Transgénicos, cáncer y corrupción en la ciencia

Gran parte del maíz transgénico que Monsanto y otras empresas presionan para plantar en millones de hectáreas en México, es el tipo que provocó cáncer y otros daños a la salud (hígado y riñones, infertilidad, muerte prematura) en ratas de laboratorio, según un reciente estudio científico en Francia.  El estudio ha sido objeto de muchos reconocimientos científicos y también cuestionamientos. Pese a que las críticas vienen de científicos ligados a la industria transgénica, es muy saludable que se discuta este y cualquier otro experimento científico. Lo que es enfermo y no se justifica en ningún escenario es que mientras tanto, se autorice la siembra y consumo de maíz transgénico, sometiendo a la población a esos riesgos.

 

Si el gobierno aprueba esas solicitudes, México, por ser uno de los países de más alto consumo de maíz del mundo –comemos maíz cada día, durante toda la vida– se transformará en un gigantesco experimento de las transnacionales, las mujeres, niños y hombres seremos sus ratas de laboratorio. Si comparamos en extensión de vida, el cáncer y otros problemas empezarían a aparecer después de varios años de consumo –probablemente antes en los niños.

 

Las solicitudes son para Sinaloa y Tamaulipas, estados que como explicó Ana de Ita (La Jornada, 16/10/12) , proveen de maíz a la ciudad de México y otras, por lo que el perverso experimento comenzaría masivamente apenas 6 meses después que se plantara ese maíz. Por ello crece la alerta en las ciudades tanto como en el campo, exigiendo que no se apruebe ningún maíz transgénico.

 

El estudio en Francia mostró resultados tan graves, que se ha convertido en un caso paradigmático, tanto sobre los riesgos de los transgénicos, como por revelar  la corrupción de científicos y agencias reguladoras, mostrando que el sistema que usan para evaluación de riesgos es altamente deficiente.

 

En septiembre 2012, Gilles-Eric Séralini y su equipo de la Universidad de Caen, Francia, publicaron los resultados de alimentar durante dos años a ratas de laboratorio con maíz transgénico NK603, resistente al herbicida Roundup, mostrando que produjo tumores cancerígenos y otros daños severos en ratas. Es el estudio más amplio que se ha realizado a nivel mundial y la revista que lo publicó, la más prestigiada en el tema de toxicología en alimentos.  

 

Séralini usó el mismo tipo de ratas y la misma metodología que había usado Monsanto con el maíz NK603, pero empleó un mayor número de ratas y prolongó el estudio durante toda la vida de éstas, mientras Monsanto lo interrumpió a los tres meses. Pero Monsanto afirmó que las ratas no tuvieron problemas y basadas en sus  datos, la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) declaró que el maíz era “seguro” para el consumo. Curiosamente, los síntomas de daño aparecieron a partir del cuarto mes, lo que cuestiona el período de tres meses que usó Monsanto, aceptado por la EFSA. La EFSA ha sido objeto de muchas denuncias –incluyendo a la Corte Europea de Auditores- por sus relaciones incestuosas con la industria de transgénicos, de alimentos y de agrotóxicos, incluyendo haber eliminado informes críticos (como hizo con otro maíz transgénico en 2005) y que la mayoría de los científicos que cita y con quien trabaja en temas cruciales de riesgo sobre la salud, tienen conflicto de intereses. (Ver detalles en Corporate Europe Observatory)

 


Apenas publicado el estudio de Séralini, un centro de relaciones públicas financiado por la industria biotecnológica y otras industrias contaminantes, que se hace llamar Science Media Centre, (SCM) compiló citas de “científicos” que cuestionaban el estudio de Séralini, alegando problemas de metodología, que las ratas usadas tienden a desarrollar tumores, que eran pocas, que hay animales alimentados con maíz transgénico a nivel industrial pero no se reportan tumores, (ocultando que ni los  buscan ni el caso es comparable por ser períodos de vida mucho más cortos). En pocas horas científicos ligados a los transgénicos en todo el mundo, incluso en México, repetían como loros los argumentos que les redactó este centro. Varios científicos citados por el SCM tienen vinculación con Syngenta, Monsanto y otras transnacionales de transgénicos. (Ver informe “Smelling a corporate rat”, 12/12/12, SpinWatch).

 

La EFSA se pronunció contra el estudio y exigió a Séralini todos los documentos bases del mismo. Séralini demandó que el mismo tipo de documentos debían ser hechos públicos para el estudio sobre NK603 realizado por Monsanto, pero la EFSA se negó, alegando que era “información confidencial” de la empresa, demostrando sus dobles estándares.

 

A fin de noviembre, la EFSA publicó su informe, cuestionando la metodología de Séralini y afirmando que “no hay que volver a examinar las evaluaciones previas de seguridad sobre el NK603”, citando informes de otros países –todos sospechosamente similares. Pero Séralini usó las mismas ratas y la misma metodología que Monsanto, por lo que la conclusión obvia es que la metodología de Monsanto está errada, y por tanto se debe retirar del mercado todo lo que contenga maíz transgénico. Séralini publicó un nuevo artículo que contesta todos los

cuestionamientos.
Pese a que el tema es mucho más grave para México, la comisión de bioseguridad (Cibiogem) solo publica la versión de EFSA, ignorando otros informes científicos que apoyan a Séralini, sus respuestas, e incluso a otras agencias gubernamentales, como la ANSES, Francia. Los científicos de Cibiogem y sus organismos deben declarar sus conflictos de interés y porqué eliminan los datos críticos a los transgénicos.


Por Silvia Ribeiro. investigadora del Grupo ETC

Publicado enInternacional
Chávez reitera el llamado a la unidad civil y militar en Venezuela

La Habana, 10 de diciembre. Con las alarmas encendidas, Hugo Chávez se enfrentaba este lunes aquí a la posibilidad de una cuarta operación de cáncer en año y medio, en una larga jornada que incluyó un nuevo llamado a la unidad civil y militar en Venezuela y una visita relámpago del presidente de Ecuador, Rafael Correa.

 

La estatal Venezolana de Televisión (VTV), que se capta aquí en cable, transmitió imágenes de una reunión de Chávez con miembros de su gabinete y altos mandos militares, poco antes de que el mandatario tomara el avión rumbo a La Habana, en las primeras horas del lunes.

 

Con vestuario y zapatos deportivos, Chávez tenía en sus manos la reliquia que llamó su atención el sábado, una espada que usó el libertador Simón Bolívar.

 

“Me voy y el alto mando político, aunque no lo entrego, lo delego y está en buenas manos”, dijo el mandatario. Así ratificaba su decisión de pedir el voto por el vicepresidente ejecutivo, Nicolás Maduro, en caso de que hubiera necesidad de nuevos comicios.

 

“Hasta más allá de esta vida vamos a ser leales a Hugo Chávez”, declaró Maduro más tarde durante un acto con Elías Jaua, aspirante oficialista a la gubernatura de Miranda para los comicios regionales del próximo domingo, reportó Afp.

 

Entrega a Nicolás Maduro la espada de Bolívar

 

En el mensaje sombrío del sábado anterior, Chávez confirmó que la enfermedad lo había sacado de la actividad pública, tras su relección del 7 de octubre, y reveló que era “absolutamente imprescindible” una nueva intervención, ante el rebrote de células malignas en la zona pélvica.

