Inmigración entre rejas: la Europa de la ignominia

Cerca de 500 centros de reclusión para personas extranjeras se reparten por la Unión Europea y los países bajo su influencia. Allí se conculcan derechos fundamentales en virtud de una legalidad que certifica el carácter excluyente del actual modelo europeo

 

Cada fin de semana, decenas de familias provenientes del Magreb llegan a las islas del sur de Grecia huyendo de la miseria. En algunos de estos archipiélagos la imagen de la desesperanza contrasta con la opulencia que exhiben sus residentes, empresarios y turistas de Europa del Norte que aprovechan estos resortes privatizados para pasar unos días de lujo y relajación total. La situación en Grecia ilustra las penurias que pasa la inmigración en situación irregular, la mayóría de la cual termina confinada en uno de los cinco centros de detención para extranjeros de que dispone el país helénico.

 

El pasado 25 de febrero, el suicidio de un joven paquistaní internado en el Centro de Amygdaleza (norte de Atenas) hizo que el ministro adjunto de Protección Ciudadana, Yanis Panusis, decretara la liberación progresiva de los 3.500 internos (entre los que se había 216 menores no acompañados). Sólo las personas indocumentadas con delitos pendientes o con una orden de expulsión bajo el brazo han continuado recluidas.

 

Pero la situación en Grecia no es muy diferente a la de otros países. Es el caso de Italia, donde el 3 de octubre de 2013, medio millar de inmigrantes provenientes de Sudán, Eritrea y Etiopía –muchos de ellos menores de edad– murieron ante sus costas cuando intentaban llegar en lanchas a la pequeña isla de Lampedusa.

 

Lampedusa está acostumbrada a recibir diariamente familias que huyen asustadas de los conflictos que acosan el Magreb y el África subsahariana. Las que no consiguen llegar son engullidas por el Mediterráneo, en un macabro recuento que hace avergonzar la comunidad internacional. Y, las que lo consiguen, pasan a engrosar uno de los 29 Centros de Identificación y Expulsión (CIE) italianos, según datos de Migroeurop correspondientes al año 2012.

 

Mientras es confinado en estos espacios, este contingente sufre un verdadero cautiverio, que incluye la penosa experiencia de ser fumigado con el objetivo de prevenir la sarna. Así ha pasado en Lampedusa, pero también en otras instalaciones de Italia, como el CIE de Ponte Galeria, situado cerca del aeropuerto de Fiumicino. Allí, el 21 de diciembre de 2013, cuatro jóvenes de origen tunecino se cosieron la boca en protesta por los abusos y las pésimas condiciones higiénicas a que se veían sometidos. En estos CIE, la proliferación de incidentes ha evidenciado la insuficiencia de un sistema de encarcelamiento del que numerosas ONG exigen su inmediata derogación.

 

 

Los corredores de la vergüenza

 

Los CIE son el tronco de la arquitectura legal que la Unión Europea (UE) diseñó los años 80 para ahuyentar la inmigración que llega sin tener la documentación en regla. Una vez suscrita la política migratoria con los Acuerdos de Schengen (1985-1990), se empezaron a edificar estos espacios de reclusión temporal, que no han dejado de aumentar. Tanto es así que, en 2012, se contaron 473 con una capacidad para 37.000 personas; y esto incluye tanto las instalaciones que se encuentran dentro del territorio comunitario como las repartidas a los países limítrofes, donde se produce buena parte del tráfico de migrantes.

 

Algunos de estos espacios –casi un centenar– están situados en zonas aisladas, como el desierto de Argelia o Libia, los pasos fronterizos entre Egipto e Israel, las montañas de Turquía o las líneas de demarcación con Chipre. Igualmente, hay en los aeropuertos, en las cárceles ordinarias o en los buques de marina mercante. En total, se calcula que 600.000 personas sin papeles son encerradas anualmente en algún CIE para, más tarde, ser repatriadas a sus países de origen, mientras que medio millón permanecen retenidas a la espera de ser rechazadas.

 

Impunidad sin fronteras

 

Según Migreurop, estos campamentos fortificados han convertido en un instrumento privilegiado para la gestión de las poblaciones emigrantes. "Las personas están detenidas sin cargos ni juicio, simplemente porque no han cumplido con las normas relativas al cruce de fronteras y de residencia", explican.

 

De todos los países señalados por lesionar los derechos humanos, destacan Italia –denunciada a raíz de los episodios de Lampedusa y Ponte Galería– y Francia –donde el Comité Interestatal de Apoyo a los Evacuados cuantifica 37.000 internos de media–. Los casos más graves, sin embargo, se encuentran en Alemania, Suiza o Austria: la opacidad de los respectivos gobiernos impide conocer el número personas confinadas y, cuando se averigua, se observa que a menudo es superior a la capacidad que pueden absorber las instala instalaciones.

 

También en Grecia y Chipre, donde el número de CIE se eleva a 52 y 33 respectivamente, Migreurop ha recogido casos de violación de los derechos fundamentales, así como la presencia de niños y niñas apiñadas y en condiciones paupérrimas. Un extremo que ha sido admitido por el comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa y por el propio Parlamento Europeo.

 

El incremento de CIE de los últimos años también ha venido aparejado con un endurecimiento legislativo que ha alargado el periodo de las personas confinadas. En Francia, la duración de la reclusión ha pasado de 32 a 45 días; en España, de 40 días a dos meses; en Italia, de dos a dieciocho meses, y en Grecia, entre los tres y los dieciocho meses. Una extensión del arresto preventivo por el que se destina recursos públicos y que va en la dirección contraria a los derechos fundamentales. Así lo denuncia Migraeurop, organización según la cual el encarcelamiento masivo de personas inmigrantes sólo provoca la estigmatización de este colectivo y, de rebote, alimenta el veneno del racismo y la xenofobia.

 

Pese a que el Comité Europeo para la Prevención de la Tortura (CPT) ha advertido que los CIE "no deberían funcionar", dado que las recluidas no han cometido ningún delito, en la práctica se han convertido en espacios de castigo. Guantánamos donde se lesionan los derechos humanos y que, como aseguran los expertos, son inútiles para controlar los flujos migratorios; el objetivo que llevó a construirlos hace dos décadas.

Publicado enInternacional
Viernes, 24 Abril 2015 08:39

Tragados

Tragados

Muchos de los inmigrantes africanos que se apelotonaron en barquitos de morondanga o en enormes buques destartalados no hubieran escapado de sus países de no haber sido éstos destrozados por las mismas potencias que ahora se quejan de que les llegan por decenas de miles.

 

Un habitante de Lampedusa, cuenta la crónica ( www.publico.es  20-IV-15), junta desde hace tiempo mamaderas y ropas destrozadas, juguetes ajados y zapatos desvencijados, pastas de dientes hinchadas, desodorantes, sartenes y ollas oxidadas. El hombre los va
recogiendo una vez que los servicios sanitarios dejan limpias de cadáveres las playas de la isla italiana. Los objetos pertenecían a personas ahogadas en las aguas del Mediterráneo cuando intentaban llegar a las costas europeas escapando de países en vías de desintegración. La intención del lampedusano es montar un "museo de la vergüenza". Dice que lamenta no poder ponerles cara a los naufragados, no saber nada de sus historias, afirma que no quiere hacer demagogia y caer en facilismos pero que cree evidente que muchos de los inmigrantes africanos que se apelotonaron en barquitos de morondanga o en enormes buques destartalados no hubieran escapado de sus países de no haber sido éstos destrozados por las mismas potencias que ahora se quejan de que les llegan por decenas de miles. Piensa en Siria, piensa en Libia.


Las entre 750 y 950 personas que murieron el domingo cayeron a las aguas poco después de salir de Libia. Lo mismo las 450 que se ahogaron unos pocos días antes, y las que se ahogaron un día después, el lunes 20, frente a Creta, en Grecia. En algo más de tres meses de este año alrededor de 1.650 inmigrantes fueron tragados por el Mediterráneo. La gran mayoría se había embarcado en Libia. En 2014 se reportó la muerte de 3.224 hombres, mujeres y niños en el mismo mar. Buena parte venía también de Libia. Otros de Siria. Desde 2011 la guerra ha partido a los dos países, más a Libia que a Siria: el territorio en el que antes reinaba Moammar Gaddafi es hoy un mosaico de feudos, un "Estado fallido" con dos gobiernos. Los combatientes de grupos aliados al Estado Islámico se mueven por el este de Libia como camellos en el desierto. Habían sido entrenados y armados por Francia, Inglaterra, Estados Unidos. Hoy son su principal enemigo. Libia es un caos, como es un caos Irak, como puede serlo Siria.

 

Apenas caído y asesinado Gaddafi, el primer ministro británico David Cameron les prometió a los libios en Trípoli que no tendrían "mejor amigo en el mundo que el Reino Unido". Jamás de los jamases Francia los abandonará, les dijo también Nicolas Sarkozy, cuyos aviones habían secundado a los de la Royal Air Force en la guerra. No estaba allí Silvio Berlusconi, pero a los pocos días de esas declaraciones mandó a ejecutivos del Eni, el ente petrolero estatal, a que se colocaran en la fila. Los aviones italianos también habían participado en los bombardeos, y al canciller del Cavaliere le pareció "natural" que el Eni fuera "la petrolera número uno en la futura Libia", después de todo también ex colonia tana, dejando en claro para quien tuviera aún alguna duda la verdadera naturaleza de la guerra. Pero los aliados se convirtieron en los peores enemigos, y Libia se les escapó de las manos a las potencias occidentales, grano a grano, gota a gota. Hoy no saben qué hacer con el país ni con su gente, que le golpea la puerta a la fortaleza Europa recordando aquellas viejas promesas. Libia, tierra de nadie, se ha convertido en la puerta de salida de mareas humanas de inmigrantes de varios países.

