Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna, madres de la técnica CRISPR.
 
La revolucionaria herramienta CRISPR se empleará contra tumores de pulmón muy agresivos

 

Científicos chinos van a ser los primeros del mundo en inyectar a seres humanos células modificadas genéticamente con la revolucionaria técnica CRISPR, capaz de cortar y pegar múltiples secuencias de ADN de manera rápida y sencilla. El ensayo clínico comenzará en agosto en el mayor hospital de China, perteneciente a la Universidad de Sichuan, con una decena de pacientes de cáncer de pulmón, según ha adelantado la revista Nature.


El científico español que está más cerca de conseguir un premio Nobel sonríe “orgulloso”. En 1993, cuando tenía 30 años, Francis Mojica investigaba cómo podían sobrevivir unos microbios en las salinas de Santa Pola (Alicante). Y, por casualidad, descubrió en su ADN unas extrañas secuencias que se repetían periódicamente. Las bautizó CRISPR y se decidió a estudiarlas, pese a que el Ministerio de Ciencia solía rechazar financiar sus proyectos de investigación. En 2003, llegó el “Eureka”: aquel sistema, capaz de cortar y pegar ADN de manera rápida y eficaz, era una defensa de los microbios para protegerse de los virus.


Otra década después, las investigadoras francesas Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna se inspiraron en el descubrimiento de Mojica para desarrollar una tecnología que permite reescribir cualquier genoma con una precisión sin precedentes. La herramienta, avance del año 2015 para la revista Science, ha revolucionado los laboratorios de todo el mundo. El CRISPR ya se ha utilizado, por ejemplo, para revertir diferentes enfermedades genéticas en animales.


El ensayo de China será el primero en seres humanos. Un equipo dirigido por el oncólogo Lu You tratará a una decena de pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas con metástasis, vinculados generalmente al tabaquismo. Son personas desahuciadas, cuyos tumores han sobrevivido a la quimioterapia, la radioterapia y otros tratamientos. El grupo de Lu extraerá un tipo de glóbulos blancos, los linfocitos T, de la sangre de los pacientes, para modificarlos con CRISPR en el laboratorio.


Los científicos bloquearán la PD-1, una proteína que en condiciones normales ayuda a impedir que estos glóbulos blancos ataquen a otras células en el cuerpo. Tras multiplicar los linfocitos T mutados, los devolverán a los pacientes. Al inhibir la proteína PD-1, los investigadores creen que aumentará la respuesta inmune contra las células cancerosas, aunque existe el riesgo de que también sean atacadas células normales del organismo. Se trata de un ensayo preliminar para probar que el método es seguro.


Hace un mes, los Institutos Nacionales de la Salud de EE UU aprobaron otro experimento similar —financiado por el expresidente de Facebook Sean Parker—, pero no se llevará a cabo hasta finales de año. “Siento una alegría y una satisfacción tremendas”, reconoce Francis Mojica, de la Universidad de Alicante, al comprobar que su descubrimiento está a punto de revolucionar la medicina humana.


“Esta técnica es una bendición”, opina el genetista Lluis Montoliu, del Centro Nacional de Biotecnología, en Madrid. Su equipo emplea CRISPR para crear modelos animales de enfermedades raras. “Gracias a CRISPR, nuestros ratones llevan exactamente las mismas mutaciones que personas con nombre y apellidos. Podemos reproducir en los animales exactamente lo que vemos en los pacientes”, detalla Montoliu, centrado en el estudio de las alteraciones visuales ligadas al albinismo.


El genetista español lamenta que China haya tomado la delantera en la aplicación de la herramienta. El país asiático también fue el primero en modificar genes de embriones humanos (no viables) y de monos con CRISPR. “La inversión en China es tremenda. El número de grupos que están aplicando allí estas tecnologías es descomunal. Deberíamos empezar a pensar qué estamos haciendo mal para no estar en una posición equivalente”, reflexiona Montoliu. Una de las diferencias es clara: experimentar con monos es casi imposible en la Unión Europea.

 

 

Jueves, 21 Julio 2016 07:08

El mundo de la mente tiene 180 países

El mapa de 180 módulos, incluidas las áreas visuales (azul), auditivas (rojo), y táctiles/motoras (verde).

 

El mapa más avanzado del córtex descubre 97 nuevos módulos cerebrales

 

Un siglo de neurología ha demostrado que el córtex cerebral, la sede de la mente humana, está dividido en áreas discretas, o módulos especializados en distintas funciones. Pero todo el córtex tiene una anatomía tan parecida que cartografiar esos módulos no ha resultado nada fácil, pese a intentos loables como el de Brodman, que ya en 1909 elaboró un mapa que todavía se sigue utilizando como una aproximación aceptable. Esta situación acaba de cambiar.


