El vehículo robótico chino Yutu-2 recorre el lado opuesto de la Luna después de dejar el módulo de aterrizaje.Foto Ap

Ya Napoleón había advertido en el siglo XVIII sobre el despertar chino.

En medio de la tensión militar de China con Trump (http://bit.ly/2ACslpr) y el inicio de las negociaciones comerciales de las dos máximas superpotencias geoeconómicas del planeta, Pekín realizó la hazaña de un alunizaje en el lado oscuro de la Luna el 3 de enero, como exhibición de su prodigioso avance tecnológico cuando irrumpe al espacio, al unísono de Moscú y Washington, China envía señales prístinas de su inocultable poderío.

Desde el siglo XI, cuando EU aún no existía, China había sido pionera de colosales avances científicos (pólvora, brújula, imprenta, etcétera).

La innovación es consustancial al ADN chino, que sufrió un humillante eclipse por las dos guerras del opio del siglo XIX propinadas por Gran Bretaña. Un siglo más tarde China volvió a emprender su ascendente carrera en la historia de la civilización.

El anterior editor científico de la Real Academia de Química, de Cambridge, hoy feroz analista político, Finian Cunningham, enuncia que China se ha posicionado para ser un líder global en tecnología y desnuda con crudeza el envidioso vandalismo mercantil de EU (https://bit.ly/2AAaPBY).

A diferencia de los previos alunizajes de EU y Rusia, el módulo chino Chang’e-4 –diosa lunar de su mitología– fue capaz de navegar en el lado oscuro de la Luna.

El alunizaje en la parte oscura presenta(ba) serios problemas de comunicación que fueron superados por un satélite de escala que permitió los mensajes triangulados.

China se sube así a la exploración de punta en el espacio junto a EU y Rusia, lo cual asentaría el orden tripolar en la Vía Láctea que hemos formulado para la Tierra (http://bit.ly/2zzcffD).

Finian Cunningham sentencia que EU/Rusia/China son los únicos países que han colocado misiles y astronautas en el espacio usando a sus propios (sic) ingenieros y tecnología y comenta que el año pasado por primera vez, China lanzó más cohetes al espacio (38) que cualquier otro país.

Steven Lee Myers y Zoe Mou, del New York Times, no tienen más remedio que aceptar la hazaña espacial del alunizaje chino cuando EU y Rusia todavía no alunizan en la parte oscura de la Luna.


La hazaña no se detendrá cuando se espera que China lance una serie de misiones que es probable la coloquen a la cabeza de la carrera espacial.

Según los reporteros del NYT, China prepara operar su tercera estación en el espacio en 2022, para colocar a sus astronautas en una base lunar a finales de esa década, y enviar sondas a Marte, que incluyen el retorno de muestras a la Tierra de la superficie marciana (https://nyti.ms/2ACucKV).

EU azuza a Taiwán contra su madre patria, mientras es probable que China colonice la Luna donde capture su inmenso abastecimiento de energía, en especial de Helio-3, que provea 10 mil años (sic) de energía: fuente del combustible para la fusión nuclear controlada cuando 40 gramos de Helio-3 pueden sustituir 5 mil toneladas de carbón.

Mientras México se autoflagela con sus impresentables huachicoleros, la hazaña china constituye la piedra de toque de la exploración en la Vía Láctea donde la luna puede ser la base del reabastecimiento de combustible para sus misiones espaciales.

No me quiero imaginar, a nivel terrestre, todos los secretos militares que han de tener resguardados en China y que causarían una ingrata sorpresa en caso de una contienda bélica con EU.

Finian Cunningham interpreta que el timing de la hazaña china fue apropiada cuando Trump busca impedir el auge de Made in China 2025, de autarquía tecnológica, no se diga sus tres rutas de la seda (https://bit.ly/2TA9RNe).

¿Cómo pretende Trump conseguir el suicidio tecnológico chino en la Tierra cuando EU ha sido superada en la exploración lunar?

¿Dónde quedan los alegatos absurdos de Trump de que China roba la tecnología estadunidense y su propiedad intelectual?

Viene lo mejor: no solamente el caso Huawei, cuando Apple se ha desfondado, sino el avance de sus misiles supersónicos y la inteligencia artificial, donde China desafía la hegemonía tecnológica de EU.

AlfredoJalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

Putin ordena la creación del 'Silicon Valley' militar ruso

El presidente ruso, Vladímir Putin, firmó un decreto para el establecimiento del centro tecnológico para las innovaciones en el ámbito de la defensa, Era, en la ciudad de Anapa.

"Para crear una infraestructura innovadora y formar un modelo eficaz para organizar la investigación con el fin de fortalecer la capacidad de defensa del país, decreto crear la tecnópolis de innovación militar Era bajo el control del Ministerio de Defensa de la Federación de Rusia", dice el documento.
Como anunció previamente el ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, la apertura de Era se realizará en septiembre de 2018. Se espera que en 2020 empiece a funcionar a plena capacidad.


Era ocupará 17 hectáreas en la costa del mar Negro. El sector científico y educativo de la tecnópolis incluirá unidades de diseño, un centro de procesamiento de datos equipado con ordenadores superpotentes y sitios abiertos para la investigación experimental.


Asimismo, permitirá llevar a cabo diversos tipos de investigación aplicadas a las áreas de interés del Ministerio de Defensa, tales como los sistemas de control, tecnología informática, bioingeniería, tecnologías de biosíntesis, tecnologías de suministro de energía, nanotecnología y robótica.


Era hará uso también de las 'capitanías científicas', así como de los institutos de investigación del Ministerio de Defensa, las universidades civiles y los institutos académicos de la Academia Rusa de Ciencias, representantes del complejo industrial militar y sectores civiles.


La gestión científica de los proyectos de investigación de la tecnópolis correrá a cargo del presidente del Instituto Kurchátov, Mijaíl Kovalchuk.

Cambio de rumbo: EEUU cerraría la mitad de sus bases militares

El Pentágono parece estar cambiando de estrategia: en vez de mantener sus 850 bases militares alrededor del mundo, que suponen un elevado costo para una potencia en declive económico, puede optar por reducirlas a la mitad e impulsar la venta de armas, lo que puede además reducir la hostilidad de poblaciones que rechazan cada vez con mayor vigor la presencia militar de EEUU en sus territorios.


