En marcha desde este jueves Fuerza Espacial de Estados Unidos

Estados Unidos contará desde este jueves con un Comando Espacial, cuyo lanzamiento se realizará en la Casa Blanca ante la presencia del presidente Donald Trump, responsable de ordenar su creación a finales del año pasado.

Según explicó en agosto el jefe del Estado Mayor Conjunto, general Joseph Dunford, el nuevo cuerpo será responsable de planificar y ejecutar las operaciones espaciales y tendrá en total 87 unidades.

Las capacidades del comando, que encabezará el general John Raymond tras ser confirmado por el Senado en junio, incluirán advertencias sobre misiles, operaciones satelitales, y control y apoyo espacial, manifestó Dunford en una reunión del Consejo Nacional del Espacio.

A juicio del vicepresidente, Mike Pence, esa estructura asegurará que Estados Unidos esté preparado para resguardar a su gente, intereses y valores en la vasta extensión del espacio y en la Tierra con las tecnologías que respaldarán la defensa común.

El surgimiento de dicho ente es considerado el primer paso hacia la creación de una Fuerza Espacial completa que se incorporaría como la sexta rama de las Fuerzas Armadas norteamericanas, una idea impulsada por el jefe de la Casa Blanca que requiere el visto bueno del Congreso.

Trump dio la orden para desarrollar la referida iniciativa al entonces secretario de Defensa, James Mattis, el 18 de diciembre de 2018. Ordeno el establecimiento, de acuerdo con la ley de Estados Unidos, de un Comando Espacial como un funcional Comando Combatiente Unificado (el onceno del país), dispuso el gobernante.

Además, exigió la recomendación de oficiales para nominarlos como comandante y comandante adjunto de la estructura, y su posterior confirmación en la Cámara Alta.

El Pentágono anunció el 19 de marzo de 2018 que estaba estudiando la posible creación de una nueva entidad de las fuerzas armadas, con el espacio como su campo de operaciones.

29 agosto 2019 

(Con información de Prensa Latina)

Publicado enInternacional
Foto aérea muestra icebergs mientras flotan a lo largo de la costa este de Groenlandia.Foto Afp

Ya he abordado la propuesta de Trump para "comprar" Groenlandia y sus implicaciones geopolíticas (https://bit.ly/2THgNth; http://bit.ly/2ZwVhsg); y (https://bit.ly/2Nm4qBG).

Se ha vuelto moda catalogar a Trump de "insano" para invocar la aplicación del artículo 25 de la Constitución para su destitución.

En The Washington Post, portavoz del establishment, Daniel Drezner, connotado internacionalista y becario de Brookings Institution, aporta "una propuesta modesta (sic) para que Trump compre Canadá" (https://wapo.st/33MOqOM).

La "propuesta" de Drezner se puede interpretar de sarcástica para unos, pero para otros puede significar la resurrección del irredentismo supremacista blanco evangelista de los WASP (White Anglo-Saxon Protestant) en su fase de Lebensraum ("espacio vital").

Daniel Drezner parece inclinarse al inicio por la ausencia de sensatez de la propuesta de Trump, que ni siquiera su staff toma en serio y que, a juicio de la agencia británica (¡ojo!) Reuters, "ha causado risa a algunos de sus consejeros como broma, pero que ha sido tomado más seriamente (sic) por otros en la Casa Blanca".

Daniel Drezner juguetea con los puntos de vista de otros columnistas del mismo Washington Post, donde "los ayudantes del presidente han empezado a investigar sus directivas para la compra de Groenlandia" (https://wapo.st/2Z9qtSk), mientras otros colegas del NYT filtran que aunque los consejeros de Trump "son muy escépticos", en lugar de disuadirlo, "han acordado investigar el asunto" (https://nyti.ms/2Zdt4uq).

Coloca en relieve que Larry Kudlow, consejero económico de la Casa Blanca, "hombre brillante" y usualmente precavido, comentó que la compra “se está desarrollando. Lo estamos viendo (…). Sólo digo que el presidente, que sabe de más sobre la compra de bienes raíces, desea echar un ojo” (https://wapo.st/2z9wv6Y).

Daniel Drezner sube su puja y expone un "editorial explosivo" del Washington Examiner que defiende a Trump: “no se rían; la compra de Groenlandia por EU puede representar un trato extraordinario en términos de la seguridad nacional de EU, sus intereses económicos y la protección ambiental(…). Los estadunidenses de todo el espectro político se beneficiarían con Groenlandia y sus 56 mil habitantes se incorporarían a nuestra familia nacional” (https://washex.am/2HqNiH7).

Daniel Drezner sopesa la "lógica del editorial": Groenlandia, "con un valor estratégico extraordinario" y "abundante con recursos primarios".

Daniel Drezner lleva su puja a límites antigravitatorios y enuncia que "Trump necesita pensar en forma más ambiciosa" por lo que si "desea pensar grande (sic), debería hacer una oferta por un aliado aún mayor, más rico, más estratégico y más pasivo-agresivo (sic) aliado en el Ártico": ¡Canadá!

Propone un paquete para la compra de Canadá: 1. Veinte billones de dólares en efectivo –10 billones para la Corona de Canadá/Inglaterra y 10 billones para los residentes; 2. La incorporación de sus 13 provincias y territorios como Estados de la Unión, con representación en el Congreso; y 3. La admisión de nuevos Estados como la capital (DC) y Puerto Rico para que EU tenga un total de 65 Estados. Estos tres puntos pueden sonar a chacota.

Según Daniel Drezner, su propuesta, en un tono burlón, constituye una ganancia para Gran Bretaña, que sería inyectada con una enorme liquidez, en época de gran precariedad frente a las consecuencias del ominoso Brexit (https://bit.ly/2OWt8L9).

Juzga que la absorción de Canadá –el segundo país más extenso del mundo– conformaría con EU una superpotencia geoeconómica y reduciría las barreras comerciales como "otro estímulo para el crecimiento económico".

En tono sarcástico, Daniel Drezner comenta la inyección expansiva bancaria, de corte monetarista, con la impresión de 20 billones de dólares.

Otro punto favorable es que "la mayoría de los canadienses son tan blancos (sic) como los republicanos".

¿Y que tal si Trump toma en serio la propuesta de Daniel Drezner?

¿Cómo se deben tomar en México las "bromas" de los neopiratas anglosajones, cuando se insinúan veleidades secesionistas en Baja California/Chihuahua/Nuevo León /Chiapas?

www.alfredojalife.com

Facebook: AlfredoJalife

Vk: AlfredoJalife

Publicado enInternacional
Una mujer indígena de la comunidad Emberá Chamí,  en el departamento colombiano de Chocó.

Hasta mediados de agosto, eran 36 los indígenas asesinados en el Cauca colombiano. El homicidio del profesor Orlando Gómez, rector de un remoto colegio en el pueblo de Caldono, y la emboscada sufrida por varios indígenas donde resultaron dos muertos y diez heridos, ayudaron a amplificar el grito de las comunidades milenarias que no venían siendo escuchadas. Días atrás el Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric) había manifestado su gran preocupación, porque según explican, los grupos armados les declararon la guerra en el Norte del Cauca, como lo hicieron también con los educadores y transportadores. En la zona los ilegales se disputan el control de economías ilegales como tráfico de cocaína y marihuana y minería de oro, mientras el Ejército colombiano no logra copar los espacios que dejó la ex guerrilla de FARC que antes tenía dominio en esta zona. Sin embargo, la violencia que viven los indígenas no es una novedad.

PáginaI12 habló con Armando Wouriyu Valbuena, considerado maestro de Sabiduría por la Unesco y perteneciente al pueblo nación Uaiú. Valbuena hace parte de la Organización Indígena del Cauca (ONIC) y fue secretario de la Comisión Étnica en las negociaciones entre las FARC y el gobierno durante los Diálogos de La Habana. Con una preocupación que llevó a la ciudad de Popayán a la Ministra del Interior Nancy Gutiérrez, Armando Wouriyu cuenta que aún no obtienen respuestas y las reuniones con alto gobierno parecen todavía infructíferas, como durante los últimos paros agrarios y mingas indígenas. Sus declaraciones vienen en momentos en que el movimiento social del país alza la voz por todos los líderes sociales (más de 700) asesinados desde la firma del Acuerdo de Paz en 2016 que llevó al desarme de las FARC y tiene hoy al país en un nuevo reacomodamiento criminal y narco del que los indígenas tampoco se escapan.

--¿Qué le está pasando a los pueblos indígenas en Colombia ?

