Para la paz en Colombia es necesario: voluntad, agenda abierta, cese al fuego y paciencia.
Con la presencia de unas 250 personas entre representantes del gobierno irlandés, parlamentarios, eurodiputados, académicos, dirigentes de diversos movimientos políticos, sociales y solidarios de diferentes países que tienen conflictos internos, se realizó en Dublín, el seminario internacional  "La Geopolítica de la Paz y el Conflicto en Colombia, Kurdistán, Sri Lanka e Irlanda del Norte", desarrollado los días 24 y 25 de mayo. Este evento fue impulsado por La Universidad Trinity College de Dublín y su objetivo fue el de promover acuerdos negociados, como una alternativa a la solución militar, en varios de los países del mundo donde hoy existen conflictos armados. El seminario se desarrolló dentro de una libertad en las discusiones, libre de estigmatizaciones, con respeto y altura.

Participación política


El acto que fue inaugurado por el Ministro de Relaciones Exteriores de Irlanda, Joe Costello, contó ademas con la participación de los europarlamentarios Paul Murphy (socialista) y Eimer Costello (laborista), quienes participaron en la apertura los días 24 y 25 respectivamente. Fue importante el aporte y la presencia del parlamentario y encargado de relaciones exteriores del partido republicano irlandés Sinn Féin, Pádraig Mac Lochlainn. También el evento contó con la presencia del embajador de Colombia en el Reino Unido e Irlanda, Mauricio Rodríguez Múnera, quien solicitó participar en los espacios abiertos a la discusión y el debate del evento.

No criminalizar los movimientos sociales


Dentro de las conclusiones tangibles de la discusión y análisis académicos, desarrollados en dos días, podemos destacar la opinión mayoritaria de los participantes en oponerse a la criminalización de las organizaciones en resistencia en el mundo, así como también a aplicar el calificativo de terroristas a cualquier forma de movilización social y protesta contra gobiernos represivos o contra intereses transnacionales, como en el caso colombiano donde tradicionalmente están siendo estigmatizadas las luchas campesinas por la tierra y contra los negocios agroindustirales y mineros de carácter multinacional.

Derecho a la rebelión


Se concluyó también que, para hablar de paz, primero se debe reconocer el derecho que también tienen los pueblos a la rebelión cuando se les vulneran sus derechos básicos, sus derechos humanos, algo reconocido en el mismo preámbulo de la declaración universal de los derechos humanos de 1949. « Es algo que muchas de las organizaciones que hablan de derechos humanos prefieren obviar y es que la defensa de los derechos humanos, en última instancia, está garantizada por el derecho a la rebelión cuando éstos son vulnerados», señaló un participante en este seminario.

Levantar calificativo de terroristas


Se discutió la necesidad que se levante el calificativo de « terroristas » a organizaciones insurgentes como los Tigres Tamiles en Sri Lanka, el PKK en Kurdistán, o el ELN y las FARC-EP en Colombia, ya que esta política no es conducente al diálogo y menos a la paz. Se concluyó en la necesidad e importancia de ir abriendo espacios de discusión y diálogo político en Europa y la utilización de estos calificativos, que no se basa en ningún criterio objetivo o apoyado en el Derecho Internacional, hace más difícil el acercamiento de las partes en conflicto.

 Intercambiaron experiencias


Otro resultado del encuentro, fue la oportunidad que tuvieron diversos participantes de intercambiar experiencias con organizaciones de defensa de derechos humanos, y así aprender de las experiencias de diálogos políticos en diferentes negociaciones de paz y de diversas resistencias populares en diferentes contextos. Pese a que los cuatro territorios tienen conflictos sociales, políticos y armados, así como culturas, en nada parecidos, y están en lugares geográficos muy distantes, comparten elementos bastante parecidos.

Los procesos de paz en Sri Lanka (2002-2006) y el del Caguán en Colombia (1999-2002), reafirman cómo opera la geopolítica al vincular conflicto con intereses geopolíticos y económicos de determinadas potencias, en el cual las primeras víctimas son las comunidades en resistencia al modelo impuesto manu militari en el contexto de la guerra. También son ilustrativos de cómo fuerzas internacionales e imperialistas han saboteado la posibilidad de encontrar la paz en estos dos países al fortalecer el militarismo de los Estados, al hacer la vista gorda ante los crímenes de los aparatos paramilitares funcionales a la estrategia contrainsurgente y negar espacio político para las propuestas de las insurgencias.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Irlanda Joe Costello destacó en su discurso inaugural que lo fundamental para conseguir la paz en un conflicto depende de la voluntad de las partes involucradas en el mismo, dentro de lo cual tienen un rol bastante importante que jugar los presos políticos y de guerra. También indicó que para adelantar  un proceso de paz político, la solución también tiene que ser política y que tal cosa implica tener una agenda abierta para tratar las causas estructurales de los mismos y todos los temas que son sensibles para las partes.

El Ministro Costello, planteó así mismo la importancia de que las negociaciones ocurran en un marco de cese al fuego, así como entender además que los procesos de negociación de paz son muy largos y que los resultados se dan tras muchos años: en el caso irlandés, el proceso tardó 12 ó 13 años.

El representante del gobierno irlandés expresó su voluntad y disposición de compartir la experiencia del proceso de paz en Irlanda del Norte con distintos gobiernos y con diferentes representantes de la sociedad civil de los países con conflictos internos que así lo soliciten.

Amplia participación colombiana con presencia, ponencias y saludos.

Dentro de las ponencias y saludos que permitieron alimentar y desarrollar el debate desde la parte colombiana se destacan las presentadas por la dirigente de Colombianas y Colombianos por la Paz, Piedad Córdoba Ruiz, (1) la del abogado español y miembro de Europeas y Europeos por la Paz de Colombia, Enrique Santiago, (2) la del académico Renán Vega Cantor, la de Soledad Campoalegre, de la plataforma de organizaciones sociales del Sur de Bogotá, del periodista canadiense Garry Leech, autor de numerosos libros y reportajes sobre el conflicto colombiano, así como los saludos del Polo Democrático Alternativo, PDA, de la Marcha Patriótica, de Dick Emmanuelson del medio de comunicación alternativo ANNCOL,(3) entre otros. Los cuales serán publicados (4) También el parlamentario Iván Cepeda y el periodista Carlos Lozano del semanario VOZ y miembro de Colombianas y Colombianos por la Paz, durante una visita de cabildeo a Dublín manifestaron la importancia del evento para generar espacios de debate amplio sobre los problemas del conflicto y la paz en Colombia y en otros rincones del mundo.

Marcha Patriótica: Unidad, Lucha y disposición a trabajar por la solución negociada


La delegación de la Marcha Patriótica estuvo encabezada por Carlos García Marulanda, quien además de presentar este nuevo movimiento social y político, conformado por 1.700 organizaciones sociales y populares, reiteró a los presentes que dentro de los objetivos de la conformación de la Marcha Patriótica está la necesidad de trabajar y buscar la salida dialogada y política al conflicto social y armado que vive el pueblo colombiano desde hace varias décadas. Se refirió de paso a las muestras y gestos de paz dados por la insurgencia de las FARC-EP durante los últimos meses, así como los constantes mensajes públicos enviados por la dirigencia, tanto de las FARC-EP como del ELN, al gobierno colombiano para sentarse a dialogar con miras a buscar una paz con bases en un nuevo modelo de país construido colectivamente, mediante un diálogo nacional amplio, y no mediante la rendición que reclaman algunos sectores del poder.


Solución política del conflicto, única salida para la paz


Una característica de la clase dominante colombiana, desde la época de las dictaduras reaccionarias conservadoras en la década de 1940, es que el medio privilegiado mediante el cual ha respondido a las demandas de reforma social es la violencia oficial. Aunque hoy utilicen de pretexto para justificar la violencia oficial a la existencia de la insurgencia armada, ésta en realidad nació en respuesta a la ofensiva por parte del Estado y de los núcleos dirigentes contra el movimiento popular.

El conflicto armado colombiano, teniendo sus raíces en causas sociales, no puede tener una solución militar duradera. García Marulanda insistió en la necesidad que todos los movimientos sociales y partidos políticos de oposición en Colombia se unan para poder avanzar en la búsqueda de la paz, ya que la llave de la misma no la tiene el gobierno sino el pueblo a través de su lucha y su movilización.

Participación del embajador colombiano en el Reino Unido


Un hecho a destacar en este seminario es que el embajador de Colombia para el Reino Unido e Irlanda, Mauricio Rodríguez Múnera, mostró activo interés en participar : “para los organizadores fue un gesto interesante que nos haya contactado y buscado un espacio para participar, lo cual  también fue valorado positivamente por la delegación colombiana” dijo el investigador José Antonio Gutiérrez, responsable de las discusiones en el área Colombia. Afirmó Gutiérrez que la decisión del embajador de participar « fue hecha en una forma muy rápida, con lo cual el debate con el diplomático colombiano no tuvo todo el alcance y la profundidad que hubiéramos querido darle y ojalá en un próximo escenario si es en Irlanda o fuera de ella, estaremos dispuestos a dar esos debates con más tiempo, de manera más detallada y con más gente ».

 El embajador Rodríguez Múnera, planteó lo que es la política del gobierno en áreas como víctimas y tierras, así como las condiciones de éste para negociar con la insurgencia, indicando que el gobierno tiene la voluntad y disposición para dialogar si éstas se cumplen.

Hubo debate entre los asistentes, si éstas condiciones no son un impedimento en realidad para el diálogo, si realmente contribuyen a la construcción de confianza entre las partes, sobre las exigencias unilaterales sin entregar nada a cambio y sobre el alcance limitado que estas reformas tendrían para superar las causas estructurales del conflicto. Sin embargo, en contraste con las posiciones sostenidas por el expresidente Uribe, hubo un reconocimiento por parte de la autoridad colombiana de la naturaleza fundamentalmente política del conflicto colombiano y del rol central que la concentración de tierras ha jugado en él.

Debate radial entre embajador colombiano y organizador


En una entrevista debate para el show de Pat Kenny, (5) en la radio estatal RTE1, uno de los programas más populares del país, el embajador de Colombia: Rodríguez Múnera y José Antonio Gutiérrez, responsable del evento para el tema Colombia, discutieron sobre la actual coyuntura en Colombia así como sobre la naturaleza del conflicto, contrastando la visión de las organizaciones sociales, populares y de izquierda con lo que es la visión del gobierno, en un debate público, respetuoso, en que se reconoció que un elemento fundamental en el conflicto colombiano es la concentración de tierras. “Esto es importante ya que aunque ellos, el gobierno, tengan propuestas muy distintas y opuestas a las de las organizaciones campesinas y sociales, este reconocimiento abre ciertos espacios en donde podemos empezar a discutir lo que es un proyecto de país y entender que la paz no es solamente que cesen las armas, sino  sentar las bases para un país alternativo, diferente”, afirmó Gutiérrez.

