Jóvenes millennials trabajan en presentaciones de la Semana de la Moda, en NY.Foto Ap

Siempre me intrigó la forma tan singular en la que EU maneja su triple contabilidad: la del fisco, la real, y la “contabilidad invisible (off balance sheet)” de sus macabros hedge funds (fondos de cobertura de riesgo).

EU exhibe varios "agujeros negros" contables que sólo se explican por la doble cobertura de su dotación de armas nucleares y su control, todavía, del sistema financiero global con su arma más letal: el dólar.

Dejo para otra ocasión el escrutinio del "agujero negro" del Pentágono por 35 millones de millones de dólares (https://yhoo.it/39dpfaa): ¡Equivalente al PIB nominal de China y EU juntos!

La colosal deuda universitaria de los millennials todavía no llega al grado de "agujero negro", pero representa el segundo mayor endeudamiento de EU en la categoría de "deuda de consumo": detrás de las hipotecas y antes que los adeudos de las tarjetas de crédito.

Las estadísticas sobre la deuda estudiantil de los derrelictos millennials "muestra que 43 millones de prestatarios adeudan colectivamente 1.6 millones de millones de dólares en deuda federal y privada", según el Consejo de Gobernadores del Sistema del Gobierno Federal (https://bit.ly/2UAQ3Nk).

Los graduados deben 29 mil 200 dólares en promedio. Es impactante el adeudo promedio de los graduados del sector salud: dentistas 285 mil 184 dólares; médicos 196 mil 520 dólares; y especialistas en farmacia 166 mil 526 dólares.

Quizá el ambiente de capitalismo tan salvaje explique el alto costo de la salud en EU, el más caro del planeta, que resalta una paradójica brecha entre un patético acceso –por cierto, catalogado como uno de los peores del mundo–, y el auge desmedido del Big Pharma que tiene ingresos por casi un millón de millones de dólares (https://bit.ly/39nTElY).

No faltan las consabidas acrobacias contables en EU de sus grupos de interés.

Resalta el choque conceptual entre los multimillonarios y el "socialista demócrata" Bernie Sanders, ídolo de los millennials (https://bit.ly/37eMu20).

Los multimedia de los multimillonarios –tipo Bloomberg, Forbes y Jeff Bezos– aseveran que no existe tal "crisis de deuda estudiantil" y que sólo se trata de un artefacto contable de los graduados desempleados y subempleados que no pueden pagar lo adeudado y quienes conforman el rubro de la deuda mínima de cinco mil dólares, más manejable (https://brook.gs/38eQX67).

The Washington Post, propiedad de Jeff Bezos –el hombre más rico del mundo con 127 mil millones de dólares, rechazó el plan de Bernie (https://wapo.st/37iEVHW), mientras el "socialista demócrata" ha propuesto un plan revolucionario de "Cuidados Médicos para Todos" y de cancelar el colosal adeudo de los graduados, lo cual contribuiría a mejorar la economía de EU (https://bit.ly/3bkUd25).

El plan idealista e idílico de Bernie sería impecable en una "democracia" cuando EU, en su triste realidad, practica una plutocracia proto-teocrática.

A juicio de Bernie, con la cancelación de la deuda estudiantil, la economía tendría un estímulo de un millón de millones de dólares en la próxima década y aportaría 1.6 millones de nuevos empleos cada año.

Una de sus soluciones consiste en imponer una tasa de riqueza a los especuladores de Wall Street.

A veces Bernie peca de cándido cuando pide tratar el rescate de los adeudos de los estudiantes millennials de la misma manera en que fue salvada la banca de Wall Street en 2008.Eso es no entender en absoluto la estructura del complejo militar-tecno-industrial-bursátil de EU.

Si la cancelación de la deuda estudiantil representa una quimera, suena todavía más utópica su propuesta de que la educación en EU sea gratuita y libre de adeudos.

La degradación de la otrora ejemplar educación universitaria en EU ha llegado a grados inconcebibles con el escándalo de las admisiones a sus universidades literalmente compradas (https://bbc.in/37i7Bkl) cuyo ejemplo icónico ha sido el de Douglas Hodge –filántropo (sic) y ex mandamás de Pimco, la magna firma de inversiones–, quien sobornó con un millón de dólares para el ingreso fraudulento de sus cuatro hijos a las prestigiadas universidades de EU (https://bbc.in/38e3aYW).

¿Tiene futuro este EU?

alfredojalife.com

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

Publicado enInternacional
Desde 1903, sólo 17 mujeres han recibido el Nobel de física, química o medicina: Unesco

En contraste, 572 hombres han sido galardonados en esas disciplinas // En todo el mundo, únicamente 28 de cada 100 investigadores son del sexo femenino

 

Desde que la científica Marie Curie fue reconocida con el Premio Nobel de Física en 1903, sólo 17 mujeres han obtenido ese galardón en los campos de la física, la química o la medicina, en comparación con 572 hombres premiados, advierte la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) al conmemorar el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

Agrega que únicamente 28 por ciento de todos los investigadores en el mundo son mujeres, mientras sólo 35 de cada 100 personas que hoy se forman en los campos de las ciencias, las matemáticas y las ingenierías son alumnas.

En su informe Descifrar el código: la educación de las niñas y las mujeres en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM), advierte que estas condiciones de desigualdad "no se dan por casualidad", pues muchas niñas enfrentan discriminación, sesgos de género, normas sociales y bajas expectativas en cuanto a su educación y los temas que estudian, lo que fomenta la existencia de una barrera para tener acceso a las llamadas disciplinas STEM.

La distribución de la matrícula de estudiantes femeninas en educación superior en 110 países revela que 27 por ciento está inscrita en carreras de comercio, administración y derecho; 14 por ciento, en educación, y 15 por ciento en artes y humanidades. En contraste, la matrícula es especialmente baja en tecnología, información y comunicaciones, con sólo 3 por ciento de mujeres inscritas; ciencias naturales, matemáticas y estadísticas (5 por ciento); ingeniería, manufactura y construcción (8 por ciento ), y en salud y bienestar (15 por ciento).

Datos recientes, subraya la Unesco, revelan que las desventajas que enfrentan las niñas en el acceso a las disciplinas STEM son el resultado de la interacción de múltiples factores que incluyen las normas sociales, culturales y de género, las cuales influyen en la forma en que las niñas y los niños son criados, aprenden e interactúan con sus padres, su familia, sus amigos, sus profesores y la comunidad, y las cuales conforman su identidad, sus creencias, su conducta y sus elecciones.

Temas masculinos

A menudo se cría a las niñas con la idea que las disciplinas STEM son "temas masculinos y que las aptitudes femeninas en estos campos son innatamente inferiores a las de los varones, lo que puede minar la confianza, el interés y el deseo de las niñas de comprometerse en el estudio de dichas materias", por lo que destaca que la escuela es clave para revertir este proceso.

La ministra de Educación de Finlandia, Li Andersson, fotografiada en el Parlamento en noviembre de 2019. manuel vázquez

La ministra responsable de un sistema educativo modélico en el mundo defiende aprendizaje de habilidades creativas y la originalidad en la resolución de problemas

 

A Finlandia peregrinan docentes y gestores educativos de todos los países desde que el todopoderoso informe PISA (la prueba de la OCDE que mide la destreza de los estudiantes de 15 años en ciencias, matemáticas y comprensión lectora) encumbrara a sus escolares entre los mejores del mundo. Al frente del estandarte de la nación nórdica está Li Andersson, que con 32 años es casi la benjamina de un gabinete de centro izquierda con altísimo peso de mujeres (12 frente a siete hombres). La entrevista tiene lugar en la última semana de noviembre en la sede del parlamento, días antes de la difusión del último informe PISA. Con su aprendizaje por proyectos, pocas horas lectivas y escasas tareas que llevar a casa, el sistema educativo finlandés permanece en los puestos de cabeza del mundo, codeándose con los países asiáticos, que por el contrario, aplastan a los alumnos con deberes ingentes y largas jornadas escolares. Pero desde 2006 Finlandia empeora paulatinamente sus marcas. En los últimos años, los recortes impuestos por el gobierno conservador saliente han impactado el sistema. Algo que Andersson planea revertir.

Pregunta. ¿Por qué la educación en Finlandia es una de las mejores del mundo?

