Putin planea llevar humanos a la Luna y Marte en 2019

El presidente ruso, Vladimir Putin anunció que enviará misiones tripuladas a la Luna y a Marte en los próximos años con el fin de retomar la carrera espacial de la URSS.
En esta oportunidad el desafío para Rusia no será nada fácil. Ahora tendrá que competir no solo con EE.UU. para llegar primero a Marte, sino también con empresas privadas como la famosa SpaceX de Elon Musk.


Según los planes del presidente de Rusia, los primeros módulos llegarán a Marte para el 2019 con sondas y rovers. Putin no explicó cómo lo haría con una ventana de tiempo tan corta y con objetivos tan complejos como los planteados.


Además la agencia espacial rusa intentará enviar seres humanos a los polos de la Luna. Esto se debe a que creen que aquí puede haber mucha más agua que en otras partes del satélite. De igual manera Putin declaró que la luna será útil como un punto de partida para seguir estudiando y explorando otros planetas.


La carrera por llevar los primeros humanos a Marte ya empezó hace mucho tiempo. El más claro ejemplo es el de Elon Musk, que hace unas semanas lanzó el Falcon Heavy al espacio y mandó un Tesla Roadster a la órbitar del sol


La carrera espacial ha pasado de una etapa “fría” a una “caliente”, al anunciar Vladimir Putin una misión no tripulada rusa a Marte el próximo año.


Esta nave no tripulada se trataría simplemente del preámbulo para el envío de misiones tripuladas para eventualmente cumplir el sueño de colonizar el planeta rojo.


Las declaraciones fueron echas en el marco de un documental realizado por Andrey Kondrashov. En el mismo, Putin aceptó que se planean estas misiones tripuladas y no tripuladas al planeta hermano de la tierra.


“La misión más cercana ocurrirá muy pronto, estamos planeando una misión a Marte en el 2019”, señaló el mandatario ruso.


El anuncio de Putin lo pone a competir no simplemente contra la NASA, sino contra las ambiciones espaciales de la iniciativa privada, que busca apoderarse de la carrera espacial con iniciativas como SpaceX, de Elon Musk.

17 marzo 2018 | 15
(Tomado de elmercurio.com.mx y varias agencias)

Publicado enInternacional
Crean primer embrión con células humanas y de ovejas

Investigadores de la Universidad de Stanford (Estados Unidos) desarrollaron en el laboratorio el primer embrión híbrido que contiene células madre de seres humanos y ovejas, con el objetivo de explorar nuevas alternativas a la escasez de órganos.

El trabajo, presentado en el encuentro anual de la Asociación Estadunidense para el Avance de la Ciencia, realizado en Austin, Texas, se ha basado en la misma técnica que hace un año permitió a investigadores estadunidenses cultivar células humanas en embriones de cerdo.

En este caso, según informó The Guardian, los investigadores lograron cultivar embriones de oveja con células humanas, y el objetivo a largo plazo es poder aprovechar esta técnica con células de pacientes que necesiten un trasplante, ya que, de esa forma, los tejidos resultantes serían compatibles con su sistema inmune y no habría posibilidad de rechazo.

"Podría llevarnos cinco años o incluso 10, pero creo que al final podremos conseguirlo", aseguró el experto Hiro Nakauchi, quien colabora en la investigación.

En busca de desarrollar órganos

En este caso se ha conseguido un híbrido en el que aproximadamente una de cada 10 mil células eran humanas, sostuvo Pablo Ross, investigador de la Universidad de California en Davis, quien también trabaja en la creación de órganos humanos en otras especies.

De hecho, esta proporción es mucho mayor a la conseguida con los híbridos de cerdos, en los que una de cada 100 mil células eran humanas, aunque aclara que todavía sigue siendo suficiente para tener éxito, ya que se necesita al menos uno por ciento para que resulte viable.

Los científicos utilizaron técnicas de edición del genoma para desarrollar embriones de oveja que no puedan desarrollar un páncreas, de modo que las células humanas introducidas crezcan hasta formar el órgano que falta. Un avance que, además, contribuiría a una solución para abordar la diabetes.

 

En Estados Unidos sólo hay 400 medicamentos huérfanos aprobados por la FDA, de los cuales 5 por ciento son eficaces para tratar enfermedades raras; el resto de los pacientes recibe cuidados paliativos

 

El Proyecto del Genoma Humano reveló en 2000 que cada persona tiene contenidos en sus cromosomas –ubicados en el núcleo de las células– entre 20 mil y 30 mil genes, mismos que dotan a cada individuo de sus características particulares. Este avance, a pesar de haber sido un gran paso, dejó muchas incógnitas, pues no se sabía qué funciones cumplía cada gen en los seres vivos.

A 17 años de esta aportación científica se sabe que en el genoma existen regiones de repetición de genes, áreas con cambios estructurales muy diferentes entre un individuo que en otro, pedazos de genes que faltan y otros que sobran. Estos cambios pueden ser inocuos, benignos o causantes de enfermedades.

Todos portamos mutaciones para enfermedades muchas veces raras, sólo que se mantienen como genes recesivos y no se expresan, a menos que dos personas con las mismas mutaciones tengan progenie y sus genes recesivos se expresen. Hoy día conocemos 19 por ciento, 3 mil 831, de estos genes, mientras en 2000 se conocía uno por ciento, comentó Carmen Alaez Verson, investigadora del Instituto Nacional de Medicina Genómica.

 

Uso de la bioinformática

 

Las enfermedades raras –cuyo nombre obedece a que son poco frecuentes en las poblaciones con un estimado estadístico de un individuo por cada 2 mil personas– son muy difíciles de diagnosticar porque presentan síntomas similares, por lo cual se ha recurrido a la bioinformática para analizar regiones de genes o el genoma completo de los pacientes, pues, si la persona no sabe cuál es su mutación, no puede acceder ni a medicamento ni a un ensayo clínico que en un futuro diera lugar a la obtención del medicamento.

En México, el Inmegen realiza esos estudios en el Laboratorio de Diagnóstico Genómico, a cargo de Alaez Verson, quien indicó que es importante desarrollar el conocimiento local. Si seguimos mandando muestras al extranjero nunca vamos a saber qué pasa con estas enfermedades raras en México y cuáles son las mutaciones que circulan con mayor frecuencia en la población. Si no se tiene conocimiento de las mutaciones que están en el país será difícil que se pueda interpretar con certeza.

A lo largo de estos años se ha logrado reducir costos y aumentar la eficiencia del diagnóstico con la creación de bases de datos internacionales como el sitio web Human Gene Mutation Database, donde los especialistas consultan cuadros clínicos de pacientes de cualquier parte del mundo.

Estos repositorios contienen también datos de secuenciaciones de exomas, parte del genoma que al transcribirse da lugar a las proteínas; hay genomas completos que sirven como referencia y hay bases de datos fenotípicas (las características visibles de una persona), en las que se asigna un número a esos rasgos. Esto facilita el establecimiento de un cuadro clínico a quienes padecen una determinada patología.