Seguirán apoyando las luchas y trabajando por la paz en Colombia



Los organizadores expresaron que “seguiremos trabajando por la resolución política del conflicto, apoyando irrestrictamente las movilizaciones populares en Colombia que van en una espiral de ascenso, y apoyando los escenarios de mayor unidad del pueblo. Acompañaremos esos movimientos sociales para evitar que la represión los golpee y estaremos atentos a la denuncia internacional. Seguiremos trabajando para que en Europa se sigan abriendo espacios para el debate político y para el apoyo solidario a las luchas del pueblo colombiano, kurdo, tamil, palestino y otros muchos pueblos oprimidos y sumidos en la guerra por intereses foráneos e intereses de las elites y oligarquías locales aliadas con las multinacionales”.

Afirmaron también que «trabajaremos en escenarios más amplios de diálogos políticos que puedan darse acá en Irlanda o en la misma Europa, pero la búsqueda de estos espacios pasa por el trabajo mano a mano con esos movimientos que están luchando por esas demandas desde Colombia u otros países ». Además, se elaboró una declaración de apoyo a la Marcha Patriótica y las demás organizaciones y movimientos que hoy luchan en Colombia.

(1) http://www.rebelion.org/noticia.php?id=150161&titular=“colombianos-por-la-paz”:-una-experiencia-de-la-sociedad-civil-para-humanizar-el-conflicto-y-
(2)http://www.rebelion.org/noticia.php?id=150149&titular=el-derecho-internacional-humanitario-una-herramienta-para-construir-la-paz-en-colombia-
(3)http://www.rebelion.org/noticia.php?id=150291&titular=anncol-saluda-la-conferencia-internacional-de-dublín-
(4) http://geopolitics2012.com/
(5)http://www.rte.ie/radio/radioplayer/rteradiowebpage.html#!rii=9%3A3296481%3A133%3A24%2D05%2D2012%3A 
Publicado enColombia
Rafael Correa, de “indignado” a presidente de la República
A las diez de la mañana en punto, como estaba convenido, el presidente del Ecuador, Rafael Correa Delgado (economista, 49 años, tres hijos, casado con la profesora belga Anne Malherbe a quien conoció en la Universidad Católica de Lovaina), entra al Salón Amarillo (o de los Presidentes) en el palacio de gobierno de Quito, donde se realizará la entrevista con Punto Final.

Desde las paredes observan inescrutables los retratos de los ex presidentes del país (hoy de catorce millones y medio de habitantes y casi 300 mil kms2, incluyendo las islas Galápagos). El palacio del siglo XVIII -varias veces remodelado- fue sede de la Real Audiencia de Quito y también se conoce con el nombre de su constructor, el barón de Carondelet. El salón en que el presidente Correa nos da la bienvenida está adornado para la ocasión con hermosos ramos de rosas y de flores silvestres. Esta es el área del edificio abierta al público.

El palacio -que conocieron Bolívar y otros visitantes ilustres- se ha convertido en museo y las oficinas presidenciales funcionan en un piso superior. La entrevista se verá interrumpida en dos ocasiones: por un grupo de turistas extranjeros -a los que el presidente saluda en inglés- y por los niños de tercero básico de la escuela “Concentración Deportiva de Pichincha”, que se alborotan al encontrarse a boca de jarro con el popular presidente de su país.

Correa encabezó un movimiento ciudadano que rompió los desprestigiados monopolios partidarios del Ecuador. Fundó la Alianza (hoy Movimiento) PAIS (Patria, Altiva i Soberana), cuyo programa es la Revolución Ciudadana. Con esa bandera, Correa llegó a la Presidencia en 2006 con respaldo del 57 por ciento de los votos. Dos años después, Ecuador aprobó una nueva Constitución y en 2009 Correa fue elegido para un nuevo periodo, que termina en 2013. Las encuestas le otorgan 67 por ciento de apoyo para respostularse.

Cuando le preguntamos si lo hará, respondió que eso lo determinará en agosto próximo el movimiento que le apoya. Pero a la vez defendió la tesis de la reelección de los buenos gobernantes -inmediata o después de un periodo- reconocida por muchas democracias del mundo.
Con luces y cámaras de TV que grabaron un registro completo de la entrevista, iniciamos la conversación con el presidente ecuatoriano.

- Nos interesa conocer, en sus palabras, cómo se define la Revolución Ciudadana que tiene lugar en Ecuador. Sus objetivos, los obstáculos que enfrenta, qué alianzas sociales y políticas requiere para alcanzar sus propósitos.

- “En términos muy concretos, es el cambio radical, profundo y rápido de las estructuras vigentes y, básicamente, de las relaciones de poder en la sociedad ecuatoriana.


El desarrollo de nuestros países, al menos en su punto inicial, no es un problema técnico como se nos hizo creer durante mucho tiempo. Es un problema político. Si América Latina no cambia las relaciones de poder, no va a producir desarrollo para las grandes mayorías. Tal vez sí para las elites que siempre han dominado, pero no para las mayorías. 
Nuestra revolución no significa cambios violentos, pero sí cambios profundos y radicales. ¿Por qué es ciudadana? Porque los legisladores y demás ‘representantes’ del pueblo ya no se representaban ni siquiera a ellos mismos. Este proceso fue el fruto de los ‘indignados’ del Ecuador, que se indignaron mucho antes que los de Europa. Fue un movimiento de protesta contra el gobierno corrupto y entreguista de Lucio Gutiérrez(1) que nos llamó ‘forajidos’. Los ciudadanos, en forma prácticamente espontánea, nos llevaron a la Presidencia de la República. Y este es uno de los problemas que hemos enfrentado. A diferencia de otros países latinoamericanos, el ecuatoriano es un proceso revolucionario que se inicia sin una estructura política organizada. Hemos logrado avanzar en este aspecto, pero aún nos falta mucho por recorrer. Existe un riesgo: como tenemos gran apoyo popular, pero sin estructuras organizadas y con capacidad de movilización, somos vulnerables a minorías que sí tienen esa capacidad”.

OPOSITORES A LA REVOLUCION CIUDADANA

- Nos cuesta comprender que algunos movimientos sociales, indígenas y ambientalistas, entre otros, hagan oposición a su gobierno. ¿Les reconoce usted una cuota de razón? ¿Hay posibilidades de entendimiento?

- 
“Con todos los que tengan buena fe y razón, por supuesto. Me molesta aparecer como intolerante, como algunos quieren caricaturizarme. Soy un hombre que tiene la cabeza fría, estoy acostumbrado a debatir. Pero hay muchísima mala fe en esa oposición. Toda revolución tiene su contrarrevolución, ¿verdad? ¿Y qué proceso revolucionario no ha tenido sus traidores? Esos grupos presuntamente de Izquierda son aliados de la derecha. En la Asamblea votan con la derecha. Y no es que se opongan a los temas mineros solamente, se oponen a todo. ¿Y por qué? No porque estemos haciéndolo mal, porque es indudable el cambio que está ocurriendo en el país en favor del pueblo. Se oponen porque no están ellos en el gobierno. Es un problema de ambiciones, de ilegítimas aspiraciones políticas por sobre los intereses del pueblo. Si no están en el gobierno, están contra el gobierno. Cuesta mucho conversar con gente de mala fe con agendas político-electorales propias. En cambio la gente que discrepa de buena fe y lucha por el bienestar del país, es bienvenida”.

- Sin embargo, algunos de esos movimientos sociales tienen opiniones de Izquierda, lo cual hace inexplicable que no apoyen este proceso…


- “Mire, las últimas encuestas -que no han sido encargadas por nosotros- confirman que los sectores populares están con nosotros. Pero siempre habrá algunos pseudodirigentes que se toman el nombre de la sociedad y aunque no representen a nadie, la prensa de derecha los magnifica para dañar al gobierno. Esto no sólo ocurre en Ecuador; mire en Bolivia cómo Evo Morales, dirigente social, tiene oposición de grupos indígenas y de trabajadores. Siempre hay desubicados, algunas veces de buena fe, pero la mayoría por ambiciones. 
Mire Venezuela, mire el caso de Lula, en Brasil, atacado por sectores de trabajadores, etc. Es la oposición más letal porque utiliza nuestro mismo lenguaje, plantea nuestros mismos objetivos e incluso, invoca nuestros mismos principios. Son lobos disfrazados de ovejas. Los grupos de extrema Izquierda que denuncian a este gobierno porque se ha ‘derechizado’, votan en la Asamblea con la extrema derecha para conspirar contra el gobierno. Pese a nuestras diferencias, con la verdadera Izquierda siempre será más lo que nos une que lo que nos separa. La pseudo Izquierda se toma la representación de ese sector político, pero en la práctica actúa como la extrema derecha. Y eso es injustificable, no hay cómo sostenerlo”.

MODELO EXTRACTIVISTA DE ECONOMIA



- Un reproche frecuente a gobiernos que encabezan el proceso de cambios en América Latina es que mantienen un modelo tradicional de economía, basado en la extracción de riquezas mineras. ¿Qué opina de esa crítica?


- “Es un error garrafal… ¿Dónde está en el Manifiesto Comunista el no a la minería? Tradicionalmente los países socialistas fueron mineros. ¿Qué teoría socialista dijo no a la minería? Son los pseudointelectuales postmodernistas los que meten todos estos problemas en una interminable discusión. No hay dónde dudar: salir del modelo extractivista es erróneo. Hay que aprovechar estos recursos al máximo para desarrollar otros sectores de la economía, haciendo que el sector extractivista vaya perdiendo peso para avanzar a etapas superiores en las relaciones económicas. Por ejemplo a una economía del conocimiento, que se basa en el talento humano. ¿Pero de dónde sacamos los recursos para las escuelas y universidades, para los centros de investigación que necesitamos? Es torpe creer ese discurso que busca superar la economía extractivista cerrando las minas y los pozos de petróleo.

Probablemente llegaríamos a la economía de recolección, porque no tendríamos nada. Regresaríamos a un estado primitivo, que es lo que algunos quisieran. ¡Perfecto, propóngalo en las elecciones y que democráticamente ganen el derecho a hacerlo!

Creo que la mayoría quiere, razonablemente y en armonía con la naturaleza, tener satisfechas ciertas necesidades básicas. Ecuador ha sido el primer país que en su Constitución ha dado derechos a la Pacha Mama. Pero aquellos pseudoeconomistas creen que el ser humano es un estorbo para la naturaleza. Nosotros sostenemos que el ser humano sigue siendo lo más importante. En 2016 seremos exportadores de energía eléctrica gracias a las once hidroeléctricas que estamos construyendo con los recursos del petróleo.

