Arabia Saudita lidera la ofensiva en Yemen

La operación de varios países árabes tiene como objetivo restablecer a Abdo Rado Mansur Hadi en el poder, después de su renuncia ante una rebelión hutí en el norte del país. El ataque recibió la condena de Irán y Hezbolá.

 

Arabia Saudita lanzó ayer, junto a otras cuatro petromonarquías, aliados regionales y el apoyo logístico de Estados Unidos, una intervención militar en Yemen para frenar la avanzada de la milicia chiíta de los hutíes. De este modo, respondieron al pedido de intervención del presidente Abdo Rado Mansur Hadi, quien desde ayer se encuentra refugiado en la capital saudí, Riad. El ataque contó con el apoyo de la Liga Arabe y el gobierno norteamericano, mientras que recibió la condena de Irán y de la organización islamista libanesa Hezbolá.


La operación denominada Tormenta de la Firmeza se inició ayer por la madrugada, cuando el gobierno de Arabia Saudita anunció que con el apoyo de los Emiratos Arabes Unidos (EAU), Kuwait, Qatar, Bahrein, Marruecos, Pakistán, Egipto y Jordania bombardearon el palacio presidencial, que fue tomado por los hutíes, y el aeropuerto de Sanaá, así como varios cuarteles, entre otros puntos estratégicos, en una operación que se llevó a cabo sin que se registraran bajas en las fuerzas sauditas. "Nuestros países han decidido responder a la petición del presidente Hadi de proteger Yemen y su pueblo del ataque de las milicias hutíes que han sido y continúan siendo una herramienta en manos de una fuerza extranjera", dijeron los integrantes de la coalición mediante un comunicado conjunto. Además, fue bombardeado el barrio residencial Bani Heuat, en el norte de la capital yemení. El Ministerio de Salud, controlado por los hutíes, confirmó que el ataque acabó con la vida de 20 civiles.


Para la intervención en Yemen, sólo los sauditas desplegaron cien aviones de guerra y 150.000 soldados. EAU sumó a este despliegue 30 aviones de combate, Bahrein 15, Kuwait 10 y Jordania otros seis, mientras Egipto, Pakistán y Sudán expresaron además su disposición a contribuir en una eventual operación terrestre. La operación procura restablecer a Hadi en el poder después de su renuncia ante una rebelión hutí en el norte del país y posterior reasunción en Adén, puerto estratégico que controla el ingreso al mar Rojo y al canal de Suez que ahora amenazan las tropas hutíes.


Por su parte, el presidente yemení llegó ayer a Riad, donde fue recibido por el ministro saudí de Defensa, Mohamed bin Salman bin Abdelaziz. Hadi se encontraba con paradero desconocido desde el miércoles al mediodía, cuando las milicias hutíes avanzaron hasta las puertas de la ciudad de Adén. Está previsto que el mandatario yemení participe el sábado en la cumbre de la Liga Arabe que se celebrará en la ciudad egipcia de Sharm al Sheij.


El secretario general de la Liga Arabe, Nabil al Arabi, en tanto, anunció el apoyo total de su organismo a la coalición de países árabes y justificó que la operación militar se produjo en el marco de una "amplia alianza regional contra objetivos determinados de los hutíes golpistas, y en respuesta a la petición del presidente Hadi, que representa la legitimidad. Por su parte, el gobierno norteamericano autorizó proporcionar apoyo logístico y de inteligencia a la intervención extranjera convocada por el asediado jefe de Estado, aunque precisó que las tropas de ese país no tendrán una acción militar directa. "Aunque las fuerzas estadounidenses no tendrán una participación militar activa, establecimos una Célula de Planificación Conjunta con Arabia Saudita para coordinar el apoyo de la inteligencia y logístico estadounidense", explicó en un comunicado la portavoz del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca, Bernardette Meehan.


Por otro lado, la coalición árabe acusó a la República Islámica de Irán de respaldar a los hutíes con el objetivo de ejercer su hegemonía sobre Yemen y convertirlo en base para ejercer su influencia sobre la región. El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, exigió ayer a Riad que cesara sus operaciones militares en territorio yemení y advirtió que su gobierno "no ahorrará ningún esfuerzo" para controlar la crisis en el país árabe. Zarif señaló que los bombardeos sauditas iniciados ayer "constituyen una violación a la soberanía de Yemen y que sólo conducirán a un mayor derramamiento de sangre", y que este "acto de agresión" no beneficiará a ningún país, pues la campaña militar solamente incrementará las tensiones que se viven en la región. Por su parte, la milicia chiíta libanesa Hezbolá, en tanto, condenó la intervención militar, que calificó de "aventura insensata sin razón de ser que sólo acarrea más tensiones y riesgos para la región". China realizó ayer un llamamiento al diálogo político en Yemen a través de la portavoz de la cancillería Hua Chunying, quien advirtió que su país sigue con preocupación la situación en Yemen. "Queremos que las partes implicadas en el conflicto yemení resuelvan sus disputas a través de diálogo político y restablezcan la estabilidad y el orden normal en una fecha temprana", dijo.


Yemen del Sur y Yemen del Norte se unieron en 1990, pero cuatro años después estalló una guerra civil en la que salieron victoriosos los norteños, lo que mantuvo vivo durante este tiempo la voluntad de separatismo en las zonas del Sur. Actualmente, el país está sumido en un profundo conflicto político, agravado desde que Hadi se retractara el mes pasado desde Adén de su anterior dimisión y anunciara que continuaba siendo el presidente legítimo del país, en oposición a lo dictado por los hutíes.

Publicado enInternacional
Jueves, 26 Marzo 2015 06:10

Yemen, al borde de la guerra civil

Yemen, al borde de la guerra civil

El gobierno pidió ayer una intervención militar de los países árabes para frenar al movimiento hutí chiíta que, según el presidente Hadi, cuenta con el respaldo de Irán. Las monarquías del Golfo Pérsico apoyaron a Hadi como presidente legítimo.

 

Aviones de las fuerzas rebeldes hutíes lanzaron ayer dos ataques aéreos contra el palacio presidencial de la ciudad de Adén, en el sur de Yemen, pero las bombas cayeron al mar sin provocar daños. El incidente causó que el gobierno yemení solicitara a la Liga Arabe y a la ONU la intervención directa en su territorio para acabar con los ataques.


El palacio bombardeado es la actual sede del gobierno yemení, presidido por Abdo Radu Mansur Hadi, quien tuvo que abandonar la sede anterior, en la capital Sanaá, por los ataques de los hutíes. Ayer, un grupo de baterías antiaéreas abrieron fuego contra los aviones para repeler el bombardeo.


El nuevo ataque generó dudas respecto del paradero del mandatario yemení. El órgano de Defensa del movimiento chiíta anunció que Hadi huyó de su residencia y se encuentra con paradero desconocido, en un comunicado en el que alertó que el mandatario podría escapar del país por vía aérea o terrestre y ofreció una recompensa de 20 millones de riales yemeníes (93.000 dólares) a quien lo capture o aporte información sobre su paradero. Incluso el propio gobierno estadounidense reconoció desconocer el paradero del mandatario yemení. La portavoz del Departamento de Estado, Jennifer Psaki, afirmó que no pudo volver a contactarse con Hadi. "Estuvimos en contacto con él temprano en la mañana. Ya no está en su residencia. No estoy en condiciones de confirmar otros detalles relativos al lugar en el que se encuentra", declaró Psaki.


