Sofia

Sofia

¿Qué supone para el EI la muerte de su ministro de Guerra, alumno estrella del espionaje de EE.UU.?

El Estado Islámico ha confirmado la muerte de Abu Omar al-Shishani, uno de sus mayores estrategas, que recibió formación militar de las fuerzas especiales de EE.UU.

 

 

La cúpula del Estado Islámico ha confirmado la muerte de su ministro de Guerra, Abu Omar al Shishani, cuyas tácticas y estrategias de combate les reportaron a los terroristas una importante cantidad de triunfos. Su muerte representa, pues, una gran pérdida para los yihadistas.


¿Qué problemas afrontará el EI sin Al Shishani?

 


Principalmente, le restará capacidad de maniobra en combate y en el reclutamiento de combatientes extranjeros, frentes en los que Shishani era fundamental. "Su eliminación afectará negativamente a la capacidad del EI para reclutar combatientes extranjeros, especialmente aquellos que proceden de Chechenia o las regiones del Cáucaso y disminuirá su habilidad para coordinar ataques y defender feudos como Raqqa y Mosul", considera Peter Cook, portavoz del departamento de Defensa de EE.UU.


Su capacidad y destreza en combate se deriva de su formación con las fuerzas especiales de EE.UU, publica el sitio 'Business Insider'. "Fue un soldado perfecto desde el primer día y todos sabíamos que era una estrella. Todos fuimos entrenados por las unidades especiales de EE.UU. y él era el alumno estrella", comentó uno de sus excompañeros en el ejército georgiano, en el que sirvió entre 2006 y 2010. En 2008, Shishani combatió contra las fuerzas rusas en el conflicto de Osetia del Sur.


Su llegada al Estado Islámico

 


Alejado del ejército, 'Omar el Checheno', como era conocido, se sumó a las filas del EI, en el que destacó por su entrenamiento y especialización en la guerra insurgente, lo que lo convirtió en un miembro fundamental del grupo terrorista. "Shishani es único entre los comandantes del EI", según lo definió Daveed Gartenstein-Ross, de la Fundación para la Defensa de las Democracias.


Tanta fue la importancia que alcanzó en el EI, que se convirtió en la cara visible de muchos de sus éxitos, como cuando pasó con los vehículos militares Humvees que robaron en Mosul a Siria, donde Shishani encabezó las campañas militares, además de los bombardeos en Irak que permitieron al grupo terrorista acercarse a sólo 150 kilómetros de Bagdad.

TransMilenio: unos ganan, la ciudadanía pierde

 

Las 10 familias que manejan las empresas privadas que operan el sistema integrado de transporte público (Sitp) en Bogotá acumulan ganancias superiores a 1,1 billones de pesos cada año. Las ganancias netas de los 4 operadores de la Fase I de Transmilenio (Ciudad Móvil, Si 99, Metrobus, Express del Futuro), ascienden a 478 mil millones de pesos durante el 2015.

Un reconocido escritor señalaba “La República no era el nombre de un proyecto nacional coherente sino el nombre de un conjunto de negocios particulares, proyectos de casta y de iniciativas de los poderosos, y el papel de la comunidad era someterse a sus prioridades, aceptar el lugar de quien no ha sido invitado a la fiesta, y solo puede estar allí en condición de servidor o de intruso” (1).

No es difícil lograr una asociación entre estas palabras y lo que ocurre actualmente en Bogotá. Quienes hoy están encargados de la dirección de esta ciudad, evidencian con cada postura pública y con cada decisión política, su interés por agenciar las visiones y proyectos de un sector de los empresarios, por encima de la solución a las necesidades de los más humildes. TransMilenio y el Sitp no son la excepción, no solo porque es justamente este proyecto el que representa de manera más evidente el modelo de gobierno y de ciudad liderado por Enrique Peñalosa, sino porque en él se compromete el desarrollo digno y amable de la vida de millones de quienes habitan este territorio.