Los neurocientíficos Matthew Glasser, David Van Essen y sus colegas de la Universidad de Washington en Saint Louis, Missouri, en colaboración con investigadores de Oxford, Londres, Minneapolis y Nijmegen, Holanda, han dibujado un mapa del córtex que puede resultar definitivo, o al menos tiene esa vocación. Su secreto es que es “multimodal”: a diferencia de los anteriores intentos, como el de Brodman de 1909, el nuevo mapa usa tres criterios combinados –microarquitectura local, conectividad y función— y reúne información de 210 jóvenes saludables.


Cada hemisferio del córtex ha resultado tener exactamente 180 áreas corticales, de las que 97 eran desconocidas para la ciencia. El trabajo, un verdadero tour de force neurológico, tiene importantes implicaciones para la neurocirugía, los estudios de desarrollo, envejecimiento y enfermedades neurológicas, y permitirá una investigación avanzada de la evolución de la mente humana a partir de sus ancestros primates. El mapa se presenta en el artículo principal de Nature y pronto estará disponible libremente para la comunidad científica (http://humanconnectome.org). La mente ha sido al fin cartografiada.


La estructura modular del córtex (o corteza cerebral, la fina y arrugada capa más externa del cerebro) se empezó a revelar hace más de un siglo con el mero estudio de las lesiones accidentales, y también de los tumores o ictus localizados en una u otra zona. Los daños en ciertas partes de la cabeza pueden causar formas de ceguera, o complejos defectos del procesamiento de las imágenes, y en otros lugares se asocian a la percepción auditiva, el control de los músculos o la coordinación de los movimientos, la interpretación del lenguaje, la aptitud numérica, el razonamiento lógico o el comportamiento social y moral.


Glasser y Van Essen se han beneficiado ahora de la gran calidad y versatilidad de las exploraciones por MRI (imagen por resonancia magnética) reunidas por el Proyecto Conectoma Humano, financiado por los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de Estados Unidos con 30 millones de dólares (27 millones de euros) con el objetivo, precisamente, de elucidar las autopistas neuronales que subyacen a la función del cerebro: un mapa de carreteras de la mente humana.


La alta calidad del nuevo mapa afecta a todas las regiones del córtex. Las distintas áreas implicadas en procesar la información visual (V1, V2...), que funcionan como una jerarquía donde la información que llega de la retina se va abstrayendo progresivamente (ángulos, polígonos, poliedros...) resultan ahora tan evidentes como en un mapa político, y además pueden considerar fácilmente las diferencias entre personas, que son notables. En otro ejemplo espectacular, la nueva cartografía ha identificado un área del lenguaje que había pasado inadvertida tras un siglo de investigaciones neurológicas intensas.


Los autores esperan, sin embargo, que sean las partes cerebrales peor definidas hasta ahora las que más se beneficien de su estudio. Esto incluye el córtex prefrontal, la parte más anterior del cerebro, que es la que más ha crecido durante la evolución de los homínidos, y donde residen las funciones más específicamente humanas: las altas funciones intelectuales, como el razonamiento lógico, el pensamiento abstracto y su interacción permanente con las emociones. Es ahí donde la nitidez de la nueva cartografía permitirá avanzar más la investigación en los próximos años.

 

 

Universidad Técnica de Delft-Holanda

 

Investigadores de la Universidad Técnica de Delft, en Holanda, crearon un dispositivo de almacenamiento de datos 500 veces más potente que el mejor de los disponibles en la actualidad, gracias a los átomos de cloro, según un estudio publicado en la revista Nature Nanotechnology.

 

"Teóricamente, permitirían una capacidad de almacenamiento equivalente a la de todos los libros jamás escritos en el tamaño de un solo sello postal", explica el director del estudio, Sander Otte. En los espacios de una rejilla de átomos de cloro sobre una superficie de cobre se almacenan bits y bytes.

 

En homenaje a uno de los padres decisivos de esta tecnología, el físico estadunidense Richard Feynman (1918-1988), los investigadores escribieron en una casilla de sólo 100 nanómetros (una milmillonésima parte de un metro) una parte de su famoso discurso de 1959 There’s Plenty of Room at the Bottom (Hay muchísimo espacio en el fondo), en el cual sentó las bases de la nanotecnología.

 

 

Proceso automatizado

 

Los investigadores se sirvieron de la capacidad de los átomos de cloro para ordenarse de forma autónoma en una cuadrícula bidimensional. Como había menos átomos de cloro de los necesarios para la cobertura completa, se crearon en la rejilla unos espacios, llamados vacantes. Con una de ellas y un átomo de cloro formaron un bit, la unidad más pequeña de almacenamiento de datos. En una proyección horizontal, "vacante arriba, átomo abajo" significa cero, mientras "átomo arriba, vacante abajo" significa uno.

 

Para almacenar datos, los investigadores tuvieron que mover los átomos mediante un microscopio de efecto túnel. Este instrumento permite explicar la estructura atómica de una superficie a través de una punta conductora (un único átomo) y la corriente de polarización aplicada entre ambas. Si se aplica a la punta conductora una corriente de un microamperio, ésta hace que un átomo de cloro se desplace a una vacante.

