Sábado, 13 Septiembre 2014 05:44

Excluyen a Irán de la coalición contra el EI

Excluyen a Irán de la coalición contra el EI

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, manifestó ayer que confía en formar una coalición mundial para enfrentar al Estado Islámico (EI) en Irak y Siria, aunque descartó la participación de Irán. "Estoy tranquilo, será una coalición amplia con países árabes, países europeos, Estados Unidos y otros, que contribuirá en todos los aspectos a la estrategia que presentó el presidente Barack Obama para degradar y destruir al EI", aseguró el jefe de la diplomacia estadounidense en Estambul, tras reunirse con el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu. Sin embargo, Washington quiere excluir a Irán en la lucha contra el EI y se opone a la presencia de Teherán en una conferencia internacional de París sobre Irak. "Nadie me ha llamado y me ha preguntado sobre la presencia de Irán, pero creo que en las actuales circunstancias no sería apropiado teniendo en cuenta otros muchos asuntos a la vista de su involucramiento en Siria y en otros sitios", dijo Kerry.


Kerry llegó ayer a Turquía dentro una gira por Medio Oriente que tiene el objetivo de crear una coalición de más de 40 países y se entrevistó con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan. Por su parte, Francia organiza el próximo lunes en París una conferencia internacional sobre Irak para coordinar la respuesta a la ofensiva del EI. La cuestión de Irán, así como las dudas de Turquía, un miembro de la OTAN y aliado clave de Washington, abren incógnitas sobre la viabilidad de la coalición que quiere crear Obama.


Turquía fue acusada de haber contribuido indirectamente a la formación del EI por su apoyo a elementos islamistas dentro de la rebelión que lucha contra el régimen de Ba-shar al Asad en Siria. Al menos 49 turcos, entre ellos diplomáticos y niños, siguen en manos del EI tras haber sido secuestrados en junio en el consulado turco de Mosul, en el norte de Irak. Turquía y Estados Unidos comparten información y el gobierno turco continúa dando apoyo logístico a la oposición siria y ayuda a las víctimas de la guerra. "Obviamente Turquía tiene algunos puntos sensibles y los respetamos, pero son un importante aliado contra el terrorismo", indicó un diplomático estadounidense en Ankara. La visita de Kerry se produjo un día después de que diez países árabes, incluyendo Arabia Saudita, acordaran apoyar a Washington en su lucha contras los jihadistas.

Al llegar a Turquía, Kerry expresó que Estados Unidos dedicará otros 500 millones de dólares para dar ayuda humanitaria a las víctimas de la guerra en Siria, llevando a un total de 2900 millones de dólares desde 2011 la asistencia estadounidense al país. Hoy, el secretario de Estado tiene previsto visitar El Cairo.

Por su parte, el presidente francés, François Hollande, prometió ayer en Bagdad ayudar a Irak en su lucha contra el EI. Hollande es el primer jefe de Estado extranjero que visita la capital iraquí desde el 9 de junio, inicio de la ofensiva de los jihadistas, quienes proclamaron un califato en los territorios bajo su control en Irak y en Siria. "Estoy aquí para mostrar la disponibilidad de Francia para ayudar aún más militarmente a Irak", declaró el mandatario, quien se reunió con su homólogo, Fuad Masum, y el primer ministro iraquí, Haidar Al Abadi.


En tanto, el general retirado John Allen, ex comandante de las fuerzas estadounidenses en Afganistán y hombre clave de la guerra en Irak, fue designado para coordinar la coalición internacional contra el EI, anunció ayer el Departamento de Estado. "Hoy (el secretario John) Kerry anunció el nombramiento del general John Allen para el puesto de emisario especial del presidente (Barack Obama) para la coalición" contra el grupo islamista, declaró Marie Harf, portavoz adjunta del Departamento de Estado. Allen estará a las órdenes de Kerry, precisó. Su segundo será Brett McGurk, el diplomático del Departamento de Estado encargado de Irak e Irán.

Allen dirigió la coalición internacional en Afganistán de 2011 a 2013. Fue nombrado comandante máximo de las fuerzas de la OTAN en octubre de 2012, uno de los puestos más prestigiosos de las fuerzas armadas estadounidenses, pero su nominación fue suspendida luego a causa de una investigación sobre una presunta relación extramatrimonial. Exonerado posteriormente, se retiró en febrero de 2013. En Afganistán supervisó el retiro de los 33.000 estadounidenses enviados como refuerzo a finales de 2009.


Antes había sido comandante adjunto del Comando Central (Centcom), a cargo de la supervisión de las operaciones en todo Medio Oriente y Asia central. Pero fue en Irak entre 2006 y 2008 donde ganó su buena reputación.

Publicado enInternacional
Viernes, 12 Septiembre 2014 06:18

La V de votar marcó a Barcelona

La V de votar marcó a Barcelona

Una V corta gigante y humana atravesó Barcelona al grito de ¡independencia! Una V corta que le quiere decir al mundo "volem votar" ("queremos votar", en catalán). Ese es el mensaje que 1,8 millón de personas –según datos de la policía– y las 500 mil –de acuerdo a la Delegación de Gobierno– dibujaron, ayer por la tarde, en una macrofigura roja y amarilla, como la bandera catalana, por las dos principales avenidas de la ciudad. "Hoy es la ve de voluntad y de votar; el 9 de noviembre será la de la victoria", manifestaba Carme Forcadell, presidenta de una de las entidades organizadoras de la movilización, la Assemblea Nacional Catalana (ANC).


Por tercer año consecutivo, el 11 de septiembre sacude a Cataluña. La fecha en la que se recuerda la ocupación de Barcelona por las tropas castellanas en la Guerra de Sucesión de 1714 siempre fue un momento de reivindicaciones nacionalistas, pero nunca tanto como desde que en 2012 cientos de miles de personas salieran a la calle para reclamar un Estado propio. A esa manifestación masiva le siguió en 2013 otra aún mayor, en la que la región fue atravesada de norte a sur por una enorme cadena humana. Ahora, teniendo encima una cuenta regresiva de 60 días para que teóricamente se celebre el referéndum, la apuesta soberanista se duplicó y desplegó todos sus recursos en una movilización que quiso mostrarse como definitiva.


"Trescientos años después del 1714, hemos dejado de celebrar derrotas militares para ser un país que construye una victoria pacífica", proclamó Muriel Casals, presidenta de otra de las asociaciones organizadoras, Omnium Cultural, a la vez que le dirigió una clara advertencia a la clase política: "La voz del pueblo está por encima de lo que opine un tribunal partidista de Madrid". Casals se refiere al más que probable veto por parte del tribunal Constitucional a la convocatoria a las urnas que el gobierno catalán prevé para el 9 de noviembre.

Ante la posible suspensión de la consulta soberanista, la gente salió a la calle para reivindicar que votará de todos modos. A lo largo de 11 kilómetros, y ocupando una superficie de unos 200.000 metros cuadrados, personas de todas las edades, clases sociales, e incluso procedencias, literalmente se puede decir que se pusieron la camiseta. Vistiendo unos de rojo y otros de amarillo para formar así la senyera –bandera nacionalista catalana– entonaron todos los cantitos propios de la causa independentista poniendo énfasis, eso sí, en el lema de la Diada de este año: "volem votar".

"Cualquier pueblo tiene que poder decidir sobre su destino", explicaba Eric con su hijo a caballito en uno de los enclaves principales de la gigante V corta. "Tanto si se vota por sí como por no, queremos expresar nuestra opinión y, personalmente, yo votaré por sí a la independencia, porque ya son muchos años con España y las cosas no funcionan bien, Cataluña ha aportado mucho más que otras regiones y ese dinero nunca vuelve", añadía Gemma, su mujer.

Otro elemento que llamaba la atención en la peculiar manifestación de ayer en Barcelona fue la presencia de mucha gente de otros pueblos y nacionalidades que apoyan la causa catalana por sentirse identificados con el reclamo de soberanía. Es el caso, por ejemplo, de los vascos o los gallegos, dentro de España, y fuera, por supuesto, de los escoceses, que, a escasos días de celebrarse su referéndum por la independencia, viven muy de cerca el proceso en Cataluña. "Mi DNI dice que soy español, pero yo no me siento español. Yo ya tengo mi propio país y mi propio idioma y no se me respeta si desde un gobierno central se impone una uniformidad que es falsa", afirma Gotzon, ciudadano euskaldún que reside en Barcelona.


