La materia oscura, bajo influencia de fuerza distinta de la gravedad

Tal vez la materia oscura no sea tan oscura después de todo. Científicos han presenciado una interacción totalmente nueva de la misteriosa entidad cósmica con el universo que la rodea.


Pese a representar alrededor de 85 por ciento de la materia del universo, la materia oscura nunca ha sido observada directamente mediante ningún instrumento científico. Su existencia sólo ha sido inferida a partir de sus efectos gravitacionales. Sin embargo, los astrónomos por primera vez han presenciado cómo desacelera después de interactuar con otra materia oscura, lo cual sugiere que es capaz de relacionarse con otra fuerza aparte de la gravedad.


Solíamos pensar que la materia oscura está más o menos quieta, entregada a lo suyo. Pero si desaceleró durante esta colisión, podría ser la primera evidencia dinámica de que nota el mundo que la rodea, comentó Richard Massey, de la Universidad de Durham, quien dirigió la investigación. Puede que no sea completamente oscura después de todo.


La materia oscura sólo puede detectarse de manera indirecta por la forma en que dobla la luz de galaxias distantes, en un proceso conocido como lente gravitacional.


Colisiones simultáneas en el espacio profundo


Explotando este fenómeno, un equipo internacional de astrónomos utilizó el telescopio espacial Hubble para tomar imágenes de enormes colisiones simultáneas en el espacio profundo, entre cuatro galaxias distantes.


Los investigadores descubrieron que la materia oscura asociada a las galaxias en colisión se ha desconectado de esa masa visible de estrellas, lo cual sugiere que entró bajo la influencia de una fuerza distinta a la gravedad, probablemente interactuando consigno misma. Las observaciones muestran que la materia oscura ha terminado en un lugar diferente al de las estrellas en la galaxia con las que estaba asociada, explicó el doctor Massey.


"Se ha visto contrarrestada en alguna forma, y eso es bastante insólito. Hemos tratado de pensar en otras cosas que causarían esta compensación, y no se nos ocurre nada que pueda causar este efecto, de no ser la misma materia oscura interactuando consigo misma.


Es el primer paso para entender lo que es la materia oscura. Este comportamiento es la primera acción positiva que la hemos visto realizar, añadió.


Un estudio anterior, publicado el mes pasado, examinó la conducta de la materia oscura durante 72 colisiones de alta velocidad de cúmulos que contenían miles de galaxias. En esa ocasión se percibió muy poca o ninguna interacción en la materia oscura.
Sin embargo, el estudio más reciente, publicado este martes en los informes mensuales de la Real Sociedad Astronómica, examinó la velocidad relativamente más lenta de una colisión de sólo cuatro galaxias en un cúmulo conocido como Abell 3827, ocurrida en el curso de cientos de millones de años.


La naturaleza diferente de esta colisión significa que incluso un nivel muy bajo de interacción puede crear a la larga un desfasamiento detectable entre la materia oscura de la galaxia y sus estrellas, las cuales continuaron colisionando, indicó el doctor Massey.


La profesora Liliya Williams, de la Universidad de Minnesota, participante en el equipo, apuntó: Nuestra observación sugiere que la materia oscura podría ser capaz de interactuar con otras fuerzas aparte de la gravedad. El universo paralelo que nos rodea acaba de volverse más interesante. El sector oscuro podría contener una física llena de riqueza y una conducta potencialmente compleja.


Los cálculos sugieren que el conjunto de materia oscura asociado con el cúmulo de cuatro galaxias es compensado en el espacio por una distancia de unos 5 mil años luz, equivalentes a unos 50 mil billones de kilómetros, distancia que una nave Voyager de la Nasa, el objeto de fabricación humana que ha llegado más lejos, tardaría unos 90 millones de años en recorrer.

Traducción: Jorge Anaya

Sábado, 25 Abril 2015 07:08

El ojo del Universo

El ojo del Universo

En la astronomía es considerado el invento más revolucionario desde el telescopio de Galileo de 1609. El Hubble fue diseñado para operar 20 años, pero ya lleva un cuarto de siglo enviando fotos que cambiaron la manera de entender el Universo y sus orígenes.

Para los seguidores de la saga de Stars Wars y curiosos en general, esta semana se recuerda el 25º aniversario de un hito para la Humanidad. El avance más importante de la astronomía desde que Galileo tuvo su genial invención en el lejano 1609, el Hubble es prácticamente una máquina del tiempo que revolucionó la astronomía y lleva a los científicos a intentar comprender los inicios del Universo. Del tamaño de un autobús, de 11 toneladas de peso, el primer telescopio espacial fue lanzado el 24 de abril de 1990 por el transbordador Discovery y lleva el nombre de un célebre astrónomo estadounidense, Edwin Powell Hubble (1889-1953). Tuvo dificultades al principio, pero por la vía de un correctivo comenzó a enviar información valiosa de galaxias lejanas. A la fecha tomó más de un millón de imágenes espectaculares de distintos cuerpos celestes. En su momento, lanzarlo al espacio costó unos 1500 millones de dólares.


