Silvio Rodríguez: "Habrá otra revolución en el futuro, pero mientras llega, lo que nos toca es evolucionar"

El cantautor cubano, que celebra el quinto aniversario de la gira de conciertos gratuitos por los barrios más humildes de Cuba, repasa la situación de su país y el proceso de acercamiento a Estados Unidos.


El cantautor cubano Silvio Rodríguez concede una entrevista a Público en la misma semana que celebra el quinto aniversario de la gira de conciertos gratuitos por los barrios más humildes de Cuba. Silvio hace un repaso de los retos que enfrenta Cuba en su acercamiento a Estados Unidos; analiza los desafíos de la cultura cubana ante las reformas económicas que se desarrollan en el país; hace una apasionada defensa de la poesía y expresa sus deseos de hacer una gira en España tras nueve años de ausencia de los escenarios españoles.

El acercamiento de Cuba y Estados Unidos abre muchas posibilidades pero también representa desafíos para la cultura cubana.


A nivel cultural siempre ha habido intercambio con Estados Unidos. Que haya condiciones para que se incremente ese intercambio, será como levantar barreras para que todo fluya con más naturalidad. Si hay algo frustrante no es porque sea negativo el contacto, sino porque pudiera aumentar la distorsión de los proclives a deslumbrarse acríticamente. Digamos que el mimetismo puede volverse aún más pedestre, si tal cosa fuera posible.


Cuba es también una potencia cultural pero sin el poder económico de la cultura estadounidense. ¿No teme que la cultura cubana se vea obligada a "pasar por el aro" para acceder al mercado de Estados Unidos?


Siempre ha habido artistas que piensan en mercados y en conveniencias, y artistas que anteponen el arte a todo lo demás. Nunca olvido aquello martiano de que nuestras ramas pueden ser del mundo, pero que el tronco se mantenga nuestro. Satyajit Ray empezó su célebre trilogía de Apú con un pensamiento muy lúcido: "Cuenta tu aldea y contarás el mundo". Sólo la banalidad es capaz de maquillarse de "mundo" y dar la espalda a lo propio, pensando en el éxito fácil.


¿Cuáles son las principales fortalezas de la cultura cubana para enfrentar el reto del nuevo acercamiento con Estados Unidos?


Creo en la identidad. Sin confundirla con lo característico a ultranza, que puede resultar caricaturesco, como esa pinturita de lo cubano que parece seducir a tantos. Y es que la identidad también evoluciona con la instrucción de un pueblo, como ha sido el caso. Incluso cuando no teníamos la consciencia que nos ha dado medio siglo de confrontación política, Cuba resistió y siguió siendo Cuba. ¿Por qué no habría de hacerlo ahora?


¿Cuáles serían sus principales debilidades?


Supongo que la superficialidad, que también pulula como la verdolaga. Y, ocasionalmente, algunos brotes de oportunismo.
En un momento en el que las reformas buscan la autofinanciación de todos los sectores, ¿como puede hacerlo la cultura?

¿Lo pueden hacer el ballet o el cine?

Actividades artísticas que requieren infraestructuras más o menos complejas, como el ballet y el cine, son impracticables en países en desarrollo. Pero mucho más si no existe la voluntad de construirlas y sostenerlas. En Cuba se han desarrollado por la vocación humanista de Fidel Castro y por el empuje de personalidades como Haydeé Santamaría, Alicia y Fernando Alonso, Alfredo Guevara, Julio García Espinosa y luego otros. Incluso países con desarrollo, como España, están en constante lucha por presupuestos para el cine, la música clásica y otras manifestaciones. Esto aún cuando en muchos lugares esas expresiones sobreviven gracias al mecenazgo. Pero se supone que un Estado socialista debe ser más responsable, más benévolo. Incluso tratándose de un Estado pobre, bloqueado, cada vez con menos ayudas y para colmo con una crisis económica mundial, como telón de fondo. Cabe preguntarse qué pude significar para Cuba salir del bloqueo y caer en manos del FMI. Sea como sea, hay que ser muy valiente para declarar que no renunciamos al socialismo.

Los cineastas cubanos se muestran conscientes de la realidad; también de ahí sus planteos de independencia y de una ley cinematográfica. No creo que el ballet vaya a desaparecer, pero las instituciones difícilmente sobrevivirán sin cambios. Es admirable que figuras como Liz Alfonso y ahora Carlos Acosta lleven adelante sus proyectos. Por otra parte también hay otras experiencias nuevas e interesantes, como la Fábrica de Arte, de X Alfonso.

Estructuras como las Fundaciones fueron tomadas en Cuba con reserva, acaso por temor a que se independizaran demasiado. Así hay proyectos que llevan años esperando por una anunciada revisión de la Ley de Fundaciones. Pues yo creo que una forma de salvar algunas buenas actividades que empezaron con la Revolución es transformándolas precisamente en fundaciones, o instituciones semejantes. Y que cada iniciativa pruebe en la práctica su capacidad y su vigencia.


El turismo en Cuba ha crecido mucho, dicen que muchos turistas quieren conocer el país "antes de que lleguen los americanos". ¿Cree que realmente Cuba corre el riesgo de americanizarse, de que los McDonald's suplanten al pan con lechón?


No se puede subestimar la chispa de los cubanos. No hay más ver el auge vertiginoso de los restaurantes y otros servicios. Si llega a Cuba, no dudo que McDonald's acabe vendiendo pan con lechón, aunque habrá que ver cómo los hacen. Yo quisiera que no cambiáramos en lo sano que todavía comemos: ese es un valor nuestro a defender. Algunos listillos presionan la naturaleza para que las frutas maduren más rápido, lo que les cambia el sabor, además del daño de los agentes químicos. Yo espero que esos malos hábitos no se generalicen y que nunca cambiemos salud por falso crecimiento. Puede que a cosas así se refieran con lo de "antes que lleguen los americanos".


Sus conciertos por los barrios han sonado mucho a nivel nacional e internacional.


Empezamos haciéndolos muy discretamente; rechazábamos que el trabajo que hacíamos en esos lugares se transformara en show. Pero con el tiempo ha sido inevitable que trascienda. Algunos documentales han ayudado. El primero lo hizo el español Nico García, y se llama Ojalá. También se hizo una exposición de pasteles de Tony Guerrero y fotos mías en el Centro Cultural Pablo de la Torriente. Fueron ocurriendo cosas que sacaron el proyecto a la luz.


¿Por qué decidió hacerlos?


El primer concierto me lo pidió José Alberto Álvarez, un policía que atendía al barriecito de La Corbata. Pero resulta que ir a los barrios es adictivo. Llegas allí y ves a las familias, a los niños, a los viejitos en portales y balcones, a jóvenes colgados de los techos, y te traspasa la belleza y ves que hace falta y que la gente lo agradece. No hay mejores razones.


¿Cuántos ha realizado?


Hoy haremos el concierto número 68, y ayer, 9 de septiembre,cumplimos cinco años de gira.


¿Cómo los financia?


Recibo un poco de ayuda estatal. Me prestan la tarima, la planta de electricidad y las luces, que son cosas que no tenemos. También nos ayuda algún personal del departamento de Giras del Ministerio de Cultura. Todo lo demás, el sonido, los micrófonos, los instrumentos y los sueldos de algunos trabajadores, lo pone el proyecto Ojalá. Estos gastos son un acápite fijo de nuestra economía. Las giras al exterior nos sirven para ir mejorando condiciones, sobre todo la calidad de las bocinas, las mesas de sonido, los cables, que poco a poco han llegado a ser muy profesionales. No está de más puntualizar que todos los músicos y artistas que se ofrecen para la gira lo hacen con absoluto desinterés material.

Sus opiniones sobre la situación social que ha encontrado en los barrios ha despertado todo tipo de comentarios. ¿Qué encontró realmente en esos lugares?