-- Los pueblos milenarios nómades están unos en confinamiento por la guerra, en aislamiento voluntario y otros, sometidos a la sedentarización; estamos seminómades en el Pacífico, Orinoquía y Amazonía, y también somos sedentarios, andinos y del desierto. En total somos un 3 % de la población y vivimos bajo los principios de armonía y equilibrio con los animales y vegetales, en los espacios aéreos, marítimos y terrestres, donde están nuestros dioses y espíritus. Pero la espacialidad vital milenaria y ancestral está siendo destruida por la economía liberal que fundamenta sus deberes en la acumulación del capital, destruyendo el ecosistema y sometiendo con sus principios al calentamiento global y sus repercusiones colaterales como es la muerte de más de cinco mil niños Uaiú, lo cual es parte del genocidio que vivimos.

--¿Cómo están viviendo el posconflicto y la supuesta paz?

--Desde el inicio de la guerra en 1492, las acciones genocidas, el despojo, el desplazamiento, la desestructuración social y, la desposesión de la propiedad y la prohibición del uso y goce de nuestros bienes no han cesado, más bien se perfeccionan y bajo los principios de dignidad, seguimos manteniendo el deber moral de resistencia.

Desde 1810 a 1890, las leyes desconocieron nuestros derechos de humanidad y de 1890 a 1991, la república liberal de Tomás Cipriano de Mosquera, Jorge Tardeo Lozano y otros nos despreciaron como seres humanos. De acuerdo a la ley, fuimos ciudadanos salvajes, semisalvajes y civilizados. La política de educación pública y justicia fue delegada al estado del Vaticano. Y vemos que después de la Constitución de 1991 la actitud de los funcionarios públicos sigue siendo de desprecio social, acciones excluyentes, segregación y apartheid.

En el acuerdo de paz de las FARC con el gobierno nacional logramos un capítulo étnico para que se aplicaran todos los derechos de los derechos humanos. Pero no se le cumple a las FARC, y tampoco se cumplen los 538 acuerdos que incluye el tratado de paz. Aquellos establecidos en los derechos sociales, culturales y económicos, los civiles y políticos, para su uso y goce tampoco, al contrario se recrudece la violencia y exclusión en los territorios.

--¿Cual es el balance del último mes respecto a ataques al pueblo indígena?

-- A los pueblos milenarios nómades del Pacífico, Orinoquía y Caribe ( Wounan, Wamone, Yukpa, etc) no se les permite la cacería en sus territorios por el minado del territorio y ocupación militar, paramilitar e insurgente; no se puede ir a pescar por la veda en los ríos y además la contaminación de mercurio en los ríos, tampoco se puede hacer recolección de alimentos en los bosques: eso significa destrucción de la economía nómade y por ende la disminución de nutrientes en el sistema alimentario, lo que significa en el derecho internacional: genocidio.

Los pueblos y/o naciones semi nómades sufren las consecuencias de una planeación para personas de urbes que desconocen las economías milenarias y trae consecuencias irreversibles en lo cultural: eso es genocidio.

Y además los sedentarios del desierto están viviendo el calentamiento global y el extractivismo que destruyó el ingreso de las aguas a los ríos subterráneos del desierto, mientras los peces se alejan de las costas buscando aguas frías; esa es la causa de las muerte de más de cinco mil niños. Eso es genocidio. A ello se le suma el.asesinato selectivo al intelecto de los pueblos, que son nuestros líderes y guías espirituales.

--¿Cómo explican la creciente oleada de violencia contra ustedes?

-- El gobierno colombiano tiene una política energética acorde a los intereses de empresas extranjeras y ha creado normas para el florecimiento de la minería, uso, goce y disfrute de las aguas, uso, goce y disfrute de del viento y del aire, exonerándolos de impuestos y entregando los territorios ancestrales nuestros y de allí la causa real de violencia sistemática, acción muy propia del genocidio.

--¿Qué piden a las autoridades?

-- Cumplir su responsabilidad moral y política de proteger la vida, la dignidad los ciudadanos milenarios y detener los avances sistemáticos del genocidio.

Publicado enColombia
Lunes, 26 Agosto 2019 06:42

Batallas económicas

Batallas económicas

Los gobiernos de Estados Unidos y China están metidos en una batalla económica que tiene muchas aristas y escala de modo continuo. El argumento más directo usado por la administración de Donald Trump es que China se ha aprovechado, durante mucho tiempo, para extraer ventajas comerciales, tecnológicas y cambiarias de las estrechas relaciones de intercambio comercial y financiero que ambos países mantienen.

El intercambio de productos en 2018, según los datos oficiales del Representante de Comercio, tuvo un valor de 659 mil millones de dólares (mmdd); de ellos, 120 mil fueron de exportaciones y 539 mil de importaciones, con un déficit de 419 mmdd, 16 por ciento más que en 2017.

La inversión directa de Estados Unidos en China tuvo un acervo de 107 mmdd, principalmente en manufacturas, comercio al por mayor, finanzas y seguros; de la otra parte el valor fue 39, en manufacturas también, bienes raíces e instituciones financieras.

Un aspecto relevante tiene que ver con las corrientes financieras asociadas con la deuda del gobierno de Estados Unidos. El total a finales de 2018 fue de 22 billones de dólares (trillones, según se mide allá); una cuarta parte es deuda intragubernamental y el resto es pública. De esta última, 40 por ciento (6.2 billones) está en poder de gobiernos e inversionistas extranjeros. China con 1.12 billones y Japón con 1.03 billones son los principales acreedores, con más de tres veces que el que les sigue.

La estructura de las relaciones económicas hace que mantener alto el valor del dólar constituya una ventaja adicional en términos de la competitividad de los productos chinos y es una controversia persistente con respecto al comportamiento del renminbi.

Las sanciones comerciales impuestas por Trump a China han sido en la forma de tarifas, las que ahora abarcan 250 mmdd de sus exportaciones y que se elevarán de 25 a 30 por ciento; se añadirán 300 mmdd de otros productos que pasarán de 10 al 15 por ciento a partir del primero de septiembre.

Tales medidas están encaminadas, según declaraciones expresas, a causar trastornos y forzar a aquel gobierno a negociar concesiones de un mayor acceso a su mercado y mayor protección de los derechos de propiedad intelectual. De igual manera, a incidir en la política cambiaria.

Ante la respuesta china de elevar también las tarifas a productos estadunidenses, Trump declaró que esa medida tiene motivaciones políticas, como si las que él aplica no las tuvieran.

La economía de China está en desaceleración. El crecimiento del producto se redujo a 6.2 por ciento, el nivel más bajo desde 1992. El endeudamiento ha crecido notablemente desde el plan de estímulo aplicado en años recientes.

La deuda del gobierno, las empresas y las familias es del orden de 40 mmdd, equivalentes a 300 por ciento del PIB. Esta deuda representa alrededor de 15 por ciento del total global.

El impacto negativo de la deuda ha sido resentido por las empresas y se registran altos niveles de quiebras y se ha reducido el gasto en consumo. Todo esto provoca ajustes en la economía, cuyos efectos internos y externos están aún por expresarse de manera más clara.

En el análisis de las condiciones del conflicto entre los dos países habría que considerar el significado de la relación en cómo se configuraron de los mercados globales desde la década de 1980. China, sin duda, cumplió un papel protagónico en el desempeño de la economía estadunidense y en el desarrollo de los sectores manufacturero, tecnológico y comercial, así como en el entorno financiero, tanto público como privado, en Estados Unidos.

Hay diversos elementos en la política que sigue el gobierno de Trump con respecto a China. Desde sus concepciones acerca del poderío económico, o bien sobre el efecto social provocado por la relación con China. Una visión del nacionalismo muy propia del presidente y hasta de su manera de hacer negocios privados. Por supuesto, hay un elemento electoral relevante.

En todo caso, la batalla en curso no se limita a una cuestión de índole comercial. La presión se extiende al campo geopolítico y militar, y una idea del replanteamiento hegemónico de Estados Unidos define hoy las relaciones con Europa.

El efecto de la disputa con China tiene un significado sobre el comercio y las inversiones de México con Estados Unidos derivado de los vínculos productivos generados desde 1994. Hoy, el país tiene un superávit en la cuenta corriente con ese país generado por las transacciones de comercio, y eso en plena batalla proteccionista de Trump. Hay un espacio único para que gobierno, empresarios y trabajadores aprovechen la oportunidad.

Publicado enEconomía
Decenas de detenidos durante uno de los fines de semana más violentos en Hong Kong desde el inicio de las protestas

Hong Kong vivió el domingo una de las protestas más violentas hasta ahora. La Policía ha anunciado la detención de 36 personas, incluido un niño de 12 años. Los arrestados han sido acusados de reunión ilícita, posesión de armas y de atacar a agentes de policía.

