Científicos chinos realizan una teleportación cuántica a una distancia de 1.200 kilómetros

Aunque el propio Einstein argumentó en contra de la existencia de este fenómeno, investigadores chinos han dado el primer paso hacia la construcción de una red global de comunicación cuántica.

 

El satélite chino Micius ha transmitido con éxito información a una distancia de 1.200 kilómetros utilizando fotones entrelazados, rompiendo así el récord de teleportación cuántica de 100 kilómetros establecido hace casi dos años, de acuerdo con un estudio publicado en la revista 'Science'.


"Una espantosa acción a distancia"


El entrelazamiento cuántico es un fenómeno tan extraño que incluso Einstein argumentó en contra de su existencia, calificándolo como "una espantosa acción a distancia": pares de partículas pueden estar inseparablemente vinculadas, de manera que el estado de una podría provenir de la otra, sin importar lo lejos que se encuentren.
En esencia, este proceso se puede utilizar para 'transportar' al instante información entre las partículas a distancias teóricamente infinitas. Exactamente por eso, Einstein no podía aceptar la idea: viola la ley de la relatividad, que estipula que nada puede viajar más rápido que la velocidad de la luz.


En experimentos anteriores se encerraron fotones en una fibra óptica para protegerlos, pasando el mensaje de partícula en partícula. Este método se utilizó para establecer el récord previo. Sin embargo, cuanto mayor sea la distancia, mayor es la probabilidad de que el mensaje se pierda o se distorsione.
El primer paso hacia la comunicación cuántica


Lanzado en agosto de 2016 por el proyecto internacional conocido como Experimentos Cuánticos de Escala Espacial (QUESS, por sus siglas en inglés), el satélite Micius fue el primer paso hacia la construcción de una red global de comunicación cuántica, recoge New Atlas. En lugar de fibras, el sistema envía fotones entrelazados a través de rayos láser, lo que puede ayudar a minimizar la interferencia.


El equipo liderado por Wang Jianyu ha logrado transmitir fotones cuánticos entrelazados sobre una distancia de 1.200 km. Para ello, el rayo láser en el satélite pasa a través de un divisor de haz, lo que crea dos estados polarizados diferentes: uno para recibir fotones y otro para enviarlos. De esta manera, Micius se comunica con tres satélites de recepción diferentes, algo mucho más eficiente que lo que las fibras ópticas pueden hacer.


Una red de comunicación cuántica podría llevar a cabo telecomunicaciones no solo mucho más rápidas, sino más seguras: la sensibilidad de los fotones entrelazados a la interferencia realmente funciona en su beneficio. Si una tercera parte no autorizada intenta acceder a una señal, los fotones la interrumpen, alertando a los usuarios.

Detectan por tercera vez las ondas gravitacionales que predijo Einstein

Revela una colisión que se produjo a cerca de 3 mil millones de años luz

Las observaciones se hicieron con el Ligo, en el que trabajan más de mil científicos de EU y de otros 14 países

Washington.

Un equipo científico internacional anunció ayer que detectó nuevamente las ondas gravitacionales, la tercera observación de estas vibraciones del universo que predijo la teoría de la relatividad general de Albert Einstein en 1915.

La primera detección directa de estas ondas producto de ligeras perturbaciones del tejido del espacio-tiempo por efecto del desplazamiento de un objeto enorme, un poco como un peso que deforma una red, fue anunciada el 11 de febrero de 2016.

Este histórico acontecimiento, tras 40 años de esfuerzos, abrió una nueva ventana en la astronomía para avanzar en la comprensión de los misterios del cosmos, subrayaron los astrofísicos.

A esta nueva detección se sumó una segunda, el 15 de junio de 2016. En ambos casos, las ondas gravitacionales detectadas se generaron por la colisión de dos agujeros negros que formaron uno mayor, de hasta 62 veces la masa de nuestro Sol.

En esta nueva observación, el agujero negro producto de la colisión cuyas ondas gravitacionales se observaron el 4 de enero de 2017 era de alrededor de 49 masas solares. Los resultados serán publicados en la revista estadunidense Physical Review Letters.

"Es destacable que el ser humano pueda teorizar y verificar este tipo de fenómenos extraños y extremos que se han producido allí hace miles de millones de años y a miles de millones de años luz de la Tierra", señala David Shoemaker, astrofísico del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y portavoz de esta colaboración científica.

Las tres detecciones se realizaron mediante el instrumento Ligo (Laser Interferometer Gravitational-Wave Observatory), que consta de dos detectores idénticos de 4 kilómetros de largo, ubicados a 3 mil kilómetros el uno del otro, en Luisiana y en el estado de Washington.

"Esta última observación confirma la existencia de agujeros negros de una masa superior a 20 soles", agregó. Sin detección de las ondas gravitacionales, los agujeros negros son invisibles porque no emiten luz, subrayó el profesor Shoemaker.

La cara oscura del universo

"Con la confirmación de la tercera detección de ondas gravitacionales, el Ligo se reafirma como observatorio poderoso para revelar el lado oscuro del universo", celebró David Reitze, responsable del Ligo en Caltec, Instituto de Tecnología de California. "Dado que el Ligo fue específicamente concebido para observar las fusiones de los agujeros negros, esperamos poder captar pronto otros eventos de astrofísica como las colisiones violentas entre dos estrellas de neutrones", los objetos más enormes del cosmos, explicó.

El Ligo, en el que trabajan más de mil científicos de Estados Unidos y de otros 14 países, captó por primera vez las ondas gravitacionales en septiembre de 2015 durante su primera campaña de observación tras la modernización del instrumento.

