Las prácticas militares y paramilitares contra los jóvenes en Colombia en el Paro Nacional

Sicariato, desaparición forzada, tortura, entre otras prácticas militares y paramilitares para acallar la lucha de los y las jóvenes colombianos y la complicidad de la Fiscalía para ocultar la magnitud de la represión y el terrorismo de Estado del gobierno de Iván Duque.

 

La juventud colombiana ha dado muestras de rebeldía y aguante frente a la represión de la que ha sido víctima al ser declarado objetivo militar. Pero el terrorismo de Estado no tiene límite y la Policía, el Escuadrón Móvil Antidisturbios ESMAD y el Ejercito en alianza con los paramilitares han implementado prácticas como la tortura, la desaparición, el desmembramiento, la decapitación, el abuso sexual propias del conflicto armado colombiano y que se retoman y extienden en contra de los jóvenes, pero también que evidencian la alianza entre el paramilitarismo, el narcotráfico que lo financia y la Policía junto al Ejercito.

El sicariato durante los tiempos de Pablo Escobar entreno a personas cuyo encargo era asesinar opositores en el negocio de las drogas o en la política. La elite caleña y el narcotráfico siguen haciendo uso de este modo de operar, por lo que el día 14 de junio sicarios asesinaron a líder social y músico Junior Jein oriundo de Buenaventura, a quien le dispararon en repetidas ocasiones con un fusil y una pistola.

Otro conocido caso fue el del asesinato de Lucas Villa, en el que dos sicarios dispararon contra él y otros dos manifestantes que también resultaron heridos en el viaducto de Pereira el 5 de mayo. Se supo días después del hecho que fue una operación ilegal conjunta entre la banda de microtráfico Cordillera y algunos agentes de la Policía Nacional, más precisamente de la Seccional de Investigación Criminal – SIJIN.

Asimismo, son muchos los casos en los que los paramilitares han llegado a las zonas rurales con el objetivo de desplazar a la población campesina e indígena de sus tierras, para forzarlos hacen uso de aberrantes prácticas que se retoman en el marco del Paro Nacional como decapitar, torturar y desmembrar los cuerpos de sus víctimas. Estos asesinatos atroces tienen el objetivo claro de amedrentar a los manifestantes.

El día 19 de junio fue encontrada en el corregimiento de Aguaclara, Tuluá, Valle del Cauca, la cabeza del joven Santiago Ochoa que integraba la primera línea de manifestantes en Tuluá. Se sabe que fue retenido de manera arbitraria por el ESMAD la mañana del 19 de junio cuando iba en bicicleta y luego encontrado su cuerpo por partes.

La desaparición forzada durante el conflicto armado se convirtió en una cifra cotidiana y en constante aumento. Se calcula que hay en el país alrededor de 80.000 personas desaparecidas, más los mal llamados falsos positivos que son 6.402 jóvenes que fueron engañados por el Ejército con aparentes promesas de empleo y asesinados, luego fueron disfrazados como guerrilleros y mostrados como bajas del ejército en combate.

En este cuadro tenemos ahora los desaparecidos del Paro Nacional, las cifras siguen siendo distantes entre la Fiscalía y las ONGs que están recaudando los datos desde el principio del PN. El informe entregado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por Temblores ONG, El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz - Indepaz y el Programa de Acción por la Igualdad y la Inclusión Social - PAIIS reportaron 346 personas como desaparecidas entre el 28 de abril y el 31 de mayo.
Entre tanto la Fiscalía que nombra a las personas desaparecidas como “No ubicadas” afirma que hasta el pasado 10 de junio eran 572 registros de los cuales se encontraron 328 personas, 153 fueron inadmitidos por inconsistencias como nombres repetidos. De acuerdo con este conteo según la Fiscalía quedaron 91, de los que faltaban por localizar 84.

Pero no solo está la desaparición forzada sino el daño hecho a los manifestantes, las tortura y las amenazas a las que son sometidos, estas también son lesión considerable que se da en la retención arbitraria.

La organización Liga Contra el Silencio afirma que de acuerdo con la fiscalía en “documento constan 7.020 traslados por protección, la figura más utilizada para retener a los manifestantes, según las organizaciones de derechos humanos”, sin embargo, este procedimiento que debe ser informado se está ocultando a los abogados y familiares de los retenidos de manera arbitraria dando lugar a la desaparición forzada que no necesariamente es desaparición definitiva pero que entre medio puede exponer la integridad física y mental ante la brutalidad policial que actúa de manera impune y cuyo fin es amedrentar a los jóvenes para que abandones las calles y dejen de reclamar sus derechos.

Uno de los relatos de la organización Liga Contra el Silencio demuestra la brutalidad con la que son tratados los jóvenes cuando son retenidos y la complicidad entre el actuar de la Policía y los paramilitares: “El sábado nos tuvieron toda la noche andando. El camión iba súper rápido y de repente frenaba. ¡Pam! Eran unos frenones terribles. La idea era no dejarnos dormir. Antes nos habían echado gas pimienta y después nos golpearon con una cadena como de bicicleta o de moto. A pesar de que estábamos en manos de policías uniformados, ellos siempre nos dijeron que eran paramilitares”.

Los policías que reprimen y retienen a los manifestantes van uniformados algunas veces acompañados de paramilitares de civil o con un uniforme como lo afirma el relato anterior, pero sin número de identificación, con armas de fuego y armas blancas reprimiendo a los manifestantes con total impunidad; otro ejemplo es el del pasado 28 de mayo en el que civiles en compañía de la policía dispararon en contra de la Minga indígena en el barrio ciudad jardín de Cali. Esto en concordancia con la Fiscalía y la Defensoría que muestra cifras disminuidas de asesinatos, detenciones, desapariciones y que permite la impunidad de los agentes de Policía, ESMAD y Ejercito, pero también de paramilitares que actúan en su presencia.o que el pueblo colombiano grita en las calles es que “esto no es un gobierno son los paracos en el poder”, tal cual lo dice la consigna, cuando se escribe en las calles Colombia antiuribista, quiere decir Colombia antiparamilitar.

El terrorismo de Estado está encarnado en el actuar entre los paramilitares y los militares, que cuenta a la Policía y el ESMAD, que son los encargados de proteger y mantener a este gobierno narco paramilitar. Por eso no basta la negociación, ni los comités de paro, se debe buscar la salida del gobierno de Duque, que además de declarar objetivo militar a los manifestantes y mantener el terrorismo de Estado de la mano con los paramilitares, propondrá el próximo 20 de julio en la sesión ordinaria del Congreso la supuesta reforma a la Policía que dará continuidad a la impunidad y otra reforma tributaria consensuada con los partidos de derecha que son mayoría y con los empresarios.

Solo una huelga general y la organización de los y las trabajadoras, junto con los y las docentes, indígenas, campesinos, y la fuerza de la juventud moverán del poder a Duque y permitirá hacer justicia por los asesinatos, torturas, desapariciones y abusos y demás actos del terrorismo de Estado.

Por Begonia D.Corresponsal en Bogotá

Miércoles 23 de junio

Publicado enColombia
Los jóvenes populares de Cali viven el más crudo terrorismo de Estado ante la mirada del “país político”

En la ciudad de Cali, el pasado 9 de junio, nuevamente la juventud popular que se manifiesta en distintos puntos de resistencia vivió un abierto tratamiento de guerra ante su levantamiento, el mismo que puede denunciarse como terrorismo de Estado. Y así puede calificase pues los métodos utilizados por parte de sus órganos policiales y militares pasan por encima de todos los derechos humanos, colocando en riesgo constante la vida de los jóvenes y las comunidades que habitan los barrios.


