La EEI festejó ayer 15 años de estar habitada por humanos

La Estación Espacial Internacional (EEI), un laboratorio orbital único para la investigación en microgravedad y esencial para preparar misiones habitadas a Marte, celebró este lunes 15 años de presencia humana ininterrumpida a bordo.


En órbita a 370 kilómetros de altitud, la construcción de esta estación de 450 toneladas comenzó en 1998 y fue concluida en 2011.


La EEI está ocupada de manera permanente al menos por seis personas desde el 2 de noviembre de 2000.


El aspecto más importante de la EEI son sus objetivos de exploración espacial habitada de larga duración, destacó el astronauta estadunidense Scott Kelly, comandante de la tripulación actual, en una conferencia de prensa en directo con todos sus colegas: el estadunidense Kjell Lindgren, los rusos Mijail Kornienko, Oleg Kononenko y Serguei Volkov y el japonés Kimiya Yui.


Kelly comenzó en marzo pasado una estadía de un año con su colega ruso Kornienko, un récord en la estación, para, entre otras cosas, estudiar los efectos fisiológicos de la microgravedad en un largo periodo y así preparar misiones habitadas a Marte para 2030.


Según el astronauta estadunidense Kjell Lindgren, la EEI es un banco de pruebas de las tecnologías que es necesario desarrollar y comprender para lograr una expedición exitosa a Marte.


Destacó que gran número de los más de cien experimentos científicos realizados en la estadía de Kelly y de Kornienko en la estación son esenciales para comprender cómo se adapta la fisiología humana a la microgravedad y qué es lo que hay que hacer para proteger la salud durante un largo viaje a Marte.


Lindgren explicó que un viaje al planeta rojo, que podría durar tres años, tendría efectos nefastos en los músculos, los huesos y el sistema inmunológico, además de que aumentaría el riesgo de cáncer debido a la exposición a la radiación cósmica.


El cosmonauta ruso Oleg Kononenko contó que no hay diferencias ni enfrentamientos a bordo de la EEI, en una aparente alusión a las tensiones entre Moscú y Washington, cuyas relaciones están en su nivel más bajo desde la guerra fría.


La gente en la Tierra a veces es incapaz de escucharse, de hablarse, mientras en el espacio esa situación es inimaginable, dijo el cosmonauta.


Aquí todo el mundo es importante y el éxito de este programa, incluso a veces la supervivencia de todos, depende de cada uno de nosotros, añadió.


El espacio sigue siendo uno de los pocos terrenos de entendimiento entre Estados Unidos y Rusia. Washington depende exclusivamente de las naves rusas Soyuz para transportar a sus astronautas a la EEI desde que la Nasa jubiló sus vetustos transbordadores espaciales, en julio de 2011.


La agencia espacial ahora cuenta con el sector privado, específicamente las empresas SpaceX y Boeing, para transportar astronautas desde suelo estadunidense a partir de 2017.


Cena de aniversario e intercambio de ideas


Para celebrar el 15 aniversario, la tripulación se reunió para cenar e intercambiar reflexiones, contó el astronauta japonés Kimiya Yui.


Los primeros tres ocupantes de la EEI, formada entonces por dos módulos, fueron el estadunidense Bill Shepherd y los rusos Serguei Krikalev y Yuri Gidzenko.


Desde entonces, más de 220 astronautas de diferentes nacionalidades, entre ellos franceses, italianos y alemanes, estuvieron luego en la estación orbital, consorcio de 16 países.


Actualmente vive allí una tripulación de seis astronautas, que se releva cada seis meses.


La EEI gira en torno a la Tierra 16 veces por día a cerca de 28 mil km/h.


Implicó una inversión de 100 mil millones de dólares, en gran parte financiados por Estados Unidos.


La estación tiene un espacio habitable entre los diferentes módulos (estadunidense, ruso, europeo y japonés) equivalente al de un Boeing 747 o de una casa de seis habitaciones.


La vida útil de la central espacial se prolongó el año pasado hasta 2024.

Lunes, 21 Septiembre 2015 17:56

Los científicos sociales y la paz

Los científicos sociales y la paz

La pretensión del conocimiento y el engreimiento intelectual


El influyente Keynes (acérrimo defensor del intervencionismo estatal) sugirió que el economista ―y, en general, el científico social― debería ser tan modesto como cualquier humilde y anónimo dentista que, al menos es bueno en el modesto servicio que ofrece. A esto se puede agregar que, frecuentemente, petulantes y afamados gurús de la economía y diversas disciplinas sociales cobran millonarios contratos muchas veces por estampar una rúbrica profesional, estilar una abstrusa retórica, y las más de las veces por errar en sus diagnósticos, prospecciones y recomendaciones.


Hayek (el abanderado del liberalismo radical) mostró la existencia de una fatal arrogancia y de una excesiva pretensión del conocimiento por parte de quienes, en su tiempo, (y, ahora, en el nuestro) osaban hallar o concebir la variable mágica para acceder a diversas modalidades del mítico Santo Grial, en su forma de: el precio justo, la asignación óptima de recursos, la justa distribución del ingreso y de la riqueza y, por si fuera poco, pretendían construir el orden ideal a través de la planificación central ideada e implementada por un puñado de sabios iluminados.


Al estudiar un sistema tan básico cognitivamente como el mercado (coordinado a través de señales de precios, gustos, propensiones, caprichos y calidades), Hayek mostró que un mercado competitivo es una especie de computador social con un gigantesco volumen de información imposible de captar y procesar por parte de cualquier mente individual. Y explicó cómo es que el conocimiento y la información están a tal punto dispersos y socialmente distribuidos, que no existe mente alguna (excepto la del omnipotente y ubicuo Dios) para ordenar tal suerte de complejidad organizada, en la que cada uno de los millones de individuos es una variable con datos específicos de tiempo y lugar que nadie más puede conocer. Insistió en que científicos sociales como los dedicados a la física y a la química (seguramente no los biólogos) tratan con una complejidad desorganizada y, por tanto, pueden aislar, controlar, medir y manipular unas pocas variables. Demostró que los científicos sociales tratan con una complejidad organizada: millones de variables, cada una con información particular y una habilidad para combinarse con otras variables, lo que hace imposible la experimentación y el control pues, por lo demás, tal empresa de nociva ingeniería social acabaría con el libre albedrío.


Existen otros resultados de la interacción social mucho más complejos que un mercado competitivo como, por ejemplo, el contrato social en sus variadas versiones de ordenamiento constitucional, diseño institucional, o resultado social en forma de alguna función de bienestar colectivo para los cuales aplica el acertado planteamiento de Hayek: ni el más sabio de los seres humanos podría descubrir la fórmula mágica o algoritmo fundamental para ordenar semejante caos.