Aun así, una persona puede tardar años en tener su diagnóstico por la complejidad del análisis, y esto se debe a que es muy complicado hacer diagnósticos.

Hay 15 o más genes que pueden dar un diagnóstico similar, además de que las mutaciones que causan enfermedades raras no son todas iguales ni tienen el mismo efecto sobre la proteína que codifica a determinado gen, por eso la terapia a los pacientes tampoco es exactamente igual.

La investigadora en ciencias médicas añadió que hay mutaciones que eliminan totalmente la función de una proteína, hay otras donde la proteína existe pero no funciona tan bien como debería; hay medicamentos que utilizan a ciertas moléculas para hacer que esa proteína que no funciona tan bien lo haga un poco mejor.

Ante este escenario, las bases de datos sirven para tener una estadística mundial de las enfermedades raras, que evidencian que entre éstas hay unas con mayor tasa de incidencia. Esto sirve para identificar enfermedades y evitar procesos clínicos innecesarios, y para presionar a las farmacéuticas y hacerles ver que vale la pena invertir en la creación de fármacos.

“El desarrollo de medicamentos huérfanos –que están destinados a un grupo muy reducido de pacientes– no le ha importado a la industria porque es un mercado pequeño y hay poco retorno de inversión para la industria. Sólo hay 400 fármacos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, de los cuales 5 por ciento son eficaces para tratar enfermedades raras; el resto de los pacientes recibe cuidados paliativos”, señaló Alaez Verson.

Existe también la terapia génica, en la que se utiliza un vector, como un virus que no daña al ser humano, al que se le coloca un gen sano; el vector funge como transportador que lleva al gen al tejido donde debería funcionar. El problema es que son tratamientos costosos por ser personalizados y los vectores suelen ocasionar efectos adversos en el paciente.

La terapia de remplazo enzimático es otra alternativa. Se proporciona al organismo la enzima que no funciona porque su gen está dañado, ya sea por transfusión sanguínea o vía oral. La enzima suele ser un clon obtenido de una bacteria. El problema con esta terapia es que es cara y de por vida.

 

 

El gobierno de Donald Trump presentó ayer ante el Congreso estadunidense un proyecto de reforma migratoria que ofrece legalización y una hoja de ruta para obtener la ciudadanía a 1.8 millones de jóvenes indocumentados, a cambio de 25 mil millones de dólares para el muro con México y otros aspectos para reforzar la seguridad fronteriza. La iniciativa fue rechazada de inmediato por los demócratas. La imagen es de hace unos días en Washington

 

Trump propone beneficiar a 1.8 millones de dreamers a cambio de 25 mil mdd para el muro

Especialistas adelantan 30 segundos el reloj apocalíptico ante peligros inminentes

 

Nueva York.

Mientras Donald Trump festejaba con los ricos y poderosos del mundo reunidos en los Alpes, y la Casa Blanca buscaba un acuerdo migratorio que ofrece refugio para los hijos de inmigrantes a cambio de expulsar a sus comunidades, científicos y expertos advertían que el mundo está más cerca que nunca de un desastre nuclear y ecológico, poniendo al famoso reloj del día del juicio final a sólo dos minutos antes de la medianoche (hora simbólica del apocalipsis).

Trump y los titanes de la economía y política mundiales están congratulándose entre buen vino y excelente cocina suiza, sobre qué tan bien les va. Para los más ricos fue un año sensacional: el 1 por ciento de la población mundial concentró 82 por ciento de toda la riqueza creada en 2017, según cálculos de Oxfam reportados por La Jornada esta semana. Trump enfatizó su reducción de impuestos sobre empresas y la desregulación del sector privado como el mejor regalo a los asistentes.

Pero en casa, el Boletín de Científicos Atómicos adelantó este jueves 30 segundos el simbólico reloj apocalíptico, para quedar a sólo dos minutos de la medianoche, la hora del fin de la humanidad, señalando que esto se debe al fracaso del presidente Trump y otros líderes mundiales de abordar las amenazas inminentes de guerra nuclear y cambio climático.

Representantes del Boletín de Científicos Atómicos –entre ellos unos 15 premios Nobel– consideran que el mundo no sólo es más peligroso ahora que hace un año; es lo más amenazante que ha estado desde la Segunda Guerra Mundial. El reloj está tan cerca de la medianoche ahora como estuvo en 1953, en el momento más agudo de la guerra fría.

Sin embargo, los integrantes del consejo de ciencia y seguridad del Boletín –fundado en 1945 por científicos preocupados por la nueva amenaza nuclear– afirmaron que estos son tiempos peligrosos, pero el peligro fue creado por nosotros. La humanidad ha inventado los implementos del apocalipsis; entonces puede inventar los métodos de controlarlos y, eventualmente, eliminarlos. Ofrecen una serie de medidas para revertir el avance de las manecillas del reloj, incluyendo reducir las tensiones entre Estados Unidos y Corea del Norte, así como el conflicto con Irán; nuevas negociaciones con Rusia y otros poderes, mientras la ciudadanía intensifique su presión sobre el gobierno para exigir mayor acción sobre el cambio climático y el abuso de tecnologías, entre otras cosas (para ver la declaración completa: https://thebulletin.org/2018-doomsday-clock-statement).

 

Otras amenazas

 

Sin embargo, aparentemente Trump y su gente consideran que los inmigrantes son una amenaza existencial más urgente para este país que las bombas nucleares. Este jueves la Casa Blanca presentó al Congreso su propuesta de reforma migratoria que ofrece legalizar, incluyendo una ruta para obtener la ciudadanía, a 1.8 millones de indocumentados que llegaron siendo menores de edad, conocidos como dreamers –más del doble de los 700 mil que estaban protegidos de la deportación gracias a un decreto de Barack Obama anulado por Trump–, a cambio 25 mil millones de dólares para un muro fronterizo y otros elementos de lo que llaman un sistema de defensa fronteriza, con nuevas y severas restricciones al ingreso de familiares de inmigrantes y la eliminación de la lotería de visas.

Casi de inmediato el proyecto fue rechazado por demócratas y defensores de inmigrantes por considerarla una propuesta para expulsar a las personas y diseñada por nativistas (en referencia al asesor presidencial Stephen Miller).

En tanto, el Senado está ampliando pláticas bipartidistas para elaborar una propuesta que no necesariamente incluya las mismas restricciones que desea el presidente, en una negociación que se vuelve cada vez más urgente, puesto que el 5 de marzo caduca el programa de protección de los dreamers.

Todos fueron sorprendidos –hasta los asesores de la Casa Blanca– el pasado miércoles cuando Trump, casi de la nada, en un breve intercambio con reporteros antes de viajar a Davos, comentó que estaba abierto a considerar un proceso encaminado a la legalización y e incluso la ciudadanía de los dreamers; esto, poco después de haber rechazado una propuesta bipartidista que se basaba en esa misma forma de avanzar. Más tarde insistió en que su mensaje a los jóvenes indocumentados es que no se preocupen.

