Miércoles, 21 Noviembre 2007 19:00

Álvaro Uribe termina abruptamente mediación de Hugo Chávez con las FARC. Molestan al mandatario colombiano infidencias de su par venezolano sobre el proceso

Escrito por LA JORNADA
Valora este artículo
(0 votos)

“El presidente de la República da por terminada la facilitación de la senadora (colombiana) Piedad Córdoba y la mediación del presidente Hugo Chávez, a quienes agradece la ayuda que estaban prestando”, señaló el mandatario mediante un comunicado.

Uribe adoptó esa decisión tras conocer que Chávez se comunicó el miércoles telefónicamente con el comandante del ejército colombiano, general Mario Montoya, y le hizo preguntas sobre los secuestrados, pese a la oposición de Bogotá a que mantuviera contactos directos con los mandos castrenses.

“En la reunión de Santiago de Chile (en la pasada Cumbre Iberoamericana) el presidente Uribe le había dicho al presidente Chávez que no estaba de acuerdo con que el presidente de la República Bolivariana de Venezuela se comunicara directamente con el alto mando institucional colombiano”, explica la nota.

Uribe dio su aval para la mediación de Chávez el pasado 31 de agosto con el propósito de lograr un acuerdo humanitario que permitiera el canje de al menos 45 rehenes de las FARC por unos 500 rebeldes presos, propuesto por el grupo guerrillero.

El grupo de secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) lo integran la política colombiano-francesa Ingrid Betancourt, los estadunidenses Keith Stansell, Thomas Howes y Marc Gonsalves y decenas de políticos, militares y policías colombianos.

La finalización de la gestión del presidente venezolano fue recibida con desesperanza y tristeza por algunos de los familiares de los rehenes.

Marleny Orjuela, vocera de los familiares de los militares y policías secuestrados, calificó como un “escupitazo de las partes” la decisión de poner fin a la mediación, y dijo a la privada Radio Caracol que la noticia representa un “triste amanecer para las familias de los secuestrados.

“Siempre habíamos pedido total discreción para que se llevara a cabo el acuerdo humanitario”, se quejó Orjuela.

Álvaro Uribe sorprendió con la decisión, toda vez que el martes había fijado el 31 de diciembre próximo como límite para la gestión del mandatario venezolano, quien a su vez le pidió “paciencia” a su homólogo colombiano.

Chávez se había reunido el martes en París con el presidente francés Nicolas Sarkozy, a quien le había anunciado que le llevaría pruebas de supervivencia de Betancourt prometidas por las FARC, pero no las llevó, aunque aseguró que la rehén se encuentra con vida.

El mandatario venezolano reveló que el líder histórico de las FARC, Manuel Marulanda (alias Tirofijo), le prometió que antes de finalizar este año le haría llegar pruebas de que están con vida los secuestrados.

Chávez reveló en París, además, que Uribe se había mostrado dispuesto a dar su consentimiento a una reunión suya con Marulanda bajo ciertas condiciones.

Ante la infidencia del gobernante venezolano, dado que Bogotá dijo que eso se había acordado mantener en reserva “como instrumento de negociación”, el comisionado de paz colombiano, Luis Carlos Restrepo, reaccionó revelando parte de lo conversado por los dos presidentes en Chile.

La eventual reunión de Chávez con Marulanda en Colombia se daría si las FARC previamente y en forma unilateral liberaban a un grupo de rehenes.

Visto 1065 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.