No a la intervención extranjera en Siria, clama dirigente de Irán
Damasco, 7 de agosto. Al se recibido por el presidente sirio, Bashar Assad, el jefe del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Saeed Jalili, afirmó hoy que “todos deben permitir al pueblo sirio determinar por libre voluntad lo que necesita para su futuro y su destino, sin ninguna intervención extranjera”.


Para Jalili, la solución a la crisis en Siria tiene que venir del interior del país por medio del diálogo nacional. “El pueblo iraní es hostil a cualquier plan apoyado por sionistas o por Estados Unidos”, agregó el funcionario, citado por la cadena iraní Al Alam.


Jalili criticó a los países que brindan apoyo y suministros militares a los rebeldes armados en Siria y advirtió que no permitirá que nadie “rompa el eje de la resistencia”, en lo que Dpa consideró una referencia a la alianza entre Irán, Siria, el movimiento chiíta libanés Hebollah y algunos grupos palestinos.


La agencia estatal siria Sana mostró fotos del presidente, que no había sido visto en público en más de dos semanas, junto a Jalili, sin informar dónde tuvo lugar el encuentro.


La última vez que el líder sirio fue visto en televisión fue el pasado julio, cuando recibió al nuevo jefe del Estado mayor, el general Ali Abdullah Abyub, días después del ataque con bomba en Damasco que mató a cuatro miembros de su círculo interno.


La reaparición tiene lugar también un día después de que el primer ministro, Riad Hiyab, desertara a la oposición, sin que se conozca su paradero.


Irán acusa a Estados Unidos, Arabia Saudita, Qatar y Turquía de ayudar a los rebeldes en su lucha contra el gobierno de Assad, mientras la oposición armada y Estados Unidos acusan a Irán de apoyar militarmente a Siria.


Assad, por su parte, reiteró su decisión de vencer a los rebeldes, y destacó “la determinación del pueblo y del gobierno sirios de limpiar al país de terroristas”.


Irán también expresó preocupación por la suerte de los 48 iraníes que señala como peregrinos y que fueron secuestrados el sábado por la Brigada Al Baraa del opositor Ejército Sirio Libre (ESL) en Damasco. “Irán utilizará todos los medios para conseguir la liberación inmediata de los peregrinos inocentes”, afirmó Jalili, quien responsabilizó a Estados Unidos, Turquía, Arabia Saudita y Qatar –todos países que apoyan a los opositores sirios– de la suerte que corran los cautivos, después de que se conoció la muerte de tres de los iraníes en un supuesto bombardeo del gobierno.


El Ministerio del Exterior iraní llamó a consultas el lunes por la noche al embajador suizo, que lleva los asuntos de Washington en Irán debido a que no hay relaciones diplomáticas entre los dos países.


Teherán considera que por el apoyo que da a los rebeldes, el responsable último es Estados Unidos.


El ESL asegura que los iraníes pertenecen a los Guardianes de la Revolución, la unidad de elite del las fuerzas de la república islámica, y aseguró que tres de ellos murieron en un bombardeo del ejército regular.


En una visita a Ankara, el canciller iraní, Ali Akbar Salehi, expresó que Turquía puede “desempeñar un papel clave” para obtener la liberación de los iraníes. “En la medida en que el Ejército Sirio Libre recibe el apoyo de Turquía”, su gobierno tiene “responsabilidad en este caso”, explicó la cancillería en Teherán.


En Alepo, el ejército continuó la ofensiva aérea un día después de una violenta jornada que el lunes dejó 265 muertos, según fuentes en el exilio. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), dijo en Londres que helicópteros y la artillería bombardearon los barrios rebeldes de Salahedin, Sukari, Sajur y Chaar, en lo que podría ser el preludio a una ofensiva terrestre.


El ESL, de su lado, atacó un edificio donde había entre 300 y 400 hombres del ejército y milicianos favorables al gobierno, pero tuvo que reiterarse por la intervención de los helicópteros.


En la localidad de Yandar, cerca de la ciudad de Homs, opositores armados mataron a 16 sirios, en su mayoría alauitas y cristianos, que se encontraban en una residencia para las familias de los empleados de una compañía de electricidad, dijo el OSDH.


Turquía afirmó que el número de refugiados sirios se elevó a 47 mil 500, luego de que anoche ingresaron a territorio turco unos mil 300 sirios, entre ellos un general de brigada y 11 oficiales del ejército que huyeron de la violencia en Alepo.


Mientras, las agencias humanitarias de la Organización de Naciones Unidas denunciaron la falta de fondos para poder llevar a cabo sus labores y entregar asistencia urgente al pueblo de Sirisa, que sufre una escasez grave de medicamentos.


La Organización Mundial de la Salud añadió que las sanciones y el encarecimiento del combustible están agudizando el problema. La mayoría de las fábricas están cerradas en regiones como Alepo, Damasco o Homs y muchos hospitales y centros de salud no funcionan.


Afp, Pl, Dpa, Reuters, Xinhua y The Independent

Publicado enInternacional
De la primavera árabe al verano islámico: en medio de la emergente tripolaridad global (EU, Rusia y China)
La pésimamente bautizada primavera árabe por los multimedia propagandísticos occidentaloides –que denominé La revolución del jazmín (Ver mi libro: Las revoluciones árabes en curso: el detonador alimentario global, 2011, ed. Orfila)– se ha metamorfoseado en el verano islámico, poco más de un año después, con el irresistible ascenso de la triada sunnita: 1) Hermanos Musulmanes (apoyados por Estados Unidos, Gran Bretaña y la OTAN, que incluye a Turquía), 2) salafistas –integristas coránicos, apoyados por Arabia Saudita y Qatar, miembros prominentes de las seis petromonarquías árabes del Golfo Pérsico–, y 3) Al Qaeda, presuntamente apuntalada por la CIA/“Al-CIA” (ver Bajo la Lupa, 29/7/12).


En la conclusión de mi libro preví, con rigor (24/10/11), la “caída de las repúblicas tiránicas, la consolidación de las petromonarquías, la eclosión del sectarismo, el auge de los Hermanos Musulmanes y el acecho de Al Qaeda/salafistas”, escenario que se abate con todo su furor en Egipto, Siria, Irak y Bahrein.


