Miércoles, 18 Marzo 2020 20:59

Con improvisación, imponen simulacro de aislamiento obligatorio en Bogotá y Cundinamarca

Escrito por Sebastián Navarrete Aldana
Valora este artículo
(1 Voto)
Rueda prensa virtual, 18 de marzo de 2020. Cortesía Alcaldía de Bogotá.Rueda prensa virtual, 18 de marzo de 2020. Cortesía Alcaldía de Bogotá.

En vísperas de un simulacro obligatorio ordenado para Bogotá y Cundinamarca, sobresale que para el 41 por ciento de informales y el 11 por ciento de desempleados que según el Dane habitan en la capital del país, no se han diseñado medidas eficientes para afrontar una medida de estas características, a lo largo de 4 días de encierro.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López y el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García Bustos, en rueda de prensa virtual el 18 de marzo de 2020, detallaron las medidas que traerá el decreto que regulará el simulacro de aislamiento obligatorio de la población que habita en los dos territorios. El simulacro, en síntesis, es para preparar a la ciudadanía para una cercana cuarentena y también para evaluar errores y aciertos de estas medidas en lo que concierne con los bienes y servicios. Por ejemplo, medir el volumen de compra de una ciudadanía ansiosa y así conocer qué tipos de productos están más desabastecidos. Para implementar estas medidas, ¿han pensado en las personas de abajo?

Tanto en Bogotá, como en Cundinamarca, el simulacro de aislamiento iniciará el viernes 20 de marzo a las 00:00 e irá hasta el lunes 23 a las 00:00 horas.

“Quien incumpla la restricción del simulacro, se expone desde sanciones económicas hasta cárcel […] porque la cuarentena en algún momento nos va tocar hacerla y no estamos preparados”, dijo la alcaldesa Claudia López. La alcaldesa agregó que se restringe la libre movilidad de personas y vehículos en Bogotá y Cundinamarca. Taxis pueden operar pero solo por llamadas telefónicas. Transmilenio y Sipt tendrá servicio pero el viernes operará con la misma flota que suele usar un sábado y domingo y, se irá haciendo una reducción escalonada.

Las únicas personas que podrán usar estos servicios y tener libre movilidad son domiciliarios, personal de medios de comunicación, trabajadores de la salud pública, trabajadores de servicios públicos domiciliarios –como alcantarillado, aseo, energía etcétera–, todos debidamente acreditados por sus empresas”.

Personas vulnerables y pobres sin medidas efectivas para el simulacro

La Emisora Comunitaria de Guasca, Cundinamarca, preguntó a la alcaldesa sobre ¿qué pasará con los habitantes de calles? Para ironía del momento, la alcaldesa comentó que la población habitante de calle también está exenta del decreto porque es una población que vive en constante estado de alerta amarilla. El personal de salud y voluntarios que atiende a sector social están incluidos dentro de la excepción. Pero la alcaldesa no notificó medidas específicas para estos trabajadores/as, que están en alto riesgo.

En la rueda de prensa virtual llegó el turno para desdeabajo, quien preguntó: ¿Qué va a pasar con las personas independientes, comerciantes, desempleados, adultos, informales y mayores que no están en ningún programa social del Estado? ¿Cuáles serán las medidas de apoyo económico directo para ellos en Bogotá y Cundinamarca?

Y la alcaldesa contestó: “Lo van a tener a través del Sistema Distrital de Transferencias Unificadas por la contingencia social que estamos viviendo, pero deberán vincularse a los programas porque nosotros no somos adivinos y si no están vinculados no sabemos que ni existen […]”. Por parte del gobernador Nicolás García, no hubo precisión alguna.

Una vez transcurrida la rueda de prensa, nos dimos a la tarea de indigar sobre el Sistema Distrital de Transferencias Unificadas y no encontramos información alguna sobre esto en la página oficial de la Alcaldía de Bogotá, tampoco en los buscadores. Si la ausencia de información específica sobre este programa es lo que sobresale en la página oficial de la Alcaldía, entonces, ¿cómo hará esta población, el 41 por ciento de quienes habitan Bogotá según el Dane, para incribirse a este sistema y programa sino no hay información de fácil acceso?

Si bien lo dijo la alcaldesa, “no somos adivinos”, es claro que tampoco lo son los desempleados, comerciantes, informales y ancianos que no pertenecen a un programa social de Estado.

desdeabajo habló con fuentes del gobierno que comentaron que éste Sistema Distrital de Transferencias Unificadas lo que se propone es juntar en una misma caja programas como Familias en Acción o el Programa de Alimentación Escolar (PAE) con focalización en pobres y vulnerables, el Sistema lo ejecutará la Secretaria de Integración Social en 1: transferencias monetarias, 2: bonos (bienes y servicios) 3: subsidios en especie. Pero por temas de urgencia, de coyuntura, el Sistema todavía sigue en proceso de estructuración. ¿Estará listo para antes de que empiece el simulacro? ¿Cómo harán los miles de miles de empobrecidos por el sistema socio-económico dominante para pasar en condiciones dignas el encierro a que quieren someternos, el cual, todo lo indica, irá más allá de cuatro días? Y después de pasada la crisis, con miles de miles de familias aún más empobrecidas y llevadas a la marginalidad, ¿qué programas se implementarán para que salgan de tal situación a la que los lleva este sistema?

