Martes, 21 Octubre 2014 05:56

Guerrero y la narcopolítica

Guerrero y la narcopolítica

Una narcomanta de dos metros de largo fue encontrada en la madrugada del 16 de octubre. Apareció en la barda posterior de la escuela secundaria número tres en Iguala, Guerrero, a menos de un kilómetro del 27 batallón de infantería. En ella, en un mensaje escrito con letra de molde en pintura roja y negra, El Choky solicita justicia al presidente Peña Nieto. De paso, denuncia, con nombres, apellidos y seudónimos, a los responsables del asesinato y desaparición de los normalistas de Ayotzinapa.


El Choky fue señalado en días pasados por el fiscal general del estado, Iñaky Blanco, como jefe de sicarios de Guerreros Unidos, y responsable de ordenar la matanza y desaparición de los jóvenes el pasado 26 de septiembre, tras el ataque contra ellos de policías y sicarios.

La lista de los asociados al grupo delincuencial delatados en la manta es larga: ocho alcaldes, directores de Seguridad Pública, el delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano y distintos personajes. Según el denunciante, éstas son las gentes que el gobierno deja andar libres y cometiendo tanto delito contra la población. Finalmente aclara: No toda la culpa la tengo yo. Firma: "Atte: Choky".


El clima delincuencial denunciado por el narcomensaje no es exclusivo de Iguala y de siete alcaldías de la Tierra Caliente. El tipo de relación entre el edil José Luis Abarca, su policía local y el crimen organizado, puesto al descubierto con la masacre del pasado 26 de septiembre, está presente en muchos municipios de Guerrero. Se trata de una relación que involucra también a importantes políticos locales, legisladores estatales y federales, dirigentes partidarios, jefes de la policía y mandos militares. Es por ello que podemos caracterizar al régimen político existente en la entidad como un narcoestado.


Denuncias como la del Choky corren de boca en boca entre los guerrerenses. Empresarios, dirigentes sociales y periodistas han documentado este nexo. Parte de la prensa local y la nacional los ha publicado. En algunos casos, como en Iguala con el asesinato de los tres dirigentes de la Unión Popular, incluso se han presentado acusaciones formales ante las autoridades correspondientes. Todo ha sido en balde.

Quienes han alertado sobre la extensión y profundidad de la narcopolítica en la entidad han sido eliminados y amenazados. Cuando el empresario Pioquinto Damián Huato, líder de la Canaco en Chilpancigo, acusó a a Mario Moreno, alcalde de la ciudad, de tener vínculos con el grupo delincuencial Los Rojos, fue víctima de un atentado en el que murió su nuera y quedó herido su hijo.


Invariablemente los políticos señalados han negado las acusaciones y las han explicado como resultado de rencillas políticas, que ellos no son responsables del comportamiento de sus familiares o amigos. Han dicho que las autoridades deben investigarlos y que están en la mejor disposición de aclarar las cosas. Pero nada se ha hecho. El pacto de impunidad que blinda a la clase política ha actuado entrado una y otra vez.

Según el obispo Raúl Vera, quien estuvo al frente de la diócesis de Ciudad Altamirano entre 1988 y 1995, la impunidad es la característica más lacerante de Guerrero y su desafío más importante. Su extensión y persistencia –señala– alienta el crimen y la violación de los derechos humanos y la dignidad.

Pero la violencia no es sólo asunto de disputas entre grupos político-delincuenciales por centros de producción, rutas y plazas. Es también resultado de la decisión de los poderes fácticos de deshacerse de líderes sociales opositores y de la protección que desde el poder se les brinda a quienes los liquidan o desaparecen.

Las víctimas de desaparición forzada y de ejecuciones extrajudiciales durante el gobierno de Ángel Aguire son múltiples. La relación de asesinados y detenidos-desaparecidos durante su administración es enorme.

Entre otros muchos, forman parte de ella los ecologistas Eva Alarcón Ortiz y Marcial Bautista Valle. Los normalistas Jorge Alexis Herrera y Gabriel Echeverría. Los dirigentes de la Liga Agraria Revolucionaria del Sur Emiliano Zapata, Raymundo Velázquez y Samuel Vargas. La ambientalista Juventina Villa y a su hijo Reynaldo Santana. El síndico de Iguala, Justino Carbajal. Los integrantes de la Unión Popular Arturo Hernández, Rafael Banderas y Ángel Román. Rocío Mesino, que estaba al frente de la Organización Campesina de la Sierra del Sur. Los campesinos Juan Lucena y José Luis Sotelo, promotores de una autodefensa en Atoyac. Los organizadores campesinos José Luis Olivares Enríquez y Ana Lilia Gatica Rómulo.


La narcopolítica no es asunto exclusivo del viejo PRI. Integrantes de varias corrientes en el PRD han sido señalados como parte de ella. De manera reiterada, el miembro de Nueva Izquierda y presidente del Congreso estatal, Bernardo Ortega, ha sido señalado como jefe del grupo Los Ardillos. Su padre estuvo preso por el asesinato de dos agentes del AFI y fue ejecutado al salir libre.

Servando Gómez, La Tuta, reveló en un video que Crescencio Reyes Torres, hermano de Carlos, líder del sol azteca en la entidad y parte del Grupo Guerrero, dirigido por David Jímenez, es uno de los principales dueños de laboratorios para la fabricación de drogas sintéticas, aliado del cártel Jalisco Nueva Generación.