 

El equipo de expertos ha logrado automatizar el proceso, de manera que el microscopio de efecto túnel traslada los átomos de vacante a vacante hasta que se crean las casillas de bits. Para mantener estable la cuadrícula, cada bit está limitado por átomos de cloro, de manera que no haya un bit al lado de otro.

 

Actualmente, para leer un bloque de 64 bits se necesita un minuto, mientras para escribirlo hacen falta dos. Además, el proceso sólo funciona a una temperatura de 196 grados Celsius. "El almacenamiento diario de datos a escala atómica aún está muy lejos", señala Otte. "Pero gracias a este éxito hemos dado un gran paso adelante".

 

Eso mismo opina Steven Erwin, del Laboratorio de Investigación Naval de Washington. En un comentario al artículo, el experto escribe que independientemente de las complicaciones que traerá la aceleración del proceso de escritura y lectura, se trata de un logro a tener en cuenta, que "estimulará nuestra imaginación hacia el próximo hito".

 

 

Hiroshi Amano, durante su participación en el foro de premios Nobel de Lindau.

Miles de experimentos tuvo que hacer el japonés Hiroshi Amano para conseguir el hito tecnológico que ha cambiado la iluminación y la comunicación digital.

 


MADRID.- Los ledes, esos puntitos de luz, están ya en todas partes, en las pantallas, grandes y pequeñas, y en la nuevas bombillas. Pero no salieron de la nada, sino del esfuerzo durante décadas de investigadores como Hiroshi Amano, premio Nobel de Física desde 2014 por conseguir hacer realidad el esquivo led azul, un hito tecnológico tan reciente que todavía no se ha explotado todo su potencial. Además, la historia de cómo se obtuvo el led azul tiene mucho que ver con la investigación dirigida, la que se propone lograr un objetivo concreto más que aumentar el conocimiento, pero acaba teniendo una gran relevancia general. También tiene que ver con la incapacidad de las empresas por sí solas para hacer avanzar la ciencia.

 

Amano, ingeniero japonés, es uno de los premios Nobel más jóvenes en la actualidad. Tiene 55 años y obtuvo el galardón junto a su mentor Isamu Akasaki hace solo dos años, pero el trabajo premiado lo realizó cuando estaba en la veintena. Compartieron ambos el Nobel con otro investigador japonés, Shuji Nakamura, “por la invención de diodos emisores de luz azul eficientes, lo que ha permitido que existan fuentes de luz blanca brillantes que ahorran energía”. Del trabajo de Amano vienen las nuevas bombillas que han sustituido a las incandescentes de toda la vida.


Amano contribuyó a hacer realidad a finales de los años ochenta lo que tantos científicos habían dejado por imposible en los años setenta, un diodo luminoso azul, que abrió la puerta a la luz blanca que está reduciendo el coste de la iluminación en todo el planeta y al mismo tiempo inició la segunda revolución digital, la de los teléfonos inteligentes y las grandes pantallas planas.


Los ledes son dispositivos electrónicos semiconductores como lo es el transistor, y su composición (galio, fósforo e indio entre otros elementos) determina el color de la luz que emiten. El primer led que se desarrolló fue el rojo, en 1962, en 1974 llegó el verde, y la tecnología se plasmó en los grandes monitores de aeropuertos y estaciones, pero el azul se resistió a los esfuerzos de numerosos científicos. El fracaso llevó al abandono general de esta línea de investigación, con la excepción de Akasaki, dice Amano. Sin embargo, la empresa en la que trabajaba también la dejó y Akasaki se pasó a la Universidad de Nagoya, donde Amano se convirtió en uno de sus estudiantes.


Si algo tienen en común Akasaki y Amano es su perseverancia, desde luego. Amano, que acudió por primera vez este año al foro de premios Nobel de Lindau (Alemania) dice que decidió conscientemente dedicarse íntegramente a esta línea de investigación porque encajaba en su vocación por la ingeniería, a la que veía como la forma de conectar a la gente entre sí. Hizo una elección que muchos científicos no se atreven a hacer, seguir una línea de investigación minoritaria, que no está de moda y no atrae tantos fondos como otras más populares, y le salió bien, aunque le costara miles de experimentos llegar a su objetivo. Sin embargo, Amano reconoce que no apreció la importancia de su trabajo, lo que resulta llamativo en un premio Nobel: “Pensé que el uso del led azul iba limitarse a las pantallas de todo tipo, que era lo que interesaba a las empresas”. Pero posteriores trabajos de investigación llevaron a conseguir la luz blanca, el aspecto más llamativo de este salto tecnológico, mediante la combinación de los tres colores o el añadido de fósforo a un led azul. “Una nueva tecnología lleva a nuevas aplicaciones”, es la explicación de Amano, que recuerda que la luz led blanca para iluminación general es ocho veces más eficiente que las bombillas incandescentes.