No es que yo ignorara que hubiera barrios así. El proyecto Ojalá lleva más de 20 años al lado de El Romerillo. Todo el que vive en Cuba y quiere ver que eso existe, lo ve. Es que el trabajo constante en esos lugares hace profundizar no sólo en las carencias y las condiciones de vida, sino en la lucha constante contra la indolencia y la burocracia. Por eso se hizo de esa forma Canción de Barrio, el documental de Alejandro Ramírez que resume los dos primeros años de la gira: descarnado, como es la realidad. Y por eso el día del estreno invitamos a los dirigentes de los lugares que iban a ser expuestos. Algunos fueron.


¿Qué le aportan, como artista y como persona, estos conciertos?


Lo empecé a experimentar desde niño, a principios de la Revolución. Yo vi ballet no por formación familiar o por posibilidades económicas, sino porque de pronto Alicia Alonso bailaba en una plaza. ¿Qué es lo que cuenta el primer documental de Octavio Cortazar, Por primera vez?: la visita de un camión proyector a las montañas, donde nunca había estado el cine. ¿Qué hacíamos en nuestra juventud nosotros mismos, constantemente, sino cantar en todas partes?... Yo nunca he dejado de cantar así, sobre todo en mi país.

Puede que no se sepa, pero jamás he cobrado un concierto en Cuba. Bueno: una vez Luis Eduardo Aute y yo cobramos uno, en el Karl Marx, y donamos el dinero a San Antonio de los Baños, para que la alcaldía tuviera un fondo (que decía no tener) y pudiera pagar a trabajadores que limpiaran el río Ariguanabo. Pero también afuera he cantado así. Lo he hecho muchísimo en México, a donde empecé a ir por aquellas Jornadas de Solidaridad con Uruguay. Lo hice en Colombia, en Venezuela, en Angola, en República Dominicana, en Ecuador, en Bolivia, en Paraguay. Lo hice en alta mar, durante meses, cuando la Flota Cubana de Pesca. Lo hice en las prisiones varias veces. Hace muy poco hicimos un concierto en el barrio de Lugano, en Buenos Aires. En Chile hablé con Michelle Bachelet para que hiciera una ley que obligara a los extranjeros a hacer un concierto gratuito. Parece que no se pudo.

Lograr la sistematización de la Gira por los Barrios en Cuba (también conocida como la Gira Interminable) me ha dado una satisfacción muy grande. Más que cualquier otra cosa.


¿Cómo ve las posibilidades de que se mantenga el proyecto social de la revolución?


Los proyectos sociales humanistas, revolucionarios, se van a mantener siempre que existan quienes los lleven a cabo.


Cuando en Segunda Cita leemos blog en evolución uno piensa si en algún otro momento no hubiera dicho blog en revolución. ¿Hay alguna contradicción entre esos conceptos?


No hay contradicción, lo que hay es consecuencia. La Revolución Cubana ha sido una realidad inmensa, reconocida en un legado incuestionable. Yo he sido partícula de ese torbellino todo el tiempo. No dudo que haya otra revolución en el futuro. Pero mientras llega ese momento extraordinario, lo que nos toca es evolucionar.


¿Cuál cree que debe ser el papel de los artistas en medio de esta transformación que vive Cuba?


Eso de los papeles me resulta angustioso. Llegamos a lo que llaman arte, o a lo que sea, de distintas maneras; por claves a veces colectivas pero también personales. Entonces no siempre hay fáciles respuestas generales; todo tiene aspectos que son asunto de cada cual, y eso es muy respetable.

Creo que a todos nos toca halar hacia donde creemos correcto. ¿Pensamos igual? Obviamente no. Pero hay matices. Yo podré tener sueños complicados, pero me identifico con cosas muy básicas. Estoy en contra del bloqueo, y a todo el que esté contra el bloqueo lo considero familia. Los que están por una sociedad responsable con el planeta y con los menos favorecidos, también son mi familia.


¿Qué es la poesía para ustede? ¿Cómo la concibe en estos tiempos? ¿Es necesaria dentro del proceso de cambio de Cuba?


La poesía es imprescindible donde quiera que existan seres humanos. Es alcanzable de muchas formas, sin duda también con el periodismo. Cuando era joven leí Arte poética, de José Zacarías Tallet, y me pareció un disparate fabuloso; pero hoy podría suscribir cada uno de esos versos. Por eso te garantizo que hay poesía "hasta en la catalina de una bicicleta" y que, en cualquier circunstancia, "el problema es dar con ella".


¿Quiere enviar algún mensaje a sus seguidores españoles?


Siempre he sentido que le debo mucho a España. Llegué allí en 1977, cuando muchos pueblos latinoamericanos tenían gobiernos militares. Algunos exiliados llevaron mi música a sus países porque en España se podían conseguir mis discos. Los camuflaban con otras portadas... En el 2016 hará nueve años que no hago conciertos allá. Lo he intentado en varias ocasiones, pero la crisis económica no lo ha permitido. Yo quisiera volver siquiera una vez más y hacer algunas presentaciones para, al final, darme el gusto de hacer un concierto bien lindo en un barrio de los más necesitados; acaso en uno donde también haya inmigrantes. Sueño con hacer ese regalo. Ojalá podamos vernos allí.

Publicado enInternacional
Lunes, 07 Septiembre 2015 04:58

Guatemala, en la senda de la derecha

Guatemala, en la senda de la derecha

De acuerdo con los primeros resultados, Jimmy Morales ganaba los comicios presidenciales, pero no le alcanzaba para evitar la segunda vuelta. Las elecciones se realizaron tres días después de la renuncia y detención del presidente Otto Pérez.

 

Jimmy Morales, candidato del partido Frente de Convergencia Nacional, se ubicaba anoche, al cierre de esta edición, al frente de las elecciones de Guatemala. De acuerdo a los primeros resultados divulgados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), el comediante de derecha obtenía 27,8 por ciento de los votos, y se veía obligado a dirimir en segunda vuelta quién será el próximo mandatario con el empresario Manuel Baldizón, candidato de Libertad Democrática Renovada (Líder), quien cosechaba el 20.3 por ciento de los sufragios. En tercer lugar se ubicaba la socialdemócrata ex primera dama Sandra Torres, de Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), con el 16.9 por ciento.


Como telón de fondo de estos comicios estuvo la caída del presidente Otto Pérez Molina a raíz de un escándalo de corrupción. El militar retirado renunció el miércoles pasado y fue enviado a prisión en forma preventiva al día siguiente. "Quien resulte electo debe tener claro que tendrá fiscalización de toda la población guatemalteca y, por supuesto, del Ministerio Público, que investigará a quien corresponda, no importa si es el presidente, vicepresidente o cualquier funcionario", dijo luego de sufragar la fiscal general Thelma Aldana, miembro de la investigación que reveló el esquema de corrupción que provocó la dimisión de Pérez Molina y su vicepresidenta Roxana Baldetti en mayo, ambos detenidos a la espera de ser juzgados.


Los comicios se desarrollaron con tranquilidad pero en un ambiente de indignación contra la clase política debido al escándalo sobre una banda de defraudación aduanera destapado el 16 de abril por la Fiscalía y la Comisión de Naciones Unidas contra la Impunidad (Cicig). El ahora ex presidente Pérez Molina y la ex vice Baldetti fueron señalados como cabecillas de esa red, y su vinculación en el caso los obligó a dejar el gobierno cuatro meses antes de lo previsto, en medio de grandes movilizaciones para exigir su salida.


La Premio Nobel de la Paz y activista indígena, Rigoberta Menchú, dijo que "jamás habíamos pensado que algunos poderes serían tocables". Abogó por intensificar el trabajo con las juventudes para lograr el fortalecimiento de la justicia, la educación y la participación ciudadana. Por eso Menchú invitó a la sociedad guatemalteca a trabajar "incansablemente" por lograr la transformación del país en este momento crucial. Y llamó a "velar porque los futuros gobernantes estén exentos de comportamientos no aptos como la corrupción, el racismo y la represión".


No todos se mostraron optimistas. "El gobierno que surja de estas elecciones va a tener la más baja legitimidad de estos 30 últimos años. La elección no detiene la crisis, la va a agravar más bien", dijo el ex canciller guatemalteco y analista político Edgar Gutiérrez.


