Domingo, 15 Marzo 2009 07:48

Aproximación con Cuba, Venezuela y Bolivia, pide Lula a Barack Obama

Escrito por La Jornada
Valora este artículo
(0 votos)
Washington, 14 de marzo. El presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, se presentó hoy ante su par estadunidense Barack Obama como portavoz de América Latina, y en su primer encuentro desde que el demócrata llegó a la Casa Blanca, el 20 de enero, el brasileño le pidió una aproximación a Cuba, Venezuela y Bolivia, le sugirió que la relación intrarregional no se reduzca al combate al narcotráfico y le hizo notar que Estados Unidos tiene una oportunidad histórica para construir una nueva relación con los países latinoamericanos.
 
A un mes y tres días de que se celebre en Trinidad y Tobago la Cumbre de las Américas –para la cual Venezuela y Bolivia reclaman la presencia de Cuba–, Lula se convirtió en el primer mandatario de América del Sur que Obama recibe en Washington, aunque el viernes el mandatario estadunidense se comunicó telefónicamente con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para tratar asuntos multilaterales, de cara a la reunión cumbre del Grupo de los 20, el 2 de abril en Londres.
 
Lo que dije al presidente Obama, y tengo esperanza de que vaya a ocurrir, es que es preciso que haya una aproximación con Venezuela, que haya una aproximación con Cuba, que haya una aproximación con Bolivia, informó Lula durante una conferencia de prensa celebrada en la embajada de Brasil en Washington.
 
Lula afirmó haber abordado el tema de América Latina con Obama para hacerle comprender que en el continente se viven tiempos diferentes y que es necesario abordarlos con una óptica renovada.
 
Es preciso que Estados Unidos comprenda que América Latina vive una experiencia de crecimiento económico, una experiencia muy rica de ejercicio de la democracia, dijo el mandatario brasileño, cuyos portavoces en Brasilia anticiparon desde el jueves que Lula hablaría ante Obama como portavoz de América Latina.
 
Pienso que debemos construir en América Latina (con Estados Unidos) una nueva relación, una relación de confianza, de no injerencia, de compaginar las cosas buenas, añadió ante periodistas en la embajada brasileña.
 
Pocos minutos antes, en rueda de prensa que ofreció junto a su anfitrión en la Casa Blanca, el brasileño afirmó que Obama tiene una oportunidad histórica de mejorar las relaciones con América Latina. El estadunidense no aludió directamente a las declaraciones de Lula, pero en otro momento dijo admirar el liderazgo progresista de Brasil en la región.
 
Brasil y Estados Unidos han buscado fortalecer su relación por medio de la cooperación en materia energética, particularmente en el terreno de los biocombustibles.
 
Sin embargo, los dos países se han enfrentado por la política de subsidios estadunidenses a la producción agrícola y los impuestos de importación al etanol brasileño, el cual, reconoció hoy Obama, es una fuente de tensión que sólo se acabará con el paso del tiempo (las tarifas están fijadas para su permanencia hasta 2010).
 
Lula, que habló poco más de una hora con Obama, recordó que faltan pocos días para la Cumbre de las Américas –del 17 al 19 de abril– y que en ella vamos a encontrarnos todos nosotros, van a estar todos los presidentes.
 
El mandatario no hizo referencia alguna a la petición del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de invitar a la reunión a su homólogo cubano, Raúl Castro. El venezolano dijo que ha conversado sobre este asunto con el mandatario boliviano Evo Morales, quien presenta la misma postura.
 
Lula reveló que conversa mucho con Chávez y por eso sabe que tiene expectativas de que con el presidente Obama puede mejorar la relación, y el presidente Obama tiene voluntad, lo mismo con Evo Morales de Bolivia.
 
Venezuela y Bolivia, que mantienen en estado crítico sus relaciones con Estados Unidos tras expulsar a los embajadores estadunidenses de sus países en septiembre de 2008, han saludado la iniciativa de Lula de plantear la reorientación de las relaciones de Washington con la región.
 
Lula dijo que no trató con Obama el caso específico de Cuba, contra el que mantiene un embargo comercial de casi medio siglo.
 
El gobierno de Obama, quien ha ocupado sus primeras semanas en enfrentar la grave crisis económica, pareció esta semana voltear un poco su mirada hacia el sur de su frontera al anunciar viajes de altos funcionarios hacia América Latina, en preparación de la próxima Cumbre de las Américas.
 
El vicepresidente Joseph Biden viajará del 27 al 30 de marzo a Chile y Costa Rica, donde coincidirá con varios mandatarios de la región, mientras que la secretaria de Estado, Hillary Clinton, estará en México el 25 y el 26 de marzo.
 
El viernes anterior, Obama nombró al diplomático Jeffrey Davidow, ex embajador en Venezuela y México, consejero especial para la Cumbre de las Américas.
 
El anuncio de la visita de Biden a Costa Rica sirvió para que en San José el presidente Óscar Arias manifestara a la prensa local su intención de convertirse en una suerte de interlocutor entre los países centroamericanos y la administración de Obama.
 
Creo que sí podemos ser interlocutores. Así fue hace 20 años (cuando presidió el país centroamericano por primera vez) y lo podemos hacer ahora, afirmó Arias.
 
El mandatario costarricense cursó el jueves una invitación a sus pares de América Central para una cumbre a realizarse en San José el 30 de marzo, coincidente con la presencia de Biden.
 
Otro de los temas discutidos por Obama y Lula fue el de la crisis mundial y las respuestas que puede ofrecer el Grupo de los 20.
 
El presidente Barack Obama y yo estamos convencidos de que esta crisis puede ser resuelta con decisiones políticas en la reunión del Grupo de los 20, dijo Lula.
 
Ese mecanismo incluye a los ocho países más industrializados (Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Italia, Japón, Canadá y Rusia), a la Unión Europea y a naciones con economías emergentes: Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Corea del Sur, China, India, Indonesia, México, Sudáfrica y Turquía.
 
Este sábado, mientras los presidentes de Brasil y Estados Unidos dialogaban en privado, los portavoces de la Casa Blanca dieron a conocer que Obama habló por teléfono con Fernández de Kirchner para discutir la forma de trabajar juntos para resolver la crisis financiera internacional global y restablecer el crecimiento económico.
 
Asimismo, Obama dijo a la mandataria argentina que espera trabajar con su gobierno para lograr una exitosa Cumbre de las Américas que se enfoque en agendas comunes, y le agradeció por el liderazgo regional de su país en el combate al terrorismo y sus esfuerzos para estabilizar Haití.
Visto 1402 vecesModificado por última vez en Domingo, 15 Marzo 2009 14:46

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.