Postura y proyecto urbano que no es de ahora. Dijo Peñalosa en 1998: “Les podemos decir que Bogotá tendrá metro funcionando en cinco años [...] el metro servirá para inyectar energía y positivismo y a la vez podrá convertirse en un elemento educativo [...] La reactivación económica será ocasionada por las grandes obras que se realizarán en las diferentes localidades y por la generación de empleo que producirá la construcción del metro”. Hoy, casi dos décadas después, no bastó con que Bogotá no tuviera metro –una necesidad de carácter urgente– sino que la ciudad quedó sometida a ampliarle los beneficios a los negociantes del transporte dentro del modelo –BTR– TransMilenio.

 

infografia2

 

Nos ‘venden’ el Sitp como la mejor solución

 

Tal como está planteado y proyectado, este sistema de transporte simplemente profundiza un modelo que no solo beneficia a compañías extranjeras sino que la manera como está organizado, garantiza su monopolio. Vale la pena mencionar que Peñalosa fue presidente, desde su fundación, del Itdp “Institute for Transportation and Development Policy” desde la cual el hoy Alcalde desarrolló su exitosísima carrera profesional como consultor y conferencista (2). El Itdp promueve medios de transporte sostenibles en países en desarrollo, específicamente BRT –TransMilenio– y ciclorutas, de los cuales sacan provecho empresas automotrices como la Volvo; es más, en la red se encuentran vídeos de esta firma que son presentados por Enrique Peñalosa (3).

Propiedad y monopolio, además de mal servicio, que la ciudadanía palpa y padece. De ahí el afán de sus administradores por cultivar en cada usuario una “cultura ciudadana” que desprecia al vendedor ambulante y criminaliza a quien evade el pago de 2.000 pesos de un pasaje, obligado a ello –seguramente– porque sus ingresos no le permiten cubrir en dignidad todas sus necesidades o, tal vez, como una simple e inconsciente expresión de rechazo del modelo de transporte que padece. Entonces, el evasor no es “delincuente” –como lo difunden los propietarios del Sistema–, sino un paria o un inconforme.

Sistema que, de igual manera, excusa sus responsabilidades ante el conjunto social, pretendiendo que creamos que la culpa del mal servicio de transporte no es de ellos sino del vendedor, del ñero, del mal llamado habitante de calle, del maloliente, del colado, del pobre. Descargada su responsabilidad en el “cliente”, la mala planeación de este indigno sistema de transporte, y el afán de lucro de sus propietarios, quedan en la sombra.

Para colmo, recién posesionado para su nueva alcaldía, Peñalosa alegó que el transporte público había dejado grandes pérdidas a la ciudad. Paradoja. Pero si a diario la ciudadanía hace uso de TransMilenio y del Sitp, ¿por qué no es rentable?, ¿por qué es tan deficiente?

 

El Sitp no es propiedad pública pero sí lo paga el público

 

A diario cerca de 3 millones 250 mil personas se movilizan en el Sitp, incluyendo servicios troncales y zonales, con tarifas por trayecto, para las primeras de 2.000 y para las segundas de 1.700 pesos; también existe una tarifa técnica en la que está contemplado el costo de operación, es decir, lo que cuesta el funcionamiento y el mantenimiento del sistema y, obviamente, la “ganancia” por prestar el servicio, tarifa que es la que cobran las empresas privadas que operan el sistema y que el distrito tiene que pagar sí o sí.

El sistema de buses está limitado a un aprovechamiento de máximo 15 años, que es la vida útil de cada vehículo y al desgaste de las losas que, bien diseñadas, sin relleno fluido –como las que puso Peñalosa en la Caracas y el resto de la fase I (Calle 80, Auto Norte y Calle 13)– es de máximo 15 años de duración. Costo operacional que está determinado, además, por la inversión realizada en los buses BRT (4). Un bus articulado cuesta 400 mil dólares, uno biarticulado 500 mil. Cada uno tiene como capacidad máxima transportar 160 y 260 pasajeros, respectivamente. Agregado a esto tienen en cuenta una serie de costos variables: llantas, combustible, mantenimiento, el salario del conductor, eficiencia del sistema, velocidad de circulación; la tarifa técnica contempla, hasta el costo de un nuevo bus, es decir el reemplazo del bus deteriorado luego de 15 años de funcionamiento. Vale la pena mencionar que los operadores privados no asumen el costo del mantenimiento de la infraestructura (vías y estaciones). Como todo sistema de transporte, en TransMilenio y en el Sitp; entre más pasajeros sean transportados menor es el costo operacional.

