Información adicional

  • Autor: John Martínez
  • País: Colombia
  • Región: Suramérica
  • Fuente: desdeabajo
Viernes, 17 Marzo 2017 18:11

Odebrecht, Roberto Prieto y el juego de la pelota

Escrito por  John Martínez
Valora este artículo
(2 votos)

Más que las escondidas, el juego preferido de políticos y funcionarios es el legendario tingo, tingo, tango. Este consiste en pasarse acusaciones de mano en mano mientras la justicia, con los ojos vendados, repite: tingo, tingo, tingo; hasta gritar, al azar, ¡tango! Ahí, paga penitencia el desafortunado que se haya quedado con la pelota. Lo han jugado por años. Recordemos el proceso 8000 cuando todos se arrojaban culpas desaforadamente, hasta que al final fue procesado, en una jugada de último minuto, el exministro de defensa, Fernando Botero Zea. Este, antes de ser condenado, le había lanzado la pelota al exprsidente Samper, quien logró devolvérsela justo cuando la fiscalía gritó ¡tingo! Un juego histórico.
En este momento asistimos a otro encuentro de estos con el caso Odebrecht y la financiación de las últimas campañas presidenciales. A finales del año pasado, cuando salió a la luz pública que la empresa brasileña había sobornado por millones de dólares a políticos y funcionarios colombianos para acceder a las contrataciones públicas más importantes del país, como la Ruta del Sol II y la restauración del Río Magdalena, todos los implicados empezaron a lanzar acusaciones intentando zafarse de responsabilidades o reducir sus penas. Al mismo tiempo, a finales de enero, la revista Vieja de Brasil sacó un reportaje donde el publicista “Duda” Mendonça afirmó que Odebrecht le había pagado sus servicios en la campaña de Zuluaga. Luego, el exsenador Otto Bula, tras ser investigado por el contrato Ocaña-Gamara, afirmó que la campaña presidencial de Santos del 2010 también recibió un millón de dólares de esa empresa. Los pagos, dicen las ivestigaciones, se hacía a través de empresas fantasma ubicadas en el exterior que ninguna campaña los reportó.


Así, Otto Bula le pasó la pelota al exgerente de las dos campañas presidenciales de Santos, Roberto Prieto, quien en un primer momento negó los hechos. Pero, sorpresivamente, el martes trece de marzo en conversación con la W radio confesó haber ordenado pagar dos millones en carteles publicitarios con dinero del conglomerado brasileño, pero negó haber sido el recaudador de fondos para campaña, de eso se encargó, dijo, el Comité Financiero, es decir, Orlando Sandi de Lima; Consuelo Caldas; y el empresario Juan Claudio Morales. De inmediato, los nuevos dueños de la pelota negaron dicha afirmación en un comunicado. Roberto Prieto también aclaró que era falsa la acusación de Otto Bula, la cual lo implicaba directamente en las presidenciales de 2014. Además, aseguró que el presidente Santos no sabía nada, a lo que el mandatario respondió: «hasta ahora me entero». A diferencia de Samper, Santos aún no ha recibo la escandalosa bola, sólo falta que alguien se anime a hacerlo.


Pero ¿Por qué el arrebato confesional de Prieto? Horas después, el presidente del Consejo Nacional Electoral, Alex Vega, dijo que investigará el caso a pesar de que, aquí la razón, ya se vencieron los términos para hacerlo, debido a que han pasado más de tres años. Es decir, la inoportuna confesión de seguro no tendrá más efecto que el desprestigio a la ya deteriorada imagen del presidente Santos. ¿Es eso lo que buscaba Prieto, desprestigiar a Santos y su exvicepresidente Germán Vargas Lleras, ahora precandidato presidencial? La intención cobraría sentido si se descubriera que el exgerente se alió en secreto con el Centro Democrático para ayudarlos en la presidenciales de 2018, pero es difícil de creer ya que este partido también está implicados es los hechos. Por eso, una posible explicación es que fue presionado o, fruto de lo anterior, ya había hecho esas mismas declaraciones a entes judiciales y por eso tarde o temprano de todas formas se conocerían.


Las preguntas consecuentes son: de ser así ¿Quién lo presionó? Y ¿A qué entes judiciales declaró? Aquí comienza la especulación, basada en hechos factibles. Las respuestas están en el contexto. Como se sabe, la corrupción de Odebrecht se descubrió por la operación Java Lato, una de las investigaciones anticorrupción más grande en la historia política reciente. Se dice que comenzó con un bloqueo de dinero en un puesto de gasolina en el 2014 y que de ahí, siguiendo las pesquisas que encontraban los investigadores, se llegó a conocer el sistema de corrupción de Odebrecht en Brasil que relacionaba al Partido de los Trabajadores y la petrolera Petrobras.


El olor a descomposición era tan fuerte que llegó a la nariz del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, quien lo percibió como pan recién orneado. De inmediato, «en virtud de que hay una norma que le permite a Estados Unidos perseguir a los corruptos y lavadores de dinero fuera de su país», metió manos en la masa, continuó la investigación, y el 21 de diciembre del 2016 señaló públicamente «a 12 países de haber recibido millonarios sobornos por parte de la constructora brasileña Odebrecht, a cambio de contratos». Al dar el anuncio, Estados Unidos se vestía de redentor. Sin embargo, su intención no es eliminar la corrupción en el mundo. Es abrirle espacios a sus propias empresas, las cuales son igual de corruptas, eliminando la competencia, como sucede con Odebrecht. Así, estamos presenciando una lucha geopolítica entre dos potencias, donde el campo de batalla es el cibermundo y el arma principal la información.
WikiLeaks debeló cómo la CIA vigilaba a grandes empresas en todo el mundo para luego utilizar la información recolectada a su favor. No es difícil creer entonces que haya hecho lo mismo con Odebrecht y que cada tanto suelte información sobre esta para cumplir dos objetivos: eliminarla y crear inestabilidad en los países implicados con miras a ganar espacios por donde influir, sobre todo cuando se acercan las elecciones. Esto mismo generó Rodrigo Prieto con su mea culpa. Si ya fue interrogado Otto Bula por la justicia norteamericana, no es descabellado pensar que ya hizo lo mismo con Prieto o está a punto de hacerlo.

Visto 228 veces Modificado por última vez en Viernes, 17 Marzo 2017 18:42

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.