"El santo grial del agua": Detectan un nuevo estado del líquido más abundante de la Tierra

 

Durante más de 20 años, los investigadores habían buscado un método que demuestre que el agua puede mantenerse en dos estados líquidos diferentes.

 

El agua es uno de los líquidos más sorprendentes de la naturaleza. La ciencia hoy en día conoce que en estado gaseoso el agua se mantiene en forma de vapor y en estado sólido su estructura molecular puede adoptar 21 formas diferentes dependiendo de la temperatura y la presión a su alrededor. Sin embargo, su estado más conocido, el líquido, aún guarda cierto grado de misterio.

Desde los años 1990, los investigadores sospechaban que el agua líquida podía mantenerse en un estado molecular diferente a una densidad superior o inferior a su nivel normal de un gramo por centímetro cúbico, aunque no existía un método que pudiera demostrarlo en la práctica.

 

Dos estados líquidos bajo el punto de congelamiento

 

Un grupo de investigadores de la Universidad de Nebraska, EE.UU., ha llegado a la conclusión de que este extraño subestado líquido del agua se logra encerrando moléculas de agua en un nanotubo de carbono de un tamaño de 1,25 nanómetros —unas 15.000 veces más delgado que un cabello humano— y sometiéndolas a una temperatura constante de – 43 °C.

Las simulaciones por computadora han demostrado que en esta situación el agua se comporta de una manera inesperada. Aún bajo el punto de congelamiento, adquiere un estado líquido de baja densidad y luego se congela nuevamente para formar un nanotubo hexagonal de hielo. "No esperábamos eso", confiesa el profesor Xiao Cheng Zeng, miembro del equipo de investigación.

Los científicos esperan que el avance en la tecnología de fabricación de nanotubos de carbón les permita demostrar en la práctica este extraño comportamiento y abra un amplio abanico de opciones en la investigación del estado de baja o alta densidad líquida del agua. "Observar que existen dos estados líquidos ha sido como el santo grial del agua", considera Zheng.

 

 

Publicado enInternacional
Miércoles, 05 Abril 2017 07:27

La anacrónica política industrial de Trump

Donald Trump en su posesión, donde prometió que “recuperaremos nuestros empleos y nuestras fronteras”.

 

Los ideólogos de la era neoliberal han insistido una y otra vez en que la política industrial es un lastre. Se le ha acusado de distorsionar los precios, de desperdiciar recursos fiscales y de ser la mejor receta para premiar a empresas y sectores perdedores en la competencia económica. Pero hoy regresa la política para el desarrollo industrial al centro del escenario con los desplantes de Trump sobre la recuperación de empleos en el sector manufacturero.

En realidad, la intervención del poder público para promover el desarrollo industrial nunca ha desaparecido. Ni siquiera en la era triunfante del neoliberalismo. Los subsidios, créditos y apoyos económicos de todo tipo para apuntalar la competitividad de alguna empresa en particular o de una rama industrial se han mantenido como una constante de la vida económica.

China siempre abrazó los instrumentos más variados de la política industrial. Desde el apoyo crediticio y los subsidios, hasta el poder de compra del Estado, pasando por la ingeniería en reversa para copiar tecnología extranjera, asimilarla y adaptarla a sus necesidades y las del mercado internacional. Por supuesto, uno de los pilares más importantes de esta política industrial fue la inversión en investigación científica y desarrollo tecnológico. A principios de este siglo China invertía 1.5 por ciento del PIB en investigación científica y desarrollo experimental (IDE), proporción bastante menor que la de los principales países industrializados. Hoy ese porcentaje ha aumentado a 2.5 por ciento, lo que sitúa a la economía china en un rango similar al de Estados Unidos. La diferencia es que Estados Unidos se ha embarcado en una política industrial anacrónica, segmentada y sin rumbo.

Recuperar los empleos viejos del sector manufacturero parece ser el objetivo primordial de la administración Trump. Pero dadas las tendencias de largo plazo en la estructura del sector manufacturero a escala mundial, es poco probable que los sectores que tienen en mente Trump y sus amigos puedan recobrar o generar los empleos perdidos. El mejor ejemplo es el de la industria del carbón y el acero. Para empezar, la mayor parte de la demanda de energía en Estados Unidos se satisface con otros energéticos. Y las dos industrias son muy intensivas en capital (requieren una inversión muy fuerte por cada empleo generado).

Así que Trump puede seguir diciendo que impidió que la Ford se llevara a México su planta de Kentucky, o puede presumir de haberle torcido el brazo a Carrier, el gigante de los equipos de refrigeración, para que no instale su planta con mil empleos en México. O puede seguir con su neoproteccionismo e imponer nuevos gravámenes sobre los productos importados desde México. Lo cierto es que esos desplantes no servirán para generar los empleos que Trump pronostica en el sector manufacturero y tampoco servirán para devolver a Estados Unidos un liderazgo industrial.

