Escándalo de dopaje en el atletismo mundial

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) se declara "muy alarmada", después de que el 'Sunday Times' y la cadena alemana 'ARD / WRD' hayan tenido acceso a los resultados de 12.000 pruebas de sangre de 5.000 atletas, filtrados por un confidente. Según el periódico, estos test revelan la gran cantidad de trampas que han hecho muchos atletas en los eventos más importantes del mundo.


Ambos medios han empleado a dos de los expertos antidopaje más importantesdel mundo, los científicos Robin Parisotto y Michael Ashenden, para revisar los datos. Y los datos son escalofriantes. No se han encontrado pruebas o restos del dopaje, pero los análisis revelan mediciones absolutamente anormales y sospechosas.


Una comisión independiente de la Wada investigará todo lo que denuncia el documental 'Top Secret: el oscuro mundo del atletismo' y el Presidente de la AMA, Craig Reedie, ha declarado que su organización está "muy preocupada por estas nuevas acusaciones que, una vez más, sacuden los cimientos de los atletas limpios en todo el mundo".


Según los expertos, estos datos revelan que un tercio de las medallas (146, incluyendo 55 oros) de las pruebas de resistencia en los Juegos Olímpicos y Campeonatos del Mundo entre 2001 y 2012 fueron ganadas por atletas que han arrojado datos sospechosos en sus análisis, aunque ninguno de ellos ha sido despojados de sus medallas.


Más de 800 atletas han hecho pruebas de sangre descritas por uno de los expertos como "altamente sospechosas de dopaje o por lo menos anormales". Asimismo, diez medallas de Londres 2012 fueron ganadas por atletas con test dudosos, incluso en algunos finales todos los medallistas tendrían análisis de sangre sospechosos. Este informe dice que Rusia es el "el epicentro", con más del 80% de las medallas del país ganadas por atletas sospechosos, mientras que Kenia también sumaría 18 medallas ganadas por atletas dudosos.


Parisotto ha declarado que "nunca he visto un conjunto tan alarmante anormal de valores sanguíneos Así que muchos atletas parecen haberse dopado con impunidad, y es irrefutable que la IAAF parece haber estado de brazos cruzados y dejando que esto suceda". Según Ashenden, los archivos muestran que el atletismo está en una posición "diabólica", como el ciclismo durante la era de Lance Armstrong. "Es una traición vergonzosa que la IAAF no haya vigilado su deporte y protegido a los atletas limpios".


Atletas recurren cada vez más a transfusiones de sangre y microdosis de EPO para doparse


La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) se ha mostrado "muy alarmada" por las informaciones aparecidas en un canal televisivo alemán que contiene "nuevas denuncias relativas al dopaje generalizado en el atletismo internacional".


El canal alemán ARD y el diario inglés The Sunday Times firman la realización de un documental titulado: "El dopaje-Top secret: el oscuro mundo del atletismo, tras obtener una base de datos de la propia IAAF (Federación Internacional de Atletismo) que contenía más de 12 000 pruebas de sangre de unos 5 000 atletas entre los años 2001-2012.


Según ha revelado el Sunday Times, al menos diez de las medallas de las Olimpiadas de Londres 2012 quedaron en manos de atletas que rindieron resultados "dudosos" en las pruebas de dopaje y aseguran que un destacado atleta británico aparece con resultados sospechosos en las pruebas de sangre, pero no sería el único, pues habría otros seis ingleses en la lista. El informe, eso sí, libra de toda sospecha a Usain Bolt y a Mo Farah, asegurando que sus resultados han sido normales.


El informe revela que los atletas rusos serían los que más recurren al dopaje, y que más del 80% de las medallas obtenidas por Rusia en Campeonatos Mundiales de Atletismo y Olimpiadas estarían en manos de "atletas sospechosos". La mayoría de ellos (tanto rusos como de otras nacionalidades) recurre a transfusiones de sangre e inyecciones de microdosis de eritroproyetina (EPO) para estimular la creación de glóbulos rojos, una forma de dopaje.


Al hacer eso, la EPO mejora el rendimiento del deportista en casi un 5%.Este era uno de los métodos utilizados por el ciclista Lance Armstrong. Pareciera que la diferencia que hace la EPO es poca, pero Tyler Hamilton, excompañero de equipo de Armstrong aseguró en un momento que eso podría representar la diferencia entre ir en el pelotón del frente del Tour de Francia o quedar rezagado entre los últimos.


"La AMA está muy preocupada por estas nuevas acusaciones que se han planteado" dijo Craig Reedie, presidente de la institución antidopaje con sede en Montreal (Canadá) en una nota informativa.


"Dada la naturaleza de las acusaciones, que son una continuación de otras realizadas en diciembre de 2014 por la misma cadena televisiva, vamos a enviar el documental a una Comisión Independiente de la AMA para una investigación en profundidad", añadió Reedie.


El anterior documental, emitido en diciembre del año pasado, condujo a la formación de una Comisión Independiente, presidida por el presidente de fundación de la AMA, Dick Pound, para investigar la veracidad de las acusaciones de prácticas de dopaje; prácticas corruptas alrededor de la recogida de muestras y la gestión de los resultados.


También se apuntaba en el documental la ineficaz tramitación de procesos antidopaje que implicaban a Rusia, la IAAF, atletas, entrenadores, médicos, así como al laboratorio acreditado con sede en Moscú y a la Agencia Antidopaje de Rusia (Rusada).
"Estas acusaciones requieren un análisis exhaustivo para determinar si ha habido incumplimientos en virtud del Código Mundial Antidopaje y, si es así, qué acciones tomar por la AMA o por otros organismos", finalizó Craig Reedie.


La Comisión Independiente tenía previsto entregar su informe al presidente de la AMA a fin de año.


(Con información de agencias)

Publicado enSociedad
Viernes, 24 Julio 2015 06:40

La nueva gran transformación

La nueva gran transformación

Una de las pocas ventajas de las grandes crisis es que nos ayudan a descorrer el velo con el cual el sistema encubre y disimula sus modos de oprimir. En este sentido la crisis que vive Grecia puede ser fuente de aprendizajes. Para ello propongo dejarnos inspirar en el largo camino recorrido por Karl Polanyi al escribir La gran transformación. Para comprender el ascenso del nazismo y del fascismo se remontó a los orígenes del liberalismo económico, situados en la Inglaterra de David Ricardo.
El capitalismo de libre mercado, los mercados no regulados, desarticuló las relaciones sociales y destruyó comunidades sometiendo a los individuos, desgajados de sus pueblos, al hambre y la humillación. El cercamiento de los campos –inicio de este proceso– fue una revolución de los ricos contra los pobres, dice Polanyi. Luego de la Paz de Cien Años se produjo la desintegración de la economía mundial y el Estado liberal se vio remplazado en numerosos países por dictaduras totalitarias (La Piqueta, 1997, p. 62).


La transformación que estamos viviendo en las últimas décadas ha sido analizada como la hegemonía de la acumulación por desposesión (o despojo), como señala David Harvey en El nuevo imperialismo (Akal, 2004). Las raíces de este proceso, siguiendo los pasos de Immanuel Wallerstein y Giovanni Arrighi, hay que buscarlas en las luchas obreras de la década de 1960 (y de 1970 en América Latina), que desarticularon la disciplina fabril neutralizando el fordismo-taylorismo, una de las bases de los estados de bienestar. La clase dominante decidió pasar de la hegemonía de la acumulación por reproducción ampliada a la dominación mediante acumulación por saqueo.


Sin embargo, el concepto de acumulación por desposesión no se detiene en el tipo de Estado adecuado para esta etapa. El régimen político para imponer el robo/despojo no puede ser el mismo que en el periodo en el que se apostó a la integración de los trabajadores como ciudadanos. Este es, a mi modo ver, el núcleo de las enseñanzas de las crisis griega (y de las crisis en varios procesos latinoamericanos).


Estamos ante el fin de un periodo. Una nueva gran transformación sistémica, que incluye por lo menos tres cambios trascendentes, que deberían tener su correlato en el ajuste de las tácticas y estrategias de los movimientos antisistémicos.
El primero ya fue mencionado: el fin del estado de bienestar. Incluso en América Latina en la segunda posguerra asistimos a un relativo desarrollo industrial, la adjudicación de derechos a las clases trabajadoras y a su progresiva e incompleta inserción como ciudadanos. La desindustrialización y la financiarización de las economías, a caballo del Consenso de Washington, enterraron aquel desarrollismo.


La segunda transformación es el fin de la soberanía nacional. Las decisiones importantes, tanto las económicas como las políticas, pasaron a tomarse en ámbitos fuera del control de los estados nacionales. La reciente negociación entre el gobierno griego y el eurogrupo muestra claramente el fin de la soberanía. Es cierto que muchos gobernantes, de derecha e izquierda, naufragan entre la falta de escrúpulos y la falta de proyecto. Pero no es menos cierto que el margen de acción del Estado-nación es mínimo, si es que existe.


El tercero es el fin de las democracias, estrechamente ligado al fin de la soberanía nacional. De esto no se quiere hablar. Quizá porque son muchos los que viven de las migajas de los cargos públicos. Pero es uno de los núcleos de nuestros problemas. Cuando el uno por ciento tiene secuestrada la voluntad popular y el 62 por ciento es sometido al 1 por ciento; cuando esto sucede una y otra vez en uno y otro país, es porque algo no funciona. Y eso que no funciona se llama democracia.


Creer en la democracia, que no es sinónimo de ir a las elecciones, es un grave error estratégico. Porque creer en la democracia es desarmar nuestros poderes de clase (léase de trabajadores, mujeres pobres, indios, negros y mestizos, sectores populares y campesinos sin tierra, pobladores de periferias, en fin, todos los abajos). Porque sin esos poderes, los llamados derechos democráticos son papel mojado.


