Logran científicos la más grande cantidad de hallazgos sobre ADN
Nueva York, 5 de septiembre. En la mayor hornada de descubrimientos sobre el ADN desde que se completó el proyecto del genoma humano en 2003, 442 científicos en laboratorios de tres continentes publicaron este miércoles 30 estudios abarrotados de hallazgos.


Los descubrimientos, que suponen lo que la revista Nature describe como la “guía para el genoma humano”, oscilan desde lo esotérico –¿qué es un gen?– a lo práctico –que sólo 20 cambios en genes pueden estar detrás de 17 cánceres aparentemente no relacionados–, lo que da a las empresas una serie de posibles objetivos farmacológicos.


Los estudios provienen de un proyecto de 196 millones de dólares llamado Enciclopedia de elementos del ADN, o Encode, por sus siglas en inglés, cuyo objetivo es tomar la Babel producida por el proyecto genoma humano –la secuencia de las 3 mil 200 millones de “bases” o “letras” químicas que constituyen el genoma humano– y darle sentido.


“Comprendemos el significado de sólo un pequeño porcentaje de las letras del genoma”, dijo el doctor Eric Green, director del Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano, que pagó el grueso del estudio.


Encode se lanzó en 2003 para construir una “lista de partes” del homo sapiens al identificar y señalar las ubicaciones de cada parte del genoma que haga algo, un “mapa de referencias de todos los elementos funcionales en el genoma humano”, explicó el genetista Joseph Ecker, del Instituto Salk de Estudios Biológicos en La Jolla, California.


Producción de proteínas


Los elementos más conocidos del genoma son los aproximadamente 21 mil que especifican qué proteínas produce una célula. Por ejemplo, el gen del receptor de dopamina hace los receptores de esa sustancia en las células del cerebro, y el de la insulina la produce en el páncreas.


Sin embargo, sólo alrededor de uno por ciento del genoma se refiere a las proteínas, y el desafío ha sido descubrir la función del otro 99 por ciento, que durante años se ha descrito como “ADN basura” porque no codifica las proteínas.


Los expertos de Encode son la versión biológica del movimiento de los ocupas, comentó Mark Gerstein, de la Universidad Yale, quien dirigió uno de los equipos. “Durante años, todo el mundo se centró en el uno por ciento; la enciclopedia mira al 99 por ciento”, comentó.


El movimiento de los ocupas suele emplear como lema “Somos el 99 por ciento”.


Al examinar esa parte del genoma, los científicos de Encode descubrieron que en torno a 80 por ciento del ADN antes tachado como basura realiza una función biológica. En primer lugar, este ADN no tan basura es un panel de control de lo más sofisticado, con unos 4 millones de fragmentos de ácido desoxirribonucleico que controlan todo lo demás.


“El ADN basura, 99 por ciento, se encarga en realidad de dirigir los genes”, dijo Gersetein.


Esta regulación puede influir tanto en los genes normales como en los anómalos, afectando las probabilidades de enfermedad.


Eso se debe a que los “factores de transcripción” y otros elementos regulatorios –proteínas producidas por ese ADN controlador– afectan la doble hélice de cada célula, dominándola de una forma que activa o desactiva los genes como un niño que acaba de
descubrir los interruptores de la luz.


El poder de los elementos que controlan los genes podría explicar por qué la secuenciación sencilla del ADN personal concluye en ocasiones que la gente tiene riesgo de desarrollar enfermedades que nunca tienen o deja escapar las señales de las que sí llegan a sufrir. Si el interruptor desactiva un gen insano, “puede reducir los niveles de proteínas que tienen un efecto nocivo”, explicó Ecker. Pero si altera un gen normal, alguien puede desarrollar una enfermedad basada en el ADN.


Interruptores


¿Que tan complicado es ese sistema regulador? Hay casi cuatro millones de interruptores en los principales órganos humanos, y unos 200 mil actúan en cualquier célula dada, como en los músculos cardiacos.


“Nuestro genoma está simplemente lleno de interruptores: millones de lugares que determinan si un gen se activa o se desactiva”, dijo Ewan Birney, del Instituto Europeo de Bioinformática-Laboratorio Europeo de Biología Molecular, y uno de los líderes de Encode.


El sistema de control implica que las compañías farmacéuticas podrían tener que indagar en sitios nuevos en busca de genes influyentes. En uno de los estudios del proyecto, expertos de la Universidad de Washington en Seattle descubrieron que la mayoría de las variantes del ADN relacionadas antes con más de 400 enfermedades están en regiones regulatorias a menudo lejanas del “gen de enfermedad”.


“Los cambios genéticos asociados con las enfermedades están concentrados en los interruptores”, dijo en la nota de prensa John Stamatoyannopoulos, de la Universidad de Washington.


Como resultado, es probable que los análisis de genoma que buscan errores sólo en los genes de la diabetes o en los de cáncer, entre otros, pasen por alto las variantes que causan la enfermedad al determinar cuándo, dónde y cómo se activan los genes.


Ese descubrimiento “cambiará cuando comprendemos la base genética de la enfermedad y abrirá nuevas avenidas para la terapia”, dijo Stamatoyannopoulos. Por ejemplo, en 17 tipos de cáncer, “sólo 20 factores regulatorios aparecen una y otra vez”, dijo. Eso sugiere que los fármacos que se dirijan sólo a esos, y no a los cientos de objetivos que persiguen ahora las farmacéuticas, podrían tratar muchos cánceres.


El grupo de la UW también descubrió que algunas enfermedades aparentemente no relacionadas comparten sistema regulatorio, como la artritis reumatoide, la diabetes de tipo 1 y otros trastornos autoinmunes. De modo que una sola medicina podría ser efectiva contra todas ellas.


Encode también ha mostrado que un gen no es la parte sencilla de ADN que fabrica una proteína, como se enseña a los estudiantes. En cambio, la unidad funcional es una amalgama de secuencias de las dos hebras de la doble hélice, entrelazadas como las dos mitades de una baraja de cartas en las manos de un croupier de Las Vegas.