El Telescopio Espacial Hubble (TEH) se dedica a la exploración de las profundidades del espacio. Comenzó a transmitir imágenes impactantes de supernovas, de las cataclísmicas explosiones que marcan la muerte de una estrella y de otros cuerpos celestes. El TEH orbita la Tierra a 570 kilómetros de altitud –no mucho más arriba que la Estación Espacial Internacional (ISS), que está a cerca de 400 kilómetros– y da la vuelta al globo en 97 minutos a una velocidad de 28.000 kilómetros por hora.
"Con el Hubble, la Humanidad mira el Universo y ve su lugar en él", explicó la astrónoma Jennifer Wiseman, quien monitorea el telescopio desde el Centro Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, nordeste de Estados Unidos. "Este telescopio nos mostró que el cosmos cambió en el curso del tiempo; que las estrellas producen todos los elementos necesarios para la vida y para la formación de los planetas", añadió la científica.


Una de sus fotos más emblemáticas fue la de las gigantescas columnas de gas y de polvo interestelar a 6500 años luz de la Tierra, en la Nebulosa del Aguila, apodadas "los pilares de la creación". El Hubble reveló además agujeros negros en el corazón de galaxias cuya existencia hasta entonces la ciencia solamente podía suponer. También tomó más de un millón de imágenes de cuerpos celestes, algunas en los confines del cosmos, lo cual permitió a los astrónomos calcular con mayor precisión la edad del Universo: cerca de 13.800 millones de años.


Gracias a todas estas imágenes, de una nitidez enormemente mayor a las obtenidas por los más poderosos telescopios terrestres, los astrofísicos pudieron confirmar en 1998 que la expansión del Universo se está acelerando, descubrimiento que bien valió el Premio Nobel de Física 2011 a dos estadounidenses, Saul Perlmutter y Adam Riess, y al australiano Brian Schmidt. Estos cosmólogos descubrieron que la aceleración es el resultado de una misteriosa fuerza llamada "energía oscura", que constituiría cerca del 70 por ciento del Universo. El resto del cosmos está formado por 5 por ciento de materia visible y 25 por ciento de materia oscura invisible, cuya presencia se manifiesta por sus efectos gravitacionales sobre los cuerpos celestes.
Entre otros descubrimientos del Hubble figura la detección de la primera molécula orgánica en la atmósfera de un planeta que orbita en torno de una estrella lejana de la Vía Láctea. Además, el telescopio permitió avanzar en el conocimiento del Sistema Solar y concluir que la formación de planetas es relativamente común. "El Hubble desempeñó un papel muy importante al infundir en los habitantes de nuestro planeta un sentido de la maravilla por este Universo en el que vivimos", subrayó la astrónoma Wiseman.


El TEH mide 13,2 metros de largo por 4,2 metros de diámetro y es fruto de una colaboración entre la agencia espacial estadounidense (NASA) y la Agencia Espacial Europea (ESA). El telescopio transmite cerca de 120 gigabytes de datos científicos por semana, que equivalen a una pila de libros de 1097 metros de altura. La gigantesca y siempre creciente colección de imágenes y datos se almacena en discos magneto-ópticos. Asimismo, los dos espejos del TEH fueron pulidos de manera que su curvatura, casi perfecta, no se desvíe más de 2,5 centímetros. El diámetro del espejo principal es de 2,4 metros y pesa 828 kilogramos. El secundario tiene 30 centímetros de diámetro y pesa 12,3 kilos.


El Hubble es además extremadamente estable. Posee dos magnetómetros que determinan su orientación con respecto al campo magnético terrestre y tres sistemas que contienen cada uno dos giroscopios, que detectan los movimientos de rotación. De esta manera, el telescopio puede enfocar un objetivo con una precisión que le permite, por ejemplo, alcanzar con un rayo láser un blanco del tamaño de un centavo a 250 kilómetros de distancia. También puede observar objetos astronómicos con gran detalle. El TEH sería capaz de "ver" luciérnagas en vuelo a 10.000 kilómetros de él, es decir, casi la distancia entre la capital mexicana y Tokio a lo largo del Océano Pacífico.


Tuvo sus reveses en los primeros tiempos, para lo cual se enviaron astronautas con la misión de "ajustar tuercas". Tres años después de su despliegue, ya estaba completamente operativo. El problema fue que la concavidad de su espejo principal tenía una falla que forzó el envío de una nave espacial para instalar un mecanismo corrector, en un operativo muy delicado que se efectuó en 1993.


El Hubble está equipado actualmente con cinco instrumentos que fueron modernizados o agregados posteriormente, mientras otros fueron retirados en las cinco misiones de mantenimiento que hicieron los astronautas en 1993, 1997, 1999, 2002 y 2009. Se trata de cámaras y espectrómetros que operan con luz ultravioleta, luz visible o infrarroja cercana. Su electricidad se alimenta por paneles solares de 7,6 metros, cada uno de los cuales produce 2800 watts: el consumo equivalente al de un departamento de cuatro habitaciones.


Con un costo inicial al momento de su lanzamiento de 1500 millones de dólares, el TEH es una verdadera superestrella de la astronomía. Más adelante debería coexistir con su sucesor, el telescopio espacial infrarrojo James Webb, que será lanzado en 2018 y será cien veces más potente. Desde la NASA, el astrónomo Matt Greenhouse afirma que "el Webb podría revolucionar otra vez la astronomía". Ni Carl Sagan lo hubiera imaginado.