Las protestas del domingo acabaron en una de las jornadas con más disturbios desde que estalló la crisis política a mediados de junio por el proyecto de ley de extradición, ahora suspendido. Dicho proyecto permitiría a las autoridades extraditar a China a los ciudadanos de Hong Kong para ser juzgados.

La Policía de Hong Kong disparó este domingo un tiro de advertencia al aire, hecho que sucede por primera vez desde que comenzaron las manifestaciones hace doce fines de semana, al encontrarse seis agentes "con sus vidas en peligro", según ha informado este lunes la Policía en un comunicado de prensa.

"Rodeados, bajo ataque y viendo sus vidas amenazadas, seis agentes sacaron la pistola mientras lanzaban advertencias a los manifestantes. Para proteger la seguridad de otros agentes y la suya propia, y sin más alternativas, uno de los policías disparó un tiro de advertencia al aire", indica el texto.

El incidente se produjo en el barrio de Tsuen Wan, donde se desarrolló la manifestación del domingo, en un momento en el que un grupo de manifestantes violentos superaba en número a los agentes y les estaba atacando con tuberías y barras metálicas.

Los policías habían acudido al lugar en torno a las 20.00 hora local (12.00 hora GMT) tras recibir avisos de que había vándalos destrozando los escaparates de algunas tiendas de la zona.

Este fin de semana de manifestaciones fue un contraste brusco respecto al anterior, en el que las protestas se desarrollaron de manera totalmente pacífica sin enfrentamientos destacables entre policía y manifestantes.

La Policía también tuvo que recurrir al gas lacrimógeno y a los cañones de agua para dispersar a los grupos de manifestantes violentos que les atacaron con barras de hierro, que les lanzaron ladrillos y cócteles molotov y que levantaron barricadas en las calles de la región administrativa especial.

Según el cuerpo, al menos 15 agentes de la Policía de Hong Kong resultaron heridos este domingo y tuvieron que recibir tratamiento médico. La Policía ha hecho un llamamiento a que la gente se distancie de los manifestantes violentos.

La Policía de Hong Kong ha recibido duras críticas por lo desmedido de su gestión de las protestas y una de las demandas de los manifestantes prodemocráticos es el establecimiento de una comisión independiente que investigue la brutalidad policial.

El mismo domingo se registró otra insólita marcha de familiares de policías para pedir al Gobierno que no utilice a la Policía de la urbe como "chivos expiatorios" para solucionar el conflicto, sino que apueste por el diálogo político.

A pesar de que las protestas comenzaron ante un polémico proyecto de ley de extradición, las demandas de los manifestantes se han ampliado y reclaman una mejoría de los mecanismos democráticos de la ciudad y, en definitiva, se oponen al autoritarismo chino.

Pekín asegura que detrás de las protestas existe una "mano negra" y ha señalado a "algunas fuerzas de Estados Unidos" como responsables.

Tras recuperar la soberanía del territorio de manos británicas en 1997 y bajo la fórmula "un país, dos sistemas", el Gobierno chino se comprometió a mantener la autonomía de Hong Kong y a respetar una serie de libertades de las que no gozan los ciudadanos de la China continental hasta 2047.

eldiario.es

26/08/2019 - 11:18h

Publicado enInternacional
A Mauricio Funes Cartagena no le bastó la corrupción de un país centroamericano. Necesitó la de dos

El expresidente salvadoreño Mauricio Funes (2009-2014) fue el primero de izquierda en un país que padeció la ineptitud y el saqueo de la derecha democrática durante 15 años. Hartos de gobiernos que despilfarraron las arcas del Estado mientras idolatraban la figura de Roberto d’Aubuisson, el asesino de San Óscar Romero, los votantes eligieron a Funes en aquel marzo esperanzador. Era la transición democrática tan anhelada. Era la llegada al poder de los que décadas atrás combatieron fusil en mano a los militares tiranos que gobernaron a punta de tortura y represión. Y el salvadoreño Funes estuvo a la altura de la noche. “Es la noche más feliz de mi vida y quiero que sea la noche de la más grande esperanza de El Salvador”, dijo tras ganar. Dijo también que aquel era el “mismo sentimiento de esperanza que hizo posible la firma de los acuerdos de paz”. Dijo que era tiempo de reconciliarnos y que sería el presidente de todos. Lo que dijo hizo a muchos emocionarse hasta el llanto. Miles sintieron que todo lo sufrido –y fue mucho lo sufrido- valió la pena.

Aquella noche en que la democracia salvadoreña –tan peleada, tan sangrienta- llegó a la madurez, nada permitía imaginar que el saqueo ya había empezado.

Desde antes de asumir la presidencia, Funes y sus más allegados funcionarios hacían lo necesario por entender a detalle cómo funcionaba una bolsa presupuestaria que su antecesor –ahora preso por lavado de dinero- ocupó para enriquecer sus empresas y erigir su mansión. Nada tardaría el salvadoreño Funes, otrora un periodista incisivo que pagaba a plazos su carro Mazda, en entender aquel infame presupuesto y empezar a derrochar. El nombre de ese rubro, por si no fuera poco descaro que no sea auditable por la Corte de Cuentas, es partida secreta. En su quinquenio, Funes tuvo más de $300 millones en este paisito donde hay escuelas cuyo presupuesto anual es de menos de $1 000.

El salvadoreño Funes derrochó: en febrero de 2011, tras dos años de haber logrado la histórica transición, el izquierdista llevó a su familia en un jet privado a Florida. En tres días gastó $115,389, el equivalente a dos años y dos meses de su salario. El viaje quedaría retratado en una foto que subió a redes su cuñada brasileña. La familia posa feliz frente al castillo de la Cenicienta del Magic Kingdom en Disney World. El presidente Funes se volvió un hombre de gustos finos: un día, $7,372 en la tienda de cueros Salvatore Ferragamo de Miami; otro, $10,000 en la fiesta infantil de su hijo en San Salvador; o $9,840 en una compra de joyas en la capital salvadoreña; Montblanc, Chanel, Futuretronics, compras en 29 ciudades del mundo a costillas de sus gobernados. Su entonces esposa y primera dama, Vanda Pignato, no se quedó atrás: $245,537 en un jet para viajar a Brasil en 2011, por ejemplo. Cuando en mayo de este año publicamos en El Faro el reportaje del saqueo, Pignato respondió que el dinero siempre se lo daba Funes y que los vuelos y sus tarjetas las pagaba el salvadoreño, que ella nunca supo con qué dinero.

Pignato está en El Salvador, en detención domiciliaria y enfrentando cargos de lavado de dinero. Funes tiene cinco acusaciones en los juzgados salvadoreños, pero vive opulentamente en la Nicaragua de Daniel Ortega. El represor nicaragüense dio asilo al corrupto salvadoreño. El argumento del expresidente Funes es sacado del manual del corrupto latinoamericano: dice ser víctima de una persecución política. Funes, que saqueó bajo la roja bandera efemelenista, encontró otra, rojinegra esta vez, para ocultarse en Centroamérica. La más rastrera solidaridad de la izquierda latinoamericana se consumó en la región.

El caso Funes sigue destapándose. Las investigaciones fiscales están apenas en curso y una bodega llena de documentos que alguien sacó de Casa Presidencial y a la que solo El Faro ha tenido acceso parcial aún está por explorar. Todo apunta a que apenas conocemos los caprichos de un hombre más que se torció en el poder.

El pasado martes 30 de julio el Gobierno orteguista asestó otra bofetada a El Salvador: nacionalizó a Funes. Desde esa fecha, el expresidente que desvalijó a los salvadoreños es nicaragüense. Funes no puede ser extraditado.

El nicaragüense Funes, quien suele tuitear hasta altas horas de la madrugada, no tardó en echar en cara al nuevo presidente salvadoreño Nayib Bukele, quien prometió en campaña traerlo al país, que su extradición ya no procede.

Quizá Funes no entiende que esto no se trata de banderas ni de promesas grandilocuentes de candidatos presidenciales. Esta no es una partida entre adversarios políticos. Esto se trata de la dignidad de un montón de gente que trabaja con sueldos de hambre para vivir en lugares de miedo. Se trata de millones con dieta de frijoles y tortilla que ven cómo ese hombre despilfarró más de $6,000 en comida y bebidas en cinco horas de vuelos en un viaje en jet por Florida. Se trata de miles de policías del país más violento que sabrán impune a un señor que gastó en globos para una fiesta infantil lo que ellos ganan en dos meses. Esto va sobre un país que se ilusionó con una transición peleada por décadas, por la que decenas de miles dejaron la vida en las montañas y las lágrimas en las tumbas de sus familiares, para luego ver todo eso resumido en la figura de un sibarita que salía de joyerías con las muñecas adornadas y se paseaba por el mundo vestido de Ermelegildo Zegna y calzado con Ferragamos.