Al mismo gobernador Aguirre se le ha relacionado reiteradamente con el cártel Independiente de Acapulco. De su líder Víctor Aguirre se dice que es primo del mandatario. Por supuesto, tanto el gobernador como el resto de los acusados han rechazado enfánticamente cualquier nexo con grupos delincuenciales.

Pese a la multitud de denuncias contra ediles y funcionarios en la entidad, los arrestos han sido escasos. Feliciano Álvarez Mesino, alcalde de Cuetzala del Progreso, fue detenido por secuestro y delincuencia organizada. Él se reivindicaba como parte del Grupo Guerrero. El oficial mayor de Chilapa, el priísta Vicente Jiménez Aranda, fue apresado por secuestro.

El asesinato y desaparición forzada de los normalistas de Ayotzinapa ha destapado la cloaca de la narcopolítica guerrerense. Falta ver si la pueden volver a tapar.


Twitter: @lhan55

Publicado enInternacional
Domingo, 12 Octubre 2014 10:13

El crecimiento originario

El crecimiento originario

Son 45 millones de personas y representan el 8,3 por ciento de los habitantes del continente. Hubo un aumento en la tasa demográfica indígena, pero también son más quienes comenzaron a autorreconocerse como tales. En Argentina viven unos 955 mil indígenas.

 

En una década aumentó un 49,3 por ciento la población indígena en América latina. Son 45 millones de personas y representan el 8,3 por ciento de los habitantes de la región. Tuvieron mejoras en salud, educación y legislación favorable, pero existe una gran brecha entre derechos existentes y el cumplimiento de los mismos. Los datos provienen de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), que también hace hincapié en que las actividades extractivas violan los derechos indígenas, provocan conflictos territoriales y remarca como "crucial y prioritaria" la necesidad de que los Estados cumplan con el derecho al "consentimiento libre, previo e informado" que asiste a los pueblos originarios por cualquier acción de gobierno que pudiera afectarlos. "Los Pueblos Indígenas en América Latina. Avances en el último decenio y retos pendientes" es el nombre del informe de 128 páginas de la Cepal. Detalla que en 2010 vivían en América latina 45 millones de personas. La misma Cepal había estimado que en el 2000 la cifra era 30 millones. "Se observa un incremento significativo (49,3 por ciento) en una década", resalta. Hubo un aumento en la tasa demográfica indígena y también influyó la "autoidentificación" (quienes comenzaron a autorreconocerse).


Los 45 millones de personas están distribuidos en 826 pueblos indígenas. En México viven 17 millones de indígenas, Perú siete millones, Bolivia seis millones y Guatemala 5,8 millones. En Argentina viven al menos 955 mil indígenas (el 2,4 de la población).


En términos porcentuales Bolivia es el país con mayor población indígena (62 por ciento), le siguen Guatemala (41), Perú (24), México (15), Panamá (12), Chile (11), Nicaragua (9), Honduras y Ecuador (7). Los países con menor porcentaje de población originaria son Colombia (3 por ciento), Venezuela (2,7), Costa Rica y Uruguay (2,4), Paraguay (1,8), Brasil (0,5) y El Salvador (0,2).


La Cepal señala que en la última década se han constatado mejoras en su acceso a la salud (atención de nacimientos y mortalidad infantil) y educación (aumento de tasas de asistencia).


En el apartado III detalla la situación territorial. Señala como positivo la "evolución notable" del derecho internacional y tratados de derechos humanos, pero al mismo tiempo remarca la falta de cumplimiento de las normas. "En la última década el auge en la demanda internacional de bienes primarios (minerales, hidrocarburos, soja) se ha traducido en un mayor dinamismo económico en los países de América latina, pero a costa de un número creciente de conflictos ambientales, sociales y étnicos en torno de las industrias extractivas situadas en territorios indígenas", explica la Cepal y detalla como coincidencia regional: "Los gobiernos han generado incentivos a la industria extractiva". Precisa las actividades que atentan contra los derechos y la vida indígena: agroindustria, palma aceitera, biocombustibles, ganadería extensiva, hidroeléctricas, hidrocarburos, minería y megaproyectos de infraestructura.


"Es necesario reforzar los procesos de titulación, demarcación y protección de los territorios indígenas que todavía no han sido reconocidos", destaca. La página 57 detalla un mapa de conflictos, un piso de 200 casos, vinculados en su mayoría a megaminería e hidrocarburos. De Argentina sobresalen casos en Neuquén, Salta, Formosa y las provincias cordilleranas que impulsan la megaminería.


Jorge Nahuel, de la Confederación Mapuche de Neuquén y del Consejo Plurinacional Indígena, explicó que el consentimiento libre, previo e informado es "una exigencia de todos los pueblos originarios de Argentina", recordó que es un derecho y apuntó a dos sectores: "Poder político y Poder Judicial violan este derecho básico de los pueblos indígenas cada vez que autorizan una empresa extractiva en nuestros territorios".


El organismo de Naciones Unidas remarca que "los Estados deben respetar y garantizar los derechos de participación y el consentimiento libre, previo e informado (CLPI) de los pueblos indígena", vigente en tratados internacionales, normas nacionales, en la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y en sentencias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).


El informe precisa que la "mala nutrición" es uno de los problemas que más afecta a los pueblos indígenas y tiene relación directa con la pérdida de territorios y la contaminación. La recomendación principal que hace va en línea con un reclamo generalizado de los pueblos originarios: "Es primordial garantizar el consentimiento libre, previo e informado (CLPI), especialmente en relación con los proyectos extractivos y de desarrollo, en sus territorios o en áreas cercanas". Recuerda que el derecho internacional obliga al CLPI.