El predominio sunita es avasallante: prácticamente 85 por ciento, tanto en la Organización de la Cooperación Islámica (OIC, por sus siglas en inglés), de 57 países, como en la Liga Árabe, de 22 países, sin contar la RASD (también sunita), que reconoce la Unión Africana. En ambos, la OIC y la Liga Árabe, el chiísmo, tanto árabe como no árabe, oscila minoritariamente entre 10 y 15 por ciento, con excepciones fulgurantes, donde goza de amplia mayoría en países árabes (Bahrein, Irak y Líbano) y no árabes: la persa Irán. En Yemen se da prácticamente un empate técnico entre sunitas y chiítas.


A mi juicio, como destacan al unísono otros geopolitólogos, detrás de la guerra civil en Siria se encontraría el objetivo primordial de golpear a Irán y librar una “guerra de baja intensidad” de EU, GB y OTAN contra Rusia y China (ver Bajo la Lupa: “Fase pos Bashar: guerra de baja intensidad de EU contra Irán, Rusia y China”, 22 y 29/7/12).


Por lo pronto, en el verano islámico emergen vencedores, grosso modo, los Hermanos Musulmanes, y vuelven a perder los cristianos (Irak, Egipto y Siria), a punto de ser avasallados y/o expulsados de todo Medio Oriente.


Dígase lo que se diga, Estados Unidos avanza su proyecto regional con objetivo global, acoplado (por ahora) con Turquía: promover a los Hermanos Musulmanes en todo el mundo árabe para desestabilizar las importantes poblaciones islámicas del RIC (Rusia, India y China).


En forma decisiva, los Hermanos Musulmanes han obtenido la presidencia de Egipto, país paradigmático del mundo árabe: primera potencia militar y décima en el ranking mundial; 25 por ciento del total y su primera potencia cultural.


En forma ominosa, tanto en Siria como en Irak, Al Qaeda ha penetrado preponderantemente a los rebeldes sunitas (NYT, 30/7/12, y la Red Voltaire, 26/7/12), lo cual mancilla los legítimos reclamos de los contestatarios.


No se pueden soslayar las consecuencias globales y regionales de un probable colapso del régimen de Bashar Assad (apuntalado hasta donde resista por Rusia y China), cuya cabeza es exigida por EU, GB y la OTAN, al unísono de Turquía, Qatar y Arabia Saudita.


Con la caída del alawita Bashar, la teocracia jomeinista de Irán sufriría un severo golpe geopolítico, ya que el “creciente chiíta” –que va desde el occidente de Afganistán hasta la parte oriental del mar Mediterráneo– se vería fracturada en Siria: desconectada de Hezbolá (mayoría chiíta de Líbano) y Hamas (en Gaza, cuyo sunismo es muy cercano a los Hermanos Musulmanes de Egipto y Siria), así como de Irak (mayoría chiíta árabe y con óptimas relaciones con la persa Irán).
A mi juicio, desde la primavera árabe hasta su metamorfosis en el verano islámico se ha asentado y acentuado el “nuevo orden tripolar global”, de corte geoestratégico, que desplaza subrepticia y gradualmente el mortinato “orden hexapolar”, de corte economicista: taxonomía tanto de un servidor –BRIC (sin Sudáfrica) + EU + Unión Europea (UE)– como del geoestratega Zbigniew Brzezinski, quien coloca a Japón en lugar de Brasil.


Hoy, lamentablemente, la UE se ha desvanecido, tanto desde el punto de vista geoeconómico como geoestratégico, cuando los otros tres actores cupulares (Estados Unidos, Rusia y China) han eclipsado la emergencia de India y Brasil.


Rusia y China favorecen el orden mundial en transición de la unipolaridad a una multipolaridad que en realidad es tripartita (EU, Rusia y China): los tres supremos jugadores, cuando el G-20, como tal, padece catatonia y la eurozona se extingue a fuego lento, mientras Rusia y Alemania profundizan sus relaciones gaseras y tecnológicas.


Se trata de una tripolaridad geoestratégica más que multipolaridad, sin una guerra de por medio, que favorece la evolución de las caducas instituciones a nuevas por formarse: un G-20 todavía disfuncional; el BM donde existió acuerdo Estados Unidos-Rusia por la elección de un presidente estadunidense de origen sudcoreano; el FMI, corto de capitales, donde gradualmente China amplía su cada vez más valiosa participación.


En la cúpula de la tripolaridad geoestratégica existen muchos traslapes y acuerdos, pero también desacuerdos notables.


EU y Rusia no están peleados, como abultan las primitivas mentes maniqueas y lineales condicionadas, sino compiten por sus respectivas esferas de influencia cuando se acaba de gestar un acuerdo seminal por la explotación del superestratégico Ártico entre las petroleras rusas con ExxonMobil y la expulsión estruendosa de BP.


Sucede algo similar con China y sus altibajos sadomasoquistas con EU cuando la banca china acaba de ingresar a Estados Unidos por la puerta trasera y a Latinoamérica por el pórtico principal.


En el caso de Siria e Irán, se están delimitando las respectivas esferas de influencia de la tripolaridad geoestratégica, como se reflejó en la cumbre de Los Cabos entre Obama y Putin, donde quedó sellado el acuerdo sobre el régimen de transición sirio. Leáse: “sueltan” –para no decir, el acuerdo cupular tripolar geoestratégico con anuencia regional– a Bashar con maquillajes en el establishment sirio, que pasaría del binomio alawita-sunita al control depurado sunita con el ascenso del general Manaf Tlass, hipótesis que me atreví, primero en el mundo, a lanzar en CNN y en Proyecto 40, la cual está resultando viable para las partes antagónicas.


Muchas interpretaciones de corte occidentaloide se han quedado paralizadas en la nostalgia del caduco orden unipolar de Estados Unidos, que se está colapsando aceleradamente, como denotan los graves escándalos financieros a los dos lados del Atlántico norte.


A mi juicio, nos encontramos ante un “nuevo orden tripolar” geoestratégico que no se atreve a pronunciar su nombre: con el temor fundamental de Estados Unidos, que busca como sea contener a China. De ahí se desprende la gran inestabilidad mundial producto de las derrotas militares estadunidenses en el “gran Medio Oriente” y del doble ascenso de Rusia y China.


Como la teoría de juegos de Von Neuman, el orden tripolar es muy inestable por la presencia de tres jugadores cupulares cuando Estados Unidos pretende seducir tangencialmente a Rusia y se centra diáfanamente en “contener” a China a como dé lugar.


alfredojalife.com
@AlfredoJalife

Publicado enInternacional
Martes, 31 Julio 2012 09:50

AL-India: vínculos crecientes

AL-India: vínculos crecientes
En un contexto de crecientes vínculos comerciales y de inversión entre América Latina y Asia, India toma una postura más activa. América Latina se ve cada vez más como un mercado dinámico (con pautas similares de demanda de bienes y servicios en el segmento de bajo y mediano ingreso) y como importante proveedor de recursos naturales para proporcionar seguridad energética y alimentaria al subcontinente indio.