Ya sea por medio de la tarifa al usuario, o por el cobro de la tarifa técnica, Bogotá no gana un solo centavo, al contrario pierde grandes cantidades de dinero. Cada ciudadana/o asume esas pérdidas, bien con sus impuestos o bien con el pasaje cancelado por cada trayecto. Y cómo lo dijimos anteriormente, esa plata de la ciudadanía –aún la que no es usuaria del Sitp– se la quedan unos pocos; porque diferente a como nos lo han querido hacer creer, el Sitp sí es rentable.

 

Sitp: el negocio más rentable

 

De todo el dinero recaudado por el Sitp, el 90 por ciento va para los operadores privados dueños de los articulados y alimentadores, 5 por ciento para las empresas –privadas– encargadas del recaudo, y el 5 por ciento restante es lo que le queda al Distrito. De ese 5 por ciento tiene que disponer para el mantenimiento de vías y estaciones, además de los costos de comunicaciones y seguridad. Entonces, las familias Bermúdez, Mejía Sánchez, Losada (amigos cercanos del vicepresidente Germán Vargas Lleras), Hernández Patiño y todo el circulo empresarial de Peñalosa, son los verdaderos beneficiados del negocio del transporte.

Durante el mes de julio de 2015, fueron realizadas 93’776.5085 validaciones por pago de pasajes en el Sitp, de las cuales 56’963.811 corresponden a los servicios troncales, las otras 36’812.697 fueron registrados en los servicios zonales. Teniendo en cuenta que el pasaje para el servicio troncal durante el año en cuestión era igual a $ 1.800, tenemos que el promedio mensual del año –comprendido entre julio de 2014 y julio de 2015– fue de 95 mil millones de pesos. Así las cosas, los ingresos operacionales totales recaudados en ese año calendario para el sistema fueron de 1,23 billones de pesos. Aplicando los mismos promedios de pasajes cobrados para el año 2016, pero considerando el incremento autorizado por trayecto –ahora a 2 mil pesos–, el dinero recaudado durante todo el año ascendería a 1,37 billones de pesos.

En lo que respecta a los ingresos por los servicios zonales, tenemos que entre julio de 2014 y julio de 2015 el Sitp (servicio zonal) recaudó 46 mil millones de pesos cada mes, 595,5 mil millones de pesos durante todo el año (cuando el pasaje era a 1.500 pesos). Manteniendo los promedios de validaciones del año pasado, tendríamos que en 2016 los ingresos operacionales alcanzarán la suma de 675 mil millones de pesos (ahora que el costo del pasaje es de 1.700 pesos). Cifras astronómicas que, sumadas a los ingresos del servicio troncal ascienden a más de 2 billones de pesos. El 5 por ciento de este dinero le corresponde a la ciudad, es decir, 102 mil 250 millones de pesos. Pero esto no es del todo cierto.

 

¿Cuánto ganan los operadores privados?

 

Amparados por los acuerdos contractuales, empresas como GMóvil, Consorcio Express, Express del Futuro, Si 99, entre otras, aseguran ganancias jugosas por un negocio en el que no invirtieron nada, pues la plata que pagan por los buses el Distrito se las repone. Veamos:

Las empresas que manejan el Sitp (servicios troncales y zonales) establecen una tarifa técnica, es decir, un precio que calcula el costo de poner en funcionamiento el sistema y de mantenerlo en constante servicio. La tarifa técnica del pasaje para julio del año pasado era de 1.987 pesos para servicios troncales y de 2.514 pesos para servicios zonales. Si multiplicamos estas cifras por el total de validaciones mencionadas anteriormente, tenemos que durante el 2015 se recaudaron un total de 1,36 billones de pesos en el servicio troncal y algo más de 1 billón de pesos por el servicio zonal, es decir un total de 2,36 billones de pesos que van directo a los bolsillos de los operadores privados.

