Pena capital: una política condenada a muerte

Un jurado de Boston halló a Dzhokhar Tsarnaev culpable de los 30 delitos de los que fue acusado por su participación en los atentados de la maratón de Boston. Ahora el jurado deberá decidir a qué pena se lo condenará: si a cadena perpetua o a pena de muerte. La pena capital es ilegal en Massachusetts, pero el juicio contra Tsarnaev se llevó a cabo en un tribunal federal, donde esta pena está permitida. El jurado deberá decidir si vive o muere. El caso brinda un nuevo motivo para analizar la pena de muerte y por qué esta práctica irreversible y extremadamente problemática debería prohibirse.


Anthony Ray Hinton está vivo y es un hombre libre hoy, pero la semana pasada estaba condenado a pena de muerte y aguardaba su ejecución en Alabama desde hacía 30 años. Hinton se convirtió en la persona número 152 en Estados Unidos en ser exonerada de la pena de muerte, a la que estuvo condenado durante treinta años por un delito que no cometió. Fue acusado de matar a dos gerentes de un restaurante de comida rápida en 1985. Sin embargo, no hubo testigos ni huellas dactilares que lo incriminaran. Los fiscales alegaron que las balas halladas coincidían con las del revólver de la madre de Hinton. Hinton no estuvo bien asesorado ni tenía dinero para establecer una defensa creíble o contratar a un verdadero experto que contradijera el informe balístico. Le pregunté a Anthony Ray Hinton cómo se siente estar en libertad: "Es maravilloso. Por momentos es aterrador, especialmente cuando voy al centro comercial. No estoy acostumbrado a estar rodeado de tantas personas en un mismo lugar".


El juicio injusto fue tan solo el comienzo. Bryan Stevenson, fundador y director ejecutivo de Equal Justice Initiative (Iniciativa por una justicia equitativa), que fue el abogado que finalmente logró la liberación de Anthony Ray Hinton, me dijo: "Esta es una clara demostración de la crítica al sistema de justicia penal de Estados Unidos, que nosotros sostenemos que trata mejor a los ricos y culpables que a los pobres e inocentes". Stevenson continuó: "Presentamos pruebas que demostraron que estas balas no correspondían a una única pistola y que no se trataba de la pistola del Sr. Hinton. El estado se negó durante 16 años a volver a examinar las pruebas. Y, para mí, esa fue la parte más preocupante de este caso. Fue indiferente, fue irresponsable y muy inescrupuloso que decidieran arriesgarse a ejecutar a una persona inocente antes de arriesgase a que se percibiera que de algún modo estaban cometiendo un error o que no estaban siendo firmes a la hora de castigar el delito. Lucharon con uñas y dientes contra nosotros. Realmente fue excepcional e inusual que lográramos que la Corte Suprema interviniera cuando lo hizo.

 

Si no hubiera intervenido, creo que el riesgo de realizar una ejecución errónea habría sido muy, muy alto", afirmó Stevenson.
No muy lejos de allí, en Louisiana, Glenn Ford fue liberado en marzo de 2014, también después de haber pasado treinta años condenado a pena de muerte. Las pruebas lo absolvieron del asesinato del propietario de una joyería en 1983. Ahora es un hombre libre y afronta una condena a muerte diferente: padece cáncer de pulmón en estado avanzado que se expandió a sus huesos, nódulos linfáticos y columna. Está internado en un centro para enfermos terminales y no tuvo la fuerza suficiente para verme esta semana, pero Marty Stroud sí la tuvo. Stroud es el hombre que procesó a Glenn Ford hace 30 años y hoy lamenta haberlo hecho. Considera que Ford tuvo un juicio injusto, en el cual la policía y los fiscales eliminaron pruebas fundamentales, y que Ford carecía de dinero para tener una defensa adecuada. Además, sostiene Stroud, si él hubiera hecho bien su trabajo en aquel entonces y se hubiesen recopilado todas las pruebas, no habrían podido "arrestar al Sr. Ford y mucho menos enjuiciarlo y condenarlo a la pena de muerte". Ahora, 30 años más tarde, el fiscal Marty Stroud tiene una opinión diferente sobre la pena capital: "Estoy 100% en contra de la pena de muerte. Es inhumana y el motivo por el cual es inhumana es que es administrada por seres humanos y los seres humanos nos equivocamos, no somos infalibles".