Pero hay otra vertiente de política industrial anidada en el presupuesto militar de Trump. Se recordará que el presupuesto de egresos recién enviado al Congreso contempla un incremento de 54 mil millones de dólares para gasto militar. Una buena parte de este monto se irá a las industrias que ya producen equipo militar de todo tipo, desde aviones no pilotados y misiles crucero de alta velocidad hasta submarinos invisibles y la renovación de las cabezas nucleares en el arsenal estratégico. Muchos analistas piensan que de esa inversión pueden desprenderse beneficios inesperados en términos de innovaciones tecnológicas aplicables a la industria civil.

Pero no es la primera vez que el incremento en el gasto militar contribuye a desmantelar las bases de la competitividad industrial en Estados Unidos. Entre 1960 y 1986, Estados Unidos vio reducir su participación en la producción mundial de 25 a 10 por ciento. La razón es que mientras Japón y Alemania innovaban en la introducción de máquinas herramienta de control numérico para uso genérico en la industria civil, Estados Unidos se dedicaba a diseñar sistemas automatizados para las máquinas herramienta que usaba la fuerza aérea en la producción de sus equipos y refacciones. El resultado fue el debilitamiento de la industria de máquinas herramienta de Estados Unidos y su pérdida de competitividad. Este no es el único ejemplo del impacto negativo que ha tenido el gasto militar sobre la industria en Estados Unidos, pero es un poderoso llamado de atención para dejar de creer en los ilusos comentaristas allegados al complejo militar-industrial en Estados Unidos.

Los objetivos de la política industrial de Trump nunca serán alcanzados. Y mientras Estados Unidos sigue dominado por las necesidades del sector financiero y pierde tiempo siguiendo los enfermizos tuits del señor Trump, China continúa abriendo nuevos derroteros para la industrialización en los estratégicos ramos de robótica, manufactura inteligente y nuevos materiales para energías renovables. Está bastante claro quién será el líder en manufacturas en el próximo decenio.

 

Twitter: @anadaloficial

 

 

Publicado enPolítica
© Foto: Twitter/TechRadar

 

Alemania ha puesto a prueba el 23 de marzo al 'sol artificial más grande del mundo'. El experimento busca encontrar nuevas soluciones para la producción de combustibles amigables con el medio ambiente.

 

El 'Synlight' es una gigantesca estructura en forma de nido de abeja, compuesta de 149 focos de luz, que al ser enfocados en un área de 20x20 centímetros son capaces de producir una radiación 10.000 veces mayor que la del Sol.

Las altas temperaturas —3.000 grados Celsius— alcanzadas con ayuda del 'Synlight' son una pieza clave en el desarrollo de nuevas tecnologías para producir hidrógeno, aclaró Bernhard Hoffschmidt, director del Instituto de Investigación Solar del Centro Aeroespacial Alemán, a Time.

Muchos científicos consideran al hidrógeno 'el combustible del futuro', debido a que no produce emisiones de carbono al ser quemado y por ende no contribuye al calentamiento global. Sin embargo, el elemento químico no se produce en la naturaleza y debe ser sintetizado a través de la división de una molécula de agua en un proceso que, actualmente, requiere de grandes cantidades de energía.

Hoffschmidt agregó que el objetivo del 'Synlight' es realizar experimentos para obtener hidrógeno a gran escala, ya que hasta ahora solo han sido puestos a prueba en laboratorios en escala reducida. Una vez que los científicos hayan dominado las técnicas de obtención de hidrógeno con una matriz de 350 kilovatios de 'Synlight', el proceso podrá ser adaptado para su uso industrial.

El objetivo final consiste en desarrollar una tecnología capaz de producir hidrógeno a larga escala, usando la luz del Sol como fuente y no la energía de soles artificiales.

 

 

La empresa afirman que su logro representa uno de los avances tecnológicos más grandes para la humanidad.

 

La empresa estadounidense Memphis Meats ha logrado producir carne a partir de células de pollos y patos, sin la necesidad de sacrificar animales.

“Una mejor carne, un mejor mundo”. El lema de la empresa estadounidense Memphis Meats, que aboga por producir carne sin necesidad de matar a los animales, ha impulsado a sus investigadores a desarrollar un método innovador de producción de uno de los alimentos básicos de muchas cocinas del mundo.

El método se basa en la fabricación de carne mediante el cultivo de células de los animales. A partir de esta técnica, Memphis Meats han conseguido por crear carne de pollo y de pato primera vez en el mundo.

Desde la ‘startup’ estadounidense afirman que su logro representa “uno de los avances tecnológicos más grandes para la humanidad”, dado que su método de fabricación de carne podría requerir “hasta un 90 % menos de terrenos, agua y emisiones de gases de efecto invernadero que la producción convencional de carne”.

El año pasado Memphis Meats realizó albóndigas de ternera utilizando la misma técnica. Entre las ventajas del proceso de fabricación de carne destacan la ausencia de “degradación medioambiental, de preocupaciones en torno al bienestar de los animales y de riesgos para la salud pública”.

