Opinión  El "Milagro de China", una oportunidad para América Latina

Cuando la comunidad latinoamericana e internacional felicita a la República Popular China, la Nueva China, por los enormes logros alcanzados desde su fundación hace 70 años, en general se pregunta: ¿De dónde viene China y a dónde irá? ¿Qué tipo de mundo está promoviendo China? ¿Cómo se llevará con el mundo?

En respuesta a estos problemas, el gobierno chino publicó el viernes pasado su primer libro blanco integral "China y el mundo en la nueva era". Utilizando ejemplos y datos, revisó exhaustivamente los logros del desarrollo y las importantes contribuciones al mundo. Expuso de manera integral y sistemática las relaciones de China con el mundo, respondió a las principales preocupaciones de la comunidad internacional y declaró claramente que China siempre ha sido firmemente constructor de la paz mundial, contribuyente al desarrollo global, defensor del orden internacional, demostrando la sinceridad, la determinación y la responsabilidad de un gran país,

En el curso del desarrollo humano, 70 años es solo una gota en el océano, pero para la Nueva China, significa un gran cambio. El pueblo chino se ha apoyado en la autosuficiencia y el trabajo duro, y ha experimentado décadas en el proceso de desarrollo que los países desarrollados han experimentado durante cientos de años, creando un milagro de desarrollo sin precedentes en la historia humana e inyectando energía positiva en la paz y el desarrollo mundial. El libro blanco revisa con orgullo la historia de la fortaleza económica del país, la mejora de la calidad de vida de las personas y la influencia significativa del estatus internacional desde el 18° Congreso Nacional del Partido Comunista de China, señalando que China ha crecido interactuando con el mundo, promoviendo la paz y el desarrollo mundial.

China, como país de gran escala, avanzará hacia la modernización de manera pacífica, lo que inevitablemente traerá una influencia general al mundo. En este sentido, el libro blanco se ha elaborado tanto sobre el concepto de desarrollo como sobre la acción real.

En primer lugar, China se ha embarcado en un camino adecuado para su propio desarrollo. La elección del camino es crucial para el éxito o el fracaso de un país. En los tiempos modernos, muchos países en desarrollo han llevado a cabo arduas exploraciones al respecto y algunos han copiado el modelo occidental, pero tal vez este modelo no corresponde con sus características locales y esto ha causado serios problemas económicos y sociales. Bajo el liderazgo del Partido Comunista de China, la Nueva China ha encontrado un camino de desarrollo correcto para el socialismo con características chinas.

Otro aspecto de la historia de 70 años de la Nueva China ha sido acompañado por una "teoría de la amenaza de China". En este sentido, el libro blanco señaló que este argumento tiene malentendidos cognitivos, prejuicios profundamente arraigados, desequilibrios psicológicos causados por el crecimiento del poder y distorsiones deliberadas para salvaguardar sus propios intereses.

"Cuando el mundo es bueno, China puede ser buena; cuando China es buena, el mundo es mejor". Esta es la verdad que ha demostrado la práctica de desarrollo de China en los últimos 70 años, y también es la tendencia de los tiempos. No importa cómo cambie la situación internacional, no importa cómo se desarrolle, China nunca buscará la hegemonía, nunca se expandirá, nunca buscará la esfera de influencia, y estará decidida a contribuir a construir un mundo mejor.

Desde la fundación de la Nueva China, las relaciones con América Latina están sin duda en su mejor momento. En los últimos años ha aumentado la cooperación comercial, financiera, tecnológica, educativa, y con los años seguramente la cooperación será cada vez más profunda.

En los últimos años más países latinoamericanos establecieron relaciones diplomáticas con la República Popular China como ser Panamá, República Dominicana y El Salvador.

A pesar del gran avance en las relaciones, sabemos que esto no es fácil ni sencillo debido a las grandes distancias geográficas, diferencias culturales y al desconocimiento mutuo que todavía aún persiste.

Pero el crecimiento de las relaciones ha sido rápido y constante. Por ejemplo desde la entrada de China en la Organización Mundial del Comercio (OMC), las exportaciones latinoamericanas a China han pasado de representar un 1,5 % del total en 2001 a un 10 % en 2017. Y con respecto a lo educativo, es considerable el aumento de la cooperación entre universidades que permiten que en un futuro cercano haya más intercambios de alumnos, docentes y de investigadores. Cada vez más latinoamericanos estudian el mandarín en China a través de becas de grado y postgrado para cursar en China, como el crecimiento de chinos que estudian español, habiendo al día de hoy casi 90 universidades que lo enseñan en todo el país.

China debe ser vista como una oportunidad y no como una amenaza para América Latina y el mundo, el avance del país en estos 70 años lo ha demostrado.

Yin Xiaotong es Directora del Departamento de Español de la Radio Internacional de China

Publicado enInternacional
El Consejo de Derechos Humanos (CDH) de la ONU votó a fravor de crear una comisión para investigar violaciones de DD.HH. en Venezuela Imagen: EFE

La inicitiva tuvo origen en una resolución impulsada por el Grupo de Lima. El embajador venezolano, Jorge Valero, criticó la medida y sostuvo que no será apoyada por su gobierno.

El Consejo de Derechos Humanos (CDH) de la ONU dispuso organizar "una misión internacional independiente" para investigar eventuales violaciones a los derechos humanos en Venezuela, lo que incluye las "ejecuciones extrajudiciales" y "torturas" que figuran en el informe de la ex presidenta chilena Michelle Bachelet. La inicitiva tuvo su origen en una Resolución impulsada por el Grupo de Lima. El embajador de Venezuela , Jorge Valero, criticó la medida y sostuvo que no será apoyada por su gobierno.

La misión especial investigará “tratos crueles, inhumanos o degradantes" ocurridos en Venezuela desde 2014, y presentará sus resultados al CDH dentro de un año, según señaló en un comunicado. El texto “condena enérgicamente la extendida represión y persecución política en Venezuela" y reseña que el informe presentado este año ante el mismo Consejo por Bachelet, Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, documenta al menos 6.000 muertes en operativos de seguridad desde 2018.

La Resolución fue presentada por el Grupo de Lima, integrado por Estados de la región entre los que se incluyen Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Guatemala, Guyana, Honduras, Paraguay y Perú. Se aprobó con 19 votos a favor, 7 en contra y 21 abstenciones, entre ellas las de México y Uruguay. También contó con el voto favorable de España y otros miembros de la Unión Europea que integran ahora el CDH. El texto insta a las autoridades venezolanas a cooperar con este nuevo mecanismo y con los expertos de la ONU a quienes han autorizado a ingresar en el país. Por otro lado, urge al gobierno de Maduro a "liberar inmediatamente a todos los presos políticos".

“Venezuela debe someterse al escrutinio internacional a través de un mecanismo de rendición de cuentas, como la comisión aprobada hoy, ya que el drama venezolano no puede seguir aumentando", dijeron los representantes del Grupo de Lima en el debate previo a la votación. “El liderazgo del Grupo de Lima ha sido crucial para redoblar la presión sobre las autoridades venezolanas y establecer este órgano de investigación independiente”, expresó por su parte el director para las Américas de Human Rights Watch, José Vivanco. “El mensaje enviado por el máximo órgano de derechos humanos de la ONU deja en claro que, si Venezuela no cumple con sus compromisos y no pone fin a los abusos, la comunidad internacional adoptará medidas incluso más contundentes para que los responsables rindan cuentas”, señaló.