 

De allí parten, a través del Canal de Sicilia, la mayoría de los africanos que pretenden desembarcar "ilegalmente" en Europa. El Mediterráneo, "mar de la miseria", según el secretario general de la Onu Ban ki Moon, fue en 2014, de acuerdo a la Organización Internacional para las Migraciones (Oim), la mayor tumba colectiva de inmigrantes en el mundo: 65 por ciento de los que murieron intentando llegar a otro país fueron tragados por sus aguas. La frontera, seca y "mojada", entre Estados Unidos y México, con lo espantosa que pueda ser, es diez veces menos mortal.


Antes, al menos, los salvaban de ahogarse. Italia tenía Mare Nostrum, un programa de "vigilancia y rescate" que comenzó a operar en 2013, después de tragedias en serie ante sus costas. En un año, cerca de 150 mil personas se salvaron de morir ahogadas en el Canal de Sicilia, entre Túnez, Libia, Malta y las propias costas italianas. Pero Roma se quedó sin fondos, le pidió ayuda a la Unión Europea para mantener Mare Nostrum, y Bruselas se la negó. Montó en su remplazo Tritón, con menos personal, menos barcos, tres veces menos dinero y con una extensión más limitada: en vez de llegar hasta Libia, como permitía Mare Nostrum, se frena en las aguas territoriales italianas. Más allá, cosa de otros. Tritón es, sobre todo, un programa de vigilancia. El espanto llevó a que algunas Ong, incluso algún filántropo conmovido, reaccionaran y enviaran sus propios barcos, sus propios médicos, hasta algún dron, a rescatar inmigrantes naufragados frente a las costas libias. En Europa, hasta las operaciones de rescate están en vías de privatización.


Hay un chivo realmente malo malísimo y fácilmente expiatorio: los traficantes. Entre 400 y 2.500 dólares por cabeza cobran estos mafiosos a los inmigrantes por embarcarlos probablemente al suicidio. Los embaucan no sólo con el paraíso que les espera cuando crucen el mar sino con respecto a las condiciones en que viajarán. "Algunos inmigrantes, que han huido de la persecución en sus países de origen, cambian de opinión cuando llegan a la playa, pero los traficantes los obligan a subir al barco amenazándoles o incluso hiriéndoles con cuchillos, palos y armas de fuego", apunta el italiano Flavio di Giacomo, de la Oim. A mujeres que viajan solas a menudo las violan. Contra los traficantes enfocan sus dardos Francia, Italia, España. Dicen que son ellos los culpables del drama. Matteo Renzi, el primer ministro italiano, no descarta "intervenciones dirigidas a neutralizarlos". Su canciller, Paolo Gentiloni, dijo al Corriere della Sera que las intervenciones se darán "en el marco de las acciones antiterroristas" contra el Estado Islámico.

 

La UE ve el síntoma pero no la causa, comentan en la Oim.
Las tragedias sucesivas de los últimos días llevaron a la UE a convocar una cumbre extraordinaria en Bruselas. Era ayer jueves. Se sabe desde el lunes, tras la reunión de sus cancilleres y sus ministros del Interior, que no mucho cambiará. Ni siquiera los cupos de inmigrantes aceptados en la fortaleza. La inmensa mayoría seguirán siendo devueltos a sus países, que continuarán desangrándose mientras las potencias occidentales miran para otro lado. "Estoy horrorizado pero no sorprendido" por las políticas "cínicas" de la UE, comentó Zeid Ra'ad al Husein, alto comisionado de Derechos Humanos de la Onu, para quien Europa "ha convertido al Mediterráneo en un gran cementerio".


Los que apechugan, además, son a menudo los más pobres de los integrantes de la Unión: las chalupas, los barcos desvencijados llegan a Chipre, llegan a Malta, llegan a Grecia, y al pobre sur de la rica Italia. En las costas griegas han desembarcado 10 mil inmigrantes en tres meses. Atenas ha montado un plan de emergencia para recibirlos. "Queremos darles algo de la dignidad que buscan", dijo el primer ministro, Alexis Tsipras, sabiendo que mucho más su país, ahorcado por una UE que no le da ni un respiro y que mantiene la deuda como una soga, no podrá. La UE es sensible, en cambio, al discurso xenófobo y duro de la extrema derecha en ascenso, piensa el onusiano Zeid. Los inmigrantes son, precisamente, uno de los cucos que no dejan de agitar movimientos como Amanecer Dorado, que asoma como posible recambio si la izquierda de Syriza fracasara en su intento de dar un giro copernicano a Grecia. "Todo tiene que ver con todo: aquellas guerras que crean estos caos, la gente que escapa, la indiferencia de los europeos ante el sufrimiento ajeno, el crecimiento de la ultraderecha acá", apunta un dirigente de Syriza en la isla de Creta, donde aparecieron volantes que dicen: "Si se cruza con un inmigrante en el agua ayúdelo... a ahogarse".

Publicado enSociedad
Bloqueo a la Acción Ejecutiva de Obama: furia del Ku Klux Klan

Podría ser llamada como noticia de última hora y causar el impacto sorpresa, pero no es así, esto viene a confirmar que las encuestas realizadas al pueblo estadounidense son reales, más del 73% no quería una Reforma Migratoria y no apoyaba la Acción Ejecutiva, es más; lo que querían era que nos deportaran a todos.

Fueron 26 Estados los que se ofendieron en su sangre anglosajona y arrogancia caucásica y de Ku Klux Klan con la Acción Ejecutiva de Obama, y eso que fue una treta presidencial para calmar los ánimos a la comunidad inmigrante latinoamericana en Estados Unidos. De haberse llevado acabo la Reforma Migratoria a saber qué hubiera pasado con los xenófobos. No olvidemos que Mississippi en Llamas no es solo historia y una película desgarradora. El odio racial en Estados Unidos está nunca ha desaparecido, después del asco que sienten por la comunidad afro descendiente les sigue
la repulsión por la comunidad latinoamericana y se deja ver todos los días en todos lados.

Con la noticia –repito, que no es novedad- que un juez federal en Texas suspende temporalmente la Acción Ejecutiva, millones de racistas estarán celebrando y también millones de indocumentados la lloran desolados. El respaldo de la promesa está en el limbo. Y es que es triste pero real que no solo los Republicanos estén en contra de este soporte migratorio, es
que prácticamente es el país entero. Nos necesitan como sirvientes pero somos invisibles como personas, nuestros derechos no existen porque no existimos nosotros. Todos nos abusan porque no hay manera de denunciar y que se nos crea, porque el hecho de ser indocumentados nos convierte automáticamente en delincuentes y todo está en nuestra contra.

Muchos temas se pueden tocar con este anuncio que deja ver un estira y encoje que a saber cuántos meses tardará, si no es que sale Obama y entra otro que la borre de un plumazo. Todo fue premeditado, el señor presidente lo anunció justo cuando en México se realizaban aquellas manifestaciones masivas reclamando con vida a los 43 estudiantes desparecidos. En las vísperas del Día de Acción de Gracias y Navidad, para gar el golpe bajo en épocas de nostalgia por la tierra.

Cómo olvidar a los periodistas vendidos al sistema que agradecían tanto amor de Obama a la comunidad indocumentada. Se vale que lo haga una persona ignorante de la realidad, pero una persona estudiada, informada y al tanto de la situación es una falta de respeto a los indocumentados en general.

De varios países del mundo se pronunciaron en sus columnas semanales, besando los pies de Obama por tan humana decisión. Se veía en los noticieros y sacerdotes también obedientes al sistema por poco y lo nombraban beato y lo canonizaban en vida, total que si le dieron el Nobel de la Paz por qué no harían ellos su numerito aunque el cristiano no lo fuera. La cosa era exaltar su alma pura y por supuesto, salir en la foto. En la foto salieron el chucho y el coche.

Fueron tantos alevosos los beneficiados con esta Acción Ejecutiva. Ascensos por haber jugado muy bien la baraja. Este tipo de alcahuetes guardaron silencio pasada la noticia y se olvidaron de la mayoría que son las que necesitan los documentos y los derechos laborales. Estos secuaces pronto olvidaron y se encumbraron en sus logros personales: tome en cuenta a sacerdotes, pastores, abogados, "defensores de migrantes," líderes comunitarios y exponentes culturales. Aquella gran fiesta que hicieron para agradecer al presidente.

La realidad la sabíamos todos, que la Acción Ejecutiva cierta o no era una ofensa a la comunidad indocumentada porque solo beneficiaba a una minoría. Tal vez y en unas horas se anuncie que todo sigue en marcha o que se queda en el limbo hasta nuevo aviso. Para mientras la gente está angustiada, desolada, deprimida y paranoica, tiene miedo a las deportaciones masivas que se pueden dar con este bloqueo federal.

Este bloqueo es solo una muestra de la xenofobia que existe en este país. Disfrácenla como quieran, pero existe y se vive todos los días. La versión renovada del Ku Klux Klan –y es sin exagerar- se ha hecho presente y están dispuestos todos sus miembros a eliminar a como de lugar esa Acción Ejecutiva. Usted no los encontrará con sus hábitos blancos, éstos los cargan abajo del traje y la corbata. Esos hombres finos, cultos y que caminan por los pasillos del Congreso y de la Cámara Baja, que tienen el mazo en las Cortes, son solo el reflejo del odio racial que rebosa en Estados Unidos.