Pero si el precio de la tarifa técnica sobrepasa –y por mucho– al de la tarifa para el usuario, eso quiere decir que los operadores sólo perciben pérdidas. ¡Falso! Quienes asumen tales pérdidas son los pobladores de la capital. El contrato actual (vigente desde el 2000) obliga al Distrito a reponer el dinero faltante a las empresas privadas que operan el Sitp. El año pasado Bogotá le pagó a los operadores 534 mil millones de pesos por el ajuste de la tarifa técnica respecto a la de los usuarios, y otros 665,3 mil millones de pesos por el valor total de los subsidios que en 2015 el Distrito repuso a los operadores por cuenta del diferencial tarifario.

 

¿Cuánto ha gastado el Distrito?

 

El problema fundamental antes de la implementación de TransMilenio era el manejo del negocio, y era lo que se pretendía: regular el transporte en Bogotá. Desde que TransMilenio empezó a funcionar su manejo estuvo a cargo de empresas operadoras privadas que no pagaron nada por obtener el derecho a controlar el transporte “público”; renuncia así el Distrito a garantizar este derecho humano fundamental, desde hace décadas transformado en negocio, que como vimos es bastante lucrativo. En contraste, la ciudad sí asume el costo de las reparaciones y de las adecuaciones del sistema. Por eso, cuando Peñalosa coloca como prioridad la construcción de la fase IV de TransMilenio, prioriza el negocio para los operadores privados, quienes no aportan un peso y sí sacan el máximo provecho por el funcionamiento del sistema.

Costos de infraestructura de TM

Fase I

$1,2 billones 
 Fase II  $2,7 billones
 Fase III  $1,5 billones
 Total$5,4 billones
Fuente: Fase I tomado de Red de Veedurías. Fase II tomado de informe con información del IDU. Fase III tomado de informe de la Cámara de Comercio de Bogotá del 2011 (6).

 

Los dineros referidos en la tabla anterior son inversiones del Distrito que no han sido recuperados. El hecho de que la ganancia esté concentrada en los operadores privados demuestra la necesidad de que el Sitp lo maneje y controle el Distrito, asumiéndolo como una inversión pública para garantizar un derecho colectivo.

 

Mantenimiento

 

El costo total del mantenimiento de la Fase I, hasta el último contrato en 2012, fue de $ 93.741’793.427. Las obras de la Fase II se realizaron entre los años 2003 y 2005. Para esta fase las losas se construyeron usando pavimento rígido, que mejoraron su desempeño. El mantenimiento de estas losas solo ha tenido una intervención gruesa en el año 2009, demostrando el craso error que fue utilizar relleno fluido. El costo a la fecha del mantenimiento de estas losas ha sido de $ 19.004’109.402. Según la información hasta la fecha revisada, todavía no se han causado gastos por cuenta del mantenimiento de la infraestructura de la Fase III. Sumado a los más de 90 mil millones de pesos por las reparaciones realizadas en la fase I, “el IDU reportó el costo de una intervención estructural a las losas de la Avenida Caracas y la Autopista Norte: 1,6 billones de pesos”. (7)

 

Subsidios

 

Además de que la ciudad asume los costos por los mantenimientos de la infraestructura del sistema, también paga los subsidios que están contemplados en los contratos que se encargan de solventar el diferencial tarifario, es decir, por los grupos poblacionales tales como personas con Sisben 1 y 2, adultos mayores y personas discapacitadas, que perciben ciertos descuentos en el precio del pasaje.