Miércoles, 15 Abril 2015 06:28

Temblor en la ciencia espacial

Temblor en la ciencia espacial

Según información enviada por el robot Philae, que en noviembre se posó sobre un cometa situado a 500 millones de kilómetros de la Tierra, ese cuerpo no tiene campo magnético propio, lo que contradice la teoría actual sobre la formación y evolución de los cometas.

Para los creyentes, Dios se sigue riendo de la pretensión por acceder al misterio de la creación. Para los hombres de ciencia, la perplejidad es tanta que las últimas revelaciones acerca del cometa 67P no dejan de asombrar. Ayer, la revista Science publicó que el núcleo del 67P Churyumov-Gerasimenko carece de magnetismo. Y deja tecleando la teoría que afirmaba que la presencia de ese campo gravitacional era determinante para la formación de cuerpos celestes. Todo comenzó con un hito para la humanidad: el robot Philae, desprendido de la sonda Rosetta, logró posarse en el cometa en noviembre y desde entonces permanece "dormido" hasta que pueda recargar baterías. La sorpresa domina el congreso de la Unión Europea de Geociencias, que se celebra hasta el viernes en Viena.


El científico de la misión espacial Hans-Ulrich Auster, de la Universidad Técnica Braunschweig en Alemania, confirmó datos de la sonda Rosetta que señalan que el 67P Churyumov-Gerasimenko no tiene campo magnético propio, lo que contradice la creencia científica actual sobre la formación y evolución de los cometas. El hallazgo fue publicado en la revista Science y presentado simultáneamente durante la asamblea general de la Unión Europea de Geociencias. Se basó en datos enviados a la Tierra a través del módulo Philae, aunque no todo resultó como se esperaba, ya que el robot –del tamaño de una heladera y repleto de instrumentos científicos– rebotó dos veces antes de posarse en un lugar de relieve accidentado.


El 67P, la polvorienta bola de nieve que resultó ser un cuerpo celeste con forma de pato, olor extraño y "voz misteriosa", reveló un nuevo secreto: "Su núcleo carece de magnetismo. El hallazgo puede invalidar la teoría dominante sobre la formación de los cuerpos celestes del Sistema Solar", dijo Auster. La observación reveló que el cometa de 4 kilómetros de tamaño tiene olor sulfuroso y emite un extraño sonido en su desplazamiento interplanetario. Los cometas son agregados de polvo primordial y hielo que recorren una órbita elíptica alrededor del Sol.


La misión europea Rosetta, que costó 1,4 millón de dólares, busca revelar algunos de los secretos que encierran los cometas, considerados por los astrofísicos como "semillas" que hicieron llegar a la Tierra algunos de los ingredientes necesarios para que apareciera la vida.


El interés gravita en lo que los cometas pueden revelar sobre el papel del magnetismo en la formación del Sistema Solar. La hipótesis es que el Sol, los asteroides, los cometas, los planetas y sus lunas emergieron de un disco dinámico de polvo y gas, incluyendo granos de magnetita, una forma de hierro. A escala microscópica, los campos magnéticos del disco protoplanetario ayudaron a acumular materia, creando cuerpos embrionarios. Una vez que el cuerpo alcanza un tamaño de kilómetros de diámetro, la gravedad pasa a ser la fuerza dominante.


Algunas teorías sugirieron que el magnetismo pudo desempeñar un papel en la fase intermediaria de crecimiento de los cuerpos celestes. Pero los resultados de ayer parecen contradecir esa hipótesis. En misiones espaciales anteriores resultó siempre complicado obtener datos fiables al respecto, "por la interacción entre los vientos solares y los cometas", explicó el científico en Viena.


El robot Philae alcanzó a transmitir fotos y datos desde la superficie del cuerpo celeste, antes de quedar agotado luego de quedarse sin energía. El módulo, que pesa cien kilos en la Tierra y menos que una pluma en la débil gravedad del cometa, quedó posado tras rebotar en un lugar de escasa exposición a los rayos del sol. El robot sólo tenía 60 horas de autonomía para realizar experimentos y enviar los resultados a la sonda Rosetta. Por esa razón, tras efectuar las mediciones y observaciones, el módulo se quedó "dormido" desde el 15 de noviembre y con suerte recargará baterías en su perihelio (el momento más cercano al Sol, previsto para el 13 de agosto próximo), ya que necesita una temperatura interna superior a los 45º C bajo cero.
Philae se posó en noviembre sobre el cometa –situado a unos 500 millones de kilómetros de la Tierra– tras un viaje de diez años, y se convirtió en el primer objeto creado por humanos en posarse sobre ese tipo de astro. Pero desde entonces permanece "dormido". "Existe una posibilidad de reactivar las computadoras de Philae", dijo Stephan Ulamec, uno de los responsables del robot. Desde la Tierra, a más de 450 millones de kilómetros de distancia, los científicos de la Agencia Espacial Europea (ESA) intentan "escuchar una eventual señal de vida" de Philae a través de la sonda espacial. A 186 millones de kilómetros de distancia del astro rey, y con los datos que el robot "resucitado" pueda llegar a aportar, se pretende tener más datos acerca del origen y la evolución del Universo.