Aquello que se puede medir y el conocimiento público es la parte más insignificante y trivial de los fenómenos sociales como tanto insistió Hayek. Son más bien los datos y secretos privados, la singular mixtura de redes sociales, y las iniciativas originales y el libre albedrio de individuos y grupos lo que es realmente importante y que, por cierto, es desconocido para científicos sociales. En el mejor de los casos un científico social puede construir un mapa o modelo muy general, que permite captar los rasgos más visibles de una problemática social, a lo que se suma que tal cientista es un ser muchas veces exógeno y ajeno a las realidades sociales que estudia (como un marciano que visita a los terrícolas), y que no puede ejercer control alguno sobre los millones de variables (individuos) que estudia.


Natalia Springer Von Schwarzemberg en el Macondo de las rentables paces:


En un país que, como Colombia, avanza hacia un eventual acuerdo de paz con la dinosáurica guerrilla de las Farc, y que ha intentado e intenta acuerdos con otros grupos armados ilegales como el Eln y, en el pasado lo intentó con muy dudoso éxito con los paramilitares (graciosamente bautizados en tiempos recientes como bacrim), florece una nueva manada de gurús estudiosos de la paz.


En la picota pública de las últimas semanas aparecen los apellidos de engreídos pazólogos como Springer, Ramelli, Baltasar Garzón, y el Fiscal Montealegre Lynett. El común denominador de todos ellos es, básicamente, el de su engreimiento intelectual: pretenden establecer la fórmula o algoritmo mágico para descifrar y conocer al detalle una realidad más escurridiza que aquella del precio justo, a saber: la clave de la verdad para avanzar hacia un proceso de justicia transicional. Cada cual defiende su posición competitiva, y su ventaja comparativa para aducir que monopoliza la singular capacidad intelectual para descifrar este pavoroso enigma.


El estudio del conflicto es mucho más complejo que estudiar el mercado competitivo. En la especificidad de Colombia se trata de indagar acerca de una guerra civil (conflicto violento e irregular en donde no existe una línea divisoria nítida entre combatientes y no combatientes); en donde el conflicto cotidiano (querellas y líos familiares, vecinales, laborales y aún callejeros) se mezcla y se retroalimenta con el de la confrontación militar; en donde pululan poderes invisibles (mafias, señores de la guerra, guerrillas clandestinas); y en donde además de víctimas y victimarios existen sectores sociales que colaboran y otros que se lucran política y económicamente del conflicto. A esto se agrega la vastedad geográfica y la maraña histórica de más de medio siglo, en la que muchas veces ciertas víctimas se transforman en victimarios.


La distinguida y encopetada Natalia Springer Von Schwarzemberg pretende ubicar geografías, tiempos y secuencias históricas, medir y describir los detalles del accionar de victimarios, autores intelectuales y víctimas en casos de crímenes de lesa humanidad (como el secuestro) cometido por actores clandestinos como paramilitares, y guerrilleros de las Farc y el Eln. Mediante tan pretenciosa empresa busca ella identificar culpables y describir las crueles actuaciones de cada victimario. El fiscal Montealegre la respalda; el señor Ramelli dice que, con su selecto equipo de fiscales, lo haría mejor. Hace pocos días el académico Francisco Gutiérrez Sanín efectúo un examen del informe presentado por la Señora Springer, subrayó que la dama y su equipo desconocen la literatura relevante sobre el tema y, entre otras cosas que "Se podría decir, siguiendo a Borges, que el trabajo bajo evaluación es original y sensato; pero que donde es sensato no es original, y donde es original no es sensato" (Durán, Diana y Laverde, Juan, 2015).


Entre tanto la distinguida dama está parapetada en los títulos y publicaciones con exclusivos sellos académicos nacionales y foráneos de su hoja de vida. Hasta ahora le ha respaldado un apellido raro y con apariencia aristocrática que sirve como rentable marca (y que seguramente sería fatal portarlo en una zona roja y agreste, distante de las lujosas oficinas cachacas). Campea el temporal con unas risibles afirmaciones de que no existe alguna otra empresa o grupo académico que en Colombia y sus alrededores pueda lograr tal hazaña intelectual; y otras preocupantes y no menos risibles afirmaciones, respaldadas por el Fiscal Montealegre, en el sentido de que se está manejando una información ultra-secreta.


Hay que meterle pueblo a la ciencia social, y a la paz


La paz no es una ingeniería social que puedan diseñar iluminados científicos sociales y tecnócratas. Imposible pensar que empresas colosales como, por ejemplo, el desminado se puedan resolver con el algoritmo de un mago de la georreferenciación y el cálculo de las probabilidades; quimérico siquiera imaginar que un gurú carismático con las dotes de un Nelson Mandela pueda propiciar la desmovilización y el desarme militar y emocional de cuerpos y espíritus guerreristas; absurdo pensar que unos jueces o investigadores dotados con el olfato de un Sherlock Holmes puedan hallar la verdad incontrovertible y oficial, y armados con mágicos algoritmos y técnicas de georreferenciación puedan hallar culpables y determinadores.


Si los tiempos del conflicto armado estuvieron y aún están marcados por burocracias armadas legales e ilegales que extraen rentas al pueblo, los tiempos de paz no pueden estar signados por consultores, magos, gurús y charlatanes de la paz que buscan rentas con la venta de algoritmos, fórmulas, modelos, procedimientos, manuales, interpretaciones, etcétera.


El secretismo de entidades burocráticas y el argumento del secreto de Estado para monopolizar y extraer una renta de información que debería ser pública, van en contravía del esclarecimiento de la verdad. Los poderes oscuros y clandestinos que imperaron en el conflicto armado no se pueden reproducir en temporadas de generación de paz.


Notables científicos sociales nos han legado un lenguaje para descifrar una compleja realidad, sus mapas y sus luces han ayudado a la orientación de las sociedades: seguramente sin los modelos de un Herbert Simon, un John Rawls o un Amartya Sen estaríamos mucho más perdidos. Recordados literatos como Rulfo, García Márquez, y Steinbeck han brindado una fascinante narrativa para ayudarnos a conocer las realidades que vivimos. No se trata de renunciar a la ciencia y a los científicos, tampoco de despreciar el arte y la literatura, más bien se debería tratar de que estos intelectuales y artistas trabajen cooperativamente con el pueblo, con las comunidades, las cuales abundan en saberes originales, en información específica de tiempo y de lugar, y en expertos empíricos. Habría que empezar entonces por parafrasear y recrear el discurso del gran Abraham Lincoln: una ciencia del pueblo, con el pueblo y para el pueblo.

Publicado enColombia
El CERN presenta la imagen más nítida del bosón de Higgs

Según la institución, las mediciones combinadas de los equipos de los detectores ATLAS y CMS del Gran Colisionador de Hadrones (LHC) han permitido desvelar nuevos detalles sobre cómo se produce y se desintegra el bosón, además de determinar cómo interactúa con otras partículas.


El CERN ha anunciado en la Conferencia LHCP 2015, que se celebra estos días en San Petersburgo (Rusia), los resultados de las mediciones combinadas de los detectores ATLAS y CMS del Gran Colisionador de Hadrones (LHC). El organismo de investigación ha indicado en un comunicado que los datos recogidos durante 2011 y 2012 por los equipos de los detectores ATLAS y CMS del LHC han dibujado la imagen más nítida de la partícula descubierta hace tres años.

