Martes, 23 Agosto 2005 19:00

Más de la mitad de pobres de América Latina. Colombia, México, Brasil

Escrito por LA JORNADA
Valora este artículo
(0 votos)

El balance advierte que hay países en retroceso, y considera que hasta ahora el resultado es adverso por la desigualdad y la falta de distribución del ingreso. A nivel regional se registra un avance de 3 o 4 por ciento en las ocho metas, de las cuales la mortalidad materna es la más atrasada. También aumentan los problemas de desnutrición crónica, y sumado a esto 35 por ciento de los niños más pobres no terminan la educación primaria, sólo 12 por ciento concluyen la secundaria y menos de un punto porcentual la universitaria, dice. En materia ambiental, prácticamente ninguna nación en desarrollo tiene recursos para hacer frente a los efectos negativos del cambio climático; con ello crece el riesgo de que haya más personas afectadas por fenómenos naturales y se agudicen los niveles de vulnerabilidad y pobreza en la zona.

En tanto, los países industrializados tienen la obligación de reducir las emisiones de gases que provocan el problema. Por la mañana, ante el presidente Vicente Fox, el secretario ejecutivo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), José Luis Machinea Rey, puso en duda que en los próximos años los 189 países miembros de Naciones Unidas cumplan el compromiso mundial de combatir la desigualdad y mejorar el desarrollo humano en 2015. ''La región registra progresos insuficientes en un tema que es el más preocupante, la pobreza extrema, especialmente porque la falta de progreso se da con un patrón adverso, pues quienes menos han avanzado son los más pobres de la región en general.

''No hemos hecho suficientes progresos en mortalidad materna, en universalización de la educación primaria, en acceso a saneamiento, en la sostenibilidad de medio ambiente y en ausencia, por otro lado, del objetivo ocho, que habla de la ayuda de los países industrializados a los que están en vías de desarrollo'', señaló. Insistió en que la principal razón por la cual no se avanza es la desigual distribución del ingreso, lo que incide en la pobreza. En términos absolutos, América Latina y el Caribe registran 222 millones de pobres, cerca de 42 por ciento de la población total, y 96 millones son extremos o indigentes. El informe que ayer se presentó indica que más de la mitad de la población en estas condiciones se concentra en tres naciones: México, 14 por ciento; Brasil, 25, y Colombia, 12 por ciento. Esto refleja que los más afectados por el fenómeno ''se encuentran justamente en los países de mayor población, que además son los que han alcanzado un nivel de ingreso por habitante cercano o superior al promedio regional''.

En conferencia de prensa, Machinea ubicó a México dentro del patrón de la región y consideró que el programa Oportunidades ''ha ayudado'' a reducir la pobreza, pero, al igual que otros de transferencia condicionada, debería mantener los apoyos a mediano plazo. Confió en que el próximo gobierno lo mantenga. Por su parte, Ricardo Sánchez, director del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), sostuvo que la zona se caracteriza por ser la más inequitativa del planeta y por tener indicadores ambientales negativos. Puso de ejemplo que cada año se pierden 46.7 millones de hectáreas; más de 300 hectáreas de suelo están degradadas; la contaminación afecta más de 50 por ciento de sus ríos, sólo 14 por ciento de las residuales municipales son tratadas y 80 millones de latinoamericanos viven con una inadecuada calidad del aire.

La secretaria de Desarrollo Social, Josefina Vázquez Mota, indicó a su vez que México insistirá ante la ONU para que los países con desarrollo medio que están en posibilidades de cumplir las Metas del Milenio asuman nuevos compromisos para combatir la desigualdad y la pobreza. ''No pretendemos solamente las metas que se señalan de un dólar al día de ingreso; queremos cumplir con una meta más amplia de derechos sociales y humanos.'' Rogelio Fernández, del Fondo de Población de la ONU, enfatizó que el indicador más dramático de la desigualdad es la mortalidad materna, que ''es tan alta como la que presentan los países africanos''. Manifestó que en ello inciden el acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva, así como a los de emergencia; fecundidad no deseada, que se ''traduce en abortos clandestinos'' y atención profesional en el parto. Sostuvo que esto tiene que ver con los usos y costumbres. A nivel regional, la muerte de mujeres a consecuencia de abortos de alto riesgo es de entre 15 y 25 por ciento del total de la mortalidad materna que registran América Latina y el Caribe. Por: Alma Muñoz, Angélica Enciso y Rosa Elvira Vargas.

Visto 1614 vecesModificado por última vez en Miércoles, 17 Septiembre 2014 18:22

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.