Desde el miércoles por la noche la Casa Blanca logró condicionar lo dicho por el presidente, de nuevo enfocándose en los puntos de seguridad fronteriza, el muro y mayores restricciones respecto de quiénes les sería permitido ingresar a este país, con la reiteración de que Estados Unidos está amenazado por una ola de inmigrantes.

Mientras tanto, el gobierno continuó con sus políticas de persecución de inmigrantes y sus aliados, y amenazó formalmente a más de 20 ciudades y estados que se declararon santuarios, de que si se rehúsan a colaborar con las autoridades migratorias federales enfrentarán el retiro de fondos federales. Trump calificó ayer a las entidades santuario como “los mejores amigos de pandillas y cárteles”.

Abogados y no pocos asesores de la Casa Blanca también fueron sorprendidos por otros comentarios de su jefe antes de partir rumbo a los Alpes, y se pasaron el día tratando, igual como con el asunto de los dreamers, de modificarlos y condicionarlos. Trump declaró que estaba deseoso de tener un intercambio con el equipo de investigaciones encabezado por el fiscal especial Robert Mueller que está examinando la injerencia rusa en las elecciones, la posible colusión de miembros de la campaña electoral, y ahora posibles intentos del magnate de obstruir esa indagatoria. Me encantaría hacerlo lo más pronto posible, afirmó el presidente en la misma sesión no programada con reporteros donde habló de su amor por los dreamers.

Los abogados de Trump le habían dicho que no hiciera declaraciones sobre el asunto mientras negociaban con Mueller sobre las condiciones del eventual interrogatorio. Este jueves insistieron en que el jefe habló con prisa y sólo estaba reiterando su voluntad de cooperar, pero que todo estará sujeto al consejo de sus abogados. La gran preocupación de su equipo legal y de algunos asesores es que cometa perjurio, o peor, que revele sin querer que sí buscó obstruir el proceso de investigación.

Mientras tanto, defensores del presidente (y él mismo) buscan descalificar la imparcialidad de la investigación por varios lados, desde promover la idea de que hay una conspiración contra Trump dentro de la FBI y otras partes corruptas del Estado profundo.

Y hablando de amenazas: a pesar de otro tiroteo letal en una escuela esta semana, nada cambia. Ocurrió el martes en una preparatoria en un pueblo de Kentucky; dos estudiantes de 15 años murieron, 18 más resultaron heridos. Fue el tiroteo 11 en una escuela en lo que va del año, y eso que apenas vamos en el día 23. Investigadores afirman que desde 2013 se ha reportado, en promedio, un tiroteo en alguna escuela cada semana. Consultar en: (https://everytown.org/).

 

Publicado enInternacional
La exitosa dispersión y conquista del planeta por parte del Homo sapiens empezó al menos 60.000 años de lo que se creía.

 

Los huesos, pertenecientes a un 'Homo sapiens' que vivió hace entre 200.000 y 175.000 años, indican que nuestra especie salió de África y empezó a conquistar el resto del mundo mucho antes de lo que se pensaba. En su estudio han participado varios investigadores españoles.

 

SINC


La cueva de Misliya en Israel, uno de los yacimientos prehistóricos localizados en el monte Carmelo, escondía los huesos humanos más antiguos hallados fuera de África. Los registros fósiles encontrados hasta el momento señalaban que los Homo sapiens se aventuraron fuera de África hace unos 100.000 años. Pero el nuevo hallazgo podría ayudar a entender una parte de la historia de la evolución humana.

Un gran equipo internacional de científicos, liderado por la Universidad de Tel Aviv en Israel, ha descubierto un fragmento de mandíbula superior junto a varios dientes que pertenecieron a uno de los primeros Homo sapiens que partieron de África. Según los tres métodos independientes de datación empleados, el fósil tiene una antigüedad de entre 200.000 y 175.000 años.

El estudio, publicado este jueves en Science, sugiere así que los humanos comenzaron a conquistar el mundo unos 50.000 años antes de lo que se pensaba.

“En los textos clásicos sobre evolución humana se recoge que la historia de nuestra especie es una historia bastante reciente y exclusivamente africana. Sin embargo, el hallazgo de Misliya revela que la historia del origen de H. sapiens, y sobre todo, la de su exitosa dispersión y conquista del planeta empezó al menos 60.000 años antes”, indica a Sinc María Martiñón-Torres, coautora del trabajo y directora del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH).

Aunque los rasgos de la mandíbula pertenecen a humanos modernos, también aparecen características y patrones de otras especies humanas como neandertales u otros grupos. “Uno de los desafíos en este estudio fue identificar las características en Misliya que se encuentran únicamente en humanos modernos. Estos son los rasgos que proporcionan la señal más clara de qué especie representa el fósil de Misliya", apunta Rolf Quam, coautor e investigador en la Binghamton University (EE UU).

 

5a6a2e8ad30c6

Mandíbula fósil hallada en la cueva Misliya. / Israel Hershkovitz

 

El equipo, que ha contado también con la participación de Juan Luis Arsuaga del Centro UCM-ISCIII de Evolución y Comportamiento Humano y de José María Bermúdez de Castro del CENIEH, entre otros investigadores españoles, ha comparado de manera “detallada y exhaustiva” la anatomía del fósil con la de una amplia muestra de fósiles europeos, africanos y asiáticos desde los últimos dos millones de años hasta ahora.

“Esa comparación se ha realizado mediante el análisis de rasgos y medidas clásicas, pero también a través de análisis de forma tridimensional gracias a la aplicación de técnicas de imagen como la microtomografía axial computarizada. La conclusión es que la morfología del fósil hallado en Israel es claramente moderna, y está fuera de la variabilidad de neandertales y otros homininos arcaicos”, detalla Martiñón-Torres.

 

Cazadores saliendo de África


Además de los fósiles, los científicos hallaron herramientas de piedra cerca del yacimiento moldeadas según una técnica muy sofisticada denominada Levallois. Se trata de la primera asociación conocida de esta tecnología con fósiles de humanos modernos en esta región, por lo que los investigadores relacionan la aparición de esta técnica con la del Homo sapiens en esta zona.

El uso de estas herramientas indica que los habitantes de la cueva de Misliya eran hábiles cazadores de grandes presas, controlaban la producción de fuego y tenían en su poder un kit de herramientas de piedra del Paleolítico inferior, similar al encontrado con los primeros humanos modernos en África.

“Hace unos 180.000 años existía una población en Israel con una anatomía y cultura similar a la de los primeros humanos modernos de África. Se trata de una población de cazadores de grandes presas, como uros y gacelas, con herramientas sofisticadas y perfecto control del fuego”, recalca la directora del CENIEH.