Vamos a cambiar estructuralmente la economía ecuatoriana: aumentaremos el sector servicios convirtiéndonos en exportadores de energía limpia”.

GOBIERNOS DEL ALBA

- 

¿Qué principios y objetivos hermanan a su gobierno con los de Venezuela, Cuba, Bolivia y Nicaragua? ¿Cómo valora los instrumentos de integración creados en los últimos años: Alba, Unasur, Celac?


- “Me parece que se ha creado una convergencia de gobiernos, una conciencia única en la historia de América Latina acerca de la necesidad de la integración. Gobiernos de derecha o Izquierda, tenemos una convicción muy profunda de impulsar la integración y la democracia. Son dos cosas sumamente importantes que nos permiten avanzar, más allá de diferencias ideológicas.

Pero obviamente, con los gobiernos que compartimos una visión bolivariana, como Venezuela, Bolivia o Cuba, o visiones revolucionarias como Nicaragua, de justicia como Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay, tenemos más cercanía. Pero, insisto, las relaciones son muy buenas con todos los gobiernos de la región. 
La Patria Grande ya no es un sueño. Se ha entendido como una necesidad de supervivencia, es lo que necesitamos para tener presencia internacional. La integración, como decía Bolívar, ‘no es el deseo de los hombres sino el inexorable decreto del destino’. Estamos construyendo esa Patria Grande: ahí están la alianza bolivariana (Alba), Unasur y Celac, que superan con mucho a organismos creados bajo esquemas neoliberales.

Por ejemplo Unasur significa un proyecto de integración -digámoslo así- ‘integral’. La parte comercial es importante -hablo de un comercio justo, desde luego-. Pero va mucho más allá, aborda integración energética, financiera, conectividad, armonización de políticas, acción colectiva para no ser víctimas de explotadores como ocurrió durante la larga noche neoliberal. En esa etapa América Latina precarizó su oferta laboral: garantizó bajos salarios y estabilidad laboral; el esfuerzo de nuestros trabajadores se traspasó como ganancias a las transnacionales. Ahora no vamos a competir por quién reduce más los impuestos para transferir riqueza y aportar renta a los inversionistas extranjeros. Queremos coordinar un salario mínimo regional sin precarizar nuestra fuerza laboral. Estos temas trata Unasur.

A su vez, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) es más nuestra porque es más latinoamericana. ¿Por qué tenemos que ir a discutir los problemas de América Latina en Washington? El golpe en Honduras tuvimos que discutirlo en Washington. En el caso del diario El Universo, nos acusaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ¡en Washington! por haber osado denunciar a los poderosos de siempre.(2) ¿Por qué tenemos que ir a Washington a dejar en claro que Ecuador respeta los derechos humanos? Es insólito, más aún cuando Washington no reconoce a la CIDH. Son aberraciones intolerables… Es necesario cambiar estas cosas y para eso, se necesita un nuevo sistema fundamentalmente latinoamericano. A eso apunta la Celac”.

RELACIONES CON EE.UU.



- ¿Considera posible que América Latina pueda alcanzar un nivel razonable de convivencia con EE.UU.?


- “Deberíamos tenerla… Está claro que la política de EE.UU. hacia América Latina ha sido básicamente de explotación y subordinación. Pero también hemos sido responsables nosotros, que históricamente hemos agachado la cabeza precisamente por actuar aislados. Integrándonos podremos actuar de igual a igual…”.

- Perdone, presidente, pero no es de “nosotros”, los pueblos; la responsabilidad ha sido de los gobiernos entreguistas y de la burguesía…


- “Sí, usted tiene razón. Nuestras élites siempre utilizaron el pretexto del progreso de los países para excluir; concentraron todo: sus colegios de lujo, sus barrios de lujo. Crearon ‘Estados aparentes’, representando sólo a una pequeña porción de la sociedad, no Estados integrales como decía Gramsci. Usted tiene razón: no han sido nuestros pueblos, han sido los gobiernos entreguistas y las dictaduras militares que hablaban español pero pensaban en inglés… cuando pensaban, como Pinochet. Por otra parte, hago una diferencia entre los gobiernos de EE.UU. y su política exterior, y el pueblo norteamericano, que es muy bueno. He vivido en ese país, lo conozco. La gente es buena, afable y solidaria. 

Lamentablemente -y sobre todo en las últimas décadas-, EE.UU. no ha sido gobernado para su pueblo, sino para grandes intereses corporativos. Al pueblo lo manipulan los medios de comunicación.

La lucha contra el fantasma del comunismo por ejemplo; después de la segunda guerra mundial convirtió a EE.UU. en un ‘manicomio del anticomunismo’, como escribe Punto Final (PF N° 755, págs. 10 y 11. N. de PF). Pero con una América Latina unida, los norteamericanos se darían cuenta que somos pueblos hermanos que debemos y podemos tener relaciones de amistad y respeto mutuo”.

SISTEMA LATINOAMERICANO DE DD.HH.



- Su gobierno plantea reemplazar el sistema “interamericano” de derechos humanos por un sistema “latinoamericano”. Entretanto, Venezuela ha anunciado su retiro de la CIDH, aduciendo motivos semejantes a las críticas del Ecuador. ¿Podría ser también el camino que seguirá su gobierno?


- “El caso del diario El Universo nos abrió los ojos en muchos sentidos. Los alcances del poder mediático de la derecha son impresionantes. Se valen además de instancias internacionales como la CIDH, que están por encima de los Estados soberanos. La relatora de esa Comisión pretendía que hasta sus opiniones tuvieran carácter vinculante para nuestro país. Parece ignorar que las únicas cuestiones vinculantes para Ecuador son los tratados firmados. La CIDH, sin embargo, nos pedía información de acuerdo a lo que publicaba el diario acusado. Ni siquiera nos llamaban para consultar nuestro punto de vista. ¡Algo increíble! Descubrimos que la CIDH estaba tomada por intereses ajenos a la región y a los derechos humanos. Hay una burocracia internacional creada por las políticas neoliberales. Son burócratas imbuidos de la visión anglosajona del derecho. ¿Qué es la libertad para los anglosajones? ¡Simplemente la libertad de mercado! De las ocho relatorías de la CIDH, la única con presupuesto propio es la relatoría de libertad de expresión. Sus financistas son EE.UU. -que no reconoce a la CIDH- y la Unión Europea, que no es parte del sistema interamericano”.

A la CIDH sólo le interesan algunos aspectos de la libertad de expresión. ‘Punto Final’, por ejemplo, tiene una disputa con el Estado chileno porque hemos sido excluidos de la publicidad estatal, junto con otros medios de Izquierda. Agotadas las instancias judiciales, llegamos a la CIDH. Ha pasado el tiempo y no hay ningún pronunciamiento de la Comisión…
“Así es, aquí casi matan a una joven periodista ecuatoriana de Telesur, María Elena Rodríguez. ¿Dónde estuvo la CIDH en ese caso? Es impresionante la doble moral de esa instancia. Con este tipo de sistema interamericano de derechos humanos no vamos a ningún lado”.

- ¿Ecuador está evaluando su retiro de la CIDH?


- “No excluimos esa posibilidad. Mañana hablaré con Insulza sobre estos asuntos (el secretario general de la OEA se encontraba en esos días en Quito. N. de PF). Estamos hasta la coronilla con esta situación. Una fundación privada, Fundamedios, financiada por los grupos que controlan la prensa ecuatoriana, tenía acceso directo a la CIDH, trabajaba con ella para elaborar informes contrarios a Ecuador. El representante de la fundación era recibido en Washington hasta por autoridades de gobierno”.
¿No cree que es tiempo de superar la OEA?
“Creo que estamos en otro momento histórico, distinto a aquel en que fue creada la OEA. Ella es fruto de la guerra fría. Fidel Castro la definió como ‘Ministerio de Colonias’ de Estados Unidos. Tenemos que crear un sistema nuestro; en vez de rescatar a la OEA -lo cual es imposible y no tiene sentido-, debemos crear algo nuevo y mejor”.

SOLIDARIDAD CON ARGENTINA



- La renacionalización de YPF ha creado una tensa situación entre los gobiernos de Argentina y España. ¿Cómo aprecia la decisión de la presidenta Cristina Fernández? ¿Existe un grado suficiente de solidaridad con Argentina en América Latina?


- “Hay que recordar que YPF era estatal. La privatizó Menem en la larga y triste noche neoliberal. Tengo entendido que Repsol-YPF se negaba a cumplir las políticas del Estado argentino sobre independencia energética. Creo que Argentina tiene todo el derecho de renacionalizar la empresa, en ejercicio de su soberanía y, sobre todo, cuando se trata de proteger recursos no renovables. Un problema bilateral entre Argentina y una empresa se ha convertido en un problema entre Estados. Pero si además se mete la Unión Europea, no dejaremos sola a Argentina. Si este asunto traspasa la dimensión bilateral y la UE se pronuncia, también se pronunciará Unasur. En lo personal, el gobierno de Cristina Fernández tiene toda mi solidaridad. Las empresas privadas en sectores estratégicos, como en este caso, están obligadas a acatar las políticas públicas de los países donde operan. No son empresas que vendan corbatas. Explotan riquezas naturales, son recursos no renovables del país que acoge a esos inversionistas”.

SOCIALISMO DEL SIGLO XXI



- ¿Cree posible el socialismo en esta América Latina del siglo XXI? ¿Cuáles serían las diferencias con los “socialismos reales” que se derrumbaron en Europa?

- “¡Por supuesto que lo creo posible! Pero una parte importante de las definiciones del socialismo del siglo XXI consisten en caracterizar los errores que cometió el socialismo del siglo anterior. Pero veamos las coincidencias: primero, la búsqueda de la justicia. Si uno quisiera definir en una palabra al socialismo del siglo XXI sería: justicia. Socialismo y justicia son palabras mayores en América Latina, que es la región más desigual del planeta. Para oponerse a la justicia, la derecha utiliza conceptos sublimes pero etéreos, como la palabra libertad. Estaríamos atentando contra la libertad los que luchamos por la justicia. Pero la única manera de alcanzar la libertad es a través de la justicia. Y eso es el socialismo. 
La necesidad de la acción colectiva es otro elemento fundamental del socialismo. Hay problemas comunes en la sociedad que requieren respuestas comunes. Se presentan hoy desafíos muy grandes, por ejemplo el socialismo del siglo XXI no puede tener una realidad económica que no considere el mercado, que fue el error del socialismo tradicional.

