Jueves, 18 Febrero 2010 06:32

Descubren método para tratar leucemia

La leucemia linfocítica crónica B (LLC-B), la de mayor  incidencia en Occidente,  tiene un nuevo método terapéutico.

Un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España (CSIC) descubrió un mecanismo por el que la MMP-9, una enzima que permite la expansión de la enfermedad, afecta la supervivencia de las células de la leucemia linfocítica.

Según un estudio publicado en la revista Cancer Cell, el hallazgo, que explica por qué han fallado los ensayos clínicos que se han realizado atacando esta enzima, define una potencial estrategia para el diseño de futuros tratamientos contra la enfermedad  que  es incurable.

La directora de la investigación, Ángeles García Pardo, explicó que la LLC-B se caracteriza por la acumulación de linfocitos B anómalos en la sangre periférica, la que circula por todo el cuerpo.

A medida que la patología progresa, estas células se distribuyen por el cuerpo a través de la sangre y alcanzan los órganos linfáticos, como la médula ósea y los ganglios.

Todo ello impide el normal funcionamiento de los linfocitos B normales, componentes vitales de la línea defensiva del ser humano, y la acción de la enfermedad acaba produciendo la muerte.

Los  investigadores estudiaron  los mecanismos que intervienen en la migración y supervivencia de las células LLC-B, es decir, en los procesos que permiten a la patología expandirse.

Se han centrado en la metaloproteinasa de matriz-9 (MMP-9), una enzima que degrada la matriz extracelular, el medio en el que están inmersas las células, lo que facilita el avance de las  LLC-B. 

Junto a esta capacidad para degradar sustratos y allanar el camino a la enfermedad, el grupo del CSIC descubrió una nueva función de la MMP-9: la de garantizar la supervivencia de las células LLC-B, a través de la unión a receptores específicos de su membrana y la inducción de señales intracelulares, publicó el diario español La Rioja en su portal de Internet.

Esta nueva función no requiere la actividad enzimática de la MMP-9, sino que está localizada en otra región de la molécula, llamada dominio hemopexina.

Según  García Pardo, el hallazgo resulta relevante, puesto que, hasta el momento, se han desarrollado ensayos clínicos para aplacar la acción de MMP-9 como enzima que degrada sustratos y no han tenido el éxito esperado. 

“Nuestro trabajo proporciona una explicación para estos fallos y define la región celular donde se produce la conexión entre MMP-9 y las células malignas como un nuevo objetivo para el diseño de tratamientos contra esta leucemia”, concluye.

García Pardo contó con la colaboración de hematólogos de otros hospitales de Madrid y de científicos de la Universidad de Lovaina (Bélgica) y de la Universidad Justus Liebig (Alemania).

EFE
Madrid, España
 
Publicado enInternacional
Martes, 16 Febrero 2010 07:24

El libro de Jobs

Por lo regular Apple es elegida en votaciones como la empresa más innovadora del mundo, pero su inventiva adopta una forma en particular. Más que desarrollar categorías de producto enteramente nuevas, destaca en tomar ideas existentes y a medio cocer y enseñar al mundo cómo hacerlas correctamente. De la mano de su jefe mercurial y visionario, Steve Jobs, ya lo ha hecho tres veces. En 1984 presentó la Macintosh. No era la primera computadora gráfica operada mediante un mouse, pero empleaba esos conceptos en un producto útil. Luego, en 2001, llegó el iPod. No era el primer reproductor musical digital, pero era sencillo y elegante, y llevó la música digital al gran mercado. En 2007 Apple lanzó el iPhone. No era el primer teléfono inteligente, pero la firma tuvo éxito donde otras habían fallado, convirtiendo en fenómeno de masas el acceso móvil a Internet y las descargas de software.

Conforme las empresas rivales se apresuraron a copiar el enfoque Apple, las industrias de computación, música y telecomunicaciones se transformaron. Ahora Jobs espera hacer el mismo truco por cuarta ocasión. El 27 de enero develó el más reciente producto de la empresa, el iPad: un dispositivo delgado en forma de tablilla con una pantalla táctil de 25 centímetros que saldrá a la venta en marzo, a un precio entre 499 y 829 dólares. Su desarrollo llevó años, y fue tema de histérica especulación en línea en los meses recientes, rayana en lo religioso: los escépticos de la blogosfera la llaman en broma la Tablilla Jesús.

Es posible que el entusiasmo de los fieles de Apple haya sido exagerado, pero el historial de Jobs sugiere que, cuando bendice un mercado, éste despega. Y la computación mediante tablillas promete transformar no una sola industria, sino tres: computación, telecomunicación y medios masivos.

Las compañías de las dos primeras ramas ven con temor el arribo del iPad, porque la historia de Apple la convierte en un competidor temible. En contraste, la industria de los medios lo recibe con júbilo. La piratería, el contenido gratuito y la dispersión de la publicidad en la red han hecho de la Internet un entorno difícil para las empresas de medios. No las ha complacido mucho el Kindle, el artilugio lector de Amazon que ha hecho descender el precio de los libros y no puede llevar publicidad. Esperan que este dispositivo de Apple les dé nuevo aliento, al animar a las personas a leer versiones digitales de libros, periódicos y revistas mientras se desplazan. Cierto, existen temores de que Apple termine concentrando mucho poder en esos nuevos mercados, como ya lo hace en la música digital. Pero un nuevo mercado abierto y dominado por Apple es mejor que un mercado contraído, o que ningún mercado.

Tablillas en el mercado

Las computadoras de tablilla destinadas al mundo de los negocios no han funcionado. Microsoft lleva años promoviéndolas, con poco éxito. La misma Apple lanzó una computadora de tablilla movida por una pluma, la Newton, en 1993, pero fue un fracaso. El Kindle ha tenido un desempeño razonable y ha provocado el nacimiento de un puñado de dispositivos de nombre similar, como el Nook, el Skiff y el Que. Entre tanto, los dispositivos de bolsillo y de pantalla móvil de Apple, el iPhone y el iPod Touch, han despegado como reproductores de música y video y consolas portátiles de juegos.

El iPad es, en esencia, un iPhone gigante con esteroides. Su gran pantalla lo hace un atractivo lector de libros electrónicos y reproductor de video, pero también heredará una amplia variedad de juegos y otros programas del iPhone. Apple espera que muchas personas lo usen también en vez de una laptop. Si así resulta, podría abrir un nuevo mercado para dispositivos mayores que teléfonos, más pequeños que laptops, que también funcionen como lectores electrónicos, reproductores de música y video y consolas de juegos. Diferentes industrias convergen ya en este mercado: los fabricantes de teléfonos móviles fabrican pequeñas laptops, conocidas como netbooks, y los fabricantes de computadoras se abren a la producción de teléfonos inteligentes. Recién llegados como Google, que se desplaza hacia los teléfonos móviles y laptops, y Amazon, con el Kindle, también saltan a la palestra: Amazon acaba de anunciar planes de una tienda de aplicaciones para el Kindle, semejante a la del iPhone, lo cual le permitirá ser algo más que un lector de libros electrónicos.

