Confirman la existencia de las ondas gravitacionales

Después de varios meses de discusiones, este jueves los científicos del LIGO dan finalmente a conocer su veredicto sobre la existencia de las ondas gravitacionales, que estiran y comprimen el espacio-tiempo.


Se cumple la predicción más increíble de Einstein: las ondas gravitacionales existen. El propio Einstein dudaba sobre su existencia e incluso pensó en desmentir la idea en 1936.


El hallazgo confirma también la existencia de agujeros negros en el espacio.


Según los científicos del LIGO, se ha detectado por primera vez en la historia ondas en el espacio-tiempo producidas por la colisión de dos agujeros negros, uno 36 veces, y el otro 29 veces más grandes que el Sol, a una distancia de más de mil millones de años luz de la Tierra.


Antes del ‘choque’ los agujeros daban vueltas uno alrededor del otro a razón de 250 veces por segundo a una velocidad dos veces inferior a la de la luz. Su colisión se tradujo en ondas gravitacionales que crearon una enorme ‘tormenta’ en la que el flujo de tiempo se desaceleraba y luego se aceleraba para ralentizarse de nuevo después.


Esto fue ‘escuchado’ por el LIGO, explicó a ‘The New York Times’ el doctor Kip Thorne, del Instituto de Tecnología de California (Caltech).


Las ondas fueron detectadas por primera vez el 14 de septiembre de 2015 y desde entonces los investigadores estudian el hallazgo. “Las noticias que les estamos contando son fantásticas“, ha afirmado la portavoz del LIGO, Gabriela González.
El estudio científico al respecto será publicado por la revista ‘Physical Review Letters‘.


Es que las ondas gravitacionales se crearon a raíz del Big Bang, hace alrededor de 13.800 millones de años. Al parecer, todavía las sentimos, aunque son mínimas.


Los primeros rumores de que los científicos del Observatorio de Interferometría Láser de Ondas gravitacionales (LIGO por sus siglas en inglés) pudieron haber detectado ondas gravitacionales, por primera vez después de que estas fueran predichas por Albert Einstein, surgieron en septiembre de 2015. Esta misma semana el LIGO anunciaba que se pronunciaría este 11 de febrero a las 15:30 GMT.


Los físicos del Instituto de Tecnología de California (Caltech), del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), de la Colaboración Científica de LIGO (LSC) y otros se han reunido este jueves en la Fundación Nacional para la Ciencia para informar a los medios sobre el hallazgo.


100 años de búsqueda


En 1916 Albert Einstein hizo pública su Teoría General de la Relatividad, en la que predijo la ondulación que comprime y estira el espacio-tiempo, generada por eventos tan extremos como explosiones de estrellas o choques de agujeros negros.
Desde entonces los científicos se devanaron los sesos buscándolas. Su ansiedad se manifestó en varias ocasiones, la última en marzo de 2014, cuando varios especialistas habían anunciado su detección, pero se trató de falsas alarmas.
¿Qué genera estas ondas?


Las ondas gravitacionales se asemejan al efecto que se produce en una cama elástica cuando algo cae sobre ella. Cuanto más grande es el objeto, más ondulación producen. Por ejemplo, en nuestro sistema solar las ondas gravitacionales más fuertes son aquellas que se deben a los movimientos del Sol y Jupíter.


En teoría la perturbación gravitacional es producida por materia que se mueve con aceleración variable. Las ondas más fuertes deben ser producidas o por colisión de dos objetos gigantes con aceleraciones pequeñas, como dos galaxias, o por dos objetos de menor masa pero con aceleración enorme, como la fusión de estrellas de neutrones.


Las ondas más fuertes son producidas o por la colisión de dos objetos gigantes con aceleraciones pequeñas (como en el caso de dos galaxias) o por dos objetos de menor masa pero con una enorme aceleración, como cuando se produce la fusión de estrellas de neutrones.


Por ejemplo, desde un punto de vista teórico, la colisión de dos agujeros negros causaría una onda masiva, lo que justamente fue detectado por el LIGO.


Pero no hay que engañarse: como la gravitación de por sí es la fuerza más débil (en comparación con otras tres interacciones fundamentales como la interacción nuclear fuerte, la interacción nuclear débil y la interacción electromagnética), las ondas gravitacionales lo son tanto que al alcanzar la Tierra pueden tener el tamaño de una milmillonésima del diámetro de un átomo.


¿Qué es LIGO?


Una de las formas de ‘cazar’ las ondas es midiendo los estiramientos en el espacio-tiempo. Para lograrlo, los científicos estadounidenses utilizan un enorme sistema, el Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales (LIGO), cuyo objetivo es detectar pequeñas vibraciones causadas por el paso de las ondas gravitacionales.


Después de haber trabajado varios años en vano, el LIGO reanudó sus estudios en septiembre del año pasado equipado con tecnologías de punta. Ahora el LIGO alcanza un máximo de 225 millones de años luz de distancia y es tan sensible que atrapa desplazamientos 10.000 veces menores que el diámetro de un protón.


El 14 de septiembre a las 10.51 GMT. en el LIGO se produjo la primera detección de las ondas gravitacionales de la historia.


¿Y ahora?