Respuesta. Hay varias cosas importantes, pero una de ellas es, definitivamente, la educación de nuestros profesores. Todos, independientemente de que enseñen en primaria o secundaria han de tener un título universitario y además poseen un alto grado de autonomía y de elección de los métodos con los que enseñan. Algo que enfatizaría también es la equidad. El sistema finlandés es casi completamente público. Hemos conseguido asegurar una organización por la que los padres pueden confiar en que cualquier colegio es uno de los mejores del mundo, no hay diferencias entre un centro y otro. Eso es muy importante porque en muchos países ves esa especie de división donde el sistema educativo empieza a ser más desigual y entonces maestros y padres comienzan a escoger los colegios a los que quieren ir. Es muy difícil para los gestores revertir esa situación.

Pregunta. ¿A qué se debe el progresivo empeoramiento del país en los resultados del informe PISA?

Respueta. Hay varias razones. Sin duda una de ellas es que los cambios más rápido sen PISA es que el entorno familiar de los estudiantes afecta su aprendizaje más que antes. [En 2009 la diferencia en el aprendizaje entre alumnos de familias ricas y pobres era la menor de toda la OCDE] Las diferencias socioeconómicas están creciendo y creo que no les hemos dado a los colegios las herramientas suficientes para responder a los cambios que se dan en la sociedad cuando crece la desigualdad. Pienso que en Finlandia, igual que en otros países nórdicos, aunque a la mayoría de la población le va bien y hay una clase media amplia, no hemos conseguido ni con las políticas educativas ni con las sociales romper esa tendencia. Otra cosa que estamos viendo es un declive en las habilidades lectoras, especialmente en la comprensión.

Pegunta. Aunque ustedes tienen los niveles de alfabetización más altos del mundo.

Respueta. Sí, la lectoescritura es importante porque afecta al aprendizaje en todas las asignaturas en la escuela y no solamente en niños. Tiene que ver con grandes cambios en la sociedad, cambios en lo que leemos y cómo pasamos nuestro tiempo en comparación de como lo hacíamos antes. Creo que es importante que podamos reforzar más que antes la lectoescritura en escolares que provienen de familias con bajo nivel educativo.

Pregunta. Se ha rebajado la financiación para la educación en los últimos años y la ratio de alumnos por profesor ha crecido. ¿Qué va a hacer?

Respuesta. Finlandia no se ha recuperado tras la crisis del euro, pero eso ha cambiado con los primeros presupuestos de este Gobierno. Por primera vez desde hace muchos años el gasto en educación crecerá con 400 millones para 2020. Inyectaremos financiación a cada uno de los tramos educativos, desde la educación infantil hasta las universidades. Esta era la promesa electoral más importante de todos los partidos que forman parte del Gobierno.

La ministra de Educación ha lanzado el día de la entrevista un programa dotado de 180 millones para eliminar y prevenir las desigualdades en el aprendizaje en la educación básica (de 7 a 16 años), sean estas regionales, por la procedencia socioeconómica de los alumnos o por su condición de inmigrantes. El plan rebajará los ratios de alumnos en primaria y reforzará la formación de profesores. Andersson, graduada en Sociología, ostenta también la presidencia de la Alianza de la Izquierda, uno de los cinco partidos que conforman el primer ejecutivo de centro izquierda en 20 años. En una situación inédita en el mundo porque todas esas formaciones políticas están lideradas por mujeres, menores de 35 años en su mayoría. Una de ellas, al frente de los socialdemócratas vencedores de las elecciones de mayo, es Sanna Marin, la primera ministra más joven del mundo, llegada al poder tras la dimisión de su correligionario Antti Rinne, enfrentado a una moción de censura. Rinne declaró a EL PAÍS que para 2020 quería que todos los alumnos cursen obligatoriamente la enseñanza secundaria superior, hasta los 18 años, La empleabilidad, según sus datos, mejora con la educación.

Pregunta. Han cambiado el currículo de tal manera que los alumnos deciden qué quieren estudiar y cómo.

Respuesta. Ha habido malos entendidos con esto. El currículo se modifica cada 10 años, no queremos hacer cambios veloces para estar seguros de que el sistema educativo no está en un proceso de mutación continuo, primero necesitas saber como están funcionando ciertas cosas. El último currículo comenzó a aplicarse en 2016. Las asignaturas son las mismas pero hay algunas competencias transversales que los niños aprenderán como parte de la metodología de enseñanza de todas las materias y una de ellas es enseñarles a tener más seguridad, más autonomía como educandos. Pero no es algo que se espere que los niños sepan de antemano, así que no puedes darles a ellos la responsabilidad de escoger la manera en la que aprenden, por ejemplo. Realmente necesitan un maestro que les enseñe cómo asumir la responsabilidad individual de su aprendizaje. La razón de que se implantara esta competencia tiene que ver con la sociedad actual y el mercado de trabajo. No se trata de realizar determinadas tareas cuando te las piden, sino poseer habilidades conectadas con la creatividad o la originalidad en la resolución de problemas. También tenemos una semana en cada periodo lectivo en el que se aprende y analiza un fenómeno que no puede ser estudiado a través de asignaturas aisladas como Matemáticas o Geografía, se necesita combinar contenidos de diferentes áreas…

Pregunta. ¿Como el cambio climático?.

Respuesta. Sí, es un buen ejemplo. El mundo de hoy y sus problemas son tan complejos que no puedes enseñarlos solo con el punto de vista de una asignatura o dos.

Preguntya. Finlandia no es el país que más gasta en educación [6,9% del PIB] pero obtiene resultados excelentes. ¿Por qué?

Respuesta. Debo enfatizar el papel de los profesores porque además tenemos programas de formación continua para ellos, pueden aprender nuevas habilidades durante toda su carrera. No se quedan con la formación inicial. Eso tiene realmente grandes implicaciones para todo el sistema y también cuando hemos examinado los resultados de Finlandia hay diferencias basadas en cuántos profesores con titulaciones universitarias hay en determinados colegios, por lo que puedes probar científicamente que la educación de los profesores tiene un gran impacto en el aprendizaje de los alumnos.

Pregunta. ¿Cuáles son las debilidades del sistema educativo finlandés?

Respuesta. Los recortes de financiación han sido muy destructivos. Es importante que nos aseguremos de que la profesión de profesor siga siendo atractiva, porque estas rebajas también afectan al hecho de que convertirse en enseñante sea atrayente. Otra cosa con la que estamos luchando tiene que ver con la participación en la enseñanza de los niños pequeños, que es menor que en otros países nórdicos y que la media europea. Aquí la educación obligatoria comienza a los siete años. Estamos trabajando para que haya más participación en la etapa preescolar porque especialmente para los niños de familias más desfavorecidas o inmigrantes es muy importante la educación temprana. Desarrollan habilidades sociales que necesitarán luego en el colegio, y también las destrezas de lenguaje fundamentales para aprender.

Publicado enSociedad
Sábado, 02 Noviembre 2019 17:57

Educación popular desde los territorios

Educación popular desde los territorios

“La sabiduría de Europa y la prosperidad de los Estados Unidos,
son dos enemigos de la libertad de pensar en América”.
Simón Rodríguez

“…Lucha que solo tiene sentido cuando los oprimidos,
en la búsqueda por la recuperación de su humanidad,
que deviene una forma de crearla, no se sienten idealistamente opresores de los opresores, ni se transforman,
de hecho, en opresores de los opresores, sino en restauradores de la realidad de ambos. Ahí radica la gran tarea humanista e histórica de los oprimidos: liberarse a sí mismos y librar a los opresores”.
Paulo Freire

“Para nosotros los educadores y las educadoras populares,
el Sumak-Kausay de los pueblos indígenas de los Andes,
entre Quechuas y Aymaras constituye un valor-saber,
que no solo dialoga con nosotros, sino que también nos puede enseñar a pensar y a vivir en buena medida como ellos.
Lo que pudiera ser un feliz pasaje del saber a la Sabiduría”.
Carlos Rodrigues Brandão

 La profesora estadounidense Ann Cook en la Fundación Bofill de Barcelona. Juan Barbosa

La profesora ha creado una red de centros que no están obligados a presentarse a la Selectividad estadounidense en busca de un sistema menos academicista

Ann Cook (Chicago, 1940) ha cambiado las reglas del juego del sistema educativo en el Estado de Nueva York. Esta profesora de historia consiguió hace 10 años que los alumnos de 39 institutos públicos de esa región no tengan que enfrentarse a exámenes. En el resto de centros del Estado, los estudiantes deben realizar cinco pruebas al final de la secundaria —Matemáticas, Historia Global, Historia Estadounidense, Ciencias y Lengua Inglesa—para hacerse con el título y poder acceder a la Universidad. La lucha de Cook es contra el llamado teaching to the test, una tendencia cada vez más extendida en Estados Unidos que consiste en medir el éxito de las escuelas y la efectividad de los profesores en función de las notas de los alumnos. Ahora, los resultados de su experimento empiezan a ser visibles: el 90% de los alumnos de su red de institutos —28 están en la ciudad de Nueva York y 11 repartidos por el estado— accede a la Universidad, frente al 58% de media del resto de centros públicos de la región.