Además de los argumentos jurídicos, éticos, raciales y de injusticia económica en contra de la pena de muerte, hay un motivo práctico de creciente peso para poner fin a esta práctica: cada vez es más difícil obtener los fármacos utilizados en las inyecciones letales. Las empresas farmacéuticas europeas se niegan a suministrar los fármacos si serán utilizados para matar a personas. La Asociación Estadounidense de Farmacéuticos (APhA, por sus siglas en inglés) se sumó recientemente a las organizaciones de médicos y anestesiólogos que desalientan a sus miembros a participar en ejecuciones. El Dr. Leonard Edloe, un farmacéutico de la APhA, me dijo: "Simplemente no queremos que nuestros farmacéuticos participen en el suministro o uso de los fármacos porque, realmente, las recetas son ilegales. No son recetas, son órdenes de compra". Debido a la escasez de los fármacos para la inyección letal, en Utah se reinstauraron las ejecuciones mediante el pelotón de fusilamiento y en Oklahoma ahora se utilizan combinaciones de fármacos que no han sido probados y que han provocado ejecuciones malogradas en que los condenados sufrieron una muerte lenta y dolorosa.


Las deliberaciones sobre la condena que se impondrá a Tsarnaev vuelven a centrar la atención en el debate sobre la pena de muerte en Estados Unidos. Esta práctica está prohibida en dieciocho estados y en el Distrito de Columbia. Sin embargo, aún hay más de 3.000 personas condenadas a la pena de muerte en el país. Como observa Bryan Stevenson: "Hemos podido identificar que cada nueve personas ejecutadas en el país, una es inocente". Ya es hora de imponer una moratoria a las ejecuciones.
________________________________________
Traducción al español del texto en inglés: Mercedes Camps. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado enInternacional
Martes, 07 Abril 2015 19:03

La vida cotidiana de Palestina

La vida cotidiana de Palestina

Desde una mujer recogiendo aceitunas de sus olivos en Cisjordania hasta una familia refugiándose de la lluvia en la ciudad de Gaza, los fotógrafos de la agencia AP capturan a diario las más diversas escenas de la vida cotidiana de Palestina.

 

Cubadebate les ofrece una selección de las imágenes más recientes publicadas por la agencia.

 

Un palestino reza en una mezquita en Beit Lahiya, norte de la Franja de Gaza. (Foto AP / Lefteris Pitarakis)

 

 

Naeema Abu Shaweesh, derrama agua sobre sus hijos fuera de su casa en la ciudad de Gaza. (Foto AP / Hatem Moussa)

Niños palestinos salen de la escuela. (Foto AP / Bernat Armangue)

 

Un trabajador agrícola trepa a un árbol de palma. (Foto AP / Hatem Moussa)

 

Una mujer palestina ordena aceitunas durante la recogida de la aceituna en la aldea cisjordana de Kabatyeh, cerca de Jenin, 08 de octubre de 2012. (Foto AP / Mohammed Ballas)

 


Una mujer palestina recoge aceitunas de sus olivos en la aldea cisjordana de Qariout, cerca de Naplusa el 13 de noviembre de 2009. (Foto AP / Muhammed Muheisen)

 

 

Palestino Eyad Umm, 45, vierte las aceitunas de un cubo cogió antes de la clasificación de las hojas, durante la cosecha en las afueras de la ciudad cisjordana de Ramallah, el 27 de septiembre de 2010. (Foto AP / Muhammed Muheisen)

 

 

Imanes para la venta se muestran en el coche de un hombre palestino en el puesto de control de Kalandia, entre Jerusalén y la ciudad cisjordana de Ramallah, el 13 de agosto de 2010. (Foto AP / Bernat Armangue)

 

Una niña palestina lee el Corán en la primera de Shaban mes en la ciudad cisjordana de Nablus, Palestina el 1 de junio de 2014. (Foto AP / Nasser Ishtayeh)

 

Una familia palestina cubre a sí mismos de la lluvia en el puerto de Gaza, en la ciudad de Gaza, 15 de febrero de 2014. (Foto AP / Hatem Moussa)

 


Un gato duerme junto a un arma Kalashnikov en un puesto de control de seguridad de Hamas en Ciudad de Gaza, 30 de octubre de 2012. (Foto AP / Bernat Armangue)

 

Los palestinos se reúnen en la azotea de un edificio en el que se detuvo la construcción y que fue bombardeado en enero de 2009 durante la ofensiva militar israelí en Beit Lahiya, norte de la Franja de Gaza el 16 de septiembre de 2011. (Foto AP / Bernat Armangue)

Un agricultor palestino se toma un descanso para fumar un cigarrillo mientras cosecha de maíz en Jabaliya, norte de la Franja de Gaza, 12 de mayo de 2010. (Foto AP / Tara Todras-Whitehill)

 

Las mujeres palestinas llevan montones de paja después de la cosecha de trigo en su campo en las afueras de la ciudad cisjordana de Ramallah, 10 de junio de 2009. (Foto AP / Muhammed Muheisen)

Publicado enFotorreportajes
Prototipo de vacuna estimula células que destruyen las cancerígenas

El primer paso hacia una vacuna contra el cáncer diseñada para atacar los tumores de pacientes individuales se ha dado en un experimento precursor, dirigido a desarrollar un enfoque totalmente nuevo en el tratamiento de este mal.


