Martes, 03 Diciembre 2019 19:25

En el lugar donde cayó Dilan Cruz hoy brota solidaridad y esperanza

Escrito por Felipe Martínez
Valora este artículo
(1 Voto)
En el lugar donde cayó Dilan Cruz hoy brota solidaridad y esperanza

Un sonido seco se escuchó segundos antes de que el cuerpo inmóvil de Dilan Cruz tocará el asfalto. El pasado sábado 23 de noviembre, sobre la Avenida 19 con Carrera cuarta, en pleno centro histórico de la ciudad de Bogotá, el olor asfixiante de los gases lacrimógenos y el estruendo de las granadas aturdidoras hacían que la multitud que se manifestaba pacíficamente corriera para protegerse del ataque del Escuadrón Móvil Anti Disturbios (Esmad).


Su cuerpo quedó tendido y algunas personas trataron de animarlo para que se levantara y siguiera corriendo. Dilan no respondió. La sangre comenzó a manchar la calle y allí comenzaron los gritos de desespero y rabia. Llegó una ambulancia que lo trasladó al Hospital San Ignacio, donde dos días después el joven de 18 años abandonaría este mundo.

 


La rabia y el dolor generadas por las denuncias y videos que mostraban el asesinato de Dilan, llevaron a que el mismo sábado se realizará una vigilia en el lugar donde cayó el joven. Muchas personas encendieron velas, llevaron flores, dejaron mensajes y lágrimas por esa persona que quizás nunca vieron o conocieron. Otros decidieron quedarse permanentemente en el sitio.


Ha transcurrido más de una semana y el lugar aún se encuentra lleno de flores. Las personas que pasan por allí se detienen a mirar en silencio el homenaje a Dilan, como tratando de enviarle con su pensamiento algún mensaje; otros se agachan para observar las carteleras, algunos simplemente observan fijamente la fotografía del joven convertido hoy en un nuevo mártir de esta patria herida, muerte de la cual comienza a brotar la solidaridad y la esperanza anhelante de construir otro país.

 

 


La Avenida 19 por Carrera 4 se va convirtiendo en un sitio de culto, tanto por el hecho violento que arrebató la vida de Dilan, testimonio de otros muchos actos de violencia que el poder infringe cada día contra los negados en sus barriadas, como por el esfuerzo de unas pocas personas por preservar la memoria del joven, denunciar su homicidio, denuncia silenciosa sobre el poder y sus formas de proceder, claramente violatorias de los derechos humanos.

 

 


Entre las personas comprometidas con este propósito está Iván Pulido, un docente del colegio Las Américas de la localidad de Kennedy, quien desde hace varios días integra el grupo de personas que han pasado las noches en este punto de la ciudad. Con él conversamos, acá este testimonio.


desdeabajo (da). ¿Cuál es la razón para permanecer en este lugar?
Iván Pulido (IP). Estoy acá porque Dilan era un estudiante de colegio distrital, del colegio Ricaurte, entonces eso es un elemento que une totalmente al magisterio alrededor de él. Asimismo, nosotros también estamos aquí, exigiendo el desmonte de ese escuadrón de la muerte.

da. ¿Cómo han vivido los días y las noches en este punto?
IP. Este punto se volvió importante, aquí se han presenciado actividades masivas que han bloqueado por completo la Avenida; se han realizado cacerolazos, vino la Guardia Indígena, todo el tiempo pasa gente a mirar y acompañar así sea un momento.

Las noches se pasan complicado, porque esta es una parte de la ciudad en donde pasan muchas personas que viven en las calles, pasan borrachos a hacer escándalos, algunos vecinos del sector nos han dicho que hay que levantar este espacio porque, según ellos, generamos mucho ruido.
A nivel de movilidad este es un punto estratégico, digamos esta mañana a eso de las 8 empezaron a pasar caravanas de escoltas con carros blindados, al parecer con altos funcionarios del Estado y pues esto les incomoda, este espacio les afecta la movilidad. Ya ha venido la policía y se acerca a hacernos mala cara.

da. ¿Cómo se han organizado para permanecer en el lugar?
IP. Yo llegué el jueves en la noche, cuando los que estaban quedándose estaban cansados y ya estaban pensando en levantar el punto, entonces fue cuando les dije que si era necesario yo me empezaba a quedar y así hemos empezado a hacer relevos.

Las personas disponen de su tiempo para participar. Digamos, a veces me quedo hasta las 10 de la noche, voy a descansar un rato y regreso a eso de las 2 o 3 de la mañana; hay otras personas que se quedan toda la noche y siguen derecho y descansan por las mañanas.

da. ¿Cuál ha sido la actitud de las personas que transitan por esta calle?
IP. Aquí vienen muchas personas que se acercan y dejan cosas, por ejemplo, mire este mensaje que dejó una niña “Hola Dilan, gracias por luchar”, el domingo unos niños pequeñitos vinieron y trajeron unas velitas. Esto es muy bonito, hay dificultades, pero pasan cosas que le entregan muchas fuerzas para seguir en la lucha social.


da. ¿Han tenido algún acercamiento con la familia de Dilan?
IP. No, ninguno. Ahorita a la familia de Dilan la tienen totalmente controlada, el Gobierno no permite hablar con ellos, lo que han hecho es cosas como ofrecerles una casa y así por el estilo. Por ejemplo, el entierro de Dilan fue totalmente secreto, privado, tenemos información que hasta a los docentes del colegio donde estudiaba les han dicho que no pueden hablar nada sobre Dilan.

da. ¿Qué esperan que suceda luego de que pase la coyuntura del Paro?
IP. Esperamos que pase algo con el tema del desmonte del Esmad. El caso de Dilan no puede quedar ni en el olvido ni en la impunidad, como el de Nicolas Neira que ya cumplió 15 años y siempre hay trabas para declarar tal caso como un crimen del Esmad y del Estado. Al parecer con el caso de Dilan quieren hacer lo mismo, y la tarea debe ser denunciar estos sucesos y exigir el desmonte del Esmad.

Información adicional

  • Autor:Felipe Martínez
  • País:Colombia
  • Región:Suramérica
  • Fuente:Periódico desdeabajo
Visto 455 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.