Sin embargo, el jefe de gabinete de Hadi, Mohamed Meram, señaló que el presidente se encuentra a salvo, que permanecerá en la ciudad para enfrentar la crisis. "Está bien y está dirigiendo la resistencia popular y del sur para evitar la entrada de las fuerzas de la milicia en Adén", explicó el funcionario. Por su parte, el director de la Seguridad Nacional, el general Ali al Ahmadi, aseguró que Hadi se encuentra en la ciudad meridional de Adén y denunció que las informaciones que hablan sobre una eventual huida del presidente son "rumores" falsos. Un asistente de Hadi no descartó que el presidente pudiera salir de Adén ante el avance de los rebeldes hutíes, pero insistió en que en caso de que lo haga se dirigirá a su provincia natal, Abian, fronteriza con Adén y donde goza de un gran apoyo por parte de las tribus y las milicias locales.


El gobierno pidió ayer una intervención militar de los países árabes para frenar el movimiento hutí chiíta que, según el presidente Hadi, cuenta con el respaldo de Irán. El canciller Riad Yasin explicó que solicitó una intervención "directa", especialmente aérea, en un encuentro en Egipto con el secretario general de la Liga Arabe, Nabil al Arabi. "Si los milicianos chiítas se apoderan de la ciudad de Adén, será inminente una profunda guerra civil", dijo. Los responsables diplomáticos de los países árabes se reunirán hoy en la ciudad egipcia de Sharm al Sheij para estudiar la situación.


Las monarquías del Golfo Pérsico apoyaron a Hadi como presidente legítimo el sábado con un comunicado en el que se comprometieron a hacer "todos los esfuerzos" para garantizar la estabilidad del país, si bien no proporcionaron detalles sobre si esa ayuda sería militar. Poco antes del ataque, el presidente pidió también a la ONU una intervención militar para enfrentar la ofensiva militar chiíta. En un mensaje al Consejo de Seguridad, Hadi solicitó la emisión de una resolución bajo la cláusula séptima del pacto de Naciones Unidas, que autoriza intervenciones militares. El mandatario explicó en la misiva que pidió a los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) y a otros estados árabes ayuda inmediata con todos los medios posibles, incluida la intervención militar, para impedir el asalto hutí a la ciudad de Adén, donde estableció su base en medio de la crisis.
El mandatario aseguró que los milicianos chiítas prosiguen su agresión usando las armas que capturaron al ejército yemení, como aviones de combate, con los que han bombardeado varias ciudades, entre ellas Adén. El mediador de la ONU en Yemen, Jamal Benomar, alertó que ninguno de los dos actores en disputa pueden hacerse con el control total del país y pronosticó que, de continuar el conflicto, Yemen podría deslizarse hacia un "escenario combinado de Irak, Libia y Siria", territorios en que la organización jihadista Estado Islámico logró avanzar aprovechando la situación de caos.


El avance hutí de los últimos días permitió al grupo controlar hoy la ciudad de Al Huta, capital de la provincia meridional de Lahech, tras una serie de triunfos militares de ayer en la localidad de Ad Dalí y la sureña Taíz, lo que le facilitó atenazar el ataque desde varios frentes. El presidente estableció su sede y la de su gobierno en Adén después de escapar de la capital Sanaá el pasado 21 de febrero, tras la toma del poder por parte del movimiento chiíta. Desde esa ciudad meridional, Hadi se retractó el mes pasado de su dimisión y anunció que continuaba siendo el presidente legítimo del país.

Publicado enInternacional
Ucrania y la situación geomilitar global según la geopolítica rusa

En el quinto Congreso Internacional de Vanguardia Científica, patrocinado por la UAM y celebrado en Toluca ( http://goo.gl/EZGSNy ), Konstantin Sivkov –doctor en ciencias militares y presidente de la Academia de Asuntos Geopolíticos de Rusia– presentó la trascendental ponencia Ucrania y la situación geomilitar global: ¿la advertencia de Gorbachov de una posible guerra nuclear mundial es realista?


El geoestratega ruso colocó en primer plano la factibilidad de una tercera guerra mundial termonuclear, como lo ha advertido Gorbachov ( http://goo.gl/zNyPjA ).


En una entrevista exclusiva con Ciro Pérez, de La Jornada, Konstantin Sivkov comentó que el potencial nuclear ruso es un "obs¬táculo para el dominio global de Estados Unidos ( http://goo.gl/5GLGp4 )".


En su ponencia en el congreso, Konstantin Sivkov consideró que existe un choque entre la unipolaridad anglosajona que excluye al restante multipolar, mientras el eje Estados Unidos/Gran Bretaña (GB) que comanda a la OTAN jala a la Unión Europea (UE), que ya se dio cuenta de la trampa en la que se encuentra. De esta fractura global nacen todos los conflictos militares, bajo cubierta religiosa, política y económica.


Hoy tres civilizaciones no occidentales se oponen a la unipolaridad anglosajona: Grupo de Shanghai, BRICS y la Unión Euroasiática de la triada Rusia/Bielorrusia/Kazajstán.


El objetivo anglosajón es aniquilar a Rusia, una superpotencia nuclear que abastece militarmente a los BRICS, que serían así destruidos. Sin contar que el armamento convencional (no nuclear) es de por sí ominoso, Estados Unidos y Rusia poseen cada uno más de 2 mil ojivas nucleares, suficientes para convertir al planeta en un desierto.


Una cosa es el equilibrio militar global y otra es el balance regional cuando el eje anglosajón ejecuta los axiomas del geopolitólogo británico sir Halford McKinder contra Rusia mediante el asa Anaconda ( http://goo.gl/RdPQqK ).


La ofensiva anglosajona se extiende hoy a Ucrania, Siria y la región yihadista islámica, lo cual intensifica la inestabilidad global y ha creado un eje entre el régimen de Kiev y el yihadismo.


Konstantin Sivkov enuncia que detrás del yihadismo y Al Qaeda se encuentran los servicios de espionaje de Estados Unidos y la UE, pero matiza que Arabia Saudita y Qatar colisionan por la hegemonía del fundamentalismo islámico.


Define las áreas vulnerables de Rusia: el Ártico, Ucrania, China, Asia Central, Bielorrusia, los estados neutrales (sic) europeos y el océano Pacífico.


Hoy Ucrania es el sitio de la guerra suave (soft war) del eje anglosajón contra Rusia, mientras que las repúblicas separatistas ucranias de Donetsk y Luganks constituyen la línea de defensa de Rusia.


Sentencia que Occidente perdió en Ucrania, pero que pese a ello el régimen pro occidental de Kiev pretende seguir un conflicto que va a perder, por lo que el acuerdo de Minsk 2 es sólo una transición.


Cuando salga derrotada una de las dos partes –Estados Unidos o Rusia–empleará su arsenal nuclear.


Juzga que el ejército de China –que posee vastos intereses en Ucrania–no tiene el alcance militar de Rusia ni de Estados Unidos.


La escalada comporta dos escenarios: 1) una guerra nuclear limitada, donde la UE sería la perdedora, y 2) una solución negociada entre Estados Unidos y Rusia. Juzga que en cualquier escenario Estados Unidos ya perdió.


Dicho sea con humildad, alabó mi ponencia en Moscú del otoño pasado: comentó que mi modelo coincidía mucho con el de los geoestrategas rusos. Aludió al plan Polonia para el reparto de Ucrania con Rusia, en el que Varsovia se queda con la parte noroccidental y Moscú con la parte suroriental que le concede el control del mar Negro con el eje mar Azov/Crimea, el relevante puerto de Odesa y la región de Transnistria ( http://goo.gl/AEQMlp ).


A su juicio, Ucrania como país unitario no es viable desde el punto de vista económico sin la región suroriental donde yace el importante granero Chernozem y su infraestructura de alta tecnología industrial (aeronáutica, armamento y óptimos centros educativos).


