Jueves, 23 Octubre 2008 19:58

Movimiento indígena sienta a Uribe

Escrito por Equipo desde abajo
Valora este artículo
(0 votos)
Tras diez días, este 23 de octubre, la Minga Indígena obtienen su segundo triunfo: obligar al presidente Uribe a un debate público. La cita será en Cali el domingo 26 del mes en curso. El primer triunfo, fue despertar la solidaridad nacional e internacional con una causa que además de histórica, llama a reconstruir la justicia, la soberanía, la dignidad de los excluidos.

El pulso entre el representante del establecimiento y la expresión más fuerte del movimiento social colombiano, estaba abierto desde el 14 de octubre, cuando la Minga tomó más fuerza, y desde el Cauca los indígenas precisaron que sólo discutirían con Uribe, desechando posibles diálogos con ministros y otros funcionarios de segundo orden.

Pese a la fortaleza del argumento, pues desde siempre han estado irrespetados en los acuerdos que firman con funcionarios de segundo y tercer orden, el Presidente dio respuesta con la prepotencia que le ha caracterizado: “no se dialoga bajo presión”.

Tres indígenas asesinados, más de 90 heridos, veinte mil de sus miembros en marcha hacia la ciudad de Cali, numerosas delegaciones de diversidad de pueblos indígenas en dirección al departamento del Cauca, más de mil mujeres integrantes de la Ruta Pacífica vinculadas a la Minga, y un paro nacional de trabajadores, entre cuyas reivindicaciones destaca la solidaridad con las demandas de los pueblos históricos de Colombia, fueron necesarias para que la tozudez diera paso a la “humildad”.

Pero fue necesario mucho más. Entre ello, la difusión de un video de la CNN donde se evidencia el uso de armas de fuego por parte de la policía, hecho negado una y otra vez por los funcionarios del alto Gobierno, pero que como dicen los indígenas en carta del 23 de octubre, “no se trata de una acción aislada de un miembro de la Fuerza pública que ha disparado…”.

Evidenciada la violencia, multiplicadas las voces que llegan de todo el mundo en solidaridad con la gesta indígena en curso, presionado por el empresariado de los ingenios azucareros que le demandan medidas de fuerza para poner fin a la huelga de sus trabajadores y a la misma situación de anormalidad que sacude a los departamentos del Cauca y del Valle del Cauca, Álvaro Uribe, el invencible, acepta viajar a Cali y no al Popayán, como lo indicó en su alocución del 22 de octubre en horas nocturnas.

Triunfo del movimiento indígena que debe alegrar a todo el país, en especial a sus movimientos sociales. Ahora el sol calienta la espalda del Ejecutivo nacional. Con la crisis económica en ciernes, con Obama en la Casa Blanca, con la persistencia solidaria de los movimientos y gobiernos progresistas de la subregión, con el ahondamiento de la crisis de la parapolítica, con las presiones por el asesinato persistente de jóvenes presentados como “muertos en combate”, con la crisis del capitalismo en auge y el declive del neoliberalismo, con esto y mucho más, si Uribe termina su mandato será con un fuerte y agrio sabor.

Agenda para el debate


En carta dirigida por el movimiento indígena el 23 de octubre, al presidente Álvaro Uribe, como respuesta a su alocución del 22 del mismo mes, se precisa como agenda y procedimiento para el debate en cuestión:

"La reunión debe ser en la ciudad de Cali o en el camino hacia la misma. Usted Señor Presidente, ha comunicado que la reunión para el debate se hará en el ciudad de Popayán. Esto es algo que no entendemos. Si estamos marchando hacia Cali, si aquí vamos todas las autoridades indígenas y los sectores sociales integrantes de la Minga de Resistencia indígena y social, porque tenemos que devolvernos; si el debate es público porque se tiene que hacer desconociendo las más de treinta mil personas que avanzamos en la marcha; por motivos logísticos y de responsabilidad con nuestra movilización, las autoridades indígenas y demás voceros de la minga no podemos ir a un sitio diferente a donde está la Minga".

• "Para la realización de la reunión, la cual está propuesta como un debate público, deben establecerse las condiciones para lograr que realmente sea equilibrado y con garantías para los participantes. Proponemos que se establezca una moderación concertada del debate y unas reglas de juego previas. Nuestra propuesta para la moderación es que sea el Sr. Procurador de La Nación, Dr. Edgardo Maya Villazón.

• Los puntos de la agenda del debate son:

- Derecho a la vida y derechos humanos
- Cese de la agresión y ocupación territorial
- Adopción de la declaración de la ONU sobre pueblos indígenas
- Cese de la legislación del despojo que coloca en riesgo la pervivencia de los pueblos.
- Cumplimiento de acuerdos incumplidos con organizaciones y movilizaciones sociales".

Visto 1422 vecesModificado por última vez en Domingo, 09 Noviembre 2008 12:23

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.