Martes, 02 Abril 2019 06:27

VIH: el eje Berlín-Londres

Recreación del virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

El principal propósito de la medicina es curar las enfermedades, es su razón de ser. Por eso la identificación de nuevos caminos para avanzar hacia la cura o la erradicación de alguna patología es una de las noticias más esperadas y deslumbrantes. Y lo es, no sólo para el conocimiento médico, pues constituye una esperanza para las personas que podrían verse libres de males que les provocan sufrimiento. Desde los primeros reportes sobre la identificación de la enfermedad en 1981, el VIH/sida se convirtió en uno de los principales retos de la investigación biomédica en el mundo entero.

El pasado 5 de marzo se publicó en la revista Nature un reporte de Ravindra K. Gupta y su equipo en Londres Inglaterra, informando sobre la segunda persona en el mundo en la que se habría conseguido la erradicación completa del virus. Se trata de un hombre VIH positivo, que presentaba además un tipo particular de cáncer (linfoma de Hodgkin) y que recibió como tratamiento un trasplante de médula ósea (tejido localizado en la matriz de algunos huesos ricos en células primordiales, llamadas troncales o células madres), que remplaza a las células afectadas y da lugar a la formación de nuevos leucocitos o glóbulos blancos. Lo interesante en este caso es que el donador elegido para el trasplante fue una persona con una mutación en un gen llamado CCR5.

La verificación juega un papel central en la ciencia y este sujeto al que podríamos llamar "paciente Londres" es la confirmación (y de alguna manera un homenaje) al trabajo de Gero Hütter realizado hace 10 años en Alemania, también en un hombre VIH positivo conocido como el "paciente Berlín", con un cáncer de la sangre conocido como leucemia mieloide aguda, a quien se le realizó por primera vez el trasplante de células troncales de un donador con la mutación en CCR5 señalada. El resultado fue espectacular, pues en ausencia de tratamiento antirretroviral (ART, por sus siglas en ingés), y habiendo transcurrido más de 10 años, el VIH es indetectable en su cuerpo. Dicho en otras palabras, estaría curado... Pero un solo caso no es suficiente para afirmar algo, de ahí la importancia del "paciente Londres" en el que luego de 18 meses de haberse interrumpido el ART, el virus es también indetectable. Pero es muy poco tiempo, por lo que debe ser tomado con reservas, y así lo reconocen Gupta y sus colegas.

Resulta importante entender el mecanismo de esta nueva ruta para avanzar en la cura del VIH/sida y también para reflexionar sobre sus limitaciones. La respuesta del organismo ante las infecciones (respuesta inmune) requiere de la participación activa de las células de la sangre llamadas leucocitos (glóbulos blancos), entre ellas, un tipo especial de linfocitos llamados T CD4, los cuales coordinan la respuesta inmunitaria al estimular a otras células como los macrófagos y otros linfocitos (entre ellos los B y los T CD8) para enfrentar las infecciones.

El VIH debilita al sistema inmunitario al destruir a los linfocitos T CD4, lo que deja al organismo a merced de éste y otros agentes infecciosos. El virus infecta a estos linfocitos uniéndose a sitios específicos (receptores) localizados en su superficie, entre ellos el receptor llamado CD4 y a dos receptores asociados (correceptores) denominados CCR5 y CXCR4. El primero de éstos correceptores, el CCR5, es una de las principales vías de entrada del VIH y es resultado de la expresión del gen del mismo nombre (CCR5). Una modificación en este gen que pueda inactivarlo, cancela la formación del receptor y en consecuencia cierra esta puerta de entrada al virus. Aproximadamente uno por ciento de la población europea posee una mutación en el gen CCR5 que le confiere inmunidad relativa frente al VIH. En los casos de Berlín y Londres, se eligió esta estrategia y los donantes de médula ósea tenían esta condición.