Hasta que asuma el próximo presidente, el ex magistrado Alejandro Maldonado, de 79 años, se encuentra al frente del Ejecutivo, que asumió un día después de la renuncia de Pérez Molina. "La gente debe castigar con el voto a los candidatos que engañan", expresó Maldonado y sostuvo que los comicios transcurrieron en calma. Más temprano, tras emitir su sufragio, Maldonado había exhortado a sus compatriotas a que asistieran a las urnas porque el voto es un deber y un derecho para poder exigir.


Medios locales reportaron un enfrentamiento armado entre simpatizantes de los partidos de Baldizón y Torres que dejó cinco heridos en la aldea Lampocoy del municipio La Unión, departamento Zacapa. Anteayer, en Santa Bárbara, departamento Suchitepéquez, otro tiroteo entre militantes de esos dos partidos dejó un muerto, tres heridos y 25 detenidos.


Por otra parte, en varias ciudades del interior, particularmente en los departamentos Chimaltenango, El Progreso y Zacapa, grupos de vecinos bloquearon con troncos, neumáticos y piedras los principales accesos para evitar que ingresaran ómnibus con personas que no viven en esas localidades. La fiscal general ofreció investigar las múltiples denuncias "de acarreo de votantes" y reconoció que esa práctica aumentó. En el área rural hubo distintos incidentes originados por estos hechos y fueron denunciados por observadores electorales.


El futuro gobernante, que se conocerá en el ballottage del 25 de octubre, deberá asumir el 14 de enero. El nuevo mandatario tendrá el desafío de devolver la esperanza a una Guatemala harta de los corruptos, agobiada por una pobreza que alcanza al 54 por ciento de los 15,8 millones de guatemaltecos, la violencia generada por el narcotráfico y las pandillas que deja una tasa de 39 homicidios por cada 100.000 habitantes.

Publicado enInternacional
Domingo, 06 Septiembre 2015 07:09

La indignación arrecia en Honduras

La indignación arrecia en Honduras

Estimulados por el éxito de sus vecinos guatemaltecos, que tras cuatro meses y medio de pacíficos reclamos callejeros lograron que Otto Pérez Molina dimitiera a la presidencia de Guatemala por presunta corrupción, los indignados hondureños tampoco cesan en su demanda para que Juan Orlando Hernández, presidente del país, renuncie por haber financiado su campaña electoral en 2013 con fondos surgidos de un fraude estatal.

 

Por décimo quinto viernes consecutivo, miles de hondureños—hombres y mujeres, jóvenes, adolescentes y adultos, empresarios y obreros, estudiantes y académicos, indígenas y campesinos—marcharon con antorchas por Tegucigalpa, la capital, y por otras ciudades hondureñas para exigir que Hernández, del gobernante Partido Nacional (PN), dimita de inmediato y se someta a la justicia.


De 2010 a 2014, en el Gobierno del entonces presidente Porfirio Lobo, también del PN, una maquinaria de empresas fantasmas asestó una defraudación al estatal Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) que se aproxima a los 350 millones de dólares y por la que hay gran número de hondureños presos—autoridades públicas y empresarios—como supuestos culpables.


Hernández y el PN ya reconocieron públicamente que parte de esos fondos entraron a su campaña electoral para los comicios generales de noviembre de 2013, ganados por el ahora Jefe de Estado para un segundo periodo consecutivo de su partido y en los que los nacionalistas obtuvieron mayoría legislativa, aunque alegaron que ignoraban el origen del dinero. Una colección de cheques de compañías inexistentes o de "maletín" engrosó las arcas partidistas para financiar la millonaria propaganda y el clientelismo político que le permitieron a Hernández alimentar su estrategia electoral.


En este contexto, la onda expansiva del caso de Pérez Molina impactó en Honduras. Como todos los viernes, reunidos en una esquina de la capital hondureña cerca de la Casa Presidencial, los indignados vociferaron en contra de Hernández mientras un exaltado animador, micrófono en mano, volvió a preguntar: "¿Cuál es la ruta?".


Y la muchedumbre respondió: "¿Qué se vaya ese hijuep...!"


"No hay otra salida", dijo el hondureño Wilfredo Méndez, director del Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (independiente del Estado) y uno de los dirigentes líderes de los indignados. "Exigimos justicia", precisó.


Acusado de ser el cabecilla de una estructura criminal que ejecutó una millonaria defraudación aduanera con el cobro de sobornos para evadir el pago de impuestos, Pérez quedó arrinconado luego de que el Congreso de Guatemala le despojó el pasado martes de su inmunidad y al día siguiente se vio obligado a renunciar, después de que un juzgado guatemalteco emitió una orden de captura en su contra. El expresidente guatemalteco ahora está bajo prisión provisional en un cuartel militar de Ciudad de Guatemala y expuesto a ser sometido a prisión preventiva antes de ser enjuiciado.


Previendo un escenario de acelerada descomposición política interna y de crisis institucional similar al de Guatemala y al de su ahora excolega Pérez Molina, el presidente hondureño, quien en enero de 2014 inició una gestión de cuatro años, se movilizó para convocar a un diálogo nacional en contra de la corrupción con el aval de las organizaciones de Estados Americanos (OEA) y de Naciones Unidas (ONU).


A diferencia de Pérez, acusado ahora de asociación ilícita, cohecho pasivo y defraudación en un escándalo que estalló en las postrimerías de su administración de cuatro años que debía concluir en enero de 2016, a Hernández el escándalo le estalló en el inicio de su cuatrienio. El gobernante hondureño todavía se muestra confiado de sortear la avalancha.


Para emular a los guatemaltecos, los hondureños intensificaron la presión para que se instale una Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras (CICIH). Con el aval de la ONU y creada en 2006, la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) se instaló en la vecina nación en 2007 para depurar al aparato judicial guatemalteco y sepultar décadas de impunidad política y militar. Como ente querellante, la CICIG respalda al Ministerio Público de Guatemala en el caso de Pérez Molina y es clave en el proceso de desmantelamiento de las viejas estructuras de corrupción que todavía existen en ese país.
En este decorado político, las fichas del ajedrez hondureño apenas empiezan a ser reacomodadas.

Publicado enInternacional
Sábado, 05 Septiembre 2015 05:07

Guatemala ama a Iván Velásquez

Guatemala ama a Iván Velásquez

Así rezan las pancartas que se ven en las calles del país centroamericano. Iván Velásquez, quien fuera el investigador estrella de la parapolítica en Colombia: más de 60 congresistas fueron enviados a la cárcel por su valiente trabajo para destapar la macabra alianza de la política y el paramilitarismo. Ese es el colombiano detrás de la caída del presidente de Guatemala Otto Pérez Molina por corrupto.

 

Velásquez fue precisamente quien en Colombia se atrevió a destapar los pasos de Mario Uribe, el primo del expresidente Alvaro Uribe por lo que le hicieron toda clase de montajes para desprestigiarlo. Fue objeto de interceptaciones, intimidaciones, amenazas e incluso, sus compañeros, los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y en especial quien hoy ostenta la presidencia del tribunal—el señor Leonidas Bustos, al que nunca le permitieron llegar como titular—lo forzaron a renunciar en septiembre de 2012. Velásquez renunció irrevocablemente. Dijo que por razones personales, pero Colombia entera sabía que nadie lo quería ahí, porque seguiría impartiendo justicia.


Llegó a Guatemala un año después, en octubre de 2013. Ya llevaba consigo los reconocimientos del International Bar Association y el premio mundial de la Asociación de Jueces Alemanes como el defensor de los derechos humanos del año. Hoy el colombiano que nos llena de esperanza dice "no me siento extranjero en Guatemala, porque soy ciudadano de América Latina". "La lucha por la restauración moral de la República es un largo proceso q apenas empieza y requiere de la participación de toda la ciudadanía". Estas frases de la cuenta @Ivan_Velasquez_, son seguidas por más de 40 mil personas, como si fuera una actriz, un cantante o un político, pero él es un juez.