La detección más reciente de estas ondas revela que la colisión entre los dos agujeros negros se produjo a cerca de 3 mil millones de años luz, mientras la primera y segunda detecciones mostraron fusiones de hace mil 300 millones y mil 400 millones de años luz, respectivamente.

Debido a que la fuente está mucho más lejos, este descubrimiento ha permitido probar la exactitud de uno de los corolarios de la teoría de la relatividad general según la cual las ondas gravitacionales no se dispersan al propagarse, dando una vez más la razón a Albert Einstein.

La localización de las fuentes de señales de ondas gravitacionales mejorará significativamente en el transcurso de los próximos meses, cuando el Virgo, el interferómetro europeo que está en Italia, haya incrementado su red de sensores, sostienen estos astrofísicos.

Una prueba indirecta de las ondas gravitacionales fue identificada cuando Russe Hulse y Joseph Tayloral descubrieron en 1974 un púlsar –estrella que emite radiación muy intensa a intervalos cortos y regulares– que gira alrededor de una estrella de neutrones a muy alta velocidad. Ese descubrimiento les valió el Premio Nobel de Física en 1993.

Espectaculares imágenes de Júpiter ponen en entredicho lo que se sabía del planeta

Nuevas observaciones de la misión Juno fueron desveladas este jueves por científicos de la NASA. El análisis se basa en las fotografías obtenidas por la sonda en agosto del 2016, pero publicadas esta semana en dos estudios en la revista ‘Science’.


La investigación de las imágenes muestra que ambos polos del gigante gaseoso están plagados de tormentas gigantescas de forma ovalada, cuyo diámetro alcanza en algunos casos 1.400 kilómetros, según uno de los artículos de la citada publicación.


Además, el estudio reveló que en el ecuador de Júpiter se encuentra una gran nube de amoniaco que sube de las capas profundas de su atmósfera.


Otro descubrimiento sorprendente está relacionado con el enorme campo magnético de Júpiter. Se sabe que es el más potente del Sistema Solar, pero los nuevos datos superaron con creces las suposiciones de los científicos, y resultó que es casi diez veces mayor que el de la Tierra, señalan desde la NASA.


Dicho estudio puede dar pistas sobre el origen del Sistema Solar y otros sistemas planetarios, subraya ‘Science’.
La sonda Juno llegó a Júpiter el 4 de julio de 2016 para obtener nuevos datos del mayor planeta del Sistema Solar. La misión Juno posee dos objetivos esenciales: examinar la evolución y origen de Júpiter e investigar su magnetosfera polar. Una de las próximas metas de Juno es estudiar la Gran Mancha Roja, el mayor vórtice anticiclónico de Júpiter.


(Con información de Russia Today:https://actualidad.rt.com/actualidad/239572-nuevos-datos-jupiter-juno-nasa)

Maqueta del telescopio que se espera sea inaugurado en noviembre de 2024

 

En pleno desierto de Atacama, Chile, un cerro aguarda la construcción del mayor telescopio óptico e infrarrojo del mundo. Con un cristal de 39 metros de diámetro, casi la mitad de un campo de futbol, el Telescopio Extremadamente Grande (ELT, por sus siglas en inglés) será el ojo más grande para observar el cielo desde la Tierra.

Con él se avanzará en la búsqueda de posibles planetas habitables o en la investigación de la materia oscura y de los agujeros negros.

El cerro Armazones está a unos 130 kilómetros al sur de Antofagasta. Hace dos años se voló el pico de la montaña para allanar el terreno que acogerá esta ambiciosa obra de ingeniería: una cúpula de 80 metros de alto capaz de sostener un enorme espejo que rotará para seguir el movimiento de las estrellas.

El próximo 26 de mayo se pondrá la primera piedra y se espera que en noviembre de 2024 el telescopio sea inaugurado, o como dicen los astrónomos, vea su primera luz.

 

ESO, el responsable

 

El responsable de este gran proyecto es el Observatorio Europeo Austral (ESO, por sus siglas en inglés), una de las principales instituciones astronómicas del mundo. Formado por 15 países europeos –entre ellos España– y Brasil, este consorcio se encarga de otros importantes telescopios instalados en Chile, como el interferómetro Alma o el Más Grande Telescopio.

El salto entre los telescopios que tenemos ahora y el ELT es casi tan grande como entre el ojo de Galileo y su telescopio hace 400 años, explicaba recientemente en Madrid el director general de ESO, Tim de Zeeuw.

El espejo del Telescopio Extremadamente Grande será cinco veces mayor que los actuales más avanzados –de entre ocho y 10 metros– y podrá captar 13 veces más luz que ellos, por lo que las imágenes serán mucho más nítidas.

Uno de sus objetivos será buscar planetas que puedan albergar vida fuera del sistema solar, como el sistema Trappist o Próxima b, descubiertos recientemente. Con su gran capacidad, el ELT mostrará imágenes más grandes e incluso podría permitir medir directamente las propiedades de las atmósferas de esos planetas.

Actualmente está en marcha una carrera por encontrar el primer exoplaneta habitable, algo que según De Zeeuw podría suceder en la próxima década. Es curioso que este telescopio pueda ayudarnos a encontrar evidencias de vida en otros planetas desde uno de los lugares más inhóspitos del mundo, el desierto de Atacama, apunta.

Ese pedazo de Chile es idóneo para instalar el ELT gracias a la corriente oceánica de Humboldt, que hace que la zona siempre esté libre de nubes, pues estas se quedan sobre el Pacífico o al otro lado de los Andes. Gracias a ello, en el desierto de Atacama 90 por ciento de las noches son despejadas y propicias para hacer observaciones.