El embajador venezolano en Ginebra, Jorge Valero, anunció que la misión investigadora y otras disposiciones estipuladas por la resolución "no contarán con el consentimiento" del gobierno de Nicolás Maduro. “Es una hostil iniciativa que vulnera los principios de respeto a la soberanía y la no injerencia en los asuntos internos de los Estado", dijo. "Además es una muestra palpable de lo que significan la manipulación y el uso politizado de este Consejo y sus mecanismos", señaló. Valero sostuvo que Venezuela ya está apoyando las investigaciones que encabeza Michele Bachellet, por lo que “sería un claro despilfarro de los escasos recursos disponibles” apoyar la Resolución del Grupo de Lima, a los que no dudó en criticar: "son vergonzantes súbditos del Gobierno de Donald Trump, que siguen al pie de la letra las instrucciones del imperialismo norteamericano". Y se refirió a la doble vara que rige la política internacional para ciertos países. “Entre los promotores de la Resolución hay gobiernos que violan acuerdos de paz avalados por la ONU. Gobiernos cuyas máximas autoridades tienen vínculos con el narcotráfico y el paramilitarismo”, sentenció.

Venezuela se comprometió a brindar a Bachellet “acceso ilimitado a todas las regiones y centros de detención” y facilitar la “presencia permanente” de representantes de su oficina en el país, a través de otra resolución, adoptada por el CDH el 26 de septiembre. Asimismo, pidIó a la Alta Comisionada que informe sobre las investigaciones “a fin de que los responsables rindan cuentas y las víctimas obtengan reparación”. El próximo paso formal le toca al titular del CDH, el senegalés Coly Seck, que deberá elegir los miembros de la comisión. 

Publicado enInternacional
Estados Unidos sanciona a empresas chinas por comprar petroleo iraní

El presidente iraní, Hasan Rohani, afirmó que no iba negociar bajo sanciones con su par estadounidente, Donald Trump.

Estados Unidos anunció sanciones contra empresas chinas por comprar petróleo iraní, incrementando de esta manera la presión sobre la república islámica. Frente a esto el presidente iraní, Hasan Rohani, afirmó que no iba negociar bajo sanciones con su par estadounidente, Donald Trump. De esta manera parecen caídas las tratativas que encabezaba el presidente de Francia, Emmanuel Macrón, para lograr una reunión entre Trump y Rohani en en el marco de la Organización de Naciones Unidas que se desarrolla en Nueva York.

El Secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, dijo que las medidas impuestas por su país fueron en respuesta a violaciones de sanciones unilaterales que Estados Unidos había establecido contra Irán.  "Hoy estamos imponiendo sanciones a algunas entidades chinas por transportar deliberadamente petróleo desde Irán, en contravención de sanciones estadounidenses", dijo Pompeo en declaraciones a grupos de presión que se oponen al régimen iraní, al margen de la Asamblea de la ONU. "Le decimos a China y a todos los países: sepan que sancionaremos cualquier violación de nuestras sanciones para cada actividad", informó. El gobierno norteamericano impondrá sanciones tanto a las empresas como a sus directores ejecutivos. Pompeo también anunció "nuevas medidas" que no detalló, para "separar” a los Guardianes de la Revolución, una unidad de elite del ejército de la República Islámica, "de la economía iraní". "Estados Unidos intensificará esfuerzos para educar a los países y a las empresas sobre el riesgo de hacer negocios con los Guardianes y los castigaremos si persisten en desafiar nuestras advertencias", dijo Pompeo.

El presidente estadounidense, Dondald Trump, ya había adelantado esta medida en el día ayer ante la Asamblea General de Naciones Unidas. "Las sanciones no serán levantadas mientras Irán mantenga un comportamiento amenazante. Serán endurecidas", afirmó.

Este incremento en las sanciones hacia Irán se produjo cuando Francia lideraba esfuerzos de última hora para organizar una reunión en Naciones Unidas entre Trump y su homólogo iraní, Rohani, para calmar las tensiones. Sin embargo, luego de escuchar las declaraciones de Pompeo, el presidente de Irán cerró cualquier posibilidad de encuentro con su par estadounidense. "Quisiera anunciar que nuestra respuesta a cualquier negociación bajo sanciones es negativa", dijo Rohani en la Asamblea de la ONU. "Las fotos de recuerdo son la etapa final de las negociaciones, no la primera", sentenció. 

A su vez, el líder iraní pidió a Arabia Saudita que termine su ofensiva en Yemen, donde participa en la guerra civil como parte de una coalición que apoya al gobierno en su lucha contra los rebeldes hutíes, que reivindicaron el ataque contra las instalaciones petroleras del reino. "La seguridad de Arabia Saudita será garantizada con el fin de la agresión en Yemen, más que con la invitación de extranjeros", dijo Rohani. Irán ya había advertido que la presencia de fuerzas extranjeras enturbiaba la seguridad en la región, después de que Estados Unidos aumentar el número de tropas en la zona el viernes pasado.

El anuncio de estas nuevas sanciones por parte de Estados Unidos forma parte de su estrategia de "presión máxima" después de que Washington abandonara unilateralmente el acuerdo nuclear iraní. Esta táctica se reforzó luego de los ataques del 14 de septiembre contra instalaciones petroleras saudíes, que fueron reivindicados por los rebeldes hutíes de Yemen. Estados Unidos y Arabia Saudita sostienen que los drones y misiles que llegaron hasta las refinerías sauditas fueron lanzados desde Irán.

Desde su llegada a Nueva York, el presidente de Francia Emmanuel Macron encabezó una intensa actividad mediadora que incluyó reuniones por separado el lunes con Trump y Rohani, y un llamado el martes, durante su discurso en la tribuna de la ONU, a Estados Unidos e Irán para que reanuden las "negociaciones" y así evitar un enfrentamiento en el Golfo. Después de la cumbre del G7 en Francia, a fines de agosto, Trump soñaba en voz alta con un histórico encuentro con Rohani, que sería el primero a ese nivel desde la revolución islámica de 1979, y cuando falta un año para las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Pero los ataques contra instalaciones petroleras saudíes, provocaron una tensión renovada y temores de una escalada militar en la región, por lo que la reunión, al parecer, deberá esperar.

Publicado enInternacional
Maduro recibe el respaldo de Putin a su presidencia al visitar Moscú

Moscú. Con un claro propósito doble –demostrar al anfitrión que controla la situación en Venezuela y, a sus enemigos y críticos, que goza del pleno respaldo de una potencia nuclear–, el presidente Nicolás Maduro vino a Moscú para reunirse este miércoles con su homólogo ruso, Vladimir Putin, quien reiteró que reconoce a su huésped como gobernante legítimo y abogó por un arreglo político de la crisis en el país sudamericano.

"Rusia apoya de manera consecuente todos los órganos de poder legítimos de Venezuela, incluidos la presidencia y el Parlamento", dijo Putin según el escueto comunicado distribuido por su oficina de prensa. Algunos medios dieron por seguro que el titular del Kremlin se refirió a la Asamblea Nacional declarada en desacato en Venezuela, de Juan Guaidó, el autoproclamado "presidente encargado", pero en los otros párrafos del comunicado se infiere que Putin, al hablar de Parlamento, aun sin nombrarla tenía en cuenta a la Asamblea Nacional Constituyente, creada por Maduro.

Por si quedaran dudas, Putin afirmó: "Desde luego apoyamos el diálogo que usted, señor presidente, y su gobierno, mantienen con fuerzas de la oposición. Cualquier negativa a sostener esa conversación sería irracional, perjudicial para el país y una amenaza para el bienestar de la población". Y remató: "Siempre respaldamos a las autoridades legítimas".

Maduro agradeció el apoyo de Rusia, muy importante en el contexto del anuncio de nuevas sanciones de la administración de Donald Trump, y destacó el carácter ascendente de la cooperación bilateral en ámbitos tan variados como la alimentación, la medicina, la energía y los armamentos.