En concreto, los nuevos resultados "ofrecen una mayor precisión sobre la producción y desintegración del bosón. También arrojan luz sobre la forma en la que interactúa con otras partículas", indica la institución.


"Todas las propiedades medidas concuerdan con las predicciones del modelo estándar y se convertirán en la referencia para nuevos análisis en los próximos meses, lo que permitirá la investigación de nuevos fenómenos de la física", añade el CERN.

Los nuevos hallazgos suponen un nuevo avance tras las mejores medidas del bosón, publicadas el pasado mes de mayo, fruto también de la colaboración entre ATLAS y CMS.


El modelo estándar, a prueba


"El bosón de Higgs es una herramienta fantástica para poner a prueba el modelo estándar de la física de partículas y estudiar el mecanismo Brout-Englert-Higgs que da masa a las partículas", ha señalado el director general del CERN, Rolf Heuer.

De acuerdo con el modelo estándar, en el momento en que se produce el bosón, en un 58% de los casos debe desintegrarse de forma inmediata en un quark b y su antipartícula. Los experimentos ATLAS y CMS han podido determinar con una precisión inédita las frecuencias de las desintegraciones más comunes.

El CERN añade que las medidas de precisión de las tasas de desintegración son de vital importancia, ya que están directamente vinculadas a la fuerza de la interacción del bosón de Higgs con otras partículas elementales, así como con sus masas.

"El estudio de su desintegración es esencial para determinar la naturaleza del bosón. Cualquier desviación en las velocidades medidas en comparación con las predichas por el modelo estándar podría poner en tela de juicio el mecanismo Brout-Englert-Higgs y, posiblemente, abrir la puerta a una nueva física más allá del modelo estándar", destaca el CERN.

Incidir en políticas públicas, tarea de la universidad en AL: rectores

Para enfrentar el siglo XXI, la universidad latinoamericana no puede dejar de lado una característica que le es inherente: su compromiso social, coinciden rectores de algunas de las universidades más importantes de la región, como la Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles; de Buenos Aires (UBA), Alberto Barbieri; de Sao Paulo (USP), Marco Antonio Zago, y de Chile (UCh), Ennio Vivaldi.


Durante el coloquio internacional ¿Hacia dónde va la universidad en el siglo XXI?, que se efectúa en la UNAM, Narro Robles enfatizó que para enfrentar los retos de este siglo, las instituciones públicas de la región no sólo deben enfocar su investigación a las áreas productivas, sino seguir con la tradición de impulsar las ciencias básicas y sociales, así como las humanidades y las artes, algo fundamental que necesitan las personas.


Las tres funciones sustantivas de la universidad, dijo, deben seguir siendo la base de las casas de estudios superiores de América Latina, pero al mismo tiempo deben incidir en las decisiones de políticas públicas mediante análisis de problemas, como exclusión, desigualdad, pobreza, violencia, corrupción e inseguridad, entre otros, y con ello plantear alternativas de solución.


Ante ello, planteó cinco retos para la universidad latinoamericana a fin de enfrentar este siglo: ampliar la cobertura, ya que en la región sólo 45 por ciento de los jóvenes en edad de asistir a la universidad pueden hacerlo, cifra lejana al mínimo de los países desarrollados, que es de 70 por ciento.


Además de mantener e incrementar la calidad de la formación; consolidar la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación; promover estrategias para que los Estados se den cuenta de la importancia de invertir en la educación, particularmente en la superior, a fin de que los financiamientos públicos sean cada vez mayores, e incrementar y concretar la cooperación internacional entre las casas de estudios para que se dé el intercambio de conocimientos y la movilidad académica y estudiantil.


Por su parte, Barbieri afirmó que las universidades latinoamericanas no pueden renunciar a sus tres actividades fundamentales: docencia, investigación y difusión de la cultura, las cuales deben responder a las necesidades sociales.
Destacó que para poder mirar el futuro, las universidades deben analizar qué fue del pasado y reflexionar en torno al presente, en lo que coincidió con su par de la UNAM: El pilar de la universidad latinoamericana es nuestro compromiso social.


El rector de la casa de estudios más grande de Argentina, con más de 380 mil estudiantes de grado y posgrado, subrayó que los gobiernos deben entender que la educación no es un gasto, sino un interés social.


Para el rector de la Universidad de Sao Paulo, a las actividades sustantivas de las casas de estudio públicas (docencia, investigación y extensión) debe sumarse una nueva misión: la transferencia del conocimiento hacia los sectores público y privado. Esto, apuntó, generará enlaces con la sociedad y vinculará las instituciones con su comunidad.


Asimismo, señaló, se debe impulsar mayor cooperación entre las universidades del continente para que, lejos de competir, se enriquezcan unas a otras. En el mundo actual serán más relevantes a medida que se concentren entre sí.
Su homólogo de la UCh planteó que las instituciones públicas de educación superior deben tener una conjunción entre la excelencia académica y de investigación, y compromiso social.


Criticó que en Chile el esquema universitario sea preferentemente privado, con lo que se ha generado un endeudamiento por varios años de los estudiantes, por lo que planteó un cambio de paradigma: En lugar de llevar los valores del mercado a la universidad, debemos llevar los valores de la universidad a la sociedad"

Publicado enCultura
Científicos logran células madre sin cambios dañinos

Investigadores del Instituto Salk de Estudios Biológicos en California, Estados Unidos, convirtieron células de pacientes en células madre sin mutaciones nocivas.


"Si las células de los pacientes tienen una mezcla inicial de mitocondrias sanas y enfermas, se generarán células madre sanas y enfermas. Luego, las células madre con mitocondrias sanas pueden ser seleccionadas. Para algunos pacientes, sin embargo, este método directo no funciona", explicó Juan Carlos Izpisua.


El profesor, al frente del proyecto, adoptó un enfoque alternativo: trasladar el núcleo de una célula de la piel del paciente, que contiene la mayor parte de sus genes, al interior de un óvulo donante con mitocondrias sanas.


A continuación, explica la revista Amazings en su última edición, los expertos utilizaron el nuevo óvulo para generar células madre pluripotentes.


Cuando los investigadores hicieron esto, comprobaron que las mitocondrias sanas se impusieron, y las células sanas, genéticamente similares a las del paciente, se generaron con éxito.


"Las enfermedades mitocondriales constituyen una clase incapacitante de dolencias que son causadas por alguna de las aproximadamente 200 mutaciones que afectan a los genes de las mitocondrias, especie de pequeñas centrales eléctricas ubicadas dentro de casi todas las células del cuerpo", explica el artículo.


Dependiendo de los genes afectados, las enfermedades de esta clase pueden causar debilidad muscular, enfermedad hepática, diabetes, epilepsia, retraso en el desarrollo o problemas de visión.


"Las terapias existentes para las enfermedades mitocondriales pueden mitigar sus síntomas o retardar su progreso, pero no pueden curarlas del todo", apuntó el doctor Izpisua.