Llama la atención que Konstantin Sivkov haya dado a conocer el plan Polonia del reparto de Ucrania, que divulgó el anterior ministro de Relaciones Exteriores polaco Radek Sikorski, quien confesó al israelí radicado en Londres Ben Judah –quien parece un vulgar propagandista de la amazona Vicky Nuland, asistente del Departamento de Estado para Eurasia–, en un artículo para Politico Magazine, que el "presidente ruso Vladimir Putin tentó (¡supersic!) presuntamente a Polonia para invadir Ucrania con el objetivo de dividir al país en 2013 ( http://goo.gl/r1UnGL )".


A mi juicio, Polonia anda jugando con fuego a su cuenta y riesgo al haberse colocado como punta de lanza del proyecto irredentista de Estados Unidos, más que de la UE, a grado tal que el portal texano-israelí Stratfor la propulsa como la alucinante nueva potencia europea que sustituiría tanto a Alemania como a Rusia ( http://goo.gl/iQsHDx ).


Jeremy Bender, de Business Insider ( http://goo.gl/iIoXBM ), aduce que la presunta propuesta rusa para repartirse Ucrania con Polonia es reminiscente de la propia división de Polonia durante la Segunda Guerra Mundial, cuando "la Alemania nazi y la URSS condujeron una serie de divisiones que fracturaron a Polonia, Rumania, Finlandia y los países bálticos entre los dos países bajo el pacto secreto Molotov-Ribbentrop, que sobredimensiona Zbigniew Brzezinski –ex asesor de Seguridad Nacional del ex presidente Carter y hoy íntimo de Obama–, en su conferencia de noviembre pasado en el CSIS: "Formulando un nuevo abordaje de política exterior con Rusia ( http://goo.gl/2NZLDA )".


Todo eso era antes del " game changer" (punto de inflexión) en Debáltsevo, donde fue humillado el ejército de Ucrania por los separatistas rusófilos de Donetsk y Luganks.


A propósito, Zbigniew Brzezinski diluyó su embriagante vino bélico durante el reciente Foro Bruselas del German Marshall Fund's, en el que comentó que Rusia está comprometida a construir el imperio, algunos creen que eso es posible, aún más que posible. Pero su debilidad interna y sus problemas económicos no se lo permiten, por lo que necesitamos buscar un balance entre políticas que ofrezcamos en Rusia y al mismo tiempo convencerle que la intersección de una línea particular es demasiado cara por su costo ( http://goo.gl/9HG2E2 ). ¿Cuál será esa línea particular?


El connotado rusófobo de origen polaco-canadiense y hoy estadunidense Zbigniew Brzezinski reconoce que Rusia es una gran potencia (¡supersic!), por lo que tiene alcances en los amplios cambios de la situación geopolítica, de manera que puede implementar su política con Ucrania evitando una confrontación, pero que puede llevar al colapso de la economía de Ucrania.


Zbigniew Brzezinski expresó serias preocupaciones por la alerta de las fuerzas armadas rusas para librar una guerra amplia ( http://goo.gl/zDMXWA ). Ahora se entiende por qué se esfumo Vladimir Putin 10 días en el mar de Barents.


En una cena privada en Toluca con Konstantin Sivkov, le pregunté a qué equivalía el triunfo de Debáltsevo ( http://goo.gl/a7LBmC ) y me contestó sin titubear que era un nuevo Stalingrado.


Para los geoestrategas rusos, la tripleta EU/OTAN/UE perdió su guerra en Ucrania.


www.alfredojalife.com
Twitter: @AlfredoJalifeR_
Facebook: AlfredoJalife
Vk: id254048037

Publicado enInternacional
Una verdad incómoda. A propósito de las negociaciones de paz

Hoy por hoy, los estadistas como tales son bogotanos, lo cual constituye una verdad incómoda. En un país con una fuerte asimetría entre la capital y la provincia, con un centralismo cuyas raíces se remontan y se nutren de Bolívar mismo.

 

Colombia, se ha dicho mil y una veces, es un país de regiones. Un país en el que la geografía ha arcado a la historia. Literalmente, como en aquella desafortunada frase de Hegel con respecto a Estados Unidos, Colombia es un país con más geografía que historia. La geografía, ese factor que en política se traduce como el cacicazgo, un eufemismo para un sistema eminentemente feudal. Y siempre la tierra: un problema sin resolver en toda la historia de la nación colombiana. Ese que no es un ideal socialista o comunista, sino eminentemente liberal: la reforma agraria. La que casi le cuesta la cabeza a López Pumarejo y a Lleras Retrepo en los dos únicos momentos en que se intentó llevarla a cabo.


En términos regionales, la idea de un gobierno propio surgió, ancló y se hizo realidad hace ya mucho tiempo en Antioquia, con su epicentro Medellín. Con nombre propio, Proantioquia elaboró hace lustros lo que puede llamarse una política de estado local y regional y sitúa al área metropolitana de Medellín como la segunda más importante del país, con el segundo PIB más significativo, y acaso el primer centro de innovación tecnológica.


Una Universidad local ha logrado situarse como la segunda del país en varios de los rankings internacionales, y la pujanza paisa es una realidad cotidiana, con todo, claro, y las imperfecciones e inequidades.


En otras ciudades del país se ha empezado ha estudiar, hace ya algún tiempo la experiencia antioqueña, el crisol de sector privado y política, de academia y emprendimiento, de ciencia y tecnología para beneficio de los antioqueños. Todo ello después de la larga noche que significó Pablo Escobar y la Oficina de Envigado.


En Bucaramanga y Santander, en Barranquilla y el Atlántico, en Cali y el Valle del Cauca se pusieron a la tarea, si cabe decirlo así, de emular la experiencia paisa, mientras, al mismo tiempo, se negociaba con Bogotá. La sempiterna capital del país. De ese país eternamente centralista, y en el que algún cantante vallenato ha elevado su voz: "Desde la provincia". En las otras capitales departamentales la situación es aún más incipiente, quizás con la excepción de la zona cafetera, especialmente en Pereira.


Más recientemente, en Bogotá, esa ciudad de todos y de nadie, se ha lanzado la iniciativa Probogotá —hasta el nombre emula literalmente al de Antioquia con su cabeza el Grupo Empresarial Antioqueño—. Probogotá quiere ser una iniciativa privada de carácter estratégico que impulse a la región como con pivote propio.


Y en paralelo, entre tanto, en La Habana se adelanta el más importante proyecto país en la historia de los últimos cincuenta años de esta nación, por lo menos. Las negociaciones con la guerrilla más vieja del mundo y la más poderosa del hemisferio occidental constituyen, manifiestamente, una negociación país, o si se quiere, la implementación de una política nacional de carácter estatal.


Hay una verdad incómoda: los únicos políticos claramente estadistas se encuentran en Bogotá, o son bogotanos. En contraste, se habla del bloque de congresistas de la Costa; o del bloque de congresistas de la Zona Cafetera, y así sucesivamente.


Existen los barones regionales, fruto de la asimetría entre el centro y la periferia. Existen todavía los barones electorales. Y buena parte de la clase empresarial del país tiene dos ideales: su región y la exportación de productos, bienes y servicios. Ello en marcado contraste con las burguesías nacionales europeas, norteamericanas incluso de una parte de América Latina, cuya primera misión histórica fue desarrollar y cuidar a su propia población y sólo, después, entonces exportar.


Desde luego que ha habido presidentes y gobernantes de otras regiones del país. Pero, en el mejor de los casos, han manejado al país como a su propia finca, como lo muestra un caso reciente.