Nature ofrece de forma gratuita toda la investigación de Encode en www.nature.com/encode y a través de una aplicación para iPad.


Reuters

Publicado enInternacional
Sábado, 02 Julio 2011 09:12

Un llamado de Chávez desde La Habana

Explicó que se recupera y dijo que su dolencia “fortalece al pueblo”. Recibió e hizo llamadas a sus colegas del continente, que le desearon una rápida vuelta a casa y descartaron una posible desestabilización.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, intervino ayer por teléfono en un programa de televisión diciendo que su enfermedad fortalecerá al pueblo. El líder bolivariano aseguró en el programa Venezuela Mesa Redonda que nadie esperaba encontrar un tumor con células cancerígenas en el abdomen, pero que esto “nos fortalecerá”. Además, Chávez dijo que habló con varios presidentes de la región como el de Ecuador, Rafael Correa; Bolivia, Evo Morales; Argentina, Cristina Fernández; y Nicaragua, Daniel Ortega. Tras su anuncio de ayer, los mensajes de aliento se multiplicaron en todo el mundo, deseándole una pronta recuperación al bolivariano.

Chávez había dicho en la noche del jueves, desde La Habana, que fue sometido a una intervención quirúrgica para extraerle un tumor con células cancerígenas en el abdomen, por lo que se encuentra en reposo en Cuba, aunque ejerciendo sus funciones de mandatario de Venezuela.

Ayer, se mostró en un video junto al canciller Nicolás Maduro, en una mesa de trabajo. Los mensajes de solidaridad latinoamericanos llegaron desde los gobiernos de Ecuador, Colombia, Perú, Bolivia y Paraguay. En La Paz, el vicepresidente Alvaro García Linera –a cargo del gobierno por la visita a Argentina de Evo Morales– señaló que sigue de cerca la evolución de Chávez y dijo que los revolucionarios son personas que entregan la vida, la mente, el cuerpo y su destino a favor del resto de la población.

“El presidente saldrá de esta nueva adversidad para, como antes, reafirmar el compromiso con su patria.” Por Twitter, el mandatario de Colombia, Juan Manuel Santos, envió su solidaridad. “Hacemos votos por la salud y pronta recuperación del presidente.” Por su parte, el presidente de Perú, Alan García, dijo que infructuosamente intentó comunicarse con Chávez en La Habana, y manifestó sentirse enormemente conmocionado por la noticia divulgada de boca del propio presidente. “Creo que debemos hacer todos votos y elevar nuestras oraciones para que el presidente Hugo Chávez, hermano latinoamericano, pueda superar esta situación”, dijo García, quien no olvidó sus diferencias pasadas con Chávez, con quien lo unía, destacó, el esfuerzo por querer integrar a América latina. El presidente electo, Ollanta Humala, suspendió hace pocos días su visita a Venezuela en una gira en que visitó Ecuador y Colombia, hasta que el líder bolivariano mejore su estado de salud. “Hago llegar mi saludo y solidaridad al presidente Hugo Chávez, a sus familiares, y hago votos por su recuperación y el pronto retorno a su patria”, señaló Humala en el mensaje, según un comunicado de su partido Gana Perú.

En Quito, el viceministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, Kintto Lucas, habló en nombre del presidente Rafael Correa para expresar la solidaridad del país y el deseo de pronta recuperación para Chávez, en tanto pidió que no se conspire contra él para tratar de desestabilizarlo, como ocurrió en abril de 2002 durante la intentona golpista que duró dos días. “El gobierno de Ecuador siente pesar de que el mandatario venezolano esté pasando en este momento por una enfermedad que no se esperaba”, dijo el funcionario. Finalmente, el paraguayo Fernando Lugo, quien padeció de un cáncer linfático el año pasado que le obligó a realizar seis sesiones de quimioterapia que concluyeron con éxito a fines de noviembre, envió un mensaje a Chávez en el que le expresa su solidaridad fraterna ante la enfermedad. La Secretaría General de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur, con sede en Quito), a cargo de la ex canciller colombiana María Emma Mejía, manifestó en un comunicado su sentimiento de profunda solidaridad y cariño con Chávez en momentos en los cuales lleva a cabo una lucha valiente por su salud. “Nuestro reconocimiento por la entereza demostrada en todo momento al informar sobre su estado de salud”, decía la circular. “Chávez se ha distinguido por ser uno de los más activos gobernantes de la Unasur, integrada por 12 países, y ha apoyado de manera decisiva el proceso de integración sudamericano”, indicó el comunicado.

El gobierno de Estados Unidos le deseó ayer una pronta recuperación al presidente venezolano, pero evitó comentar las repercusiones de su problema de su salud con respecto a la gobernabilidad.

“Claramente esto es un asunto personal, pero le deseamos una pronta recuperación”, dijo William Ostick, portavoz del Departamento de Estado para asuntos del Hemisferio Occidental.

“Hemos visto los informes de salud del presidente Chávez. Cualquier pregunta sobre ello debe ser dirigida al gobierno venezolano”, subrayó Ostick. Por su parte, el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Mark Toner, se refirió al tema en su conferencia de prensa diaria.

“No tenemos ninguna razón para creer que esto está relacionado con la estabilidad del país. Se trata claramente de una cuestión personal, de salud, algo con lo que él y su familia están lidiando”, concluyó Toner.
Publicado enInternacional
La Habana, 10 de enero. Científicos cubanos registraron la primera vacuna terapéutica a escala mundial contra el cáncer avanzado de pulmón, resultado de 15 años de investigaciones, con la cual han sido tratados hasta el momento más de mil pacientes en la isla, publicó hoy el semanario Trabajadores.

La jefa del proyecto de dicha vacuna en el Centro de Inmunología Nuclear de La Habana, Gisela González, manifestó a la publicación que la CIMAVAX-EGF “permite convertir el cáncer avanzado en una enfermedad crónica controlable, no provoca efectos adversos severos y ha demostrado ser segura.