La nave 'New Horizons' está ya más cerca de Plutón que la Tierra del Sol

La sonda espacial automática New Horizons está ya más cerca de Plutón, su objetivo, que la Tierra del Sol, pero el planeta enano y su luna Caronte todavía se ven como poco más que pequeños puntos brillantes en sus cámaras. Será a mediados de mayo cuando la nave empiece a tomar mejores imágenes de esos lejanos objetos celestes que las que se han obtenido hasta ahora desde nuestro planeta. Mientras tanto, ha informado hoy la NASA, los expertos de la misión se preparan para el histórico encuentro con Plutón, planeado con toda precisión para el próximo 14 de julio, cuando la New Horizons pasará a una distancia de su superficie de solo 12.500 kilómetros, algo menos que el diámetro de la Tierra. Es la primera misión espacial a ese planeta enano.


"La literatura científica está llena de artículos sobre las características de Plutón y sus lunas basados en observaciones realizadas desde la superficie terrestre o desde telescopios en órbita de la Tierra, pero nunca lo hemos estudiado de cerca y específicamente", recalcó John Grunsfeld, director adjunto de misiones científicas de la NASA, en un apuesta al día del avance de la misión celebrada hoy en Washington. "En un sobrevuelo sin precedentes el próximo mes de julio, nuestro conocimiento de cómo es realmente el sistema de Plutón se expandirá exponencialmente y no me cabe duda de que habrá emocionantes descubrimientos", añadió.


Plutón, antes el planeta más alejado de la estrella en el Sistema Solar y recalificado, en 2006, como planeta enano por Unión Astronómica Internacional, es, con sus aproximadamente 2.300 kilómetros de diámetro, el mayor objeto conocido del cinturón de Kuiper. Esta región en forma de rosquilla situada más allá de Neptuno, entre 30 y 55 veces la distancia de la Tierra al Sol (UA, unidad astronómica), está poblada fundamentalmente por cientos de miles de objetos helados. Plutón tiene una atmósfera de nitrógeno, estaciones, rasgos claramente marcados en su superficie y, al menos, cinco lunas (se conocía solo una, Caronte, cuando arrancó la misión New Horizons, en 2001; otras cuatro se han descubierto después). En cuanto a Caronte, de unos 1.200 kilómetros de diámetro, puede también tener una atmósfera y, tal vez, actividad reciente en su superficie, señala la agencia espacial estadounidense.


La New Horizons, de 500 kilos, partió de la Tierra hace más de nueve años (en enero de 2006). "Es una misión de exploración pura, vamos a convertir puntos de luz en un planeta y un sistema de lunas ante nuestro ojos", ha señalado Alan Stern, investigador principal de la misión. Tras el sobrevuelo del planeta enano y su gran luna, la nave se adentrará en ese Cinturón de Kuiper, formado por planetas enanos y cuerpos helados, y considerado la tercera zona del Sistema Solar, tras la región de los planetas rocosos, como la Tierra, y la de los gigantes gaseosos, como Júpiter.


La sonda, construida y operada para la NASA por el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins, lleva siete instrumentos científicos, incluyendo cámaras, espectrómetros y detectores de plasma y polvo. Con ellos podrá cartografiar la geología de Plutón y de Caronte, determinar su composición superficial y medir las temperaturas, además de examinar la atmósfera del planeta enano y buscar si también su luna tiene una. También tomará datos de los satélites más pequeños del sistema.


Como el sobrevuelo de esos objetos celestes será breve, la New Horizons tomará el máximo de datos posibles muy rápidamente durante la maniobra. Enviará a la Tierra la información de alta prioridad, unos días antes y después de la máxima aproximación, pero tardará hasta 16 meses en mandar a la Tierra todos los datos almacenados en la memoria de a bordo, han informado los especialistas de la misión.

Sábado, 06 Diciembre 2014 08:06

Primer paso exitoso en la conquista de Marte

Primer paso exitoso en la conquista de Marte

La nave despegó de Cabo Cañaveral, alcanzó los 5800 kilómetros, dio dos vueltas a la Tierra y regresó a la atmósfera, tras lo cual amerizó en el Pacífico. La cápsula podría ser utilizada por la NASA para enviar en la década de 2030 la primera misión tripulada a Marte.

 

La cápsula Orion, la nave espacial diseñada por la NASA para ensayar lo que a mediados de la década de 2030 podría ser una misión tripulada a Marte, despegó sin incidentes, alcanzó una altitud de 5800 kilómetros, realizó dos vueltas a la Tierra y, como estaba previsto, regresó, entró en la atmósfera y amerizó sobre el océano Pacífico. El viaje, que no había podido realizarse el jueves por motivos climáticos y técnicos, duró cuatro horas y media desde que la cápsula despegó de Cabo Cañaveral hasta que volvió y fue rescatada de las aguas del Pacífico, a mil kilómetros de Baja California. El dispositivo recorrió 96.000 kilómetros y logró internarse en el espacio más que cualquier otra nave en los últimos 40 años, además de ser la primera nave, desde las del programa lunar Apolo de los '60 y '70, diseñada para llevar tripulación.


Originalmente, Orion debía despegar el jueves y no ayer. Sin embargo, ese lanzamiento fue pospuesto tras cuatro intentos fracasados: el primero, porque había un barco en una zona cercana; el segundo y el tercero, por el viento fuerte; el último, por un problema en las válvulas del cohete propulsor Delta IV, que ayudó en el despegue de la cápsula.