La terapia convencional contra el cáncer se apoya en la cirugía, la quimioterapia o la radioterapia, pero el nuevo método apunta a estimular las células T del organismo, que destruyen las cancerígenas.


Médicos en Estados Unidos han publicado los primeros resultados de un prototipo de vacuna diseñado para estimular las células T del sistema inmune con el fin de que reconozcan y destruyan las células del tumor de un paciente. Tres enfermos de cáncer recibieron el tratamiento experimental y todos evolucionan bien, señalaron los investigadores.


La vacuna se produce estudiando las proteínas presentes en las células del tumor de cada paciente, que difieren de un individuo a otro. Las vacunas personalizadas se infundieron en tres pacientes con melanoma (cáncer de piel) avanzado para analizar el número y diversidad de las células T destructoras producidas por su sistema inmune.


Los científicos encontraron que cada paciente producía gran cantidad de células T para destruir las células del melanoma, al parecer sin efectos laterales. Un paciente aún está en remisión completa, en tanto los otros dos se encuentran estables, aunque es muy temprano para descubrir si hubo mejora en los síntomas atribuible a las vacunas.


Los tres pacientes están bien, estables en su enfermedad. El melanoma suele crecer y extenderse, y no lo ha hecho en estos pacientes, pero no sabemos si lo hará, advirtió Gerald Linette, oncólogo de la Universidad de Washington en San Luis, quien dirigió la prueba.


Los antígenos del tumor que insertamos en las vacunas provocaron una amplia respuesta en las células T del sistema inmune que destruyen los tumores. Nuestros resultados son preliminares, pero creemos que las vacunas tienen potencial terapéutico, con base en la amplitud y notable diversidad de la respuesta de las células T, añadió el doctor Linette.


Es la primera vez que científicos han secuenciado el ADN completo del tumor de un paciente y lo han usado para identificar siete proteínas de las células cancerígenas que son únicas de cada paciente, lo que se ha empleado para diseñar vacunas personalizadas dirigidas a las células de los tumores de cada uno.


Los investigadores esperan comenzar la fase uno de pruebas clínicas en el curso de 12 meses. Los científicos expresaron la esperanza de que también se puedan desarrollar vacunas personalizadas contra otros tipos de tumores, como los de cáncer de pulmón, vejiga y colorrectal, que tienen altas tasas de mutación.



Traducción: Jorge Anaya

Transición hacia el biocombustible amenaza con la escasez de alimentos, afirman científicos

Varios investigadores han llegado a la conclusión de que las consecuencias de la sustitución de la gasolina por biocombustibles no solo serían positivas, pues la producción de alimentos se podría ver afectada por este proceso.


Los científicos calcularon que entre un 20% y un 50% de los cereales que se planea usar en la producción de biocombustible no podrían ser recuperados, lo que contribuiría a un aumento de los precios del trigo y a la desaceleración de la producción de alimentos, informa el portal Science Daily.


Según afirma Timothy Searchinger, de la Universidad de Princeton (Nueva Jersey, Estados Unidos), sustituir la gasolina por etanol (un biocombustible) no reducirá la emisión de gases de efecto invernadero, sino que provocará que aumenten.
En ese sentido, se comprobó que cuanto más trigo se recicla mayor es el volumen de dióxido de carbono (CO2) emitido a la atmósfera.


Searchinger, que ha dirigido el estudio asegura el etanol producido con trigo generaría un 46% más de emisiones que la gasolina, y el etanol procedente del maíz, un 68% más.


La investigación se ha centrado en tres modelos empleados por agencias de medio ambiente de Europa y Estados Unidos.
Según los autores, buena parte de los cultivos que dejan de dedicarse al consumo y se destinan a la producción de biocarburantes no ha sido cubierta mediante la ampliación de terrenos. Se estima que se ha perdido para el consumo humano y animal entre el 20% y el 50% de las calorías desviadas a la producción de etanol.


El problema no es sólo la cantidad, sino también en calidad: en el caso del modelo sostenido por la Comisión Europea, parte de la pérdida de calorías para consumo humano se cubre con aceites de menor aporte nutricional. El resultado no se limita sólo a que haya menos comida.


Al disminuir la oferta, los precios de los alimentos suben en todo el planeta, lo cual tendrá efectos desproporcionados en los países más pobres, afirma Searchinger.


El estudio concluye que los modelos empleados esconden los detalles que muestran que la reducción de alimentos y su consumo son necesarios para que las actuales políticas sean efectivas, y sugiere mayor transparencia para que se puedan elaborar modelos más eficaces en la lucha por disminuir la emisión de gases de efecto invernadero.


(Con información de Blasting News)

Publicado enEconomía
El LHC se reactiva en su larga búsqueda de la materia oscura

El colisionador de hadrones del CERN estrena mejoras que le permitirán dar pasos en la confirmación de la existencia del material indetectable que compone el 84% del universo.