Subsidios del distrito a la operación

2012$ 101.950.748
2013 $ 409.234.475
2014 $ 647.636.740
2015 $ 665.302.378
Fuente: Estados financieros anualizados de TM S.A.

 

La suma total de los subsidios implementados en la pasada administración es igual a $ 1.824.124 millones de pesos. ¿Cuál ha sido, entonces, el costo total asumido por Bogotá en TransMilenio durante los últimos 15 años?

El costo asciende a 7,4 billones de pesos. A ello habría que sumarle los 1,6 billones que requiere la Fase I por el error histórico del relleno fluido que hay que abonarle al genio administrador, el señor alcalde de Bogotá. Esto nos deja a los/as bogotanos/as un total de 8 billones 150 mil millones de pesos que aportamos de nuestros bolsillos, para ir bien apretados en los buses y esperar largos ratos para podernos movilizar entre un punto y otro de la ciudad.

 

¿Qué nos depara la administración de Peñalosa?

 

El panorama es poco alentador. La máquina neoliberal representada por el burgomaestre viene cargada de privatizaciones del patrimonio público, despilfarro del dinero de las/os bogotanas/os para patrocinar negocios de privados y el aumento considerable de los impuestos. Según lo afirmó Manuel Sarmiento, concejal del Polo: “El Plan de Desarrollo confirma que el modelo de ciudad al que nos lleva Peñalosa es uno en el que priman los grandes negocios privados, por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos. Es lo que yo he llamado, desde la pasada campaña electoral, el ‘Modelo Transmilenio’, que no es otra cosa que, como lo hizo Peñalosa en su anterior administración, poner el aparato estatal del Distrito al servicio de los grandes cacaos y esta vez contará con Juan Manuel Santos para tan inicuo propósito”.

El as que guardaba escondido el Alcalde en su manga, era la cuarta fase de TransMilenio. “En efecto, más de 26 billones de pesos del Plan de Desarrollo, una tercera parte, están destinados a grandes negocios como Asociaciones Público Privadas y TransMilenio. [...] Mientras el presupuesto para movilidad crecerá 149 por ciento, el destinado a educación, por ejemplo, caerá 1,2 por ciento, un retroceso social que impedirá la implantación del preescolar de 3 años y una auténtica jornada única, no un remedo. [...] más de $5 billones en nuevos impuestos que serán cargados principalmente a las clases de ingresos medios y bajos, [...] serán casi 800 mil pesos más de impuestos para cada habitante [...] Una de las mayores mentiras de Peñalosa para justificar las privatizaciones es que el dinero proveniente está dirigido a financiar colegios: sólo será el 3 por ciento, mientras el 56 por ciento irá a financiar TransMilenio, ese gran negocio de 10 grupos empresariales y familiares”, denunció Sarmiento.

 

¿Soluciones al problema de movilidad?

 

El transporte masivo está pensado como una solución para el problema de la congestión en las vías, para ofrecer a las/os ciudadanas/os una forma rápida y económica para movilizarse. Además, el problema de la movilidad está estrechamente ligado a los daños medioambientales que, hasta el día de hoy, las/os seres humanos hemos provocado. De ahí que el transporte público, además de promover medios de transportes sostenibles y amigables con el planeta, deba incentivar la reducción de viajes realizados en vehículos particulares (motos y automóviles) que, en relación a las emisiones y número de personas transportadas, son más contaminantes. En ese sentido es importante revisar la eficiencia del sistema de transporte que tiene Bogotá.


Crecimiento del parque automotor privado

 

  
2005  2014  Crecimiento
Automóviles  573000   1467578 156%
Motos 47007 421978 798%
Dato de automóviles en 2005 fue tomada de Encuesta de Movilidad de 2005. El resto, tomados del reporte de movilidad de 2014 de la Cámara de Comercio de Bogotá.

