Miércoles, 15 Abril 2020 16:24

El Covid-19 amenaza con arrasar la vida en las cárceles de Colombia (+audio presos La Picota)

Escrito por Sebastián Navarrete Aldana
Valora este artículo
(1 Voto)
Colombia. Reclusos en La Picota inician huelga de hambre por llegada de Covid-19 a cárceles https://kaosenlared.net/Colombia. Reclusos en La Picota inician huelga de hambre por llegada de Covid-19 a cárceles https://kaosenlared.net/

 

 Huelga de hambre indefinida en cárceles de Colombia


El contagio masivo por coronavirus en los centros de reclusión es inevitable. Así lo advirtieron desde hace varias semanas miles de reclusos de todo el país, cuyo reclamo fue silenciado con plomo y garrote (23 muertos en la Cárcel Modelo de Bogotá, y más de 80 heridos), además de represalias como traslado sorpresivo de centro de detención para finalmente quedar alejados de sus seres queridos.


Desoídos, el pasado 10 de abril fue pública la muerte de un interno infectado por el Covid-19, acaecida 4 días atrás en el Establecimiento Penitenciario y Carcelario de Villavicencio, seguido días después de otro de sus compañeros de desgracia; varios guardianes también resultaron contagiados. En paralelo, en la cárcel Distrital de Bogotá un comandante de guardia también está infectado.


Como es apenas obvio, encerrados, en situación de hacinamiento, con bajas o nulas condiciones de salud, con acceso a agua apenas por algunas horas del día, con el llamado personal de custodia –guardia– temeroso de lo que está en extensión, los presos de todas las cárceles del país se declararon el 15 de abril en huelga de hambre. Denuncian que el gobierno de Iván Duque no ha tomado medidas ni soluciones drásticas a tres semanas de declarada la cuarentena nacional.


Por su parte, el gobierno expidió de manera tardía y limitada el 14 de abril el decreto 546 de 2020, como mecanismo para deshacinar las prisiones, priorizando para ello presos en condiciones de mayor vulnerabilidad frente al Covid-19, pero sin tomar en consideración por ninguna parte el verdadero problema que padece el sistema carcelario colombiano: que amasa de manera ilegal más de 36 mil presos sindicados, no condenados, los cuales según distintos conceptos de la Corte Constitucional y la normatividad internacional tendrían derecho a estar en sus casas, bajo arresto domiciliario.


Los cálculos iniciales, en principio, es que por efecto del decreto de marras saldrían 5.000 mil presos en las próximas semanas. Pero este resultado, que además será tardío, no evitará que el virus cobre infinidad de víctimas entre una población despreciada por el sistema político colombiano, toda vez que las prisiones encierran 122.314 presos, es decir 41.386 personas más de su capacidad edificada, lo que es igual al 52 por ciento de hacinamiento.


Por ejemplo, solo en la cárcel de Villavicencio, concentra tras sus muros un 98,7 por ciento de hacinamiento. El centro de reclusión tiene una capacidad de 899 presos y actualmente amontona 1.786, es decir carga con una sobrepoblación de 887 personas, según estadísticas del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec)


Un grupo de la guardia del Inpec, de la misma cárcel de Villavicencio, rompió cuarentena porque denuncian que hay 30 guardianes aislados, que no tienen elementos de protección, varios presentan síntomas de posible contagio por coronavirus y lo más grave, confirman que los 15 internos contagiados comparten celda con otros presos.


En la cárcel La Picota en Bogotá (escuchar audio al final del artículo), las Personas Privadas de la Libertad (PPL) escribieron en un comunicado que como ciudadanos colombianos con la libertad restringida pero con humanidad, derechos y dignidad vigentes, solicitan como medidas de prevención, protocolos de ingresos para: vehículos, personal, insumos, transporte de alimentos, y materiales. Además, la entrega de jabones desinfectantes, gel, guantes, tapabocas a los internos. Por último exigen no ingresar internos nuevos a los patios, ni hacer cambios de patio o traslados.


Por cadena de whatsapp el Movimiento Nacional Carcelario circula una imagen con texto: “exigimos al gobierno tome medidas inmediatas ante el tratamiento inhumano que han recibido por la pandemia del Covid-19 que ya está cobrando vidas y muchos contagios”.


A su vez, desde la cárcel de Rivera en Huila, los internos, también en huelga de hambre, le exigen al gobierno nacional implementar medidas urgentes ante la llegada del Covid-19.


Es por todo ello que el decreto 546 de 2020 no va al núcleo del problema, lo evita, y con ello el poder en Colombia se niega a actuar en consonancia con el respeto a derechos como la vida y la integridad personal, no perdidos pese a perder los detenidos el derecho de movilidad. El núcleo del problema descansa en los miles que están presos, a pesar de no haber sido vencidos en juicio. Además de ellos podrían salir todos los otros que pretende el decreto ya enunciado.


Valga recordar que sobre esta misma materia, en varios países ya demuestran que estas medidas sí son posibles. Turquía decidió dejar en libertad al 30 por ciento de los prisioneros como medida para contener el Covid-19. Pasarán 90,000 presos del régimen de prisión a arresto domiciliario durante la pandemia. Irán dio libertad temporal a 85.000 presos para evitar el contagio del coronavirus en las cárceles. Todos tenían penas inferiores a los cinco años.


Por el momento, a los y las presas en Colombia, con esperanza y constancia, volvieron a convocar otra huelga de hambre indefinida que empezará a partir de las 00:00 horas del 15 de abril del 2020, para reclamar que sus derechos a la vida y la salud no sigan vulnerados en medio de una pandemia sanitaria que ya se le salió de las manos al gobierno colombiano.

 

Información adicional

  • Autor:Sebastián Navarrete Aldana
  • País:Colombia
  • Región:Suramérica
  • Fuente:Periódico desdeabajo
Visto 430 vecesModificado por última vez en Miércoles, 15 Abril 2020 17:48

Medios

1 comentario

  • Enlace al ComentarioMARIO ENRIQUE TERREROSJueves, 16 Abril 2020 17:47publicado porMARIO ENRIQUE TERREROS

    EL SÁBADO SE HIZO PARA EL HOMBRE Y NO AL REVÉS.DE IGUAL MANERA LAS LEYES DEBEN PROTEGER A LOS HOMBRES Y NO LOS HOMBRES A LAS LEYES.
    ESTO ES UNA PANDEMIA MORTAL.DEBERÍAN SOLTAR A LA MAYORÍA DE PRESOS CON COVID NEGATIVO SIN TANTA LEGULEYADA. LUEGO,SE IRÁ LLENANDO EL PAPELEO.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.