“A diferencia de las quimioterapias y las radioterapias –usualmente empleadas en la atención del cáncer–, que desencadenan una elevada toxicidad, pues son inespecíficas y atacan tanto a las células malignas como a las normales, la CIMAVAX-EGF va hacia el sistema relacionado con el tumor”, aseveró.

Controla el tumor sin toxicidad asociada

La experta explicó que dicha vacuna ayuda a controlar el crecimiento del tumor sin toxicidad asociada y comienza a aplicarse una vez que el paciente concluye el tratamiento de radioterapias o quimioterapias y es considerado terminal, sin alternativa terapéutica.

Gisela González sostuvo que CIMAVAX-EGF está basada en una proteína que todos tenemos: el factor de crecimiento epidérmico, relacionado con los procesos de proliferación celular, que cuando hay cáncer están descontrolados. Agregó: Puede ser utilizada como tratamiento crónico que aumenta las expectativas y la calidad de vida del paciente.

Según la especialista, tras el registro en Cuba progresa su inscripción en otros países y se evalúa la manera de emplear el principio de esta vacuna en otros tumores sólidos, como los de próstata, útero o mama.

Dpa
Publicado enInternacional
Es la primera vez que una provincia aporta estadísticas sanitarias vinculadas con zonas con uso intensivo de agroquímicos. Los datos son contundentes y confirman las denuncias que desde hace años realizan los vecinos: los casos de cáncer en niños se triplicaron y las malformaciones en recién nacidos aumentaron 400 por ciento. Sucedió en sólo una década y corresponden a un estudio oficial de la Comisión de Investigación de Contaminantes del Agua del Chaco, creada por el gobernador en diciembre pasado. “Primer Informe” es el simple título del documento que fue entregado en la Casa de Gobierno provincial y en el Ministerio de Salud local. Los casos de cáncer están focalizados en la localidad de La Leonesa, cercana a Resistencia y epicentro de las denuncias por el uso de herbicidas y plaguicidas. Las malformaciones corresponden a datos de toda la provincia, donde –siempre según datos oficiales– se producen 17 casos por mes. La Justicia ordenó frenar las fumigaciones y exigió urgentes estudios de impacto ambiental (ver aparte).

A Iván le gustaba ver las avionetas que sobrevolaban sobre su casa. Tenía seis meses, escuchaba los motores y pedía upa para salir al patio y saludar el paso del aeroplano. Laura, la mamá, lo levantaba y llevaba al jardín para dar el gusto al bebé. Con el paso de las avionetas, Iván aprendió a saludar con la mano, se reía y festejaba el vuelo rasante. A los 2 años le detectaron leucemia. Fue trasladado de urgencia al Hospital Garrahan, padeció ocho meses de quimioterapia y dos años de tratamiento intensivo.

“Los médicos me preguntaron si vivíamos cerca de plantaciones con agroquímicos. Recién ahí me enteré de que la avioneta que saludábamos con mi bebé lo que hacía era echar veneno en el campo frente a mi casa. Se me vino el mundo abajo”, explica Laura Mazitelli, del barrio La Ralera de La Leonesa. Era 2002, Iván se recuperó, y Laura se transformó en una denunciante de los agroquímicos. La trataron de loca y opositora al desarrollo, pero los casos de cáncer se multiplicaron y los vecinos comenzaron a organizarse.

La Leonesa es una localidad de diez mil habitantes a 60 kilómetros de Resistencia. Desde hace una década denuncian el efecto sanitario de los agroquímicos utilizados en plantaciones de arroz. Apuntan al glifosato, endosulfan, metamidofos, picloran y clopirifos, entre otros químicos usados también en los cultivos de soja.

Por la movilización constante y el reclamo de estudios, el gobierno del Chaco creó por decreto el 9 de diciembre de 2009 la Comisión Provincial de Investigación de Contaminantes del Agua. Incluyó la participación del Ministerio de Salud Pública, la Administración Provincial del Agua (APA), el Ministerio de Salud de Nación, la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) y el Ministerio de Producción. “Tendrá como misión receptar, estudiar, coordinar y conducir las acciones para garantizar y optimizar la contaminación de arsénico, agroquímicos y otros”, señala el breve decreto, de sólo dos páginas.

A cinco meses de su creación, la Comisión Investigadora finalizó su primer informe, que fue publicado por el periodista Brian Pellegrini, del sitio de noticias Chaco Día por Día.

“Respecto de patologías oncológicas infantiles, leucemias, tumores cerebrales y linfomas, se observa un mayor número de casos anuales a partir de 2002. En La Leonesa, en el período 2000-2009 se comprueba un incremento notable, que triplica la ocurrencia de cánceres en niños”, afirma el trabajo de la Comisión oficial, focalizado en La Leonesa.

En la década de 1990-1999 se registró un promedio de 0,2 casos por año (1 caso cada 60 meses). En tanto en el período 2000-2009 se contabilizaron 0,6 casos por año (1 caso cada 20 meses). “Los valores se encuentran por encima de lo esperado, incrementándose notablemente en los últimos diez años, período en el que los casos registrados triplican la ocurrencia de cáncer en niños menores de diez años.”

La media mundial de cáncer en menores de 15 años es de 12-14 casos cada 100.000 niños. Los datos oficiales de Chaco muestran que en La Leonesa el registro trepa a 20,2.

El informe señala la multicausalidad del cáncer, pero llama la atención: “Este incremento de la casuística coincide con la expansión de la frontera agrícola (...) vulnerando la salud de la población, debido a que las prácticas y técnicas de cultivo incluyen pulverizaciones aéreas con herbicidas cuyo principio activo es el glifosato y otros agrotóxicos.” Todas las cifras surgen del Servicio de Estadísticas del Hospital Pediátrico local y destaca que un 25 por ciento más de casos son atendidos directamente en el Hospital Garrahan de Buenos Aires, por lo cual las cifras totales de casos es mayor.