 

La urgencia era tal, que los médicos en La Habana le habían pedido que entrara al quirófano el viernes pasado o a más tardar durante el fin de semana. Chávez confió que la intervención implica riesgo y que sufre dolores “de alguna importancia”.

 

Pero quiso viajar a Caracas el jueves por la noche para anunciar desde ahí que considera a Maduro su eventual sucesor. Por lo pronto, el vicepresidente ejecutivo ejerce el interinato en lo que aún es una ausencia temporal del mandatario.

 

Esta madrugada, Chávez le entregó a Maduro la espada de Bolívar y aseguró: “El cuadro político de mando, la revolución, está en buenas

manos”.


Igual que el sábado, el líder venezolano habló esta madrugada con el hilo argumental de la unidad y la lealtad de su gente.

 

“Con el favor de Dios saldremos adelante”, alentó a sus ministros y jefes militares. “Sólo les pido, una vez más, fortalecer la unidad, trabajar unidos y no ceder a la intriga. Así que a seguir fortaleciendo la institución y mucho liderazgo. Les dejo mi corazón, mi agradecimiento y espero volver pronto.

 

“Confío en mis soldados, los oficiales, el ejército y las milicias que están en todo el territorio”, agregó Chávez, esta vez dirigiéndose en particular al alto mando de la fuerza armada bolivariana. “Estoy totalmente seguro, me lo dice mi corazón, que la patria está segura”.

 

Tomó el juramento del nuevo ministro de Defensa, el almirante en jefe Diego Molero Bellavia, designado apenas el pasado 29 de octubre, quien ofreció un sólido parte al jefe de Estado: “Cuenta con una fuerza armada leal a la revolución”.

 

La televisión cubana transmitió imágenes de la llegada de Chávez a la isla. Aún no amanecía cuando Raúl Castro, con uniforme de general de ejército (cuatro estrellas), recibió al aliado al pie de la escalerilla del avión, con saludo militar.

 

Chávez correspondió, llevándose la mano derecha a la sien. La conversación era animada, mucho más fluida que cuando ambos se despidieron cuatro días antes, en una escena de caras largas.

 

Con el líder venezolano venía su yerno, Jorge Arreaza, ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, quien también estuvo en la reunión de gabinete del sábado.

 

Chávez tuvo que haberse trasladado de inmediato al Centro de Investigaciones Médicas y Quirúrgicas, el hospital cubano del oeste de la capital, donde se atiende.

 

Correa llegó a La Habana cerca del mediodía y tenía previsto volver a su país este mismo lunes. En una breve declaración a la prensa, dijo que quiso tener “un gesto de solidaridad con un hermano de corazón.

 

“Es un presidente histórico”, agregó Correa sobre su colega y amigo. “Vengo a darle un abrazo en nombre de Ecuador y de toda la patria grande”. Chávez “no está solo en esta lucha”

Publicado enInternacional
Chávez viaja por un milagro y nombra sucesor

Con un crucifijo en la mano Hugo Chávez se encomendó a Dios al anunciar, el sábado por la noche, que deberá ser operado nuevamente en Cuba en su batalla contra el cáncer. “Es imprescindible que me someta a una nueva intervención ante la presencia de algunas células malignas en la misma área afectada (pelvis)”, dijo Chávez antes de las diez de la noche local acompañado del vicepresidente Nicolás Maduro y del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello. Dos meses después de ganar un nuevo mandato y a un mes de empezarlo, Chávez admitió en público la posibilidad de que no pueda continuar en el cargo. Y pronunció el nombre de su eventual sucesor: Nicolás Maduro. En la tarde de ayer, la Asamblea Nacional en sesión extraordinaria autorizó el viaje a La Habana, mientras crecía la expectativa entre los venezolanos.

 

A Chávez se lo vio sereno, a diferencia del día en que lloró durante una misa y le pidió a Dios que no se lo lleve todavía. Esta vez venía de someterse a un tratamiento hiperbárico en La Habana después de una campaña que le demandó esfuerzos. Los médicos cubanos le realizaron un chequeo exhaustivo y le recomendaron que se operase el fin de semana ante la reaparición de células malignas. Chávez quiso regresar y dirigirse a su pueblo. “Decidí venir haciendo un esfuerzo adicional, a firmar asuntos pendientes, como el informe del Mercosur”, dijo mirando a Maduro, el también canciller. Debía partir lo antes posible para enfrentar una nueva batalla. “Desde hace tiempo estoy aferrado a Cristo”, dijo y besó el crucifijo. “Fue como un milagro llegar el 4 de febrero (fallido golpe de estado), fue como un milagro llegar hasta aquí el 27 de noviembre (primera vez que fue electo presidente, en 1998)”.

 

Chávez, que ha manejado todo lo relativo a su enfermedad con cierto hermetismo, pidió a la Asamblea Nacional la autorización para ausentarse del país y someterse a una cuarta operación en los próximos días. El líder venezolano les envió un mensaje claro a sus seguidores, a sus funcionarios y también a la oposición en caso de que no pueda continuar el mandato o empezar el nuevo período de gobierno el 10 de enero. “Si algo ocurriera, que me inhabilitara, Nicolás Maduro no sólo debe concluir el período como manda la Constitución, sino que mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable, es que en ese escenario, que obligaría a convocar a elecciones, ustedes lo elijan como presidente. Yo se los pido de corazón”. El analista Iván Padilla, ex guerrillero y ex viceministro de Cultura del gobierno de Chávez señaló a Página/12 el significado de la elección de Maduro como su delfín. “Reivindica en la figura de Nicolás la etapa obrerista del proceso bolivariano. Nicolás es un auténtico obrero, alguien con experiencia sindical en el metro de Caracas; viene del campo de la izquierda y hoy es la figura que más representa al sector obrero.” Chávez, que antes de la enfermedad imaginaba su retiro en 2021, insistió en la importancia de la unidad para sacar adelante la revolución boliviariana. Para el presidente de la firma Datanálisis, Luis Vicente León, la designación de Maduro es una “orden indiscutible” para el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela, mayoritario en la Asamblea Nacional. Vicente León dijo que Chávez inició el sábado la transición. “Chávez empleó la mejor técnica: anunciar la transición en vida, porque es mucho más fuerte para lograr el apoyo para su sustituto.”

 

La oposición, si bien votó en bloque a favor del viaje del presidente, se quejó de que no hubiera habido suficiente transparencia en el manejo de la enfermedad. Fue el caso del diputado Julio Borges. “Hemos visto en todos estos meses el discurso de que el presidente estaba totalmente curado y luego ahora tiene esta recaída.” Henrique Capriles Radonski, quien fuera rival de Chávez en octubre pasado y hoy aspira a la reelección como gobernador de Miranda, dijo que las respuestas a las dudas que pueda generar la ausencia del presidente están en la Constitución. Y advirtió que en Venezuela no existe la figura de la sucesión, en abierta oposición al nombramiento de Maduro.

 

La Constitución del país vecino establece que si se diera la falta absoluta del presidente antes de la toma de posesión –el 10 de enero– o durante los cuatro primeros años de los seis que dura el mandato, se deberá convocar a nuevas elecciones en un período de 30 días (ver recuadro).