En total, el ELT contará con cinco espejos. El más grande, el primario, de 39 metros, estará formado por casi 800 segmentos hexagonales de 1.4 metros de diámetro que deben ensamblarse a la perfección. ¿Por qué hacerlo de esa manera? Nadie sabe cómo fabricar un espejo de ese tamaño de una sola pieza. Pero incluso si se lograra, no sería posible transportarlo, expone De Zeeuw.

 

Ejercicio interesante

 

Este astrónomo holandés de voz suave ha sido el encargado de conseguir los mil 200 millones de dólares, necesarios para financiar el ELT en plena crisis económica. Lograrlo fue un ejercicio muy interesante que implicó llegar hasta el nivel político, reconoce De Zeeuw.

El origen del ELT se remonta a finales de los años 90, cuando en el Observatorio Europeo Austral alguien se preguntó si se podría construir un telescopio de 100 metros de diámetro. El costo de semejante aparato se disparaba hasta 3 mil o 4 mil millones de euros, así que se redujo la ambición hasta los 39 metros.

Pero el ELT no es el único proyecto de telescopio gigante. En Estados Unidos hay dos iniciativas que compiten para conseguir fondos públicos. Una es el Telescopio de Treinta Metros, impulsado por el Instituto de Tecnología de California, que pretende instalarse en Hawai. El otro es el Telescopio Gigante de Magallanes, desarrollado por la Institución Carnegie para la Ciencia y que también se construirá en Chile.

 

 

La NASA revela un plan para hacer de Marte un planeta habitable

 

Un ambicioso plan de la agencia espacial pretende devolver al planeta rojo su atmósfera y conseguir así que el agua líquida vuelva a fluir por su superficie.

 

Científicos de la NASA han propuesto lanzar un enorme escudo magnético en el espacio para proteger a Marte de los vientos solares. Con esta acción, explica la agencia espacial, se podría restaurar la atmósfera del planeta rojo y modificar su ambiente para que el agua líquida vuelva a fluir sobre su superficie, reporta Science Alert.

Este ambicioso plan, según señala el medio, conseguiría que el planeta rojo se convirtiera en habitable para las futuras generaciones de humanos.

Según los científicos, Marte contaba en el pasado con una densa atmosfera que permitía la existencia de océanos llenos de agua líquida y de un clima más cálido potencialmente habitable. Sin embargo, esto acabó cuando hace miles de millones de años se derrumbó su campo magnético protector, lo que hizo que desde entonces el viento solar haya ido destruyendo la atmósfera del planeta.

 

El objetivo: fundir el hielo

 

La NASA cree que interponer un potente escudo magnético entre el Sol y Marte podría servir como reemplazo de la antigua magnetosfera del planeta rojo, permitiéndole restaurar naturalmente su propia atmósfera.

El equipo de investigadores que propuso este plan reconoce que la idea puede sonar como "fantasiosa", pero está basada en una investigación sobre protección de astronautas y naves espaciales de la radiación cósmica. Según ellos, la misma tecnología, pero en una escala más grande, podría utilizarse para proteger al planeta rojo.

Las simulaciones de los expertos de la NASA han demostrado que un escudo magnético podría detener la pérdida atmosférica de Marte, lo que le permitiría en pocos años alcanzar la mitad de la presión atmosférica que existe en la Tierra.

De conseguirse esto, el clima del planeta se calentaría en unos 4 grados Celsius, lo cual sería suficiente para fundir el hielo de dióxido de carbono que hay en su polo norte. El carbono que se liberaría en la atmósfera provocaría entonces un efecto invernadero que lograría derretir el agua helada de Marte, devolviéndole a su estado líquido inicial.

 

 

¿Hay alguien ahí fuera? Estos son los 11 puntos clave del nuevo descubrimiento de la NASA

 

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) ha anunciado este miércoles en una rueda de prensa especial el descubrimiento de un nuevo sistema solar que se encuentra a tan solo 39 años luz de la Tierra.

 

 

Los científicos han precisado que al menos siete planetas del tamaño de la Tierra orbitan alrededor de la estrella enana fría de dicho sistema, conocida como TRAPPIST-1. Los seis planetas interiores se encuentran en una zona templada donde las temperaturas de la superficie varían de cero a 100 grados Celsius.

 

De los planetas descubiertos se sabe lo siguiente:

  1. Este sistema se encuentra a tan solo 39 años luz de la Tierra.
  2. Los planetas tienen entre 0,4 y 1,4 veces la masa de la Tierra y su tamaño aproximado es similar al de nuestro planeta.
  3. La frecuencia con la que dan una vuelta alrededor de la estrella varía desde un día y medio hasta 20 días.
  4. Los científicos creen que cada planeta del sistema siempre muestran su misma cara a la estrella.
  5. La atmósfera de algunos planetas podría ser similar a la de la Tierra o de Venus.
  6. Aunque los expertos afirman que las temperaturas de superficie permiten la presencia de agua líquida, los planetas están demasiado lejos para probar que sí la alberguen.
  7. Las temperaturas de superficie varían de cero a 100 grados Celsius.
  8. Se cree que al menos tres de estos mundos podrían contar con océanos, lo que aumenta la probabilidad de que alberguen vida.
  9. Ninguno de los planetas tiene luna, si bien se encuentran tan cerca uno del otro que se verían como la Luna desde la Tierra.
  10. Los planetas se encuentran mucho más cerca de su estrella que en el Sistema Solar: si TRAPPIST-1 ocupara el lugar del Sol, todos sus planetas se encontrarían dentro de la órbita de Mercurio.
  11. Este sistema solar se formó, probablemente, hace 500 millones de años, mientras que nuestro Sol se formó hace 4.500 millones de años.