La democracia funciona desarmando nuestros poderes. Y aquí es necesario introducir varias consideraciones.


Una. Democracia no es lo opuesto a dictadura. Vivimos la dictadura del capital financiero, de pequeños grupos que nadie eligió (como la troika) e imponen políticas económicas contra las mayorías, entre otras cosas porque los que llegan al gobierno son comprados o amenazados de muerte, como bien nos recuerda Paul Craig Roberts: Es muy posible que los griegos sepan que no pueden declarar suspensión de pagos e irse, pues si lo hacen serán asesinados. Seguramente se los han dejado muy claro (http://goo.gl/rAoXbG). Sabe lo que dice, porque viene de allá arriba.


Dos. Desde que la burguesía aprendió a manejar el deseo y la voluntad de la población por medio del marketing, imponiendo el consumo de mercancías absurdas e innecesarias, la democracia está sometida a las técnicas de mercadeo. La voluntad popular nunca alcanza a expresarse en las instituciones estatales, en los términos y códigos que las clases populares emplean en sus espacios-tiempos, sino mediada y tamizada hasta ser neutralizada.


Tres. Los poderes de clase han sido codificados en derechos. No es lo mismo reunirse, publicar folletos o crear mutuales con base en las propias fuerzas y sorteando la represión, que dejar que los estados regulen y disciplinen esos modos de hacer por medio de subsidios. La represión es a menudo el primer paso para conseguir la legalización.


Ahora el problema es nuestro. Podemos seguir, como hasta ahora, poniendo todo en las elecciones, en las marchas y los actos, en las huelgas reguladas, y así. Nada de lo anterior es descartable por alguna razón de principios. El problema está en construir una estrategia centrada en esas herramientas, reguladas por los de arriba. Las herramientas del amo nunca desmontan la casa del amo, escribió la feminista negra Audre Lorde.

Publicado enSociedad
Martes, 23 Junio 2015 11:41

¿Sólo coincidencias?*

En junio de 2014, la organización Pax1 publicó un informe que mostraba las relaciones entre el frente paramilitar "Juan Álvarez", con las multinacionales mineras Drummond Ltd. y Prodeco (subsidiaria de Glencore Plc) en el departamento del Cesar, entre los años 1999 y 2005. Estas relaciones implicaron el desplazamiento forzado de cientos de familias, la apropiación de tierras en beneficio de la explotación minera, el desmantelamiento del movimiento social opuesto a la empresa y el debilitamiento del sindicato que exigía mejores condiciones laborales. A pesar de la contundencia de las pruebas recolectadas, Drummond negó todas las acusaciones.

 

Movimientos sociales y organizaciones2 señalan de manera insistente que el paramilitarismo no sólo fue creado como una estrategia contrainsurgente; también, en muchos otros casos y regiones del país, posibilitó la rápida acumulación de tierras y de recursos naturales por parte de grupos económicos con el ejercicio sistemático de la violencia. Oficialmente se reconoce el despojo de 6,7 millones de hectáreas, en el marco del desplazamiento de por lo menos 5 millones de personas. Todo esto se relaciona con la ejecución de fuertes inversiones de capital en muchas regiones del país que tienen aún las heridas abiertas de una violencia desgarradora.

 

Hay coincidencias, por ejemplo, entre las actividades mineras de una de las empresas más notorias del sector de la gran minería como es AngloGold Ashanti (AGA) y el accionar criminal del grupo paramilitar conocido como Bloque Central Bolívar (BCB). En el año 2012, el Centro Toledo para la Paz, en su informe Grupos Armados e Industria Extractiva, señalaba la responsabilidad de la AGA en una zona duramente golpeada por el paramilitarismo –como lo ha sido el Sur de Bolívar3–, lo que permite afirmar que ya existen graves indicios contra la empresa.

 

Las razones de hacer énfasis en el seguimiento a la empresa AGA son significativas. La empresa acumula de manera directa o indirecta la mayor cantidad de títulos, operaciones y proyectos de minería de oro a cielo abierto en el país4, es la única con la capacidad técnica, económica y política para jalonar un proyecto minero de oro de grandes proporciones y, de hecho, tiene dos a punto de iniciar la fase de construcción de infraestructura para extracción (Gramalote y La Colosa). Es una de las empresas que operaba durante la ofensiva paramilitar en muy diversas regiones del país, y la que claramente expandió su presencia en el país con títulos y operaciones una vez llevada a cabo la ofensiva paramilitar en el año 2006, después de la aparente desmovilización de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc).

 

 

 

La AGA es la segunda multinacional minera de oro en el mundo, su sede se encuentra en Sudáfrica. En Colombia ha realizado durante por lo menos doce años actividades de exploración, priorizando cerca de ocho proyectos, dos de los cuales se encuentran en fase de factibilidad5. Esta empresa se encuentra amparada por una legislación favorable y cuenta con el apoyo de la acción estatal. La empresa es la más sobresaliente de varios grupos empresariales que intercambian información, títulos, acciones y operan sistemáticamente en labores de exploración en el país, lo que se ha denominado como cartel de la minería del oro en Colombia6. La empresa tiene graves antecedentes en sus operaciones en el continente africano, que pasa por la financiación de grupos paramilitares en la República Democrática del Congo hasta demandas millonarias por enfermedades laborales de cientos de miles de sus trabajadores. La consideran como una de las peores empresas multinacionales del mundo por la contaminación tóxica en los ríos de Ghana, África7. En enero de 2015 el senador Iván Cepeda hizo públicos varios contratos del ejército colombiano con empresas extractivas8, entre ellos un contrato por 2,8 billones de pesos con AGA. La empresa nunca se pronunció ni explicó nada al respecto.

 

Los proyectos de AGA antes del 2006

 

De acuerdo al Reporte a la Sociedad de AGA del 2005, ésta empezó sus operaciones en Colombia en el año 1999, e inició actividades sistemáticas de exploración de campo en el año 2003. En el informe de exploración del 2005, la empresa ya anunciaba seis proyectos en los que estaba realizando exploración sistemática regional9. En los informes de exploración de AGA no se encuentra información clara sobre los proyectos, especialmente desde antes del año 2006. Sólo se nombran o comentan de manera tangencial, en varios casos sólo brindan el nombre del proyecto pero no su ubicación ni nada que lo referencie.

 

Para la identificación de los proyectos de AGA antes del 2006 se usaron los informes trimestrales de exploración y de los informes de Reporte a la Sociedad de AGA –todos en inglés–, contrastados con información técnica de empresas mineras exploradoras, la base de datos Noche y Niebla del Cinep, y revisión de prensa. Inicialmente fueron identificados siete proyectos, cuatro de ellos concentrados en el Sur de Bolívar alrededor de lo que es conocido como la Serranía de San Lucas, región sobre la cual la empresa niega su interés, pese a lo cual conserva títulos en la misma.

 

Entre el 1999 y 2006, la empresa tuvo tres prioridades claramente establecidas, que coincidían en realizar exploraciones en inmediaciones de minas que fueron productivas. Como en el caso de La Colosa, en las inmediaciones de la montaña conocida como La Mina –Cajamarca, Tolima– o alrededor de la mina Miraflores –Quinchía. Risaralda–. La empresa concentró sus esfuerzos en la exploración de la serranía de San Lucas entre los años estudiados. Por el norte de la Serranía, en las inmediaciones del municipio Barranco de Loba, en el lugar conocido como Santa Cruz; en el municipio de Norosí, al noroccidente de la serranía, en el corregimiento de Buena Seña; hacia el noroccidente, en el municipio de Nechí, en asocio con Mineros SA; y de acuerdo a testimonios de comunidades locales, al occidente, en el municipio de Simití, en el corregimiento de Monterrey y San Blas.

 

En todos estos casos, la empresa actuó en zonas claramente controladas por el BCB. La Serranía de San Lucas fue el lugar donde este bloque concentró sus actividades. En Quinchía, Risaralda, también estuvo operando el frente del BCB conocido como Cacique Pipintá, mientras que en Cajamarca, Tolima, no estuvo presente el BCB, pero si ocurrió una masacre que lo vinculó indirectamente (ver artículo completo).

 

 

Perspectivas de las coincidencias observadas

 

El Centro Toledo para la Paz, en su investigación sobre industria extractiva y derechos humanos en Colombia, concluye que "si bien la mayoría de las empresas dedicadas a la extracción minera o de hidrocarburos resulta beneficiada sin preverlo por ciertas dinámicas del conflicto armado, otras lo hacen de manera más consciente"10. En las gigantescas proporciones de las víctimas y tierras despojadas durante la ofensiva paramilitar, sin duda se presentaron innumerables casos y móviles que beneficiaron directa o indirectamente a empresas extractivas, no sólo mineras.