 

La recaída de Chávez podría impactar en las elecciones de gobernadores, previstas para el próximo domingo y en las que el oficialismo aspira a revalidar el control en la mayoría de los 23 estados y arrebatar a la oposición sus bastiones. Para el analista Padilla, puede ser la oportunidad para que el chavismo zanje diferencias. “El oficialismo tiene peleas entre tendencias, yo creo que esta coyuntura puede hacer que esto se revierta y se dé una mayor cohesión interna ante el riesgo de estar solos”. Pero antes, los venezolanos esperan el regreso de su presidente.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado enInternacional
Hugo Chávez nombra sucesor: “Elijan a Nicolás Maduro como presidente”

Ya es oficial: el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha asumido que el cáncer no le dejará completar ni tan siquiera la mitad del cuarto mandato de seis años para el cual fue electo el pasado 7 de octubre. Ante esa coyuntura, se ha dirigido este sábado a los venezolanos para ungir al vicepresidente y canciller, Nicolás Maduro, como su sucesor. Minutos antes, Chávez ha anunciado que deberá ser sometido a una cuarta cirugía para tratar el cáncer que le fue diagnosticado en junio de 2011.

 

Chávez explicó así la situación de su enfermedad: "Por algunos síntomas decidimos con el equipo médico una nueva revisión exhaustiva. Lamentablemente, en esa revisión exhaustiva surge la presencia, en la misma área afectada, de algunas células malignas, nuevamente. Es absolutamente necesario someterme a una nueva intervención quirúrgica".

 

En caso de que el presidente no sobreviva a la operación, la Constitución venezolana establece que el vicepresidente deberá tomar el mando del Estado hasta que no se convoquen nuevas elecciones. Bajo ese supuesto, Chávez ha dicho: “Nicolás Maduro no sólo en esa situación debe concluir el periodo, como manda la Constitución, sino que mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable absoluta, total, es que en ese escenario que obligaría a convocar a elecciones presidenciales ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente”.

 

Es la primera vez que Chávez plantea abiertamente la posibilidad de su muerte y ordena a sus seguidores qué hacer en caso de que se produzca su “falta absoluta” en la Presidencia. “Pido todo el apoyo del pueblo y de todas las corrientes, civiles, militares, en estas circunstancia. Todo el apoyo, en primer lugar para el gobierno revolucionario en esta coyuntura y el apoyo y la unidad ante las decisiones que tendremos que ir tomando. Hoy tenemos patria, que nadie se equivoque”.

 

Desde que fue diagnosticado de cáncer el año pasado, Chávez se había negado a revelar la gravedad de su enfermedad ni los órganos de su cuerpo que han sido afectados por ella. Hasta el momento, el presidente venezolano ha sido sometido a tres operaciones, dos de ellas para extirpar sendos tumores malignos, y ha recibido sesiones de radio y quimioterapia. Este viernes regresó a Venezuela luego de haber permanecido nueve días en La Habana, donde recibió una terapia alternativa de “oxigenación hiperbárica”.

 

Tras la cuarta reelección de Chávez, Nicolás Maduro se ha convertido en el hombre fuerte de la revolución. Ha sido canciller de Venezuela desde 2006, el 10 de octubre pasado y ha estado encargado de la presidencia durante el más reciente viaje de Chávez. Maduro fue conductor de autobuses y dirigente sindical y se le reconoce como leal y afable.

 

Por Maye Primera Miami 9 DIC 2012 - 13:30 CET

Publicado enInternacional
Viernes, 07 Diciembre 2012 07:10

El fracaso de la guerra contra las drogas

El fracaso de la guerra contra las drogas

Los presidentes de Colombia y Guatemala, ex presidentes de varios países y personalidades como Mario Vargas Llosa, Sting y Gilberto Gil instaron ayer a admitir que el combate contra las drogas naufragó, con consecuencias devastadoras a nivel mundial y reclamaron una inmediata revisión de las políticas contra ese problema global. En una carta abierta suscripta por una treintena de personalidades, entre ellas el presidente colombiano Juan Manuel Santos y el guatemalteco Otto Pérez Molina, se insta a reconocer que cincuenta años después de que fuera lanzada la Convención Unica de Estupefacientes de las Naciones Unidas en 1961, la guerra contra las drogas ha fracasado.

 

Los firmantes recordaron que hay 250 millones de consumidores de drogas y que su suministro es más barato, más puro y más accesible que nunca. También señalaron que las drogas ilícitas constituyen actualmente la tercera industria más rentable del mundo, después de la alimenticia y el petróleo, con un valor estimado de más de 350.000 millones anuales de dólares, completamente bajo el control de criminales. Además, destacaron que la lucha contra las drogas le cuesta al contribuyente mundial una cifra incalculable por año.

 

La carta abierta, también firmada por los ex presidentes Jimmy Carter (Estados Unidos), Fernando Henrique Cardoso (Brasil), César Gaviria (Colombia), Vicente Fox (México) y Lech Walesa (Polonia), además de varios premios Nobel, artistas y empresarios, afirmó que decenas de miles de personas mueren cada año en la guerra contra las drogas.

 

Asimismo, hay millones de personas en prisión a nivel mundial por delitos relacionados con estupefacientes, por lo general consumidores y traficantes menores. Estas personalidades alertaron que la corrupción entre los políticos y aquellos encargados de velar por el cumplimiento de la ley, especialmente en los países productores y de tránsito, se ha extendido como nunca, poniendo en peligro la democracia.

 

Según los firmantes, las políticas de prohibición crean más daños de los que previenen y por eso reclaman propuestas basadas en la salud porque, a su juicio, producen mejores resultados que aquéllas basadas en la criminalización. Reconocieron también que el mejoramiento de las políticas de drogas es uno de los desafíos clave de nuestro tiempo.

 

En el escrito, todos apostaron por reevaluar la Convención Unica sobre Estupefacientes de la ONU y por otorgar a los países la libertad de elegir las políticas de drogas que mejor se adecuen a sus necesidades internas. “Ya que no podemos erradicar la producción, demanda o uso de drogas, debemos encontrar nuevas maneras de minimizar los daños”, aseguraron los firmantes, al remarcar que es imperativo estudiar nuevas políticas basadas en evidencia científica y que éste es el momento de actuar.

 

Entre los firmantes también estaban el Nobel de Literatura peruano, Mario Vargas Llosa; el ex secretario general del Consejo de la Unión Europea; el español Javier Solana; el filósofo estadounidense Noam Chomsky; el cofundador de Facebook, Sean Parker; Yoko Ono y Gilberto Gil; y el director de cine Bernardo Bertolucci.

 

La difusión de la carta coincide con la celebración en Bogotá de la IV Conferencia Latinoamericana sobre Políticas de Drogas, en la que desde el miércoles expertos de la región abogan también por un cambio en las políticas antidroga ante la evidencia del fracaso de la guerra contra los narcos. El presidente Santos justificó su defensa de buscar una nueva política global contra las drogas en que su país es uno de los más afectados por el narcotráfico, un flagelo que no puede resolverse de forma individual, sino colectivamente. “Hemos sido el país que más ha sufrido y eso nos da la autoridad moral para decirle al mundo: seguimos sufriendo este problema y el microtráfico está destruyendo a nuestra niñez y juventud”, afirmó Santos durante la inauguración de un foro sobre corrupción.