El descubrimiento puede abrir una nueva etapa en el estudio del universo, ya que, a diferencia de la luz, las ondas gravitacionales pueden penetrar en objetos gigantes y misteriosos como los agujeros negros. Es decir, el hallazgo de esta ondas puede abrir el camino a otros aún más sorprendentes e incluso podría darnos la respuesta sobre los orígenes del universo.


Este descubrimiento constituirá a partir de ahora una ayuda en la investigación del universo merced a la asistencia de este nuevo instrumento, ha afirmado este jueves uno de los participantes de este proyecto, Mijaíl Gorodetski, jefe del departamento de Coherencia Microóptica y Radiofotónica del Centro ruso de Cuántica, recoge la agencia TASS.
“Estamos ante una nueva era, la era de las ondas gravitacionales en la astronomía, algo equiparable a la llegada de los telescopios y la radioastronomía“, aseguró Gorodetski.


“Es un descubrimiento que por primera vez confirma y ahonda en la Teoría de la Relatividad General de Einstein, al abrir nuevos horizontes para la creación de nuevas teorías sobre la realidad cuántica y, posiblemente, nuevas sobre la gran unificación, que describe todos los tipos de interacción física en términos y ecuaciones únicas”, ha explicado el investigador ruso.

Científicos europeos lanzan un prototipo de vivienda espacial

Es una especie de cápsula plegable, con dos camas, aseos y un sistema de reciclado de aire y agua. Los científicos europeos presentaron esta semana un prototipo de vivienda espacial, como las que podrían instalarse en el futuro en Marte o en la Luna.
El SHEE, acrónimo en inglés de hábitat autodesplegable para entornos extremos, es como una casa prefabricada de 5.5 toneladas, capaz de viajar en una lanzadera espacial para desplegarse en unos minutos nada más tocar suelo en otro planeta.
Puede albergar, en 17 a 18 metros cuadrados y 50 metros cúbicos a dos astronautas completamente autónomos durante dos semanas, explicaron sus diseñadores, que viajaron a Estrasburgo (este de Francia) para presentar su creación.


Este proyecto costó 2.1 millones de dólares, que fueron financiados en 75 por ciento por la Unión Europea (UE).
El prototipo no está pensado para instalarlo en Marte: ni sus paredes de fibra de vidrio y resina ni su impermeabilidad se ajustan a las normas de un viaje interplanetario. Tampoco está equipado con una esclusa de entrada y salida para las escafandras, algo indispensable para Marte, explica Jérémi Gancet, experto en robótica, quien trabajó en este proyecto para la compañía belga Space Applications Services.


Como consecuencia, por ahora se aspira a probar el SHEE en la Tierra, en entornos aislados y hostiles, afirma Virginie Taillebot, ingeniera de Comex, empresa francesa especializada en tecnología submarina. Su trabajo consistió en contribuir en la regulación del agua, de la temperatura y de la atmósfera.


A prueba en España


La cápsula puede resultar útil, según Taillebot, en, por ejemplo, zonas golpeadas por desastres naturales, hasta las que puede transportarse por helicóptero.


Pero por encima de todo, lo que los diseñadores tienen en mente es el espacio.


En pocos meses el prototipo se instalará varias semanas en la zona de río Tinto, en Huelva, en el sur de España, para simular una experiencia en Marte.


Los creadores del SHEE confían además en que la Agencia Espacial Europea lo use para misiones de entrenamiento de sus astronautas.


Por su lado, la NASA investiga sobre módulos habitables, con la perspectiva de misiones a la Luna o a Marte, programadas para 2030. Proyectos complementarios, más que rivales, según Gancet, ingeniero belga que esboza las eventuales condiciones para una aplicación espacial.


Habría que instalar –explica– varios módulos SHEE, conectados, para formar una especie de aldea en el planeta rojo, en el que los astronautas pasarían por lo menos unos meses. Habría que reflexionar sobre cómo colocar, a su lado, depósitos de agua y de comida, así como de energía suficientes para cubrir sus necesidades.

Las diez mayores sorpresas (hasta ahora) de Plutón

Mientras la nave no tripulada New Horizons se aleja de Plutón en busca de su próximo objetivo, un objeto celeste del cinturón de Kuiper situado casi 1.600 millones de kilómetros más lejos del Sol que el planeta enano, sigue mandando los datos que acumuló cuando lo "rozó" en julio pasado. Esto explica que Alan Stern, director científico de esta misión de la NASA, se guarde las espaldas cuando enumera las diez cosas más sorprendentes que se han descubierto hasta ahora en Plutón, ya que la nave continuará suministrando datos e imágenes durante 10 meses más y puede haber muchas sorpresas todavía.

Una de las cosas que más le sorprenden a Stern es que no se hayan descubierto más lunas de Plutón que las ya conocidas, lo que, por otra parte, deja en muy buen lugar a los que encontraron cuatro pequeñas nuevas lunas mediante el telescopio espacial Hubble antes del paso de New Horizons. Estas se añadieron a la luna Caronte, mucho mayor y ya conocida.