Los resultados son, hasta ahora, francamente muy buenos, pero no puede llevarnos a pensar que se tiene ya en las manos una cura para el VIH/sida. Lo positivo es que se confirma el papel determinante del gen CCR5 en el desarrollo de la enfermedad y consecuentemente se abre un camino y se justifica orientar buena parte de la investigación científica en la búsqueda de nuevas técnicas para inactivarlo. Existen, sin embargo, algunas limitaciones. Una de ellas es que el virus pueda cambiar (mutar) y emplear como vía de entrada preferente otros receptores, en particular el CXCR4.

Pero la principal limitación de estos avances es que, como se puede comprender, el trasplante de médula ósea (cuya indicación es el cáncer de sangre resistente a la quimio o radioterapia) no puede adoptarse como tratamiento regular contra el VIH, pues es riesgoso y puede incluso poner en peligro la vida del paciente, mientras el actual tratamiento diario antirretroviral es comparativamente más ventajosos no representa mayores riesgos, aunque realmente no representa una cura.

 

Martes, 26 Marzo 2019 06:34

El apoyo a Correa sigue vivo

Jorge Yunda, electo alcalde de Quito, fue asambleísta del partido de Correa.

Candidatos afines al correísmo obtuvieron un espaldarazo ciudadano en las municipales.

.
El apoyo a Rafael Correa sigue vivo pese a que el exmandatario no reside en Ecuador. Candidatos afines a la Revolución Ciudadana obtuvieron un espaldarazo en las elecciones municipales y regionales del domingo. El escrutinio confirmó la victoria de Jorge Yunda a la alcaldía de Quito y de la correísta Paola Pabón a la prefectura de Pichincha. Por otro lado, se impuso la candidata socialcristiana Cynthia Viteri en Guayaquil, un feudo de la derecha.


La sorpresa más importante de esta votación fue el fraccionamiento del voto en la capital ecuatoriana, donde el candidato del partido Unión Ecuatoriana obtuvo el 21,35 por ciento de los votos, con el escrutinio de actas al 98,52 por ciento. Le seguía Luisa Maldonado, del movimiento de izquierda Compromiso Social, con 18,44 por ciento de los sufragios escrutados, y en tercera posición, con 17,72 por ciento, quedó el general y exalcalde de Quito Paco Moncayo, que era favorito en los comicios.


Ateniéndose al pasado de Yunda en las filas del expresidente Rafael Correa, de quien fue asambleísta, y también a la identificación política de Maldonado, las elecciones de este domingo en la capital ecuatoriana han sido interpretadas como una victoria del correísmo.


Una posibilidad que se corrobora con el triunfo también de Paola Pabón en la prefectura de Pichincha, de la que Quito es su capital. De 41 años y ex secretaría de la Gestión Política de la Presidencia de Correa, Pabón ha obtenido, con el 98,20 por ciento de actas escrutadas, el primer puesto en la provincia capitalina, con el 22,16 por ciento de los votos. Le sigue en segunda posición y el 20,75 por ciento de los votos Juan Zapata, de Alianza Izquierda Democrática. Quito era gobernada hasta ahora por el político Mauricio Rodas, de centro derecha.
Mas de trece millones de ecuatorianos acudieron a las urnas para elegir a 5.675 autoridades locales y sus suplentes entre alcaldes, prefectos, concejales urbanos y rurales, y miembros de las juntas parroquiales en el país. También se eligieron los siete vocales e igual número de suplentes del Consejo de Participación Ciudadana (Cpccs), que reemplazará al actual, de carácter transitorio, cuya conformación avaló una consulta popular realizada el 4 de febrero de 2018. El Cpccs es el organismo que elige en Ecuador a las autoridades de control de otros poderes del Estado, como el fiscal general o el contralor.