Aquel día, en el oriente de Cali fue donde se vivió la situación más compleja. En aquella coordenada están localizados los barrios Andrés Sanín–7 de Agosto, lugar estratégico para los jóvenes ya que conecta a un nuevo punto de resistencia bautizado como “La virgen de la resistencia”, con el “Puente de las mil luchas”. Según testimonios de sus pobladores, en esta zona la “fuerza pública” utiliza la estación del sistema de transporte MIO de Andrés Sanín, ubicada en la Avenida Cali, como centro de detención de jóvenes, también como base para concentrar tropas y guardar armamento, motos, tanquetas y patrullas.

La vida no vale nada

“Estoy golpeada pero bien. El hostigamiento empezó desde el mediodía, llegaron de una disparando, ahí la gente empezó a resguardarse y después comenzó el enfrentamiento de balas contra piedras. Empezaron a querer dispersarnos del punto con gases lacrimógenos y también empezaron a disparar con los perdigones y balas, no respetaron a nadie. Da pesar ver todo lo que la Policía hace, esos ya pasan por encima de los defensores de derechos humanos, medios de comunicación y habitantes del barrio”.


Así relata lo vivido una fuente cercana a desdeabajo, quien nos dice que la situación en términos de derechos humanos cada vez es peor: “Los heridos que tuvimos a la altura de Andrés Sanín–7 de agosto, fueron alrededor de 35, también hubo 2 asesinados y 6 capturados”.


Elkin Fernández Vélez fue una de las víctimas del terrorismo de Estado y según el relato de la primera línea que prefiere mantenerse en el anonimato por temas de seguridad: “El señor recibió un impacto de bala en el rostro, la bala le entró entre el ojo y el tabique. En el momento de socorrerlo el Esmad empezó a lanzar gases a la zona donde estaba el cuerpo, de ahí se saca y se logra estabilizar por la brigada médica, pero al momento de llevarlo a un centro médico tiene un paro respiratorio y fallece”.


Una realidad espeluznante. Una defensora de derechos humanos en una entrevista difundida por internet* cuenta que al llegar al hospital con el cuerpo de Elkin, la mamá del joven, quien sería una señora adulta mayor, les dice: “me mataron a mi hijo ¿quién me lo va a devolver?, ¿ahora qué voy a hacer?, no tengo ni siquiera para enterrarlo”.


La otra víctima fatal, al parecer, es un joven que posterior a su asesinato es incinerado por los “agentes del orden” y después arrojado a un caño.


Si esto sucede en medio de acuerdos pactados entre la alcaldía de CalI y los jóvenes de la Unión de Resistencias Cali –primera línea somos todos–, como también en medio de la visita de la Cidh a Colombia, y bajo las cámaras y ojos de diferentes medios de comunicación locales e internacionales, imaginemos el terror que deben padecer a diario estos jóvenes por parte del Estado. Diabólico, sin duda.


“Nos sentimos muy indignados porque cada vez hay más violencia y menos respeto por la vida. No tienen ni ley ni orden. No respetan los acuerdos que se hacen, en los que se establece que respetarían los puntos, parando los hostigamientos por parte de la Policía y el Esmad. En este momento estamos discutiendo cómo vamos a proceder como Unión de Resistencias Cali –URC– frente al incumplimiento; necesitamos tener un dialogo verdadero para ver cómo se van a respetar los acuerdos”, nos dice con contundencia nuestra entrevistada.

 

 

 

 


Tratamiento de guerra contra la población civil


El punto de resistencia del Paso del comercio, rebautizado como “Paso del aguante” también ha vivido el terrorismo de Estado con su rostro de brutalidad policial, militar y paramilitar permanente. Ejemplo de esta situación queda recogido en la denuncia formulada por la Red de Derechos Humanos Francisco Javier Ocampo Cepeda, a propósito de los hechos acaecidos el pasado 4 de junio, cuando se realizó un “operativo combinado entre la POLICIA NACIONAL, ESMAD, GOES y EJERCITO en contra de los manifestantes y la comunidad del sector, que dejó el lamentable resultado de cuatro (4) jóvenes asesinados por arma de fuego, más de 20 heridos, uno de gravedad, más de quince (15) jóvenes aprehendidos arbitrariamente, detenciones ampliamente ilegales por el uso desmedido de la fuerza, tratos crueles y degradantes a los que fueron sometidos, tres allanamientos arbitrarios, prensa agredida y amenazada, misiones médicas atacadas, desapariciones forzosas y hostigamiento permanente a la comunidad”.


Desde el testimonio de otra fuente cercana a desdeabajo, integrante de una de las barras de uno de los equipos de fútbol de la ciudad de Cali, quien también prefiere el anonimato a correr el riesgo de ser señalado, reseñado y puesto entre ojos por quienes dicen que están instituidos para la protección de toda la sociedad, pero que en los hechos hacen todo lo contrario, recrea un contexto de lo que sucede desde su mirada en la ciudad:


“Aquí les habla un servidor que ha estado en esta lucha de manera frontal. Uno ya no sabe por dónde empezar, un prólogo que podría hacer entender la dimensión de la situación es que aquí estamos viviendo la intención de criminales que por medio del narcotráfico quisieron manejar este país, situación denunciada por personas como Luis Carlos Galán quien sería asesinado por estos mismos actores del conflicto que hoy en día ya se posicionaron. Cali hoy sufre una arremetida paramilitar ejecutada por líderes regionales que hacen carrera para cumplir con los lineamientos de Álvaro Uribe.


Otro contexto podría ser que prácticamente esas masacres de hace tantos años, como la de las Bananeras, o más recientes como las de Córdoba o los Montes de María, que creíamos que eran de otro país, llegaron a nuestros ojos y a nuestra ciudad, la cual podemos decir es prácticamente la más rebelde contra el uribismo. Aquí nosotros desde el 28A sí salimos a cerrar los pasos para presionar, pero para que empezara rápido una negociación y unas mesas, para que las mismas empresas presionaran al gobierno para que se sentara, pero esto no sucedió así, al contrario, esto se miró con morbosidad, medio se vislumbraba que esto iba a ser de un arremeter fuerte, pero muchas personas no se imaginaban que esto podía ser una masacre; pero así fue.


Desde el 2 y 3 de mayo empezó la decisión de disparar y matar a la gente. Esto se da porque aquí el Esmad perdió la pelea en la calle. Por más lacrimógenos y sistemas Venom que tuvieran la gente les aguantó, entonces decidieron de manera sucia cambiar el formato a una cosa más infame y más bárbara, empezaron a disparar con Goes, Policía y gente de civil que se les dice hoy “gente de bien”, así empezaron las cosas y así empezaron las muertes. Aquí hay una pelea absolutamente desigual, no hay garantías de noche, fuerzas oscuras llegan en camionetas disparando, mandan sicarios en moto, allanan y sacan personas de sus casas en las noches y así.


Aquí muchos la hemos sacado barata, yo solamente tengo un impacto de capsula que me quedó en una pierna, pero hay gente que la ha sacado muy grave, hay muchachos que tienen el rostro desfigurado, estamos hablando de más de un centenar de heridos de consideración, hay gente que la bala de fusil le ha entrado y salido en alguna parte del cuerpo, así mismo están las personas que habitan zonas residenciales donde viven las gaseadas permanentes que han generado hasta la muerte de algunas personas, como fue el caso de la unidad residencial Balde Peñas, en el norte de la ciudad.


Aquí nuestra primera defensa fue el internet, fue sacar tu celular para grabar y mostrarle al país y al mundo lo que estaba pasando. Allí evidenciamos que no se necesitan para nada los medios acomodados y pagos al servicio del establecimiento”.


El país político y el país nacional


Mientras acontece esta situación en la ciudad de Cali, así como en otras ciudades y regiones del país, dirigentes políticos alternativos manifiestan no estar de acuerdo con los bloqueos en las protestas. Su calciulado razonamiento es que esta coyuntura deberá fortalecer las elecciones presidenciales del 2022. Otros van cediendo y empiezan a desbloquear vías.