Otra cosa sorprendente, explica Stern en la revista Sky&Telescope, es que Plutón haya resultado tener un diámetro mayor que Eris, el otro planeta enano, aunque por muy poco. Plutón mide 2.374 kilómetros, con un error de 6 kilómetros, mientras que Eris, aunque es mucho más masivo que Plutón, mide 2.326 kilómetros, con un error de 12 kilómetros. El descubrimiento de Eris en 2005 fue la razón principal de que Plutón dejase de ser planeta en 2006, y no se pudo medir con exactitud hasta 2010, cuando pasó por delante de una estrella. "Plutón es el claro rey del cinturón de Kuiper", comenta Stern.

La orografía de Plutón ha brindado otras dos sorpresas. Por un lado, la gran cantidad y altitud de las montañas encontradas, de hasta 4 kilómetros de altura, y por otro, los indicios de que existen dunas en la superficie, algo inesperado porque la atmósfera de Plutón es muy poco densa en la actualidad, aunque pudo serlo mucho más en el pasado.

La atmósfera es el escenario de otro de los grandes descubrimientos. Existen neblinas atmosféricas producidas por partículas similares al hollín que son capaces de producir un cielo azul al salir y al ponerse el Sol, debido al mismo proceso que tiene lugar en la Tierra y que los propios científicos de New Horizons habían descartado para Plutón.

La gran variedad y complejidad del planeta enano en su conjunto ha sorprendido también a los científicos, que ya sabían que se producen cambios, pero no creían que fueran tantos. Para Stern, en vez de ver otro Tritón (el satélite de Neptuno que observó en 1989 la Voyager 2) está emergiendo otro Marte. En cuanto a la actividad, por un lado no se han encontrado géiseres, que sí se dan en Tritón, pero se ha fotografiado una planicie de hielo de 1.000 kilómetros de anchura en la que no se ven cráteres de impacto, lo que indica que se formó hace poco tiempo en la escala geológica y, por tanto, que Plutón sigue teniendo actividad geológica. Finalmente, están los inesperados glaciares, el flujo de hielo de nitrógeno desde un terreno escarpado a una planicie que se ve en algunas áreas en las imágenes.


Una sorpresa muy bienvenida fue la enorme formación geológica en forma de corazón que se pudo discernir cuando la nave estaba todavía a más de 100 millones de kilómetros de distancia. La imagen se convirtió en la mejor embajadora de la misión y la hizo mucho más popular de lo que nadie esperaba.

En cuanto a Caronte, la luna de Plutón que es casi tan grande como este, se ha descubierto en ella una gran e inesperada variedad de rasgos geológicos que indican una compleja historia. Algunos de estos rasgos, como la gran mancha de color marrón en el polo norte, no tienen todavía explicación.

Cuando efectuó el 29 de octubre la última maniobra, hasta ahora, para dirigirse hacia el nuevo objetivo New Horizons navegaba a más de 51.000 kilómetros por hora, estaba a 127 millones de kilómetros de Plutón y a 5.100 millones de kilómetros de la Tierra. Le quedaban 1.450 millones de kilómetros que recorrer hasta alcanzar en 2016 el objeto MU69, que fue descubierto hace solo un año, y todo funcionaba perfectamente. Quizás este perfecto funcionamiento de una nave fabricada en la Tierra y que lleva casi 10 años surcando el espacio en condiciones tan duras pueda considerarse la mayor sorpresa de todas, y se debe a los ingenieros y técnicos que la diseñaron y construyeron.

Jueves, 29 Octubre 2015 05:32

Hallan oxígeno molecular en cometa 67P

Hallan oxígeno molecular en cometa 67P

La sonda espacial Rosetta descubrió la existencia de oxígeno molecular (O2) entre los gases que rodean al cometa 67P, hallazgo importante para comprender el origen del sistema solar, según un estudio que publicó este miércoles la revista Nature.


Se trata de la primera observación de oxígeno en la coma (cabellera) de un cometa, compuesta principalmente de vapor de agua, monóxido y dióxido de carbono.


Fue muy sorprendente, afirmó André Bieler, investigador de la Universidad de Michigan y autor del estudio. No esperábamos para nada hallar oxígeno. A pesar de que ya había sido detectado en otros cuerpos celestes que contienen hielo –como por ejemplo las lunas de Júpiter y Saturno–, hasta el momento se desconocía la presencia de oxígeno en un cometa, aunque ahora se presume que puede ser algo común.


Espectrómetro de masa


Fue detectada por el espectrómetro de masa de la sonda europea Rosetta, que acompaña al cometa 67P/ Churiumov-Guerasimenko en su periplo alrededor del sol.


Las medidas efectuadas revelan una cantidad de O2 de 3.8 por ciento en relación con la cantidad de agua (H2O) presente. El análisis de esa proporción pone de manifiesto que el oxígeno y el agua presentes en el cometa tienen el mismo origen.
Ello sugiere que el O2, presente en la nube molecular de donde proviene el sistema solar, se habría incorporado al núcleo del cometa durante la formación del cuerpo celeste.


Pensamos que se trata de oxígeno primordial, es decir, proveniente de aquella nube molecular original, indicó Bieler.


Según el astrónomo, eso parece indicar que mucha de la materia procedente de la nube molecular ha sobrevivido sin cambios a la posterior formación del sistema solar hace 5 mil millones de años.

Propone la Agencia Espacial Europea construir una aldea lunar

La Agencia Espacial Europea (ESA) propuso construir una audaz aldea lunar internacional, que podría ser edificada por robots y permitiría el regreso del hombre al satélite tras décadas de ausencia.


