Miércoles, 20 Mayo 2020 17:43

“Necesitamos un vuelo humanitario real, nos tenemos que devolver a Colombia”

Escrito por Juan Sebastián Navarrete Aldana
Valora este artículo
(0 votos)
El grupo de 80 colombianos que duermen el aeropuerto de Sao Paulo, asean constantemente la sala de espera para evitar un contagio masivo.El grupo de 80 colombianos que duermen el aeropuerto de Sao Paulo, asean constantemente la sala de espera para evitar un contagio masivo.

En el tercer piso de una sala de espera del Aeropuerto Internacional de São Paulo-Guarulhos, desde hace más de una semana viven 112 colombianos atrapados en Brasil. Están confinados, estresados, cansados y con constante temor de ser contagiados.

Sus condiciones de espera y sobrevivencia no son fáciles: sus camas son las sillas de la sala de espera; su ducha es un lavamanos en un baño para inválidos, en el cual recogen agua con una coca y un balde y así se asean cada día. Para su “ducha diaria” se turnan mujeres, hombres, niños y bebés. Para el alimento “pasan a otro barrio” ubicado a tres cuadras del aeropuerto, en una pequeña manga: allí cocinan con fuego que les provee la leña que logran reunir; mientras cocinan sus alimentos, de día terminan insolados por la intensidad del astro rey, de noche los encoge el intenso frío.

En la manga han diseñado su cocina, organizando unas piedras sobre las que colocan unas ollas que les obsequiaron, al igual que los alimentos, los mismos que cada día les provee la solidaridad de los lugareños. Una vez el alimento está para ingerir, en procesión parten de regreso para su “hotel”, la sala de espera, donde cada quien saca su vaso, cuchara y plato desechable, que cuidan como su fuera su propia vajilla.

“Con los bebés ha sido la locura. Es lo que más estresado y cansado tiene al grupo. Al principio nos tocó hacer una cuna improvisada con colchonetas, toallas y cobijas para que el bebé estuviera cómodo. Vino una gerente de un hotel cercano al aeropuerto y vio la situación. Muy amable la señora ofreció una habitación gratis para la mamá gestante y el bebé que tiene 23 días de nacido”, contó Mónica Ramírez, ingeniera y lideresa del grupo, que en su estatus de turista la pandemia del coronavirus la sorprendió en el estado de Mogi das Cruzes.

La embajada de Colombia en Brasil, a cargo de Darío Montoya Mejía, conociendo la situación de estos connacionales no les ha suministrado ninguna ayuda. Mónica contó que de los cerca de diez correos que ha enviado al consulado, la respuesta reiterativa es: “se resalta que el Consulado no tiene los recursos ni la autonomía para poder dar auxilios económicos a los colombianos afectados por la emergencia Covid19”. En la siguiente captura de pantalla podrán ver la respuesta oficial.

 

 

Es válido preguntarse entonces, ¿dónde están los 7.000 mil millones de pesos girados a 94 consulados que registran colombianos atrapados con insolvencia económica, que Claudia Blum, canciller colombiana, declaró a medios de comunicaciones haber girado? Lo cierto es que los cerca de 112 colombianos, entre ellos 15 niños, viven todos los días bajo una clara vulneración de sus derechos en el aeropuerto de São Paulo-Guarulhos. ¿Qué va hacer el gobierno colombiano al respecto?

“Nos preocupa que tenemos dos niños de 2 años. Hay uno de 18 meses, otros 3 de 6 años. Adolecentes de 12, 13 y 14 años. La mayoría de ellos ya perdieron el sueño, son las 3 de la mañana y están jugando con todo lo que encuentran. Están estresados y confinados en un espacio pequeño y donde hay mucha gente”, narró Mónica, quien agregó que se sienten más seguros en el aeropuerto que afuera en Sao Paulo ya que, a la fecha, la ciudad cuenta con 66.049 personas confirmadas de contagio y 5.147 fallecidas por el virus covid-19.