 

En los reportes técnicos y financieros realizados por AGA, se encuentra que existieron varios municipios y regiones en las que estuvo presente antes del 2007 –año en el que hicieron pública su presencia en el país–. Del análisis del contexto de derechos humanos y la presencia del BCB, es posible afirmar lo siguiente:

 

1. Entre 2003 y 2005, en todos los proyectos operados en Colombia por AGA, que aparecen en sus informes técnicos, la empresa operó de manera secreta en municipios también controlados por el grupo paramilitar conocido como BCB.
2. Los proyectos en los que operó la empresa y que eran controlados también por el BCB, se encuentran claramente distanciados por largos trayectos, en departamentos diferentes (Antioquia, Tolima, Bolívar, Risaralda), y contextos políticos y militares disímiles, en los que no había otro elemento en común que el interés minero de AGA.
3. De acuerdo a la información disponible11, no era posible realizar actividades económicas o productivas de envergadura en una zona controlada por el paramilitarismo sin que existieran acuerdos con éstos. Es posible plantear la hipótesis, de que existió un acuerdo de operación entre AGA y el CB, planteamiento reforzado por la enorme diferencia de los casos, por las similitudes temporales, por los señalamientos de comunidades y organizaciones en diferentes regiones, por las coincidencias espaciales en las operaciones, y el carácter secreto de las operaciones de AGA.
4. No existen pruebas que permitan afirmar el vínculo directo de la multinacional minera con el bloque paramilitar. Sin embargo, los hechos documentados hasta ahora permiten exigir a las autoridades de justicia el pronto esclarecimiento del papel de AGA, que operaba de manera secreta en regiones, en momentos que sus pobladores padecieron duramente la violencia paramilitar.
5. Un año después de la aparente desmovilización del BCB, AGA empezó a adquirir masivamente títulos mineros en zonas en las que, aparentemente, estuvo involucrada en exploraciones. La empresa minera acumula en títulos localizados en regiones que han sido controladas por el BCB. Varios de estos títulos, en particular los del caso de Quinchía, Risaralda, fueron cedidos a empresas con las que ha tenido vínculos operativos.
6. El cuestionamiento a AGA no es el primer caso de vinculación entre paramilitares y empresas multinacionales mineras. Como se comentó al inicio de este artículo, ya existen vínculos demostrados entre Drummond y Prodeco con el frente Juan Andrés Álvarez en el centro del Cesar. También AGA tiene antecedentes de relaciones con vínculos paramilitares en la República Democrática del Congo, con señalamientos en Colombia, por centros de investigación y reconocidas organizaciones sociales, por haberse beneficiado –directa o indirectamente– por la violencia ejercida en varias regiones del país.
7. También es necesario señalar que, a pesar de haber operado en zonas de control paramilitar del BCB en las que habían violaciones generalizadas a los derechos humanos, esta multinacional nunca se pronunció, ni se retiró de tales zonas, como lo predican sus códigos de conducta. Es posible pensar, incluso, que sus actividades mineras significaron un factor de empeoramiento de la situación de derechos humanos en las zonas en que estuvo presente.

Junio de 2015

 

 


 

 

* El artículo completo puede ser consultado en: www.cedins.org
1 Marianne Moor y Joris Van de Sandt, El lado oscuro del carbón. La violencia paramilitar en la Zona Minera del Cesar, Colombia. . PAX, Los Países Bajos, junio, 2014.
2 Sentencia final del Tribunal Permanente de Los Pueblos. Empresas Transnacionales y Derechos de los Pueblos en Colombia. 2006-2008. 21-23 de julio, Bogotá, Colombia. Secretaría General. Fondazione Basso. Roma. Italia.
3 "Es posible afirmar que parece existir cierta responsabilidad de la empresa, de momento por omisión en presuntos hechos de desplazamientos forzados generados como consecuencia de muertes y amenazas contra líderes mineros en zonas de influencia de AngloGold Ashanti en varias de sus áreas de influencia en el Sur de Bolívar". En: Actores armados ilegales y sector extractivo en Colombia. CITPax Colombia y Observatorio Internacional de Justicia y Paz. V Informe. 2012.
4 La Colosa. Una muerte anunciada, Colombia Solidarity Campaign. 2013.
5 AngloGold Ashanti. Delivering Sustainable Value. Sep 2012. www.anglogold.com/NR/rdonlyres/BFE16A4A-0D31-4066-9D40-9EA2157EB1CF/0/MarkCutifaniatthe2012Denver-GoldForum.pdf
6 Alejo Pulido, "Las preguntas detrás de Anglogold Ashanti". La silla vacía. 30 de junio de 2011.
7 Ver: La Colosa. Una muerte..., op. cit.
8 Cuestionan seguridad Estatal a Drummond y otras transnacionales. El Espectador. 8 de enero de 2015.
9 "Regional systematic exploration continued in six areas in Colombia. Further target definition". AngloGold Ashanti exploration report. Q3 2005.
10 Frédéric Massé y Johanna Camargo, Actores armados ilegales y sector extractivo en Colombia. V Informe 2012. . CITpax Colombia y Observatorio Internacional DDR-Ley de Justicia y Paz. 2012.
11 "Los tentáculos de Bloque Central Bolívar". Verdad abierta. Verdadabierta.com

 

Publicado enEdición Nº 214
Chevron dañó la Amazonia y buscó que el gobierno pagara

Feliz abuelo, así se presenta en su blog, antes de mencionar su cargo: ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador. Ricardo Patiño Aroca (Guayaquil, 1954) toma su lugar en la mesa y dispara. No evade ninguna pregunta y habla como debió hacerlo desde joven, cuando vino a México a estudiar licenciatura en la segunda promoción de la Universidad Autónoma Metropolitana, plantel Iztapalapa.


Algunos consideran a Patiño un ideólogo de la revolución ciudadana que encabeza el presidente Rafael Correa. Lo que está fuera de duda es que es uno de los pocos que discrepa en público del mandatario católico (en esta entrevista lo hace, sobre el tema del aborto, que en Correa tiene un ferviente opositor).


La agenda es vasta y el tiempo escaso. Pero Patiño es claro, conciso y habla con un ritmo envidiable. La prensa de su país está hace rato ocupada en la próxima visita del papa Francisco y el canciller ha tomado un lugar de primera fila en la organización del viaje de Bergoglio, lo que ha hecho refunfuñar a algunos obispos y a los barones del Opus Dei, que querían misa en el santuario de la Divina Misericordia, una capilla donde apenas cabrían 200 feligreses. Será en un parque público.


–La prensa de su país ya habla de milagros. ¿Ustedes esperan alguno?


–No. Es una voz impor-tante en el mundo, que habla fuerte sobre la justicia, la inequidad, los cambios profundos que se deben hacer en el mundo, incluso en la propia Iglesia. Finalmente, es pastor de la mayor parte de los ecuatorianos.


–En líneas gruesas, podría decirse que comparten algunas ideas con Bergoglio.


–Por supuesto que sí, él desde la óptica pastoral. Nos alegramos de que existan esas coincidencias y ojalá también en la Iglesia ecuatoriana esto tenga repercusiones importantes.


Las manos sucias de Chevron


–Las trasnacionales petroleras están por llegar con todo a México. De ahí que miramos con mayor interés los conflictos que ustedes han tenido con ellas.


–Oxy (Occidental, de capital estadunidense) incumplió contratos y eso dio lugar a que el Estado pueda revertir la concesión. En una decisión totalmente alejada de los principios jurídicos internacionales, un tribunal de arbitraje falló en contra de Ecuador y lo obligó a pagar 2 mil millones de dólares.


–¿Su conflicto mayor ha sido con Chevron?


–Ellos hicieron mucho daño a miles en nuestra Amazonia, lo cual dio lugar a que los pobladores los demandaran y les ganaran después de 18 años de litigio. Tras ello, la empresa, en vez de reconocer que debe respetar las intancias jurídicas y pagar la condena, ha comenzado a demandar a los abogados de los pobladores, al gobierno de Ecuador, para que nosotros paguemos lo que ellos deberían saldar, los daños que causaron. Es una cosa increíble, los patos le disparan a las escopetas en una campaña terrible que pretendió dañarnos de todas las maneras posibles.


"Chevron utilizó –refiere el canciller– una fotografía del presidente Correa en reunión con los pobladores afectados para mostrarla como prueba de su apoyo a una de las partes. Dijo que después de esa cita el mandatario fue a presionar a los jueces para que fallaran contra la petrolera, pero no mencionaron que antes de nuestra administración se reunieron en 10 ocasiones con funcionarios de aquellos gobiernos para buscar incidir en el proceso."


–¿En qué punto se encuentra el juicio? Entiendo que en un tribunal de arbitraje en La Haya.


–Así es, y nos preocupa un poco el proceso. De entrada, que se aceptara la demanda, porque su base es un Tratado de Protección de Inversiones firmado en 1997, cuando la empresa (Texaco, adquirida por Chevron) se fue en 1992, quieren su aplicación retroactiva. Segundo, es un litigio entre privados, porque la demanda es de los pobladores del Amazonas contra Chevron. Y el tratado referido establece que no abarca conflictos entre privados.


El canciller ecuatoriano explica que en las semanas pasadas se han observado algunas acciones que hacen pensar que en el tribunal se está dando una cierta reflexión. En primer lugar, desestimar la petición de la trasnacional de que el asunto ni siquiera debió llegar a los tribunales ecuatorianos.


El segundo cambio es que los árbitros han aceptado visitar Ecuador para constatar directamente los daños (organizaciones ecologistas califican lo sucedido como el peor desastre petrolero en el mundo y hablan de mil 400 víctimas mortales): "Deben ir para que vean lo que llamamos la mano sucia de Chevron. Es una buena noticia, no en favor de nadie, sino en pro de la justicia y de la verdad.


Caso Assange, una violación a principios fundamentales


–Alguna vez dijo que la justicia sueca quiere que el fundador de Wikileaks, Julian Assange, se haga viejo en su embajada en Londres.


–Ojalá no sea así.


–Dijo también que se ha abierto una puerta recientemente.


–Lo que ha sucedido con Assange no tiene nombre, es una injusticia manifiesta, una violación a principios fundamentales, a la tutela judicial efectiva. Han pasado cuatro años sin que la justicia sueca dé el primer paso que debió dar: tomar la declaración del demandado. Si no lo hubiera hecho y Assange estuviera viviendo su vida normal podría decirse que el daño no es tan grave. Pero es mucho mayor cuando la fiscalía sueca sabe que él está privado de su libertad, entre las paredes de una embajada, durante dos años y medio. Lo peor es que ahora deciden que sí le pueden tomar la declaración, simplemente por cuidar que no prescriban los supuestos delitos cometidos. En algún momento la justicia sueca tendrá que responder por este atropello.