En cuanto a Guayaquil, la otra ciudad más importante del país y su principal puerto, con el 98,40 de las actas escrutadas el resultado da la victoria a la abogada socialcristiana Viteri, que obtuvo el 52,81 por ciento de los votos. Se impuso al exprefecto de la provincia de Guayas Jimmy Jairala, de Centro Democrático, que se hizo con el 31,75 de las boletas.


Por su parte, en la ciudad andina de Cuenca, la tercera del país, encabeza el escrutinio, al 99.79 por ciento del voto procesado, el candidato Pedro Palacios, de Alianza Azuay, con un 28.05 por ciento, seguido del representante del Movimiento Renace, Jefferson Pérez, 22.18 por ciento.


En un voto también muy fraccionado en esa ciudad, les sigue con 19,51 por ciento el exalcalde de la ciudad, Marcelo Cabrera, que se alió con el centroderechista Creo.

Publicado enInternacional
Luxemburgo será el primer país del mundo donde el transporte público será gratuito

El país centroeuropeo ha tomado la medida para reducir los niveles de contaminación e incentivar el uso de transporte público. Es el primer Estado que regula de esta forma este tipo de transporte y se pone a la cabeza a nivel mundial.


Luxemburgo se ha convertido en el primer país de todo el mundo en el que el transporte público será gratuito sin ningún tipo de distinción. Recogiendo el testigo de la ciudad francesa de Dunkerque, a partir del 1 de marzo de 2020 ningún autobús, tren o tranvía tendrá coste para los ciudadanos del país europeo, siempre y cuando viajen en clase turista.
François Bausch, ministro de movilidad y trabajos públicos del Estado centroeuropeo, anunció en su Twitter que también habrá fuertes inversiones para mejorar las infraestructuras del transporte público que empezará por los trenes, ya que serán gratuitos para aquellos que no viajen en primera clase a partir de este domingo.

La medida entrará en vigor a partir de marzo del próximo año debido a la caducidad de los abonos de los ciudadanos que son anuales o temporales, por lo que el último día de validez de los tickets será el 29 de febrero de 2020, consiguiendo así aunar los abonos diarios, mensuales y anuales.


Por otra parte, Luxemburgo puede enorgullecerse de ser el país con la red de transporte público más barata de toda Europa, ya que toda persona con menos de 20 años viaja gratuitamente y un billete de 24 horas tiene un coste de tan solo cuatro euros.

Esta medida también tendrá repercusión en sus países vecinos, ya que entre Bélgica, Francia y Alemania son 200.00 trabajadores los que cruzan diariamente a Luxemburgo, según afirman en The Independent.

24/01/2019 17:48 Actualizado: 24/01/2019 18:23
PÚBLICO

 

Publicado enInternacional
Proyecto de vacuna contra el SIDA obtiene muy buenos resultados en humanos

Un equipo de investigadores ha informado este fin de semana que las primeras pruebas realizadas han mostrado progresos alentadores, después de que la vacuna experimental testada mostrara una respuesta inmune efectiva contra el virus VIH en humanos.


En un comunicado en The Lancet , el virólogo Dan Barouch, director del estudio, se mostró muy optimista con los resultados de los ensayos. “Representan un hito”, señaló, aunque advirtió junto con otros expertos de que no hay ninguna garantía de que las siguientes pruebas fueran tan positivas. “Debemos ser cautos”, dijo en declaraciones de AFP.


El estudio sí ha concluido, sin embargo, que la vacuna es segura para los humanos y está lo suficientemente avanzada como para lanzar una prueba en 2.600 mujeres en el sur de África.
Antes de realizar una prueba en humanos, los expertos probaron la vacunaen macacos y resultó efectiva en dos tercios del total de la muestra. Tras los buenos resultados, se procedió a testar la vacuna en una muestra de 393 adultos sanos, sin VIH, de entre 18 y 50 años en África Oriental, Sudáfrica, Tailandia y Estados Unidos.