 

 

El matemático francés Yves Meyer, durante una charla. CENTRE HENRI LEBESGUE

 

Un día de 1984, el matemático Yves Meyer se encontraba en la cola de la fotocopiadora en la Escuela Politécnica de Palaiseau, cerca de París. Uno de sus colegas de edificio, un físico, estaba imprimiendo un estudio sobre una nueva técnica para descomponer las señales sísmicas complejas registradas en los terremotos. Meyer se quedó fascinado. Cogió el primer tren a Marsella para conocer a sus autores. Hoy, aquella técnica, la teoría de las ondículas, es una de las aportaciones matemáticas que más ha transformado la sociedad: permite desmontar imágenes y sonidos en paquetes de información más sencillos que facilitan su manejo. Gracias a las ondículas podemos ver nuestro páncreas en un hospital, disfrutar de una película digital o comprimir nuestras fotografías de las vacaciones en formato JPEG-2000. Y, por desarrollar esta teoría, Yves Meyer ha ganado hoy el premio Abel, dotado con 675.000 euros y considerado el Nobel de las matemáticas.

Meyer nació en 1939 y se crió en el Túnez colonial francés. Aquello marcó su carácter a la hora de investigar. “De niño, me obsesionaba el deseo de traspasar las fronteras entre los diferentes grupos étnicos”, afirmó en una entrevista en 2011. Cuando se encontró en la fotocopiadora con la teoría de las ondículas, él era un matemático de 43 años experto en teoría de números, pero decidió saltar de disciplina. En aquel primer viaje a Marsella, conoció a Ingrid Daubechies, Alex Grossmann y Jean Morlet, tres de los pioneros de las ondículas. “Fue como un cuento de hadas. Sentí que por fin había encontrado mi hogar”, explicaba Meyer

La Academia Noruega de Ciencias y Letras, que concede el premio Abel, aplaude en un comunicado el “papel clave [de Meyer] en el desarrollo de la teoría matemática de las ondículas”. El investigador francés combinó los estudios fundacionales observados en la fotocopiadora con el trabajo del matemático argentino Alberto Calderón, pionero del análisis armónico. “Se sintió fascinado por esta relación inesperada entre teorías de naturaleza tan diversa. A mediados [de la década de 1980] dio forma a esta interconexión, dando una visión unificada de la teoría”, destaca en un comunicado el Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT), en Madrid, donde Meyer fue miembro del comité científico.

El matemático francés, profesor emérito de la Universidad París-Saclay, hace un llamamiento a los grandes expertos de cualquier disciplina para cambiar de campo de investigación una vez que han agotado el suyo. “Yo no soy más listo que mis colegas con carreras más estables”, señala. “Siempre he sido un nómada, intelectual e institucionalmente”, remata.

Sus avances en la teoría de las ondículas también permiten la eliminación de ruido en señales complejas. Por ejemplo, en 2015, el trabajo de Meyer fue clave en la detección por primera vez de las ondas gravitacionales predichas por el físico Albert Einstein un siglo antes. El experimento LIGO, llevado a cabo por dos observatorios en EE UU, fue capaz de captar la deformación del espacio y el tiempo provocada por una onda gravitacional formada por el choque de dos agujeros negros hace 1.300 millones de años. El próximo 23 de mayo, Meyer recibirá el premio Abel en una ceremonia con el rey Harald de Noruega.

 

 

Las 10 tecnologías que sacudirán el mundo

La revista 'MIT Technology Review', publicada por el Instituto de Tecnología de Massachusetts, ha presentado su lista anual de las tecnologías revolucionarias de los próximos años.

 

Según la publicación, se trata de tecnologías duraderas, que afectarán a casi todos los aspectos de la vida incluyendo la economía, cultura, política, e incluso mejoraría la atención médica, aunque no todas ellas están completamente desarrolladas.

La recuperación de la parálisis (estará disponible en 10-15 años)

 

Los neurocientíficos de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (Suiza) están aprovechando activamente las oportunidades de la tecnología para el retorno a la vida normal de las personas con parálisis motora. Los científicos han desarrollado el denominado 'shunt neural'. El principio de su trabajo es que los electrodos especiales se implantan en el cerebro del paciente, en la médula espinal cerca de la extremidad paralizada y en el miembro paralizado.

 

 


La conexión entre ellos se proporciona a través de una conexión inalámbrica. La señal del cerebro va directamente a las extremidades, y el paciente puede moverse, literalmente, por el poder del pensamiento. Los científicos esperan que esta tecnología también pueda ser usada para el retorno de la memoria, por ejemplo, en la enfermedad de Alzheimer.

 

Camiones sin conductor (estarán disponibles en 5-10 años)

 

Otto Company de San Francisco (EE.UU.) ya está llevando a cabo ensayos de la tecnología que permitirá a los camiones circular por su cuenta, incluso un convoy. Esto ayudará a ahorrar combustible, reducir los costos del transporte y rebajar el número de accidentes.

 


El equipo de control autónomo incluye cuatro cámaras de video que vigilan el camino por delante, un radar, un conjunto de acelerómetros y un radar láser, que vigila los alrededores del camión, así como un potente ordenador que analiza los datos recogidos por los dispositivos.

Para la fecha las pruebas ya han sido realizadas en camiones de Volvo. El primer viaje de un camión autoguiado de la empresa Otto fue realizado con éxito en octubre del 2016.