Estadistas, propiamente hablando solo hay bogotanos, o parecen ser solo bogotanos. (Habitualmente, cuando terminan sus períodos en el Congreso o en alguna de las altas Cortes, regresan como plan A, a su región y a su finca a bien vivir de los dineros y fama recogidos en Bogotá).


Una política de carácter país es aquella que logra poner los intereses nacionales por encima de los partidistas y regionales. Algo que ni es plano ni lineal, y que se dice fácilmente. Una política de Estado, en contextos de globalización creciente e irreversible, de multilateralismo e internacionalización, en la que, adicionalmente, y no en última instancia, se debe poder manejar situaciones internacionales en lenguaje internacional, y no a la manera del feudo y la región únicamente.


Lo glocalizado, como ha llegado a decirse, existe en numerosos niveles, pero en el manejo del Estado, las situaciones parecen cambiar de manera fuerte. En materia de negociaciones país y de políticas y manejos de Estado, la ecuación desplaza lo regional a segundos lugares como variables secundarias y en primer plano se sitúan las relaciones entre lo nacional y lo mundial.


En el futuro inmediato, según parece, las políticas locales y regionales seguirán siendo importantes. Pero serán insuficientes. Hoy por hoy, los estadistas como tales son bogotanos, lo cual constituye una verdad incómoda. En un país con una fuerte asimetría entre la capital y la provincia, con un centralismo cuyas raíces se remontan y se nutren de Bolívar mismo, en fin, de un fuerte abandono de las regiones, lo que produce atraso, miseria, violencia y desarraigo.


La formación y la educación en política se sitúa, hoy por hoy, en este punto de inflexión. Y el resultado no deja de ser contradictorio: la fuente de todas las asimetrías en la historia del país nace de Bogotá, pero allí también se encuentran los factores más sólidos y robustos de lo que es y puede ser un proyecto país, una política nacional, en fin, la existencia de políticos estadistas. Este es el presente.


El futuro tiene la palabra.

Publicado enColombia
ONU advierte de una nueva guerra si sigue bloqueo a Gaza

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos en el Oriente Próximo (UNRWA) ha advertido de que la continuación del bloqueo israelí contra la Franja de Gaza dará lugar a una "nueva guerra" en la región.


"El conflicto es siempre una cuestión inevitable, pero no atajar sus raíces convertirá la violencia en algo también inevitable", ha reiterado el director de la UNRWA en Gaza, Robert Turner.


Turner ha manifestado su preocupación por el retraso en la reconstrucción de Gaza, al lamentar que debido a la falta de fondos, la Agencia solo será capaz de construir 200 de las 7000 viviendas previstas para los palestinos en el enclave costero
"El levantamiento del bloqueo, la creación de un desarrollo económico mejor y auténtico, ciertamente creará esperanza para la población de la Franja de Gaza para que tenga un futuro mejor y alcance el progreso requerido", ha afirmado.


El funcionario de la ONU también ha insistido en que la situación actual en Gaza es mucho peor que antes de las recientes ofensivas militares de régimen de Tel Aviv.


Más de siete semanas de agresiones israelíes a Gaza en julio y agosto de 2014 dejaron al menos 2310 muertos y 10.626 heridos, en su mayoría civiles, además de que unos 100 mil palestinos perdieron sus hogares.


La UNRWA advirtió el 4 de marzo de que, por el bloqueo israelí contra el enclave costero, al menos 860.000 personas de la zona requieren de ayuda alimentaria para sobrevivir.


Desde 2007, el régimen israelí mantiene un bloqueo contra Gaza, impidiendo a los ciudadanos de esta región ejercer sus principales derechos, entre ellos, el derecho al trabajo, la salud, la educación y la libertad de circulación.


(Con información de HispanTV)

Publicado enInternacional
Bruselas admite el riesgo de accidente en Grecia y da un serio aviso a Tsipras

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, llegó este viernes a Bruselas en busca de alianzas, de comprensión, de un poco de aire tras seis semanas muy duras en el poder. Y encontró buenas palabras en público por parte de las instituciones europeas y alguna que otra señal —mínima— para el optimismo, pero sobre todo serias advertencias en privado: Bruselas quiere progresos rápidos y decididos tras mes y medio perdido, y reclama a Tsipras un perfil mucho más bajo por parte de sus ministros más incisivos para rebajar la tensión con los socios del euro. La Comisión Europea y la Eurocámara consideran que Tsipras ha dilapidado un tiempo precioso y buena parte de su capital político en una estrategia diplomática desastrosa, que se ha llevado por delante las simpatías iniciales que había despertado para su causa. Hasta el punto de que ya nadie descarta un accidente con Grecia. Ni siquiera los propios griegos.

 

La Comisión Europea alertó este viernes de la "catástrofe" que supondría una suspensión de pagos acompañada de una salida del euro de Grecia. El brazo ejecutivo de la Unión admite así públicamente que esa opción empieza a estar sobre la mesa, tras unas declaraciones recientes del ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, en las que no descartó ninguna posibilidad.

 

El jefe de la Comisión, Jean-Claude Juncker, habló de evitar "un fracaso". "No es tiempo de división", subrayó en una breve rueda de prensa con Tsipras, a pesar de que parte del partido de centroderecha que encabeza la canciller Angela Merkel, amén del establishment económico germano más conservador, abogan públicamente por una salida de Grecia del euro.
Bruselas y Atenas iniciaron el pasado miércoles el trabajo técnico destinado a detallar las reformas imprescindibles para que la ayuda financiera llegue a Grecia. Pero no está nada claro que el Gobierno de Syriza —una coalición de partidos de izquierda— esté en disposición de cumplir los compromisos que reclaman los socios del euro. Tsipras llegó a Bruselas con un mensaje constructivo y reclamó "solidaridad" a Europa, "un mensaje de esperanza y no solo de aplicar obligaciones y más obligaciones".

 

Pero su Ejecutivo insiste en enseñar los dientes: un portavoz del Gobierno griego explicó que Atenas se verá obligado a convocar "un referéndum" si los acreedores de Grecia piden medidas extra de austeridad a cambio de ayuda financiera. Varios ministros, incluido Yanis Varoufakis —que provoca urticaria entre sus homólogos de la eurozona—, han apuntado en esa dirección en los últimos días, con una votación que se convertiría en una suerte de plebiscito sobre la salida de Grecia del euro.


Bruselas no quiere ver ni en pintura ese tipo de escenarios, que siguen siendo improbables pero han aparecido como parte de la estrategia de negociación —en el mejor de los casos— o porque realmente existen. El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, explicó en Der Spiegel que los efectos de un accidente serían "catastróficos, pero no solo para Grecia: también para la eurozona en su conjunto". "Si un país abandona la Unión, los mercados se preguntarán inmediatamente cuál es el próximo. Sería el principio del fin de euro". No está claro, sin embargo, que todo el mundo en Europa comprenda bien ese riesgo. El 52% de los alemanes estaría a favor de una salida de Grecia de la eurozona, según una encuesta de ZDF. Y varios ministros del Eurogrupo han dado a entender que se trataría de un problema manejable.


Ese riesgo, en fin, ya está ahí. En parte por razones políticas. Pero también por motivos económicos: el PIB griego se ha parado en seco; los ingresos han caído a plomo; la banca es dependiente del BCE, y Grecia es incapaz de financiarse en los mercados. A ese panorama se le suma el desafío diplomático: el presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, subrayó tras un encuentro con Tsipras "las dificultades" en las relaciones con los socios. El clima se ha enrarecido en Alemania (tras la reclamación de las reparaciones de guerra), pero Berlín ha encontrado aliados incluso entre los países periféricos rescatados —Portugal, Irlanda, España—, que ejercen de arietes en las reuniones contra Grecia porque no quieren ver ni en pintura un trato de favor que ninguno de ellos ha tenido. Y si esa fiebre no baja, todo es posible en Europa.