Algunos recibieron una de las posibles combinaciones de vacunas o un placebo, a través de cuatro inyecciones en 48 semanas. Estas combinaciones fueron hechas de diferentes tipos de virus VIH, que se volvieron suficientemente inofensivos, con la esperanza de provocar una respuesta inmune.


Las pruebas, además, concluyeron que la vacuna es segura para los humanos. Solo cinco participantes reportaron efectos adversos, como dolor abdominal, diarrea, mareos o dolor de espalda.
En otro estudio, estas mismas vacunas ofrecieron protección a dos tercios de los 72 macacos a los que los investigadores intentaron inocular el virus.


Los especialistas han recibido la noticia con optimismo. El experto François Venter de la Universidad de Witwatersrand (Sudáfrica), subrayó en declaraciones a AFP la “necesidad” de dar con la vacuna definitiva contra el sida.


El francés Jean-Daniel Lelièvre, del Instituto de Investigación de Vacunas, se mostró prudente con el estudio. “Probablemente esta no sea la vacuna final, pero puede ser un avance fenomenal”. Según él, “en el mejor de los casos”, esta investigación producirá una vacuna administrable en “casi 10 años”.


Unas 37 millones de personas viven con VIH o sida, según la Organización Mundial de la Salud, y cada año se contratan otras 1,8 millones. Desde que fue diagnosticada por vez primera a principios de los 80, la enfermedad ha causado la muerte de cerca de 35 millones de personas.


A pesar de los avances médicos en la prevención y tratamiento de la enfermedad, los investigadores insisten en la necesidad de encontrar medidas para evitar el contagio, como la protección durante las relaciones sexuales, utilizar las nuevas jeringas o equipos de esterilización médica.

8 julio 2018
(Con información de AFP)

VIH latente: el gran reto actual en la investigación contra el SIDA

En marzo de 2013, la comunidad científica mundial asistió esperanzada al anuncio de que la llamada “niña de Misisipi” se había curado de la infección del VIH. Un agresivo tratamiento de antirretrovirales a las 30 horas de su nacimiento y que mantuvieron por 18 meses parecía haber obrado el milagro. Tras dos años sin medicación y ninguna señal de que el virus estuviese presente, la buena nueva se desvanecía tras la reaparición de carga viral en la pequeña. La causa de esta frustración radicó en una de las mayores insidias de un virus de por sí insidioso: los denominados reservorios de VIH latente.


Como es ampliamente conocido, el VIH ataca las células del sistema inmunitario y las usa para multiplicarse. Después de la infección, inserta su material genético en el ADN de esas células, fundamentalmente en los linfocitos T CD4, que empiezan a producir proteínas del VIH que actúan como elementos constitutivos de nuevos virus. Sin embargo, algunas células infectadas entran en un estado de reposo (latente), durante el que no producen nuevos virus y de esta forma el VIH puede permanecer escondido durante años: es lo que llamamos el reservorio del VIH latente. Pero, como una espada de Damocles, estas células dormidas se pueden reactivar y empezar a producir nuevas partículas de virus en cualquier momento, sin que sepamos cómo y por qué. Y lo que es peor: tampoco sabemos cómo acabar con ellas.


Tras décadas de titánico esfuerzo investigador por parte de la comunidad médico-científica internacional (y la loable participación de miles de pacientes en ensayos clínicos), la infección por VIH ha pasado de ser una segura sentencia de muerte, más o menos próxima, a algo muy parecido a una enfermedad crónica. Los tratamientos antirretrovirales han demostrado ser capaces de mantener a raya la replicación del VIH hasta llevarlos a niveles indetectables. Pero esta lucha está muy lejos de haber terminado. El principal obstáculo para la erradicación del VIH es, precisamente, la existencia de ese reservorio persistente de VIH a largo plazo, lo que constituye y debe constituir por tanto la principal diana de las investigaciones presentes y futuras.