No los verá quemando vivos a los negros o a los indocumentados, como lo hacían en tiempos de El Color Púrpura y de Las Panteras Negras, pero sí negándoles los derechos humanos y laborales. Humillándolos todos los días, obligándolos a vivir en las sombras. Acusándolos sin pruebas y deportándolos con la etiqueta de criminales.

Por otro lado también duele pero hay que decir la realidad, está la actitud de los beneficiados con este privilegio de la Acción Ejecutiva. Aquellos "Soñadores" cuando obtuvieron papeles se olvidaron de los jornaleros, de los lavaplatos, los albañiles, de las empleadas domésticas, de los jardineros, de los que se parten el lomo en las fábricas, de los que trabajan en los campos de cultivo. Ellos solo obtuvieron su beneficio y les afloró lo altanero y arrogante, de pronto y hasta se quisieran cambiar el nombre y apellido por un anglosajón. Y qué no dieran por eliminar
completamente toda muestra de raíz latinoamericana.

Eso mismo pasó con la mayoría que se beneficiaba –o se beneficiarán de resolverse el bloqueo– con la Acción Ejecutiva. Ni habían metido la papelería y ya veían a los otros como personas de tercera categoría. También les afloró el estiércol. Así mismo con quienes se beneficiaron con las licencias de conducir temporales. Está de más decir que no se puede
generalizar pero quién los ha visto no me dejará mentir.

Con todo esto, con el drama de los niños migrantes que fue muy bien utilizado por Obama para salir en caballo blanco con su Acción Ejecutiva y el ahora bloqueo a la misma a nivel federal, solo queda al descubierto que en realidad fueron pocos los que lucharon a pulso y siguen luchando para que se logre en el Congreso y la Cámara Baja, una ley migratoria que
beneficie a la mayoría.

También es una lección de humildad y conciencia para aquellos que cuando se vieron beneficiados olvidaron a los otros. Que les afloró lo nefasto y lo podrido de esta humanidad. En esta vida todos somos arrieros, aquí nadie tiene la silla comprada, para muestra el bloqueo temporal de la Acción Ejecutiva. Nunca hay que despegar los pies del suelo así nuestras alas
vuelen alto en el horizonte. Ahora que a estas personas las hicieron aterrizar de golpe veremos qué les parece de nuevo el suelo raso. Son también un tanto Ku Klux Klan, qué contradicciones tiene la vida.

Veremos si los periodistas de todo el mundo que agradecieron a Obama su fineza de la Acción Ejecutiva, ahora también se pronuncian para exigir que se haga realidad. Veremos quiénes de los líderes comunitarios se pronuncian ahora que ya tienen ascenso. La Acción Ejecutiva cierta o falsa es una lección de vida en todos los ámbitos para todos los involucrados y es el
reflejo de lo que somos como personas: una plasta. A excepción, porque siempre hay y estas personas que están ahí contra viento y marea son pilares de las que tenemos que aprender tanto.

Ilka Oliva Corado. @ilkaolivacorado

Febrero 17 de 2015.

Estados Unidos.

Publicado enInternacional
Las Patronas: 20 años de entrega a los migrantes indocumentados

El 5 de febrero cumplieron 20 años de ardua labor humanitaria al servicio de los migrantes indocumentados que atraviesan territorio mexicano en su paso hacia Estados Unidos.

Su pueblo La Patrona, Amatlán, Veracruz, México es parada obligatoria para el tren llamado "La Bestia", que transporta en el lomo de sus vagones a miles de indocumentados que han sido arrojados a la indefensión migratoria, desde sus países de origen por gobiernos corruptos y sistemas en decadencia que los olvidan en las alcantarillas de las clases sociales y la imposibilidad del desarrollo.

Las Patronas es un grupo de mujeres que sale a las vías del tren y lanzan bolsas de comida y botellas de agua a los migrantes que van sobre "La Bestia." Son el ejemplo vivo de lo que es dar sin esperar nada a cambio. Con ellas se vive la acción. El actuar. El movilizar. Concientizar de la situación de la migración indocumentada es parte vital de su aporte a esta problemática mundial.

Conocidas en el mundo entero por tan íntegra entrega, Las Patronas están de aniversario, cabe mencionar que es primera vez que lo celebran. Tuve el enorme privilegio de conversar vía telefónica con Norma Romero, coordinadora de Las Patronas. Una charla que nada tuvo de entrevista periodística, más bien una plática entre una indocumentada que muy bien pudo ir sobre cualquier vagón de "La Bestia," en su camino hacia Estados Unidos, y una mujer que en cualquier instante pudo tenderle la mano para ayudarla.

Crónicas de una Inquilina tiene el gusto de presentarles en Encuentros a: "Las Patronas". Disfrútenla y si les nace coméntenla y compártanla, porque las heroínas de pies de barro, son candiles encendidos en los rincones más oscuros de la indiferencia.

 

¿Qué es lo que sucede el 05 de febrero de 1995?


Dos de mis hermanas –Rosa y Bernarda– fueron a comprar el pan y la leche para desayunar, y cuando el tren venía, pasó despacio porque como es paso ahí tiene que bajar la velocidad, y nosotros pensábamos que la gente que venía en el tren era mexicana y que se subía en éste para aventurarse, a veces los jóvenes tiene inquietudes, verdad. Pensábamos que como nadie les cobraba el transporte se podían subir pero, ellas escucharon que les gritaron "madre tenemos hambre" y ellas pensaban que las estaban vacilando, y pasó el siguiente grupo y también les dijo "madre tenemos hambre regálanos un pan" entonces una de ellas les tiró la bolsa de pan y vino el grupo de atrás y también les pidió entonces les lanzaron las cajas de leche. Y llegaron a la casa y mi mamá les preguntó qué habían hecho con el pan y la leche que les había encargado y ellas le comenzaron a decir: fíjate mamá que la gente que va en el tren, pues no es mexicana porque tienen un acento no sé cómo hablan ellos, y nos gritaron que tienen hambre.

Entonces nos reunimos en casa y conversamos toda la familia, la verdad en ese tiempo alcanzaba el dinero y hasta sobraba, porque eran baratas las cosas, hoy en día lastimosamente está más cara la canasta básica. Entonces empezamos a hacer taquitos, que arrocito, que huevitos y frijolitos. Y pusimos 8 taquitos en cada bolsita. El día después de que mis hermanas reglaron el pan y la leche empezamos a hacer la comida y fueron 30 "lonches" y resulta que mi "apá" dijo bueno y les van a dar el taco, ¿y con qué se lo van a bajar? Pues llenen una botellitas de agua dice. Las botellitas de agua no las podían agarrar porque se les resbalaban de las manos, llegamos a casa y le contamos a mi "apá" y nos dijo que las amarráramos en par un hilo y eso hicimos.

Y así inicia la historia de Las Patronas, que le ha vuelta al mundo; con una familia que no fue apática a la necesidad de desconocidos. ¿Cuántos de nosotros haríamos eso?

 

Norma Romero (Izquierda), Leónida Vázquez, y Julia Ramírez, forman parte del grupo de ayuda humanitaria 'Las Patronas'. //Foto: Manu Ureste
 

Empezaron con 30 almuerzos, ¿hoy en día cuántos dan?


Ahorita a partir de 2014 fue el cambio –debido al Plan Frontera Sur, que criminaliza a los indocumentados por parte de autoridades mexicanas y hace que estos busquen otras vías de transporte para llegar a la frontera con Estados Unidos- porque nosotros estábamos dando entre 600 y 700 "lonches" porque era mucha gente la que estaba cruzando, llegamos a tener hasta más de mil personas al día. Buscándole pan de dulce, tortillas, lo que hubiera, lo que encontráramos y pidiéndole a la tente que donara su comida que no la tiraran porque luego la tiran cuando les sobra. Y hacíamos recolectas y la gente se empezó a dar cuanta que sí había necesidad y comenzaron a donar. Y así fue como se dio y la gente se empezó a involucrar.

Claro que no ha sido fácil porque antes ayudar a un indocumentado era un delito y era donde teníamos que tener cuidado. Después de formar un grupo con mi familia formé otro grupo en la parte centro del pueblo con otras mujeres para que nos pudieran ayudar, así ellas daban comida allá y nosotras por acá. Y fue ahí donde comenzamos pero después vinieron los malos comentarios de la gente: "no que esas viejas están locas, que ayudar al migrante es un delito, que las van a acusar de polleras." Ellas estuvieron ayudando como dos años, pero después los esposos comenzaron a decirles "no que si te metes en problemas a ver cómo le haces, que quién sabe qué," entonces las mujeres por miedo nos dijeron, mira mejor no. Yo les dije que estaba bien porque tampoco quiero ser la causante de que tengas roces con sus maridos. De las 25 que éramos quedamos 15, de las cuales hoy en día estamos 14.


Hoy en día estamos dando 100 "lonches" en el tren, y los que llegan a la casa caminando, porque hay migrantes que se bajan o van heridos o cansados y llegan al comedor y ahí los atendemos. Bajó la cantidad debido al cobro de las mafias. –Que están conformadas por las propias autoridades municipales, estatales y migratorias en contubernio con los grupos criminales reconocidos por la violencia con la que tratan a los migrantes indocumentados-.

 

Veinte años, es un mar de memorias...


Mira, hay que ser agradecido con Dios por todo lo que nos da, agradezco a Dios haberme dado unos padres que me enseñaron a trabajar y que me dieron valores. Tuve la oportunidad de tener una pareja que se portó bien y que no se metió en mis decisiones y que me apoyó –su esposo falleció– y que me dio un hijo que es tranquilo, que está estudiando y que le está echando ganas.