 

5a6a2ea12c6f9.r 1516908184056.0 18 671 364

Localización de las herramientas y fósiles encontrados en Misliya (200.000-175.000 años de antigüedad) y Jebel Irhoud (315.000 años de antigüedad). / Rolf Quam-Binghamton University

 

Aunque los fósiles más antiguos de Homo sapiens se encontraron en el yacimiento de Jebel Irhoud (Marruecos), para los investigadores, las rutas migratorias que los humanos modernos usaron para salir de África y el momento en que lo hicieron son clave para comprender la evolución de nuestra especie.

En este sentido, la región de Oriente Próximo representa un corredor importante para las migraciones de homínidos durante el Pleistoceno. Esta zona ha sido ocupada en diferentes momentos tanto por humanos modernos como por neandertales.

 

Flores de 'Arabidopsis thaliana', la especie que fue objeto del estudio

 

 

Expertos crean mapa de 200 moléculas; hallan cómo responden a los peligros ambientales

Comprender interacción de esos elementos y el medio ayudará a aumentar la resistencia a patógenos o tensiones como el calor, la sequía, la salinidad o el impacto frío, explican científicos

 

Madrid.

Un reducido grupo de proteínas claves interactúa entre sí para determinar la forma en que las plantas muestran sensibilidad ante el mundo que las rodea, según el primer mapa que las describe.

Las plantas carecen de ojos y oídos, pero aún así pueden ver, oír, oler y responder a las señales y peligros ambientales, especialmente a los patógenos virulentos. Lo hacen con la ayuda de cientos de proteínas de membrana que pueden detectar microbios u otras tensiones.

Sólo una pequeña porción de esas proteínas sensibles se ha estudiado mediante la genética clásica, y el conocimiento sobre cómo funcionan estos sensores formando complejos entre sí es escaso. Ahora, un equipo internacional de investigadores ha creado el primer mapa de red para 200 de estas biomoléculas, el cual muestra cómo unas pocas proteínas claves actúan como nodos maestros críticos para la integridad de la red, y también revela interacciones desconocidas.

Se trata de un trabajo pionero para identificar la primera capa de interacciones entre estas proteínas, señaló en un comunicado Shahid Mukhtar, profesor asistente de biología en la Universidad de Alabama en Birmingham (UAB), participante en el estudio.

"La comprensión de estas interacciones podría conducir a formas de aumentar la resistencia de una planta a patógenos u otras tensiones como el calor, la sequía, la salinidad o el impacto frío. Esto también puede proporcionar una hoja de ruta para investigaciones futuras de científicos de todo el mundo."

El equipo internacional, con sede en Europa, Canadá y Estados Unidos, fue dirigido por Youssef Belkhadir, del Instituto Gregor Mendel de Biología Vegetal Molecular, en Viena. El estudio fue publicado en la revista Nature.

 

Quinasas receptoras

 

El nuevo mapa de red de interacción integral se centró en una de las clases más importantes de esas proteínas de detección: las quinasas receptoras repetitivas ricas en leucina, o las quinasas receptoras de LRR, que son estructuralmente similares a los receptores tipo-toll humanos, que forman parte del sistema inmunitario.

Las quinasas receptoras de LRR son una familia de proteínas en plantas y animales que son en gran parte responsables de detectar el medio ambiente. En las primeras tienen un dominio extracelular de la proteína, que se extiende más allá de la membrana celular, que puede reconocer señales químicas, como las hormonas de crecimiento o porciones de proteínas de los patógenos. Las quinasas receptoras luego empiezan a dar respuestas a estas señales dentro de la célula, usando un dominio intracelular de la molécula.

La planta modelo Arabidopsis thaliana contiene más de 600 quinasas receptoras diferentes, 50 veces más que los humanos, que son fundamentales para el crecimiento, el desarrollo, la inmunidad y la respuesta al estrés. Hasta ahora, sólo un puñado tenía funciones conocidas, y se sabía poco sobre cómo los receptores podrían interactuar con cada uno para coordinar las respuestas a señales a menudo conflictivas.

Para el estudio de Nature, el laboratorio de Belkhadir probó las interacciones entre los dominios extracelulares de los receptores de forma pareja, trabajando con más de 400 dominios extracelulares de las quinasas receptoras de LRR y realizando 40 mil pruebas de interacción.

 

Sábado, 20 Enero 2018 10:35

Alias Grace

Alias Grace

En junio del 2015, en el marco de un diálogo público titulado «El oficio de escribir», el escritor alicantino Javier Cercas hace una fascinante observación sobre la naturaleza de la novela Cervantina:

 

Para mí –dice– hay algo fundamental en la novela, en este artefacto que inventa este señor Miguel de Cervantes Saavedra, y es la ironía... ¿Qué es la ironía para este señor y luego para todos lo que venimos después? Muy fácil: Don Quijote está totalmente loco, pero al mismo tiempo está totalmente cuerdo. Don Quijote es un personaje totalmente cómico, totalmente risible, ridículo, pero al mismo tiempo es trágico; esa es la ironía, y eso es consustancial a la novela.... Y es (a su vez) un antídoto contra una visión dogmática del mundo en la cual sólo existe una verdad. Tú, precisamente –le dice a Vargas Llosa–, en un ensayo sobre Isaiah Berlin hablas de las verdades contradictorias; es decir, que dos cosas en aparente contradicción pueden ser verdad al mismo tiempo, y eso es lo que hace la novela...Por eso es por lo que la novela es peligrosa, porque enseña que el mundo es más complejo, que las cosas pueden ser de una manera y de otra.

 

En esto Vargas Llosa está completamente de acuerdo y lo complementa al decir que la novela pone en «duda nuestras certezas». Para estos escritores la importancia social de la novela radica en que esta pone en duda nuestras certezas sobre el mundo, permitiéndonos ver que es más complejo de lo que creemos al mostrarnos que detrás de lo aparente, de lo visible, del fetiche, diría Marx, se oculta la realidad sobre cómo funciona. Así, la buena novela, para aquellos, es aquella que plantea un problema, un interrogante, pero que, a diferencia de la ciencia, la novela no nos ofrece una conclusión, sino que deja que el lector sea quien la interprete. Es al lector a quien le toca decidir si el Quijote está loco o demasiado cuerdo, si el Jaguar (personaje de La ciudad y los perros) es el héroe o el villano, o si Enric Marco (personaje de El impostor, de Javier Cercas) es espantoso o genial, como escribió Vargas Llosa en un artículo con relación a esta última novela. Y eso, la capacidad de formular una pregunta y dejar que el lector sea quien encuentre la respuesta, señoras y señores, aunque parezca imposible al ser un elemento tan cervantino, lo encontramos en Alias Grace, una serie audiovisual canadiense de Netflix que se estrenó en noviembre del año pasado. Dicha serie está basada en la novela homónima de la escritora Margaret Atwood y no por menos ha llamado la atención de la crítica especializada.