Un hombre que ha honrado la toga y que con su actuación al frente de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), un organismo adscrito a Naciones Unidas, terminó por lograr que el Congreso le retirara la inmunidad y se le emitiera una orden de captura a Pérez Molina, un general brigadier que cuando se posesionó dijo que lucharía contra la corrupción y terminó siendo el líder pero no de un pueblo que depositó en él la confianza sino de una banda criminal conocida como La línea, para recibir el soborno, 50 por ciento, de todo el contrabando.


Hoy en Guatemala cae otro general en retiro, como en 1985 cayera el dictador Efraín Ríos Montt, quien es juzgado por genocidio. A partir de ese momento se inició la democracia y en 1996 se firmaron los acuerdos de paz. En esa década el país centroamericano tuvo asamblea constituyente, otros intentos golpistas y más de 250 mil muertos y desaparecidos entre 8 diferentes gobernantes. Diez años después se creó la Comisión Internacional contra la Impunidad y su mayor logro se produce cuando la Cicig iba a terminar su periodo. Acaba de ser renovada su continuación por dos años más.


Fueron pocos pero suficientes los periodistas en Colombia entre ellos Cecilia Orozco y Daniel Coronel, quienes por años lucharon en medio de toda clase de dificultades para con sus letras defender la gestión de Velásquez, hasta que hoy desde otro país, se confirman todas las condiciones de este hombre nacido en Medellín, ciudad donde comenzó su carrera como escribiente hasta llegar a las más altas dignaturas.


Colombia necesita una comisión de esas características, de la participación de la sociedad para acabar con las estructuras criminales que han cooptado el Estado y a los políticos que se vuelven sus servidores. Velásquez y la valerosa fiscal Thelma Aldana, demostraron que sí se puede y lo hicieron en un país donde además existe como existió en el nuestro, una especie de paraestado, instituciones cooptadas por las mafias, los narcotraficantes y el crimen organizado, y con un sistema penitenciario desde donde se ordenan los delitos. La Cicig logró romper con la impunidad.


Podría nuestro presidente seguir los pasos de Eduardo Stein en 2007 cuando suscribió con la ONU la creación de esa comisión, sobre todo ahora que estamos tras la búsqueda de la reconciliación, para lo cual se necesita a una ciudadanía activa y exigente como la que estamos presenciando en Guatemala, Honduras y en el Salvador. El papel de la prensa en Guatemala fue también definitivo. La revista Contrapoder, que dirige Juan Luis Font, esa que con su nombre le hace honor a la esencia de nuestra profesión, se atrevió a contarlo todo y reveló las primeras escuchas delMinisterio Público y la Cicig en un caso de lavado de activos y política.
Son muchas las lecciones que nos deja lo ocurrido en Guatemala pero principalmente una: la justicia es la única fórmula de recuperar la esperanza para una sociedad que quiere encontrar una identidad respetable y despertar a la ciudadanía de la apatía que la hace cómplice y víctima.

Publicado enInternacional
¡Indignados!, campesinos, indígenas y afros exigen al Gobierno cumplimiento de acuerdos firmados años atrás

Sí, eran 250 miembros de la Cumbre agraria, campesina, étnica y popular. Sí, se encontraban en el Ministerio de Agricultura y el Incoder. Sí, estaban exigiendo al gobierno nacional que cumpliera los acuerdos que firmaron conjuntamente en el 2014. No, no eran sólo indígenas encapuchados. No, no entraron armados con palos, flechas y papas bomba. No, no tenían la intención de pasar por encima de la ley. ¿Qué pretendían? Hacer cumplir el acta firmada por ambas partes el 13 de mayo del 2014. No, no fue una toma violenta como apareció durante el día en medios de comunicación oficiosos, sino una presencia pacífica permanente exigiendo cumplimiento de los acuerdos firmados en el anterior paro nacional agrario, acuerdos con los cuales el gobierno nacional de Juan Manuel Santos se había comprometido con las comunidades agrarias de diverso tipo.


A las 9:30 de la mañana del 1 de septiembre, en el centro de la ciudad, campesinos, indígenas y afro colombianos hicieron presencia pacífica dentro del Ministerio de Agricultura y el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural, Incoder, buscando ser escuchados y exigiendo el cumplimiento de los acuerdos que se negociaron con la Cumbre agraria. A las instalaciones, quienes eran delegados de la Cumbre, se presentaron como parte de la Guardia campesina, indígena y afro colombiana, sin mayor intención que la de ocupar los edificios para exigir lo acordado.


No obstante, sin tomar reparos, hubo rápida militarización del sector. Ejército Nacional y Policía, especialmente agentes del Esmad, empezaron a hacerse partícipes de la jornada. Tanquetas, patrullas y policías armados con fusiles M16 y Galil demostraban una vez más que la primera reacción del Gobierno está sustentada en la intimidación hacia quienes protestan de forma pacífica antes que la apertura del diálogo.


Al unísono, mientras se militarizaba la zona en que se encontraban manifestando las organizaciones integrantes de la Cumbre, en redes sociales, y luego en medios de comunicación radiales, el Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri salió a declarar el rechazo total a la presencia pacífica que hacían los miembros de la Cumbre. Además, se difundió la idea sobre el carácter violento de la acción que llevaban a cabo, sugiriendo que habían entrado por la fuerza y que sumado a ello se encontraban armados de "palos y flechas". Para el Ministro sólo fue importante recalcar las malas formas que habían tenido quienes hicieron presencia en el Ministerio, sin mencionar el problema central que motivó la medida de hecho.


Estas acciones de desinformación corresponden a una falta a la verdad ante el país, buscando desprestigiar y quitar legitimidad a las exigencias que desde la Cumbre se hacían en el Ministerio de Agricultura. Es paradójica, incluso, la contradicción de Iragorri, pues apenas se dio inicio a la presencia pacífica y permanente, declaró que "la toma es absolutamente inaceptable, la rechazamos totalmente", para aceptar, pasadas apenas un par de horas, que negociaba con quienes manifestaban, afirmando que no se encontraban encapuchados. Como siempre, por parte del gobierno Santos, primero el pecado y luego el rezo.


En la tarde, se dio inicio a una reunión entre el Ministro de Agricultura con una comisión política de la Cumbre Agraria, además de Todd Howland y Fabricio Hochschild, Alto Comisionado de las Naciones Unidas. El intento de negociación estuvo sustentado en seis puntos. 1. Rendición pública de cuentas por parte del Gobierno nacional (Presidente de la República, Ministerio de Agricultura, Ministerio del Interior, Ministerio de Minas y energía y Departamento Nacional de Planeación) sobre el estado de cumplimiento en los acuerdos consignados en acta 13 de mayo de 2014. 2. Retiro del proyecto Zidres del trámite legislativo en curso y concertación con Cumbre, incluida veeduría nacional e internacional. 3. No presentación del proyecto de Ley de Desarrollo Rural Integral. 4. Inmediato cumplimiento de los acuerdos del acta del 13 de mayo de 2014. 5. Respuesta a las propuestas presentadas por Cumbre Agraria. 6. Definición conjunta entre Gobierno y Cumbre de la ruta para la negociación del pliego presentado. Incluidos tiempos, metodología, mecanismos de implementación, seguimiento y veeduría nacional e internacional.


Durante la negociación, la comisión política negociadora de la Cumbre daba cuenta de cómo, tras meses de firmados los acuerdos, el Gobierno no había llegado a cumplir siquiera el 10% del total de proyectos existentes con las comunidades y organizaciones que se habían movilizado 2 años atrás. Así, después de cerca de 10 horas de diálogo, el Ministro Aurelio Iragorri se comprometió con los voceros presentes a instalar mesas de trabajo con el fin de darle viabilidad a los proyectos que desde la Cumbre se proponen. Como garantía para la negociación estuvo la entrega de los edificios.


De esta manera, el cese de la presencia pacífica dentro de las instalaciones del Ministerio de Agricultura y el Incoder es una muestra clara en la disposición que tiene la Cumbre en su totalidad por avanzar en acuerdos con el gobierno nacional.

