Hallada una causa del trastorno bipolar


Una investigación revela el mal funcionamiento de una proteína en el cerebro en los pacientes de trastorno bipolar que responden al litio

 

Oscilar emocionalmente entre una alegría desbordante y una tristeza tremenda, sin causas aparentes, es una forma de vivir que nadie elegiría conscientemente, pero es el sino de muchas personas que sufren de trastorno bipolar. Tienen grandes cambios en su estado de ánimo que superan con mucho los altibajos normales y que pueden tener graves consecuencias. El diagnóstico es difícil en su primera etapa, aunque existen tratamientos.


El problema con esta enfermedad mental, que antes se conocía como trastorno maníaco depresivo y que se estima que sufre en algún grado una de cada 100 personas adultas, es que se sabe muy poco sobre sus causas moleculares, lo que impide establecer diagnósticos y terapias más específicos.


Sin embargo, un tercio de los pacientes aproximadamente responden al tratamiento con litio, un elemento químico que es el metal sólido más ligero y es tanto un espesante de grasas lubricantes y un componente de la cerámica como un antidepresivo.


Aunque con efectos secundarios, en el trastorno bipolar funciona, pero nadie sabía por qué hasta ahora. Unos investigadores se propusieron resolver el misterio para conocer la causa de la enfermedad y poder desarrollar tratamientos mejores. Aunque no han descartado que en el trastorno pueda jugar un papel la herencia, como se sospechaba, en su origen no se ha hallado directamente un defecto genético. Es una causa fisiológica, concretamente el mal funcionamiento del producto de un gen, una molécula (la proteína CRMP2) que es crítica en la regulación de las redes neuronales en el cerebro.


Por el camino que sigue el litio en el cerebro para evitar la montaña rusa de las emociones se preguntaron los científicos del instituto médico Sanford Burnham Prevys (SBP), en California, en colaboración con la Universidad de Harvard y otras instituciones. “El enfoque del abrelatas molecular –utilizar un medicamento que funciona sin que se sepa exactamente por qué- nos permite examinar y comprender la patogénesis del trastorno bipolar”, explica Evan Snyder, que ha dirigido el estudio, publicado en la revista Proceedings de la Academia de Ciencias de Estados Unidos (PNAS).


El método se basó en neuronas obtenidas de células madre creadas en laboratorio a partir de células adultas, un avance que data de 2006 y mereció el premio Nobel en 2012. Las células adultas procedían de pacientes que respondían o no respondían al litio. En los primeros la actividad de la proteína en las neuronas “artificiales” era mucho más baja que en los segundos y al administrarles litio esta actividad, que repercute en la morfología de las neuronas, se normalizó. Esta observación luego se confirmó en muestras del cerebro de pacientes fallecidos, en modelos animales y en la observación de neuronas vivas, informa el instituto.


Otra pista de cómo actúa el litio en el trastorno bipolar la da el mayor estudio realizado hasta la fecha con resonancia magnética de las diferencias perceptibles en el cerebro entre pacientes con trastorno bipolar y personas sanas. Se han observado claras y consistentes alteraciones en algunas regiones que controlan la inhibición y la emoción.
Se escanearon los cerebros de 2.447 adultos con trastorno bipolar y 4.056 personas sin la enfermedad y se observó menos sustancia gris en los primeros, especialmente en las regiones frontal y temporal. Este déficit es especialmente notable en los pacientes con un historial psicótico. La terapia de litio se asocia con una menor disminución de la materia gris en estas áreas, lo que sugiere que la medicación actúa protegiendo el cerebro frente a la degeneración. El estudio, de la Facultad de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California, se publica en Molecular Psychiatry.


Los científicos creen que con estos enfoques se pueden investigar otras enfermedades mentales, como la depresión y la esquizofrenia, que necesitan mejores tratamientos que los disponibles actualmente.

Diez curiosidades de la saliva que seguro te sorprenderán

La saliva ejerce muchas más funciones que la de simplemente mantener la boca lubricada e incluso tiene aplicaciones comerciales

Durante toda su vida, una persona puede llegar a segregar casi 44 toneladas de saliva, sobre todo de día y en menor medida de noche. Este dato puede dar una idea de la importancia de este compuesto de nuestro cuerpo, que es en un 99% agua pero que contiene otro 1% de sustancias muy diversas y que realizan distintas funciones, algunas de ellas vitales para nuestro organismo. A continuación te explicamos diez curiosidades sobre tu saliva que seguro te sorprenderán.


1. Segregamos más de un litro de saliva diaria


En efecto, lo normal es que una persona adulta segregue e ntre uno y medio y dos litros de saliva cada día, en su mayor parte durante el día y en respuesta a estímulos como el hambre pero también el deseo sexual o el estrés. Buena parte de esta saliva se revierte al interior del sistema digestivo donde será reciclada, pero otra parte se pierde por evaporación.