Si bien el momento álgido de la Diada fue, precisamente, el de las 17.14 (hora que representa simbólicamente el año en que Cataluña fue vencida por los Borbones y anexada al Reino de Castilla), ya desde la mañana se sucedieron los actos institucionales y folclóricos por el centro antiguo de la ciudad. Tras el concierto de trescientos violines en el emblemático Mercado del Borne (número también simbólico, porque hace referencia a la cantidad de años que lleva Cataluña "sometida" a España), el presidente de la comunidad, Artur Mas, comentó ante los medios que ve al ejecutivo central "sin iniciativa política en el tema catalán", precisamente en el que a su juicio es "el gran tema de Estado ahora mismo". Para Mas, el gobierno de Mariano Rajoy mantiene un "enrocamiento muy grande" y se quejó de que "estamos ante la inmovilidad y el no a todo". También aprovechó para hablar en favor de la necesidad de permitir la consulta y de que los catalanes se puedan expresar en las urnas, porque a su juicio "es un error intentar resolver un problema político a través de la arquitectura legal", ya que "los problemas políticos se resuelven haciendo política, no amenazando con las leyes".
El presidente eludió responder a las voces de la oposición que le exigen elecciones anticipadas en caso de que la consulta no se pueda llevar a cabo, y reiteró que no hablará de otro marco que no sea el 9-N. "Los esfuerzos están en el 9-N y el objetivo es éste", confirmó, de manera que "se está haciendo todo para poder votar, cumpliendo los objetivos y las resoluciones del Parlamento, y de aquí no nos moveremos". De hecho, Mas aseguró ante los medios internacionales que "todo está a punto" para celebrar la consulta y volvió a insistir en que "firmaremos un decreto de convocatoria y se aprobará la ley de consultas".


Mientras buena parte de Cataluña explotaba de sentimiento patrio y gritaba a los cuatro vientos su deseo de separación de España, Rajoy visitaba las instalaciones de la Organización Nacional de Trasplantes y, sin hacer referencia explícita a la Diada, declaraba que "entre todos" se consigue un país más justo y de más oportunidades. Según el jefe del Ejecutivo La Solidaridad "es la mejor manifestación de nuestra generosidad como españoles, y esta generosidad hace que los órganos de los españoles lleguen a otras sin importar de donde venga". "La unidad es un activo –reivindicó Rajoy–, de manera que ninguna autonomía podría conseguir sola un activo mayor que remando unida (...) esta realidad es lo que hace posible que un andaluz viva con un corazón catalán".

Romanticismos aparte, el pulso entre el gobierno central y el de Cataluña en torno de la posible reestructuración del Estado entra en una etapa decisiva, marcada por el referéndum escocés del miércoles próximo y 60 días de leyes y contraleyes para lograr finalmente convocar o prohibir la consulta independentista propuesta para el 9 de noviembre. Lo que ayer quedó claro es que, más allá de los tejes y manejes del poder, millones de catalanes "volem (quieren) votar".

Publicado enInternacional
Obama amplía a Siria la intervención contra el Estado Islámico


Si alguien esperaba oír tambores de guerra en el discurso del presidente, sólo los oyó en pasado, al recordar anteriores contiendas que hasta hace solo tres semanas el país quería dejar atrás. Lo que oyó quien esta noche escuchó el mensaje que Barack Obama ofreció a la nación fue una exposición pausada de ideas que, de darse todas juntas, lograrán acabar con la amenaza que representa el renombrado Estado Islámico. Por si quedaba alguna duda de que Obama no comulga con las medidas de su predecesor, George W. Bush, y que sigue siendo alérgico a entrar en guerra, el presidente quiso dejar claro que el esfuerzo que ahora se va a realizar "será diferente respecto a las guerras de Irak y Afganistán".


"No involucrará tropas de combate estadounidenses luchando en suelo extranjero", dijo el presidente. "Esta campaña antiterrorista se llevará a cabo mediante un esfuerzo firme e incansable para sacar al EI donde sea que exista usando nuestro poder aéreo y el apoyo de fuerzas asociadas en el terreno", prosiguió el mandatario, que añadió que esa estrategia estaba funcionando al exponer a los terroristas que amenazan a EE UU, "mientras apoyamos a nuestros socios en las líneas de frente". "Eso es lo que hemos logrado con éxito durante años en Yemen y Somalia", declaró Obama, algo que sin duda levantará críticas ya que no se consideran estos precisamente modelos de éxito.

Pero la palabra mágica, el comodín que durante todo el discurso usó el presidente, fue la de coalición. Ya se refiriera el mandatario a los supuestos aliados que deberán participar en la estrategia expuesta para "degradar y eliminar" a los yihadistas del Estado Islámico como socios, compañeros o amigos, la idea central del discurso es que Estados Unidos lidera –ya no desde atrás- pero, en esta ocasión, no lo va a hacer en solitario ni de forma unilateral. No hay que cometer los errores del pasado.


Estableciendo que EE UU "no puede acabar con todo rastro de maldad en el mundo", donde pequeños grupos de asesinos tienen "la capacidad de hacer mucho daño", Obama explicó que "EE UU no puede hacer por los iraquíes lo que tienen que hacer por sí mismos, ni tampoco puede ocupar el lugar de los aliados árabes a la hora de garantizar la seguridad en su región", declaró en referencia a países como Turquía o Arabia Saudí. "Esta no es solo nuestra lucha", dijo. "Aunque el poderío estadounidense puede marcar una diferencia decisiva", el presidente insistió en que "cualquier acción adicional estadounidense" dependería de que los iraquíes formaran un gobierno incluyente, algo que han hecho en los últimos días.
"Así que esta noche, con un nuevo gobierno iraquí formado y tras consultar con aliados en el extranjero y con el Congreso, puedo anunciar que América liderará una amplia coalición para hacer retroceder esta amenaza terrorista", declaró Obama a la nación que al día siguiente conmemora el decimotercer aniversario de los ataques terroristas del 11-S.


"Como comandante en jefe, mi mayor prioridad es la seguridad de los estadounidenses", recordó al tiempo que pasaba revista a los logros alcanzados en los últimos años, desde la muerte de Osama Bin Laden hasta la eliminación hace unos días del líder de la milicia Al Shabah en Somalia, una filial de Al Qaeda. El presidente explicó que lo anterior se había logrado a la par que regresaban a casa más de 140.000 solados estadounidenses de Irak y mientras se retiraban las fuerzas de Afganistán, donde la misión de combate norteamericana concluirá este año. "Gracias a nuestros profesionales de las fuerzas armadas y de la lucha antiterrorista, América es más segura", dijo el presidente.


Ahora, tres semanas después de que se produjeran no una si no dos decapitaciones de periodistas estadounidenses, James Foley y Steve Sotloff, Obama ha visto forzada su mano para actuar y esta noche de miércoles concretó que aumentaría el apoyo de EE UU "a las fuerzas que combaten a estos terroristas sobre el terreno".


"Vamos a perseguir a los terroristas que amenazan a nuestro país, dondequiera que estén. Esto significa que no voy a dudar en actuar contra el EI en Siria, así como en Irak. Este es un principio central de mi presidencia: si amenazas a América no encontrarás un lugar seguro en el que refugiarte", dijo. "En junio, ordené el despliegue de varios cientos de militares estadounidenses en Irak para evaluar cuál era la mejor manera de respaldar a las Fuerzas de Seguridad de Irak. Ahora que esos equipos han completado su trabajo -y que Irak ha formado un nuevo gobierno- enviaremos a 475 efectivos adicionales". Dicho esto, el presidente recalcó: "Como he dicho con anterioridad, estas fuerzas estadounidenses no tendrán una misión de combate, porque no nos vamos a dejar arrastrar a otra guerra sobre el terreno en Irak".


A pesar de que Obama dijo en la tarde del martes que podía lanzar ataques aéreos sobre Siria sin contar con la autorización del Congreso, volvió a pedirle a los legisladores que le den la autoridad adicional y los recursos para entrenar y equipar a esos combatientes. "En la lucha contra el EI, no podemos apoyarnos en el régimen de Assad, que aterroriza a su propio pueblo y que nunca podrá recuperar la legitimidad perdida", expuso Obama. "En vez de ello, tenemos que reforzar a la oposición como el mejor contrapeso ante extremistas como el EI, mientras que buscamos la consecución de una solución política necesaria para resolver de una vez por todas la crisis de Siria", comunicó el presidente que, justo hace un año, renunció a atacar al régimen sirio por el uso de armas químicas ante la pasividad y desinterés del Capitolio y la opinión pública norteamericana.


El estadista que es Obama recordó a sus conciudadanos que "en el extranjero, el liderazgo estadounidense es la única constante en un mundo incierto". "Es América quien tiene la capacidad y la voluntad de movilizar al mundo contra los terroristas. Es América la que ha unido al mundo frente a la agresión rusa, y en apoyo del derecho del pueblo ucranio para decidir su propio destino. Es América -nuestros científicos, nuestros médicos, nuestro conocimiento- quien puede ayudar a contener y curar el brote de ébola. Es América la que ayudó a retirar y destruir las armas químicas declaradas por Siria para que no puedan seguir constituyendo una amenaza contra el pueblo sirio -o contra el mundo- nunca más. Y es América la que está ayudando a las comunidades musulmanas de todo el mundo no sólo en su lucha contra el terrorismo, sino también en su lucha por más oportunidades, tolerancia y un futuro con más esperanza", expuso Obama para a continuación rechazar todo lo que representa el Estado Islámico.


