.


En la organización del festival participaron diferentes colectividades e individualidades, como la Junta de Acción Comunal de Calucé, el periódico desdeabajo con su campaña “Otra democracia es posible”, el colectivo Pro-defensa del Agua y el Territorio, el colectivo Mono Nocturno de la Quisquina, la Fundación Acción Colectiva, las colectividades artísticas de Kortina Negra, Cultura al Parque Palmira, y los procesos comunitarios de Asosanemigdio, Asoveraguas Calucé y Agenda ambiental en movimiento, entre otras.

 

Publicado enColombia
Jueves, 01 Marzo 2018 10:53

Medellín se enferma poco a poco

Medellín se enferma poco a poco

A una semana de implementadas las medidas de contingencia, determinadas por las autoridades ambientales y la Alcaldía de Medellín, para mitigar la nueva crisis ambiental en la ciudad y todo el Valle de Aburrá, y aunque el tema parezca quedar nuevamente en el silencio, es importante preguntarnos por los riesgos directos e indirectos que genera el material particulado 2.5 en la salud de todas y cada una de las personas expuestas a las mismas.


Con tal inquietud nos contactamos con el docente universitario, investigador y médico, Juan Gabriel Piñeros (J.G) de la facultad de Salud Pública de la Universidad de Antioquia, en entrevista con desdeabajo (d.a), habla sobre el tema.


d.a. Mucho se habla de lo peligrosas que son las partículas PM 2.5, no solo en el aire de la ciudad, sino también en los pulmones de las personas, sin embargo, no existe claridad frente a cuáles son las verdaderas afectaciones que estás generan y cómo se manifiestan desde el punto de vista médico, ¿qué puede decirnos sobre este particular?
J.G. Hay que diferenciar dos cosas que son importantes a la hora de hablar sobre cómo diferenciar este tipo de partículas que afectan la salud; la primera es que se reconoce a nivel mundial que hay dos tipos de exposiciones distintas, una de largo plazo, generada por respirar ese material particulado durante muchos años, lo que genera riesgos acumulativos y crónicos para la salud. Quienes respiran mucho este tipo de materiales sufren de enfermedades que son muy graves, como el cáncer de pulmón o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, o algunos asuntos de enfermedad respiratoria de tipo restrictivo como el asma. Para que esto suceda, para que el material se vaya acumulando en los pulmos, en los tejidos, se requiere mucho tiempo.


d.a. Y, ¿qué efectos tiene este tipo de exposiciones en el corto plazo?
J.G. Por ejemplo, cuando hay crisis ambientales se incrementan las infecciones de tipo respiratorio, las crisis asmáticas, no el asma sino las crisis, es decir, las complicaciones asociadas al asma, se aumentan las complicaciones asociadas a las enfermedades crónicas de pulmón, se producen o incrementan enfermedades de tipo cardiovascular muy importantes, como los infartos agudos miocardio o enfermedad isquémica del cerebro; enfermedades que su instauración son de corto tiempo.


d.a. En los barrios la gente se queja de multiples dolencias, tal vez pasajeras, que no parecen graves pero sí molestan y en ocasiones incapacitan para llevar una vida normal…

J.G. Este tipo de contaminación genera en la salud otras manifetaciones que no llegan al sistema de salud (acordémonos que hay una morbilidad que es atendida por el sistema, pero hay otros problemas de salud que la gente no les ve importancia, entonces se automedica, va a la farmacia o simplemente espera que se le pase), y ello tiene que ver con el incremento de las enfermedades de tipo alérgico, entonces empieza a ver más rasquiña en la piel, más conjuntivitis alérgica, rinitis alérgica, toda una seria de eventos agudos, que no suceden todo el tiempo, instaurados en un corto plazo, pero que no son de suficiente gravedad para que las personas vayan a un centro de salud a pedir atención.


d.a. Entonces, los brotes de gripe que suelen presentarse durante los episodios de alerta roja o naranja ¿pueden entenderse como una afectación directa de la contaminación?
J.G. Eso no es tan lineal, no es tan directo, lo que hay que entender es que el material particulado o la contaminación del aire en general, funge como un factor adicional a otros factores que están explicando la presencia de ciertas enfermedades en la población. Por ejemplo: el material particulado está asociado con que el sistema inmune de las personas pierde eficiencia para montar una respuesta inmunológica contra bacterias, virus y otros microorganismos que pueden ser responsables de las enfermedades respiratorias, o de las gripas, como ustedes la llaman.


