Obama proclama que EEUU dará el "salto gigante" hacia Marte en 2030

A unos meses de despedirse de la Casa Blanca, el presidente de EEUU asegura que estas misiones enseñarán cómo los seres humanos pueden vivir lejos de la Tierra.


A unos meses de despedirse de la Casa Blanca, el presidente Barack Obama ha proclamado la intención firme de Estados Unidos de dar "el salto gigante hacia Marte".

Hemos establecido un objetivo vital para el siguiente capítulo de la historia de Estados Unidos en el espacio: enviar humanos a Marte para la década de 2030 y hacerles regresar a salvo a la Tierra, añadió Obama en un artículo de opìnión publicado en el sitio web de la CNN.

El presidente estadounidense aseguró que los planes de su país "tienen la máxima ambición de que algún día se pueda permanecer allí durante un tiempo prolongado". Llegar a Marte exigirá cooperación entre el gobierno y los innovadores privados, y ya estamos en el camino correcto, explica.
El siguiente paso --argumenta Obama-- es llegar más allá de los límites de la órbita de la Tierra. "Estoy emocionado de anunciar --señaló-- que estamos trabajando con nuestros socios comerciales para construir nuevos hábitats que puedan sustentar y transportar astronautas en misiones de larga duración en el espacio profundo".

Para Obama, estas misiones enseñarán cómo los seres humanos pueden vivir lejos de la Tierra, algo que se necesitará para el largo viaje a Marte.

Obama pronostica que si Estados Unidos refuerza su liderazgo en el espacio en este siglo, los avances no se limitarán a beneficios relacionados con la energía, la medicina, la agricultura y la inteligencia artificial, "sino a una mejor comprensión de nuestro medio ambiente y de nosotros mismos".

Lunes, 10 Octubre 2016 07:09

El destino incierto de la especie humana

El destino incierto de la especie humana

Una enorme ignorancia envuelve no solo a esta, sino también sus infinitas formas de experiencias. Incluso las huellas digitales de los gemelos univitelinos, nacidos de un mismo óvulo, se diferencian a lo largo de los años. No en balde Estados Unidos, el país imperialista más poderoso que ha existido se autoengaña al asumir como doctrina un párrafo de la Declaración Universal de Derechos Humanos donde se afirma: “todos los hombres nacen libres e iguales en dignidad y derechos, y, dotados como están por naturaleza de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”.


Nada de eso puede ser ignorado. Hay muchas más cualidades en los principios religiosos que los que son únicamente políticos, a pesar de que estos se refieren a los ideales materiales y físicos de la vida. También muchas de las obras artísticas más inspiradas nacieron de manos de personas religiosas, un fenómeno de carácter universal.


Los hombres de ciencia ocupan hoy un lugar privilegiado en los centros de investigación, laboratorios y la producción de medicamentos destinados a la salud humana, a vencer las distancias, concentrar las energías, perfeccionar los equipos de investigación que puedan operar en la tierra y el espacio. Alguien debiera poder explicar de forma sosegada por qué puede observarse desde un observatorio a cinco mil metros de altura sobre el nivel del mar una estrella cuya luz tardó 12 mil millones de años luz; es decir, a 300 mil kilómetros por segundo, en llegar a la tierra. ¡Una insólita medalla de oro! ¿Cómo puede explicarse eso, especialmente cuando se hace referencia a la unión de las estrellas que según eminentes científicos dieron lugar a la teoría del Big Ban?


¿Qué quedaría después? Nadie podría, sin embargo, negar la afirmación de eminentes científicos que tras decenas de años de rigurosos estudios arribaron a la conclusión de que tales fenómenos son absolutamente posibles. Otro hecho de notable trascendencia es que la posibilidad de estos fenómenos es absolutamente real.


Es en este punto que las religiones adquieren un valor especial. En los últimos miles de años, tal vez hasta ocho o diez mil, han podido comprobar la existencia de creencias bastante elaboradas en detalles de interés. Más allá de esos límites, lo que se conoce tiene sabor de añejas tradiciones que distintos grupos humanos fueron forjando. De Cristo conozco bastante por lo que he leído y me enseñaron en escuelas regidas por jesuitas o hermanos de La Salle, a los que escuché muchas historias sobre Adán y Eva; Caín y Abel; Noé y el diluvio universal y el maná que caía del cielo cuando por sequía y otras causas había escasez de alimentos. Trataré de trasmitir en otro momento algunas ideas más de este singular problema.


No olvidemos que este domingo habrá debate de candidatos. En la primera ocasión, hace dos semanas, se produjo uno que causó conmoción. El señor Trump que se suponía un capacitado experto quedó descalificado tanto él como Barack en su política. Habrá que darles ahora una medalla de barro.