Disponer de células sanas de tejido cerebral, muscular, ocular y cardiaco permitiría mejorar de manera drástica la vida de las decenas de miles de personas que sufren enfermedades mitocondriales en el mundo.
(Con información de Prensa Latina)

La conquista de Plutón inicia una nueva era en la exploración espacial

La nave espacial New Horizons ya ha alcanzado su punto de mayor proximidad a Plutón, a unos 12.500 kilómetros de su superficie. El acontecimiento histórico tuvo lugar a las 13.50 horas (hora de Madrid) y fue celebrado con gritos y aplausos desde el Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins en Maryland (EE UU), el lugar desde el que la NASA controla la misión. "Hemos completado el reconocimiento inicial del Sistema Solar", afirmó Alan Stern, investigador principal de New Horizons. No obstante, y con las probabilidades de éxito jugando a su favor, la amplia concurrencia que seguía el evento histórico desde Maryland estaba realizando una representación. Las señales que envía la sonda, dada la distancia de Plutón a la Tierra, tardan más de cuatro horas en llegar viajando a la velocidad de la luz. De hecho, tuvieron que esperar hasta las 3 de la madrugada, hora peninsular española, para saber cómo había ido todo.


Desde que fue descubierto en 1930 hasta que la Unión Astronómica Internacional decidió degradarlo, Plutón fue el noveno planeta del Sistema Solar. El trabajo de los científicos ha cambiado todo desde entonces y el ahora planeta enano ya no es la última frontera del único sistema planetario que conocíamos. Desde los noventa se sabe que hay otras estrellas con planetas orbitando a su alrededor, y que Plutón es solo el mayor de una gran familia de pequeños cuerpos helados que orbitan en torno al Sol en lo que se conoce como cinturón de Kuiper. Cuando en enero de 2006 la sonda New Horizons partió hacia Plutón, aún era un planeta como la Tierra o Júpiter, pero en agosto de ese año, fue degradado por la Unión Astronómica Internacional. La pérdida de rango no ha reducido la excitación con que se recibió la llegada de la nave a su destino.


Para evitar que el desfase horario diluyese la épica real de la misión, la NASA jugó con los tiempos y con la información que iba liberando. A pocos minutos del encuentro entre la nave y Plutón, la agencia espacial de EE UU publicó la mejor foto que se tiene hasta ahora del planeta enano. Plutón muestra su corazón -visible al sur del planeta- a los habitantes de la Tierra antes de recibir a una sonda que ha viajado durante más de nueve años para encontrarse con él.


La imagen de alta resolución se había tomado 16 horas antes, sobre las 22 horas del lunes, a una distancia de 766.000 kilómetros de la superficie. Las primeras imágenes del encuentro que ha sucedido en el mediodía de hoy se empezarán a hacer públicas con cuentagotas a partir de la madrugada del miércoles.


Durante los próximos días, con sus capacidades aún centradas en recopilar toda la información posible sobre Plutón y sus lunas mientras permanece relativamente cerca, la sonda enviará poca información de regreso a la Tierra. Los datos comenzarán a fluir con mayor frecuencia y velocidad más adelante, en una tarea que continuará hasta el año que viene. Paso a paso, lo que hasta hace poco era un punto de luz borrosa en los telescopios terrestres se convertirá en un mundo con paisaje propio y promete ser fascinante. Stern aventuraba que podría nevar, la investigadora Bonnie Buratti comentaba que aún no se sabe con certeza si Plutón es una esfera y otros seguían tratando de comprender qué elementos son los responsables del color rojizo del planeta enano. Durante los próximos meses la información enviada por la nave espacial sustituirá las especulaciones por certezas.


Además de completar una primera fase de exploración del Sistema Solar, tras un viaje de más de nueve años, New Horizons ha iniciado una nueva etapa en la investigación de nuestro vecindario. Superado Plutón, buscará el encuentro con otros objetos del cinturón de Kuiper, el primero de ellos en 2019, y tratará de recabar la información que puedan proporcionar sobre el origen del SistemaSolar. La sonda seguirá enviando datos hasta que el pequeño reactor nuclear de plutonio que la propulsa se agote hacia 2030.


Para entonces New Horizons habrá avanzado hasta acercarse al medio interestelar, más allá de la influencia del Sol, pero no llegará a alcanzar a las sondas Voyager que le llevan años de ventaja (fueron lanzadas en los setenta) y avanzan a mayor velocidad. Estos dos artefactos necesitarán al menos 40.000 años para llegar al sistema planetario más cercano y para entonces hará muchos milenios que cesó su comunicación con la Tierra. Una vez alcanzado Plutón, parece que los nuevos descubrimientos se encuentran a una distancia inalcanzable, pero como se ha comprobado durante las últimas décadas de exploración planetaria, mañana todo puede ser diferente.


Plutón es el más grande


Los responsables de 'New Horizons' han determinado que Plutón tiene un diámetro de 2.370 kilómetros, un poco mayor de lo que habían fijado estimaciones previas. Ese resultado despeja las dudas que existían sobre cuál era el mayor objeto más allá de la órbita de Plutón, en esa región habitada por pequeñas rocas heladas conocida como cinturón de Kuiper. Hasta ahora, se pensaba que Eris, otro planeta enano con más masa, podía superar al que hasta hace poco había sido el noveno planeta del Sistema Solar.

Un proyecto astrofísico de escala planetaria

El laboratorio estará en medio de la cordillera y tendrá encima 1700 metros de roca, que funcionará como blindaje natural a la radiación cósmica. Es una propuesta científica de integración regional y sus descubrimientos permitirían desentrañar los últimos y más íntimos secretos que guarda el universo. Los investigadores se preparan para la caza de neutrinos y materia oscura: partículas escurridizas cuya investigación puede terminar en un Premio Nobel.

 


La física de partículas estudia cómo se relacionan entre sí los componentes más elementales de la materia. Prevé un campo disciplinar que tiene como objetivo principal diseñar un esquema capaz de explicar los fenómenos del origen y el desarrollo del universo. Desentrañar los secretos mejor guardados: he allí la cuestión.


"Lo importante es no dejar de hacerse preguntas", solía comentar Albert Einstein, tal vez, el científico más relevante del siglo XX. Bajo esta premisa, los investigadores necesitan comprender con detalle de qué manera se articulan las últimas piezas del rompecabezas más complejo de todos. Dos misteriosos elementos como los neutrinos y la materia oscura servirán como trampolín –por lo menos hasta que la comunidad científica dicte lo contrario– que permitirá a los especialistas zambullirse en las profundidades de ese mar de interrogantes que supone ser el universo.


