Sábado, 30 Mayo 2020 11:04

Informalidad: El otro lado de la economía

Escrito por Hernán Ayala / Noname
Valora este artículo
(1 Voto)
Informalidad: El otro lado de la economía

Tras la cuarentena obligatoria, Bogotá se prepara lentamente para volver a su actividad comercial. El trabajo informal crece de manera alarmante y salir a la calle a conseguir el diario es la única opción para muchas personas.

 

De acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, el periodo de desconfinamiento debe ser lento y sostenido.

 

Los ciudadanos no pueden darse el lujo de quedarse en casa, ya que con el rebusque diario del peso los ingresos solo cubren el día a día para el sustento de sus hogares.

 

En un país donde la mayoría de la población vive del trabajo informal, esta realidad de confinamiento obligatorio hace temer una crisis que sepulte, aún más, la precaria economía de la población más empobrecida.

 

   

En un país donde la mayoría de la población vive del trabajo informal, esta realidad de confinamiento obligatorio hace temer una crisis que sepulte, aún más, la precaria economía de la población más empobrecida.

 


Este es el caso de Alejandro, malabarista que trabaja en los semáforos. Su temor hacia el virus es nulo y desde el primer día de cuarentena no ha dejado de salir a trabajar en los semáforos. Cuenta que la gente ha sido solidaria y por eso ha tenido comida, sustento y para su farra, como él dice.

 

El sistema de salud es precario y se teme una ola de contagios sin precedentes, generada por la necesidad económica.

 

    

En esta situación están implicados muchos adultos mayores, obligados por el empobrecimiento a trabajar diario, en la calle e informalmente.

 

 

La población colombiana está en situación de riesgo por la falta de bienestar económico, esto los deja más expuestos a un posible contagio.

 

Los locales comerciales están reabriendo sus negocios y generando estrategias para atraer clientes, a pesar de aun estar vigentes las medidas de cuarentena decretadas por el Gobierno.

 

Algunos sectores, como el de la construcción, ya tienen el aval oficial para reanudar sus actividades.

 

Muchos trabajadores informales siguen encontrando la forma de rebuscarse el diario en las calles, con mínimas precauciones para neutralizar un posible contagio, paradójicamente vendiendo productos de salubridad personal como tapabocas, guantes y caretas.

 

Entre más tiempo se tome está situación, que tiene al mundo pausado, en Colombia el impacto económico para los comercios, pequeñas empresas y trabajadores informales, será devastador para su diaria manutención.

 

Artículo relacionado:

Cuarentana: la situación de las calles en Bogotá

Periódico desdeabajo Nº267, abril 20 - mayo 20 de 2020

 

 

Para suscripción:

https://libreria.desdeabajo.info/index.php?route=product/product&product_id=179&search=suscri

Información adicional

  • Autor:Hernán Ayala / Noname
  • País:Colombia
  • Región:Suramérica
  • Fuente:Periódico desdeabajo Nº268, mayo 20 - junio 20 de 2020
Visto 236 vecesModificado por última vez en Domingo, 31 Mayo 2020 10:35

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.