Fidel Castro Ruz
Octubre 8 de 2016
10 y 26 p.m.

Publicado enInternacional
“La herramienta de la ciencia es la imaginación”

Imagínese perdida en el espacio.


Veo estrellas, planetas.

..
Saque todo eso. Está negro. Vacío.


No me castigue en la nada.


Esa nada es algo, es como la tela del universo. Lo planteó Einstein en 1915: Si sobre esa tela se coloca una estrella, esta creará curvas que aunque no podamos ver , ahí están. Así que usted caerá hacia la estrella.


La gravedad.


Correcto. Pero ahora imagine dos estrellas que giran una alrededor de la otra: la tela creará unas ondas, cómo si la agitáramos, y a su paso nuestro tamaño oscilará y el tiempo se acelerará y desacelerará, porque esa tela se llama espacio tiempo.


Es la última gran noticia científica: las ondas gravitacionales. ¿Qué implica?


Desde el comienzo de la humanidad todo lo que sabemos del universo lo sabemos a través de la luz, pero las ondas gravitacionales no son luz, son otro tipo de ojo que hemos creado para observar el universo.


¿Pero qué tienen que ver conmigo?


Nada, por el momento. Cuando se descubrió la física cuántica era pura teoría, pero sin ella hoy no tendríamos móviles, ni ordenadores, ni la radio, ni la televisión, escáneres, láseres...


A usted, ¿qué le fascina?


Quizá suene estúpido, pero me pone la piel de gallina que nosotros, estas cosas diminutas de un diminuto planeta, hayamos sido capaces de entender algo de la vida y el universo. Quiero saber más. Stephen Hawking dijo...


Su maestro, con él investigó los agujeros negros.


Sí, y me dijo que descubrir algo que nadie sabe es como el sexo pero dura más tiempo.


Entonces, ¿por qué abandonó usted la investigación?


Vivimos en una época en la que las falsas verdades están más extendidas que las verdades. En el discurso político, la verdad no importa.


...Y usted quiere contar verdades.


Sí. Es esencial para el futuro de nuestras democracias dar herramientas a los ciudadanos para que puedan distinguir entre la verdad y la ¬mentira.


Nos controlan a través de la mentira.


Sí, es muy efectiva. La diferencia entre los conocimientos reales y las mentiras políticas radica en que el conocimiento es sutil, y en política se usan frases cortas, poco tamizadas pero con mucha fuerza; es difícil luchar contra ellas.


Nos han llevado a más de una guerra.


En China (y durante años en Occidente), el gobierno ha estado afirmando que el cambio climático no es real... ¡y se quedan tan anchos! ¿Cómo se puede luchar contra algo tan alejado de la verdad y tan contundente?


¿Con racionalidad y espíritu crítico?


Sí, y creo que cada vez hay más personas que deciden informarse y formarse. En un mundo en el que no te puedes fiar de los poderes establecidos, el conocimiento es algo que no te pueden arrebatar. Yo quise colaborar en eso, lo sentí con mucha fuerza. En cuatro años he explicado el universo a más de 300.000 niños.


¿Cuál será el descubrimiento que cambiará nuestras vidas?


Encontrar vida extraterrestre.


Han encontrado agua y vida en Europa, una luna de Júpiter.


De eso hace años, pero a la NASA le gusta dar noticias a lo grande cuando le conviene.


¿Las fuerzas nucleares del universo nos amenazan?


Es lo contrario, las fuerzas nucleares hacen brillar al sol, sin ellas no existiríamos. Hay muchísimos peligros en el espacio, pero no ese, y debemos investigar para afrontarlos.


Usted ha dado día y hora de nuestra extinción: un jueves dentro de 5.000 años.


Sólo el conocimiento nos permitirá sobrevivir a la muerte del sol habitando otros planetas.


Pero si el tiempo no existe y todo ocurre en paralelo...


Hay una diferencia entre las ideas teóricas y la vida.


¿Qué sabemos?


Sabemos que cuando eliminamos todo lo demás, nos queda el espacio tiempo y el vacío cuántico, que es una sopa de partículas que aparecen, desaparecen y vuelven a aparecer por todas partes y todo el tiempo.


¿Y eso también ocurre en nosotros?


En todas partes, se ha comprobado experimentalmente muchas veces.


¿Por qué lo que es cierto para las partículas no lo es para quien está hecho de ellas?


Tantas cosas son así... Nada de lo que creemos sobre el mundo que nos rodea es cierto en el mundo cuántico.


A veces la ciencia es muy poética.