El nuevo director general de la ESA, Johann-Dietrich Woerner, defendió su idea de Moon Village (aldea lunar) ante la comunidad espacial reunida en el 66 Congreso Internacional de Astronáutica, organizado en Jerusalén la semana pasada. El proyecto ya había sido mencionado por Woerner en una entrevista con la BBC, poco después de asumir funciones, en julio.
La idea está sobre la mesa, declaró Franco Bonacina, portavoz del director general de la ESA. Pero todavía no existe un documento que describa el programa.


La expresión aldea lunar no quiere decir que se vaya a construir en la Luna un pueblo con escuelas, iglesias y casas, aclaró. Es un concepto que prevé una participación internacional para realizar misiones diversas y variadas en la Luna, tal vez en el lado oscuro. Las instalaciones no tienen por qué estar concentradas en un solo lugar.


Woerner, ex jefe de la Agencia Espacial Alemana, parte de que la aventura de la Estación Espacial Internacional (EEI), lanzada en 1988, debería normalmente concluir hacia 2024.


Hay que pensar en lo que queremos hacer después. De allí la idea de incitar a la comunidad internacional a realizar algo juntos sobre la Luna, explicó Bonacina. Se trata de reunir y federar ideas en torno al satélite de la Tierra, que todavía tiene mucho que enseñarnos.


El director general de la ESA, para quien el espacio carece de fronteras, quiere que todos participen en esta aldea lunar, señaló Bonacina. China, que no participa en la Estación Espacial Internacional pero conduce un ambicioso programa lunar, podría ser bienvenida.


El programa estadunidense Apolo permitió al hombre dar su primer paso en la Luna el 21 de julio de 1969. Sin embargo, desde diciembre de 1972 ningún ser humano volvió a pisar el satélite.


Por el contrario, desde los años 90, varias sondas fueron enviadas alrededor de la Luna, entre ellas la europea SMART1 en 2003.


Bernard Foing, investigador principal de la misión SMART1 y director del grupo internacional para la exploración lunar, describe lo que podría ser la aldea.


Habrá una etapa de aldea robótica. Luego una de estación habitada. Y ello también nos permitirá preparar expediciones aún más lejanas, explicó.


Es un plan progresivo que comienza con misiones orbitales. Un jalón importante será la misión estadunidense Orión, en la que colabora la ESA, agregó.


Para el horizonte 2021/2023, la cápsula transportará a cuatro astronautas en órbita alrededor de la Luna.
Con Orión, la NASA aspira sobre todo a una misión habitada a Marte.


La ESA colabora además con la misión rusa Luna 27, prevista para 2020. La misma prevé el envío de un alunizador que exploraría las regiones polares del satélite, donde hay depósitos de hielo.


En el polo sur hemos localizado lugares que contienen hielo en el subsuelo cercano, que están bastante bien iluminados y ofrecen una buena posibilidad de comunicación, precisó Foing. Todos elementos necesarios para instalar una base habitada.

Con mapa de 30 millones de galaxias buscan entender la energía oscura

Durante milenios el ser humano se ha empeñado en comprender los eventos que se expresan fuera del planeta. Sin embargo, hasta ahora se puede explicar sólo una pequeña parte del universo (que tiene alrededor de 13 mil 700 millones de años), ya que los científicos no han indagado sobre las propiedades de la energía y la materia oscuras, que constituyen 96 por ciento del cosmos.

Por ello, investigadores de varios países, entre ellos México, participan en el proyecto Dark Energy Spectroscopic Instrument (DESI), con el cual se pretende mapear 30 millones de galaxias con cinco mil fibras ópticas y con ello acercarse al entendimiento de la materia y la energía oscuras.


En conferencia de prensa, realizada en el Instituto de Física (IF) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se informó que las observaciones comenzarán en 2019 y se efectuarán con el telescopio Mayall del Observatorio Nacional de Kitt Peak en Arizona, que tiene cuatro metros de diámetro y está equipado con espectrógrafos que ayudarán a detectar la dinámica de la energía oscura mediante el cálculo de la distancia y ubicación de las galaxias, explicó Axel de la Macorra, investigador del IF y líder del grupo mexicano.


En el proyecto participan 150 científicos de Estados Unidos, Inglaterra, Francia, España y México (con ocho investigadores) y pretende determinar dónde y cómo se empezaron a formar estructuras, cuásares y galaxias, así como crear un mapa tridimensional del universo.


El equipo mexicano está integrado por De la Macorra y Mariana Vargas, del IF; Miguel Alcubierre y Octavio Valenzuela, de los institutos de Ciencias Nucleares y de Astronomía de la UNAM, respectivamente; Jorge Cervantes, del Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares; Tonatiuh Matos, del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados, y por Gustavo Niz y Luis Ureña, de la Universidad de Guanajuato campus León.


De la Macorra explicó que las observaciones tendrán sus primeros resultados 10 años después de iniciadas y gracias a la tecnología del telescopio, que en cada una de sus cinco mil fibras ópticas tiene una cámara para fotografiar cinco mil objetos cósmicos, segundo a segundo, gracias a lo cual se podrá obtener una descripción de la distribución y los movimientos de las galaxias y comprobar las propiedades de la materia y energía oscuras, no detectables a simple vista, pero percibidas por sus efectos gravitacionales.


