Viernes, 11 Agosto 2017 08:55

Chinos sientan bases para crear red a prueba de ataques cibernéticos

Escrito por La Jornada
Valora este artículo
(1 Voto)

Científicos chinos realizaron la primera distribución de una clave cuántica desde un satélite a la Tierra, con lo que sentaron las bases para la construcción de una red global de comunicaciones cuánticas a prueba de ataques cibernéticos.

 

El logro, que se basa en las pruebas realizadas con el primer satélite cuántico del mundo, Experimentos Cuánticos a Escala Espacial (Quess), fue publicado este jueves en la revista Nature.

 

Los críticos de Nature elogiaron el experimento como un hito en este campo.

 

Llamado Micio (Mozi) por un filósofo y científico chino del siglo V a.C. que ha sido acreditado como la primera persona que hizo experimentos ópticos, el satélite de más de 600 kilogramos fue enviado el 16 de agosto de 2016 a una órbita sincrónica con el Sol a una altitud de 500 kilómetros.

 

Pan Jianwei, científico en jefe de Quess y miembro de la Academia de Ciencias de China, señaló que el satélite envió claves cuánticas a las estaciones terrestres de Xinglong, en la provincia china norteña de Hebei, y de Nanshan, cerca de Urumqi, capital de la región autónoma uygur de Xinjiang, en el noroeste de China.

 

La distancia de comunicación entre el satélite y la estación terrestre varía de 645 a mil 200 kilómetros y la tasa de transmisión de la clave cuántica del artefacto a la Tierra es hasta 20 órdenes de magnitud más eficiente que lo esperado con una fibra óptica de la misma longitud, explicó Pan.

 

Cuando el satélite sobrevuela China, ofrece una ventana de experimentación de unos 10 minutos. Durante ese tiempo, puede generar y enviar 300 kilobites de claves seguras, según Pan.

 

"Eso, por ejemplo, puede satisfacer la demanda de una conversación telefónica absolutamente segura o la transmisión de una gran cantidad de datos bancarios", puntualizó.

 

"Se puede conectar la distribución de claves cuánticas basada en un satélite a una red metropolitana de comunicaciones cuánticas en la que las fibras sean suficientes y convenientes para conectar a numerosos usuarios. Así podemos imaginar una red cuántica integrada espacio-Tierra, facilitando la criptografía cuántica, que será posiblemente la primera aplicación comercial de la información cuántica, útil a escala mundial", explicó el experto.

 

Fiable y eficiente

 

Establecer una conexión fiable y eficiente entre el espacio y la Tierra para una transmisión cuántica fiel abre el camino para una red a escala mundial, añadió.

 

El cifrado tradicional de clave pública se basa en la indescifrabilidad computacional percibida de ciertas funciones matemáticas.

 

Pero un potente ordenador cuántico, que los científicos de el mundo desarrollan, está considerado una amenaza, debido a que puede hacer que todos los contenidos en un ordenador convencional estén expuestos a ataques cibernéticos.

 

Con el entrelazamiento cuántico, se utiliza la tecnología de la clave cuántica en las comunicaciones de este tipo, eliminando la posibilidad de espionaje y asegurando la conexión.

 

Pan explicó que una clave cuántica está formada por una serie de números aleatorios generados en la comunicación entre dos usuarios para codificar la información. Si fuera interceptada o medida, el estado cuántico de la clave cambiaría, y la información interceptada se autodestruiría.

 

Un espía en el canal cuántico tratando de lograr información sobre la clave introducirá inevitablemente interferencias en el sistema y podrá ser detectado por los usuarios, concluyó.

Información adicional

  • Antetítulo: Expertos realizaron la primera distribución de una clave cuántica de un satélite a la Tierra
  • País: China
  • Fuente: La Jornada
Visto 444 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.