El despegue fue a las 7.05 de Cabo Cañaveral y, según informó la NASA, que comunicó gran parte del proceso a través de su cuenta de Twitter, todos los sistemas funcionaron "perfectamente". En pocos minutos, Orion superó cinco veces la velocidad del sonido, y tras 17 minutos en el aire alcanzó la órbita prevista. Al alcanzar los 5800 kilómetros de altitud, superó en más de diez veces la altitud de la actual Estación Espacial Internacional (ISS), que se encuentra en órbita a unos 420 kilómetros.


Orion estaba equipada con sensores para medir y registrar todos los aspectos del vuelo, y también llevó una cámara desde la cual transmitió imágenes que la NASA y grupos de trabajo involucrados en el proyecto fueron tuiteando mientras duró la misión. Al entrar en órbita, la cápsula se desprendió del sistema de lanzamiento, gracias a un mecanismo que fue diseñado para expulsar a una posible tripulación en caso de problemas con el cohete. Todo lo sucedido con Orion fue monitoreado desde el Centro Espacial de Houston. En el momento en que pasó el océano Indico, Orion perdió contacto con esa base, como había sido anunciado que sucedería, pero durante ese lapso la nave siguió almacenando información. Una vez completada la primera vuelta a la Tierra, un propulsor incorporado relanzó en órbita a Orion, para que continuara el viaje.


La nave atravesó en apariencia exitosamente el cinturón de Van Allen, una zona de radiación considerada peligrosa y que podía estropear el sistema. Orion pasó a través de él en las dos vueltas que realizó a la Tierra, y el escudo diseñado para proteger al dispositivo de las radiaciones parece haber funcionado.


La NASA había advertido que el regreso sería la parte más peligrosa del viaje, porque el reingreso en la atmósfera genera cantidades extremas de calor. Ese efecto quedó registrado en una de las imágenes que, una vez finalizado el ensayo, distribuyó la agencia aeroespacial norteamericana. Por entonces, la cápsula llevaba una velocidad de casi 32.000 kilómetros por hora y estaba sometida a una temperatura de 2200 grados centígrados.


Superada esa instancia, y cuando la cápsula empezó a ser visible para las cámaras de la NASA como un punto que caía rápidamente entre las nubes, Orion abrió el dispositivo de tres paracaídas, blancos a rayas coloradas, que facilitaron un descenso más lento y controlado. La nave fue rescatada de las aguas con ayuda de la Marina norteamericana.


El vuelo de prueba recogió información sobre la resistencia que el sistema de navegación y de la electrónica de a bordo podían ofrecer al enorme calor, y también comprobó el funcionamiento de los paracaídas a la hora de aterrizar naves en el mar californiano.


La construcción de la cápsula Orion y su puesta en marcha demandó alrededor de mil millones de dólares. Hacia 2021, cuando se estima que se realizará el primer vuelo tripulado, la misión podría llegar a costar más de 20.000 millones de dólares. A mediados de la década de 2030, la nave podría realizar su primer vuelo tripulado a Marte. Por eso mismo, la NASA tuiteó ayer: "La prueba con Orion es un paso decisivo en nuestro camino a Marte".

Viernes, 28 Noviembre 2014 10:59

Segregación, subsidios y estratificación

Segregación, subsidios y estratificación

Es necesario recordarlo. Además de la relevancia del agua, el Plan de Desarrollo Bogotá Humana prioriza la lucha contra la segregación, la cual tiene diversas formas. La segregación socioeconómica, presente cuando las personas de distinto nivel de ingreso no se mezclan en el espacio urbano.

La figura ilustra 3 formas de la misma. Al lado izquierdo la segregación es alta porque no hay mezcla entre círculos, triángulos y cuadrados. En el lado derecho se representa una situación en la que sí hay mezcla y, por tanto, no hay segregación. En otras palabras, hay segregación socioeconómica cuando los ricos viven con los ricos y los pobres viven con los pobres.

En el análisis de la segregación debe tenerse en cuenta la variable con respecto a la que este es realizado (ingreso, condiciones de vida, acceso a equipamientos, etcétera). En Bogotá es observable que la segregación es mayor por ingresos que por acceso a equipamientos.

Es importante considerar el nivel desde el cual miramos esta problemática. Cuando el planeta Tierra se observa desde la Luna no hay segregación porque aquí convivimos todos. Pero esta sí aumenta a medida que el nivel espacial se reduce: país, ciudad, localidad, barrio y manzana. Las estimaciones realizadas de la segregación para Bogotá tienen como punto de referencia la localidad.

La raíz de la segregación es la mala distribución del ingreso existente en el país. Si su concentración, y el de la riqueza, no fuera tan alta, la segregación sería menor. Los gobiernos locales pueden incidir en el mejoramiento de la distribución del ingreso, pero las decisiones relevantes corresponden al gobierno central, que determina el impuesto a la renta. En los Estados Unidos la segregación va en aumento porque la distribución del ingreso empeora. Las familias de altos ingresos buscan áreas exclusivas, que las distancian de los demás en el espacio urbano. La segregación se combate de raíz con una mejor distribución del ingreso. Los profesores que vinieron de Francia para participar en este seminario también pusieron en evidencia el aumento de la segregación en ciudades como París. Lo conseguido, tanto en el país como en Bogotá, con respecto a la disminución de la concentración y de la riqueza, es muy poco. Dada esta limitación estructural debe buscarse que las personas, independientemente de su ingreso, compartan el espacio, los equipamientos, los bienes y servicios de la ciudad.