Beatriz Nicolini es pediatra, trabaja desde hace 25 años con pacientes oncológicos, integra la Comisión oficial y confiesa que, “a pesar de la magnitud de las cifras”, no le asombraron los datos. “Hace tiempo que vemos cómo se multiplican los chiquitos con cáncer. Pareciera no detenerse. Y, aunque no hay una sola causa de ese incremento, los casos aumentaron al mismo tiempo que aumentaba el uso de agroquímicos, ya sea en arroceras o soja”, explica y detalla que sobresalen los casos de leucemia, seguidos por tumores cerebrales y linfomas.

“Tatiana de 5 años. Milagros de 8. María de 7. Francisco de 12. Victoria de 6. Son todos vecinos con cáncer. Y lo peor es que la lista sigue. Todas familias humildes que están pasando lo mismo que nosotros”, lamenta Laura Mazitelli, la mamá de Iván, la que llamaron “loca” y ahora reprocha: “¿Hacían falta tantos casos para reconocer que nos están envenenando?”

Las malformaciones crecieron aún más. En una década se cuadruplicaron en toda la provincia del Chaco los casos en recién nacidos. En el lapso de un año, entre 1997-1998, hubo en Chaco 24.030 nacimientos, de los cuales se contabilizaron 46 malformaciones. Una década después, en doce meses entre 2008 y 2009, se registraron menos nacimientos: 21.808, pero se multiplicaron las malformaciones: 186 casos. El informe oficial destaca que se pasó de un índice de 19,1 por cada 10.000 nacidos a 85,3.

Los datos corresponden a la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) de Neonatología del Hospital Perrando de Resistencia. De 1997 a 1998 hubo un promedio de 4,9 casos por mes. De 2001 a 2002 creció a 7,5 casos. Y entre 2008 y 2009 aumentó a 16,8 casos mensuales.

Desde el Ministerio de Salud de Nación informaron que no se cuenta con estadísticas nacionales sobre el tema. Desde la Comisión investigadora, una integrante –que pidió mantener el anonimato por “las enormes presiones” que están recibiendo–, consideró que “todos los firmantes del informe tenemos mucha experiencia y antecedentes en lo que estudiamos, pero las empresas arroceras y sojeras están presionando mucho al Gobierno. No sabemos cómo terminará, hay demasiados intereses en juego”.

Dos integrantes de la Comisión confirmaron que están elaborando un segundo informe que aporta estadísticas oficiales sobre el geométrico incremento, en zonas con uso de agroquímicos, de los embarazos que no llegan a término por abortos espontáneos, el aumento de problemas reproductivos en adultos y crecimiento exponencial de cáncer de mamas. No tienen fecha definida para entregarlo a las autoridades, pero alertaron sobre la posibilidad de “intromisiones en el trabajo de la Comisión”.

El primer informe fue elevado al gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, y al Ministerio de Salud provincial el 8 de abril. La investigación oficial resalta que sólo son incluidos datos del servicio de salud pública. “Tanto en datos estadísticos de enfermedades oncológicas infantiles como en malformaciones en recién nacidos no están incluidos los registros de instituciones sanitarias privadas, en los cuales las estadísticas son similares, aspecto que las aumentaría considerablemente.”

El informe de la Comisión investigadora solicita que se tomen “medidas precautorias” en La Leonesa hasta que se realice un estudio de impacto ambiental y piden que se amplíen los análisis a otras seis localidades que estarían en las mismas condiciones: Gancedo, Napenay, Santa Sylvina, Tres Isletas, Avia Terai y Colonia Elisa.

Por Darío Aranda
Publicado enInternacional
El grupo de investigación que dirijo en el Instituto de Fisiología Celular de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ha demostrado recientemente que el inicio y progresión del cáncer puede darse a partir de defectos epigenéticos sin que produzcan anomalías o cambios genéticos.

Nuestro grupo determinó que cambios en la organización de la estructura del genoma, en particular, a nivel de la estructura de la cromatina de los elementos de regulación que controlan la expresión de los genes supresores humanos p53 y retinoblastoma, pueden llevar a la falta de estas proteínas sin que ocurran mutaciones en sus genes. Estos hallazgos han sido publicados recientemente en las revistas especializadas: Cancer Research y Oncogene.

Pero, ¿qué es la regulación epigenética? En 1942 Conrad Waddington propuso el término epigenética (del griego epi: "en" o "sobre") para tratar de explicar todos aquellos fenómenos que no podían ser entendidos mediante la genética clásica y que por tanto van "más allá o por encima" de la propia genética. Tuvieron que pasar muchos años y la convergencia de múltiples disciplinas para llegar a una nueva definición de epigenética que se asocia con "el estudio de cambios heredables en la función génica que se producen sin un cambio en la secuencia del ADN".

Esta definición tiene en esencia un componente principal que tiene que ver con la organización del genoma en una estructura denominada cromatina. Comúnmente imaginamos la molécula del ADN (portadora de la información genética) como una doble hélice, pero en realidad, en el interior del núcleo, esta doble cadena de ácidos nucleicos se encuentra organizada y compactada mediante toda una serie de proteínas conocidas como histonas, que en su conjunto forman el nucleosoma al cual se asocia el ADN. Es este conjunto de interacciones proteína-ADN el que llamamos cromatina y por ende la molécula del ADN no se encuentra "desnuda" en el interior del núcleo de la célula.

Una consecuencia directa de esta sofisticada organización del genoma es que esta estructura debe ser remodelada para permitir la lectura de la información genética codificada en la molécula del ADN. Son justamente estos procesos de apertura y cerrado de la estructura de la cromatina lo que permite el "encendido" o "apagado" de la expresión de genes. Consecuentemente los errores a este nivel pueden ser la causa de diversas patologías sin que éstas tengan origen genético, es decir, la falta del producto de un gen no proviene de una mutación: proviene de la incapacidad para leer su información genética.

Por tanto, otras enfermedades, entre ellas el cáncer, están vinculadas directamente con alteraciones epigenéticas que tienen un impacto directo sobre el funcionamiento de los genes. Cabe resaltar que actualmente se considera que al menos 50 por ciento de los tumores tienen algún origen epigenético, en el que los genes encargados de controlar la proliferación celular estén "silenciados".