Publicado enInternacional
Domingo, 08 Marzo 2015 05:56

Acuerdan el retiro de minas

Acuerdan el retiro de minas

El histórico acuerdo alcanzado ayer en La Habana incluye la remoción, limpieza y descontaminación de territorios en los que hay presencia de minas antipersonales. "Un paso gigante hacia la paz", dijo el delegado de Santos.

 

El gobierno colombiano y las FARC anunciaron ayer en La Habana un histórico acuerdo que incluye el desminado, limpieza y descontaminación de territorios en los que hay presencia de minas antipersonales. El anuncio es el resultado de la última etapa del diálogo que llevan adelante el gobierno colombiano y las fuerzas guerrilleras desde hace dos meses en La Habana.
El acuerdo fue revelado ayer por representantes de los países garantes del proceso de paz –Cuba y Noruega–, junto a los equipos del gobierno de Colombia y las FARC, encabezados por sus jefes negociadores, Humberto de la Calle e Iván Márquez. Los representantes de Cuba y Noruega, Rodolfo Benítez y Dag Nylander, leyeron un comunicado en el que celebran el pacto. "Se trata de un acuerdo para avanzar en la construcción de confianza y con el fin de contribuir a generar condiciones de seguridad para los habitantes que se encuentran en zonas de riesgo por la presencia de minas", afirmaron.


Por su parte, De la Calle afirmó en una posterior declaración que el Ejecutivo colombiano y la guerrilla trabajarán en conjunto para limpiar los territorios de minas terrestres en una operación que será coordinada por Noruega. "La propuesta de desminado es un primer paso, pero un paso gigante hacia la paz, esto es una muestra de que estamos trabajando en la dirección correcta", dijo el representante del gobierno colombiano, quien además destacó la importancia de que efectivos del ejército colombiano y miembros de las FARC colaboren en un proyecto común en los más de 50 años de conflicto. "Será un trabajo en el que participarán miembros representantes de las FARC, sin uniforme, sin armas y previa suspensión temporal de las órdenes de captura, de acuerdo con la ley, para brindar la información requerida y acompañar el proceso de desminado", indicó De la Calle en su declaración.


Por otro lado, el jefe negociador de las FARC, Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez, sostuvo que se trata de una jornada memorable para el proceso de paz. "Vamos por buen camino, hemos logrado un acuerdo humanitario que contribuirá al enfriamiento de la guerra", dijo.


El Batallón de Desminado del Ejército Nacional de Colombia (Bides) se encargará de la limpieza y desminado de las zonas. Además, indicó que todo el proceso se realizará en un "marco de diálogo" con las comunidades de los territorios donde se lleve a cabo el desminado y brindando información a los ciudadanos de esas zonas.


Esta semana el proceso tuvo además un hecho inédito considerado como un paso firme hacia el fin del conflicto: la visita de un grupo de altos mandos militares que sostuvieron un histórico cara a cara con la guerrilla para perfilar propuestas de un alto el fuego definitivo. La delegación, conformada por cuatro generales y un contraalmirante, se incorporó a los diálogos de paz en La Habana, en la denominada Subcomisión de Fin del Conflicto, que funciona en paralelo a la mesa de negociación.


También cobró fuerza el respaldo internacional al proceso, que recientemente sumó el aval de Estados Unidos, que nombró a un enviado especial, Bernard Aronson, quien visitó en secreto La Habana el pasado fin de semana y se reunió con ambas delegaciones de paz.


Colombia es uno de los países con más minas antipersonales del mundo y con más explosivos de este tipo en todo el continente americano. Las minas causaron 11.403 víctimas, entre muertos y heridos, desde 1990 hasta enero de 2015, según la Dirección para la Acción Integral contra Minas Antipersonal del gobierno colombiano. En 2013, todavía se reportaban nueve víctimas por día, de acuerdo con la ONG Campaña Colombiana contra Minas. Además, según estimaciones de la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas Antipersonales, cerca del 40 por ciento de las víctimas son civiles, muchos de ellos niños. De hecho, el organismo estima que Colombia es el segundo país, detrás de Afganistán, con más niños víctimas de ese tipo de artefactos.

Publicado enColombia
Viernes, 06 Marzo 2015 18:21

Bogotá en la revolución urbana.

Bogotá en la revolución urbana.

Expertos urbanistas coinciden en caracterizar el actual momento de muchas ciudades a nivel global como el de una revolución urbana. Fue Gordon Childe (http://bit.ly/1wMIHWY) quien utilizó por primera vez en su obra maestra sobre la Antigüedad dicha categoría para identificar el punto inicial de conformación de las primeras ciudades de la civilización humana.

Las últimas décadas han registrado una considerable expansión de las ciudades por todo el planeta. Lo que se ha conformado es un nuevo entorno urbano que se ha denominado Metapolis, una ciudad de ciudades.

Se trata de un sistema de redes urbanas creado por la conexión de las ciudades, el territorio y los pueblos a partir del desarrollo de los medios de transporte, el avance en el almacenamiento de bienes, información y personas, y la evolución científica continua de las tecnologías para mejorar el rendimiento de este sistema. El resultado son grandes conurbaciones extensas y discontinuas, heterogéneas y multipolarizadas, en las que la incertidumbre y el azar juegan importantes papeles que desmontan el absolutismo y los principios categóricos del urbanismo moderno. El prefijo meta- ya nos sugiere sobre un "ver más allá" de la forma de la "polis", de su realidad, de su significado según la concepción tradicional de la ciudad.

Bogotá hace parte del sistema de grandes ciudades del mundo en la que se concentran millones de personas. Es ya una Metapolis. Es el resultado del proceso de metapolizacion de la ciudad y el territorio de la Gran Sabana.

Así, en su condición de gran urbe, la capital de Colombia también es escenario de la denominada revolución urbana a la que se refiere Francoise Ascher (http://bit.ly/1wMIXFm), el conocido investigador francés cuya reflexión se especializó en el tema de las ciudades del siglo XXI (http://bit.ly/1ExjvV7).

Varias son las cuestiones que resulta obligado plantearse a propósito de dicho tema. ¿En qué consiste dicha revolución urbana? ¿Qué contradicciones surgen con dicho fenómeno? ¿Cómo actuar para sobreponerse a las deformaciones urbanas que aparecen con dichas transformaciones?

Utilizamos los términos de revolución y contrarrevolución no solamente por la historia que conlleva el concepto de revolución urbana y su renovación a lo largo del tiempo, como se comprueba en la literatura sobre el auge de las ciudades metropolitanas a lo largo del siglo 20 y más recientemente sobre la "explosión de la ciudad" o el ya clásico concepto de Metapolis acuñado por François Ascher.

La revolución urbana está asociada a un grupo de aspectos tecnológicos, económicos, políticos, sociales y culturales que igualmente se vinculan a la globalización neoliberal.