"Venezuela y Rusia siempre hemos demostrado que podemos superar juntos cualquier dificultad", enfatizó.

Al respecto, Putin mencionó que los intercambios en materia agropecuaria, "tomando en cuenta las dificultades que atraviesa Venezuela por las presiones foráneas, pueden considerarse una suerte de cooperación humanitaria, en la medida en que esta producción guarda relación directa con el bienestar de la gente y satisface sus necesidades de alimentación". En este sentido, cabe destacar que el suministro de trigo ruso a Venezuela alcanzará este año 600 mil toneladas, frente a las 254 mil toneladas que se enviaron el año anterior.

El mandatario ruso también anunció que Rusia proporcionará a Venezuela un millón 500 mil vacunas contra la gripe y tiene posibilidades de ampliar ese suministro hasta 5 millones.

Poco trascendió de las conversaciones a puerta cerrada, primero en una reunión con los miembros de las respectivas comitivas y luego durante un almuerzo oficial.

Se supo sólo que Maduro, quien llegó a Moscú el mediodía del martes, tuvo ocasión de ofrecer a sus interlocutores locales –sobre todo a través del viceprimer ministro Yuri Borisov, encargado de la industria militar, y del director ejecutivo de la petrolera Rosneft, Igor Sechin– una versión optimista de la situación en Venezuela ante la preocupación que muestran los principales consorcios rusos que han invertido, según estimó el propio Putin, 4 mil millones de dólares en el país sudamericano.

Llamó la atención en el Kremlin que Maduro –acompañado de Cilia Flores, su esposa, que ostenta el título de primera combatiente de la República Bolivariana– haya adelantado su viaje a Moscú, en principio programado para octubre siguiente, coincidiendo con un momento en que otras figuras de la cúpula gobernante tampoco están en Venezuela. Es el caso de la vicepresidenta Delcy Rodríguez, que asiste al periodo de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, junto con el canciller Jorge Arreaza, y del presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, quien se encuentra de visita en Corea del Norte.

Maduro, se comenta aquí, quiso mostrar a Putin que él y otros miembros del primer círculo del gobierno venezolano pueden ausentarse del país porque, como presidente, cuenta con la lealtad de la plana mayor del ejército, encabezado por el general Vladimir Padrino.

Durante esta visita de Maduro no se firmó ningún convenio ni se hizo público algún proyecto de cooperación nuevo. Hay filtraciones interesadas que, por ejemplo, apuntan a que la petrolera venezolana PDVSA trasladará a Moscú su oficina en Europa, que ahora tiene en Lisboa, y se sondeó la posibilidad de inaugurar un vuelo directo entre las dos capitales.


Diamantes, oro y petróleo: la cooperación minera entre Rusia y Venezuela

 

Rusia y Venezuela preparan una serie de proyectos conjuntos en el ámbito energético

 

Rusia tiene experiencia en minería y procesamiento, en la refinación en caso del oro, señaló, mencionando una larga historia de la cooperación entre los dos países. Moscú tiene la oportunidad de reforzar los vínculos con un socio en una región importante y tendrá acceso al producto que necesita para su economía.

"El oro y los diamantes no son tan valorados en la industria de la joyería como en la fabricación de herramientas técnicas, sin las cuales la ingeniería de precisión y la industria aeroespacial serían imposibles", destacó.

Por su parte, Venezuela obtendrá una base financiera para abordar sus problemas internos y para fortalecer el clima socioeconómico necesario para estabilizarla, afirmó el analista.

Asimismo, la cooperación en el sector del combustible y la energía, principalmente en la producción de petróleo, es prometedora, opinó, y señaló que "es la base para el desarrollo de cualquier industria en los próximos años, aunque se avecina energía alternativa". Sin embargo, la era del petróleo no terminará inmediatamente, asegura el experto.

Las inversiones darán a Venezuela la posibilidad de restaurar el sector de los combustibles y fortalecerán el clima socioeconómico, según el experto.

Sin embargo, durante el encuentro de los dos mandatarios no se anunciaron planes concretos. Para el analista, la designación de la dirección del desarrollo de cooperación y la ausencia de proyectos específicos es algo natural, dado los acontecimientos recientes en Venezuela.

"Basta con que los dos presidentes anunciaran que están volviendo a la cooperación mutua, volviendo a fortalecer los lazos y que esta será la dirección en la que se moverán de inmediato. Creo que empresas concretas, basándose en estos acuerdos, probablemente ya tienen proyectos en desarrollo, que se pondrán en práctica", concluyó.

Las inversiones rusas en proyectos mineros en Venezuela podrían ascender a los 1.000 millones de dólares.

Sptunik

Publicado enInternacional
Si "no sirven" las refinerías, ¿por qué Estados Unidos tiene 135?

ANTECEDENTES: El siglo XX fue marcado por las guerras para la captura del "oro negro", debido a la vulnerabilidad energética de Estados Unidos en ese entonces.

Hace 21 años pregunté: "¿Sirve el petróleo?" (https://bit.ly/2lqJM7U), ante la feroz embestida de los antimexicanos neoliberales/ itamitas quienes planteaban su entrega expedita a la dupla anglosajona de EU y Gran Bretaña.

Hoy la nueva generación del mismo grupúsculo cacofónico vuelve a la carga contra la reactivación de las paralizadas seis refinerías –y su capacidad de diseño de procesamiento– (https://bit.ly/2moM0F4), y la construcción de Dos Bocas (Tabasco), con el fin de que México sea menos dependiente del meganegocio de la gasolina texana: extracción regalada y refinación cara (https://on.wsj.com/2lrPB50) y (https://bit.ly/2kVWwTO), donde un típico trabajador texano gana 200 mil dólares al año (https://on.wsj.com/2Gxg6MP).

El locuaz Fox, de presunto padre texano, impulsó la construcción de cinco refinerías en Centroamérica (sic); no en México –como le ordenaron sus patrones de EU en su fracasado Plan Puebla Panamá.

Luego, al desregulado Calderón, sus amos texanos/españoles le ordenaron detener la refinería de Tula.

HECHOS: Quienes menos saben de hidrocarburos, no se diga de su geopolítica y geoestrategia, son quienes más "vociferan" contra la reactivación de las seis refinerías en México y la construcción de Dos Bocas.

Si las refinerías "no sirven", ¿por qué entonces EU, hasta inicios de 2019, detenta 135 refinerías funcionales?

Hoy EU es primer exportador mundial, por delante de Rusia y Arabia Saudita, y su gran negocio es la refinación ya que su gas/petróleo lutita ( shale gas/ oil) pierde inmensas fortunas y está subsidiado por los megabancos de Wall Street que, al unísono de sus hilarantes cuan descalificadas "calificadoras", degradan deliberada y tramposamente a sus competidores como México.

Nadie tiene más refinerías ni refina mas productos de petróleo que EU con sus 135 refinerías distribuidas en 30 estados, primordialmente (en número y en cantidad) en Texas (47: epicentro de la industria petrolera de EU), Luisiana (19) y California (18): los tres estados constituyen 45 por ciento del total y 60 por ciento de su capacidad de refinación (https://bit.ly/2mWkTRY).

La independencia energética de México leS disgusta a los irrendentistas texanos y a sus palafreneros antimexicanos: IMCO (https://bit.ly/2leu9QZ) –cuyo ex director Juan Pardinas incitó a un golpe de Estado para imponer la ignominiosa "reforma energética" del itamita Luis Videgaray–, al muy primitivo golpista Gustavo de Hoyos de Coparmex, y a los salinistas Claudio X.González y su corrompido hijo.