 

“No tenemos alternativa a continuar esa política”, dijo, al reconocer que “después de 40 años nos suscita muchas dudas e interrogantes”. Se refirió así a la Convención Unica de Estupefacientes y a la guerra contra las drogas impuesta por el ex presidente de Estados Unidos Richard Nixon en 1971, cuyos ejes han sido desde entonces la prohibición y el ataque a la producción. “Por eso hemos propuesto que se haga un estudio, que está haciendo en este momento la OEA (Organización de Estados Americanos), recogiendo la información más objetiva”, apuntó Santos.

 

Abogó así por revisar los diferentes escenarios porque, a su juicio, existe un abanico de opciones, para explicar que entre los dos extremos puede haber buenas soluciones. Esos dos extremos, según Santos, son penalizar al consumidor y al traficante, que en el caso de los países asiáticos conlleva hasta la pena de muerte. Del otro lado está la legalización del consumo, iniciativas que se han comenzado a tomar en algunos países, como el caso de Uruguay con la marihuana.

Publicado enInternacional
El alcohol, un serio problema en América Latina

El consumo de bebidas alcohólicas se ha convertido en el principal problema de salud en América Latina, afirmó este miércoles el asesor en Salud Mental para Suramérica de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Hugo Cohen, en la IV Conferencia Latinoamericana sobre Políticas de Drogas inaugurada hoy en Bogotá.


 
“Se comienza a reconocer que el alcohol es un problema de salud. Y es el primer problema de salud de la región, no sólo de salud mental”, manifestó Cohen durante su intervención en el foro, que fue inaugurado por el alcalde de la capital colombiana, Gustavo Petro.


 
A juicio del asesor de la OPS, “entre los factores de riesgo que impiden una vida plena en las Américas, el primero es el alcohol; el segundo, el tabaco; el tercero, la obesidad y recién, en el noveno lugar, aparecen las drogas ilegales”.


 
Cohen destacó además que en América Latina “no hay una capacitación adecuada para los profesionales de la salud ante una problemática de consumo de drogas”.
 


Señaló en ese sentido que “una persona accede al derecho sólo cuando tiene la posibilidad de elegir: si las únicas opciones son el hospital psiquiátrico o la calle, no puede ejercer su derecho”.


 
Por eso dijo que “el desafío es generar nuevas ofertas en cuanto a dispositivos de atención para que las personas puedan elegir”.


 
Esta conferencia celebra su cuarta versión tras nacer en 2009 en Buenos Aires por iniciativa de la organización argentina Intercambios, con el objetivo de buscar alternativas a las políticas antidrogas actuales que -a juicio de los organizadores- han fracasado.
 


La segunda conferencia se celebró en Río de Janeiro (2010) y la siguiente en Ciudad de México (2011).

 

6 Diciembre 2012


 
(Con información de EFE)

Publicado enInternacional
Martes, 20 Noviembre 2012 06:46

Mariguana en Estados Unidos

Mariguana en Estados Unidos

Además de las elecciones presidenciales realizadas el pasado 6 de noviembre en Estados Unidos, de las que resultó relecto el presidente Barack Obama, hubo otras votaciones muy significativas en dos importantes estados en esa nación. En Washington y Colorado se decidió ese mismo día legalizar el consumo de la mariguana. Esta apertura contrasta con la política seguida por México y otras naciones de nuestro continente, que se han empeñado en una guerra muy costosa para evitar el traslado de la cannabis y otras drogas hacia ese país.

 

A partir de 1973, el estatus legal de la posesión y consumo de mariguana en Estados Unidos ha experimentado una interesante evolución. De considerarse un acto criminal penado con la cárcel, se ha transformado en algunas entidades en una falta civil bastante tolerada. Los infractores ya no son anotados en los registros policiales y son castigados sólo con la confiscación o alguna multa en lugar de ir a prisión. Los estados en los que esto ha ocurrido son Minnesota, Misisipi, Nebraska, Nueva York, Ohio y Virginia. Existen otros en los que es tolerado el uso de la cannabis con fines médicos, como Arizona, Hawai, Michigan, Montana, Nueva Jersey, Nuevo México y Vermont. También los hay donde tanto la posesión como los usos terapéuticos ya no son vistos como un crimen, como en los casos de Alaska, California, Maine, Massachusetts, Nevada y Oregon.

 

A estos se sumaron el 6 de noviembre los estados de Colorado y Washington, en los que por primera vez queda legalizado el uso de la mariguana incluso con fines recreativos. He revisado la propuesta que fue votada en Colorado, conocida como Enmienda 64, la cual determina, en el capítulo sobre el uso personal de la mariguana, que no es ilegal poseer, usar, mostrar, comprar o transportar una onza (28.35 gramos) o menos de la yerba. La transferencia o regalo de una onza o menos a otra persona tampoco está prohibida, así como ayudar a otros en cualquiera de los actos señalados. Lo anterior tiene una restricción de edad y está permitido sólo a mayores de 21 años. Con esto se eliminan por completo la criminalización del consumo recreativo y la distribución en pequeña escala entre consumidores.

 

También se elimina la prohibición de industrializar y comercializar la mariguana o productos relacionados con la misma, siempre y cuando se cuente con la licencia correspondiente. Esto incluye la fabricación, tenencia, compra o venta de la yerba o accesorios; el cultivo, cosecha, envasado, transporte, almacenamiento, exhibición, etcétera. Un aspecto importante es que con esta enmienda se protegerá la privacidad de los consumidores, los que sólo tendrán que acreditar su edad y no quedarán incluidos en ningún tipo de registro.

 


Se determinará además un impuesto al consumo que se obtendrá de los centros de fabricación y comercialización a una tasa inicial de 15 por ciento, vigente hasta el primero de enero de 2017. Se prevé que los primeros 40 millones de dólares recaudados se destinarán a un fondo de capital para la escuela pública. Se dispone una exención de estos impuestos en los casos que involucren el empleo de la mariguana con fines médicos.

 

Esta evolución en un país en el que el consumo de drogas es de los más altos en el mundo es reveladora, a mi juicio, de varios aspectos importantes, entre ellos: a) el consumo de mariguana es una práctica muy extendida en varias naciones y es imposible que con medidas represivas se pueda acabar con ella; b) hay una gran mitología en torno a las propiedades de la cannabis, cuyos efectos nocivos para la salud, desde el punto de vista médico y científico, no son mayores –y en algunos casos son mucho menores– que los producidos por otras drogas legales como el alcohol, el tabaco y una amplia gama de sustancias adictivas que se venden libremente en las farmacias; c) su empleo puede ser de gran utilidad en el tratamiento de algunas enfermedades, y d) puede ser una fuente de ingresos para los estados (y ya no para las bandas criminales) por la vía impositiva, como en el caso del alcohol.

 

Estas medidas ponen en ridículo la guerra contra el narcotráfico emprendida por el gobierno mexicano, cuyo costo en vidas humanas ha sido hasta ahora de decenas de miles (no sabemos con exactitud cuántas, aunque distintas estimaciones se mueven en un nivel que va de 60 mil a 150 mil muertes). Queda demostrado que todo ha sido no sólo incorrecto, sino además inútil.