Esos procesos son los siguientes:

a) La informatización (por ejemplo la difusión de los ordenadores y las redes) ha modificado las relaciones espacio-tiempo y permite desarrollar actividades diversas (profesionales, de ocio o cultura, de educación, de consumo) sin depender de una localización rígida. Si a ello se une la generalización de las formas modernas de comunicación como el vehículo privado y las redes regionales de transporte y la telefonía móvil, es fácil deducir que la ciudad hoy ya no es lo que era.

b) Los nuevos territorios urbanos ya no se reducen a la ciudad central y su entorno más o menos aglomerado, lo que se llamó el "área metropolitana", es decir el modelo de ciudad de la sociedad industrial. El territorio urbano-regional es discontinuo, mezcla de zonas compactas con otras difusas, de centralidades diversas y áreas marginales, de espacios urbanizados y otros preservados o expectantes. Una ciudad de ciudades en su versión optimista o una combinación perversa entre enclaves globalizados de excelencia y fragmentos urbanos de baja calidad ciudadana.

c) El capital dominante es hoy especulativo más que productivo, nómada más que sedentario. Las decisiones se han "externalizado" del territorio, el cual se ha debilitado al tiempo que ha entrado en la carrera competitiva para atraer inversiones, actividades emblemáticas, turistas, etc. El capital fijo, dependiente del entramado económico local, se resquebraja y las infraestructuras que soportan la nueva economía corren el riesgo de ser de uso efímero.

d) El ámbito local-regional ha sido históricamente el de la reproducción social (educación, sanidad, vivienda, etc.), hoy afectado por la crisis del Estado de bienestar (o por su carácter limitado) al mismo tiempo que las demandas se multiplican (formación continuada, envejecimiento, reducción del tamaño del núcleo familiar, colectivos pobres o marginales, etc.). Los poderes locales, distritales y regionales deben reorientar sus funciones hacia la "producción social" puesto que la "competitividad" del territorio corresponde a esta escala más que a la del "Estado-nación". Pero no disponen de las competencias y recursos para ello.

e) La sociedad urbana se ha hecho más compleja, más individualizada y más multicultural. Las grandes clases sociales de la época industrial se han fragmentado, los grupos sociales se definen en función de criterios múltiples (territoriales, culturales, etc. además de su relación con la producción), la autonomía del individuo se ha multiplicado. Los comportamientos urbanos se han diversificado (en los tiempos, movilidades, relaciones sociales, etc.) y por lo tanto también las demandas. Las políticas urbanas hoy no pueden ser simplemente de "oferta" masiva dirigida a grandes colectivos supuestamente homogéneos.

f) Pero, paradoja: al mismo tiempo que individuos y ciudades apuestan por la distinción y la diferencia, las pautas culturales se globalizan y se homogeneizan. Arquitecturas y formas de consumo, informaciones y comportamientos de ocio, lenguas y vestimentas se banalizan y pierden sus elementos distintivos cualificantes. La carrera hacia la competitividad mediante la distinción lleva a la no-competividad por la homogeneización.

g) La gobernabilidad de los territorios urbano-regionales se convierte en un difícil desafío. Especialmente difícil debido a los siguientes factores:

• La multidimensionalidad del territorio urbano-regional (centros, periferias, red incompleta de geometría variable de ciudades medias y pequeñas, urbanización difusa, enclaves y hábitat marginal, etc.)

• Las potentes dinámicas privadas de ocupación de suelo.

• La nueva complejidad de la sociedad urbana y la diversidad de sus demandas y de sus comportamientos (movilidad, doble residencia, etc.)

• La fragmentación de los poderes locales que cooperan y se solapan, compiten, se estorban.

• La fuerza económica y a veces legal de las iniciativas privadas o de entes públicos sectoriales a la hora de definir o modificar grandes proyectos sectoriales sobre el territorio.

Importa señalar, como lo plantea Borja (http://bit.ly/1ExjvV7), que las revoluciones, sean políticas, sociales, económicas, científicas, culturales o tecnológicas generan procesos (o por lo menos expectativas) que para simplificar podemos calificar de "democráticos" o socializadores del progreso.

En el caso de la revolución urbana a la que nos estamos refiriendo, se enfatiza la mayor autonomía de los individuos, la diversidad de ofertas (de empleo, formación, ocio, cultura, etc.) que se encuentran en los extensos espacios urbano-regionales, las nuevas posibilidades de participación en las políticas públicas de las instituciones de proximidad y a partir de la socialización de las nuevas tecnologías, las mayores posibilidades de elegir residencia, actividad o tipo de movilidad, etc.

Sin embargo, observa, nunca la segregación social en el espacio había sido tan grande: crecen las desigualdades de ingresos y de acceso real a las ofertas urbanas entre la población; colectivos vulnerables o más débiles pueden vivir en la marginación de ghettos o periferias (ancianos, niños, inmigrantes, etc.)

Los tiempos sumados de trabajo y transporte aumentan; la autonomía individual puede derivar en soledad e insolidaridad; la incertidumbre sobre el futuro genera ansiedad; se pierden o debilitan identidades y referencias; hay crisis de representación política y opacidad de las instituciones que actúan en el territorio, etc. Así, las esperanzas generadas por la revolución urbana se frustran y el malestar urbano es una dimensión contradictoria de la vida urbana actual.

Estos efectos perversos de la revolución urbana no son una fatalidad si no que resultan de un conjunto de mecanismos económicos, de comportamientos sociales y de políticas públicas como son: el carácter sobre determinante de la renta urbana en la definición de usos del territorio; el consiguiente carácter de "inversión" que han adquirido las compras en suelo o en vivienda; las alianzas sucias entre constructores y autoridades locales; el afán de distinción y de separación de importantes sectores medios y altos; los miedos múltiples y acumulativos que actúan sobre una población de cohesión débil; la fragmentación de los territorios urbanos extensos y difusos; la homogeneización de pautas culturales en los que la "imitación global" se convierte en obstáculo a la integración local, etc. Todo lo cual configura que vivimos no solo tiempos de revolución, de igual manera son tiempos de contrarrevolución, urbana obviamente.

Es una contra revolución, que en el caso de Bogotá, se refleja en la tendencia a la acentuación de la homogeneidad social de los barrios ricos, producto de la preferencia de sus habitantes por vivir tan alejados como sea posible de los diferentes (esto es, de las "clases peligrosas") y en la proximidad de sus iguales. De donde, "la homogeneidad social de los barrios ricos permite tomar conciencia de la ambivalencia de la segregación: ella no es nunca solamente separación, sino también siempre agregación y búsqueda de sus similares". Sin embargo, esta búsqueda de los iguales, no significa una búsqueda de convivencia en comunidad, no obstante que el "producto comunidad" se haya transformado en uno de los más promovidos por la nueva oferta inmobiliaria. Como señala Bauman, "la 'comunidad' que buscan equivale a un 'entorno seguro', libre de ladrones y a prueba de extraños. Comunidad' equivale a aislamiento, separación, muros protectores y verjas con vigilantes" ( http://bit.ly/1qG8vdA). En lo fundamental, se trata de una tendencia de lo que este mismo autor caracteriza como "la secesión de los triunfadores", que tiene como manifestación culminante la tendencia a la auto guetización, la guetización voluntaria, materializada en la explosión de los condominios y barrios cerrados. Son justamente estas islas urbanas, una de las principales expresiones de la estructuración social de la ciudad de nuestro tiempo: la fragmentación social urbana como expresión de una discontinuidad del tejido urbano derivado de un crecimiento marcado por un estallido y una dispersión de nuevas implantaciones, con vacíos no urbanizados y aún no urbanizables entre ellas. Donde la ausencia de articulaciones entre los pedazos en los que estalla el aglomerado urbano y la disimilitud extrema de las formas de los paisajes, tanto al nivel del tejido como al del Habitat, así como una gran heterogeneidad de los tipos de niveles de equipamiento (de infra-estructura y colectivos) y de servicios urbanos, aparecen como rasgos distintivos de esta evolución. A ello habría que agregar las peculiaridades de las áreas ocupadas por los sectores medios, donde la periurbanización y la gentrifcación (aburguesamiento) aparecen como dos modalidades residenciales que influyen de manera importante en la nueva morfología urbana; de un lado, una parte importante de los nuevos grupos medios en ascenso promueven la recuperación y reconversión de una parte de las antiguas áreas centrales. Y, de otro lado, una parte muy significativa de los sectores medios más tradicionales, motivados por su preferencia por la vivienda individual y, también, por su aspiración a condiciones de vida diferentes a las que pueden tener en las partes más inseguras, congestionadas y contaminadas de la ciudad, se desplazan hacia un periurbano semi-rural (Chía), que por esta misma razón tiende a crecer de manera incontrolable. Estas dos tendencias, gentrifcación y periurbanización, marcan dos de las velocidades que caracterizan la transformación de la ciudad actual.