 

58addadfc36188117d8b45c4

 

Dado que ningún otro sistema estelar conocido contiene un número tan grande de planetas del tamaño de la Tierra, según la revista 'Nature', este descubrimiento abre nuevas oportunidades para los investigadores del espacio:

"Este sistema va a ser uno de los mejores laboratorios que tenemos para entender la evolución de los planetas pequeños", aseguró Zachory Berta-Thompson, un astrónomo de la Universidad de Colorado en Boulder.

Debido a que el sistema está tan cerca de la Tierra, los astrónomos pueden estudiar las atmósferas de los planetas con relativa facilidad. Eso podría revelar una asombrosa diversidad de mundos cubiertos de rocas o de hielo.

Los seis planetas interiores probablemente se formaron más lejos de su estrella y luego emigraron hacia el interior. Ahora están tan cerca el uno del otro que sus campos gravitatorios interactúan, empujándose unos a otros de maneras que permitieron al equipo estimar la masa de cada planeta. La disposición de tantos planetas del tamaño de la Tierra tan juntos será una bonanza para los investigadores que están trabajando para comparar cómo evolucionan los mundos, según Michaël Gillon, astrónomo de la Universidad de Lieja en Bélgica.

 

¿Cómo y cuándo fueron descubiertos?

 

El equipo liderado por Guillon buscó nuevos planetas con ayuda de dos telescopios de 60 centímetros ubicados en Chile y Marruecos, y en mayo del año pasado anunció el descubrimiento de tres planetas que orbitan alrededor de TRAPPIST-1. En un primer momento detectaron el oscurecimiento leve de un planeta y lo siguieron, investigación en cuyo desarrollo el telescopio espacial Spitzer de la NASA ‘observó’ el cuerpo espacial durante 20 días consecutivos.

Después vieron que lo que creían que era solo un planeta eran, en realidad, cuatro, después de lo cual pudieron observar el resto, incluido el séptimo y más lejano de todos. Tras investigarlos, Guillon concluyó que, probablemente, los seis planetas más cercanos a la estrella se formaron fuera de su órbita, pero fueron atraídos después hacia ella.

"Es una piedra de Rosetta con siete idiomas diferentes, o sea, siete planetas diferentes que nos podrían aportar perspectivas completamente diferentes sobre la formación planetaria", opina Julien De Wit, miembro del equipo científico.

 

 

Luego de media hora de ascenso, a 27 mil kilómetros por hora, la ISRO declaró éxito en la misión.

 

El proyecto costó 73 millones de dólares menos que la producción de la película Gravity.

Rusia poseía, en 2014, el récord anterior de lanzamientos simultáneos, con 103 viajes.

 

 

India entró el miércoles en los anales del competitivo mercado de lanzamientos espaciales, con la puesta en órbita de 104 satélites con un solo cohete, un nuevo récord mundial.

A las 9:28 (3:58 GMT) horas, un lanzador orbital PSLV (Polar Satellite Launch Vehicle) se elevó de la plataforma de tiro de Sriharikota transportando un satélite indio de observación de la Tierra, de 714 kilos y 103 nanosatélites, en su mayoría de países extranjeros, con un peso total de 664 kilos.

Tras media hora de ascenso a 27 mil kilómetros por hora, la Organización de Investigación Espacial india (ISRO) anunció: La misión PSLV-C37/Cartosat-2 Series lanzó con éxito los 104 satélites, tuiteó.

Mis más sinceras felicitaciones a los equipos de la ISRO, declaró el director de la agencia espacial india, Kiran Kumar.

El récord anterior de lanzamientos simultáneos estaba en manos de Rusia, que en junio de 2014 había puesto en órbita 39 satélites.

 

Habitantes de Sriharikota observan el despegueFoto Afp

Habitantes de Sriharikota observan el despegue / Foto Afp

 

 

Excepcional

 

Es un éxito excepcional, declaró por su parte el primer ministro indio Narendra Modi, que aspira a que el país se convierta en una verdadera potencia espacial.

Este lanzamiento es un nuevo momento de orgullo para nuestra comunidad científica espacial y para la nación, tuitéo el primer ministro nacionalista. Administrar simultáneamente una cantidad tan importante de satélites –por más livianos que sean– exige una precisión extrema, señalan los especialistas.

Lanzar tantos satélites al espacio de una sola vez es un desafío técnico porque no tienen la misma trayectoria, indicó Mathieu J. Weiss, representante del Centro Nacional de Estudios Espaciales francés en India.

Además, hay que evitar que se toquen en el momento del lanzamiento, agregó Weiss.

El mercado del lanzamiento de satélites comerciales no deja de crecer en un contexto en el que la telefonía, la Internet y las empresas necesitan cada vez más medios de comunicación. India, cuyo programa espacial es conocido por la optimización de los gastos, compite directamente en este sector con otros actores internacionales.

En particular se enfrenta a la emergencia de sociedades privadas especializadas, el llamado movimiento de emprendedores del new space (nuevo espacio), como SpaceX o Blue Origin. Desde el inicio del programa de lanzamiento de satélites comerciales en 1999, la ISRO había colocado en órbita hasta el día de hoy 79 satélites extranjeros.

India supo combinar fiabilidad y reducción de costos para hacerse un lugar en el mercado espacial mundial, opinó Ajay Lele, del Instituto de Estudios y Análisis de Defensa de Nueva Delhi.

 

Sólo un accidente

 

En 39 misiones, el lanzador PSLV sufrió sólo un accidente, en el primer evento, en 1993. El programa espacial indio, inaugurado en los años 60, llamó la atención del mundo en 2014, cuando logró colocar una sonda en órbita en torno a Marte.