2. Es la primera barrera de defensa del cuerpo contra las infecciones


La saliva es muy rica en compuestos con funciones antibacterianas y antifúngicas que eliminan muchos de los microbios que entran en nuestra boca cuando practicamos el sexo oral, con el alimento o simplemente cuando nos llevamos los dedos inconscientemente a la boca.


La estaterina es una proteína presente en la saliva con propiedades antibacterianas y antifúngicas; la transferrina y la lactoferrina son otras dos proteínas, en este caso anticuerpos o inmunoglobulinas, con funciones protectoras. Además, la lisozima y la muramidasa son dos enzimas con unas potente actividad antibacteriana. Finalmente el tiocianato o sulfocianuro también es un potente antibacteriano.


3. Regula el pH de la boca


La saliva tiene un pH alcalino que evita oxidaciones y corrosiones de los dientes. Y esto se logra gracias a la presencia de bicarbonato sódico, que hace de regulador y evita que aumente la acidez.


4. Protege a las piezas bucales de la corrosión


Los bucales no sufren la corrosión a la que normalmente estarían expuestas piezas de su tipo -con capas minerales y a la intemperie- gracias la la saliva, que al lubricarlas hace de protector físico. Pero además su riqueza en ión calcio evita que este elemento se pierda por disolución de las piezas bucales. Adicionalmente, el pH básico no permite la actuación de las bacterias de la caries.


5. Posee las encimas capaces de digerir los alimentos


La presencia de enzimas como la ptialina, que es una amilasa, es decir que hidroliza el almidón para conseguir glucosa, facilitan la digestión previa de los hidratos de carbono. También la sacarosa es hidrolizada por la saliva y convertida en fructosa y glucosa. La lipasa, por su parte, es una enzima que comienza la digestión de las grasas en la boca de modo que facilita su digestión al liberar los ácidos grasos del ancla de la glicerina.


Estas enzimas, que viajan con el alimento a través del tubo digestivo, pueden facilitar el paso de algunas sustancias al torrente sanguíneo antes que actúen los ácidos gástricos, que seguramente las degradarán. Tal es el caso de una parte del azúcar o de algunos ácidos grasos de cadena corta.


6. Contiene un opiáceo seis veces más potente que la morfina


En 2006 investigadores del Instituto Pasteur de París descubrieron que la saliva contenía un analgésico opiáceo seis veces más potente que la morfina y que se conoce como opiorfina. Se le relaciona con la inhibición del dolor al masticar alimentos que puedan ser duros, pero también con la sensación de placer que se produce al comer e incluso se ha postulado para tratar depresiones.


7. Sirve de control del equilibrio hídrico del cuerpo


La saliva es 99% agua y por lo tanto este elemento es muy necesario para conformarla, por lo que cuando desciende la proporción de agua en ella, que es lo mismo que decir que aumenta la concentración del resto de elementos, determinados sensores de la boca los detectan, inhiben la salivación y envían una señal de sed al cerebro para que nos rehidratemos.


8. Es fundamental para el sentido del gusto


Entre las innumerables sustancias que conforman la saliva existen algunos receptores químicos y eléctricos -iónicos- que se encargan de activar las papilas gustativas de la lengua de modo que demos respuesta cerebral a las sensaciones que nos producen los alimentos. Esta respuesta es lo que llamamos sabor y podríamos decir que la lengua es un conductor electroquímico del sabor.


Si probamos a secarnos la lengua y luego ingerimos un alimento sabroso, veremos que notamos mucho menos su sabor. A este respecto, en determinadas culturas se utilizan las hojas y las inflorescencias de la planta Acemella olerácea - botón de sechuan- como aperitivo antes de comer por su acción analgésica y salivante, que aumenta el sabor de la comida.


9. Funciona como un afrodisíaco selectivo


Los besos entre personas -con lengua- poseen una función de intercambio de salivas que produce una comunicación hormonal entre los dos sujetos, de modo que las hormonas de una de las personas pueden actuar como afrodisíaco para la otra y viceversa. También puede provocar el efecto opuesto, es decir el rechazo, que puede darse por motivos como la cercanía genética entre los individuos, aunque no lo sepan, y que se identifique por determinados receptores químicos.


10. Se usa para restaurar cuadros y muebles antiguos


No es broma; es un viejo truco de los restauradores de obras antiguas usar su propia saliva para limpiar cuadros, dada su riqueza enzimática, que ayuda a degradar impurezas. De todos modos es un proceso laborioso que requiere pericia y mucho cuidado. Normalmente los profesionales utilizan saliva sintética, que se vende en tiendas especializadas.

Gobiernos de AL incluyen productos nocivos en las canastas alimentarias

Las empresas del sector siguen reacias a colaborar en el tema del sobrepeso: Cepal


A pesar de que las empresas de alimentos siguen reacias a colaborar en los temas para erradicar el sobrepeso y la obesidad, hoy están más conscientes y tienen un mayor compromiso para atender ese problema, manifestó ayer la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena Ibarra.