Si el pasado sirve de guía, la entrada de Apple en el campo no sólo desencadenará una fiera competencia entre fabricantes de dispositivos, sino también impulsará a consumidores y editores hasta ahora recelosos de los libros electrónicos a sumarse a la ola, lo cual acelerará la adopción de la naciente tecnología. Se espera que las ventas de lectores electrónicos lleguen a 12 millones este año, cuando en 2009 fueron 5 millones y en 2008 un millón, según la firma de investigación de mercados iSuppli.

Milagros no

¿Salvará la propagación de tablillas a las empresas de medios que desfallecen? Por desgracia no. Algunas, como los periódicos metropolitanos, están probablemente condenadas porque dependen de los anuncios clasificados, los cuales emigran a sitios web especializados. Otras ya están prácticamente muertas. Las tablillas son caras y tal vez pasen años antes de que se difundan lo suficiente para cumplir su promesa. En teoría, un periódico puede ofrecer a sus lectores una suscripción electrónica por dos años y, digamos, subsidiar el costo de una tablilla. Pero tal subsidio sería sumamente caro, y se tendrían que mantener rodando las costosas rotativas para los lectores que sigan apegados a la versión en papel.

Pero si bien las tabillas no salvarán a medios débiles, es probable que den impulso a los fuertes. Cobrar por el contenido, lo cual ha resultado difícil en la red, podría volverse más fácil. De hecho, ya las personas están dispuestas a pagar por recibir periódicos y revistas (como The Economist) en el Kindle. El iPad, con su pantalla de colores y su integración con las tiendas Apple en línea, podría hacer que descargar libros, periódicos y revistas se vuelva tan fácil y popular como bajar música. Y lo más importante, permitirá insertar publicidad, de la cual dependen en particular las revistas estadunidenses. Las tablillas podrían conducir con el tiempo a una transición del mercado mayorista hacia la entrega digital, lo cual permitiría a los periódicos y editores de libros reducir costos cerrando las prensas.

Si Jobs logra hacer un nuevo truco asombroso con otro dispositivo brillante, entonces los beneficios de la revolución digital para las empresas de medios que tengan productos genuinamente populares podrían empezar pronto a sobrepasar los costos. Pero algunas compañías de medios agonizan, y un nuevo artilugio no las resucitará. Ni siquiera la Tablilla Jesús puede hacer milagros.

Fuente: EIU
Traducción de texto: Jorge Anaya


Publicado enInternacional
Parece demasiado bueno para ser verdad: un aerosol no tóxico, invisible al ojo humano, que protege casi cualquier superficie contra el polvo y las bacterias, ya sea equipo hospitalario y vendajes, o antiguos monumentos de piedra y telas caras.

Pero es cierto. Se trata de una especie de cristal líquido, inocuo para los seres vivos y el ambiente. Se le presenta como uno de los productos más importantes surgidos del campo de la nanotecnología, referente a objetos de tamaño molecular.

Se ha revelado en exámenes una asombrosa variedad de usos potenciales para el cristal líquido, desde proteger viñedos contra ataques de hongos hasta recubrir implantes médicos con superficies antibacterianas no pegajosas. También se le ha usado para rociar telas con una película invisible, resistente al polvo.

El secreto del cristal líquido es que forma una película ultradelgada: entre 15 y 30 moléculas de espesor, unas 500 veces más delgada que un cabello humano. A esta nanoescala –unos millonésimos de milímetro– el cristal líquido se convierte en una barrera invisible de alta flexibilidad que repele el agua, el polvo y las bacterias, pero es resistente al calor, a los ácidos y a la radiación ultravioleta sin dejar de ser "respirable".

Una compañía alemana llamada Nanopool, de propiedad familiar, tiene la patente sobre la tecnología del cristal líquido, el cual surgió de investigaciones realizadas en el Instituto de Nuevos Materiales, en Saarbrücken. Nanopool está en pláticas con firmas británicas y con el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido sobre el uso del producto en una amplia gama de aplicaciones, desde recubrir bolsos de diseñador hasta rociar la punta coniforme de los trenes de alta velocidad.

Protección duradera

Un hospital de Southport, Lancashire, Inglaterra, acaba de completar un examen de un año en el que diversas superficies se cubrieron con cristal líquido para probar su resistencia al polvo y el crecimiento de microbios. Se espera que los resultados se publiquen el mes próximo.

Pruebas similares efectuadas por empresas procesadoras de alimentos en Alemania han mostrado que las superficies estériles tratadas con cristal líquido quedan tan limpias y libres de microbios luego de ser lavadas con agua caliente como las superficies no tratadas y lavadas en la forma acostumbrada, con lejía potente, y que el efecto antimicrobiano dura muchos meses.

El cristal líquido está compuesto de dióxido de silicio casi puro, constituyente químico del cuarzo y el sílice, el mineral más abundante en la corteza terrestre. Es bastante inerte y no se le conocen impactos dañinos en el ambiente, a diferencia de muchos productos de limpieza doméstica e industrial.

Las propiedades de "fácil limpieza" del cristal líquido podrían conducir a drásticos cortes en la cantidad de agentes limpiadores potencialmente tóxicos empleados en fábricas, oficinas, escuelas, hospitales y en el hogar, así como reducir los costos laborales y la cantidad de tiempo gastada en tallar superficies.

Funciona formando una capa altamente repelente al agua, o "hidrofóbica", que resiste el polvo y las bacterias, de modo que las superficies tratadas pueden limpiarse con rapidez con agua simple, señala Neil McClelland, director del proyecto de Nanopool en Gran Bretaña.

"Muchos supermercados británicos se resisten a presentar esta tecnología porque haría innecesarios muchos de los productos de limpieza que venden. Lo mismo ocurre con algunas importantes compañías de limpieza, pues temen que la limpieza se vuelva menos frecuente y se cambie del uso de químicos al de agua simple en muchos casos", declaró McClelland a The Independent.

Sin embargo, varias organizaciones realizan pruebas de limpieza con el producto, entre ellas una compañía ferroviaria británica que lo usa para proteger el frente de los trenes y el interior de los vagones; una cadena internacional de hoteles de lujo; una prestigiada firmas de telas y vestido, y la filial francesa de una cadena de hamburguesas.

El secreto de las propiedades únicas del cristal reside en la forma en que se le manufactura para ser vendido en una solución de agua o alcohol, según la superficie que ha de recubrirse. Al rociarse, la solución forma una película flexible y ultradelgada que genera potentes fuerzas electrostáticas, las cuales la adhieren al material en cuestión, a la vez que repelen el agua en la superficie expuesta.