 

La prohibición es el peor camino para resolver el problema del narcotráfico, actividad que se nutre de la misma. La evolución de las leyes en Estados Unidos debe servir de ejemplo, no solamente para detener políticas irracionales, sino para abordar de inmediato el tema de la legalización del consumo de la mariguana en México.

Publicado enInternacional
Sábado, 17 Noviembre 2012 06:59

Por la vida y el maíz: tejiendo luchas

Por la vida y el maíz: tejiendo luchas

El día comienza a clarear y a un costado de la plaza de Cherán se oyen los trinos de mujeres alrededor de fogatas y anafres, preparando las tortillas para los que llegarán a desayunar. Amasan en metate la masa de maíz azul que dejaron durmiendo el día anterior, para que la cal abriera los granos que nos brindan su corazón. Danzan las manos convirtiendo la masa en alas que se esponjan en el comal. Al olor cálido de las tortillas recién hechas se suma el de los frijoles, el café de olla, el té de cedrón. Las señoras de la Comunidad de Cherán K’eri, Michoacán, igual que su Consejo Mayor, reciben con generosidad a los cientos de delegados de todos el país reunidos para la octava Asamblea Nacional de Afectados Ambientales (ANAA) y una preaudiencia del Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP).

 

La comunidad indígena de Cherán es un ejemplo de dignidad y resistencia para todos los asistentes, que lo repiten una y otra vez en los tres días que duran las sesiones, con alrededor de mil participantes de 15 estados de México y expertos del exterior que vienen como dictaminadores del TPP. Para defender sus bosques, su maíz y su forma de vida, en Cherán se han enfrentado a muchas formas de violencia: talamontes, crimen organizado, represión oficial, mentiras en medios oficiosos. Desde abril de 2011, cuando mujeres y jóvenes no aguantaron más y se lanzaron a detener los camiones de talamontes cargados de madera robada a la comunidad, han muerto doce comuneros y cuatro están desaparecidos. La comunidad logró frenar la devastación, tomar control de su territorio con rondas comunitarias de defensa, fortalecer las asambleas. Todos, hasta los niños, participan ahora en jornadas de reforestación con especies locales. En toda la comunidad las miradas y el aire son limpios y serenos, se respira solidaridad y orgullo.

 

No podía haber mejor marco para la realización de esta preaudiencia del TPP y la octava ANAA, donde se presentaron múltiples luchas por atropellos ambientales y de derechos de los pueblos y comunidades: talamontes y monocultivos de aguacate asociados al crimen organizado privado y oficial, atropellos urbanos, contaminación industrial de ríos y lagos, carreteras que hieren milpas, bosques, comunidades y barrios para favorecer empresas y a los ricos, fumigación con agrotóxicos prohibidos en otros países, parques eólicos en el Istmo contra las comunidades, mineras que por todo el país mafiosamente matan a la tierra y a los que la defienden, como a Bernardo Méndez y Bernardo Vásquez de San José del Progreso, Oaxaca, anfitriones de la sexta ANAA. Éstas y otras luchas, como la de estudiantes y maestros democráticos en Michoacán, junto a otras denuncias y compromisos de organización, se plasmaron en la declaración de la asamblea (afectadosambientales.org).

 

Fue motivo de celebración el veredicto del Tribunal Latinoamericano del Agua, que el 9 de noviembre condenó al Estado mexicano por la destrucción del sistema hídrico nacional y la violación del derecho humano al agua, a partir de la demanda presentada por la ANAA, cuidadosamente argumentada y enriquecida por las muchas experiencias de lucha que integran la asamblea.

 


La amenaza que representan las extensas siembras de maíz transgénico que el gobierno quiere autorizar en el norte del país, fue tema central de la octava asamblea, que llamó en el pronunciamiento “Emergencia nacional: maíz transgénico a punto de envenenar nuestras mesas”, al magisterio democrático, a los jóvenes en las redes sociales, a los pueblos y “a todos los que comemos maíz en México y en cualquier parte del mundo, a movilizarse, desarrollando formas creativas y diversas de acción para denunciar y detener este ataque de las trasnacionales por controlar la alimentación de todos, sin importarles siquiera que sea tóxica” (texto en redendefensadelmaiz.net)

 

También la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS) lanzó esta semana un “Llamado a la acción contra la siembra de maíz transgénico a campo abierto en México” (www.uccs.mx/doc/g/planting-gmo-corn_es ) denunciando la gravedad de la inminente contaminación transgénica y los riesgos que implicará para la salud y la biodiversidad, suscrita al momento por más de 800 científicos y expertos de México y el mundo, así como varias redes internacionales de científicos.

 

Igualmente conmocionados por este ataque contra los pueblos del maíz, el Grupo ETC, como organización internacional con estatus consultivo en Naciones Unidas, llevará el tema ante la FAO y el Convenio de Diversidad Biológica, organismos que deben proteger los centros de origen de los cultivos. Si se aprobaran las solicitudes de las trasnacionales en México, sería la primer liberación masiva en el centro de origen de un cultivo de importancia global para la alimentación. ETC señala que la erosión de la biodiversidad del maíz que causarán los transgénicos, tendrá impactos en América Latina, Asia y África, donde actualmente los países surafricanos Lesotho, Zambia y Malawi tienen el mayor consumo por persona de maíz y dependen de su biodiversidad para adaptarlo. (Ver www.etcgroup.org )

 

Las empresas y el gobierno de Calderón (o el de Peña Nieto) comen lumbre si creen que podrán aprobar las siembras de Monsanto sin quemarse las manos. Es justamente en las fogatas, alrededor de los anafres cociendo tortillas de maíz, que se gestó en Cherán la resistencia de esa comunidad indígena, que contra toda lógica de arriba y a fuerza de dignidad y organización comunitaria ha logrado detener a los más poderosos y violentos.

 


Silvia Ribeiro, investigadora del Grupo ETC

Publicado enInternacional
Miércoles, 14 Noviembre 2012 06:30

¿Y si nos enorgullecemos de la mariguana?

La legalización de la mariguana en los estados de Washington y Colorado es una gran noticia, y más todavía si se le ve a partir una apreciación del sentido histórico de las elecciones pasadas en Estados Unidos. El analista político de The New York Times Thomas Edsall, tras un análisis cuidadoso de tendencias electorales de largo plazo, llega a una conclusión lapidaria: los republicanos han perdido las “guerras culturales” (culture wars), debido a cambios paulatinos pero consistentes en torno de un abanico de temas, que van desde la aprobación de la igualdad para la mujer, la protección de los derechos reproductivos, la aceptación de las parejas homosexuales, hasta la legalización (o cuando menos la medicalización) de la mariguana. Esta derrota ideológica –amplísima– importa porque refleja tendencias electorales que se vienen consolidando desde hace 20 años, y que sólo tenderán a fortalecerse, según se siga aumentando el voto latino y el voto femenino.