Sin embargo, advirtió, en países de la región los gobiernos están incluyendo en sus listas de canastas básicas de alimentos productos con sustancias que perjudican la salud, como la fructosa.

"En la parte del sector privado hay cierta resistencia a colaborar en temas de etiquetado e impuestos, como ocurrió en Chile, pero es parte de la concientización de la sociedad". Hay que avanzar en la eliminación de la obesidad y el sobrepeso, asuntos que en países como México y Chile alcanzan tasas superiores a 70 por ciento de la población, aseguró Bárcena Ibarra.

Señaló que las grandes empresas "están más conscientes y con mayor compromiso para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible. Hay mayor concientización". No obstante, apuntó que falta información al consumidor, lo cual sólo se logrará mediante un etiquetado "visible y desagregado" en los productos procesados.

La Cepal presentó el estudio El costo de la doble carga de la malnutrición, aplicado en Ecuador, Chile y México. La base de ese análisis será repetido en los demás países de América Latina y el Caribe.

El estudio de la Cepal indica que los gobiernos pueden ayudar a eliminar la doble carga de la malnutrición, es decir, la suma de los costos económicos de la desnutrición más la obesidad y el sobrepeso. Con base en cifras a 2014, el análisis no refleja los resultados de las políticas públicas emprendidas por países como México relacionadas con el aumento al impuesto a las bebidas azucaradas ni las vinculadas con el etiquetado en los productos procesados.

En el caso de México, la repercusión económica de la carga doble de la malnutrición alcanzó en 2014 el equivalente a 2.3 por ciento del producto interno bruto, poco más de 28 mil 800 millones de dólares. La proyección de la Cepal es que hacia 2078 el costo anual será de 13 mil millones de dólares.

La comisión afirma en el reporte que los gobiernos pueden ayudar mediante políticas claras e incentivos para garantizar un etiquetado fiable, programas de actividad física y planes comunitarios de educación nutricional. Pero existe la preocupación, dijo Bárcena Ibarra, de que "se han agregado a las canastas básicas de la región muchos alimentos, como jarabe de fructosa, que es un ingrediente muy perjudicial para la salud".

La Cepal apuntó que la industria alimentaria desempeña un papel importante en el sobrepeso. "Tiene la oportunidad de garantizar la producción, disponibilidad y accesibilidad a productos más sanos".

Agregó que el sector privado puede "sensibilizar a los clientes" sobre las opciones de alimentos saludables, mediante la entrega de información nutricional "clara y confiable", para que se puedan tomar decisiones de consumo responsables en la dieta.

Publicado enSociedad
Miércoles, 19 Abril 2017 07:10

La enfermedad como sistema

La enfermedad como sistema

“No existe razón de Estado ni intereses económicos de las corporaciones que justifiquen el silencio cuando se trata de la salud pública... cuando uno demuestra hechos que pueden tener impacto en la salud pública, es obligación darle una difusión urgente y masiva”. Es una frase de Andrés Carrasco, médico e investigador argentino (fallecido en 2014). Con esta frase comenzó su charla, ahora retomándolo, Damián Verzeñassi, médico y docente de la Universidad de Rosario, Argentina.


Carrasco estuvo en la cumbre de la carrera como investigador y académico, llegó incluso a ser presidente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en su país, pero optó por no servir al poder ni al orden establecido y desde allí empezaron a acosarlo. No comenzó como revolucionario, sencillamente se dio cuenta que los niños, hombres y mujeres a las orillas de los campos de soya transgénica sufrían mucho más enfermedades y muertes por cáncer, abortos espontáneos, bebés con deformaciones de nacimiento. Se puso a investigar y en el Laboratorio de Embriología de la Universidad de Buenos Aires que dirigía, demostró que el glifosato, componente principal del agrotóxico al que es tolerante la soya transgénica de Monsanto, provocaba deformaciones en invertebrados, incluso en dosis bajas, a disoluciones muy altas. Cuando su equipo y él tuvieron suficiente evidencia de la gravedad del veneno, salió a compartir la información con la gente más afectada y a denunciarlo en la prensa. No se lo perdonaron. Fue el único “error” que le pudieron endilgar. No haber publicado primero sus datos en una revista científica arbitrada, que supuestamente les daría validez. La publicación científica con sus datos ocurrió, pero después. Carrasco no podía ni quería esperar, se debía a la gente. En 2015 la Organización Mundial de la Salud, declaró que el glifosato es cancerígeno.


Damián Verzeñassi, médico y docente de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Rosario, Argentina, recogió el ejemplo de Carrasco, así como lo hicieron también otros médicos que ahora se llaman “Médicos de pueblos fumigados” en la Argentina. Igualmente a Damián lo persiguen por hacer bien su trabajo, por conminar a los médicos que se están formando a cumplir un rol social, a ver la salud en la integralidad del sistema socio-económico en que está inmersa.