"En esencia, extraemos moléculas de dióxido de silicio de la arena de cuarzo y añadimos moléculas de agua y etanol, dependiendo de qué superficie se recubrirá. La parte en verdad inteligente es que no hay nanopartículas, resinas o aditivos adicionales: los recubrimientos se forman y enlazan debido a fuerzas cuánticas", explicó McClelland.

Las bacterias y otros microbios que llegan a la superficie de vidrio no mueren, pero no pueden dividirse y reproducirse con facilidad, añadió. Esto confiere una propiedad antibacteriana natural a la capa de cristal líquido, similar a las superficies de iones de plata que se usan para proteger ciertos equipos de cocina, pero con un efecto más duradero, aseguró.

“Muy pronto casi todos los productos que compremos estarán protegidos con un recubrimiento altamente durable y fácil de limpiar… el concepto de vidrio rociado es en verdad pasmoso”, expresó.

The Independent
Traducción: Jorge Anaya

Publicado enInternacional
Viernes, 05 Febrero 2010 06:39

Las 12 caras de Plutón

Plutón es un mundo ocre cuya superficie cambia muy rápido a medida que enormes masas de hielo se desplazan de un polo a otro. Así lo indican las fotos más detalladas que se han conseguido hasta ahora de este cuerpo celeste en los confines del Sistema Solar.

Las imágenes fueron tomadas por el telescopio espacial Hubble entre 2000 y 2002 y las presentó ayer la NASA, justo el día en el que el descubridor de Plutón cumpliría 104 años. Se llamaba Clyde Tombaugh, era estadounidense e incluyó a Plutón en el elenco de planetas del Sistema Solar en 1930. Más de cien años después, Plutón dejó el olimpo para convertirse en un planeta enano por decisión de la Unión Astronómica Internacional (UAI). Fue una de las decisiones que más polémica han causado dentro y fuera de los círculos astronómicos, y sus ecos siguen resonando, ya que muchos se niegan a reconocer esa autoridad.

"Las nuevas imágenes no servirán para restituir a Plutón", explica en un correo electrónico Mike Brown, uno de los astrónomos que presentaron las fotografías. "Las imágenes nos dicen que no tiene que ser un planeta para ser interesante", añadió el astrónomo, que se jacta de ser el hombre que "mató" a Plutón.

Color real

Las imágenes muestran el color real del planeta enano. "Si estuvieses en una nave espacial cerca de Plutón, este es el color que verías", explicó el astrónomo Marc Buie durante la presentación. Las partes más brillantes son monóxido de carbono que están a unos -230ºC. Las más oscuras son concentraciones de nitrógeno y metano en las que el termómetro sube hasta -213ºC.

Las 12 caras de Plutón son el resultado de más de 300 fotografías. Han sido reprocesadas con 20 ordenadores durante cuatro años, señalaron los expertos de la NASA. Son lo más detallado que se verá en la Tierra hasta 2015. Ese año la sonda de la NASA New Horizons sobrevolará la superficie plutoniana y tomará fotografías con una resolución nunca vista. Muchos de los que aún se resisten a llamar enano a Plutón confían en que ese día cambien las cosas para siempre.

"Creo que 2015 va a ser un año problemático para la postura de la UAI", señala Mark Sykes, director del Instituto de Ciencia Planetaria de Tucson (EEUU) y acérrimo defensor de Plutón. Señala que no sólo la sonda New Horizons traerá sorpresas, sino también la sonda Dawn que explorará Ceres. Según Sykes, este planeta enano también debería ser considerado un planeta.

Tras degradar a Plutón, la UAI creó la nueva categoría de planeta enano para englobarlo a él, a Ceres y Eris. Según algunos expertos, los tres deberían tener el rango de planeta. Para otros, aceptar a Plutón abría la veda para que el olimpo de los ocho planetas del Sistema Solar se llenase hasta perder toda entidad.

Decisión política

"Fue una decisión más política que científica", recuerda José Juan López Moreno, astrónomo del CSIC. "Yo no lo hubiera quitado porque tampoco pasa nada por incluir más planetas en la lista".

La decisión de enanizar a Plutón fue tomada por mayoría y a mano alzada durante el congreso de la UAI de 2006 en Praga. Allí se redefinió lo que significa ser un planeta. Plutón quedó fuera porque, a pesar de tener forma esférica y girar alrededor del Sol, hay otros cuerpos en su órbita, es decir, que no es lo suficientemente dominante como para "barrer su vecindario", como lo describen algunos expertos.

La decisión fue denostada por astrónomos, geofísicos y ciudadanos de a pie, que montaron manifestaciones espontáneas para que se limpiase el nombre de Plutón. Las alegaciones aseguraron que sólo una minoría de los miembros de la unión estaba allí para votar y que muchos otros expertos ni siquiera pertenecen a ella.

"Lo que tenga que decir la UAI sobre esto es irrelevante", explica a Público Alan Stern, investigador principal de la misión New Horizons de la NASA. En enero de 2006, Stern y sus compañeros eran los orgullosos responsables de la primera sonda que llegaría a Plutón. En agosto, tras la decisión de la UAI, la sonda se había quedado sin planeta de destino. En los días de la reclasificación, Stern advirtió de que Plutón no era el único que tenía escombros en su órbita. La Tierra, Marte, Júpiter y Neptuno también tienen cuerpos en sus recorridos, señalaba.

Desde entonces, el debate tiende frecuentemente a lo emocional. "La UAI no es como la Santa Madre Iglesia y sus pronunciamientos no deben ser aceptados por todo el mundo", advierte Sykes. Explica que algunos expertos están intentando que la UAI revise su definición por miedo a que dañe su credibilidad como referencia mundial en astronomía. "A pesar de ello, a la mayoría de los que disentimos no nos importa lo que hagan", añade. "La UAI no va admitir su error, pero eso es irrelevante", confiesa Stern. "Plutón es considerado un planeta por gente real, científicos reales y educadores reales, sin importar lo que digan", apostilla.

"Siempre habrá gente a la que disgusten algunas decisiones y esos serán los que más alto se quejen", contesta Brown. Desde 2006, el astrónomo de Caltech imparte una charla titulada Por qué maté a Plutón y por qué se lo merecía. Poco antes de la presentación de ayer, y según confesó, recibió un correo electrónico que le preguntaba: "¿Por qué mataste a Plutón?".

"Muchos estadounidenses no aceptan que Plutón sea un planeta enano porque fue un americano el que lo descubrió", advierte José Luis Ortiz, investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía. Asegura que "fuera de EEUU, entre el 70% y el 80% de los expertos está de acuerdo en que Plutón es un planeta enano". Aunque Ortiz apoya la decisión de la UAI, señala que se tomó de forma precipitada: "Debería haberse dejado más tiempo para mejorarla porque aún hay cosas por madurar".

Con la mejora constante de los telescopios terrestres y espaciales, el número de planetas fuera del Sistema Solar no hará más que crecer, lo que puede reavivar el debate, comenta el experto. "Puede que, al final, Plutón vuelva a ser un planeta", concede, aunque piensa que, con la llegada de más candidatos, las definiciones tenderán a hacerse más restrictivas. "Deberían reconsiderarlo, pero sin prisa", concluye.