 “La obsesión por medir el conocimiento con exámenes estatales externos —que elaboran las autoridades y no los profesores— nos está desviando del propósito de educar ciudadanos; estamos enseñando a los chavales trucos para superar un examen y eso no les motiva en absoluto”, lamenta Cook, impulsora de la red de centros conocida como New York Performance Standards Consortium, que esta semana impartió un seminario sobre métodos de evaluación alternativos organizado por el centro Unesco de Cataluña y la Fundación Jaume Bofill en Barcelona, al que este diario acudió invitado.

En las aulas de los 39 institutos hay adolescentes que provienen, en su mayoría, de familias desfavorecidas con bajos ingresos. El 75% de ellos son negros o latinoamericanos. El gran problema del sistema, señala Cook, es que los centros públicos se han convertido en guetos —cuando el nivel de concentración de alumnado con bajos recursos en un mismo centro supera el 50%—.

“Las expectativas con esos chavales son muy bajas, muchos profesores han tirado la toalla y los institutos obtienen cada vez menos puntuación en los rankings; el gran peligro es que cuando son catalogados de bajo rendimiento pueden acabar cerrados por la Administración o traspasados a empresas privadas”, explica la docente. Un cambio radical en las metodologías de enseñanza, con la base en lecturas masivas, redacción de ensayos y presentaciones orales, ha llevado a reducir la tasa de abandono escolar, que ahora está en el 5%, frente al 30% del resto de institutos. Otro de los grandes logros del que Cook presume es la tasa de retención del profesorado: un 80% frente a un 72%. “Hemos conseguido autonomía para los docentes, que ya no viven con el miedo a que sus alumnos saquen malas notas y eso pueda repercutir en sus salarios o estabilidad laboral”, cuenta.

Una encuesta a 1.500 profesores de la Asociación Nacional de Educación, reveló que el 72% de ellos sentían una presión “extrema” por parte de los equipos directivos por mejorar los resultados en los llamados standardized test, los exámenes externos impuestos por la Administración. Solo en ocho de los 50 Estados del país —como California— se han aprobado leyes que permiten a las escuelas escoger entre presentarse o no a las pruebas.

¿Cómo consiguió Cook convencer a los senadores y miembros de la Asamblea de que hiciesen una excepción con sus centros? “La negociación fue muy dura, nos llevó unos ocho años y cuando lo conseguimos había mayoría demócrata... entendieron que el modelo academicista no siempre funciona”, cuenta. Tuvieron que ceder en un punto: los estudiantes tendrían que enfrentarse a uno de los cinco exámenes finales de secundaria. “Escogimos el de Inglés porque es el que conlleva una instrucción menos dirigida, no hay que memorizar tanto y es más libre”. Los alumnos del consorcio obtienen igualmente un diploma de secundaria pero son evaluados de forma distinta. Se miden sus competencias a través de trabajos y las actitudes también cuentan. “Hemos conseguido crear una nueva narrativa, subir la autoestima de los chicos y que no rechacen la escuela”, zanja Cook, que a sus 79 años sigue liderando la lucha. 

 Las universidades cambian su sistema de admisión

El acceso a la Universidad en Estados Unidos es extremadamente competitivo. Los alumnos deben tener el título de Secundaria y presentarse al SAT, un examen tipo test que mide los conocimientos y que funciona como la Selectividad española; es un filtro para entrar en la carrera y la universidad deseadas. El acuerdo alcanzado entre la Administración y la red de instititutos New York Performance Standards Consortium, exime a los estudiantes de presentarse al SAT. “Les valoran con las calificaciones obtenidas en Secundaria y con su portfolio, donde recogen sus mejores trabajos y ensayos”, explica Ann Cook.

“El SAT está en desuso y ya son cerca de mil las universidades que no lo piden en todo el país, se empieza a valorar más el pensamiento crítico y las recomendaciones, ese es otro de los grandes cambios del sistema”, añade. 18 meses depués de graduarse de Secundaria, el 83% de los alumnos del Consorcio sigue matriculado en la universidad, frente al 59% del resto de institutos públicos neoyorquinos.

Por Ana Torres Menárguez

Barcelona 12 OCT 2019 - 17:41 COT

Publicado enSociedad
Cuarto encuentro de educación popular en la ciudad de Bogotá

Desde el año 2016 se viene reactivando un escenario de encuentro nacional de Educación Popular como espacio de confluencia y reflexión en torno a las experiencias, proyectos y procesos de la educación popular en nuestro país. Los días 13 y 14 de septiembre de 2019 se llevará a cabo el cuarto encuentro en la Universidad Pedagógica Nacional.


El primer ejercicio realizado en el 2016 se denominó “Pasado, presente y futuro de la educación popular en Colombia”, y sirvió como un balance retrospectivo de 4 décadas de la Educación Popular (EP), así como de homenaje al colectivo de Dimensión Educativa por sus profundas enseñanzas; el segundo (2017), titulado “Trayectorias y desafíos de la Educación Popular en procesos de construcción de paz”, posibilitó un análisis sobre el papel de la EP en la coyuntura de la implementación del Acuerdo de la Habana, de igual modo sirvió para abrir debates sobre los retos pedagógicos y metodológicos en el contexto que se avecinaban en el país.


En el tercero (2018), “Un diálogo Intergeneracional en torno a nuestras prácticas y sentidos”, se generaron espacios para debatir sobre algunos asuntos temáticos y problemáticos emergentes en las prácticas y procesos de la EP, así como el reconocimiento y la interlocución de la Educación Popular situada en las relaciones y aportes con el movimiento social.


Para el este año los días 13 y 14 de septiembre continuaremos en la línea reflexiva y realizaremos el IV encuentro de educación popular “pedagogías de la educación popular diálogos entre lo ético y lo político”. El encuentro tiene como propósitos: reconocer las experiencias de formación ético política implicadas en las pedagogías de la educación popular; dar cuenta de los conflictos e interrogantes que se generan en nuestras actuaciones ético políticas como educadoras y educadores populares; construir alternativas en torno a los procesos de formación ético políticos que propendan por la revitalización y fortalecimiento de las organizaciones populares, así como celebrar la vida.


Metodológicamente el evento contará con mesas de trabajo distribuidas de la siguiente manera:


Mesa 1. Movimientos urbanos.
Mesa 2. Pre-universitarios y Pre- Icfes populares.

Mesa 3. Género y feminismos.
Mesa 4. Colectivos Artísticos.
Mesa 5. Universidad Escuela
Mesa 6. Movimientos indígenas, afros y campesinos.


Para esta jornada, además de encontrarnos, conocer y reconocer las diferentes experiencias que vienen de diferentes lugares del país, esperamos poder avanzar en la generación de espacios de articulación que logren visibilizar la Educación Popular no solo como un paradigma educacional sino como un movimiento vigente en Colombia de educadores y educadoras populares que construyen escenarios de discusión y análisis de esta tradición histórica en nuestra región.