En noviembre de 2016, Damián estaba invitado a participar en varias actividades en México, pero tuvo que suspender su viaje, porque despidieron a parte de su equipo docente ( a él no pudieron) y le “secuestraron” los miles de archivos de su trabajo, que son una radiografía innegable de los impactos de la siembra de transgénicos en su región. En la conferencia que finalmente pudo dar en la UNAM, comenzó con un panorama de dónde estamos gracias a la devastación ambiental y el impacto en la salud del sistema industrial.


Mientras que las principales causas de muerte a nivel global son enfermedades no trasmisibles –o sea no infecciosas– crece el porcentaje de los habitantes con problemas respiratorios –en ciudades por contaminación y en campo por agrotóxicos- y los millones de muertes prematuras por contaminación aérea. Siete de cada diez mujeres tienen residuos de químicos, principalmente agrotóxicos, en la leche materna. Enfermedades como diabetes, hipertensión, obesidad, cáncer están entre las primeras causas de muerte (llamadas “no violentas”) en todos los países, y están directamente ligadas al modo de producción y consumo industrial.


No son enfermedades “individuales”, aunque para cada persona o familia que las sufre, es una tragedia personal, que se agrega a otras formas de violencia que sufrimos. Pero son en realidad temas de salud pública, son los impactos de un modelo económico y político que conlleva la devastación ambiental impune, para mantener las ganancias de unas cuantas transnacionales, sean de agronegocios, mineras, petroleras u otras.


Ante esta realidad, Damián Verzeñassi pensó cómo hacer para que los médicos salieran de sus recintos universitarios, que fueran a ver como son de verdad los problemas de la gente y sobre todo, a aprender a trabajar con y para las comunidades. Siendo el responsable del examen final para obtener el título de medicina, organizó el examen en “campamentos sanitarios” en poblaciones de menos de 10.000 habitantes. Allí se trasladan tanto docentes como estudiantes ya al término de su carrera, se instalan en la comunidad durante una semana o más, y caminan preguntando casa por casa qué problemas de salud tienen, en preguntas tanto abiertas como cerradas. También evalúan, con consentimiento parental, a los niños en las escuelas.


Pero no se trata sólo de juntar datos y hacer estadísticas. El desafío es hacer un mapa colectivo con toda la información y devolverla a las familias y a la comunidad, de tal modo que todos y todas, vecinos y docentes, entiendan. Los que allí viven, al ver la frecuencia y patrones de las enfermedades, saben qué las causa, quiénes han estado más expuestos y por qué, etc. Saber que no están solos y poder ver las causas, es una herramienta invaluable para poder actuar y defenderse.


Hace cuatro años que iniciaron y muchos municipios les piden que los campamentos se hagan en sus localidades. Actualmente han realizado 28 campamentos, en 4 provincias, relevando a 96.874 personas.


Se revela entonces algo más: las cuatro provincias en que han trabajado están en uno de los centros de mayor intensidad de siembra de transgénicos, principalmente soya con glifosato. En Argentina, el área de producción agrícola con transgénicos aumentó 50 por ciento, pero en el mismo período, el uso de agrotóxicos aumentó 848 por ciento. Y los datos de los campamentos sanitarios, comprueban lo que señalaba Andrés Carrasco: encontraron una frecuencia de cáncer de casi el doble que la media del resto del país.


Una de las preguntas que le hicieron a Damián en la UNAM fue quiénes se oponían o resistían a estas actividades en la Universidad. Contestó de que antes de que reaccionaran las autoridades de la Universidad de Rosario, seguramente “presionadas” por las trasnacionales de transgénicos para que terminaran los campamentos, los que primero se resistieron fueron los estudiantes, que reclamaban su derecho a hacer examen en un aula, no en el campo ni con la gente común. Y aunque espera que para muchos de esos nuevos médicos la experiencia les haya cambiado la vida, en realidad por ahora son pocos los que han tomado el desafío de seguir haciendo epidemiología popular.


Estando en México, también tuvo oportunidad de reunirse y trabajar con más de un centenar de delegadas y delegados del Movimiento Urbano Popular y de la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales (ANAA), que llegaron de la ciudad de México y varias otras partes a escuchar la experiencia y trasmitir la situación que viven. La devastación ambiental y los impactos en la salud en México son de una vastedad y alcance, que el intercambio apenas comenzó y ya abrió nuevas profundidades. Pero seguirá, tanto con la ANAA, como con la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad y la Red de Evaluación de Social de Tecnologías en América Latina (Red TECLA, quienes lo invitaron).


Junto a los campamentos sanitarios, Damián también inició otro evento que ha ido creciendo y trascendiendo fronteras: los Congresos Socioambientales, que han sido un punto de encuentro nacional y regional de luchas ambientales, sociales y por la salud. Este año, junto con organizaciones nacionales e internacionales, convocan el Encuentro Madre Tierra, una sola salud del 12 al 16 de junio en Rosario, Argentina. Será otro momento de seguir entendiendo lo que nos enferma y construyendo salud para la resistencia.