La eficiente titular de la Secretaría de Energía, Rocío Nahle, anunció la inversión por 12 mil 500 millones de pesos(https://bit.ly/2lqYWKm) –una bicoca: 643 millones de dólares, para la dimensión de Pemex –con el fin de rehabilitar las seis refinerías (https://bit.ly/2mwouWs) que se encontraban al inicio de la 4T en 32 por ciento de su capacidad y ahora alcanzó 52 por ciento(https://bit.ly/2lrduti).

Durante una "Mañanera 4T", el presidente López Obrador se pronunció en forma categórica y plausible contra el caníbal fracking (https://bit.ly/2QlHUdZ), que anhelan los antimexicanos para complacer a sus amos texanos (https://bit.ly/2kSvRY1).

Llamó la atención que el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López, a cargo local de Dos Bocas, haya recibido la visita, con un día de diferencia, de los embajadores de dos de las tres máximas superpotencias: EU (https://bit.ly/2moRFei) y China (https://bit.ly/2lrwzf4).

CONCLUSIÓN: De las 15 mayores refinerías del mundo, EU cuenta con cinco, Sudcorea (que no tiene petróleo ni gas) tres, Singapur (que tampoco tiene petróleo y gas) dos y Arabia Saudita/Irán/India/Venezuela una cada uno.

Destaca la calidad geoestratégica de las refinerías cuando las cinco más grandes refinerías en el mundo, de un total de 700, se encuentran en la región Asia-Pacífico: EU/China/Rusia/India/Japón (https://bit.ly/2mnKUt3).

Las refinerías no son un vulgar asunto de mercaderes y/o de costo-beneficio: pertenecen a la zona delicada de la Seguridad Nacional.

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: alfredojalife

Publicado enInternacional
Miércoles, 25 Septiembre 2019 05:41

Uruguay se retira del TIAR

"El tratado es obsoleto e inconducente" dijo Nin Novoa. Imagen: EFE

"Están abriendo paso a una intervención armada", sostuvo su canciller, Rodolfo Nin Novoa, e informó que lo denunciará ante la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Uruguay saldrá del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) luego de votar en contra de las sanciones que este organismo resolvió imponer este lunes al gobierno de Venezuela. "Están abriendo paso a una intervención armada", sostuvo el canciller, Rodolfo Nin Novoa, e informó que lo denunciará ante la Organización de los Estados Americanos (OEA).

"Nos salimos del tratado por obsoleto, por inconducente, por uso inapropiado del mismo”, argumentó el canciller uruguayo. Este lunes, en una resolución aprobada por 16 de los 19 Estados firmantes, el TIAR resolvió identificar y sancionar a dirigentes del Gobierno venezolano de Nicolás Maduro vinculados con actividades ilícitas, corrupción o violaciones de los derechos humanos. “Esta resolución sienta un gravísimo precedente en materia de derecho internacional, particularmente en lo relativo al principio de la solución pacífica de las controversias y al principio de no intervención. La región ha sido testigo de intervenciones armadas (...) y Uruguay jamás se prestará para justificar acciones de esta naturaleza", añadió. Además indicó que la activación del TIAR afectaba de manera grave el sistema multilateral porque es una resolución que permite "ingresar extranjeros a un país a capturar, extraditar y sancionar personas sin su consentimiento".

"Conforme al artículo 25 del TIAR el gobierno uruguayo ha decidido denunciar dicho tratado, a cuyos efectos estará remitiendo a la Secretaría General de la OEA la notificación formal de esta decisión", acotó el canciller uruguayo. Recalcó que el rol de Uruguay es "el que ha tenido a lo largo de toda su historia" de fomentar la paz, el entendimiento y el diálogo para la solución de las controversias. La desvinculación de Uruguay del Tratado tendrá efecto en un plazo de dos años.

Las sanciones que impuso ayer el TIAR a Venezuela, promovidas por Estados Unidos, contaron con el apoyo de Venezuela (representada por enviados de Guaidó), Argentina, Bahamas, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, EE.UU., Guatemala, Haití, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y la República Dominicana. Uruguay votó en contra, Trinidad y Tobago se abstuvo, y Cuba estuvo ausente. En el texto, los países se comprometen a identificar a personas y entidades asociadas al gobierno de Maduro que estén vinculadas a actividades ilícitas, a corrupción o a violaciones de los derechos humanos para proceder a investigarlas y sancionarlas, por ejemplo congelando los activos que puedan tener en esos Estados. 

Los firmantes también prometen perseguir, capturar y extraditar a esos individuos, ya sean personas vinculadas con "el blanqueo de capitales, el tráfico ilegal de drogas, el terrorismo y su financiación" o responsables de "actos de corrupción o de violaciones graves de los derechos humanos". La resolución no hace ninguna mención a una posible intervención armada, una posibilidad que plantea el marco del TIAR, que es una suerte de OTAN americana. Además, los miembros del Tratado acordaron estudiar otras posibles medidas y volver a reunirse en el plazo de dos meses. Estas son las primeras acciones adoptadas contra Venezuela en el marco de este tratado, después del primer paso para su activación el pasado 11 de septiembre en la OEA.

En plena campaña por las elecciones presidenciales de octubre en Uruguay, la oposición aprovechó el hecho para acusar al gobierno de Tabaré Vázquez (Frente Amplio) de aliarse con el gobierno chavista. Pero el canciller uruguayo defendió la medida: “Uruguay votó en contra de esta resolución, no a favor del gobierno de Venezuela, sino a favor del derecho internacional y de la paz y de la institucionalidad de las instituciones regionales”. 

Publicado enInternacional
Trump apareció sorpresivamente en medio de la cumbre climática.  Imagen: EFE

 La cita en Nueva York arranca con la presencia de algunos debutantes como Bolsonaro, Johnson y Zelensky, e importantes ausencias como las de Putin, Xi y Maduro.

Líderes mundiales se reúnen en Nueva York para la 74º Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), encuentro que contará con la presencia de algunos debutantes (el presidente de Brasil Jair Bolsonaro, el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, y el primer ministro ucraniano, Vladimir Zelensky) e importantes ausencias, como las de los mandatarios de Rusia, Vladimir Putin, sus pares de China Xi Jinping, y de Venezuela, Nicolás Maduro, y el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu. Se espera que los temas centrales sean, además del cambio climático, el conflicto en Medio Oriente, la cuestión migratoria en Centroamérica y la "desnuclearización" de Corea.

Para esta ocasión, la ONU organizó una cumbre especial de Acción Climática, antes de los discursos formales de los jefes de Estado. El llamado “debate general” empieza el martes, y el primer país en hablar, por tradición, será Brasil. Al debutante presidente brasileño Jair Bolsonaro le espera un escenario complejo frente a la gran preocupación mundial por los descontrolados alcances de los incendios y la deforestación en la Amazonia brasileña. 

Más tarde será el turno de Donald Trump. El volumen de sus apariciones, y el carácter imprevisible de sus discursos dominaron los últimos dos años de Asamblea General. Trump, quien este lunes prefirió hablar de libertad religiosa desde la sede de la ONU, apareció sorpresivamente en medio de la cumbre climática. El mandatario estadounidense, que retiró a su país del Acuerdo de París de 2015, se sentó cuando el presidente indio Narendra Modi estaba por tomar la palabra.

Temas principales

La situación en Medio Oriente ocupará sin duda un lugar central en los debates de la ONU, frente al creciente temor de una escalada de violencia en la zona. “No tengo intención de reunirme con Irán, pero eso no significa que no vaya a suceder”, dijo Trump tras ser consultado por una posible cita con su par iraní, Hasan Rohani. Irán por su parte anunció que presentará un plan para la seguridad del Golfo Pérsico.

