Imprimir esta página
Miércoles, 29 Abril 2015 06:26

La materia oscura, bajo influencia de fuerza distinta de la gravedad

Escrito por Steve Connor
Valora este artículo
(0 votos)
La materia oscura, bajo influencia de fuerza distinta de la gravedad

Tal vez la materia oscura no sea tan oscura después de todo. Científicos han presenciado una interacción totalmente nueva de la misteriosa entidad cósmica con el universo que la rodea.


Pese a representar alrededor de 85 por ciento de la materia del universo, la materia oscura nunca ha sido observada directamente mediante ningún instrumento científico. Su existencia sólo ha sido inferida a partir de sus efectos gravitacionales. Sin embargo, los astrónomos por primera vez han presenciado cómo desacelera después de interactuar con otra materia oscura, lo cual sugiere que es capaz de relacionarse con otra fuerza aparte de la gravedad.


Solíamos pensar que la materia oscura está más o menos quieta, entregada a lo suyo. Pero si desaceleró durante esta colisión, podría ser la primera evidencia dinámica de que nota el mundo que la rodea, comentó Richard Massey, de la Universidad de Durham, quien dirigió la investigación. Puede que no sea completamente oscura después de todo.


La materia oscura sólo puede detectarse de manera indirecta por la forma en que dobla la luz de galaxias distantes, en un proceso conocido como lente gravitacional.


Colisiones simultáneas en el espacio profundo


Explotando este fenómeno, un equipo internacional de astrónomos utilizó el telescopio espacial Hubble para tomar imágenes de enormes colisiones simultáneas en el espacio profundo, entre cuatro galaxias distantes.


Los investigadores descubrieron que la materia oscura asociada a las galaxias en colisión se ha desconectado de esa masa visible de estrellas, lo cual sugiere que entró bajo la influencia de una fuerza distinta a la gravedad, probablemente interactuando consigno misma. Las observaciones muestran que la materia oscura ha terminado en un lugar diferente al de las estrellas en la galaxia con las que estaba asociada, explicó el doctor Massey.


"Se ha visto contrarrestada en alguna forma, y eso es bastante insólito. Hemos tratado de pensar en otras cosas que causarían esta compensación, y no se nos ocurre nada que pueda causar este efecto, de no ser la misma materia oscura interactuando consigo misma.


Es el primer paso para entender lo que es la materia oscura. Este comportamiento es la primera acción positiva que la hemos visto realizar, añadió.


Un estudio anterior, publicado el mes pasado, examinó la conducta de la materia oscura durante 72 colisiones de alta velocidad de cúmulos que contenían miles de galaxias. En esa ocasión se percibió muy poca o ninguna interacción en la materia oscura.
Sin embargo, el estudio más reciente, publicado este martes en los informes mensuales de la Real Sociedad Astronómica, examinó la velocidad relativamente más lenta de una colisión de sólo cuatro galaxias en un cúmulo conocido como Abell 3827, ocurrida en el curso de cientos de millones de años.


La naturaleza diferente de esta colisión significa que incluso un nivel muy bajo de interacción puede crear a la larga un desfasamiento detectable entre la materia oscura de la galaxia y sus estrellas, las cuales continuaron colisionando, indicó el doctor Massey.


La profesora Liliya Williams, de la Universidad de Minnesota, participante en el equipo, apuntó: Nuestra observación sugiere que la materia oscura podría ser capaz de interactuar con otras fuerzas aparte de la gravedad. El universo paralelo que nos rodea acaba de volverse más interesante. El sector oscuro podría contener una física llena de riqueza y una conducta potencialmente compleja.


Los cálculos sugieren que el conjunto de materia oscura asociado con el cúmulo de cuatro galaxias es compensado en el espacio por una distancia de unos 5 mil años luz, equivalentes a unos 50 mil billones de kilómetros, distancia que una nave Voyager de la Nasa, el objeto de fabricación humana que ha llegado más lejos, tardaría unos 90 millones de años en recorrer.

Traducción: Jorge Anaya

Información adicional

  • Autor:Steve Connor
  • Fuente:La Jornada
Visto 1343 veces

Artículos relacionados (por etiqueta)