Una de las tendencias más interesantes de los 10 o más años pasados ha sido el surgimiento de Asia como uno de los principales socios comerciales y de inversión de AL.

Según datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Asia representó 21% de todo el comercio latinoamericano en 2011, detrás de Estados Unidos (34%), pero delante de la Unión Europea (13%).

Dentro de Asia, China, Japón y Corea del Sur han estado a la vanguardia de la expansión comercial y de negocios en AL. China en particular ha estado muy activa en este frente, impulsada por su necesidad de productos primarios. El país se ha convertido en el principal socio comercial de Brasil y Chile, así como en una de las principales fuentes de financiamiento e inversión extranjera directa (IED) para la región.

Si bien AL se ha beneficiado claramente de la expansión de los vínculos con China en la década pasada, la relación ha resultado bastante cargada a un solo lado. Hasta ahora la pauta ha sido que China importa productos primarios (80% de sus compras en AL) y exporta productos manufacturados, amenazando a los sectores fabriles latinoamericanos al competir con éxito tanto en el mercado doméstico como en los mercados tradicionales de exportación para productos manufactureros de AL. El comercio y la inversión crecen, pero se mantienen debajo de su potencial.

El otro gigante asiático, India, ha tomado un enfoque menos dinámico hacia AL. El comercio bilateral se ha elevado de modo significativo, de 2 mil mdd en 2002 a 25 mil md en 2011, pero equivale a sólo 10% del comercio entre China y AL y constituye menos de 1% del comercio exterior de la región.

Pese a las obvias complementariedades, existen obstáculos a una relación comercial más estrecha, entre ellas barreras tarifarias elevadas, sobre todo del lado indio (el arancel agrícola promedio a las exportaciones latinoamericanas es de 65%, comparado con el promedio de 12.5% que impone China, según el BID), y los altos costos del transporte y logística, dados los problemas de infraestructura en ambos lados.

En términos de IED, la inversión india en AL ha aumentado cuatro veces en la década pasada, de menos de 1% en la década de 1990 a un promedio de 4% en 2002-06. Se concentra en recursos naturales, servicios de tecnología de información (TI) y el sector automotriz. Brasil y, en menor extensión, Argentina han sido los principales beneficiarios de la inversión india en la región.

La relación entre India y AL ha sido impulsada hasta ahora sobre todo por el sector empresarial (encabezado por trasnacionales indias como Tata Consulting Services, Infosys, Sasken y Genpact). Sin embargo, el potencial económico de AL (elevado por el descubrimiento de nuevas reservas de hidrocarburos y gas) y su creciente perfil internacional la han puesto en la agenda política de India, donde se ha diseñado una estrategia más estructurada de acercamiento.

A partir de la firma de acuerdos comerciales preferenciales con el Mercosur y Chile, autoridades indias han dinamizado iniciativas para estrechar relaciones con AL. Este año se han dado más interacciones de alto nivel entre líderes políticos indios y sus equivalentes latinoamericanos (el presidente de Brasil y el primer ministro de Trinidad y Tobago han visitado India, en tanto el primer ministro indio, Manmohan Singh, visitó México para la reunión del G-20, y Brasil para la cumbre Río+20).

Además, en agosto India será anfitriona del primer diálogo con ministros del exterior de países de AL, con la mira de instaurar un foro similar al establecido con África, y un medio de involucrarse activamente en la región. Se espera que este primer diálogo se lleve a cabo en Nueva Delhi e incluya al ministro indio de Exteriores, S M Krishna, y a sus pares de Chile, Cuba y Venezuela. Las declaraciones oficiales aluden al interés indio por forjar una asociación que abarque una amplia gama de aspectos con una región que es hogar de casi 600 millones de personas, rica en recursos y con una ubicación estratégica, cerca de los mercados estadunidenses.

AL representa un mercado dinámico, pero aún inexplorado para India, y podría tener un papel esencial para la seguridad energética del país asiático. En la actualidad India obtiene combustibles fósiles de los estados del golfo Pérsico.

Un seminario de alto nivel organizado por la Confederación de la Industria India (CII), el 17 de julio, con el tema India y AL, en el cual participaron representantes diplomáticos de nueve países latinoamericanos, fue otro signo del creciente interés indio por reforzar los lazos bilaterales. Esa reunión apuntó a las importantes complementariedades entre el subcontinente y AL, y a la creciente voluntad política para superar obstáculos tales como los altos costos del transporte.

Si bien la creciente voluntad política de forjar una sociedad entre India y América Latina es un paso prometedor, AL enfrentará el reto de procurar que la relación sea benéfica y eleve las perspectivas de crecimiento a mediano plazo.
En particular, aunque la fortaleza de India reside en los servicios, existe el riesgo de mayor competencia para el sector manufacturero latinoamericano (en especial considerando los costos fabriles indios, mucho más bajos) y de que se desarrolle una relación asimétrica, muy similar a la que se tiene con China.

Para evitarlo, AL tendrá que hacer más por promover la competitividad de sus industrias, atendiendo deficiencias en infraestructura y capacitación, acceso al crédito, e investigación y desarrollo. Esto se puede lograr asegurando que la inversión india en la región incluya una significativa transferencia de conocimientos, tecnología y capacidades administrativas; creando iniciativas que promuevan el comercio intraindustrial con India, y cooperando en innovación y desarrollo de capital humano.


Traducción de textos: Jorge Anaya
Publicado enInternacional
Las turbulencias sirias sacuden con intensidad al régimen iraní
Fuera de Damasco, en ninguna otra capital se está sintiendo la turbulencia que sacude Siria con la intensidad que en Teherán. Para la República Islámica de Irán, la caída de Bachar el Asad supone no solo la pérdida de su aliado clave en la región, sino un riesgo existencial. Siria era la piedra angular de una política exterior basada en el enfrentamiento a Israel sobre la que todas las facciones del régimen estaban de acuerdo. Alcanzar un nuevo consenso va a resultar especialmente complicado. A las divisiones internas que se evidenciaron en el verano de 2009, se suman ahora unas sanciones internacionales que reducen el margen de maniobra para ofrecer incentivos.