R2, el robot que pasó de astronauta a ensamblador

El Robonauta 2 (R2) es una máquina con forma humanoide desarrollada por la NASA y la compañía automovilística General Motors, que fue presentada ayer. La versión original fue diseñada hace diez años con el propósito de enviar el artefacto a misiones de investigación espacial. Sin embargo, su tarea original ha sido sustituida por la fabricación de coches. El nuevo modelo es más fuerte, más hábil y con una tecnología más avanzada. Cada uno de sus brazos es capaz de soportar más de nueve kilos de peso y sus pulgares son oponibles. Estas características hacen que sus creadores consideren al R2 como una herramienta idónea para trabajar en plantas de cadenas de montaje, como las automovilísticas. “Se trata de conseguir coches más seguros y plantas más eficaces”, afirmó ayer el videpresidente de Investigación y Desarrollo de General Motors, Alan Taub. “Nuestro desafío es construir máquinas que puedan ayudar a los humanos en su trabajo”, explicó el director del Centro Espacial Johnson de la NASA, Mike Coats.No obstante, la agencia no ha olvidado su propósito inicial y también espera poder utilizar a R2 en futuras misiones espaciales. “La tecnología punta en robótica representa una gran promesa, no sólo para la NASA, sino para toda la nación”, manifestó el administrador de Sistemas, Misiones y Exploración de la agencia, Doug Cooke. “Estoy muy emocionado con las nuevas oportunidades para humanos y para la exploración espacial que estos robots tan versátiles nos pueden proporcionar”, concluyó Cooke.

Una pelota gélida en los confines del Sistema Solar

-225ºC temperatura media
Los científicos estiman que la temperatura sobre la superficie de Plutón es de unos -225ºC, lo que lo convierte en uno de los lugares más fríos del Sistema Solar.

39 veces la distancia Tierra-Sol
Plutón está tan lejos de la Tierra como la distancia que hay entre nuestro planeta y el Sol multiplicada por 39, un total de 5.869.660.000 kilómetros.

2.300 km diámetro
Su diámetro es de 2.300 km, la quinta parte del de la Tierra.

Por NUÑO DOMÍNGUEZ - MADRID - 
Publicado enInternacional
Nueva York, 29 de enero. Howard Zinn, historiador desobediente, obrero, veterano de guerra, intelectual disidente y participante en las luchas sociales estadunidenses e internacionales por la paz y la justicia social, además de colaborador de La Jornada, escribió al menos 20 libros y también incontables artículos, panfletos, ensayos y hasta obras de teatro, en donde abordó la historia desde abajo sobre los temas contemporáneos, pasando por asuntos como los artistas en tiempos de guerra hasta el anarquismo.

El intelectual, quien falleció esta semana a los 87 años, creó esta vasta obra con el propósito de invitar a sus alumnos y lectores a hacer historia, de participar en los cambios tan urgentes y necesarios para liberar al ser humano.

“Yo le decía a mis estudiantes, al inicio de mis clases: no puedes ser neutral en un tren en movimiento. Eso es el mundo y ya se está moviendo en ciertas direcciones, muchas de ellas aterradoras. Los niños están hambrientos, la gente se está muriendo en las guerras. Ser neutral ante tal situación es colaborar con todo este drama. La palabra ‘colaborador’ tenía un sentido mortal en la era nazi. Debería todavía tener ese significado”, escribió Zinn.

Aunque algunas de las luchas sociales se registran en la historia estadunidense "aceptada" con solamente los grandes eventos y líderes, Zinn decía que su objetivo como historiador era rescatar "las incontables pequeñas acciones de gente desconocida que llevan a esos grandes momentos. Cuando entendemos esto, podemos ver que hasta las más pequeñas acciones de protesta en que participamos podrían convertirse en las raíces invisibles del cambio social".

Selección de su vasta obra

“Parto de la suposición de que el mundo está patas arriba, que las cosas están completamente mal, que las personas erróneas están en la cárcel y las personas erróneas están fuera de la cárcel, que las personas erróneas están en el poder y que las personas erróneas esta fuera del poder, de que la riqueza está distribuida en este país y en el mundo de tal manera que no se requiere alguna pequeña reforma sino una drástica redistribución de la riqueza… Y nuestro tema está patas arriba: la desobediencia civil. Tan pronto uno dice que el tema es la desobediencia civil, están diciendo que nuestro problema es la desobediencia civil. Ése no es nuestro problema… Nuestro problema es la obediencia civil… Nuestro problema es que la gente es obediente en todo el mundo ante la pobreza, la hambruna y la estupidez, y la guerra y la crueldad. Nuestro problema es que la gente es obediente cuando las cárceles están llenas de rateros pequeños mientras que los grandes rateros están a cargo del país. Ése es nuestro problema. (Discurso en un foro en Baltimore en 1970, al cual fue en lugar de presentarse ante un juez para ser sentenciado por un acto de desobediencia civil contra la guerra, y fue arrestado al regresar a Boston a dar su clase en la universidad)

"Tener esperanza en tiempos difíciles no es sólo tontamente romántico. Está basado sobre el hecho de que la historia humana es una historia no sólo de crueldad, sino también de compasión, sacrificio, valentía, bondad. Lo que optemos por enfatizar en esta compleja historia determinará nuestras vidas. Si vemos sólo lo peor, eso destruye nuestra capacidad para actuar. Si recordamos esos tiempos y lugares, y hay muchos, donde la gente se ha comportado de manera magnífica, eso nos da la energía para actuar, y por lo menos la posibilidad de enviar este trompo de mundo a que gire en otra dirección. Y si actuamos, por más pequeña que sea la acción, no tenemos que esperar un gran futuro utópico. El futuro es una sucesión infinita de presentes, y vivir ahora tal como pensamos que deberían de vivir los seres humanos, en desafío de todo lo malo que nos rodea, es en sí un triunfo maravilloso." (You Can’t Be Neutral on a Moving Train, autobiografía del historiador y dramaturgo estadunidense)

"El cambio revolucionario no llega como un momento cataclísmico (¡cuidado con tales momentos!), sino como una sucesión interminable de sorpresas, caminando de manera zigzagueante hacia una sociedad mas decente. No tenemos que participar en grandes acciones heroicas para participar en el proceso del cambio. Acciones pequeñas, multiplicadas por millones de personas, pueden transformar el mundo." (Autobiografía)

“La verdad es que el establishment depende mucho de la amnesia histórica, del hecho de que en este país la gente generalmente no conoce esta historia. No sólo no conoce lo que ocurrió a finales del siglo XIX o principios del XX; desconoce la historia de los últimos 15 o 20 años. Eso facilita que el gobierno diga al pueblo cosas que son inmediatamente aceptadas… Creo que es cierto que en América Latina y Europa los pueblos son más conscientes de la historia que el estadunidense.” (Entrevista con La Jornada).