 

El cambio de la palabra a la acción


Norma era catequista en la iglesia de su pueblo pero sentía un vacío, sentía que no era suficiente lo que hacía, tuvo algunos roces con otras mujeres de la iglesia porque para ella no era solo ir a misa y afuera vivir con envidias, prejuicios, y doble moral. Se alejó del catequismo y pidió a Dios una señal, ella quería pasar de la palabra a la acción y la señal llegó el día menos pensado.

Ese día en el 1996 terminamos de dar la comida y después de haber terminado la jornada del día me voy a mi casa y nos acostamos a dormir y como a eso de las 11:30 llega una compañera del grupo y toca la puerta y me dice: "oye Norma, el tren se acaba de parar y trae como quinientas personas pero viene un enfermo y aquí está su esposa y un compañero" los vi por la ventana y les dije que me esperaran porque me iba a cambiar. Ella se fue a su casa a dormir y me los dejó ahí en la puerta y cuando salgo esta mujer me dice ayúdame por lo que más quieras y se arrodilla frente a mí, inmediatamente le dije que se levantara, no lo pensé dos veces y le dije que me llevara a donde estaba su marido, ésa era la señal que yo necesitaba, fue ése el momento en que cambió todo en mi vida.

Agarré la camioneta de mi esposo y no me puse a pensar en que en el 96 era delito ayudar a un indocumentado, solo salí y les dije que me llevaran a donde estaba su esposo, llegamos y vi la multitud de gente que estaba en el tren, llego a las vías y le dio a Dios, "Señor si tú me pusiste aquí, tú me vas a ayudar" en ese momento algo me cubrió desde la cabeza hasta los pies, nunca he vuelto a sentir algo similar. Fue como un cobijo, como si alguien me hubiese abrazado. Como si alguien me hubiera quitado la venda de los ojos, desde ahí perdí el miedo. Y la certeza que Dios estaba actuando y que quería mi servicio. El miedo se me fue quitando poco a poco y es como si él me hubiera dicho: "ahora sí, ven y trabaja."

Se acercan los muchachos indocumentados y me dicen, "madre por lo que tú más quieras ayúdanos" y yo les dije voy a ayudar al que viene enfermo no los puedo ayudar a todos y me dicen, "no, con que los ayudes a ellos ya nos estás ayudando a nosotros." Ahí había amor, solidaridad, ahí no había fronteras, ahí había algo hermoso.

Era un muchacho que había defendido a su esposa porque el tren fue asaltado por las mafias y querían abusar sexualmente de ella y él la defendió y lo acuchillaron, imagínate de Agua Blanca a La Patrona el tren hace tres horas, y en ese tiempo la persona se desangró y venía con mucha temperatura y además perdió el sentido.
Entonces todos comenzaron a ayudar a bajarlos del lomo del vagón y fue algo tan hermoso, todos éramos hermanos ahí, y lo bajaron con tanto cuidado. El muchacho era negro, negro que solo sus dientes blancos se le miraban, y vi a aquel hombre como le extendieron las manos y le juntaron los pies, mientras unos lo sostenían de los brazos, otros lo agarraban de los pies, y fue como ver a un Cristo negro.

Nos negaron el servicio en el hospital cercano del pueblo porque era indocumentado, también un doctor de una clínica privada porque dijo que no se quería meter en problemas. Eso fue como la segunda llamada de Dios, de decir pues ahora háganlo ustedes, cúrenlo ustedes. Y me lo llevé a mi casa y estuvo en mi cama, sabía algo de primeros auxilios y llamé a un amigo que también sabía de primeros auxilios y él me dijo cómo proceder pero tampoco se atrevió a ir a mi casa porque pensaba que se nos iba a morir y no quería problemas.

Compramos medicina para la fiebre y para controlar la infección. Llegando a la casa lo bañamos con agua fría para bajarle la fiebre y revisamos la herida. Estuvo en mi casa más de 20 días recuperándose y se fue en septiembre y nos llamaron por teléfono el 25 de diciembre para decirnos que había logrado cruzar a Estados Unidos. Y eso es lo más bonito, de servir y no esperar nada a cambio. Y mucha gente dice "esto lo hacen y de seguro les pagan" y no es así, el pago más grande viene de la bendición de Dios.

 

La Internacionalización


Mira nos ha ayudado mucho los documentales que se han hecho acerca de nuestro trabajo, eso nos ha dado a conocer a nivel internacional, y como nosotros abrimos las puertas a quién guste venir a conocer lo que hacemos han llegado personas de muchos países. Documentalistas, cineastas, periodistas. Y abrimos las puertas porque queremos concientizar a la sociedad civil, para que no solo juzguen, para que más bien conozcan a la gente, a veces es mejor enseñarle lo malo al ser humano que enseñarle lo bueno. Cuando tu ves a una persona migrante lo que primero que dices es "es un delincuente" ¿ya fuiste a investigarlo? Por qué mejor no te preguntas si tiene hambre, si necesita abrigo, en qué lo puede ayudar. Por qué no hacemos todo lo contrario y te das el tiempo de conocerlo.

Nosotros en todos estos años hemos visto pasar a miles de migrantes y para nosotros es bendición ayudarlos. Y les decimos que cuando lleguen a Estados Unidos no se olviden de su familia y hagan las cosas bien para que les vaya bien.

 

El comedor-albergue


Ya teníamos el comedor pero no el albergue porque no teníamos quién nos apoyara en lo económico, entonces un documental que se llama La Patrona el director lo llevó a varios festivales, y estuvo en Francia y de allá le preguntaron qué era lo que nosotros necesitábamos y yo le dije: un cuarto para voluntarios, un cuarto para que duerman los muchachos –indocumentados- y una oficinita. Unas regaderas y baños para los muchachos también. Y gracias a los documentales que se han realizado acerca de nuestro trabajo nos han invitados de varias universidades a dar pláticas y a concientizar a los estudiantes. Y siempre los invitamos a conocer la experiencia y llegan a nuestro comedor y nos llevan víveres. Nosotras necesitamos calzado, ropa, porque los migrantes van solo con la mudada puesta y por lo menos que se cambien cuando llegan al albergue, es sumamente importante el calzado y la ropa.

Tenemos una camioneta –pickup- que nos donaron cinco familias de Jalapa y eso vamos por las compras para hacer los almuerzos.

Cabe mencionar que el comedor-albergue está construido en el terreno que le regaló su padre a Norma. Nada de ayuda municipal o estatal.

 

¿Cómo es la relación con las entidades migratorias?

 

Es buena, hemos estado trabajando en equipo y ayudan en los hospitales cuando llevamos a migrantes heridos, claro el trato es distinto cuando van solos, tiene que ir una de nosotras para acompañarlos en todo el proceso y verificar que las autoridades les den trato humano. Yo siempre he dicho no es en sí la identidad la que está mal sino las personas y cuando es así yo hablo con ellas directamente y de buen modo y eso nos ayuda mucho. Trato de concientizarlos y que vean a los migrantes como hermanos que somos.

Si el paciente necesita prótesis se coordina con las autoridades, realiza la terapia y se envía a un albergue para que vayan asimilando lo de su prótesis y su nueva realidad.

 

El Plan Frontera Sur


El Plan Frontera Sur vino a afectar más la situación de los migrantes porque los criminaliza, lo que los obliga a buscar otras alternativas para atravesar México y los expone a bandas de criminales, caminan más y sin agua ni comida. Ha bajado el afluente porque antes atendíamos al día a 600 o 700 y hoy a 100 o 120.

 

El Instituto Nacional de Migración


Bueno por estos lares están más concientizados porque nosotros nos hemos encargado de no quitar el dedo del renglón, y porque tampoco nos confiamos, lo que sucede en otros albergues es que solo les brindan protección dentro de las instalaciones y cuando salen ya no se hacen responsables. Aquí es lo contrario, los apoyamos dentro y fuera, los acompañamos abordar los autobuses o si tienen que subir el tren también vamos. Entones cuando las autoridades nos ven respetan al emigrante. Esto requiere que nosotros nos involucremos por completo y salgamos de nuestra zona de confort, si vamos a ayudar que sea bien no a medias.

 

Concientizar a la sociedad civil


Todos los migrantes en mi camino han sido un regalo de parte de Dios, hay momentos en lo que no solo tienes que batallar con las personas que lastiman al migrante, sino también con la sociedad civil que desconoce el dolor que carga el emigrante, pero también los pastores evangélicos. Es un conjunto de gente que solo critica y habla con prejuicios pero que no se involucra, muy fácil es hablar pero qué difícil es actuar.

Nosotras como ya sabemos les hablamos a los migrantes y les decimos "por estos lugares sí pueden pasar, por estos lugares no, a tal hora sí a tal hora no." La sociedad civil ahí podría ayudar muchísimo pero ni las personas como comunidad y mucho menos los pastores de inglesa. Y te das cuenta que no puedes decaer y que tu deber es crear conciencia. Hay mucha gente que se ha sumado pero que no actúa y lo que necesitamos en su acción. Es muy fácil encerrarse en la iglesia y orar y orar pero las cosas no se resuelven orando, tenemos que involucrarnos todos.

 

Tú eres de las pocas como Padre Solalinde, Pantoja y Fray Tomás, que son de armas tomar.

Hombres como ellos nos hacen muchísima falta, que tengan el acercamiento hacia las personas ignorantes, que no solo hablen de la biblia sino que se comprometan con la acción que Dios nos ha enseñado. Fácil es decir de la boca hacia fuera cuando no sale del corazón.