 


El colisionador de hadrones del CERN se ha reactivado este domingo a las 09.30 --hora peninsular española-- tras una serie de mejoras que permitirán a los científicos dar un nuevo paso en la confirmación de la existencia de la llamada "materia oscura", el material hasta ahora indetectable y que según teorías compone el 84 por ciento del universo.

A tal efecto, el plan consiste en lanzar dos rayos de partículas de alta energía que recorrerán los 27 kilómetros de túneles subterráneos con el objetivo de volver a hacer historia, como ya sucediera hace dos años con el descubrimiento de una partícula enormemente consistente con las características que se presumen al bosón de Higgs, la partícula elemental que ha contribuído a nuestro entendimiento del origen de la masa de las partículas subatómicas.


Así, el elevado nivel de energía de estos rayos, de 13 teraelectronvoltios, podría permitir la captura de esta materia oscura, en opinión del responsable de comunicación del CERN, Arnaud Marsollier.

"El colisionador va a estar trabajando día y noche. No sabemos qué resultados vamos a obtener pero lo importante es que vamos a registrar colisiones a un nivel nunca visto antes", ha declarado a 'The Guardian' tras confirmar que la nueva mejora del colisionador le permitirá duplicar la potencia de sus rayos.

 

Y los resultados, como apunta, no serán inmediatos. Serán necesarias algunas semanas antes de que el colisionador esté listo para incrementar la potencia hasta los niveles necesarios. En este sentido, las primeras colisiones de partículas no comenzarán hasta el próximo mes de junio.

Descrecimiento, buen vivir y justicia ambiental

Estos términos tienen distinto origen, pero señalan un camino común. La décroissance es una palabra nacida en Francia hacia 1972 de boca de André Gorz, repetida en el libro de Georgescu-Roegen de 1979 que se llamaba Demain la décroissance. Se ha difundido muchísimo a partir de 2002 de la pluma de Serge Latouche y otros autores. Cuatro grandes conferencias se han realizado en Europa desde mayo de 2008 llamando al descrecimiento o post-crecimiento, la última en Leipzig en septiembre de 2014 con 3 mil participantes. En la editorial Routledge de Londres recientemente ha aparecido, compilado por Giacomo d'Alisa, Federico Demaria y Giorgos Kallis, un Diccionario del descrecimiento, que saldrá en castellano en abril de 2015 en la editorial Icaria en Barcelona. Emula el famoso diccionario del post-desarrollo que publicaron Wolfgang Sachs, Ashish Nandy, Gustavo Esteva, Arturo Escobar... hace 20 años.


Lo que el descrecimiento propone es una economía y una sociedad que, en lo ecológico, baje su consumo de energía y materiales y, en lo social, ponga en vigor principios de organización basados, no en las prioridades del mercado, sino en la autonomía, en el cuidado de las personas, la reciprocidad, la convivialidad. Mucho de eso procede de Iván Illich y de Cornelius Castoriadis. La décroissance es una idea europea que en Estados Unidos tiene un paralelo en la economía del estado estacionario, que Herman Daly viene proponiendo desde 1973, parecida a la de prosperidad sin crecimiento de Tim Jackson en Inglaterra y a la simplicidad voluntaria de Ted Trainer en Australia. En Alemania le llaman Post-Wachstum, post-crecimiento.
Pero se puede preguntar en México o en cualquier país del Sur: ¿cómo se atreven ustedes a proponer el descrecimiento con la pobreza cruel que persiste en África, la India, América Latina? Una respuesta sería que el descrecimiento es solamente para los países ricos y debe ir junto con un crecimiento económico en el Sur y con la redistribución en todas partes. Otra respuesta mejor, que complementa o modifica la anterior, es que el descrecimiento no es un invento europeo; tiene otras raíces, también debe ir junto con el buen vivir, el sumak kawsay. Esta expresión quechua se usó en 2008 en la Constitución de Ecuador como una alternativa al desarrollo económico uniformizador, como una manifestación de la anticolonialidad.


No hace falta recurrir al quechua; la idea de vivir con lo que es suficiente para una vida buena, sin acumular, es lo que los jain llaman aparigraha desde hace miles de años en la India, o es la eudaimonia de Aristóteles, es decir, la felicidad, la plenitud del ser, el florecimiento de las propias capacidades sin acumular posesiones. Tal vez sumak kawsay se haya dicho ya, aunque no se haya escrito, desde hace muchos centenares de años, con total independencia de Aristóteles. En América se encuentran ya las ideas que necesitamos para una ética del buen vivir que encaje perfectamente con los postulados del descrecimiento. Y a eso hemos de añadir la justicia ambiental.


