Miércoles, 25 Marzo 2015 05:54

La historia, en los genes americanos

Escrito por Página12
Valora este artículo
(1 Voto)
La historia, en los genes americanos

Un estudio comprobó que los genes de los americanos hablan de "la estructura geohistórica" del mestizaje. El análisis establece, inclusive, de qué zonas africanas fueron traídos los esclavos y en qué enclaves pesó más la colonización.

 

"La composición genética de América ha sido significativamente moldeada por la época colonial y el comercio de esclavos del Atlántico", señala un estudio que rastreó los ancestros de la actual población americana entre distintos grupos europeos. Los seis investigadores responsables de "Unravelling the hidden ancestry of American admixed populations" (que podría traducirse como "Desentrañando el ancestro oculto de las poblaciones mestizas americanas") publicaron en la revista especializada Nature el trabajo se sirve de un nuevo enfoque a la hora de seleccionar qué dato de los disponibles en el ADN leer y retomar para armar mapas con perspectiva histórica.


Los científicos llevaron adelante una investigación centrada en la identificación de haplotipos, una combinación de material genético que sólo puede ser compartida por individuos vinculados biológicamente. "Usamos un nuevo método de inferencia que reconstruye el ancestro genómico local, usando un enfoque basando en el haplotipo", explicaron, y agregaron que eso "permite una reconstrucción más acertada de la estructura genética cuando se lo compara con los enfoques clásicos, que directamente emplean marcadores genotípicos únicos".


El estudio fue dirigido por el biólogo doctorado en genética forense Cristian Capelli, de la Universidad de Oxford, que trabajó con Francesco Montinaro, George B.J. Busby, Vincenzo L. Pascali, Simon Myers y Garret Hellental, un grupo heterogéneo, integrado por expertos en genética, estadísticas y el estudio genético de los rastros de grandes migraciones,


En al artículo de Nature, señalan que, en el origen de las actuales poblaciones americanas, su estudio "identifica una serie de noveles y previamente no reportadas contribuciones de Africa y Europa, y subraya la estructura geohistórica en la ascendencia de las poblaciones mestizas americanas". Para ello, en una primera etapa recolectaron información genética de individuos de distintos puntos de Europa, pertenecientes a grupos que identificaron como "donantes": País Vasco, Cerdeña, este, sur, oeste y sudoeste de Africa, Senegambia (es decir, la zona que constituyó la confederación efímera formada por Senegal y Gambia en la década de 1980), noreste, sedeste, noroeste y sudoeste de Europa, y la zona de Joisán (donde habitan poblaciones pigmeas). En un segundo paso, tomaron material biológico de grupos considerados "receptores" a los fines de la investigación: poblaciones afroamericanas, colombianas, dominicanas, ecuatorianas, mexicanas, reconocidos como descendientes mayas, peruanos, portorriqueños y barbadenses (de Barbados, en el Caribe).


Los investigadores cotejaron los materiales genéticos de ambos grupos y complementaron esas observaciones con documentación histórica y contextos geopolíticos. Así concluyeron, por ejemplo: "Las poblaciones del Caribe muestran un componente africano más alto que el de las sudamericanas, lo que es consistente con los registros históricos que documentaron un gran número de esclavos en las islas caribeñas".


"Aunque nuestro muestreo es incompleto, vemos variaciones entre los grupos similares a las de las poblaciones actuales de diferentes partes de Africa. En todos los grupos, los yorubas del oeste de Africa son los más grandes contribuyentes, confirmando a la región como la mayor fuente de esclavos africanos", algo que el estudio complejiza, porque los datos hablan de "contribuciones genéticas adicionales de poblaciones de otras partes de Africa, con contribuciones de grupos particulares de Senegambia (los mandenka), Africa del Sur (hablantes de lengua bantú de Sufrádica) y Africa del Este (hablantes de lengua bantú keniana)". Los científicos precisaron otra evidencia escrita en los genes: "Más del 30 por ciento del total de esclavos que llegaron a la América española a partir de 1630 llegó de Senegambia".


La historia de la colonización también puede rastrearse en las diferencias de ancestros biológicos por los cuales, por ejemplo, el componente europeo "oscila entre el 0,078 en Barbados y el 0,79 en Puerto Rico". La española es la ascendencia "más representada para las nueve poblaciones hispánicas/latinas" estudiadas, mientras que "las fuentes europeas más representadas entre los afroamericanos y barbadenses provienen de Gran Bretaña".


Los investigadores señalaron con sorpresa haber identificado "por primera vez una marca genética de ancestro vasco en cinco de seis de las poblaciones continentales sudamericanas, que va del 0,015 por ciento en la población maya al 0,07 en Colombia". "Quedó documentado que los individuos vascos fueron una fracción considerable de los inmigrantes españoles en los siglos XVI y XVII, especialmente en México, Cuba, Chile, Perú y Colombia", señalaron los investigadores.

Información adicional

  • Antetítulo:UNA INVESTIGACION RELEVO, EN LOS AMERICANOS DE HOY, RASTROS DE LA COLONIA Y LA ESCLAVITUD
  • Región:América
  • Fuente:Página12
Visto 1376 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.