 

En el 2013 reciben el Premio Nacional de Derechos Humanos


Con ese Premio nos dimos a conocer más, y mucha gente se sorprendió porque son muchas las organizaciones que trabajan en la defensa de los Derechos Humanos en México, y nos preguntaban que cómo le hicimos para ganarlo y nosotras les decimos que solo con el favor el de Dios y haciendo bien a los demás. Ese reconocimiento yo lo considero como un regalo de parte de él, porque eran 356 organizaciones las que estaban propuestas.

 

A Las Patronas las propusieron para el Premio Príncipe de Asturias 2015

 

ES un trabajo arduo no solo con atender a los migrantes sino con la sociedad civil que no se involucra y los ve como delincuentes y luego que piensan que los migrantes cuando cruzan nos mandan dólares y no es así, solo las gracias recibimos y también creen que la gente que llega de otros países a conocer nuestro comedor nos deja mucho dinero y eso también es falso. La gente piensa que esto es como un negocio. Yo siempre les dijo que si fuera cierto que nos pagaran entonces no fuéramos 14 mujeres seríamos 100. Es muy fácil hablar pero tampoco tienen la capacidad de acercarse y ver cómo lo estamos haciendo y mucho menos involucrarse sabiendo que no van a recibir más que las gracias. Y las que se han acercado solo tardan una semana y con la misma se van, porque no es del corazón y esperan recibir algo más.

Los días 14 y 15 de febrero Las Patronas celebrarán por primera vez su aniversario, cumplen 20 años tendiéndole la mano a los migrantes indocumentados que pasan por La Patrona, Veracruz. En sus actividades está una misa que oficiará el Obispo de Saltillo, Raúl Vera, -quién apoya contra viento y marea a los indocumentados que atraviesan México- contarán con la presencia de los sacerdotes Alejandro Solalinde, Pedro Pantoja y Fray Tomás González. Se hará una procesión en el pueblo.

Cumplimos 20 años pero también es un agradecimiento a Dios a todas y a cada una de las personas que han caminado a nuestro lado todos estos años. Sin el apoyo de quienes donan nosotras no podríamos ayudar a los migrantes y esto es para agradecerles a ellas. Somos un gran equipo. Entre sacerdotes, asociaciones, fundaciones y sociedad civil.

 

Los 43 estudiantes de Ayotzinapa


El dolor de ellos es nuestro dolor, así como cada año recibimos a las madres centroamericanas en su caravana buscando a sus hijos migrantes desaparecidos en México. Yo le comento a la gente que cuando fue la masacre de San Fernando que mataron a 72 migrantes indocumentados, no se hizo tanto ruido porque eran migrantes, tuvimos que esperar a que pasara esto con los 43 normalistas para que sintiéramos el dolor que sienten las madres centroamericanas. Les digo, imagínense todo el dolor que se les ha causado a aquellos países hermanos, ahora estamos viviendo en carne propia con estos padres que lamentablemente también están en la lucha.


Es que tenemos que levantar la voz, tenemos que caminar unos con los otros. Apoyándonos y exigiendo esa justica que todos necesitamos. Hoy estamos aquí pero mañana estamos expuestos todos, necesitamos seguridad, nadie es intocable. No tenemos que ser indiferentes al dolor de las demás personas. Hay que unirnos, hay que echarnos la mano. Yo me doy cuenta cuando viene la caravana de madres centroamericanas, la gente las ve como preguntándose, ¿y éstas qué vienen a hacer? Y yo les digo, acérquense a ver las fotos, tus hijos también pueden migrar. Que conozcan a las mamás y que conversen con ellas y que se enteren por qué vienen. Informar si alguien vio pasar a alguno de las fotografías que llevan las madres colgadas en su cuello.


Que no sean espectadores y que se acerquen. Es tan poco lo que nos piden y nosotros con tanta indiferencia. No entiendo por qué somos así.

 

¿Deseás agregar algo para dar por terminada ésta conversación?

Bueno, decirle a la gente que no discriminemos, que no juzguemos, así como está Centroamérica hoy vive México y así nos vamos, los mexicanos no cantamos mal las rancheras. Nos hace falta solidaridad, el sentir que muchas personas están viviendo momentos difíciles, que no seamos indiferentes al dolor de las demás personas, no estamos salvos, en cualquier momento nos puede tocar a nosotros. Que nos empecemos a respetar. Todos somos hermanos, no importa la religión, la raza, la nacionalidad, el color.

 

Nota: si usted desea colaborar con víveres, dinero, ropa o calzado puede hacerlo comunicándose con ellas en las redes sociales: @LasPatronas_dh en Facebook: La Patrona.

 

Video relacionado


Por correo electrónico. Norma Romero: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

También le invito a ver el documental La Patrona.
https://www.youtube.com/watch?v=PY6kkg0gmuQ

 

Pasemos de la admiración a la acción, con decirles "que Dios las bendiga" no ayudamos en nada.

Ilka Oliva Corado. @ilkaolivacorado.
Febereo 08 de 2015.
Estados Unidos.

Publicado enInternacional
El aluvión de irregulares en la UE bate récords con 270.000 en 2014

Hace poco más de un año, varios cientos de ataúdes blancos dejaban una imagen escalofriante en un hangar del aeropuerto de la isla italiana de Lampedusa tras dos grandes naufragios sucesivos. Desde mediados de 2013 se suceden las imágenes de inmigrantes subsaharianos balanceándose en lo alto de la valla de Melilla. Las frías cifras no pueden competir con esas fotografías, pero son cada vez más impactantes: la agencia europea de fronteras, Frontex, estimaba este viernes la entrada de inmigrantes irregulares en la UE en 270.000 en 2014, casi un 60% más que el año anterior y muy por encima de los 140.000 anuales que desataron la alarma durante la primavera árabe en 2011. El norte de África y Oriente Próximo, con el largo conflicto en Siria como punta de lanza, siguen siendo una olla a presión difícil de contener a la vista de la inestabilidad de la ribera sur del Mediterráneo.

 

 

Europa, sumida en una grave crisis económica, con un paro desbocado e incapaz de abordar de forma estratégica sus problemas demográficos, sigue mirando hacia otro lado. Italia puso en marcha a finales de 2013 una gran operación —que se denominó Mare Nostrum— de patrullaje y rescate, que incluía un gasto de nueve millones de euros mensuales en mantener 32 barcos, dos submarinos y 900 militares alerta para evitar tragedias. Mare Nostrum ha salvado unas 150.000 vidas. Pero una combinación de varios factores está acabando con ella: Roma no quiere asumir en solitario los costes de esa operativa, pero los socios se resisten a cotizar por las apreturas presupuestarias, y varios países, encabezados por Reino Unido, aseguran incluso que Mare Nostrum contribuye al denominado efecto llamada.

 

Frontex empezó a relevar ese vasto despliegue militar italiano en el último trimestre de 2014 con el despliegue de la operación Tritón: un modesto equipo de cuatro aviones, un helicóptero y siete barcos. "Pero los resultados no pueden ser los mismos: esa operación tiene un tercio del presupuesto de Mare Nostrum y su objetivo es la gestión y vigilancia de fronteras, no las operaciones de salvamento", afirmó este viernes a este diario Gil Arias, director ejecutivo adjunto de Frontex.

El verdadero efecto llamada es otro: la abismal diferencia de riqueza y bienestar entre África y Europa es el imán más potente para una población africana joven que huye de la pobreza y la violencia. La marea de sin papeles sube por varios flancos, pero Italia sigue siendo la tesela fundamental de ese mosaico, el destino de la principal ruta utilizada por los refugiados sirios y del Cuerno de África, a menudo, desde las costas de Libia. En torno a 170.000 inmigrantes irregulares llegaron a las costas italianas el año pasado, según Frontex, una cifra similar a la de todos los que llegaron a toda la UE en 2013. El Mediterráneo Oriental y la frontera entre Grecia y Turquía, junto con los Balcanes y, en menor medida, España son las otras vías de acceso más destacadas. Frontex tiene ya confirmados 230.000 casos, pero a falta de los últimos datos que deben enviar los Estados miembros eleva a 270.000 la estimación final de entradas en 2014, lo que supone un récord absoluto de cruces irregulares de la frontera exterior de la UE desde que esa agencia recoge datos, con posterioridad a la guerra de los Balcanes.

 

Llegaban en lanchas y en pequeños barcos pesqueros, cruzaban las vallas en Ceuta y Melilla. Pero ahora acceden incluso en buques de carga. Frontex asegura que la localización del carguero Ezadeen de 73 metros de eslora en Italia con más de 450 inmigrantes clandestinos en su interior —el segundo carguero con centenares de personas a bordo en apenas tres días— confirma las sospechas de la agencia respecto a un cambio en el modus operandi de las mafias que se detecta desde finales del año pasado. "Más que por la desaparición de Mare Nostrum, las mafias están abandonando las embarcaciones ligeras desde Libia y se decantan ahora por los cargueros que zarpan desde Turquía tanto por el cambio en las condiciones meteorológicas —más adversas— como por el hecho de que son más lucrativos: llevan a más gente y pueden cobrar precios muy superiores porque ofrecen mayor seguridad", apunta Arias. Frontex se desmarca así de Naciones Unidas, que este viernes atribuía a la conclusión de Mare Nostrum ese cambio de táctica.

 

Bruselas salió este viernes al paso con la habitual declaración de buenas intenciones. Un portavoz de la Comisión Europea aseguró que la lucha contra las redes que introducen masivamente a inmigrantes sin papeles en la UE será una de las "prioridades" en 2015.