“La palabra ‘anarquía’ perturba a la mayoría de la gente en el mundo occidental; sugiere desorden, violencia, incertidumbre. Tenemos buenas razones para tenerle miedo a estas condiciones, porque hemos estado viviendo en ellas por largo rato, no en sociedades anarquistas (nunca han existido), pero precisamente en esas sociedades más temerosas de la anarquía, los poderosos estados-nación de los tiempos modernos. En ningún momento en la historia humana ha existido tal caos social… Son estas condiciones las que los anarquistas desean anular, para traer un tipo de orden al mundo por primera vez.” ("El arte de revolución", 1971, introducción al libro de Herbert Read Anarchy and Order)

"El anarquista ve el cambio revolucionario como algo inmediato, algo que tenemos que hacer ahora mismo, donde estamos, donde vivimos, donde trabajamos. Implica empezar desde ahora mismo a deshacerse de las relaciones autoritarias y crueles, entre hombres y mujeres, entre padre e hijos, entre un tipo de trabajador y otro tipo. Tal acción revolucionaria no puede ser aplastada como una insurgencia armada. Ocurre en la vida cotidiana, en las esquinitas donde las manos poderosas pero torpes del poder estatal no pueden fácilmente alcanzar. No está centralizada o aislada, y por lo tanto no puede ser destruida por los ricos, la policía, los militares. Ocurre en 100 mil lugares al mismo tiempo, en familias, en las calles, en los barrios, en los lugares de trabajo. Suprimida en un lugar, reaparece en otro hasta que está en todas partes. Tal revolución es un arte. Eso es, requiere la valentía no sólo de la resistencia, sino de la imaginación." ("El arte de revolución")

"Hay un poder que se puede crear de la indignación acumulada, de la valentía, y la inspiración de una causa común, y si suficientes personas ponen sus mentes y sus cuerpos con esa causa, pueden ganar. Es un fenómeno registrado una y otra vez en la historia de los movimientos populares contra la injusticia por todo el mundo." (Autobiografía)

"Si la izquierda va a tener fuerza, no creo que se dé en el campo electoral, sino que surgirá en las calles, básicamente como siempre ha sucedido en Estados Unidos. La izquierda estadunidense nunca ha logrado hacer mucho en la arena electoral, solamente ha logrado algo cuando genera conmoción nacional que ejerce presión contra quien esté en el poder, demócrata o republicano." (Entrevista con La Jornada)

"Pero no creer en la posibilidad del cambio dramático es olvidar que las cosas han cambiado, no lo suficiente por supuesto, pero lo suficiente para demostrar lo que es posible. Nos hemos sorprendido antes en la historia. Podemos ser sorprendidos de nuevo. De hecho, podemos hacer la sorpresa." (Autobiografía).

Publicado enInternacional
Washington, 27 de enero. Un grupo de investigadores logró transformar células normales de la piel de ratones directamente en neuronas, lo que eliminaría la necesidad de usar células madre o similares e implica un gran avance en el campo de la medicina regenerativa.

El experimento podría permitir en el futuro tomar una muestra de piel de un paciente y convertir sus células en un trasplante personalizado para tratar enfermedades cerebrales, como el Parkinson o el Alzheimer, o curar lesiones en la médula ósea.

Este estudio es un gran paso, dijo el doctor Irving Weissman, director del Instituto de Biología de las Células Madre y Medicina Regenerativa de la Universidad de Stanford, en California, donde se realizó y patentó el trabajo.

Pese a que utilizaron ratones, otros logros relacionados con las células madre han sido replicados en humanos a los pocos meses.

Los investigadores también esperan poder reprogramar células ordinarias en otros tipos celulares para ayudar a remplazar hígados enfermos y tratar la diabetes y el cáncer.

En el estudio a publicarse en la revista médica Nature, los investigadores dijeron que usaron sólo tres genes para transformar las células ordinarias de la piel de un ratón directamente en neuronas, que llamaron células neuronales inducidas.

Inducimos activa y directamente a que un tipo de célula se transforme en otro tipo completamente diferente, dijo el doctor Marius Wernig, de Stanford, director del estudio.

Estas son neuronas completamente funcionales. Pueden cumplir con las principales tareas que realizan las neuronas en el cerebro, añadió el autor.

Wernig dijo que estaba sorprendido por el éxito de su equipo. Los científicos creían que iban a tener que regresar a las células a un estado más primitivo para poder hacerlas cambiar de dirección.

Para ser honesto, no estaba seguro de que fuera a funcionar. Fue uno de esos proyectos muy riesgosos con muy buenos resultados, señaló Wernig en una entrevista telefónica.

El equipo ya está probando lo mismo con células humanas, pero Wernig dijo que parece ser un proceso más complejo.

Los esfuerzos por realizar este tipo de hallazgo se centraron en células madre embrionarias, que tienen la capacidad de convertirse en cualquier célula del cuerpo. Pero su uso es controvertido y limitado.

En los años pasados, los científicos también encontraron una manera de transformar células de la piel en otras tipo embrionarias, a las cuales llamaron pluripotentes inducidas.

Evita pasos intermedios

El reciente experimento evita todos esos pasos intermedios y, pese a que no significa necesariamente el fin de las células madre embrionarias, sugiere un modo de eludirlas.

Una desventaja de las nuevas células es que no proliferan bien en el laboratorio y no viven tanto como las células madre más primitivas.

Pero Wernig cree que en el futuro se podrá transformar a las células de la piel en todos los tipos posibles. Sólo hay que encontrar el cóctel de transcripción correcto y así se logrará convertir cualquier cosa, sostuvo el experto.

Los factores de transcripción son genes que les dicen a otros lo que tienen que hacer. Cada célula del cuerpo contiene el mapa completo de ADN, conocido como genoma, pero sólo ciertos genes operan en determinadas células.

El objetivo final detrás de la investigación con células madre es encontrar el modo de indicar a las células que hagan algo diferente a su función habitual. Wernig indicó que el experimento de su equipo le dice a los científicos qué genes necesitan para que ese proceso se active.
Publicado enInternacional
Londres, 26 de enero. El gran físico italiano Enrico Fermi la llamó una paradoja: si la vida no es exclusiva de la Tierra, y hay miles de millones de estrellas tan sólo en nuestra galaxia, entonces debe de haber millones de planetas semejantes a la Tierra, poblados por seres inteligentes. Y entonces, ¿por qué no los hemos visto?

Algunas de las mentes más brillantes de la ciencia –y de la ciencia ficción– han tratado de resolver la paradoja de Fermi, pero durante la reunión de expertos en vida extraterrestre que se realizó esta semana en la Real Sociedad, la mayor pregunta sigue sin respuesta: ¿estamos solos en el universo?

Una cosa es poder detectar vida en otro planeta y otra hallar vida inteligente, capaz de viajar o comunicarse a través de las vastas distancias del espacio interestelar.