Por esta realidad es que entre el 2007 y el 2011 el índice de segregación residencial subió y pasó de 0.136 a 0.182. Este resultado muestra que las diferencias del ingreso entre las localidades van en aumento. Las localidades se tornan más homogéneas. Volviendo a la figura, las localidades están tendiendo hacia el lado izquierdo de la figura. En una localidad toman asiento los pobres (digamos, los triángulos), y en otras los ricos (los cuadrados).

La segregación, así como el desempleo, son males sociales, que difícilmente pueden eliminarse. No obstante, la sociedad debe plantearse la meta del pleno empleo como una opción posible. También podría afirmarse que la reducción de la segregación es un objetivo legítimo de política económica. Y en las coyunturas específicas cada sociedad va definiendo los niveles razonables de segregación. En el caso de Bogotá, la prueba reina de su ausencia podría ser una situación ideal en la que convivieran, en la misma escuela, los niños ricos y pobres. El día que Bogotá llegue a esta situación podría afirmarse que el nivel de segregación está reducido hasta un nivel razonable. Esta meta todavía es lejana. A medida que el ingreso sube, las familias prefieren los colegios privados y exclusivos.

La tendencia a la segregación tiene raíces sociales profundas. Allí convergen los aspectos políticos, culturales y económicos. La segregación es un fenómeno complejo multicausal. Una vez que las personas se agrupan comienzan a desarrollar mecanismos internos de protección y solidaridad; crean una identidad colectiva que ayuda a pelear por ciertas reivindicaciones. Pero estas bondades, derivadas de la solidaridad y de la protección colectiva, también estimulan la segregación.

Cuando la distribución del ingreso empeora, sucede igual con la segregación. Si la familia dispone de más recursos busca alternativas urbanísticas exclusivas. La lucha contra este fenómeno, por tanto, tiene que articularse a políticas tributarias que reduzcan la brecha del ingreso disponible.

Para mejorar la distribución del ingreso puede actuarse sobre tres variables. La primera es el salario, a través de políticas de empleo, que mejoren las condiciones laborales y el ingreso. La segunda son los impuestos. Colombia sigue favoreciendo la concentración del ingreso ya que reduce los impuestos a los más ricos, y no favorece la distribución por la vía tributaria. Y la tercera son los subsidios.

En el curso del seminario quedó evidente que algunos subsidios no están bien distribuidos, que los reciben personas que no los necesitan. Al hacer el balance entre subsidios e impuestos, se llega a la conclusión que gran parte de los primeros son contrarrestados por los impuestos. Es factible, por ejemplo, que el hogar que recibe los subsidios de un programa como Nuevas Familias en Acción pague por IVA un monto superior al recibido como beneficio de este programa. En el seminario trascendió, además, que los subsidios tienden a ser compensados por los impuestos y, entonces, las familias pobres quedan en una situación similar a la original. En otras palabras, el impacto distributivo de los impuestos y de los subsidios es cercano a cero.

Además, y como un mal que no es menor, la estratificación, convertida en un mecanismo perverso que acentúa la segregación. Bogotá es la única ciudad del mundo dividida en estratos. La pertenencia a uno de estos es una especie de marca, de sello. La segregación y la estratificación inciden de manera negativa en la calidad de vida. Los barrios pobres tienen mayor desempleo e inseguridad. Incluso, el solo hecho de informar la dirección donde se vive puede ocasionar rechazo en el mercado laboral. Ciertos barrios generan un imaginario que es repudiado por la sociedad, y de allí provienen procesos endógenos perversos. La segregación también se construye de manera simbólica, y para quienes son segregados los costos de las transacciones son más altos. La exclusión espacial tiene implicaciones políticas y puede expresarse en violencia urbana, como ha sucedido en Europa, específicamente en París.

En Bogotá, además de la brecha de ingresos, también es observable una diferencia importante en la distribución de los equipamientos, aunque se observan algunas mejoras. Es positivo que entre 2007 y 2011 la segregación por acceso a equipamientos haya caído. El índice tuvo una pequeña disminución de 0.0667 a 0.064, cambio pequeño pero que va en la dirección adecuada. La política urbana debe buscar reducir las diferencias notorias existentes en las condiciones de hábitat.

Tenemos ante nosotros, por tanto, una radiografía de parte de nuestra realidad, la misma que puede potenciar y/o facilitar otras problemáticas urbanas. Los retos abiertos para los actores políticos son muchos, y no hay tiempo para perder.

* Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado enEdición 208
Philae está bien colocado y tiene energía de los paneles solares

El robot Philae, posado sobre un cometa a más de 510 millones de kilómetros de la Tierra, envió este jueves tres buenas noticias sobre su funcionamiento. Es sometido a un chequeo, anunciaron los científicos.

 

"Pasó la noche sobre el cometa y tenemos tres buenas noticias: la primera es que está posado sobre el núcleo del cometa; la segunda, que recibe energía: sus paneles solares están encendidos y le permitrán enfrentar el futuro, y la tercera es que estamos en contacto permanente con él, ya que emite y envía informaciones a Rosetta y luego la sonda, que orbita el cometa, las transmite" a la Tierra, dijo Jean-Yves Le Gall, presidente del Centro Nacional de Estudios Espaciales de Francia.


Según Le Gall, "la señal de radio funciona bien, estamos en contacto directo con Philae", agregó.