El presidente de la Comisión, el luxemburgués Jean-Claude Juncker, se ha comprometido a reforzar las capacidades operativas de Frontex. Pero pese a las promesas de Juncker —y a los gestos del papa Francisco, muy activo tras la tragedia de Lampedusa —, nada de eso es sencillo en Europa en ausencia de una posición común entre los Estados miembros.

Tritón ya fue una solución de compromiso para un problema que provocó un enfrentamiento entre los países más afectados —encabezados por Italia— y los que rechazan de plano operativas como la de Mare Nostrum para evitar el efecto llamada. Sin empuje aún en Bruselas y con los líderes europeos más preocupados en la difusa salida de la crisis, tampoco Alemania ve motivos para un cambio de estrategia: "Este fenómeno novedoso [el uso de cargueros] no demanda un cambio de estrategia en la política europea de asilo", aseguraron fuentes de la cancillería a la agencia DPA.

Publicado enInternacional
Domingo, 28 Diciembre 2014 06:50

Se viene un año complicado para Italia

Se viene un año complicado para Italia

Tironeado por izquierda y por derecha, con problemas internos y externos, arrastrando cuatro años de crisis económica, los italianos tienen sobradas razones para ser pesimistas pese a las mejoras que promete el gobierno de Matteo Renzi.

Desde Roma

El gobierno de centroizquierda de Matteo Renzi ha bautizado al 2015 como "el año de las reformas", es decir el año que las reformas aprobadas por el Parlamento (algunas) y/o el Consejo de Ministros (muchas), se pondrán en marcha. Se habla de 121 medidas grandes y pequeñas. Pero una de ellas, el llamado "Jobs act", es decir la reforma del sistema laboral, ha desencadenado y continuará desencadenando protestas de norte a sur del país, como han prometido los sindicatos. Sobre todo después de la aprobación, el 23 de diciembre, de los primeros decretos que lo pondrán en marcha y que han sido descriptos por un exponente de la izquierda del Partido Democrático (PD, el partido de Renzi), Stefano Fassina, como "una nueva etapa del mercantilismo liberal" del gobierno.

Renzi, que está aliado en el gobierno con el centroderecha de Angelino Alfano (ex correligionario de Silvio Berlusconi), llama a todo este proceso "revolución copernicana" pero sabe que el 2015 no será fácil. "El 2015 será un año seguramente difícil. Nadie debe suponer que las cosas cambiarán de un día para el otro. Pero tenemos todo para salir de la resignación y el cansancio de todos estos años", declaró a una radio italiana. Y agregó: "Me encuentro mucha gente cansada que me dice que no lo lograremos. Y éste es el enemigo principal que hay que combatir cada día. Tenemos mil problemas, mil dificultades, mil cuestiones para cambiar, hay que combatir la corrupción. Es verdad. Pero nosotros continuaremos haciéndolo. Ese es mi compromiso para 2015. Y lo haremos con mayor determinación si los italianos vuelven a creer en Italia". Más de cuatro años con crisis económica, recesión, cierre de fábricas, recortes en las empresas y en el Estado, desocupación del 13,2 por ciento (y del 40,3 por ciento entre los jóvenes) y una deuda pública que equivale al 133 por ciento del PIB (Producto Interno Bruto) cuando en otros países, como por ejemplo Alemania es del 74 por ciento, o en España es del 94 por ciento, son elementos suficientes para que el pesimismo embargue a cualquiera.

En este primer año de gobierno, Renzi no sólo ha debido enfrentarse con los sectores de izquierda de su propio partido que lo acusan de haberse ido demasiado a la derecha –sobre todo por la reforma laboral–, sino también con los furiosos seguidores de Beppe Grillo, del Movimiento Cinco Estrellas (M5S), que obstaculizan en el Parlamento todo tipo de propuestas que no sea de ellos, y con el racismo de la ultraderecha que lo acusa de ocuparse más de los inmigrantes que de los italianos. En este semestre de presidencia italiana de la Unión Europea (UE) ha debido cruzarse también con algunos de sus colegas del Viejo Continente, porque los países centrales, empezando por Alemania, se resisten a algunas propuestas italianas como aquella de concentrar los esfuerzos en estimular las inversiones y no ser tan obsesivos con el control del gasto público, como único modo de aumentar la ocupación y así salir de la crisis económica.

Al margen de Italia, Renzi ha debido lidiar con otros advenimientos internacionales que han marcado el 2014. En particular el nacimiento del Estado Islámico y su desenfrenada guerra en el norte de Siria pero también el pánico en toda Europa por eventuales atentados, dado los 3000 jihadistas de origen europeo que se calcula militan en las filas del terrorismo islámico.

Otro tema internacional del que se ha ocupado el gobierno de Renzi ha sido del número impresionante e incontenible de inmigrantes llegados por mar a tierras italianas, muchos de ellos pidiendo asilo político. En 2014, en efecto, fueron más de 163.000 adultos, jóvenes, niños y hasta mujeres embarazadas que cruzaron el Mediterráneo. Pese a las malas condiciones del tiempo, ya que en Europa ha comenzado el invierno, los inmigrantes no paran de llegar. Los últimos 1600 lo hicieron esta semana. El problema es que el gobierno italiano no cuenta ni con las infraestructuras suficientes y adecuadas como para alojar a los inmigrantes ni con el dinero necesario para mantenerlas. Y dado que se trata de un problema europeo, porque los inmigrantes entran por Italia pero luego quieren irse a otros países de Europa, el gobierno Renzi planteó la urgente necesidad de una visión europea del problema. Por eso en noviembre arrancó Tritón, un nuevo proyecto de la UE de control de las fronteras que sustituye un año de trabajo de Mare Nostrum, la campaña realizada en el Mediterráneo por la marina militar de Italia para evitar que los inmigrantes murieran ahogados donde eran abandonados por los traficantes. Así fue que Mare Nostrum salvó cerca de 100.000 vidas, aseguran fuentes del gobierno. Pero todavía está por verse de parte de la UE el tema de los centros de recepción y qué pasará cuando llegue la primavera dado que ahora en invierno, los inmigrantes que cruzan el mar disminuyen notablemente.

El último asunto –al menos en esta pequeña lista–, y el primero tal vez de 2015 con el que tendrá que lidiar Renzi, es la elección del nuevo presidente de la República, ya que el actual, Giorgio Napolitano, de 89 años, ha dicho que renunciará el 14 de enero. Después del anuncio comenzó la batalla entre los partidos por los candidatos. Por ahora no hay acuerdo aunque varios nombres han salido a relucir. La elección, si se demora, podría obstaculizar el camino del gobierno. Para Renzi y para Italia se viene un año bastante complicado.

Publicado enEconomía
Lunes, 03 Noviembre 2014 09:29

Sellando la frontera

Sellando la frontera

Los políticos y las fuerzas antimigrantes han llamado a "sellar" la frontera con México desde hace décadas y en años más recientes han sumado a su petición el tema de la "amenaza" de las drogas. Al ser declarada la infinita "guerra contra el terrorismo" después del 11-S, también hubo quienes emplearon esa nueva amenaza en una nueva combinación de argumentos: ilegales, drogas y "terroristas". Ahora con el brote de ébola, y los primeros casos aquí, varios políticos y comentaristas advierten que musulmanes extremistas suicidas infectados a propósito, que trabajan con cárteles mexicanos, podrían ingresar para contaminar a la población de este país como parte de un complot y, de nuevo, llaman a sellar la frontera.


Tal vez tienen razón.


Pero al evaluar esos argumentos, la evidencia indica que sí: se debería pensar en sellar la frontera, pero del lado mexicano contra las amenazas que provienen desde el norte. Entre las múltiples razones, se podrían incluir estas seis:


Primero: el ébola está en Estados Unidos y no hay casos en México o América Latina. El manejo inicial de la enfermedad por el país más avanzado del mundo no inspira confianza en su capacidad para enfrentar desafíos de este tipo. Si se aplica la misma lógica de los estadunidenses que quieren sellar la frontera, se tiene que concluir que para la protección de la salud pública de los latinoamericanos (y para no tener que depender de burócratas a cargo del manejo de esta enfermedad), tal vez es hora de sellar la frontera y no permitir el ingreso de estadunidenses hasta que éstos comprueben que están haciendo lo necesario para controlar la enfermedad, incluido, por ejemplo, el envío, en proporciones similares, de médicos y expertos en salud que Cuba ha hecho a África.


Segundo: ante tanta preocupación de que "terroristas" puedan ingresar a Estados Unidos desde México, en los hechos todos los casos de "terroristas" extranjeros han ingresado por aeropuertos o por la frontera con Canadá. No sólo eso, sino que antes del 11-S el peor caso de terrorismo fue contra el edificio federal de Oklahoma City y los responsables fueron "terroristas" estadunidenses ligados a milicias y otras agrupaciones de ultraderecha. Por lo tanto, se tendría que pensar qué se requiere para proteger a los países latinoamericanos del ingreso de estos terroristas desde Estados Unidos por la "porosa" frontera estadunidense con México, incluida una propuesta para sellarla hasta que Estados Unidos logre imponer control sobre estas amenazas.


Tercero: armas. Estados Unidos tiene la población más armada del mundo avanzado, con suficientes pistolas o rifles (los cálculos indican entre 270 y 310 millones) para armar a cada habitante del país. En 37 por ciento de los hogares hay armas, según el Centro de Investigación Pew. En promedio, cada día 32 estadunidenses son asesinados con armas de fuego y 140 son tratados en hospitales, reporta la Campaña Brady para Prevenir la Violencia con Armas de Fuego. Las leyes actuales en algunos estados permiten no sólo comprar, sino portar armas en lugares públicos, incluso en escuelas. Casi todas las armas usadas en las matanzas recientes han sido adquiridas de manera legal. Ante tal índice de violencia y descontrol de las armas, y para protección de los países al sur de la frontera, vale la pena considerar la idea de sellar la frontera hasta que Estados Unidos cambie sus leyes.