Por otra parte, en contraposición a estos mundos de la riqueza, el panorama se completa con la ciudad de los tugurios y los ranchos, que se constituye en un componente ineludible de la ciudad de la revolución urbana y caracteriza la tercera velocidad, la de la relegación social. Al respecto, algunos números de los informes recientes de UN-Habitat son muy elocuentes: "el número total de habitantes en tugurios en el mundo alcanzó a alrededor de 1200 millones en el 2009. Esto representa cerca del 32% del total de la población urbana mundial. En ese momento, el 43% del conjunto de la población urbana de todas las regiones en desarrollo vivían en tugurios, mientras el 78,2% de la población urbana en los países menos desarrollados habitaban en tugurios y ranchos viejos. En algunas ciudades de países en desarrollo, los tugurios y ranchos son tan invasivos que los ricos han tenido que segregarse en pequeños enclaves amurallados. La conclusión lógica que se deriva inexorablemente de estas cifras es que "en lugar de ser un foco de crecimiento y prosperidad, las ciudades se han transformado en una tierra inundada por un excedente de población trabajando en servicios industriales y comerciales no calificados, desprotegidos y de bajos salarios.

Esta nueva realidad obliga al pensamiento crítico a plantearse nuevos parámetros en la lucha por la democracia urbana.
En plena campaña por elegir la nueva alcaldesa o alcalde de Bogotá, resulta obligado profundizar el tema del derecho a la ciudad y la democracia urbana en una ciudad convertida hoy en una Metapolis.

Publicado enColombia
Jueves, 05 Marzo 2015 05:52

Agravamiento estratégico

Agravamiento estratégico

Se multiplican las advertencias sobre los crecientes riesgos de que los procesos de intensificación bélica alentados por la diplomacia de fuerza de EU y la OTAN en Ucrania y en las inmediaciones de Rusia y China, en pos del control de los vastos recursos euroasiáticos y de contención de potenciales rivales o coaliciones desemboquen en una guerra nuclear terminal. La Federación de Científicos de EU, la Asociación para el Control de Armamentos y en fechas recientes la comunidad vinculada al Bulletin of The Atomic Scientists, han llamado a la cautela. Lo hacen desde que el 13 de diciembre de 2001 cuando EU, articulando una línea militarista de extrema derecha, anunció su retiro del Tratado Anti-Balístico (ABM), un cortocircuito nuclear perpetrado por quienes Gore Vidal en Dreaming War (NYT Bestseller, 2007) calificó de junta petrolera Cheney/Bush asentada en la usurpación electoral las guerras de agresión por el petróleo bajo guisa de autodefensa anticipadora y en un inconstitucional régime d´exception luego del 11-S.


La anulación del ABM generó incertidumbre estratégica pero recibió el entusiasta endoso del poderoso sector aéreo-espacial (aliviado hace poco de que en el film Gravity el malo de la película fuese la basura espacial rusa y no la propia), en anticipo de una cascada de contratos de billones de dólares que son el cemento de la continuidad Bush-Obama en lo estratégico/espacial y de seguridad internacional.¿En qué consiste, específicamente, la línea neocon seguida por Obama? En verdad viene de la hipermilitarización (y de la financiarización/especulación) que acompañan al declive hegemónico de EU, línea consignada en la Guía de planeación de la defensa del Pentágono (1994-99) cuyo eje es evitar la reaparición de un nuevo rival, ya sea en el territorio de la ex-URSS o en alguna otra parte, que represente la amenaza que otrora significó la URSS).


EU plantea hacer la guerra a quien trate de dominar "una región cuyos recursos, con un control consolidado, bastarían para generar una potencia mundial. Estas regiones incluyen Europa occidental, el este de Asia, Asia sudoriental y el territorio de la ex Unión Soviética (traducción: ¡EU debe evitar que Rusia ejerza soberanía sobre su territorio!). Otro objetivo central es mantener mecanismos para evitar que los competidores potenciales aspiren a representar un papel regional o mundial más amplio. Ninguna novedad si, como documenta Antonio Sánchez Pereyra en su imprescindible Geopolítica de la Expansión de la OTAN (Ceiich/UNAM/Plaza&Valdés, 2003) para sus arquitectos la Alianza sirve en Europa para mantener a EU dentro, a Rusia fuera y Alemania abajo.


Esa expansión en burla de compromisos con Gorbachov y Rusia, se colocó en medio del golpismo nuclear de un temerario despliegue anti-balístico en las fronteras de Moscú y de una narrativa de que la ampliación de la OTAN a las ex-repúblicas soviéticas ¡no generaría irritación! Lejos de crear una zona de paz, azuzaron el caos: Aún más¿cómo puede Rusia confiar en EU luego del golpe de la CIA en Febrero 2014 que derrocó al gobierno electo de Ucrania e instaló, como dice Paul C. Roberts, un régimen títere inmediatamente hostil a Rusia y a la población ruso parlante de Ucrania? (ICH 25/2/15). Peor para la paz del orbe si la maniobra en Ucrania incluye operativos clandestinos en Rusia, Irán, China, Brasil, Venezuela y en otros BRICS. Hace poco Vadym Prystaiko, viceministro de Relaciones Exteriores de Ucrania y ex embajador en Canadá, después de abogar porq ue Ottawa proporcione armas letales y adiestramiento para usarlas en una guerra total contra Rusia, agregó a Radio Canadá (CBC) que el mundo no debe temer unirse a Ucrania en una pelea contra una potencia nuclear(sic). ( Robert Parry, ICH, 25/2/15).


No extraña que junto a la falta de civilidad estratégica de los neocon aumente la sensación de riesgo nuclear. En fechas recientes aquellos vinculados al Bulletin of the Atomic Scientists, en referencia a la continua modernización nuclear han expresado gran preocupación porque el riesgo de guerra aumenta a niveles semejantes a momentos difíciles y críticos de la guerra fría. Desde 1947 utilizan la metáfora de un reloj del juicio final que aparece en portada, pasándolo de cinco a tres minutos para la medianoche en 2015. En febrero el Bulletin recordó al público y a la Casa Blanca qué pasaría si sólo una de las más de 2 mil bombas en los arsenales de Rusia y EU, listas para ser lanzadas, fuera detonada a mil seiscientos metros sobre Manhattan. (Entérese).


Mejor, aunque difícil, pero necesario: detener el acoso clandestino y estratégico a Rusia, retomar la civilidad del ABM y convivir en la multipolaridad: hay mucho que hacer ante el colapso climático antropogénico en curso.
jsaxef.blogspot.com

Publicado enInternacional
Miércoles, 04 Marzo 2015 06:13

¡China apoya a Rusia en Ucrania!

¡China apoya a Rusia en Ucrania!