Durante los últimos años, la migración se convirtió en uno de los temas más importantes de la Asamblea General de la ONU. El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, se reunirá el miercoles con Trump para conversar sobre la migración de centroamericanos a Estados Unidos. Ambos países firmaron la semana pasada un acuerdo para frenar la migración irregular. 

A la cuestión migratoria se suma además el caso de Venezuela, que a fin de año según la ONU habrá generado un aumento del flujo migratorio de unos 5,3 millones de personas. Durante la cumbre, además, es posible que el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, se reúna con representantes del Grupo de Lima para continuar presionando al gobierno de Maduro. 

Por otra parte, mientras las negociaciones sobre la desnuclearización de Corea permanecen estancadas desde la cumbre entre Kim Jong-un y Donald Trump en Hanoi, en febrero pasado, se espera que durante la Asamblea General el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in se reúna con su par estadounidense en un nuevo intento de reiniciar el diálogo, con el fin de “desmantelar el programa de armas nucleares de Corea del Norte”.

91 jefes de estado se comprometieron a asistir a la Asamblea. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, buscará erigirse como líder y mediador, luego de anunciar reuniones por separado con sus pares estadounidense, Donald Trump, e iraní, Hasan Rohani, mientras intenta organizar una reunión bilateral entre esos dos dirigentes al margen de la Asamblea General. 

Frente a la preocupación mundial por la salida planificada del Reino Unido de la Unión Europea, Boris Johnson hará su primera aparición en la Asamblea como primer ministro. También será interesante la presencia del presidente ucraniano Vladimir Zelensky, quien debuta en la Asamblea en medio de una creciente controversia: el Congreso de Estados Unidos quiere saber si Trump lo presionó para investigar al hijo del precandidato demócrata Joe Biden, que tenía vínculos comerciales en el país europeo. 

Pero también habrá ausencias: el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el líder chino, Xi Jinping, rara vez asisten, y tampoco estarán presentes este año. El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu también canceló su participación tras las elecciones legislativas celebradas recientemente en el país. El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, había sido incluido como orador, pero no participará tras la aparición de distintas fotos privadas con tintes racistas, justo antes de las elecciones nacionales. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, tampoco dirá presente. El líder chavista enviará en representación a la vicepresidenta Delcy Rodríguez y al canciller Jorge Arreaza. 

Publicado enInternacional
La irreversible (pero laboriosa) construcción de un orden multipolar

En el naciente sistema policéntrico se está librando una sorda puja geopolítica global en donde junto al enfrentamiento y el conflicto en torno a ciertos intereses coexiste la obediencia o la sumisión de las potencias emergentes al orden neoliberal impuesto y regido por Estados Unidos.

Ismael Hossein-zadeh, economista kurdo nacido en Irán y profesor emérito de Drake University (Iowa) se preguntó en un posteo reciente por qué China, India, Rusia y otros países no desafían la tiranía que EE.UU. ejerce sobre las instituciones que monitorean, regulan y controlan el funcionamiento del sistema económico y financiero internacional como el FMI, el BM, la OMC, el Banco de Pagos Internacionales (Basilea) y la Sociedad para la Telecomunicación Financiera Interbancaria Mundial (SWIFT, por su sigla en inglés).[i]

Lo que señala es una llamativa y a la vez preocupante paradoja: el unilateralismo infinito que entonaban los himnos del “nuevo siglo americano” ha llegado a su fin y es irreversible. En lo económico, en la política internacional e inclusive en el terreno militar aquellos sueños que, por su infantilismo, provocaban la sonrisa burlona de Zbigniew Brzezinski se desvanecieron para siempre. China es hoy la locomotora económica del planeta, Rusia ha resurgido de las cenizas producidas por el derrumbe de la URSS y la India se ha convertido en una potencia tecnológica y económica de primer orden. Sin embargo, Washington retiene el monopolio de las cruciales instituciones que fijan las reglas del juego y organizan el funcionamiento de la economía internacional. En un mundo cada vez más policéntrico Estados Unidos aún conserva, en ese plano institucional, el poder y las prerrogativas que adquiriera en la construcción del orden mundial posterior a la Segunda Guerra Mundial. Poder y prerrogativas que le permiten, por ejemplo, aplicar severas –en algunos casos criminales- sanciones económicas a países cuyas riquezas Washington desea apoderarse (Venezuela, Irán, Irak); a duros competidores globales como China o Rusia; o a países como Cuba, Siria, la República Popular Democrática de Corea considerados pésimos ejemplos sea por su autodeterminación nacional, sus logros en materias sociales y culturales, o su importancia geopolítica.

La respuesta que ofrece Hossein-zadehse bifurca en dos argumentos. Uno: la coincidencia clasista entre los intereses de las nuevas oligarquías de los países que constituyen el núcleo fundamental del sistema policéntrico -los supuestos “challengers” del orden imperial- con los de sus contrapartes estadounidenses, hermanados todos en el afán de no poner en peligro la navegación de la barca del capitalismo global porque su hundimiento acarrearía enormes complicaciones para todos. Claro está que aquellas nuevas elites están enfrentadas, dentro de sus países, con fuerzas sociales y políticas de carácter nacionalista, anti-imperialistas e inclusive anticapitalistas cuyo activismo pueden absorber sólo en un contexto de crecimiento y estabilidad económica.

De momento las correlaciones de fuerza han favorecido a las primeras pero los sectores radicalizados no han desaparecido de la escena y una crisis económica global podría catapultarlos al poder. Esta comunidad de intereses entre el declinante hegemón mundial y sus retadores lleva a que en áreas como el comercio, la inversión y las finanzas Washington prosiga fijando arbitrariamente la normativa global a la cual todos deben someterse, si bien a regañadientes. Más aún, logra que sus competidores en la arena de la geopolítica mundial tengan respuestas tibias, cuando no complacientes, en áreas tales como las a menudo letales sanciones económicas fijadas por la Casa Blanca o los proyectos imperialistas de ‘cambio de régimen’ dirigidos contra algunos países. La cautelosa reacción ante la “guerra económica” y los bloqueos en contra de Venezuela y Cuba, entre nosotros y antes en contra de Irak, que costó ochocientos mil muertos, es prueba fehaciente de lo que venimos diciendo.

Esta es una explicación. La segunda respuesta tiene relación con la profunda, hasta ahora inexpugnable, hegemonía que detenta el neoliberalismo como filosofía económica y política en casi todos los gobiernos e instituciones educativas. Según nuestro autor aquélla logró ser promovida y diseminada a una escala sin precedentes por todo el mundo y sus premisas teóricas y sus paradigmas de gestión macroeconómica se consolidaron como un indisputado “sentido común”, aún entre economistas progresistas y de izquierda.

Esto porque los libros de texto y los materiales de lectura de la mayoría de los departamentos de Economía, inclusive en países críticos del capitalismo, se inscriben claramente dentro de los marcos de la economía neoclásica y el neoliberalismo. De ahí que el economista iraní señale el nefasto papel que cumplen los “expertos” y los funcionarios del área económica en aquellos países, todos ellos, o en su gran mayoría, formados (o mejor, sus cabezas “formateadas”) en los dogmas de la economía neoclásica una de cuyas premisas cruciales es que no hay alternativas al capitalismo y que lo único razonable que puede hacer un país es acomodarse de la mejor manera a sus requerimientos y en especial a los del guardián planetario del sistema, Estados Unidos.