"Dejemos dos cosas claras: El EI no es "islámico", explicó Obama. "Ninguna religión aprueba la matanza de inocentes y la vasta mayoría de las víctimas del EI han sido musulmanes", prosiguió, buscando con su discurso el apoyo de Estados musulmanes. "Y, desde luego, el EI no es un Estado". Como expuso Obama, el EI antes era la filial de Al Qaeda en Irak y se ha aprovechado de conflictos sectarios y de la guerra civil en Siria para conquistar territorio en ambos lados de la frontera sirio-iraquí. "Ningún gobierno lo reconoce, como tampoco lo hace la gente a la que subyuga". "El EI es una organización terrorista, simple y llanamente. Y no tiene ninguna otra visión salvo la matanza de todos los que se interponen en su camino", finalizó el mandatario.

Publicado enInternacional
Jueves, 11 Septiembre 2014 05:42

Un desembarco desesperado en Escocia

Un desembarco desesperado en Escocia

A una semana del referéndum sobre la independencia de Escocia, Gran Bretaña se encuentra al borde del ataque de nervios. En Escocia, los votantes están partidos por la mitad entre el campo del sí y el del no, mientras que en la flemática Inglaterra llaman a enarbolar banderas británicas para convencer a sus vecinos, piden la intervención de la reina Isabel II y caen la libra esterlina y las acciones de bancos y empresas. En un gesto desesperado los líderes de los tres principales partidos británicos –los conservadores del primer ministro David Cameron, los liberal demócratas y los laboristas– viajaron ayer a Escocia para convencer al electorado de permanecer en la unión.


Las encuestas marcan, desde hace dos semanas, un fuerte resurgimiento de la intención de voto a favor de la independencia que el domingo llegó a su clímax cuando un sondeo le dio una leve ventaja al sí. Así las cosas, la coalición conservadora-liberal demócrata que lidera Cameron salió a prometer que si Esocia votaba a favor de la permanencia de la unión con Inglaterra, consagrada hace más de 300 años, obtendría una autonomía mucho mayor que la actual, equivalente virtualmente a un federalismo a la estadounidense.


En una clara afirmación de que la continuidad de Gran Bretaña (Inglaterra, Escocia y Gales) es una política de Estado, la oposición laborista transmitió el mismo mensaje. Su líder, Ed Miliband, instó a los ingleses a que hicieran flamear banderas británicas en una suerte de mensaje de amor, mientras que el ex primer ministro laborista Gordon Brown, escocés de nacimiento, salió de gira para persuadir al electorado con un plan ultrafederalista de 10 puntos que se pondría en marcha un día después del referéndum.


El apoyo de los laboristas es fundamental. Los conservadores y liberales demócratas sumaron un 17 por ciento de los votos en las últimas elecciones en Escocia. Cameron ha cultivado un perfil más que bajo en la campaña, porque los conservadores se han convertido en una marca tan tóxica que son una de las principales armas de la campaña del sí: el acento "posh" del premier bastaría para convencer a muchos. Como dijo ayer el líder del Partido Nacionalista Escocés, Alex Salmond, la visita de Cameron a Escocia es un acto a favor de la independencia. Y no sólo por una cuestión de acento distinguido y arrogante. El Partido Nacionalista Escocés ha llevado adelante una muy exitosa campaña para convencer a los escoceses de que la única manera de liberarse de los conservadores es votando por la independencia, y que el estatal Servicio Nacional de Salud, que ha sido diezmado por la coalición, sólo estará a salvo si Escocia se separa.

En contrapartida, el mensaje del no a la independencia ha sido negativo y complaciente anticipando una suerte de apocalipsis económico o subrayando las enormes dificultades que representa. Estas dificultades existen sin lugar a dudas. Una de las más obvias es qué divisa usaría una Escocia que maneja la libra esterlina desde la unión con Inglaterra en 1707. Igualmente compleja es la cuestión de la deuda pública británica: si Escocia se independiza ¿quién se hace cargo de qué, de lo adeudado por la entidad Inglaterra-Escocia-Gales?


Otro punto de debate es el petróleo. Desde que en 1964 el gobierno británico otorgó las primeras licencias para extraer petróleo y gas, la industria ha invertido más de 700 mil millones de dólares y el fisco británico ha ingresado unos 350 mil millones a sus arcas. El impacto no ha sido sólo económico. Políticamente fue decisivo para el éxito de Margaret Thatcher, que llegó justo para beneficiarse de la explotación, pero también para el crecimiento del Partido Nacional Escocés que pasó de ser una fuerza inexistente en los '50 (alrededor del uno por ciento del electorado) a una minoría de peso en los 70 (11 por ciento de los votos) y una mayoría en las elecciones autónomas de 2011 (46 por ciento).


El SNP ha dicho que costeará la independencia con una recuperación de las ganancias del petróleo y la conformación de un fondo soberano para administrar sus beneficios. En 2012, Escocia suministró un 67 por ciento de la demanda petrolera británica y un 53 por ciento de la de gas, pero hoy los campos del Mar del Norte se encuentran entre los menos rentables del mundo, y las reservas a descubrir exigirán una inversión gigantesca. Los estudios técnicos al respecto dan resultados según el color con el que se miran. En Londres se calcula que, a fines de década, los ingresos tributarios del Mar del Norte caerán a la mitad, mientras que un estudio financiado por la campaña del sí halló que los ingresos podrían ser seis veces más altos.


El impacto político de un sí es impredecible. Cameron ha dicho que no renunciará, pero su posición política quedará muy debilitada. El nombre completo de su partido es Conservative and Unionist Party: la unionist del título deberá ser tachada por un referéndum que él mismo convocó. Las cosas no son más promisorias para los laboristas. Escocia estuvo siempre muy a la izquierda de Inglaterra y votó laborismo hasta la debacle Blair-Brown-guerra en Irak cuando se inclinó por los nacionalistas. Dadas las peculiaridades del sistema electoral británico, las posibilidades de ganar de los laboristas en las elecciones de mayo se verían muy afectadas. Por último, la negociación de una separación llevará tiempo. "No se va a conseguir de la noche a la mañana y requerirá una ardua negociación. Ni siquiera puede descartarse que el resultado de esta negociación deba ser sometido a otro referendo. Mientras tanto, muchas zonas de Inglaterra, desde Manchester a Londres, se están preguntando por qué no pueden tener la autonomía que el gobierno les está ofreciendo a los escoceses para que no rompan la unión con Inglaterra y Gales", señaló el columista del vespertino Evening Standard Anthony Hilton.

Publicado enInternacional
Miércoles, 10 Septiembre 2014 07:28

EE.UU. busca apoyo en Medio Oriente

EE.UU. busca apoyo en Medio Oriente

Barack Obama presentará hoy el plan de Estados Unidos para ampliar la lucha contra el Estado Islámico (EI) en Irak y Siria. El anuncio del mandatario norteamericano llega en medio de un creciente apoyo de la opinión pública a los ataques aéreos en esos países contra el grupo radical sunnita que decapitó recientemente a dos norteamericanos. En vísperas de la presentación, su secretario de Estado, John Kerry, partió ayer a Jordania y Arabia Saudita para promover la estrategia, un día después de que Washington anunciara que más de 40 países aceptaron sumarse a la coalición que quiere formar Obama para enfrentar al EI. En respuesta a un pedido de las autoridades de Bagdad y sin haber solicitado la autorización formal del Congreso, la Casa Blanca está lanzando ataques aéreos contra el grupo jihadista en Irak, aunque la misión que anunciará Obama será más amplia y podría extenderse a Siria.

El vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, afirmó que el presidente demócrata cree, en relación con el lanzamiento de un plan para extender el combate al EI, que Estados Unidos está ante una alta prioridad de seguridad nacional. La Casa Blanca señaló que Obama, que se reunirá en las próximas horas con líderes del Congreso, quiere la aprobación de los legisladores a sus planes, aunque no se especificó si esto significa que vaya a requerir una autorización formal para eventuales acciones militares. En el Congreso tampoco hay consenso sobre si el mandatario necesita el permiso para atacar a los combatientes del EI: algunos legisladores dicen que tiene autoridad constitucional y que podría hacerlo sin votación; otros se muestran reacios a celebrar una votación tan delicada a semanas de las elecciones legislativas de noviembre.


La Casa Blanca dijo ayer que Obama brindará su discurso a las 21. Además de extender la misión más allá de los ataques aéreos limitados para salvaguardar los intereses de su país en Irak y aliviar las crisis humanitarias, se espera que el presidente reitere su llamado a que el Congreso apruebe un plan de 500 millones de dólares para armar y entrenar a los rebeldes sirios. También pedirá un compromiso similar a los aliados de Washington, según informó la cadena CNN, que citó a funcionarios.