Son justamente los mecanismos de regulación a nivel epigenético los que nuestro grupo de investigación ha abordado. Nuestro laboratorio ha sido de los pioneros en el mundo en estudiar estos procesos en genes como p53 y Retinoblastoma, involucrados en el inicio y progresión de diversos tipos de cáncer. La relevancia de estos estudios se basa en un inicio, en el entendimiento a detalle de los mecanismos moleculares de esta clase de fenómenos para posteriormente diseñar estrategias de diagnóstico y terapéuticas mucho más específicas contra tipos particulares de cáncer.

Finalmente, debemos mencionar que la epigenética es una disciplina joven a la cual se debe poner particular atención e invertir muchas horas de estudio para empezar a entender los factores epigenéticos implicados en diversas patologías.

Félix Recillas Targa. Investigador del departamento de Genética Molecular, del Instituto de Fisiología Celular de la UNAM
Publicado enInternacional
El consumo de bebidas azucaradas eleva el riesgo de sufrir cáncer de páncreas, informó un estudio estadounidense.

Según investigadores de la Universidad de Minnesota  (Estados Unidos), las personas que beben dos o más refrescos con azúcar por semana tienen más probabilidades  de padecer cáncer de páncreas, un tumor inusual, pero mortal.

Este tipo  de enfermedad es de los más mortales, con 230 mil casos registrados en el mundo. En Estados Unidos, a 37.680 personas se les diagnostica cada año y 34.290 mueren por la enfermedad. 

La Asociación Americana del Cáncer calcula que apenas un 5% de las personas que padecen este cáncer tiene una tasa de supervivencia de cinco años. 

Los autores de esta investigación estudiaron los datos sobre consumo de bebidas azucaradas y jugos de frutas de 60.524 personas que participaron del estudio en Singapur, conocido como Singapore Chinese Health Study (Estudio de Salud Chino de Singapur).   Ellos hicieron un seguimiento del régimen alimenticio, la actividad física, la evolución demográfica y la salud de  los  singapurenses.

La investigación  que se realizó con más de 60 mil personas determinó que la gente que ingería más jugos de frutas que refrescos no tenía el mismo riesgo de sufrir esta clase de tumor. 

Para Mark Pereira, autor principal del estudio, aunque el alto contenido de azúcar de las gaseosas podría ser el responsable, “quienes beben refrescos azucarados regularmente también tienen otros hábitos poco saludables”,  informó el diario venezolano El Universal. 

 “Los altos niveles de azúcar en los refrescos podrían incrementar el nivel de insulina producido en el cuerpo, lo que creemos que contribuye a que las células de cáncer de páncreas crezcan”, señaló Pereira en un comunicado. El médico cree que los resultados pueden ser aplicados a todo el planeta.

 En un artículo publicado en la revista Cancer Epidemiology, Biomakers & Prevention, los científicos dijeron que habían seguido a hombres y mujeres en el Estudio de Salud Chino  durante 14 años. 

 En ese tiempo, 140 de los voluntarios desarrollaron cáncer de páncreas. Quienes bebían dos o más gaseosas a la semana tenían 87% más riesgo de contraer la patología.  Es decir, los investigadores identificaron los casos de cáncer de páncreas y los fallecimientos a causa de esa enfermedad entre la población sometida a seguimiento.   En la investigación, en cambio,  no se descubrió  ninguna relación entre el consumo de jugos de fruta y el cáncer de páncreas.

Tras ello, surgieron voces críticas. Susan Mayne, del Centro de Cáncer de la Universidad de Yale, expresó que, aunque este estudio encontró un riesgo, el descubrimiento se basó en un número relativamente pequeño de casos y no está claro si se trata de una asociación casual.  

“El consumo de refrescos en Singapur fue asociado a otros comportamientos adversos para la salud, como fumar o ingerir carne roja”, agregó. Otros estudios han vinculado el cáncer de páncreas con el consumo de carne roja, especialmente quemada o carbonizada, informó el diario El Universal. 

 Mientras tanto, la Asociación Nacional de Fabricantes de Bebidas Refrescantes Analcohólicas (Anfabra) manifestó que no se puede relacionar el cáncer de páncreas con la ingesta de refrescos azucarados, ya que el número de casos de cáncer observados es extremadamente  pequeño como para poder extraer conclusiones, publicó la página web lainformacion.com. 

La agrupación respondió así ante el “alarmismo” generado tras los resultados del estudio realizado por la Universidad de Minnesota. 

Recordó, en esta línea, que de 60.043 personas que participaron en el estudio, solo se detectó un porcentaje de 0,23% de casos de cáncer de páncreas (en total 140).

Agencias
WASHINGTON, EE.UU.
Publicado enInternacional
Jueves, 04 Febrero 2010 06:34

El 40% de casos de cáncer puede evitarse

Hasta el 40% de los casos de cáncer puede prevenirse mediante hábitos de vida más saludables y la mejora de los mecanismos para la detección. Así lo informó la Organización Mundial de la Salud (OMS), con ocasión del Día Mundial contra el Cáncer, que se recuerda hoy.

Expertos españoles en  oncología  coincidieron con la OMS. El director del Plan director de Oncología de Barcelona, Josep María Borrás, señaló que  el  40% de los cánceres puede prevenirse y el 20% se   atribuye a infecciones  bacterianas que  causarían tumores malignos de estómago, útero o hígado. 

 Para reducir el riesgo de cáncer, hay que disminuir la exposición al sol, además   consumir menos tabaco y alcohol, acciones que, a juicio del  organismo internacional, los gobiernos deben fomentar a través de la concienciación ciudadana.

A este respecto,  la directora regional europea de la OMS, Zsuzsanna Jakab, afirma que los programas de control de cáncer, “bien concebidos”, resultan esenciales para luchar contra este mal y mejorar las vidas de quienes la padecen. 

En Europa, los más expuestos al cáncer son las personas que poseen rentas más bajas, que tienen menos conciencia de los factores de riesgo, así como un acceso más limitado a una adecuada asistencia sanitaria. Este hecho se constata con que el 72% de las muertes derivadas del cáncer -del total de 7,6 millones en el mundo al año- acontecen en países con rentas bajas o medias.