–¿Le tomarán declaración en la embajada?


–Cuando le quieran tomar declaración, nosotros, como desde el primer día, les facilitaremos las condiciones.
A los enviados del FMI, espero nunca volver a verlos


–¿Es posible imaginar un mundo sin el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial?


–Por supuesto que sí, lo único que hacen es daño. Sólo eso han hecho en muchas partes del mundo. Evo Morales lo dice de una manera muy sencilla y sabia: ahora que no están, nos va muy bien, tenemos reservas internacionales fabulosas y una economía que funciona.


Patiño cuenta que cuando estaba por asumir el Ministerio de Finanzas, su cargo anterior, recibió una visita de funcionarios del FMI. Lo narra así: "Después de romper el hielo, hicieron la pregunta que en realidad querían hacer: '¿qué va a hacer con la deuda?'. 'Bueno, les dije, la que es ilegítima no la vamos a pagar'. Casi se van para atrás. Les expliqué qué es la deuda ilegítima, porque yo soy un experto en el tema. Cuando se dieron cuenta de que no tenían manera de contrargumentar, lo que hicieron fue comenzar a utilizar el arma de los que no tienen argumentos: el chantaje. Dijeron: '¿Sabe cuáles son las consecuencias de no pagarla, los barcos de petróleo se quedarían a medio camino, las cuentas internacionales pueden ser bloqueadas'? Empezaron a amenazar. Como no tengo mucha paciencia con representantes del imperio les dije: 'Señores, esa puertita que ustedes utilizaron para entrar, ahorita la van a usar para retirarse, y espero nunca más volver a verlos'. No volvieron a hablar. Pero bueno, no es solamente divorciarnos de ellos, sino crear alternativas.


–A eso iba, el Banco del Sur, por ejemplo, va paso a pasito.


–A escala internacional los temas funcionan con una inercia terrible y porque nuestros propios técnicos financieros están formados en esa escuela (la del FMI), aunque puedan avizorar que hay que hacer cosas distintas.


La decisión misma de crear el Banco del Sur, argumenta el ministro, fue muy difícil. El tratado constitutivo llevó dos años de discusiones entre los ministerios de Finanzas de siete países. Luego, era preciso ratificarlo en los congresos nacionales. Hasta el momento, ha sido posible en cinco de los siete integrantes. Ya están las condiciones dadas para que abra este año. Va a suceder, pero mira cuánto tiempo nos ha tomado.

Publicado enInternacional
Epílogo de la era Obama: revuelta global contra su secreta triada neoliberal financierista (TPP/TTIP/TISA)

Las revueltas globales/regionales/locales contra el neoliberalismo global hoy son polimorfas y se manifiestan en forma directa –tanto en la Cámara de Representantes de EU contra la Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) como en el Parlamento Europeo contra su similar trasatlántico (TTIP, por sus siglas en inglés)– o en forma indirecta en las urnas –Syriza(Grecia)/Podemos(España)– o en forma furtiva con las filtraciones de Wikileaks contra el Tratado de Comercio de los Servicios (TISA, por sus siglas en inglés).


De los tres esquemas neoliberales mercantilistas/financieristas (que por comodidad señalaré por sus siglas en inglés: TPP/TTIP/TISA) el más secreto y pernicioso a leguas es TISA, el menos conocido por el público.


A propósito, el México neoliberal itamita fue incrustado en los tres esquemas irredentistas del saliente Obama sin consulta ciudadana y a espaldas de su ignaro Congreso disfuncional.


El supremo ideólogo de los tres esquemas neoliberales, cada vez más financieristas que mercantilistas, es Robert Zoellick –prominente funcionario y banquero–, quien los utiliza con finalidad geoestratégica para preservar la hegemonía global de EU (http://goo.gl/TVzt2u).


The New York Times ( NYT) titula con amargura que Los líderes empresariales reaccionan con consternación (¡supersic!) por la derrota (sic) de la enmienda comercial que había solicitado Obama por fast-track (http://goo.gl/EaQqQ6).


Mediante el fast -track, el Congreso puede aprobar o rechazar el TPP en paquete, pero no puede modificar su contenido. ¡Vaya seudodemocracia!


NYT considera que el desaire a los líderes de los negocios en EU fue mayor del que le propinaron a Obama los legisladores de la Cámara de Representantes, en su mayoría del partido Demócrata (¡supersic!) sumados a algunos tránsfugas del Partido Republicano: ¡302 en contra; 126 a favor!


A 18 meses de su despedida, Obama se disfrazó de inversionista de Wall Street, que quizá haya sido siempre su verdadera personalidad –se recuerda que en forma asombrosa rescató a los bucaneros banqueros y abandonó a los despojados ciudadanos después de la grave crisis financiera de 2008, que dejó muchas huellas y llagas–, y fue vapuleado sin reverencia por la mayoría insurgente del Partido Demócrata, presionada como nunca por sus electores, que no desea perder los próximos comicios en forma masoquista.


Todavía no está totalmente derrotado, pero se tambalea en sus entrañas el TPP, pornográficamente publicitado contra China, que incorpora a EU y a otros 11 países de la cuenca del Pacífico, entre ellos el México neoliberal itamita.


El TPP otorga(ba) irrestricto poder supranacional a las voraces trasnacionales y a sus controladores (los megabancos de Wall Street) con licencia secreta y permisiva para delinquir contra los consumidores y descuartizar el ambiente sin miramientos.
El espejismo de controlar 40 por ciento de la economía global, mediante el TPP, no convenció a los sindicatos (¡todavía se mueven!), ambientalistas y microempresarios de medicamentos genéricos, el núcleo que apuntaló la fronda del Partido Demócrata, quienes recordaron la derrota histórica que sufrieron tanto los empleados (con sus salarios), en especial del alicaído sector manufacturero, como los ciudadanos (desde la clase media hasta los miserables) hace dos décadas con el TLCAN que provocó una creciente desigualdad.


Los legisladores solamente tuvieron derecho a leer el TPP en un cuarto secreto (¡supersic!) de lectura sin "poder copiar o tomar notas (http://goo.gl/cF1ARu)". ¡Increíble!


Alguien podrá impugnar, no sin razón, que en el México neoliberal itamita –cosignatario del cataclísmico Tlcan, y vasallo, quizá sin saberlo, del triple esquema secreto TPP/TTIP/TISA– sus ignaros congresistas sufragan sin siquiera leer una línea de las enmiendas.


El portal Storm Clouds Gathering arremete contra las cláusulas ultrasecretas del TPP y sus oscuros tribunales comerciales extrajudiciales –que pueden nulificar leyes de cualquier país miembro (incluyendo al México neoliberal itamita) por árbitros no-elegidos– en los que las trasnacionales son colocadas a nivel de países mutilados de su añeja "soberanía (http://goo.gl/MSZV9M)".


Mediante gobernadores monetaristas centralbanquistas y árbitros extrajudiciales, el neoliberalismo financierista ha sometido a la democracia y ha avasallado a los venales políticos.


¿Cuál es la razón por la cual los ciudadanos, ya no se diga los emasculados legisladores de ningún lado, no tienen derecho a conocer siquiera el contenido de los tratados que afectan su existencia?


Ya que los derechos de propiedad intelectual están cubiertos por el TPP, las implicaciones para el futuro de la Internet son muy graves –(nota: a lo que alerté en Bajo la Lupa; http://goo.gl/wDU8SR): no se trata de comercio. Tampoco de empleos. Se trata de poder. Del poder de las trasnacionales anglosajonas controladas por los megabancos de la plutocracia de Wall Street y la City/Londres.


Mientras en la matriz operativa de los tres esquemas neoliberales financieristas han reverberado las protestas en el seno de su Cámara de Representantes estadunidense, su gemelo simbiótico trasatlántico TTIP confronta una tempestad ciudadana que obligó al Parlamento Europeo a posponer su votación sine die, debido a las profundas divisiones políticas que ha provocado, a lo que da mucho vuelo el portal europeo DeDefensa (http://goo.gl/OwYFBb).


Según Nick Dearden, director de Global Justice Now, "la mayoría de los europeos no desea la instalación de tribunales secretos (¡supersic!) de arbitraje (http://goo.gl/FC88hj)" que constituyen en realidad la imposición de un sistema judicial privado (¡supersic!) que da vuelta al sistema europeo de protección de los derechos humanos.


El rechazo ciudadano en Europa ha sido abrumador. El sitio europeo Stop-TTIP (http://stop-ttip.org/es/) se ha colocado como su punta de lanza con más de 2 millones de firmas.


Hasta la oficina del NYT en Estrasburgo admite que el Parlamento Europeo no aprobará jamás (¡supersic!) el TTIP.


Como si la Unión Europea necesitara de mayores problemas a los geopolíticos (Ucrania) y geoeconómicos (Grecia) que ostenta, ahora la nueva democracia ciudadana del siglo XXI colisiona con su oscurantista plutocracia ¬tecnificada.


A reserva de profundizar ulteriormente, el pernicioso TISA, que manejaría 70 por ciento de los servicios globales desde los bancarios pasando por la salud hasta el transporte –cuyo secreto contenido en el ámbito financiero ha sido expuesto por Wikileaks (http://goo.gl/UBO6Yv)–, otorga ominosamente "el monopolio del dinero a los bancos privados en forma permanente (http://goo.gl/Q617lN)".


Al saliente cuan irreconocible por sus votantes Obama se le tambalea el TPP, se le derrumba el TTIP y se le escurre de las manos el TISA.


El obediente México neoliberal itamita se encuentra implicado en los tres fracasos de Obama.