El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, señaló que el EI es una amenaza que debe enfrentarse en Irak, Siria y donde sea que opere. Boehner dijo que no se tomará ninguna decisión sobre si el Congreso deberá votar o no hasta que Obama no haya presentado su estrategia. Sin embargo, el presidente de la Comisión de Asuntos Militares de la Cámara baja, el republicano Howard McKeon, consideró improbable que se celebre tal votación este mes. "Como una cuestión práctica, realmente no veo cuánto tiempo podría llevar que esto se haga público y mantengamos un debate completo y discutamos todos los asuntos", dijo McKeon.


Y agregó que la comisión cuenta con 62 miembros que probablemente saldrán con diez, treinta o cuarenta ideas diferentes sobre el tema. El líder de la minoritaria bancada republicana en el Senado, Mitch McConnell, llamó a Obama a que identifique objetivos militares concretos y explique cómo se los alcanzará. El EI efectuó conquistas en Irak en junio, que incluyen la toma de la norteña Mosul, la segunda mayor ciudad del país. El Pentágono realizó ayer cinco bombardeos contra el EI cerca de la represa de Haditha, 250 kilómetros al oeste de Bagdad, en apoyo a tropas iraquíes y a milicianos tribales sunnitas que los combaten. El Pentágono aseguró que los ataques destruyeron o dañaron ocho vehículos blindados, dos de los cuales estaban trasladando artillería antiaérea a las proximidades de la represa. Otros seis vehículos fueron alcanzados. Estados Unidos ya lanzó 153 bombardeos contra el EI en Irak desde el 8 de agosto. En represalia a los ataques aéreos, los jihadistas decapitaron a dos periodistas norteamericanos secuestrados en Siria en 2013 y filmaron sus ejecuciones. Las decapitaciones, al parecer, provocaron un giro en la opinión pública norteamericana, que ahora apoya atacar a los extremistas en Irak y Siria, según un sondeo de The Washington Post y ABC News conocido ayer. El 71 por ciento de los estadounidenses está a favor de los bombardeos contra el EI en Irak, frente al 54 por ciento que los apoyaba hace tres semanas y al 45 por ciento de junio. El 65 por ciento respalda atacar al EI también en Siria, opción a la que Obama se resistió hasta el momento.


Por otra parte, John Kerry viajó a Medio Oriente para buscar apoyo de los países árabes a su coalición contra el grupo jihadista, un día después de la formación del gobierno iraquí. El secretario de Estado norteamericano visitará Ammán, antes de acudir a Yedá (Arabia Saudita), donde se reunirá con sus homólogos de la seis monarquías del Golfo (Arabia Saudita, Bahréin, Emiratos Arabes Unidos, Kuwait, Omán y Catar), Jordania, Irak, Egipto y Turquía. Esta reunión está destinada a abordar la cuestión del terrorismo en la región, las organizaciones extremistas y los medios para combatirlos, según adelantó la agencia oficial saudita SPA.


Egipto, país clave de la región, mostró su apoyo político a Estados Unidos y advirtió que una participación en el ámbito de seguridad se debería hacer en el marco de una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Los países de la Liga Arabe mostraron el domingo su determinación para hacer frente a los grupos terroristas, entre ellos, los jihadistas del EI, quienes declararon en junio un califato en los territorios bajo su control en Irak y en la vecina Siria.


Varios países occidentales apoyan la iniciativa de Washington de avanzar sobre el EI, como Francia, cuyo presidente, François Hollande, viajará el viernes a Irak para preparar la conferencia internacional sobre paz y seguridad en Irak prevista para el 15 de septiembre en París.

Publicado enInternacional
OTAN 1, OTAN 2, 3 y 4; Gorbachov, Putin, Irán y algo más

Justo cuando Rusia y Ucrania negociaban en Minsk la OTAN anunció la formación de la Fuerza de Respuesta Rápida en el este de Europa. Días antes Obama, el presidente gatopardo de Estados Unidos, en lugar de utilizar el Skype para dirigirse a los líderes de los países bálticos —socios de la OTAN— reunidos en Estonia decidió "poner sus botas sobre el suelo" para anunciar sin rubor la nueva traición de Estados Unidos y Alemania a los acuerdos con la Unión Soviética, ampliando las fronteras de la OTAN hasta las puertas de Rusia. Fue en 1990 cuando Gorbachov, este nefasto alumno de Marx y de Lenin que no había entendido sus primeras lecciones de parvulario —sobre todo aquella de que el "imperialismo es inherente al capitalismo"—, aceptó sin más la promesa de James Baker y Helmut Kohl de que la OTAN no se expandiría hacia el Este, en vez de preguntarles: "Pero oigan, ¿no van a disolver la Alianza Atlántica ahora que he liquidado el Pacto de Varsovia?". Un año después, Washington empezó a devastar naciones enteras declarando El Nuevo Orden Internacional desde las ruinas de Irak a la "guerra humanitaria" contra Yugoslavia, Afganistán, Libia, Sudán o Siria, entre otros, convirtiendo a millones de seres humanos oficialmente en "daños colaterales" de los intereses de un consorcio económico-militar llamado OTAN.


Que ahora EEUU pretenda modernizar la bomba nuclear B61-12 e integrarla en la aeronave de los países de la OTAN —otra violación al Acuerdo de No proliferación de Armas Nucleares con Rusia— no debe sorprendernos.
La OTAN vuelve a engañar al mundo

El asunto central de la reciente cumbre fue coordinar una gran ofensiva contra Rusia. El pretexto de la nueva hazaña bélica es "salvar a los vecinos de Rusia de Adolf Hitler eslavo", apodo puesto al presidente Vladimir Putin por Hilary Clinton, el mismo que usó George Bush con Saddam Husein para buscar el apoyo de la opinión pública a su invasión de Irak, convirtiendo así el país en el paraíso que hoy vemos. Quizás se acuerden las palabras de Fogh Rasmussen, el rostro de las guerras de la OTAN (junto con Javier Solana) quien en 2003 dijo: "Irak tiene armas de destrucción masiva. Esto no es algo que simplemente creemos, lo sabemos..." . Las imágenes borrosas de convoys rusos invadiendo Ucrania también recuerdan el frasco de cal que enseñaba Colin Powell en las Naciones Unidas, asegurando que era el ántrax enviado por Saddam Husein. A Rasmussen se le olvidó contar que el mes de julio organizaron la Operación Tridente Rápido, desde Lviv, Ucrania, que puso en estado de alerta a Moscú.


La Doctrina Militar revisada de la OTAN


La histeria del Pentágono oculta otros objetivos:


1. Justificar el aumento del presupuesto de la OTAN. En palabras de Kolinda Grabar, secretaria de la diplomacia de la Alianza Atlántica, "mucha gente no estaba a favor de aumentar los presupuestos de defensa. Pero hay una creciente comprensión de la necesidad de abordar los nuevos retos que se nos presentan". Grabar propone a los socios el ingreso del 2% de su PIB en el gasto militar, ahora que no sienten vergüenza por condenar a 72 millones de sus ciudadanos a vivir por debajo del umbral de la pobreza. Los halcones como Hans Pung, presidente de Rand Europa, piden más para aumentar las capacidades de la Alianza de luchar contra el cuchillo de cocina que utilizan los verdugos del Estado Islámico o las piedras que tiran los "amigos talibanes" a las mujeres y los hombres subversivos afganos. Dinero que irá a bombas y misiles, a la propaganda dirigida a una audiencia adulta que siente miedo a los hombres del saco (Bin Laden, Saddam, Ahmadineyad, Putin), y también a aplastar las protestas ciudadanas por la justicia y libertad: la militarización de la policía en los disturbios de Ferguson de EEUU, forma parte de la llamada Iniciativa de Seguridad de Áreas Urbanas (complemento del Patriot Act) destinada a reprimir la disidencia social y que, como todo lo americano, será importado por los europeos. El presupuesto de la OTAN en 2013 era de un billón de dólares (y dicen que es poco, cuando España, por ejemplo, gastaba 45,18 millones de euros al día en gastos militares oficiales), y el de Rusia es de 91.000 millones.
2. Crear una poderosa OTAN 2 en Europa del Este. Desplegar la Fuerza de Respuesta Rápida, que incluirá baterías de misiles interceptores, instalaciones para buques de guerra, aeródromos, campos de entrenamiento e instalaciones de radar y de ciberguerra, busca lo siguiente:


a) Más control sobre los países de la Europa Oriental. Tras acabar con el poder de Gadafi en Libia y de Assad en Siria —los dos únicos países del levante Mediterráneo, que no eran aliados— la OTAN sigue expandiéndose.


b) Convencer a los europeos de que la Doctrina Obama de contener a China en Asia-Pacifico no supone abandonarlos. Israel y Arabia Saudí también intentan mantener a las tropas de Estados Unidos en la región, presentando a Palestina, Irán y yihadistas como enemigos de la seguridad del Occidente.