Rueda de prensa: ¿Por qué estamos agro-indignados?

Durante este mismo día, en la Plaza de los artesanos en Bogotá, se llevaba a cabo la rueda de prensa oficial de la Cumbre agraria, campesina, étnica y popular. Los voceros encargados fueron Robert Daza, perteneciente al Congreso de los Pueblos y el Coordinador Nacional Agrario; Luis Fernando Arias, vocero y consejero mayor de la Organización Nacional Indígena de Colombia, Onic; Luz Perly Córdoba, vocera de la Marcha Patriótica y José Santos Caicedo del Proceso de Comunidades Negras, PCN.


La rueda de prensa tuvo como eje central un llamado al país sobre las acciones que llevaría la Cumbre agraria entre el 31 de agosto y el 5 de septiembre en lo que se ha denominado jornadas de indignación. Además, explicaron las razones por las cuales el campo se moviliza, centrándolas principalmente en los paulatinos incumplimientos de los acuerdos pactados con el Gobierno luego de los paros y movilizaciones del 2013 y 2014. Afirmaban los voceros, que luego de casi 18 meses de suscritos los acuerdos y tras reuniones con la Presidencia y los respectivos ministros, existe un estado permanente de incumplimiento basado en una ausencia de discusión con respecto al pliego único de negociación que tiene la Cumbre.


Además, según las vocerías, el Gobierno ha impulsado de manera progresiva políticas que no favorecen al campo y que, además, no se han discutido con las comunidades, como son el caso de la Ley Zidres, el Plan Nacional de Desarrollo y el estatuto rural, sumado a una situación crítica de derechos humanos, todo lo cual genera desconfianzas respecto a la verdadera voluntad que ánima al actual Gobierno. Es por ello que en general para la Cumbre ya no existe una credibilidad en cuanto a las soluciones que propone el presidente Juan Manuel Santos y sus ministros, entendiendo que las mesas de negociación suelen dilatar más que resolver las problemáticas que afectan a los pobladores del campo. Es por esta razón que las protestas que están en curso pueden asumirse como antesala de un gran paro nacional de cara al 2016, con una perspectiva de unión entre el campo y la ciudad.

¡Del campo al campus!

Al mismo tiempo que en el centro de Bogotá era palpable la presencia de indígenas, campesinos y otros sectores sociales, a la Universidad Nacional iban llegando delegados de iguales sectores para abrir diálogo con la comunidad universitaria. La cotidianidad de la Universidad esta vez abrió los oídos ante saberes no forjados en las rígidas paredes de la academia; ahora, pasillos, aulas y cafeterías se llenaban de las experiencias recogidas durante años por personas y organizaciones sociales y políticas compartiéndolas y poniéndolas a disposición de estudiantes, que les acompañaron en los recorridos por las facultades.


El intercambio de voces no sólo sirvió para conocer la profunda problemática que atraviesa el campo colombiano, y las razones por las cuales se llevan a cabo las jornadas de indignación durante esta semana por parte de la Cumbre agraria, campesina, étnica y popular, sino que también tuvo lugar la pregunta por el papel de la Universidad en los conflictos sociales existentes en el país. Por ello, en la tarde, en la Plaza Ché, fue lanzada la cátedra sobre pensamiento emancipador, evento ambientado por música de chirimía, baile y almuerzo conjunto. ¡Del campo al campus! La palabra en la universidad pública más importante del país había sido tomada

Publicado enColombia
Otto Pérez, en prisión preventiva; Maldonado asume la presidencia

Al grito de ¡sí se pudo!, cientos de guatemaltecos se congregaron este jueves en la plaza de la Constitución de esta capital para celebrar la renuncia de Otto Pérez Molina a la presidencia de Guatemala y su prisión provisional, ordenada al término de una audiencia en la que la fiscalía lo acusaba de tener pleno conocimiento de la existencia de una organización integrada por funcionarios públicos y empresarios que pagaban sobornos a cambio de reducir el monto de los impuestos en las aduanas.


Acorralado por la justicia y la presión popular, el presidente presentó su renuncia en una carta enviada al Congreso el último minuto del miércoles, horas después de que el juez Miguel Ángel Gálvez giró una orden de aprehensión en su contra.
La mañana de este jueves, el mandatario asistió de manera voluntaria ante el tribunal de mayor riesgo B, donde escuchó la formulación de cargos en su contra. La fiscalía lo acusa de asociación ilícita, defraudación aduanera y cohecho pasivo. Al mismo tiempo, en el Congreso unicamaral se aceptaba su renuncia con el voto a favor de los 116 diputados presentes, de un total de 158.


Más tarde, el Congreso tomó juramento como nuevo mandatario al vicepresidente Alejandro Maldonado, quien deberá permanecer en el cargo hasta el 14 de enero de 2016, cuando asumirá el nuevo presidente que surja de los comicios generales que se celebrarán el próximo domingo.


En su carta de renuncia, Pérez Molina –general retirado de 64 años, que participó en matanzas de comunidades indígenas durante el conflicto armado– sostiene que enfrentará con la conciencia tranquila los procesos que correspondan. En la situación actual y tomando en cuenta por sobre todo el interés del Estado, me corresponde continuar con el debido proceso y por lo tanto presentarme ante la justicia y dirimir mi situación personal con la convicción de hacer lo correcto.
La audiencia en el tribunal comenzó con la lectura y explicación de las acusaciones de corrupción contra Pérez Molina, tras lo cual el fiscal José Antonio Morales le hizo escuchar algunas grabaciones en las que se basa la investigación, adelantada por la fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), ente adscrito a la Organización de Naciones Unidas (ONU).


En las grabaciones se escucha a funcionarios que supuestamente explican cómo funcionaba la organización criminal de defraudación fiscal conocida como La línea, en la que empresarios pagaron millonarios sobornos para evadir impuestos aduaneros.


Al concluir la audiencia, Pérez Molina fue enviado a la cárcel militar Matamoros, luego de que el juez Gálvez le dictó prisión preventiva, como garantía ante una eventual evasión o fuga, así como para garantizar su integridad física.


Antes de ser conducido a la prisión, el ex mandatario proclamó su inocencia en una rueda de prensa, pero aseguró que asumirá su responsabilidad y que va a dar la cara. No voy a huir; pude haber salido del país o pedir asilo político en otra nación, y no lo hice, manifestó. Sobre las grabaciones, dijo que eso no representa una verdadera investigación, y que con la acusación en su contra sólo se busca boicotear las elecciones.


Por la mañana, en entrevista radial, arremetió contra la fiscalía y la Cicig, a las que acusó de buscar protagonismo y llenar sus egos, e indicó que no confía en la justicia de Guatemala.


También dijo que pudo haber utilizado muchas herramientas para frenar su persecución y una de ellas era expulsar a la Cicig, pero aclaró que jamás imaginó que su presidencia fuera a terminar así.


¡Otto, ladrón!, coreaban grupos de guatemaltecos frente a la Suprema Corte Justicia: Otto ladrón, te vas a ir a Pavón, en referencia a una de las principales cárceles del país.


La línea era una alternativa para resolver trabas en importaciones y reducir el pago de impuestos, y estaba dirigida, presuntamente, por Juan Carlos Monzón Rojas, ex secretario privado de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, ahora en prisión preventiva.


Para el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, la crisis política suscitada en Guatemala y que condujo a la renuncia del presidente fue resuelta sin ruptura de la institucionalidad.


La Casa Blanca señaló que el gobierno de Estados Unidos respeta la decisión de Pérez Molina de renunciar y afirmó que está dispuesto a trabajar con el nuevo mandatario, Maldonado, de 79 años, ex magistrado conservador de la Suprema Corte, que colaboró en los sucesivos regímenes castrenses o controlados por los militares surgidos durante el conflicto amado interno (1960-90), y quien fue elegido en mayo pasado en el Congreso para remplazar a Baldetti.


El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, recibió con beneplácito los esfuerzos constructivos de los ciudadanos de Guatemala para participar y contribuir al sistema político de su país".