Publicado enColombia
Sábado, 07 Septiembre 2019 05:56

Porque odiamos al comunismo y los comunistas

Porque odiamos al comunismo y los comunistas

Nuestro mundo gira en torno a los valores culturales del capitalismo. Nada es neutral ni equidistante. Se nos inculca la competitividad, tener éxito y acumular riquezas, no importa la manera de lograrlo. La propiedad privada cala hasta los huesos. Deseamos ser Rico McPato, el personaje de Walt Disney nadando en un mar de oro, monedas y brillantes. ¿Ficción? Nuestro mundo es caricatura del cómic. Nos moldean individualistas, avaros, calculadores, mentirosos. Es adoctrinamiento y socialización cultural. Despreciamos al pobre, lo degradamos, lo deshumanizamos. Tienen lo que se merecen. La pobreza siempre ha existido, se afirma. Luchar contra ella es ir contra natura. Por eso reivindicar la democracia es un asunto de pobres. Mejor ser socios de ONG y apoyar causas humanitarias, ser solidarios, practicar la piedad. Las avenidas, edificios, toman el nombre de mecenas, filántropos y héroes. Prohombres que donan millones de dólares para investigaciones científicas, otorgan becas, financian maquinaria para diagnósticos médicos y sus obras de arte se exhiben en museos. La lista es interminable, pero logran su objetivo: el reconocimiento de las mayorías sociales. No nos preguntamos sobre el origen de sus fortunas. Lo remitimos a la suerte. Son personas visionarias, han comenzado de cero y aprovechado sus oportunidades. Todos podemos ser Rockefeller, Amancio Ortega, Slim o Bill Gates. Es cuestión de ser emprendedores, luego vendrá el éxito. ¿Alguien menciona las relaciones sociales de explotación? La respuesta es simple, la explotación no existe. Dicha afirmación se graba a fuego en nuestras mentes. Con trabajar duro, ahorrar y estar en el sitio adecuado en el momento oportuno es suficiente. Cómo no desear coches de lujo, yates, un avión privado, servicio doméstico, casas principescas, en fin, todo lo que ofrece el mundo de las mercancías. Sean cosas o personas. Vivir a cuerpo de rey es lícito, rechazarlo es hipocresía. Tener y no exponerlo es de tontos, hay que ostentar. Pasar a la historia con el nombre escrito en oro no menos que construir un panteón donde nuestros huesos sean venerados y visitados en procesión es comprar la eternidad.

Pensamos que la pobreza y el fracaso es una inadecuación al mercado. Incluso la sociología y la biología se han unido en un matrimonio de conveniencia para crear la sociobiología. Genes egoístas capaces de someter a sus alelos altruistas en un mundo donde el más listo se lleva el gato al agua. Está en los genes y no hay posibilidad de alterar el ADN. El mundo al revés. Se impone la visión hobbesiana predadora, donde el hombre es un lobo para el otro hombre. Pero las manadas de lobos, como especie social cooperan, no se explotan, mantienen una división social del trabajo, de lo contrario se extinguirían. No hay especie social competitiva inter pares. Es la mayor mentira atribuida a Darwin.

Nada está exento de significado político. Arte, literatura, cine, lenguaje, moda, estética, sexo, familia, el hambre, los gustos, las emociones, las maneras de amar y odiar. Pero es la producción del miedo la base para fomentar el anticomunismo. Desde que nacemos se inculca y adoctrina para reconocer al enemigo: el comunismo, que se presenta con diferentes caretas. Demócratas, socialistas, marxistas, en definitiva comunistas. Se cuelan en la escuela, el trabajo, incluso se presentan como amigos. Pero tienen un objetivo: convertirnos en autómatas, quitarnos nuestras propiedades y esclavizarnos. Ideología disolvente de la familia, la propiedad privada y la moral católica. Para los comunistas somos un número, de allí su identificación con el nazismo y la solución final. Todos los miedos se engloban en el comunismo.

Ser anticomunista no es problema, es lo propio de un sistema educativo para aborrecerlo. En los medios de comunicación social, en la literatura, el cine, los dibujos animados podemos preguntarnos: ¿Quiénes salvan la civilización? ¿Qué espías tienen licencia para matar? La raíz del mal, el comunismo camuflado en los deseos de justicia social, igualdad y dignidad. Incluso los extraterrestres, cuando atacan la tierra siempre eligen la Casa Blanca y Estados Unidos como objetivo. El resto del planeta no existe, Su GPS está conectado a Google Maps.

Los comunistas son despiadados, manipuladores, no sienten ni padecen. Ser anticomunista no requiere pensar, sólo practicar lo aprendido machaconamente durante años. Por el contrario, ser demócrata, comunista, socialista o marxista requiere pensar, nadar contracorriente. Es un acto de conciencia y reflexión crítica. Justamente lo que esta sociedad persigue y criminaliza. Vivir en la ignorancia es conseguir el nirvana. Sea positivo. Mañana será millonario. No cuestione el orden natural de las cosas. La tierra es plana y el capitalismo justo y equitativo. No se deje seducir por falsos ídolos. Trump, Bolsonaro, Macri, Piñera, Pinochet, Thatcher, Videla y Somoza, entre otros, son buena gente, tienen en común ser anticomunistas. ¡Entregue su alma y si le piden el voto, también!

Publicado enSociedad
Luis Edgardo Salazar

Diversas agendas y luchas afronta Fecode en el actual momento, entre ellas por establecer una fórmula que determine los recursos que deberá entregar el gobierno nacional vía Sistema General de Participaciones. La labor pedagógica, asumida en proyección al Congreso del ramo por realizarse en el 2020, también está presente. Estas y otras iniciativas demandan la participación activa y crítica del conjunto del profesorado.

 

desdeabajo (da). Sabemos que en los actuales momentos Fecode discute con el Ministerio de Educación y el gobierno nacional varios temas, nos gustaría ahondar en ellos; empecemos por la negociación sobre el Situado Fiscal.

Luis Edgardo Salazar (LES). El pasado 12 de febrero al amparo del proceso de negociación colectiva, Fecode radicó su pliego de peticiones, un consolidado de muchos esfuerzos, de muchas lecturas y visiones de nuestra Junta Nacional; nuestros equipos de trabajo y asesores contribuyeron en  su construcción.

El proceso de negociación fue intenso, y luego de más de un mes logramos consolidar el acta de acuerdos, firmada el 15 de mayo, justamente el Día del maestro. Hay que enfatizar que el acuerdo logrado fue con el gobierno nacional, no únicamente con el Ministerio de Educación Nacional (MEN); en las mesas de negociación tambien participó el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, el Departamento Nacional de Planeación, delegados de otros ministerios, y agentes del gobierno; todos tendrían que dar garantía de lo firmado. 

 

da. ¿Cuál es el balance de lo firmado?

LES. Lo podríamos aterrizar así: Su impacto, alcance o el balance social y político de los acuerdos. En este particular, sin lugar a dudas, para nosotros es positivo, se logra que  el Gobierno acepte la propuesta de reformar la Constitución en lo referente al Sistema General de Participaciones (SGP), un propósito, una lucha que lideramos desde el año 2001 cuando el gobierno nacional, vía Acto Legislativo No. 01, de 2001, modificó los artículos 356 y 357 de la Constitución, arrancando un porcentaje notable del presupuesto para la educación, la salud, el agua potable y el saneamiento básico. Pasados estos años, y tras arduas luchas, el gobierno acepta la propuesta de Fecode, y renuncia a su pretensión de hacer una reforma general para garantizar los recursos que llegan vía SGP, o de transversalizar los recursos, que era su propuesta en los últimos encuentros.

 

da. Para lograr este asunto, que compromete a los municipios y departamentos, ¿hay algún tipo de coordinación con otras organizaciones sociales, políticas y culturales? 

LES. Por supuesto. También, como un componente adicional en el acuerdo, logramos impactar las bases y el articulado del Plan Nacional de Desarrollo (PND). Quedó acordado establecer una comisión de alto nivel, en la cual también participaran  delegaciones de otros actores, entre ellos el Minsalud, el Ministerio de Vivienda y Desarrollo Social, el Departamento Nacional de Planeación, MinHacienda –que es con quien más dificultades tenemos y vamos a tener–; la asociación de ciudades capitales (Asocapitales), también la Federación colombiana de gobernadores y de alcaldes. Están, así mismo, las centrales de trabajadores  hermanas, comunidades de investigadores, académicos entre otros. También actuarán con nosotros, otros componentes de las organizaciones sindicales que tienen mucho que ver con la defensa de la salud, el agua potable y el saneamiento básico.

 

da. ¿Quiere decir que consolidarán un espacio amplio de articulación con otros sectores?

LES. Esa es la idea, lograr articular y hermanar voluntades en procura de materializar la reforma constitucional, en la construcción de la fórmula hacia el S.G.P., asunto que no será fácil porque es trazar una ruta en  la vía de recuperar para el conjunto social mucha plata de lo público, que se esfumó en procesos pasados en los que fuímos derrotados. Es una lucha en la cual el gobierno tiene que garantizar, porque así está establecido en el acuerdo, los recursos crecientes y sostenibles para inyectarle otro tipo de oxígeno financiero a la educación pública y a la salud pública de los colombianos.