En economía ecológica insistimos en la imposibilidad de un crecimiento económico que sea sostenible. En economías industriales no existe ni puede existir un crecimiento verde. Y en ecología política estudiamos los conflictos ecológico-distributivos. Y redescubrimos los movimientos de justicia ambiental que luchan contra el racismo ambiental, por la justicia climática, la justicia hídrica. Si dibujamos un mapamundi de industrias contaminantes, veremos cómo sus impactos y las protestas contra ellos, no están distribuidas de forma aleatoria. Muchas de estas actividades han sido colocadas en lugares donde habita gente pobre, pueblos indígenas, gente del color de la tierra.


Por tanto han nacido redes internacionales por la justicia climática, por la justicia hídrica, por la conservación de las semillas campesinas, por el ciclismo urbano, contra las plantaciones de eucaliptos y palma de aceite, por la conservación de los manglares, contra la minería a cielo abierto y contra el fracking, denunciando el comercio ecológicamente desigual y reclamando las deudas ecológicas y los pasivos ambientales de las empresas papeleras, mineras o petroleras por los daños producidos.


Y esas tres ideas, una del Norte y dos de ellas del Sur, a saber, el descrecimiento, el buen vivir y la justicia ambiental, se refuerzan mutuamente. Quienes en Europa, más allá de experimentar nuevas formas de vida comunitarias en las ciudades o en el campo disminuyendo su consumo energético y material, aumentando la intensidad de sus cuidados mutuos y su interés por la vida pública, se sumen a la vez a las denuncias contra la represión contra los ambientalistas y los pueblos indígenas del Sur que protestan contra el extractivismo, estarán apoyando a la vez la justicia ambiental, el buen vivir y el descrecimiento.
*El autor es catedrático de la ICTA-Universitat Autònoma de Barcelona

Publicado enMedio Ambiente
Sábado, 28 Marzo 2015 05:49

Agua, ¿preludio de guerra en América?

Agua, ¿preludio de guerra en América?

Aunque la noticia ha pasado prácticamente inadvertida para los medios de comunicación, no deja de ser importante y alarmante por sus posibles consecuencias para todos los países del continente americano.


Un estudio de la NASA ha llegado a la conclusión de que el volumen total de agua en las cuencas de los ríos Sacramento y San Joaquín, en el Estado de California, Estados Unidos, ha disminuido desde 2014 en 34 millones de acre-pie (42 000 millones de metros cúbicos, lo cual significa un efecto demoledor para la economía de ese extenso Estado de la Unión.


La información apareció en un artículo en The Ángeles Times, firmado por el científico del Laboratorio de Propulsión a Chorro de esa institución, Jay Famiglietti, en el cual se afirma que California viene perdiendo agua almacenada desde 2002, y que dos tercios de estas mermas se derivan del uso de aguas subterráneas por los agricultores que han tratado de combatir los efectos de las sequías .


Con gran énfasis, el científico asegura que "los almacenamientos actuales de agua en California podrían acabarse dentro de un año" y que las autoridades deben activar medidas restrictivas sobre el uso del líquido almacenado en todos los sectores y permitir la formación de agencias regionales de sostenibilidad.


En los cálculos del equipo encabezado por Famiglietti se tuvo en consideración los volúmenes que comprenden la nieve fundida, las reservas y el agua subterránea.


La noticia trae a colación el interés manifiesto que a lo largo de estos últimos años ha demostrado Estados Unidos en tener una mayor presencia en la zona cercana al Acuífero Guaraní que se extiende desde el norte de Brasil hasta la pampa argentina. Se calcula que tiene 37 000 millones de metros cúbicos, y cada kilómetro cúbico es igual a 1 billón de litros.


Con 1 190 000 kilómetros cuadrados de extensión, superficie mayor que las de España, Francia y Portugal juntas comprende 850 000 kilómetros cuadrados del Brasil (equivalente al 9,9 % de su territorio), 225 000 de la Argentina (7,8 %), 70.000 kilómetros cuadrados de Paraguay (17,2 %) y 45.000 kilómetros cuadrados de Uruguay, 25,5 % de la superficie de la nación oriental.


Sus fuentes podrían abastecer indefinidamente a 360 millones de personas, mientras la población actual en el área del acuífero, se estima en 17 millones.


Los jefes del Comando del Ejército Sur de Estados Unidos han mantenido una cíclica presencia en esa región y el Banco Mundial comenzó, a partir de 2007, a financiar proyectos en el Guaraní.


Desde hace más de un siglo, los países poderosos han lanzado guerras o controlado a gobiernos dóciles para apoderarse del control de los yacimientos de hidrocarburos existentes en diferentes naciones.


En América Latina casi todos los depósitos estuvieron bajo intervención de Estados Unidos y en otras regiones, han sido lanzadas violentas guerras de rapiñas para apoderarse del petróleo y gas como en Libia, Irak, Siria o Sudán, por citar algunas.
Ahora los expertos auguran que más temprano que tarde, las nuevas guerras tendrán como trasfondo, tratar de apoderarse de las grandes fuentes de agua, debido a la escasez y la contaminación en algunos países de ese líquido fundamental para la vida en el planeta.