El gran desafío es la acción colectiva para gobernar ese mercado y controlarlo para que rinda los frutos que son esenciales. Lo que no se puede dejar al mercado es salud y educación. Privatizarlos es un absurdo. Lo mismo ocurre con sectores estratégicos, como los recursos no renovables. Al mercado se le sobrestimó: puede hacer algunas cosas pero no puede hacer todas las cosas. 
El neoliberalismo satanizó la política para dejar indefensas a las sociedades. Entre las diferencias del socialismo de este siglo con el anterior hay que destacar no ser dogmático, no se puede aplicar el mismo remedio a toda enfermedad; el socialismo nuestro se basa en principios, no en modelos. La solución de cada problema no está en un manual. El socialismo hay que construirlo día a día. Hay gente que prefiere estar rigurosamente equivocada sin aceptar la razón y la verdad. No hay un solo socialismo. El del Ecuador es diferente al de Venezuela, Francia, etc. 
Tampoco podemos ser estatistas absolutos. A esta altura del desarrollo de la Humanidad no podemos sostener que todos los poderes corresponden al Estado. Hay que lograr un justo balance entre el individuo y la sociedad. Demasiado individualismo mata a la sociedad, demasiado colectivismo mata al individuo, y ambos son necesarios para el buen vivir. En nuestro socialismo del siglo XXI hay que cuestionar incluso aspectos del materialismo dialéctico. Puede ser que la tesis estaba equivocada y que la antítesis era correcta. Pero nos quedamos con una síntesis incorrecta y el resultado fue que retrocedimos…”




Notas

(1) Coronel (r) Lucio Gutiérrez, elegido presidente en 2002 y destituido en 2005 por un movimiento social de protesta contra la corrupción.

(2) El enfrentamiento del gobierno de Correa con el diario conservador El Universo de Guayaquil, puede leerse en PF N° 753, pags. 26-27.

Publicado en “Punto Final”, edición Nº 758, 25 de mayo, 2012
Publicado enInternacional
Günter Grass frente al castigo a Grecia
Esta vez, Günter Grass sí ha escrito un poema, y no solo un artículo en versos. Es un poema épico, pues ante una lucha estamos. La de Grecia por Europa, y la de Europa por su alma, que esta puede acabar perdiendo si expulsa a los griegos del euro, y quién sabe si de la Unión Europea.


Quizás este poema cause menos polémica que el anterior, Lo que hay que decir, en el que se opuso a un ataque israelí contra Irán. No fue ese mensaje el que hizo prender la pólvora de los intolerantes sino su denuncia del arsenal nuclear de Israel y de que toda crítica a ese país se tache de “antisemitismo”.


Pese a no ser el maltrato a Grecia tema fácil para ponerlo en versos, la calidad literaria de este último poema es muy superior: “Maldecirán los dioses a coro lo que te pertenece pero sin tu permiso no se podrá expropiar el Olimpo”. Mas, ¿quiénes son estos dioses? No “la clac de los comisarios”, quizás sí “el mercado”, y la patria del propio autor, que quieren que cada griego venda hasta su propia camisa. Al menos la morada de los dioses no está en venta.


Es el poema de un viejo alemán decepcionado con su país y con Europa, que denuncia el sufrimiento y las presiones a las que se está sometiendo a Grecia, y que lleva a cuestas el peso de la historia que muchos se quieren quitar de encima o enterrar en el olvido, y que porta, sobre todo, como decía en un anterior verso, “un estigma imborrable”, el del Holocausto.


Quiere recordarnos que los nazis invadieron Grecia en la Segunda Guerra Mundial (después de que los italianos fracasaran), y que ahora muchos alemanes la quieren fuera del euro, junto a algunos en los mercados que seguramente ya están haciendo dinero con esta especulación. Que otros europeos expoliaron los bienes culturales de la antigüedad griega, que lucen hoy en el Museo Británico en Londres, o en el Pérgamo de Berlín. Que aquella tierra es la cuna de la filosofía; e inventora de la democracia. Que en nombre de la seguridad, como nos pasó a los españoles, los aliados de la OTAN dieron por buena la dictadura de los coroneles. Y que ahora quieren condenarla a que se suicide, como a Sócrates.


Pero también nos recuerda que Europa sería menos sin Grecia. Y que, si los griegos lo quieren, podrán proseguir su sueño europeo. En realidad no trata de la vergüenza de Europa, sino de la falta de ella.

La vergüenza de Europa

Günter Grass


    Aunque próxima al caos, por no agradar al mercado, lejos estás de la tierra que tu cuna fue.
    Lo que con el alma buscaste y creíste encontrar
    hoy lo desechas, peor que chatarra valorado.
    Desnuda en la picota del deudor, sufre una nación a la que dar las gracias era antaño lo más natural.
    País condenado a ser pobre, cuya riqueza
    adorna cuidados museos: botín por ti vigilado.
    Los que invadieron con armas esa tierra bendita de islas llevaban, con su uniforme, a Hölderlin en la mochila.
    País tolerado ya apenas, a cuyos coroneles
    toleraste un día en calidad de aliados.
    País sin ley al que el poder, que siempre tiene razón, aprieta el cinturón más y más.
    Desafiándote viste de negro Antígona, y en el país entero hoy lleva luto el pueblo cuyo huésped eras.
    Pero, fuera de ese país, el cortejo de parientes de Creso ha acumulado en tus cámaras cuanto brillaba dorado.
    ¡Bebe de una vez, bebe! grita la clac de los comisarios, pero airado te devuelve Sócrates su copa a rebosar.
    Maldecirán los dioses a coro lo que te pertenece, pero sin tu permiso no se podrá expropiar el Olimpo.
    Sin ese país te marchitarás, Europa, privada del espíritu que un día te concibió.

(Tomado de El País)
Publicado enInternacional
Elecciones en República Dominicana: resultados y perspectivas
El 30 de mayo de 1960 un grupo de patriotas ajustició al Dictador de la República Dominicana Rafael Leónidas Trujillo comenzando así el final de una cruenta y larga dictadura. Durante la primera quincena de junio de ese mismo año se establecieron dentro del territorio nacional varias agrupaciones políticas, a saber, el Partido Revolucionario Dominicano, la Unión Cívica Nacional y el Movimiento 14 de junio.

 
Luego de un período con varias iniciativas políticas en la transición del Trujillismo a la llamada democracia representativa, caracterizadas por huelgas generales de la población, golpes y auto golpes entre los sectores sobrevivientes de la Dictadura, se produjeron las elecciones de 20 de diciembre de 1962 en las cuales Juan Bosch, como candidato del PRD, derrota a Viriato Fiallo, el candidato de la UCN.

 
En el corto período de tiempo que duró el Gobierno encabezado por Bosch, se produjeron dos acontecimientos importantes que marcarían para siempre aquel breve mandato: la aprobación el 29 de abril de la Constitución de la República Dominicana y la Reforma Agraria de 16 de mayo.
 

La joven democracia fue tronchada por un Golpe de Estado militar apoyado por Estados Unidos, el cual instaura un Triunvirato. Desde el interior del país surge una fuerte resistencia popular al derrocamiento de Juan Bosch el cual estuvo caracterizado por movilizaciones populares y acciones guerrilleras; mientras desde el exilio en Puerto Rico, los presidentes del PRD y del Partido Reformista Social Cristiano firmaban el 30 de enero de 1965 el llamado “Pacto de Río Piedras”, donde se establecía el compromiso de impulsar el regreso inmediato de la República Dominicana a la constitucionalidad.

 
El 24 de abril de 1965 ante la resistencia del gobierno impuesto en la República Dominicana, José Francisco Peña Gómez, líder en el país del Partido Revolucionario Dominicano, hizo un llamado en la radio a que el pueblo tomara las calles proclamando el fin del Triunvirato. La negativa de sus integrantes a abandonar el poder junto con el reconocimiento de que en dos importantes destacamentos militares, los soldados proclamando el regreso a la Constitución de 1963 se habían alzado, lanza a las calles a la población la cual toma las armas contra el Triunvirato.

 
El 26 de abril tropas del Centro de Educación de las Fuerzas Armadas (CEFA) ubicadas en la Base Aérea de San Isidro atacaron por aire el Palacio Nacional tomado por las fuerzas que demandaban el regreso a la Constitución de 1963 y desplazan unidades blindadas hacia el Puente Duarte, donde la población se había agrupado para impedir el acceso de los militares a la ciudad capital. Varios oficiales constitucionalistas bajo la dirección de un Coronel se dirigieron a organizar al pueblo para la defensa en el Puente Duarte. Ese Coronel, Francis Alberto Caamaño Deñó, sería varios días después juramentado como Presidente Constitucional provisional en momentos en que la capital dominicana era objeto de una invasión por parte de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos que llegó a alcanzar la suma de 42 mil efectivos. Más adelante, la intervención militar estadounidense sería encubierta con la participación de varios cientos de efectivos militares de otros países latinoamericanos, como una fuerza internacional de paz bajo los auspicios de la Organización de Estados Americanos.

 
La resistencia de los militares constitucionalistas y del pueblo en armas a través de comandos de la resistencia frente al invasor y los militares golpistas se extendió hasta el 31 de agosto de 1965. En esa, luego de intensas negociaciones, las partes beligerantes suscribieron un acuerdo que pusiera fin al conflicto mediante el documento que sería conocido en adelante como el “Acta Institucional”. Suscrito el mismo se puso fin a la guerra. El 3 de septiembre Caamaño renunciaría como Presidente, asumiendo la dirección del país Héctor García Godoy con la encomienda de reconstruir el Estado disuelto tras el Acta y organizar el regreso a un Gobierno Civil electo por el pueblo.

 
En las elecciones efectuadas el 16 de julio de 1966, Joaquín Balaguer, candidato por el Partido Reformista Social Cristiano, derrotó en unas elecciones amañadas a Juan Bosch. Balaguer, antiguo vice presidente de la República Dominicana bajo la dictadura de Trujillo y candidato impulsado por el gobierno de Estados Unidos, retendría durante tres mandatos electorales consecutivos el poder político en este país. Fueron años de dura represión contra las fuerzas de izquierda, aunque de relativa tolerancia para los partidos políticos vinculados con los sectores oligárquicos y empresariales en el país.