 

Sin dinero para comprar su derecho a regresar al país

 

El 12 de mayo del año en curso, desde distintas ciudades de Brasil como Pernambuco y Rio de Janeiro, llegaron todos estos colombianos al aeropuerto. Muchos de ellos, residentes en el país carioca, perdieron sus negocios por quiebra, producto de la cuarentena. Otros, con equipajes en mano, tuvieron que abandonar sus inmuebles porque no tienen cómo pagar sus arriendos y tampoco están permitidos los trasteos por decretos emitidos en medio del confinamiento.

“El consulado de Colombia en Brasil no nos ha brindado ninguna ayuda. El otro día estuvieron 3 funcionaras del consulado, muy groseras. No dejaron expresar a las personas. Simplemente vinieron a tomar una lista, nos tomaron el dato del pasaporte, número telefónico y si teníamos vuelo de regreso; el número del vuelo. Fue lo único que hicieron. No traían ni mercados”, contó Mónica quien tenía pasaje de regreso para Colombia el 7 de junio, un vuelo ya cancelado por el cierre de aeropuertos y por el cual Avianca le prometió la entrega de un bono canjeable. Hasta el momento no ha recibido bono alguno.

Los únicos que les han brindado ayuda han sido los brasileros, suministrándoles comida, techo y seguridad, cosas que el gobierno de Iván Duque no ha les ha procurado. En el aeropuerto les brindaron el espacio donde duermen y los guardias de seguridad están pendientes de ellos. El otro día, en medio de otra dura jornada, un brasilero que no se identificó les llevó 70 almuerzos. “Y así no la hemos estado jugando; la gente viene y nos trae comida, latas de atún y panes, así hemos estado sobreviviendo”, detalló con voz segura Mónica.

¿Qué acciones piensan implementar si el gobierno colombiano no gestiona un vuelo realmente humanitario, es decir sin cobrarle los pasajes?

“El paso más grande ya lo dimos, es estar en el aeropuerto. La verdad, de aquí no nos podemos mover. No tenemos para dónde irnos. Los que somos turistas no conocemos ni esta ni otras ciudades. La gente residente no puede volver a sus casas porque no tiene con qué pagar un arriendo. Nos vamos a quedar en el aeropuerto hasta que nos den una solución. Nadie tiene los recursos para poder pagar los 460 dólares que cobran por el pasaje. Todos y todas pedimos que no nos cobren ese dinero, no tenemos cómo pagarlo. Necesitamos un vuelo humanitario real, nosotros nos tenemos que devolver a Colombia”, concluyó la lideresa que agregó que necesitan una respuesta congruente por parte del consulado colombiano de esta ciudad.

Es urgente que la Cancillería de Colombia, a cargo de Claudia Blum, gestione un vuelo humanitario sin costo alguno para estos colombianos que están viviendo en extremas condiciones, con sus derechos vulnerados, aguantando diversidad de necesidades –entre ellas el alimento–, y con los recursos agotados. Es claro que en estas condiciones no podrán sobrevivir mucho más tiempo.

Ingrese en el siguiente enlace para conocer vídeos, audios, testimonios y artículos relacionados al cubrimiento especial de colombianos atrapados alrededor del mundo Repatriación Ya. 

https://www.desdeabajo.info/component/k2/item/39323-repatriacion-ya.html

 

Información adicional

  • Autor:Juan Sebastián Navarrete Aldana
  • Fuente:desdeabajo
Visto 220 vecesModificado por última vez en Jueves, 21 Mayo 2020 09:45

2 comentarios

  • Enlace al ComentarioMaicolSábado, 23 Mayo 2020 12:48publicado por Maicol

    Si saben algo de un vuelo por favor avisan yo estoy en un lugar de paso sin dinero y esperando un vuelo humanitario urgente. Gracias

  • Enlace al ComentarioJosé RamirezJueves, 21 Mayo 2020 13:49publicado por José Ramirez

    Un Gobierno que niega la repatriación asistida a les ciudadanos vulnera sus derechos fundamentales al no garantizarles la vida. Están dadas las condiciones para instaurar una acción popular exigiendo se les respeten sus medios mínimos de supervivencia. Si se hizo un vuelo en el FAC presidencial en el caso de Wuhan esta misma obligación ha sido incumplida para los 3 o más miles que han tenido que pagar altos tiquetes para auto costear su retorno.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.