 

Rostro como medio de pago y de pase (la tecnología ya está disponible)

 

La tecnología de detección del rostro ahora se está desarrollando activamente en su mayor parte en China y se utiliza en el campo de la seguridad, y para facilitar el servicio al cliente. Una de las empresas que se dedican a esta tecnología es Face ++, con sede en Pekín.

 


Las aplicaciones desarrolladas por la compañía escanean la cara de una persona en 83 puntos específicos al mismo tiempo, lo que garantiza una alta precisión del reconocimiento. La tecnología ya está siendo utilizada para transferir dinero a través de la aplicación móvil Alipay de la famosa plataforma de Jack Ma, Alibaba, utilizada por más de 120 millones de personas en China.

Además, las autoridades chinas están utilizando la tecnología para buscar a sospechosos mediante las cámaras de vigilancia.

 

Los ordenadores cuánticos (estarán disponibles en 4-5 años)

 

El mayor éxito en el desarrollo de esta tecnología lo ha hecho la Universidad de Tecnología de Delft (Países Bajos). Hoy en día los científicos de la institución están trabajando con cuasipartículas únicas, descubiertas en el 2012, que son los principales componentes de los ordenadores cuánticos del futuro. Según los científicos, muy pronto, estos dispositivos ayudarán a revolucionar la protección criptográfica, la investigación farmacéutica, la ciencia de materiales y la inteligencia artificial.


Imagen esférica (ya disponible)

 

Ya se pueden comprar cámaras y videocámaras especiales que captan un panorama esférico. Esta tecnología pone al espectador en el centro de la imagen o del video, lo que nos permite considerar las imágenes desde todos los lados y obtener una mejor impresión de lo que vemos: como los videos 360º de RT. Entre los fabricantes que ya ofrecen cámaras con dicha tecnología están Ricoh, Samsung, 360fly, JK Imaging, IC real Tech y HumanEyes Technologies. El coste aproximado de uno de estos dispositivos ronda los 500-800 dólares.

 


Fotocélulas calientes (estarán disponibles en 10-15 años)

 

Los investigadores del MIT han creado unos fotoelementos térmicos sobre la base de los paneles solares convencionales y células fotovoltaicas, que se montan en los techos, que son mucho más eficientes que las tecnologías existentes. Ellos convierten la energía solar en calor en un primer momento, y luego en energía, pero dentro de un rango que puede utilizar eficazmente las células solares.

 


Normalmente las células solares convencionales absorben solo la parte visible del espectro (de violeta a rojo), convirtiendo en electricidad hasta un 32% de la energía solar. Mientras tanto, la eficiencia de los fotoelementos térmicos, desarrollados por los científicos del MIT, será dos veces más alta.

 

La terapia génica, versión 2.0 (ya está disponible)

 

Miles de enfermedades se producen debido a un error en cualquier gen humano. En los últimos años, los científicos han aprendido a utilizar la terapia génica para el tratamiento de una enfermedad genética hereditaria rara, como la inmunodeficiencia combinada severa, ceguera progresiva. La terapia génica está siendo desarrollada para el tratamiento de la hemofilia y la epidermolisis bullosa.

 


El principio del tratamiento es simple: un nuevo material genético se entrega a una célula a través de un virus. Los científicos creen que este método podría combatir las enfermedades más comunes como el mal de Alzheimer, la diabetes, la insuficiencia cardíaca y el cáncer.

 

Atlas celular (estará disponible en 5 años)

 

Los científicos están trabajando en un megaproyecto para la construcción de un catálogo celular. Para catalogar 37,2 billones de células del cuerpo humano, ha sido creado un consorcio internacional, que incluirá a representantes de EE.UU., el Reino Unido, Suecia, Israel, los Países Bajos y Japón.

Cada célula añadida al catálogo recibirá una firma molecular única y un índice. Este atlas mostrará por primera vez los detalles más pequeños de lo que constituye el cuerpo humano, que puede acelerar significativamente la búsqueda de nuevos fármacos.

 


'Botnet' de las cosas (ya existe)

 

Las botnets existen (redes de ordenadores con programas independientes) desde el comienzo de la década del 2000 y son utilizados por los 'hackers' desde hace muchos años para los ataques DDoS. Mientras tanto, el Internet de las cosas (una red de dispositivos con acceso a Internet) apareció recientemente. Ahora, los 'hackers' utilizan el Internet de las cosas para crear 'botnets', que constan de decenas de miles de dispositivos de consumo vulnerable.


Así, en octubre pasado, con la ayuda de una 'botnet' formada a partir de 100.000 dispositivos electrónicos, fue parcialmente interrumpido el proveedor de Internet Dyn, que provocó incluso la caída de servicios tales como Twitter y Netflix.

 

Aprendizaje con apoyo (estará disponible en 1-2 años)

 

El aprendizaje con apoyo es un proceso de formación por ordenador, cuando el dispositivo está llevando a cabo experimentos, recibe el resultado de estos experimentos, y utiliza estos resultados para encontrar formas de realizar tareas. De hecho, los ordenadores están estudiando como las personas, sin ninguna ayuda.

 

 

Esta tecnología, que ahora se utiliza, en particular, para mejorar la seguridad de autodesplazamiento de los vehículos, se está tratando de aplicar en otras áreas. Por ejemplo, con esta técnica los robots pueden aprender a hacer acciones que nunca han visto antes y que no se las pueden enseñar los programadores.