 

En ese sentido, vale la pregunta, ¿cuál es entonces la problemática que nos planea Alias Grace con la cual pretende develarnos un mundo complejo? Simple: determinar si esta mujer, Grace Marks, es inocente o culpable del asesinato múltiple. Las historias suelen, y por ello hay tono un género, poner a un personaje encargado de resolver la problemática. El encargado en nuestro caso es el Doctor Simon Jordan, un psicólogo de los Estados Unidos que fue llevado al alto Canadá por el comité del pueblo para que en un informe determinara, en preferencia, su inocencia, lo cual analizaremos más adelante. Con la problemática planteada la historia no nos defrauda al ofrecernos una respuesta. El Dr. Jordan, al final, luego de haber entrevistado a Grace por varios días, de haber entrado en su vida a través de su propio relato y luego, como último recurso de naufrago desahuciado, permitir una sesión de hipnotismo, quedó incapacitado de presentar el informe ante los resultados de la investigación. De ese modo, la historia es quien deja que el espectador sea quien dé el dictamen. Y para nosotros, como espectadores curiosos, Grace Marks es culpable.

 

La asesina

 

En la primera escena de la serie, Grace Marks, vestida de sirvienta, se mira en un espejo y piensa en todo lo que se ha dicho de ella: que es, en el mejor de los casos, una inocente mujer que se dejó manipular de un hombre perverso o que es, por el contrario, una malvada arpía con el demonio dentro. Tanto se ha dicho de ella desde puntos tan disímiles que termina preguntándose «cómo puedo ser tantas cosas contradictorias al mismo tiempo»; y, sin embargo, a lo largo de la serie el espectador comprueba que estas verdades contradictorias definen al personaje de Grace. A grandes rasgos, su historia, tal y como ella misma se la cuenta al Dr. Jordan, es así: estamos en el nacimiento del siglo XIX. Grace es la hija mayor de una familia protestante la cual tuvo que salir de su lugar de origen, Irlanda, por una cruzada religiosa entre cristianos contra protestantes. Durante el viaje en barco hacia Canadá, luego de predecir su propia muerte tras ver en la proa a tres cuervos graznar, como señal de un mal augurio, la madre de Grace muere, al parecer, por un cáncer de estómago. Arrojada al auspicio de un padre violento y alcohólico, Grace llega a Toronto, una ciudad marginal, gaseosa y a la que va a definir como una Babilonia desconcertante, junto a sus cuatro hermanos, a quienes había deseado, en un lapsus mental cuando estaba en el barco, perderlos en el mar para así liberar cargas económicas. Sin la madre que lo controlara, el padre no sólo la maltrataba, sino que intentó abusar de ella. En una tarde, mientras el padre dormía, Grace tomó un objeto pesado y fulminante y sintió el impulso de matar a su progenitor, pero se detuvo ¿la razón? No quería cometer un pecado mortal. Al poco tiempo su padre la echó de la casa y Grace se convirtió en la mucama de una familia aristocrática. Sintiéndose sola y perturbada, Grace conoce allí a Mery Witney, una joven esbelta, alegre y de rasgos amerindios que la enorgullecen, ella es el personaje clave de toda la historia. Mery Witney es una sirvienta de familia de origen campesino que se considera así misma una rebelde en contra de la aristocracia y habla de William Lyon Mackenzie, un insurrecto que lideró la fracasada revolución contra la aristocracia, como de un ídolo al que hay que resucitar y vengar. Grace, que desconoce el mundo canadiense de la época, pero que vive todas las injusticias, es una estudiante que aprende las lecciones de Witney con entusiasmo.

 

Es Witney quien le enseña las canciones de la revolución, las hazañas y lecciones de William Lyon Mackenzie, pero, sobre todo, a odiar a la clase aristocrática no sólo por haber desterrado a la clase campesina pobre sino de aprovecharse de su condición de poder para mantener a la clase sierva sometida y empobrecida. Es también Witney quien le da una lección con su propia experiencia sobre cómo los amos, y la clase en sí, tratan a las mujeres siervas. Al poco tiempo de vivir juntas Grace percibe el cambio del comportamiento de la amiga, las noches fuera de la cama, los silencios, las náuseas, el miedo a perder el empleo y la vida. Witney estaba embarazada del hijo de sus amos. Sin más opción decide abortar, pero dicha operación es riesgosa, puede morir la mujer intervenida y Witney lo sabe bien. Tras la operación, sucede lo temido.

 

De nuevo sola, Grace decide marcharse de aquel lugar, entre otros motivos para huir del amo que, luego de usar a Witney, ahora la buscaba a ella, y se emplea en la finca del señor Thomas Kinnear, una de las víctimas mortales, un hacendado pretencioso que alardea el haber derrotado a los rebeldes, y quien es también conocido por mantener relaciones íntimas con sus siervas, comportamiento que Grace sólo padecerá con el paso del tiempo. Allí, en el nuevo trabajo, Grace conoce a la ama de llaves, Nancy Montgobery, la segunda asesinada, y al verdugo, el joven James McDermott, quien siempre renegaba que su jefe inmediato fuera una mujer.

 

Todo este relato lo conocemos por la misma voz de Grace, quien es interrogada en una serie de sesiones por el Dr. Jordan. Un aspecto muy interesante a lo largo de toda la narración de Grace es lo que cuenta y a la vez lo que oculta a su interlocutor. Por ejemplo, le oculta lo que piensa de las relaciones entre el siervo y el amo, es decir, de las relaciones de clase. Le oculta que odia limpiarles sus heces, estar sometida y que utiliza las revistas de moda, donde salen las imágenes de clase, para limpiarse su propio excremento; una actitud subversiva que revela su personalidad. Como ella misma nos lo confiesa, sólo dice lo que quiere escuchar el Dr. Jordan. Le dice que McDermott, cansado de las humillaciones de Nancy Montgobery y el señor Kinner, quiere vengarse matándolos, sobre todo cuando es despedido, pero dice que no le creía ya que lo consideraba un fantoche, hasta que realmente sucedió. También le dice lo mucho que le afectó saber que la señorita Nancy mantenía una relación íntima con el señor Kinnear y que, peor aún, quedara embarazada de este. Pero no sólo McDermott fue despedido, Grace también.

 

Sin embargo, el Dr. Jordan descubre otra versión de los hechos, la del joven McDermott quien afirmaba que en realidad fue Grace quien lo incitó a que asesinara a sus jefes prometiéndole casarse con él. Una versión en la que Grace no se ve tan inocente como se pinta ella misma y en la que utiliza su seducción para fines viles.

 

Luego del múltiple asesinato, el señor Kinnear recibe un disparo en el pecho y Nancy Montgobery es ahorcada con ayuda de Grace, según McDermontt, luego de que cayera por las escaleras del sótano, los implicados huyen del país, pero pronto son capturados en una fonda de mala muerte. McDermott es condenado a muerte mientras que Grace, quien siempre se defendió diciendo que olvidaba los hechos, es eximida de este castigo, pero la condenan a cadena perpetua, decisión que se mantuvo en firme hasta que, luego de diez años, el comité de la ciudad, como ya dijimos, reabre el caso con la intención de dejarla libre.