 
“Siria es la joya de la corona de Irán, su principal valor estratégico. Con la caída de Bachar, el régimen iraní va a perder su mayor inversión de los últimos 30 años en esta región en términos de dinero, armas y estrategia”, resume Abdulá el Shayji, director del departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Kuwait.


De ahí que después de meses de negar que su aliado árabe tuviera problemas, Teherán ha cambiado sutilmente su discurso y ahora se ofrece para mediar entre las partes. Aunque jalean las protestas de los chiíes en Bahréin y aplauden el "despertar islámico" de Túnez, Egipto, Libia y Yemen, los medios iraníes (todos bajo control estatal) siguen negando que los sirios se hayan levantado contra sus gobernantes.
 

"El conflicto sirio debe resolverse mediante negociaciones", ha admitido sin embargo esta semana el ministro iraní de Exteriores, Ali Akbar Salehi, en la cadena iraní en árabe Al Alam. Salehí reiteró la disposición de su país para acoger unas eventuales negociaciones entre el Gobierno sirio y los partidos de oposición, si bien oficialmente Damasco sólo afronta un problema de terrorismo. Pero ese gesto, que tal vez hubiera servido de algo al principio de la crisis el año pasado, llega tarde para todos.
 

"No creo que la comunidad internacional vaya a permitir la mediación de Irán en el conflicto porque lo ve como parte del problema no como solución", señala Theodore Karasik, director del centro de análisis militar INEGMA, en Dubái. Para este experto, "Irán hipoteca la defensa del régimen sirio".
 

Desde la revolución que derrocó a la monarquía en 1979, Siria ha sido el más fiel aliado de Irán en el mundo árabe (y en general). Estuvo a su lado incluso durante la guerra con el Irak de Sadam Husein durante los años ochenta del siglo pasado. Y eso a pesar de las enormes diferencias ideológicas que separaban la república islámica del modelo laico instaurado por Hafez el Asad, el padre del actual mandatario. A menudo se ha simplificado esa relación buscando una afinidad religiosa entre el chiísmo iraní y el credo alauí que profesa el clan de los El Asad. Pero fue sobre todo la enemistad con Israel lo que unió a ambos regímenes.
 

Para los gobernantes iraníes, Siria se convirtió en la vía de acceso a Hezbolá y Hamás, los dos grupos que, desde Líbano el primero y desde los territorios palestinos el segundo, les permitían mantener su pose de defensores de la causa palestina sin derramar una gota de sangre iraní y mantener el conflicto alejado de su territorio. Atendiendo a sus raíces suníes (como la mayoría de los sublevados sirios), Hamás se distanció el año pasado de Damasco y buscó el amparo de Doha. Pero el chií Hezbolá, una criatura de los Guardias de la Revolución iraníes, no tiene otro benefactor al que acudir, y el derribo de Bachar podría ser un golpe mortal.

 
"Es posible que Israel incluso se arriesgue a atacarlo", apunta Shayji. Por su parte, el director de INEGMA ve mayor riesgo de que al sentirse aislado, Hezbolá "reanude sus actividades terroristas". Es el fantasma que están agitando algunos portavoces iraníes. "Los aliados de Siria no van a permitir un cambio de régimen", advirtió el pasado martes un responsable de los Guardianes de la Revolución antes de precisar que "las fuerzas de la resistencia no han entrado en acción todavía".

 
"El régimen iraní se da cuenta de que el colapso de El Asad significa que pierde su asidero en el mundo árabe. Por eso está intensificando su actividad en Irak, sobre todo en el Kurdistán, en Yemen…", asegura Karasik.

 
Sin embargo, el politólogo kuwaití considera que ni Irak ni el Kurdistán pueden sustituir a Siria, con su acceso al Mediterráneo, a Israel y a Hezbolá. "La caída de Bachar el Asad acaba con su grandioso proyecto para la región. Pero no es sólo su presencia regional, incluso el control sobre su propio pueblo se tambalea", interpreta Shayji. En su opinión, "la caída de Bachar será un indicador para los iraníes y permitirá que la Primavera Árabe llegue por fin a Irán".


Por Ángeles Espinosa Dubai 29 JUL 2012 - 00:45 CET

Publicado enInternacional
Domingo, 29 Julio 2012 06:47

Siria: la “opción Manaf Tlass”

Siria: la “opción Manaf Tlass”
Desde la costa oriental del mar Mediterráneo hasta el golfo Pérsico los múltiples focos incandescentes profundizan sus interconexiones.


Por azares del destino, Al-Qaeda, segmento terrorista sunnita que presuntamente controla la CIA (o “Al-CIA”), reapareció con todo su resplandor devastador tanto en el seno de los rebeldes sirios (lo cual infecta sus legítimas demandas) como con sus correligionarios de Irak.


The New York Times y Frankfurter Allgemeine Zeitung han sido muy generosos en exponer las nuevas andanzas de Al-Qaeda en Siria e Iraq, países que constituyen dos “imágenes del mismo espejo sectario”: el primero, con mayoría sunnita y relevantes minorías (alawitas, cristianos, kurdos, drusos y turcomenos) y, el segundo, de mayoría chiíta árabe (vinculada al chiísmo persa) y con notables minorías (sunnitas árabes y kurdos).


En el “Creciente Fértil”, corazón de la máxima hipercomplejidad del mundo árabe, prevalece su consustancial sectarismo (Líbano, Siria e Irak) y donde las reduccionistas mentes maniqueas de reflejos condicionados lineales occidentaloides pueden salir decapitadas por ridículo simplificador.


Existe ya embotellamiento de portaviones de EU en el golfo Pérsico para asfixiar a la teocracia chiíta persa, mientras el gabinete israelí del “sionista mesiánico” (ex-jefe del Mossad dixit) Netanyahu acaba de adoptar un “presupuesto de guerra” para atacar a Irán y/o capturar, para “el bien del género humano”, las armas químicas del tambaleante régimen alawita (minoría esotérica del chiísmo) de Bashar Assad.


Sea contra quien fuere, pero Netanyahu está en pie de guerra: ya sea para realizarla en cualquier momento; ya sea para secuestrar la elección presidencial de EU donde el desmedidamente poderoso “lobby AIPAC” –consultar luminoso libro The Israel Lobby and US Foreign Policy de los excelsos politólogos John Mearsheimer y Stephen Walt– ejerce una influencia considerable gracias a su control de los multimedia y sus PRESS-titutes (Paul Craig Roberts dixit).