La conferencia de dos días congregó a expertos en las diversas disciplinas científicas relacionadas con la evaluación de si existen seres inteligentes en otros mundos, con el aspecto que pudieran tener y con la forma en que podemos comunicarnos con ellos si entran en contacto con nosotros.

Frank Drake, veterano astrónomo estadunidense y uno de los primeros en concebir la idea de una búsqueda coordinada de vida extraterrestre, presentó este martes una evaluación optimista de las posibilidades de hallar una señal del espacio que indique la existencia de seres inteligentes.

Lugares potenciales

El profesor Drake ideó hace casi 50 años una ecuación para calcular el número potencial de planetas de la Vía Láctea apropiados para la vida, pero ahora cree que probablemente hemos subestimado en mucho los lugares potenciales en el espacio.

"Un cuadro realista debería considerar la aportación a la habitabilidad que hacen las atmósferas densas, las gruesas capas de hielo, incluso las superficies sólidas en sí mismas, todas las cuales pueden conducir a temperaturas apropiadas para la vida cerca de la superficie", afirmó. “Hasta los muy numerosos planetas de estrellas enanas rojas pueden resultar habitables si cuentan con una atmósfera sustancial o una órbita excéntrica… entonces, casi toda la Vía Láctea se vuelve un lugar apropiado para la búsqueda.”

El hecho de no haber hallado vida después de casi medio siglo de escuchar con poderosos radiotelescopios no debe disuadirnos de profundizar las búsquedas con instrumentos más avanzados, añadió.

Si llegamos a detectar señales de inteligencia extraterrestre, una pregunta planteada por un científico que asiste a la conferencia es cómo enfrentar la respuesta del público. ¿Causará temores, pánico, tumultos?

El profesor Albert Harrison, de la Universidad de California, lo considera improbable. "Es fácil imaginar escenarios de extensa desintegración sicológica y caos social, pero los resultados de prototipos históricos, reacciones a falsas alarmas y encuestas sugieren que la respuesta predominante al descubrimiento de transmisiones por microondas desde lugares ubicados a años luz probablemente sea de ecuanimidad, tal vez incluso júbilo", aseveró.

Los extraterrestres podrían ser microbios simples, en cuyo caso tendríamos que ir a buscarlos, usando los mismos instrumentos que nos han servido para buscar formas fosilizadas de vida microbiana en la Tierra.

El profesor Colin Pillinger, de la Universidad Abierta, quien dirigió el infortunado proyecto de la sonda marciana Beagle 2, señaló que no basta partir de lo que conocemos sobre la vida en la Tierra.

"Hace más de 70 años se reconoció que ciertas moléculas derivadas biológicamente sobreviven al procesamiento en la geosfera luego de la desaparición del planeta huésped, por lo que los rasgos de su estructura han sufrido poco o ningún cambio después de millones de años", indicó Pillinger.

“Esos compuestos son indicadores de la existencia de organismos vivos en la historia temprana de la Tierra. Tales observaciones llevaron a la idea de que los ‘esqueletos de carbono’, como ‘fósiles químicos’, pueden responder preguntas relativas al origen de la vida en el planeta.

"Para detectar vida en la Tierra por métodos comparables, será necesario explorar más a fondo la conformación de la materia orgánica encontrada en el espacio. Se necesitarán métodos químicos más sutiles", añadió.

Difícil imaginar una ruta distinta a la darwiniana, dicen

Otra pregunta es qué aspecto tendrán esos seres. Los darwinistas creen que la vida en otro planeta estará sujeta a las mismas reglas evolutivas que en la Tierra. Eso significa que su aspecto será sorprendentemente semejante al nuestro, según el profesor Simon Conway Morris, de la Universidad de Cambridge.

“Es difícil imaginar que la evolución en biosferas extraterrestres siga una ruta distinta a la darwiniana. Sin embargo, también hay quienes suponen que las formas de vida extraterrestres serán precisamente eso, extrañas, es decir, perturbadoras y probablemente repulsivas. Sugiero dos opuestos, cualquiera de los cuales nos hiela la sangre en las venas.

“El primero –continuó el doctor Morris–, sumamente improbable, es que las biosferas extraterrestres sean muy similares a la terrestre, y que en tales biosferas el surgimiento de vida inteligente sea inevitable.

“Las razones de esto giran en torno a la ubicuidad de la convergencia evolutiva, la estructura determinada del árbol de la vida y la inherencia molecular. En realidad, Darwin sólo explicó el mecanismo, pero no logró captar qué tan predecible es.

"Sin embargo, si es inevitable que se llegue a algo como el ser humano, ¿por qué afirmo que la primera posibilidad es extremadamente improbable? Sencillamente porque la otra posibilidad es la respuesta correcta. Nosotros y nuestra atmósfera estamos completamente solos. Entonces, ¿qué es peor? ¿Encontrarnos a nosotros mismos, o no encontrar a nadie?", preguntó Conway Morris.

Por Steve Connor
The Independent
Traducción: Jorge Anaya

Publicado enInternacional

El día en que los pacientes puedan tragarse al médico está un paso más cerca con el desarrollo de una nanopartícula microscópica que actúa como una píldora inteligente para llevar los fármacos a la región del organismo donde se necesitan y a la hora indicada.

Cada nanopartícula está hecha para dirigirse a una parte específica del cuerpo y liberar en forma controlada los fármacos durante cierto lapso. Son tan pequeñas que se pueden inyectar millones en el torrente sanguíneo sin dañar tejidos sanos.

Científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) han diseñado las primeras nanopartículas dirigidas a las paredes de las arterias que rodean el corazón. Se enlazan específicamente a proteínas que sólo sobresalen del recubrimiento interno de estos vasos sanguíneos cuando están dañados.

Una vez que toman posición en las arterias enfermas, se programa a las nanopartículas para liberar pequeñas cantidades de fármacos durante varias semanas o meses y así ayudar a los pacientes cardiovasculares a recuperarse sin exponer otras partes del organismo a dosis mucho más altas de fármacos potencialmente dañinos.

Conferencia visionaria

Este avance ocurre 50 años después de una profética conferencia del brillante físico estadunidense Richard Feynmann, titulada Al fondo hay mucho lugar, en la que describía posibles avances en nanociencia que algún día podrían llevar a los pacientes a tragarse al médico en forma de minúsculas píldoras robóticas que pudieran realizar cirugía interna bajo control autónomo.

El profesor Robert Langer, del MIT, quien en 2008 ganó el prestigioso Premio Milenio de Tecnología por sus innovaciones médicas, señaló que las pruebas iniciales llevadas a cabo en ratas de laboratorio sugieren que se pueden usar nanopartículas contra la ateroesclerosis y otras enfermedades inflamatorias cardiovasculares.