Con seguridad no hay programas de tal índole pensados y mucho menos diseñados. Y para que se llegue a ese punto le toca a los empobrecidos, a quienes están siendo arrojados al precipicio, demandar, arrancar medidas urgentes a los mandatarios de turno, así como arrancar un cambio de sistema a quienes detentan el poder en Colombia.

Por lo pronto, es urgente que la alcaldía de Bogotá y la gobernación de Cundinamarca apliquen estos programas de inmediato, y para empezar en esa dirección abran canales de comunicación de fácil acceso, donde enfaticen y divulguen su existencia, sus beneficios y la manera de vincularse a los mismos. Y como todo ese procedimiento administrativo que debe recorrer un ciudadano que quiere beneficiarse del mismo toma semanas, pues deben aplicar medidas de choque: ni un ciudadano ni ciudadana pasando penurias durante los días que duren las medidas de aislamiento obligatorio.

En la rueda de prensa, la Alcaldesa también precisó sobre el despliegue de controles para evitar desabastecimiento en Bogotá, medida implementada por la Secretaria de Desarrollo Económico, en apoyo con Fenalco, Andi y Corabastos, Y han establecido que no hay desabastecimiento. Eso está bien, pero ¿cómo harán quienes viven al día, los miles de desempleados e informales, y otros muchos y muchas –el 53 por ciento de la población de Bogotá, según el Dane– para reunir el dinero para comprar los víveres y resolver otras demandas que trae cada día para las familias?

A su vez, el borrador del decreto, hasta a la hora de escritura de esta nota (7:30 pm), dice que el abastecimiento, cargue y descargue de víveres, productos de aseo, suministros médicos y agua potable, incluidos los asociados a la distribución de raciones del Programa de Alimentación Escolar –PAE; en todo caso regirán las restricciones de movilidad decretadas por alerta amarilla ambiental.

En esa línea desdeabajo habló con fuentes de directivas escolares que comentaron que, en tanto los profesores fueron enviados a sus casas, los/as rectores/as quedaron encargados de distribuir la alimentación en los horarios que cada institución considere más conveniente, y que el horario en que lo están haciendo va de 7:00 am a 1:00 pm.

Por su parte, el gobernador Nicolás García Bustos indicó que los 116 municipios del departamento se unen al simulacro con Bogotá; también agregó que cada alcalde puede optar por aplicar otras medidas dependiendo de su necesidad, por ejemplo, en municipios turísticos cerrarán balnearios y en otros habrá ley seca. Agregó que habrá servicios intermunicipales entre los municipios, pero sólo llegarán hasta puntos donde se interconecten con el sistema de Transmilenio o Sitp, no podrán movilizarse dentro de la ciudad. Además, el terminal de transporte de Bogotá y terminales satélites estarán cerrados este fin de semana.

Como puede deducirse de lo relatado, resalta que el simulacro de aislamiento obligatorio y por cuatro días en Bogotá y Cundinamarca, está dominado por una manifiesta improvisación en cuanto a programas efectivos para mitigar las necesidades de la población que desde hace años padece la negación de sus derechos fundamentales, para miles de miles para quienes la democracia no es más que simple letra alejada de la realidad.

Recordemos que lo conocido como la «doctrina del shock», es la estrategia política de utilizar las crisis a gran escala para impulsar políticas que sistemáticamente profundizan la desigualdad, enriquecen a las elites y debilitan a todos los demás. En momentos de crisis, la gente tiende a centrarse en las emergencias diarias de sobrevivir, sea cual sea, y tiende a confiar demasiado en los que están en el poder, según la periodista Naomi Klein.

Es el momento de exigir que la democracia sea una realidad, no una mofa; que los derechos humanos se cumplan a cabalidad; que la brecha entre ricos y pobres se cierre, y que la vida se goce a plenitud, con pandemia o sin ella.

 

Información adicional

  • Antetítulo:Covid-19. Desde el viernes 20 al lunes 23 de marzo
  • Autor:Sebastián Navarrete Aldana
  • País:Colombia
  • Región:Suramérica
  • Fuente:Periódico desdeabajo
Visto 478 vecesModificado por última vez en Jueves, 19 Marzo 2020 08:46

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.