Porque su herramienta es la imaginación, y eso es pura locura. A través de la imaginación descubrimos nuevos mundos, nueva materia, nuevas partículas, nuevos aspectos del espacio tiempo. Y volviendo a la política...


No, por favor.


Eliminar en época de crisis el dinero destinado a la investigación es arrebatar el futuro a las próximas generaciones, porque la tecnología del mañana se hace con la teoría de hoy.


Su maestro dijo que su mayor conclusión científica es que todo es posible.


Si mañana nos amenazara un gran meteorito, todas las naciones del mundo colaborarían. Cuando unimos todas nuestras energías, podemos lograr cosas que no lograríamos por separado, y espero que Europa llegue a entenderlo .

Miércoles, 28 Septiembre 2016 06:40

Elon Musk quiere conquistar el sistema solar

Elon Musk quiere conquistar el sistema solar

El CEO de Tesla y SpaceX ha desvelado sus planes de transporte interplanetario para viajar a Marte y crear una colonia permanente en el planeta rojo

.

El hombre que ha revolucionado el mundo del vehículo eléctrico, que soñaba con viajes interplanetarios cuando leía las novelas de Isaac Asimov o Douglas Adams y que está poniendo patas arriba la industria aeroespacial a través de la compañía SpaceX, Elon Musk, ha vuelto a sorprender al mundo con un nuevo proyecto que pretende “convertir a la humanidad en una especia multi-planetaria”. “Un millón de seres humanos podría vivir en Marte en torno al 2.060”, ha profetizado el magnate durante la presentación de su plan en el Congreso Internacional de Astronáutica en Guadalajara, México.


Para conseguir llevar hasta cien pasajeros por viaje a Marte, SpaceX ha diseñado el sistema de transporte interplanetario (ITS en sus siglas en inglés). El ITS cuenta con dos elementos esenciales en su arquitectura: un cohete lanzador y una nave espacial. El cohete y la nave espacial se lanzan de manera conjunta. La estructura formada por los dos dispositivos alcanza los 122 metros de altura. Una vez la nave espacial alcanza la órbita de estacionamiento, el cohete lanzador se separa de ella para regresar a la tierra. Tras aterrizar de manera vertical en la superficie terrestre, al cohete lanzador se le acopla una nueva nave (cargada con combustible) que será transportada hasta la nave espacial para repostarla. Tras el repostaje en órbita la nave de carga regresa –ya vacía- a tierra y la nave espacial comienza su viaje al planeta rojo.


El cohete lanzador dispone de 42 motores raptor, capaces de superar las 13.000 toneladas de empuje. Los 77,5 metros de altura y 12 metros de diámetro del vehículo pueden albergar hasta 6.700 toneladas de combustible. Lo más interesante del artilugio es su capacidad de reutilización; hasta 1.000 veces podría ser utilizado, ha comentado Musk durante la presentación del proyecto. A diferencia del Falcon 9, que utiliza keroseno, el nuevo cohete utilizará metano y oxígeno como combustibles. Musk ha asegurado que “podrían perderse varios motores durante el despegue o el vuelo, y la misión continuaría de manera segura”.


La nave espacial es la joya de la corona del ambicioso plan de la empresa norteamericana. Al contrario que el cohete lanzador que la llevará a la órbita de estacionamiento, la nave espacial del ITS posee una capacidad de reutilización limitada; su vida activa es de tan solo 12 viajes. Una vez en el espacio, la nave desplegará un sistema de paneles solares que permitirán generar hasta 200 kW de electricidad. Gracias a esta energía, los pasajeros podrán disfrutar de diferentes actividades y entretenimiento a bordo, en un viaje que durará en torno a los 80 días –las estimaciones más positivas- hasta Marte. El vehículo interplanetario está equipado con nueve motores raptor, los cuales utilizan –al igual que el cohete lanzador- metano como combustible. La decisión de usar este hidrocarburo está relacionada con la posibilidad de explotar este recurso en el planeta rojo y utilizarlo en el viaje de vuelta.


El multimillonario norteamericano no ha escatimado en datos grandilocuentes durante el evento en Guadalajara: “un ticket para ir a Marte podría costar 100.000 $”, “el viaje se podría llevar a cabo en unos diez años” o “entre 40 y 100 años podríamos tener una civilización autosuficiente en Marte” son algunas de las citas que han levantado más expectación entre los asistentes a la conferencia del magnate.