Observemos estos datos: El 70 % de la tierra esta cubierta por agua salada y solo el 2,5 % potable. De éstas, el 70% se utiliza en la agricultura, el 20 % en la industria y el 10 % al consumo humano. La contaminación de las aguas provocan la muerte de más de 5 000 000 de personas, principalmente de menores de edad.


Unos 1 200 millones de habitantes no tienen acceso al agua y 2 200 millones viven sin condiciones sanitarias. Para 2050 la Organización de Naciones Unidas estima una población mundial de 9 000 millones con una demanda superior al 60 % de la actual, mientras que el 85 % de las fuentes hídricas se encuentran donde habita el 12 %.


Resulta muy sintomático que un informe de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA) ha afirmado que para el 2015 el agua será una de las mayores causas de conflicto internacional. En 1997, cuando en América Latina primaban gobiernos dóciles a Estados Unidos, varios países abrieron sus puertas al Banco Mundial, al pasar las universidades de Santa Fe y Buenos Aires, la de Uruguay y varias de Brasil, los derechos de investigación del acuífero Guaraní a esa institución financiera.
Para noviembre de 2001 el BM, por medio de una de sus instituciones especializadas, el Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF por sus siglas en inglés) comenzó a financiar la investigación y los trabajos para lograr el "desarrollo sustentable" de ese reservorio.


Dos años después, en noviembre de 2003, se reunieron en Montevideo los integrantes del MERCOSUR con el BM y se firmó el Proyecto de Protección Ambiental y Desarrollo Sustentable del Sistema Acuífero Guaraní. El GEF garantizó para el financiamiento, 13,4 millones de dólares aportados por bancos de Estados Unidos, Holanda y Alemania. La Organización de Estados Americanos y la Unidad para el Desarrollo Sostenible (OEA-USDE) con sede en Washington actuarían como la filial regional de ejecución y el Banco Mundial como la agencia de implementación.


Durante el IV Foro Mundial del Agua celebrado en Ciudad de México en marzo de 2006, el entonces presidente del BM, Paul Wolfowitz emitió un documento denominado "Espejismo en el Agua", donde expresaba que el Banco Mundial solo facilitaría préstamos para la asistencia del agua con la condición de que dicho servicio se privatizara.


Pero como ha expresado el presidente ecuatoriano Rafael Correa, ya comenzaba para la región un "cambio de era" y el texto fue descalificado por los asistentes. En ese documento se indicaba que el país que se negara a acatar las decisiones vería recortados los créditos para otras inversiones en el sector público.


Con la reciente información de la NASA referente a la escasez de agua en el extenso Estado norteamericano de California, las naciones del sur del continente tendrán que estar alertas para evitar las nuevas amenazas que se ciernen sobre el Acuífero Guaraní.

Publicado enMedio Ambiente
Árboles transgénicos y resistencia campesina

El pasado 5 de marzo, mujeres del Movimiento de Trabajadores Sin Tierra (MST) y Via Campesina Brasil detuvieron la primer liberación comercial de árboles transgénicos en América Latina. Cerca de mil mujeres ocuparon una planta de FuturaGene en Itapetininga, estado de São Paulo, arrancando plántulas de eucaliptos transgénicos de esa empresa, propiedad de la transnacional brasilera Suzano Papel e Celulosa, una de las diez mayores productoras globales de celulosa.

 

Ese mismo día, 300 mujeres de los movimientos ocuparon las instalaciones de la CNTBio (Comisión Nacional Técnica de Bioseguridad, Brasil), interrumpiendo la reunión que pretendía aprobar la plantación comercial de eucaliptos transgénicos, consiguiendo con ambas acciones parar la decisión. El día anterior, se había realizado una jornada internacional de acciones de protesta en Brasil, Estados Unidos y otros países (Campaña para detener los árboles transgénicos, stopgetrees.org )
La valiente acción de las mujeres de MST y Via Campesina tiene repercusiones que van más allá de las fronteras de su país, y forman parte de una creciente resistencia mundial contra este nuevo asalto transgénico a la biodiversidad, la alimentación y los territorios campesinos e indígenas.


Como reporta el Movimiento Mundial por los Bosques (wrm.org.uy) hay cientos de parcelas experimentales de árboles transgénicos, pero la gran mayoría está en Estados Unidos, China, Brasil y Canadá. Solamente China ha aprobado la liberación comercial de árboles transgénicos maderables y esta es la primera vez que se plantea su liberación comercial a gran escala en América Latina. Varios países del continente tienen investigación y alguna experimentación en esta área, incluyendo a Argentina, Chile, Costa Rica, Uruguay y México. Según un informe de la Coalición Mundial por los Bosques (globalforestcoalition.org), desde 2007 hay empresas experimentando con eucaliptos y pinos transgénicos en Guerrero, México, lo cual sería grave ambiental y socialmente, pero además ilegal, ya que no existe ninguna solicitud a este respecto en los registros de la Cibiogem (Comisión de bioseguridad y OGM, México).