c) Derrocar al Presidente Putin alentando la oposición interna que podría acusarle de la pérdida de Ucrania, de las sanciones y del cerco militar al país. El pentágono no perdona la osadía de Putin por sabotear su plan de atacar a Siria hace un año por el supuesto uso del gas químico por parte de Al Assad. Tampoco le perdona a Putin que haya anexionado Crimea a su territorio. La prensa anti-Putin de Estados Unidos cree que a pesar del actual apoyo que recibe de los ciudadanos el presidente ruso puede ser víctima de una lucha por el poder en el seno de la burguesía reinante y ser destituido por la élite política y la siloviki —la fuerzas de seguridad—, como le sucedió a Nikita Jrushchov en 1964 tras la crisis de los misiles en Cuba y las consecuencias del fracaso de su política de convertir los desiertos de Asia Central en tierras agrícolas. La mayoría de los rusos no apoyan una guerra por las ciudades Donetsk y Slaviansk . Sin embargo, si cae Putin su reemplazo no tiene por qué gustar a Estados Unidos: quien saldría fortalecida de una eventual destitución de Putin sería la izquierda rusa, la segunda fuerza del país. En Novosibirsk, una ciudad de 1,4 millones, el candidato de Putin perdió ante un comunista en las elecciones a la alcaldía. ¿Pretende la OTAN abortar esta tendencia, quizás? Vladimir Putin que ha intentado frenar el imperialismo tan destructivo de Estados Unidos, no debe subestimar estas operaciones, ni que le monten "una revolución naranja".


d) Desmantelar la Federación Rusa (y con ello golpear a BRICS y todo lo que representan), entre otros motivos porque Estados Unidos no aceptaría que una Rusia fuerte en Europa minimice su autoridad. Es más, sueña con devolver a Rusia a la esfera de Occidente (con otro Yeltsin), condenar a Rusia a la bancarrota económica, obligándole a una carrera armamentística sin fin que erosionará su capacidad defensiva, para que así la OTAN —cuyo arsenal de misiles balísticos intercontinentales está apuntando a Rusia— tenga la posibilidad de lanzar un ataque directo. ¿Cómo? Si los socios de Europa de Este se uniesen a una Ucrania en guerra con Rusia, eso significaría un enfrentamiento entre la Alianza y Rusia.

e) Poner a raya a los aliados europeos, a veces rebeldes como Alemania, sin dejar de presionar a Finlandia —con una larga frontera con Rusia— para que ingrese en la Organización.


f) Convertir, por vía de urgencia, a Ucrania en socio de la OTAN y de paso apoderarse de su industria militar —la joya de la corona—, que hace negocios con enemigos como China.


3. Fortalecer la OTAN 3, alias Consejo de Cooperación del Golfo Pérsico (CCG), que desde 1981 sustituye a la organización del Tratado del Centro (CENTO), disuelta en 1980 tras la caída del Sha. La CCG alberga en sus territorios varias bases militares, miles de soldados de la OTAN y también a Las Fuerzas de Reacción Rápida (desde 2012), para acosar a Irán. La aparición repentina de los yihadistas financiados por Arabia Saudí y Qatar facilita al Pentágono armar aún más a los países de CCG con el objetivo final de llevar a Irán a su órbita, por las buenas o por las malas.


4. Crear una OTAN 4 en Asia-pacífico y Asia Central y cercar a China. Este intento de momento está frustrado. La discrepancia entre los países anti-chinos (Japón y Corea del Sur, por ejemplo) y sus fuertes lazos económicos con Pekín, así como la desconfianza hacia Estados Unidos, han sido parte de los motivos de este fracaso. En Asia central, los países Stan, decepcionados con Estados Unidos —que solo les quería para implantar bases militares en sus territorios—, vuelven a mirar hacia Rusia y China y reciben importantes ventajas económicas: a excepción de Turkmenistán, han ingresado en la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) y en la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS, un pacto económico, social, militar y de seguridad liderado por Moscú y Pekín y que vieron cómo dos meses después de su primer encuentro, Estados Unidos invadía Afganistán bajo el pretexto del 11-S. Que a pesar de la promesa de Obama, la OTAN no se irá del estratégico Afganistán, es para asentar la base para un OTAN 4.


"Me llevo a Irán"


A cambio de dejar Ucrania, diría el Kremlin, que anuncia la revisión de su doctrina militar y que habrá reacciones recíprocas. Unos días antes de la cumbre de la OTAN suelta la bomba: por fin acepta la solicitud de Irán de convertirse (junto con Pakistán, India y Mongolia) en miembro permanente de la OCS, brindándole la protección militar ante las amenazas de Israel-EEUU-Arabia Saudí. Será parte de la doctrina Monroe rusa. Teherán que inteligentemente nunca apoyó a los chechenos, ni a los azerbaiyanos chiitas en sus guerras contra el gran vecino, es para Moscú, además de un gran mercado de armas y de tecnología, una barrera de contención frente a Occidente en el Caúcaso.

Entre otras opciones ante la crisis de Ucrania, el apoyo chino-ruso a los nuevos bombardeos a Irak y Siria, ha conseguido, de momento, romper la unión de la Alianza: Turquía no va a cooperar en destruir el Estado Islámico, ¡en el que tanto ha invertido!


Europa dividida se une ante un enemigo inexistente, dispara a sus propios pies, haciendo de chico de los recados de un presidente de Estados Unidos que pretende calentar su casa de madera utilizando las puertas y vigas del edificio como leña. El problema es que en esta autoinmolación prenderá fuego a medio mundo.

Publicado enInternacional
Domingo, 07 Septiembre 2014 06:12

Merkel y Putin: diplomacia ucraniana

Merkel y Putin: diplomacia ucraniana

En los días que corren, está en curso una inmensa cantidad de diplomacia relacionada con la cuasi guerra civil en Ucrania. Pero los únicos actores que realmente importan son la canciller de Alemania, Ángela Merkel, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin. Son también ellos los únicos actores que realmente intentan amainar el conflicto y arribar a algún arreglo político.


Ambos son muy poderosos, enfocados en los asuntos reales y trabajan muy duro en esta difícil tarea. Son poderosos, pero no son todopoderosos. Cada uno tiene que lidiar con otros actores en Alemania, Rusia, Ucrania y otras partes, gente que no quiere un arreglo político y, en cambio, busca intensificar y expandir el conflicto, intentando, por tanto, sabotear cualquier negociación entre Merkel y Putin.


Lo primero que hay que resaltar es que tanto Merkel como Putin mantienen una línea base. La canciller Merkel quiere garantizar que se honrará plena y permanentemente la integridad territorial de Ucrania (con la excepción de Crimea). El presidente Putin quiere garantizar que Ucrania nunca se convierta en miembro de la OTAN.


Cuando uno analiza la retórica de una disputa pública es importante notar no sólo lo que se dice, sino lo que no se dice. Revisemos algunas declaraciones públicas de Merkel, Putin y otros en los últimos días de agosto de 2014.


El 23 de agosto la canciller Merkel hizo su primer viaje a Kiev para encontrarse con el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, y otros. Apuntó que iba a haber pláticas de paz en Minsk entre Poroshenko y Putin el 26 de agosto. Esto era positivo, dijo, pero le recordó a Poroshenko y al mundo que las pláticas no producirán un único avance sustancial. En una entrevista con la televisora alemana ARD, observó: Pero uno tiene que hablar con los otros si uno quiere encontrar soluciones. Luego añadió: Estoy firmemente convencida de que sólo hay una conclusión política, en la cual la Unión Europea y Alemania quieren y deben ayudar. Presten atención a la frase sólo una solución política.

Impartió una conferencia de prensa con Poroshenko, en la cual subrayó esto mismo aún más: Nuestro foco no puede estar puesto en el conflicto militar. Luego añadió estas palabras, que Poroshenko esperó no escuchar: Tiene que haber un cese el fuego bilateral. Poroshenko ha estado llamando a un cese el fuego unilateral, uno exclusivo de las fuerzas separatistas en Donietsk y Lugansk. Poroshenko respondió: Por desgracia, siempre habrá amenazas militares para Ucrania.
Hubo más juegos de palabras. Cuando, después de un considerable retraso, los camiones rusos lograron entregar un paquete de ayuda humanitaria en Lugansk y luego se fueron, Poroshenko llamó a esto invasión. Merkel se unió al presidente estadunidense, Barack Obama, en afirmar que la entrega de ayuda humanitaria por Rusia era una violación de la soberanía de Ucrania, pero con cuidado evitó el término invasión.


Cuando Andriy Lysenko, vocero halconesco del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional de Ucrania, acusó a los rusos de sacar el equipo militar para evitar verse expuestos, Oleg Tsarev, vocero del Parlamento de Nueva Rusia –que une las repúblicas de Donietsk y Lugansk–, dijo que los cargos hechos por Lysenko eran estúpidos dado que, argumentaba, si hubiéramos querido hacer eso controlaríamos secciones menos visibles de la frontera y no lo haríamos en un convoy de ayuda humanitaria ante los ojos del mundo.