Una experiencia latinoamericana corrobora convincentemente esta hipótesis: lo ocurrido con el Banco del Sur. Su creación se concretó el 9 de diciembre del 2007 en Buenos Aires y pese a que su nacimiento contó con el entusiasta apoyo de los presidentes de Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador, Paraguay, Uruguay y Venezuela el Banco del Sur nunca llegó a ponerse plenamente en marcha. ¿La razón? El sabotaje que sufrió esta iniciativa a manos de las “segundas líneas” de sus respectivos gobiernos: los presidentes de los bancos centrales, ministros de economía, secretarios de hacienda u otros funcionarios del área económica, todos ellos formados en los manuales neoclásicos arriba referidos, que interpusieron toda suerte de obstáculos supuestamente técnicos o simplemente leguleyos para frustrar esa gran idea. Los presidentes tomaron una decisión; sus economistas, colonizados por el saber convencional de su profesión tomaron otra. Y se salieron con la suya.

Resumiendo: en el naciente sistema policéntrico se está librando una sorda puja geopolítica global en donde junto al enfrentamiento y el conflicto en torno a ciertos intereses coexiste la obediencia o la sumisión de las potencias emergentes al orden neoliberal impuesto y regido por Estados Unidos. Una situación constitutivamente inestable, surcada por crecientes contradicciones y cuyo desenlace es por lo menos incierto. Pero, mientras tanto, el periplo declinante de la dominación norteamericana aún dispone de fuerza como para preservar su dictadura en los organismos reguladores de la economía internacional. La definitiva construcción de un orden genuinamente multipolar deberá, más pronto que tarde, poner fin a ese coto cerrado desde el cual Estados Unidos brega por mantener un predominio condenado a desaparecer.

Nota:

[i] Disponible en:http://www.counterpunch.org/2019/09/20/unipolar-governance-of-the-multipolar-world/

Publicado enInternacional
Diez motivos para explicar la volatilidad del precio del petróleo 

El ataque con drones contra la refinería Abqaiq, la de mayor producción de crudo del planeta, que gestiona la petrolera estatal saudí Aramco, la empresa más poderosa del mundo, ha dejado una semana convulsa en el mercado del oro negro. El precio del barril de Brent subió por encima de los 69 dólares, un 20% más, su revalorización más alta en 28 años. El atentado terrorista vuelve a mostrar la alta sensibilidad del petróleo a los riesgos geoestratégicos.

 

El mercado del petróleo acostumbra a dejar jornadas negras en cada ejercicio. Es, sin duda, la plaza bursátil más propensa a vaivenes traumáticos en su cotización diaria, aunque también a medio y largo plazo para cerrar contratos a futuros –fórmulas para garantizar el abastecimiento en periodos de meses– motivados por una alargada lista de riesgos exógenos.

El último botón de muestra de esta susceptible sensibilidad del barril de crudo hacia la distorsión de la irritable ley de la oferta y la demanda que rige en estas transacciones mercantiles imprescindibles para nutrir la actividad económica de cualquier país se produjo el pasado fin de semana. El ataque mediante drones contra las instalaciones de Aramco en Abqaiq y Khurais, frenó en 5,7 millones de barriles diarios la capacidad extractiva de la mayor petrolera del mundo -y la empresa líder en ingresos y beneficios de todo el planeta- e hizo saltar por los aires el mercado de futuros.

Los contratos a dos meses del Brent, barril de referencia en Europa, se revalorizaron por encima del 15% –pese a que superaron por instantes el 19% el lunes, otro día trágico en el mercado–, tres puntos más que su cotización al cierre de la jornada, en la que superó los 69 dólares. La subida de más calibre desde que se iniciaron las operaciones contractuales de compraventa de crudo, en 1988.

El West Texas Intermediate (WTI) la bolsa que determina el precio del petróleo en EEUU también se unió a la escalada. Otro 15%, hasta los 62,90 dólares. Otro salto sin precedentes, en este caso desde 2008, al inicio de la crisis financiera, informa Bloomberg.Pero, ¿qué factores determinan el precio del mercado? Y, sobre todo, ¿por qué los riesgos tanto económicos como geopolíticos propician tanta volatilidad colateral a la cotización del oro negro? El régimen de Riad ha anunciado que restablecerá la producción de las refinerías dañadas por el ataque de los diez aviones no tripulados, cuya autoría señala, según acusaciones oficiales tanto de EEUU como de Arabia Saudí a la milicia huti, la más combativa en Yemen contra la alianza de fuerzas del Golfo Pérsico que sufraga mayoritariamente Riad, y a Irán, el rival geoestratégico del mayor productor de petróleo en Oriente Próximo y el país que ocupa el top-one de amenazas a la seguridad global a los ojos de la Administración Trump.

Las diez claves

Acusan a Teherán de patrocinar y de participar activamente en los atentados con drones. Las autoridades petrolíferas saudíes han prometido que tiene la capacidad de devolver, en varias jornadas, hasta el 70% de los daños de extracción ocasionados por el ataque. Pero, de no hacerlo, los analistas ya avanzan que el precio del barril sobrepasará de inmediato -si se supera un tiempo prudencial sin una oferta mínima de crudo en el mercado- los 80 dólares.

1.- La frágil frontera entre la oferta y la demanda. En el mundo del petróleo no es una relación directa que determine que una retirada del crudo en el mercado eleva las peticiones de compra. O a la inversa. En este juego de tronos entre productores y consumidores se opera con algunos ases en la manga. Los contratos de futuros -acuerdos que conceden el derecho de adquisición de un número de barriles de petróleo a un precio predefinido para entrega en fechas específicas- o los hedge funds vinculados a la energía, son dos de ellos. Son agentes especuladores con unos niveles de éxito fulgurantes en la cotización. La autoridad bursátil Chicago Mercantile Exchange (CME), la gran plaza de las materias primas, detrás de la mayoría del tráfico de futuros no está la mano que mece los mercados, sino la de especuladores que, en realidad, formalizan menos del 3% de las transacciones de compraventa de barriles.

Movimientos desde áreas de inversión de líneas aéreas que suscriben estos contratos en previsión de alzas del barril a medio plazo o, sencillamente, los que negocian al alza o a la baja en función de la trayectoria del mercado o de los episodios de volatilidad en una u otra dirección, pero sin intención alguna de adquisición. Su papel ficticio no le resta un ápice de trascendencia en el valor del crudo. Determinan el clima del mercado, el sentimiento inversor, la aversión al riesgo o la falsa calma psicológica a la hora de cerrar volúmenes de operaciones concretas a precios pactados. Y lo que es peor, abaratan o encarecen artificial e interesadamente, en no pocas ocasiones, equilibrios básicos. Como el de que el crudo descienda en época de vacas flacas como la actual -la OCDE acaba de augurar el crecimiento más débil del PIB mundial desde el credit crunch de 2008 en medio de proclamas de cada vez más analistas de que se avecina una recesión en las potencias industrializadas, casi todas altamente demandantes de combustibles fósiles-, o el que aumente en ciclos de negocios boyantes. También influyen sobremanera en episodios de extrema volatilidad como el actual.

2.- La dictadura del cártel de la OPEP. El flujo de crudo en el mercado tiene un incuestionable actor principal, la OPEP. Sus quince socios, capitaneados siempre por Arabia Saudí, controlan el 40% del crudo mundial y sus exportaciones suponen el 60% de las transacciones globales, según la Agencia Internacional de la Energía. La propia OPEP dice estar en posesión del 79,4% de las reservas de petróleo probadas. En 2019, han puesto en el mercado, de media, 80,6 millones de barriles diarios, pero en julio ya rebajaron, por sus políticas de ajuste de cuotas –han entrado en una fase agresiva de recortes por decisión de Riad– este flujo en más de 170.000 barriles por día. Los intentos de la Justicia, especialmente en EEUU, donde en el pasado se abrieron causas por competencia desleal y dumping de precios, en cumplimiento de las exigentes normas anti-trust americanas, han sido en balde.