Dos hechos avalan esta tendencia. Por un lado, en todo el mundo se incrementa la resistencia a la guerra y a la presencia militar del Pentágono. Lo que sucede en Japón respecto a las base de EEUU en el archipiélago de Okinawa, es un buen ejemplo. Por otro, la venta de armas a Arabia Saudí y a Japón marcarían un viraje de largo aliento.
Durante más de medio siglo, la presencia militar estadounidense en Okinawa ha provocado múltiples incidentes. La Oficina Internacional por la Paz (IPB en inglés), la organización internacional más antigua dedicada a buscar soluciones a los conflictos, entregó su premio anual a la campaña ciudadana contra la base militar de EEUU en Henoko, en Okinawa (Japón).


Durante más de medio siglo, la presencia militar estadounidense en Okinawa ha provocado múltiples incidentes. La Oficina Internacional por la Paz (IPB en inglés), la organización internacional más antigua dedicada a buscar soluciones a los conflictos, entregó su premio anual a la campaña ciudadana contra la base militar de EEUU en Henoko, en Okinawa (Japón).


Hiroshi Ashitomi y Suzuyo Takazato recibieron la pasada semana el premio Sean MacBride por la Paz del IPB en Barcelona, ocasión en que manifestaron su proyecto de largo plazo: "Nuestra propuesta es retornar el territorio a la prefectura de Okinawa para convertirlo en un zona de ecoturismo, para que así la gente pueda venir y disfrutar de la naturaleza".

Desde 1972 hasta 2015, los soldados de EEUU en Okinawa cometieron 5.896 delitos, incluyendo 2.928 robos y 1.062 delitos violentos, entre ellos numerosas violaciones. Según Takazato, la cifra no es real ya que "en muchos casos las mujeres no acuden a la policía a denunciar, así que detrás de esta cifra hay numerosos incidentes que quedan fuera de la estadística".


Uno de los más graves sucedió en junio de 2016, cuando un contratista estadounidense violó y asesinó a una joven de 20 años de Okinawa. La reacción popular fue contundente con una enorme manifestación de 65.000 personas que exigieron la retirada de las bases militares.


Entre 1972 y 2015 hubo unos 493 aterrizajes forzosos, 63 desprendimientos de partes de aviones y 45 accidentes aéreos. Un caza de EEUU se estrelló en 1959 contra una escuela primaria en Miyamori, matando a 17 personas entre estudiantes y vecinos, aunque el piloto se eyectó y salió ileso. En agosto de 2004 un helicóptero militar estadounidense se estrelló contra la Universidad Internacional de Okinawa y el pasado 11 de septiembre un avión MV-22 Osprey se estrelló en el municipio de Abu.


Según el representante de la campaña ciudadana, Hiroshi Ashitomi, "las encuestas dicen que un 80% de la población está en contra de la construcción de una nueva base". Una de las posibilidades es trasladar las bases aéreas a otro lugar de Japón, pero estiman que no es la solución porque ninguna población local quiere albergarlas. Por eso se oponen al traslado y abogan para que la base de Okinawa sea clausurada.


El conflicto se agudizó desde que en 1996 las autoridades prometieron que las bases serían trasladadas, cosa que nunca sucedió. "El Gobierno ha ejercido una enorme presión sobre los representantes electos de Okinawa", aseguran los premiados. Los diputados por esta localidad fueron elegidos por su oposición a la base pero una vez electos fueron forzados a cambiar de postura. En consecuencia, "en las siguientes elecciones ninguno de ellos fue elegido por la gente de Okinawa".


En la isla de Okinawa, con 1,4 millones de habitantes, viven unos 26.000 efectivos de EE.UU. en más de 30 bases. En total son 300 mil soldados en 850 instalaciones alrededor del mundo, donde destacan la base aérea de Ramstein (Alemania), la naval de Rota y la aérea de Torrejón (España). Ante todas ellas se han registrado fuertes protestas.


El desgaste que provoca la presencia militar masiva de EEUU, está provocando un cambio de estrategia. Desde la presidencia de Barack Obama el Pentágono viene proponiendo que la Unión Europea aumente sus gastos de defensa y se convierta en el “segundo pilar” de la OTAN, para que EEUU pueda concentrarse en “pivotar” hacia Asia para contener a China en alianza con el gobierno del primer ministro japonés, Shinzo Abe.


Recientemente el Laboratorio Europeo de Anticipación Política (LEAP), analizó este viraje y sostuvo que EEUU puede ofrecer muy poco al mundo fuera de su superioridad de su aparato industrial-militar. Para que esto funcione, debe reducir seriamente sus gastos ya que no dispone de recursos para mantener más de 800 bases que le cuestan unos 160.000 millones de dólares al año.


El escenario que vislumbra el LEAP supone un giro radical. "Si EE.UU. abandonara la mitad de sus bases extranjeras, ahorraría alrededor de 65.000 millones al año. Por otra parte, en un mundo multipolar en el que la paz depende del equilibrio de las fuerzas, la necesidad de armas sigue siendo enorme". Las exportaciones de armas de EEUU podrían crecer un 50%, hasta 25.000 millones de ingresos adicionales, lo que supone ahorrar un total de 90.000 millones de dólares al año.


A ello debe sumarse el aumento del presupuesto militar, lo que hace que la economía de EEUU dependa cada vez más del complejo industrial-militar. Un ejemplo son las relaciones con Arabia Saudí. En 2016, la exportación de armas a Riad aumentó exponencialmente, mientras la importación estadounidense de petróleo proveniente del mismo país cayó en picada, reequilibrando así la balanza comercial entre ambos a favor de EEUU.


No sabemos si este cambio de tendencia se va a confirmar. Por lo pronto, Japón está procediendo a un fuerte rearme con crecientes compras a EEUU. Washington debe optar: o seguir financiando la masiva presencia en el exterior de soldados con un costo de 100.000 dólares al año cada uno (además de los costos políticos), o bien apostarle a una fuerte reactivación de la industria de defensa y trasladar los gastos de armamento y de bases militares a sus aliados alrededor del mundo

Publicado enInternacional
El “Mesías wasp” Trump: ¿Controlado por el Deep State global y doméstico?

Después de su triunfal visita a Arabia Saudita e Israel (https://goo.gl/V8Xq56) y su polémica travesía de atropellos y empujones en Europa, Trump regresó a su realidad doméstica en donde se encuentra sitiado por la dinastía de los Bush (padre e hijo)/ los Clinton y Obama, al unísono de los servicios de espionaje de la dupla FBI/CIA, los cuales en su conjunto representan una parte sustancial de la estructura oligárquica/plutocrática del Deep State que controla a los presidentes en turno.