Ciudades autosuficientes en Marte


El sistema de transporte interplanetario de SpaceX parece ser la primera fase de un proyecto mucho mayor: crear ciudades autosuficientes en el planeta rojo. Para ello el CEO de Tesla pretende utilizar tecnologías de utilización de recursos in situ (ISRU en sus siglas en inglés). El plan de explotar el metano en el planeta más cercano a la tierra demuestra la apuesta de Musk por esta visión colonizadora, sin embargo el ingeniero no ofreció ningún otro dato sobre cómo conseguir otros recursos esenciales para el ser humano.


La apuesta colonizadora del norteamericano nacido en Sudáfrica va más allá de Marte; durante el evento en Guadalajara se mostraron otros posibles destinos para el ITS. La luna de Saturno, Encélado, o el satélite Europa se señalaron durante la conferencia como futuras misiones para el transporte interplanetario, una vez que éste estuviera maduro.


La cobertura del evento en Guadalajara ha sido colosal; la gran mayoría de los medios de comunicación de todo el mundo se han hecho eco de las palabras de Musk. Muchos han cuestionado la viabilidad del descomunal plan, señalando los escasos datos aportados sobre la ISRU en Marte, los problemas para conseguir inversores y la nimia información ofrecida sobre los riesgos a los que estarían expuestos los pasajeros (radiación o falta de sistemas de evacuación, entre otros). Por lo menos en una cosa el magnate fue muy sincero: si quieres ser el primero en ir a Marte debes estar “preparado para morir”, aseguró el CEO de SpaceX sobre los riesgos de la primera misión al planeta rojo.

Capta Hubble emisiones de vapor de agua en Europa, luna de Júpiter

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (Nasa) informó este lunes que el telescopio espacial Hubble captó imágenes de lo que podrían ser emisiones de vapor de agua saliendo de la superficie de la luna helada de Júpiter, Europa, hallazgo que podría permitir a los científicos determinar con mucha más facilidad si hay vida oculta bajo la superficie del océano de esta luna.

"Durante mucho tiempo, la humanidad se ha preguntado si hay vida más allá de la Tierra. Europa podría ser ese sitio", dijo a los reporteros en una teleconferencia Paul Hertz, director de la división de astrofísica de la Nasa.

"Los resultados aumentan nuestra confianza en que pueda haber agua y otros materiales del océano oculto de Europa en la superficie de ella y de que estén disponibles para estudiarlos sin aterrizar ni excavar a través de todos esos kilómetros de hielo", explicó Hertz.

El descubrimiento, que será publicado en la edición del 29 de septiembre de la Revista de Astrofísica, atrajo gran atención luego de que la Nasa emitió la semana pasada una declaración en la que anunció una conferencia de prensa para este lunes sobre evidencia de una "sorprendente actividad" en Europa.

Más tarde, la agencia espacial estadunidense aclaró en Twitter: "¡Alerta! ¡Ningún extraterrestre!"

Europa, una de las lunas más grandes de Júpiter, es ligeramente más pequeña que la de la Tierra. Tiene un enorme océano global que contiene el doble del agua de los océanos de nuestro planeta, pero está protegida por una capa de hielo extremadamente frío y duro de espesor desconocido.

 

"Proyecciones como dedos"

 

En el nuevo estudio, el equipo encabezado por William Sparks, del Instituto de Ciencia Telescópica Espacial en Baltimore, Maryland, observó "unas proyecciones como dedos" al ver a Europa pasar frente a Júpiter.

El objetivo original de la propuesta de observación del equipo fue determinar si Europa tiene una atmósfera delgada y extendida, pero también se dio cuenta de que salía vapor de agua de la superficie de ese satélite.

En 10 ocasiones por separado en el transcurso de 15 meses, el equipo observó a Europa pasar frente a Júpiter y vio lo que podría ser la salida de emisiones en tres de estas ocasiones.

El hallazgo siguió a un descubrimiento similar en 2012 en el que un equipo encabezado por Lorenz Roth, del Instituto de Investigación Southwest, detectó evidencia de vapor de agua saliendo de la helada región polar sur de Europa, alcanzando más de 160 kilómetros hacia el espacio.

Los dos equipos usaron el telescopio espacial Hubble, pero emplearon métodos totalmente independientes para llegar a la misma conclusión, señaló la Nasa.

"Hasta ahora, las observaciones indican que las emisiones podrían ser sumamente variables, lo que significa que pueden surgir de forma esporádica y luego desaparecer", dijo.

En caso de confirmación, Europa sería la segunda luna del sistema solar en tener emisiones conocidas de vapor de agua. En 2005, la sonda estadunidense Cassini detectó emisiones de vapor de agua y polvo saliendo de la superficie de Encélado, una de las lunas de Saturno.