La OMS prevé que las muertes por cáncer aumentarán paulatinamente y que  en 2030, 17 millones de personas fallecerán a causa de esta enfermedad. En el caso de las mujeres, el cáncer más mortífero es el de mama, que provoca el 17,2% de muertes, mientras que para los hombres el más peligroso es el de pulmón, responsable del 26,9% de   los fallecimientos.

 Con motivo de la celebración mañana del Día Mundial contra el Cáncer, el doctor Borrás recordó que la supervivencia ha mejorado con los años y han descendido las probabilidades de morir de cáncer gracias a los nuevos tratamientos, que también mejoran la calidad de vida de los pacientes. Para este experto, uno de los grandes avances de los últimos 15 años ha sido descubrir que algunos cánceres están asociados a infecciones,   que abre   posibilidades preventivas con vacunas y terapéuticas, como en el caso del helicobacter pylori (HP).  

El jefe de la unidad de nutrición y cáncer del Instituto Catalán de Oncología, Carlos  González, explicó al respecto que el HP es una bacteria asociada a la úlcera péptica y el linfoma gástrico.  Según González, el HP es el factor de riesgo más importante para el cáncer de estómago, que es el cuarto más frecuente en el mundo, y el segundo más mortal, porque se pronostica mal y en estados avanzados.
Alto nivel de vitamina D reduciría cáncer al colon
  
Un alto nivel de vitamina D en la sangre parece estar asociado con una reducción del riesgo de cáncer al colon, según un estudio comparativo realizado sobre más de medio millón de europeos y que publicó el British Medical Journal (BMJ).  Las personas con un alto nivel de vitamina D en la sangre corren un riesgo 40% inferior de desarrollar un cáncer colorrectal que los que lo tienen bajo.

Esta vitamina, que el cuerpo elabora cuando se expone al sol, pero que puede también provenir de ciertos alimentos, desempeña un papel en la resistencia ósea al favorecer la fijación del calcio. Estudios previos habían sugerido un vínculo entre la vitamina D y el cáncer colorrectal, pero no se llegó a conclusiones debido a la escasa información sobre las poblaciones europeas. 

El presente estudio, realizado de 1992 a 1998 y basado en el proyecto EPIC (European Prospective Investigation into Cancer), sobre más de 520.000 personas de 10 países de Europa fue coordinado por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC).  Los autores del estudio señalan que aún queda por aclarar si una concentración elevada de vitamina D en la sangre debido a suplementos dietéticos o a alimentos enriquecidos, es mejor solución que lograr este resultado a través de una dieta equilibrada combinada con una exposición regular y moderada a la luz solar.

AFP / EFE
Londres, Reino Unido
Publicado enInternacional
–¿A qué se dedica hoy?

–Trabajo en el Centro Nacional de Investigación del Cáncer de la Universidad de Heidelberg, el más importante de Alemania, del que durante veinte años fui director; desde hace seis estoy felizmente jubilado, pero continúo trabajando allí.

–¿Cuál cree usted que es la relevancia social del descubrimiento por el cual le han dado el Nobel?

–Bueno, creo que el reconocimiento tiene que ver con el trabajo sobre el papilomavirus y los cánceres cervicales, y que resultó eventualmente en el desarrollo de una vacuna para prevenir estos tipos de cáncer. El cáncer de cuello de útero es el segundo más frecuente a nivel mundial entre las mujeres y por tales motivos estamos deseosos de poder prevenirlos en toda la población mundial.

–¿Qué se sabía sobre relaciones entre virus y cáncer cuando usted comenzó a investigar este tema?

–Cuando comencé en 1962 no era posible relacionar ningún agente infeccioso conocido con el cáncer humano. En 1985 se detecta por microscopía electrónica el primero de estos agentes en un tumor, el virus de Epstein-Barr. Tuve la oportunidad desde 1966 de trabajar yo mismo en este tema durante muchos años y pudimos demostrar presencia de material genómico de este virus en células de linfomas, en tumores de niños del Africa y en células de carcinoma nasofaríngeo.

–¿Se han podido desarrollar vacunas a partir de ese descubrimiento?

–Lamentablemente aún no existen vacunas disponibles para el control del Epstein-Barr, aunque algunas compañías están trabajando en el tema. El problema con este virus es que se ha diseminado por todo tipo de poblaciones, e incluso nosotros podríamos excretarlo en nuestra saliva, es ubicuo y fácilmente transmisible. Pero en la mayoría de los casos no produce síntomas, y esto impidió que muchas compañías pusieran el debido énfasis en el desarrollo de vacunas. Ocasionalmente causa mononucleosis infecciosas. La acción tumoral de este virus es poco común pero ocurre principalmente en pacientes inmunosuprimidos y en regiones específicas del mundo. Todavía no podemos comprender por qué los linfomas Burkitt por Epstein-Barr ocurren predominantemente en el Africa ecuatorial, y por qué el carcinoma nasofaríngeo se limita principalmente al sur de China y al área del Sudeste asiático.

–¿Y por qué son importantes las vacunas contra el HPV?

–Los papilomavirus están ampliamente diseminados alrededor del mundo, y calculamos que la mayoría de la población mundial está en alto riesgo de adquirir los papilomavirus que causan cánceres cervicales. De hecho, las mujeres tienen un 50, 70 u 80 por ciento de riesgo de ser infectadas durante su edad sexualmente activa. A pesar de eso sólo 1,1 por ciento van a desarrollar cáncer cervical con el tiempo, o al menos éstas son las cifras obtenidas en Alemania. Las lesiones menores serán detectadas por Papanicolaou y extirpadas por el ginecólogo, y si tempranamente se detecta cáncer, hay excelentes chances de curarlo. Pero a nivel mundial tenemos alrededor de 500.000 casos de cáncer cervical y por esto unas 250.000 personas mueren, la mayoría en el mundo en vías de desarrollo.

–También se habla de una relación entre HPV y cáncer bucal.