La NASA revela un plan para hacer de Marte un planeta habitable

 

Un ambicioso plan de la agencia espacial pretende devolver al planeta rojo su atmósfera y conseguir así que el agua líquida vuelva a fluir por su superficie.

 

Científicos de la NASA han propuesto lanzar un enorme escudo magnético en el espacio para proteger a Marte de los vientos solares. Con esta acción, explica la agencia espacial, se podría restaurar la atmósfera del planeta rojo y modificar su ambiente para que el agua líquida vuelva a fluir sobre su superficie, reporta Science Alert.

Este ambicioso plan, según señala el medio, conseguiría que el planeta rojo se convirtiera en habitable para las futuras generaciones de humanos.

Según los científicos, Marte contaba en el pasado con una densa atmosfera que permitía la existencia de océanos llenos de agua líquida y de un clima más cálido potencialmente habitable. Sin embargo, esto acabó cuando hace miles de millones de años se derrumbó su campo magnético protector, lo que hizo que desde entonces el viento solar haya ido destruyendo la atmósfera del planeta.

 

El objetivo: fundir el hielo

 

La NASA cree que interponer un potente escudo magnético entre el Sol y Marte podría servir como reemplazo de la antigua magnetosfera del planeta rojo, permitiéndole restaurar naturalmente su propia atmósfera.

El equipo de investigadores que propuso este plan reconoce que la idea puede sonar como "fantasiosa", pero está basada en una investigación sobre protección de astronautas y naves espaciales de la radiación cósmica. Según ellos, la misma tecnología, pero en una escala más grande, podría utilizarse para proteger al planeta rojo.

Las simulaciones de los expertos de la NASA han demostrado que un escudo magnético podría detener la pérdida atmosférica de Marte, lo que le permitiría en pocos años alcanzar la mitad de la presión atmosférica que existe en la Tierra.

De conseguirse esto, el clima del planeta se calentaría en unos 4 grados Celsius, lo cual sería suficiente para fundir el hielo de dióxido de carbono que hay en su polo norte. El carbono que se liberaría en la atmósfera provocaría entonces un efecto invernadero que lograría derretir el agua helada de Marte, devolviéndole a su estado líquido inicial.

 

 

Los IBM Q requieren temperaturas cercanas al cero absoluto.

 

La máquina podría resolver problemas que las computadoras convencionales ni pueden plantearse

 

La promesa de la computación cuántica está más cerca de cumplirse. IBM ha anunciado que comienza a construir los primeros ordenadores cuánticos universales. Aunque no hay fecha para su disponibilidad comercial, el veterano fabricante informático asegura que sus IBM Q superarán en velocidad y capacidad de cálculo a las supercomputadoras actuales más potentes y de largo.

Con la computación cuántica hay que hacer casi como con la física cuántica: resetear el cerebro y arrinconar las nociones de física clásica. A nivel subatómico, las partículas tienen una serie de extrañas propiedades que escapan a la lógica convencional. La que más interés tiene para la informática es la superposición cuántica, la capacidad que tiene un electrón, por ejemplo, de tener varios estados de forma simultánea.

Los bits convencionales, la base de la informática actual, operan la información en dos estados alternativos (ceros o unos, encendido o apagado). Los segundos pueden además presentar ambos valores a la vez. La consecuencia práctica es que, mientras la suma de más bits a una máquina aumenta linealmente su capacidad de gestionar la información, la suma de más qubits la eleva de forma exponencial.

"Los ordenadores clásicos son extraordinariamente potentes y seguirán mejorando y sustentando todo lo que hacemos en los negocios y la sociedad. Pero hay muchos problemas con los que nunca podrá enfrentarse un ordenador clásico", decía el vicepresidente de IBM Systems, Tom Rosamilia, durante la presentación del plan para construir los IBM Q. "Para obtener conocimiento desde lo más complejo, necesitamos un ordenador cuántico", añade.

El objetivo de IBM es desarrollar un ordenador cuántico con 50 qubits en una primera fase. Aseguran que una máquina así superaría en rendimiento a las mejores supercomputadoras de la lista Top500. Aunque IBM no ha dado fechas de cuando estarán disponibles los primeros IBM Q, no se podrán comprar en las tiendas. Estas máquinas no están pensadas para procesar textos o jugar. Solo grandes corporaciones o centros de investigación pueden sacarle partido.

Además, los qubits son muy delicados. Como le sucede a otras partículas, la menor perturbación térmica o electromagnética puede alterar su estado, provocando errores. Por eso los qubits se mantienen a temperaturas cercanas al cero absoluto. Esto hace aún más impracticable la idea de comercializar las máquinas directamente.

La idea de IBM es ofrecer los Q como servicio a través de su red de cloud computing, o informática en la nube. Para ello aprovechará el proyecto IBM Quantum Experience, una plataforma estrenada el año pasado sobre un procesador de cinco qubits. Abierta a expertos e investigadores, ha permitido a IBM probar su enfoque de lo que debe ser la informática cuántica.