Retorna la eterna lucha entre el oscurantismo tiránico y la luminosidad de la democracia ciudadana.


http://alfredojalife.com
@AlfredoJalifeR_
https://www.facebook.com/AlfredoJalife
http://vk.com/id254048037

Publicado enInternacional
El pacto secreto TiSA quitará a los Estados el control digital de los datos de sus ciudadanos

Los documentos confidenciales revelados por Wikileaks sobre el Anexo de Comercio Electrónico del Acuerdo de Comercio de Servicios, muestran que 50 países van a deslocalizar a través de las fronteras la información personal de la ciudadanía, en aplicación de la doctrina neoliberal a los datos informáticos, poniendo en peligro las garantías nacionales de su privacidad


Cuanto más se examina el contenido del Trade in Services Agreement (TiSA) que medio centenar de países negocian a escondidas, más se comprende por qué esos gobiernos pretenden que permanezca en secreto incluso cinco años después de su entrada en vigor. Por ejemplo, si su Anexo sobre Comercio Electrónico es aplicado internacionalmente, los Estados perderán el control sobre dónde se almacenan y cómo se utilizan los datos de sus ciudadanos.

Una conclusión en la que coinciden expertos economistas y juristas consultados por Público, uno de los diez medios de comunicación de otros tantos países —desde Australia a Uruguay y de Islandia a Turquía— que ha colaborado con Wikileaks en una nueva exclusiva mundial: la filtración de 17 documentos internos que constituyen las actas de esa negociación secreta para establecer un tratado de comercio de servicios todavía más antidemocrático y neoliberal que el TTIP entre Estados Unidos y la Unión Europea.


El Artículo 2 del citado Anexo sobre Comercio Electrónico del TiSA, titulado "Movimiento de Información" o "Flujos de Información a través de Fronteras", establece sin ambages en su primer punto que "ningún partícipe [país firmante del acuerdo] podrá impedir a un proveedor de servicios que transfiera, acceda, procese o almacene información, incluida información personal, dentro o fuera del territorio de ese partícipe, cuando esa actividad se efectúa en conexión con la gestión del negocio de ese proveedor de servicios".

Es decir, el acuerdo secreto prohíbe categóricamente cualquier restricción en el flujo de datos personales de los ciudadanos a través de las fronteras, ya que vuelve a insistir en esa libre exportación de la información en su punto quinto: "Los partícipes no impedirán a los proveedores extranjeros de comercio electrónico, ni a los clientes de dichos proveedores, transferir información internamente o a través de fronteras, acceder a la información públicamente disponible o acceder a su propia información almacenada en el extranjero".

Y todo ello es reforzado aún más en el Artículo 9, que establece que ningún país firmante podrá requerir a un proveedor de servicios que use instalaciones informáticas localizadas en su territorio para procesar y almacenar los datos de los usuarios, como condición para operar en ese país.

Esta deslocalización de la información personal de los ciudadanos, en aplicación de la doctrina económica neoliberal a los datos informáticos, es francamente peligrosa porque la localización territorial de la información es a menudo imprescindible para garantizar la privacidad de los datos digitales o incluso asegurar la libertad de expresión, respetada en unos países y perseguida en otros.


Más aún, esta hiperliberalización del flujo internacional de la información personal de los ciudadanos de los países firmantes (incluidos todos los de la UE, representados por la Comisión Europea en una negociación secreta que cede a los deseos de EEUU, Canadá, Australia o incluso Suiza) está en conflicto con las propias normativas internas de la Unión Europea y la OCDE. Ambas organizaciones "prevén restricciones en la transferencia al extranjero de datos privados como uno de los métodos para que las compañías de servicios proporcionen un adecuado sistema de protección de la privacidad a los ciudadanos de los países" miembros, explica el abogado de Wikileaks Tamir Israel.

Los servicios secretos occidentales conocen tan bien la importancia crucial de la localización territorial de los datos que están permanentemente tratando de redirigir estratégicamente el tráfico de Internet hacia naciones o jurisdicciones amigas para asegurarse un acceso directo a esa información. Eso es lo que han practicado las agencias de inteligencia como la estadounidense NSA para desencadenar un espionaje masivo de la ciudadanía, tal como reveló el exanalista de la CIA Edward Snowden.

Precisamente por eso, el marco de normativas de la UE y de la OCDE sobre comercio electrónico, permite a los países bloquear las transferencias de datos a otros países donde no hay suficientes garantías de respeto a la privacidad de la información personal. Pero el TiSA no da margen ninguno a ese tipo de restricciones, algo que entra en conflicto directo con los compromisos internacionales de muchos de los países que participan en la negociación secreta de ese acuerdo y que son firmantes de las Privacy Guidelines de la OCDE actualizadas en 2013, de la Data Protection Directive de la UE, o de ambas.

Tanto es así que, tras la filtración de los documentos en Wikileaks, la eurodiputada Viviane Reding –exvicepresidenta de la Comisión y actualmente miembro de la Comisión de Comercio Internacional de la Eurocámara– ha reconocido al periódico italiano L'Espresso (uno de los principales socios colaboradores en esta exclusiva) que "los auténticos desafíos se plantean en el capítulo de Comercio Electrónico, que también ha sido filtrado. El documento muestra que varios de los participantes en el TiSA querrían socavar la privacidad de los datos con cláusulas multifunción, limitar la neutralidad de la Red con diversas excepciones y deshacer los estándares con exenciones universales de seguridad nacional".

No obstante, Reding sostiene que "por muchas puertas de atrás que intenten abrir nuestros socios, estoy decidida a cerrarlas todas. La protección de datos no es una barrera comercial, sino un derecho fundamental no negociable (Artículo 39 del Tratado de Funcionamiento de la UE y Artículo 8 de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión).

Pero vamos a necesitar a muchas Reding para hacer frente al asalto combinado contra nuestros derechos de todas las potencias económicas y políticas del neoliberalismo.

Publicado enEconomía
50 países pactan en secreto un tratado aún más antidemocrático y neoliberal que el TTIP

Wikileaks filtra el contenido de las negociaciones clandestinas entre medio centenar de gobiernos para establecer un acuerdo mundial secreto de comercio internacional de servicios que estará por encima de todas las regulaciones y normativas estatales y parlamentarias, en beneficio de las corporaciones


El secretista tratado de libre comercio TTIP entre EEUU y la UE parecía imbatible como Caballo de Troya de las multinacionales. Pero en realidad es casi una cortina de humo para tapar la verdadera alianza neoliberal planetaria: el Trade in Services Agreement (TiSA), un acuerdo todavía más antidemocrático de intercambio de servicios entre medio centenar de países, incluida España, que no sólo se está negociando en el más absoluto de los secretos sino que se pretende que siga clasificado, oculto al conocimiento público, durante otros cinco años cuando ya haya entrado en vigor y esté condicionando el 68,2% del comercio mundial de servicios. 

El nivel de encubrimiento con el que se elaboran los artículos y anexos del TiSA –que cubren todos los campos, desde telecomunicaciones y comercio electrónico hasta servicios financieros, seguros y transportes– es incluso superior al del Trans-Pacific Partnership Agreement (TPPA) entre Washington y sus socios asiáticos, para el que se prevén cuatro años de vigencia en la clandestinidad. Sin embargo, Público ha accedido –gracias a su colaboración con Wikileaks–, en exclusiva para España, a los documentos originales reservados de la negociación en curso, donde queda patente que se está construyendo un complejo entramado de normas y reglas diseñadas para evadir las regulaciones estatales y burlar los controles parlamentarios sobre el mercado global.

Los asociados periodísticos de Wikileaks que participan junto a Público en esta exclusiva mundial son: The Age (Australia), Süddeutsche Zeitung (Alemania), Kathimerini (Grecia), Kjarninn (Islandia), L'Espresso (Italia), La Jornada (México), Punto24 (Turquía), OWINFS (Estados Unidos) y Brecha (Uruguay).


Además, el TiSA es impulsado por los mismos gobiernos (EEUU y los de la UE) que impusieron el fallido modelo financiero desregulado de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y que provocaron la crisis financiera global de 2007-2008 (el crash del casino bursátil mundial simbolizado por el hundimiento de Lehman Brothers) que arrastró a las economías occidentales y todavía estamos pagando tras casi un decenio de austeridad empobrecedora, recortes sociales y rescates bancarios. Y lo que precisamente trata de imponer este nuevo pacto neoliberal mundial es la continuidad e intensificación de ese sistema, en beneficio desorbitado de las grandes compañías privadas transnacionales y atando las manos de gobiernos e instituciones públicas.

Esos objetivos son evidentes en la intención de mantener el tratado secreto durante años, puesto que así se impide que los gobiernos que lo ejecutan tengan que rendir cuentas ante sus parlamentos y ciudadanos. También es patente la intención fraudulenta de esa negociación clandestina por su descarada violación de la Convención de Viena sobre la Ley de Tratados, que requiere trabajos preparatorios y debates previos entre expertos y académicos, agencias no gubernamentales, partidos políticos y otros actores... algo a todo punto imposible cuando la elaboración de un acuerdo se efectúa en estricto secreto y a escondidas de la luz pública.

Por el momento, los gobiernos implicados en la negociación secreta del TiSA son: Australia, Canada, Chile, Colombia, Corea del Sur, Costa Rica, Estados Unidos, Hong Kong, Islandia, Israel, Japón, Liechtenstein, México, Nueva Zelanda, Noruega, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Suiza, Taiwán, Turquía y la Comisión Europea, en representación de los 28 países miembros de la UE, pese a ser un organismo no electo por sufragio universal. Además, entre los socios hay tres paraísos fiscales declarados, que participan activamente en la elaboración de los artículos, especialmente Suiza.