Consultado acerca del anclaje del robot sobre la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko y el funcionamiento de los dos arpones que lleva en las patas, destacó que "lo más importante es que estamos bien colocados. Luego veremos lo que hacemos con los arpones. Estamos haciendo un chequeo de Philae. Estamos en contacto, eso es lo más importante.


Y sobre todo, tenemos energía, insistió Le Gall. Teníamos la batería que permitía vivir de manera autónoma varias decenas de horas, pero ahora los paneles solares funcionan, agregó. Eso permitirá tener una vida mucho más larga para el robot, más allá de las 60 horas previstas.
Todos los sistemas funcionan bien, aseguró el responsable.


En cuanto al núcleo del cometa, todas las teorías decían que era una bola de nieve sucia, más bien compacta. Ahora los científicos saben que se trata de una superficie totalmente accidentada. Allí donde esperábamos una superficie blanda, encontramos hielo duro, agregó Le Gall.
Pendiente muy inclinada


El robot funciona bien, pero las fotos que envía parecen indicar que está sobre una pendiente muy inclinada y rodeado de acantilados, indicó Philippe Gaudon, jefe del proyecto Rosetta del Centro Nacional de Estudios Espaciales.


Philae dispone de seis cámaras y tomó fotos en distintas direcciones, pero los científicos no recibieron las fotografías panorámicas que esperaban del cometa. En una de ellas se ve el cielo, en otra el suelo, en otra una especie de acantilado.


Según los responsables espaciales, el robot se encontraría a cierta distancia del lugar previsto inicialmente. Nuestra prioridad por ahora es seguir haciendo análisis científicos, sin mover nada, dijo Gaudon.


Repleto de instrumentos de observación, el robot carece de sistema de desplazamiento autónomo, tiene el tamaño aproximado de un refrigerador y pesa unos 100 kilos.


Desde el 6 de agosto y tras más de 10 años de viaje interplanetario de 6 mil 500 millones de kilómetros, la sonda no tripulada europea Rosetta se desplaza a escasas decenas de kilómetros junto al cometa, escoltando al cuerpo celeste en su movimiento a medida que se aproxima al Sol.


Los cometas son agregados de polvo y hielo, primordialmente, escombros restantes del proceso de formación del sistema solar ocurrido hace 4 mil 600 millones de años.


Por eso Philae intentará analizar directamente con sus instrumentos el núcleo del cometa y descifrar las claves para comprender cómo los planetas se formaron alrededor del Sol.

Jueves, 13 Noviembre 2014 06:03

Un hito para la conquista del espacio

Un hito para la conquista del espacio

Como la llegada de Colón a América. Como la llegada del hombre a la Luna. El "aterrizaje" de un aparato en un cometa fue comparado ayer con los sucesos más impactantes de la Humanidad. Grandilocuencia o no, sí se trata de un hito sin precedentes en la historia de la conquista espacial. El robot de exploración de la sonda espacial europea Rosetta se posó sobre un cometa a más de 510 millones de kilómetros de la Tierra, después de un viaje interplanetario de diez años.
El módulo Philae se desprendió de Rosetta como estaba previsto y aterrizó unas siete horas después sobre el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.


"Philae está posado en la superficie del cometa y nos está hablando", anunciaron en una explosión de júbilo los responsables de vuelo Andrea Accomazzo y Stephan Ulamec, desde el centro de operaciones de la Agencia Espacial Europea (ESA) en Darmstadt, Alemania.


Desde el 6 de agosto, la sonda no tripulada europea Rosetta se desplaza a escasas decenas de kilómetros junto al cometa, escoltando al cuerpo celeste en su desplazamiento a medida que se aproxima al Sol. El módulo Philae, cuyo aterrizaje desencadenó una salva de aplausos en el centro espacial alemán, permitirá explorar directamente el núcleo del cometa, es decir la parte sólida que por el efecto de la radiación solar genera la "coma" o cabellera y deja una cola a veces visible de gases y polvo.


A la velocidad de la luz, los datos enviados a la Tierra mediante señal de radio demoran 28 minutos y 20 segundos en llegar al centro de operaciones de Darmstadt. El cometa se encuentra actualmente viajando entre las órbitas de Júpiter y de Marte. Mide unos cuatro kilómetros de diámetro, con una forma irregular con dos núcleos.
A causa de su tamaño reducido, el cometa apenas genera fuerza de gravedad, por lo que fue suficiente un leve impulso mecánico desde la sonda Rosetta para lanzar la operación de aproximación de Philae: siete horas de lenta caída libre que alcanzó la velocidad de un metro por segundo (3,5 km/h) en el momento del impacto.


Repleto de instrumentos de observación, Philae carece de sistema de desplazamiento autónomo, tiene el tamaño aproximado de una heladera y pesa unos 100 kilos. La superficie del cometa está cubierta de polvo, su temperatura es de unos 70ºC bajo cero y, a pesar del "aterrizaje" exitoso, nada garantiza la ausencia de imprevistos.


El lugar en la superficie del cuerpo celeste escogido para posar al módulo fue bautizado Agilkia, nombre que hace referencia al Antiguo Egipto, al igual que Philae, la isla del Nilo donde estaban los jeroglíficos que permitieron descifrar la piedra de Rosetta.