 

da. Es de suponer que el Gobierno no cederá con facilidad a una fórmula que le impacte sus cálculos económicos… 

LES. Sí, este segundo momento no será fácil. Conscientes de ello le decimos a nuestra base social, a nuestras filiales en los departamentos, que tenemos que trabajar de manera ardua para ganarnos la ciudadanía, su voluntad, entender que lo público debe ser una corresponsabilidad social; de otra manera no concretarémos a favor del país este segundo momento y la consolidación de una fórmula favorable para las mayorías. Es así como, seguramente, tendremos que activar muchas medidas de hecho y de sensibilización para lograr que se materialice este acuerdo con el amparo presupuestal que la educación y la salud pública necesitan.

 

da. En el PND quedó incluido el Plan Decenal de Educación, ustedes, tenemos entendido, no participaron en el desarrollo de esa propuesta. Cuéntenos.

LES. La educación gravita bajo la orientación de varias reformas: unas son las orbitales, que las podríamos llamar las lógicas internacionales que impactan la educación; las otras son las lógicas nacionales. Muchos investigadores de lo educativo, de las reformas en este sector, Oscar Oszlak, Sergio Martinic por mencionar algunos, señalan que toda reforma educativa configura dos tipos de relaciones: por un lado las relaciones de saber, que son las que impactan la vida educacional, los currículos, lo pedagógico, lo didáctico, lo metodológico y la evaluación, y por otro lado configuran las relaciones de poder que reforma lo financiero. Precisamente, sobre este particular en el país hay una tensión por convertir la educación en una mercancía, en un artículo de compra y venta, someterla a las lógicas del mercado, a la rentabilidad, a la oferta y la demanda, a la productividad y a la ganancia. 

Como Federación decidimos no participar en la construcción del PND, porque a partir de la historiografía rastreada podemos afirmar que los PND se construyen por una necesidad de atender o cumplir un requisito, en buena medida son crónicas de elementos que no se van a cumplir, herramientas para ejecutar las políticas neoliberales, hoy direccionadas sobre todo por la Ocde, y nuestra posición no es parecida a esos designios. Hemos dicho, por ello, que participar en la construcción del PND, sin que nuestra palabra, propuestas y posturas sean tenidas en cuenta, no es otra cosa que legitimar las políticas de Estado, y de tajo también empezar a hacerle el juego a los designios de las lógicas internacionales ya referidas. 

 

da. Y en cuanto al Plan Decenal…

LES. Es importante resaltar, sobre el Plan Decenal de Educación, que debe recoger lo que en el acuerdo logramos reactivar, los foros educativos regionales, los foros educativos departamentales, como espacios para el diálogo social por la educación que  necesitamos como sociedad y país. Hoy requerimos una educación con pertinencia social, que es distinta a la educación con pertinencia ministerial. Nosotros pretendemos una educación que debe ponerse al día con los requerimientos de los contextos, que atienda la palabra, las posturas y las peticiones de los actores del hecho y el acto educativo. En consecuencia, si el gobierno prepara el Plan Decenal, nosotros estamos preparando el Tercer Congreso Pedagógico Nacional, por realizarse en el primer semestre del año que se avecina.

 

da. Ya que entramos en esta esfera del saber específico de los maestros, la investigación, la pedagogía, la formación de las nuevas generaciones, cuéntenos el itinerario y la fecha del Congreso Pedagógico (CP) y la manera cómo se está actuando.

LES. El CP está aprobado en nuestro plan de trabajo y tiene que empezarse a proyectar desde lo regional, por eso nuestro Centro de Estudios e Investigaciones Docentes (Ceid) ha activado los encuentros con nuestras juntas filiales, donde vamos a recoger el pensamiento y los ejes transversales que deban ser recreados y debatidos en el CP, que sin lugar a dudas tiene que ayudar a reafirmar la propuestas para la financiación de la educación, así como recoger las expectativas para confrontar la política educativa pública ministerial. El CP tendrá que trazar algunas líneas sobre un pensamiento universal educativo colombiano y seguirá haciendo énfasis en lo que hemos dicho: una educación con pertinencia social para los colombianos.

 

da. En el país existen unos Ceid más fuertes que otros, ¿cómo está ese cuadro de los Ceid y de la capacidad de movilización con los maestros, los jóvenes, las familias, las autoridades municipales, departamentales?

LES. Fecode viene trabajando en lo que he denominado Proyectos Vitales Institucionales (PVI), entre ellos: el Proyecto Educativo Pedagógico Alternativo (Pepa), la Educación en Inclusión y Género, así como en la Escuela como territorio de paz. En estos escenarios se han construido otro tipo de mentalidades, de visiones y seguramente hay mucho diálogo, ¿que habrá muchas distancias con algunos espacios territoriales particulares?, cierto, pero también hay muchos acercamientos y seguramente mucha posibilidad de entender y de recibir recomendaciones para una nueva práctica pedagógica y educativa.

Es este campo conocemos de experiencias pedagógicas interesantes en el escenario de escuela como territorio de paz, conocemos también las de la participación de muchos maestros –en el caso de Nariño– en el Proyecto Piemsa, por ejemplo; conocemos la participación de educadores en la configuración de Planes Decenales de Educación,  educación sin fronteras para construir ciudadanía como alguno que conocemos podemos recrear muchas experiencias en líderes, en guardianes, en constructores, en hacedores de paz, en facilitadores de convivencia, en proyectos productivos, en procesos alternativos y de manejo de energías renovables. Es decir, a pesar de las dificultades hay iniciativas que nuestros maestros lideran o acompañan, donde hay un maestro, donde hay una escuela, nuestra misión tendrá que ser la de siempre: ayudar a que los niños y jóvenes del país le sigan encontrando sentido a la vida. 

 

da. Entonces, en esa lógica el CP será un escenario que recoge la tradición, pero también será muy renovador.

LES. Por supuesto. Si nosotros lográramos hacer una narrativa, una pequeña visual del trabajo de los maestros, de contar el anecdotario de muchos maestros, seguramente confrontaríamos ese discurso acusador que el partido mayoritario del gobierno nos hace al señalarnos de que estamos adoctrinando, o cuando nos señalan de que estamos retorciendo las mentes de nuestros estudiantes. A quienes expresan ese tipo de acusaciones les diría que vayan a hacer educación en las realidades de nuestro país, venciendo las necesidades y quizá las dificultades, incluso las conflictividades a las que se enfrentan muchos maestros y maestras hoy para atender la educación de nuestros niños, o que vayan a las zonas donde la única manifestación de soberanía nacional es la escuela, en presencia de su profesor.

 

da. Queremos insistir sobre la idea de la escuela o el colegio como territorio de paz, ¿cómo se ha asumido en los municipios, en los departamentos, por las organizaciones gremiales del magisterio, esta magnífica iniciativa, y cuáles son las dificultades más terribles que han tenido? 

LES. Galtun y Smocker hablan de una paz cultural y de una paz estructural, y creo que nosotros desde el proyecto Escuela territorio de paz le estamos jugando, en primer momento, a esa paz cultural, que se refiere a que no puede haber distancias entre los beneficiarios de la educación; que se puede pensar en una educación desde la interculturalidad, donde no hayan fobias, etnocentrismos, silencios, marginamientos y olvidos. 

En esa perspeciva de paz cultural, tendremos que mirar cómo avanzamos hacia posesionar una paz ambiental, donde no se siga entregando en el país patentes de corso para que sobreexploten nuestros recursos naturales; pero también esa paz ambiental implica enseñar a cómo convivir no solamente el sujeto con el otro de carne y hueso, sino cómo enseñamos al sujeto a convivir con su contexto natural. 

La paz no solamente puede ser como firmar un acta o silenciar los fusiles, aquí necesitamos una paz laboral, lo que implica que el Gobierno atienda las peticiones y cumpla los acuerdos pactados; una paz laboral que no nos desconozca, que cumpla con el pliego de condiciones, que cumpla con las organizaciones sociales, campesinas, indígenas, los transportadores, es decir, habrá otro tipo de situaciones que hoy generan impases que necesitamos resolver para que la paz empiece a positivizarse y a construirse de manera material en el país. 