Los textos de la negociación secreta del TiSA que ahora desvela Wikileaks muestran que lo que se pretende es eliminar todos los controles y obstáculos para la liberalización global de los servicios financieros, suprimiendo todo límite a sus instituciones y cualquier restricción a sus productos innovadores, a pesar de que fueron precisamente esos inventos financieros, como los derivados o los CDS (credit default swaps) –auténticas apuestas sobre posibles quiebras–, los que generaron la burbuja bursátil mundial que al estallar en 2007-2008 destruyó los fundamentos económicos de las potencias occidentales y obligó al rescate de esas entidades con cientos de miles de millones en fondos públicos.

Hace un año, Wikileaks ya filtró una pequeña parte de la negociación del TiSA (el anexo referido a Servicios Financieros, a fecha 19 de junio de 2014), pero hasta hoy no se había tenido acceso a las actas de las negociaciones secretas sobre todos los aspectos que cubrirá el futuro acuerdo: Finanzas (lo acordado a 23 de febrero de 2015), Telecomunicaciones, Comercio Electrónico, Transporte Aéreo y Marítimo, Distribución y Envíos, Servicios Profesionales, Transparencia, Movimientos de Personas Físicas, Regulaciones Nacionales Internas, Servicios Postales Universales...

Público ha tenido incluso acceso a las notas internas sobre las negociaciones con Israel y Turquía para que se adhiriesen al tratado secreto, algo que en cambio se negó a China y Uruguay cuando lo solicitaron, probablemente temiendo que filtrarían los contenidos del pacto en cuanto comprendieran el alcance de lo que se pretende.

Es revelador el listado de las naciones latinoamericanas que participan en el TiSA, todas ellas fieles aliadas de EEUU como Colombia, México y Panamá (paraíso fiscal que es muy activo en la negociación), así como la exclusión no sólo de los países bolivarianos sino incluso de Brasil y otras potencias regionales de las que Washington no se fía. En realidad, todas las potencias emergentes del llamado BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Suráfrica) han quedado apartadas del tratado secreto, precisamente porque serán las que más pierdan al aplicarse las condiciones pactadas.

No cabe duda de que se busca impedir el debate que reclamaron muchos países, sobre todo Ecuador, tras el crash financiero sobre las razones que lo provocaron y las soluciones para que no vuelva a producirse. EEUU, Canadá, Australia, Suiza y la UE se opusieron frontalmente incluso a las conclusiones de la Comisión Stiglitz de la ONU, en 2009, negándose a aceptar la evidente relación entre la desregulación bancaria/bursátil y la crisis, y en 2013 bloquearon todo intento de discutirlo en el seno de la OMC.


Entre lo más sarcástico del contenido del TiSA que ahora sale a la luz está la exigencia de transparencia total a las autoridades nacionales, que deberán anunciar de antemano y abrir a discusión previa todas las regulaciones y normativas que se dispongan a aplicar, asegurando así que las grandes corporaciones y los lobbies comerciales internacionales tengan tiempo y recursos para contrarrestar, modificar o incluso impedir esas decisiones soberanas en función de sus intereses.

Una imposición a los estamentos públicos que exigen los que no sólo pactan en secreto su propio modus operandi, sino que incluso pretenden que sus acuerdos ya en vigor permanezcan durante años como top secret, negando a los órganos de la soberanía popular hasta el conocimiento de las reglas que van a aplicar los gobiernos de cada país en sus relaciones internacionales.

En cambio, los acuerdos del TiSA –que se negocian al margen del Acuerdo General de Comercio en Servicios (GATS) y de la OMC– toman en cuenta todas y cada una de las exigencias de la industria financiera de Wall Street y la City londinense, así como los intereses de las grandes corporaciones multinacionales, para las que el tratado no sólo no es secreto sino su propio engendro. Como alertó hace meses la catedrática de Derecho de la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda), Jane Kelsey, "el mayor peligro es que el TiSA impedirá a los gobiernos fortalecer las reglas del sector financiero".

Diseñado en estrecha consulta con ese sector financiero mundial, el TiSA obligará a los gobiernos firmantes a apuntalar y ampliar la desregulación y liberalización bursátil causantes de la crisis; les quitará el derecho de mantener y controlar los datos financieros dentro de sus territorios; los forzará a aceptar derivados crediticios tóxicos; y los atará de manos si tratan de adoptar medidas para impedir o responder a otra recesión inducida por el neoliberalismo. Y todo ello será impuesto por unos acuerdos secretos, sin que la opinión pública se pueda enterar de los verdaderos motivos que arrastran su sociedad a la ruina.

A menos que los órganos de la soberanía popular impidan este golpe de Estado económico mundial.


El TiSA atará las manos de los Estados para impedirles regular el mercado de servicios


Los documentos filtrados por Wikileaks prueban que los 50 países firmantes quieren obligar a los gobiernos a dar explicaciones a las empresas, incluso cuando legislen por intereses sociales. El texto plantea imponer topes a la dureza de estas normativas, y este marco será de obligada aplicación a todos los niveles de la administración del Estado

ALEJANDRO LÓPEZ DE MIGUEL
@alopezdemiguel


MADRID.-Si América fue algún día la tierra de las oportunidades, los grandes tratados como el TiSA o el TTIP vienen a servir como escenario idílico para las multinacionales, como su propia tierra prometida. Los documentos del Trade in Services Agreement (TiSA) que hoy negocian 50 países con absoluta opacidad prueban que el acuerdo servirá para restar aún más poder normativo a los estados, en detrimento de las empresas prestadoras de servicios.

El documento reservado al que Público ha tenido acceso gracias a su colaboración con Wikileaks –en exclusiva en España- recoge los posicionamientos de los países que negocian este acuerdo y su intención de desarmar a los estados en lo que respecta a su capacidad reguladora. El texto que hoy está sobre la mesa establece que el tratado afectará a todos los niveles de regulación, de los gobiernos centrales a los ayuntamientos, pasando por las comunidades autónomas e incluso por los colegios profesionales.

De ser ratificado este texto, los gobiernos elegidos de forma democrática deberán avisar al resto de países firmantes y por ende a las multinacionales de las normativas que pretendan aprobar, siempre en aras de la "transparencia", según el documento. Esto permitirá a las empresas anticiparse a esos cambios normativos, y presionar directamente a los gobiernos pidiéndoles explicaciones que estos estarán obligados a facilitarles por escrito, influyendo así sobre su capacidad legislativa.


Son los estados los que estarán obligados a crear estos cauces de comunicación, y deberán responder a los requerimientos de las empresas "sin retrasos innecesarios", como reza el texto. El mismo documento que pretende obligar a los gobiernos a asegurar su "imparcialidad" a la hora de conceder licencias para prestar servicios a las empresas extranjeras, y que les conmina a seguir "criterios objetivos y transparentes", como "la capacidad" de prestar un servicio que pueda tener una empresa, dejando de lado otras razones sociales, medioambientales o culturales.

En este marco de pensamiento neoliberal, los ciudadanos son vistos como consumidores, y son las multinacionales las beneficiadas por un acuerdo que persigue incrementar sus beneficios, en detrimento también de los mercados locales.

Normativas "no más estrictas de lo necesario"

El documento, fechado en febrero de 2014 pero actualmente vigente, establece incluso límites poco claros a estas normativas. "No deben ser más estrictas de lo necesario [burdensome es el término original]". La interpretación de qué es realmente "necesario" queda de nuevo en mano de las empresas. Y el documento final podría beneficiarlas aún más.
Una de las propuestas de Estados Unidos y Australia deja la puerta abierta a que estados y empresas diriman sus diferencias a través de tribunales de arbitraje similares a los que utilizan las empresas cuando pueden agarrarse a un mecanismo de blindaje ISDS.

Esta cláusula de protección de multinacionales es precisamente la parte más polémica del tratado de libre comercio entre Washington y Bruselas, el apartado del TTIP más difícil de vender para la Comisión, la encargada de negociar en nombre de los 28 en ambos acuerdos.

La trampa del lenguaje

El documento está redactado en el lenguaje convenientemente ambiguo de otros textos del TiSA, y hace referencia a términos como "objetividad" o "transparencia", siempre desde la óptica de las empresas.

El análisis de otros documentos sobre el acuerdo demuestra que todos ellos han sido redactados desde la misma óptica neoliberal, y persiguen establecer el marco de desregulación que demandan las multinacionales. TiSA, TTIP, o TTP son sólo los nombres de algunos de estos mecanismos, pero la filosofía que los impulsa es la misma, y su objetivo es idéntico.

Publicado enEconomía
Corrupción y falta de apoyo orillan a Blatter a renunciar

Durante años, Joseph Blatter fue intocable. Hasta hace siete días, cuando una trama de sobornos, compra de votos y estafas en la Federación Internacional de Futbol Asociado (FIFA) salió a la luz tras un operativo en el hotel más lujoso de Zurich, en donde fueron detenidos siete dirigentes del organismo. Parecía inmune, hasta este martes en que de manera repentina anunció que dejará su cargo como presidente de la entidad y convocó a un congreso extraordinario que se realizará entre diciembre de 2015 y marzo de 2016 para elegir a su sucesor.


Blatter, de 79 años, dijo que la FIFA necesita una profunda restructuración. Una declaración en medio del vendaval que desató el arresto de los directivos como parte de una investigación del gobierno estadunidense por crimen organizado, sobornos y lavado de dinero.


Una declaración sospechada por algunos, y sorpresiva para otros, que ocurrió cuatro días después de que fuera relecto para un quinto mandato en el cargo en que ha estado por 17 años.


Si bien tengo el mandato de los miembros de la FIFA, no siento que tenga el mandato de todo el mundo del futbol, los fans, los jugadores, los clubes, la gente que vive, respira y ama el futbol como todos lo hacemos en la FIFA, explicó Blatter en una rueda de prensa convocada de urgencia en Zurich en la que no admitió preguntas.


Por eso, he decidido poner a disposición mi mandato en un congreso extraordinario. Voy a seguir ejerciendo mis funciones como presidente de la FIFA hasta esa elección, aclaró.