 

Hasta aquí los hechos nos muestran a una Grace inocente de la que sólo dudamos cuando se interpone el punto de vista de otro de los implicados. Es hora de las preguntas ¿Por qué el Dr. Jordan no puede dar un veredicto? ¿Por qué el comité del pueblo quiere eximirla de sus culpas? Y si en definitiva Grace es culpable ¿Cuáles fueron sus motivos?

 

En realidad, la historia de Grace no es otra cosa que la exposición de los motivos por los cuales ella es tan culpable del múltiple asesinato como el joven McDermott. En principio están la motivación de género. Durante toda la historia vemos cómo Grace es abusada, directa o indirectamente, por su condición de mujer por todas las figuras masculinas de autoridad con las que se cruzó: su propio padre, los amos donde trabajó como sirvienta, como el señor Kinnear, quien también intentó acosarla y, por último, los médicos del psiquiátrico donde llegó luego de ser acusada. Pero a este motivo se le suma otro igual de importante: los conflictos de clase. Como vimos, su íntima amiga Witney fue quien le ayudó a tomar una conciencia de clase y el comportamiento de sus amos no sólo le representaba un conflicto de género, sino que al mismo tiempo un conflicto de clase. Sentía ira al saber la injusticia que significaba que unos tuvieran tanto y otros tan poco, que unos hombres tuvieran que limpiarles la mierda a otros hombres. En conclusión, Grace tenía motivos suficientes para querer asesinar a sus amos luego de tantos años abusos e injusticias, aún más cuando fue despedida sin justa razón. Sin embargo, no por el hecho de tener motivos los humanos cometen este tipo de actos. Tienen que, a su vez, tener la capacidad de hacerlo y, por otro lado, ninguna razón moral y ética que se lo impida y como vimos al principio, Grace no pudo asesinar a su padre porque sus creencias religiosas se lo impedían. Pero la razón que le impidió cometer un pecado mortal es la misma que le permitió cometerlo. Es decir, cuando Grace descubre que Nancy y el señor Kinnear mantienen una relación pecaminosa, ella misma cree que debe pagar por ello. Esta es una razón que nos ayudaría a entender por qué quiso asesinar a Nancy. Pero hay otra razón, la razón de clase. Podríamos interpretar que para Grace el comportamiento de Nancy, intimar con el señor Kinnear y abusar de los demás trabajadores, era una traición a su clase. Si esto nos es suficiente para argumentar las razones de conciencia de clase y de género de Grace, sólo basta con darnos cuenta con quién termina casada Grace.

 

Lo demás sólo son detalles. Para no verse directamente implicada, pudiendo ella misma asesinar a sus amos con veneno, manipula a un hombre para que este lo haga por ella con sus armas de mujer venenosamente hermosa. Hasta aquí, todo nos parece obvio porque fácilmente se nos revela la culpabilidad de Grace (y con ello la naturaleza de la sociedad en que vivió). Y, sin embargo, aún falta resolver un interrogante de suma importancia que nos revela la ingeniosa mentalidad del personaje de Grace que, en esencia, fue magistralmente construido por Margaret Atwood y, muy bien recogida, por la directora Mary Harron: ¿Por qué el Dr. Jordan no pudo determinarlo así? Porque Grace, totalmente consciente de la imagen de la mujer en su sociedad, utiliza un elemento para despistarlos a todos. Luego de rendirse ante la evidencia, de confesarse incapaz de haber logrado que Grace, por un lado, recordara los momentos de olvido, o, por otro lado, que confesara su culpabilidad, acepta que un seudocientífico intervenga a Grace con una sesión de hipnotismo. En esta sesión, la supuesta verdad se esclarece. Quien habla tras cada pregunta no es Grace, sino el espíritu de su íntima amiga Witney que, tras fallecer, su alma invadió el cuerpo de Grace y confiesa que la manipuló para hacer que cometiera el múltiple asesinato. El Dr. Jordan entra en un dilema si creerle o no. Sin embargo, al saber nosotros como espectadores quién es el seudocientífico sabemos que todo es un montaje bien engranado. El comité, convencido de la inocencia de Grace, no pude hacer nada sin un fallo de autoridad. Pero ¿Qué fue lo que hizo Grace? Sencillo: representó la mujer que su sociedad le exigía. Es decir, ¿por qué el comité fue tan clemente con ella y no con McDermott? Porque era mujer. En la sociedad patriarcal en la que vive a la mujer, inferiorizada, se la considera incapaz de ser tan calculadora, inteligente y fría como para cometer tal acto. Sabiendo eso muy bien, Grace les da gusto y afirma que un ser exterior, un demonio (recordemos la primera escena de la serie) la manipulaba sin que ella fuera consciente de lo que hacía.

 

La importancia de las historias

 

Como dijo Javier Cercas en el ya citado dialogo con Vargas Llosa, la novela es ironía, nos presenta verdades contradictorias y pone nuestras certezas en duda. Pocas veces las producciones audiovisuales logran la profundidad que le es propia a las buenas novelas. Pero cuando lo hace, su impacto puede ser mucho más incisivo. En Alias Grace la verdad es que su protagonista es tanto culpable como inocente. O mejor aún, y he ahí la complejidad de la que es propia la novela, juzgar a Grace no es tarea fácil porque el crimen que cometió es el resultado de una sociedad injusta, machista y abruptamente desigual. Claro, ningún crimen se justifica, pero sí se logra comprender por qué se cometen y llegar a ese terreno, a ese punto de empatía con un asesino, puede ser peligro para una sociedad hipócrita. Pero por eso es que los narradores tienen predilección por los villanos, porque es en ellos que se busca descubrir la naturaleza del humano.

 

La realidad que narra Alias Grace sólo varía en forma con la sociedad actual de muchos lugares del mundo. ¿Cuántas empleadas de servicio doméstico en Bogotá no son maltratadas por sus empleadores? Sus vidas se desconocen porque ni siquiera su trabajo, en pleno siglo XXI, está regulado por el Estado. Las buenas historias, más allá de su forma novelística o audiovisual, nos permiten entrar en la complejidad de las vidas ocultas y entender cómo funcionan. Sin embargo, en Colombia hay pocas producciones que nos muestren las vidas de miles de mujeres de la ciudad y del campo que aún viven en dichas condiciones que parecen de siglos pasados. Se necesitan en el país historias que nos muestren la complejidad de nuestra realidad y pongan en duda nuestras certezas.

Publicado enEdición Nº242
Un examen de sangre experimental logra detectar ocho tipos de cáncer

Investigadores de Estados Unidos lograron un avance importante en la lucha contra el cáncer al desarrollar una única prueba de sangre que permite detectar ocho tipo comunes de tumores cancerosos en las fases iniciales.


Estudios más amplios sobre la prueba llamada CancerSEEK, que evalúa las proteínas relacionadas con el cáncer y las mutaciones genéticas en la sangre, están actualmente en marcha, se indicó en investigaciones publicadas en la edición de hoy de la revista estadounidense Science.