Hoy tenemos un mapa inexacto del universo, similar al de la Tierra en el siglo XVI, por lo que queremos generar uno de alta calidad, tanto en la posición como en la velocidad de millones de galaxias. Con el DESI crearemos uno tridimensional más grande, a distancias y tiempos lejanos nunca medidos, con enorme precisión.


Por su parte, Jorge Cervantes explicó que el estudio intentará comprobar la validez de la relatividad general planteada por el reconocido físico Albert Einstein a escala astronómica, algo nunca hecho a esa magnitud.


En 1998, los científicos determinaron que el universo se expande cada vez más rápido, es decir, presenta una aceleración no explicable a partir del comportamiento de protones, neutrones, electrones y fotones. Al respecto, han surgido teorías que postulan la existencia de energía oscura, 68 por ciento, que explicarían la aceleración referida, y de materia oscura, que representa 28; el porcentaje restante corresponde a los protones, neutrones y electrones de las partículas de las que estamos hechos.


Con esta investigación se pretende determinar la dinámica del cosmos a través de las galaxias, del mismo modo en que, por ejemplo, es posible determinar la velocidad del viento en el cielo (que a diferentes alturas puede ser distinta) por medio del movimiento de las nubes.


Para De la Macorra hay dos vertientes sobre las hipótesis de esta investigación. La primera asevera que la oscura es una energía con presión negativa, que bien podría ser una constante cosmológica, pero aún hay que explicar su origen y por qué domina al universo justo ahora. La segunda afirma que la teoría de la relatividad podría tener modificaciones.


En el proyecto DESI podremos determinar si hay desviaciones de la propuesta de Einstein a escalas nunca medidas, remarcó.


Independientemente de qué teoría prevalezca, obtendremos información como nunca. Además, al observar y crear un mapa tridimensional de las galaxias podremos conocer la distribución de la materia oscura y, por tanto, lograremos ver las entrañas del universo.

China tiene un telescopio en la Luna desde hace dos años


Investigadores chinos han revelado que disponen de un telescopio robótico en la Luna, el primero de su tipo, que ha estado funcionando sin problemas desde que aterrizó en 2013.


Investigadores chinos han revelado que disponen de un telescopio robótico en la Luna, el primero de su tipo, que ha estado funcionando sin problemas desde que aterrizó en 2013.

El telescopio de 15 centímetros está montado en el módulo de aterrizaje Chang'e 3, que aterrizó en la superficie lunar en diciembre de 2013. Chang'e 3 transportó también el rover Yutu, que luchó varias veces por sobrevivir a la noche lunar y dejó de trabajar en marzo de este año, pero el módulo de aterrizaje sigue operativo.

El telescopio es sensible a la luz ultravioleta, por lo que es especialmente adecuado para las observaciones que no son posibles en la Tierra.
"No hay atmósfera en la Luna, por lo que a diferencia de la Tierra, la luz ultravioleta de los objetos celestes se puede detectar en la Luna", dice Wang Jing de los Observatorios Astronómicos Nacionales en Pekín, China, que está a cargo del telescopio. Como la luna gira 27 veces más lentamente que la Tierra, el telescopio puede permanecer fijo en la misma estrella una docena de días sin interrupción, informa New Scientist.

En un artículo publicado esta semana en arxiv.org, Wang y sus colegas detallan los primeros 18 meses de operación del telescopio, que ha estado observando durante 2.000 horas y vigilado 40 estrellas. El equipo también capturó una imagen de la galaxia del molinillo de viento.

Los astronautas de la misión Apolo 16 operaron un telescopio ultravioleta de accionamiento manual, que se utilizó para tomar fotografías de la Tierra, las estrellas y la Gran Nube de Magallanes. Pero el telescopio chino es el primero en ser operado por control remoto desde la Tierra.

Eso es un reto, porque la Luna es un ambiente hostil, lleno de polvo lunar y abrasivos que pueden entrar en el equipo y destruir la electrónica. Para contrarrestar esto, el telescopio se guarda dentro de Chang'e 3 durante el amanecer y el atardecer en la luna, cuando se cree que el riesgo con el polvo es mayor, y ha sobrevivido mucho más tiempo de su vida esperada de un año. Wang dice que el telescopio sigue funcionando, y el equipo está a la espera de la decisión de continuar su misión más allá del final de este año.

Encuentran agua líquida en Marte, confirma la NASA

Científicos hallaron agua líquida en Marte, informó este lunes la agencia espacial estadunidense NASA.


Marte no es el planeta seco y árido que pensábamos en el pasado, reveló Jim Green, director de ciencias planetarias de la agencia espacial, en una conferencia de prensa.


Bajo ciertas circunstancias, se ha hallado agua líquida en Marte, añadió.


Desde hace tiempo, los científicos han supuesto que, en algún momento de su historia, el planeta rojo contenía agua, que al fluir formaba valles y cañones.


Pero se cree que estas condiciones se modificaron hace 3 mil millones de años debido a un importante cambio climático, explicó Green. "Hoy, estamos revolucionando lo que creíamos sobre este planeta.