 

A Amano, como japonés, le interesa especialmente saber que la luz led facilitará la reducción del consumo eléctrico que se ha fijado Japón para 2020 como medida para depender menos de la energía nuclear, tras la catástrofe de Fukushima. Los ledes pueden, además, funcionar como lámparas alimentadas con energía solar en lugares donde no hay red eléctrica, y se utilizan también, en su versión ultravioleta, para el tratamiento de agua y la desinfección en hospitales, además de en conversores de corriente eléctrica continua, procedente de energía solar, a corriente alterna.


A los científicos menores de 35 años que por centenares asistieron este año, como todos los años, al foro de Lindau, Amano contó cómo, al no disponer de dinero para comprar un carísimo sistema de hacer crecer cristales lo desarrollaron a su medida en el laboratorio, a pesar de que nadie allí conocía el tema. “Los profesores se equivocaron tanto como los estudiantes”, aseguró. Pasaron tres años y no lograban mejorar su producto, pero al final lo consiguieron y en 1989 nació el primer led azul. Sobre la base de otro método distinto, Nakamura, que sí trabajaba en una empresa, pidió posteriormente otra patente de led azul, y comparte ahora el premio Nobel con maestro y discípulo.

 

Amano, que ni siquiera era doctor todavía, estuvo realizando tres experimentos diarios para llegar a su objetivo y dejó de lado vacaciones y diversiones hasta conseguirlo. Ahora sigue trabajando en su universidad de siempre, sigue siendo modesto, a pesar del galardón, y es un jefe motivador, en palabras de uno de sus estudiantes, que acudió a Lindau. Su trabajo se centra en nanoestructuras que se espera mejoren los ledes y las células solares.

 

Como recordó a los asistentes Jürgen Kluge, el nuevo presidente del consejo directivo de la fundación que organiza el foro de Lindau, nada es gratis en esta vida: “Solo podéis venir una vez, no queremos volver a veros hasta que seáis premios Nobel!”, aseguró, medio en broma medio en serio.

 

 

Publican las páginas secretas del informe clasificado sobre el 11S

Los documentos secretos sobre el ataque terrorista más cruel de la historia han sido desclasificados.

 

 

El Congreso estadounidense ha publicado las 28 páginas secretas del reporte bipartidista sobre los atentados de 2001 en Estados Unidos. La información estuvo guardada en secreto desde el año 2002.


Una sección del informe indica que miembros destacados del gobierno de Arabia Saudita estuvieron involucrados en la planificación y la financiación de los ataques terroristas.


Los documentos desclasificados confirmaron las sospechas de que los terroristas implicados en los ataques del 11 de Septiembre ―15 de 19 de los cuales eran ciudadanos saudíes― probablemente recibieron apoyo de oficiales de inteligencia saudíes de alto rango.


"En Estados Unidos, algunos de los secuestradores del 11 de septiembre estaban en contacto y recibieron el apoyo o asistencia de individuos que pueden haber estado en contacto con el gobierno de Arabia Saudita", reza el informe.


"Hay información, principalmente de fuentes del FBI, de que al menos dos de esos individuos supuestamente eran agentes de inteligencia de Arabia Saudita", se desprende de las páginas recién publicadas.


Sin embargo, el documento revela también que "en sus testimonios, ni los testigos de la CIA ni del FBI fueron capaces de identificar definitivamente el grado de apoyo de Arabia Saudita a la actividad terrorista a nivel mundial o dentro de Estados Unidos".


El informe explica que la magnitud de la participación de Arabia Saudita no está clara debido a que el gobierno de Estados Unidos comenzó a "investigar agresivamente" solo después del atentado. Sin embargo, sí enumera a varios destacados saudíes sospechados de haber estado involucrados con el terrorismo.


El oficial de inteligencia saudí que habría dado asistencia a los terroristas del 11S


El informe da un resumen detallado sobre el sospechoso oficial de inteligencia Omar Al Bayoumi. El informe cita los archivos del FBI que indican que Al Bayoumi proporcionó "asistencia sustancial" a los secuestradores del 11S, Khalid Al Midhar y Nawaf Al Hazmi, dos de los cinco terroristas que estrellaron el vuelo 77 de American Airlines contra el Pentágono.


Según el informe, Al Bayoumi se reunió con los secuestradores en un lugar público en San Diego "poco después de su encuentro con una persona en el consulado de Arabia Saudita" en 2000.


El sospechoso tuvo "amplios contactos" con establecimientos del gobierno de Arabia Saudita en EE.UU. en este mismo período, y recibió apoyo financiero de una compañía saudí cercana al Ministerio de Defensa de Arabia Saudita.

Publicado enInternacional
Hielo de Mont Blanc atesora valiosa información sobre el clima

AFP/Grenoble.