En la página 27 puntualiza: "El argumento de algunos Estados es que consideran el consentimiento libre, previo e informado (CLPI) como una amenaza, porque plantean que les da a los pueblos indígenas la posibilidad de vetar políticas, medidas y disposiciones". Pero la Cepal se contrapone a esa mirada: "Lo que la normativa internacional busca es revertir la historia de marginación y exclusión que han sufrido los pueblos indígenas".


El informe señala que el 50 por ciento de la población indígena de América latina vive en centros urbanos. Lo vincula a los "desequilibrios territoriales en el acceso a los bienes y servicios de Estados que estimulan la emigración hacia las ciudades" y a la expulsión de los territorios rurales de la mano del extractivismo.

Publicado enSociedad
La ofensiva del EI en Siria cuestiona la eficacia de la campaña aérea

Dos meses después del inicio de los bombardeos de Estados Unidos para frenar el avance del Estado Islámico (EI), la operación de la primera potencia tropieza con las dudas. El asalto de los insurgentes suníes a la ciudad kurda de Kobane, en la frontera de Siria con Turquía, reabre la discusión sobre la eficacia de la campaña aérea y la conveniencia de desplegar tropas terrestres.


El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, fue ayer el primer aliado de EE UU en expresar en voz alta y reclamar una operación terrestre. "Han pasado meses pero no se han logrado resultados", dijo durante una visita a un campo de refugiados en el este de Turquía, país miembro de la OTAN. "Kobane está a punto de caer".


La Casa Blanca se declaró "muy preocupada" por los civiles sitiados en la ciudad kurda. El portavoz Josh Earnest enumeró varios ataques aéreos en las cercanías de Kobane y dijo que estos habían destruido vehículos del Estado Islámico y equipamiento antiaéreo. La caída de Kobane visualizaría las dificultades de EE UU y sus aliados para doblegar al EI, un grupo escindido de Al Qaeda que aspira a crear un califato en Oriente Medio y que ha horrorizado a medio mundo con vídeos de rehenes decapitados.


Las sucesivas victorias de los yihadistas en Irak —incluida la toma de Mosul, la segunda ciudad del país— y la consolidación de un territorio más o menos estable que incluye parte de la vecina Siria forzaron este verano al presidente Barack Obama a rectificar sus planes para retirarse de la región. El 8 de agosto EE UU empezó a bombardear posiciones del EI en Irak y el 22 de septiembre amplió los ataques a Siria.


A la hora de un primer balance, nadie esconde que el EI resiste a los bombardeos y que la ofensiva norteamericana no ha arrojado ninguna victoria clara. Desde el primer momento, el objetivo de Obama no fue una derrota rápida de los insurgentes, sino debilitarlos para que después tropas terrestres locales —las fuerzas armadas iraquíes en Irak y rebeldes entrenados por EE UU y otros países en Siria— soportasen la carga de los combates. Pero esta estrategia requerirá años. Hasta ahora Obama se ha esforzado por construir una coalición de decenas de Estados en la que deben tener un papel destacado potencias regionales suníes como Arabia Saudí o Qatar, porque EE UU quiere evitar que la intervención contra el EI se perciba como un ataque contra el Islam suní y un apoyo al chií.


"Lo tenemos que hacer bien, no rápido", avisó hace unos días el general Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor Conjunto de EE UU, en una rueda de prensa en el Pentágono. Dempsey aludía al entrenamiento de milicias capaces de retomar las zonas de Siria en manos del EI. Los planes de EE UU, aprobados por el Congreso, prevén el entrenamiento de 5.000 milicianos en el primer año, pero según Dempsey esta cifra es insuficiente: se necesitarán entre 12.000 y 15.000 para derrotar a los yihadistas.


El problema añadido, en Siria, es que EE UU descarta colaborar de forma abierta con en enemigo de su enemigo, el régimen de Bachar el Asad. Desde poco después del estallido, hace tres años, de la guerra civil en Siria, la política oficial de la Casa Blanca ha sido exigir la marcha de El Asad.


El otro problema es Irak, donde la ausencia de unas fuerzas armadas en condiciones y las divisiones étnicas complican la lucha contra los insurgentes. La semana pasada, durante una visita a Bagdad, el general John Allen, encargado de coordinar la acción internacional contra el EI, dijo que las fuerzas armadas iraquíes tardarían un año para estar preparadas para retomar Mosul. La declaración de Allen —que anoche viajaba a Turquía para debatir los detalles logísticos de la participación turca en la coalición— da una idea del tempo que Washington ha impuesto a esta guerra: no será cuestión de meses sino de años, y seguramente la heredará el sucesor de Obama en 2017.

La lentitud impacienta a las víctimas del EI en Siria e Irak, a sus rivales militares y a vecinos como Turquía. Ante la actual inoperancia de los combatientes iraquíes y sirios, el debate sobre un posible envío de tropas norteamericanas recobra fuerza. "Después de 50 días de obvio fracaso, es hora de tomar en cuenta un enfoque que pueda funcionar: enviar fuerzas especiales sobre el terreno junto a los árabes suníes", han escrito Frederick y Kimberly Kagan, historiadores militares en la órbita del movimiento neoconservador. "La única alternativa es resignarnos a vivir con un Estado y un Ejército de Al Qaeda".