Nuestras sondas están descubriendo que hay mucha más humedad en el aire (de lo que se suponía), añadió.
Probablemente se podría encontrar hoy agua en Marte: así lo apuntan los nuevos datos enviados por la sonda espacial Orbitador de Reconocimiento de Marte (MRO), de la agencia espacial estadunidense NASA, que analizó el equipo de investigadores que dirige Lujendra Ojha y cuyas conclusiones se publicaron la revista Nature Geoscience.


En el verano de Marte se puede encontrar agua salada que corre por algunas pendientes, según señaló el equipo de Ojha, que trabaja en el Instituto de Tecnología de Georgia.


Estos datos son hasta la fecha la mejor prueba de que en la actualidad, al menos durante algunas épocas, hay agua en estado líquido en el planeta rojo. Esto justifica una investigación astrobiológica más profunda de las pendientes afectadas, subrayaron los científicos.


El agua en estado líquido es de vital importancia para la vida, tal como el ser humano la conoce. En Marte ya se han encontrado diferentes reservas de ese elemento e indicios de que lo había en el pasado.


Sin embargo, hasta la fecha no se había detectado agua líquida de forma directa.


Su descubrimiento tiene importancia, sobre todo para la búsqueda de formas de vida pasadas o todavía existentes en el planeta rojo. Si en las pendientes observadas realmente fluye la salmuera líquida durante un tiempo, entonces podrían darse condiciones de humedad temporales en el suelo de Marte. Pero al parecer la actividad en la salmuera es muy pequeña como para que se desarrollen microorganismos tal como los conoce el ser humano.


Los científicos del equipo de Ojha investigaron las corrientes que se forman regularmente en verano en algunas pendientes escarpadas de Marte.


Estas corrientes, de pocos metros, suelen aparecer cuando las temperaturas en las pendientes alcanzan los 20 grados Celsius y se presentan con regularidad cuando superan los 0 grados.


Desde su descubrimiento, los investigadores especulan que pueden proceder del agua líquida tras superar el punto de congelación o de evaporación de sales.


Ese agua podría ser del deshielo y proceder del hielo que se cree que existe bajo el suelo de Marte o estar ligada a la sal del ligero aire de Marte.


La presencia de agua o sales no se había detectado en las mediciones realizadas con anterioridad.


El instrumental empleado hasta la fecha por la sonda,para investigar la composición química del suelo de Marte no era suficientemente preciso. Pero los científicos idearon un nuevo proceso para analizar los pixeles que capta el espectrómetro.
Se ha podido mostrar en pixeles seleccionados cuidadosamente, y que en gran parte contenían las corrientes, el rastro de la típica sal hidratada. Los investigadores detectaron esas corrientes en cuatro sitios de Marte.


En abril pasado, otros investigadores revelaron que la parte superior de suelo marciano, se formaba en la noche una salmuera. Con ayuda del robot Curiosity identificaron la sustancia como perclorato, que en las condiciones adecuadas absorbe la humedad del aire y forma la salmuera, que se evaporaba por la mañana. Para la existencia de vida es poca agua y, además, demasiado fría, apuntaron los científicos en Nature Geoscience.

"La raza humana tendrá que salir de la Tierra si quiere sobrevivir"

El reconocido físico británico vista Tenerife para presentar el festival Starmus y reflexiona sobre el origen del universo, la importancia de la ciencia y su enfermedad en una entrevista exclusiva con EL PAÍS

"Merry Christmas". La emblemática voz metálica del científico más famoso del planeta suena en medio del paseo marítimo de la playa del Camisón, en Tenerife, provocando las carcajadas de los turistas que se arremolinan a su alrededor, susurrándose unos a otros: "Es Stephen Hawking", a medida que se los iba cruzando por el camino. "Es una broma que suele hacer para que la gente se ría", explica una de las responsables del equipo que le sigue a todas partes. Hawking (Oxford, 1942) se encuentra en la isla canaria para presentar la tercera edición del festival científico Starmus, que se celebra cada dos años y que en su edición de 2016 reunirá a una docena de premios Nobel entre otras figuras reconocidas de la ciencia, la divulgación y la exploración espacial.

El físico, recientemente retratado en la oscarizada película sobre su vida La teoría del todo, escribe gracias a un sensor en la mejilla, donde está uno de los pocos músculos que aún puede mover debido a la enfermedad neurodegenerativa que padece. A pesar de contar con varios programas informáticos que le ayudan a agilizar el proceso de escritura, en ocasiones, dicen sus acompañantes, puede tardar dos horas en contestar una simple pregunta. Eso sí, tiene un botón especial para hacer chistes con un solo click.

En la calle, una mujer en bañador le grita "¡gracias por tu sentido del humor, Stephen!", prueba del carisma del científico, que ha calado en el imaginario colectivo global mucho más allá de los aficionados a la ciencia. Siete personas acompañan al físico en este viaje, entre asistentes, médicos y personal de su confianza, siempre pendientes de su frágil salud de hierro, que le ha mantenido vivo hasta los 73 años "contra todo pronóstico". Así lo explica en esta entrevista exclusiva con EL PAÍS, que ha tenido ocasión de pasar un día junto a él y al organizador de Starmus, el físico Garik Israelian. Hawking nos habla de la necesidad de conquistar el espacio para sobrevivir como especie, del peligro que supone el desarrollo de la inteligencia artificial o del futuro que les espera a los jóvenes científicos de España.