En un reporte especial, el galardonado investigador británico Nafeez Ahmed (NA) –creador del proyecto de periodismo de investigación Insurge Intelligence–, se adentró en las entrañas del minotauro y juzga que el “régimen trumpiano fue manufacturado por una guerra dentro del Deep State”, en su versión doméstica, mientras que la “crisis sistémica del Deep System” global ha llevado a una violenta radicalización de una de las facciones del Deep State en EU (https://goo.gl/8p1BXx)”.

NA considera que no es muy visible la hermenéutica detrás de la salvaje batalla que se libra en Washington sobre el devenir de Trump que ha sido puesto en jaque y al borde del impeachment, que dependerá, a mi juicio, del desempeño de los candidatos del Partido Republicano en las elecciones intermedias ("mid term") y cuya mayoría sopesará si vale la pena seguir adelante con su polémico presidente o desecharlo por el más maleable vicepresidente Mike Pence.

Independientemente de las "recomendaciones" del fiscal especial, para el impeachment se requiere de dos terceras partes del Senado, que en su momento optaron por enjuiciar a Nixon, pero no a Bill Clinton (apoyado por los Bush).

La suerte del impeachment dependerá más de la política en Washington que de las muy respetables consideraciones jurídicas.

El asedio del Deep State –que tiene en su seno a todo un "eje jurídico" de los Clinton y Obama– le ha hecho llegar el agua al cuello a Trump ahora con la revelación de los presuntos contactos de su polémico yerno Jared Kushner con el embajador ruso.

Se pueden dar por descontados el cronograma y flujograma del impeachment de Trump quien tendrá en su contra a la mayoría del eje judicial y al fiscal "muy especial" Robert Mueller, propulsado por Baby Bush y muy cercano a James Comey, anterior director del FBI, repudiado sin miramientos por Trump.

NA sugiere compenetrarse con Jordan Greenhall (JG) –cofundador de The Emergence Project/Neurohacker Collective– quien vislumbra al "movimiento trumpiano" como una "insurgencia conservadora" (la "Religión Roja") contra la "liberal" ("Iglesia Azul") del establishment globalista (el Deep State).

Según JG, “Trump encabeza un golpe nacionalista (¡super sic!) contra la globalización neoliberal de las trasnacionales usando nuevas tácticas de "espionaje colectivo" que superan en habilidad y velocidad a sus oponentes del establishment liberal”.

Para NA el abordaje de JG es "extremadamente parcial" ya que lo actuado por Trump es "de lejos mucho más peligroso" al “no operar fuera del Deep State, sino que moviliza sus elementos internos para dominar y fortalecerlo para una nueva misión” ya que “intenta pertrecharse frente a lo que percibe como una ‘crisis’ del más amplio Deep System trasnacional”.

Se trata de una ingeniería ideología de reconstrucción "encabezada por una particular facción nacionalista blanca (¡super sic!) radicalizada de la élite global".

NA diseca la anatomía del "régimen trumpiano": desde sus "monstruos monetarios (vinculados a la mafia petrolera y los contratistas del Pentágono)" pasando por el "virulento nacionalismo blanco" –donde destaca Michael Anton, anterior director de Black Rock y amanuense de Rupert Murdoch, dueño de FoxNews, vinculado a los Rothschild–, hasta las "redes criminales" inherentes a la “élite financiera trasnacional dominada por EU (el Deep System global)”, donde operan en conjunto la CIA y Wall Street (https://goo.gl/odUW2G).

NA aduce que la “globalización estaba vinculada directamente a las intervenciones militares en más de 70 países en vías de desarrollo diseñados para crear las condiciones políticas conducentes a los mercados que estarían "abiertos" a la penetración de los capitales de Occidente y al dominio de los recursos locales y su mano de obra”.

Según NA, "EU y Gran Bretaña erigieron una arquitectura financiera global para servir los intereses de sus más poderosas trasnacionales e instituciones bancarias que ostentan un avasallante influencia sobre la clase política", lo cual "abrió la vía para nuevas formas de criminalización del poder estatal".

Cita a Peter Dale Scott quien aduce la "profundización" de la "antigua división dentro del Big Money": entre la Comisión Trilateral, que floreció de las nuevas tecnologías de Internet global, y los conservadores de Heritage Foundation, provenientes del mundo financiero y el petróleo.

Así las cosas "el régimen trumpiano representa la descontenta facción nacionalista blanca", más cercana a Heritage Foundation, donde el poder militar juega un rol relevante cuyo "resultado" es "la visión de Trump de sí mismo como un género de Mesías (¡super sic!) en EU".

NA juzga que la "facción Trump es correcta de que existe una crisis en el poder de EU, pero no entiende la verdadera naturaleza de la crisis en su contexto sistémico global" cuando los "parámetros ideológicos de sus propios intereses especiales y posiciones de clase sufren serias limitaciones epistemológicas".

NA sentencia que los "monstruos monetaristas de Trump están conscientemente alertas de que las políticas financieras y económicas neoliberales convencionales de EU no funcionan más" y que “tanto las facciones pro y anti Trump del Deep State se encuentran en estado de negación del hecho de que la crisis en escalada se debe fundamentalmente al declive de la energía neta global de la base de recursos de combustibles fósiles del mundo”. Para la facción Trump, "el problema es visto en forma simple como una explotación insuficiente de los combustibles fósiles de EU".

El "futuro" según NA: “conforme la crisis sistémica global se intensifica, una miríada de redes, fuerzas y facciones que integran el Deep State están chocando unas contra otras: Trump no es la causa, sino el resultado sintomático de esta ruptura estructural dentro del establishment de EU”, por lo que "derrotar a Trump por sí mismo no va a debilitar o revertir las fuerzas que su régimen ha desencadenado".

La fractura del Deep State: unos, "responden a la crisis sistémica acelerando la participación del mercado del viejo paradigma, extendiendo la vida del sistema de combustibles fósiles y desregulando el capital depredador" en un "EU agazapado"; y, otros mantienen una profunda fe (sic) en el progreso tecnológico” y que las innovaciones tecnológicas digitálicas permitirán a Wall Street” proseguir sus ganancias.

NA augura una mayor polarización política en medio de la “miopía del establishment” que se aferra al "agónico paradigma neoliberal industrial".

La dinámica de la crisis estructural global/local proseguirá con o sin Trump.