Publicado enInternacional
Jueves, 03 Septiembre 2015 17:05

Renuncia un genocida pero por corrupto.

Renuncia un genocida pero por corrupto.

Incoherencia de los clase media urbana, manifestar por corrupción pero pretenden ir a votar por la misma escoria que hoy rechazan.

 

Quiero comenzar este texto con esta especie de introducción: en infinidad de ocasiones me han dicho que yo odio Guatemala, que lo único que escribo referente al país es para criticar y que mi opinión no aporta en nada, que además estoy fuera del país y que eso me quita toda autoridad moral para hacerlo. Lastimosamente no escribo para quedar bien con nadie, ni para complacer caprichos de lectores que quieren que piense como ellos. Tengo mi propia visión de vida, inexacta o no es la mía. Y la expongo porque es mi derecho y es mi obligación humana hacer uso de la libre emisión del pensamiento aunque esto discrepe con la intelectualidad y doble moral de muchos. Lo lamento no soy escritora de escaparate. Mis letras no son cerebrales ni de pasarela, son de corazón y en esencia y el "ser" ofende a muchos que viven de apariencias. Usted dirá que esto no viene al caso, pero sí, por ser migrante y atreverme a analizar (con los elementos a mi alcance) la situación de mi país desde fuera soy señalada y discriminada. ¿Por estar fuera no debo involucrarme? ¿Por estar fuera debo olvidar? ¿Por estar fuera no tengo el derecho de cuestionar? ¿Por estar fuera no tengo derecho a indignarme? ¿Por estar fuera debo callar y no decir las cosas claras, que muchos confunden con odio, complejo de inferioridad y resentimiento? ¿Estar fuera entonces me hace menos humana?


Bueno pues desde el extranjero escribo estas letras como lo he hecho habitualmente. Las manifestaciones ciudadanas de las últimas semanas han colocado a Guatemala inevitablemente en los ojos del mundo, yo que estoy fuera lo puedo afirmar con contundencia, y eso es bueno porque así sea por corrupción Guatemala sale del olvido de los medios de comunicación internacionales que solo utilizan a los Pueblos Indígenas para el folclore como referencia. Eso lo sabemos todos.


No estoy en desacuerdo con las manifestaciones, porque es bueno que esa clase urbana a la que le ha sido más cómodo vivir dentro de su burbuja de tranquilidad, salgo del letargo y manifieste, aunque se debe ser bien claro que lo hizo porque se sintió tocada en los bolsillos no así en el alma. Por esa razón estoy en desacuerdo en que urbanos apáticos con la realidad de la raíz del país, se agencien el concepto "Pueblo" porque han pasado décadas discriminando al pueblo real, al pueblo raso, y no es que no tengan el derecho a llamarse pueblo, pero las cosas se ganan a pulso, esta clase urbana clasemediera tendrá el derecho a ser pueblo cuando acepte que sí hubo Genocidio en el país y busque que paguen los culpables, por ejemplo el hoy ex presidente de la República. Que le pierda el miedo a la palabra Revolución que repite con amor el pueblo raso.


Porque el Genocidio fue precisamente contra el pueblo real, el marginado, el indígena, el campesino. Aquí no es que la gimnasia y la magnesia, aquí todo va de la mano. Ese mismo pueblo al que la semana pasada marginaron nuevamente, y que muchos acusaron de haragán cuando vieron a los campesinos haciendo bloqueos en todo el país, campesinos que exigían lo mismo por lo que pelean los urbanos en la capital guatemalteca y que son más consecuentes como lo han sido desde siempre. Esas manifestaciones campesinas que no salen en los medios de comunicación internacionales por eso mismo, por ser consecuentes. Los urbanos esos miles que se ven en las manifestaciones de los sábados (de parranda) los dejaron solos, a sus hermanos campesinos, a los sobrevivientes del Genocidio, a los mancillados de la historia que ellos mismos niegan. Con ese actuar estoy en desacuerdo porque si son pueblo pues que se unan al pueblo y que pongan el pecho como lo hacen los campesinos, no solo de batucadas y de carteles de colores y activismo en redes sociales y carentes de acción.


Al presidente de Guatemala no lo sacó el pueblo, ya sé que sueno a amargada pero es mi opinión, lo sacó la CICIG que presentó pruebas contundentes que confirmaban que Otto Pérez Molina está involucrado en la red criminal y de saqueo económico denominada "La Línea." A Otto Pérez Molina lo entregó el CACIF con el respectivo aval del Embajador de Estados Unidos.


¿Por qué? Porque ya estaba quemado, porque ya no les servía para nada, porque en su lugar ya estaba ahí otro títere lambiscón que recibiría las órdenes puntuales, hablo del vicepresidente que tomó el lugar de la encalada Roxana Baldetti que hoy amaneció en la cárcel para mujeres Santa Teresa. Porque las elecciones presidenciales están a la vuelta de la esquina y lo que necesitan es calmar la fiesta ciudadana en la que anda Guatemala.


Necesitan que ese pueblo urbano (porque pregúntenle al campesino organizado y sabrán lo que siente el pueblo herido) se sienta protagonista, que celebre, que se sienta digno, poderoso, honesto, que sienta que cumplió con su deber moral y que vaya feliz a votar. Que se olvide que con su voto escogerá a igual o peor escoria corrupta que Otto Pérez Molina. Y es triste pero ese pueblo que llamó la atención del mundo irá a votar, ya escogió a sus presidenciables de los cuales no hay uno solo que tenga la capacidad moral, política ni humana para tomar las riendas del país. Ni uno solo, es que hoy no existe la opción de votar por el menos peor.


¿Se puede ser más inconsecuente en esta vida? ¿Manifestar por corrupción pero ir a votaciones a votar por los mismo clan de corruptos? Entonces ni un solo esfuerzo sirvió para nada si van a votar el 6 de septiembre. Adulan que es el despertar de la primavera guatemalteca, no apenas van por la deshierbada, preparando la tierra. Dicen que hicieron historia, tienen el descaro de comparar las manifestaciones de hoy en día con las de 1944, no ni a los zapatos. Es que así son los urbanos fanfarrones a morir.


Que el mundo sepa que Otto Pérez no renuncia por Genocida, lo hicieron renunciar por ladrón y corrupto, otros ladrones y corruptos que tienen el sartén por el mango y son quienes ponen y quitan presidentes en el país: hablo del sector empresarial que ya esta listo para poner otro títere de presidente con el voto del "pueblo." Que el mundo sepa que esa masa amorfa que se cree digna aún sigue negando el Genocidio. Que esos campesinos maltratados siguen peleando por sus Derechos Humanos en soledad, sin acompañamiento más que de ellos mismos. Al final solo el pueblo defiende al pueblo.


¿Qué sigue después de la renuncia de Otto Pérez Molina? Ir como los coches al matadero a dar el voto. Guatemala tiene en sus manos la opción de hacer que se cancelen esas votaciones, así como alardean los urbanos de ser ellos los que hicieron que renunciara el Genocida, pues que se vea que también tienen el poder para cancelar las elecciones, de hecho lo tienen si se arman de arrestos y van un paso más allá, si quieren cambiar realmente la historia del país. Por algo será que quienes sostenían carteles en las manifestaciones, donde se leía que pedían una Asamblea Nacional Constituyente eran campesinos no urbanos.


Yo le creeré la dignidad a ese movimiento urbano de la clase media y las universidades (incluida la universidad de mis amores, la Universidad de San Carlos de Guatemala) si se niega a votar, si se atreve a abrir la herida supurante de la Memoria Histórica y lleva frente al juez a Otto Pérez Molina, pero no por corrupto, sino por Genocida y también a todos los perpetradores de Derechos Humanos que están pululando en el sistema, y que lo sabemos por que se pasean campantes frente a nuestras narices. Yo le creeré a ese movimiento urbano cuando demuestre que ha dignificado la educación superior acuerpando la lucha campesina, obrera y proletaria.