 
En las elecciones de 1978 el Partido Reformista Social Cristiano perdió las elecciones. Luego de un intento de auto golpe de Estado, donde una vez más intervino el gobierno de Estados Unidos, se produjo una negociación en la cual la presidencia de la República Dominicana pasó a las manos del candidato del PRD, Antonio Guzmán, mientras que el Senado de la República se le adjudicó por la Junta Central Electoral al Partido Reformista Social Cristiano. Sería bajo el mandato de Guzmán donde un nuevo partido electoral de izquierda sería fundado por Juan Bosch. Este partido se llamaría el Partido de la Liberación Dominicana. El PLD surgió como un partido político de liberación nacional. Como tal, adoptó la característica de partido de masas, es decir, partido que se propuso disputar desde sus inicios el poder político a través de la vía electoral; pero también, adoptó de la propuesta de izquierda tradicional no electoral, la visión del desarrollo de cuadros políticos que aspiraran a darle dirección a la masa.

 
Es interesante destacar que ambos partidos fundados por Juan Bosch, el PRD y el PLD, serán en adelante las fuerzas políticas que se han alternado en los últimos cuatro cuatrienios el poder político en la República Dominicana. Ambos partidos, sin embargo, distan mucho al presente de lo que fueron sus programas y sus principales concepciones de desarrollo para la República Dominicana. Ni el PRD es aquel partido revolucionario que luchó contra la Dictadura trujillista, produjo la Constitución de 1963 e inspiró al pueblo dominicano en la lucha ante la intervención estadounidense en defensa de la soberanía nacional del pueblo dominicano; ni el PLD es el instrumento que en un momento se propuso ser como un partido de liberación nacional vinculado a los intereses populares de la República Dominicana. Ambos son hoy proyectos donde se abroquelan intereses defensores de un proyecto neoliberal para la República Dominicana.

 
El 20 de mayo de 2012 se llevaron a cabo las elecciones en la República Dominicana. Fue esta la quinta elección presidencial desde 1998 cuando se modificó la Ley Electoral en este país, separando las elecciones a la presidencia y vice presidencia de la República, de las elecciones parlamentarias y municipales. De acuerdo con la nueva Constitución en la República Dominicana, vigente desde 2010, en estas elecciones, además de los electores dominicanos residentes en el país escoger su Presidente(a) y Vice Presidente(a), los electores dominicanos residentes en el exterior pudieron votar para seleccionar varios Diputados de Ultramar a la Cámara de Representantes.
 

En las elecciones efectuadas para escoger los miembros de la Cámara de Representantes y el Senado dominicano dentro de la República Dominicana, así como las correspondientes funcionarios electos a nivel municipal, se efectuaron en 2010. En ellas el Partido de la Liberación Dominicana obtuvo el control de la mayoría en ambas Cámaras legislativas.
 

En la República Dominicana, a pesar de que al presente el control del proceso electoral descansa básicamente en dos partidos mayoritarios, el PLD y el PRD, existen también al menos 22 agrupaciones electorales adicionales que participaron, con sus respectivos candidatos, en estas elecciones. A nivel de la presidencia, los dos candidatos con mayor posibilidad de salir electos en estas elecciones a la presidencia del país eran, por el partido gobernante Danilo Medina, quien en efecto resultó ganador en la contienda junto a su compañera de boleta a la Vice Presidencia; y por el Partido Revolucionario Dominicano, el ex presidente Hipólito Mejía. En el caso particular del candidato del PLD Medina, quien le acompaña en la boleta como candidata a la Vice Presidencia, es la actual “Primera Dama” y esposa del actual presidente Leonel Fernández.

 
Conforme a las normas electorales vigentes en el país, el candidato ganador debe obtener en una primera vuelta electoral al menos el 50% más uno de los votos para proclamarse ganador, de lo contrario, se produciría una segunda vuelta electoral entre los dos candidatos que hayan acumulado el mayor número de votos en su favor. En el marco de las pasadas elecciones, el candidato del PLD superó el porciento requerido para ser proclamado Presidente de la República en la primera vuelta electoral.

 
Para viabilizar la participación de representantes de la comunidad dominicana en el exterior, se han creado unas circunscripciones electorales, a saber: una en Estados Unidos y Canadá, una en la zona del Caribe (que incluye el estado de la Florida en Estados Unidos, Panamá, Venezuela, Puerto Rico y las islas del Caribe), y una circunscripción europea. Estos diputados de ultramar representarán el 3.7% de la composición de la Cámara de Representantes de la República Dominicana En lo que concierne a la población dominicana residente en el extranjero inscrita para participar en las pasadas elecciones, se estima la misma en 202,125 electores, de los cuales 110,727 (54.8%) son residentes en Estados Unidos; 49,410 (24.4%) en Europa y 41,998 en la Cuenca del Caribe y Florida (20.8%). En el caso de Puerto Rico, el número de dominicanos que podrían participar del proceso electoral se estima en alrededor de 24,335 electores.

 
En el proceso electoral participaron, en total 82 candidatos los cuales disputaron estos escaños en la Cámara de Representantes como Diputados de Ultramar. Un dato importancia es el hecho de que cada circunscripción tenía que garantizar al menos la presencia de una mujer como diputada, lo que ciertamente constituye un adelanto en la lucha política para las mujeres dominicanas.

 
 Se ha indicado, quizás en forma pusilánime como uno de los propósitos perseguidos con la creación de estos nuevos espacios de diputación de las áreas de ultramar, procurar el rescate del talento dominicano, cuando lo que más debe urgir a un diputado que represente a sus conciudadanos, son las condiciones materiales de vida de su propia gente y el estado del respeto que las autoridades fuera de su país le tengan a éstos, incluyendo la vigencia de sus derechos humanos fundamentales.

 
En la circunscripción de la cual participó Puerto Rico, es decir, la de la Cuenca del Caribe y Florida, además de las candidaturas de los partidos políticos principales, también participó Romelinda Grullón, quien compitió por el Partido de Alianza por la Democracia. Romelinda Grullón dirige en Puerto Rico el Centro de la Mujer Dominicana desde donde ha desplegado en los pasados años sus esfuerzos en pro de los inmigrantes dominicanos en Puerto Rico y la defensa de sus derechos humanos.

 
Los resultados finales en los comicios dominicanos, luego de la revisión inicial hecha por la Junta Central Electoral en los 14, 470 colegios electorales, arrojó, en efecto, un saldo positivo final en favor del candidato por el Partido de la Liberación Dominicana, Danilo Medina, certificando su victoria con 2,323,146 votos emitidos o 51.21% de los votos, seguido por el candidato por el Partido Revolucionario Dominicano, Hipólito Mejía quien obtuvo 2,129,991 votas para el 46.95%. La organización Alianza País, que postuló a Guillermo Moreno, obtuvo 62,290 votos para un 1.37%, mientras el candidato de Dominicanos por el Cambio, Eduardo Estrella, obtuvo 9,340 votos para el 0.21%. En el caso de Julián Serulle del Frente Amplio, el número de votos emitidos fue de 6,550 votos para un 0.14%, mientras el candidato de Alianza por la Democracia, Max Puig, obtuvo5,054 votos o el 0.11%. Estos números reflejan una participación en las elecciones de 4,536,381 dominicanos de un total aproximado de 6,500,000 electores.. Se contabilizaron, además, 30,430 votos nulos y 27 “observados”.

 
El presidente electo, Danilo Medina, indicó entre sus primeras expresiones, que buscará “restablecer” como parte de su gobierno, una relación de amistad personal con el derrotado candidato del PRD, reafirmando que su gobierno favorecerá la inversión extranjera en la República Dominicana, el desarrollo de zonas francas y el establecimiento de un acuerdo de libre comercio entre su país y su vecina Haití. Por su parte, el derrotado ex presidente Hipólito Mejía denunció el abuso del Estado dominicano en el proceso electoral e indicó de inmediato que documentaría las irregularidades alegadas por éste en el proceso.

 
El resultado de las elecciones hace innecesaria una segunda vuelta por lo que, en definitiva, el Partido de la Liberación Dominicana regirá los destinos de este hermano país en los próximos cuatro años.

 
Se rumora por lo bajo una estrategia por parte del saliente presidente Leonel Fernández en la postulación de su esposa como candidata a la Vice Presidencia. Se indica que sin ese apoyo, la candidatura de Medina hubiera confrontado tropiezos muy fuertes frente a la candidatura de Mejía. Más aún no falta quien indique que parte de la estrategia consiste en posicionar a Leonel Fernández, quien todavía goza de juventud y amplio apoyo en las bases del PLD para repetir como candidato en las próximas elecciones en la República Dominicana. Al interior del PRD también se escucha por lo bajo el debate entre el ex presidente y candidato derrotado Hipólito Mejía y otro funcionario directivo de su partido, del nivel más alto, donde aparente abrirse una fuerte discusión en torno a sobre quién recaerá definitivamente el ejercicio de la oposición al gobierno de Medina, quién debe reorganizar el partido de cara a las siguientes elecciones legislativas, y ciertamente, quién será el candidato del PRD en las próximas elecciones a la presidencia de la República en 2016
Publicado enInternacional
Clinton advierte a gobiernos del mundo: "los estamos observando"
Nueva York, 24 de mayo. La secretaria estadunidense de Estado, Hillary Clinton, dijo hoy al presentar el informe anual de derechos humanos que estos reportes sobre 199 países y territorios "dejan claro ante los gobiernos del mundo que los estamos observando y los estamos haciendo asumir responsabilidades. Y dejan claro a ciudadanos y activistas en todas partes: no están solos, estamos con ustedes".


Clinton dijo que 2011 fue "un año especialmente tumultuoso y notable para todos los involucrados en la causa de los derechos humanos". Señaló que muchos de los actos de mayor perfil, "desde las revoluciones en Medio Oriente hasta las reformas en Birmania, empezaron por los derechos humanos con el llamado claro de hombres y mujeres en defensa de sus derechos universales". Indicó: "estamos apoyando esfuerzos alrededor del mundo para darle a la gente una voz en sus sociedades, un interés en sus economías y apoyarlos, mientras determinan por sí mismos el futuro de sus vidas y las contribuciones que pueden hacer al futuro de sus países".


En este ejercicio anual en que el gobierno de Estados Unidos emite su informe sobre la situación de los derechos humanos en el mundo –con poca o nula autocrítica y aparentemente sin conciencia de que al hacerlo se propone como juez mundial sin que nadie se lo pida–, se afirma que cuando los derechos humanos son violados o amenazados por las autoridades, el resultado frecuente es: conflicto político e inestabilidad.


Michael Posner, secretario asistente de Estado para Derechos Humanos, escribe en la introducción del informe –2011 Country Reports on Human Rights Practices– que los "levantamientos ciudadanos" en Medio Oriente y norte de África han tenido "réplicas" alrededor del mundo con "millones de ciudadanos en muchos otros países que expresan su insatisfacción con gobiernos que fracasan y no ofrecen resultados a sus pueblos. Sea en grandes movimientos o actos pequeños, pueblos del mundo se ponen de pie en demanda de sus derechos universales, dignidad, mayor oportunidad económica y participación en el futuro político de sus países".