Los científicos podrían usar la visión infrarroja del telescopio espacial James Webb, que será lanzado en 2018, para confirmar las emisiones en Europa, explicó la agencia espacial estadunidense.

La Nasa también informó que mandará una misión a Europa para confirmar la presencia de las emisiones y estudiarlas en varios acercamientos.

"La vida como la conocemos requiere agua líquida y Europa está en la lista de la Nasa porque es uno de los sitios más probables para encontrar agua en nuestro sistema solar", señaló Adrian Lenardic, geofísico planetario de la Universidad Rice, no involucrado en el estudio, en un comentario sobre los nuevos hallazgos del Hubble.

"Si uno encuentra un lugar con agua líquida, las posibilidades de que tenga vida, aunque en este momento sean pequeñas bacterias, aumenta. Y eso es lo emocionante. Ese es el gran atractivo."

Miércoles, 07 Septiembre 2016 06:27

Una investigación de otro mundo

Una investigación de otro mundo

La semana pasada, un equipo internacional de astrónomos anunciaba el hallazgo de un nuevo planeta que orbita fuera del sistema solar y que podría albergar formas de vida. El físico y astrónomo Pablo Mauas cuenta todo acerca de esta joya del universo.


Hace tan solo una semana, por intermedio de la revista Nature, un equipo internacional de astrónomos y especialistas liderado por Guillem Anglada-Escudé –investigador barcelonés de la Universidad Queen Mary de Londres– anunciaba el hallazgo de Próxima b. Se trata de un planeta rocoso que, según se estima, posee 1,3 veces la masa de la Tierra (medida denominada “masa mínima”) y orbita alrededor de Próxima Centauri, la estrella más cercana al sistema solar. Según datos aproximados, su año dura apenas 11,2 días.


Gracias a los telescopios del Observatorio Europeo Austral (ESO) (emplazado en Chile) se logró determinar que el nuevo mundo se ubica en la denominada “zona de habitabilidad”. Esta condición promovería las características necesarias para una temperatura adecuada e incrementaría las chances de encontrar agua en estado líquido y formas de vida. ¿Cómo se explica esto? La ecuación es muy sencilla. En comparación, Próxima b se encuentra mucho más cerca de su estrella (8 millones de km) que la Tierra del Sol (150 millones de km). En este sentido, aunque la asociación lineal invitaría a comparar al planeta con el mismísimo infierno, su estrella presenta características muy distintas al Sol: tiene un 5 por ciento de su masa y es menos luminosa.


Pablo Mauas estudió física en la Universidad de Buenos Aires y luego realizó estudios de posgrado en la Universidad de Harvard. En la actualidad, dirige el grupo de Física Estelar, Planetas Extrasolares y Astrobiología del Instituto de Astronomía y Física del Espacio (IAFE-Conicet-UBA). Sigue la pista de Próxima Centauri desde 1999 y admite estar “cada vez más desolado y estrellado” porque ya no le dedica tanto tiempo al Sol como cuando era joven y hace décadas se encuentra atrapado en el examen de otras estrellas.


En esta línea, analiza las características del nuevo mundo y evalúa la hipotética existencia de agua líquida en relación sus condiciones climáticas. “Próxima Centauri es mucho más chica y menos brillante que el Sol –señala–. Por eso, la energía y la luz que irradia calienta a Próxima b más o menos lo mismo que la luz que se dirige del Sol hacia la Tierra. Se puede calcular que la temperatura de ambas superficies será parecida”.


Desde aquí, si bien el nuevo planeta podría tener –según meras aproximaciones– unos 40° bajo cero, de existir una atmósfera, mejorarían las condiciones y habilitarían el desarrollo de un espacio más acogedor. Así, “como toda la vida que conocemos se basa en el agua, no imaginamos que puede haber existencia alguna sin ella. Si hubiera agua en Marte, por ejemplo, estaría congelada del mismo modo que en Venus estaría evaporada”, explica.


Por otra parte, existen algunos inconvenientes –asociados a la naturaleza de la estrella– que un cuerpo celeste como Próxima b podría afrontar. En primer lugar, Próxima Centauri es una enana roja, y por lo tanto es pequeña y su comportamiento es errático. Desde aquí, presenta un nivel de radiación muy superior al que emite el Sol y se caracteriza por una superficie colmada de explosiones. “Las fulguraciones de Próxima Centauri podrían impactar en el planeta y ocasionarían la emisión de una luz muy potente, hasta cinco veces más de la que recibe en situación normal. Son fenómenos corrientes que dificultarían la habitabilidad del mundo”, afirma.