Hasta ahora se han desarrollado varios enfoques terapéuticos para reducir y, finalmente, eliminar el reservorio del virus. Usar la genoterapia para cortar ciertos genes del VIH e inactivar el virus en las células inmunitarias infectadas por el VIH; desarrollar medicamentos u otros métodos que reactiven los reservorios del VIH latente para que el sistema inmunitario o las nuevas terapias los puedan eliminar de manera eficaz; o reforzar la capacidad del sistema inmunitario de reconocer y eliminar los reservorios del VIH latente reactivados son algunos de los ejes de estas investigaciones. Desafortunadamente, solo unas pocas han logrado resultados prometedores.


Así lo hemos podido comprobar en un amplio trabajo de revisión sistemática que acabamos de publicar en la revista Reviews in Medical Virology y que hemos desarrollado en el Instituto de Investigación Sanitaria de la Fundación Jiménez Díaz y el Hospital Universitario Rey Juan Carlos de Móstoles, ambos de Madrid, en colaboración con el Instituto de Investigación Vall d’Hebron de Barcelona en el marco de la Red Española de Investigación en SIDA-RIS.


El estudio nos ha permitido revisar las diferentes poblaciones celulares donde se oculta el VIH, con especial atención a los distintos subtipos dentro de las células T CD4, fundamentales en la respuesta inmune y las más susceptibles a la infección, además de ser básicas en la persistencia a largo plazo del VIH. También hemos puesto el foco en otros tipos celulares derivados de la línea mieloide (células diferentes de las células T), que igualmente parecen ser un refugio importante para este virus.


Cada nuevo conocimiento que vamos adquiriendo sobre los reservorios de VIH latente no hace sino apuntalar la importancia de redoblar los esfuerzos investigadores para su neutralización. Hoy sabemos, por ejemplo, que la cantidad de VIH latente es hasta 70 veces superior a lo que suponíamos inicialmente; o que las células latentes infectadas pueden proliferar sin producir virus, pero generando células descendientes clonadas que sí pueden liberar VIH con capacidad de infección. El VIH nunca deja de sorprendernos.


Por todo ello, desentrañar las características especiales de estos compartimentos celulares donde se esconde el virus, al igual que descubrir los mecanismos involucrados en el establecimiento y mantenimiento del reservorio de VIH es de la mayor relevancia para el diseño de nuevas estrategias terapéuticas destinadas a purgarlo con el objetivo final de lograr la erradicación del VIH o, alternativamente, una cura funcional. La meta es superar la -por ahora- última gran barrera que nos separa de la curación definitiva del SIDA.

Dra. Norma RallónIIS-Fundación Jiménez Díaz/Hospital Universitario Rey Juan Carlos
6 junio, 2018

Petro (desmovilizado en 1991) repone una memoria y una entusiasmo

…toda realización podría ser exitosa con base en el pronóstico y se quedaría a mitad del camino si no hubiera pronóstico. Confucio

 

Es la 1:00 p.m. de este domingo 27 de mayo. Las elecciones (2018-2022) pasarán a los análisis, marcadas por el «fenómeno Petro». Una denominación del estado de ánimo y la mirada de los activismos políticos, sociales y de la solidaridad. Elecciones con el “desenlace del conflicto armado” presente en la polémica y en el mapa nacional de la opinión, por efecto electoral y de acumulados de memoria, en la situación política del país sube la temperatura. Las cifras totales vistas en la reciente elección del 11 de marzo, inclinan la balanza a la derecha. Sin poner la emoción al mando, es amarga la probabilidad de un resultado con mayoría más uno en primera vuelta, a favor de la Coalición Conservadora que encabeza Iván Duque. Así las cosas, la vecindad popular de los votantes por Petro y Fajardo, pondrá en pregunta: ¿Su acercamiento, cuánto pudiera haber cambiado el resultado?