Su muerte ha sido anunciada en demasiadas ocasiones, pero sus miembros mantienen una especie de hermandad de sangre. Por mucho que Irán amenace con alejarse del club cuyos destinos dirige su enemigo político, económico y religioso regional o que denuncie los acuerdos privados de producción entre Riad y Moscú, ajenos al cártel. Que Irak no se haya sentido cómoda con sus aliados energéticos bajo el yugo del bloqueo exportador que, durante décadas, le ha impuesto Occidente. O que Venezuela se salte soterradamente las cuotas asignadas por la organización o no las alcance por su elocuente déficit tecnológico de extracción y que Nigeria traslade sus constantes reticencias a rebajar su producción. Su decisión de agosto de perpetuar los recortes marcó el trigésimo segundo mes consecutivo de retirada de crudo. A los que hay que sumar el de los diez aliados de la OPEP, entre los que figuran Rusia, México, Omán o Malasia. Entre ambos bloques, sacaron en agosto de la actividad mercantil 1,2 millones de barriles diarios.

3.- Una cuestión de inventarios. Los países consumidores también tratan de controlar el precio. Y la nación más capacitada para ello es EEUU que ostenta, a la vez, el mayor demandante de crudo y, si la Casa Blanca desea abrir su grifo productor al máximo, el primer suministrador. La Administración Trump, más que ninguna otra en tiempos recientes y pretéritos, ha decidido usar el petróleo como brazo ejecutor de su política exterior. Irónicamente, el arma arrojadiza que la Casa Blanca ha lanzado contra Rusia o Arabia Saudí.

El fracking ha otorgado a Washington el cetro de primer productor global. Por su recuperada capacidad para extraer más de 10 millones de barriles diarios. Una ratio sólo comparable a Arabia Saudí y Rusia. Porque Venezuela, con una balsa de crudo que excede el 25% de las reservas probadas de toda la OCDE, por encima de las saudíes, carece de la capacidad técnica para operar a pleno rendimiento. La Administración de Información Energética americana (EIA) admite que la mayor economía del mundo fue también, en 2018, el mayor productor de crudo, con unos 14,86 millones de barriles al día, contabilizando el total de su producción, que incluye petróleo condensado, productos refinados, gas natural, carburantes sin tratamiento y combustibles licuados. Por delante de Arabia Saudí, con 12,39 millones de barriles y Rusia, con una capacidad de 11,24 millones.El grifo de regulación del crudo estadounidense podría activarse de inmediato, además, por los retrocesos de los inventarios, el stock acumulado de crudo adquirido por el país y sus petroleras y que, a finales de agosto, descendió en 4,7 millones de barriles respecto a la semana precedente en una clara tendencia de pérdida de avituallamiento.

4.- Los tres tenores del mercado. Donald Trump, Vladimir Putin y el Mohamed Bin Salman. Son los grandes protagonistas del precio del crudo. Por diferentes intereses, obviamente. Dominan el flujo de crudo. El príncipe heredero saudí restableció una aparente relajación en junio de 2018 con su mandato de que la OPEP + (como se llama al consorcio con los grandes países productores ajenos al cartel y capitaneados por Rusia) bajara el ritmo de restricción de crudo, que empezó al inicio de 2017, lo que permitió activar el cauce de extracción hasta límites próximo a su récord. Era una acción de obediencia debida a la decisión del presidente de EEUU de elevar las sanciones económicas a Teherán. Los stocks de los socios de la OCDE volvieron a mostrar fuerza de nuevo. Hasta que Riad decidió recortar en otro medio millón de barriles diarios en octubre pasado. En este tránsito temporal, se ha ido retirando gradualmente crudo en el mercado, según consignas de la entente saudí-americana. El reto de Bin Salman era aproximar el precio a los 80 dólares, cota que ha logrado puntualmente, aunque se haya instalado en la banda de los 72-76 dólares por barril. Rusia también ha asumido este sacrificio. Asume recortes, pero su condición de país no miembro de la OPEP le permite superar cuotas para llegar a una cotización de 70 dólares que, según sus palabras, “le satisface plenamente”. Entretanto, la industria petrolera de Texas ya ha logrado un ritmo productivo similar al poder extractor de Nigeria (miembro de la OPEP, en doce meses.

5.- El delicado enclave de Ormuz. Este estrecho marítimo está bajo la jurisdicción de Irán, que ostenta la llave de entrada y salida de petroleros. Las tensiones geoestratégicas entre EEUU y la república islámica, que acaba de recibir una nueva amenaza de aumento de multas económicas de la Casa Blanca, sin aportar pruebas convincentes de que los drones contra la refinería suadí tenían el sello del régimen iraní. Ormuz es paso obligado del crudo de la península arábiga que inicia su travesía inicial por el Golfo Pérsico. Por este estrecho pasa la tercera parte del tránsito marítimo de crudo. A comienzos de verano hubo dos incidentes con petroleros, uno de bandera británica y otro con enseña japonesa, a los que siguieron la retención de otro iraní en Gibraltar por orden de Reino Unido. Tokio se desmarcó del tono beligerante de Washington. Pero el cruce de acusaciones entre EEUU, que ha enviado al portaviones Abraham Lincoln a la zona, e Irán, que traslada estar listo para unas hostilidades que dice no desear, ha ido en aumento, afirma la agencia Associated Press. El propósito de Trump de anular la actividad exportadora de crudo de Irán está en connivencia con los deseos de Rusia y Arabia Saudí de ocupar su nicho de mercado. Desde los 2,5 millones de barriles al día -una merma ya considerable de su capacidad- que le impone el bloqueo liderado por Washington, a casi cero, con el consiguiente deterioro de una economía, la iraní, ya bastante deteriorada. Al ritmo que EEUU, Arabia Saudí y Rusia consideren necesario.

6.- Resurge el impuesto terrorista. ¿Existe en el mundo una especie de impuesto revolucionario vinculado al terrorismo? Voces del mercado admiten que sí. Sobre todo, desde los atentados del 11-S. Se paga una especie de prima de riesgo por ataques a instalaciones petrolíferas. Riad ha logrado abortar varias decenas de atentados en el último decenio y medio. Sobre todo, en la de Abqaiq. Con el barril en torno a los 70 dólares, ese impuesto agregado -y casi nunca declarado por los agentes que intervienen en el mercado- es de 12 dólares, en torno al 18% del precio del barril. Pero se dispara tras acontecimientos como el de la pasada semana. Desde el Instituto Memorial para la Prevención del Terrorismo (MIPT, según sus siglas en inglés) se asegura que la factura global por esta tasa supera los 70.000 millones de dólares cada año. El Instituto para el Futuro de la Seguridad Energética Americana (SAFE) augura catástrofes, con distorsiones de flujo de crudo, de índole terrorista, por el resurgimiento de células de Al Qaeda, que podrían elevar la factura petrolífera al 8% del PIB mundial con un barril de nuevo por encima de los 120 dólares si resultan tener la firma de la Yihad.

