Miércoles, 28 Octubre 2020 05:50

El hallazgo de agua en la Luna abre el camino para la exploración del satélite

Escrito por Arturo Sánchez Jiménez
Valora este artículo
(0 votos)
El hallazgo de agua en la Luna abre el camino para la exploración del satélite

La confirmación de la NASA de la existencia de agua en la Luna es un gran avance para la ciencia y la carrera espacial, pero implica retos tecnológicos que se tendrán que resolver, aunque también se vislumbra la presencia humana en un futuro cercano, coincidieron en señalar científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

"El agua es una molécula esencial para los seres vivos, y el hecho de que se encuentre en la Luna abre la posibilidad de que pueda ser utilizada para las futuras misiones que vayan al satélite, que se establezcan con usos variados: consumo humano, producción de combustible y oxígeno que se requiere para la respiración", afirmó Rafael Navarro González, astrobiólogo del Instituto de Ciencias Nucleares (ICN) de la Universidad Nacional.

Con este descubrimiento, se vislumbra más cerca la presencia de una futura colonia humana en la Luna.

Julieta Fierro Gossman, investigadora del Instituto de Astronomía (IA) de la Universidad Nacional, considera que el hallazgo abre camino al hombre para la exploración en el satélite.

Corroboración

La experta en el estudio del sistema solar comentó que si bien se había encontrado ese líquido en la Luna desde hace mucho tiempo con el Observatorio Estratosférico de Astronomía Infrarroja (Sofia, por sus siglas en inglés) de la NASA, no se tenía la certeza de que fuera agua, hecho que se corroboró.

"Se sabía que en los polos de la Luna hay agua, en particular en el Sur, lo que es muy importante para los astronautas y ahora se encontró en unas grietas, en zonas donde nunca entra la luz del Sol", precisó la especialista.

José Franco López, investigador del IA, sostuvo que "cualquier agua que pueda existir en la parte superficial o un poco debajo de la superficie del satélite natural de la Tierra se evapora en el día y se vuelve a condensar durante la noche, así que quizás exista un ciclo del agua. Además, en los cráteres que están cerca de los polos lunares, donde nunca da el Sol, se mantiene agua congelada a menos 150 grados, es una roca sólida que puede estar estable durante millones de años".

Información adicional

  • Autor:Arturo Sánchez Jiménez
  • Fuente:La Jornada
Visto 158 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.