Pregunta. Tiene una agenda vertiginosa de viajes, conferencias, entrevistas, festivales... casi como una estrella de rock. ¿Por qué lo hace?


Respuesta. Siento el deber de informar a la gente sobre la ciencia.

P. ¿Hay algo que le gustaría hacer en la vida y que aún no ha hecho?

R. Viajar al espacio con Virgin Galactic.

P. Uno de sus últimos libros se centra en la teoría del todo, que uniría la relatividad y la física cuántica. ¿Sobre qué tratará el siguiente?

R. Puede que mi nuevo libro trate sobre mi supervivencia, en contra de todo pronóstico.

P. España, al igual que otros muchos países, ha visto cómo se recorta el presupuesto para la ciencia, y muchos científicos jóvenes han tenido que emigrar para encontrar trabajo. ¿Qué le diría a un joven español que esté planteándose ser científico?

R. Que se vaya a Estados Unidos. Allí valoran la ciencia porque se amortiza con tecnología.

P. Recientemente puso en marcha una iniciativa muy ambiciosa para buscar vida inteligente en nuestra galaxia. Sin embargo, hace unos años dijo que sería mejor no establecer contacto con civilizaciones extraterrestres, porque podrían llegar a exterminarnos. ¿Ha cambiado de opinión?

R. Si los extraterrestres nos visitaran, el resultado se parecería mucho a lo ocurrido cuando Colón desembarcó en América: a los nativos americanos no les fue bien. Estos extraterrestres avanzados podrían convertirse en nómadas, e intentar conquistar y colonizar todos los planetas a los que pudiesen llegar. Para mi cerebro matemático, de números puros, pensar en vida extraterrestre es algo del todo racional. El verdadero desafío es descubrir cómo podrían ser esos extraterrestres.

P. Hace poco dijo que la información puede sobrevivir a un agujero negro. ¿Qué significa eso para el ciudadano medio?

R. Caer en un agujero negro es como precipitarse por las cataratas del Niágara con una canoa: si remas lo suficientemente rápido, puedes escaparte. Los agujeros negros son la máquina de reciclaje definitiva: lo que sale es lo mismo que entró, pero procesado.


P. En el año 2015 la teoría de la relatividad general cumplirá cien años. ¿Qué le diría a Albert Einstein si pudiese hablar con él, y qué espera de esa ciencia en los próximos cien años?


R. Einstein escribió un artículo en 1939 en el que afirmaba que la materia no podía comprimirse más allá de un cierto punto, descartando la posibilidad de que existiesen agujeros negros.


P. ¿Por qué cree que deberíamos temer la inteligencia artificial? ¿Es inevitable que los humanos creen robots capaces de matar?


R. Los ordenadores superarán a los humanos gracias a la inteligencia artificial en algún momento de los próximos cien años. Cuando eso ocurra, tenemos que asegurarnos de que los objetivos de los ordenadores coincidan con los nuestros.


P. ¿Cuál cree que será nuestro destino como especie?


R. Creo que la supervivencia de la raza humana dependerá de su capacidad para encontrar nuevos hogares en otros lugares del universo, pues el riesgo de que un desastre destruya la Tierra es cada vez mayor. Así las cosas, me gustaría despertar el interés del público por los vuelos espaciales. He aprendido a no mirar demasiado adelante, a concentrarme en el presente. Aún hay muchas más cosas que quiero hacer.


P. ¿Qué le diría al presidente del Gobierno español, que ha aprobado grandes recortes a la ciencia en los últimos años?


R. Los españoles tienen mucho interés en la ciencia y en la cosmología. Han sido grandes lectores de mi libro Breve historia del tiempo. Es importante que todos tengamos buenos conocimientos de ciencia y tecnología. La ciencia y la tecnología están cambiando drásticamente nuestro mundo, y es fundamental asegurarse de que esos cambios se producen en las direcciones correctas. En una sociedad democrática, eso significa que todos tenemos que tener unos conocimientos elementales sobre ciencia, de manera que podamos tomar nuestras propias decisiones con conocimiento de causa y no dejarlas en manos de expertos.


Los ordenadores superarán a los humanos en los próximos cien años. Cuando eso ocurra, tenemos que asegurarnos de que sus objetivos coincidan con los nuestros"


Por supuesto, hay que simplificar. La mayoría de la gente no tiene tiempo para dominar los detalles puramente matemáticos de la física teórica. Pero creo que todo el mundo puede, y debe, tener una idea general de cómo funciona el universo y de nuestro lugar en él. Esto es lo que he intentado transmitir en mis libros y en mis conferencias.

P. ¿Cree que se puede ser un buen científico y creer en Dios?

R. Utilizo la palabra "Dios" en un sentido impersonal, igual que hacía Einstein, para referirme a las leyes de la naturaleza.

P. Usted ha dicho que no hace falta Dios para explicar el Universo tal como es. ¿Piensa que algún día los seres humanos abandonarán la religión y a Dios?