Pero Obama se niega a enviar tropas. No quiere una repetición de la fallida ocupación de Irak en 2003 y conoce, como todo gobernante en este país, la historia de la guerra de Vietnam, que empezó con el envío de asesores militares —similares a los que ahora se encuentran en Irak— y terminó con casi 60.000 norteamericanos muertos.

Publicado enInternacional
Sábado, 04 Octubre 2014 11:18

Gaza: los hechos sobre el terreno

Gaza: los hechos sobre el terreno

El 26 de agosto, Israel y la Autoridad Palestina aceptaron un acuerdo de cese del fuego luego del asalto isarelí de 50 días a Gaza que dejó 2 mil 100 palestinos muertos y vastos parajes de destrucción. El acuerdo pone fin a la acción militar de Israel y Hamas y afloja ligeramente el sitio israelí que ha estrangulado a Gaza durante muchos años.

Sin embargo, es apenas el más reciente en la serie de acuerdos similares alcanzados después de cada una de las intensificaciones periódicas del interminable asalto militar israelí sobre Gaza.


Desde noviembre de 2005, los términos de estos acuerdos siguen siendo iguales. La pauta regular es que Israel desprecia cualquier acuerdo en vigor, mientras Hamas lo cumple –como Israel ha aceptado–, hasta que un fuerte aumento en la violencia israelí provoca una respuesta de Hamas, seguida por una brutalidad aún más feroz.


Estas crestas son llamadas cortar el césped en la jerga israelí. La más reciente fue descrita con más precisión como remover el suelo superficial por un alto oficial miltar estadunidense, citado por la sucursal estadunidense de Al Jazeera.


El primero de la serie fue el Acuerdo de Movimiento y Acceso entre Israel y la Autoridad Palestina, de noviembre de 2005. Estipulaba un cruce entre Gaza y Egipto en Rafah para la exportación de bienes y el tránsito de personas, cruces entre Israel y Gaza para artículos y personas, reducción de obstáculos al movimiento dentro de Cisjordania, convoyes de autobuses y camiones entre Cisjordania y Gaza y construcción de un puerto en Gaza, y la reapertura del aeropuerto de Gaza, que bombardeos israelíes habían demolido.


Ese acuerdo fue alcanzado poco después de que Israel retiró sus colonos y fuerzas militares de Gaza, acción conocida como desvinculación. El motivo fue explicado por Dov Weisglass, confidente del entonces primer ministro Ariel Sharon, quien estuvo a cargo de negociarlo y ejecutarlo.


La significancia de una desvinculación es congelar el proceso de paz, declaró Weisglass al diario Haaretz. "Y cuando se congela el proceso, se previene la instauración de un Estado palestino y se evita hablar de los refugiados, de las fronteras y de Jerusalén. En los hechos, todo ese paquete llamado Estado palestino, con todo lo que implica, ha sido retirado de nuestra agenda por tiempo indefinido. Y todo esto, con autoridad y permiso. Todo con la bendición presidencial de (Estados Unidos) y la ratificación de las dos cámaras del Congreso.
La desvinculación es en realidad formaldehído, añadió Weisglass. Proporciona la cantidad de formaldehído necesaria para que no exista un proceso político con los palestinos.


Esa tónica ha continuado hasta el presente: desde la operación Plomo endurecido en 2008-09 pasando por Pilar de defensa en 2012 hasta Borde protector este verano, el ejercicio de corte de césped más extremo... hasta ahora.


Durante más de 20 años Israel se ha dedicado a separar Gaza de Cisjordania, en violación de los Acuerdos de Oslo, que firmó en 1993, los cuales declaran que Gaza y Cisjordania constituyen una unidad territorial inseparable.


Una ojeada al mapa explica el razonamiento. Separada de Gaza, cualquier enclave en Cisjordania dejado a los palestinos carece de acceso al mundo exterior. Son contenidos por dos potencias hostiles, Israel y Jordania, ambos aliados cercanos de Estados Unidos. Y, pese a ilusiones en contrario, Estados Unidos está muy lejos de ser un negociador honesto y neutral.


Además, Israel ha estado ocupando sistemáticamente el valle del Jordán, expulsando a los palestinos, fundando colonias, hundiendo pozos y procurando de otras formas que la región –alrededor de un tercio de Cisjordania, gran parte tierra cultivable– acabará integrada a Israel junto con las demás regiones arrebatadas.


Los demás cantones palestinos quedarán totalmente aprisionados. La unificación con Gaza interferiría con todos estos planes, que se remontan a los primeros días de la ocupación y han tenido apoyo firme de los principales bloques políticos israelíes.
Puede que Israel sienta que su apropiación de territorio palestino en Cisjordania ha marchado sin contratiempos hasta ahora, así que hay poco que temer de alguna forma limitada de autonomía para los enclaves que les queden a los palestinos.


También hay cierta verdad en la observación del primer ministro Benjamin Netanyahu: Muchos elementos en la región entienden hoy día que, en la lucha en la que están amenazados, Israel no es un enemigo, sino un socio. Es de suponerse que aludía a Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos.


Sin embargo, el destacado corresponsal diplomatico israelí Akiva Eldar añade que "todos esos 'elementos en la región' también entienden que no hay acción diplomática valerosa e integral en el horizonte sin un acuerdo sobre la instauracion de un Estado palestino con base en las fronteras de 1967 y una solución justa y negociada al problema de los refugiados".