Un ejemplo claro, ejemplificante, de aquella diferencia entre país político y el país nacional realzada por Jorge Eliecer Gaitán. Es un real divorcio entre las dinámicas y aspiraciones de las gentes pobladoras de las barriadas populares y quienes actúan con la mente puesta en el control del gobierno.
Una realidad escandalosa, ante la cual una de nuestras fuentes primera línea responde de manera contundente:


“Como te dije hace varios días, a nosotros el Comité de Paro no nos está representando y hemos hecho varios anuncios sobre ello. Las decisiones que ellos tomen son totalmente arbitrarias, ellos las están tomando por beneficio propio. Nunca el Comité vino a alguno de los puntos a preguntar ¿qué necesidades tienen los pelados?, ¿por qué están aquí?, ¿qué necesidades tiene el pueblo o la mamá de los jóvenes que están ahí parados?


Ellos simplemente están hablando como queriendo buscar ese convenio ilegal, porque para mí es algo como ilegal porque están haciendo acuerdos que no están relacionados con todo el pueblo. Tienen la soberbia de creer que aquí es llegar a decir: “bueno, como yo soy el Comité del Paro, entonces yo los dirijo a todos” ¡No señor! Aquí nosotros seguimos en pie de lucha, aquí lo único importante es lo que nosotros como Unión de Resistencias Cali –URC–, saquemos como comunicados públicos, eso es lo que estamos conversando. Aquí literalmente estamos los voceros de cada uno de los puntos de concentración que existen en la ciudad. El CNP sigue haciendo acuerdos sin tener presente un sector del pueblo ni de los jóvenes, mucho menos tienen en cuenta a todos los muertos, heridos, desaparecidos y demás que hemos tenido.


Aquí ya los muchachos están peleando es por el hecho de hacer respetar tanto a sus muertos, como por seguir luchando por sus derechos, aquí en cada confrontación siempre hay heridos y muertos, entonces el acuerdo al que llegue el CNP es totalmente para beneficio de ellos, porque a nosotros no nos beneficia en nada. El hecho que están diciendo que van a desbloquear da risa, no sé si es que se van a venir ellos a desbloquearnos o es que ¿algún día se han parado en la primera línea? De aquí no se mueve ni la más mínima piedra hasta que por lo menos el gobierno respete la vida de los jóvenes, dejen tanto acoso en los puntos de concentración y por fin muevan a los militares de la ciudad; hasta entonces el paro sigue, los bloqueos siguen, y si nos van a seguir afectando más, pues nos vamos a agrandar más en bloqueos, es así de simple”.


El escenario está abierto y no hay más ciego que el que no quiere ver. La situación demanda hoy un actuar diferente para encontrarse con estos jóvenes ¿Perderán el apoyo de estos sectores populares quienes se autodenominan el cambio verdadero en el país? ¿De qué lado del poder caminarán?


*Ver: https://www.facebook.com/jahfrann/videos/532857871064560

Publicado enColombia
Irán acusa a Israel del ataque a la planta nuclear de Natanz y promete "venganza"

Rusia y la UE esperan que las negociaciones en Viena no se vean afectadas por el percance

 

Teherán. Irán acusó ayer a Israel de estar detrás del ataque a su planta de enriquecimiento de uranio de Natanz y prometió "venganza" en medio de esfuerzos diplomáticos para conseguir que el acuerdo internacional de 2015 sobre el programa nuclear iraní vuelva a su cauce.

Más de 24 horas después del incidente, las circunstancias, el modus operandi y el alcance de los daños siguen siendo confusos.

La Unión Europea (UE) y Rusia, que participan en las negociaciones diplomáticas con la república islámica para reimpulsar el acuerdo sobre su programa nuclear, afirmaron que esperaban que lo ocurrido en Natanz no socave las discusiones.

Desde Washington, la Casa Blanca desmintió todo vínculo con el incidente "Estados Unidos no estuvo involucrado de ninguna manera", dijo a la prensa la secretaria de prensa Jen Psaki, quien agregó que las negociaciones en Viena no deberían verse afectadas.

El portavoz de la Organización de la Energía Atómica de Irán, Behrouz Kamalvandi, pareció minimizar el incidente al declarar que "el centro de distribución de electricidad" de la planta de Natanz, en el centro del país, se vio afectado por una "pequeña explosión" hacia las 5 de la mañana del domingo.

Agregó que los daños se podrán reparar "rápidamente", observación que contrasta con las declaraciones del jefe de la agencia nuclear de Irán, Alí Akbar Salehi, quien poco antes había declarado a la agencia de noticias Fars que fue necesario activar el sistema eléctrico de emergencia.

En tanto, el portavoz de la diplomacia iraní, Said Khatibzadeh, señaló que aún era "demasiado pronto" para evaluar los daños de lo que calificó de acto "terrorista" perpetrado por Israel, que habría dañado varias centrifugadoras utilizadas para enriquecer uranio.

El diario New York Times citó a jefes de los servicios de inteligencia israelíes y estadunidenses, que señalaron que "Israel desempeñó un papel" en lo acontecido en Natanz donde, según esas fuentes, "una fuerte explosión" habría "destruido el sistema eléctrico interno que alimenta las centrifugadoras".

Fue en esta misma planta del complejo nuclear de Natanz, uno de los centros neurálgicos del programa atómico de la república islámica, donde Irán comenzó a probar el sábado nuevos conjuntos interconectados de centrifugadoras.

Khatibzadeh acusó indirectamente a Israel de hacer naufragar las conversaciones en curso en Viena para intentar que Estados Unidos vuelva al acuerdo internacional de 2015 y levante las sanciones contra Teherán.

Khatibzadeh prometió que "la respuesta de Irán será la venganza contra el régimen sionista en el momento y lugar adecuados".

La agencia de prensa Irna indicó que varios diputados comentaron que el canciller Mohammad Javad Zarif había subrayado “la necesidad de no caer en la trampa tendida por los sionistas.

"No permitiremos (que Israel haga descarrilar las conversaciones de Viena) y nos vengaremos de los sionistas por estas acciones", habría dicho, según las mismas fuentes, durante una reunión a puerta cerrada en el Parlamento sobre el ataque a la planta de Natanz.

Estados Unidos, durante la presidencia de Donald Trump, rechazó de manera unilateral en 2018 el acuerdo nuclear alcanzado con Irán en Viena tres años antes, y restableció las sanciones estadunidenses que se habían levantado como parte del pacto.

Como represalia, desde 2019 Irán se ha alejado de la mayoría de los compromisos claves para limitar sus actividades nucleares que asumió en Viena.

El presidente estadunidense, Joe Biden, quien sucedió a Trump en enero, anunció su intención de reincorporarse al acuerdo de Viena.

En tanto Heiko Maas, jefe de la diplomacia alemana, uno de los países firmantes del acuerdo de 2015, afirmó que los acontecimientos recientes "no son positivos" para las negociaciones en curso, y la cancillería rusa afirmó que espera que “lo ocurrido (en Natanz) no se convierta en un ‘regalo’ para los varios opositores al acuerdo y que no socave las negociaciones”.

Irán siempre ha negado que su programa nuclear tenga como finalidad fabricar una bomba atómica, como acusa el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien reiteró ayer que su país impedirá que Irán se dote del arma nuclear pero evitó mencionar el incidente en Natanz.

Por otra parte, los servicios secretos israelíes acusaron a Irán de crear falsas cuentas de mujeres en Instagram para engatusar y secuestrar a ciudadanos de Israel, después de que Teherán prometió responder al ataque en Natanz.