Y es que IBM no es la única que persigue el sueño cuántico. También lo buscan Microsoft o Google, y cada una con un enfoque diferente. De hecho, ya se pueden comprar ordenadores cuánticos por unos cuantos millones de dólares. Son los D-Wave que fabrica la compañía canadiense del mismo nombre. En enero de este año anunciaron la disponibilidad de su D-Wave 2000Q. La cifra se refiere a los 2.000 qubits que tiene la máquina bajo un complejo sistema de refrigeración.

Pero los 2.000 qubits de D-Wave no son necesariamente más que los 50 qubits de IBM. Es otra las extrañezas de la informática cuántica. Las computadoras canadienses usan un método llamado temple cuántico que, aunque ha facilitado su desarrollo, las limita a tareas muy específicas. Google, por ejemplo, compró una D-Wave para explorar el uso de la inteligencia artificial en las búsquedas.

Por eso IBM ha destacado en su presentación el apellido universal de sus IBM Q. No parece probable que sean algún día máquinas de propósito general como lo son los actuales ordenadores. De hecho, tampoco lo pretenden. Y si no, esta es la lista de posibles aplicaciones que IBM imagina para sus Q: descubrimiento de nuevos fármacos y materiales, impulsar el aprendizaje de las máquinas para la inteligencia artificial o asegurar los datos que viajan por las redes aprovechando las rarezas de la física cuántica.

 

1488762376 465834 1488769637 sumario normal recorte1

 Detalle del interior del ordenador cuántico universal de IBM. IBM RESEARCH

 

 

 

 Twitter: @MACriado

 

Según el informe presentado por la Contraloría General de la Nación el 26 de enero del 2017, hechos de corrupción pueden tener relación con problemas de eficiencia y eficacia en el cumplimiento de los objetivos para los cuales fue creado el Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación (FCTeI). En este artículo conectamos la denuncia que devela el informe con una reflexión sobre el papel de la tecnología en la sociedad, con la intención de ahondar más allá de este hecho específico.


La ciencia al garete. No solo es irrisorio el escaso 0,6 por ciento del total del PIB destinado a tal área en Colombia, sino que ahora el 10 por ciento del Sistema General de Regalías que constituye el FCTeI, y que fomenta su estímulo, se pierde en las regiones en ineficiencia, amiguismo y clientelismo.

 

Así lo deja al descubierto un reciente informe de la Contraloría General de la Nación al precisar que la evaluación sobre el funcionamiento de este Fondo entre 2012 y 2015, llevada a cabo mediante una Actuación Especial de Fiscalización, reveló la pervivencia de un fuerte rezago en la aprobación de los proyectos y una extrema lentitud en su ejecución. Según el informe, en departamentos como Córdoba, de los $160 mil millones asignados para financiar proyectos de ciencia y tecnología, se identificó un presunto detrimento al patrimonio público por más de $29 mil millones.

 

Precisa el informe, que la forma en la toma de decisiones sobre el gasto del FCTeI, da un peso preponderante a los intermediarios y los funcionarios del Estado a nivel regional, desencadenando una cadena de subcontrataciones y clientelismo en la ejecución de los proyectos. Según el contralor Edgardo Maya Villazón, de todas aquellas personas o instituciones que tienen proyectos aprobados solo el 6 por ciento de los proponentes cuentan con registrados en Colciencias; de los 1.430 proyectos en marcha, 1.014 están en manos de personas naturales y solo 61 en registro; incluso algunas universidades subcontratan la ejecución de importantes proyectos con otras universidades, como ocurrió en Córdoba y La Guajira. Mediante un promedio general, entre los años 2012 y 2015 los recursos asignados al FCTeI ascendieron a $3,3 billones, de los cuales solo se ha ejecutado $1,11 billones.

 

Según la ley (Art. 29, Ley 1530 de 2012) el FCTeI tiene como objetivo incrementar la capacidad científica, tecnológica, de innovación y de competitividad de las regiones, mediante proyectos que contribuyan a la producción, uso, integración y apropiación del conocimiento en el aparato productivo y en la sociedad en general. El Acto Legislativo 05 de 2011 y la Ley 1530 de 2012, crearon y reglamentaron el FCTeI, asignándole el 10 por ciento de los ingresos del Sistema General de Regalías. Para quienes no lo sepan, éste es un sistema presupuestal propio, independiente del Presupuesto General de la Nación y del Sistema General de Participación, acordado periódicamente por un esquema de negociación en el que participan los gobiernos regionales, los representantes de las universidades y el gobierno nacional a través del Órgano Colegiado de Administración y Decisión (Ocad).

 

La Contraloría recordó que mientras en Colombia la inversión nacional en Actividades de Ciencia, Tecnología e Innovación para el año 2015 constituyó el 0,627 por ciento del PIB, en países como Brasil dicha inversión es del 1,2 por ciento del PIB (50 por ciento financiado por el sector privado), en Venezuela el 2 por ciento del PIB y en los países de la Ocde del 3 por ciento.