Xavier Bertou es de origen francés pero se nacionalizó argentino. Se recibió doctor en Astrofísica por su tesis "El Observatorio Pierre Auger. ¿Hacia la detección de Fotones y Neutrinos de Ultra Alta Energía?" realizada en el Lpnhe (Laboratorio de Física Nuclear y de Altas Energías) de París. Tras su extensa experiencia como responsable de numerosos proyectos sobre rayos cósmicos, neutrinos y otras partículas exóticas en el Observatorio Pierre Auger (Mendoza), en la actualidad, coordina el Comité Directivo Internacional del Laboratorio Subterráneo Andes. Es el máximo referente de la iniciativa y quien mejor condensa todos los esfuerzos regionales por potenciar la integración en materia de ciencia y tecnología en el Hemisferio Sur.


Un monstruo bajo tierra


–Cuénteme acerca de las bondades del único laboratorio subterráneo que estará emplazado en el Hemisferio Sur.

–La idea central del proyecto Andes es construir un laboratorio subterráneo, es decir, al interior de la montaña. ¿Por qué un laboratorio de esas características? Básicamente, porque tendrá mucho espesor de roca encima que funcionará como blindaje natural a la radiación cósmica que recibe la superficie del planeta Tierra. En efecto, las radiaciones obstaculizan otras mediciones que son de interés para una disciplina como la física de partículas. En este sentido, las partículas que conocemos interactúan con la materia de diferente manera. Desde esta perspectiva, lo que nuestro equipo de científicos pretende estudiar son, por un lado, los neutrinos y, por otra parte, la materia oscura. Ese trabajo debe realizarse bajo tierra y no de otro modo. También se abordarán distintos campos temáticos como la geofísica –justamente por el lugar tan particular donde está emplazado el túnel en dónde se hallará el laboratorio– y un área que se denomina física de materiales –al ubicarnos en un ambiente desprovisto de radiación seremos capaces de realizar mediciones muy precisas acerca de la radiactividad natural y ello puede aprovecharse–.


–El laboratorio estará ubicado en la frontera entre Argentina y Chile. Se escogió el proyectado Túnel Agua Negra –ubicado en San Juan–, cuyo segmento de mayor profundidad alcanza los 1700 metros. En esta línea, se trata de una zona caracterizada por la actividad sísmica. ¿Cómo incide el movimiento de las placas tectónicas y la posibilidad de que ocurran terremotos al momento de planificar una construcción bajo tierra?


–Desde el punto de vista geológico es un área particular porque los terremotos ocurren, también, en el sector argentino. Lo que sucede es que cuando uno se encuentra dentro de un túnel ubicado al interior de una montaña, los problemas son diferentes a los que acontecen en la superficie. En verdad, no se identifican vibraciones de alta frecuencia como las que sentimos a nivel del mar. Sin embargo, hay trabajos específicos que deberemos realizar para saber cómo actuar ante un temblor o fenómeno equivalente.


–¿De dónde proviene la iniciativa? ¿Cómo llega un físico como usted a ser el coordinador un proyecto tan importante?


–La instalación y el desarrollo de laboratorios subterráneos no representan una novedad para el mundo científico. A lo largo y a lo ancho del globo existen una docena de instalaciones similares desparramadas por el hemisferio norte; localizadas en países como Estados Unidos, Canadá, España, Francia, Italia, Inglaterra, Rusia, Japón, Corea, China e India. De todos modos, si bien algunos existen desde hace sesenta años, el gran progreso expansivo se produjo recién en las últimas dos décadas. En este contexto, durante mucho tiempo me pregunté por qué no tener un ejemplar en Argentina con el escenario geográfico tan propicio con el que contamos. Asistí a varias conferencias en que los expositores disertaban acerca de las implicancias y los efectos de construir laboratorios subterráneos y narraban sus experiencias respecto de la construcción de túneles. Por ese entonces, también, leí en un diario un artículo muy interesante que describía el Túnel Agua Negra. El siguiente paso fue contactarme con la empresa encargada de realizar el proyecto (Geoconsult Buenos Aires SA). Te podrás imaginar sus caras cuando les propuse construir un laboratorio en un segmento específico de ese túnel y les comencé a explicar sobre neutrinos y materia oscura. Fue casi como una primera cita: ellos no entendían demasiado de física y yo comprendía muy poco acerca de cuevas.


–Una vez que convenció a la empresa constructora, ¿cómo hizo para persuadir a las autoridades de las instituciones políticas y científicas respecto de la relevancia de sus objetivos?

–Bueno, respecto de la comunidad científica el equipo de investigadores realizó un trabajo muy arduo. Presentamos la idea en instituciones como el Conicet, la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), la Asociación Física Argentina, así como también la expusimos ante el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva. Por otra parte, conseguimos el apoyo de Tomas José Strada, ministro de Infraestructura de la provincia de San Juan. Con él, el contacto fue muy fácil porque es una persona que posee una perspectiva muy clara acerca de lo esencial que supone ser la ciencia para el desarrollo social y cultural de cualquier nación. En síntesis, hay mucho esfuerzo y expectativa condensados en este proyecto; esperamos que se pueda concretar, que otorgue grandes resultados y que se prolongue al menos por cincuenta años. Países como Argentina, Chile, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador y México están comprometiéndose con la iniciativa.


–Esto me parece muy interesante. Es un proyecto que reúne las voluntades de muchos países de Latinoamérica. ¿Cómo se coordinan y fortalecen los lazos de cooperación e integración regional en materia de ciencia y tecnología?


–Para responder esta pregunta debo comenzar por el principio. Cuando planeamos la construcción del laboratorio pensamos en muchas opciones. Un punto fundamental que debimos considerar fue el tamaño porque las acciones y las prácticas científicas que no- sotros podemos llegar a realizar no son las mismas en un espacio pequeño o en uno grande. Además, hay un punto a considerar: el túnel y el laboratorio deben construirse en simultáneo, porque una vez que está construido el primero es muy difícil modificar la extensión del segundo. Por supuesto, Andes no representa una excepción. Por caso, ahora mismo hay un laboratorio que está en proceso de expansión y fue necesario un nuevo túnel de seguridad anexado. En efecto, el tamaño que –finalmente– tendrá depende de las organizaciones involucradas en el proyecto. Se trata de un emprendimiento de impacto internacional e, incluso, es el tercer laboratorio más profundo del mundo. Cuanta más roca, menos radiación para investigar en mejores condiciones. De este modo, con Brasil la comunicación fue directa, primero, por los lazos científicos que nos unían a nuestros pares brasileños, pero también porque es un país muy interesado a nivel comercial en el Túnel Agua Negra –ya que facilita los intercambios entre el Mercosur y Asia–. Por su parte, un grupo de científicos mexicanos había desa- rrollado un proyecto de laboratorio subterráneo que no logró concretar, aunque nos aportó muchos avances y recursos humanos capacitados e interesados en el tema. En definitiva, es un megaproyecto que involucra varios países de la región y que piensa en el futuro. No se hacen túneles y laboratorios así todo el tiempo.


–Imagino que su experiencia en el Observatorio Pierre Auger –emplazado en la ciudad de Malargüe, provincia de Mendoza– habrá sido de gran ayuda...