Finalmente miren esto: cuando Putin replicó a los cargos hechos por Obama de que Rusia envió tropas a Ucrania y alimentaba una escalada del conflicto, respondió diciendo que los rusos y los ucranianos eran prácticamente un solo pueblo. El regalo es el adverbio prácticamente. Le permite a Putin llegar a un acuerdo negociado, que sin el adverbio en cuestión no habría podido lograr.


En este punto, otras voces comenzaron a ser escuchadas. Anders Fogh Rasmussen, secretario general de la OTAN saliente, de origen danés y conocido halcón, dijo que la OTAN debería tomar la decisión de desplegar, por vez primera, sus fuerzas en Europa oriental. ¿Hay seguridad de que la OTAN decida esto? Hasta ahora los miembros de Europa occidental se han opuesto fuertemente a la idea, considerando que sería una provocación directa para Rusia. Esta renuencia particular altera a los Estados bálticos y a Polonia. En un artículo en The New York Times, Slawomir Sierakowski, un muy conocido analista polaco, acusó diciendo que esta política hace a los Estados de Europa oriental en la OTAN miembros de segunda clase y es una postura de rodillas débiles por los miembros más viejos de la organización, en particular Alemania.


El empuje militar del gobierno ucraniano en las regiones rebeldes ha fallado de manera terrible, exponiendo su débil competencia militar. Aunque cualquier jugada ulterior de Rusia en el área es considerada como nueva ofensiva importante, es probable que los rusos incurran en sólo algunas sanciones ulteriores. No sólo Estados Unidos, sino Gran Bretaña, Francia y Alemania han dejado claro que no están contemplando el envío de tropas a Ucrania por ninguna razón predecible. Sanciones, sí, hasta cierto punto; tropas, no. Pero son tropas lo que el gobierno ucraniano demanda, así como una urgente entrada de la OTAN.

La gran pregunta de hoy es qué lado está siendo más lastimado por las sanciones y contra sanciones. Estados Unidos y Europa occidental esperan poder reducir el ingreso económico real de Rusia comprometiendo radicalmente su capacidad para exportar petróleo y gas. En respuesta, Rusia ha cortado la compra de productos agrícolas y otros procedentes de Europa occidental. Esto no sólo afecta negativamente a los campesinos europeos, sino hay el riesgo de privar a los países de Europa occidental, en el más largo plazo, de sus proyectos de inversión en Rusia. Rusia también ha hecho alusiones de retirar su cooperación en la lucha en pos de reclamos de crudo en el Ártico.


Probablemente, ambos lados se lastimarán económicamente más y más por estas sanciones y contra sanciones. Entretanto, Obama tendrá que decidir qué tanto necesita la cooperación de Rusia en su más nueva prioridad: crear una gran coalición para destruir las fuerzas del califato en Irak y Siria.


¿Escalará el conflicto de Ucrania hacia un conflicto militar, de hecho, basado en los viejos temas de la guerra fría? Hay predicciones de izquierda, de derecha y de centro del espectro político mundial, que dicen que esto ocurrirá. Yo no lo creo –precisamente debido a los esfuerzos de Merkel y de Putin, que persistirán, aun si la retórica se volviera más estridente.


Traducción: Ramón Vera Herrera

Publicado enInternacional
Otro triunfo del "zar Putin": detiene a la OTAN en Ucrania

Los neoconservadores straussianos (filosionistas israelí-estadunidenses cercanos al fundamentalista partido infanticida Likud) pierden una nueva guerra en Ucrania, después de las humillantes derrotas geoestratégicas en Irak y Afganistán que permitieron el ascenso notable de los BRICS.

Ahora la asistente del Departamento de Estado, Victoria Nuland, esposa del neoconservador straussiano Robert Kagan, operadora del desastre en Ucrania, retrocede hasta el Ártico las líneas defensivas de Estados Unidos (EU) –más que la coreográfica retórica de la OTAN en búsqueda de su misión perdida a sus 65 años, después de sus severos errores en Afganistán.

Por cada jugada temerariamente ofensiva de EU, Rusia contrarresta juiciosamente con jugadas defensivas que equivalen a sorprendentes contraofensivas de gran envergadura, como se notó en Novorosiya (Nueva Rusia): la parte industrial del Donbas que comprende el este/sudeste de Ucrania hoy devastada por sus experimentos infantiles en geopolítica que han perjudicado seriamente a la de por sí delicuescente economía de la eurozona-18, donde los separatistas con magistral asesoría militar rusa (obviamente, y con voluntarios de Rusia, Francia y España: como en la época medieval de los condottieri italianos) hicieron caer en la trampa tendida al diezmado ejército ucraniano, carente de mística de combate cuando sólo quedan los golpistas neonazis (literal) del sector derecha, consagrado a asesinar indefensos civiles para provocar terror en la población, más que a enfrentar a milicianos de verdad.


La mediocridad occidental y sus insustentables bravatas –con la excepción de la canciller alemana Angela Merkel– es preocupantemente perturbadora e inversamente proporcional a la grandeza geoestratégica del zar Vlady I Putin y el mandarín Xi Jinping.


El caso del decadente presidente galo Hollande –socialista que odia a los pobres, según revelaciones de su ex amante despachada y despechada– es alarmante y no corresponde a la grandeza del venerable gaullismo.

Rusia aplica en Ucrania el arte de la nueva guerra híbrida. Ningún medio ruso –ni siquiera Russia Today que ha causado estragos al totalitarismo desinformativo israelí-anglosajón– ha publicado en otro idioma, que no sea el doméstico, el concepto multidimensional de guerra híbrida que aplican hoy los geoestrategas del Kremlin y al que le ha dado mucho vuelo el dizque liberal Financial Times que cerró los comentarios al artículo de marras (http://goo.gl/xz9RFL).


En medio de una impactante carta abierta a la canciller Angela Merkel –que previene contra la repetición de montajes hollywoodenses para no caer en la trampa de la desinformación en Ucrania–, de anteriores funcionarios del espionaje de EU (http://goo.gl/MjMRb4), me confinaré a reportar el diagnóstico implacable sobre el triunfo de Vlady I, de acuerdo con los multimedia de Alemania, Francia, Gran Bretaña y hasta de Israel. The Guardian aduce que si el presidente Putin lo hubiera tramado, no le hubiera ido mejor en caso de haberlo intentado cuando en medio de la cumbre de la OTAN en Gales descuelga una victoria rusa (http://goo.gl/uIuh3E).


Para el experto Daniel Gouré –del Lexington Institute, con sede en Arlington, Virginia (léase: sede de la CIA)–, Putin es sencillamente un genio político (http://goo.gl/KNY7XG). ¡De acuerdo!


El analista israelí Anshel Pfeffer enuncia la victoria de Putin que tiene a Ucrania hirviendo a fuego lento (http://goo.gl/kdhqSh ). Ingo Mannteufel, de Deutsche Welle, señala que los separatistas, apoyados por Rusia, serían los vencedores si el conflicto se congelase, ya que cimentarían su poder en los territorios que están bajo su mando, incluso lo ampliarían. Los perdedores: "el presidente Poroshenko y la Unión Europea (http://goo.gl/e8e3IX)". Le Monde, portavoz oficioso de la cancillería francesa, confirma la victoria de Putin (http://goo.gl/Sk6VOc).

Hasta el portal texano-israelí Stratfor acepta que "el cese el fuego en Ucrania revela la tensa posición militar de Kiev(http://goo.gl/RezL7p)".


Según Der Spiegel, los generales de la OTAN admiten que "Ucrania perdió la guerra (http://goo.gl/fY63Yd)".
La señal más prístina fue el viaje a Canosa del presidente ucraniano Poroshenko a Minsk, donde se reunió con Vlady I y la OSCE, con la estruendosa ausencia de EU.

Después de la histórica foto de su saludo sarcástico al derrotado presidente ucraniano (http://goo.gl/60Ec0b), Putin partió a inaugurar el mayor gasoducto del mundo Poder en Siberia (de casi 4 mil kilómetros) que lo conecta(rá) con China (http://goo.gl/F6O3aD).


Las fanfarronerías del fondomonetarista premier Arseni Yatsenyuk, presunto miembro de la extraña secta de la cienciología, son ya evisceraciones huecas cuando los separatistas están a punto de propinar el golpe de gracia en el importante puerto de Mariupol, en el mar de Azov, lo cual conectaría a Rusia con Crimea por carretera y le otorgaría preeminencia en la mayor parte del superestratégico mar Negro (http://goo.gl/xiw421).

Vlady I impone prácticamente su plan de siete puntos para cesar las hostilidades en Ucrania oriental (http://goo.gl/PKdMPl).


Eamonn Fingleton, de la revista monetarista Forbes (http://goo.gl/USiYAb), enarbola Tres razones por las cuales Putin se ríe del impotente (sic) EU: 1) tecnologías (mucha producción con pocas tecnologías de producción cuando las altas tecnologías toman los destinos de Alemania y Japón); 2) finanzas (EU es importador de capitales con una enorme deuda cuando Rusia exportó el año pasado 75 mil millones de dólares de capital cuya mayoría invirtió en bonos de Tesoro de EU, frente a la importación estadunidense de 361 mil millones de dólares: EU necesita el capital ruso, no al revés), y 3) comercio (con la OMC, EU se hizo el harakiri unilateral y perdió su influencia).