 

La idea de almacenar muestras de glaciares en la Antártida puede parecer estrafalaria. Sin embargo, es el objetivo de un equipo de investigadores que en agosto extraerá hielo del Mont Blanc, amenazado por el calentamiento global.

 

"El hielo es un pozo de información", explicó Jérôme Chappellaz, director de investigación en el Laboratorio de Glaciología y Geofísica del Medioambiente (LLGE) de Grenoble, Francia.

 

Con sus burbujas de aire y sus impurezas, los glaciares atesoran información valiosísima sobre las condiciones atmosféricas de hace siglos o incluso miles de años.

 

Así es como los glaciólogos han podido determinar el vínculo entre las temperaturas y los gases de efecto invernadero. En los glaciares del Mont Blanc, podrán estudiar en particular la evolución de la contaminación o de la actividad industrial en Europa a lo largo de cien años.

 

Pico de cesio 137

 

Ejemplo de esa información almacenada en el hielo, apunta Chappellaz, es el pico de cesio 137 detectado en abril de 1986, tras la catástrofe de Chernóbyl.

 

Unos 12 especialistas franceses, italianos y rusos pasarán varios días a 4 mil 300 metros de altitud en un macizo de los Alpes franco-italianos para extraer tres barras de hielo de 140 metros de largo.

 

Esas muestras, de varias toneladas, serán depositadas en cajas aislantes. Una de ellas será analizada en el laboratorio de Grenoble para constituir una base de datos abierta a todos los científicos.

 

Las otras dos muestras irán a la base franco-italiana de Concordia, en la Antártida, hacia 2019 y 2020, "un congelador natural a -50°C", a salvo de averías eléctricas.

 

En la primera mitad de 2017 está prevista otra operación similar en el glaciar boliviano de Illimani, a 6 mil 300 metros de altitud, en condiciones mucho más difíciles.

 

El objetivo es conservar durante siglos "la memoria del hielo", una "materia prima" extremadamente valiosa para los científicos.

 

Chappellaz apunta a la posibilidad de detectar muchas cosas más en el hielo en varias décadas gracias al desarrollo tecnólogico. Y señala como pista de trabajo la posibilidad de investigaciones futuras sobre las mutaciones de los virus o las bacterias, atrapados en el hielo.

 

La dificultad está en que los glaciares evolucionan y se funden tan rápido que los situados a menos de 3 mil 500 metros de altitud desaparecerán antes que termine el siglo XXI en los Alpes.

 

En los Andes, el glaciar de Chacaltaya, en Bolivia, situado a 5 mil 300 metros, desapareció en 2009.

Publicado enMedio Ambiente
EU: Censura, terrorismo y poderes fácticos

 

Luego de los no aclarados ataques del 9/11 contra las Torres Gemelas y de las leyes de estado de excepción y marciales que siguieron, y en lo externo, de las guerras de agresión (Afganistán, Irak, Libia...) y del intervencionismo en clave de golpes blandos (Venezuela) o de campañas anti-narco o del crimen organizado (Plan Colombia e Iniciativa Mérida), cabe retomar los eventos que cimbran el proceso electoral en curso en Estados Unidos: 1) el apagón informativo en plena campaña electoral, de lo que hasta ahora es el más riesgoso e irresponsable despliegue belicista de la OTAN, liderada por Estados Unidos, en la frontera rusa, y 2) el complejo enlazamiento de lo anterior con la sórdida batalla legal, de lo que Josh Earnes, vocero de la Casa Blanca, calificó de investigación criminal que realiza el Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ) por conducto de la FBI sobre el manejo que como secretaria de Estado hizo Hillary Clinton de cientos o miles de correos electrónicos secretos.


Desde que Obama endosó formalmente la candidatura de Clinton, a sabiendas de que el DOJ, a cargo de Loretta Lynch (por él elevada a ese cargo) realiza la mencionada investigación, brotaron dudas sobre el influyentismo político en el aparato judicial. Una hora después de que Obama anunció ese apoyo, Earnes, en tenso diálogo con un reportero que preguntó si ese espaldarazo era un mensaje a servidores públicos del DOJ, a los agentes y director de la FBI –J. Comey– y a Lynch, de que dieran carpetazo al caso Clinton, replicó que esos funcionarios saben que su trabajo no es político, que son asuntos sobre el cumplimiento de la ley y que por tanto, el presidente (textual) ha reiterado su compromiso, al principio, de que cualquier investigación criminal debe conducirse con apego a la ley y con independencia de cualquier interferencia política. (Sobre los cargos a Clinton ver “Who’s Protecting Hillary Clinton?” Voltaire Network, en ICH 17/6/16).