Entonces cuando el sistema inmunitario no es capaz de montar esa respuesta, pues más fácilmente se va a infectar la persona, pero para que eso suceda, para que haya infección, no es que el material particulado me produjo la gripa, no, eso no es cierto, o sea, hay una serie de virus, bacterias, microorganismos, que circulan habitualmente en la ciudad y en la población, de hecho la Secretaría de Salud tiene toda una serie de canales endémicos de cómo es la circulación de los distintos organismos que producen el IRA, y precisamente en este momento hay un aumento de la circulación de virus y bacterias que pueden producir la gripa, la influenza u otras series respiratorias agudas.


Lo que pasa es que a eso se le suma que hay una crisis ambiental, que bota una cosa que se llama PM 2.5, que la gente la respira y esa partícula lo que hace es reducir la capacidad que tiene mi sistema inmunológico de responder a las bacterias que están circulando, eso es básicamente la explicación.

 

[...] el derecho al aire limpio es un derecho humano fundamental, un derecho de todos pero que también es un deber de todos cuidarlo.

 


d.a. Todo esto en lenguaje común, ¿podría entenderse como que una vez las PM 2.5 entran al cuerpo, las defensas de éste se bajan?
J.G. No es que las baje, las enlentece, enlentece su respuesta, no es que haya una inmunodeficiencia, lo que hay es una inmuno-modulación, entonces hay una modulación de la respuesta inmunológica, que enlentece la respuesta ante ciertos agentes y ese enlentecimiento es suficiente en algunos casos para producir la enfermedad que se llama infección respiratoria aguda; en otros casos no es suficiente, por eso todo el mundo está expuesto pero no a todo el mundo le da infección respiratoria.


d.a. ¿Cuáles son las pesonas que más enferman de infección respiratoria en estos momentos de crisis?
JG. Los niños, menores de 5 años, porque, aunque todos estamos expuestos, enlentecer en ellos la respuesta inmunológica es peor que en los adultos; y no a todos los niños les da infección respiratoria, les da más que todo a los niños desnutridos, porque tienen su sistema inmunológico aún más inmaduro y en momentos de crisis están mucho más susceptibles.


Si uno ve a los ancianos, es distinto un anciano que hizo ejercicio toda su vida y nunca fumó, al anciano que se fuma un paquete de cigarrillos al día, en este último va a haber presencia de cigarrillo, material particulado, un sistema inmunológico lentísimo y en el momento en que estén circulando los virus y las bacterias pues le va a provocar la infección o cáncer.


d.a. ¿Qué tan beneficiosas y efectivas son para la salud de las personas, las medidas tomadas por las autoridades ambientales y la Alcaldía de Medellín?
J.G. Cualquier medida que se tome para mitigar los daños son y serán bienvenidas. Ahora, ¿es el momento de aplicar las medidas? Yo creo que es un cuestionamiento que debe hacerse la ciudadanía, también los distintos estamentos que le trabajan al cuento de la calidad del aire, sobre todo con un enfoque de salud.


d.a. ¿Tiene usted duda con el momento de tomar ciertas medidas?
J.G. Es importante entender que acá deben primar dos criterios que son interesantes, el primero es el de prevención, es decir, no esperar a que esté instaurada una crisis para tomar una medida que va a mitigar un efecto y no a prevenirlo, este es un principio que debe prevalecer. Si todos los años, en la última semana de febrero y la primera de marzo hay una crisis, ¿por qué esperar hasta la última semana de febrero y la primera de marzo para poner en marcha ciertas medidas?


Y el segundo criterio es que en estas medidas debe primar un principio ético, un principio de precaución, es decir, decidir qué hacer y qué no hacer en momentos de crisis.