Mientras, Rusia reabrió su base para la flota del norte en el Ártico, en las islas de Nueva Siberia, que incluye al gran buque antisubmarino Admiral Lévchenko (http://goo.gl/lATTVd).

Se detecta el movimiento en pinzas de la reapertura de la base en el Ártico, a seis husos horarios de la costa occidental de EU, con la construcción del gasoducto más importante del mundo con China (http://goo.gl/b4UMMU).


Mientras la OTAN espera a Rusia en los países bálticos y Polonia, Putin apuesta al futuro de Rusia en el Ártico, según Bloomberg, que cita sus intereses no en occidente, sino en el norte: en el Ártico cuando los submarinos de ataque de EU están concentrados allá cerca en la costa de Noruega con el tiempo de vuelo de los cohetes de EU a Moscú de 15 a 16 minutos. Remarca Vlady I: "Nuestra flota se encuentra allí.Una parte significativa de nuestra flota submarina (http://goo.gl/QnfcDF)".


Con todo y la propaganda hollywoodense en la que se han degradado los multimedia israelí-anglosajones, carentes de profundidad conceptual y arrumbados en un mercantilismo abaratado (razón por la que se equivocan tanto), el exorcizado Vlady I marca los tiempos y los alcances geoestratégicos por venir cuando la verdadera batalla no es Ucrania, a punto de ser empaquetada, sino el Ártico.


www.alfredojalife.com
Twitter: @AlfredoJalifeR_
Facebook: AlfredoJalife
Vk: id254048037

Publicado enInternacional
Gobierno ucranio y separatistas pro rusos acuerdan cese el fuego

El gobierno de Ucrania y las milicias separatistas, con la mediación de Rusia y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), se comprometieron este viernes en Minsk, capital de Bielorrusia, a respetar un cese el fuego en la zona de conflicto en las regiones orientales de Donietsk y Lugansk.


El acuerdo entró en vigor a las 18 horas de hoy (tiempo de Ucrania) y lleva la firma del ex presidente ucranio Leonid Kuchma, en representación del actual gobierno; Aleksandr Zajarchenko e Igor Plotnitsky, líderes separatistas de Donietsk y Lugansk; Mijail Zurabov, embajador de Rusia en Ucrania, y Heidi Tagliavini, enviada de la OSCE, integrantes del llamado Grupo de Contacto.

A esa hora el presidente ucranio, Petro Poroshenko, y Aleksandr Zajarchenko, en nombre de las milicias de Donietsk y Lugansk, dieron la respectiva orden de cesar los combates.


Además del inmediato alto el fuego –aspecto principal del acuerdo–, el pacto incluye permitir el control de observadores internacionales, intercambiar prisioneros, retirar el armamento pesado y abrir corredores humanitarios, entre otros puntos, cuyos detalles será precisados en otras rondas de negociación.


El cese el fuego –perfilado desde la conversación telefónica que sostuvo el miércoles anterior el presidente ruso, Vladimir Putin, con su colega ucranio y que resumió en un plan de siete puntos– se dio a partir de dos concesiones recíprocas esenciales: Ucrania acepta negociar con los separatistas, por ahora de modo indirecto a través de un ex presidente, y éstos renuncian de momento a la idea de independizarse de Ucrania, asumiéndose sólo como pro rusos.


Al comprometerse a cesar las hostilidades, que de acuerdo con datos de Naciones Unidas han dejado ya más de 2 mil 600 muertos y casi un millón de desplazados en el este de Ucrania, tanto el gobierno de Poroshenko como los dirigentes de la rebelión en Donietsk y Lugansk creen que, en el curso de unas negociaciones que de llevarse a cabo se prevén largas y complejas, podrán retomar sus posiciones iniciales: la integridad territorial del país, el primero, y las reivindicaciones separatistas, los segundos.


Por ahora, el futuro estatus de Donietsk y Lugansk, según comentaron varios participantes en la reunión, ni siquiera figuró en la agenda de discusión, dándose prioridad a detener el derramamiento de sangre.
Rusia, con su creciente y exitosa participación en los combates, mediante miles de soldados de su ejército regular que van a la guerra a título personal y durante sus vacaciones –lo único que Moscú admite, aunque sabe que está prohibido por la legislación rusa– y armamento moderno, hizo posible el acuerdo de Minsk, revirtiendo lo que hace poco parecía una derrota inminente de los separatistas.


Ahora, mientras no obtenga garantías concluyentes de la neutralidad de su vecino y la certeza de que nunca se instalará ahí una base militar noratlántica, Rusia amaga con crear una amplia zona de seguridad en su frontera con Ucrania.
Pero hoy por hoy, la tregua beneficia por igual a todas las partes implicadas: Ucrania obtiene un respiro frente a la ofensiva de las fuerzas separatistas en el este, impensable sin el apoyo cada vez más decisivo de Rusia.
Las milicias, además de que la población civil dejará de sufrir el bombardeo del ejército ucranio sobre sus ciudades y poblados, consiguen que se les reconozca como parte de las negociaciones y aspiran a consolidarse en el territorio que controlan.


Moscú cambia el curso de la guerra


Rusia, que insiste en que no es parte del conflicto, demuestra a Kiev que puede cambiar el curso de la guerra, situó a sus hombres a las puertas de Mariupol en el mar de Azov y, por un tiempo, frena la llegada de ataúdes con soldados muertos en una guerra no declarada.

El acuerdo de Minsk tendrá vigencia hasta que cualquiera de las partes ataque a la otra, lo cual –lamentablemente– puede ocurrir en cualquier momento. Los principales riesgos son la desconfianza recíproca y el rencor acumulado, que pueden echar abajo la tregua, igual que los partidarios de una solución extrema, que los hay y no pocos de ambos lados.
Poroshenko quizás no tenga dudas sobre la subordinación de las unidades regulares del ejército, pero afronta el reto de imponerse sobre los distintos batallones de la guardia nacional, algunos formados por militantes de grupos nacionalistas y neonazis, que son tan poco numerosos como irreconciliables.


Rusia, de su lado, sólo puede garantizar que respetarán el acuerdo los soldados rusos voluntarios y deberá contener a las diferentes milicias, algunas de la cuales no reconocen el liderazgo de Zajarchenko y Plotnitsky, y, ajenos a la geopolítica, sólo cumplen órdenes de sus caudillos locales.

Publicado enInternacional
Difunden yihadistas decapitación de otro periodista estadunidense

 

Militantes del Estado Islámico (EI) difundieron este martes el video de la decapitación del periodista estadunidense Steven Sotloff, de 31 años, desaparecido en Siria hace poco más de un año, y mostraron la imagen de otro rehén británico, identificado como David Haines, a quien prometieron ejecutar si Estados Unidos y los gobiernos occidentales no ponen fin a su malvada alianza contra el grupo yihadista que controla importantes regiones del norte de Irak y Siria.
El nuevo video muestra a Sotloff, secuestrado el año pasado en Siria, vestido con un overol naranja similar a los usados por los prisioneros de Guantánamo, arrodillado en un lugar desértico, junto a un miliciano encapuchado y vestido de negro que muestra un cuchillo.


En Washington, Jen Psaki, vocera del Departamento de Estado, dijo que los analistas de los servicios de inteligencia de Estados Unidos trabajarán lo más rápido posible para determinar si el video es auténtico.


Si es así, nos enferma este acto brutal de quitar la vida de otro ciudadano estadunidense inocente, dijo Psaki. Nuestros corazones están con la familia Sotloff y vamos a dar más información a medida que esté disponible, agregó.


Psaki dijo que se cree que algunos estadunidenses siguen secuestrados por el EI, pero no dio detalles.


El pasado 19 de agosto, el EI difundió un video de la decapitación del también periodista estadunidense James Foley, secuestrado en Siria hace casi dos años; en ese mensaje amenazó con ejecutar a Sotloff, a quien mostró entonces de la misma forma en que hoy se mostró a Haines.


Al igual que Foley, Sotloff habló contra Estados Unidos e hizo reproches al presidente Barack Obama: Soy Steven Joel Sotloff. Estoy seguro de que a estas alturas saben exactamente quién soy y por qué aparezco ante ustedes. Obama, si tu política exterior de intervención en Irak tenía la intención de preservar la vida y los intereses de los estadunidenses, me pregunto por qué estoy pagando el precio de tu intervención con mi vida. ¿No soy yo un ciudadano estadunidense? Has gastado miles de millones de dólares de los contribuyentes y hemos perdido a miles de soldados de nuestro ejército en luchas anteriores contra el Estado Islámico, así que ¿cuál es el interés público de reavivar esta guerra?