La impunidad construye –deforma- país. Lo sabemos en Centroamérica. Lo aprendimos humillación tras humillación, empezando por uno de los cimientos de nuestras democracias, las leyes de amnistía que cobijaron –cobijan- a tantos criminales de guerra. Lo ratificamos en estas democracias tan debiluchas, soportando a corruptos que se jactan de seguir ahí después de haber sido quienes son y hecho lo que hicieron. “Si pude haber robado, robé, pero no tengo mis manos manchadas de sangre”, dijo hace décadas un político salvadoreño, construyendo ese podrido argumento en el que se cobijan tantos funcionarios de la región: fui malo, pero pude ser peor, como otros. Funes aún puede saquear más a El Salvador. Ya saqueó sus arcas, ahora va con su dignidad.

En El Salvador, el fiscal y el presidente prometen que harán todo lo posible para traerlo y juzgarlo en el país. La maraña legal deja posibilidades minúsculas, y la mayor esperanza en los corrillos políticos es otro corrupto, Daniel Ortega, ese hombre conocido por saber sentarse con dios y el diablo en la misma mesa y pactar acuerdos con el purgatorio. Que Ortega llegue a traicionar a su protegido es la esperanza de buena parte de un país.

Sentar al salvadoreño-nicaragüense Funes en un juzgado no debe ser un acto de revanchismo político, sino un ejercicio en pro de que El Salvador se desentumezca un poco y se vaya poniendo de pie.

Por Óscar Martínez

23 AGO 2019 - 19:55 COT

Publicado enPolítica
Viernes, 23 Agosto 2019 06:27

La tercera expansión del zapatismo

La tercera expansión del zapatismo

Pese a estar rodeadas por el Ejército mexicano, las bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (Ezln) han conseguido romper el cerco militar, mediático y político que pesaba sobre ellas. En un comunicado librado el 17 de agosto y firmado por el subcomandante Moisés, indígena convertido en vocero del movimiento zapatista luego de la “muerte” simbólica de Marcos, se anuncia desde las montañas del sureste mexicano la creación de siete nuevos “caracoles” y cuatro municipios autónomos, que se denominan en adelante “centros de resistencia autónoma y rebeldía zapatista”.

Estamos ante el tercer empuje organizativo de los pueblos mayas que integran el Ezln. Las fechas son 1994, 2003 y 2019. En la primera, anunciaron la creación de los municipios autónomos rebeldes zapatistas, en medio de fraudes electorales y del caos instalado con el gobierno del histórico Partido Revolucionario Institucional (Pri). En la segunda, abrieron cinco caracoles para ejercer la autonomía, cuando el parlamento mexicano, incluidos tanto los partidos de derecha como los de izquierda, rechazó la que ya habían negociado y firmado con delegados oficiales.

Los 27 municipios autónomos (inicialmente eran algunos más) se superponen a los municipios oficiales y en ellos se agrupan representantes de las comunidades de la zona de influencia. Los caracoles, por su parte, articulan sus regiones y albergan las Juntas de Buen Gobierno, que se encargan, de forma rotativa, de gobernar una media docena de municipios (en promedio) y cientos de comunidades.

La zona zapatista no es homogénea. En las comunidades y en los municipios (que se autogobiernan por consejos autónomos) conviven familias zapatistas y no zapatistas, con la particularidad de que estas acuden a las clínicas y centros de salud creados y dirigidos por aquellas, y de que prefieren la justicia autónoma que administran las Juntas de Buen Gobierno, que no les cobran ni son corruptas, como sucede con la justicia del Estado.

Las familias no zapatistas se benefician de la ayuda de los gobiernos federal y del estado de Chiapas, con alimentos, materiales para las viviendas y planes sociales, que ahora el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha ampliado con proyectos asistenciales, como Sembrando Vida o Jóvenes Construyendo el Futuro. Los zapatistas no sólo no reciben esos planes, sino que, por influencia de las mujeres, tampoco toman alcohol, ya que ellas consideran que fomenta la violencia machista.

Los caracoles son “ventanas para vernos dentro y para que veamos fuera”, mientras que las Juntas de Buen Gobierno “funcionan mediante los principios de rotación, la revocación de mandato y la rendición de cuentas” y son “verdaderas redes del poder de abajo”, en las que se articulan los consejos municipales. Se han convertido en formas de poder donde “los gobernantes pasan a ser servidores”, como recuerda el sociólogo Raúl Romero (La Jornada, 17-VIII-19).

SALTO ADELANTE.

Lo más importante del anuncio del pasado 17 de agosto es que varios de los nuevos centros se encuentran más allá de la zona de control tradicional del zapatismo, mientras que otros son linderos y refuerzan la presencia que tiene en la región desde el alzamiento de 1994, cuando recuperó cientos de miles de hectáreas de los grandes terratenientes. Ahora ya suman 43 los centros zapatistas.

Como señala el director de opinión de La Jornada, Luis Hernández Navarro, “la expansión de la autonomía zapatista a nuevos territorios desmiente la versión de la supuesta deserción de sus bases sociales como resultado de programas asistenciales”. Realizaron cientos de asambleas, “desdoblándose como fuerza político-social, a través de movilizaciones pacíficas sui generis, que cambiaron el campo de confrontación con el Estado, llevándolo al terreno en que las comunidades son más fuertes: el de la producción y reproducción de su existencia” (La Jornada, 20-VIII-19).

El paso siguiente es el llamado a la sociedad a contribuir en la construcción de los nuevos espacios, además de la convocatoria a los colectivos urbanos para crear una “red internacional de resistencia y rebeldía”, advirtiendo a quienes participen que renuncien “a hegemonizar y homogeneizar”. Además, convocan a intelectuales y artistas a festivales, encuentros, semilleros de ideas y debates.

UNA NUEVA CULTURA POLÍTICA.

El aspecto más interesante de esta expansión del zapatismo consiste en los modos en que lo hicieron, el cómo de su acción política. Porque revela una cultura a contrapelo de la hegemónica, anclada como está en instituciones estatales o en oenegés y en la afirmación de la grieta entre quienes mandan y toman decisiones, y quienes obedecen y cumplen.

En el comunicado firmado por Moisés, así como en la literatura anterior zapatista, hay un claro desmarque del vanguardismo, pero también de la cultura jerárquica de los partidos. Fueron las mujeres y los jóvenes los que salieron de sus comunidades a dialogar con otras comunidades, y se entendieron pronto “como sólo se entienden entre sí quienes comparten no sólo el dolor, pero también la historia, la indignación, la rabia”.

El papel central fue el de las mujeres: “No sólo van delante”, explica Moisés, “para marcarnos el camino y (que) no nos perdamos: también a los lados para que no nos desviemos; y atrás para que no nos retrasemos”. Ellas encarnan la cultura comunitaria, que pone por delante lo colectivo a lo individual, la dignidad y la cosmovisión a las ventajas materiales. Por eso se equivocan feo los gobiernos que piensan –como el de Amlo, pero también los demás progresistas– que con planes económicos pueden hacer que pueblos enteros desistan de sus identidades.

Se trata de una cultura política que sólo puede entenderse en clave comunitaria. Quienes visitan las regiones zapatistas suelen sorprenderse cuando se dirigen a sus principales “enemigos”, las bases del Pri, como “hermanos priístas” o, ahora con relación al partido de gobierno, como “hermanos partidistas”. Unos cuantos de esos hermanos son los que ahora dieron el paso de rechazar las limosnas de arriba para volverse zapatistas: el modo que encontraron para seguir siendo pueblos originarios.

Por Raúl Zibechi

23 agosto, 2019

Publicado enCultura
Turquía y EEUU chocan en Siria por el reparto de la región petrolífera kurda

Después de instalar más tropas con artillería pesada a lo largo de la frontera con Siria, Tayyeb Erdogan anunció con bombo y platillo su intención de invadir la autonomía kurda rodeada de una veintena de bases militares de EEUU.