 

Más allá de actitudes cambiantes en cuestión de moral pública, en el tema específico de la mariguana, los estados de esa nación tendrán importantes alicientes económicos en pro de la legalización. The Huffington Post calcula que si Estados Unidos legalizara la mariguana, se ahorraría arriba de 13 mil millones de dólares anuales, incluidos mil millones tan sólo en gastos carcelarios. Esto, en un contexto en que hay estados de la federación estadunidense que están ahogados en deudas, como California, y que tienen sus cárceles rebosando de presos condenados por posesión o distribución de mariguana. En el caso específico de California, el Partido Demócrata acaba de ganar por primera vez una supermayoría en el Congreso (es decir, posibilidad de pasar leyes sin aliados del Partido Republicano), no es demasiado remoto que California siga los pasos de Washington y Colorado, por simple lógica fiscal.

 

México debe responder a estas nuevas moviéndose rápidamente a la legalización, imitando punto por punto la ley del estado de Washington (que prohíbe el consumo a menores, y que prohíbe conducir automóviles bajo influencia de la mariguana). Ojalá que haya algún partido político que se lance a presentar un proyecto de ley en el Congreso, y que los gobiernos progresistas del país, comenzando por el Distrito Federal, se muevan en el mismo sentido, cuanto antes mejor.

 

Además de los beneficios a escala de política social –y como un primer paso hacia concluir la guerra del narco– habría que pensar que México tiene un lugar privilegiado en el imaginario de la mariguana, que tendría que aprovechar económicamente. Cabría, incluso explorar eventualmente si México no podría reclamar “apelación de origen” para la mariguana comercial, y que la mota de los estados de Washington o Colorado tuviera que llamarse de otro modo (weed, por ejemplo), y que “la auténtica mariguana” sea la que se siembra en México, con despliegue de técnicas, usos y costumbres locales.

 


Además de los beneficios económicos, políticos y sociales de la legalización, el cultivo comercial de la mariguana enriquecerá el imaginario promovido en nuestra publicidad comercial. El contraste con el tequila podría ser especialmente interesante.

 

Casi todo el simbolismo de publicidad del tequila hiede a nostalgia por el mundo de la hacienda, con marcas como Patrón, Herradura, Don Julio, Jimador, Don Fulano, Comisario, Don Eduardo, Cazadores, etcétera.

 

La industria futura de la mariguana mexicana se valdría de otro repertorio, no sólo más divertido, sino también mucho más importante a escala del reconocimiento de los actores sociales que más han contribuido a forjar nuestra modernidad. Se me ocurre un sinnúmero de nombres de marca posibles (“hoja fina, tripa corta, hecho a mano, apelación controlada”), comenzando por homenajes más que merecidos a las peregrinaciones mexicanas de la contracultura estadunidense (Acapulco Gold, On the Road o Howl). Se abrirá, además, la posibilidad de reconocer a otras generaciones de la mariguana, y a la interculturalidad que ha sido central en el desarrollo de la cultura mariguanera (nel, Avándaro, 68, etcétera). Incluso las marcas que optaran por imágenes porfirianas “retro”, más acordes con el mundo imaginario del tequila, tendrían un repertorio mucho más interesante de dónde escoger sus símbolos que el mundo machacón del charro y del hacendado. Podría haber marcas populares con nombres como Sardo, La Leva o Santa de Cabora.

 

Más allá del mundo divertido de la creación de imágenes para un nuevo producto legal (aunque de consumo restringido), importa reconocer que estamos genuinamente ante una oportunidad –una situación que permitirá reducir y repensar el problema del narcotrafico, formentar la artesanía y la agricultura de punta, e integrar el mercado norteamericano con un producto que ha tenido una tradición importante y negada en la búsqueda de la paz y del amor, y cuyo sentido se ha pervertido hasta el grado en que hoy representa sólo sangre y prisión. Estamos tan acostumbrados a las malas noticias que a veces no sabemos aprovechar las buenas. Ésta es una buena noticia. No hay que dejarla pasar sin sumarse de manera decidida a un movimiento que tiene verdaderas posibilidades transformadoras.

Publicado enInternacional
Domingo, 28 Octubre 2012 06:10

Uruguay se abre a la marihuana

Uruguay se abre a la marihuana

Uruguay es un país de apenas 3,2 millones de habitantes y trece millones de vacas. La vida depara aquí pocos sobresaltos. Solo dos policías al final de un camino de tierra custodian la casita y el pequeño huerto donde vive el presidente, de 77 años, y su esposa, de 68. Una mampara separa a los taxistas de sus clientes en Montevideo. Pero aunque no hubiese cristales de protección, en la capital de Uruguay el cuello de los conductores estaría más a salvo de las navajas que en la de cualquier país vecino. Uruguay es la nación más pacífica de América Latina y donde más confianza inspira la policía, según un estudio difundido en mayo por la ONG Latinobarómetro. Es cierto que la pasta base, la terrible droga conocida como paco, causa estragos entre los jóvenes más pobres, igual que sucede en los países vecinos. Pero a diferencia de Argentina, en Uruguay no suelen perpetrarse atracos en las casas en presencia de sus propietarios; la población tampoco padece los llamados secuestros exprés, como en México o Venezuela. Sin embargo, una vez que el desempleo ha descendido hasta un insignificante 5,5%, la inseguridad se ha convertido en la primera preocupación de la gente. Por eso, el pasado junio el ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, presentó un plan de 16 puntos contra la inseguridad. Incluida entre otras 15 propuestas, el ministro anunció su intención de abrir un debate para promover el “control estricto” de la producción, distribución y venta de la marihuana por parte del Estado. El objetivo es quitar una porción de sus ganancias a los traficantes de droga. El Gobierno formado por el izquierdista Frente Amplio parte de la convicción de que los beneficios de la venta de pasta base y marihuana van a los mismos bolsillos.

 

“Esto es como Galicia: las redes de narco se tejen sobre la memoria de las redes del contrabando. Primero fue el tabaco y marihuana, después la coca”, señala Julio Calzada, responsable de la Secretaría General de Drogas. “Sabemos que en el país hay por lo menos 18.500 usuarios diarios de marihuana. Y de cocaína, solo 6.000 personas la han probado en un año. Aunque la cocaína deja mucho más margen de beneficio a los traficantes, la marihuana mueve un mayor volumen de negocio. Así que si logro hacerme con el 90% del mercado actual de la marihuana, si les debilito a los narcos ese mercado, el otro les será menos rentable. Seguramente buscarán entonces otro tipo de delitos, otras formas de contrabando. Pero no provocarán tantos daños sociales ni psicológicos”.


 
“Esto no es el desembarco en la Sierra Maestra”, aclara Calzada. “No es un acto heroico lo que hemos emprendido. Hace unos 30 años que en Holanda existe un mercado legal de la marihuana. Y hay 17 Estados en los Estados Unidos que tienen producción legal para uso medicinal y tres Estados norteamericanos votarán en las próximas semanas sobre su uso recreacional. Tampoco es una liberalización, sino la regularización de un mercado que hoy está desregularizado. Pero es un pequeño gran paso, como dijo el astronauta que llegó a la Luna”.