–Sí, existe una relación, y entre un tercio y un cuarto de los cánceres orofaríngeos están asociados a este tipo de virus. Existe evidencia de que estos virus causan estos tipos de cáncer, y de que están presentes en el cáncer de amígdalas y en cáncer anal, y en un 30 a 50 por ciento de los cánceres de pene y de vulva.

–¿Y eso es importante epidemiológicamente?

–Sí, claramente, porque se relaciona con la vacunación. Sería conveniente vacunar a los niños varones también, por varias razones: el cáncer orofaríngeo y el anal ocurren más frecuentemente en varones que en mujeres. Además las verrugas genitales –condilomas– aparecen en ambos sexos con relativa frecuencia, son extremadamente desagradables y recidivan bastante. Es totalmente posible erradicar estas infecciones con una vacunación a nivel mundial. Y debiera ser obligatorio vacunar a los niños varones también. Creo que es una cuestión de solidaridad de género, porque los hombres transmiten el virus a las mujeres y viceversa, pero sucede más comúnmente de hombre a mujer. O sea que para proteger al otro género la vacunación es muy importante.

–Se han leído algunas críticas suyas sobre el costo de las vacunas.

–Sí, porque la vacuna en la actualidad es demasiado cara. Desconozco su precio en la Argentina, pero en Alemania pagamos 465 euros por las tres inyecciones. En Estados Unidos, aproximadamente 365 dólares. Algunos gobiernos han sabido negociar un precio más bajo, pero los alemanes no somos hábiles para negociar (risas). Las compañías trataron de darme explicaciones por estos altos costos, pero no me han logrado convencer. Creo que los precios se van a reducir en el futuro porque habrá compañías en países como India y China que desarrollarán vacunas que contengan aún más variedad de tipos. India está produciendo una vacuna octovalente –contra ocho serotipos del virus– y otra compañía está trabajando en la producción de una vacuna nonavalente. Creo que la competencia va a aumentar en los próximos años y esto va a bajar costos considerablemente. Para el mundo en vías de desarrollo el cáncer de mama es más importante (que los causados por HPV).

–¿Es posible cubrir con una sola vacuna todos los tipos de virus que causan cáncer?

–En teoría sí, pero en la práctica no, hasta ahora. Varios grupos están trabajando en lo que se llama “vacunas de grupo específico”. Todos los virus que infectan el tracto genito-anal que pertenecen a los mismos subgrupos del HPV estarían cubiertos por este tipo de vacuna. El problema es que los niveles o títulos de anticuerpos que proveen son relativamente bajos y necesitamos más investigación para mejorar esta condición, pero creo que en el futuro sí será posible.

–¿Cuánto demorará?

–No podemos predecirlo. Depende de las pruebas clínicas, ojalá que un par de años. Veremos.

–¿Cómo piensa que influye la industria farmacéutica en la investigación científica?

–Quizá no tanto respecto de la dirección de la investigación, pero indudablemente sí en la aplicación de la información que resulta de la investigación. Por ejemplo, este tipo de vacunas no hubieran podido ser desarrolladas sin las compañías farmacéuticas. Es obligatorio que lo hagan, incluso con un respaldo financiero razonable. De modo que en ese sentido existe mucha influencia. Por supuesto que la industria farmacéutica puede influir en la investigación haciendo que ésta responda a las requisitorias relacionadas con su propia actividad. Sin embargo, debo decir que nunca he sido presionado por la industria farmacéutica.

–¿Y qué piensa de la importancia social de la ciencia?

–Es mi opinión, la ciencia es muy importante para la sociedad, es una de las fuerzas que movilizan su de-sarrollo. Es cierto que necesitamos que se conduzca una investigación básica, pero también que se vuelquen estos resultados de la investigación a la aplicación práctica. No creo que un país deba confiarse únicamente a que (sus científicos) interpreten la información, sino que debieran realizar ellos mismos por lo menos algún tipo de investigación básica.

–¿Cómo nivelar este problema entre países pobres y ricos?

–Es una pregunta difícil. Los países donde se hace investigación invierten mucha plata y pueden hacerlo fácilmente. Igualmente creo que se debe alentar a los países en desarrollo a realizar investigación básica. Algunos dicen que esto ya no va a ser posible, pero yo insisto en que hay que intentarlo, aunque sea en forma limitada, porque ésta sería una forma de lograr algún desarrollo y liderazgo en áreas específicas, y la correspondiente aplicación en esas áreas para el beneficio humano.

–¿Qué ha cambiado para usted después del Premio Nobel?

–Es una pregunta interesante, porque inicialmente cuando los periodistas me lo preguntaron yo decía que inmediatamente iba a volver a mi actividad normal. Pero no es verdad, porque en realidad recibo diariamente grandes pilas de correo, pedidos para colaborar en publicaciones y un montón de cosas que ya no puedo hacer más. De todos modos la vida sigue siendo todavía agradable y estoy trabajando duro en un nuevo proyecto de investigación que hemos desarrollado recientemente.

–¿Y de qué se trata?

–Trabajamos en otros cánceres porque creemos que existe evidencia epidemiológica de que pueden estar implicadas infecciones, en particular en el cáncer colorrectal, el de mama, el pancreático y el pulmonar en personas no fumadoras. Dado que son cánceres muy comunes, pensamos que si esta especulación resulta cierta tendrá mucha importancia en la prevención y el diagnóstico temprano. Ese es nuestro tema actual.

–Sólo faltaría el de próstata y estaríamos hablando de la mayoría de los cánceres comunes.

–En el cáncer prostático es difícil de diagnosticar, porque se trata de un retrovirus que no se ajusta a los mismos modelos epidemiológicos. Buscamos con criterio epidemiológico porque estos cánceres son interesantes para infectólogos, como yo mismo. El cáncer colorrectal, por ejemplo, ha aumentado su incidencia en países donde se consume mucha carne roja, como en Argentina. El riesgo de adquirirlo ha aumentado entre 20 y 40 por ciento tras el consumo de carne vacuna, porcina y de cordero.