Por el momento aunque celebre sigue siendo racista, discriminador, oportunista y tan pero tan inconsecuente que irá a votar por la misma escoria que hoy rechaza.


Disculpen flores si les lastimé un pétalo pero el pueblo, que es pueblo real merece respeto y ante todo justicia.


Si me piden una opinión adulterada pues es muy cómodo para mí ganar adeptos diciendo que alabo al movimiento urbano, que es la dignidad andante, que son el orgullo de la patria, que ninguna generación ha tenido la valentía de los de hoy, y que esos "indios patas rajadas" que salen a hacer bloqueos solo ensucian la lucha de los educados y bien perfumados clase media urbanos. Diría que no hubo Genodicio en el país. Que no hay que revolver las cosas. Que hay que ir a votar. Le tendría pavor a la palabra Revolución. Pero soy real, lo siento por los que son de escaparate. Que si se tienen dignos y que han hecho historia por salir a manifestar los fines de semana, que se imaginen lo que sienten los campesinos que han puesto el pellejo y la sangre durante siglos, y ellos no alardean de nada. Pues por ellos, por los marginados busquemos el cambio real, no terminemos votando con patadas de ahogados.


Nota: sobra decir que no generalizo porque en este movimiento clasemediero urbano hay gente muy comprometida y consciente, que no alardea, que acuerpa.


Ilka Oliva Corado. @ilkalivacorado
Septiembre 03 de 2015.
Estados Unidos.

Publicado enInternacional
Dimite el presidente de Guatemala, implicado en un caso de corrupción

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, ha presentado su dimisión, según informa France Presse. El mandatario, implicado en un escándalo de corrupción relacionado con las aduanas, ha renunciado después de que fuera emitida una orden de captura contra él. El Congreso del país ya levantó ayer la inmunidad del presidente. El país vive una gran crisis política a solo unos días de las elecciones legislativas de este domingo.


Según explicó la Fiscal General del Estado de Guatemala, Thelma Aldana, la Fiscalía pidió la orden de aprehensión del mandatario al juzgado de Mayor Riesgo B, que lleva el caso conocido como La Línea, una red de defraudación en aduanas que, según la denuncia interpuesta por la Fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), era liderada por el mandatario. El juzgado confirmó que emitió la orden solicitada por la fiscalía, que acusa al exgeneral de asociación ilícita, soborno y fraude aduanero.


Pérez Molina ha dimitido un día después de que el Congreso (unicameral) despojara de la inmunidad al mandatario. La defensa del aún presidente ha informado de que Pérez se presentará por propia voluntad ante el juez a las ocho de la mañana (hora local, 16.00 en España).


En una entrevista con Canal Antigua, la fiscal Aldana señaló que, en todo caso, es potestad del juez ejecutar la orden y enviar a Pérez a prisión. La otra posibilidad es que solo sea escuchado en una audiencia y siga en libertad.


"Debe respetarse el principio universal de presunción de inocencia", dijo Aldana, quien reiteró que es preocupante procesar al presidente y a su exvicepresidenta, Roxana Baldetti, quien esta noche fue trasladada del cuartel militar donde permanecía internada con toda clase de comodidades, a la prisión de mujeres Santa Teresa, en la que se encuentran recluidas delincuentes comunes.


El traslado de Baldetti fue seguido con muestras de júbilo por centenares de personas, quienes incluso quemaron petardos al paso del vehículo que la llevaba hasta la prisión.

Publicado enInternacional
Un juez ordena la detención del presidente de Guatemala para evitar su salida del país

Un juez de Guatemala pidió anoche la detención del presidente del país, Otto Pérez Molina, para evitar una posible fuga. Ayer, el mandatario perdió la inmunidad del cargo y está acusado de liderar una red de corrupción aduanera.


La fiscalía, que solicitó la medida, informó en su cuenta oficial de Twitter de esta decisión horas después de que el Congreso retirara los privilegios al presidente, involucrado según investigaciones oficiales con la red de corrupción aduanera conocida como "La Línea". La medida, otorgada por el magistrado Miguel Ángel Gálvez, impide al presidente de salir del país.


La Fiscal General y jefa del Misterio Público (MP), Thelma Aldana, explicó a periodistas que "existe el riesgo" de que el presidente pueda salir del país y que, por ello, tuvo que tomar la decisión de pedir esa orden.


"Creo que es una medida precautoria necesaria", explicó Aldana a periodistas minutos antes de que el MP confirmara que el juez había otorgado el arraigo, cuyo objetivo es asegurar la presencia del mandatario durante el proceso penal que enfrenta.


Cuestionada por si la decisión del presidente de aferrarse al cargo interfiere en el proceso, Aldana dijo que no, que en este momento Pérez Molina tiene las mismas condiciones de un "ciudadano común" aunque esté en el ejercicio de la Presidencia.


La fiscal dijo que, "a corto plazo", también analizan pedir la prisión preventiva del presidente. Los fiscales están estudiando el caso, y aunque no descartan imputarle más delitos a Pérez Molina, por ahora lo acusarán de "asociación ilícita, cohecho pasivo y caso especial de defraudación aduanera".


Aldana reconoció que la situación actual le provoca una "mezcla de sentimientos", ya que aunque Guatemala está evidenciando que "nadie es superior a la ley", es una "pena" que un presidente en el ejercicio del cargo "sea sometido" a un proceso.


No obstante, agregó que el caso "La Línea", del que supuestamente Pérez Molina y su ex vicepresidenta Roxana Baldetti (ya en prisión) eran los líderes, es "muy grande" y aún queda mucho material por investigar.


(Con información de agencias)


¿Qué enfrenta el presidente de Guatemala tras perder su inmunidad?


Apenas se supo que al presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, le habían retirado su inmunidad, fuera del Congreso los manifestantes comenzaron a corear: "El pueblo, presente, no tiene presidente".


Se ha convertido en uno de los lemas, pero la realidad es que el mandatario, en la cuerda floja por un escándalo de corrupción que ha generado movilizaciones históricas en el país, por ahora sigue al frente del Poder Ejecutivo.


Con el voto de 132 diputados, de los 105 necesarios, Pérez Molina, de 64 años, se quedó este martes sin inmunidad —la primera vez que un presidente guatemalteco sufre esta situación— y ahora podrá enfrentar a la justicia.


Apenas dos horas después de haber sido desaforado, el juez Miguel Ángel Gálvez otorgó medida de arraigo solicitada por el Ministerio Público (MP) para evitar su salida del país, con lo que queda abierta la posibilidad de que se le dicte una orden de arresto.


La fiscal general, Thelma Aldana, indicó que luego de haberse retirado la inmunidad "el presidente será sometido a los tribunales del país, como un ciudadano ordinario".


"Nunca imaginé y nunca hubiera querido iniciar un antejuicio contra el presidente, sin embargo, la evidencia hizo imperativa hacer esta solicitud", aseveró.


El presidente fue acusado el 21 de agosto por la fiscalía y por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), un organismo avalado por Naciones Unidas, de liderar una mafia de corrupción aduanera que defraudó a la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).


El comisionado Iván Velásquez aseguró que en las más de 80.000 escuchas telefónicas realizadas en el marco de la investigación y en los más de 5.000 mensajes de correo electrónico revisados existían referencias a "el uno" y "la dos", que corresponderían a la participación de Pérez Molina y de su exvicepresidenta, Roxana Baldetti.


Baldetti se vio forzada a renunciar en mayo y se encuentra en prisión.


Pérez Molina, acusado por la fiscalía y la Cicig de los delitos de asociación lícita y cohecho pasivo, ha defendido su inocencia desde que estalló el escándalo en abril y en numerosas ocasiones rechazó estar involucrado.


"Es una situación delicada y compleja, como nunca se había visto en el país. Yo tengo dos opciones: una es renunciar y la otra someterme a la justicia, y es lo que voy a hacer", aseguró el lunes en sus últimas declaraciones públicas.


¿Cómo sigue el proceso para el presidente?