El próximo congreso ordinario de la FIFA está previsto para el 13 de mayo de 2016 en la ciudad de México, pero Blatter dijo que esa cita implicaba una demora innecesaria, por lo que urgiría al comité ejecutivo para sesionar de manera anticipada.
No voy a seguir. Voy a estar libre de las restricciones de una elección. Voy a estar en una posición para enfocarme en reformas profundas. Por muchos años hemos llamado a reformas, pero no han sido suficientes, expresó Blatter.


A lo largo de sus 17 años al frente de la FIFA, Blatter no sólo sobrevivió, sino que consolidó su poder en medio de las acusaciones de corrupción sobre las votaciones que asignaron a Rusia y Qatar, las sedes de los mundiales de 2018 y 2022.
Su secreto fue cimentar una base de apoyo al invertir en países subdesarrollados y montar el primer Mundial en África. Pero luego de una tumultuosa semana de pliegos de acusaciones y más denuncias, el asedio desde todos los frentes hizo imposible que el dirigente suizo de 79 años pudiera resistir más.


Las grandes potencias del futbol se le habían sublevado, al extremo de considerar la posibilidad de organizar un torneo alterno al Mundial. Los patrocinadores, incluyendo la bebida refrescante más popular del mundo y el juego de video más vendido, sopesaban sus vínculos con la FIFA. Y la abrumadora mayoría de los fanáticos alrededor del mundo suplicaban que otra persona tomara las riendas del deporte.


En su relección del viernes, reflejó esas adhesiones que logró cosechar gracias a distribuir a cada una de las 209 federaciones una cifra anual de 250 mil dólares, además de repartir bonificaciones y fondos para proyectos de infraestructura, producto de los ganancias del Mundial.


Pese a que los escándalos embarraron el prestigio e imagen de la FIFA, la mayoría de los jerarcas se mantuvieron fieles con Blatter, en particular de África, Asia y naciones pequeñas.


Como pueden ver, no soy un bravucón autoritario que puede intimidar a sus críticos con una mirada y manejar a los gobierno a mi antojo. Soy un servidor del futbol, no un dictador, dijo Blatter en 2013 ante estudiantes en la Universidad de Oxford.
Blatter dedicó más de su vida a la FIFA, primero como director de proyectos, secretario general y como su presidente desde 1998.


Fue un operador magistral de la política en el futbol, alguien que se deleitaba con toda la atención mediática que generaba. Supo codearse con los jefes de Estado tentados por todo el auge del Mundial.


Blatter aprendió de su predecesor, Joao Havelange, el brasileño que presidió la FIFA durante 24 años, los recientes 17 con Blatter como el lugarteniente que intuyó al mercadeo deportivo como la mina que había que explotar.


Los ingresos de la FIFA sumaban cerca de 560 millones de dólares en 1998, cuando Blatter tomó el poder. Se dispararon a 5 mil 700 millones de dólares el año pasado, impulsados por los enormes incrementos en la venta de los derechos de transmisión y mercadeo.


De una familia de modestas raíces, Joseph Blatter nació en la localidad alpina de Visp. Sus padres se conocieron cuando trabajaban en un hotel durante la temporada invierno en Niza, el balneario francés en la Riviera.


Como presidente de la FIFA, Blatter solía contar la historia de que nació dos meses prematuro, y que una de sus abuelas creyó que no iba a sobrevivir. Es porque soy un luchador, destacó Blatter, siempre alardeándose.


El anuncio de Blatter de que dejará la presidencia de la FIFA provocó reacciones inmediatas en directivos de federaciones y se han reactivado las posibles candidaturas a relevarlo del cargo, entre ellos el presidente de la UEFA Michel Platini y el príncipe Ali bin al-Hussein de Jordania


Platini celebró la decisión del jerarca suizo que consideró una decisión difícil, valiente, pero es la decisión correcta.
El príncipe jordano que perdió en las elecciones del viernes también reaccionó y reavivó su posición de aspirante al cargo: Creo que Sepp Blatter hizo lo correcto y ahora debemos ver hacia el futuro... Estoy a las órdenes de todas las asociaciones nacionales que quieren un cambio, incluyendo aquellas que tuvieron miedo de generar una transformación.


En cambio, hubo posiciones que lamentaron la salida de repentina de Blatter, como la del vicepresidente de la Conmebol, el uruguayo Wilmar Valdez, quien exclamó: Esto es un shock para el futbol mundial, además de que la calificó de inimaginable e inentendible.


En cambio, la Confederación Brasileña de Futbol no fue tan eufórica. Manifestó que la salida de Blatter la tomó por sorpresa y que es una decisión de carácter personal y que merece nuestra profunda comprensión.


Los ecos de la decisión de Blatter aún son inciertos, pero algunos de los grandes patrocinadores de FIFA, como Coca-Cola, Visa y Budweiser se mostraron satisfechos con la noticia.


El anuncio de hoy es un paso positivo para el bien del deporte, del futbol y de sus hinchas, dijo Coca-Cola, uno de los patrocinadores del Mundial.


Por su parte, Visa dijo estar complacida por el reconocimiento de la FIFA de que se necesita una reforma profunda en el futbol".

Publicado enInternacional
Jueves, 21 Mayo 2015 18:37

El ciego que no quería ver

El ciego que no quería ver

"Es una falacia, y en cierto sentido un crimen de guerra, sostener que la única manera para combatir el narcotráfico y doblegar a la guerrilla y a los paramilitares sea destruyendo la naturaleza y atacando a la gente pobre".

Eduardo Cifuentes Muñoz
ex Defensor del Pueblo

 

El pasado 14 de mayo el Consejo Nacional de Estupefacientes aprobó la suspensión del uso de glifosato en Colombia, un químico utilizado para la erradicación de la coca en el país desde hace tres décadas y que, desde el inicio de su utilización, contó con pruebas insoslayables que requerían el cumplimiento de principio de precaución.

La decisión tomada, además de ser necesaria políticamente, fue el resultado de la recomendación realizada por el Ministerio de Salud el 24 de abril de este año donde hace referencia a los resultados de la reunión con expertos de la Agencia Internacional para Investigación en Cáncer (IARC), que clasificó al glifosato en el Grupo2A de los químicos "probablemente cancerígenos para los seres humanos" y con evidencia suficiente en animales.

"A pesar de la existencia de evidencia científica divergente, la clasificación por parte de la IARC, representa una advertencia insoslayable de posibles efectos adversos a la salud y por ende configura un escenario en el que, como mínimo, existe incertidumbre científica sobre los efectos nocivos del glifosato, condición suficiente para dar cumplimiento al principio de precaución", advirtió el Ministerio de Salud. Luego de esto, con siete votos a favor y uno en contra se aprobó la erradicación del glifosato hasta que la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) "revoque o suspenda" el plan de manejo ambiental que cobija la aspersión con este químico.

Ante estos sucesos que parecen afortunados, no está de más recordar la larga lucha librada por diversas organizaciones contra este tóxico, y la aspersión de cultivos ilícitos ante la que el país, bajo la imposición de los Estados Unidos, se tapó sus ojos y nariz.

"Desde el año 1978, el gobierno del presidente Julio César Turbay emprendió la Operación Fulminante que combinó el uso del químico Paraquat (herbicida de uso similar al glifosato) y la presencia de 10 mil soldados en la Sierra Nevada de Santa Marta, según cuenta la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), en el texto Marihuana: legislación o represión. Sin embargo, las aspersiones con este químico fueron detenidas debido a la prohibición del Congreso de los Estados Unidos de apoyar programas de fumigación con químicos.

Años después, en el mandato del presidente Ronald Reagan, esta prohibición sería levantada y el presidente Belisario Betancur reiniciaría la aspersión con químicos en la Sierra Nevada de Santa Marta y en la Serranía del Perijá, según un estudio de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (Wola), sobre la Aspersión de cultivos de uso ilícito en Colombia .

Según esta organización, el combate frontal contra los cultivos de uso ilícito, por medio de aspersiones aéreas, se reincluye en la Estrategia Andina contra las Drogas en 1989 y en la Iniciativa Andina contra las Drogas (ACI) formuladas por Estados Unidos en 1989.

Más adelante, durante el gobierno de Cesar Gaviria, se adoptan las condiciones restantes para legalizar el uso de químicos en asperciones a través de un marco regulatorio realizado por el CNE de febrero de 1994.

Fue en 1999 cuando las autoridades decidieron hacer aspersiones con glifosato para la erradicación de los cultivos de coca. Sin embargo, mucho antes de su utilización en el país, ya existían estudios de especialistas que demostraban los daños en la salud y el ambiente que este químico podía causar, además de serios cuestionamientos por legisladores y políticos. Pero el ejército colombiano y de los Estados Unidos impusieron su criterio de que fumigar con glifosato era la mejor forma de ponerle punto final al narcotráfico.

Según la Defensoría del Pueblo, las fumigaciones fueron permanentes e intensas entre los años 2000 y 2007, y suspendidas en el 2008, para reanudarlas en el 2011, aplicándolas cada tres meses, hasta septiembre del año pasado.

Solo hasta el 2008 Colombia aceptó las consecuencias del uso de este químico al responder la demanda interpuesta por Ecuador ante la Corte Internacional de La Haya por los daños ocasionados a las personas y al ambiente en las zonas de la frontera al norte del Ecuador. Esto justificado a través de un estudio realizado por la Pontificia Universidad Católica de Ecuador, publicado por la revista científica brasileña Genetics and Molecular Biology, en el que se indicaba que los ecuatorianos que vivían a tres kilómetros de la frontera tenían entre seis y ocho veces más riesgos de sufrir daños genéticos que la población residente a 80 kilómetros.