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

Publicado enInternacional
El objetivo más profundo de Trump es limpiar el terreno para proseguir sus ambiciones estratégicas en Siria

 

El connotado investigador británico Nafeez Ahmed aduce que los líderes de Estados Unidos, al actuar en forma errática suponen que pueden superar en la táctica a sus rivales, basados en las tretas de la teoría del loco de Henry Kissinger y que fueron aplicadas con las 59 bombas crucero que ordenó lanzar Donald Trump contra una base aérea siria, mientras degustaba un chocolate como postre, lo cual constituyó una afrenta al mandarín Xi Jinping, quizá con el fin de detectar su reacción sicológica y su verdadera postura geopolítica en Siria.

Ahmed arguye que “los súbitos bombazos aéreos en Siria forman parte de la filosofía (sic) de la ‘impredecibilidad’ o la ‘teoría del loco’ que Kissinger ha defendido desde hace mucho como sello distintivo de los grandes estadistas (https://goo.gl/n3utsQ)”.

La teoría del loco del gran estadista, en la cosmogonía sui géneris del genocida universal Kissinger, proviene del intencional acrónimo MAD ( mutual assured destruction), que significa loco y personifica la mutua destrucción asegurada: una política de seguridad nacional y doctrina de estrategia militar conceptualizada por John von Neumann, estratega de la guerra fría, inventor de la teoría de juegos y mandamás del Comité de Misiles Balísticos Intercontinentales.

Herman Kahn, futurista del think tank Rand, en su libro Sobre la guerra termonuclear (https://goo.gl/vzKz7b), criticó las consecuencias trágicas al aplicar la metáfora absurda del MAD.

Greg Grandin había anticipado sobre los hombres locos cuando Trump podría ser el vehículo perfecto de la filosofía de Kissinger, quien “siempre ha insistido en la importancia de la impredecibilidad y aun en la irracionalidad en diplomacia (https://goo.gl/MvKRqk)”.

Ya desde 1957 Kissinger preconizaba sin rubor la teoría del loco mediante una guerra nuclear limitada ( ¡supersic!) y que implementó junto a Richard Nixon 11 años más tarde con napalm y sin bombas atómicas. La teoría del loco con armas nucleares del nonagenario Kissinger equivale a la destructividad creativa del economista Joseph Schumpeter y cuya insanidad fue demostrada con creces en Indochina.

Con la dupla Truman-general McArthur, Estados Unidos ya había comprobado en 1945 la teoría del loco avant la lettre, al lanzar dos bombas nucleares en Hiroshima y Nagasaki, cuyo objetivo, según archivos desclasificados, fue disuadir a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas de invadir Japón (https://goo.gl/NSmW0P).

Ahmed acusa que Kissinger es el lado oscuro de Trump en Siria y cita que la derrotada Hillary Clinton enunció unas horas antes que Estados Unidos debía bombardear las bases aéreas de Bashar al Assad (https://goo.gl/hvwzct)”.

A juicio de Ahmed, el pugnaz maniático Kissinger –“acusado por el autor británico-estadunidense Christopher Hitchens de complicidad en los crímenes de guerra de Estados Unidos en Latinoamérica y el sudeste asiático– “ha sido uno de los principales consejeros de Trump para negociar las relaciones de Estados Unidos con Rusia (https://goo.gl/tCR6sq) y China (https://goo.gl/cG2aMR)”. Ahora la influencia de Kissinger en la administración Trump es visible mediante su anterior acólito Kathleen Troia McFarland, hoy viceconsejera de seguridad nacional.

Más allá de sus relevantes cargos con Nixon y Gerald Ford, Kissinger siempre ha estado cerca del poder con republicanos y demócratas: “consultor secreto (¡supersic!) en seguridad nacional del presidente George W. Bush” y consejero de Barack Obama y Hillary Clinton. Kissinger epitomiza los intereses supremos de los banqueros Rockefeller y de Israel que se subsumen hoy en el megabanco JP Morgan Chase (https://goo.gl/opi266), vinculado a la Organización Trump.

Kissinger admitió en Davos que “el orden internacional se está desintegrando en ciertos (sic) aspectos con el ingreso de nuevos elementos de Asia”, donde aplaudió la globalización económica del mandarín Xi y aprobó el acercamiento menos confrontativo de Trump con Rusia (https://goo.gl/CfOkVQ). El abordaje de Kissinger consiste en que las diferentes administraciones de Estados Unidos “eviten la prudencia (sic) recomendada de los expertos y, al contrario, opten por la constante redefinición de objetivos” y la fuerza para contemplar el caos.

Mediante la teoría del loco Estados Unidos “coloca a sus rivales en forma permanente un pie atrás (sic) por temor a la volatilidad (sic) peligrosa del poder estadunidense”.

Ahmed desmenuza todas las contradicciones de Trump y su secretario de Estado, el petrolero texano Rex Tillerson, con el presidente sirio Assad, a quien un día se pretende defenestrar (https://goo.gl/ZjxIfT), para desmentirse a sí mismos al día siguiente. El objetivo más profundo de Trump es limpiar el terreno para proseguir sus ambiciones estratégicas en Siria, cuando “contempla como oportunidad (sic) estratégica la escalada del caos en Siria”.

Ahmed se sustenta en el libro El campo de batalla (https://goo.gl/5Ss2KE), del anterior consejero de seguridad nacional defenestrado, el teniente general Michael Flynn, y el zelote neoconservador straussiano Michael Ledeen, especialista en montajes de falsa bandera y quien desde la guerra de Irak en 2003 aboga por convertir a Medio Oriente en una “caldera“ (sic), cuya “visión se correlaciona con la preferencia de la administración Trump por el caos (sic), con sus reculadas (sic) y cambios (sic) constantes de prioridades”.

Ledeen, quien desde la penumbra deja muy pequeño a Goebbels, es uno de los estrategas más tóxicos y mendaces que detenta y ostenta Estados Unidos: autor de la telenovela del pastel amarillo de Níger y su montaje de las armas de destrucción masiva de Sadam Husein que nunca existieron (https://goo.gl/aeoxoq).

Una de las características del MAD (teoría del loco) que practica Trump consiste en borrar los límites entre la mentira y la verdad, gracias al avasallante control de los desinformativos multimedia.

Ahmed juzga que un indicio de lo que está realmente en juego proviene de las charlas entre Benjamin Netanyahu y Trump semanas antes de los bombardeos: el premier israelí “desea establecer zonas de amortiguamiento ( buffer zones) del lado sirio de la frontera” (https://goo.gl/mVlXuu), lo que de facto permite la anexión por Israel de las alturas del Golán, donde la subsidiaria sionista de la trasnacional estadunidense Genie Oil & Gas opera con licencia del gobierno de Netanyahu (https://goo.gl/dN8Y4l). Rupert Murdoch (https://goo.gl/uWQYPP), gran aliado de Trump, es uno de los miembros prominentes del consejo de administración de Genie Oil & Gas.