El proyecto costó apenas 73 millones de dólares, menos que la película Gravity y 10 por ciento de lo que pagó la Nasa por una misión similar.

Símbolo de la conquista india del espacio, Mangalyaan, como allá se denomina popularmente a la sonda cuyo nombre oficial es Mars Orbiter Mission, aparece en los nuevos billetes de 2 mil rupias puestos en circulación.

India está desarrollando además un transbordador espacial reutilizable que podría permitir enviar satélites a un costo menor del actual. Al mismo tiempo, la ISRO estudia la posibilidad de lanzar misiones hacia Júpiter y Venus.

“India, con sus métodos inspirados a la vez de la simplificación de la tecnología y del new space, porque India es el segundo centro de new space después de California, tiene una carta que jugar”, analiza Weiss.

 

 

Los 12 momentos clave del 2016 para la ciencia

1. La OMS declara que el zika emergencia sanitaria de carácter internacional

1 de febrero


En términos de salud, el año 2016 se recordará por un virus poco conocido que tuvo un impacto de primera magnitud. Suena extrañamente familiar, pero los grandes titulares no fueron esta vez para el ébola, sino para el zika: un virus que se propaga por picaduras de mosquitos y que está directamente relacionado con un aumento radical de malformaciones cerebrales entre los niños, especialmente en Brasil.


Cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el cúmulo de casos de microcefalia y otros desórdenes neurológicos constituían una emergencia sanitaria de carácter global, se organizó un verdadero zafarrancho de combate para que la comunidad internacional interviniera. El anuncio desató una oleada de inversiones en sistemas de control de los mosquitos y en investigaciones sobre el virus y sus devastadoras consecuencias sanitarias, lo cual permitió que instituciones como el London School of Hygiene and Tropical Medicine, que ya lo investigaban, redoblaran sus esfuerzos.


En mi opinión, la respuesta demostró que la comunidad internacional había aprendido importantes lecciones de la crisis del ébola y que estaba decidida a actuar con más rapidez para impedir que la situación se le escapara de las manos. Ahora tenemos potenciales vacunas en desarrollo y un mayor conocimiento del virus; pero estamos lejos de comprenderlo y controlarlo, y ya hay informes de transmisión del zika en 75 países.

2. SpaceX da un gran paso adelante hacia el cohete espacial totalmente reutilizable
8 de abril


Fue un éxito increíble para SpaceX. El primer proyecto de uno de sus cohetes Falcon 9 logró llevar una carga a la Estación Espacial Internacional, dar media vuelta, liberarse de la ingente cantidad de energía cinética que acumula cuando sus motores principales están encendidos, volver a la Tierra y aterrizar verticalmente, con precisión absoluta, en una barcaza automatizada de aspecto minúsculo que se encontraba en algún lugar del océano Atlántico.


Hay muchas razones para estar enamorados de ese momento: la audacia denistrada, el rugido incontrolable de alegría que se extendió por la sala de control, la posibilidad de que se produzca un cambio más que bienvenido en el mundo de la exploración espacial y hasta el hecho de que la barcaza se llamaraOf Course I Still Love You, en honor a una de las naves inteligentes de una de las novelas de ciencia ficción del gran Iain M. Banks. Pero, sobre todo, porque Arthur C. Clarke dijo una vez que cualquier tecnología suficientemente avanzada sería indistinguible de la magia. Y lo que pasó el 8 de abril con el vuelo 23 del Falcon 9 se parece mucho, en mi opinión, a la magia.


3. Portugal se abasteció completamente de energías renovables durante cuatro días
7-11 de mayo


Desde mi punto de vista, el momento culminante del año 2016 en términos de ingeniería se produjo a principios de mayo, cuando el Gobierno de Portugal anunció que las energías renovables habían cubierto las necesidades eléctricas del país durante cuatro días seguidos. La sustitución de los combustibles fósiles por energías renovables es el mayor desafío científico de nuestra era.


El carbón del siglo XIX y el petróleo del XX nos dieron un mundo moderno de energía barata, comida en abundancia, bienes de consumo y vacaciones al sol; pero si queremos detener el cambio climático y permitir que nuestros hijos puedan disfrutar de las mismas cosas, nos tenemos que liberar de los combustibles fósiles. Parece inimaginable, parece imposible, pero los imposibles se le dan muy bien a la ingeniería. La hazaña portuguesa da a los gobiernos y a las compañías energéticas un ejemplo real de lo que se puede hacer, de cómo se puede hacer y de por qué deben invertir en energía solar, eólica, marina y otras tecnologías renovables.

4. Se descubren nuevas reservas de helio
28 de junio


Puede resultar extraño que alguien se emocione con el descubrimiento de nuevas reservas de helio, teniendo en cuenta que es el segundo elemento más abundante del universo; pero, en junio de este año, un proyecto conjunto de universidades y empresas descubrió una reserva enorme en Tanzania gracias a una técnica nueva de exploración.


El helio es un átomo arreactivo muy pequeño, lo cual hace que sea espectacularmente útil para enfriar imanes (por ejemplo, de escáners IRM) y como atmósfera inerte para la fabricación de chips semiconductores. Es una herramienta esencial para el mundo moderno. Por desgracia, su pequeño tamaño implica que se pierde fácilmente en la atmósfera y siempre dependemos de que se descubran reservas subterráneos.


Además, las reservas son tan limitadas que el descubrimiento es una gran noticia: significa que no nos quedaremos sin la ayuda de este minúsculo caballo de tiro a medida que surjan nuevas ideas y la sociedad presione para que se pongan en práctica.

