Viernes, 27 Julio 2012 10:19

Resucitó Angelino Garzón, el Vice Presidente de la República

Escrito por Horacio Duque Giraldo
Valora este artículo
(1 Voto)
Resucitó Angelino Garzón, el Vice Presidente de la República
Y resucitó Angelino Garzón, el Vice Presidente de la República. Tenía prácticamente una pata en la tumba, como dicen los campesinos boyacenses. Su situación de agonía por efecto de un cansancio cerebral y un accidente cerebro vascular fue dramática. Afortunadamente para él y su familia se está recuperando y lentamente regresa la normalidad a su vida.

El caso del funcionario no es solamente médico. Sus problemas de salud, que vienen de tiempo atrás, a raíz de una grave cirugía de corazón abierto por el bloqueo de sus arterias coronarias, se han complicado por causa de sus obligaciones y las presiones política propias de las luchas por el poder. La verdad es que Angelino ha debido capear la descomunal presión ejercida tanto por J.M Santos como por Vargas Lleras, quienes lo consideran un peligro para las pretensiones reeleccionistas, del primero en el 2014, y presidenciales del segundo, en el 2018.

Como Garzón estaba construyendo su propio espacio para lanzarse de candidato a la primera magistratura en el 2014, organizando su gente con actividades de derechos humanos y pronunciamientos sobre diversos aspectos que él conoce muy bien (fue líder obrero comunista y dirigente de la Unión Patriótica), como la carestía de la vida, los bajos salarios, las necesidades de las regiones, el desempleo, la reforma agraria, los abusos de los bancos y los temas sindicales, se volvió muy incomodo para los altos circulos del poder,   que prendieron rápidamente todas las alarmas. De inmediato los testaferros del cogollo abrieron fuego con sus columnas y declaraciones en los medios, a presionar para que Garzón se definiera como si lo hecho ya por él no fuese una notificación de sus planes políticos de mediano y largo plazo en la disputa por el poder nacional.

Santos/Vargas, magos de la componenda y la maniobra oscura, expertos pokeristas de la politiquería tradicional según se ufanan, se pusieron en marcha y proyectaron una "salida elegante"  del impasse con el fin de evitar un atasco mayor. Sin consultarle al Vice lo lanzaron de candidato para la Dirección de la Organización Internacional del Trabajo OIT que estaba por proveer. Todos sabían que el cometido fracasaría pero el fin de la "dupla" era sacarlo de la jugada, a como diera lugar. Los promotores eran conscientes de las precarias condiciones de salud y los riesgos  biológicos que asumía con el brete de la candidatura. 

Y Ocurrió lo que tenía que ocurrir. No obstante que se gastaron millones de pesos en las gestiones y que Angelino debió vivir por meses en un avión viajando de un lado para otro por distintos países y atendiendo infinidad de reuniones, llamadas y encuentros, no quedó ni siquiera entre los tres finalistas de los que se escogió un sindicalista británico como nuevo Jefe de la OIT.

El golpe para el colombiano fue tremendo y lo único que alcanzó a decir, antes de su postración, era que eso no se lo había inventado él, por tanto no sentía la derrota, que los del fracaso eran otros y el país. Hasta razón tenía, afirmaron muchos.
Luego vino la grave enfermedad y el acelerado deterioro en su cuadro médico en las semanas recientes por los supuestos daños cerebrales que lo reducían a cero. Los grandes medios del régimen lo dieron por muerto y su jefe en la Casa de Nariño, sin respetó por la triste condición del subalterno, se precipitó con la propuesta para suprimir el cargo de Vice Presidente y regresar a la figura del Designado que escogen las mayorías parlamentarias gobiernistas. Quedaba pintado Santos y su crónica práctica traicionera y de deslealtad patológica. El dice que quien no cambia es un idiota según lo leyó en los mamotretos de Churchil, su autor de cabecera.

Pero las vueltas que da la vida. Angelino no se murió ni quedó invalido sin poder hablar, ni ver, ni pensar, ni oir, ni razonar. Se recuperó y está de nuevo en su oficio, acompañado de su esposa e hija. Esta vez más cauteloso y precavido con las serpientes que lo acechan.

Lo primero que dijo es que lo mejor para solucionar el estallido indígena del Cauca era dialogar y atender las peticiones de las comunidades. Seguidamente se mostró de acuerdo con realizar una Asamblea Constituyente. Y como sabe del tremendo impacto de sus posiciones anunció que se va a comunicar con el país mediante cartas temáticas.

Quien dijo miedo. A las carreras salieron los adláteres del Presidente a exigirle la renuncia. Es lo que han hecho Roy Barreras el Jefe del Senado, Posada el director de la Cámara de Representantes, Galán el liberal y Simon el Bobito el hijo del expresidente Cesar Gaviria quien intenta recuperar espacio después del fracaso de la reforma a la justicia.

Me parece bien que Angelino se haya recuperado en su salud. A nadie se le desea la muerte. Por eso me permito sugerirle algunos destinatarios y temas para sus cartas a la ciudadanía.