Hay una cosa que está detrás de la intervención a los problemas ambientales, y en este caso particular contra los problemas que tienen que ver con la calidad del aire, y es que exista o no la evidencia robusta de que en efecto hay una relación de causalidad entre el contaminante y la salud, es el principio de precaución el que dice si hay o no una relación directa y causal, pero ante la sospecha usted lo que tiene que privilegiar es la búsqueda del cuidado de la salud y la vida sobre cualquier otro argumento.


d.a. Pareciera existir, de acuerdo a sus palabras, cierta reticencia entre las autoridades del municipio por poner en marcha programas de prevención…
J.G. Es un asunto de prioridades. Siempre estamos peleando con las autoridades de distinto nivel que lo social, lo colectivo, es lo más importante, por ejemplo, ¿es más importante la salud y el bienestar de las poblaciones o el argumento esgrimido permanente por el comercio, de que no hay que despertar alarma pues las personas van a dejar de estar comprando? Eso es un asunto que tiene que balancearse a la hora de tomar una decisión política, y si uno es fiel al principio de precaución, uno va a decir, puede que no haya evidencia o esta evidencia sea débil, pero debe primar la vida y el buen vivir de las personas sobre cualquier otro argumento.


En la medida que nuestros tomadores de decisiones tuvieran presente esos dos principios, tomarían mejores decisiones para estos temas ambientales, sobre todo en los momentos oportunos, ante la llegada de una crisis ambiental, que no es otra cosa que el mismo comportamiento estacional de la contaminación. Porque repito, todos los años, entre febrero y marzo ocurre este pico de contaminación y se repite en octubre, ese es el factor común.


d.a. ¿Qué incide o qué genera que estos picos se repitan cada año en los mismos tiempos?
J.G. El Área Metropolitana y el Valle de Aburrá ya lo tienen estudiado, hay 2 razones grandes por las que estos picos se presentan en la ciudad, pero hago énfasis en uno, la topografía de esta región: el Valle de Aburrá es un muy estrecho, el hecho de haber poblado acá nos pone en una posición de susceptibilidad ante fenómenos atmosféricos que se presentan todos los años. Es decir, habitamos un valle muy estrecho y algo profundo por lo cual todos los años aparecen acá fenómenos donde la atmósfera empieza a quedarse quieta y aumenta la nubosidad, disminuyen los vientos, aumenta la humedad y las lluvias, circunstancias que propician que se presenten tales picos en un momento específico del año. Cuando esto sucede los contaminantes se queden suspendidos y no puedan salir, recuerde, nuestro valle es estrecho y profundo, entonces lo que le sucede a este valle es como caundo le colocan una tapa a la olla…


El asunto es que la topografía de la ciudad no puede transformarse, el asunto de la atmósfera todavía es complicado de manejar, pero lo que sí puede controlarse es la emisión de tantos contaminantes para que la crisis aparezca, porque es la única manera de evitar que la crisis se presente.


d.a. ¿Qué medidas preventivas y de autocuidado puede recomendar a la ciudadanía, para evitar que la contaminación genere graves daños a su salud?
J.G. El problema es que todos respiramos el mismo aire, no es que yo tengo 10 carros y

mi contaminación se la respira otro, no, todos respiramos la contaminación y si entre todos no cuidamos el aire, cualquier medida de contingencia que se tome en la ciudad va a ser insuficiente. Yo haría un llamado a la conciencia donde el derecho al aire limpio es un derecho humano fundamental, un derecho de todos pero que también es un deber de todos cuidarlo.


Pero en términos de autocuidado es muy complicado porque estamos hablando de una partícula presente en el aire de 2.5 micras, es decir, 15 veces más pequeño que un grano de arena; entonces la gente puede usar un tapabocas que le va a proteger de un grano de arena, pero no le va a proteger del material particulado que es tan pequeño y pasa cualquier filtro. Estas medidas son insuficientes, lo mejor que podemos hacer en cierta medida es restringir las salidas al aire libre y estar muy alerta a los sistemas de información.

 

 

Artículos relacionados

Federico Gutiérrez le queda grande la alerta roja de Medellín

Febrero 24 de 2018

La contaminación aumenta un 20 % el riesgo de sufrir un tipo de ictus a corto plazo

Febrero 24 de 2018

Bosques de Antioquia han perdido 65 por ciento de su extensión

Febrero 20 de 2018

Video

Medellín. Crisis ambiental

 

Medellín. “Hay grupos muy poderosos que manejan la ciudad a su conveniencia”

25 de febrero de 2018

Publicado enColombia