Miércoles, 03 Febrero 2016 15:02

Mucho más que "sólo doscientos pesos"

Escrito por Daniel Vargas
Valora este artículo
(0 votos)
Mucho más que "sólo doscientos pesos"

Los aumentos fueron aprobados porque, según cifras que aporta la administración distrital, el sistema integrado presenta un déficit financiero de más de 600 mil millones de pesos. Sin embargo las familias dueñas del 90 por ciento del servicio de transporte público de la ciudad reciben más de 1,3 billones de pesos al año, sin olvidar que los costos de reparación y mantenimiento del Sistema los asume el Distrito. Para mostrar su inconformidad con esta alza, cientos de jóvenes invitan a la ciudadanía a que se unan a la colatón que tendrá lugar a lo largo del primer miércoles de febrero

 

Cada día es más claro que la administración que encabeza Enrique Peñalosa está fundamentada en preceptos totalmente diferentes a los que sustentaron la de Gustavo Petro y, de alguna manera, el conjunto de gobiernos de la ciudad dirigidas por la izquierda durante los anteriores 12 años. Para resumir sus diferencias podríamos decir que la una –la vigente hasta el último día de diciembre pasado–pretendió colocar al centro de su gentión al ser humano mientras la otra, la actual, está inspirada por el negocio, el beneficio para los grandes empresarios, el cemento.


Las cifras, la rentabilidad, la "eficiencia", son lugares comunes en las ruedas de prensa del repitente Peñalosa. Es así como, según él, la administración que le precedió tenia a Transmilenio "al borde del colapso económico" todo ello por congelar durante varios años las tarifas del transporte urbano, además de subsidiar con tarifas especiales a los sectores menos favorecidos de la ciudad. Según él, evidencias de una política irracional, irresponsable, con las finanzas de la ciudad. Bienestar para las mayorías sociales o estabilidad económicas, esta sería el interrogante por dilucidar a la hora de tomar una decisión y definir una política sobre el particular.


Y Peñalosa no duda en responder sobre el partiuclar: estabilidad económica, Por ello, sin miramientos ni contemplaciones con la real situación de las mayorías que habitan la capital del país, acaba de autorizar el incremento de tarifas en 200 pesos por trayecto, aumento efectivo desde este 3 de febrero.


El impacto familiar


Para quien no vive del salario mínimo o no tiene que velar por el transporte de varios personas dentro de un hogar, 200 pesos de aumento por trayecto tal vez no sean notables, pero quien sí vive de tan menguado ingreso, del cual no dependen una sino varias personas, sí siente el impacto real de una decisión de estas, medida para "salvar el sistema de transporte" y agrabar mucho más la dificil situación de la mayoría de las familias que pueblan la sabana bogotana.


Si efectuamos proyecciones financieras para el hogar, tendríamos que este año el aumento del gasto en transportes de un/a bogotano/a representa 12 mil pesos al mes, es decir 144 mil pesos más con respecto al año anterior. Ahora, si en la familia hay por lo menos 4 integrantes que usan cada dia el transporte público, tendremos como resultado que el gasto de más significaría 576 mil pesos anuales, es decir 48 mil pesos al mes (el equivalente al aumento autorizado por el gobierno Santos para el 2016). En ese sentido, es prácticamente imposible que una familia de 4 integrantes sobreviva con un salario mínimo en la capital del país, teniendo en cuenta, además, el conjunto de gastos que cada día/semana/mes debe cubrir, como vivienda, educación. Alimentación, recreación, sin olvidar, claro está, esa otra carga que en nuetro país recargan cada día con mayor énfsis sobre los pobres: los impuestos.


Y aunque el hogar contara con dos salarios mínimos, la situación sería bastante complicada. Hoy, después de cuatro años en los que los precios de los pasajes en el sistema de transporte de Bogotá se mantuvieron estables en la tarifa de $1.700 para troncales, $1.400 para buses urbanos y/o complementarios y de $0 para alimentadores; aumentando apenas 100 pesos para troncales y buses urbanos solo hasta octubre de 2015 (5% en cuatro años; 1.4% cada año), en tan solo un mes (enero de 2016) la tarifa sufrió un incremento de $200, lo que equivale a un 11 por ciento. De esta manera el precio de los pasajes para troncales a partir de hoy es de $2.000. El de rutas zonales es de $1.700 y los transbordos $300 durante todo el día. Los descuentos en las llamadas horas valle ya no aplican más, ni siquiera para las personas que cuentan con subsidios (ver recuadro).


Dicen por hay que "al que no quiere caldo le dan dos tasas", y parece ser que Peñalosa es el refranero mayor pues, además del incremento en la tarifa del pasaje en las troncales de TransMilenio y el SITP, la alcaldía contempla la posibilidad de cobrar el servicio de alimentadores y, de considerarlo necesario, también quitaría los subsidios. Los aumentos se dan porque, según cifras que aporta la administración Distrital, el sistema integrado presenta un déficit financiero de más de 600 mil millones de pesos. Sin embargo las familias dueñas del 90% del servicio de transporte público en la ciudad reciben más de 1,3 billones de pesos al año, sin olvidar que los costos de reparación y mantenimiento del sistema los asume el distrito.


Como consuelo de tontos, Sergio París, gerente de TransMilenio, también justifica la medida ya ordenada, como respuesta ante la inflación creciente y los efectos de salario mínimo.


En la calle la insatisfacción se siente por doquier. La mayoría de los usurairos del transporte público aseguran que es injusta, pues el porcentaje del aumento del tiquete (11%) supera por mucho a los aumentos de la inflación (6.77%) y del salario mínimo (7%). Pero la inconformidad no es sólo de voz, cientos de jóvenes, como respuesta y protesta ante esta medida proponen llevar a cabo una colatón durante todo el 3 de febrero. A través de redes sociales invitan a la ciudadanía para que haga parte de esta protesta. En este enlace encontrará más información del evento: https://www.facebook.com/events/136213026759123/

Estos subsidios representan un ahorro de $15.000 mensuales para las personas mayores de 62 años, de $35.500 para personas discapacitadas y hasta de $60.000 para las personas más pobres de la ciudad.

Información adicional

  • Antetítulo:¿Cómo afectan los aumentos de las tarifas del SITP al bolsillo de los bogotanos?
  • Autor:Daniel Vargas
  • País:Colombia
  • Región:Suramérica
  • Fuente:desdeabajo
Visto 1613 vecesModificado por última vez en Miércoles, 03 Febrero 2016 15:21

1 comentario

  • Enlace al ComentarioEdison SuaresJueves, 04 Febrero 2016 00:17publicado por Edison Suares

    Desafortunadamente eso fue lo que votaron los Bogotanos (o permitieron que otros elegieran quedandose en casa), eligieron a Peña-Loza y sus secuaces en el Consejo. La falta de cultura política de los llamados "ciudadanos", se paga en efectivo.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.