Consciente de que el Sultán turco cumple con sus amenazas, el gobierno de Trump le ofreció establecer una zona A de 5 kilómetros libres de las patrullas kurdas y otra B controlada por EEUU y países aliados. Ankara lo rechazó, exigiendo una “zona de amortiguamiento” de 32 km de profundidad, libre de las fortificaciones de las Fuerzas Democráticas Siria (FDS), que según el general Raymond Thomas, del Comando de Operaciones Especiales de los EEUU, son las mismas Unidades kurdas de Protección del Pueblo (YPG), a la que le cambiaron de nombre para desasociarlas del grupo “terroristas” de PKK, y facilitar su presencia en las negociaciones sobre el futuro de Siria, pensando que así iba a engañar a Erdogan. Ankara, además, se ofrecer para patrullar esta zona que abarca desde el río Éufrates hasta la frontera sirio-turco-iraquí, y será el asentamiento destinado a 3 millones de refugiados árabes sirios, que en el marco de la política kurdicida turca de “ingeniería demográfica” pretende alterar la composición étnica de la zona. A cambio, se compromete no atacar a las FDS. ¿En serio?

  1. Los kurdos sirios por su parte ofrecen una zona desmilitarizada de 5 km, y ser reemplazada por una patrulla neutral y nunca turca, a cambio de que Ankara retire sus fuerzas “yihadistas” de la región y deje regresar a los kurdos expulsados de sus hogares en Afrin.

Al final, el 7 de agosto, EEUU y Turquía acordaron establecer un centro de operaciones conjuntas en Ankara para coordinar y administrar la “zona segura”, que hará de pasillo para los refugiados, y aunque no habrá tropas turcas en las localidades bajo el control kurdo, sí que los miembros de las FDS podrán ser expulsados en caso de tener lazos con el PKK. EEUU pretende que Erdogan se conforme con Tel Abyad «Colina Blanca», antaño lugar de refugio para cientos de armenios huidos del genocidio a mano de los otomanos, y aparque su plan de exterminar a los kurdos. El (no) “acuerdo” silencia el tamaño de esta zona y la fuerza que la controla, aunque para la tranquilidad de Israel y los países árabes wahabitas que temen al Hermano Musulmán Erdogan, en la patrulla podrán incrustar a los soldados de Egipto, Emiratos Unidos Árabes y los Peshmerga («Quien se enfrenta a la muerte», en kurdo y persa) del Gobierno Regional del Kurdistán en Irak, aliado de Turquía y EEUU.

Los objetivos de Erdogan

Sabemos que Turquía con su poderoso ejército no necesita una ‘zona segura’ para protegerse de los kurdos, que ni se les ha pasado por la mente atacar un enemigo de tal envergadura. Sus posiciones son simplemente defensivas. Por lo que los verdaderos objetivos turcos son:

. Apoderarse del norte de Siria, rica en petróleo, gas, agua y recursos agrícolas, y si puede, anexionarlo a Turquía. Que los kurdos hayan decidido llamarse “Federación Democrática del Norte de Siria“ con el objetivo de atraer a las provincias árabes de Raqqa y Deir ez-Zur, eliminando la palabra ‘Rojava’ «Occidente», (o sea, el Kurdistán occidental, frente a las regiones kurdas en el sur, norte y este en Irak, Turquía e Irán), ha aumentado las preocupaciones turcas.

. Si “la mejor defensa es un buen ataque”, Erdogan amenazando a EEUU con destruir a los kurdos, pretende parar a cambio la imposición de sanciones contra Turquía por sus relaciones con Rusia.

. Con proyectos de construcción de viviendas para los refugiados, beneficiar a las empresas turcas en un momento económico difícil, y llevarse a cambio el petróleo sirio.

. Atraer el apoyo de los chovinistas turcos tras perder la alcaldía de Estambul; por lo que no puede dar marcha atrás y regresar de Siria con manos vacías después de haber gastado miles de millones de euros y destruir tantas vidas. La estrategia magistral de Obama de convertir Siria en un pantano que tragase a los rivales de EEUU e Israel ha funcionado a la perfección: ya controla cerca del 30% del país, sin gran esfuerzo. Y lo más graves para Ankara es que no tiene un Plan B, salvo recurrir a sus “yihadistas” para alargar un fracaso histórico.

. Cumplir con su promesa electoral de expulsar a los refugiados sirios. Pero, a EEUU no le interesa este plan de “la vuelta a la normalidad” en Siria: necesita una guerra aún más larga para declarar a Siria como otro “Estado Fallido”, romperlo en la línea etnoreligioso, consolidar su potencia militar en Eurasia e ir a por Irán, que han sido parte de sus objetivos iniciales. De hecho, ha mantenido las sanciones económicas contra el gobierno de Asad, evitando que gestione la reconstrucción del país.

Este escenario, además de caótico, es también surrealista: Un Tayyeb Erdogan representante del imperialismo turco se está presentando como el campeón de la lucha antiestadounidense en Siria, mientras la izquierda kurda intenta defenderse, con más o menos fortuna, de quienes desde la derecha (turca) e izquierda le tachan de “lacayos de los yanquis”.

El tiempo de EEUU se agota

Sobre qué hacer con los kurdos de Siria, hay dos principales líneas en la política de EEUU:

  1. La que apuesta por crear un estado kurdo, uniendo las áreas kurdas de Irak y Siria, rompiendo ambos países en favor de mini estados controlables basados en el nacionalismo o en la religión, en el cumplimiento del proyecto del Nuevo Oriente Próximo (y a beneficio de Israel). El complejo Militar -Industrial, que vive de estas guerras interminables, y sus representantes Mike Pompeo y John Bolton, tienen esta posición.
  2. La que afirma que la alianza con los kurdos ha sido táctica, ahora son prescindibles y sus efectivos podrán ser sustituidos por armas avanzadas; además, un “Estado Kurdistán” hoy es inviable, por lo que Turquía, que es vital para los intereses de EEUU en Eurasia, debe ser recuperada antes de que sea demasiado tarde, y sólo hay que negociar el precio de la cabeza de los kurdos con Erdogan.

De todas formas, para mantener sus fuerzas militares en un país, EEUU necesita el respaldo de una entidad local (en Irak, en Afganistán, Japón a Alemania se apoya en sus gobiernos), por lo que en Siria necesita de los kurdos, aunque disfrace esta intención con el “compromiso moral” con ellos: saboteará cualquier conversación entre esta milicia y Damasco para retenerla a su lado. Luego, para disuadir a los turcos puede animar al Congreso aprobar una resolución en reconocimiento del Genocidio Armenio, establecer sanciones sobre la economía del país y su políticos, por ejemplo, sin dejar de intentar otro atentado contra Erdogan.

En la otra punta está Donald Trump, quien quiso sacar las tropas de Siria, pero según él mismo la industria militar se lo impidió. EEUU se encuentra en un callejón sin salida y simplemente pretende ganar tiempo: carece de cualquier poder sobre un crecido presidente turco. Por lo que, no podrá detener al ejército turco si éste decide invadir Siria: dejará a los kurdos a la merced de los turcos mientras no haya soldado estadounidense herido.

Ankara se suicida: en el norte de Siria lucha contra los kurdos y EEUU, y en Idlib contra Rusia y Damasco.

Los kurdos, que han sufrido, desde hace siglos, políticas de turkificación, arabización y persificación de sus regiones, colonizadas por los estados que les han perseguido sin piedad, ahora y ante el espejismo del triunfo en el norte de Siria, se plantean ya no “cómo resistir”, sino cómo evitar una nueva ronda de masacre kurda, y aquí es donde la solidaridad internacional es imprescindible.

21 agosto 2019

Publicado enInternacional
Miércoles, 21 Agosto 2019 05:53

Terrorismo y masculinidad

Terrorismo y masculinidad

M. sale de casa, todo está listo, la adrenalina bulle, no hay marcha atrás. Las armas cargadas, el plan bien meditado: llegó el momento. 

M. está frente a la pantalla del ordenador, navega por el foro donde ha pasado tantas horas en los últimos tiempos. En este espacio ha leído y visto muchas cosas. Cosas en las que reconocerse, cosas para exaltarse, cosas que reafirman lo injusto e inmenso de la afrenta cometida contra su persona y el nosotros al que pertenece, cosas que calman su dolor, avalan su rabia y le señalan un camino.

No es la primera vez que M. escribe un mensaje en este foro, pero esta es la definitiva, la que dejará huella. Porque lo de M. ya no es un mensaje, inane palabrería sin consecuencias, es un manifiesto, un comunicado, cosas que no escribe cualquiera, sólo la gente grande, esa que está dispuesta a hacer lo que se tiene que hacer, cuyas acciones trascenderán.

M.. sale de casa, todo está listo, la adrenalina bulle, no hay marcha atrás. Las armas cargadas, el plan bien meditado: llegó el momento. M. no es cobarde, tiene las agallas para pasar a la acción y va a demostrarlo. “¡Se van a cagar esos hijos de puta!” —se dice apretando la mandíbula.