En el informe, Posner señala que la protección de derechos humanos y libertades fundamentales "asegura que las negociaciones sobre el futuro de un país se realicen sin temor o intimidación y que fuerzas antidemocráticas no sofoquen la participación política genuina". Agregó que donde "los derechos humanos son consistentemente abusados o amenazados por autoridades o por grupos criminales, sectarios u otros no democráticos que gozan de impunidad, el resultado frecuente es conflicto político, contracción económica y desestabilizacion", mientras en países donde hay lo opuesto, hay mayor estabilidad y seguridad. "El respeto por los derechos humanos construye la estabilidad política" y ofrece las bases para la democratización y mayor seguridad a nivel nacional y global, afirma.


Concluye que las grandes transiciones que proceden en diversos países muestran que "la opción real no es entre estabilidad y seguridad, sino entre reforma y disturbio".


Ante tendencias "esperanzadoras", Posner también señala algunas preocupantes, incluidas mayor restricción de libertad política y electoral, mayor imposición de medidas constitucionales antidemocráticas y restricciones a libertad de expresión y asamblea, entre ellas Internet, e intimidación a los medios. Subrayó el uso de nuevas tecnologías de información y comunicación para apoyar y nutrir movimientos democráticos, pero también el uso de esas mismas tecnologías por regímenes para espiar y controlar a esos movimientos.


América Latina



El informe destaca los casos de México, Cuba, Honduras, Venezuela y Nicaragua. En el caso de México y Honduras, subraya los contextos de violencia generada por el crimen organizado y problemas ligados con la corrupción por la influencia de estas fuerzas delictivas. Pero en los casos de los otros tres países, como en todos los informes anteriores, se enfatizan las condiciones políticas promovidas por regímenes que son críticos y/o opositores al gobierno de Estados Unidos (aunque este factor no se menciona).


En el caso de Cuba, se afirma que el gobierno "continuó su represión sistemática de derechos humanos y libertades fundamentales". Acusa que el gobierno organizó a pandillas "con la intención de intimidar a grupos de oposición, sobre todo las Damas en Blanco".


Sobre Venezuela, afirma que hubo una "concentración acelerada de poder en la rama ejecutiva" y que el gobierno emprendió acciones para impedir "libertad de expresión y criminalizar la disidencia".


Nicaragua es utilizado como ejemplo de países que se volvieron menos libres. En ese país, afirma, "irregularidades extensas en el proceso electoral fueron un revés a la democracia y minaron la habilidad de los nicaragüenses de hacer que su gobierno rinda cuentas".


El informe se puede ver en: state.gov/j/drl/


Así, el gobierno del país con más población en cárceles del mundo, donde durante los últimos meses se ha mostrado un nivel de represión a veces violenta de la policía en manifestaciones pacíficas de Ocupa Wall Street, donde organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales han criticado la impunidad de los responsables en el gobierno de tortura y desapariciones en la llamada guerra contra el terror, donde es continua la violación de los derechos de los inmigrantes y de las comunidades indígenas, donde se presentan casos legales y denuncias por la falta de transparencia oficial y por la supresión de libertad de prensa, donde es mayor el espionaje doméstico a ciudadanos, hay supresión del derecho de libre asociación y derechos sindicales, denuncias por la falta de garantía de sufragio efectivo, y acusaciones de violaciones de derecho internacional (en casos de pena de muerte, en asesinatos políticos en el extranjero, en el mantenimiento de cárceles clandestinas), se congratula por ofrecer esta evaluación anual sobre los derechos humanos en el resto del mundo
Publicado enInternacional
Un 56% de estadounidenses apoya legalizar la marihuana
Una sólida mayoría de estadounidenses está de acuerdo con que la marihuana se regule y legalice como el tabaco o el alcohol, según concluye una encuesta elaborada por Rasmussen Reports y publicada este miércoles. Exactamente, un 56% de los encuestados apoya este tipo de medidas mientras que un 36% se opone a ellas. Estos resultados sitúan la diferencia entre ambas posturas en 20 puntos, una de las mayores registradas.

 
Además, una gran mayoría los encuestados no cree “que sea un crimen que la gente consuma marihuana en la privacidad de sus casas”, según la misma encuesta realizada a una muestra de 1.000 personas mayores de 18 años el pasado 12 de mayo. Esta sustancia es la droga ilegal más consumida en el país, según datos del Instituto Nacional de Abuso de Drogas de EE UU.

 
“Este resultado es como una flecha que apunta sin ninguna duda al futuro”, ha asegurado en un comunicado Neil Franklin, miembro del grupo de defensa Reforzar la ley en contra de la prohibición (LEAP, por sus siglas en ingles). “Es un avance aunque todavía existen muchos políticos que siguen evitando esta reforma. Si la tendencia continúa así, las cosas cambiarán”, ha añadido.


En octubre de 2011, una encuesta realizada por Gallup señaló que el 50% de los estadounidenses decían estar a favor de legalizar la marihuana frente a un 46% que se mantuvo en contra. Gallup lleva realizando este tipo de sondeos desde finales de los años 60 del siglo XX. Esta vez fue la primera vez que los votantes a favor superaban a los que se oponían en décadas.

 
En EE UU, un total de 17 Estados y el Distrito de Columbia permiten en la actualidad el uso de la marihuana con fines medicinales, sobre todo para paliar el dolor en enfermedades graves como el cáncer, a pesar de que su consumo está prohibido desde 1970. En 2009, el presidente de EE UU, Barack Obama aprobó una directriz por la que se comprometió a no perseguir a los pacientes que usen esta sustancia con estos fines.


A estos 400 detenidos hay que sumarles otro centenar que fueron arrestados el día anterior en otra manifestación en la que participaron y 250.000 estudiantes, según los grupos convocantes. Además, en los días precedentes la Policía detuvo a más de 500 personas en las protestas, de forma que en alrededor de 10 días han sido detenidos más de 1.000 estudiantes en una ciudad de un millón y medio de habitantes.


Por su parte, las autoridades de Quebec aducen que las tasas en la provincia son las más bajas de Canadá y que la crisis financiera obliga a aumentar los precios de las matrículas universitarias. Además, para frenar las protestas el viernes pasado se implantó una nueva ley que obliga a que los organizadores de concentraciones con más de 50 personas tienen la obligación de anunciar a las autoridades el recorrido y los manifestantes no podrán ir con el rostro cubierto.


Sin embargo, estas medidas, que han sido criticadas por organizaciones de derechos civiles, lejos de surtir efecto han levantado aún más la ira de los estudiantes, que anunciaron públicamente la intención de incumplirlas. Así, las últimas marchas de estos días no han sido comunicadas y en ellas han participado centenares de jóvenes con el rostro cubierto.


Las protestas han empezado a atraer la atención de famosos e intelectuales tanto fuera como dentro de Canadá. Durante el fin de semana, el grupo de música canadiense Arcade Fire apareció en el escenario del programa de televisión estadounidense Saturday Night Live luciendo en sus solapas cuadrados rojos en solidaridad con los manifestantes.


En Cannes, el director de cine Xavier Dolan, recorrió el domingo la alfombra roja también luciendo un cuadrado rojo. Y el controvertido cineasta estadounidense Michael Moore también ha expresado su solidaridad con los estudiantes a través de Twitter calificando las manifestaciones como "una de las más increíbles protestas del año".


Otra razón que ha servido para indignar aún más a la comunidad universitaria canadiense fue el anuncio que hizo este lunes el primer ministro, Stephen Harper, de que su país evnviará 110 millones de dólares anuales hasta 2017 a Afganistán como ayuda militar a sus fuerzas de seguridad.


Durante la cumbre de la OTAN en Chicago Harper confirmó que las tropas canadienses "completarán su actual misión de entrenamiento, pero nuestro país no tendrá ninguna misión militar en Afganistán después de marzo de 2014" y la financiación continuará hasta 2017.


El año pasado los movimientos estudiantiles europeos en Italia y Reino Unido colocaron a los jóvenes como punto de lanza del descontento social y las protestas contra la crisis económica en ambos países. Las imágenes de los estudiantes enfrentándose a la policía con escudos con forma de libro ("book block") igual en ambos países dieron la vuelta al mundo.


Mientras, al otro lado del Atlántico, Chile también veía crecer uno de los movimientos de protesta más grandes desde la caída de Pinochet, de mano de los estudiantes que defendían la Universidad pública en un país donde la mayoría de ellos tienen que endeudarse para pagar sus estudios.


De momento no parece que vayan a parar los recortes en Educación que están llevando a cabo en ambos continentes, por lo que es previsible que las protestas estudiantiles se recrudezcan en los próximos años.


Por Carolina García Washington 23 MAY 2012 - 21:41 CET

Publicado enInternacional
Faltó respuesta a las demandas sociales
En medio de la crisis económica y política en el mundo árabe y la Unión Europea (UE) el informe anual de Amnistía Internacional criticó duramente a los gobiernos por su falta de respuesta a las demandas sociales. “De Nueva York y Moscú a Londres y Atenas, de Dakar y Kampala a La Paz y Cuernavaca, de Phnom Penh a Tokio, la gente tomó la calle. Fue patente el contraste entre la valentía de los que exigen derechos y la incapacidad de los líderes para responder con medidas concretas”, señaló el secretario general de Amnistía Internacional Salil Shetty.


El informe global 2012 de la organización de derechos humanos con sede en Londres abarca desde las rebeliones que sacudieron al mundo árabe, a partir de la inmolación de un vendedor ambulante tunecino a principios del año pasado, hasta las manifestaciones contra los programas de austeridad que sacuden al mundo desarrollado. “La crisis económica ha puesto de manifiesto una ruptura del pacto social entre el gobierno y la ciudadanía. En el mejor de los casos, los gobiernos se mostraron indiferentes. Muchas veces solo se preocuparon por proteger a los poderosos”, subrayó Shetty.


En el mundo árabe ese pacto social era una quimera que solo comenzó a plantearse con el comienzo de la rebelión. “La respuesta de los gobiernos a la Primavera Arabe fue brutal y Occidente se preocupó más por mantener el statu quo que por promover la democracia, todo agravado por una retórica crecientemente xenófoba de la Unión Europea ante el considerable número de refugiados que comenzó a llegar del norte de Africa. Hoy la Primavera Arabe se está convirtiendo en muchos aspectos en un invierno”, señaló a Página/12 Javier Zuñiga, asesor del secretario general de Amnistía Internacional.