La Unión Europea añadió a ocho funcionarios iraníes a su lista de sancionados, entre ellos al comandante en jefe de los Guardianes de la Revolución, Hosein Salami, por su participación en la represión a las protestas de 2019, a lo que la república islámica respondió con la suspensión del diálogo y la cooperación con Bruselas en materia de terrorismo, drogas, refugiados y derechos humanos.

Publicado enInternacional
Automóvil frente a la refinería El Palito en Puerto Cabello, estado de Carabobo. 2 de marzo de 2016 Foto: Marco Bello / Reuters

Los detenidos portaban "poderosos explosivos" para "detonar y destruir" el principal poliducto de bombeo de gasolina y otros productos.

 

El vicepresidente del área Económica y ministro para el Petróleo de Venezuela, Tareck El Aissami, denunció este viernes que fueron detenidos dos ciudadanos que pretendían un "detonar y destruir" la refinería El Palito con "poderosos explosivos", bajo la presunta "protección y apoyo" del mandatario colombiano, Iván Duque.

"Este plan terrorista tenía como objetivo detonar y destruir nuestra refinería El Palito, a través de la utilización de poderosos explosivos. También pretendían explotar el principal poliducto de bombeo de gasolina y otros productos", precisó El Aissami.

Según la autoridad, "todo este plan fue preparado en Colombia por desertores de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB)", que tendrían "protección y apoyo por parte del gobierno de Iván Duque, quien autorizó directamente este atentado frustrado".

El Aissami precisó que la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI) de Colombia, así como su Dirección de Investigación Criminal e Interpol (DIJIN) y los Grupos de Acción Unificada por la Libertad Personal (GAULA), facilitaron el traslado e ingreso irregular a Venezuela de provisiones y dispositivos para la concreción del plan.

De acuerdo con el ministro, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de EE.UU. y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) "conocían y asesoraban a todos los terroristas involucrados en este ataque". Los detenidos, identificados como Francisco Javier Pacheco Pérez y César Antonio Guevara Díaz, poseían emulsión encartuchada Senatel, detonadores MS y LP tipo velita, booster de pentolita y cordón detonante.

El ministro agregó que este plan sería perpetrado antes del 6 de diciembre, "para generar una conmoción nacional", que derivara en la suspensión de las elecciones parlamentarias. 

"Nosotros lamentamos que nuevamente sea Colombia y su gobierno los que estén detrás de esta acción criminal, ya hay elementos e indicios suficientes que reposan en el Ministerio Público y forman parte de esta investigación", adelantó El Aissami, quien insistió en que el plan está directamente "acobijado, financiado y apoyado" por Duque.

El Aissami agregó que los detenidos "han confesado todo". "Los contactos que tienen en Colombia, cómo los llamaron, cuánto les pagaron, qué les dieron para preparar y organizar este atentado, cuya segunda etapa era una incursión de oficiales desertores y colombianos entrenados en Cúcuta".

El ministro recalcó que este plan puso en riesgo la vida de centenares de venezolanos, y "se suma al expediente delictivo y terrorista de Iván Duque", por lo que hizo un llamado a la comunidad internacional para que rechace lo ocurrido. 

En este sentido, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, aseguró que se trataba de "otro ataque terrorista, sanguinario, planificado y preparado en Colombia" y "con el aval de Iván Duque". 

Estas detenciones ocurren la misma semana en que Maduro denunció que tuvo que cambiar a última hora su centro de votación en los pasados comicios legislativos, porque "fuentes de inteligencia colombiana" le informaron que desde la Casa de Nariño se estaba preparando un atentado para asesinarlo.

Las autoridades venezolanas y el propio Maduro han alertado en varias oportunidades los planes de magnicidio o golpe de Estado por parte de la oposición radical, con apoyo de los gobiernos de Colombia y EE.UU.

En agosto de 2018, los cuerpos de seguridad venezolanos frustraron un intento de asesinato durante un acto presidencial en Caracas, que según Maduro contó con el respaldo de Bogotá. Meses después, el 3 de mayo del 2020, Colombia también fue acusada de participar en el intento fallido de incursión en las costas de La Guaira, en el litoral central del país suramericano.

Publicado: 11 dic 2020 18:41 GMT

Publicado enInternacional
Imagen: Protestas en Teherán contra Biden tras el asesinato de Mohsen Fajrizadé. (REUTERS)

El año 2020 empezó para Irán con el asesinato del segundo hombre más poderoso del país, el general Qasem Soleimani, en Irak, y termina con el atentado contra el científico nuclear Mohsen Fajrizadé en el propio suelo iraní.

Hasta el momento, el futuro presidente de Estados Unidos Joe Biden no se ha pronunciado sobre el acto terrorista Made in Mossad contra el director de la Organización de Investigación e Innovación del Ministerio de Defensa iraní, el 27 de noviembre pasado. Un silencio bastante significativo.

El magnicidio tuvo lugar el viernes cuando el hombre de 62 años y varios de sus guardaespaldas regresaban en sus coches blindados de un almuerzo en casa de su suegra en Absard, cerca de la montaña cubierta de nieve de Damavand. Al principio, Irán afirmó que unos 12 terroristas habían bloqueado la carretera con un coche incendiado para luego disparar contra los ocupantes de los autos, matando a los guardaespaldas y dejando malherido a Fajrizadé. Un tercer coche, que transportaba a su esposa y sus hijos iba a poca distancia. Los autores consiguieron huir -dicen-, mientras el hospital más próximo estaba sin electricidad (sí, en Teherán, no en una ciudad de la abandonada provincia de Beluchistán), y los médicos no lograron salvarle la vida.

Una reciente y nueva versión afirma que no hubo terroristas humanos sino electrónicos: desde un coche, una ametralladora automática de control remoto disparó al aire para llamar la atención y obligar a los guardaespaldas a salir de los automóviles revestidos de acero para después de dispararles suicidarse incendiándose: los autores no sólo conocían la ruta y los horarios del militar en su día de descanso, el viernes, sino también las características de su vehículo.

No termina ahí el bochorno para los servicios de seguridad de la República Islámica (RI): el Secretario General del Consejo de Seguridad Nacional de Irán, Alí Shamjaní afirma que conocían el plan del asesinato del fallecido, el lugar y la hora, pero que sucedió: ¿fue la voluntad de Dios, quizás? Esta situación recuerda las explicaciones cambiantes sobre el derribo del avión ucraniano al inicio del año en Teherán y la muerte de sus 176 pasajeros. Nada justificará un nuevo fracaso para unos servicios de inteligencia que están más ocupados en espiar la mente de los propios ciudadanos y detener a sindicalistas, escritores y feministas, que en proteger los intereses nacionales del país. De hecho, dos días después, el Poder Judicial, en un comunicado dirigido a las administraciones públicas, volvió a amenazar a las mujeres que llevan mal el velo: «Nerón tocaba el violín mientras Roma ardía».

La cronología ya había avisado

Irán deberá esperar operaciones más mortíferas por parte del binomio Estados Unidos-Israel, unas serán abiertas y otras encubiertas.

Durante el verano, cuatro instalaciones nucleares y militares iraníes sufrieron sabotaje e incluso una, la planta de Natanz, fue atacada con misiles lanzados desde los drones israelíes, que entraron en el espacio aéreo del país sin siquiera ser detectados.

Sólo en el mes de noviembre, un conjunto de hechos, indicaban lo que iba a ocurrir y lo que está por venir.

1 de noviembre. Turquía, miembro de la OTAN, instala en la frontera de Irán con Azerbaiyán (socio de Israel), unos «2.000 yihadistas sunnitas».

9 de noviembre. Trump destituye al secretario de Defensa, Mark Speer, quien, entre otras discrepancias con su jefe, se oponía a una ataque a Irán.