En este punto del debate saltaron de sus sillas los reporteros presentes en la sala de prensa y seguro que también en las casas de campaña de demócratas y republicanos. Lo de investigación criminal hizo trizas la reiterada narrativa de Clinton de que no enfrenta, en absoluto, ningún cargo criminal. Por meses, ella y asociados insistieron que era “sólo una ‘auscultación’ de rutina” del DOJ. Dos días y horas después fueron atacados con alevosía los asistentes a un bar gay en Orlando, Florida. La atención pública y del DOJ (Lynch, Comey y agentes) se alejó del caso Clinton y para alivio de algunos, se centró en la masacre que cortó de tajo 49 vidas repletas de futuro e hirió a otros 53. De lo poco que se sabe del atacante destaco que fue guardia de una firma de seguridad, que usó revolver y un rifle de asalto, que viajó de Estados Unidos a Arabia Saudita y, en aparente simbolismo numérico, antes de la masacre (la mayor desde las Torres Gemelas), llamó al servicio telefónico de la policía 9-11 para expresar lealtad al Estado Islámico. La tragedia acentuó el giro a la derecha de un debate electoral al que ha dado oxígeno la vital agenda de Bernie Sanders en materia de equilibrio estratégico, calentamiento global, empleo, equidad, finanza electoral, bancaria, golpes blandos y acceso universitario.


Estos sucesos electorales, judiciales y de terrorismo, se dan en medio de lo que Stephen Cohen (Princeton, NYU), destacado autor sobre la relación EU-Rusia, en diálogo con Thom Hartmann, califica de escandaloso apagón informativo en Estados Unidos sobre lo que en efecto es, en sus palabras, la mayor movilización militar hacia la frontera occidental rusa desde que los nazis invadieron la URSS en junio de 1941. Encabezada por Estados Unidos, la OTAN desplegó la Operación Anaconda, que movilizó durante 10 días poco más de 30 mil tropas, tanques, aviones y fuerza naval, en un hostil ejercicio de guerra en que Rusia atacaría a los países bálticos y Polonia. Una operación de esta magnitud, dice Cohen, realizada en las fronteras de China o de México, es noticia de primera página. En Europa y en Rusia hubo gran debate, en especial porque la canciller Ángela Merkel, bajo presión de Estados Unidos y como para evocar las heridas de ayer y provocar la guerra hoy, envió un contingente al ejercicio.


De su parte, el socialdemócrata Frank W. Steinmeier, ministro de Exteriores alemán, criticó a la OTAN por el riesgo de guerra (nuclear) de su ofensiva contra Rusia: Lo que debemos evitar hoy es incendiar la situación con belicismos y sonando las botas de guerra. ¿Por qué otra guerra? Cohen dice que es ideología neocon. No se limita a negocios bélico-industriales.Van por el dominio mundial y una Rusia soberana les estorba. “Es un diseño bipartidista más allá de la derecha republicana y la señora Clinton, dijo Cohen, es expresión cristalina de esta postura. Si es electa, tendrá esa acusación como un potencial Watergate.


¿Riesgo de guerra para sostener el Project for a New American Century post 9-11?


jsaxef.blogspot.com

 

 

 

 

Publicado enInternacional
Hallan la clave de la neurodegeneración del Parkinson
Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh, en Estados Unidos, han descubierto una razón por la que la proteína alfa-sinucleína relacionada con la enfermedad es tóxica para las neuronas en el cerebro.

 

 

MADRID.- La enfermedad de Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa que afecta al sistema nervioso en el área encargada de coordinar la actividad, el tono muscular y los movimientos. Durante su desarrollo se pierden neuronas en la unión entre el cerebro y la médula espinal, el tronco del encéfalo, y, en consecuencia, se deja de producir una sustancia llamada dopamina.

 

Se trata de una enfermedad degenerativa caracterizada por dificultades como temblor, lentitud y en la marcha y el equilibrio que afecta a más de 160.000 personas en España y cerca de 1 millón de personas en Estados Unidos. Los síntomas son causados por la degeneración y la pérdida de neuronas en el cerebro, en particular las que son cruciales para el inicio y la coordinación del movimiento.

 

Hace unos días conocimos que investigadores de la Universidad Northwestern en Chicago (EEUU) habían descubierto una nueva causa de la enfermedad de Parkinson, las mutaciones en un gen llamado TMEM230. Ahora, investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh, en Estados Unidos, han descubierto una razón importante por la que la proteína alfa-sinucleína relacionada con el Parkinson, un constituyente principal de los cuerpos de Lewy que son el sello patológico de la enfermedad de Parkinson, es tóxica para las neuronas en el cerebro.

 

El descubrimiento, del que se informa en un artículo publicado en la edición digital de Science Translational Medicine, tiene el potencial de conducir a nuevas terapias que podrían retrasar o detener la progresión de la devastadora enfermedad.

 

"Es muy emocionante que hayamos encontrado un mecanismo al que poder dirigirnos para crear nuevos tratamientos para esta enfermedad devastadora", dice el investigador principal, Timothy J. Greenamyre, profesor de Neurología en la Escuela de Medicina de Pitt y director del Instituto Pittsburgh para Enfermedades Neurodegenerativas (PIND, por sus siglas en inglés).