Ni Trump ni Netanyahu buscarían la remoción de Bashar al Assad, sino más bien su miniaturización-encapsulamiento y resquebrajar la alianza de Rusia e Irán mediante un trueque maquiavélico: “regalar Crimea a Rusia en un teatro de batalla, mientras Trump desea convencer a Rusia en un teatro diferente retirar su alianza con Irán (sic) en Siria, permitiendo a Estados Unidos mayor campo de juego para imponer un arreglo diplomático que se ajuste a sus objetivos geopolíticos sospechosos para la región”, cuyo resultado final es mantener un estado de inestabilidad permanente en Siria, donde ninguna facción particular gana, prolongando así la guerra.

¿Caerá el zar Vlady Putin en la trampa de Kissinger-Trump con el trueque de Crimea por el Golán para Israel?

 

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

 

 

Publicado enPolítica
Sergei Lavrov señaló que Moscú deseaba establecer una relación pragmática con respeto mutuo y el conocimiento de las responsabilidades para la responsabilidad global con EU

 

Asistimos a la muerte de los insulsos Foros Económicos de Davos y su misántropo globalismo financierista –que colisiona con la anhelada universalidad–, mientras regresamos al modelo del orden de Westfalia de 1648, donde se asientan las soberanías y sus nacionalismos?

La relevante Conferencia de Seguridad de Múnich (CSM), en vísperas de su reunión anual, publicó el Reporte 2017, ¿post-verdad, post-occidente, post-orden? (https://goo.gl/9ecVde).

Deutsche Welle comenta el reporte de la era post-occidental que exhibe un “frágil orden mundial (https://goo.gl/IzrBxi)” debido a que el ascenso del populismo (sic) amenaza el orden internacional que vive un momento antineoliberal a escala global cuando el repliegue de EU en el escenario mundial puede permitir que otros tomen ventaja del vacío de poder.

En efecto: Rusia ya resucitó entre los muertos, China se consolida imperturbablemente, mientras se desfonda la Unión Europea (UE) y EU padece su decadencia doblemente implosiva y explosiva.

Wolfgang Ischenger, anterior embajador alemán en EU y presidente de la CSM, afirmó que existe mayor inestabilidad global desde el fin de la Segunda Guerra Mundial cuando algunos de los pilares más fundamentales de Occidente y del orden internacional liberal (sic) se han debilitado.

Ischenger alega que el mundo se encuentra al borde de una era post-occidental, en la que los actores no-occidentales configuran los asuntos internacionales, en paralelo o aun en detrimento del andamiaje multilateral que ha formado el fundamento del orden liberal internacional desde 1945. Y pregunta: ¿Estamos entrando en un post-orden mundial?

Ischenger fue más explícito durante sus entrevistas y declaró al cotidiano berlinés Tagesspiegel que desgraciadamente EU no tiene ningún valor como ninguna personalidad simbólica de la moral (sic) política de Occidente. Europa debe llenar el vacío que se derive y asumir más responsabilidades de liderazgo.

Alemania se queda huérfana cuando falta ver el resultado de tres elecciones en Holanda, Francia y Alemania que decidirán el destino de la UE, donde Nigel Farage –promotor del Brexit y aliado de Donald Trump– predice que imitarán el populismo anglosajón nor-atlántico.

El reporte 2017 de la CSM señala que Trump en su toma de posesión no mencionó democracia, libertad o derechos humanos y, en contrapunto, ha promovido un trascendental requilibrio del orden global mediante una miríada de maniobras (sic) políticas, incluyendo esquivar tradiciones diplomáticas arraigadas, con su crítica insidiosa (sic) de los aliados tradicionales de EU y la prohibición al visado de ciudadanos de siete países islámicos.

El reporte aborda la característica de un ambiente político de post-verdad (sic) creado por una base interconectada de votantes que refleja la desinformación (sic) y su habilidad para influir en las estructuras políticas y socavar las narrativas de los medios tradicionales, lo que en su conjunto tiene repercusiones consecuentes en seguridad.

Desde hace mucho que Occidente ( whatever that means) vive de sus fake news para promover sus guerras ( v.gr inexistentes armas de destrucción masiva en Irak), las cuales se han acentuado en su ambiente de caos doméstico/global.

El reporte aduce que, más allá de la existencia de la OTAN en su presente formato o del renegar de las alianzas tradicionales por unas nuevas, el presente estado de los asuntos ha movido la dinámica global y regional entre los países.

Ulrich Rippert, del portal WSWS, interpreta que la CSM se caracterizó por su atmósfera bélica y de propaganda a favor del rearme, lo cual ilustra con la opinión militarista de varios medios alemanes (https://goo.gl/gecJjv).

Die Zeit pregunta si ¿la UE requiere la bomba (nuclear)? y lamenta que la Bundeswehr (el ejército alemán) no pueda disponer libremente de las armas nucleares de EU estacionadas en Alemania, por lo que algunos países europeos podrían optar por su propia disuasión nuclear, independiente de EU.

Cuando la UE ya perdió el paraguas nuclear de Gran Bretaña, lo cual puede ser imitado por Francia –las únicas dos potencias europeas nucleares–, Die Zeit critica que los alemanes olvidaron cómo pensar en términos nucleares.

Jan Techau, director del Foro Richard C. Holbrooke de la Academia Estadunidense de Berlín, comenta que los asuntos militares constituyen la disciplina suprema (sic) de la política extranjera por lo que Alemania, carente de armamento nuclear, será confrontada a una política extranjera de desafíos en seguridad que el país no se atreve a imaginar hoy en sus peores pesadillas y agrega que el periodo de una nueva incertidumbre estratégica en Europa obliga a implicarse militarmente.

En la CSM, el vicepresidente Mike Pence, evangelista más acendrado que el mismo Trump, intentó calmar la angustia de los europeos y afirmó el compromiso de EU con la OTAN en su confrontación con una Rusia más asertiva.

Se permea que la brutal defenestración de Michael Flynn, asesor de Seguridad Nacional, ha enfriado las relaciones entre EU y Rusia (https://goo.gl/0NQiYo).

El canciller ruso Sergei Lavrov replicó a Pence: exhortó finiquitar el orden mundial dominado por Occidente y señaló que Moscú deseaba establecer una relación pragmática con respeto mutuo y el conocimiento de las responsabilidades para la responsabilidad global con EU (https://goo.gl/YzhWvj).