Thierry Meyssan, director galo de Réseau Voltaire –lectura obligada para equilibrar la avasallante desinformación de “Occidente”– se encuentra en Damasco y ha reportado la infiltración de mercenarios jihadistas de Al-Qaeda provenientes de varios países árabes en el seno de los rebeldes sirios. A grado tal que el canciller ruso Sergei Lavrov ha acusado a EU de “encubrir el terrorismo”. ¡Uf!


A mi juicio, la EU/GB/OTAN aplican en Siria 30 años mas tarde el “modelo Afganistán” de los “libertarios jihadistas” (con apoyo de películas de Hollywood “a la Silver Stallone” sustituidas por la instantaneidad del video en youtube) contra el régimen de Kabul, aliado a la ex-URSS. Hoy Damasco se parece a Kabul y Alepo a Kandahar.


Siria se mueve entre dos polos extremos de disolución de su entidad estatal: 1. la balcanización en miniestados étnico-teológicos “a la Yugoslavia”, que en el norte se insinúa con la apropiación territorial de los kurdos –quienes son sunnitas pero no-árabes–, lo cual ha puesto en alerta a Turquía que apoya ostensiblemente, con ayuda financiera de Arabia Saudita (AS) y Qatar, a los rebeldes sirios y, 2. el sectarismo de la guerrea civil teológica entre sunnitas y chiítas a escala regional (entre AS e Irán) y, a escala local siria, entre los alawitas (10 por ciento de la población) y sunnitas (70 por ciento).


Curioso: los cristianos de Siria (10 por ciento) se han aliado a su cuenta y riesgo al régimen alawita por temor a la toma del poder por el espectro de la omnipotente triada sunnita: Hermanos Musulmanes, salafistas (integristas coránicos) y Al-Qaeda.


En forma anecdótica, el destino de la batalla de Alepo –entre el ejército controlado por la secta alawita, y los rebeldes de la triada sunnita– será decidido por quien tomen partido los kurdos no-árabes: 20 por ciento de la población comercial más importante de Siria, además de joya arquitectónica milenaria y centro de la óptima gastronomía. ¡Ese es el Medio-Oriente!


Desde la Guerra del Peloponeso, 26 siglos más tarde, los humanos no han cambiado mucho con sus lealtades y perfidias; sólo varió la coreografía tecnológica.


El binomio dinástico de los alawitas Assad y los sunnitas Tlass –que gobernó Siria y controló el Partido Baas durante 42 años desde los padres Hafez y Mustafa, refrendado por los hijos Bashar y Manaf–, quedó fracturado irreversiblemente.


Es imposible gobernar Siria –país proclive a la ingobernabilidad y propenso a varios golpes de estado antes del más reciente que propinó Hafez Assad en 1970– sin el factor del “estructural pegamento” mayoritario sunnita.


Entre los dos polos disolutivos de la entidad estatal siria, se perfila la “opción Manaf Tlass” (ver Bajo la Lupa 22.7.12), la cual, dicho sea con humildad de rigor, propuse antes que nadie en mis comentarios a CNN y Proyecto 40.


Manaf desertó de la pretoriana Guardia Republicana para asilarse en París donde ha empezado a encabezar el liderazgo de la transición aceptable a los actores globales y regionales (con la salvedad de Irán que guarda prudente silencio): hijo del ex ministro de Defensa Mustafa, y hermano tanto de Firas (multimillonario radicado en Dubai y muy cercano a las pudientes petromonarquías) como de Nahed (esposa del multimillonario y célebre mercader de armas saudita Akram Ojjeh).


Se detectan radiactivamente los hondos vínculos añejos del clan Tlass con Rusia, Francia, Turquía y las seis petromonarquías, en particular, Arabia Saudita. No es poco.


El portal libanés lorientlejour (26.7.12), muy cercano a Francia, destapa a Manaf –playboy muy carismático de 48 años de edad– como “futuro hombre fuerte de Siria”.


Michel Kilo, uno de los principales dirigentes de la oposición, durante sus negociaciones con el canciller Sergei Lavrov, en Moscú, filtró que Manaf “está destinado a jugar un rol de primer plano en la fase de transición”.


A un sector de la oposición, Consejo Nacional Sirio (CNS) que ha sido entrenado por EU para presidir la transición, no le agrada para nada la opción del sunnita “Manaf” cuya familia es identificada con el nepotismo Assad.


A la muy fracturada y heteróclita oposición siria solamente la unifica su abominación a Bashar cuya defenestración puede ser peor que su estancia, si no se mantiene un mínimo institucional de gobernabilidad para no repetir el lúgubre vacío de poder que sucedió con la des-baasificación de Irak (imagen en espejo de Siria) a raíz de la desastrosa invasión anglosajona que sigue sembrando fuego y sangre en toda la región con el fin de apoderarse de los hidrocarburos.


El portal libanés naharnet (26.7.12), muy cercano a EU, reproduce la entrevista de Manaf con el rotativo saudita As-Shark-Al-Awsat, durante su conspicua visita al reino wahabita, donde expuso su “hoja de ruta para concluir la crisis” donde “participarían los sirios honorables (sic), que incluyan a miembros del presente régimen cuyas manos no estén teñidas de sangre” y en la que Bashar (su íntimo amigo de adolescencia y juventud) no tendría papel alguno que jugar.


El objetivo de Manaf es ante todo “preservar el estado” para que Siria no se disuelva entre el sectarismo y/o la balcanización. ¿Podrá?


¿Cual es el “verdadero plan” de EU/GB/OTAN que parecen coquetear con la “qaedización” para desestabilizar en última instancia a Irán, Rusia y China?


http://alfredojalife.com http://twitter.com/@alfredojalife

Publicado enInternacional
Sábado, 28 Julio 2012 06:34

Fuego desde el aire en Alepo

Fuego desde el aire en Alepo
Aviones de guerra del régimen estaban en acción ayer en lo que parece ser otra importante escalada en la guerra civil siria. The Independent fue testigo de cómo dos cazabombarderos aparecían repetidamente volando bajo durante la batalla en la ciudad de Al Bab, cerca de Alepo, y, en por lo menos dos ocasiones, el avión parecía estar disparando a tierra durante la lucha. Esta es la segunda vez que el régimen de Bashar al Assad ha sido acusado de usar aviones de guerra contra su propio pueblo. Durante la mayoría de las incursiones ayer temprano, los pilotos parecían estar llevando a cabo lo que se conoce como una “demostración de fuerza” para intimidar al enemigo con su presencia sin abrir fuego.