El proyecto está pensado en cómo desde la escuela empezamos a resolver conflictividades; si bien es cierto la ley 1620 de convivencia escolar trata de armonizar algunos elementos para mejorar la convivencia en la escuela, pero también es cierto que deja muchas responsabilidades que tienen que asumirlas otros escenarios y otros espacios. Para nosotros la ley de convivencia escolar en la escuela tiene que cumplir eso, una labor pedagógica, una labor académica y formativa, la labor disciplinar, la labor de juzgamiento y de castigo tiene que ser producto de otras iniciativas, pero la convivencia tiene que mirarse en contexto, más allá de lo que pasa en la escuela, diagnosticar las familias y los contextos para activar otras líneas de intervención que le corresponde al gobierno facilitarlas.

 

da. ¿En qué está el Estatuto Único Docente?

LES. Hoy ya no podemos hablar de un Estatuto Único, porque conocemos extraoficialmente que hay unos avances importantísimos en la construcción del Estatuto Etnoeducativo Indígena, en el marco del sistema educativo indígena propio; lo mismo están haciendo los compañeros afros. Consideramos, por ello, que en el primer momento no habrá un Estatuto Único, lo que vamos es a conciliar a través de la comisión tripartita, la que está constituida hoy producto de los acuerdos entre el Gobierno, representantes de la Cámara y del Senado y Fecode, es un estatuto de dignificación de la profesión docente. Creemos, con seguridad, que en el Estatuto tiene que regularse las condiciones de ingreso, de permanencia, de novedades, de ascensos y de retiro, tiene que regularse todo el sistema de carrera especial para el magisterio colombiano; tendremos que conciliar las nostalgias del 2277 –que son los compañeros vinculados con el decreto desde el año 1979– y las nuevas expectativas de los compañeros 1278. Seguramente hay que vencer muchos temores, seguramente habrá que conciliar muchos intereses. Pero acá tenemos la gran oportunidad para acabar muchos atropellos, como la evaluación, hoy como un impedimento perverso para el ascenso de los maestros.

Finalmente, vamos a cumplir la tarea orientada por la Junta Nacional de Fecode realizada el dia 14 de agosto: adelantar el paro nacional del magisterio de 48 horas para el próximo 28 y 29, en defensa de la vida, la salud con dignidad del magisterio y de nuestro Fondo nacional de prestaciones sociales del magisterio –Fomag–. Continuaremos sumando voluntades, construyendo alternativas,  transformando realidades y hermanados en la lucha. 

Publicado enColombia
Luis Edgardo Salazar

Diversas agendas y luchas afronta Fecode en el actual momento, entre ellas por establecer una fórmula que determine los recursos que deberá entregar el gobierno nacional vía Sistema General de Participaciones. La labor pedagógica, asumida en proyección al Congreso del ramo por realizarse en el 2020, también está presente. Estas y otras iniciativas demandan la participación activa y crítica del conjunto del profesorado.

 

desdeabajo (da). Sabemos que en los actuales momentos Fecode discute con el Ministerio de Educación y el gobierno nacional varios temas, nos gustaría ahondar en ellos; empecemos por la negociación sobre el Situado Fiscal.

Luis Edgardo Salazar (LES). El pasado 12 de febrero al amparo del proceso de negociación colectiva, Fecode radicó su pliego de peticiones, un consolidado de muchos esfuerzos, de muchas lecturas y visiones de nuestra Junta Nacional; nuestros equipos de trabajo y asesores contribuyeron en  su construcción.

El proceso de negociación fue intenso, y luego de más de un mes logramos consolidar el acta de acuerdos, firmada el 15 de mayo, justamente el Día del maestro. Hay que enfatizar que el acuerdo logrado fue con el gobierno nacional, no únicamente con el Ministerio de Educación Nacional (MEN); en las mesas de negociación tambien participó el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, el Departamento Nacional de Planeación, delegados de otros ministerios, y agentes del gobierno; todos tendrían que dar garantía de lo firmado. 

 

da. ¿Cuál es el balance de lo firmado?

LES. Lo podríamos aterrizar así: Su impacto, alcance o el balance social y político de los acuerdos. En este particular, sin lugar a dudas, para nosotros es positivo, se logra que  el Gobierno acepte la propuesta de reformar la Constitución en lo referente al Sistema General de Participaciones (SGP), un propósito, una lucha que lideramos desde el año 2001 cuando el gobierno nacional, vía Acto Legislativo No. 01, de 2001, modificó los artículos 356 y 357 de la Constitución, arrancando un porcentaje notable del presupuesto para la educación, la salud, el agua potable y el saneamiento básico. Pasados estos años, y tras arduas luchas, el gobierno acepta la propuesta de Fecode, y renuncia a su pretensión de hacer una reforma general para garantizar los recursos que llegan vía SGP, o de transversalizar los recursos, que era su propuesta en los últimos encuentros.

 

da. Para lograr este asunto, que compromete a los municipios y departamentos, ¿hay algún tipo de coordinación con otras organizaciones sociales, políticas y culturales? 

LES. Por supuesto. También, como un componente adicional en el acuerdo, logramos impactar las bases y el articulado del Plan Nacional de Desarrollo (PND). Quedó acordado establecer una comisión de alto nivel, en la cual también participaran  delegaciones de otros actores, entre ellos el Minsalud, el Ministerio de Vivienda y Desarrollo Social, el Departamento Nacional de Planeación, MinHacienda –que es con quien más dificultades tenemos y vamos a tener–; la asociación de ciudades capitales (Asocapitales), también la Federación colombiana de gobernadores y de alcaldes. Están, así mismo, las centrales de trabajadores  hermanas, comunidades de investigadores, académicos entre otros. También actuarán con nosotros, otros componentes de las organizaciones sindicales que tienen mucho que ver con la defensa de la salud, el agua potable y el saneamiento básico.

 

da. ¿Quiere decir que consolidarán un espacio amplio de articulación con otros sectores?

LES. Esa es la idea, lograr articular y hermanar voluntades en procura de materializar la reforma constitucional, en la construcción de la fórmula hacia el S.G.P., asunto que no será fácil porque es trazar una ruta en  la vía de recuperar para el conjunto social mucha plata de lo público, que se esfumó en procesos pasados en los que fuímos derrotados. Es una lucha en la cual el gobierno tiene que garantizar, porque así está establecido en el acuerdo, los recursos crecientes y sostenibles para inyectarle otro tipo de oxígeno financiero a la educación pública y a la salud pública de los colombianos.

 

da. Es de suponer que el Gobierno no cederá con facilidad a una fórmula que le impacte sus cálculos económicos… 

LES. Sí, este segundo momento no será fácil. Conscientes de ello le decimos a nuestra base social, a nuestras filiales en los departamentos, que tenemos que trabajar de manera ardua para ganarnos la ciudadanía, su voluntad, entender que lo público debe ser una corresponsabilidad social; de otra manera no concretarémos a favor del país este segundo momento y la consolidación de una fórmula favorable para las mayorías. Es así como, seguramente, tendremos que activar muchas medidas de hecho y de sensibilización para lograr que se materialice este acuerdo con el amparo presupuestal que la educación y la salud pública necesitan.

 

da. En el PND quedó incluido el Plan Decenal de Educación, ustedes, tenemos entendido, no participaron en el desarrollo de esa propuesta. Cuéntenos.

LES. La educación gravita bajo la orientación de varias reformas: unas son las orbitales, que las podríamos llamar las lógicas internacionales que impactan la educación; las otras son las lógicas nacionales. Muchos investigadores de lo educativo, de las reformas en este sector, Oscar Oszlak, Sergio Martinic por mencionar algunos, señalan que toda reforma educativa configura dos tipos de relaciones: por un lado las relaciones de saber, que son las que impactan la vida educacional, los currículos, lo pedagógico, lo didáctico, lo metodológico y la evaluación, y por otro lado configuran las relaciones de poder que reforma lo financiero. Precisamente, sobre este particular en el país hay una tensión por convertir la educación en una mercancía, en un artículo de compra y venta, someterla a las lógicas del mercado, a la rentabilidad, a la oferta y la demanda, a la productividad y a la ganancia. 

Como Federación decidimos no participar en la construcción del PND, porque a partir de la historiografía rastreada podemos afirmar que los PND se construyen por una necesidad de atender o cumplir un requisito, en buena medida son crónicas de elementos que no se van a cumplir, herramientas para ejecutar las políticas neoliberales, hoy direccionadas sobre todo por la Ocde, y nuestra posición no es parecida a esos designios. Hemos dicho, por ello, que participar en la construcción del PND, sin que nuestra palabra, propuestas y posturas sean tenidas en cuenta, no es otra cosa que legitimar las políticas de Estado, y de tajo también empezar a hacerle el juego a los designios de las lógicas internacionales ya referidas. 