La prueba fue evaluada en 1.005 pacientes en fases I a III de cáncer no metastásico de ovario, hígado, estómago, páncreas y esófago y de cáncer pulmonar, de colon o de mama, así como en más de 800 individuos de control sanos.


La prueba demostró ser específica en un 99 por ciento, lo que significa que la probabilidad de que un individuo sano reciba un falso positivo como resultado es de menos de uno por ciento.


La sensibilidad media general, o la tasa de precisión para detectar el cáncer, fue de 70 por ciento, y varió de 98 por ciento para el cáncer de ovario hasta 33 por ciento para el cáncer de mama.


En los cinco cánceres que carecen de pruebas de detección, el cáncer de ovario, hígado, estómago, páncreas y esófago, la sensibilidad fluctuó entre 69 y 98 por ciento.
En el 83 por ciento de los casos, las pruebas también proporcionaron información sobre el tejido de origen del cáncer, un elemento difícil de determinar en el pasado.


‘Esta prueba representa el siguiente paso en lo que respecta a cambiar el punto de vista de la investigación sobre el cáncer de ser una enfermedad de etapa tardía a ser una enfermedad de etapa temprana, lo cual será crítico en el largo plazo para reducir las muertes por cáncer’, dijo el autor del estudio, Bert Vogelstein de la Universidad Johns Hopkins, en una declaración.


CancerSEEK es una prueba no invasiva y funciona para evaluar las mutaciones en 16 genes del cáncer, así como los niveles de ocho biomarcadores de proteína circulantes.
En principio debe ser administrada por los médicos de primer contacto al momento de realizarse otros exámenes de sangre de rutina. Los investigadores calculan que el costo de la prueba podría ser de menos de 500 dólares, lo cual es comparable en precio a las pruebas actuales de detección de un sólo tipo de cáncer o de menor precio.


Mangesh Thorat, subdirector de la Unidad de Pruebas Clínicas Barts de la Universidad Queen Mary de Londres, dijo que la prueba parece prometedora, pero que aún se requiere una cantidad significativa de investigaciones.


‘Este es el estudio de un solo caso de control y por lo tanto requiere una más amplia evaluación en grupos mayores representativos de la población general en los que esta prueba podría introducirse’, dijo Thorat.


También dijo que la sensibilidad de la prueba en el cáncer de fase I es bastante baja con 40 por ciento. ‘Incluso con las fases I y II combinadas, la prueba parece tener una sensibilidad de cerca de 60 por ciento, así que aún deja fuera una gran proporción de cánceres en la fase en la que queremos diagnosticarlos’, añadió.


(Con información de Xinhua)

Exploradores en el sistema Sac Actún, en Tulum.

 

El proyecto Gran Acuífero Maya (GAM), dirigido por el buzo jefe Robert Schmittner, dio con el hallazgo de la cueva bajo el agua más grande descubierta hasta ahora con 347km de longitud.

Un grupo de exploración subacuática descubrió este martes la conexión existente en Tulum, en la Riviera Maya de México, entre dos de los sistemas de cenotes más grandes del mundo (Sac Actun y Dos Ojos), una conexión buscada en el laberinto acuático desde hace 14 años.

Como resultado de una intensiva exploración en los últimos 10 meses que culminó con el descubrimiento del pasado 10 de enero, Dos Ojos se añadió a San Actun al descifrar la conexión entre ambos sistemas de cuevas bajo el agua, informó GAM en un comunicado.

Esto conforme a las normas de la espeleología que indican que cuando se conectan dos sistemas de cuevas, el más pequeño es absorbido por el más grande.

Con 347 kilómetros de longitud, Sac Actun (cueva blanca en maya) se coronó como la cueva sumergida más grande descubierta hasta el momento. El tamaño del sitio arqueológico bajo el agua es comparable con la distancia que hay aproximadamente entre Cancún y Chetumal (332 km. en línea recta, como un vuelo de avión).

GAM destacó que esta conexión le quitó el récord con sus 270 km de longitud al sistema Ox Bel Ha, ubicado al sur de Tulum. Hasta hace unos días, el segundo más largo era el sistema Sac Actun (263 km), el tercero Kook Bal (93 km) y el cuarto Dos Ojos (84 km).

En el laberinto subterráneo, los investigadores encontraron cientos de objetos arqueológicos de los primeros pobladores de América, la cultura maya y de animales extintos. Estos van desde objetos de la época de la Colonia hasta restos de vasijas de cerámica maya. Asimismo, restos humanos y diversos animales como elefantes, perezosos gigantes, osos, tigres y caballos antiguos.

De acuerdo con Guillermo de Anda, especialista del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y director de la investigación: “Esta inmensa cueva representa el sitio arqueológico sumergido más importante del mundo.”

El equipo de GAM también registró un sistema con una longitud de 18 km y una profundidad máxima de 20 metros al norte de Sac Actún. Hasta ahora, ha sido denominado como “La madre de todos los cenotes”. El grupo de exploración continuará buscando conexiones entre Sac Actun y otros dos grandes sistemas subterráneos. Según datos del Quintana Roo Speleological Survey, se calcula que hay 1.400 kilómetros subterráneos de agua dulce repartidos en 358 sistemas tan solo en el norte de este estado mexicano.

Por otro lado, la importancia del hallazgo también radica en la gran biodiversidad y reserva de agua dulce que representa. Las acciones más próximas del proyecto GAM serán hacer un análisis del agua subterránea y un estudio de la diversidad. Asimismo, adoptar medidas que ayuden a conservar el sitio arqueológico bajo el agua más grande del mundo, por ahora.

 

Abajo, en video, cueva sumergida más grande del mundo:

 

 

Publicado enInternacional
Miércoles, 27 Diciembre 2017 07:52

Colciencias, la investigación y la filosofía

Colciencias, la investigación y la filosofía

A propósito de la clasificación de revistas, grupos e investigadores, realizada por Colciencias cada año, este artículo critica la ideología del rendimiento con que tal institución ha sometido la investigación en el país, generando como resultado no sólo la mecanización de los ritmos vitales del investigador, sino la banalización de los fines de la investigación, de la crítica y del papel de la filosofía.

 

Todos los años es lo mismo: investigadores de todas las ciencias, pero en especial los de las llamadas ciencias sociales, angustiados por la clasificación dada por Colciencias a sus grupos de investigación y a ellos mismos como investigadores. No es para menos, de tal clasificación dependen desde las movilidades nacionales e internacionales para socializar la investigación e intercambiar con pares, y consiguientemente, hacer co-crecer el conocimiento, hasta la obtención de presupuesto para los grupos de investigación, pasando por su propia estabilidad laboral en las universidades.

Es un verdadero calvario. Si no se logra una buena clasificación, no se obtienen recursos para nuevas investigaciones, no hay comunidad científica y hasta puede perderse el empleo. Lo cierto es que a pesar de muchos esfuerzos, la investigación en el país no despunta. Esta es, en pocas palabras, la dictadura de Colciencias, apoyada, como toda dictadura, en una burocracia asfixiante que mata la creatividad y la libertad, al apostarle de manera preponderante a la investigación útil, al hacerla depender sólo de los intereses de las grandes compañías, sometiendo la investigación y sus resultados al mercado.