12 de noviembre. Los asesores de alto rango de la Casa Blanca disuaden a Trump (que sigue estando bajo una fuerte presión de Israel) de destruir las instalaciones nucleares en Irán. Este día, The New York Times afirma que, en el mes de agosto, un comando del Mossad asesinó a tiros en Teherán al número dos de Al Qaeda, un tal Abu Muhammad al-Masri, y su hija Maryam, nuera de Bin Laden. Si es cierto, ¿Cómo y por qué irán había autorizado su estancia en el país?

12 de noviembre. Teherán anuncia que está aumentando la producción del uranio enriquecido, ante el incumplimiento del acuerdo nuclear por las potencias firmantes.

16 de noviembre. El ex consejero de Seguridad Nacional de la Administración Trump advierte que Israel podría atacar a Irán antes de que el presidente dejase el cargo.

18 de noviembre. Estados Unidos ordena la retirada de una parte de las tropas de Afganistán y de Irak, no para desocupar estos países, sino para salvar a sus soldados de una posible represalia de Irán. Los militares humanos serán reemplazados por la alta tecnología asesina.

21 de noviembre. El Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo visita Israel, Arabia Saudí y Emiratos Árabes. El Acuerdo de Abraham ha cambiado el mapa de la región: ahora Israel entra en el Golfo Pérsico, y puede cercar a Irán por todos los costados. «Para mantener bajo control las ambiciones nucleares de Irán, todas las opciones están todavía sobre la mesa», avisó Pompeo, quien desde su anterior puesto de jefe de la CIA ya había afirmado que «el bombardeo de Irán solo necesitaría 2.000 ataques de aviones de combate». Pompeo necesita ganar la confianza del lobby proisraelí y árabe para su candidatura de cara a las elecciones presidenciales de 2024.

21 de noviembre. Estados Unidos envía dos bombarderos B-52H Stratofortress a Israel. Su misión: un ataque «preventivo» contra los sitios nucleares de Irán o responder a la posible venganza iraní. Los B-52 vuelan a velocidades supersónicas en cualquier clima de día o de noche y pueden transportar bombas de racimo o misiles guiados de precisión.

26 de noviembre. El subsecretario de Defensa estadounidense Christopher Miller visita la región para abordar la lucha contra las «actividades maliciosas» [de Irán].

27 de noviembre. Al menos 19 miembros de la milicia chiita Fatemiyun patrocinada por Irán mueren en un bombardeo de Israel sobre Siria.

27 de noviembre. Asesinan a Fajrizadé.

28 de noviembre. El Pentágono ordena al portaaviones USS Nimitz entrar en el Golfo Pérsico-

Biden y el objetivo de Israel

Obviamente, Israel no realiza una operación de tal impacto contra Irán sin la autorización de Estados Unidos. Su voluntad de paralizar el programa nuclear de Irán no pasa por vías diplomáticas y acuerdos, sino por matar a los científicos iraníes y destruir sus instalaciones, mientras guarda bajo llave sus al menos ochenta ojivas nucleares ilegales en los sótanos de otros países. Tras eliminar del escenario a rivales poderosos como Irak, Siria y Libia, Israel se ha volcado con Irán para después ir a por Turquía. Con estas últimas acciones Tel Aviv pretende provocar la venganza iraní (en Irak, por ejemplo) que condujera a una guerra total.

Ahora bien, aunque parece que Netanyahu ha querido sabotear los intentos del futuro presidente de Estados Unidos de regresar al acuerdo nuclear y dialogar con Irán, colocándole ante hechos consumados de su propia agenda, en realidad, y más allá de sus promesas electorales, Biden ni quiere ni puede resucitar aquel acuerdo nuclear muerto, y desde ya está exigiendo a Teherán una rendición total y humillante a sabiendas de que Irán no puede aceptarlo.

Imagínense que dos países, A y B, están en guerra y un día deciden resolver sus discrepancias a través de la diplomacia. De repente, el país A es atacado duramente por el país C. ¿Quién se beneficia de este ataque? Las acciones de Israel no solo debilitan a Irán sino que también lo señalan. Dato que será aprovechado por Biden en una posible mesa de negociación: Irán ahora no sólo tendría que renunciar a las armas nucleares y también a los misiles balísticos, sino que deberá cumplir cada uno de los doce mandamientos de Trump. Antony Blinken (de origen judío, dato importante en este conflicto), próximo Secretario de Estado del gabinete de Biden, cree que la diplomacia debe ser «complementada con disuasión» y que «la fuerza militar puede ser utilizada como un medio esencial para tener una diplomacia efectiva».

Fue durante el gobierno de Obama-Biden cuando Israel asesinó a varios científicos iraníes. También la CIA y el Mossad lanzaron el virus Stuxnet contra la planta nuclear de Natanz, paralizándola. El Partido Demócrata no condenó aquellos actos, ni tampoco cuando Israel bombardeó las instalaciones nucleares de Irak en 1980 y las de Siria en 2007. En los tres casos, el objetivo fue contener el avance de dichos países en términos tecnológicos, no derrocar a sus regímenes (sino hubieran atacado la residencia de sus presidentes). El objetivo del binomio Estados Unidos-Israel es Irán, no la teocracia islámica que lo gobierna.

La primera consecuencia del asesinato de Mohsen Fajrizadé ha sido acabar con el clima positivo que la victoria de Biden había creado en Irán; la segunda, inyectar sangre nueva en las venas del sector belicista de la República Islámica en perjuicio de los ciudadanos, que sufrirán aún más la militarización de la sociedad y una dictadura más severa.

La reacción de Irán

Todo aprendiz de parvulario del activismo clandestino sabe que si un miembro del grupo ha sido reconocido por el enemigo debe ser apartado inmediatamente. Sin embargo, a pesar de que el nombre de Fajrizadé (un desconocido para el común de los iraníes) fue relacionado por Netanyahu con el programa nuclear iraní en abril de 2018, y una segunda vez por el Departamento de Estado de Estados Unidos en un informe en junio pasado, él seguía en su puesto, e incluso tenía las mismas «rutinas». La República Islámica de Irán ya ha advertido a los autores de que serán duramente castigados. ¿En serio? Pero si no se trata de unos «lobos solitarios», sino de una red de espionaje israelí dentro de los centros neurálgicos militares del estado iraní.

Es imposible realizar tantos atentados y de forma tan sistemática sin tener una sólida infraestructura de seguridad en el terreno. Y no alguien con facciones parecidas a Netanyahu o Golda Meir: los agentes del Mossad en Irán son iraníes y chiitas, personas asentadas en los lugares claves de un sistema en el que pueden acceder solo y exclusivamente los fieles del régimen, y aun llevando recomendaciones de altas esferas deben pasar por una docena de barreras de seguridad y control político.

La única motivación de tales personas para colaborar con un servicio enemigo es el dinero. Esta semana, la prensa iraní anunció la detención de Kiumars Azari, ex director del servicio de Inteligencia de la provincia de Mazandaran, por el contrabando de dos toneladas de oro. Este caso es sin duda la punta de iceberg en un país donde no existe ningún control popular y democrático sobre el poder y sobre la caja de uno de los países más ricos del planeta. El poder absoluto corrompe absolutamente. En junio pasado, alguien lanzó al vacío desde la ventana de un hotel en Bucarest, Rumania, al clérigo Gholamreza Mansouri huido del país con varios millones de dólares. Un escenario donde Luis García-Berlanga y Francis Ford Coppola hubieran disfrutado mogollón.

Ahora, Irán está en una callejón sin salida: una represalia militar seria (que no pantomima, como el ataque a la base desalojada de Estados Unidos en Irak en febrero pasado) significa ir a la guerra, mientras que dejarlo pasar -como se hizo con el asesinato de los cuatro científicos nucleares-, animaría a Tel Aviv a seguir cometiendo atentados dentro del propio Irán. Pero, Teherán ya ha empezado con venganzas no militares: salir del Protocolo Adicional del TNP, que permite al Organismo Internacional de la Energía Atómica realizar inspecciones sin aviso previo, reducir su colaboración con la Agencia de Energía Atómica, y volver a enriquecer el uranio por encima del 20%.