Llega a su objetivo, se siente fuerte, trascendente, empieza a disparar. Ha fantaseado muchas veces con este momento. No le faltan referentes en el cine o en los videojuegos. Su mente se llena fácilmente de imágenes de violencia y muerte. Pero hoy es diferente, todo es real y M. es quien lo hace posible. Tiene el poder, ya han caído varios cuerpos. Los llantos y gritos de terror alimentan su adrenalina y su pulsión de destrucción. En unas horas, los medios de comunicación difundirán la gesta de M. las manchas de sangre en el suelo, las caras aterradas de sus víctimas.

¿Quién será M.? ¿Un islamista que quiere vengar la humillación del los musulmanes del mundo sembrando el terror contra civiles occidentales para que tiemblen esas grandes potencias infieles y enemigas? ¿será M. simpatizante del supremacismo blanco, habrá salido a la palestra para defender a su pueblo de esos bárbaros islámicos, de la invasión latina? ¿De qué hablará su manifiesto? ¿De la yihad? ¿De Soros y el gran reemplazo? ¿serán sus víctimas turistas europeos, musulmanes en una mezquita o un mercado, personas LGTBIQ en una discoteca, latinos que hacían la compra, jóvenes socialistas en un campamento? Todas estas opciones son posibles.

Y M., a quien hasta ahora no hemos asignado un género, ¿será un hombre o una mujer?

El terrorismo ocupa un lugar central en la agenda global, genera una parte importante de los titulares que aparecen en los diarios, es uno de los principales fantasmas que acechan el futuro y el presente, habita los programas y arengas partidarias. Se recurre a los miedos que espolea para hacer políticas represoras y liberticidas. A veces se emplea para descalificar luchas justas contra la opresión. Otras se enarbola para descalificar al oponente político acusándole de inacción e incapacidad o directa complicidad.

En la historia reciente, los denominados grupos terroristas se alterizaron en gran medida. Desactivadas las brigadas Rojas y el IRA , ETA o la alemana Baader-Meinhof, los terroristas comenzaron a encarnar cada vez más un otro amenazador, un fundamentalista dispuesto a desplegar todo su exótico fanatismo en forma de muerte y destrucción.

Ahora discutimos por qué los actos criminales si son cometidos por alguien que se ajuste a este patrón alterizado, son identificados como atentados, mientras que, cuando la masacre es perpetrada por una persona blanca es definida como un tiroteo o ataque. ¿Por qué en lo que unos es fanatismo religioso, en los otros es desorden mental e innadaptación? Esta perspectiva es necesaria y urgente en términos antirracistas y antifascistas. Pero de lo que mucha menos gente habla es de por qué, sea supremacista, fundamentalista árabe o cerril antisemita, lo más probable es que M. sea un maromo.

La estudiosa de las masculinidades R.W. Connell ha desarrollado la idea de masculinidad hegemónica como una forma de organización social (relacional, dinámica y en disputa) que no solo tiene que ver con la dominación patriarcal sobre las mujeres sino que establece jerarquías entre los hombres. En grandes rasgos en lo más alto de las relaciones de poder entre géneros están los hombres blancos heterosexuales y un repertorio de cualidades que tienen que ver con la valentía, el poder, la autoridad, la fuerza, la ausencia de debilidad o características asociadas a lo femenino.

En esta situación relacional, Connell apunta que dado que sólo hay una pequeña cantidad de hombres que ocupan esa posición hegemónica el sistema debe por fuerza sostenerse sobre un grupo mucho más amplio, hombres que sin estar arriba apoyan esta estructura y aspiran a ascender en ella: se trata de la masculinidad cómplice. También habla la autora de la masculinidad marginal, aquellos a quienes les es negada la posibilidad de ejercer esta masculinidad por razones de clase, de raza, de orientación sexual o una mezcla de todos ellas.

La violencia puede llegar a ser una forma de exigir o afirmar la masculinidad en luchas de grupo, dice Connell. U operar, añade, como una afirmación de la masculinidad marginada frente a otros hombres. Así, en lo que se ha llamado crisis de la masculinidad —Connell prefiere definirla como una crisis en el orden de género— la masculinidad cómplice se siente frágil y atacada, el recurso a la violencia es una forma de canalizar este malestar.

El terrorismo Incel, la violencia de aquellos hombres que prácticamente admiten que es su exclusión de la masculinidad hegemónica e incapacidad de obtener sus privilegios en forma de sexo y relaciones con las mujeres la que les impulsa a matar, es sólo el ejemplo más evidente de esto. Si usamos el concepto de violencia expresiva del que habla Rita Segato en referencia a la guerra contra las mujeres, es decir, la violencia no con una función instrumental sino con un fin comunicativo —un decir algo a los otros hombres, una afirmación de masculinidad hacia quienes al día siguiente con M. muerto o prisionero, comentarán la gesta entre sí o en los foros y fantasearán con emularle— podemos ver bajo otra luz estos actos de terrorismo.

Nadie afirma aquí que todos los hombres sean violentos, o que no haya una parte importante de estos que —consciente o inconscientemente— desafíen esa masculinidad hegemónica, y por supuesto, nadie apunta a una disposición latente en cada hombre hacia el terrorismo. Obviamente, hay muchos más hombres víctimas de atentados y ataques que victimarios. Pero todo esto no está reñido con el hecho de que la gran mayoría de terroristas son varones.

No hay lucha entonces contra la violencia en general, y por ello, tampoco la hay contra el terrorismo que no pase por poner la masculinidad bajo el foco, abrirla en canal y pensar ya de qué modos vamos a desactivar los mecanismos de esa bomba sensible a la frustración, la sensación de humillación e impotencia, que hace que M. pase su vida vertiendo su odio en foros, y siembre la muerte tras armarse hasta los dientes convencido de estar haciendo lo justo y lo necesario. Un terrorismo líquido y narcisista cuyos objetivos no parecen ir mucho más allá de saciar su propia pulsión de destrucción y reivindicarse a uno mismo como hombre.

 

Por Sarah Babiker


publicado

2019-08-20 15:13

Publicado enCultura
Comunicado del CCRI-CG del EZLN. Y rompimos el cerco.

COMUNICADO DEL COMITÉ CLANDESTINO REVOLUCIONARIO INDÍGENA-COMANDANCIA GENERAL DEL EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.
MÉXICO.

 

17 DE AGOSTO DEL 2019.

AL PUEBLO DE MÉXICO:
A LOS PUEBLOS DEL MUNDO:
AL CONGRESO NACIONAL INDÍGENA-CONCEJO INDÍGENA DE GOBIERNO:
A LA SEXTA NACIONAL E INTERNACIONAL:
A LAS REDES DE APOYO Y RESISTENCIA Y REBELDÍA:

 

HERMANOS, HERMANAS Y HERMANOAS:
COMPAÑERAS, COMPAÑEROS Y COMPAÑEROAS:

 

Aquí les traemos nuestra palabra que es la misma de antes, de hoy y de mañana, porque es de resistencia y rebeldía.

En octubre del 2016, hace casi 3 años, en su 20 aniversario, los pueblos hermanos organizados en el Congreso Nacional Indígena, junto con el EZLN, se comprometieron a pasar a la ofensiva en la defensa del territorio y de la madre tierra. Perseguidos por las fuerzas del mal gobierno, caciques, empresas extranjeras, criminales y leyes; contando muertos, agravios y burlas, los pueblos originarios, los guardianes de la tierra, acordamos pasar a la ofensiva y extender la palabra y la acción de resistencia y rebeldía.

Con la formación del Concejo Indígena de Gobierno y la designación de su vocera, Marichuy, el Congreso Nacional Indígena se dio a la tarea de llevar, a hermanos y hermanas del campo y la ciudad, la palabra de alerta y de organización. El EZLN también pasó a la ofensiva en su lucha de la palabra, la idea y la organización.

Ahora ha llegado el momento de que rindamos cuentas al CNI-CIG y a su vocera. Ya sus pueblos dirán si hemos cumplido. Pero no sólo a ellos, también tenemos debe con las organizaciones, grupos, colectivos y personas en lo individual (especialmente de la Sexta y las Redes, pero no sólo), que, en México y el mundo, se preocupan por los pueblos zapatistas y, en su tiempo, geografía y modo, sin importar su lejanía en kilómetros, sin importar muros y fronteras, ni los cercos que nos ponen, siguen con su corazón palpitando junto al nuestro.

La llegada de un nuevo gobierno no nos engañó. Sabemos que el Mandón no tiene más Patria que el dinero, y manda en el mundo y en la mayoría de las fincas que llaman “países”.