Cuarto: este país es uno de los principales contribuidores al desastre ecológico mundial. Ante advertencias de sus propios científicos y militares, y de la Organización de Naciones Unidas de que el cambio climático está por causar daños irreversibles y se prevén efectos cada vez más severos –sequías, súper tormentas, inundaciones y más–, podría ser necesario hacer preparativos en México ante la posibilidad de una ola de refugiados generada por estos efectos. De hecho, ya se ha ofrecido una visión de lo que esto podría implicar: en la película The day after tomorrow (El día después de mañana), el fenómeno climatológico provoca desastres en Estados Unidos y detona la huida de hordas de estadunidenses que cruzan la frontera hacia México sin papeles ni autorización; hasta el presidente, avergonzado, emite su primer comunicado en medio del desastre en "territorio extranjero". En la película las autoridades estadunidenses suplican al gobierno mexicano mantener su puerta abierta.


Quinto: la guerra contra las drogas lanzada por Estados Unidos a principios de los años 70, según expertos y ex mandatarios, ha fracasado, con costos humanos, sociales y económicos astronómicos. El ejemplo más reciente es el que se reportó apenas la semana pasada, en que después de una década y 7.6 mil millones de gastos para la lucha antinarcóticos en Afganistán, ese país registro un nuevo récord histórico en su producción de opio el año pasado, reportó Reuters. Tal vez se debe sellar la frontera hasta que los estadunidenses cambien sus pautas de consumo, o lo regulen, y controlen a su sector financiero, que forma parte de este gran negocio.


Sexto: ante la promoción del inglés como "idioma oficial" en Estados Unidos –otra medida favorita de fuerzas antinmigrantes–, tal vez se debe contemplar, como medida de defensa del idioma, sellar la frontera a todo producto o marca impronunciable o que no tenga traducción al español. En particular, se debe prohibir el cruce de la frontera a toda empresa o producto que incluya –o peor, que empiece con– una letra que ni está en el alfabeto: la "w". Hace mil años el peor caso era Woolworth, hoy día es Walmart. Ambas obligan a los que viven al sur de la frontera a hacer un gran esfuerzo y emplear un sonido inventado usando una "g".


Hay muchas más razones para sellar la frontera desde el sur, y tal vez es hora de citar a un diálogo de alto nivel para evaluar estas razones en lo que dicen que es una relación de "cooperación" y "responsabilidad compartida".

Publicado enInternacional
Migración y voto latino, temas sin impacto en las intermedias de EU

La migración, uno de los principales temas nacionales en el debate nacional, y el voto latino –reconocido por la cúpula política como un sector cada vez más clave en los cálculos electorales nacionales– no importan en esta elección intermedia.


O por lo menos esa fue la conclusión a que llegaron los estrategas de ambos partidos, quienes decidieron que no era clave en esta coyuntura promover cambios en la política migratoria antes de esta elección.


Por su parte, el presidente Barack Obama decidió –ante la presión de candidatos demócratas al Senado, quienes no deseaban defender esa movida– no impulsar medidas prometidas para proteger a millones de indocumentados de la deportación.


Por otro lado, los republicanos decidieron que podían continuar con su retórica antimigrante e ignorar en gran medida a los latinos sin ninguna consecuencia. Por el contrario, generar mayor apoyo entre bases ultraconservadoras.


En estas elecciones intermedias toda la cámara baja y aproximadamente un tercio del Senado están en juego. No hay duda de que los republicanos conservarán y hasta aumentarán su mayoría en la cámara baja. El proceso se centra en quién tomará el control de la cámara alta, por ahora en manos de los demócratas, pero que, según los pronósticos, podrían perder. En estas batallas ni los latinos ni el asunto de la migración tendrán gran impacto.


No es porque el tema no siga vigente, no es que los latinos no sigan como el sector minoritario de mayor crecimiento en el mapa político. El misterio se explica en el hecho de que, a pesar de que un número récord de latinos tienen derecho a votar este año, su poder será muy limitado, ya que muy pocas de las contiendas claves en estas intermedias están en estados con presencia significativa de latinos, según un análisis del Pew Research Center.


El número de latinos con derecho a sufragio (aunque no todos están empadronados) se ha incrementado a 25.2 millones, 11 por ciento del total nacional. Pero éstos siguen concentrados en unas cuantas entidades, con casi la mitad en sólo dos, Texas y California, y otros más en Florida, Nueva York, Arizona e Illinois –todos, estados donde no hay contienda cerrada para el Senado, el premio mayor en estos comicios.


De hecho, en ocho estados donde se podría determinar cuál partido conquistará la mayoría de la cámara alta los potenciales votantes latinos tienen una presencia en promedio de sólo 4.7 por ciento. Más aún: en los pocos distritos legislativos donde hay competencia real entre candidatos a la cámara baja sólo ocho tienen población latina que puede ser determinante en el resultado.


El hecho es que para los legisladores republicanos los latinos no son amenaza ni los necesitan. Nate Cohn, analista especializado en proyecciones electorales del New York Times, concluyó que "hay una sencilla razón por la cual los republicanos están dispuestos a enajenar a los latinos: no necesitan sus votos. Por lo menos no este año". Señala que, estadísticamente, ese partido probablemente puede mantener su mayoría en la cámara baja y posiblemente lograr derribar el control demócrata del Senado sin necesitar un solo sufragio latino.


El hecho de que la mayoría republicana no depende en nada de los latinos revela una de las razones por las cuales no ha prosperado una ley de reforma migratoria, señala Cohn, del Times.


Desilusionados


Pero aun en lugares donde sí hay amplia presencia latina, analistas afirman que los latinos podrían quedarse en casa más que nunca, ante una creciente desilusión con el presidente Barack Obama y su partido, sumándose al desencanto de otros sectores que fueron claves en el triunfo histórico del mandatario. Según encuestas recientes, el nivel de apoyo latino para el gobernante y el Partido Demócrata ha bajado –de hecho, de acuerdo con un estudio de Gallup, el nivel de aprobación de Obama por los latinos se desplomó 20 puntos porcentuales desde su relección, en 2012. No ayudó la decisión de Obama de postergar su promesa de modificar su política migratoria para proteger a millones de migrantes de la deportación hasta después de esta elección, algo que algunos consideraron una "traición".


Sin el voto latino los republicanos pueden prosperar, pero los demócratas podrían sufrir más derrotas de las que se pronostican.
Los estrategas republicanos reconocen que sin obtener una parte sustancial del sufragio latino no podrán ganar la Casa Blanca. Pero en una elección legislativa como ésta, el cálculo no es el mismo y la distribución geográfica del voto latino, junto con una serie de obstáculos para suprimir su participación impulsados por republicanos, más el dibujo de los distritos electorales que logran mantener marginado ese sufragio reducen el poder potencial de ese voto.


La mayoría de los latinos aún favorecen a los candidatos demócratas –57 por ciento contra 28 para los republicanos–, pero ese apoyo se ha reducido desde 2010, cuando 65 por ciento respaldaba a los candidatos demócratas, según un sondeo de esta semana de Pew Research Center. A la vez, dos tercios (66 por ciento) de votantes latinos empadronados afirman que para ellos es muy importante una reforma a las leyes migratorias.


Pero todo indica que ello será un asunto poselectoral, con vistas a los comicios presidenciales de 2016. Será entonces cuando se verán los beneficios y costos del manejo de este tema y el voto latino por ambos partidos.

Publicado enPolítica
Lunes, 22 Septiembre 2014 08:15

Con el muro parece que no alcanza

Con el muro parece que no alcanza

El muro de Berlín cayó hace 25 años, la Guerra Fría terminó con él, pero la muralla antiinmigrantes en Estados Unidos se agranda cada vez más y la frontera con México se recalienta. La idea de ampliar y hacer más sofisticado el sistema de control en los 3.200 kilómetros que separan a los dos países es un tema que se repite. A una propuesta reciente del legislador republicano Mark Sanford para tapiar toda la frontera, el secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de EE.UU., Jeh Johnson, le respondió la semana pasada: "Si construyo un muro de 15 pies de altura, alguien va a construir una escalera de 16 pies". Como fuere, su área contrató este año por 145 millones de dólares a una filial de Elbit Systems –la empresa israelí que levantó el muro en Cisjordania y aisló a la población palestina– para que refuerce y vigile el perímetro que tanto preocupa al gobierno de Barack Obama.

La adquisición de tecnología a uno de los mayores fabricantes internacionales de productos electrónicos de defensa se veía venir. El antecedente de Elbit en Cisjordania, cuya casa matriz está en Haifa y emplea a 11 mil personas en el mundo, pesó para monitorear la extensa frontera. La información del contrato fue publicada en marzo por el diario sobre temas de seguridad de EE.UU., Homeland Security News Fire, y replicada en muy pocos medios de Latinoamérica. El sistema que empleará la compañía se denomina Proyecto Torre Fija Integrada (IFT, por sus siglas en inglés), y está equipado con cámaras de alta sensibilidad y radares.