El segundo problema se explicaría por la sincronía entre el movimiento que realiza el planeta cuando gira alrededor de la estrella y cuando lo hace sobre sí mismo. “La sincronía implicaría que Próxima b le presentase siempre la misma cara a Próxima Centauri, del mismo modo que nosotros siempre observamos la misma cara de la luna –subraya Mauas–. Por eso, una cara estaría siempre muy caliente y la otra mucho más fría. Esto complicaría la habitabilidad”.


Si bien en el último tiempo se observó una gran cantidad de exoplanetas distribuidos por la galaxia, el hallazgo de Próxima b es significativo porque se ubica a tan solo 4,2 años luz de distancia, una medida que equivale a 40 billones de kilómetros. Este dato permite fabular con el envío de sondas robóticas y el desarrollo de una nueva generación de telescopios ya que las enanas rojas, por su luz tenue, no pueden ser observadas a simple vista. Sin embargo, hay que ser cautos: pese a la cercanía cósmica, la visita del nuevo mundo se torna imposible, al menos en el corto plazo. “Si la NASA o alguna institución con muchísima plata se propusiera enviar una sonda, se podría explorar el proyecto y creo que podrían lograrse resultados muy positivos. Se necesitaría de una sonda que viajase a un quinto de la velocidad de la luz para alcanzar el destino en un poco más de 23 años. De todos modos la información llegaría en unos 30 años. Hoy en día ningún plan supera la ciencia ficción”.


Hasta al momento, Kepler-452b –ubicado a 1400 años luz– era el exoplaneta más cercano al sistema solar. La proximidad de este nuevo mundo brinda la posibilidad de profundizar los estudios vinculados al campo de la física estelar y la astrobiología. Solo se trata de seguir la pista extraterrestre, pero no demasiado lejos. No vaya a ser cosa que la solución esté, finalmente, a la vuelta de la esquina (o a la vuelta del sistema solar).
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Científicos estadounidenses anuncian el descubrimiento de la quinta fuerza de la naturaleza

De confirmarse este "hallazgo revolucionario" la quinta fuerza se uniría a las otras cuatro conocidas: la gravitatoria, la electromagnética, la nuclear fuerte y la nuclear débil.

 

Recientes hallazgos protagonizados por físicos de la Universidad de California en Irvine (EE.UU.) indican la posible existencia de una partícula subatómica previamente desconocida. Su descubrimiento puede ser la evidencia de una quinta fuerza fundamental de la naturaleza, escribe el portal Público.es. Hasta ahora conocemos cuatro: la fuerza gravitatoria, la electromagnética, la nuclear fuerte y la nuclear débil.


Según han explicado el líder de la investigación, Jonathan Feng, se trata de un hallazgo "revolucionario" porque una quinta fuerza podría "cambiar completamente la comprensión del universo".


Los físicos de la citada universidad californiana comenzaron su estudio a través de unos colegas húngaros que buscaban 'fotones oscuros', unas partículas de la materia oscura invisible. Fue entonces cuando acabaron descubriendo una anomalía de la desintegración radiactiva. Su hallazgo apuntaba a la existencia de una partícula de luz solo 30 veces más pesada que un electrón.


"No estaba claro para ellos si se trataba de una partícula de materia o una partícula portadora de fuerza", cita a Feng el portal Space.com. Los físicos norteamericanos llegaron a la conclusión de que los datos de los experimentos chocan con ambas teorías. De esta forma, propusieron una nueva hipótesis: el descubrimiento puede evidenciar la existencia de una quinta fuerza fundamental.


Investigaciones recientes demuestran que en lugar de ser un fotón oscuro, la partícula puede ser una 'X Higgs protophobic'. Mientras que la fuerza eléctrica normal actúa sobre los electrones y protones, esta nueva partícula de Higgs interactúa únicamente con electrones y neutrones y en una gama muy limitada.

La partícula del siglo se desvanece. Los indicios de algo más importante que el bosón de Higgs resultan ser un espejismo estadístico

Después de ocho meses de experimentos, publicaciones, teorías y rumores, la misteriosa partícula entrevista el invierno pasado se ha esfumado. Los responsables de los principales experimentos del acelerador de partículas más grande del mundo, el LHC, confirmaron ayer que no se ha podido confirmar la existencia de ese “higgs pesado” que se asomó a sus detectores en diciembre de 2015.


El anuncio se hizo ayer durante la ICHEP 2016, la mayor conferencia anual de física de partículas, que se celebra estos días en Chicago (EE UU). Los resultados de los dos grandes detectores, ATLAS y CMS, incluyen un año completo de datos en los que el LHC ha funcionado al doble de potencia. Muchos físicos esperaban que esta nueva remesa de experimentos permitiría descubrir nueva física, fenómenos que se salen del modelo estándar que describe, por ahora a la perfección, los quarks, bosones y el resto de partículas fundamentales que componen la materia.