El MST advirtió que los eucaliptos transgénicos tiene fuertes impactos negativos sobre los campesinos, la biodiversidad, el agua y la tierra. Al igual que los transgénicos agrícolas, no son para satisfacer ninguna necesidad de la gente, sino que están diseñados solamente para aumentar las ganancias de las empresas. Los enormes monocultivos de eucaliptos que existen han desplazado miles de familias indígenas y campesinas. Esas plantaciones no permiten que nada subsista dentro o alrededor, debido al uso intensivo de agrotóxicos y a la cantidad de agua que absorben para crecer. Las plantaciones de eucaliptos son cortadas para procesar en 6-7 años. Luego vuelven a crecer una o dos veces más, pero en 20 años, sólo queda un enorme desierto de tocones estériles, el suelo completamente agotado, envenenado y sin nutrientes y las fuentes de agua de los alrededores desecadas. En varios países, no sólo han desplazado a los campesinos de su tierra, también los vecinos han debido marcharse debido a la falta de agua. Dentro de las plantaciones no crecen otras especies vegetales ni animales, por lo que los movimientos los llaman desiertos verdes .


Los eucaliptos transgénicos de FuturaGene son manipulados para crecer en solo 4-5 años, por lo que requieren más agrotóxicos y mucha más agua, aumentando dramáticamente la crisis hídrica en esas regiones. Además, señala el MST, son una amenaza a los apicultores, mayoría campesinos, ya que si su miel se contamina de polen transgénico, no sólo deteriora el consumo, además no pueden exportarla.


La contaminación con polen de cultivos agrícolas transgénicos es un problema serio, pero con los árboles transgénicos, por estar emitiendo polen por décadas, a distancias mucho mayores, la situación se vuelve dramática. Las interacciones de ese polen con especies silvestres o cultivadas, así como sobre la biodiversidad, son imprevisibles por el tiempo y distancia que cubren. Paradójicamente, en lugar de que esto lleve a prohibir los árboles transgénicos, éste es el argumento que usan en Brasil las empresas para presionar la legalización de otra peligrosa tecnología transgénica: Terminator, una tecnología para hacer plantas suicidas, con semillas que se vuelven estériles al contacto con ciertos químicos. La actual ministra de agricultura de Brasil, Kátia Abreu, defensora de latifundistas y empresas de agronegocios, fue quien presentó siendo diputada, la primer propuesta para legalizar esa tecnología en Brasil, donde está prohibida, siguiendo una moratoria internacional de Naciones Unidas contra su aplicación.


La acción del MST frenó la decisión de la CNTBio, pero la amenaza de los árboles transgénicos sigue pendiente y al igual que ha sucedido con otros transgénicos en Brasil, su aprobación afectará en efecto dominó a muchos otros países.


A pocos días de esta acción, comenzó a circular en redes sociales de Brasil una amenaza de muerte contra João Pedro Stédile, unos de los fundadores y líderes del MST, ofreciendo dinero a quien lo capture vivo o muerto, por ser enemigo de la patria. La amenaza, al parecer iniciada en la página de un policía de Río Janeiro, fue repudiada por movimientos y organizaciones de todo el mundo, con la exigencia a las autoridades de que se investigue y castigue a los responsables.


En todas partes del mundo, las empresas, medios y autoridades que las encubren, pretenden avanzar impunemente, destrozando la biodiversidad, territorios y medios de sustento de campesinos e indígenas. Toda nuestra solidaridad contra la criminalización de las resistencias, sus luchas nos fortalecen a todos.
*Investigadora del Grupo ETC

Publicado enMedio Ambiente
El código de barras de la vida en busca de las criaturas marinas

Dicen algunos que la taxonomía, la ciencia que clasifica las formas de vida, está en declive, pero nada más lejos de la realidad. Ayudada por las nuevas técnicas y especialmente por la identificación genética, llamada el código de barras de la vida, los expertos están actualizando y poniendo orden en lo que se conoce. Ahora lo han hecho con los habitantes del mar y lo curioso es que se están conociendo constantemente nuevas especies, incluso de animales relativamente grandes, como una barracuda que habita en el Mediterráneo.

 

Se ha confirmado la existencia de 228.450 especies marinas conocidas y se han descartado, por duplicidad, otras 190.000 (casi la mitad del total) de las registradas con nombres científicos desde hace dos siglos y medio, a raíz del pionero trabajo del científico sueco Lineo. En realidad, esas 190.000 eran las mismas con otros nombres.