–Sí, por supuesto. Con la experiencia del Auger sobre las espaldas –un proyecto en el que ya participaban Argentina, Brasil y México, entre otros–, la construcción del Andes representa una oportunidad inmejorable para realizar algo así como el CERN (Conseil Européen pour la Recherche Nucléaire, situado en Ginebra, es el mayor laboratorio de física de partículas a nivel mundial) pero en Latinoamérica.


Un universo de incertidumbres


–Al comienzo señaló que la construcción de un laboratorio subterráneo era necesaria porque permitía la realización de estudios que de otra forma no podrían desarrollarse por los efectos de la radiación cósmica. ¿Por qué es necesario protegerse de la radiación cósmica? ¿De dónde proviene?


–La radiación cósmica puede ser analizada en un marco histórico más general que explica de qué manera se descubrió, hace aproximadamente un siglo. En ese entonces, se pensaba que provenía del suelo y que, como resultado, las personas interactuaban con materiales más o menos radiactivos. En ese marco, un austríaco llamado Víctor Hess se subió a un globo y advirtió que los grados de radiación aumentaban mientras el transporte iba ascendiendo. De este modo concluyó que la radiación no provenía del suelo sino del cielo. Su postulado, formulado en 1912, rezaba algo así: "Una radiación de gran poder penetrante entra en nuestra atmósfera desde arriba". En la actualidad, sabemos que el sol emite radiaciones –desde partículas de luz ultravioleta que queman la piel hasta protones y electrones de altas energías– y los seres vivos en la Tierra sobrevivimos gracias a la existencia de la atmósfera y del campo magnético terrestre. De hecho, es un problema al que se someten los astronautas cuando inician un viaje espacial hacia Marte, pues, la posibilidad de una tormenta solar siempre está latente.

–Bien, ahora que comprendo qué es la radiación cósmica y de dónde proviene, ¿cómo se relaciona con los neutrinos? Desde este punto de vista, ¿por qué es necesario estudiarlos?

–El Sol, además de emitir electrones y protones, expulsa neutrinos que alcanzan a los individuos pero ni siquiera lo advierten. En la física de partículas está vigente el modelo estándar que contempla la existencia de cierta cantidad de partículas y registra relaciones entre ellas que explican todo lo que sucede a nivel cuántico. Al interior del modelo, el último elemento descubierto es el Higgs y el menos descripto es el neutrino, que se postuló desde el punto de vista teórico hace unos ochenta años y que se descubrió experimentalmente hace sesenta. El neutrino, por tanto, es muy singular y su especificidad hace que nos interese medir sus valores. Sin embargo, como se trata de partículas que interactúan poco se tornan difíciles de observar. Por ejemplo, unos cien mil millones de neutrinos por segundo por centímetro cuadrado (equivale al tamaño de una uña), atraviesan al ser humano tanto de día como de noche. En Japón, para detectarlos construyeron una pileta de agua de unos cuarenta metros de diámetro y cuarenta metros de alto, y desde allí algunos pudieron observarse.


–Si en Japón utilizaron una pileta, ¿cómo planean detectarlos en Andes?


–En Andes tenemos prevista la construcción de un pozo de treinta metros de diámetro y treinta de profundidad para realizar los experimentos de neutrinos. Por otra parte, sabemos que hay neutrinos y antineutrinos, pero no conocemos si esas partículas se comportan igual o no. Tal vez sea la unidad más interesante a ser estudiada en la actualidad. De aquí, nuestro esfuerzo por comprender en detalle su comportamiento.


–¿Cuál es el vínculo de los neutrinos con el Big Bang?


–Desde la perspectiva de la física, la materia y la antimateria responden a proporciones simétricas. Sin embargo, si uno observa la "realidad" –con toda la complejidad que suele reunir ese concepto– advierte que hay materia por todos lados y no antimateria. El neutrino podría ser responsable de tal desequilibrio y brindar una explicación acerca del origen del universo. (La antimateria es como la materia, a excepción que posee los números cuánticos opuestos y se produce de modo recurrente en los aceleradores de partículas que están emplazados en las diferentes latitudes del mundo.)


–¿Qué me puede contar acerca de la materia oscura?


–A diferencia de lo que ocurre con los neutrinos –respecto de los cuales somos conscientes de lo que nos falta conocer y de lo que deberíamos localizar para componer un panorama completo– no tenemos demasiadas pistas acerca de la materia oscura. Ni siquiera tenemos muy en claro cuáles son los interrogantes que deberíamos proponer. Si uno observa el universo se da cuenta que la materia que se percibe no alcanza para explicarlo. Es decir, nos queda por comprender algo así como el 84 por ciento que, según se cree, podría postularse a partir de su análisis. De este modo, la materia oscura es la hipótesis más interesante con que contamos los físicos contemporáneos para entender todo aquello que no comprendemos mediante las observaciones de cosmología.


–Señala que el ser humano recibe neutrinos y materia oscura de forma permanente. En la práctica, más allá del pozo perforado al interior de la montaña, ¿cómo se captan partículas tan minúsculas?


–Poseemos detectores. Pueden utilizarse diversos materiales que exhiben ventajas y desventajas (agua, argón, silicio, germanio, etc.). Cuando las partículas atraviesan ese medio (líquidos, gaseosos o sólidos) desarrollan un cierto grado de comportamiento que expresa la probabilidad de interacción. Entonces, en ese instante, los científicos miden las particularidades de la energía registrada que queda como residuo. Es de ese modo como nosotros intentaremos localizar neutrinos o materia oscura. La mayoría de las partículas atravesarán el detector sin que nada ocurra mientras alguna interactuará.


–Por último, he leído que allá por 2002 el físico japonés Masatoshi Koshiba ganó un Premio Nobel por su análisis astrofísico de los neutrinos. En este sentido, ¿cuáles son sus expectativas y el de su equipo científico?


–Pienso que en las próximas décadas habrá dos premios: uno para los que desarrollen análisis y avances sobre la materia oscura y otro para los que profundicen el examen de los neutrinos. Ahora bien, una vez finalizado, el proyecto Andes será unos de los laboratorios internacionales que participará de tal desafío. De cualquier forma, la razón por la que uno estudia física básica es para comprender el universo. Lo importante es acceder a las respuestas a medida en que surgen las nuevas preguntas sobre el origen. En esta línea, nos gustaría ser parte de ese proceso y la realidad indica que si no se construye un laboratorio con estas características es imposible.


Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En Cuba se desarrolla vacuna contra el cáncer de próstata

Científicos cubanos avanzan en el desarrollo de una vacuna terapéutica contra el cáncer de próstata, un azote para hombres maduros que ocasiona más de 2 mil muertes al año en Cuba, informó un investigador.


Este proyecto entró en su tercera fase tras superar las dos primeras, en las cuales se registraron resultados alentadores en detener el avance de la enfermedad e incluso hacerla retroceder, explicó el científico Roberto Basulto.


Esta vacuna se aplica en siete inyecciones y el organismo desarrolla anticuerpos contra ese péptido, señaló Basulto, jefe del equipo investigador.