Debe agregarse a este estudio, la visita del Relator Especial de la ONU sobre el derecho a la salud, Paul Hunt, a las zonas fronterizas con Colombia en las que concluyó que las fumigaciones debían suspenderse en acatamiento del principio de precaución por cuanto existían evidencias creíbles y confiables de que las aspersiones aéreas con glifosato en la frontera estaban "afectando a la salud física de los habitantes de Ecuador y su salud mental".

Ante estas evidencias el Estado colombiano se comprometió a restringir la fumigación con plaguicidas y a pagar 15 millones de dólares a cambio de que Quito quitara la demanda interpuesta ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Subrayar, por otro lado, que los mismos Estados Unidos, junto con Perú, Ecuador y Afganistán, han negado la utilización del glifosato como método de erradicación de sustancias estupefacientes.

En el caso estadounidense, la decisión fue tomada "debido a que los cultivos están en los bosques y están mezclados con los árboles y la maleza. Fumigar con herbicidas destruiría el bosque entero", según lo expresado por el agente especial de la Oficina de Antinarcóticos de California, Jackie Long para periódico El Clarín en el año 2007.

Por su parte, Afganistán lo prohibió en 2007 para proteger al sector agrario y sus habitantes. Solo ahora, ocho años después, Colombia decide erradicarlo, sin cerrar con esto la controversia suscitada por su utilización, con voces provenientes por una parte, desde la administración del presidente de Estados Unidos, Barak Obama y, por otra, desde la oposición uribista.

El caso más claro es el del procurador, Alejandro Ordoñez, el único voto en contra en el Consejo Nacional de Estupefacientes, el que, acompañado de un comité científico, trató de demostrar que el glifosato no era nocivo para los seres humanos, a pesar de todos los estudios que evidencian lo contrario. Según Ordoñez, el país nadará en cocaína con la prohibición de este químico.

Ahora, y ante esta decisión, toca esperar cómo maniobrará el Gobierno ante el tema de la coca, la política para su erradicación, y la necesidad de implementar una propuesta que incluya la realidad del campo colombiano y a todos aquellos que lo habitan.



Algunos estudios científicos sobre el glifosato

 

Estudios adelantados por la Comisión Europea en 2001 advirtieron sobre la toxicidad del glifosato "para los organismos acuáticos" y la capacidad de "provocar efectos nefastos para el ambiente a largo plazo".

"Luego de la aplicación de la versión comercial de glifosato (Roundup, 25,2 por ciento glifosato, más el surfactante Poea), se demostró que este producto había causado reducción en la supervivencia de las tres especies de renacuajos, así: a) en los experimentos acuáticos: rana arborícola del 75 por ciento al 2 por ciento ; sapo del 97 por ciento al 0 por ciento y rana leopardo del 98 por ciento al 4 por ciento. Para todas las especies, solamente el 2 por ciento de los renacuajos sobrevivió a la aplicación del Roundup después de tres semanas, y b) en los experimentos terrestres, las tres especies tuvieron una mortalidad sustancial al ser expuestas al Roundup. Pasadas 24 horas de la aplicación se disminuyó la supervivencia de la rana de la madera del 96 por ciento al 32 por ciento; de la rana arborícola del 100 por ciento al 18 por ciento y de los sapos juveniles del 100 por ciento al 14 por ciento . Para todas las especies, solamente el 21 por ciento de todos los anfibios juveniles sobrevivieron a la aplicación del Roundup después de un día".

Investigación, realizada por la Universidad de Pittsburgh, con el fin de determinar el impacto de una forma común de glifosato (Roundup) sobre varias especies de ranas y sapos de Norteamérica (Relyea, 2005).

 

"Varios casos de malformaciones, en conjunto con repetidos abortos espontáneos, se han detectado en la localidad de Ituzaingó, Córdoba, que está rodeada por una agricultura basada en OGM". Paganelli A, Gnazzo V, Acosta H, López SL & Carrasco AE. Informe Glyphosate based herbicides produce teratogenic effects on vertebrates by impairing retinoic acid signalling. Chemical Research in Toxicology 23: 1586.

 

"Los defectos de nacimiento en la provincia argentina del Chaco,donde los cultivos transgénicos de soja y arroz son rociados intensamente con glifosato, se han incrementado, casi cuadriplicado, en el período de 2000 a 2009. Se encontraron defectos similares en mujeres de Paraguay expuestas a herbicidas a base de glifosato durante el embarazo. Estos defectos eran compatibles con aquellos inducidos en experimentos de laboratorio a concentraciones mucho más bajas que las del glifosato comercial". Organización Green Peace, informe Tolerancia a herbicidas y cultivos transgénicos, julio 2011.

 

"El glifosato interactúa con la química y la biología del suelo, provocando una serie de impactos que incluyen la reducción de la nutrición de las plantas y el incremento de su vulnerabilidad a las enfermedades. El glifosato también puede lixiviarse hacia aguas superficiales y subterráneas, donde puede dañar la vida silvestre y, posiblemente, terminar en el agua potable". Organización Green Peace, informe Tolerancia a herbicidas y cultivos transgénicos, julio 2011.

Publicado enColombia
Poder y política en los tiempos de la crisis

La idea de que el mercado libre surge 'naturalmente' (y su corolario que cualquier intervención estatal sobre las relaciones de mercado es 'artificial') es falsa y peligrosa. La realidad es que el mercado es una criatura del poder del estado. Los arquitectos de la nueva generación de acuerdos comerciales lo saben bien.


Hoy se están negociando en secreto los dos acuerdos comerciales más grandes de la historia del neoliberalismo: el Acuerdo transpacífico de asociación económica (ATP) y la Asociación transatlántica para el comercio y la inversión (ATCI). Son acuerdos extraños porque después de la gran orgía de liberalización comercial de los años noventa es difícil concebir qué más se puede hacer para abrir las puertas del libre comercio. La retórica sobre desatar las fuerzas del crecimiento económico se antoja anacrónica en el contexto de una globalización neoliberal que desembocó en el estancamiento y la crisis. Y es que los nuevos acuerdos no tienen casi nada que ver con el libre comercio y casi todo con el objetivo de acrecentar y consolidar el poder de las corporaciones gigantes que dominan la economía del planeta.


La separación entre poder y política es hoy más clara que nunca. El poder de las grandes corporaciones es real, mientras que la política se deja para asuntos más o menos secundarios de la vida pública. Los partidos pueden o no debatir temas triviales, pero las grandes corporaciones son las dueñas del poder y lo hacen sentir a través de su control sobre sus espacios de rentabilidad en materia de salud, alimentación o medio ambiente.


Datos de la Organización Mundial de Comercio (OMC) revelan que el 80 por ciento de las importaciones de Japón no tiene ningún gravamen arancelario. Para países como Malasia o Chile, Francia o Perú, los datos arrojan un cuadro similar: los aranceles se encuentran en niveles históricamente bajos. Es más, muchas barreras no tradicionales también se eliminaron desde la Ronda Uruguay (1986-1994) y nadie puede afirmar hoy que constituyen un obstáculo para el libre comercio.
Si la apertura comercial ya es un hecho en los países de la cuenca del Pacífico y de Europa, ¿cuál es la finalidad de estos nuevos tratados comerciales?


El objetivo debe verse no en términos de eliminar obstáculos, sino en función de acrecentar el poderío de las grandes corporaciones y empresas transnacionales que hoy son responsables de una buena parte del flujo de intercambios comerciales internacionales. Esas entidades son ejes de concentración de un poder que les permite orientar y manipular espacios legislativos, así como servirse de organismos regulatorios en el ejecutivo en muchos, por no decir todos los países del mundo.
Es importante recordar que la crisis global no sólo afecta al sector financiero. La crisis afecta tasas de rentabilidad y cubre con una nube de incertidumbre el futuro de cualquier inversión en los sectores extractivos, manufacturas y servicios. Por eso los nuevos acuerdos comerciales se concentran en capítulos relacionados con la posibilidad de extender las rentas cuasi-monopólicas que les dan los altos coeficientes de concentración en los mercados mundiales de todo tipo de productos. Lo que realmente interesa a las empresas transnacionales que promueven la nueva agenda de la liberalización comercial es permitir el despliegue de su comportamiento estratégico.


El capítulo sobre patentes del acuerdo del ATP permitirá extender la duración de patentes (más allá de los veinte años que hoy se han acordado en casi todos los países) y ampliar el ámbito de los objetos patentables. Esta extensión de los poderes monopólicos que confieren las patentes tiene repercusiones graves sobre la regulación en el sector salud, la alimentación y el medio ambiente. Además, los abusos de las corporaciones se multiplicarán en materia laboral y en todo lo que tenga que ver con su capacidad para mantener y extender sus rentas monopólicas. Los nuevos acuerdos abrirán el camino a los cultivos transgénicos, eliminarán regulaciones que estorban el fracking y quitarán obstáculos a la especulación financiera.


Lo más importante en los nuevos acuerdos tiene que ver con el espacio extra judicial que se abre a las corporaciones. Éstas podrán demandar a gobiernos cuando sientan que alguna medida o regulación afecta negativamente la rentabilidad de sus inversiones. Esto recordará a los gobiernos quien manda. Definitivamente la democracia y el mercado nacional no sólo no son aliados, sino que son enemigos.


La separación entre poder y política es hoy más clara que nunca, como bien señala Zygmunt Bauman. Estamos viendo nacer un nuevo tipo de estado diseñado para mejor servir a las grandes corporaciones. Todo esto recuerda el análisis de Gramsci en sus Cuadernos de la cárcel: La crisis consiste precisamente en el hecho de que lo viejo está muriendo y lo nuevo no puede nacer: en este interregno aparece una gran variedad de síntomas mórbidos. Por eso en el interregno no hay espacio para eso que llamamos democracia.


Twitter: @anadaloficial

Publicado enPolítica