- Que le haga una carta pública a Santos/Vargas para que tomen unos cursos de ética y lealtad con sus compañeros de trabajo. Posar de expertos pokeristas para hacerle zancadilla a sus amigos es un mal ejemplo para los ciudadanos.

- Que le envíe una nota a Germán Vargas Lleras pidiéndole explicaciones por su compinchería con los paramilitares de Martín LLanos en el Casanare y de Julio Acosta en Arauca.

- Que publique una epístola al país indicando la  Agenda nacional para la paz, la negociación política del conflicto con las guerrillas campesinas y las reformas políticas, sociales, económicas, electorales que requiere la nación para la superación definitiva de la guerra que carcome a Colombia desde hace medio siglo.

- Qué le haga otra carta a Uribe Vélez solicitándole que reconozca sus delitos y se entregue a la justicia por sus vínculos con paramilitares, narcotraficantes y ladrones de los presupuestos públicos.

- Que le escriba otra al actual Ministro de Defensa para que renuncie al cargo en compañía del alto mando militar de generales, dada su manifiesta incompetencia y  afán militarista, guerrerista y violento contra los indígenas, campesinos y los opositores políticos al gobierno, como Piedad Córdoba.

- Que le pida la renuncia a la mediocre Ministra de Salud por su incapacidad para sacar de la profunda crisis al sistema de salud.

- Que demande del Ministro de Minas la revisión de la Locomotora Minera causante de enormes daños ambientales y sociales y de la próxima desviación del Río Ranchería en la Guajira para permitir que las multinacionales se roben  600 millones de toneladas de carbón que hay en su lecho.

- Que exija la renuncia del Ministro de Hacienda y de la Junta Directiva del Banco de la República por ser los autores de las políticas neoliberales y de los TLC que destruyeron la industria, la agricultura nacional y tienen en la pobreza más de 30 millones de personas.

- Que le mande una epístola a los congresistas solicitándoles la renuncia a sus cargos por corruptos y cínicos, antes de que el país les revoque el mandato a causa de la aprobación de la famosa reforma a la justicia que era una ley de punto final para dejar en la impunidad la parapolítica y a personajes como Dilián Francisca Toro, Miriam Paredes, Enríquez Maya y los artífices del robo a la Dirección de Estupefacientes como el gamonal caucano José Darío Salazar, quien se apropió de varios prostíbulos de los narcos en Cali, que habían sido incautados por la policía.

- Que le diga a la Ministra de Educación que cuanto antes  se vaya de su cargo porque su modelo neoliberal de universidades lo repudió con gigantescas movilizaciones el estudiantado colombiano.

- Que le sugiera al Ministro de Agricultura  se haga a un lado porque su Ley de tierras y la "revolución agraria" son un absoluto fracaso.

- Que le diga al General Santoyo extraditado a una cárcel de los Estados Unidos por ser socio de la Oficina de Envigado y de los narcotraficantes paisas cercanos a la familia Uribe Vélez, que cuente todo lo que sabe, que diga todo lo que vio en su tiempo como escolta de Álvaro Uribe. Que confiese cómo hizo todas las operaciones para eliminar casi 50 miembros de la familia Usuga señalada por su patrón Uribe de ser la supuesta causante de la muerte de su progenitor en un negocio de drogas.

- Que le envíe una nota pública especial a Mancuso, Macaco, Jorge 40, el Iguano, Ernesto Baéz, el Alemán, don Mario, Gordo Lindo, Ramón Isaza, Pirata y otros jefes paramilitares para que entreguen toda la información a la justicia sobre militares, empresarios, políticos y funcionarios públicos implicados en sus crímenes de lesa humanidad contra 7 millones de colombianos victimas de la violencia y sobre el apoyo que le dieron a Uribe para hacerse elegir presidente.

- Que le mande una carta a los militares comprometidos en los "falsos positivos" para que confiesen sus culpas y le pidan perdón a las víctimas en vez de estar presionando impunidad con un fuero militar tramposo.

- Que le mande una nota especial a Luis Carlos Restrepo, autor de falsas desmovilizaciones, para que se entregue y cuente las fechorías de su patrón. Que haga lo mismo con doña María del Pilar Hurtado, Bernardo Moreno y demás culpables de las chuzadas telefónica contra los opositores de la Seguridad Democrática.

- Y por último, que no de último, que nos mande una CARTA a todos los colombianos entregándonos detalles de su proyecto para realizar un Gran Congreso Nacional de Derechos Humanos, que nos parece una buena idea, el cual le sugiero lo haga pronto y ojala en el Cerro de Berlín, en Toribio Cauca, con la presidencia de los indígenas Nasa, puede ser en cabeza de Feliciano Valencia y con la custodia de la Guardia Indígena para que los militares, paramilitares y los testaferros políticos de Santos y Vargas Lleras no lo vayan a torpedear.

Información adicional

  • Autor:Horacio Duque Giraldo
  • País:Colombia
  • Región:Sur América
Visto 2182 vecesModificado por última vez en Viernes, 27 Julio 2012 10:27

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.