Eso no está en la agenda israelí, advierte, y de hecho entra en conflicto con el programa electoral de 1999 de la gobernante coalición Likud, que nunca se ha rescindido y que rechaza de plano la instauración de un Estado palestino al oeste del río Jordán.


Algunos comentaristas israelíes enterados, sobre todo el columnista Danny Rubinstein, creen que Israel está decidido a dar marcha atrás y relajar su estrangulamiento de Gaza.


Veremos.


El registro de estos años pasados sugiere otra cosa, y los primeros signos no son auspiciosos. Al terminar la operación Borde protector, Israel anunció su mayor apoderamiento de tierra en Cisjordania en 30 años, casi 500 hectáreas.


Con frecuencia se dice en todos lados que si el acuerdo de dos estados está muerto por efecto de la apropiación de tierras palestinas por Israel, el resultado será un Estado palestino al oeste del Jordán.


Algunos palestinos reciben bien este resultado, previendo que pueden embarcarse en una lucha por la igualdad de derechos modelada en la lucha antiapartheid en Sudáfrica. Muchos comentaristas israelíes advierten que el resultante problema demográfico de más nacimientos árabes que judíos y una disminución de la inmigración judía socavaría su esperanza de un Estado democrático judío.


La alternativa realista a un acuerdo de dos estados es que Israel continúe con los planes que ha estado aplicando durante años: apoderarse de cuanto considere de valor en Cisjordania, evitando concentraciones de población palestina y retirando a los palestinos de las zonas que absorba. Con eso evitara el temido problema demográfico.


Las zonas ocupadas comprenden una Gran Jerusalén muy extendida, la zona del ilegal muro de separación, los corredores que cortan las regiones al este y probablemente el valle del Jordán.


Gaza continuara bajo el duro sitio de siempre, separada de Cisjordania. Y los Altos del Golan de Siria –al igual que Jerusalén, anexados en violación de las órdenes del Consejo de Seguridad– se volverán con sigilo parte del Gran Israel. Entre tanto, los palestinos de Cisjordania serán contenidos en cantones inviables, con acomodo especial para las élites en el acostumbrado estilo neocolonial.


Durante un siglo, la colonización sionista de Palestina ha avanzando primordialmente sobre el principio pragmático de la silenciosa consumación de hechos en el terreno que el mundo a la larga ha llegado a aceptar. Ha sido una política sumamente exitosa. Hay todos los motivos para prever que persistirá mientras Estados Unidos aporté el apoyo militar, económico, diplomático e ideológico necesario.
Para quienes les interesan los derechos de los palestinos sometidos a la brutalidad, no puede haber una prioridad más alta que trabajar por cambiar las políticas estadunidenses, lo que de ningún modo es un sueño guajiro.

Traducción: Jorge Anaya

Publicado enInternacional
Abbas reclama en la ONU un "calendario firme" para poner fin a la ocupación israelí

El presidente palestino, Mahmud Abbas, advirtió este viernes en la Asamblea General de Naciones Unidas de que la paciencia palestina se ha acabado tras la última "guerra de genocidio" de Israel en la Franja de Gaza. Así que, afirmó, o se establece un "calendario firme" para fijar el fin de la ocupación israelí de los territorios palestinos y la consecuente creación de un Estado palestino con las fronteras de 1967 y Jerusalén Este como capital, o no tendrá sentido hacer un nuevo esfuerzo de negociación de paz.


"No hay valor alguno en negociaciones que no estén vinculadas a un calendario firme para la implementación de este objetivo", dijo Abbas en la cita anual de la ONU.

"Es imposible, repito, es imposible volver al ciclo de negociaciones que no logró atender el fondo del asunto y la cuestión fundamental", subrayó e insistió: "Hay una ocupación que tiene que acabar ahora".

Este objetivo está en el núcleo de una propuesta de resolución que los palestinos han elaborado junto con el grupo árabe en la ONU para presentarlo ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, anunció Abbas.


El texto no ha circulado aún sin embargo en la sede de la ONU en Nueva York y el líder palestino en su discurso no mencionó el plazo de tres años que según medios israelíes se ha fijado en el calendario para la pretendida retirada israelí de los territorios palestinos.


A un mes de que se acordara el alto el fuego duradero tras los 50 días que duró una ofensiva israelí en Gaza que causó la muerte de más de 2.100 palestinos -490 menores- y dejó una ciudad arrasada, Abbas aseguró desde el podio de la ONU que los palestinos no cejarán en sus intentos de que se haga justicia por estos "crímenes de guerra" que han "destruido las esperanzas de paz que pudieran quedar aún".

"En nombre de Palestina y de su pueblo, hoy afirmo aquí: no vamos a olvidar y no vamos a perdonar, y no permitiremos que los criminales de guerra escapen su castigo", proclamó.


"Afirmo delante de ustedes que el pueblo palestino se mantiene firme en su derecho legítimo a defenderse contra la maquinaria de guerra israelí y a resistir esta ocupación colonial y racista israelí", agregó un día después de que las dos facciones palestinas, Al Fatah y Hamás, anunciaran un acuerdo para que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) que preside Abbas gobierne en Gaza "de forma inmediata".