Lavrov desechó a la OTAN como reliquia de la guerra fría y expresó su esperanza de que el mundo “escogerá un orden mundial democrático (sic) –un orden post-occidental– en el que cada país sea definido por su soberanía”. Agregó que EU y Rusia nunca han estado en conflicto directo (¡supersic!), haciendo notar que eran cercanos vecinos a lo largo del estrecho de Bering.

¿Habrá insinuado el canciller ruso que EU se encuentra a muy corta distancia de los letales misiles interbalísticos nucleares de Rusia?

Ahora que escaló la tensión entre EU y China, antes de que un Trump deslactosado regresara a la realidad geopolítica y optara por la política de “una sola China (https://goo.gl/gTxCZQ)”, Pekín colocó sus misiles en la frontera con Rusia situada en la parte más cercana a EU.

Lavrov afirmó que deseaba vislumbrar un espacio común de relaciones de buena vecindad de Vancouver a Vladivostok.

A propósito, Sergei Shoigú, ministro de Defensa ruso, afirmó que “los intentos de Occidente por frenar el nuevo orden mundial conducen hacia la anarquía (https://goo.gl/VhZNrM)” y alertó que tales acciones podrían desencadenar el uso de fuerza militar (sic) como instrumento principal para la solución de problemas cuando las relaciones entre los países se vuelven más tensas en medio del incremento de la lucha por los recursos y el control de las rutas de transporte.

El mundo se encuentra en una clásica fase de transición que proviene del viejo orden Occidental anglosajón, que no fenece completamente, y se encamina al nuevo orden post-occidental que es ya tripolar entre EU/Rusia/China, lo cual admite a regañadientes el geoestratega más rusófobo del mundo: Brzezinski (https://goo.gl/JDSJ1s).

 

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

 

 

Publicado enInternacional
Las partidas de desempate decidirán el título mundial

Las partidas de desempate que se jugarán el miércoles decidirán quién es el próximo campeón del mundo de ajedrez después de que el 12º y último juego entre el noruego Magnus Carlsen y el ruso Serguei Karjakin, aspirante, concluyera en tablas en 30 movimientos tras 35 minutos de aparente lucha. El marcador, tras el resultado de hoy, se sitúa en 6-6.

Ninguno de los dos grandes maestros arriesgó lo más mínimo, y desde la apertura se dedicaron a cambiar piezas para llegar lo antes posible a la jugada 30, con la idea de no ser sancionados por falta de combatividad. La organización, en vista de lo que pagaron los espectadores (entre 190 y 470 euros) y el pobre espectáculo que vieron, compensó a estos con entradas para la sesión del miércoles. "No tenía buenas sensaciones; cuando termine el mundial ya explicaré porque me interesaba llegar al desempate", manifestó Carlsen para justificar sus rápidas tablas pese a tener la ligera ventaja de conducir las piezas blancas.


Cuesta imaginar a Fischer, Kasparov o Karpov, salvo por un problema médico, no apretar con blancas al adversario, más si cabe cuando se es un genio en el arte de las microventajas. Jugárselo todo al cara o cruz de los desempates, pese a que a priori Carlsen es el favorito, es asumir muchos riesgos. El noruego es más nervioso que el ruso, un tempano de hielo como ha demostrado a lo largo de todo el duelo, y también es humano aunque a veces parezca que tiene una computadora en el cerebro. Karjakin, por su parte, estaba contento con el reparto del punto y confiaba en sus posibilidades: "Carlsen era el favorito y sin embargo hemos terminado 6-6".


Después de experimentos más de bien de ludopatía que de ajedrez, como dilucidar el vencedor del Hubner-Smyslov a rojo y negro en el casino de Velden (Austria) en 1983, la Federación Internacional (FIDE) fue perfeccionando el método hasta adoptar el actual que consiste en 4 semirrápidas (25 minutos + 10 segundos adicionales por movimiento), y si aún persistiese la igualdad 2 rápidas (5+3) hasta un máximo de cinco series de dos partidas. En caso de que el tanteador todavía siguiera equilibrado, tendría lugar la muerte súbita, un único juego con 5 minutos para las blancas y 4 para las negras en el que las tablas darían al conductor de las piezas negras el título mundial.

CARLSEN-KARJAKIN

Campeonato del mundo, 12ª

1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 Cf6 4.0-0 Cxe4 5.Te1 Cd6 6.Cxe5 Ae7 7.Af1 Cxe5 8.Txe5 0-0 9.d4 Af6 10.Te1 Te8 11.Af4 Txe1 12.Dxe1 Ce8 13.c3 d5 14.Ad3 g6 15.Ca3 (Novedad; lo conocido era 15.Cd2, como había jugado ya Carlsen contra Kramnik y Anand) 15... c6 16.Cc2 Cg7 17.Dd2 Af5 (Comienzan las simplificaciones) 18.Axf5 Cxf5 19.Ce3 Cxe3 20.Dxe3 De7 21.Dxe7 Axe7 (Aquí se podía haber firmado el empate, pero los jugadores se hubieran expuesto a una multa por hacerlo antes de 30 movimientos) 22.Te1 Af8 23.Rf1 f6 24.g4 Rf7 25.h3 Te8 (El resto es continuar moviendo madera) 26.Txe8 Rxe8 27.Re2 Rd7 28.Rd3 Re6 29.a4 a6 30.f3 Ae7, tablas. (0,5-0,5).

Publicado enSociedad
Carlsen gana la décima partida e iguala el marcador a 5

 

La posesión, empleando un símil futbolístico, si garantizó la victoria. El noruego Magnus Carlsen derrotó al ruso Serguei Karjakin en 75 movimientos, tras seis horas y media de juego, en la décima y antepenúltima partida del Campeonato del Mundo que se celebra en Nueva York. El marcador, tras este resultado, registra un empate a 5 puntos. El sábado se disputará el undécimo juego.

 

Un triunfo de los que dan moral y golpean psicológicamente al contrario. Karjakin pudo forzar de manera obligada el empate en los movimientos 20 y 21. Un resultado que era un paso muy importante en sus aspiraciones de conquistar el título, con el añadido de apenas acumular cansancio. Curiosamente, no vio la secuencia táctica y por ello pagó el precio de quedar en posición inferior en un final de torres y caballo. La peor estructura de peones obligó al aspirante a una defensa pasiva y paciente durante muchos movimientos. Carlsen maniobró y amagó en un flanco y en otro, hasta que consiguió que su rival, con el apuro de tiempo rondando, bajara la guardia permitiendo que una de sus torres irrumpiera triunfante en el ala de dama. El premio a tanta "posesión", con un Carlsen en estado puro y reencarnado en Karpov, fue un peón, suficiente botín para lograr con un poco de técnica la victoria.