 

da. Y en cuanto al Plan Decenal…

LES. Es importante resaltar, sobre el Plan Decenal de Educación, que debe recoger lo que en el acuerdo logramos reactivar, los foros educativos regionales, los foros educativos departamentales, como espacios para el diálogo social por la educación que  necesitamos como sociedad y país. Hoy requerimos una educación con pertinencia social, que es distinta a la educación con pertinencia ministerial. Nosotros pretendemos una educación que debe ponerse al día con los requerimientos de los contextos, que atienda la palabra, las posturas y las peticiones de los actores del hecho y el acto educativo. En consecuencia, si el gobierno prepara el Plan Decenal, nosotros estamos preparando el Tercer Congreso Pedagógico Nacional, por realizarse en el primer semestre del año que se avecina.

 

da. Ya que entramos en esta esfera del saber específico de los maestros, la investigación, la pedagogía, la formación de las nuevas generaciones, cuéntenos el itinerario y la fecha del Congreso Pedagógico (CP) y la manera cómo se está actuando.

LES. El CP está aprobado en nuestro plan de trabajo y tiene que empezarse a proyectar desde lo regional, por eso nuestro Centro de Estudios e Investigaciones Docentes (Ceid) ha activado los encuentros con nuestras juntas filiales, donde vamos a recoger el pensamiento y los ejes transversales que deban ser recreados y debatidos en el CP, que sin lugar a dudas tiene que ayudar a reafirmar la propuestas para la financiación de la educación, así como recoger las expectativas para confrontar la política educativa pública ministerial. El CP tendrá que trazar algunas líneas sobre un pensamiento universal educativo colombiano y seguirá haciendo énfasis en lo que hemos dicho: una educación con pertinencia social para los colombianos.

 

da. En el país existen unos Ceid más fuertes que otros, ¿cómo está ese cuadro de los Ceid y de la capacidad de movilización con los maestros, los jóvenes, las familias, las autoridades municipales, departamentales?

LES. Fecode viene trabajando en lo que he denominado Proyectos Vitales Institucionales (PVI), entre ellos: el Proyecto Educativo Pedagógico Alternativo (Pepa), la Educación en Inclusión y Género, así como en la Escuela como territorio de paz. En estos escenarios se han construido otro tipo de mentalidades, de visiones y seguramente hay mucho diálogo, ¿que habrá muchas distancias con algunos espacios territoriales particulares?, cierto, pero también hay muchos acercamientos y seguramente mucha posibilidad de entender y de recibir recomendaciones para una nueva práctica pedagógica y educativa.

Es este campo conocemos de experiencias pedagógicas interesantes en el escenario de escuela como territorio de paz, conocemos también las de la participación de muchos maestros –en el caso de Nariño– en el Proyecto Piemsa, por ejemplo; conocemos la participación de educadores en la configuración de Planes Decenales de Educación,  educación sin fronteras para construir ciudadanía como alguno que conocemos podemos recrear muchas experiencias en líderes, en guardianes, en constructores, en hacedores de paz, en facilitadores de convivencia, en proyectos productivos, en procesos alternativos y de manejo de energías renovables. Es decir, a pesar de las dificultades hay iniciativas que nuestros maestros lideran o acompañan, donde hay un maestro, donde hay una escuela, nuestra misión tendrá que ser la de siempre: ayudar a que los niños y jóvenes del país le sigan encontrando sentido a la vida. 

 

da. Entonces, en esa lógica el CP será un escenario que recoge la tradición, pero también será muy renovador.

LES. Por supuesto. Si nosotros lográramos hacer una narrativa, una pequeña visual del trabajo de los maestros, de contar el anecdotario de muchos maestros, seguramente confrontaríamos ese discurso acusador que el partido mayoritario del gobierno nos hace al señalarnos de que estamos adoctrinando, o cuando nos señalan de que estamos retorciendo las mentes de nuestros estudiantes. A quienes expresan ese tipo de acusaciones les diría que vayan a hacer educación en las realidades de nuestro país, venciendo las necesidades y quizá las dificultades, incluso las conflictividades a las que se enfrentan muchos maestros y maestras hoy para atender la educación de nuestros niños, o que vayan a las zonas donde la única manifestación de soberanía nacional es la escuela, en presencia de su profesor.

 

da. Queremos insistir sobre la idea de la escuela o el colegio como territorio de paz, ¿cómo se ha asumido en los municipios, en los departamentos, por las organizaciones gremiales del magisterio, esta magnífica iniciativa, y cuáles son las dificultades más terribles que han tenido? 

LES. Galtun y Smocker hablan de una paz cultural y de una paz estructural, y creo que nosotros desde el proyecto Escuela territorio de paz le estamos jugando, en primer momento, a esa paz cultural, que se refiere a que no puede haber distancias entre los beneficiarios de la educación; que se puede pensar en una educación desde la interculturalidad, donde no hayan fobias, etnocentrismos, silencios, marginamientos y olvidos. 

En esa perspeciva de paz cultural, tendremos que mirar cómo avanzamos hacia posesionar una paz ambiental, donde no se siga entregando en el país patentes de corso para que sobreexploten nuestros recursos naturales; pero también esa paz ambiental implica enseñar a cómo convivir no solamente el sujeto con el otro de carne y hueso, sino cómo enseñamos al sujeto a convivir con su contexto natural. 

La paz no solamente puede ser como firmar un acta o silenciar los fusiles, aquí necesitamos una paz laboral, lo que implica que el Gobierno atienda las peticiones y cumpla los acuerdos pactados; una paz laboral que no nos desconozca, que cumpla con el pliego de condiciones, que cumpla con las organizaciones sociales, campesinas, indígenas, los transportadores, es decir, habrá otro tipo de situaciones que hoy generan impases que necesitamos resolver para que la paz empiece a positivizarse y a construirse de manera material en el país. 

El proyecto está pensado en cómo desde la escuela empezamos a resolver conflictividades; si bien es cierto la ley 1620 de convivencia escolar trata de armonizar algunos elementos para mejorar la convivencia en la escuela, pero también es cierto que deja muchas responsabilidades que tienen que asumirlas otros escenarios y otros espacios. Para nosotros la ley de convivencia escolar en la escuela tiene que cumplir eso, una labor pedagógica, una labor académica y formativa, la labor disciplinar, la labor de juzgamiento y de castigo tiene que ser producto de otras iniciativas, pero la convivencia tiene que mirarse en contexto, más allá de lo que pasa en la escuela, diagnosticar las familias y los contextos para activar otras líneas de intervención que le corresponde al gobierno facilitarlas.

 

da. ¿En qué está el Estatuto Único Docente?

LES. Hoy ya no podemos hablar de un Estatuto Único, porque conocemos extraoficialmente que hay unos avances importantísimos en la construcción del Estatuto Etnoeducativo Indígena, en el marco del sistema educativo indígena propio; lo mismo están haciendo los compañeros afros. Consideramos, por ello, que en el primer momento no habrá un Estatuto Único, lo que vamos es a conciliar a través de la comisión tripartita, la que está constituida hoy producto de los acuerdos entre el Gobierno, representantes de la Cámara y del Senado y Fecode, es un estatuto de dignificación de la profesión docente. Creemos, con seguridad, que en el Estatuto tiene que regularse las condiciones de ingreso, de permanencia, de novedades, de ascensos y de retiro, tiene que regularse todo el sistema de carrera especial para el magisterio colombiano; tendremos que conciliar las nostalgias del 2277 –que son los compañeros vinculados con el decreto desde el año 1979– y las nuevas expectativas de los compañeros 1278. Seguramente hay que vencer muchos temores, seguramente habrá que conciliar muchos intereses. Pero acá tenemos la gran oportunidad para acabar muchos atropellos, como la evaluación, hoy como un impedimento perverso para el ascenso de los maestros.

Finalmente, vamos a cumplir la tarea orientada por la Junta Nacional de Fecode realizada el dia 14 de agosto: adelantar el paro nacional del magisterio de 48 horas para el próximo 28 y 29, en defensa de la vida, la salud con dignidad del magisterio y de nuestro Fondo nacional de prestaciones sociales del magisterio –Fomag–. Continuaremos sumando voluntades, construyendo alternativas,  transformando realidades y hermanados en la lucha. 