El combatiente que parece decapitar a Sotloff en el nuevo video dijo que era una represalia por los ataques aéreos del gobierno del presidente Barack Obama contra el grupo en Irak.


Estoy de vuelta, Obama. Estoy de vuelta a causa de tu arrogante política exterior contra el Estado Islámico... a pesar de nuestras advertencias, expresó el miliciano.


Así como tus misiles continúan dañando a nuestro pueblo, nuestro cuchillo continuará cortando el cuello de tu pueblo, agregó.


Según The New York Times, que citó fuentes de inteligencia estadunidense, Sotloff pudo haber sido ejecutado el mismo día que James Foley, pero el EI espació la presentación de los videos para obtener la máxima publicidad con cada uno. Sin embargo, medios de prensa señalaron que Sotloff aparecía rapado y afeitado en el video de la ejecución de Foley, y en la grabación difundida hoy lleva el cabello y la barba más crecidos.


Existe consenso, según fuentes de seguridad británicas y estadunidenses, de que el verdugo es el mismo en ambos videos; no sólo por haber dicho he vuelto, sino por su estatura, lenguaje corporal y fuerte acento británico, que ha alertado a Londres a investigar a todos los británicos con nexos con Medio Oriente, así como limitar las salidas de ciudadanos del Reino Unido a dicha región.


El primer ministro británico, David Cameron, calificó este martes de absolutamente repugnante el video que muestra la decapitación.


Si se confirma, se trata de un asesinato innoble y bárbaro, añadió Cameron en un comunicado publicado durante la noche, e indicó que sus pensamientos y rezos iban para la familia y amigos de Sotloff.


El presidente de Francia, François Hollande, calificó de atroz la muerte del periodista.


Barak Barfi, vocero de la familia de Sotloff, afirmó que no habrá comentarios y que los familiares llevarán su duelo en privado. Sotloff trabajaba en forma independiente para las revistas Time y Foreign Policy. Fue visto por última vez en Siria en agosto de 2013.


El pasado 8 de agosto, Obama aprobó bombardeos en Irak para detener al EI, grupo al que calificó de amenaza terrorista, y cuyo espectacular avance en el norte del país petrolero provocó un éxodo de las minorías religiosas de cristianos y yazidíes.


Al cierre de esta edición se informó que Obama autorizó el envío a Irak de 350 efectivos militares adicionales con la intención de proteger las instalaciones diplomáticas y el personal de Estados Unidos en la capital iraquí.


Horas antes, en Bagdad, familiares enfurecidos de soldados iraquíes capturados por el EI irrumpieron en la sede del Parlamento y exigieron información sobre la suerte de sus hijos. Tras enfrentarse a los guardias, las familias entraron al edificio y destruyeron muebles.


En tanto, las fuerzas iraquíes, apoyadas por la aviación estadunidense, recuperaron el control parcial de una carretera que une a Bagdad con el norte del país.
En Nigeria, insurgentes islamitas de Boko Haram invadieron gran parte del noroeste del país en combates que dejaron decenas de muertos y miles de desplazados, dijeron el martes fuentes de seguridad.


En Somalia, el ejército estadunidense bombardeó al también islamita grupo Al Shabaab, donde posiblemente murió su líder, Ahmed Abdi Godane, informó el Pentágono sin más detalles.

 


OPINION


El teatro más repulsivo

 

Por Robert Fisk*


Cortar, serruchar o cortar en pedazos la cabeza de alguien es demasiado sangriento. Dolor. Lo grotesco. La muerte por un instrumento cortante es la vergüenza, el sufrimiento en un matadero de animales. Es el teatro más repulsivo, entendido por los romanos, los Tudor, los revolucionarios franceses, los guardianes del wahabismo. El color es rojo brillante.


Ser colgado, arrastrado y descuartizado se trata del miedo, el terror –una palabra usada abiertamente en París después de 1789– y la obediencia. Todavía lo es. La descripción más acertada, precisa y horrible que leí sobre este tipo de ejecuciones –los que sufran de los nervios no necesitan leer más– provino de un irlandés expatriado que se topó con la decapitación "judicial" de tres sauditas en Jeddah en 1997.


"De pie a la izquierda del primer prisionero, y un poco detrás de él, el verdugo se centró en su víctima. Vi cómo la espada fue levantada hacia atrás con la mano derecha. Me imaginé un movimiento hacia arriba con un palo de golf. Empieza el movimiento hacia abajo. ¿Cómo lo puede hacer desde ese ángulo? La hoja llegó al cuello y lo cortó como una cuchilla cortando un melón, un chasquido húmedo. La cabeza cayó y rodó un poco. El torso cayó limpiamente. Ahora entiendo por qué le ataron las muñecas a los pies ... el cerebro no tuvo tiempo de decirle al corazón que pare, y el último latido bombeó un chorro de sangre que salió del torso sin cabeza sobre el zócalo."


Curiosamente, en aquel entonces –en los días en que la decapitación era considerada un de-sagradable ritual mundano en la sociedad saudita wahabí– esta descripción, en The Irish Times, no provocó la más mínima respuesta. Nadie se preocupaba por los pecados de los tres desgraciados, ni el "juicio" al que fueron sometidos, ni el dolor que deben haber sufrido. Todo era parte de una tradición atemporal. Se sabe, esos tipos guerreros, siempre cortando en pedazos a unos u otros. Decapitaciones, amputaciones, lo que sea.


Ahora que la costumbre se ha extendido a través de los desiertos de Irak y Siria, sin embargo, y abarcado lo bueno, lo malo, lo feo y lo verdaderamente inocente, todos estamos hablando de genocidio, apocalipsis y el fin del mundo. Estado Islámico, la última plaga de Medio Oriente que tenemos que temer y detestar –¿recuerdan los verdugos de Khomeini, los torturadores de Saddam y los verdugos de Assad?–, ha vuelto el cuchillo del carnicero como un instrumento de la política. El debate, la discusión, las objeciones no tienen cabida en el sistema de gobierno de este grupo salafista.


Es el gobierno por el miedo, estilo Gengis-Khan, Tamerlán el victorioso –¿no es ser valiente mostrarse triunfante a través de Mosul?–, en el que el poder (y la venganza) se imponen con el cuchillo. ¿Soldados iraquíes chiítas? Que el batallón les dispare en la nuca. ¿Los cristianos? Que se conviertan o mueran. ¿Reclutas sirios? Corten sus gargantas. Y filmen en video todo el horripilante asunto. Desde que la Wehrmacht tomó fotos turísticas de sus masacres de los judíos de la Unión Soviética no hemos tenido culpables documentando sus propios crímenes de guerra en una escala tal. De hecho, el video del teléfono móvil, el blog e Internet se han convertido en los nuevos proveedores de terror terrenal.


No tiene sentido buscar la oscura inspiración detrás de la decapitación. Casi todos los textos antiguos pueden usarse para justificar el asesinato judicial, la limpieza étnica o el genocidio. La Biblia está llena de estas cosas. Pero el elemento singular del Estado Islámico –fiel a la filosofía sombría del siglo XVIII del propio Muhammad Ibn Abdul Wahhab, tan dura e intolerante que el pueblo de Basora lo echó de su ciudad después de su breve visita a lo que hoy es Irak– es la idea de un retorno a los orígenes del Islam, a la pureza. Lo que significa pre-cisma Islam, antes de la gran división chiíta. Y la pureza es sobre los absolutos, derecho absoluto y el mal absoluto, por lo que la bandera del Estado Islámico es blanca y negra, como lo es la bandera de Al Qaida.


Por supuesto, el Al Qaida original favorecía a los hombres que crearían este monstruo. Cuando Abu Musab al Zarqawi, el hombre de la red terrorista en Irak, murió en un ataque aéreo de Estados Unidos en 2006, Osama bin Laden lo describió como "un león de la jihad". Pero a través de su sucesor Abu Abdullah al Rashid al Baghdadi y ahora Abu Bakr al Baghdadi, este particular clon de Al Qaida se salió de control. Lejos de pretender representar a todos los musulmanes, los afiliados locales de Al Qaida abrazaron las aspiraciones sunnitas, incluso tribales. Así, en una carta –probablemente por el propio Bin Laden, menos de un año antes de su asesinato por los estadounidenses– se queja de que algunos de sus "hermanos" estaban "totalmente absortos en la lucha contra nuestros enemigos locales" y usando a otros musulmanes como escudos humanos (Bin Laden llamó a esto el "argumento de barricada").


Si sólo hubiéramos capturado a este hombre y juzgado por los crímenes de Al Qaida contra la humanidad –en lugar de asesinarlo, que lo hicimos– quizás el debido proceso nos hubiera permitido oír más el argumento de Bin Laden. Pero, por supuesto, lo liquidamos. Y ahora los jefes militares estadounidenses hablan histéricamente sobre el apocalipsis y su presidente admite que "todavía no tiene una estrategia".


* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12
Traducción: Celita Doyhambéhère

Publicado enInternacional