Dejando de lado el rescate de China a mediados de diciembre para impedir el colapso del rublo ruso de los avernos financieristas anglosajones de Wall Street y la City, como delata el británico Alastair Crooke en ConflictForum (http://goo.gl/9ZByOz), ahora la diplomacia china sale al quite en forma inusitada para apuntalar al zar Vlady Putin en su postura ante Ucrania.


Con clarividencia pasmosa, Qu Xing, embajador chino en Bélgica –sede de la OTAN y la Unión Europea (UE)–, en entrevista con la agencia oficial Xinhua, aseveró que la naturaleza y la raíz de la crisis en Ucrania se deben a los juegos entre Rusia y los poderes occidentales, que incluyen a Estados Unidos y la UE (http://goo.gl/6BknTh).


Su declaración exhuma el clásico gran juego geopolítico de Gran Bretaña contra Rusia en Afganistán /Asia central, con el fin de impedir a Moscú su salida a los mares calientes.


En forma subliminal también apunta los funestos juegos de Brzezinski –ex asesor de Seguridad Nacional de Carter e íntimo de Obama– mediante su concepto superbélico de los Balcanes euroasiáticos, que plasmó en su anacrónico libro de hace 19 años El gran tablero de ajedrez mundial (http://goo.gl/QoKpcx)

.
No es lo mismo el acmé del momento unipolar de Estados Unidos –que no supo aprovechar– que el presente momento multipolar, a mi juicio, tripolar geoestratégico, que comparten Estados Unidos, Rusia y China, en un G-3 que no se atreve a pronunciar su nombre (http://goo.gl/0P2GCp).


¿Es Ucrania la nueva trampa que la dupla Brzezinski/Obama tiende a Rusia para que se empantane miserablemente como le sucedió en Afganistán en la década de los 80 del siglo XX?


Qu Xing subraya lo consabido: las regiones occidentales y orientales de Ucrania difieren en cultura, grupos étnicos, comprensión de la historia y desarrollo económico y social, lo que han azuzado fuerzas foráneas que alientan su corrupción severa y deterioraron su débil economía.


Qu Xing señala que Rusia se siente angustiada de que Occidente pueda estrangular su espacio geográfico al extender su influencia en los países de Europa oriental, incluyendo Ucrania.


Basta leer las ominosas amenazas de StrobeTalbott –subsecretario de Estado con Bill Clinton, quien balcanizó Yugoslavia– y del israelí-estadundense George Friedman, director del polémico Stratfor –considerado la CIA de la geopolítica de Estados Unidos–, quienes advierten la inminente balcanización de Rusia y su cambio de régimen.


Brzezinski, Obama y Leo Panetta –ex director malhadado y malvado de la CIA– manejan la expulsión de Putin y su recambio por Medvediev para mejorar las relaciones con Occidente ( whatever that means).


A juicio del embajador Qu Xing, el involucramiento de Estados Unidos en la crisis de Ucrania se puede volver una distracción de su política exterior, incluyendo su estrategia de requilibrio, cuando Washington no desea ver su presencia debilitada en cualquier parte del mundo y sus recursos están limitados (¡supersic!), por lo que será muy difícil en cierto punto que sustente su influencia en los asuntos exteriores.


El embajador chino tiene la condescendencia de considerar a la UE entre las grandes potencias –se infiere, además de Estados Unidos, Rusia y la propia China–, a quienes apela a repensar sus conceptos en los asuntos globales con una nueva mentalidad de ganar-ganar en lugar de una suma cero en seguridad, como lección de la crisis de Ucrania.


Aporta como prueba la alta sensibilidad de la propia seguridad occidental, pese a su enorme poderío militar, cuando Estados Unidos tiene un sistema poco transparente de revisión de seguridad nacional para las megafusiones de los inversionistas foráneos, mientras despliega sistemas misilísticos balísticos de defensa en todo el planeta que no garantizan su seguridad absoluta.


Mi pregunta tonta: ¿cómo puede Estados Unidos, tan ultrasensible en su propia seguridad nacional, ser tan insensible a la inseguridad ajena?


Con tal mentalidad unilateral no será posible resolver la crisis de Ucrania, porque una cosa es la legítima seguridad de Estados Unidos, siempre y cuando no colisione con la de las grandes potencias, y otra es la seguridad propiamente dicha de Europa, con todo su historial específico, no se diga de Asia entera.


Qu Xing expresa su axioma nodal: Occidente debe tomar en consideración las preocupaciones reales de seguridad de Rusia. ¿Y si no?


Pues que no se preocupe tanto Qu Xing, que Putin se las arreglará para que tomen en cuenta la seguridad nacional de Rusia en la era post Crimea, con el único lenguaje disuasivo que por desgracia solamente parece entender Estados Unidos: el militar.


Todo el espectro político de Francia –única potencia nuclear continental en Europa con su force de frappe (poder disuasivo)–, que ha recuperado espectacularmente el legado gaullista, sí entiende los alcances de una guerra entre Estados Unidos y Rusia por Ucrania; y Alemania, en menor medida, después del breve extravío de la canciller Merkel en su filípica de Australia.


En forma atinada, Qu Xing advierte que la UE y Estados Unidos tienen la misma estrategia respecto de Ucrania, pero difieren en cuanto a su disímil táctica, ya que también su geopolítica es dispareja, por lo que la UE ha adoptado un abordaje más pragmático.


Obvio: Estados Unidos se encuentra lejos de Ucrania, mientras que Rusia y Ucrania, con sus virtudes y/o defectos, forman parte del espacio geográfico europeo.


Qu Xing comenta que definitivamente (sic) el caos en Ucrania causará inestabilidad en Europa, además de que la UE depende energéticamente de Rusia.


Tampoco hay que soslayar los alcances de la guerra geofinanciera israelí-anglosajona, porque quizá a Estados Unidos le convenga incendiar a toda Europa para encender el cigarro del dólar que se ha revaluado mientras el rublo y el euro se han desfondado.


Qu Xing contempla un escenario en el que Francia y Alemania se puedan excusar de sus compromisos de Minsk-2 con Ucrania y Rusia con el pretexto de que Estados Unidos no participó en las negociaciones (http://goo.gl/mqDI5Q).


China se pronuncia por los principios de no interferencia, respeto a la soberanía e integridad territorial de Ucrania, país del que ha sido amigo, por lo que apela a una salida política que tome en cuenta la seguridad nacional de Rusia.


Léase: su finlandización, es decir, su neutralidad –ni OTAN ni Grupo de Shanghai ni UE ni Unión Euroasiática–, mediante una federación con amplia autonomía para las regiones rusófonas/rusófilas de Novorossiya (Ucrania oriental).


La evaluación de la agencia británica Reuters sobre la declaración de Qu Xing es prístina: una postura de China abierta e inusualmente franca de apoyo (¡supersic!) a la posición de Moscú en la crisis de Ucrania (http://goo.gl/9esAq3).


Yo no iría tan lejos como Zero Hedge para aseverar que el apoyo explícito o implícito de China a cualquier campo haría toda la diferencia, sin mencionar el eje más formidable del mundo, cuando el triunfador resultó el embajador de China en Bélgica: Qu Xing (http://goo.gl/lutW5k).


Ahora se entiende –el mismo día del acuerdo Minsk-2– la invitación de Obama al mandarín Xi a Washington en septiembre.
Las sanciones de Estados Unidos y la UE contra Rusia pueden fenecer en China, cuyo apoyo financiero es decisivo.


www.alfredojalife.com
Twitter: @AlfredoJalifeR_
Facebook: AlfredoJalife
Vk: id254048037

Publicado enInternacional