Publicado enEdición Nº260
Martes, 27 Agosto 2019 09:50

Discurso en clase: Hablar con el alma

Discurso en clase: Hablar con el alma

“Al igual que el niño que está aprendiendo a montar en bicicleta logra montar de hecho cuando se sumerge a fondo en esta actividad y, por contrapartida, se cae al suelo cuando se para a considerar lo bien o lo mal que lo está haciendo,  así nosotros, todos, en cualquier actividad  que llevemos a cabo”.

Pablo D’Ors

 

Como lo decía Shakespeare, y lo reiteró D’Ors, lo verdadero, lo real surge del compromiso profundo, no de los gestos superficiales. Tal como lo he explicado muchas veces a mis estudiantes de Ciencia Política en la Universidad del Rosario (Bogotá), en las jornadas de tutoría, el discurso se puede hacer de dos maneras: tipo estudiante y tipo orador. (Digo “el discurso” porque se trata de un ejercicio de retórica canónico y tradicional en la Facultad). 

Para dar algo más de contexto digamos dos cosas. Todos los estudiantes de primer semestre deben presentar al final del curso de Argumentación un discurso clásico interpretado por ellos. El texto se les entrega dos meses antes de modo que lo memoricen y lo preparen. Ya está editado a unas 320 palabras, de modo que dure alrededor de tres minutos. Al comienzo lo hacen muy mecánico, pero a medida que avanzan las tutorías, la caracterización va ganando brillo. Los mejores logran conmover al público. Como les suelo decir: “Ellos no declaman el discurso, como dice Shakespeare, sino que se convierten en él”. Le dan vida de tal forma que en ocasiones he visto estudiantes que superan estrellas de cine. Uno entre tantos ejemplos es la interpretación del discurso de Marco Antonio en el funeral del César que aparece en la película Le brio. Mis alumnos siempre lo hacen mejor que Daniel Auteiul y su discípula de la Sorbona. Siempre.

La diferencia entre estas dos formas de hacer el discurso es clara. En la primera, tipo estudiante, se sabe bien el discurso y lo actúa. Todo sucede en este caso guiado por la mente. Las manos, los pies, la cara, toda la expresión corporal depende de decisiones ensayadas. El resultado es que no se ve natural, se ve postizo, se ve como una lección: “La célula”. La mente está puesta en las palabras, los gestos, y los movimientos; en general, en la parte técnica, y no en lo esencial: el mensaje.

Nada más patético que ver a los chicos en bachillerato haciendo la clásica exposición de “La célula” en el tablero. Con sus carteleras pegadas en la pared, le dan la espalda a sus compañeros, miran al profesor todo el tiempo, leen mal lo que escribieron y esperan sacar 5.0 porque las imágenes (que hizo la mamá) están muy bonitas.

El orador, al contrario, transmite una emoción. Se sabe el discurso a la perfección, igual que en el caso anterior, pero su mente está puesta en el mensaje: las ideas y las emociones correspondientes. Vocaliza bien y con melismas (no me pregunten qué son los melismas). Articula claramente los famosos sonidos difíciles, en especial la “n” y la “rr”, “cannnta oh rrrey del cielo”. Estas sílabas suenan timbradas dentro de la palabra. Además, no se come sílabas, no mutila y pega palabras, ni deja apagar la voz al final de la frase. Refleja, con naturalidad, las impresiones espirituales contenidas en el mensaje del discurso. Si es triste, la voz timbra en esa dirección; si es arenga, el público se siente convocado; si es indignación, ironía o sorpresa el discurso va ídem. Y, por supuesto, lleva un ritmo, una cadencia, con sus altos y sus bajos, de modo que cuando cierra, el público siente que terminó y no se queda esperando lo que no ha de llegar. 

En síntesis, el orador capta el alma de discurso; el estudiante hace una tarea, “La célula”. El orador habla desde el corazón, porque está convencido profundamente del mensaje que presenta. El estudiante habla desde la mente, porque está preocupado por hacer bien la tarea que le pusieron, y para que lo ensayado no se le olvide.

Cambiando un par de palabras del original (van en cursiva) se podía explicar de nuevo esta idea sacando una cita de Pablo d’Ors en su libro Biografía del silencio. “Quienes nos dedicamos a la retórica tenemos muy claro que lo que brota de la mente está muerto y que vive, en cambio, lo que brota de un fondo misterioso al que, a falta de un nombre mejor, llamaré yo auténtico” (Pablo d’Ors, p. 65).

Para efectos de la calificación, un estudiante excelente saca 3.0; un orador excelente, 5.0. La nota mínima para el estudiante es 1.0; para el orador que termina su discurso, 3.5. La diferencia entre un estudiante excelente y un orador excelente es de intensidad, de alma. El primero se ve falso, y el segundo se funde con su discurso. Por lo común, todas las presentaciones del estudiante son iguales, porque están ensayadas. En cambio, el orador siempre que presenta el discurso varía un poco con cada nueva salida al escenario, porque él responde a un principio distinto, intengible. Por lo tanto, sus sonidos no salen de la masa gris, sino del plexo solar (¿qué querrá decir “plexo solar”?). Bueno desde el pecho, el centro de las emociones, según Platón.

Todo esta explicación está muy bien, ni más faltaba, pero hacer la distinción entre lo uno y lo otro no siempre es fácil. Cuando un grupo de estudiantes ve la presentación del compañero y este grita y gesticula, tienden a aplaudirlo generosamente, se dejan impresionar y creen estar en presencia de un orador. Con el tiempo y las tutorías, el ojo y la sensibilidad se van afinando y cada vez es más fácil ver cuándo es cuándo y quién es quién. Un discurso es como una partitura y el alumno es el interprete. No basta con que se sepa las notas y las ejecute todas, se necesita que a partir de ellas produzca eso que llaman música. Pero catarla no es tan sencillo ni se da de buenas a primeras. No obstante, con un poco de ensayo es fácil distinguir el ruido de la armonía.

Shakespeare se copió de mí. Dice algo similar, en el mismo sentido, pero con menor perspicacia, en Acto III, escena II, de Hamlet: “Te ruego que recites el pasaje tal como lo he declamado yo, con soltura y naturalidad, pues si lo haces voz en grito, como acostumbran muchos, de vuestros actores, valdría más que lo diera a un voceador de periódicos. Guárdate bien de aserrar demasiado el aire, así, con la mano” (Hamlet, Act. III, Esc. II). 

La pregunta más potente y al mismo tiempo la más ridícula que recibo en las tutorías es la del estudiante que me pide que le diga cómo sentir el discurso. Yo le digo que convenciéndose de la verdad y la importancia del mensaje que contiene. Y me reitera que cómo se convence del mensaje y la importancia que contiene. Yo le digo que este es un caso para Kant. Enmanuel Kant decía que era capaz de enseñar las reglas de la lógica, pero no de utilizarlas. De hecho, agrega el ilustre filósofo alemán, quien usa bien las reglas de la lógica es inteligente; el otro, lerdo.

En fin, hay dos formas de hacer el discurso. Ambas requieren mucho ejercicio, mucha repetición. Puedo decir que lo mejor es que la etapa superior sale de la inferior, tipo estudiante. Un buen estudiante, en algún momento de su ensayo, da el salto dialéctico al siguiente estadio y sigue como orador. Y una vez experimenta la felicidad de expresarse desde lo más profundo, sabrá de qué estamos hablando. Y si tienen dudas escríbanme a mi correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. Eso les digo, para ver cómo lo están haciendo.

Nota: La vocalización se ensaya con el palito pincho (mi gran invento, mi cordial regalo), diciendo todo el discurso sílaba por sílaba, sintiendo que todos los sonidos se articulan bien. Luego de este ensayo palillesco, se deja de lado el palito en un lugar limpio, en una servilleta, una cajita plástica que haya sido previamente desinfectada para no contaminarlo y pueda ser reutilizado luego (toda esta explicadera está fuera de lugar, ¿cierto?). Decía, luego de ensayar sílaba por sílaba se dice todo entero el discurso para sentir que los sonidos se arman fáciles y dulces en la boca, sin esfuerzo. Suficiente explicación, ¡a trabajar, vagos!

Publicado enEdición Nº260
Página 1 de 38