Según publicó la agencia de noticias Bloomberg en aquel momento, el contrato inicial de Elbit podría ampliarse a "1000 millones de dólares si la legislación para reescribir las leyes de inmigración de los EE.UU. es aprobada por el Congreso y ayuda a financiar la expansión del proyecto en el suroeste del país". La primera contratación había quedado en manos de la empresa Boeing, allá por 2006. Pero el sistema de vigilancia electrónico resultó demasiado oneroso. Por cubrir apenas 85 kilómetros de los 3200 de fronteras comunes con México, los contribuyentes en Estados Unidos pagaron un billón de dólares.


Ahora, el funcionario Johnson declaró contra aquel desembolso y la propia ampliación del muro, que como todos los que se mantienen hasta hoy, manchan la conciencia de los pueblos: "Mi recomendación es que el uso más eficiente y efectivo de nuestros recursos es una estrategia basada en riesgos. No creo que construir un muro en toda la frontera suroeste sea un uso apropiado de recursos de los contribuyentes".
Elbit, pese a estas declaraciones del secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de EE.UU., avanza con su sistema de vigilancia en la frontera llamado IFT. Pero asimismo, continúa con sus recomendaciones a aquel organismo para que diversifique sus controles antiinmigrantes.


Le ha ofrecido una combinación de sensores de radar, sensores electro-ópticos, sensores de tierra sin supervisión, vehículos de tierra con o sin tripulación y lo que sería la vedette de un futuro contrato ampliado, los drones. Esos mismos aparatos que usados con fines bélicos, causaron estragos en la Franja de Gaza durante los últimos bombardeos de Israel. En Australia, el 15 de agosto pasado, un grupo de manifestantes pro-palestinos se subió al techo de una filial de Elbit Systems en Melbourne, con un enorme cartel que denunciaba: "Los drones de Elbit matan niños en Gaza". Seis de ellos terminaron presos.


El poder expansivo de la empresa no se ha detenido, pese a que entidades financieras como el Deutsche Bank, el Fondo Noruego de Pensiones, y Folksam (el mayor administrador de activos en Suecia) decidieron excluirla de sus inversiones o las vendieron, por el trabajo que cumplió en el muro de Cisjordania, declarado ilegal en julio de 2004 por decisión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya. Israel nunca acató ese fallo no vinculante.


Al Departamento que dirige Johnson poco podían importarle esos antecedentes de la compañía creada en 1966, que tiene varias subsidiarias y provee elementos de defensa electrónica, como también construye sofisticadas cercas de seguridad antiinmigrantes. Sólo en Estados Unidos, por medio de su vinculada Elbit Systems of América (ESA), tiene fábricas en Forth Worth, Texas; Talladega, Alabama; Merrimack, New Hampshire; Tallahassee, Florida; McLean, Virginia y San José, California. La tecnología israelí de punta al servicio de su principal socio político y comercial en el mundo.


Johnson, además de los graves problemas que debe resolver en el borde sur de EE.UU., también está empeñado en filmar al personal de Aduanas y Protección de Fronteras con cámaras portátiles que servirán para detectar posibles delitos de sus agentes. Numerosas denuncias de abusos motivaron que también se los vigile, aunque por ahora, no con el celo que se hace en las fronteras.


El sindicato que representa a la mayoría de los 21 mil agentes que patrullan los límites de EE.UU. se quejó por el costo de las cámaras y el efecto que podrían causar en el desempeño de sus afiliados si sus vidas corren peligro. Sin embargo, desde 2010 y hasta febrero de 2013, mataron a 21 inmigrantes. El experimento comenzará en octubre en un estado: Nuevo México. En los últimos veinte años se calcula que 9 mil personas murieron en una de las fronteras más controladas del mundo. Los mexicanos eran mayoría.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado enInternacional
Sábado, 05 Julio 2014 06:37

Los niños se van

Los niños se van

Hay una fantasmagoría recurrente, a la cual terminamos dando la espalda de tanto que se repite, y es la de ese ejército de emigrantes centroamericanos que tratan con permanente terquedad de alcanzar la frontera mexicana con Estados Unidos, a riesgo de maltratos, secuestros, extorsiones, humillaciones y, sobre todo, a riesgo de la vida. Es un viaje épico, pero la épica se construye con nombre de héroes, y estos héroes del infortunio, dispuesto a alcanzar la tierra prometida a cualquier precio, no tienen nombre.


Los trenes de carga en que hacen una parte del trayecto desde el sur de México, apiñados en los estribos y el lomo de los vagones, han sido bautizados como el tren de la muerte, pues es poco menos que un viaje por el infierno a través del paisaje desolado y hostil que necesitan atravesar para llegar al paraíso; un viaje al que muchos de esos pasajeros anónimos e indocumentados, que han dejado todo atrás, no sobrevivirán, desnucados a consecuencia de una caída del tren, machacados por las ruedas, asesinados en las estaciones del trayecto.

Desaparecidos.


Nunca nadie llegó a imaginar que secuestrar pobres y extorsionarlos, hacerlos víctimas de represalias, tortura y asesinatos, convertirlos en toda una industria de centenares de millones de dólares, sus vidas sometidas al arbitrio de las bandas criminales que los acechan en cada recodo del camino, pudiera llegar a ser posible. Lo es. El tráfico de emigrantes en manos de los coyotes, al lado de los beneficios de las organizaciones criminales que se lucran de los secuestros, del trabajo esclavo a que los someten y de la prostitución, se coloca inmediatamente después del tráfico de las drogas en cuanto a rentabilidad.


Ahora un fenómeno inusitado rompe con nuestra desidia y nos hace volver la cabeza hacia los caminos que transitan los emigrantes. De pronto nos damos cuenta que, en lo que va de este año, cerca de 50 mil niños dejaron sus hogares, la mayoría solos, y emprendieron el camino hacia la frontera de las ilusiones, en la malsana compañía de los coyotes.


Estos son los que lograron llegar a territorio de Estados Unidos. Otros miles se hayan en albergues humanitarios en México, o en camino. Y se han convertido en un problema de Estado. Un problema de seguridad nacional, afirma el gobierno de Estados Unidos. La mayoría proviene de Guatemala, El Salvador y Honduras, y en un porcentaje menor de Nicaragua. La primera dama de Honduras ha visitado los campamentos donde se hallan confinados en Texas, uno de tantos lugares donde han sido recluidos en espera de los trámites legales de su deportación, y los presidentes centroamericanos se han ocupado del tema en la reciente cumbre celebrada en República Dominicana.


Crisis migratoria. Crisis humanitaria. Nos olvidamos de que, antes de nada, se trata de una crisis ética. Es cierto que quienes manejan el multimillonario negocio de la emigración ilegal han hallado un nuevo filón con la exportación de niños, y por eso han propagado la especie de que recibirían una admisión de trámites rápidos en Estados Unidos, donde podrían reunirse con sus familiares o facilitar que sus familiares fueran admitidos tras ellos. Pero ¿en qué condiciones vivían estos niños en sus países antes de ponerse en marcha a lo largo de miles de kilómetros hacia la frontera que sus mayores han buscado de manera tan persistente antes que ellos?


Estos pequeños Ulises viven su propia aventura épica andando por veredas ocultas, pero nadie cantará sus hazañas. Subidos al tren de la muerte, mendigando, expuestos a abusos y violaciones, y también a perder la vida que apenas empiezan a vivir, son hijos de la miseria y el desamparo, y eso es de lo primero que nos olvidamos. Olvidamos que las sociedades en que nacieron siguen siendo injustas, divididas entre quienes tienen mucho o demasiado, y quienes viven al margen porque no tienen oportunidades, mientras la clase media se deteriora. Y estos niños que emigran, que serán deportados masivamente y devueltos a los lugares donde iniciaron su éxodo, nacieron sin oportunidades y por eso van a buscarlas lejos. Las simples oportunidades de educación, trabajo, llegar a tener una vida digna.


El Informe mundial de la ultra riqueza 2012/2013, presentado por la compañía Wealth X, de Singapur, revela que el número de millonarios ha crecido en los países centroamericanos, de donde parten al exilio forzado los niños de esta amarga historia, expulsados de sus hogares por la pobreza. Tenemos unos 800 millonarios y el crecimiento de sus fortunas en apenas un año suma, entre todos ellos, 10 mil millones de dólares. Semejante incremento se equipara al producto interno bruto (PIB) de esos mismos países. En Nicaragua, por ejemplo, esa riqueza personal suma 27 mil millones de dólares, mientras el PIB es apenas superior a 10 mil millones de dólares. Llamativa paradoja: un puñado de personas son más ricas que el propio país.


¿Prosperidad? Estas cifras no serían tan escandalosas si la acumulación de riqueza diera señales de ser una palanca de transformación, ayudando a traer bienestar a los demás, a los que viven con menos de dos dólares al día, que son la mitad de la población. Estos miles de niños que esperan juicios de deportación en Estados Unidos demuestran todo lo contrario. Demuestran el fracaso. Vivimos en sociedades que han fracasado en crear equidad y justicia distributiva. Y el poder político, cualquiera que sea su signo, es responsable de ese fracaso ético.


Muchos de estos pequeños, en los campamentos donde se encuentran recluidos en Texas, Arizona y California, declaran al ser preguntados por los motivos de su largo y azaroso viaje para llegar a las puertas del paraíso que no se abren para ellos, que venían tras una vida distinta. Unos quisieran conocer Disneylandia. Otros comerse una hamburguesa. Hay quienes elaboran un poco más: "Allí hay trabajo, se puede comer y tener casa, allí todo es barato...", dice uno de ellos.


Otro simplemente dice que fue para no morirse de hambre.

Bogotá, julio 2014
www.sergioramirez.com
Facebook: escritorsergioramirez
Twitter: sergioramirezm.

Publicado enInternacional