Miércoles, 23 Noviembre 2005 19:00

Tensiòn en la Universidad Nacional. Cierre y desalojo decretado

Escrito por Anonimo
Valora este artículo
(0 votos)
Fayad, cuestionado por la comunidad universitaria por desconocer en múltiples ocasiones las discusiones planteadas por los estamentos universitarios sobre las reformas plateadas tanto por su antecesor, Marco Palacios Rozo, como por el Ministerio de Educación, señaló, en su comunicado del pasado sábado, al amplio movimiento de estudiantes, profesores y trabajadores de tener “intereses ajenos a la academia”, de carecer de argumentos y de presentar argumentos falaces frente a las reformas implantadas al interior del Alma Mater, calificando a las personas participantes en los campamentos y las asambleas de “vándalos rampantes” y retando a la comunidad a “asumir las consecuencias” por las medidas que pudieran asumir las directivas de la UN. En estos momentos más de 600 estudiantes de distintas facultades se encuentran reunidos en el edificio de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas tratando de evitar que la policía, presente en las entradas de la universidad y que trata de ingresar al campus universitario, cometa atropellos contra ellos, con las consecuencias que un acto de esta naturaleza puede traer a la vida y a la integridad de estas personas. Tanto el comandante del ESMAD como el rector de la universidad han eludido responder a los llamados de los estudiantes, de los organismos defensores de derechos humanos y de la Defensoría del Pueblo, evitando todo contacto con la responsabilidad que les asiste respecto a la seguridad de los estudiantes. En estos momentos, tres tanquetas llenas de efectivos del ESMAD se encuentran apostadas en las entradas de la UN y se teme por la seguridad de los estudiantes, dado que los efectivos de la fuerza pública han dado un plazo de 30 minutos para la salida de los universitarios. Es necesario recordar que, de acuerdo a diversos acuerdos, la policía no debería ingresar al campus universitario. Las multitudinarias jornadas de discusión y movilización han contado con una amplia participación de estudiantes, profesores y trabajadores que se han manifestado claramente contra lo que consideran una reforma aprobada a espaldas de la comunidad y elaborada a medida de las necesidades del gobierno de Uribe Vélez. El movimiento, que se ha caracterizado por un orden absoluto y por el uso pacífico del legítimo derecho a la protesta, ha contado además con un amplio apoyo de la comunidad y de algunos sectores de la opinión pública. De acuerdo con declaraciones ofrecidas a este periódico por un estudiante que se encuentra en estos momentos dentro de la universidad, los participantes en la protesta creen necesario “insistir en que el señor Fayad, al igual que Fernando Viviescas –vicerrector de la sede Bogotá– y Gerardo Cruz Torres –jefe de seguridad de la UN– son los responsables directos de lo que pueda pasarle a cualquiera de nosotros, por cualquier situación que ponga en riesgo nuestra vida o nuestra seguridad” y por los efectos de la entrada de una policía que, en menos de 6 meses, ha ocasionado la muerte de varios jóvenes en todo el país. La Comunidad Universitaria exige a las directivas el desmote de las reformas y un proceso de discusión amplio, argumentado y vinculante a las decisiones que se tomen para una reforma adecuada a las necesidades de esta institución educativa. Sin embargo, de acuerdo a como lo señalaba un profesor “la actitud de las directivas ha impedido cualquier instancia de diálogo y ha llevado a la universidad a una polarización que no le es favorable”, lo cual es evidente en estas actuaciones de Ramón Fayad. El 5 de octubre del año pasado el vicerrector de la Sede Bogotá, Fernando Viviescas Mosalve, y el propio Fayad, quien en esa época fungía como secretario general de esta institución, planificaron junto con el comandante de la Policía Metropolitana un operativo de desalojo que dejó un alto saldo de heridos, lesionados y detenidos de parte de los estudiantes, durante un paro generalizado que apenas iniciaba en el campus contra las mismas reformas. En una entrevista concedida esta noche a RCN, Fayad señaló que su actuación se debía a la supuestamente “incontrolable situación de orden público que se presenta en la institución”, lo cual fue apoyado por algunos medios televisivos con la presentación de imágenes de disturbios callejeros presentados en fechas anteriores que nada tienen que ver con la actual jornada de protesta. Tanto los universitarios como los organismos de derechos humanos presentes en el lugar han señalado que es necesario evitar todo tipo de violencia contra los estudiantes y llaman a toda la comunidad nacional e internacional al rechazo de toda acción violenta que imposibilite la resolución pacífica del conflicto universitario, como corresponde a un centro de formación académica de la importancia de la Universidad Nacional. Adicionalmente, los estudiantes convocan a toda la ciudadanía y a la Comunidad Universitaria a hacerse presente el día de mañana, miércoles 23 de noviembre, en la entrada de la Calle 26 de la Universidad. _________ Lea más: Respuesta de los estudiantes al comunicado de Ramón Fayad del 19 de noviembre http://colombia.indymedia.org/news/2005/11/34311.php Pliego general de exigencias del movimiento universitario http://colombia.indymedia.org/news/2005/11/34014.php
Visto 1162 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.