Jueves, 03 Febrero 2005 19:00

Sobre el llamado “Acuerdo Político” en el Congreso de Colombia

Escrito por Carlos Gaviria Diaz
Valora este artículo
(0 votos)
Las relaciones económicas internacionales convenientes deben fundamentarse en el respeto mutuo y el beneficio recíproco de las partes, así como en la defensa de la soberanía nacional y del mercado interno de cada país como pilar de su progreso. El Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos es una profundización, hasta el límite extremo, de las mismas políticas de apertura y privatización que tantos daños le han generado a la producción nacional y tanto desempleo y pobreza le han causado a la casi totalidad de los colombianos en los últimos quince años, luego de que las impusiera el Fondo Monetario Internacional. Por tanto, no existe ni la menor posibilidad de que la negociación de dicho Tratado “termine bien” para Colombia, como afirma la propaganda oficial. A estas alturas ya se sabe que el gobierno que preside el Doctor Álvaro Uribe Vélez ha aceptado exigencias estadounidenses contrarias al interés nacional, tales como: Colombia no podrá echar hacia atrás las decisiones negativas tomadas a partir de 1990 (privatización de la salud, por ejemplo); en el plazo que se pacte, Colombia eliminará su protección a la industria y al agro, mientras que Estados Unidos mantendrá los inmensos subsidios estatales a sus productores del campo y las ciudades; Colombia no podrá darles un trato especial a sus nacionales en su territorio, de manera que se estimule el progreso del país; Colombia aceptará que las normas de propiedad intelectual incrementen el monopolio de las transnacionales, lo que encarecerá los bienes para los colombianos y aumentará el estancamiento tecnológico y científico del país; Colombia facilitará un mayor control del capital transnacional sobre los servicios que se prestan en el territorio nacional (telecomunicaciones, salud, banca, educación, etc.); Colombia les otorgará a los inversionistas de Estados Unidos el privilegio de tener una justicia especial y diseñada a su medida; y Colombia facilitará que se siga menoscabando su cultura y su medio ambiente. Constituye una burla llamar a las fuerzas con representación en el Congreso a suscribir un acuerdo en torno al TLC con Estados Unidos cuando su concepción ya está definida y van siete meses de negociaciones, las cuales debieron terminar el mes pasado y está acordado que concluyan en marzo próximo. Incluso, y en una decisión que viola el Convenio Nº 169 de la OIT, no se les ha consultado al respecto a las comunidades indígenas, que sin duda resultarán damnificadas con la aprobación del tratado. Como es un hecho que el Gobierno decidió tramitar el TLC sin consultar con nadie, el supuesto “acuerdo político” que ahora pretende, lo que busca es preparar el consabido pupitrazo en el Congreso. Si el gobierno en verdad quisiera consultarles a los colombianos, debería tomar las medidas necesarias para que, utilizando mecanismos legítimos y eficaces de consulta, se les permita decidir si están de acuerdo con que Colombia suscriba un Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos. En consecuencia, Alternativa Democrática, que tiene entre su propósitos defender el trabajo nacional, la producción industrial y agropecuaria y la soberanía, expresa su total desacuerdo con que Colombia suscriba el TLC con Estados Unidos, denuncia la estrategia de convocar a la firma del supuesto acuerdo en el Congreso y llama a los colombianos a organizar la más amplia oposición –de trabajadores, campesinos, indígenas y empresarios– a dicho Tratado. Bogotá, 2 de febrero de 2005. Alternativa Democrática hacen parte los senadores Carlos Gaviria Díaz, Jorge Enrique Robledo, Luis Carlos Avellaneda Tarazona, Antonio Javier Peñalosa y Efrén Tarapués y los representantes a la Cámara Wilson Borja Díaz, Alexander López Maya, Venus Albeiro Silva y Ermínsul Sinisterra.

Información adicional

  • Antetítulo:En torno al Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos
Visto 1552 vecesModificado por última vez en Viernes, 09 Marzo 2012 09:05

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.