Karjakin se había defendido con maestría durante todo el mundial; sin embargo, el cansancio parece haber comenzado a hacer mella y hoy, en ningún momento, ha estado a la altura. No haber rematado ayer al campeón y perder después de no ver una sencilla combinación de tablas al comienzo del medio juego es un duro golpe a la autoconfianza. Antes del encuentro hubiera firmado llegar empatado a falta de dos partidas. Ahora, su equipo deberá tranquilizarle en la jornada de descanso para que trate de afrontar al 100% su próximo compromiso con las piezas blancas. Todavía no hay nada decidido y los errores, como decía el genio de Xavielly Tartakower -el Carl von Clausewitz del ajedrez- están esperando en el tablero a ser cometidos... ¡Por cualquiera de los dos jugadores!


CARLSEN-KARJAKIN


Campeonato del Mundo, 10ª partida


1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 Cf6 4.d3 Ac5 5.c3 0-0 6.Ag5 h6 7.Ah4 Ae7 8.0-0 d6 9.Cbd2 Ch5 10.Axe7 (Novedad; lo conocido era 10.Ag3) 10...Dxe7 11.Cc4 Cf4 12.Ce3 Df6 13.g3 Ch3+ 14.Rh1 Ce7 15.Ac4 c6 16.Ab3 Cg6 17.De2 a5 18.a4 Ae6 19.Axe6 (Era mejor 19.Cd2 ; la del texto hubiera permitido a Karjakin forzar el empate) 19...fxe6 20.Cd2 d5?! (Karjakin lograba el empate con 20...Cxf2+ 21.Rg2 Ch4+!! 22.Rg1 -pierde 22.gxh4 Dg6+ 23.Cg4 Cxg4 24.Rh1 Dh5 25.h3 Cf6 , y las negras tienen ventaja decisiva gracias a su peón de más- 22...Ch3+ 23.Rh1 Cf2+ 24.Rg1 Ch3+ , y jaque continuo) 21.Dh5 Cg5 (Eran tablas con 21...Cxf2+ 22.Rg2 Df7 -amenazando ganar la dama en una- 23.Rg1 Df6 24.Rg2 Df7 25.De2 Ch4+ 26.Rg1 Ch3+ 27.Rh1 Cf2+) 22.h4 (Las blancas tienen la iniciativa en este final, gracias, entre otras cosas, a su ventaja de espacio) 22...Cf3 23.Cxf3 Dxf3+ 24.Dxf3 Txf3 25.Rg2 Tf7 26.Tfe1 h5 27.Cf1 Rf8 28.Cd2 Re7 29.Te2 Rd6 30.Cf3 Taf8 31.Cg5 Te7 32.Tae1 Tfe8 33.Cf3 Ch8 34.d4 exd4 35.Cxd4 g6 36.Te3 Cf7 37.e5+ Rd7 38.Tf3 Ch6 39.Tf6 Tg7 40.b4 axb4 41.cxb4 Cg8 42.Tf3 Ch6 43.a5 Cf5 44.Cb3 Rc7 45.Cc5 Rb8 46.Tb1 Ra7 47.Td3 Tc7 48.Ta3 Cd4 49.Td1 Cf5 50.Rh3 Ch6 51.f3 Tf7 52.Td4 Cf5 53.Td2 Th7 54.Tb3 Tee7 55.Tdd3 Th8 56.Tb1 Thh7? (El comienzo del fin; era mejor 56...Ch6 57.Tc3 Cf5) 57.b5 cxb5 (Si 57...Ch6 58.bxc6 bxc6 59.Tb6 , seguido de 60.Txc6] 58.Txb5 d4 [Si 58...Ch6 59.Tb6 , y cae el peón) 59.Tb6 Tc7 60.Cxe6 Tc3 61.Cf4 Thc7 62.Cd5 Txd3 63.Cxc7 Rb8 64.Cb5 Rc8 65.Txg6 Txf3 66.Rg2 (La ventaja de Carlsen es más que decisiva y no dará ninguna opción en el final) 66...Tb3 67.Cd6+ Cxd6 68.Txd6 Te3 69.e6 Rc7 70.Txd4 Txe6 71.Td5 Th6 72.Rf3 Rb8 73.Rf4 Ra7 74.Rg5 Th8 75.Rf6, y las negras abandonaron. (1-0).

 

 

Artículos relacionados

Nuevas tablas entre Karjakin en la novena partida, 24 de noviembre

Carlsen y Karjakin séptima y octava partida, 22 de noviembre

Carlsen y Karjakin ponen a prueba la paciencia del público, 19 de noviembre

Carlsen y Karjakin firman tablas tras seis horas y media partida, 16 de noviembre de 2016

Campeonato del Mundo de Ajedrez: Segundas tablas entre Karjakin y Carlsen, 15 de noviembre de 2016

Carlsen y Karjakin hicieron tablas tras 42 jugadas, 12 de noviembre de 2016

 

 
Publicado enSociedad
2035: el futurismo de los militares estadunidenses

El 14 de julio de este año se dio a conocer un documento prologado y firmado por Kevin D. Scott, vicealmirante de la Marina de Guerra estadunidense, de la serie intitulada Joint operating environment (JOE), esta vez en perspectiva para el año 2035, y subtitulado: The Joint Force in a contested and disordered world [La Fuerza Conjunta en un mundo desordenado y en disputa], cuyo propósito fundamental es estimular el diálogo en torno a lo que las fuerzas armadas [imperiales] debieran hacer y ser para proteger a Estados Unidos, sus aliados y asociados, así como sus intereses en el ámbito mundial hacia 2035. Estas publicaciones periódicas del Departamento de Defensa desarrollan "una perspectiva sobre las futuras tendencias, los choques, contextos e implicaciones para los comandantes de la Fuerza Conjunta (Joint Force), y para otros líderes y profesionales en el campo de la seguridad nacional".

En el texto de 52 páginas, el vicealmirante Scott afirma que la dificultad para mirar hacia adelante no es una excusa que impida al militar profesional considerar las demandas de una guerra futura. En la introducción se asienta que la "Fuerza Conjunta" enfrenta dos realidades persistentes: una, que el entorno de seguridad está siempre cambiando, y otra, que “la consecución de objetivos políticos mediante la violencia organizada es y seguirá siendo una característica del entorno de seguridad. Las contiendas, los conflictos y la guerra ciertamente prevalecerán hasta 2035 [...] [de modo que] JOE 2035 ocupa un espacio único en el esfuerzo más amplio por preparar a los militares estadunidenses para la guerra”.