Para salvar la cara, las autoridades llevarán ante las cámaras de televisión a algún detenido para que confiese el magnicidio, como ya es habitual desde hace cuarenta años: a miles de presos políticos les obligaron a realizar falsas confesiones, que después utilizaban para justificar las ejecuciones sin juicios.

La República Islámica sufre ahora el síndrome del pastor mentiroso: de tanto acusar a escritoras, feministas, sindicalistas o activistas de los derechos de las minorías religiosas y étnicas de pertenecer a la CIA o el Mossad (para así deshonrarlos y además aplicarles la pena de muerte) y de tanto mentir, ahora que dice la verdad y se trata de una operación de la inteligencia israelí, pocos le creen. Las redes sociales iraníes se han llenado de la frase de «kare jodeshuné» («lo han hecho ellos mismos»), en alusión a que se trataría más de otro ajuste de cuentas y lucha por el poder en el seno de la propia República Islámica que de una agresión exterior.

Según el ministro de Asuntos Exteriores, Javad Zarif, algunos «amigos» (en referencia a los altos cargos del régimen) no quieren que sea el Gobierno del presidente Rohani quien empiece las negociaciones con el Gobierno de Biden; es más, intentan sabotearlas hasta que el próximo presidente iraní, que será designado en junio de 2021 (muy probablemente un militar islamista), ponga su firma a un posible acuerdo, llevándose los méritos. Es absurdo: la República Islámica debe tener una relación normal con Estados Unidos, como el resto de los países del mundo.

SAVAK sigue allí

Cuando la revolución iraní de 1978 fue abortada por el G-4, el general Hosein Fardust (1917-1987), director del SAVAK el temible servicio de inteligencia del Sha, acudió a Jomeini para ofrecerle su experiencia en la lucha anticomunista, impidiendo la disolución de la sucursal de la CIA en Irán.Jomeini aceptó: en 1983, y en colaboración con los espías del MI6 británico en la embajada de la Unión Soviética en Teherán, la República Islámica asaltó al Partido Comunista de Tudeh, deteniendo a su comité central y otros 10.000 militantes. Hicieron lo mismo con todos los partidos,  organizaciones progresistas y rivales.

En principio, ni Estados Unidos ni Irán están en condiciones de entrar en una guerra. A los problemas económicos, políticos y sociales que ya arrestaban el año pasado se ha sumado el impacto mortal y descomunal de la covid-19 en ambos países. Sin embargo, el hecho de que la guerra, además de un negocio redondo, sea también una forma de exportar la crisis interna, ha hecho que los halcones de las dos partes mantengan esta alternativa viva sobre la mesa. Pasa lo mismo con Israel, que se enfrenta a otras posibles elecciones parlamentarias en 2021. No hay que olvidar que Irán tiene la capacidad de lanzar una lluvia de misiles sobre Israel desde el Líbano.

Estados Unidos no está dejando ningún margen de maniobra para una rendición digna de la República Islámica: una guerra sería catastrófica para Irán y toda la región, mientras se desvanecen las infundadas esperanzas de Irán por la victoria de Biden.

La lógica del estado natural de guerra entre países rivales con economía de mercado de Thomas Hobbes se une a la lucha de clases de Karl Marx para producir una situación de extrema sensibilidad en Irán, que se prepara para el peor de los escenarios, ante la ausencia total de un movimiento por la paz.

Por Nazanín Armanian | 03/12/2020

Fuentes: Público -

Publicado enInternacional
Mohsen Fakhrizadeh, científico iraní asesinado.

Los países del mundo deberían agradecer a Tel Aviv por el asesinato del científico iraní Mohsen Fakhrizadeh”, declaró un funcionario de inteligencia israelí.

Según dijo a The New York Times, Israel tomará las medidas adicionales necesarias contra el programa nuclear iraní.

En sus declaraciones citó además al exfuncionario de la CIA, Bruce Riedel, quien señaló que Israel se ha valido de sus estrechos vínculos con los vecinos de Irán, como Azerbaiyán, con el propósito de monitorear y reclutar agentes.

De acuerdo con información publicada el viernes último por ese propio periódico, tres funcionarios de inteligencia habían confirmado que Israel se hallaba detrás del asesinato del  Fakhrizadeh.

Tanto la Casa Blanca como el Pentágono, dijo, se negaron  a comentar sobre el asesinato del científico iraní..

A su vez, medios israelíes informaron que el primer ministro de ese país, Benjamín Netanyahu, insinuó sobre la posible participación israelí en el asesinato del científico.

En tanto, el Ministerio de Seguridad iraní anunció el domingo sobre pistas encontradas en relación con los involucrados en el asesinato de Fakhrizadeh, y aseveró que la información al respecto se revelaría posteriormente.

30 noviembre 2020  

(Con información de Al Mayadeen Español)

Publicado enInternacional
Revelan nuevos detalles del asesinato del físico nuclear iraní

Los disparos que mataron al jefe de la Organización de Investigación de Innovación del Ministerio de Defensa iraní, el físico nuclear Mohsen Fajrizade, provinieron de un arma montada en un vehículo, en el cual no había gente y que explotó poco después del ataque, informó la agencia de noticias iraní Fars.

La agencia Fars publicó nuevos detalles sobre el asesinato del jefe del programa nuclear iraní que fue atribuido a Israel. Los periodistas alegan que Mohsen Fajrizade fue baleado con una ametralladora controlada a distancia que fue detonada inmediatamente después del ataque.

Según el informe, el 27 de noviembre por la mañana, el experto iraní conducía un auto blindado y a su lado estaba su esposa. Además, iban acompañados por un convoy de otros vehículos blindados.

En algún momento, la escolta se adelantó a Fajrizade para revisar la zona a la que se dirigían. De repente hubo un disparo que hizo que el científico se detuviera a un lado de la carretera, ya que pensaba que su automóvil estaba funcionando mal. Luego siguieron otros disparos desde una ametralladora a control remoto que fue montada en un coche Nissan aparcado a unos 150 metros de distancia. Una de las balas golpeó la espalda de Fajrizade, según el informe, y pocos minutos después el automóvil con el arma explotó.

"Todo el incidente duró tres minutos, ya que ningún asesino estaba presente en la escena y los disparos fueron realizados solo con armas automatizadas", se indica en el informe. 

El propietario del vehículo que portaba el arma, según los datos, no reside en Irán desde hace un mes.

Por su parte, el New York Times publicó una versión diferente del hecho, aunque cita a medios iraníes.

Según el medio estadounidense, el Nissan abandonado estacionado en una rotonda, detonó y derribó una línea eléctrica. Apareció un grupo de 12 hombres armados, algunos en motocicletas y otros en automóviles aparcados cerca, que abrieron fuego, cita el medio a Javad Mogouyi, que trabaja para el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica. Al menos tres disparos golpearon al experto nuclear iraní y los 12 asesinos escaparon ilesos, indicó el hombre.

Los medios estatales iraníes informaron sobre el comienzo de la procesión fúnebre de Fajrizade. Su ataúd se moverá entre varias mezquitas en todo el país. Se espera que el científico sea enterrado el 30 de noviembre.

Según la agencia de noticias estatal iraní IRNA, el cuerpo de Fajrizade fue trasladado al santuario del Imán Reza en la ciudad nororiental de Mashhad para ser enviado más tarde a la ciudad de Qom, al sur de Teherán, y desde allí al templo del Imán Khomeini, situado en la capital.

El conocido científico nuclear iraní, Mohsen Fajrizade, a quien Israel acusa de ser jefe del presunto programa nuclear del país persa, fue asesinado el 27 de noviembre cerca de Teherán. Según la versión que fue anunciada inicialmente, varios terroristas armados atacaron al científico durante el enfrentamiento entre sus guardias y los terroristas.