R. Las leyes de la ciencia bastan para explicar el origen del Universo. No es necesario invocar a Dios.

P. Muchas personas tienen que usar silla de ruedas a causa de enfermedades como la esclerosis lateral amiotrófica y muchas otras. A menudo se enfrentan a numerosas dificultades para llevar una vida normal. Por ejemplo, no pueden viajar en avión en sus propias sillas de ruedas [Hawking suele viajar en barco]. Puesto que usted mismo ha experimentado esas dificultades, ¿tiene algún mensaje para ellas sobre la vida y cómo vivirla?

R. A pesar de que he tenido la desgracia de sufrir una enfermedad de la neurona motora, he sido muy afortunado en prácticamente todo lo demás. Tuve la suerte de trabajar en física teórica, uno de los pocos campos en los que la discapacidad no era un obstáculo serio, y de que me tocase el gordo con la popularidad de mis libros. Mi consejo para otras personas con discapacidades sería que se concentrasen en cosas que su minusvalía no les impida hacer bien, y que no se lamenten por aquellas con las que interfiere.
Todo está en la mente. Tengo que admitir que, cuando no sigo el hilo de una conversación, suelo sumirme en reflexiones sobre física y agujeros negros. De hecho, en cierto modo mi discapacidad ha sido una ayuda. Me ha liberado de dar clases o participar en aburridos comités, y me ha dado más tiempo para pensar e investigar.

P. Muchos científicos de talla mundial, entre ellos 12 premios Nobel, participarán en Starmus 3 para mostrarle sus respetos. Va a ser un acontecimiento histórico. ¿Hay algo especial que quiera ver en Starmus 3?

R. Starmus 3 no trata solo de agujeros negros, campo en el que he realizado un trabajo importante, sino que también abarca la música y el arte. Starmus 3 es el lugar donde la ciencia seria se encuentra con un público más amplio; donde se celebran el pensamiento intelectual, los matices y la complejidad; donde se explora la forma en que trabajan los científicos y donde se fraguan nuevas ideas.

La luna Encelado de Saturno esconde un océano global de agua líquida

Investigadores de la misión Cassini de la NASA encontraron que el ligero bamboleo de la luna a medida que orbita, solamente puede explicarse si la capa de hielo exterior es sólida pero líquida en su interior.


Un océano global se encuentra debajo de la corteza helada de la luna geológicamente activa Encelado de Saturno, según un nuevo estudio con datos de la misión Cassini de la NASA. Los investigadores encontraron que el ligero bamboleo de la luna a medida que orbita Saturno, solamente puede explicarse si la capa de hielo exterior es sólida pero líquida en su interior, lo que significa que un océano global debe estar presente.

El hallazgo implica que la pulverización fina de vapor de agua, partículas de hielo y moléculas orgánicas simples, que Cassini ha observado procedente de las fracturas cerca del polo sur de la luna está siendo alimentado por este inmenso reservorio de agua líquida. La investigación se presenta en un artículo publicado en línea esta en la revista Icarus.

Análisis previos de los datos de Cassini sugerían la presencia de un cuerpo en forma de lente de agua, o mar, que subyace en la región polar sur de la luna. Sin embargo, datos de gravedad recogidos durante varios pases cerca de la nave espacial sobre la región polar apoyaron la posibilidad de que el mar podría ser global. Los nuevos resultados -usando una línea independiente de la evidencia a partir de imágenes de la Cassini- confirman que este es el caso.

"Este fue un problema difícil que requiere años de observaciones y cálculos con una variada colección de disciplinas, pero confiamos en que finalmente conseguimos hacerlo bien", dijo en un comunicado de la NASA Peter Thomas, miembro del equipo de imágenes de Cassini en la Universidad de Cornell, Ithaca, Nueva York, y autor principal del artículo.

Los científicos de Cassini analizaron más de siete años de imágenes de Encelado tomadas por la nave espacial, que ha estado orbitando Saturno desde mediados de 2004. Observaron cuidadosamente las posiciones de características particulares de Encelado, en su mayoría cráteres, con el fin de medir los cambios en la rotación de la luna con una precisión extrema.

Como resultado, se encontró que Encelado tiene un pequeño, pero medible bamboleo en su órbita alrededor de Saturno. Debido a que la luna helada no es perfectamente esférica, --y va un poco más rápido y más lento durante las diferentes partes de su órbita alrededor de Saturno-- el planeta gigante mueve sutilmente Encelado hacia atrás y adelante a medida que gira.

El equipo aplicó su medición de la oscilación, llamada libración, en diferentes modelos de cómo Encelado podría estar dispuesta en el interior, incluyendo aquellos en las que la luna estuviera congelada desde la superficie hasta el núcleo.

"Si la superficie y el núcleo se conectan rígidamente, el núcleo proporcionaría tanto peso muerto que el bamboleo sería mucho menor", dijo Matthew Tiscareno, un científico participante Cassini en el Instituto SETI, en Mountain View, California, y co-autor del trabajo. "Esto demuestra que debe haber una capa global de líquido que separa la superficie del núcleo".

Los mecanismos que podrían haber impedido la congelación de este océano siguen siendo un misterio. Thomas y sus colegas sugieren algunas ideas para futuros estudios que podrían ayudar a resolver la cuestión, incluida la posibilidad de fuerzas de marea debido a la gravedad de Saturno que podrían estar generando mucho más calor dentro de Encelado de lo que se pensaba.