Sabemos también que la rebeldía está prohibida, como están prohibidas la dignidad y la rabia. Pero en todo el mundo, en sus rincones más olvidados y despreciados, hay seres humanos que se resisten a ser devorados por la máquina y no se rinden, no se venden y no claudican. Muchos colores tienen, muchas son sus banderas, muchas las lenguas que les visten, y gigantescas son su resistencia y su rebeldía.

El Mandón y sus capataces construyen muros, fronteras y cercos para tratar de contener ése que dicen que es un mal ejemplo. Pero no lo pueden hacer, porque la dignidad, el coraje, la rabia, la rebeldía, no se pueden detener ni encerrar. Aunque se escondan detrás de sus muros, sus fronteras, sus cercos, sus ejércitos y policías, sus leyes y decretos, esa rebeldía llegará a pedirles cuentas tarde o temprano. Y no habrá ni perdón ni olvido.

Sabíamos y sabemos que nuestra libertad sólo será obra de nosotros mismos, los pueblos originarios. Con el nuevo capataz en México, siguió también la persecución y la muerte: en apenas unos meses, una decena de compañeros del Congreso Nacional Indígena-Concejo Indígena de Gobierno, luchadores sociales, fueron asesinados. Entre ellos, un hermano muy respetado por los pueblos zapatistas: Samir Flores Soberanes, ultimado después de ser señalado por el capataz que, además, sigue adelante con los megaproyectos neoliberales que desaparecen pueblos enteros, destruyen la naturaleza, y convierten la sangre de los pueblos originarios en ganancia de los grandes capitales.

Por eso, en honor a las hermanas y hermanos que han muerto, son perseguidos, y están desaparecidos o en la cárcel, hemos decidido nombrar como “SAMIR FLORES VIVE” a la campaña zapatista que hoy culmina y hacemos pública:

Después de años de trabajo silencioso, a pesar del cerco, a pesar de las campañas de mentiras, a pesar de las difamaciones, a pesar de los patrullajes militares, a pesar de la Guardia Nacional, a pesar de las campañas contrainsurgentes disfrazadas de programas sociales, a pesar del olvido y el desprecio, hemos crecido y nos hemos hecho más fuertes.

Y rompimos el cerco.

Nos salimos sin pedir permiso y ahora estamos de nuevo con ustedes, hermanas y hermanos y hermanoas, compañeros, compañeras y compañeroas. El cerco gubernamental quedó atrás, no sirvió y nunca servirá. Seguimos caminos y rutas que no existen en los mapas ni en los satélites, y que sólo se encuentran en el pensamiento de nuestros más antiguos.

Con nosotras, nosotros, zapatistas, en nuestros corazones caminó también la palabra, la historia y el ejemplo de nuestros pueblos, de nuestros niños, ancianos, hombres y mujeres. Fuera encontramos casa, alimento, oído y palabra. Nos entendimos como sólo se entienden entre sí quienes comparten no sólo el dolor, también la historia, la indignación, la rabia.

Entendimos, así, no sólo que los cercos y muros sólo sirven para la muerte, también que la compra-venta de conciencias de los gobiernos cada vez es más inútil. Ya no engañan, ya no convencen, ya se oxidan, ya se rompen, ya fracasan.

Así salimos. El Mandón quedó atrás, pensando que su cerco, cercados nos mantenía. De lejos vimos sus espaldas de Guardias Nacionales, soldados, policías, proyectos, ayudas y mentiras. Fuimos y regresamos, entramos y salimos. 10, 100, 1000 veces lo hicimos y el Mandón vigilaba sin mirarnos, confiado en el miedo que su miedo daba.

Como una mancha sucia quedaron los cercadores, cercados ellos dentro en un territorio ahora más extendido, un territorio que contagia rebeldía.

[email protected], compañ[email protected]:

Nos presentamos ante ustedes con nuevos Caracoles y más municipios autónomos rebeldes zapatistas en nuevas zonas del sureste mexicano.

Ahora tendremos también Centros de Resistencia Autónoma y Rebeldía Zapatista. En la mayoría de los casos, estos centros serán también sede de caracoles, Juntas de Buen Gobierno y Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas (marez).

Aunque con lentitud, como debe ser según su nombre, los 5 caracoles originales se reprodujeron después de 15 años de trabajo político y organizativo; y los MAREZ y sus Juntas de Buen Gobierno también tuvieron que hacer crías y ver que crecieran. Ahora serán 12 caracoles con sus Juntas de Buen Gobierno.

Este crecimiento exponencial, que hoy nos permite salir nuevamente del cerco, se debe fundamentalmente a dos cosas:

Una, y la más importante, es el trabajo político organizativo y el ejemplo de las mujeres, hombres, niños y ancianos bases de apoyo zapatistas. De manera destacada, de las mujeres y jóvenes zapatistas. Compañeras de todas las edades se movilizaron para hablar con otras hermanas con o sin organización. Los jóvenes zapatistas, sin abandonar sus gustos y querencias, aprendieron de las ciencias y las artes, y así contagiaron a más y más jóvenes. La mayoría de esa juventud, principalmente mujeres, asumen cargos y los empapan de su creatividad, ingenio e inteligencia. Así que podemos decir, sin pena y con orgullo, que las mujeres zapatistas no sólo van delante para, como el pájaro Pujuy, marcarnos el camino y no nos perdamos: también a los lados para que no nos desviemos; y atrás para que no nos retrasemos.

La otra es la política gubernamental destructora de la comunidad y la naturaleza, particularmente la del actual gobierno autodenominado “Cuarta Transformación”. Las comunidades tradicionalmente partidistas han sido lastimadas por el desprecio, el racismo y la voracidad del actual gobierno, y han ido pasando a la rebeldía abierta o escondida. Quien pensó que con su política contrainsurgente de limosnas, dividiría al zapatismo y compraría la lealtad de los no-zapatistas, alentando la confrontación y el desánimo, dio los argumentos que faltaban para convencer a esos hermanos y hermanas de que es preciso defender la tierra y la naturaleza.

El mal gobierno pensó y piensa que lo que la gente espera y necesita son limosnas monetarias.

Ahora, los pueblos zapatistas y muchos pueblos no zapatistas, así como los pueblos hermanos del CNI en el sureste mexicano y en todo el país, le responden y demuestran que está equivocado.

Entendemos que el actual capataz se formó en el PRI y en la concepción “indigenista” en la que los originarios anhelan vender su dignidad y dejar de ser lo que son, y que el indígena es pieza de museo, artesanía multicolor para que el poderoso oculte lo gris de su corazón. Por eso su preocupación de que sus muros-trenes (el del Istmo y el mal llamado “Maya”) incorporen al paisaje las ruinas de una civilización, para que deleiten al turista.

Pero los originarios estamos vivos y rebeldes y resistiendo; y el capataz ahora pretende reeditar a uno de sus caporales, un abogado que alguna vez fue indígena, y que ahora, como a lo largo de la historia mundial, se dedica a dividir, perseguir y manipular a quienes alguna vez fueron sus semejantes. El titular del INPI se talla todos los días la conciencia con piedra pómez para eliminar todo rastro de dignidad. Piensa él que así se blanquea su piel y su razón es la del Mandón. El capataz lo felicita y se felicita: no hay nada mejor para tratar de controlar rebeldes que un arrepentido, convertido por paga, en títere del opresor.

-*-

Durante estos ya más de 25 años hemos aprendido.

En lugar de escalar en los cargos de los malos gobierno o convertirnos en una mala copia de quienes nos humillan y oprimen, nuestra inteligencia y saber se dedicó a nuestro propio crecimiento y fortaleza.

Gracias a las hermanas, hermanos y hermanoas de México y del mundo que participaron en los encuentros y semilleros a los que convocamos en este tiempo, nuestra imaginación y creatividad, así como nuestro conocimiento, se abrieron y se hicieron más universales, es decir, más humanos. Aprendimos a mirar, escuchar y hablar lo otro sin burla, sin condena, sin etiquetas. Aprendimos que un sueño que no abarque el mundo, es un sueño pequeño.

Lo que ahora se da a conocer y es público, fue un largo proceso de reflexión y búsqueda. Miles de asambleas comunitarias zapatistas, en las montañas del sureste mexicano, pensaron y buscaron caminos, modos, tiempos. Desafiando el desprecio del poderoso, que nos tacha de ignorantes y tontos, usamos la inteligencia, el conocimiento y la imaginación.