Es un ejemplo muy emocionante de nanotecnología y de ataque directo en las células, y espero que tendrá amplias ramificaciones, comentó el profesor Langer. El estudio se publicó este lunes en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

Cada partícula mide apenas 60 nanómetros de ancho –60 milmillonésimos de metro– y consta de tres capas. El centro contiene el fármaco en cuestión, ligado a una molécula de cadena larga o polímero. Una capa media, formada de materia grasa, separa este centro del recubrimiento externo de polímero que protege la partícula mientras se desplaza por el torrente sanguíneo.

Cada partícula está dotada de fragmentos de proteínas para reconocer y adherirse a las proteínas de los tejidos a los que está destinada.

Una vez que la partícula se ha fijado en las células, libera lentamente el fármaco que contiene. Los científicos indican que pueden programar la cantidad y duración de la liberación de la sustancia conforme al tratamiento.

Omid Farokhzad, de la Escuela de Medicina de Harvard, quien formó parte del equipo de investigadores, señaló que la inserción quirúrgica de dispositivos llamados cánulas o prótesis endovasculares (stents), los cuales mantienen abiertos los vasos sanguíneos, ya se ha utilizado para liberar fármacos lentamente.

En este caso hemos dado un gran salto adelante al desarrollar nanotecnologías que pueden hacer lo mismo sin técnicas de intervención, que por lo regular implican llevar al paciente al laboratorio de cateterización cardiaca, donde se colocan las cánulas, explicó el profesor Farokhzad.

“Estas partículas se pueden administrar vía intravenosa y dirigirse al tejido vascular dañado. Según nuestra experiencia con las cánulas, sabemos que una vez que el fármaco llega y es liberado durante muchos días, da resultado.

“Estamos en las etapas iniciales de exploración de esta tecnología y esperamos que serán al menos dos años más de investigación y desarrollo antes de comenzar las pruebas clínicas. Esta técnica se puede usar para cualquier enfermedad en la que el daño o la permeabilidad vascular sea una parte comúnmente observada de la patología. En esta categoría entran casi todos los tumores sólidos y la mayoría de las enfermedades inflamatorias.

Es otro ejemplo del enorme impacto que la nanotecnología tendrá en la medicina. Se pueden diseñar terapias focalizadas y liberar los fármacos en forma programada, que va mucho más allá de los más avanzados enfoques actuales en lo referente a eficacia y seguridad, concluyó.

© The Independent

Traducción: Jorge Anaya

Publicado enInternacional
Miércoles, 20 Enero 2010 07:55

Grupos de Lie: una teoría que se las trae

–Usted se dedica a grupos de Lie. Fue homenajeado en el último congreso por su trayectoria en este campo, es profesor emérito de la Universidad Nacional de Córdoba e investigador del Conicet.

–Sí. Me dedico a grupos de Lie, hay una fuerte tradición de estudio en la Facultad de Matemática, Astronomía y Física de la UNC.

–Bueno, le diré que estamos en un Lie-o, porque hay que explicar qué es un grupo de Lie.

–Primero, lo que es un grupo.

–Bueno, intentémoslo: un grupo es una estructura matemática: por ejemplo, si yo agarro todos los números pares. Cualquier suma o resta entre ellos me da otro número par, hay un cero, que también es par y cada integrante del grupo tiene un opuesto: por ejemplo, 20, tiene como opuesto a -20, que sumándolos da cero. ¿Está bien?

–Sí.

–¿Y un grupo de Lie? Eso es más difícil, ¿no? Podemos decir que es una estructura matemática parecida a la de los grupos, salvo por el hecho de que son continuos... ¿me da algunos ejemplos?

–Sirven para estudiar la simetría de objetos, son importantes en geometría, análisis matemático y física. Por ejemplo, en una esfera usted se para en el centro y rota el espacio con centro en la esfera, la esfera permanece invariable. Mientras que si usted toma una cubierta de auto y se para en su centro y rota la perinola en el plano perpendicular al eje del auto, la cubierta permanece invariante. Esos movimientos son ejemplos de elementos de un grupo de Lie.

–¿Por qué Famaf en Córdoba es fuerte en grupos de Lie?

–Después de 1966 prácticamente había dejado de hacerse investigación en la universidad y quienes a partir de 1982 rearmaron el Departamento de Matemática venían de haberse formado en esta área en grupos de Lie en Estados Unidos y los que éramos alumnos aceptamos el desafío de sumarnos y comenzar a investigar en esto. Afortunadamente el balance es que nos ha ido bien, hemos hecho siete congresos.

–Tengo entendido que se usan mucho en física.

–Así es. Cuando se produjeron las dos teorías de mecánica cuántica de Erwin Schrödinger y Werner Heisenberg y se quiso demostrar su equivalencia aparecen los grupos de Lie, es decir volvieron al tapete de la mano de los físicos. Incluso se probó la existencia teórica de algunas partículas de la familia de los hadrones como la partícula Omega por la década del ’60.

–¿Qué más?

–El problema central de la matemática aplicada es resolver ecuaciones diferenciales. Uno modeliza matemáticamente un problema a través de ecuaciones que pueden ser algebraicas o diferenciales. Para calcular las soluciones, lo que uno quiere es simplificar.

–Así es, simplificar.

–La simplificación viene a través de la simetría de la ecuación, o del objeto que uno está estudiando, eso permite intuir cómo serán las soluciones. No hay éxito asegurado pero se pueden intuir propiedades de las soluciones.

–Dicen que el álgebra lineal está un poco de capa caída, ¿la teoría de grupos de Lie cómo está?

–Los grupos de Lie están decayendo, no son un objeto de interés per se, sino por los problemas que pueden ayudar a resolver. En este momento se está estudiando los grupos de Lie hechos con otro tipo de números que son los números p-ádicos. Los números p-ádicos son distintos a los números reales, es una serie de Laurent y forman un cuerpo p-ádico y con eso se arman grupos de Lie. Hay un programa muy vasto, que es el Programa Langlands.

–¿Y cómo se llega hasta este actual programa?

–En la década del ’20 los problemas centrales de teoría de números se reescribieron en otros lenguajes, luego volvieron a reescribirse en la década del ’50, más tarde a principios de los ’70 se presenta un megaplan como el de Langlands, para resolver todos esos problemas y esto incluye entender representaciones de grupos de Lie reales, que ya fueron entendidos, ahora falta entender los p-ádicos. Hay un matemático canadiense muy activo que viene realizando varias conjeturas al respecto, James Arthur.

–¿Cuáles son los problemas que no están resueltos en la Teoría de Grupos de Lie?

–Hay varios. Le menciono uno que viene de la física. En la teoría existe un objeto que se llama representaciones de grupo y allí están los objetos simples y los objetos que se tienen armando simples, que tienen una estructura similar a las moléculas que se arman a partir de los átomos. Un problema que está lejos de estar resuelto es que la física provee gran cantidad de ejemplos de representaciones que los matemáticos hasta hoy día hemos sido incapaces de escribir como suma de objetos simples, ése es un problema central.

–¿Usted cree que estos objetos matemáticos existen en el mundo o sólo viven en nuestra cabeza?