La realidad política y la realidad imaginada por la izquierda tiene hoy una cita a duelo. Aún sin un seguro de victoria a través de Petro, las luchas de las recientes décadas están vivas, en espera, sin olvido. Esas luchas de todo orden que guardan memoria, con bautizo y esencia de campo popular, luchas con testigos que en buena proporción desde sus lugares salieron a la plaza, durante la campaña por la primera vuelta presidencial que juega este 27 de mayo. Un acumulado del anhelo, la retentiva y gente que aparece seccionado –¿hasta cuándo?– bajo los impulsos mayor y menor de dos campañas: Petro y Fajardo, y, en forma lateral también, por la presencia de una abstención que no es activa.

Aun con el sangriento paso de los últimos veintiséis años, el poder y el terror oficial –junto al entrechoco entre los proyectos revolucionarios y la izquierda– no pudieron enterrar los ecos y el perfil distinto, moral y ético que ofreció la desmovilización (1889-1991-…). Un contorno no total que hoy levanta Petro. Y no, porque el poder institucional admite los tirones electorales, pero impide la acumulación continua, constante, que con raíz en la reivindicación histórica del pueblo; florezca en la identidad y tamaño de un sujeto popular que cubra los distintos territorios.

En el marco y tránsito a una mayor contradicción política y social, gane quien gane en la cita electoral, mañana mismo, la movilización social queda a la orden del día: Para contrarrestar la prepotencia de un triunfo oligárquica o para dar margen y salvaguardar una conquista de gobierno. Sin el descuido y la puesta en segundo lugar de la mejora en la capacidad de movilizar por las reivindicaciones, es el seguro.

Para ser gobierno …no basta con ganar una elección. Ir a votar un día. Una creencia extendida, unilateral, que predomina como paradigma de la vía para el cambio de una sociedad. Suposición desligada de una diaria y continua construcción de un tejido de identidad en las comunidades, con raíz y capacidad de decisión, de poder popular y alterno en territorios. Para seguir el rumbo, en triunfo o pérdida, los solos números no bastan.

Mirando la situación y la perspectiva

La “paz” no está ya en un segundo plano de la preocupación y la agenda política del momento y de la pugna electoral. Por el contrario, sigue como telón de fondo acerca del «desenlace» del conflicto armado y la polarización que genera con respecto al cumplimiento honrado de los Acuerdos de La Habana por cada una de las partes. Acuerdo que una vez firmado con participación social limitada, proyectó en papel determinante a la opinión pública y al conjunto social, con sorpresas como la victoria del NO en el referendo. Asimismo, la de un semáforo que prendió a la vez, en las elecciones al Congreso: el verde a un voto-castigo y el rojo-alarma de 52.539 votos por la Fuerza Alternativa del Común, frente a más de 6 millones obtenidos en la consulta que emprendió la coalición conservadora.

A este respecto, dentro de su ventaja en la iniciativa ante la opinión pública, el poder tradicional de la oligarquía y su clase dirigente, con desgaste, no pasan indemnes. En efecto, en los largos años de esperanza, lucha social y popular, de resistencias, de oposiciones con distinto vértice y, de un intento insurgente colmado de excesos, errores, equivocaciones; en todo caso, ha habido siembra. Todavía sin cosecha de victoria sólida.

En este marco, el resultado numérico de la elección del 11 de marzo, con reducción del tradicional guarismo de la abstención, avanza unos grados en el giro de la situación política general. Por supuesto, con vacíos, sin la ayuda en la trepada, de todos los instrumentos necesarios para superar la circunstancia de una “larga defensiva”, como son entre otros: i) el liderazgo colectivo con articulación política y profundidad en los territorios, ii) la autonomía y ascenso de un movimiento y un visible sujeto protagónico, iii) la disputa diaria y constante de la opinión, iv) la elaboración con participación incluyente y no sólo de escucha y aplausos de un programa de la reivindicación popular fundamental, en tránsito y legitimación de un programa revolucionario fruto del acercamiento, la suma y coordinación de los compromisos con decisión de lucha en multiplicación territorial, frente a la exclusión capitalista.