5. Se confirma el descubrimiento de un planeta habitable cercano
24 de agosto


Durante los últimos años, hemos descubierto que muchas estrellas —quizá la mayoría— tienen séquitos de planetas que orbitan a su alrededor, como en el caso del sol. El firmamento se ha vuelto mucho más interesante. Pero nosotros estamos especialmente interesados en encontrar 'gemelos' de la Tierra, es decir, planetas del mismo tamaño que estén en órbitas de la 'zona habitable', donde las temperaturas no son tan altas como para que el agua hierva ni tan frías como para que permanezca congelada.


Se calcula que la Vía Láctea tiene miles de millones de planetas que encajan en esa descripción. Este año ha estado lleno de emociones. Hemos sabido que puede haber más planetas en la órbita de estrellas por débiles y pequeñas que sean. La estrella más cercana, Próxima Centauri, tiene un planeta no mucho más grande que el nuestro: su año sólo dura 11 días, pero se encuentra en la zona habitable porque Próxima Centauri es una enana roja cien veces menos potente que el Sol. Y también hemos descubierto que una estrella similar situada a unos 40 años luz podría tener tres planetas en su zona habitable.


Por supuesto, el hecho de que sean habitables no significa necesariamente que estén habitados. Necesitamos telescopios que analicen la débil luz de dichos planetas y busquen pruebas de la existencia de bioesferas. Los nuevos descubrimientos estimulan la búsqueda de vida avanzada, incluso inteligente. Aunque aún estamos lejos de encontrarla.

6. El ancestro común cambia de imagen
25 de julio


El árbol de la vida se redefinió en abril y ahora parece una explosión en cuyo centro se encuentra una entidad a la que llamamos Luca: el ancestro común universal ( last universal common ancestor). Nuestra presencia en esta gran panorámica de la vida no es tan importante como para justificar una etiqueta, dado que casi todas las ramas de dicho árbol corresponden a una clase de bacterias.


Sorprendentemente, muchas de dichas células están por descubrir, no se parecen a las demás y sólo sabemos de su existencia porque hemos encontrado su ADN. Luca no es el origen de la vida, sino el punto del que se derivó toda la vida. Y cambió radicalmente de imagen en julio de este año gracias a un bioquímico de Düsseldorf, Bill Martin. Tras rastrear secuencias de ADN en ramas de otras criaturas unicelulares, elaboró una lista de 355 genes que nos dicen dónde vivía Luca: en gaseosos e hidrotermales conductos ricos en metales de las profundidades de un antiguo lecho oceánico, es decir, en la raíz de la vida en la Tierra.


7. El legado de una famosa neuropsicóloga, en duda
9 de agosto


En 1953, el paciente H.M. se sometió a una operación que le provocó amnesia. La neuropsicóloga Suzanne Corkin trabajó con él durante décadas y contribuyó a mejorar nuestra comprensión de los procesos relacionados con la memoria.


Corkin falleció este año y, poco después, el periodista Luke Dittrich publicó un libro donde afirmaba que Corkin ocultó descubrimientos inconvenientes, destruyó archivos y actuó de forma inmoral para obtener el consentimiento de H.M. (Henry G. Molaison). Con posterioridad, 200 profesionales dirigieron una carta al New York Times para protestar por lo que consideraban un “ataque injusto y parcial”. La institución de Corkin (el MIT) afirmó que no se había destruido nada y que las acusaciones sobre ocultamiento de pruebas encajaban con la típica costumbre científica de tirarse los trastos a la cabeza. Sin embargo, las sospechas sobre comportamiento poco ético se volvieron a avivar cuando Dittrick distribuyó una grabación donde la propia Corkin afirmaba haber destruido archivos.


En muchos sentidos, el debate sobre Corkin es tan normal como el del legado de cualquier científico; pero, estando tan cercana su muerte, las pasiones se han desatado tanto que no hay espacio para la fría reflexión. Indudablemente, el tiempo pondrá las cosas en su lugar.


8. Los tiburones de Groenlandia son increíblemente longevos

11 de agosto


Nuestro dominio sobre el planeta es cada vez mayor, pero aún podemos aprender muchas cosas del resto de las especies. El descubrimiento de que los tiburones de Groenlandia son los vertebrados más longevos (pueden vivir 400 años) hace que, en comparación, nuestras frenéticas vidas palidezcan. Quizá deberíamos aprender algunos trucos de las aves fragata, que sólo duerme 40 minutos diarios durante sus vuelos transoceánicos sin escalas de hasta diez días de duración.


Sin embargo, el último informe de WWF Planet Report lo pone todo en una perspectiva de lo más sombría: en los últimos 40 años –es decir, en apenas la infancia de un tiburón groenlandés–, la población de vertebrados salvajes de la Tierra se ha reducido un 58%, y el futuro de muchas especies empieza a estar en duda.

9. El CO 2 de la atmósfera terrestre sobrepasa las 400 partes por millón
28 de septiembre


En ciencias climáticas trabajamos con promedios de 30 años, así que 30 años son para nosotros un periodo de datos. Pues bien, hace cuatro periodos (en 1896), las concentraciones de CO2 en la atmósfera eran de 295 partes por millón (ppm). Svante Arrhenius fue el responsable de la primera previsión global de calentamiento y le agradaba la idea de que su helada Suecia se calentara un poco. En 1957, Charles Keeling empezó a medir las concentraciones de CO2 y descubrió que aumentaban rápidamente, a razón de 20 ppm por periodo. Para el año 2016, el CO2 había aumentado 85 ppm más, y ya estaban oficialmente en 400 partes por millón: el punto más alto en tres millones de años.