Para evitar que rebotase sobre la superficie del cometa, Philae está dotado de un sistema de arpones en las patas, destinados a asegurar su anclaje inmediato. Sin embargo, existe preocupación de que los arpones de anclaje no se hayan accionado correctamente. "Hay indicios de que pueden no haberse activado, lo cual puede querer decir que estamos sobre suelo blando y que no estamos anclados", dijo el director de vuelo de Philae, Stephan Ulamec.
Si Philae no está pegado al suelo, esto podría dificultar que algunos instrumentos, como la perforadora encargada de tomar muestras del suelo, lleven a cabo su misión, declaró el jefe del proyecto Rosetta en el Centro Nacional de Estudios Espaciales de Toulouse (Francia), Philippe Gaudon.


El contacto en el espacio se produjo tras 6400 millones de kilómetros de recorrido interplanetario que costó 1300 millones de euros.

Los cometas son agregados de polvo y hielo primordial, escombros restantes del proceso de formación del Sistema Solar ocurrido hace 4600 millones de años. Por eso Philae intentará analizar directamente con sus instrumentos esta "bola de nieve sucia" y descifrar las claves para comprender cómo los planetas se formaron alrededor del Sol. Una de las teorías es que los cometas, al interactuar con la Tierra, ayudaron a sembrar la vida en ella, al traerle agua y moléculas orgánicas.
Si todo sale bien, Rosetta y su robot seguirán enviando información cuando el cometa esté en el punto de su trayectoria más cercano al Sol, en agosto de 2015

La NASA concede a Boeing y SpaceX un millonario contrato para transportar a los astronautas

La agencia aeroespacial NASA anunció hoy que las empresas privadas SpaceX y Boeing obtuvieron el contrato millonario para transportar a los astronautas desde suelo estadounidense a la Estación Espacial Internacional (EEI).


El contrato, valorado en unos 6.800 millones de dólares (5.248 millones de euros), recupera para empresas privadas estadounidenses unas tareas que desde 2011 estaban en manos del programa espacial ruso Soyuz.


El administrador de la NASA, Charles Bolden, explicó que esperan con este multimillonario contrato acabar en 2017 con la dependencia de Rusia para llevar al personal hasta la EEI, algo que venía ocurriendo desde la retirada del programa de transbordadores espaciales estadounidense en 2011.


Con este contrato, anunciado por el administrador de la NASA en el Centro Espacial Kennedy, en Florida, todo el proceso de envío de astronautas o equipos al espacio volverá a manos estadounidenses y se volverá a desarrollar con tecnología de este país.

Se calcula que el llamado "servicio de taxi" del programa espacial ruso Soyuz venía cobrando más de 70 millones de dólares por cada astronauta estadounidense que trasladaba a la EEI.

Con la recuperación de estas labores, aunque ahora privatizadas a tenor del contrato anunciado hoy, la NASA pretende estar en capacidad de enviar a sus primeros astronautas en cohetes equipados con cápsulas espaciales para el año 2017.

Los lanzamientos, según el anuncio, se harán de nuevo desde el tradicional centro de Cabo Cañaveral, en la costa este de Florida, en el caso de la compañía Boeing en su cápsula espacial CST-100, y en el de SpaceX en su cohete espacial Dragon

Producción social del espacio: el capital y las luchas en la disputa territorial

 

Edición 2014. Formato: 11,5 x 17,5 cm, 90 páginas
P.V.P: $15.000   ISBN:978-958-8454-89-4

 

Reseña:

El orden espacial expresa, en un momento histórico especifico, la correlación de fuerzas presentes en la sociedad.Éste se construye tanto desde las prácticas de dominación como de resistencias. En consecuencia, el estudio de las transformaciones espaciales necesariamente requiere el análisis de los conflictos y las dinámicas de la conflictividad socio-territorial que definen el proceso social en su conjunto.

 

Carolina Jiménez M. Profesora asistente-en dedicación exclusiva-del Departamento de Ciencia Política de la Universidad Nacional de Colombia.Investigadora grupo THESEUS de la misma Universidad.Doctora en Estudios Latinoamericanos.

 

Edgar Novoa. Profesor Asociado del Departamento de Ciencia Política de la Universidad Nacional de Colombia.Doctor en Ciencias Sociales.

 


 

Índice

 

I.La producción social del espacio.

1. ¿Qué entendemos por espacio?

2.Las geografías de la acumulación.

3.Las geografías de las resistencias.

 

II.Para una cartografía de la globalización.

1.Geopolítica de la globalización.

2.Comprensión espacio-temporal y distanciamiento espacial.

3.Espatial fix.

4.Reescalamiento

 

III.Territorialidades en disputa.

1.Mercantilización de la naturaleza en el nuevo orden global.

2.La esquizofrenia del territorio.

3.Conflictos territoriales en Colombia: Una aproximación desde el Observatorio Nacional de Paz.

 

   A manera de cierre.

   Para reflexionar y dialogar con quien leyó este libro.

   Bibliografía.

 

 

 

Adquirir en Librería Virtual

 

 
Informes-Pedidos:



Transv 22 N 53D-42. Int 102 (Bogotá)

Carrera 48 N 59-52 Of. 105 (Medellín)

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. (todas las ciudades)

Teléfonos: 345 18 08 / 217 89 92 (Bogotà y otras ciudades) / 291 09 69 ( Medellìn)

Whatsapp: 3204835609

Facebook : http://bit.ly/2bwXbER