Egipto es un caso paradigmático. Dado a conocer el mismo día de las elecciones presidenciales en ese país, el informe señala que los ideales revolucionarios están en peligro. El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, que asumió el poder tras la caída de Hosni Mubarak con la promesa de dirigir la transición, ha procesado o llevado ante jueces militares a más de 12 mil civiles, muchos más que durante los 30 años de gobierno de Mubarak. Las mujeres han salido especialmente mal paradas. En marzo de 2011, las fuerzas de seguridad obligaron a un grupo de detenidas en una manifestación a someterse a pruebas de virginidad. Amnistía Internacional destaca que un tribunal administrativo egipcio dictaminó que tales pruebas no tenían valor legal, pero cuando la organización les pidió a los partidos políticos que se comprometiesen a proteger principios básicos de derechos humanos, los dos partidos que obtuvieron la mayoría de los votos en las elecciones parlamentarias se negaron a hacerlo. El Partido de la Libertad y la Justicia, de la Hermandad Musulmana, que consiguió 235 escaños (el 47 por ciento), no respondió a la petición y el partido salafista Al Nur, que quedó en segundo lugar con 121 escaños (el 24 por ciento), se negó a promover los derechos de las mujeres o la abolición de la pena de muerte.


Amnistía Internacional es igualmente dura con los países desarrollados y su respuesta a la crisis económica. Coherente con la extensión que hizo del concepto de derechos humanos al campo económico y social en su informe de 2009, Amnistía critica “las políticas internas que han llevado a la persistente crisis económica y a una gran tolerancia con la desigualdad”. Las protestas en Europa y América del Norte mostraron que “la gente había perdido la fe en gobiernos que desdeñan una y otra vez la rendición de cuentas, la justicia y la promoción de la igualdad”. Esta creciente deslegitimización tuvo un claro impacto político: desde el estallido de la deuda soberana 16 países de los 27 que forman la UE han cambiado de gobierno.


Dada la profundidad de la crisis, la legitimidad de los nuevos gobiernos no dura mucho y suele acortarse aún más con la represión policial de las protestas. “En Grecia, la policía utilizó reiteradamente fuerza excesiva e hizo amplio uso de productos químicos contra personas que protestaban pacíficamente. En España, hubo un uso excesivo de la fuerza para poner fin a manifestaciones en demanda de cambios políticos, económicos y de política social”, puntualiza el secretario general de Amnistía Internacional.


Este “singular fracaso del liderazgo nacional e internacional” es también evidente, según el informe, en el creciente poder de las multinacionales para eludir toda regulación y obtener beneficios a costa de las comunidades locales. “Desde Shell, en el delta del Níger, Nigeria, hasta Vedanta Resources, en Orissa, India, los gobiernos no garantizan que, como mínimo, los agentes empresariales respeten los derechos humanos. En muchos países, cientos de miles de personas son objeto de desalojo forzoso cuando llegan las empresas mineras y reclaman tierras donde hay recursos naturales”, señala el secretario general Salil Shetty. Amnistía saluda el papel de las nuevas tecnologías en la democratización, pero critica a muchas de sus empresas. “Se ha demostrado que empresas que aparentemente se dedican a la expresión y el intercambio de opiniones (y se benefician de ello), como Facebook, Google, Microsoft, Twitter, Vodafone y Yahoo, están colaborando en la comisión de violaciones de derechos humanos”, señala el secretario general.


A nivel regional, Amnistía Internacional destaca que la demanda por derechos humanos se hizo oír en toda la región durante 2011: en los tribunales nacionales, en el sistema interamericano y en las calles. “Las peticiones de justicia realizadas por ciudadanos individuales, defensores y defensoras de los derechos humanos, organizaciones de la sociedad civil y pueblos indígenas siguieron ganando fuerza y a menudo condujeron a quienes las realizaban al enfrentamiento directo con poderosos intereses económicos y políticos”, señala Salil Shetty. Esta movilización se produce en contextos políticos dramáticos como con las matanzas del narcotráfico en México (más de 12 mil muertes el año pasado) o el conflicto en Colombia. En el caso de Brasil, el elevado índice de delincuencia violenta y las prácticas de los cuerpos de seguridad fueron los puntos más resaltados por Amnistía, que señaló que el atentado contra la jueza Patricia Acioli muestra el alcance y la confianza con que operan las milicias. “A esto se suma la expulsión a menudo violenta de sus tierras de los grupos indígenas, tanto en Brasil como en Colombia, Guatemala o México. Un creciente problema en América latina es que multinacionales o grupos nacionales inician explotaciones petroleras, mineras o forestales sin respetar los derechos de los indígenas o de las comunidades que viven en el lugar”, señaló a este diario Zuñiga.

Publicado enInternacional
Miércoles, 23 Mayo 2012 06:30

“No se negocia con el infierno”

“No se negocia con el infierno”

El dirigente que puso en jaque el programa de ajustes y austeridad que el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea impusieron a Grecia envió desde París un mensaje muy claro: Alexis Tsipras, el líder de la izquierda radical griega, Syriza, dijo en la capital francesa que era urgente “refundar Europa y derrotar al poder financiero. Ese poder es el gran enemigo de los pueblos, no gobierna, pero decide sobre todas las cosas”. Alexis Tsipras vino a París a entrevistarse con Jean-Luc Mélenchon, el líder del Frente de izquierda francés, candidato en las pasadas elecciones presidenciales de abril y mayo y, hoy, adversario directo de la jefa de la extrema derecha, Marine Le Pen, en las elecciones legislativas el 10 y el 17 de junio. Tsipras llegó a Francia en posición de fuerza. Grecia vuelve a celebrar elecciones legislativas el próximo 17 de junio y los sondeos predicen la victoria de su partido, lo que haría de él el próximo primer ministro. Dirigiéndose directamente a la canciller alemana Angela Merkel, el hombre que hace temblar Europa fustigó con pasión y virulencia la poción amarga austeridad-ajuste promovida por Berlín, al tiempo que descalificó a quienes no le dejan a Atenas más alternativa que la de negociar la austeridad o morir: “No se negocia con el infierno”, dijo el responsable de Syriza. En cuanto a Merkel, Alexis Tsipras acusó a la canciller alemana de “estar llevando a Europa a una suerte de suicidio colectivo”.
 

Para este político de 37 años, que surgió al primer plano en plena hecatombe, lo que está ocurriendo en Grecia no es una crisis pasajera acompañada por un enésimo plan de economías sino un test llamado a ampliarse: “No se trata de un simple programa de austeridad sino de una experimentación neoliberal de choque que conduce a Grecia a una crisis humanitaria y que, luego, debe ser exportada a toda Europa”. El diagnóstico que Tsipras formuló en París es claro y combativo: “Estamos viviendo una guerra entre las fuerzas del trabajo y las fuerzas invisibles de la finanza y los bancos”, dijo Tsipras junto a Mélenchon, quien completó el mensaje diciendo que “la cadena de resignación y de servidumbre que unía a los pueblos europeos se está rompiendo”. El panorama electoral del partido Syriza tiene contornos favorables para cambiar las reglas de juego impuestas por el mundo financiero. Ese “enemigo”, dijo Tsipras, puede “caer” gracias a las elecciones legislativas del 17 de junio. Según él, la consulta electoral no será “un seudodilema entre el euro y el dracma –la antigua moneda griega– sino una elección entre el memorando de austeridad y la esperanza”.
 

Lejos de ser un enemigo del euro, Tsipras se presentó en París como un “partidario” de la moneda única pero, al mismo tiempo, como un adversario del “chantaje que practican los partidarios de la austeridad”. Los argumentos de Syriza han ganado muchos votantes en Grecia. Los últimos sondeos de opinión le otorgan al partido de izquierda un 28 por ciento de los votos, justo delante de la derecha de Nueva Democracia, 24 por ciento. La progresión de Syriza ha sido espectacular. Desde las elecciones legislativas celebradas el pasado 6 de mayo, donde Syriza surgió como la segunda fuerza política del país, el partido ganó 16 puntos en intención de voto. En comparación, durante las elecciones de 2009 Syriza había obtenido sólo 4 por ciento. Alexis Tsipras dejó bien claro en París que, en caso de ganar las elecciones de junio, no aceptará ninguna negociación sobre el paquete de austeridad que la UE y el Fondo Monetario Internacional impusieron a Grecia a cambio de los 130.000 millones del rescate financiero. En este sentido, Tsipras defendió los argumentos del presidente francés, el socialista François Hollande, a favor del crecimiento como estrategia para salir de la crisis: “Si seguimos como ahora, en seis meses hará falta aprobar un tercer plan de ayuda y una segunda reestructuración de la deuda. Los gobiernos europeos deben dejar de pedir a los contribuyentes que sigan poniendo su dinero en un pozo sin fondo. Sin crecimiento, jamás podremos pagar el dinero que nos den”. Los cerca de doscientos periodistas acreditados en la Asamblea Nacional nunca habían escuchado un requisitorio tan quirúrgico contra el sistema financiero pronunciado dentro del sacrosanto recinto parlamentario. Tsipras definió el plan de austeridad aplicado a Grecia como “un desastre humanitario”, como un “acto de barbarie ineficaz”. Tanto Tsipras como Mélenchon fustigaron a Europa por su conducta hacia Grecia y su culpabilización colectiva de Atenas en lo que atañe a la crisis. Ambos pidieron una “solución común a un problema común” porque, si no, la tragedia griega alcanzará inevitablemente otros países. “Amenazar a Grecia es amenazarnos a nosotros mismos”, dijo Mélenchon y, de paso, recordó que el 60 por ciento de la deuda griega está en cajas públicas.
 

Mélenchon está convencido de que las revoluciones ciudadanas que se vieron en el sur de América latina pronto se plasmarán en el Viejo Continente. Grecia es, en este caso, un ejemplo del “efecto espejo”. Apoyados por la brisa de un cambio, Tsipras y Mélenchon abogaron por una asociación completa de la izquierda europea destinada a una “refundación de Europa basada en la cohesión social y la solidaridad”. El lenguaje juvenil y combativo de Alexis Tsipras no incluye el angelismo. El líder de Syriza sabe que, incluso con la victoria política de las urnas, la ruta será ardua: “Formar un gobierno no es tener el poder. Si llegamos a ser mayoritarios en las urnas tendremos contra nosotros los bancos, los medios y una parte del Estado”, dijo Tsipras. El político griego se comprometió en París a tomar una serie de medidas inmediatas en caso de ganar las elecciones de junio: “Un gobierno de izquierda –explicó– pondrá fin inmediatamente a las medidas más insostenibles: el descenso de los salarios y de las jubilaciones”. Tsipras reconoció que para sacar a Grecia del marasmo sería preciso hacer “sacrificios” pero, también, aclaró que “al igual que todos los pueblos de Europa, los griegos quieren tener el sentimiento de que sus sacrificios son útiles y que los más pobres no son los únicos que pagan la cuenta”.
 