2018 -espejo de la correlación de fuerza con gobierno o sin gobierno y 2019- desenlace

Con sorpresa y habilidad, la candidatura presidencial de Gustavo Petro penetró rápidamente un espacio de afirmación y lenguaje antioligárquico que la coalición con caras de Fajardo-Robledo-Claudia López y la adhesión de Clara López a Humberto de la Calle dejaron vacío. Petro sin la profundidad electoral que tuvo Rojas Pinilla en su momento, caló dentro de una capa amplia de la conciencia con eje en las memorias de activismo y solidaridades, un poquito más allá de la influencia de izquierda.

Entonces, más que de la sensación o imaginación del activismo político-social-de solidaridad, el resultado de hoy depende de tres factores marcados en la percepción de los ciudadanos de a pie. Con excepción de las pocas zonas donde la resistencia tiene memoria y los lugares metropolitanos y municipales donde tiene lugar el Voto de Opinión, prima en las intenciones de voto que rodean a los candidatos Duque y Vargas Lleras:


– El distanciamiento con grados de deslegitimación y deuda de un perfil ético y moral, por los abusos y
comisión de delitos por parte del actor guerrillero que resultó con una escasa cifra electoral.
– El efecto de la situación que cruza al país hermano Venezuela.
– La imagen con respecto a la paz que rechaza aspectos del Acuerdo con las FARC, que obtuvo una
cifra perdedora en el referendo del 2 de septiembre 201, con ratificación reciente en el número de
votantes que tuvo la consulta en marzo que definió la candidatura de la derecha.

Con estos antecedentes, y dado el aumento en el número de votantes, con efecto en el guarismo que alcanzó Petro –con sólo 4 senadores, una representación menor que el Polo y que los Verdes– el resultado del pasado 11 de marzo, no sobra repetir, deja campante hasta hoy la cifra del NO en el referendo. Tal repetición en cifra, no anula la posibilidad, el riesgo y accidente de un vencedor suficiente en la primera vuelta. Un resultado en cabeza de la coalición con iniciativa en la opinión, del Centro Democrático (CD), Partido Conservador (PC) y Ordóñez, más las adhesiones abiertas y secretas que este espacio allega. No sobra decir, que esta variante contaría con el voto oculto de Vargas Lleristas ante las encuestas, en tanto, este candidato con apoyo del Presidente Santos, no obtiene posición como garante de la paz.

De este modo, queda configurado un escenario en el siguiente orden de atracción: 1. Coalición conservadora. 2. Vargas Lleras, Cambio Radical (CR) que casi dobló sus efectivos en el Congreso, Presidente Santos, un sector del partido de la U (U), congresistas conservadores, Partido liberal. 3. Sorpresa de la campaña de Petro en un paso a la segunda vuelta. 4. Si las campañas de Petro y Fajardo “arañan” un tercer lugar, tiene significado un avance no tradicional con atracción más ancha, en la imagen y en la correlación política de opinión.

Este resultado electoral tiene un enorme desafío para el conjunto y para cada una de las formaciones dc izquierda. El compromiso en una autocrítica profunda con proposición de una alternativa, Rectificación que debe alzar a primer lugar en el entorno del «campo popular» y su activismo, la preparación de una respuesta desde el 8 de agosto, por parte de la totalidad de los tejidos sociales: De Resistencia, Movilización y Pliegos regionales de reivindicación.

No estamos donde queremos llegar/Y no estamos donde vamos a llegar/Pero ya estamos lejos de donde estuvimos./ son versos con dedicación a Martín Luther King. Ningún grupo grande con trayectoria y mucho menos pequeño, está en condiciones a corto o largo plazo de ganar comunicación con el país. …pretendo poner los cimientos cuando todavía no he quitado los escombros …el rostro peligroso y colectivo no está en la calle.

Publicado enColombia