18 abril 2017 0

Publicado enMedio Ambiente
EEUU: Administración de Fármacos y Alimentos prohíbe uso de Crema Dental por elemento altamente peligroso

La sustancia química triclosán, la cual ha sido prohibida en los jabones antibacterianos por la Administración de Fármacos y Alimentos (FDA) de los Estados Unidos, podría hallarse en la pasta dental.


Según estudios científicos vinculan al “triclosán”, componente de ese jabón, con la alteración hormonal e inmunológica y problemas reproductivos.


Los estudios determinaron que podría hallarse en la pasta dentífrica Colgate Total, una de las marcas comerciales más vendidas, la cual es promocionada como la indicada para combatir la gingivitis y la placa.


Mae Wu, funcionario del Consejo de Defensa de Recursos Naturales, dijo: "Estamos muy preocupados por las personas que se exponen al triclosán en sus bocas cuando se cepillan los dientes"...


Una demanda contra la Administración de Fármacos y Alimentos de EEUU (FDA), derivó en la prohibición de los jabones antibacterianos.


Wu explicó que los fabricantes de jabón antibacteriano no pudieron demostrar que los productos eran seguros, o más efectivos que el jabón normal. La FDA prohibió esencialmente 19 ingredientes antibacterianos activos, incluyendo el más común, el triclosán.

La prohibición del triclosán sólo se aplica al jabón antibacteriano


Pero la prohibición del triclosán sólo se aplica al jabón antibacteriano y no a otros productos donde puede encontrarse.
"La ley requiere que cualquier producto químico que se utiliza en este tipo de productos sea seguro y efectivo", indicó Wu.
A pesar de las preocupaciones del Consejo de Defensa de Recursos Naturales, la FDA dijo que Colgate Total "ha demostrado ser eficaz en la reducción de la placa y la gingivitis. Con base a la evidencia científica, el balance de beneficios y riesgos ha demostrado ser favorable para este producto".


Sin embargo, Wu apunta a las crecientes preocupaciones de seguridad en torno al triclosán en los casi 20 años desde que se aprobó la pasta de dientes Colgate Total.

 

Por: Agencias | Domingo, 12/02/2017 09:21 PM
________________
Fuente:http://articulos.mercola.com/sitios/articulos/archivo/2014/08/27/triclosan-en-la-pasta-de-dientes.aspx

Publicado enSociedad
Viernes, 10 Febrero 2017 06:19

Endulzar tiene sus riesgos

Endulzar tiene sus riesgos

Consumir fructosa, en vez de glucosa, es más perjudicial para el metabolismo y el sistema vascular, reveló una investigación española y estadounidense. Se trata de un monosacárido que abunda en las frutas y es uno de los edulcorantes más utilizados por la industria alimentaria.

 

El tipo de azúcar que se consume, y no solo la cantidad, puede determinar el riesgo de padecer enfermedades metabólicas y cardiovasculares, según una investigación realizada por un equipo de expertos españoles y norteamericanos: consumir fructosa, en vez de glucosa, es más perjudicial para el metabolismo y el sistema vascular.


El estudio fue realizado por Marta Alegret, del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición del Instituto de Salud Carlos III de Madrid, junto con científicos del Instituto de Biomedicina de las universidades de Barcelona y del Pacífico (Estados Unidos), y publicado en el American Journal of Physiology-Heart and Circulatory Physiology.


La fructosa, un azúcar simple, monosacárido, que abunda en las frutas, es uno de los edulcorantes más utilizados por la industria alimentaria: su producción es barata y endulza mucho. Se utiliza como azúcar sencillo, componente de la sacarosa, una mezcla de glucosa y fructosa, o del jarabe de maíz moro.


En el estudio, el equipo utilizó ratas hembra en laboratorio, que son más sensibles que los machos a las alteraciones metabólicas. Las ratas fueron divididas en dos grupos: durante dos meses, y junto a su dieta habitual de alimentos sólidos, un grupo ingirió un complemento líquido de glucosa y el otro un complemento de fructosa.


Al finalizar el estudio, los investigadores constataron que había diferencias en el aumento de peso corporal, el nivel de triglicéridos y la fisiología vascular en los animales estudiados.


En el grupo de ratas que recibió fructosa, se observó alta concentración de triglicéridos en el plasma, bajos niveles de una enzima clave en la oxidación de ácidos grasos (el CPT1A), y aumento de la expresión de una proteína esencial (l’MTP) para exportar triglicéridos del hígado hacia el plasma en forma de lipoproteínas de muy baja intensidad.


“Todo esto nos lleva a pensar que, de forma específica, la fructosa es capaz de reducir la oxidación de ácidos grasos e incrementar la salida de triglicéridos del hígado en el plasma, y eso es lo que probablemente origina la hipertrigliceridemia”, puntualizó la coordinadora del estudio.


El trabajo también analizó la respuesta de la arteria aorta según el complemento ingerido, y se constató que en ratas que recibieron glucosa, la capacidad de la aorta a relajarse era superior.