Una consecuencia de la ciega sumisión de la investigación a los requerimientos de la empresa, es lo que en el mundo ha sucedido con las farmacéuticas: le pagan a las universidades o tienen sus propios centros de investigación, forzando los resultados y ocultando los efectos secundarios de las drogas, lo que no sólo genera daños en la salud de los pacientes, sino que pervierte los fines éticos y sociales de la ciencia misma. En estos casos, los científicos se convierten en apéndices de las necesidades financieras de sus patrocinadores, pasando por alto la ética de la profesión.

La ciencia y la investigación deben, ciertamente, dar respuestas a las necesidades de las sociedades, solucionar retos productivos, buscar la eficiencia para reducir los daños ambientales, etcétera, sin embargo, lo que no es aceptable es que la investigación dependa exclusivamente de las necesidades del mercado, de las multinacionales y de las empresas. La razón es sencilla: esa lógica sólo busca resultados inmediatos, atentando contra la investigación autónoma, desinteresada y libre, investigación que a futuro (los resultados no son siempre inmediatos) puede ofrecer grandes beneficios y generar grandes oportunidades para el conjunto social, la empresa privada también ahí considerada. La investigación libre, aquella que toma tiempo, requiere presupuesto; aquella que nace de la intuición y de la creatividad, deben mantenerse en las universidades, sin estar sometida al pragmatismo y al eficientismo ciego. Pensar lo contrario, no es más que una miopía interesada que desconoce los procesos propios de la creación y el desarrollo científico, donde, como decía Einstein, la imaginación juega un rol fundamental.

La lógica según la cual la investigación debe financiarse cada vez más con recursos privados, fomenta la dependencia de las universidades del mercado y, por consiguiente, limita la libertad de investigación y hasta la creatividad. A la vez, es la manera como el Estado se desentiende de la inversión en investigación, tal como se prevé para el año 2018. Es curioso que Colombia desee ingresar a la Ocde y pretenda ser el país más educado, reduciendo justamente la inversión en ciencia y tecnología. Podemos prever desde ahora el fracaso de esa política, a la vez que la profundización de la dependencia tecnológica y científica del país. Así las cosas, el horizonte del desarrollo, y de la reivindiacada soberanía, está cada vez más distante.

Fordismo filosófico y pensamiento crítico

Como han denunciado hasta la saciedad los pensadores sociales, Colciencias ha privilegiado el conocimiento útil al conocimiento humanístico. La gran cantidad de becas en el país, así como el presupuesto, está invertido en las ciencias duras, dejando de lado los saberes humanísticos. Sin embargo, aquí Colciencias erra de nuevo, pues no se trata de privilegiar uno u otro, sino de plantear una política integral. El país necesita tanto de la investigación de punta, productiva, como de las humanidades. El desarrollo científico no va en contra del humanismo. Todo lo contrario, una buena dosis de humanismo contribuye a una ética científica preocupada por los efectos sociales de la investigación así como por el florecimiento y consolidación de la ética profesional. La crisis actual de la justicia, el llamado cartel de la toga, es muestra de la indigencia de la formación ética de los abogados y de la ausencia de una ética fuerte de la profesión con responsabilidad social y amor a lo público. En suma, ausencia de reflexión humanística en el país en relación con las profesiones.

Colciencias debe entender algo elemental: las sociedades no sólo viven de ciencia... también requieren de grandes mitos, ideales, esperanzas y utopías. La ciencia poco puede decir sobre la justicia, la honradez, la ética, la responsabilidad, la paz, el respeto, la convivencia y, evidentemente, sobre la corrupción que nos azota como sociedad. El odio que respira gran parte de la sociedad colombiana, no dispuesta a perdonar y a convivir con el Otro, no se cura con la ciencia, sino con las humanidades y la filosofía. Éstas ayudan al conocimiento de nuestra historia, de lo que somos, y ayudan también a proyectar un futuro distinto, donde las diferencias sean vistas de manera productiva, donde se entienda que el rencor corroe el alma y las entrañas e impide avanzar. La ciencia, decía el maestro Darío Botero Uribe, ocupa un espacio mínimo dentro de toda la complejidad de la vida y la convivencia humanas.

En este sentido, es lamentable lo que ocurre con la filosofía en la educación secundaria en Colombia: cada vez más se la reduce y excluye del espacio social, como si la sociedad no necesitara pensar y reflexionar. Lo preocupante de esta realidad, es que las políticas y los sistemas métricos de Colciencias, contribuyen a una depreciación y des-cualificación de la disciplina, pues matan su libertad, creatividad e independencia: es lo que he llamado el taylorismo y el fordismo filosóficos. En el primer caso, la academia filosófica ha adoptado la racionalización del trabajo, los tiempos, la regulación de la investigación, igualando al filósofo o profesor de filosofía a un "orangután amaestrado", para usar en esta analogía la expresión del ingeniero y economista Frederick Taylor. Aquí, el filósofo es un obrero más, cuyos ritmos vitales y espirituales están sometidos al paradigma de la organización. Así se cae en la jaula de hierro, que aniquila la vida y con ella el espíritu. La consecuencia lógica y práctica del taylorismo filosófico, es el fordismo filosófico, posible sólo por el paradigma de la organización y el control del trabajo del profesor. El fordismo, categoría aceptada para la sociología del trabajo y la producción, y que describe la producción en serie, inspirada por el empresario Henry Ford, sirve para describir no sólo la industria cultural consumista, sino lo que en el campo académico puede denominarse como paperfordismo o "producción serializada de artículos para ser publicados en revistas indexadas, cuyo fin es la mejor categorización del investigador, los grupos de investigación y las universidades".

Lo que hay que advertir es que el taylorismo y el fordismo filosóficos igualan la reflexión y la investigación filosófica con el trabajo mecánico y repetitivo del que habló Marx, convirtiendo artículos, libros y conferencias, en cifras, en mercancía y en cosa, sin advertir siquiera la pertinencia, y en muchos casos, hasta su calidad. Creo que estas prácticas están matando el sosiego del filósofo, lo están lanzando vertiginosamente a la sociedad velocífera en la cual el afán mata la filosofía, pues el afán es enemigo del pensar, y quien no piensa queda reducido a una pieza más del engranaje, perdiendo la visión total del cuadro, como pensaba Nietzsche.

En conclusión, cuando Colciencias no diferencia en sus sistemas de medición entre la investigación en artes, ingeniería o filosofía, está produciendo un allanamiento que termina con la falta de autonomía y libertad que se traduce en un asesinato de la imaginación, la creatividad y el pensamiento crítico. Todo un desastre para el pensamiento, la investigación y la docencia, con malos augurios para el futuro por construir para nuestro país.

Publicado enColombia