Fajrizade era profesor de física en la Universidad Imam Husein en Teherán y ocupaba el cargo de jefe de la Organización de Investigación e Innovación Defensiva del Ministerio de Defensa de Irán. Además de ser uno de los científicos más influyentes y de alto rango en Irán, figuró entre las cinco personalidades iraníes en la lista de los 500 individuos más poderosos del mundo, elaborada en el 2013 por la revista estadounidense Foreign Policy.

23:31 GMT 29.11.2020(actualizada a las 23:38 GMT 29.11.2020) URL corto

Publicado enInternacional
Asesinan a destacado científico nuclear iraní en atentado terrorista cerca de Teherán

El Ministerio de Defensa iraní anunció el asesinato del jefe de la Organización de Investigación y Desarrollo de dicha cartera, Mohsen Fakhrizadeh, como consecuencia de un atentado cerca de Teherán, la capital.

“Los intentos de salvar la vida de Fakhrizadeh no tuvieron éxito y murió hace poco tiempo. Elementos terroristas atacaron a Mohsen Fakhrizadeh”, confirmó el ministerio.

Según el informe, varios asaltantes llevaron a cabo este viernes un ataque múltiple contra el prominente científico iraní, que involucró al menos una explosión y un pequeño incendio en la localidad de Absard, situada en Damavand, cerca de la ciudad capitalina.

Fakhrizadeh falleció tras recibir tratamiento médico en un hospital, junto con otras personas que resultaron heridas en el asalto.

Anteriormente, la radio y la televisión iráníes anunciaron esta tarde el intento de asesinato de un científico nuclear iraní en las afueras de la capital, Teherán, en un enfrentamiento armado entre su equipo de protección y desconocidos.

“El asesinato de científicos nucleares es la confrontación más violenta de los regimenes hegemónicos para impedir nuestro acceso a la ciencia moderna”, dijo un comandante de la CGRI en su cuenta de Twitter.

El premier israelí, Benjamín Netanyahu había revelado una imagen del científico nuclear iraní Mohsen Fakhrizadeh en su discurso de 2018. Al respecto, señaló que este había jugado un papel importante en el programa nuclear iraní.

Netanyahu mencionó públicamente a Fakhrizadeh por su nombre en 2018, después que su foto fuera revelada en una conferencia de prensa.

De acuerdo con la agencia iraní Mehr, Fakhrizadeh era un académico influyente en el campo de la investigación científica en Irán y está en la lista de sanciones de las Naciones Unidas.

Medios israelíes se hicieron eco que un plan anterior para asesinar a Fakhrizadeh había fracasado hace años.

La agencia de noticias Fars informó que el científico nuclear Fakhrizadeh fue blanco de un intento de asesinato a tiros en Absard, distrito de Damavand, cerca de Teherán.

Al Mayadeen precisó que entre tres y cuatro elementos terroristas murieron durante un enfrentamiento a la acción terrorista.

De acuerdo con medios israelíes, Netanyahu insinuó una posible participación israelí en el asesinato del científico nuclear iraní. “Hice muchas muchas cosas esta semana y no puedo hablar de todas”, dijo.

El exdirector general del Ministerio de Asuntos Estratégicos de (Israel), Yossi Kupervaser, señaló: “Fakhrizadeh pertenece al programa nuclear de Suleimani. Un incidente de este tipo solo podría ser llevado a cabo por (Israel) y Estados Unidos”.

En un reporte anterior, la agencia iraní Tasnim había indicado: Fakhrizadeh todavía está vivo y es sometido actualmente a una operación.

¿Quién es el destacado científico iraní Mohsen Fakhrizadeh?

El Dr. Mohsen Fakhrizadeh, nacido en 1961, es un científico de primera clase y director de la Organización de Investigación y Desarrollo en el Ministerio de Defensa iraní, entidad que se ocupa del desarrollo de armas en el Ministerio de Defensa iraní.

Es un oficial iraní del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán y profesor de Física en la Universidad Imam Hussein de Teherán.

El nombre de Mohsen Fakhrizadeh se menciona como una de las cinco personalidades iraníes en la lista de las 500 personas más poderosas del mundo, según la revista estadounidense Foreign Policy.

Fakhrizadeh fue designado Científico pionero en el Ministerio de Defensa y Apoyo a las Fuerzas Armadas de Irán, y fue exdirector del Centro de Investigación Física (PHRC). El 24 de marzo de 2007 su nombre fue inscrito en la Lista de sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU contra Irán.

El mártir Mohsen Fakhrizadeh es el único científico nuclear iraní que fue nombrado directamente por el primer ministro israelí, Benjamin, durante un “programa de propaganda” en 2018, en el que Netanyahu alegó que Fakhrizadeh estaba trabajando en un programa de armas nucleares.

En marzo de 2008, el periódico británico Sunday Times reveló que un oficial de alto rango de la Guardia Revolucionaria Iraní había emergido como “el padre del programa nuclear iraní”.

La fuente dijo que Mohsen Fakhrizadeh, quien era profesor de física en la Universidad Imam Hussein en Teherán, es visto como “la versión iraní del científico nuclear paquistaní Abdul Qadeer Khan”

27 noviembre 2020.

(Tomado de Al Mayadeen en Español)

Publicado enInternacional
Martes, 29 Octubre 2019 06:28

Trump mata a Bagdadi... y revive al Isis

Trump mata a Bagdadi... y revive al Isis

Por lo regular, el Señor da y el Señor quita. Pero esta semana, en la Casa Blanca celestial, las cosas funcionaron al revés. El señor Trump le quitó la vida a Abú Bakr al Bagdadi y luego revivió al Isis al decirnos que había amagado con enviar a los asesinos sobrevivientes de su organización a las fronteras de Reino Unido y de otras naciones europeas.

¡Cómo se habrán reído los chicos del Isis al escuchar esa oferta extraordinaria! Cómo sus camaradas que están en gestación dentro de nuestras fronteras se habrán animado con esa sugerencia. Durante años nos hemos indignado con el vicioso culto del Isis, pero no contábamos con el culto de Trump.

Cierto, la locura particular de Trump no es tan costosa en vidas inocentes como la del Isis (a menos, claro, que uno sea palestino o kurdo o uno de los 60 mil presos políticos de Al Sisi). Y, dado que los estadunidenses y los rusos ya han afirmado antes que habían matado a Al Bagdadi, tal vez sea prudente dejar pasar los tres días de rigor por si acaso el malvado brinca por allí en otro video. Quizá recuerdan que a Osama lo matamos cuatro veces antes de que fuera cierto.

Pero esta vez Trump hasta dio las gracias a Rusia, Siria e Irak… ¿con Siria se habrá referido acaso al régimen de Assad? De ser así, sin duda es algo que deberá debatirse en el palacio presidencial de Damasco, cuyo ejército ha estado combatiendo al Isis –entre muchos otros– durante más años que el ejército estadunidense.

Pero también dijo Trump que el apoyo de las naciones europeas fue una "tremenda decepción" porque no quieren repatriar a sus nacionales que son miembros del Isis, y añadió: “Yo les dije realmente: si no los reciben, voy a ponerlos allí en sus fronteras y pueden divertirse capturándolos de nuevo… Podrían regresar… no pueden volver a nuestro país. Tenemos mucha agua entre nuestro país y ellos”.

Bueno, eso no sólo fue extraño, sino que sencillamente es el lenguaje del manicomio. Fue una verdadera motivación para los sobrevivientes del Isis.

Si fue como "ver una película", entonces, claro, tenía que venir con el toque hollywoodesco de Trump.