Pero varios combatientes rebeldes afirmaron que ellos habían recibido disparos directamente del aire mientras estaban atacando una base militar en las afueras de la ciudad. Halid al Khaldi dijo: “No lo estoy imaginando, hubo una estela en el cielo y luego una explosión a unos 30 metros frente a nosotros. Comenzamos a correr para cubrirnos y desde el avión nos dispararon de nuevo”.


Lahad Abdullah añadió: “Al principio volaban en círculos, pero cuando las fuerzas del régimen en el campo estuvieron en problemas, los aviones se abrieron”. Combatientes del Ejército Sirio Libre (ESL), a quienes The Independent acompañó en una serie de ocasiones, abrieron fuego con sus rifles Kalashnikov al avión en gestos de desafío, que eran militarmente inútiles y sólo servían para llamar la atención sobre nosotros. El avión puede haber estado dirigiendo fuego de francotiradores que se dirigían hacia la posición rebelde.


En la provincia de Derra, fonteriza con Jordania, en la que muchas localidades son blancos de fuertes bombardeos desde hace días, al menos 21 personas murieron por disparos de artillería pesada contra un campo de refugiados. Los aviones de guerra también marcaron una escalada en un día que comenzó con violencia. Los bombardeos comenzaron a las 5.35 de la mañana: salvas de mortero seguidas por artillería, un coro mortífero de la madrugada que se ha convertido en algo demasiado familiar para los residentes de Al Bab. Los ataques continuaron durante la tarde y la noche, salvas disparadas al azar hacia la ciudad, destruyendo hogares y obligando a que la gente saliera huyendo mientras los helicópteros sobrevolaban. Esta ciudad satélite funciona como escudo para los revolucionarios encerrados en combate con las fuerzas del régimen en Alepo, la ciudad y centro comercial más grande de Siria que se ha convertido en un premio simbólico y estratégico en la sangrienta guerra civil.


Fuentes opositoras afirmaron que los rebeldes sirios capturaron a 150 soldados y milicianos favorables al régimen en Alepo, durante los combates que tienen lugar en la segunda ciudad de Siria, así como en la provincia de Idleb. En un video difundido ayer en Internet, se ve a un centenar de personas vestidas de civil sentadas en el suelo, filmadas por un hombre que afirma pertenecer al ESL, quien les pide que se identifiquen. La mayoría de ellos afirma formar parte del ejército sirio o de milicias favorables al régimen del presidente Bashar al Assad y haber sido capturados en Alepo. Hombres armados los rodean en lo que parece ser el patio de un edificio.


En Maaret al Numan, en la provincia de Idleb, los rebeldes capturaron a 50 militares, incluyendo 14 oficiales, indicó el OSDH. “Tras enfrentamientos que duraron 12 horas, los rebeldes destruyeron un puesto de seguridad y capturaron a 50 militares del régimen, incluyendo a catorce oficiales” en Maaret al Numan, dijo por teléfono el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.


Por Kim Sengupta *

Desde Al Bab

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Publicado enInternacional
Fuerza aérea de Colombia participará por primera vez en ejercicios militares con EU
Base de la Fuerza Aérea Nellis, Estados Unidos. 26 de julio. La fuerza aérea de Colombia participa este año por primera vez en una de los principales maniobras militares estadunidenses, con pilotos que mostrarán sus destrezas en una batalla aérea simulada sobre el desierto de Nevada (oeste).


Luego de dos años de rigurosos entrenamientos, dos escuadrones de aire de Colombia calificaron para participar en los ejercicios llamados red flag (bandera roja), que se realizan esta semana cerca de Las Vegas, señalaron oficiales militares.


“Esta es nuestra primera vez. Hubo un proceso de preparación de casi dos años”, declaró a Afp el general de brigada colombiano Carlos Bueno.


Dos aviones cisterna y aviones de combate Kfir C-10 y C-12 volaron desde Colombia para las maniobras, dentro de las cuales los pilotos deben disparar bombas reales contra objetivos, en el extenso campo de entrenamiento en el desierto.


En total, más de 100 militares colombianos, incluidos 12 pilotos de los cazas Kfir y seis tripulantes de los aviones cisterna, participan en los ejercicios.


“No sólo es un sueño hecho realidad el estar volando con la mejor fuerza aérea. También es muy importante para nosotros porque podemos aprender mucho (...) y al mismo tiempo podemos avanzar en integración con una fuerza aérea muy moderna”, dijo Bueno.


Los ejercicios red flag, realizados por pilotos estadunidenses cada dos años, involucran normalmente 60 aviones, incluidos dos escuadrones “agresores” que tratan de simular las estrategias de aparatos no pilotados.


La fuerza aérea de Colombia tiene experiencia en operaciones aire-tierra por su larga lucha contra los grupos insurgentes, pero en las maniobras en Estados Unidos sus pilotos podrán poner a punto otras destrezas cuando se “enfrenten” a defensas aéreas, cazas enemigos y fallos electrónicos, explicó Bueno.


“Un piloto de combate tiene que estar bien entrenado en todos los aspectos, no sólo en operaciones aire-tierra”, indicó.


Por ejemplo, el enfrentarse a interferencias de radares y radios es “algo muy nuevo” para los pilotos colombianos.


Durante un ejercicio nocturno, un elemento de la tripulación fue sorprendido por una canción de la estrella del pop Britney Spears que comenzó a sonar en las radios de la cabina de mandos, en una simulación de un intento enemigo por interferir en las comunicaciones, relató.


Esta es la primera vez que una flota aérea colombiana es desplegada fuera del país sudamericano, afirmó Bueno.


Colombia planea repetir la experiencia el año próximo en unas maniobras aéreas similares en Canadá, llamadas bandera de arce, agregó el general de brigada.


El gobierno del presidente Juan Manuel Santos aspira a tener una fuerza aérea de primera categoría y ha mostrado su interés en adquirir eventualmente cazas estadunidenses F-16, dijeron oficiales del país norteamericano.


“Su objetivo es ser los mejores de América Latina”, aseguró el coronel estadunidense Hans Palaoro.


Los colombianos dominan una técnica tradicional para soltar bombas convencionales, destreza que se ha perdido entre los pilotos estadunidenses, acostumbrados a confiar en municiones teledirigidas, dijo el oficial.

Publicado enInternacional
El movimiento de los geógrafos brasileños
En ciertas ocasiones las universidades, y los universitarios, se apartan del lugar que eligieron para deslizarse hacia la gente común organizada en movimientos, se comprometen con ellos y devuelven a la sociedad parte de lo que ella invirtió en su formación. Cuando esto sucede los resultados suelen ser interesantes, ya que multiplican el esfuerzo por el cambio social, que nunca sucede dentro de los campus sino allí donde transcurre la vida real.