De igual manera, si se tienen en cuenta otros indicadores internacionales de ciencia, tecnología e innovación, como registro de patentes y publicaciones científicas per cápita, Colombia se sitúa por debajo de países con niveles similares de desarrollo. Por ejemplo, para el año 2014 el país contaba con 112 patentes, según datos de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), mientras que Argentina tenía 260. Asimismo, Colombia registró 6.708 publicaciones científicas según el Institute for Scientific Information (ISI), frente a 8.324 de Argentina, 11.510 de México y 38.114 de Brasil.

 

El informe de la Contraloría permite concluir que la debilidad que sobrelleva el país en esta área de la actividad científica, económica y social es producto de la inexistencia de un proyecto de país. La baja inversión en ciencia, tecnología e innovación, la improvisación, la falta de prioridades para orientar el gasto, etcétera, así lo reafirman. Para quienes detentan el poder es suficiente resolver el día a día, sin proyectar ni el mediano ni el largo plazo, y sin diseñar un liderazgo geopolítico a ningún nivel.

 

Entre el perfeccionamiento humano y la acumulación de capital

 

Para llevar el caso de corrupción en el fondo de ciencia y tecnología a la reflexión, es menester destacar las contradicciones que conlleva el desarrollo tecnológico en el progreso de la humanidad, sin caer en determinismo tecnológicos, pues dichos procesos van de la mano con factores políticos y socio-culturales. En el mundo contemporáneo, la innovación y el avance de la técnica instrumental se ven ampliamente determinados por el proceso de valorización del valor y la acumulación de capital, hecho que se encuentra en lo profundo de nuestra relación con el conocimiento, la ciencia y la tecnología, cuando de políticas públicas se trata.

 

Habitualmente, y de manera atávica, los colombianos en su inmensa mayoría estudiamos 4 áreas: ingeniería, medicina, administración y educación, áreas caracterizadas por el hacer, es decir no necesariamente en el sentido primero de la palabra: áreas del pensar. Recordemos que para Marx el conjunto de los medios de producción, las tecnologías, constituyen el campo instrumental de toda la sociedad, el marco de posibilidades que tiene de transformar la naturaleza para sus propios fines. Pero, ¿qué aspectos inter-subjetivos conlleva?, ¿cuáles son estos fines? Si dicho proceso no está acompañado por la reflexión, el desarrollo tecnológico puede estar subordinado a la reproducción económica, política y cultural del sistema imperante, es decir, no es bueno, ni malo per se. Aldous Huxley retrata claramente en su novela Un mundo feliz las implicaciones de la tecnocracia.

 

Es un hecho que actualmente, gracias al avance informático y la Internet, caminamos hacia una mayor democratización del conocimiento. Más la amplia capacidad de acceso no significa que se abra al servicio del crecimiento personal y colectivo, si sus lógicas siguen enmarcadas en la concentración de las riquezas en manos de unos pocos, por ejemplo las élites regionales, nacionales y extranjeras, y sus intereses (visibles en los tratados de libre comercio y en las leyes de protección de patentes), a pesar de que estas se repartan entre diferente entidades para la distribución del sistema general de regalías.

 

Hasta el año pasado, el presupuesto en educación nunca había superado el presupuesto militar, lo cual fue motivo de celebración. Es necesario que la ciudadanía se interese por el desarrollo en ciencia y tecnología, así como en el cabal cumplimiento del presupuesto en los proyectos de investigación; sin embargo, cuidado, tal interés no significa un adelanto en sí mismo, pues la técnicas de control pueden ser mucho más sutiles y efectivas a través del libro o el celular, que a través del fusil. Por más migajas que nos dé el estado, o las mismas empresas multinacionales de actividad extractiva para su desarrollo, sin una verdadera democratización del poder y de la riqueza, la ‘democratización’ del conocimiento no deja de ser un simbolismo que termina por sumir en el conformismo al conjunto social, convencido de que todo está mejorando.

Publicado enEdición Nº232
Ernesto Cardenal en su casa de Managua, en 2015.

 

El poeta nicaragüense y antiguo dirigente sandinista denuncia su situación política y considera que la muerte no es definitiva: "Creo en la resurrección"

 

Ernesto Cardenal (Granada, Nicaragua, 1925) recibe a EL PAÍS en su casa modestamente amueblada del barrio de Los Robles, en Managua, de cuyas paredes cuelgan obras del poeta y pinturas primitivistas, técnica desarrollada en la comunidad de artistas que impulsó en el archipiélago de Solentiname. Allí llegó en los años sesenta del siglo pasado para fundar una utopía que aún hoy sigue atrayendo el interés de periodistas, documentalistas, investigadores, escritores y lectores. El lugar, en concreto la propiedad de un hotel llamado Mancarrón, está en el centro de una disputa en la que ha intervenido la justicia nicaragüense, que lo condenó al pago de una multa de 753.000 euros por supuestos daños y perjuicios a favor de Nubia Arcia, esposa de Alejandro Guevara, uno de los miembros de esa comunidad, fallecido en los noventa. Ella reclama el hotel como una herencia.

Cardenal ha denunciado una persecución política en su contra por parte del presidente Daniel Ortega y lo que ha llamado la instauración de una nueva “dictadura” en Nicaragua. Tras la presión generada por esta manifestación de solidaridad, un juez de Managua declaró nula la orden judicial que obligaba a Cardenal, de 92 años, a pagar la multa.