La pobreza acorta la vida más que la obesidad, el alcohol y la hipertensión

Un macroestudio en 'The Lancet' critica que la OMS no incluya la desigualdad como factor a combatir


La evidencia científica es robusta: la pobreza y la desigualdad social perjudican seriamente la salud. Sin embargo, las autoridades sanitarias no ponen el foco sobre estos factores sociales tanto como lo hacen sobre otros cuando tratan de mejorar la salud de los ciudadanos. Un macroestudio sobre 1,7 millones de personas, que publica la revista médica The Lancet, vuelve a la carga con este problema descuidado: la pobreza acorta la vida casi tanto como el sedentarismo y mucho más que la obesidad, la hipertensión y el consumo excesivo de alcohol. El estudio supone una crítica a las políticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por no querer incluir en su agenda este factor determinante de la salud tan importante o más que otros que sí forman parte de sus objetivos y recomendaciones.

"El bajo nivel socioeconómico es uno de los indicadores más fuertes de la morbilidad y mortalidad prematura en todo el mundo. Sin embargo, las estrategias de salud global no consideran las circunstancias socioeconómicas pobres como factores de riesgo modificables", aseguran los autores del estudio que publica The Lancet, una treintena de especialistas de instituciones tan prestigiosas como la Universidad de Columbia, el King's College de Londres, la Escuela de Salud Pública de Harvard y el Imperial College de Londres.


Su trabajo se centró en los datos de 1,7 millones de personas para analizar cómo influye el nivel socioeconómico en la salud y la mortalidad en comparación con otros factores más convencionales, como el tabaquismo o la obesidad. El resultado coincide con otros estudios previos: la pobreza es un agente que afecta a la salud de forma tan sólida y consistente como el tabaco, el alcohol, el sedentarismo, la hipertensión, la obesidad y la diabetes. Es más, la capacidad de acortar la vida es mayor que varios de estos factores. El bajo nivel socioeconómico reduce la esperanza de vida en más de 2 años (2,1) en adultos entre 40 y 85 años; el alto consumo de alcohol la reduce en medio año; la obesidad la acorta 0,7 años; la diabetes reduce la esperanza de vida en 3,9 años; la hipertensión en 1,6 años; el sedentarismo, 2,4 años; y el peor, reduciendo la media de vida 4,8 años, el consumo de tabaco.


La elección de estos factores no es casual: son los tomados por la OMS para combatir las enfermedades no contagiosas en su plan para reducir su incidencia en un 25% para el año 2025, el llamado objetivo 25x25. "Nuestros hallazgos sugieren que las estrategias y acciones globales definidas en el plan de salud de la OMS excluye un importante determinante de la salud de su agenda", critican los investigadores, liderados por Silvia Stringhini, del Hospital Universitario de Lausana. Y añaden: "La adversidad socioeconómica debe ser incluida como un factor de riesgo modificable en las estrategias de salud local y global, las políticas y la vigilancia del riesgo para la salud".


Del mismo modo que se puede promover el abandono del tabaco o el deporte entre la población, el artículo defiende que el factor socioeconómico también puede modificarse a todos los niveles, con intervenciones como la promoción del desarrollo durante la primera infancia, las políticas de reducción de la pobreza o la mejora del acceso a una educación. Por eso, las estrategias de prevención de las enfermedades crónicas se equivocan al no abordar "poderosas soluciones estructurales".
No es ideología sino ciencia


"La fuerza de la evidencia del efecto del rango social sobre la mortalidad, como ejemplifica el estudio de Stringhini y sus colegas, es ahora imposible de ignorar", asegura un comentario en The Lancet firmado por Martin Tobias, especialista del Ministerio de Sanidad de Nueva Zelanda. Y añade: "Basan su argumento no en ideología política sino en ciencia rigurosa". Según este epidemiólogo, tener bajo nivel socioeconómico "significa ser incapaz de determinar el propio destino, privado de recursos materiales y con oportunidades limitadas, que determinan tanto el estilo de vida como las posibilidades vitales".
El investigador español Manuel Franco, que no ha participado en el estudio, considera que "es importante que los autores muestren que el factor socioeconómico importa, e importa tanto como los que señala la OMS". "La evidencia dice que la desigualdad mata. ¿Nos interesa la salud del país, tanto la de los pobres como la de los ricos? No se ataca este factor porque no interesa", asegura Franco, epidemiólogo de la Universidad de Alcalá de Henares, especialista en cómo afectan los factores sociales y ambientales en la salud.


Franco explica cómo en países ricos (el estudio se centra en datos de Reino Unido, Francia, Suiza, Portugal, Italia, Estados Unidos y Australia) hay diferencias "insoportables" de esperanza de vida dentro de una misma ciudad, como Barcelona, Madrid, Glasgow o Baltimore. "Y la brecha no deja de ampliarse: la esperanza de vida de los pobres no crece como la de los ricos", denuncia. Y concluye: "Hacemos investigación para mejorar algo. Sabemos que hay factores estructurales que perjudican la salud, pero las autoridades no quieren atacarlos, prefieren hablar solo de los factores individuales: haz deporte, no fumes".