 

El objetivo de PIND es un enfoque integrado e interdisciplinario para estudiar enfermedades neurodegenerativas y sus mecanismos, con el objetivo de transformar la ciencia de vanguardia en nuevas terapias y diagnósticos que beneficien directamente a las personas afectadas por enfermedades neurodegenerativas.

 

Los tratamientos actuales para la enfermedad de Parkinson pueden reducir los síntomas, pero no retardar el inevitable empeoramiento de la patología. Para ralentizar o detener la progresión de la enfermedad, los científicos deben primero determinar por qué y cómo están muriendo las neuronas.

 

Las neuronas que se degeneran contienen grandes cúmulos de una proteína llamada alfa-sinucleína y las personas cuyas células fabrican demasiado alfa-sinucleína o generan una forma mutada de la proteína se encuentran en alto riesgo de desarrollar EP debido a la toxicidad de la proteína, según los investigadores.

 

Los científicos también demostraron que la acumulación de alfa-sinucleína en la EP es tóxica porque interrumpe el funcionamiento normal de las mitocondrias, las pequeñas centrales eléctricas responsables de la generación de energía de una célula.

 

 

Posibles terapias

 

En el nuevo estudio, Greenamyre y su equipo -iderado por los coautores Roberto Di Maio y Paul Barrett, ambos de PIND- utilizaron un modelo de roedor bien establecido de EP para mostrar exactamente cómo la alfa-sinucleína altera la función mitocondrial.

 

De esta forma, encontraron que al unirse a una proteína mitocondrial denominada Tom20, la alfa-sinucleína impidió que la mitocondria funcione de manera óptima, lo que resultó en menor producción de energía y más desechos celulares perjudiciales.

 

En última instancia, esta interacción entre la alfa-sinucleína y Tom20 lleva a la neurodegeneración, explica Greenamyre. Después, los investigadores confirmaron sus hallazgos en animales en el tejido cerebral de personas con enfermedad de Parkinson.

 

Mediante el uso de cultivos celulares, el equipo también encontró dos maneras de prevenir la toxicidad causada por la alfa-sinucleína: la terapia génica que obligó a las neuronas a generar más proteínas Tom20 las protegía de la alfa-sinucleína; y una proteína que fue capaz de evitar que la alfa-sinucleína se pegue a Tom20 impidió los efectos nocivos de la alfa-sinucleína en las mitocondrias.

 

Aunque se necesita más investigación para determinar si estos enfoques podrían ayudar a los pacientes con EP, Greenamyre es optimista de que uno o ambos pueden, en última instancia, convertirse en ensayos clínicos humanos en un esfuerzo por reducir la velocidad o detener el avance de otro modo inevitable de la EP.

 

 

Cayó el ministro de Transparencia de Brasil

FABIANO SILVEIRA RECOMENDO FRENAR LAS INVESTIGACIONES DE CORRUPCION, SEGUN UNOS AUDIOS



En las conversaciones filtradas a la prensa, Silveira sugiere estrategias de defensa a algunos sospechosos de corrupción en el caso Petrobras. El ministro dejó su cargo como lo hiciera la semana pasada el titular de Planificación, Romero Jucá, involucrado en un escándalo similar.

El ministro de Transparencia, Fiscalización y Control de Brasil, Fabiano Silveira, dejó su cargo luego de que se filtrara a la prensa un audio en el que recomendó medidas para frenar las investigaciones por corrupción en Petrobras. Silveira envió una carta al presidente interino, Michel Temer, en la que presentó su renuncia de manera “irrevocable”. Por la tarde, el jefe de Estado había decidido mantenerlo al frente de la cartera de Transparencia, pero su renuncia era exigida por empleados de ese ministerio luego de que se divulgara el audio. La semana pasada, Temer aceptó el pedido de licencia del ministro de Planeamiento, Romero Jucá, involucrado en un escándalo similar.


El domingo TV Globo divulgó nuevas grabaciones aportadas por Sérgio Machado, ex presidente de Transpetro, subsidiaria de Petrobras, que se acogió al régimen de delación premiada (información a cambio de una reducción de la pena que le corresponde). En esos audios, que según TV Globo fueron registrados el 24 de febrero mientras Silveira aún se desempeñaba como miembro del Consejo Nacional de Justicia, el nuevo responsable de la lucha contra la corrupción criticaba la investigación en la petrolera y sugería estrategias de defensa a algunos de los sospechosos.


Silveira conversa con el presidente del Senado, Renán Calheiros, salpicado por ese caso de corrupción, y con Machado. “Están perdidos con esa cuestión”, dice Silveira en alusión al Ministerio Público, responsable de las investigaciones; aconseja tanto a Calheiros como a Machado sobre líneas a adoptar en sus defensas. Machado grabó a varios miembros y aliados del Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) como Romero Jucá, mano derecha de Temer, quien la semana pasada debió abandonar el Ministerio de Planeamiento.