En el plioceno el planeta era más cálido y los niveles marinos, más altos. Desconocemos la rapidez del cambio que se produjo, pero sabemos que no nos queremos arriesgar a que el proceso se repita. Dentro de un periodo, en el año 2046, habremos quemado más de 3.000 billones de toneladas de carbón y estaremos a punto de llegar a un aumento de temperaturas de entre 1,5 y 2 grados centígrados, el objetivo del acuerdo de París. ¿Qué futuro queremos ver?

10. Un mal matrimonio puede llevar a una muerte precoz
1 de octubre


La próxima vez que estén a punto de discutir con su pareja, deténganse un momento y reflexionen sobre los resultados de un informe que se publicó en octubre. Los investigadores realizaron un extenso estudio longitudinal de las emociones que se desatan en el seno del matrimonio; analizaron los niveles de estrés de las parejas mientras mantenían conversaciones “difíciles”, y descubrieron que las que afrontan el estrés con emociones positivas como la risa tienden a vivir mejor y a seguir más tiempo juntas.


Además, analizaron el uso de estrategias negativas como la ira y la indiferencia y llegaron a la conclusión de que tienen consecuencias sobre la salud: la ira causa problemas cardiovasculares y la indiferencia, complicaciones musculoesqueléticas, como el dolor de espalda.


Las consecuencias son más pronunciadas en los hombres y se mantienen con independencia del estilo de vida; pero, sorprendentemente, los investigadores descubrieron que no estaban presentes cuando se inició el estudio y que se desarrollaron a lo largo de 20 años. Es una extraordinaria demostración de los efectos que las emociones negativas tienen sobre la salud.

11. El volumen de los hielos de Ártico y Antártico, en su nivel histórico más bajo
17 de noviembre


En 2016 llegó el largamente esperado El Niño, el aumento periódico de las aguas cálidas del Pacífico que lleva lluvias torrenciales a Centroamérica y Sudamérica y sequías a zonas de Asia y África. Las temperaturas del planeta se habían disparado y ya no se podía hablar de una “pausa”. Pero el descenso de los hielos árticos no batió ningún récord durante el verano.


Sin embargo, octubre se presentó con patrones climatológicos sin precedentes: vientos helados en Siberia que elevaron las temperaturas del Ártico hasta 20 grados centígrados por encima de lo normal y provocaron que algunas partes del Océano Ártico no se congelaran. Mientras tanto, los hielos del Océano Antártico se derritieron con más rapidez de lo habitual.


En mi opinión, la bomba llegó a finales de noviembre, cuando un bloguero holandés anunció que un estudio comparativo de los océanos Ártico y Antártico demostraba que la extensión otoñal de los hielos estaba 4 millones de kilómetros cuadrados (el tamaño de Europa occidental) por debajo de la media normal. Es un acontecimiento “Sigma 7”, es decir, uno donde sólo hay una posibilidad entre cien mil millones de que sea aleatorio. El hielo no miente. Si no nos lo empezamos a tomar en serio, nuestros hijos querrán saber por qué.

12. Un grupo de científicos modifica la fotosíntesis para mejorar el rendimiento de los cultivos
18 de noviembre


Producir comida suficiente para una población que no deja de crecer es un problema; sobre todo, con los graves efectos del cambio climático. Pero, si además se quiere conseguir sin usar métodos dañinos para el medio ambiente, el problema es más complejo que las negociaciones del Brexit.
Por suerte, un grupo de científicos de la Universidad de Illinois hizo un descubrimiento el mes pasado que podría ser el principio de una segunda revolución verde para la agricultura: mejoraron la eficacia de la fotosíntesis, el proceso mediante el cual las plantas convierten la luz del sol en la biomasa, que es la fuente de toda nuestra comida.


El grupo utilizó modelos matemáticos para demostrar que aumentar la velocidad de la adaptación de las hojas a la sombra puede mejorar radicalmente el rendimiento de los cultivos. Después, llevaron su teoría a la práctica por el procedimiento de estimular la expresión de los genes responsables, y consiguieron que la productividad creciera un 15%.


El estudio, publicado en la revista Science, es la culminación de varias décadas de esfuerzos destinados a comprender los 140 procesos de la fotosíntesis. Demuestra el valor de las colaboraciones interdisciplinares a largo plazo y ofrece pruebas para una nueva aproximación al crecimiento sostenible en términos de productividad agrícola, algo que podría mejorar la vida de millones de personas. Desde mi punto de vista, fue el descubrimiento científico más importante del año. O de la década.


Traducido por Jesús Gómez

Basta de investigar sobre el cambio climático; con Trump, la NASA vuelve al espacio

El equipo de Trump considera que el trabajo de la agencia espacial sobre el cambio climático es "ciencia politizada".
“Nosotros vemos a la NASA con un papel de exploración e investigación del espacio exterior”, ha afirmado Bob Walker, un destacado asesor del presidente electo
Walker afirma que las dudas sobre el papel de la actividad humana en el cambio climático “es algo compartido por la mitad de los climatólogos en el mundo

 


Donald Trump está dispuesto a eliminar toda investigación de la NASA sobre el cambio climático en línea con su agresividad contra la “ciencia politizada”, según ha declarado un alto asesor del presidente electo en asuntos relacionados con la agencia.


La división de ciencia terrestre de la NASA está preparada para un corte de presupuesto en favor de la exploración del espacio exterior. De hecho, el presidente electo fijó el objetivo durante la campaña electoral de explorar todo el sistema solar para finales de siglo.