 
Uruguay no supone ningún riesgo para el flujo de droga en Latinoamérica. “Acá no hay volumen de negocio para los grandes carteles de la droga”, asume Calzada. “No hay condiciones climáticas ni físicas para producir. No hay selvas. Te agarras una avioneta y con 10.000 dólares de combustible ves todo lo que está plantado. Por eso no hay grandes narcos. Lo que hay son organizaciones locales que nunca podrán comprar mil kilos de coca para ponerlos en España. Son grupos de familias uruguayas que, a causa de las tensiones creadas por un mercado tan pequeño, han entrado en una lógica de acrecentar la violencia”

 


Las tensiones y la corrupción que generan esas familias no tienen nadan que ver con las que afloran cada día en Brasil, Colombia o México. Hasta ahora, los asesinatos se perpetran en su mayor parte a entre las propias bandas. Pero el Gobierno uruguayo ha decidido colocar una buena mampara social, como en los taxis, antes de que la violencia se desborde. Tres meses después de su anuncio, el proyecto se encuentra en la Cámara de Diputados. El Frente Amplio, la formación de 13 grupos con la que alcanzó la presidencia José Mujica, espera conseguir su aprobación antes de fin de año. Y la del Senado en el año siguiente.
 


¿Por qué ha sido Uruguay el primero en dar ese paso? “Alguien tiene que ser el primero”, declaró en junio el presidente de Uruguay, José Mujica, en una entrevista concedida a O’Globo. “Alguien tiene que empezar en América del Sur. Porque estamos perdiendo la batalla contra las drogas y el crimen en el continente". Mujica se encontraba por esas fechas en Brasil durante la cumbre Río+20 que reunió a todos los países miembros de la ONU para discutir sobre medio ambiente. Pocos fueron los acuerdos concretos alcanzados en esa cumbre. Sin embargo, el discurso que pronunció José Mujica (como siempre, sin corbata), obtuvo más de un millón de visitas en Youtube:


 
“Pertenezco a un pequeño país muy bien dotado de recursos naturales para vivir. En mi país hay tres millones de habitantes. Poco más de tres millones doscientos mil. Pero hay trece millones de vacas de las mejores del mundo. Cerca de ocho o diez millones de ovejas estupendas. Mi país es exportador de comida, de lácteos, de carne. Es una plenillanura. Casi el 80% de su territorio es aprovechable. Mis compañeros trabajadores lucharon mucho por las ocho horas de trabajo. Ahora están consiguiendo seis horas. Pero el que consigue seis horas se consigue dos trabajos y por lo tanto trabaja más que antes. ¿Por qué? Porque tienen que pagar una cantidad de cuotas [plazos]. La motito que compró. El autito que compró. Y pague cuotas y pague cuotas. Y cuando quiere acordar es un viejo reumático como yo y se le fue la vida. Uno se hace estas preguntas: ¿Ése es el destino de la vida humana? Estas cosas son muy elementales. El desarrollo no puede ser en contra de la felicidad, tiene que ser a favor de la felicidad humana, del amor, de las relaciones humanas, de cuidar a los hijos, de tener amigos, de tener lo elemental. Precisamente porque eso es el tesoro más importante que se tiene. Cuando luchamos por el medio ambiente, el primer elemento del medio ambiente se llama la felicidad humana. Gracias”.


 
Aquel discurso no supuso nada nuevo en Uruguay. Sus compatriotas ya habían oído muchas veces a Pepe Mujica citar a Séneca y a Epicuro, le habían escuchado decir que no es más rico quien más tiene sino el que menos desea. Hasta los más críticos reconocen que Mujica es congruente con su discurso. De los 12.500 dólares mensuales que percibe se queda con 1.250 y el resto los cede a fundaciones sociales, se desplaza en su viejo Volkswagen celeste y es plenamente feliz plantando acelgas. No hay ninguna contradicción entre lo que hace y lo que pregona. Pero en cuanto Mujica comenzó a aportar detalles sobre su proyecto contra el tráfico de drogas, en Uruguay le comenzaron a llover críticas sobre las “incongruencias”, “contradicciones” y “sinsentidos” de su proyecto. “El Estado tendrá el control de la calidad, cantidad, precio y la gente va a estar registrada”, señaló Mujica en O`Globo. “Los cigarrillos tienen un control digital y se puede rastrear su origen a través de la firma química de la muestra. Es importante (tener en cuenta) que si alguien compra 20 cigarrillos [de marihuana] tendrá que consumirlos y no los podrá vender. Con el registro en el Estado, estos usuarios serán fáciles de rastrear si las reglas son violadas".

 


“Y a pesar de todos esos errores”, añade Garat, “el Gobierno actuó con valentía y en dos meses se ha avanzado mucho. Se presentó el proyecto en el Parlamento y se les dijo a los parlamentarios que no se iba a vetar lo que se resuelva en el Parlamento [El expresidente izquierdista Tabaré Vázquez había vetado en 2008 una ley sobre la despenalización del aborto aprobada por diputados y senadores]. Mujica es un gran republicano, eso hay que reconocérselo. Se atiene a la definición más estricta de la república: el pueblo está representado en sus instituciones y hay que respetarlas. Me parece muy valorable que lleve eso al Parlamento, donde hay oposición. Creo que él mismo se da cuenta de sus limitaciones y prefiere que la decisión esté en ese órgano colectivo de representación”.


 
Cuando cae la tarde en Montevideo no es infrecuente oler a marihuana en las playas del río de la Plata, en los parques, en las gradas de los campos de fútbol, las principales avenidas… “En Montevideo, a diferencia de lo que ocurre en el interior del país, hay una tolerancia social altísima al consumo de marihuana”, explica Garat. “Durante la dictadura, que terminó en 1985, ya se aprobó en 1975 un decreto que permitía el consumo. A partir de 1985 empezaron a llegar gente que había estado exiliada en Europa y se incorporó aquí el vocabulario de España: se hablaba de porros, canutos, petardos, la maría… Pero lo que no quedó tan claro nunca era cómo se podía acceder a esas drogas cuyo consumo se permitía. Y esa es la contradicción que Uruguay tiene al día de hoy y sobre la que el Parlamento comenzó a trabajar hace dos años. Trabajaban de forma más o menos discreta sobre la legalización del autocultivo hasta que se produjo un clamor social con la detención de Alicia Castilla”.


La argentina Alicia Castilla, de 68 años y nacionalidad también española, fue detenida el 30 de enero de 2011 por haberse hallado en su casa 29 plantas de marihuana. En la actualidad se encuentra pendiente de juicio y bajo una petición de dos años de cárcel por parte de la fiscal encargada del caso. “Yo vine de Argentina a Uruguay para vivir en paz, editar mis libros en e-book... Había escrito durante muchos años en la revista Cannabis Magazine. Y convidé a venirse a un chico fotógrafo al que habían despedido de la revista. Estuvo 45 días y resultó una experiencia horrible. Al regresar a España el chico envió a la policía un mail con fotografías de casa con todas mis plantas de marihuana, diciendo que ahí se había asentado un cartel de droga. Me rodearon la casa cinco patrulleros porque venían a buscar a la versión femenina del colombiano Pablo Escobar. Pasé 95 días presa”.