La sección uno describe cómo las tendencias emergentes en tres áreas: orden mundial, geografía humana y ciencia, tecnología e ingeniería posiblemente alteren y redefinan el entorno de seguridad para 2035. La sección dos explora de qué manera la intersección, amplificación e interacción de estos cambios y tendencias podrían impactar el carácter de la guerra en el futuro, la naturaleza de los adversarios potenciales y la posible evolución del espacio militar competitivo. Según los militares, podrían surgir altercados ideológicos violentos, amenazas al territorio y soberanía de Estados Unidos, balances geopolíticos antagónicos, disputas globales por los recursos comunes y el espacio cibernético, así como regiones destruidas y estados débiles o fallidos. La sección tres provee un marco de referencia para pensar en toda la gama y escala de misiones de la "Fuerza Conjunta" [dar forma o contener, impedir o negar, interrumpir o degradar, obligar o destruir], y su posible evolución.

Por último, en la conclusión se afirma que siendo la guerra en sí misma “una característica permanente de la condición humana, el carácter de la guerra siempre está evolucionando, [por lo que la iniciativa] JOE 2035 fue escrita para acelerar nuevas maneras –o conceptos–, de modo que la "Fuerza Conjunta" pueda enfrentar las necesidades probables de la estrategia futura e "identificar un fundamento sobre el cual las ventajas militares duraderas de Estados Unidos se pueden construir".

Como es característico en los escritos de los militares estadunidenses, el documento no se basa en una teoría o marco de referencia conceptual de las diversas disciplinas sociales, y de las 41 referencias bibliográficas a pie de página, 17 son epígrafes utilizados como guías "analíticos" del texto, entre ellos la obra De la Guerra, del militar prusiano Carl von Clausewitz. Tampoco localizamos alguna mención de los marcos jurídicos que rigen el sistema de Naciones Unidas en el ámbito internacional, después de la Segunda Guerra Mundial. La idea básica a lo largo de este ejercicio de futurismo castrense es el supuesto derecho que asiste a Estados Unidos de intervenir en el ámbito mundial para proteger sus intereses estratégicos y los de sus aliados, a toda costa y en cualquier forma, dado que según los militares: "es muy probable que, durante las próximas dos décadas, Estados Unidos mantenga su posición como el único actor más poderoso en el escenario mundial".

Así, el texto pretende identificar las múltiples "amenazas" a enfrentar en los próximos 20 años en la perspectiva de estos militares, desde estados con la voluntad política y las capacidades económicas y militares suficientes para desafiar o pretender limitar la hegemonía estadunidense (China, Rusia, entre otros): "grupos insurgentes" que buscan subvertir o derrocar a gobiernos establecidos afines a Estados Unidos; organizaciones "terroristas" que "expresan sus ideas y creencias por medio de la violencia" y que podrían atacar de diversas maneras blancos situados en el territorio de Estados Unidos; actores estatales y no estatales que utilicen medios asimétricos, no convencionales e híbridos con el mismo propósito; ataques al dominio cibernético, el cual es ya parte integral de la infraestructura económica y militar estadunidense, etcétera. Entre estas "amenazas" llama la atención la predicción, pensando en casos como el de México, de que: “En 2035, Estados Unidos enfrentará una disminución constante de la legitimidad de las autoridades estatales que no pueden gobernar adecuadamente en muchas partes del mundo [...] A medida que los gobiernos no pueden proporcionar el marco jurídico regular para desarrollar la estabilidad económica, para responder adecuadamente a los desastres artificiales y naturales, y para proteger sus ciudadanos, van a ser vulnerables a la acción política violenta”. En estos contextos no hay duda: "Estados Unidos participará en múltiples conflictos, simultáneos, y usualmente transregionales que afectan a una amplia gama de actores [...] La Fuerza Conjunta enfrentará el desafío de proteger el orden global en su configuración actual y resistir o impedir la propagación e intensificación del desorden político y social en todo el mundo". ¿Cómo nos salvaremos de los salvadores del mundo?

Publicado enInternacional
¿Qué supone para el EI la muerte de su ministro de Guerra, alumno estrella del espionaje de EE.UU.?

El Estado Islámico ha confirmado la muerte de Abu Omar al-Shishani, uno de sus mayores estrategas, que recibió formación militar de las fuerzas especiales de EE.UU.

 

 

La cúpula del Estado Islámico ha confirmado la muerte de su ministro de Guerra, Abu Omar al Shishani, cuyas tácticas y estrategias de combate les reportaron a los terroristas una importante cantidad de triunfos. Su muerte representa, pues, una gran pérdida para los yihadistas.


¿Qué problemas afrontará el EI sin Al Shishani?

 


Principalmente, le restará capacidad de maniobra en combate y en el reclutamiento de combatientes extranjeros, frentes en los que Shishani era fundamental. "Su eliminación afectará negativamente a la capacidad del EI para reclutar combatientes extranjeros, especialmente aquellos que proceden de Chechenia o las regiones del Cáucaso y disminuirá su habilidad para coordinar ataques y defender feudos como Raqqa y Mosul", considera Peter Cook, portavoz del departamento de Defensa de EE.UU.


Su capacidad y destreza en combate se deriva de su formación con las fuerzas especiales de EE.UU, publica el sitio 'Business Insider'. "Fue un soldado perfecto desde el primer día y todos sabíamos que era una estrella. Todos fuimos entrenados por las unidades especiales de EE.UU. y él era el alumno estrella", comentó uno de sus excompañeros en el ejército georgiano, en el que sirvió entre 2006 y 2010. En 2008, Shishani combatió contra las fuerzas rusas en el conflicto de Osetia del Sur.


Su llegada al Estado Islámico

 


Alejado del ejército, 'Omar el Checheno', como era conocido, se sumó a las filas del EI, en el que destacó por su entrenamiento y especialización en la guerra insurgente, lo que lo convirtió en un miembro fundamental del grupo terrorista. "Shishani es único entre los comandantes del EI", según lo definió Daveed Gartenstein-Ross, de la Fundación para la Defensa de las Democracias.


Tanta fue la importancia que alcanzó en el EI, que se convirtió en la cara visible de muchos de sus éxitos, como cuando pasó con los vehículos militares Humvees que robaron en Mosul a Siria, donde Shishani encabezó las campañas militares, además de los bombardeos en Irak que permitieron al grupo terrorista acercarse a sólo 150 kilómetros de Bagdad.

Publicado enInternacional
Página 1 de 4