Publicado enSociedad
Revelan científicos cualidad en células que combaten el cáncer

Científicos del Instituto de Citología y Genética del Departamento Siberiano de la Academia de Ciencias de Rusia descubrieron una cualidad única en las células madre cancerosas, que permitirá destruir directamente aquellas que posean esta enfermedad.


Según un comunicado que cita a la investigadora principal del Laboratorio de Procesos Celulares Inducidos del Instituto, Evguenia Dolgova, “esta particularidad es una nueva forma universal de marcar las células madres cancerosas y permite determinar la efectividad del tratamiento usado”.


La entidad explicó que al estudiar este tipo de células, los científicos descubrieron su capacidad de apoderarse de fragmentos de ADN extracelulares.


Los investigadores lograron establecer un marcado de las células madre cancerosas, donde incluyeron un colorante específico en una sonda de hibridación y las células que se apoderaron de él comenzaron a emitir una luz rojiza.
“En otras palabras, tenemos la posibilidad de determinar si todas estas células cancerosas fueron eliminadas; de ser negativa la respuesta, sería prematuro hablar de una cura, ya que persiste el peligro de que la enfermedad vuelva a desarrollarse”, explicó Dolgova.


La investigadora señaló que la segunda consecuencia importante de este descubrimiento radica en la posibilidad de llevar a cabo un tratamiento enfocado de los medicamentos sobre las células madre que son la fuente de la enfermedad.
Tras la aplicación de esta modalidad, los científicos lograron curar el 50 por ciento de los ratones utilizados para estas pruebas, algunos de los cuales posteriormente tuvieron descendencia sana.


“La nueva estrategia de tratamiento, basada en el mecanismo natural descubierto consistente en la absorción por parte de las células de fragmentos de ADN puede ser aplicada a la mayoría de los tipos de tumores cancerígenos”, resalta el informe.


(Con información de Telesur)

Investigadores españoles descubren cómo evitar la quimioterapia en pacientes con cáncer de mama

Mediante un test genético más de la mitad de los afectados con un subtipo de este cáncer se ahorrarían pasar por la quimioterapia. Es el primer estudio que demuestra la utilidad de un predictor genómico en esta enfermedad


MADRID.- Investigadores españoles han observado que un subgrupo de pacientes con cáncer de mama responde muy bien al tratamiento sin necesidad de usar quimioterapia y, por tanto, se les podría ahorrar el uso de este tratamiento gracias a un test genético que defina el perfil genómico de cada paciente.

Así se desprende de los resultados del estudio 'Pamela' del grupo colaborativo SOLTI que se presentan en el 39 Simposio de Cáncer de Mama que se celebra estos días en San Antonio (Estados Unidos), que ha revelado que hasta el 60 por ciento de las pacientes con cáncer de mama HER2+ podrían ahorrarse la quimioterapia, unas 3.000 de los 25.000 nuevos casos que se detectan cada año.

"Aunque será necesario seguir investigando, es un paso muy importante porque hasta ahora éramos conscientes de que estábamos sobretratando los tumores HER2+, pero no sabíamos ni cómo ni dónde", ha reconocido Aleix Prat, investigador principal del Grupo de Genómica Traslacional del Vall d'Hebron Instituto de Oncología (VHIO) y coordinador de este trabajo.

Utilizando datos genómicos se pueden identificar cuatro subgrupos dentro de la enfermedad HER2+ (luminal A, luminal B, basal-like y HER2-enriquecido), a partir de un test capaz de analizar 50 genes.

Y han visto que el fenotipo HER2-enriquecido, que representa un 60 por ciento de este subtipo, es un predictor de respuesta temprana a la terapia neoadyuvante de doble bloqueo con lapatinib y trastuzumab, con o sin terapia hormonal, porque presentan una mayor tasa de respuesta patológica completa en la cirugía que el resto de perfiles genómicos.

Esto les permitiría en un futuro, según los autores, ahorrarse la quimioterapia ya que incluso vieron que en el 40 por ciento de las pacientes con este perfil genómico "el tumor desapareció por completo", según Prat.

 


Apenas hay tumor tras dos semanas de tratamiento


De hecho, en este grupo de pacientes el tumor se redujo de forma muy significativa de forma muy temprana. "A las dos semanas de tratamiento ya vimos que en el 46 por ciento de las pacientes prácticamente no había tumor o sólo quedaban pocas células tumorales", ha explicado.

"Éste es un paso muy importante. Es el primer estudio que demuestra de forma prospectiva la utilidad de un predictor genómico en enfermedad HER2+. El siguiente paso es demostrar que la supervivencia de las pacientes con estos tumores HER2+ definidos genómicamente es excelente, aunque no reciban quimioterapia", concluye el autor principal del estudio. Además, SOLTI presenta en San Antonio otro ensayo en el que ha colaborado, el 'NEO-ALTTO', que muestra la primera evidencia de que el análisis de microRNA en una muestra de sangre puede prever la respuesta al tratamiento neoadyuvante en pacientes HER2+ de forma no invasiva.