Y, por supuesto, Trump nos dijo que Al Bagdadi “murió como un perro, como un cobarde… llorando, gimiendo y gritando”. Bueno, puede ser. Más bien parece la forma en que mueren los niños. Sus tres hijos, para ser precisos. Es un poco difícil imaginar a Al Bagdadi gritando y llorando en su túnel "sin salida" mientras tanteaba para detonar su cinturón suicida (prueba, desde luego, de que siempre supo que Estados Unidos iría por él). En cuanto a que el mundo "es ahora un lugar mucho más seguro", bueno, habrá que esperar. Estos cultos islamitas tienen por lo regular un líder en crisálida esperando tomar el lugar del difunto. O una versión todavía peor de su propia cruel institución.

Como de costumbre, tendremos también que esperar unos días más para saber cuántos otros inocentes fueron abatidos en esta incursión. Sugerir que todos eran miembros del Isis tiene también algo de hollywoodesco.

Tengamos algo por seguro: la historia original del ataque a Al Bagdadi va a cambiar. Nos enteraremos de otras cosas. ¿Hubo involucramiento israelí? ¿Cuánta ayuda dieron los rusos? ¿O los sirios? ¿O los kurdos? ¿O tal vez el mismo Isis, si ya estaba cansado de su abyecto liderazgo? O fue sólo algún tipo interesado en los 25 millones de dólares de recompensa…

Pero, por el momento, Trump tiene un halo refulgente a los ojos de sus partidarios republicanos. Si su ejército –y recuerden, dado el apoyo de los militares a Trump, probablemente es "su" ejército– puede acabar con el terrorista más buscado del mundo, ¿entonces qué es esta tontería del juicio político que preparan sus enemigos internos demócratas? ¿Cómo se puede comparar abatir a Al Bagdadi y hacer un mundo más seguro con esas ridiculeces sobre Ucrania?

Y Trump pudo observarlo casi todo en vivo, así como Obama presenció la muerte de Osama. Bueno, en una era en que se puede transmitir por Internet la muerte de inocentes, por lo menos ahora pescaron a los chicos malos.

Traducción: Jorge Anaya

Publicado enInternacional
 Imagen del ataque a las Torres Gemelas en Nueva York la mañana del 11 de septiembre de 2001.Foto Ap

Nueva York. Ayer se conmemoró el 18 aniversario de los atentados terroristas del 11 de septiembre, pero aunque los ritos solemnes anuales procedieron aquí y en el Pentágono, imperó la sombra de una Casa Blanca disfuncional que, además de las mentiras cotidianas, ha expulsado ya a un número sin precedente de sus más altos funcionarios desde que Donald Trump empezó su estancia.

El despido, según Trump, o renuncia, según John Bolton, de su asesor de Seguridad Nacional, es el tercero en ese puesto en menos de tres años. También han sido cesados –o huyeron– dos previos asesores de seguridad, dos jefes de gabinete, un secretario de Estado, otro del Tesoro, uno de Defensa, uno de Seguridad Interna, otro de Trabajo, una más de Salud, otro del Interior, un procurador general y un director de la FBI, y otros más de segundo y tercer niveles; por lo menos 51 altos funcionarios en total.

El fin de Bolton no fue sorpresa, y la forma en que se hizo, por tuit, ya no es novedad. Se sabía, como lo declaró el presidente, que había marcadas diferencias de opinión entre los dos, y de la guerra cada vez más abierta entre el famoso bigote blanco y el secretario de Estado Mike Pompeo (quien ayer no lograba ocultar su sonrisa al hablar de su ex contrincante).

Aunque los analistas y observadores se han enfocado mucho en estas diferencias "ideológicas", con Bolton como un halcón tan extremo que el propio Trump bromeaba acerca de que si fuera por decisión de su asesor, "estaríamos en cuatro guerras más" y que él era quien tenía que moderar a Bolton, todo indica que el fin fue por algo más sencillo y común en este régimen: el presidente se hartó de alguien que no estaba de acuerdo en todo lo que el jefe quería.

Ahora el debate es si la ausencia de Bolton cambiará la política exterior de Trump. Se sabía que Bolton favorecía estrategias de “cambio de régimen –incluso a través de invasiones y guerras– en Irán, Venezuela, Cuba, Siria, Corea del Norte y otros lugares. Por su parte, Trump minaba esto con frecuencia, indicando que estaba dispuesto a reunirse con el liderazgo de Irán, por ejemplo, y mantener una relación amistosa con el líder norcoreano.

Trump comentó ayer que "estaba en desacuerdo con la actitud de Bolton sobre Venezuela. Pensé que estaba muy fuera de lugar", reportó Eli Stokols, de Los Angeles Times.

También se sabía anteriormente que Trump estaba irritado y frustrado con el tema de Venezuela porque Bolton y otros le habían asegurado que el gobierno de Nicolás Maduro estaba por caer ante un levantamiento popular y militar interno que nunca se produjo.

Pero estas disputas y desacuerdos sobre política no necesariamente son lo que determinan las decisiones internas de este régimen bajo el manejo errático de Trump. Con un presidente que se proclama como el más inteligente –"un genio muy estable"– que su gabinete, sus asesores, sus generales y los jefes de inteligencia, el fin de Bolton parece ser sólo otra decisión de una percepción de insuficiente lealtad y elogio o por razones de vanidad.

De hecho, esa vanidad se expresa sin falta cada día. Al ofrecer un discurso referente al 11 de septiembre, Trump repitió ayer una afirmación que carece de evidencia y parece ser otra exageración, engaño o mentira, entre las ya más de 10 mil que ha dicho desde que llegó a la Casa Blanca (según conteo del Washington Post). Insistió en que después de que vio el ataque contra las Torres Gemelas desde un edificio en Nueva York, pocos días despues “fui a la zona cero con hombres que trabajan para mí para intentar ayudar de cualquier manera que pudiéramos”. Sin embargo, nadie recuerda su presencia ni que haya ofrecido apoyo alguno.

En este aniversario tampoco se habló mucho de la guerra en Afganistán que se lanzó como "respuesta" a los atentados y que ahora es la más larga de la historia estadunidense, y menos sobre la de Irak y sus secuelas en la región. Más bien, los últimos días han estado repletos de disputas sobre realidades alternativas inventadas por el presidente, o por afirmaciones que preocupan por falta de coherencia.

Tal vez lo más increíble es que los temas que imperan en Washington no fueron el 11 de septiembre ni las guerras o política exterior –hasta lo de Bolton se está desvaneciendo– sino cómo Trump, con un plumón y una serie de declaraciones, insistió en encubrir un error que cometió al afirmar en un tuit que el huracán Dorian podría impactar al estado de Alabama.

Por más de una semana esto ha sido un gran debate, y continúa con la revelación del New York Times, de que el secretario de Comercio Wilbur Ross, bajo instrucciones del jefe del gabinete Mick Mulvaney, amenazó con despedir a funcionarios del Servicio Nacional Meteorológico –el cual está dentro de su secretaría– si no apoyaban la falsa afirmación del presidente.

Ayer, Trump, después de ofrecer su discurso por el 11 de septiembre en el Pentágono, donde recordó con toda la retórica patriótica y superpoderosa a los casi 3 mil que fallecieron ese día y advirtió que su país respondería a un nuevo intento parecido con una fuerza militar "nunca antes utilizada", retomó el tema del huracán.

De regreso en la Casa Blanca, a una pregunta sobre la versión del Times, Trump declaró que él nunca giró instrucciones para amenazar a los encargados del servicio meteorológico y que eso era otro ejemplo de fake news.

Una encuesta de CNN registró ayer que seis de cada 10 estadunidenses opinan que Trump no merece un segundo periodo y 71 por ciento no confía y en la información oficial difundida por la Casa Blanca.

Todo esto marca lo que el propio presidente ha empezado a bautizar como "la Edad de Trump".

Publicado enInternacional
Página 1 de 15