–Algunos existen en el mundo, las rotaciones de la esfera, la simetría de una roseta de una iglesia gótica, la simetría de la estrella de David son grupos de Lie.

–Pero, a ver, la idea de grupo, que se remonta a Galois, ¿existe en la naturaleza?

–Bueno, en el Antiguo Egipto conocían y clasificaron unos 17 grupos, en la Alhambra aparecen nuevamente. Después Bravais, un matemático francés, alrededor de 1880 los escribió en fórmula. A través de los siglos hubo un conocimiento matemático intuitivo, que luego se consolidó en fórmulas.

–¿Quién inventó los grupos de Lie?

–Sophus Lie, un matemático noruego que vivió en la ciudad de Cristiania y estudió ecuaciones diferenciales y geometría diferencial. Por el año 1870 encontró los grupos de Lie como Evariste Galois encontró los grupos de permutaciones de soluciones de ecuaciones. Una de las razones por las que esta teoría sobrevivió en el tiempo, más allá de su valor matemático, es que tuvo el talento de escribir tres buenos libros con toda su matemática. La posteridad lo leyó y lo recuperó por eso, si no se habría perdido. Y es como todos los grupos de ciencia, surgieron, tuvieron su auge, después cayeron un poco en el olvido. Pero sin dudas deja una enseñanza a los investigadores: escribir bien.

–¿Cuénteme, para qué más son útiles?

–En la física son muy útiles, es una nueva herramienta en el desarrollo del nuevo paradigma de las computadoras cuánticas. Si bien todavía no hay ninguna funcionando, usando representaciones de grupos de Lie están desarrollándose softwares para esas computadoras.

–Yo tengo mis dudas, pero... en fin.

–Bueno, hay gente que está convencida de que van a funcionar, ya que es sólo una cuestión de tecnología.

–Volviendo a la existencia de los objetos matemáticos en el mundo... ¿los números existen?

–Sí, uno lo creó Dios, lo demás lo hizo el hombre. Los números naturales, los quebrados existen, yo los veo. Uno, Dos, Tres...

–Pero también la raíz cuadrada de 2, que no es un quebrado, existe porque es una diagonal de un cuadrado de lado 1.

–Sí, para mí existe, aunque es más difícil verlo, porque requiere más imaginación.

–¿Y los números trascendentes?

–Son una invención del hombre.

–¿Quiere decir que el número Pi es una invención del hombre?

–Sí.

–Es raro porque la relación existe. Es una relación muy directa entre el diámetro y la circunferencia. Si uno cree que las relaciones existen en el mundo, tiene que creer que existe el número Pi.

–Bueno puede ser, hay matemáticos constructivistas y para ellos no existe Pi porque no se pueden construir sucesiones de números...

–¿La relación entre la recta real y los números reales es imaginaria?

–Al cabo de los años uno se convence de que son lo mismo. Hay mucho pensamiento detrás de esto, es una cuestión de fe....

–¿Una cuestión de fe? ¿No es mucho decir?

–Yo represento al mundo de esta manera, y desde allí trabajo.

–Los matemáticos somos un poco platónicos, creemos que debajo del mundo hay una estructura matemática y que el mundo responde a esa estructura. Lo que es matemáticamente puede ser físicamente, y lo que no puede expresarse matemáticamente no puede ser físicamente, ¿usted adhiere a esta creencia?

–No tanto, porque hay veces que lo que no es se debe a que no hemos sido capaces de expresarlas matemáticamente. La razón por la que no se llegó es debido a que la matemática que hemos hecho es muy menor a la que podemos llegar a hacer.

–¿Pero el libro de la naturaleza está escrito con caracteres matemáticos? ¿Y exclusivamente matemáticos?

–No sé. Hay una cuestión de interpretación y de cómo miramos la naturaleza. Recuerde a Galileo que durante su proceso decía “yo no cambio el mundo, lo veo de otro modo”. No hay que creerse dueños de la verdad de la naturaleza.

–¿Hay apoyo para la investigación en matemáticas?

–Sí, en la Argentina ha sido bien apoyada. Pero tenga en cuenta que es una comunidad pequeña, que no tiene la dimensión de la de los físicos, los químicos o los biólogos, que en cualquier reunión se juntan mil investigadores. Los matemáticos somos pocos, a las reuniones de la UMA van 100, 150 personas.

–Con todos los problemas que hay con los fundamentos, uno hace matemática prácticamente para todo. ¿Cómo se explica que uno mande un cohete al espacio y llegue?

–Porque el problema de los fundamentos queda restringido y no influye en la matemática que se hace.

–En el ejemplo de poner un satélite en órbita, hay operaciones que involucran al infinito e integraciones con números reales. ¿Qué seguridad tenemos de que los números reales existan? La mayoría de los números son indecibles. El conjunto de los números reales que se pueden decir es un grupo de suma cero.

–El concepto de número real nace por una razón de conveniencia, por 1820 descubrieron que funciona para fundamentar el análisis y el cálculo por ejemplo de la física. Hoy en día, matemáticos como el francés Pierre Cartier están discutiendo otra definición de números reales, que va a ser un conjunto discreto de números, el más grande será el número de Avogadro, entre el cero y el primer número positivo va a haber un hueco. Y creen que aceptando esos números las computadoras van a poder funcionar perfectamente.

–¿La matemática es verdadera?

–Sí, creo que se puede confiar bastante, que la lógica de lo que está hecho es razonablemente correcta. Pero la cantidad de matemática que ha hecho la humanidad es muy poca comparada con la que podemos hacer.

leonardomoledo.blogspot.com

Publicado enInternacional
Aún no la han probado, pero ya intuyen que no sabrá como la de verdad. Los científicos de la Universidad de Maastricht (Holanda) que más cerca están de producir carne in vitro dicen que aún hay obstáculos que superar, pero ya han logrado producir pequeñas tiras de un centímetro de músculo de cerdo. Para ello, extrajeron células madre de este animal y las cultivaron para replicarlas.

Las diferencias con el producto real están, en primer lugar, en el contenido en proteínas: la carne real tiene un 99%, mientras que la obtenida in vitro sólo llega al 80%, siendo el resto agua y otros componentes. Esto, dicen, da una consistencia diferente. Además, en el sabor de la carne influye la alimentación del animal, un factor descartado en este caso. Aunque el sucedáneo de beicon aún está lejos, los científicos creen que su producto ya sería válido para hamburguesas o salchichas.

El equipo dirigido por el biólogo Mark Post forma parte del Consorcio de Carne In Vitro, un proyecto conjunto de varias instituciones que busca una alternativa biotecnológica al uso de carne de animales. Aunque la idea se enfrenta a graves reticencias, los científicos creen que ayudará a paliar el hambre en el mundo, a reducir las emisiones de la ganadería y a evitar el sufrimiento animal.

A. P./PÚBLICO - LONDRES/MADRID - 


Publicado enInternacional