La partícula que apareció en diciembre era un bosón de unos 750 gigaelectronvoltios, seis veces más masa que el bosón de Higgs. Lo más interesante es que se salía del modelo estándar y por lo tanto podía ser la primera señal de todo un nuevo territorio de la física descrito por teorías aún por confirmar, como la supersimetría. Sería un descubrimiento histórico, mucho más importante que el del bosón de Higgs, por todos los enigmas sobre el universo que permitiría investigar.


Los resultados acumulados por el detector CMS, filtrados en la noche del jueves, han apagado la hoguera: ya no hay ni rastro de los indicios observados en diciembre. La partícula soñada no era más que una fluctuación estadística.


¿Por qué los dos experimentos vieron exactamente los mismos indicios de una nueva partícula y justo con la misma masa? La respuesta de los científicos ayer fue que en estadística, como en el resto del universo, también hay extrañas coincidencias que no significan nada

Detectan "espectaculares" ondas gravitacionales en el espacio

"La observación futura permitirá comprender cómo se forman los hoyos negros a partir de la muerte de estrellas enormes y probar si son como las predijo Einstein", afirma experto

 

Ondas gravitacionales en el tejido del espacio-tiempo, una de las predicciones formuladas por Albert Einstein hace un siglo, han sido detectadas por segunda vez. Los descubridores creen que este hallazgo "espectacular" podría anunciar una nueva era de entendimiento del universo.

Un equipo internacional de más de mil investigadores, entre ellos varios profesores británicos, observó la colisión y fusión de dos hoyos negros, que liberó fuerzas colosales rara vez vistas.

El suceso, ocurrido a mil 400 millones de años luz de distancia, causó una cantidad de energía equivalente grosso modo a la masa del sol convertida en ondas gravitacionales. Estas ondas fueron "capturadas" por los detectores gemelos Ligo (Observatorio Interferómetro Láser de Ondas Gravitacionales) emplazados en Livingston, Luisiana, y Hanford, Washington (EU). La observación se realizó el pasado diciembre, pero apenas se da a conocer al público.

Las ondas gravitacionales fueron predichas en la teoría de la relatividad general de Einstein, la cual plantea que la gravedad ocurre a causa del espacio y el tiempo curvos. Las ondas se estrechan y comprimen todo en su camino, sean humanos o planetas enteros, al distorsionarse el tejido del espacio-tiempo.

El doctor Stephen Fairhurst, uno de los miembros del equipo en la Universidad de Cardiff, señaló: “Este hecho anuncia el verdadero principio de la astronomía de ondas gravitacionales y la apertura una nueva ventana hacia el universo.

“Las diferentes masas y giros observables que presenciamos en el evento mostraron que estamos comenzando a recabar información vital acerca de la población de hoyos negros en el universo.

"La observación futura de ondas gravitacionales nos permitirá entender cómo se forman los hoyos negros a partir de la muerte de estrellas enormes, y probar si en verdad son como las predice la teoría de Einstein."

Visión diferente

Los científicos esperan que las ondas gravitacionales ofrezcan una visión por completo diferente del universo, y les permitan estudiar hechos que podrían estar ocultos a los tradicionales telescopios ópticos y radiotelescopios. Al analizar la detección más reciente, pudieron inferir que los hoyos negros en colisión eran 14 y ocho veces más grandes que el Sol, respectivamente.

Sheila Rowan, directora del Instituto de Investigación Gravitacional de la Universidad de Glasgow, quien también participó en el descubrimiento, expresó: “Sabemos por esta segunda detección que las propiedades medidas por Ligo nos permitirán comenzar a responder algunas preguntas claves mediante astronomía gravitacional.

“Podremos estudiar este fenómeno y entender mejor la historia cósmica, con el objetivo de llenar los ‘eslabones perdidos’ en nuestro conocimiento.”

Los hallazgos han sido aceptados para publicación en la revista Physical Review Letters.

El doctor Chad Hanna, de la Universidad Estatal de Pensilvania, en EU, quien codirigió el equipo de detección, señaló: “Ahora tenemos mucho más confianza en que las fusiones de dos hoyos negros son comunes en el universo cercano.

"Puesto que ya podemos detectar ondas gravitacionales, serán una fuente fenomenal de nueva información acerca de nuestra galaxia y un canal enteramente nuevo de descubrimientos sobre el universo."