Basulto y sus colegas del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de Camagüey, 530 kilómetros al este de La Habana, subrayaron que no es una vacuna preventiva, sino destinada a mejorar la calidad de vida de los enfermos.


La tercera fase de pruebas, que demorará al menos cinco años, involucrará a unos 400 pacientes, debe aportar información específica sobre su eficacia y permitir comparar la vacuna cubana con otros tratamientos existentes en el mundo, con principios diferentes.


Actualmente en los centros hospitalarios del país se aplica una vacuna extranjera que inhibe a nivel de la hipófisis la producción de la hormona que provoca la enfermedad.


Para ello se inserta una dosis bajo el ombligo que va liberando todos los días una cantidad constante de 120 microgramos y debe reponerse de uno a tres meses, explicó. Debe seguir aplicándose mientras no se registre una mejoría notable.


Un azote en el Caribe


En 2013, Cuba registró 2 mil 793 muertes por cáncer de próstata, mal que afecta sobre todo a hombres mayores de 50 años, según el Anuario estadístico de salud 2013.


Más de 2 mil 100 nuevos casos son diagnosticados cada año en la isla. Se trata de la segunda causa de muerte entre los cubanos después del cáncer de pulmón y vías respiratorias, en un país famoso por su tabaco.


Cuba está ubicada en una zona geográfica de alta incidencia de cáncer de próstata, que es el Caribe. Aunque no se sabe exactamente cuál es la causa del cáncer de próstata, sí se conocen algunos factores de riesgo para esta enfermedad, como son edad, raza, área geográfica, factores hereditarios y genéticos, así como posibles estilos de vida y hábitos alimentarios, explica Basulto.


La población china, aun cuando supera los mil millones de personas, es una de las de menor incidencia y pudiera estar relacionado con sus hábitos alimentarios más saludables, añadió este científico, quien trabaja en las investigaciones desde 1988 y fue director de la filial de Camagüey, que junto a la de La Habana y Sancti Spíritus, forman el sistema CIGB de la isla.


La situación es dramática en Cuba, pues su población envejece a pasos rápidos. Con una expectativa de vida de 78 años, los cubanos serán la población más vieja de América Latina dentro de 15 años y la cantidad de personas proclives a la enfermedad será mayor, según los expertos.


Un cuarto de siglo después de su creación, el centro biotecnológico de Camagüey se enfoca en la investigación y producción de productos para animales y plantas.


Junto a sus similares de La Habana y de Sancti Spíritus (centro), éste forma el tridente biotecnológico de la isla.
Su producto estrella es el HeberNen, que protege plantas contra los nematodos, organismos microscópicos que afectan las raíces de cultivos bajo techo.


La industria biotecnológica cubana exporta unos 900 millones de dólares anuales, el segundo mayor rubro en venta de productos al exterior después del níquel.

Miércoles, 01 Julio 2015 06:24

Un hito en el sistema de salud cubano

Un hito en el sistema de salud cubano

Es el primer país en certificar la eliminación de la transmisión del virus del sida (VIH) y de la sífilis de madre a hijo. "Todo ha sido posible por nuestro sistema social y por la voluntad política desde el más alto nivel", dijo el ministro cubano de Salud.

 

Cuba se convirtió en el primer país del mundo en recibir la certificación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por haber eliminado la transmisión del virus del sida (VIH) y de la sífilis de madre a hijo. El anuncio de ese logro lo hizo el ministro de Salud Pública cubano, Roberto Morales Ojeda, en la sede en Washington de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS), cuyos estados miembros se comprometieron en 2010 a lograr esa meta como muy tarde en 2020.


"Todo ha sido posible por nuestro sistema social y por la voluntad política desde el más alto nivel. Eso es lo que ha permitido que un país con escasos recursos haya hecho estos logros", dijo el ministro cubano. Ojeda adjudicó ese hito al sistema de salud establecido tras el triunfo de la Revolución Cubana hace más de medio siglo, un modelo que definió como "gratuito, accesible, regionalizado e integral".


La directora de la OPS, Carissa Etienne, coincidió con el diagnóstico del ministro y destacó el papel clave que tuvo en esos resultados el "robusto" sistema de salud de Cuba, un país con "una larga historia de sanidad pública universal basada en la atención primaria". "Hemos demostrado que en países como Chile, Brasil o Costa Rica hemos sido capaces de reducir el nivel de transmisión a menos del 5 por ciento a medida que se amplía la cobertura sanitaria. Lo que ha logrado Cuba es posible", añadió Etienne, para subrayar que el hito de la isla caribeña es "inspirador" para la región y el resto del mundo.


Cada año, alrededor de 1,4 millón de mujeres con VIH quedan embarazadas en el mundo. Si no reciben tratamiento, tienen entre un 15 por ciento y un 45 por ciento de posibilidades de transmitir el virus a sus hijos durante el embarazo, el parto o la lactancia. Sin embargo, ese riesgo se reduce a poco más del 1 por ciento si se suministran antirretrovirales a las madres y a los niños en las etapas en las que puede producirse la infección.


En cuanto a la sífilis, casi un millón de embarazadas en todo el mundo se infectan anualmente, lo que puede derivar en muerte fetal, muerte perinatal o infecciones neonatales graves. Esas consecuencias pueden evitarse con mecanismos simples y económicos de detección y tratamiento de esta enfermedad durante el embarazo, como la penicilina.


Entre los pasos que Cuba dio para eliminar la transmisión vertical de estas enfermedades destaca el acceso garantizado a la atención prenatal y a las pruebas del VIH y la sífilis para las embarazadas y sus parejas. Además, la OPS señala los tratamientos que la sanidad cubana proporcionó a las mujeres que dan positivo y a sus bebés, así como los programas de prevención de estas enfermedades antes y después del embarazo.


El ministro de Salud cubano ofreció ayuda a otras naciones para exportar ese modelo de éxito: "Estamos en total disposición de ayudar a otros países", dijo, para indicar que ya recibió solicitudes de otras naciones, por ejemplo de países africanos.
"Imagino que el nuevo tiempo político entre Cuba y Estados Unidos sólo puede ayudar a conseguir este logro, pero Cuba también ha trabajado con otros miembros de la organización para incrementar el acceso a la salud", comentó la directora de la OPS. La OMS considera que un país eliminó la transmisión vertical del VIH cuando se registran menos de dos bebés infectados por cada 100 nacidos de madres portadoras del virus. El baremo para la sífilis es de menos de 1 caso por cada 2000 nacidos de madres con la enfermedad. En Cuba, sólo dos bebes nacieron con VIH en 2013 y sólo tres nacieron con sífilis congénita.


En mayo de 2014, se creó un comité regional para certificar la eliminación de la transmisión vertical de estas enfermedades, con 14 expertos independientes que son los encargados de evaluar qué países pueden ser recomendados para obtener esa validación. Cuba fue el primer país en solicitar la evaluación, un proceso que iniciaron Barbados, Jamaica, Anguila y las Islas Vírgenes. También se estableció un primer contacto con Guatemala, El Salvador y Chile.