Aquí les nombramos los nuevos Centros de Resistencia Autónoma y Rebeldía Zapatista (CRAREZ). Son 11 Centros nuevos, más los 5 caracoles originales, 16. Además los municipios autónomos originales, que son 27, total de centros Zapatistas son 43.

Nombres y ubicación de los nuevos Caracoles y Marez:

1.-Nuevo caracol, su nombreColectivo el corazón de semillas rebeldes, memoria del Compañero GaleanoSu Junta de Buen Gobierno se llama: Pasos de la historia, por la vida de la humanidad. Su sede es La Unión. Tierra recuperada. A un lado del ejido San Quintín, donde está el cuartel del ejército del mal gobierno. Municipio oficial de Ocosingo.

2.-Nuevo municipio Autónomo, se llama: Esperanza de la Humanidad; su sede es en: el ejido Santa María. Municipio oficial de Chicomuselo.

3.-Otro Nuevo Municipio autónomo, se llama: Ernesto Che Guevara. Su sede es en El Belén. Municipio oficial de Motozintla.

4.-Nuevo Caracol su nombre: Espiral digno tejiendo los colores de la humanidad en memoria de [email protected] caídosSu Junta de Buen Gobierno se llama: Semilla que florece con la conciencia de [email protected] que luchan por siempre. Su sede es en Tulan Ka’u, tierra recuperada. Municipio oficial de Amatenango del Valle.

5.-Otro Caracol Nuevo. Su nombre es: Floreciendo la semilla rebeldeSu Junta de Buen Gobierno, se llama: Nuevo amanecer en resistencia y rebeldía por la vida y la humanidadSu sede es en el PobladoPatria Nueva, tierra recuperada. Municipio oficial de Ocosingo.

6.-Nuevo municipio autónomo, se llama: Sembrando conciencia para cosechar revoluciones por la vidaSu sede es en: Tulan Ka’u. Tierra recuperada. Municipio oficial de Amatenango del Valle.

7.-Nuevo Caracol. Su nombre es: En Honor a la memoria del Compañero ManuelSu Junta de Buen Gobierno, se llamaEl pensamiento rebelde de los pueblos originariosSu sede es en: Dolores Hidalgo. Tierra recuperada. Municipio oficial de Ocosingo.

8.-Otro Nuevo Caracol. Su nombre es: Resistencia y Rebeldía un Nuevo HorizonteSu Junta de Buen Gobierno, se llama: La luz que resplandece al mundo. Su sede es en el Poblado Nuevo Jerusalén. Tierra recuperada.  Municipio oficial de Ocosingo.

9.-Nuevo Caracol, se llama: Raíz de las Resistencias y Rebeldías por la humanidadSu Junta de Buen Gobierno, se llamaCorazón de nuestras vidas para el nuevo futuro. Su sede es en el ejido Jolj’a. Municipio oficial de Tila.

10.-Nuevo Municipio Autónomo, se llama: 21 de Diciembre. Su sede es en Ranchería K’anal Hulub. Municipio oficial de Chilón.

11.-Nuevo Caracol, se llama: Jacinto CanekSu Junta de Buen Gobierno, se llama: Flor de nuestra palabra y luz de nuestros pueblos que refleja para todosSu sede es en la Comunidad del CIDECI-Unitierra. Municipio oficial de San Cristóbal de las Casas.

Aprovechamos para invitar a la Sexta, las Redes, el CNI y las personas honestas a que vengan y, junto a los pueblos zapatistas, participen en la construcción de los CRAREZ, sea consiguiendo materiales y apoyo económico, sea martillando, cortando, cargando, orientando y conviviendo con nosotros. O en la forma y modo que vean que les conviene. En los próximos días haremos público un escrito donde explicamos cómo, cuándo y dónde se pueden registrar para participar.

-*-

[email protected] y compañ[email protected]:

AL CNI-CIG le convocamos para encontrarnos y conocer el trabajo al que nos hemos comprometido, compartir los problemas, las dificultades, los golpes, los desmayos, pero también las semillas que sirvan para cosechar mejor de la lucha, y las semillas que vemos que no nos da mejor cosecha, que nos lleva a todo lo contrario, para que ya no lo hagamos eso. Encontrarnos con los que realmente están echándole ganas a lo organizativo de lucha, que nos encontráramos para platicar de las buenas cosechas y de las malas también. En concreto les proponemos la realización conjunta, en uno de los Caracoles, de lo que podría llamarse FORO EN DEFENSA DEL TERRITORIO Y LA MADRE TIERRA, o como vean mejor, abierto a todas las personas, grupos, colectivos y organizaciones que se empeñan en esa lucha por la vida. La fecha que les proponemos es en este mes de octubre del 2019, en los días que vean más convenientes. Así mismo, les ofrecemos uno de los Caracoles para que se haga la reunión o asamblea del CNI-CIG, en la fecha que más les convenga.

A LA SEXTA Y LAS REDES les llamamos a iniciar ya el análisis y discusión para la formación de una Red Internacional de Resistencia y Rebeldía, Polo, Núcleo, Federación, Confederación, o como se llame, basada en la independencia y autonomía de quienes la formen, renunciando explícitamente a hegemonizar y homogeneizar, en la que la solidaridad y el apoyo mutuos sean incondicionales, se compartan las experiencias buenas y malas de la lucha de cada quien, y se trabaje en la difusión de las historias de abajo y a la izquierda.

Para esto, como zapatistas que somos, convocaremos a reuniones bilaterales con los grupos, colectivos y organizaciones que sí están trabajando en sus geografías. No haremos grandes reuniones. En los próximos días daremos a conocer el cómo, cuándo y dónde de estas reuniones bilaterales que les proponemos. Claro, a quienes acepten, y tomando en cuenta sus calendarios y geografías.

A QUIENES HACEN DEL ARTE, LA CIENCIA Y EL PENSAMIENTO CRÍTICO SU VOCACIÓN Y VIDA, les invitaremos a festivales, encuentros, semilleros, fiestas, intercambios, o como se vayan a llamar esas comparticiones. Ya daremos a conocer el cómo, cuándo y dónde se podrían hacer. Esto incluye el CompArte y el Festival de Cine “Puy ta Cuxlejaltic”, pero no sólo. Pensamos de hacer CompArtes especiales según cada Arte. Por ejemplo: Teatro, Danza, Artes Plásticas, Literatura, Música, etcétera. Se hará otra edición del ConCiencias, tal vez iniciando con las Ciencias Sociales. Se realizarán semilleros de Pensamiento Crítico, tal vez comenzando con el tema de la Tormenta.

Y, ESPECIALMENTE, A QUIENES CAMINAN CON DOLOR Y RABIA, CON RESISTENCIA Y REBELDÍA, Y SON [email protected]:

Convocaremos a encuentros de familiares de [email protected], [email protected] y [email protected], así como organizaciones, grupos y colectivos que acompañan su dolor, su rabia y su búsqueda de verdad y justicia. Tendrá como único objetivo que se conozcan entre sí e intercambien no sólo dolores, también y sobre todo sus experiencias en esa búsqueda. Los pueblos zapatistas nos limitaremos a ser anfitriones.

Las compañeras zapatistas convocarán a un nuevo Encuentro de Mujeres que luchan, en los tiempos, lugares y modalidades que ellas decidan, y les harán saber cuándo y por el medio que ellas digan. De una vez les avisamos que será sólo para mujeres, por eso no se pueden dar más datos hasta que ellas digan.

Veremos si hay modo de hacer una reunión de otroas, con el objetivo de que compartan, además de sus dolores, las injusticias, persecuciones y demás chingaderas que les hacen, sus formas de lucha y su fuerza. Los pueblos zapatistas nos limitaremos a ser anfitriones.

Veremos si es posible un encuentro de grupos, colectivos y organizaciones defensoras de los Derechos Humanos, en la forma y modalidad que ellos decidan. Los pueblos zapatistas nos limitaremos a ser anfitriones.

-*-

Compañ[email protected] y [email protected]:

Aquí estamos, somos zapatistas. Para que nos miraran, nos cubrimos el rostro; para que nos nombraran, negamos nuestro nombre; apostamos el presente para tener futuro, y, para vivir, morimos. Somos zapatistas, mayoritariamente indígenas de raíces mayas, y no nos vendemos, no nos rendimos y no claudicamos.

Somos rebeldía y resistencia. Somos uno de tantos mazos que romperán los muros, uno de tantos vientos que barrerán la tierra, y una de tantas semillas de las que nacerán otros mundos.

Somos el Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.
A nombre de los hombres, mujeres, niños y ancianos bases de apoyo zapatistas y del Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del
Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Subcomandante Insurgente Moisés.
México, Agosto del 2019.

Publicado enPolítica