“Me alegra que el mundo entero se esté enterando de que soy un perseguido político en Nicaragua. Perseguido por el Gobierno de Daniel Ortega y su mujer [Rosario Murillo], que son dueños de todo el país, hasta de la justicia, de la Policía, y del Ejército. No te puedo decir más, porque esta es una dictadura”, explica Cardenal.

En Solentiname, Nubia Arcia prefiere guardar silencio sobre este caso. Consultada al respecto, la mujer catalogó como un “teatro” la reacción de Cardenal tras conocer el fallo inicial en su contra. “Ernesto Cardenal hizo un teatro. No siento que yo tenga que aclarar algo. Tengo todo en los juzgados, por lo que prefiero no hablar del tema”, responde.

A pesar de que el fallo que obligaba al pago de una indemnización fue congelado, la demanda contra el poeta Cardenal sigue en los juzgados, a la espera de que otro juez la reviva. “Ellos [Ortega y Murillo] son dueños de todos los poderes de Nicaragua. Tienen un poder absoluto, infinito, que no tiene límites, y ese poder está ahora en mi contra”, continúa Cardenal, que deja los comentarios políticos para hablar del tema que más le apasiona: la poesía y su acercamiento a la ciencia, que magistralmente trató en su obra cumbre: Cántico cósmico. “Siempre he tenido interés por las ciencias naturales, por libros sobre los océanos, sobre las mariposas, sobre las tribus primitivas”.

 

Pregunta. ¿Se define entonces como un innovador?

Respuesta. Sí. Creo que soy el único poeta, o al menos el único que yo conozco, que está haciendo poesía sobre la ciencia, poesía científica.

 

P. ¿Qué relación hay entre ciencia y religión? ¿Hay un punto de unión entre ambas?

R. Richard Feynman, un científico de física cuántica se pregunta, y leo: “A nadie inspira nuestra actual imagen del universo este valor de la ciencia, sigue sin ser cantado por los cantores. Uno está reducido a oír no una canción o un poema, sino una conferencia en la noche”. Yo soy una excepción, yo hago poemas sobre ciencia. Te leo lo que ha dicho el biólogo inglés (John Burdon Sanderson) Haldane: “La ciencia es más estimulante para la imaginación que los clásicos”. Y el físico Paul Davies ha dicho: “La ciencia es un camino hacia Dios más seguro que la religión”. Y yo así lo creo, porque las religiones dividen a los pueblos y la ciencia no. Otro científico ha dicho: “Demasiados poetas, y durante demasiado tiempo, han ignorado la mina de oro de la inspiración que ofrece la ciencia”. Estas son las razones por las que yo he hecho estos poemas con temas científicos. Y en cuanto a lo de Dios, estos también son poemas sobre la creación. Para mí es casi como una oración leer libros científicos. Veo en ellos lo que algunos han dicho que son huellas de la creación de Dios.

 

P. ¿En ese proceso de investigación, durante sus lecturas científicas, se le plantearon dudas sobre la religión, su fe?

R. No, porque simplemente mi fe cristiana me explica lo que la ciencia también dice en su lenguaje científico: la creación, que para mí es hecha por Dios. Creo que Dios también ha hecho la evolución de la creación.

 

P. ¿Tras esa inmersión científica y mística cómo se ubica a sus 92 años?

R. Tengo una visión distinta de la que antes se tenía, de que la tierra era el centro del universo, y de que todo giraba alrededor del planeta. Después se fue descubriendo que somos simplemente una galaxia y que son miles de planetas en la galaxia y de que son miles, millones, de galaxias las que hay en el universo. Creo que cada vez nos sentimos más pequeños ante esto, pero al mismo tiempo más grandes, porque nosotros, así tan pequeños como somos, comprendemos el universo, nos damos cuenta, somos la evolución consciente de sí misma. Somos también el centro del universo.

 

P. ¿Siente miedo a la muerte?

R. Sí. Cada vez estoy más cerca, pero al mismo tiempo pienso que la muerte no es definitiva; creo en la resurrección.

 

P. ¿Cómo afronta el erotismo?

R. Yo he sido muy erótico, muy enamorado del sexo, debo decir. Muy obsesionado incluso por el sexo en mi juventud y aun después de mi juventud. Mi poesía siempre había estado inspirada en el amor humano, hasta que descubrí el amor a Dios, la boda con Dios, ese erotismo también místico o religioso.

 

P. ¿Y el sexo entre dos hombres o dos mujeres?

R. También es amor.

 

P. Ha mencionado su obsesión por el sexo. ¿Cómo enfrentó el dilema de elegir entre el amor, el sexo, frente a la unión con Dios?

R.Hay una mística que dice que el sexo es parte de uno con Dios. Yo esto lo comencé a descubrir mucho tiempo después. Me doy cuenta de que si lo hubiera descubierto antes no hubiera entrado a la vida religiosa, no hubiera sido célibe, hubiera tenido una familia y entonces hubiera tenido menos contacto con Dios y menos compromiso político.

 

Publicado enPolítica