Seis países de la región cumplen las condiciones para solicitar la validación de la OMS: Anguila, Barbados, Canadá, Estados Unidos, Montserrat y Puerto Rico. En el continente, según datos proporcionados por los países (no certificados por la OMS), hasta ahora ocho países eliminaron solo la transmisión del VIH de madre a hijo y 14 sólo la transmisión de la sífilis congénita.
El certificado de la OMS, que hay que solicitar y para el que hay un proceso de evaluación independiente, se entregará a las naciones que, como Cuba, eliminen la transmisión vertical tanto del VIH como de la sífilis.


Se estima que el número de niños que nacieron con VIH en el continente se redujo un 45 por ciento entre 2010 y 2013, con un total de 2324 casos ese año.

Publicado enInternacional
Un saludo a 510 millones de kilómetros

El Philae fue lanzado hace una década y fue el primer objeto construido por el hombre que se posó en un cometa. Lo hizo del lado oscuro del 67/P, a 510 millones de kilómetros. Hibernó desde noviembre hasta que el cometa se acercó al Sol. Ahora transmitió datos.

 

"¡Hola, planeta Tierra! ¿Me oyen?", tuiteó el robot a través de su cuenta, animada por la Agencia Espacial Europea (ESA). Philae, el minilaboratorio que dormitaba sobre un cometa desde noviembre, volvió a activarse y a mandar "señales de vida" tras siete meses, informó el Centro Aeroespacial Alemán (DLR). La sonda Rosetta recibió una señal de unos 85 segundos procedente del robot, lo que indicaría que sus baterías se reactivaron y que el aparato resistió las condiciones climáticas y ambientales. De hecho, ya envió los primeros paquetes de datos luego de su letargo. Hito en la carrera aeroespacial por tratarse del primer objeto construido por humanos que logró posarse sobre un cometa, la histórica misión busca asomarse al pasado más remoto del universo.


Rosetta recibió el sábado pasado una corta señal procedente del minilaboratorio. "¡Philae está vivo!", gritó Jean-Yves Le Gall, presidente del Centro Nacional de Estudios Espaciales francés (CNES). "La buena noticia llegó en medio de la noche. Tuvimos alrededor de dos minutos de enlace entre Rosetta y Philae, y 40 segundos de datos. Ahora hay que analizar todo esto", explicó entusiasmado Le Gall.


Los investigadores e ingenieros de la misión Rosetta llevaban siete meses esperando a que el módulo Philae, posado en el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, despertara de su hibernación. Ya lo ha hecho y ha sido capaz de enviar datos a la Tierra. "El minilaboratorio se conectó el sábado a las 22.28 y envió los primeros 300 de los más de 8 mil paquetes de datos a la Tierra", explicó Stefan Ulamec, de la agencia espacial alemana DLR. La tan esperada noticia fue aclamada por el mundo aeroespacial, que ya siguió con pasión las tribulaciones del robot el invierno pasado. "La @NASA dice buenos días a Philae", tuiteó la agencia espacial norteamericana.


Tras diez años de viaje en la sonda Rosetta, el módulo Philae se posó el 12 de noviembre de 2014 sobre el 67P/Churyumov-Gerasimenko a 500 millones de kilómetros de la Tierra, convirtiéndose en el primer objeto humano colocado sobre un cometa y conformando así un hecho histórico. Este éxito se completa ahora con el despertar de Philae, que después de posarse en el 67P logró estar operativo durante casi 57 horas y consiguió enviar algunos datos a la Tierra. Sin embargo, como quedó en una zona oscura del cuerpo celeste, no pudo recargar sus baterías solares y entró en modo reposo el 15 de noviembre de 2014 por tiempo indeterminado, tras enviar los primeros datos con alrededor de 60 horas de funcionamiento. Los científicos tuvieron que esperar a que el cometa volviera a recibir luz solar para intentar despertar al robot y poder seguir con la investigación. A medida que el cometa se acercaba al Sol, las posibilidades de que Philae se despertara iban aumentando. "¿Cuánto tiempo he estado dormido?", preguntó el robot el sábado, en su habitual tono de- senfadado.


La sonda a la que pertenece Philae hizo un largo viaje. Lanzada el 2 de marzo de 2004 desde la base en Kourou, Guayana Francesa, Rosetta debe su nombre a la piedra que permitió descifrar el lenguaje jeroglífico de los egipcios. Su misión era viajar a la órbita del cometa 67/P con el objetivo de conocer los orígenes del Sistema Solar –hace 4600 millones de años– y las claves de la aparición de la vida en la Tierra. Los cometas, de hecho, son considerados vestigios de la materia primitiva. Tras pasar por los asteroides Luichewoo, Steins y Lutetia, en 2005 la misión tomó la primera imagen del cometa Tempel 1. En su largo viaje pasó en tres ocasiones (en 2005, 2007 y 2009) cerca de la Tierra para aprovechar su fuerza de gravedad; en una oportunidad (2007) recibió impulso de Marte.


El 8 de junio de 2011, la sonda Rosetta, seguida desde el Centro de Control de Operaciones de la ESA en Darmstadt (oeste de Alemania), recibió la orden de entrar en modo de hibernación, el "tramo más solitario" y siguió su largo periplo con todos los sistemas apagados para limitar el consumo de energía. Tras permanecer 957 días dormida, el 20 de enero de 2014 envió a la Tierra la señal de su "despertar" desde el espacio profundo. En mayo se aproximó al cometa y el 6 de agosto se produjo el encuentro, a más de 510 millones de kilómetros de la Tierra. La sonda de la ESA, que había recorrido más de 6 mil millones de kilómetros, estaba a unos 100 kilómetros del cometa y viajaba a una velocidad de 775 metros por segundo. La revista Science consideró la misión como el logro científico de 2014 y las sucesivas investigaciones dieron con un dato por demás significativo: el cometa 67/P no posee campo magnético propio.


El 12 de noviembre de 2014, tras desengancharse de Rosetta, siete horas de vuelo y dos rebotes, Philae se posó en la superficie del cometa y envió señales de que estaba "vivo". Días después entró en hibernación. Pero el sábado "despertó": los casi dos minutos de comunicación entre Philae y la sonda "bastaron para confirmar que se encuentra bien y que sus sistemas funcionan correctamente en términos de energía y de temperatura para seguir comunicando", indicó Patrick Martin, responsable de la misión.


Philae mide 1,3x1,5 metro, pesa 100 kilos en la Tierra, pero es ligero como una pluma sobre el cometa y porta un taladro para sacar muestras directas. El robot está equipado con un interruptor que no se enciende hasta que la temperatura interna del aparato alcanza los -45 grados Celsius. Para poder entrar en contacto con la sonda y recibir sus órdenes requiere 12 vatios, y 19 para enviar datos. Tras el envío de los primeros datos el sábado por la noche, los científicos empezarán a desencriptarlos y analizarlos. Una tarea que podría llevar horas e incluso días.