Un porcentaje significativo de pacientes de cáncer de mama tratadas con terapia neoadyuvante no logran una respuesta patológica completa y presentan un mayor riesgo de recaída después de la cirugía. Con el objetivo de identificar biomarcadores predictivos de respuesta el estudio incluyó a 455 pacientes y una de las principales novedades es que "con el análisis retrospectivo que se ha hecho de las muestras se puede predecir la supervivencia".

 

 

Empieza carrera de ensayos clínicos con la "edición genética"

Mientras una parte del mundo se encuentra atenta a las disputas por el poder, sorprendida por la llegada de gobernantes que parecen anticipar un retorno a la Edad Media, los avances en el conocimiento no se detienen por ahora y, por el contrario, se convierten en esperanza para enfrentar algunas de las enfermedades más devastadoras. Por primera vez en la historia, un equipo científico de la Universidad de Sichuan, en China, encabezado por el doctor Lu You, ha iniciado los primeros ensayos clínicos para un nuevo tratamiento contra el cáncer pulmonar, introduciendo en pacientes voluntarios células modificadas con la técnica CRISPR-Cas9, conocida como "edición genética".

Desde el surgimiento de la poderosa técnica, la cual permite realizar cortes en regiones específicas del ácido desoxirribonucleico (ADN), era posible soñar con inactivar los genes participantes en el desarrollo de diversas enfermedades, entre las cuales el principal enemigo a vencer es el cáncer. Pero para llegar a este momento, tuvieron que ocurrir otros acontecimientos:

Una de las primeras señales esperanzadoras fue el trabajo de Pablo Tebas y sus colaboradores de la Universidad de Pensilvania, publicado en 2014 en el New England Journal of Medicine, en el que con una técnica de corte del ADN diferente al CRISPR-Cas9 (empleando en este caso una enzima que rompe el ADN, conocida como nucleasa de dedo de zinc) emprendieron un ensayo en 12 personas infectadas con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

En este caso, se tomaban células de la propia persona (una variedad de glóbulos blancos o células T conocida como CD4), a las que se les inactivó un gen llamado CCR5, para ser posteriormente reinyectadas a los pacientes. Los resultados indicaban que la técnica era segura y encontraron la reducción de los niveles del virus en estos enfermos, por lo que anunciaron la realización de nuevas series clínicas en el futuro.

Otro antecedente importante surgió a finales de 2015, a partir del caso de una niña de un año, de nombre Layla, quien recibió células "editadas" para enfrentar la leucemia. La menor fue tratada por el equipo del inmunólogo Waseem Qasim, del Great Ormond Street Hospital, en Londres, Inglaterra. Se trataba de un caso especial, en el que todos los tratamientos anteriores habían fracasado..

Como lo explicó Sara Reardon en una nota publicada el 5 de noviembre del año pasado en Nature, en el caso de esta niña los especialistas extrajeron de un donante sano células T y realizaron un corte al ADN, aunque empleando una técnica también diferente con una enzima llamada TALEN, la cual desactiva genes que podrían evitar que las células donantes actuaran sobre el blanco, modificando además los genes para proteger a las células de los medicamentos anticancerígenos que el paciente estuviera tomando.

La terapia consiste en destruir el sistema inmune de la enferma, el cual se sustituye con las células inyectadas. La paciente mostró mejoría considerable, de acuerdo con el equipo médico que la atendía. Como puede entenderse, no se trata de una solución definitiva, pero permite alargar la vida hasta encontrar nuevos donadores de células T que sean compatibles. A pesar de estas limitaciones, el esfuerzo constituye un antecedente de gran importancia que ha estimulado el interés por el empleo médico de la edición genética.

La técnica CRISPR-Cas9, tiene grandes ventajas sobre las anteriormente utilizadas, pues es más simple y barata, y es con ella que se iniciaron ya por primera vez los ensayos clínicos en China contra el cáncer pulmonar. La idea consiste en inactivar al gen PD1 en las células T, que forman un anclaje con proteínas de las células cancerosas, lo que impide la acción de los linfocitos contra ellas. Las pruebas, cuya primera fase consiste en probar la seguridad evaluando los posibles efectos adversos, tuvo que ser pospuesta de agosto al pasado 28 de octubre, pues la amplificación de las células editadas (su crecimiento en cultivos de laboratorio) resultó un proceso más complejo que el esperado; los detalles de esta técnica de modificación genética se publicaron ya en este mismo espacio (La Jornada, 9/8/16).

Al fin, las pruebas clínicas en China están en marcha y han dado lugar a una muy interesante carrera en la cual distintas naciones en el mundo están involucradas. La edición genética marca lo que seguramente será uno de los desarrollos científicos distintivos del siglo XXI, a pesar de los empeños contra ella de las corrientes anticientíficas.