Este semana se realiza en Belo Horizonte el séptimo Encuentro Nacional de Geógrafos, organizado por la Asociación de los Geógrafos Brasileños (AGB), donde unas 7 mil personas, en su mayoría estudiantes y licenciados jóvenes, abordan los principales problemas políticos del país, además de sus propias inquietudes profesionales. La estructura del encuentro, autogestionado por los participantes, y el tipo de debates encarados, muestran que se trata de algo diferente a lo que suele suceder en esos espacios.


Las 20 mesas redondas están ordenadas en torno de siete ejes temáticos: la restructuración en curso del capital, las prácticas educativas de la geografía, Brasil en América Latina, movimientos sociales y resistencias, naturaleza y sociedad, saberes geográficos y luchas sociales, y lenguajes y tecnologías. Además, sesionan grupos de trabajo, se realizan minicursos y se abren espacios donde los colectivos socializan sus investigaciones.


Mención especial merecen los más de 100 Espacios de Diálogos y Prácticas, donde se debatieron horizontalmente alrededor de 3 mil ponencias, con fuerte énfasis en las luchas sociales y políticas del último periodo, ya que el encuentro se realiza cada dos años. Un día de la semana fue dedicado a “actividades de campo”, para conocer de cerca desde las resistencias populares hasta el avance del capital sobre la naturaleza y la geografía urbana. En suma, fue un encuentro en el que participaron militantes sociales y profesionales comprometidos, algo que no es frecuente en estos tiempos y que, de algún modo, emparenta el movimiento de los geógrafos con el de las agrupaciones estudiantiles argentinas que recientemente realizaron su encuentro anual en Rosario.


¿Cómo fue posible transitar de las corporativas y conservadoras asociaciones profesionales a un movimiento vivo, abierto e incrustado en las luchas sociales? El viraje sucedió en la etapa final de la dictadura militar, en un periodo de fuerte protagonismo estudiantil, obrero y campesino, en el que se crearon la central sindical CUT y el Movimiento Sin Tierra (MST). En ese clima social y político, la reunión anual realizada en Fortaleza en 1978 decidió modificar los estatutos y abrir la asociación a los estudiantes, democratizarla, con lo que comenzó a vincularse de forma estrecha con el movimiento por los derechos humanos de esos años y el debate político nacional.


Desde ese momento la asociación de los geógrafos no dejó de vincularse a las luchas populares, convirtiéndose en referente ineludible. En esa trayectoria colectiva deben destacarse algunas personalidades como Carlos Walter Porto Gonçalves, quien trabajó con Chico Mendes en Acre y cuyo libro La globalización de la naturaleza y la naturaleza de la globalización fue premiado por Casa de las Américas en 2008, así como los casos de Bernardo Mançano Fernández y Ariovaldo de Oliveira, quienes vienen trabajando junto al Movimiento Campesino Sin Tierra. Una gran cantidad de geógrafos están vinculados a movimientos como el que en estos momentos resiste la construcción de la represa de Belo Monte sobre el río Xingú.


Debe destacarse que el movimiento de los geógrafos sigue creciendo a pesar del largo y profundo reflujo que experimentan las luchas sociales en Brasil, como lo muestra la evolución de la participación en los encuentros bianuales. En 2002 participaron 3 mil personas en João Pessoa, en 2004 llegaron 3 mil 800 al de Goiania, para caer a mil 500 en 2006 en la lejana Rio Branco, en el estado de Acre, fronterizo con Bolivia. En 2008 en São Paulo fueron 5 mil personas y 5 mil 500 en Porto Alegre en 2010. Este año en Belo Horizonte hubo 7 mil inscritos.


Lo que no dicen las cifras es la calidad de los debates, sobre todo en los pequeños espacios de intercambio, donde los más jóvenes debaten de igual a igual con las generaciones mayores los desafíos que enfrentan los movimientos de los subalternos en las grandes ciudades, como la militarización de las periferias y la presencia del narcotráfico en las favelas. Me pareció notable la elevada presencia de afrobrasileños en el encuentro, con trabajos brillantes y reflexiones que muestran que la favela, y los movimientos que produce, como el hip-hop, forma parte del espeso entramado de resistencias al modelo hegemónico, en sintonía con la producción de Milton Santos, el más emblemático geógrafo brasileño.


Fueron importantes los debates en torno a las megaobras para el campeonato mundial de 2014 y los Jugos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016, que están desplazando cientos de miles de personas de los barrios más pobres de las ciudades para beneficio de un puñado de multinacionales brasileñas de la construcción. Decenas de trabajos y algunos libros acompañan la creación de los comités populares que trabajan junto a los afectados para paralizar las obras y forzar a los gobiernos locales a negociar cambios o mejoras para los desplazados. Los geógrafos aportan desde cartografías hasta una mirada de conjunto que permite comprender la actual fase de acumulación de capital a través de grandes obras que destruyen las tramas urbanas.


Para quienes no somos universitarios y tenemos cierta desconfianza hacia producciones académicas descomprometidas, el Encuentro Nacional de Geógrafos se reveló como un espacio democrático y altamente politizado, donde las decisiones finales se toman en asambleas. Un movimiento que rechaza el hondo individualismo dominante alimentado por un “sentido común” que considera la universidad como escalera social en vez de servicio comunitario.

Publicado enInternacional
Jueves, 26 Julio 2012 06:49

Tiempo de volver

Tiempo de volver
Un amigo sirio me llama temprano. Sólo para avisarte que regresaremos. Ya están bien las cosas en el área de Mezzeh”. Esto me deja pensando. Luego una colega libanesa me dice que tres amigos sirios suyos acaban de hablarle para despedirse pues regresarán a Damasco con sus familias, ahora que los combates han disminuido.


La misma mujer me llama más tarde para contarme que habló con un amigo en Alepo, el pasado martes por la noche para ver si estaba bien. “Se encontraba en un restaurante atestado en el centro de la ciudad. No lo podía escuchar con tanto ruido”. Las interminables filas de lujosos autos sirios afuera de los restaurantes de Beirut que todavía podía uno ver el pasado fin de semana, propiedad de los simpatizantes del régimen sirio que tomaron un breve “descanso” de Siria, han desaparecido de las calles.