7.- El polvorín de Oriente Próximo. El ex comandante de la Quinta Flota americana, John Miller, alerta en Foreign Policy de que los ataques a la refinería saudí desencadenan una “escalada más que significativa” de tensiones en esta convulsa región. Describe que el consenso en Washington es de creciente inclinación hacia una intervención militar contra Teherán. En una entrevista más que elocuente, afirma que, pese al respaldo sin fisuras de Arabia Saudí e Israel -en pleno vacío institucional por la incertidumbre postelectoral para formar gobierno y con Benjamin Netanyahu bajo serias acusaciones de corrupción y sin la autoridad de haber ganado en las urnas-, EEUU se encuentra “bloqueado y sin mucha capacidad de respuesta” para iniciar una incierta declaración bélica. Miller, que dirigió la flota de la Armada americana que navega por el Golfo Pérsico, el Mar Rojo y la Península Arábiga entre 2012 y 2015, cree que “es demasiado pronto para conocer qué ocurrió realmente en el ataque y de dónde procedía o quién ha patrocinado el ataque con drones y misiles de crucero”, dando por hecho que la Casa Blanca ha podido precipitarse en su duro diagnóstico acusador.

8.- ¿Cuál es la posición de los aliados de EEUU? Japón se ha desmarcado de cualquier intento de conflicto contra Irán. Tampoco los socios europeos, partidarios de mantener, sin fisuras, el acuerdo nuclear de junio de 2015 con Irán. Incluso Reino Unido elude un apoyo oficial. Sólo Riad está decidido a forzar una vuelta de tuerca más. La financiación de la guerra de Yemen le ha ocasionado los primeros déficits presupuestarios al gran petro-Estado. Aun así, Trump cierra casi cualquier posibilidad de un entendimiento diplomático con Teherán: “dicen querer un acuerdo, pero no hacen lo más mínimo para lograrlo”, explica en un tweet el artífice de la salida unilateral de EEUU del pacto atómico con Irán y el inductor de las sanciones y el bloqueo económico hacia el país persa.

9.- Boicot americano al gaseoducto entre Rusia y Europa. El Nord Stream 2 no gusta a Trump. Es el canal por el que Alemania especialmente pretende garantizar el suministro del gas natural a su mercado nacional. Más de 1.200 kilómetros de infraestructura que conecta Vyborg, en la Península rusa de Jamal, con Greifswarld, ciudad del norte de Alemania a través de las aguas del Mar del Norte y el litoral báltico. La Casa Blanca ha amenazado con sanciones a Berlín si continúa apoyando su construcción con Moscú, hasta el punto de que asegura estar dispuesto a retirar las tropas americanas, bajo el paraguas de la OTAN, de suelo germano. EEUU no desea que haya nuevas redes de transporte que sirvan para reducir su capacidad de control del petróleo.

10.- Alza de carburantes en el espacio industrializado. El efecto inmediato es un encarecimiento de combustibles. En especial, en las economías de rentas altas, muy dependientes del consumo de crudo y que se adentran en escenarios de contracción. El G-7 se encuentra ya en la antesala de una probable recesión sincronizada. 2020 no será un buen año. En España, con incertidumbre política plena, nuevas elecciones el 10-N y un presupuesto que calcula sus partidas con un precio del petróleo instaurado por Cristóbal Montoro, el coste de la gasolina supondrá un incremento de cuatro euros -para llenar un depósito de 55 litros- y de tres en el caso del gasoil. Con carácter inminente. En Reino Unido, enfrascado en hacer acopio de provisiones de todo tipo para hacer frente a un Brexit duro, la factura energética le depara nuevos desembolsos. China, además, se podría convertir en el gran perdedor de los ataques contra Arabia Saudí. La retirada inicial de casi el 5% del crudo diario del mercado. Riad es el gran suministrador del combustible que Pekín necesita para mantener su ritmo industrial. El segundo mayor demandante de energía. En unos meses claves para espolear un PIB que ha renunciado a los dobles dígitos de dinamismo y ahora se instala en crecimientos del 6%. Con presiones añadidas por las guerras comerciales en curso.

madrid

23/09/2019 07:59 Actualizado: 23/09/2019 07:59

DIEGO HERRANZ

Publicado enEconomía
EE UU enviará tropas a Arabia Saudí con misión “defensiva” tras el ataque a las refinerías

El Pentágono anunció este viernes por la noche el envío de tropas a Arabia Saudí con fines "defensivos" tras el ataque a las refinerías saudíes sufrido el pasado sábado, que tanto Washington como Riad atribuyen a Irán, pese a que el régimen de los ayatolás lo niega. El Gobierno estadounidense hizo pública la decisión tan solo unas horas después de aprobar sanciones contra el Banco Nacional de Irán, calificadas por el presidente Donald Trump como “el mayor [castigo] impuesto nunca contra un país”.

"El presidente ha aprobado el envío de fuerzas estadounidenses que serán de naturaleza defensiva y se centrarán principalmente en la defensa aérea y de misiles", señaló el secretario de Defensa, Mark Esper, en una rueda de prensa. El jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Joseph Dunford, concretó que se trataría de un "despliegue moderado". Tanto el carácter explícitamente defensivo y la advertencia de que no se trataría de un envío muy numeroso deja clara la preferencia de la Administración de Trump de no entrar en un conflicto militar con Irán.

Tanto en junio, a raíz del derribo de un dron estadounidense (sin muertes), como ahora, el republicano está optado por la vía del endurecimiento de las sanciones, si bien, nunca descarta para a las armas. Otra cosa son las palabras, que rebosan de ardor guerrero: "El arsenal nuclear está al máximo nivel, renovado, increíble", recalcó Trump este viernes, "debemos rezar todos para que no tengamos que usarlo".

Teherán sigue negando los ataques del sábado y su ministro de exteriores, Mohammad Javad Zarif, declaró ayer jueves que un ataque militar contra Irán por parte de Estados Unidos o Arabia Saudí supondría el inicio de “una guerra total”.

Las sanciones anunciadas por el presidente llegan antes de que el Pentágono y los asesores de seguridad nacional de la Casa Blanca entreguen la lista de posibles objetivos para un eventual ataque. Aunque las sanciones económicas pueden ser una vía para evitar un conflicto militar abierto con el régimen de Hasán Rohaní, el mandatario estadounidense ha insistido en que “la opción militar siempre es una posibilidad".

Trump ha ido elevando las sanciones a la República Islámica desde que renunció al acuerdo nuclear de 2015 con Irán, incluidas severas restricciones a la capacidad de Teherán para vender petróleo. El acuerdo nuclear de 2015 consistía en la congelación de sanciones contra Irán a cambio de que frenase su carrera atómica, pero Trump siempre criticó que, en realidad, Teherán seguía con sus aspiraciones nucleares y que las podía desarrollar gracias al alivio económico del levantamiento de las multas. Al romper el acuerdo en 2018, Washington reactivó esas penalizaciones. Irán optó entonces por incumplir abiertamente el pacto.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, ha explicado que las nuevas sanciones "cortarán todas las fuentes de fondos a Irán", incluido su fondo de riqueza soberana. "Esto significa que no llegará más dinero a los Guardianes de la Revolución", ha añadido sobre el ejército ideológico del régimen, también conocido como Pasdarán. "No habrá más dinero para financiar el terrorismo", ha puntualizado Mnuchin.

Trump se ha limitado a decir: "Es muy malo lo que está ocurriendo con Irán. Se está yendo al infierno". El mandatario ha finalizado recordando a Teherán que "cuando van con todo contra EE UU, no hay ninguna manera de que ganen".

Mike Pompeo, secretario de Estado norteamericano, aseguró ayer jueves en Abu Dabi que EE UU prefiere “una solución pacífica” con Irán, lo que supone un cambio de tono respecto a la belicosidad con la que calificaba los ataques contra el corazón de la industria petrolera. Aseguraba que se trataba de "un acto de guerra”.

Por Yolanda Monge

Washington 20 SEP 2019 - 18:43 COT

Publicado enInternacional