La Colaboración Científica Ligo está integrada por más de mil científicos de 17 países, entre ellos investigadores de 17 universidades del Reino Unido. Cada instalación de Ligo cuenta con dos tubos, cada uno de 4 kilómetros de largo, dispuestos en forma de L. Se proyecta un haz láser por cada tubo para determinar con gran precisión la distancia entre espejos ubicados a cada extremo. Si una onda gravitacional está presente, alterará la distancia entre los espejos en una cantidad mínima.

El profesor Andreas Freise, de la Escuela de Física y Astronomía de la Universidad de Birmingham, cuyo equipo contribuyó a desarrollar instrumentos para Ligo, indicó: "Los detectores de Ligo Avanzado son una obra maestra de física experimental. Son los detectores de ondas gravitacionales más sensibles jamás construidos. Partimos de un concepto bien conocido, un interferómetro de luz, pero requería nuevas tecnologías que hemos desarrollado a lo largo de varias décadas para crear estos dispositivos de escucha extremadamente sensibles a las señales de gravedad del universo".

El doctor Ed Daw, del Departamento de Física y Astronomía de la Universidad de Sheffield, quien ha investigado las ondas gravitacionales con Ligo desde 1998, añadió: “La detección de la colisión de un par de hoyos negros fue asombrosa; la detección de una segunda es espectacular, porque apunta a que pasan muchas cosas de estas allá.

"Pero también plantea más preguntas: ¿qué formó estos hoyos negros? ¿Cuántos hay? ¿Podremos empezar a probar en verdad la relatividad general en detalle?"

Traducción: Jorge Anaya

La NASA descubre un 'cuasi-satélite' de la Tierra

Un pequeño asteroide ha sido descubierto en una órbita alrededor del Sol que lo mantiene como un constante compañero de la Tierra, y lo seguirá siendo por los siglos venideros.


Un pequeño asteroide ha sido descubierto en una órbita alrededor del Sol que lo mantiene como un constante compañero de la Tierra, y lo seguirá siendo por los siglos venideros.


A medida que orbita alrededor del Sol, este nuevo asteroide, denominado 2016 HO3, parece circular alrededor de la Tierra también. Está demasiado lejos para ser considerado un verdadero satélite de nuestro planeta, pero es el mejor y más estable ejemplo constante hasta la fecha de un compañero cercano a la Tierra, o "cuasi-satélite".

"Como 2016 HO3 realiza bucles alrededor de nuestro planeta, pero nunca se aventura muy lejos ya que ambos giran alrededor del Sol, nos referimos a él como un cuasi-satélite de la Tierra", dijo Paul Chodas, gerente del Centro de la NASA para objetos cercanos a la Tierra (NEO) en el Laboratorio de Propulsión a Chorro en Pasadena, California.

"Otro asteroide -2003 YN107-, siguió un patrón orbital similar durante más de 10 años, pero después se alejó de nuestra vecindad Este nuevo asteroide está mucho más bloqueado, y nuestros cálculos indican que 2016 HO3 ha sido un cuasi-satélite de la Tierra desde hace casi un siglo, y continuará siguiendo este patrón como compañero de la Tierra durante los próximos siglos".


En su viaje anual alrededor del Sol, el asteroide 2016 HO3 pasa alrededor de la mitad del tiempo más cerca del Sol que la Tierra al pasar por delante de nuestro planeta, y la otra mitad más lejos, al pasar por detrás. Su órbita se está inclinado un poco, haciendo que pase una vez cada año a través del plano orbital de la Tierra. En efecto, este pequeño asteroide se ve atrapado en un juego de 'salto de rana' con la Tierra que va a durar cientos de años.

La órbita del asteroide sufre un giro lento hacia atrás y hacia adelante a lo largo de varias décadas. "Los bucles del asteroide alrededor de la Tierra cambian la deriva un poco hacia delante o hacia atrás de año en año, pero cuando esa deriva es demasiado fuerte, la gravedad de la Tierra es lo suficientemente fuerte como para revertir la tendencia y saferrar al asteroide, de modo que nunca se distrae más lejos de unas 100 veces la distancia de la luna", dijo Chodas.

"El mismo efecto hace que nunca se acerque a menos de 38 veces la distancia de la luna. En efecto, este pequeño asteroide se ve atrapado en un pequeño baile con la Tierra".

El asteroide 2016 HO3 fue visto por primera vez el 27 de abril de 2016 por el telescopio Pan-STARRS 1 en Haleakala, Hawaii, operado por la Universidad de Hawaii y financiado por la Oficina de Coordinación de la Defensa Planetaria de la NASA. El tamaño de este objeto no ha sido aún firmemente establecido, pero es probable que oscile entre 40 y 100 metros de diámetro.