En resumidas cuentas, la fiscalía podría ahora pedir la comparecencia de Pérez Molina ante un juez, quien de encontrar indicios para imputarlo, deberá determinar si el presidente puede esperar el juicio en libertad o si debe hacerlo en prisión preventiva.


De acuerdo con el artículo 7 de la Ley de Antejuicio, un dignatario o funcionario público solo podrá cesar en el ejercicio del cargo cuando un juez ordene su prisión preventiva.


De hacerlo, en ese momento Pérez Molina dejará de ser presidente y asumirá el cargo el vicepresidente Alejandro Maldonado, quien a su vez deberá proponer una terna de reemplazantes al Congreso y se convertirá en presidente hasta el fin del mandato, previsto para el 14 de enero.


Pero para que todo ello ocurra se debe cumplir en primer lugar con el formalismo de que el Congreso emita una resolución en la que se declara con lugar el antejuicio.


De esa forma el presidente pierde formalmente su inmunidad y el expediente retorna a la Corte Suprema de Justicia (CSJ).
El máximo organismo judicial deberá enviarlo al tribunal ordinario que corresponda, y mientras tanto el presidente seguirá en su cargo pendiente de la investigación del MP.


Otras opciones


La justicia podría:


- Solicitar una orden de captura contra el presidente y la revisión de sus cuentas bancarias y propiedades. En este caso, Pérez Molina estaría obligado a dejar el cargo.


- Una posibilidad más es que el presidente sea sometido a arresto domiciliario.


- Y una alternativa adicional es que el MP solamente lo cite para que presente su primera declaración.


En todo caso, el juez es quien deberá decidir si el presidente enfrentará o no su proceso en libertad.


El mandatario había solicitado un amparo ante la Corte de Constitucionalidad, que pretendía evitar la votación ocurrida este martes.


La petición no ha sido resuelta por el órgano de justicia, que tiene entre 24 y 48 horas para tomar una decisión, pero de acuerdo con medios locales es previsible que los ministros acuerden no amparar al mandatario.


El retiro de inmunidad llega en un momento delicado en la vida del país, a días de las elecciones generales del próximo domingo en las que no se espera que ningún candidato obtenga los votos suficientes para evitar una segunda vuelta prevista para el 25 de octubre.


(Con información de BBC)

Publicado enInternacional
Miércoles, 02 Septiembre 2015 06:08

Dilma negoció un acuerdo para el presupuesto

Dilma negoció un acuerdo para el presupuesto

La presidenta necesitaba aplacar el ímpetu desestabilizador de sus enemigos, obcecados en impedir que el Congreso debata el presupuesto. Lo logró negociando con Eduardo Cunha, del PMDB, acusado de recibir coimas en el caso Petrobras.


Dilma alcanzó un armisticio, provisorio. La presidenta recibió ayer en el Palacio del Planalto al titular de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, un golpista que se jacta de serlo, con quien llegó a un acuerdo para que el Congreso dé tratamiento al proyecto de presupuesto general de la Unión para 2016. Cercada por una crisis primero política, dado el virtual aislamiento del Planalto, y después económica, por la incipiente recesión, Dilma necesitaba aplacar el ímpetu desestabilizador de sus enemigos obcecados en impedir que el Congreso debata el presupuesto. Lo logró.


Durante la conversación con Eduardo Cunha, del Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), la mandataria insistió en la necesidad de establecer una convivencia "armónica" entre los poderes Ejecutivo y Legislativo, una casa donde se arman las trampas para impedir la gobernabilidad de la joven administración petista iniciada en enero, tras la victoria en las presidenciales del año pasado. El diputado Cunha formuló ayer declaraciones en un tono sobrio, distinto al que había empleado en los días previos a la marcha por el impeachment realizada el 16 de agosto.


Cunha sostuvo que "como presidente de la Cámara, no puedo negarme a conversar con la presidenta de la República" que lo había convidado el lunes mientras ajustaba los números del presupuesto gastos e ingresos que prevé un déficit próximo a los 9000 millones de dólares en 2016. "Tuvimos una conversación institucional que permitió dejar abierto el diálogo con el Ejecutivo, fue una conversación sincera sobre la situación del país, ella (Rousseff) no me hizo ningún pedido concreto, debatimos la situación y me pidió apoyo para que podamos encontrar una solución estructural al proceso", contó el parlamentario .


A pesar de militar en el PMDB, partido que forma parte de la alianza oficialista, Cunha saltó a la oposición el 17 de julio pasado, mientras Dilma encabezaba la cumbre del Mercosur en la que se habló de los golpes de nuevo tipo y la amenaza desestabilizadora que sobrevuela la región. Ese día, luego del plenario de mandatarios en el Palacio Itamaraty, Dilma habló a solas con Cristina Fernández en la residencia oficial de Alvorada, donde según trascendidos evaluaron la inestabilidad brasileña.


El hecho de haber reconstruido puentes con Eduardo Cunha para que se discuta el presupuesto en el Congreso es un logro político valioso, aunque ese deshielo esté condenado a ser provisorio. Paralelamente el gobierno conquistó ayer el aval del presidente del Senado, Renán Calheiros, otro influyente pemedebista (del PMDB) quien descartó por completo obstruir la tramitación del presupuesto del año próximo.


Algunos sospechan que Cunha aceptó cruzar del Palacio del Congreso al Planalto dado que perdió parte de capacidad de presión y/o chantanje luego de ser imputado en el escándalo en perjuicio de Petrobras, el "Petrolao" que salpica a varios caciques del PMDB, aunque la prensa prefiera noticiar los casos que involucran a miembros del Partido de los Trabajadores, como el ex ministro José Dirceu, que ayer fue imputado formalmente por la Justicia.


La semana pasada la Procuraduría General de la República, basada en pruebas "consistentes", acusó a Cunha de haber cobrado cinco millones de dólares de sobornos para facilitar contratos en Petrobras, y de utilizar una cuenta bancaria de la evangélica Asamblea de Dios para recibir los dineros paridos por el diablo. Ahora se abre la disputa en el Legislativo, donde el gobierno no tiene mayoría y buscará la aprobación de su proyecto en medio de una recesión técnica. Según reportó la semana pasada el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas la semana pasada, en el segundo trimestre la actividad económica cayó el 1,9 por ciento. El consumo de las familias, que fue el motor de la expansión económica con inclusión social de los 13 años de gobiernos petitas, se desplomó el 2,1 por ciento. Nadie discute que este año el Producto Interno Bruto caerá en torno del dos por ciento en 2015, pero mientras el mercado pronostica una retracción del 0,4 por ciento para 2016 el gobierno avizora una expansión del 0,2 por ciento.


Por cierto, la presidenta y sus ministros estuvieron reunidos el fin de semana pasado buscando una fórmula para evitar que el presupuesto del año que viene arroje un saldo negativo cercano a los 9000 millones de dólares porque esto agravará el peso de la deuda. En ese marco de deliberaciones, el ministro de Hacienda, Joaquim Levy, ex ejecutivo del Banco Bradesco y monetarista, propuso recrear el presupuesto al cheque con el cual podría atenuarse ese balance negativo. Pero esta sugerencia de Levy fue frontalmente rechazado por la Federación de Industrias de San Pablo, la Confederación Nacional de la Industria, los principales dirigentes del Congreso y el propio vicepresidente Michel Temer.


Acá otra vez se tocan la política y la economía. Temer, del PMDB aparentemente oficialista, da pasos hacia un golpe blando que obligaría a la salida de Rousseff y lo entronizaría como presidente de un gobierno de coalición. En las últimas semanas Temer recibió homenajes de la Federación de Industrias de San Pablo y de un sector del opositor Partido de la Socialdemocracia Brasileña, cuyo máximo líder Fernando Henrique Cardoso recomendó a Dilma que renuncie. Estos y otros respaldos han robustecido el peso del vicepresidente Temer en desmedro del poder de Dilma, que sabe de su deslealtad, y del ministro Joaquim Levy golpeado por la prolongación de los efectos del ajuste, que él había anticipado que sería un período breve, más la recesión y la suba en la tasa de desempleo.

Publicado enInternacional