El partido Baaz recibió un muy severo revés la semana pasada, por supuesto, pero ¿podría Bashar estar ganando, al menos brevemente, y contra todo presagio? No hay duda de la capacidad de la oposición para sobrevivir; el extraordinario y valiente reportaje sobre los combates en Alepo es prueba de ello. Pero las llamadas a Damasco cuentan la misma historia. No se registró el más mínimo fuego de artillería en muchas áreas anoche.


Llamo a una dama siria –de buena formación y clase media– quien huyó de Damasco el pasado jueves. Me comenta que Bashar pudo haberse salido con la suya de haber respondido adecuadamente al primer estallido de violencia en Deraa, donde un niño de 13 años fue torturado hasta que murió.


“¿Sabes? Estábamos dispuestos a darle una oportunidad”, me dijo. “Antes de todo esto era joven, diferente, hasta bondadoso. Siempre se dijo reformista. Era un poco ridículo, claro, pero no era malo. Nos convenció de que en 2005 (después del asesinato del ex primer ministro libanés Rafiq Hariri) había una conspiración contra Siria. Luego, en su primer discurso después de lo de Deraa, en marzo del año pasado, mucha gente pensó que todo podía ser diferente. Pero repitió su teoría de la “conspiración”, dijo que no permitiría “que lo apresuraran para implementar reformas”. En ese punto casi se empezó a reír. Nada indicó que él tuviera sentido alguno de su responsabilidad. Fue ahí cuando el régimen desperdició su oportunidad”.


Pero es un error pensar que Bashar está al mando de Siria, afirmó esta mujer. Siria es gobernada por una oligarquía –todos para uno y uno para todos– y es una oligarquía que no da libertad alguna a su líder, señaló. “Nunca esperé ver helicópteros artillados sobrevolando mi balcón durante seis horas. Todos dijimos siempre que el régimen nunca haría en Damasco lo que sí hace en los poblados. Pero en mi barrio hubo 20 muertos y la televisión siria mostró a un soldado del gobierno dándole patadas en la cabeza a un cadáver. No creo que el régimen pueda continuar después de algo así”.


¿Cuánto tiempo durará el presidente entonces? “Bashar no huirá de Damasco; eso es basura de los periódicos occidentales. Luego la mujer dio la respuesta mortal: “Un mes o dos, tal vez”.


© The Independent

Traducción: Gabriela Fonseca

Publicado enInternacional
Jueves, 26 Julio 2012 06:43

Venezuela se va de la CIDH

Venezuela se va de la CIDH
El canciller venezolano, Nicolás Maduro, anunció ayer que entregará un escrito ante la Secretaría General de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para concretar el retiro de Venezuela del organismo. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, había ratificado el martes que abandonaría la Corte en rechazo a un fallo del organismo.


Maduro acusó a la CIDH, órgano regional que depende de la Organización de los Estados Americanos (OEA), de actuar en complicidad con los “grupos golpistas que en Venezuela pretendieron imponer una dictadura”, durante el golpe de Estado de 2002. “Correría un año para que Venezuela se salga del organismo que está en la línea de lo que ha sido la conducta de la CIDH, de complacer a los grupos terroristas que pretendieron acabar con el proceso constitucional venezolano”, expresó Maduro a la televisora estatal. Además explicó que la salida del Sistema Interamericano de Justicia es una decisión de Estado tras la sentencia. “Esto ya es una decisión de Estado. Vamos a su implementación, a su explicación de las distintas instancias tanto en el Consejo Permanente de la OEA como de los gobiernos amigos de América latina y el Caribe y del mundo”, dijo Maduro. El canciller se refirió al fallo que el organismo regional dictó a favor de Raúl Díaz Peña, presunto autor de los ataques contra el Consulado General de Colombia y la Oficina de Comercio de España, perpetrados en Caracas en el 2003, aparentemente con la idea de que se acuse al gobierno por los hechos. Tras las investigaciones, Díaz fue detenido y condenado por la Justicia, en abril del 2008, a nueve años y cuatro meses de prisión por los cargos de intimación pública, daños a la propiedad pública y lesiones leves.


Sin embargo, Díaz Peña quedó en libertad por un beneficio procesal, a pesar de que no terminó de cumplir su sentencia. El acusado viajó a Estados Unidos y presentó su caso ante la CIDH. Sobre el dictamen de la misma del 20 de julio –en el que el organismo regional acusó al Estado venezolano de ser internacionalmente responsable por la violación del derecho a la integridad personal y por los tratos inhumanos y degradantes en perjuicio de Díaz Peña–, Maduro indicó que la institución acoge la denuncia que hace de supuestas violaciones de derechos humanos, cuando todavía, de acuerdo con la convención de la CIDH, este caso está en jurisdicción internacional. “Es uno de los casos que va acumulando un conjunto de decisiones aberrantes, abusivas, que viola la convención y que ha llegado más allá del límite del desprestigio y de la falta de credibilidad”, sostuvo.


El presidente venezolano ratificó el martes la decisión de su país de abandonar la Corte Interamericana de Derechos Humanos después de que a finales de abril anunciara su intención de desligarse de la Comisión Interamericana, partes ambas del sistema interamericano de protección de los derechos humanos. “Venezuela se retira de la Corte Interamericana de Derechos Humanos por dignidad y la acusamos ante el mundo de ser indigna de llevar ese nombre de derechos humanos apoyando al terrorismo”, dijo Chávez tras referirse a un fallo de ese tribunal sobre Raúl Díaz. “Esta inefable Corte ha vuelto a atropellar y a ofender la dignidad del pueblo venezolano”, aseguró desde Puerto Cabello, estado de Carabobo, en el acto por el aniversario de la Batalla Naval del Lago de Maracaibo y Día de la Armada Nacional. “Le dije a Nicolás Maduro que actuemos. Venezuela se retira de la Corte y la acusamos ante el mundo de ser indigna de llevar ese nombre. Son agresiones por atrevernos a ser libres”, declaró por ese entonces.


Por su parte, Estados Unidos advirtió ayer a Venezuela que si se sale de la Corte, como ha amenazado, estará enviando un mensaje al que tildó de “profundamente lamentable” en materia de derechos humanos y democracia. Según la portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Victoria Nuland, la Corte es un organismo “altamente respetado, independiente y autónomo” de la OEA. “Detestaríamos ver cómo Venezuela se aleja de ella, especialmente en vista de esas personas que dentro de ese país luchan por sus derechos democráticos”, agregó la vocera en rueda de prensa.

Publicado enInternacional