Según Abbas, lo que está en juego va mucho más allá del largo conflicto palestino-israelí

.
En una semana en que la preocupación por la amenaza que suponen el autoproclamado Estado Islámico (EI) y otros grupos extremistas ha copado discursos, reuniones y esfuerzos en la ONU, Abbas consideró que existe un vínculo directo entre el conflicto con Israel y el "auge del extremismo" que tanto preocupa a la comunidad internacional.
"De forma reiterada, hemos advertido de que permitir que Israel actúe como un Estado por encima de la ley, con impunidad, y absolviéndolo de cualquier responsabilidad o castigo por sus políticas, agresiones y desafíos a la legitimidad internacional, ha abonado un terreno fértil para un entorno favorable al aumento del extremismo, el odio y el terrorismo en la región", sostuvo el presidente palestino.


"Debemos asumir que nadie se preguntará ya más por qué está aumentando el extremismo y por qué la cultura de paz está perdiendo fuerza y por qué los esfuerzos para lograrla están fracasando", apuntó Abbas antes de insistir: "Combatir el terrorismo que asola nuestra región por grupos como el EI (...) requiere, como prioridad, poner fin a la ocupación israelí de nuestro país, que constituye en sus prácticas y continuación una aberrante forma de terrorismo de Estado y un caldo de cultivo para la incitación al odio y la tensión".

Publicado enInternacional
Viernes, 26 Septiembre 2014 05:48

Rohani fustigó a Occidente

Rohani fustigó a Occidente

El presidente de Irán, Hassan Rohani, acusó ayer a Occidente de haber convertido a Medio Oriente en un refugio para extremistas. Sin embargo, defendió que sean los países de la región los que lideren la lucha contra los jihadistas secundados por otras naciones. "Obviamente, dado que los países de la región conocen mejor el daño, pueden formar mejor una coalición y aceptar compartir la responsabilidad del liderazgo contra la violencia y el extremismo", apuntó Rohani ante la Asamblea General de la ONU. Asimismo, y en el otro tema que había generado expectativa, confió en cerrar cuanto antes un acuerdo definitivo sobre el programa nuclear de su país, aunque advirtió que para eso las potencias internacionales deben evitar exigencias excesivas en las negociaciones en curso.


En el tramo más esperado de su discurso, para saber qué posición fijaba Irán frente a la coalición internacional que combate al Estado Islámico (EI), Rohani aseguró que algunos países ayudaron a crear el extremismo y ahora eran incapaces de frenarlo. "En una sociedad subdesarrollada, la democracia importada sólo lleva a gobiernos débiles y vulnerables", señaló, y agregó que exportar la democracia como si fuera un producto que puede llevarse fácilmente de un lugar a otro constituía una falta de visión por parte de las potencias occidentales.


El presidente iraní se refirió también a la coalición impulsada por Estados Unidos para combatir a los jihadistas del EI, advirtiendo que si su intervención busca continuar con la hegemonía norteamericana en la región estarán cometiendo un nuevo error estratégico. "Ciertas agencias de inteligencia pusieron espadas en manos de dementes de los que ahora nadie está a salvo", apuntó. Más tarde, si bien subrayó que deben ser los países de la zona quienes dirijan la respuesta contra esos grupos, no descartó el respaldo de otros actores. "Si otras naciones quieren emprender una acción contra el terrorismo, deben venir en su apoyo", aseveró Rohani.


Respecto de las negociaciones establecidas sobre el programa nuclear iraní, Rohani aseguró que nadie podía dudar que el compromiso y el acuerdo en ese asunto era el mejor interés para todos los países. Y añadió que el tema nuclear ofrece a Occidente una oportunidad histórica para demostrar que no se opone al progreso de los países de Medio Oriente. "Aunque algunas de las observaciones y actos de nuestros interlocutores crearon ciertas dudas sobre su determinación y realismo, esperamos que las actuales negociaciones lleven a un acuerdo final en un corto período de tiempo", sostuvo.


Rohani, quien criticó las sanciones internacionales impuestas a su país, defendió que cualquier retraso en la firma de un acuerdo aumentaría los costos no sólo para Irán, sino para la economía de toda la región y para las perspectivas de seguridad. Las potencias internacionales del Grupo 5+1 –formado por los miembros permanentes del Consejo de Seguridad más Alemania– e Irán mantuvieron estos días discusiones en los márgenes de la Asamblea General de la ONU para tratar de ultimar un acuerdo.


El objetivo de las dos partes es poder consensuar una solución antes del 24 de noviembre, lo que pondría fin a años de enfrentamiento por los temores de Occidente sobre los posibles fines militares del programa atómico iraní. Pero Rohani insistió en que su país está determinado a continuar con su "programa nuclear pacífico", incluyendo el enriquecimiento de uranio y el ejercicio en su territorio de todos los derechos que tiene en el ámbito atómico con base en la legislación internacional.

Publicado enInternacional
EEUU comenzó bombardeos en Siria contra el Estado Islámico

El Gobierno de los Estados Unidos, inició este lunes las primeras operaciones aéreas en Siria en contra del Estado Islámico, según informó el Pentágono.


El portavoz del Pentágono, contraalmirante, John Kirby, informó que se están utilizando aviones de combate, bombarderos jets y misiles Tomahawk de ataque de tierra contra las posiciones del Estado Islámico en Raqqa y la frontera norte con Iraq.


"Puedo confirmar que fuerzas de Estados Unidos y las naciones aliadas han tomado acciones contra terroristas del EI en Siria", precisó Kirby en un comunicado.

Dijo además que teniendo en cuenta que estas operaciones están en curso, "no estamos en condiciones de proporcionar detalles adicionales en este momento".


Sin embargo, detalló que la decisión es adoptada por el jefe del Comando Central de Estados Unidos, el general Lloyd Austin, "en virtud de la autorización que le concedió el comandante en jefe", señaló Kirby.