Publicado enInternacional
Piñera lo dice y lo repite: “No habrá educación gratuita en Chile”
Este lunes 21 de mayo, el presidente de Chile Sebastián Piñera rindió su tercera memoria y cuenta anual ante el Congreso de la Nación, durante la cual descartó otorgar gratuidad a la educación, principal demanda del movimiento estudiantil.


“Sabemos que algunos proponen educación gratuita para todos y no sólo a los más vulnerables y la clase media necesitada. Francamente, en un país con tantas carencias y desigualdades como el nuestro, no es justo ni conveniente que el Estado, con los recursos de todos los chilenos, financie la educación de los más favorecidos”, señaló Piñera, citado por La Tercera.


El presidente chileno instó a los parlamentarios aprobar los proyectos de ley enviados por el Ejecutivo entre los que se encuentra la reforma educacional; que incluye el nuevo sistema de créditos para universitarios “disponibles para todos los estudiantes con una tasa de interés del 2 por ciento anual”, señaló Piñera y añadió que “este nuevo sistema “será administrado por el Estado, reemplazando a los bancos”; además de la subvención escolar.


También solicitó a los parlamentarios la aprobación de la Reforma Tributaria, a la que se oponen los estudiantes, que, según afirma, permitirá el “aumento del presupuesto de Educación, las becas y la creación de liceos de excelencia”. Esta reforma implica que la recaudación anual de tributos aumentará de 700 millones a 1.000 millones de dólares.


Movilizaciones populares


El mandatario chileno rindió su cuenta pública en medio de fuertes protestas a las afueras del órgano legislativo, ubicado en la ciudad de Valparaiso, en el centro del país.


Estudiantes y trabajadores chilenos, realizaron una marcha por las calles de Valparaiso para luego concentrarse frente al parlamento; la manifestación fue convocada por la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech), la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Asociación Nacional de Empleados Fiscales (Anef) y la Confederación de Trabajadores del Cobre.


“Queremos terminar con el legado político de la dictadura (de Augusto Pinochet), que administró la Concertación y del cual el presidente Piñera es continuidad”, apuntó Gabriel Boric, presidente de la Fech; quien se encontraba junto a la vicepresidenta de la organización estudiantil, Camila Vallejo.


Las demandas de la concentración se centraron en el tema educativo, que ha sido punto débil de la administración de Piñera, ante el levantamiento de los estudiantes que exigen educación gratuita y de calidad.


El presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, señaló que urge en Chile avanzar en la gratuidad de la educación, en el fin del lucro en el sistema de enseñanza y en la desmunicipalización de los colegios en razón de buscar menos anarquía en la formación ciudadana.


Los manifestantes también exigieron un aumento salarial acorde con el alto costo de la vida. La CUT pide el establecimiento de un sueldo mínimo de 250 mil pesos (unos 515 dólares); que actualmente es de 182 mil pesos chilenos (unos 375 dólares aproximadamente).


Marcha en Concepción



Entretanto, en la ciudad de Concepción, al centro sur del país, organizaciones sociales de esa región realizaron una marcha y su propia memoria y cuenta en la Plaza de la Independencia, denominada “Cuenta Pública Popular”, en la que reflejaron el trabajo que han venido ejecutando de manera conjunta todos los movimientos sociales de la zona.


“Lo más importante que podemos destacar es el impulso de una mesa de trabajo sindical, estudiantil y poblacional. Esperamos reunirnos este 26 de mayo para empezar a potenciar un referente en conjunto y líneas políticas”, señaló el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción (FEC), Recaredo Gálvez, quien acusó al gobierno chileno de gobernar para los empresarios y para la permanencia de la clase política, reseñó Radio Universidad de Chile.


“El Gobierno sigue siendo esclavo del mercado, sigue estando al servicio del gran empresariado y eso es lo que vamos a evidenciar. Ya nos dimos cuenta de que el Gobierno es completamente incapaz de entregar cualquier tipo de solución, así que ahora hay que desenmascarar al empresariado que está detrás, que genera opresión y represión laboral. También genera acumulación a partir de la educación, la vivienda y la salud y ellos son los que tendrán que verse evidenciados frente a toda la opinión pública respecto a lo que están haciendo”, agregó Gálvez.


La popularidad del mandatario chileno se mantiene entre los niveles más bajos alcanzado por un presidente desde el retorno de la democracia en 1990, de acuerdo a la última encuesta publicada por Adimark, sólo 26% de los chilenos apoya la gestión de Piñera.


21 Mayo 2012 

(Con información de AVN)
Publicado enInternacional
Elecciones europeas: ¿se sostiene el centro?
En los sistemas parlamentarios occidentales, las elecciones siempre tienen que ver con el centro. La situación estándar es aquélla en que hay dos partidos dominantes –uno situado un poco hacia la derecha del centro y otro un poco hacia la izquierda del centro. Hay diferencias entre las políticas que estos partidos emprenden cuando están en el cargo, pero hay enormes similitudes. La elección nunca refleja una división política profunda. Más bien se trata de recentrar el centro –que debe considerarse el punto de apalancamiento en el subibaja entre partidos.


Es más rara la situación donde se repudia el centro, y por tanto hay un repudio de los dos partidos principales que giran en torno al centro. Un resultado así arroja la política nacional a trastornos importantes, y en también tiene un impacto considerable fuera del país.


Las recientes elecciones en Francia y Grecia ilustran bien estas dos situaciones. En Francia, los socialistas derrotaron a la conservadora Unión por un Movimiento Popular (UMP) y de hecho han recentrado el centro. En la situación caótica mayor del sistema-mundo, y particularmente en aquélla de la Unión Europea, recentrar el centro en Francia tendrá un gran impacto. Pero no esperemos que las políticas reales de François Hollande sean radicalmente diferentes de las de Nicolas Sarkozy.


En Grecia ocurrió justo lo contrario. El centro fue repudiado de un modo dramático. Ambos partidos principales –el conservador Nueva Democracia y el Movimiento Socialista Panhelénico (Pasok)– perdieron más de la mitad de los votos que tenían normalmente. El total combinado de ambos pasó de ser dos tercios de la votación, a un tercio. Pasok incluso quedó reducido a un tercer lugar, desplazado por una coalición de partidos más a la izquierda, la Coalición de la Izquierda Radical (Syriza), que fue considerada, en general, la gran ganadora de los comicios.


El punto básico de las elecciones fue el programa de austeridad impuesto a Grecia por las fuerzas exteriores –sobre todo y sin inmutarse, por Alemania. Todos los partidos excepto los dos partidos importantes tradicionales llamaron a repudiar las medidas de austeridad. El dirigente de Syriza, Alexis Tsirpas, aseguró que los resultados de la elección hacían “nulo e inválido” el compromiso con el plan de austeridad.


¿Qué ocurrirá en los próximos meses? Después de que los tres partidos con la mayoría de los votos en Grecia –Nueva Democracia, Syriza y Pasok– no pudieron formar un gobierno, todo se mueve hacia unas nuevas elecciones. Syriza podría incluso ser el primero, en la siguiente vuelta. Dado que el gobierno griego no recibirá más asistencia, deberá recurrir a préstamos de cajón. El ministro de relaciones exteriores alemán ya amenazó con expulsarlos de la eurozona. Sin embargo, no hay modo legal de hacer esto. Y dado que el público griego parece pensar que salirse de la zona no va a resolver nada y probablemente empeore las cosas, la situación llegará a un punto muerto. Los griegos sufrirán enormemente. Pero también sufrirán muchos bancos europeos y también la población alemana, aunque hasta ahora no esté consciente de ello.


En tanto, habrá nuevas elecciones en Francia para la legislatura. Los observadores predicen una victoria socialista, con un contingente significativo del equivalente francés de Syriza, el Frente de Izquierda. La única posición clara de Hollande es que el crecimiento de Europa debe tener prioridad por sobre la austeridad –un desafío directo a la actual posición alemana. Así que el centro se recentrará más hacia la izquierda.


Los alemanes están ahora bajo una presión enorme. Hay un descontento interno que conduce a pérdidas electorales para el partido de la canciller Merkel, la Unión Demócrata Cristiana (CDU), y su asociada, la coalición neoliberal, el Partido Democrático Liberal (FDP). Los otros partidos social-demócratas de Europa se han animado por la victoria de Hollande para moverse algo hacia la izquierda. Los dos partidos conservadores en la coalición gubernamental italiana han sufrido pérdidas severas en las elecciones municipales de mayo. Hay también, cosa extraña e importante, presión de Estados Unidos hacia Alemania, para que se mueva en la dirección en que Hollande empuja.


Los alemanes podrían resistirse a todo esto, hasta el 31 de mayo, día del referendo irlandés. El gobierno irlandés fue el único miembro de la zona del euro que accedió al tratado de austeridad en que insistió Merkel, con el respaldo de Sarkozy, tras la realización de un referendo. Las encuestas han estado mostrando que la definición de los resultados sería difícil, pero el gobierno irlandés se había sentido confiado en que podía ganar un voto aprobatorio. La victoria de Hollande puede ahora hacer cambiar de opinión a los votantes suficientes como para que el voto irlandés sea negativo, en cuyo caso el tratado de autoridad se invalidaría. Esto socavaría la posición alemana mucho más que el repudio griego del centro.


Entonces, ¿qué pasará? La clave es lo que ocurre en la vida política alemana. Angela Merkel, como cualquier buena líder política, intenta ver en que dirección sopla el viento. Su lenguaje por tanto ya comienza a evolucionar. En secreto tal vez acepta bien la presión externa para hacer lo que, desde el estrecho punto de vista alemán, es lo sensato y así apuntalar la compra de poder (para los bienes alemanes, entre otras cosas) en el resto de la Unión Europea.


Si Alemania se mueve en esa dirección, el euro y la zona del euro sobrevivirán, y seguirán siendo un actor importante (aunque contenido) en el escenario geopolítico. A escala mundial, el recentramiento de la totalidad de Europa, sin embargo, no se volverá un status quo pero acelerará realineamientos geopolíticos inevitables. No obstante, el recentramiento alemán ayudará a Europa a resistir mejor el siguiente tsunami que significa el colapso de fondos soberanos y del dólar como divisa de reserva.


El mundo entero nada en aguas picadas. Alemania puede pronto unirse a la lista de Estados que comienzan a entender cómo navegar en medio del caos. Los gobiernos inflexibles son su propio peor enemigo.


Traducción: Ramón Vera Herrera

Publicado enInternacional