 
“De película de Almodóvar”


 
Tras la detención de Alicia Castilla y del artesano Mauricio Balitzki, a quien denunció el vecino por posesión de plantas, el Gobierno decidió que no solo se debería regular el auto cultivo sino el propio mercado de la marihuana. Ahora, Alicia Castilla se dedica a dar charlas contra el proyecto de Mujica. “Nunca pensé que me opondría a un proyecto de legalización. Pero así es. Aparte de los disparates que se han dicho hasta ahora, como eso de que se vendería un máximo de 20 cigarrillos o de que los porros iban a llevar un chip en la punta, o un control digital para rastrear su origen; aparte de que primero dijeron que se destinarían 65 hectáreas para plantar marihuana y después pensaron en 100 y después en 150 de invernadero… Y entonces alguien preguntó, con mucho sentido: ¿Y por qué no dedicar ese espacio a plantar alimentos en vez de cannabis? Aparte de todas esas incongruencias y del lenguaje pseudoprogresista que ha usado Mujica, me parece una propuesta falaz. Primero, porque se propone disminuir el consumo de la pasta base. Yo he convivido, gracias al Estado uruguayo, con consumidoras de pasta base. Y veo que se subestima a los usuarios de droga. El usuario sabe muy bien lo que quiere y la persona que va detrás de la pasta base no la reemplazará por marihuana. También me opongo porque creo que el Estado no es nadie para determinar qué cantidades debe fumar un ciudadano. Y me parece terrible el concepto de registro. Si fumar marihuana es una función privada no puede ser que haya que estar registrado en un órgano del Estado”.


 
“Yo creo que habría sido más fácil proponer el autocultivo”, añade Castilla. “Habría sido el primer país en legalizarlo. Y se podría haber aprobado la existencia de clubes, como en España. Ahora, el proyecto pretende conciliar la idea del auto cultivo con la del control estatal del mercado. Pero es difícil decir que el Gobierno va a tener el monopolio de cultivo, venta, distribución y almacenamiento y al mismo tiempo permitirá a la gente cultivar en sus casas. La cuestión del registro es de película de Almodóvar: que venga un patrullero a tu casa y te diga: ‘Señora, vengo a pesarle la marihuana...’ ¿Y si se me muere una planta o se contamina, me la van a pesar húmeda o seca?”.


“Tenemos que aceptar que habrá imperfecciones, pero habrá que ser flexibles, esto requiere tiempo”, advertía el pasado miércoles el británico Steve Rolles, miembro de la fundación Transform Drug Policy, quien acudió a la facultad de Ciencias Sociales de Montevideo para pronunciar una conferencia sobre el tema. Julio Calzada, el responsable de la Secretaría General de Drogas, escuchaba atentamente todas las intervenciones. Al final, entre la treintena de asistentes a la conferencia un hombre de mediana edad se dirigió a él:


 
-Hasta el momento, lo única cuestión práctica que ha conseguido el proyecto del Gobierno ha sido paralizar el anterior sobre auto cultivo.


 
Calzada respondió:


 
-Las estimaciones que tenemos nos dicen que la gente que practica el auto cultivo apenas superan los 1.500 en Uruguay. Mientras que fuman marihuana 18.500. Con la aprobación del auto cultivo solo estaríamos proponiendo una solución para el 10% del mercado. A todos nos gusta comer tomates, pero no todo el mundo tiene la perseverancia y la paciencia para cultivarlos. Nada me dice que una persona que consuma un fin de semana va a tomarse el trabajo de plantar en septiembre para cuidarla hasta mayo por si quiere recoger en julio.


Críticas de derecha e izquierda


 
El proyecto ha recibido críticas desde la izquierda y la derecha. El socialista y expresidente Tabaré Vázquez, impulsor de la legislación que prohíbe fumar en los espacios públicos, declaró que "los países que legalizaron la marihuana están rebobinando porque la experiencia no fue buena”. El senador del Partido Colorado y presidente durante dos mandatos, Julio María Sanguinetti, calificó la propuesta como una de las “ocurrencias habituales” de Mujica y escribió el lunes en el diario argentino La Nación: “Lamentablemente, gente seria del mundo internacional que desea discutir la legalización de la marihuana ha aludido favorablemente a la propuesta de Mujica, sin conocer el frangollo en que está envuelta. Nos referimos, por ejemplo, a nuestros admirados amigos Mario Vargas Llosa y Fernando Henrique Cardoso. (…) Lo único de bueno del intempestivo planteo es que ha puesto en relieve la información que en el mundo hoy se está dando sobre la peligrosidad de la marihuana”.


 
Los defensores de la propuesta, sin embargo, creen que lo único que ha quedado claro hasta ahora es que tras varias décadas de prohibición de las drogas y lucha contra el narcotráfico, el consumo y el tráfico no ha hecho más que crecer y corromper las bases morales de la sociedad. “Mujica lee y estudia mucho”, aclara el diputado del Frente Amplio, Sebastián Sabini. Si bien para algunos puede parecer campechano, la verdad es que es un gran promovedor de debates. Y sabe escuchar. A otros les pues gustar más el estilo Felipe II o Luis XIV, alguien que marca el camino y al que todos siguen sin discusión. Bueno… son estilos”.


 
El proyecto debería convertirse en ley antes de que Mujica entregue su banda presidencial en 2015. “Seguramente habrá un ritmo más rápido a la hora de aprobar todo lo relacionado con el auto cultivo. Y habrá otro ritmo, a medio plazo, para atender el tema a la regulación por parte del Estado”, explica el diputado Sabini.

 


El economista Carlos Casacuberta ha estudiado el panorama que puede avecinarse: “Los narcos reaccionarán como cualquier empresa. Buscarán competir con la marihuana del Gobierno, encontrar su nicho. Habrá dos modelos de marihuana: la ilegal y la legal. Al final del día, ¿qué nos habrá permitido el nuevo sistema? ¿Debilitar, arrinconar o expulsar del mercado al narcotráfico? No. Ya existen las otras drogas y también una porción importante del mercado de marihuana quedará en sus manos. ¿Se habrá ahorrado en represión? Parece que no. ¿Habrá menos violencia? No parece claro que los episodios de violencia estén particularmente vinculados con la marihuana. Al sustraer parte de la marihuana de la órbita del narcotráfico, ¿disminuirá el consumo de otras drogas? La experiencia holandesa de "separar los mercados" [de la marihuana y el de las drogas duras] nunca encontró evidencia demasiado concluyente”.


 
Entonces, ¿cuáles serían las ventajas de aprobar el proyecto? “Se integraría el consumo de marihuana como una actividad legitimada socialmente” y se evitaría a los consumidores “el costo psíquico”, asociado a la ilegalidad. No obstante, Casacuberta cree que en el futuro se reconocerán lo daños que provoca la marihuana en la salud, discusión que “no se ha procesado en la dimensión que merece”.


 
El profesor de psicología social Juan Fernández Romar, quien fue uno de los profesionales consultados por el Gobierno, reconoce que será muy complejo “instrumentar” el proyecto, hacerlo realidad. Pero cree que el debate ya está mereciendo la pena y ya ha ayudado para aportar más información a la sociedad. “Esto forma parte del conjunto de leyes, como la despenalización del aborto [promulgada este mes] o la del matrimonio igualitario [pendiente de aprobación], que me hace sentir orgulloso del país donde vivo. Aunque tan solo sea por poner sobre la mesa este problema tan complejo”.


 
“¿Qué pasará?”, se pregunta Guillermo Garat en su libro. “No se sabe, esta historia no tiene final. Lo único más o menos claro es lo que ya pasó, lo más interesante es lo que vendrá y las respuestas que teja la sociedad, a menos que se dé por vencida”.

 

Por Francisco Peregil 28 OCT 2012 - 00:00 CET

Publicado enInternacional