Esto supondría la eliminación de la investigación de la agencia sobre la temperatura, el hielo, las nubes y otros fenómenos climatológicos. Dicha investigación es mundialmente reconocida. La red de satélites de la NASA proporciona una gran cantidad de información sobre el cambio climático. De hecho, se había planeado un aumento de 1.894 millones de euros en el presupuesto de la división de ciencia terrestre para el año que viene. En comparación, los fondos de la exploración espacial se han reducido, con un presupuesto propuesto de 2.651 millones de euros para 2017.


Bob Walker, un destacado asesor de la campaña de Trump ha afirmado que no hay necesidad de que la NASA haga un trabajo que él mismo a calificado de “vigilancia medioambiental políticamente correcta”. “Nosotros vemos a la NASA con un papel de exploración e investigación del espacio exterior”, ha declarado Walker a The Guardian. “La ciencia terrestre está mejor en otras agencias especializadas donde este es su foco principal”.


“Supongo que es difícil frenar todos los programas actuales de la NASA pero los futuros programas deben estar claramente en otras agencias. Creo que el estudio del clima es necesario pero ha sido muy politizado, lo que ha debilitado buena parte del trabajo que los investigadores. Las decisiones de Trump se basarán firmemente en ciencia, no en ciencia politizada”, ha asegurado.


Trump ha declarado en el pasado que el cambio climático es un “fraude” inventado por los chinos, aunque este martes reconoció que hay “alguna relación” entre las acciones humanas y el clima. Existen pruebas firmes y abundantes de que la quema de combustibles fósiles y la deforestación liberan gases de efecto invernadero y, por lo tanto, son causa del calentamiento global de las últimas décadas.


Walker, sin embargo, afirma que las dudas sobre el papel de la actividad humana en el cambio climático “es algo compartido por la mitad de los climatólogos en el mundo. Necesitamos una buena ciencia que nos diga cuál es la realidad y eso se podría lograr si los políticos no interfirieran en su trabajo”.


Los científicos del Gobierno federal están inquietos ante la negativa de Trump de reconocer el cambio climático y están preocupados por que su trabajo sea puesto a un lado en favor de una agenda desreguladora de los combustibles fósiles. Los científicos climáticos de otras organizaciones también han expresado su consternación por el posible recorte en la investigación terrestre.


Dado que la NASA facilita a la comunidad científica nuevas técnicas e instrumentos, la eliminación de las ciencias de la tierra sería “un gran revés, si no algo devastador”, explica Kevin Trenberth, un respetado científico del Centro Nacional de Investigación Atmosférica. “Nos podría devolver a la época de las tinieblas anterior a los satélites. Sería una decisión con muy poca visión”.


“Vivimos en el planeta Tierra, hay mucho por descubrir y es fundamental vigilar muchas cosas desde el espacio. La información del planeta Tierra, su atmósfera y sus océanos es fundamental para nuestro estilo de vida. La investigación espacial es un lujo, las observaciones terrestres son esenciales”.


Michael Mann, científico climático en la Universidad de Pensilvania, afirma que la NASA tiene “un papel único y crítico” en la observación de la Tierra y el cambio climático. “Sin el apoyo de la NASA, no solo EEUU, sino el mundo entero sufrirá las consecuencias a la hora de comprender el comportamiento de nuestro clima y las amenazas que plantea el cambio climático”, añade.


“Sería descaradamente una estrategia política y pondría en evidencia la disposición del presidente a mimar a los mismos lobistas y grupos de intereses empresariales de los que se mofó durante la campaña”, indica Mann.


La NASA ha nombrado a Tom Cremins y Jolene Meidinger para liderar la transición a la nueva administración Trump. Aun así, el equipo del presidente electo todavía tiene que revisar el futuro de la agencia espacial.


“La comunidad de la NASA está dispuesta a hacer lo que sea para ayudar a que la transición sea tranquila”, señala un portavoz de la agencia. “Seguimos centrados en el futuro, un futuro que mejore la comprensión de nuestro planeta cambiante desde las plataformas únicas que la NASA tiene en el espacio”, concluye.

24/11/2016 - 20:46h

the guardian
Traducido por Javier Biosca Azcoiti

Publicado enInternacional
Obama proclama que EEUU dará el "salto gigante" hacia Marte en 2030

A unos meses de despedirse de la Casa Blanca, el presidente de EEUU asegura que estas misiones enseñarán cómo los seres humanos pueden vivir lejos de la Tierra.


A unos meses de despedirse de la Casa Blanca, el presidente Barack Obama ha proclamado la intención firme de Estados Unidos de dar "el salto gigante hacia Marte".

Hemos establecido un objetivo vital para el siguiente capítulo de la historia de Estados Unidos en el espacio: enviar humanos a Marte para la década de 2030 y hacerles regresar a salvo a la Tierra, añadió Obama en un artículo de opìnión publicado en el sitio web de la CNN.

El presidente estadounidense aseguró que los planes de su país "tienen la máxima ambición de que algún día se pueda permanecer allí durante un tiempo prolongado". Llegar a Marte exigirá cooperación entre el gobierno y los innovadores privados, y ya estamos en el camino correcto, explica.
El siguiente paso --argumenta Obama-- es llegar más allá de los límites de la órbita de la Tierra. "Estoy emocionado de anunciar --señaló-- que estamos trabajando con nuestros socios comerciales para construir nuevos hábitats que puedan sustentar y transportar astronautas en misiones de larga duración en el espacio profundo".

Para Obama, estas misiones enseñarán cómo los seres humanos pueden vivir lejos de la Tierra, algo que se necesitará para el largo viaje a Marte.

Obama pronostica que si Estados Unidos refuerza su liderazgo en el espacio en este siglo, los avances no se limitarán a beneficios relacionados con la energía, la medicina, la agricultura y la inteligencia artificial, "sino a una mejor comprensión de nuestro medio ambiente y de nosotros mismos".