En una nota oficial difundida el domingo, Silveira confirmó el contenido de la grabación y explicó que fue hecha en la residencia de Calheiros, a quien visitó sin saber que Machado estaría presente. Según el ministro, fue una conversación de tono informal que de ninguna manera sugiere que haya hecho gestiones o interferido ante las instituciones públicas en favor de terceros. De a acuerdo a la nota, “es un despropósito sugerir que el Ministerio Público, una institución que ya dio tantas pruebas de independencia en el cumplimiento de su deber, pueda sufrir algún tipo de interferencia externa”.


Las denuncias por corrupción en Petrobras alcanzan a medio centenar de políticos de diversas formaciones, entre ellas, el PMDB, que lidera Temer, y es la columna vertebral del gobierno interino. En los últimos días, Machado reveló conversaciones con otros importantes dirigentes del PMDB, como el ex presidente José Sarney, quien también se queja de las investigaciones en Petrobras y llega a afirmar que Brasil está bajo una “dictadura de la Justicia”.


Según Dilma Rousseff, la difusión de grabaciones como aquella en la que Jucá pide delimitar la investigación prueban que el proceso en su contra no supone más que un golpe de Estado que tiene por objetivo proteger a los corruptos. La semana pasada, el senador Roberto Requiao, que pertenece al mismo partido de Temer, aunque es un crítico acérrimo de su rumbo económico, aseguró que las grabaciones muestran que el PMDB y el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) hicieron un acuerdo para derrocar a Dilma. “Esto no tiene nada que ver con el delito de responsabilidad que se le atribuye”, señaló.


Temer, que aún no se expresó sobre el caso Petrobras, asumió el poder en sustitución de la presidenta suspendida el 12 de mayo y ya tuvo que pedirle la renuncia a Jucá al Ministerio de Planificación por el audio en el que se lo escucha pedir la intervención en el caso Petrobras. El mandatario interino consideraba hasta ayer que no había elementos para determinar la salida de Silveira de su gobierno. En una reunión con el procurador general de la República, Rodrigo Janot, según señalaron fuentes oficiales, Temer ratificó el apoyo de su Gobierno a toda investigación sobre irregularidades en el ámbito público.


La presión política para que Silveira renunciara aumentó ayer después de que la prensa difundiera los audios que lo vinculaban al caso Petrobras. Afiliados del sindicato que agrupa a los trabajadores del Ministerio de Transparencia, Fiscalización y Control se manifestaron en Brasilia para exigirle al presidente interino que destituyera a Silveira, a quien acusaron de realizar “maniobras oscuras” relacionadas con la pesquisa en la petrolera estatal. Los manifestantes le impidieron al ministro renunciante el ingreso al edificio de la ex Controlaría General de la Unión (CGU), a la que Temer rebautizó con el nombre de Ministerio de Transparencia, Fiscalización y Control.


A la protesta sindical se sumó el capítulo brasileño del grupo Transparencia Internacional, que en un comunicado afirmó que el Gobierno “debe garantizar que cualquier de sus miembros implicado en corrupción o que trabaje contra las investigaciones deberá ser sustituido”.

Publicado enInternacional
La vida inteligente existía antes de que apareciera el primer cerebro

Un moho mucilaginoso es capaz de reproducir una forma de aprendizaje llamada habituación.

 

Científicos franceses lograron por primera vez en la historia demostrar que un organismo unicelular sin cerebro tiene la capacidad de aprender. Su estudio, publicado en la revista 'Proceedings of the Royal Society B', podría hacer que la ciencia reconsiderara los orígenes primordiales de aprendizaje, que habrían tenido lugar mucho antes de la evolución de las formas de vida con cerebro.

Un equipo de investigadores del Centro de Investigación de Cognición Animal de la Universidad de Toulouse III-Paul Sabatier y del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS, Francia) estudiaron el moho mucilaginoso 'Physarum polycephalum' y descubrieron que es capaz de reproducir una forma de aprendizaje llamada 'habituación'.

La capacidad fue descubierta en un experimento en el que los científicos expusieron a dos grupos de este organismo a la tarea de superar diferentes obstáculos. El primer grupo tenía que alcanzar una fuente de alimento a través de un 'puente' con sustancias desconocidas pero inofensivas (quinina y cafeína) y el segundo tenía simplemente que cruzar un 'puente' sin obstáculos.

Tras seis días, los organismos que atravesaban la quinina o la cafeína se comportaron de la misma manera que el grupo que no se enfrentó a ninguna sustancia, señalan los investigadores. En otras palabras, lograron aprender que la quinina y la cafeína no les resultaban nocivas.

El 'Physarum polycephalum' es un organismo perteneciente a las protistas, lo que significa que no son ni plantas, ni animales, ni hongos. Estos eucariotas primitivos aparecieron por primera vez hace 1,5 millones de años.

Ahora la investigación abre la posibilidad de buscar otros tipos de aprendizajes en organismos muy simples como los virus o las bacterias.