"Vamos a proporcionar más detalles más adelante cuando sea operativamente oportuno", agregó.
Fuentes del Pentágono informaron que estos ataques iniciaron con apoyo de países aliados tales como: Jordania, Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita.


El Gobierno de Estados Unidos ya ha llevado a cabo 190 ataques aéreos en Iraq desde agosto de este año en contra del Estado Islámico.


Estados Unidos lleva a cabo un plan para invadir Siria y entrenar a mercenarios aparentemente para combatir al Estado Islámico (EI), pero "lo que buscan es derrocar al presidente Bashar Al Assad".


Esto, se ha evidenciado en el discurso del propio presidente Barack Obama, quien ha dicho que apoyará a la oposición siria.


(Tomado de Telesur)

Publicado enInternacional
EE UU lanza su primer ataque aéreo contra el EI cerca de Bagdad

Estados Unidos ha dado el prometido paso hacia la ofensiva en su lucha contra los extremistas del Estado Islámico (EI) en Irak. Según confirmó el Comando Central (Centcom) la noche del lunes, aviones norteamericanos bombardearon en las últimas horas posiciones del grupo islamista cerca de Bagdad

 

La operación responde al anuncio que hizo hace menos de una semana el presidente Barack Obama de que levantaba la restricción sobre los ataques aéreos realizados contra el EI, que desde comienzos de agosto se habían limitado a la defensa de personal e intereses estadounidenses en Irak o en apoyo de misiones humanitarias. Los ataques se conocen en el mismo día en que EE UU y una treintena de países han acordado en París el uso de "todos los medios, incluidos militares", contra el grupo terrorista.


"El ataque aéreo al suroeste de Bagdad fue el primero realizado como parte de nuestros esfuerzos ampliados más allá de proteger a nuestro propio personal y de las misiones humanitarias, para atacar objetivos del EI mientras las fuerzas iraquíes pasan a la ofensiva, tal como delineó el presidente el pasado miércoles", dijo el Centcom en un comunicado.


El objetivo del primer ataque en esta nueva fase tuvo como objetivo "una posición de combate del EI al suroeste de Bagdad que estaba disparando contra personal de las Fuerzas de Seguridad Iraquíes", de acuerdo con la información oficial.


En su discurso a la nación para delinear la "estrategia" de EE UU para "degradar y, finalmente, destruir el EI", Obama anunció el 10 de septiembre que había ordenado el comienzo de una "campaña sistemática de ataques aéreos contra los terroristas" que en el caso de Irak irían "más allá de proteger a nuestro personal y de misiones humanitarias, para atacar objetivos del EI mientras las fuerzas iraquíes pasan a la ofensiva". En otro crucial cambio de posición, el presidente aseguró también que el combate contra el EI no se limitará a Irak sino que también se podrá extender a Siria.


Además del nuevo tipo de ataque ofensivo cerca de la capital iraquí, la fuerza aérea estadounidense bombardeó este lunes posiciones del EI en las afueras de la localidad kurda Sinjar, con lo que el número de misiones realizadas en Irak desde comienzos de agosto supera ya los 160

Publicado enInternacional
Martes, 16 Septiembre 2014 07:02

"Será un doloroso divorcio"

"Será un doloroso divorcio"

David Cameron hizo un emotivo llamado al pueblo de Escocia para que rechace la independencia, diciéndoles que el Reino Unido no era sólo "cualquier país viejo" y que millones de personas estarían "totalmente desconsoladas" si se separaran. La apelación del primer ministro vino cuando se supo que los bancos británicos han estado moviendo en silencio millones de billetes al norte de la frontera para hacer frente a cualquier aumento de la demanda por los escoceses para retirar dinero en efectivo en caso de un voto por el Sí.


Fuentes dijeron a The Independent que los movimientos tuvieron lugar durante la última semana para asegurarse de que los cajeros no se quedasen sin dinero el viernes en caso de una reacción de pánico a un voto afirmativo. Los banqueros subrayaron que no había habido ninguna señal todavía de un aumento en la cantidad de retiro de dinero de las cuentas de ahorro o cajeros automáticos, y señalaron que el Banco de Inglaterra se comprometió a respaldar todas las cuentas por lo menos durante 18 meses después de la independencia.


Pero las preocupaciones de los clientes sobre la seguridad de su dinero aún persisten. Como resultado, parte de los planes de contingencia de los bancos fue la de enviar más dinero a lugares seguros en Escocia para estar listos ante un potencial aumento de la demanda. Una fuente de un banco dijo: "Estamos, por supuesto, controlando la situación muy de cerca, de hora en hora". A medida que la campaña entra en sus últimas 48 horas, y las encuestas sugieren que el resultado es muy reñido, los dos campos preparan una campaña para ganarse el número de votantes indecisos. En Aberdeen, Cameron argumentó que la separación significaría una nueva moneda para Escocia, familias separadas, las pensiones reducidas y la creación de una frontera con Inglaterra. Dijo que la salida de Escocia de la Unión sería como "construir minuciosamente una casa y luego salir por la puerta y tirar las llaves".


Cameron también dio un toque de pasión, que ha estado ausente en gran parte de la campaña del No: "Yo hablo en nombre de millones de personas a través de Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte –y muchas en Escocia, también– que estarían totalmente desconsoladas por la ruptura con el Reino Unido, con el corazón totalmente roto al despertar el viernes a la mañana con el fin del país que amamos". Dijo que el voto sería irreversible, y agregó: "La independencia no sería una separación de prueba. Sería un doloroso divorcio".


