Jueves, 24 Septiembre 2015 06:18

"Envejecer con mayor calidad de vida, nuevo reto de la medicina"

Escrito por Laura Poy Solano
Valora este artículo
(0 votos)
"Envejecer con mayor calidad de vida, nuevo reto de la medicina"

Llegar a vivir más de 120 años o descubrir una cura contra el cáncer es posible con el desarrollo de la ciencia, pero definir cómo y para qué usamos el conocimiento es una responsabilidad social, afirmó Carlos Martínez Alonso, premio México 2014, experto en inmunología y ex presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España.


En entrevista con La Jornada, advirtió que no invertir hoy en el fortalecimiento del saber científico puede tener un costo muy elevado en el futuro, no sólo porque las respuestas a demandas apremiantes, como acceso a agua y alimentos para 9 mil millones de personas en 2050, preservar el medio ambiente y cubrir la demanda energía, vitales para la permanencia del hombre y del planeta, pueden ser atendidas por el quehacer científico y tecnológico, sino porque hay una clara responsabilidad de la sociedad en estas decisiones. Lo más costoso es no hacer nada.


Especialista en el estudio del envejecimiento y del cáncer, Martínez Alonso destacó que la sociedad enfrenta diversos retos. Uno es el aumento en la expectativa de vida, la cual se duplicó en cien años, pues pasamos de vivir 40 o 45 años a un promedio que puede llegar a los 83. Ese proceso se había tardado 10 mil años, pero gracias al avance científico lo hicimos en un siglo.


Avances


Se logró identificar, precisó, las principales causas de mortalidad, como las infecciones, y atenderlas gracias al desarrollo de las vacunas y los antibióticos.


Pero en la actualidad, admitió, los retos son otros: las enfermedades crónicas, la obesidad, el cáncer y los problemas cardiovasculares. Todos estos males asociados al proceso de envejecimiento.


Como vivimos más, también enfrentamos esas enfermedades. La nueva ciencia busca combatirlas. Se logró la secuenciación del genoma humano que abrió expectativas de futuro extraordinarias, y la investigación en células madres. Se ha profundizado en su conocimiento para tener mejores diagnósticos y herramientas terapéuticas.


Además, agregó, se han incorporado avances de las ciencias físicas, como los rayos X, la resonancia magnética nuclear y la ecografía para mejorar la salud, con la que se espera vivir más, porque el nuevo objetivo de la medicina es combatir el envejecimiento. Ahora nos planteamos cómo ocurre este proceso, por qué y cómo vamos a lograr retrasarlo. No sólo se trata de vivir 120 años, sino de hacerlo con mejor calidad de vida".


Martínez Alonso,experto en el campo de la inmunología celular, afirma que la ciencia aporta los instrumentos para construir una sociedad mejor, pero también exhorta a que se analice una restructuración y organización social, en la que sea factible vivir más de cien años, pero en un contexto social sin exclusión, en el que la empleabilidad de una persona no esté limitada por la edad, y en la que se pueda alcanzar una mejor calidad de vida.


La expectativa de una prolongada longevidad, dijo, debería llevar a revolucionar la concepción de la sociedad. Se necesita una nueva estructura social en la que cada individuo encuentre un espacio vital donde desarrollar su creatividad.


De lo contrario, alertó, la principal causa de mortalidad en una sociedad futura con altas expectativas de años de vida sería el suicidio. Si no reorganizamos la sociedad para que las jubilaciones sean más tardías o para que las personas que cumplen 60 años tengan un lugar en la futura sociedad, las consecuencias pueden ser desastrosas. Es incompatible vivir en una sociedad que no te integra.


Vivir más, afirmó, tiene repercusiones extraordinarias. Hay consecuencias. Con la edad aumentan los costos de los tratamientos médicos. Se ha puesto el ejemplo del cáncer de piel, cuya atención con las terapias más modernas tiene un costo de 70 mil dólares, y se requiere de por lo menos cuatro de ellas. Debemos financiarlos, pero la sociedad tiene que pensar cómo hacerlo. Las farmacéuticas han evaluado muy bien el costo del producto, pero no de una vida humana. Hay un profundo debate; por eso los descubrimientos debemos ponerlos al servicio de los ciudadanos".

Información adicional

  • Autor:Laura Poy Solano
  • Fuente:La Jornada
Visto 881 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.