–Pero se habla de la carne asada como factor de riesgo, ¿qué lógica tendría eso?

–Creemos que aparecen factores químicos cancerígenos en el proceso de cocción –asar y freír–. Estos factores también han inducido cáncer en roedores (de laboratorio). Como la carne de ave no produce este riesgo, necesitamos una explicación, y nuestra especulación es que en la infección existen algunos agentes resistentes que sobreviven a los procesos de cocción. Y de hecho así es, ya que existe un grupo de virus que resisten 80° C por un período prolongado. Nuestra sospecha es que la interacción entre el virus latente y estos factores químicos favorece el aumento de este riesgo en el desarrollo de este tipo de cánceres, y estamos trabajando en eso con vacas y ganado.

–¿Es el cáncer una sola enfermedad?

–Hay muchos tipos de etiologías en cáncer, y por lo tanto en mi opinión nunca habrá una única cura para el cáncer. Tendremos que ir allanando el camino con el estudio de los cánceres individuales.

Por Marcelo Rodríguez
Publicado enInternacional
Londres, 10 de noviembre. El uso excesivo de antibióticos en Europa está expandiendo la resistencia de las bacterias y amenaza con perjudicar tratamientos médicos vitales, como los remplazos de cadera, el cuidado intensivo de los bebés prematuros y las terapias contra el cáncer, dijeron expertos.

Dominique Monnet, de la unidad de asesoramiento científico del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (CEPCE), señaló que la expansión total de la medicina moderna está bajo amenaza debido a que las bacterias se están volviendo resistentes a los antibióticos, inutilizando los fármacos.

Si esta ola de resistencia a los antibióticos nos supera, no podremos realizar trasplantes de órganos, remplazos de cadera, quimioterapia contra el cáncer, ni brindar terapia intensiva y neonatal a los bebés prematuros, dijo Monnet a periodistas en una conferencia.

Los antibióticos son necesarios en todos esos tratamientos para prevenir las infecciones bacterianas. Pero esos microrganismos resistentes a los medicamentos son un problema cada vez mayor en los hospitales de todo el mundo, como es el caso del estafilococo dorado resistente a la meticilina (SARM).

Las infecciones con SARM causan la muerte de unas 25 mil personas por año en Europa y alrededor de 19 mil en Estados Unidos.

Perjuicios económicos

Monnet expresó que los costos de la resistencia a los antibióticos ya está dañando las economías y que podría perjudicar aún más los presupuestos en atención médica de toda la Unión Europea (UE) si el problema no se resuelve.

Las seis bacterias resistentes a múltiples medicamentos más comunes, conocidas como superbacterias, causan unas 400 mil infecciones anuales en Europa, por las que mueren alrededor de 25 mil personas, y consumen 2.5 millones de días de hospitalización anuales.

El CEPCE, que controla y aconseja sobre enfermedades a la UE, calcula que con el costo de un día de hospitalización –en promedio 366 euros–, las infecciones con superbacterias consumen 900 millones de euros anuales en costos extra, y otros 600 millones por año en pérdida de productividad.

A lo largo de la Unión Europea, la cantidad de pacientes infectados con bacterias resistentes crece y la resistencia a antibióticos es una amenaza importante para la salud pública, indicó el CEPCE.

La entidad está planeando una campaña de concientización sobre antibióticos para el 18 de noviembre, en la cual instará a los médicos de la región a frenar la prescripción excesiva de esos medicamentos.

Los pacientes que demandan antibióticos cuando presentan una infección viral suelen desconocer que esas medicinas no son útiles contra los virus, añadió, pero los médicos sí lo saben y deberían dejar de ceder a las presiones.

Saarah Earnshaw, de la unidad de comunicaciones del CEPCE, recurrió a un sondeo de 2002 que mostró que 60 por ciento de los pacientes no sabe que los antibióticos no funcionan contra los virus, como los de la gripe y los resfríos.

Los pacientes suelen demandar antibióticos, añadió Earnshaw. Y los médicos suelen creer, según la experta, que brindarlos es una forma más rápida de lidiar con los pacientes demandantes, en lugar de buscar persuadirlos de que no funcionarán.
Publicado enInternacional
La rata topo lampiña no tiene pelo y apenas ve, pero a cambio vive más que cualquier otro roedor y no padece cáncer. Hasta ahora nadie sabía por qué, pero un estudio publicado ayer en PNAS aclara parte del enigma.

Este pequeño roedor, que vive en el subsuelo de Kenia, Etiopía y otros países africanos, goza de unas células equipadas con un doble freno al crecimiento que parece evitar el agolpamiento típico de los tumores. Los ratones de laboratorio y los humanos sólo tienen uno de esos frenos. En comparación, son menos longevos y más propensos al cáncer.

El Heterocephalus glaber, también conocido como ratopín rasurado, es el único mamífero cuya organización social es comparable a la de hormigas y abejas. La especie tiene una reina de mayor tamaño que el resto, dos o tres machos que se aparean con ella y decenas de obreros estériles que cavan los túneles con sus largos incisivos. Pueden vivir hasta 28 años 7 veces más que un ratón pero no conocen el cáncer, una enfermedad ligada a la edad.

Según el estudio, se debe a que sus células están equipadas con un sistema de "inhibición por contacto temprano". Se trata de una especie de sensor en la membrana celular que las instruye para que dejen de multiplicarse cuando sienten el contacto de otra célula vecina. Además, comparte con el hombre y el ratón otro sistema estándar de inhibición por contacto que ayuda a las tres especies a detener el crecimiento en un momento más tardío, cuando las células están más abigarradas. Este sistema se anula en las células cancerígenas, que se multiplican sin freno y causan tumores.

Los investigadores descubrieron que la inhibición temprana del ratopín hace que sus células se repliquen tres veces menos que las de un ratón, un animal muy propenso al cáncer. Señalan que este sistema le aporta una extraordinaria protección que podría llevar hacia nuevas terapias si se consigue imitar en humanos.

NUÑO DOMÍNGUEZ - MADRID - 28/10/2009 08:00
Publicado enInternacional