Haciendo frente a la impopularidad de su partido en Escocia, advirtió sobre los peligros de un voto de protesta el jueves."'Si yo no les gusto, no voy a estar aquí para siempre. Si no les gusta este gobierno, no va a durar para siempre. Pero si dejan el Reino Unido, será para siempre", dijo. Cameron también rindió homenaje a la contribución de los escoceses al "mayor ejemplo de democracia que el mundo haya conocido jamás", insistiendo en que el país "se había convertido en Gran Bretaña debido a la grandeza de Escocia".


Pero Alex Salmond, ministro principal escocés, replicó: "La próxima vez que venga a Escocia no será para amar-bombardear o participar en un alarmismo desesperado de último minuto, y después del voto por el Sí será para participar en serias conversaciones post referéndum por los mejores intereses del pueblo de Escocia y el resto del Reino Unido, como se comprometió en el Acuerdo de Edimburgo".
El líder laborista, Ed Miliband, pasará los próximos dos días en la campaña electoral en un intento de detener la deserción de simpatizantes del partido en el campo del Sí.


Mientras tanto, una serie de importantesfiguras de la política y la economía de Estados Unidos advirtió a los escoceses contra un voto Sí. Alan Greenspan, ex presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, dijo que las consecuencias económicas serían "sorprendentemente negativas para Escocia, más aún de lo que el Partido Nacionalista está comunicando". Dijo que sus pronósticos eran "tan inverosímiles que en realidad deberían ser descartados" y declaró que no había manera de que el Banco de Inglaterra estuviera de acuerdo en seguir siendo el prestamista de última instancia a una Escocia independiente.


El debate sobre cómo una Escocia independiente se defendería también se reavivó ayer por la publicación de una carta abierta firmada por más de 400 ex militares y sus mujeres, que afirman que abandonar el Reino Unido sería dejar al ejército del país "irresponsablemente debilitado".

 

Por Jim Armitage, Nigel Morris y Chris Green 

De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Publicado enInternacional
Domingo, 14 Septiembre 2014 06:14

La política exterior de Putin triunfa en Asia

La política exterior de Putin triunfa en Asia

El éxito de la cumbre 14 de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS), confirmó esta semana el fracaso de Europa y Estados Unidos en sus intentos por aislar a Rusia.

Mientras la Unión Europea (UE) presentaba una nueva ronda de sanciones contra sectores clave de la economía rusa, el presidente Vladimir Putin recibía en Tayikistán la presidencia de la OSC hasta 2015 y anunciaba un amplio programa con sede en la Federación eurasiática.


Rusia acogerá la próxima reunión del Consejo de la OCS en Ufá, república autónoma de Bashkiria, en julio de 2015, y hasta esa fecha planificamos realizar más de 100 eventos económicos y humanitarios a diferentes niveles, aseguró el líder ruso.


Subrayó que durante el mandato de Moscú, se trabajará con todos los socios y colegas en la preparación del ingreso de nuevos miembros de la OCS.

"India y Pakistán han expresado la voluntad de unirse a la organización, recordó el estadista.
Comentó el jefe del Kremlin que durante los dos días de la cumbre sostuvo encuentros cara a cara con sus pares, incluyendo la reunión con el mandatario chino, Xi Jinping.

Tenemos un gran volumen de nexos bilaterales con cada uno de esos países, explicó.


Durante la reunión, en formato reducido, abordamos también algunos temas de la actualidad internacional, incluida la situación en Ucrania, tema sobre el que los líderes de la OCS expresaron una posición común, según el jefe del Kremlim.
Putin explicó que con sus colegas debatió las diversas amenazas internacionales que requieren atención, tales como la situación en Afganistán, el África del Norte y otras partes del mundo.


La seguridad regional es una prioridad constante de la OCS, y en tal sentido Rusia propuso incrementar las posibilidades de lucha conjunta contra el terrorismo, el extremismo y el tráfico de drogas producidas en la zona.


Documentos fundacionales de la OCS aclaran que las maniobras conjuntas de sus tropas no implican la creación de una alianza político-militar, pero entre sus principios resalta la inadmisibilidad de actos ilícitos contra los intereses de los países participantes.


Corresponderá a la Federación eurasiática presentar en la reunión de Jefes de Estado del Consejo, programada para 2015 en Ufá, la estrategia de la OCS para 2025.

Según la cancillería rusa, el texto buscará dar un nuevo impulso a la cooperación dentro de la OCS y su ampliación hacia estructuras multilaterales como la ONU y sus organismos especializados, e igualmente prevé establecer relaciones con la Unión Económica Eurasiática.


Moscú proyecta, asimismo, esfuerzos para la adopción más generalizada de pagos recíprocos en monedas nacionales, ante la continua inestabilidad de la economía mundial y el riesgo de recurrencia de la crisis, según el canciller ruso, Serguei Lavrov.


En el campo económico, también se prevén proyectos multilaterales en la región asiática de impacto trasnacional en el transporte, la energía, ciencia y tecnología, agricultura y el uso pacífico del cosmos, todos sobre la base de la innovación, según se informó.


Tales acciiones también se muestran como otra opción frente a los intentos occidentales de ahogar mediante sanciones la economía de una Rusia defensora de un mundo multipolar.


(Con información de PL)

Publicado enInternacional