El número que ahora se presenta es, sin embargo, solo una pequeña parte del número total de criaturas existentes en los océanos. Una reciente estimación indica que quedan entre 500.000 y tres millones de especies por descubrir, en todo caso muchas más de las ahora conocidas. Los descubrimientos no paran. Desde 2008 se han identificado más de 1.000 peces nuevos, entre ellos 122 tiburones y rayas, a pesar de que esto no indica que haya ahora una mayor abundancia de peces que antes. El problema es que muchas de las formas de vida desconocidas probablemente se extingan antes de que se puedan describir y quizás aprovechar. El número total de especies en la Tierra se ha estimado recientemente en 8,7 millones.

 

Toda esta información es el resultado del trabajo de 200 expertos en el marco del programa WORMS, el Registro Mundial de Especies Marinas, en el que se inscriben cada día cuatro nuevas especies como media y que tiene su base en el Instituto Marino de Flandes (Bélgica). El inventario está casi terminado, después de ocho años de trabajo, con financiación sobre todo de la Unión Europea vía el proyecto LifeWatch.

 

"Aunque quedan algunos huecos menores por rellenar consideramos que el registro está ya prácticamente completo respecto a las especies descritas a lo largo de la historia de la ciencia", explica Jan Mees, copresidente de Worms. "Y estamos constantemente actualizando los datos con nuevas descritas, revisiones de la taxonomía y añadiendo algunas que no se habían inventariado".


En 2014, por ejemplo, se añadieron 1.450 criaturas marinas, entre ellas dos delfines y 139 esponjas, y no solo eso, sino que se describieron 12 familias y 141 géneros nuevos, escalones superiores al de especie en la clasificación. Anteriormente algunas esponjas han resultado ser una fuente de compuestos de interés médico. El mes pasado llegó a las listas un nuevo caballito de mar, de color rojo intenso, descubierto en Australia, cuyo análisis genético ha permitido distinguirle de dos especies similares.
En cuanto a la mutiplicidad de nombres científicos, la palma se la lleva un caracol marino que consta en los registros con 113 nombres distintos, desde que lo describiera por primera vez en 1792 el italiano Giuseppe Olivi en aguas de Venecia y se le adjudicara el nombre Littorina saxatilis. Al expurgar esta multiplicidad, el censo retiene el nombre más antiguo pero anota todos los sinónimos para evitar confusiones.

 

Por hábitats, el 30% de los peces recientemente descubiertos proceden de los arrecifes de coral y otro 30% del océano profundo. De las especies marinas que han pasado el filtro del nuevo censo un 86% son animales, un 9% son del reino Chromista (sobre todo algas), un 4% son plantas y menos de un 1% son bacterias, hongos, protozoos, arqueas o virus, todos ellos muy desconocidos todavía en general en los océanos.

Confirma la NASA que hay un océano en luna de Júpiter

Científicos que trabajan con el telescopio espacial Hubble confirmaron que Ganímedes, una de las lunas que orbitan a Júpiter, alberga un océano bajo su superficie congelada, dijo el jueves la NASA.


El hallazgo resuelve uno de los misterios sobre la luna más grande del sistema solar, después de que la sonda Galileo –ahora desactivada– entregó señales de que Ganímedes contaba con un océano tras una misión de exploración a Júpiter y los cuerpos que lo orbitan entre 1995 y 2003.


Los científicos dijeron a periodistas que tuvieron que realizar un trabajo detectivesco para confirmar el descubrimiento.
Al igual que la Tierra, Ganímedes tiene un núcleo de hierro líquido que genera un campo magnético, aunque el área está supeditada al propio campo magnético de Júpiter.


Este factor establece una dinámica que arroja ciertas señales visibles para los expertos: bandas dobles de una aurora brillante alrededor de los polos norte y sur de Ganímedes.


Dado que Júpiter rota, su campo magnético se desplaza y provoca que la aurora de Ganímedes se agite. Los científicos midieron este movimiento y consideraron que era insuficiente, por lo que usaron modelos computarizados y descubrieron la existencia de un océano salado, que puede conducir energía, bajo la superficie de la luna y que contrarrestaba el efecto del campo magnético de Júpiter.


El planeta es como un faro cuyo campo magnético cambia debido a la rotación. Ejerce influencia sobre la aurora, explicó el geofísico Joachim Saur, de la Universidad de Colonia en Alemania. Gracias al océano, la agitación es significativamente menor, agregó.


Los científicos trabajaron con más de 100 modelos computarizados para determinar si algún otro factor podía tener un impacto sobre la aurora de la luna. También realizaron series de observaciones de siete horas con el telescopio Hubble y analizaron los datos de los dos cinturones de la aurora.


Es asombroso, desarrollaron un nuevo método para examinar a un cuerpo planetario con un telescopio, indicó Jim Green, administrador adjunto de la NASA.


Ganímedes se suma a una creciente lista de lunas en la parte exterior del sistema solar con una superficie dotada de agua. El miércoles, científicos reportaron que una de las lunas de Saturno, Encélado, alberga aguas termales bajo su superficie de hielo.
Otras dos lunas de Júpiter han sido identificadas como cuerpos celestes con agua: Europa y Calisto.