 

Pero el efecto sobre los particulares no se logra. Al aumentar la cantidad de vehículos particulares que circulan por la ciudad, aumentan los viajes realizados en estos, incluso a pesar de las restricciones como el pico y placa. Como consecuencia de esto, la cantidad de viajes realizados en el transporte público disminuirá notoriamente. Por ejemplo, mientras que durante el año 2.000 los viajes en transporte público en la ciudad eran del orden de 1.900 millones, para 2014 estos apenas alcanzaron 1.464 millones, confirmando que las personas prefieren comprar su vehículo antes que montarse en un bus de estos, ya sea porque el sistema es deficiente o porque es muy costoso, o por las dos.

 

* Sociólogo Universidad Nacional e Ingeniero Mecánico Universidad Distrital.
1 Pa’ que se acabe la vaina, William Ospina, 2013.
2 Peñalosa y su trancón de intereses. Visto en https://algarete.com.co/2016/01/24/penalosa-y-su-trancon-de-intereses/
3 VOLVO.BRT. Visto en https://vimeo.com/152820971
4 Bus de tránsito rápido, o en inglés Bus Rapid Transit.
5 TransMilenio S.A.
6 Los documentos mencionados pueden ser visitados en: http://www.razonpublica.com/index.php/regiones-temas-31/2818-transmilenio-tragicomedia-de-las-losas.html, https://www.ccb.org.co/.../file/Informe%20final%20TM%20(2011).pdf.
7 Ibíd.

Lunes, 22 Junio 2015 08:12

Un jaque al rey mercado

Un jaque al rey mercado

Todo estaba listo para que esta semana el Parlamento Europeo aprobara el tratado de libre comercio con Estados Unidos. Socialistas y conservadores habían pactado un texto. Pero, presionados por sus bases, los socialistas se dividieron, y ante el riesgo de que el texto no fuera aprobado, la discusión se postergó.
 
El miércoles 10 el Parlamento Europeo debía discutir acerca de las recomendaciones de los eurodiputados sobre el acuerdo comercial UE-Estados Unidos, el un poquitín menos famoso que el Tisa, el Ttip. Hasta hace unos pocos días todo venía bastante bien barajado para los partidarios del tratado: el grupo socialista, uno de los más numerosos en la Eurocámara, que había estado coqueteando con la izquierda y amenazando con no votar una de las cláusulas "faro" del tratado, la Isds, que da intervención a tribunales especiales dependientes de las estructuras del Banco Mundial en caso de diferendo entre un Estado y un inversor privado, había finalmente terminado por alinearse con la derecha. A cambio de que populares y liberales aceptaran marcarle ciertas "líneas rojas" a Estados Unidos (respetar la legislación ambiental de la UE, adhesión de Washington a tratados laborales internacionales en el marco de la Oit, dejar a algunos servicios públicos por fuera del pacto), los socialistas (que habían votado en contra del Isds en algunas comisiones del Parlamento) acabaron por aceptar la formación de estos tribunales. Se había reconformado, una vez más, a nivel europeo, la "gran coalición" entre socialdemócratas y conservadores que en el plano nacional tan bien ha funcionado para que, en gobiernos de unos o de otros, se aplicaran políticas no muy distintas.

Sin embargo, grande fue el tole-tole que se armó en las bases socialistas, fundamentalmente en partidos como el laborista inglés y el Psoe. A tal punto, que muchos fueron los eurodiputados de estos partidos que anunciaron que no acatarían la resolución del grupo y que este miércoles sumarían sus votos al Grupo de la Izquierda Unitaria (Gue), a los Verdes y a legisladores de formaciones menores (la italiana Cinco Estrellas, por ejemplo) para rechazar el texto que la Comisión de Comercio Internacional (Inta) iría a someter al pleno del parlamento.

La fronda tomó una dimensión suficiente como para que los números no les cerraran a los promotores del Ttip. En la noche del martes 9, echando mano a una disposición reglamentaria que permite posponer la votación de un texto si se presentan más de 50 enmiendas (en esta ocasión se habían presentado cerca de 200) y devolverlo a comisión para que se redacte uno nuevo con mayor consenso, el presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, se pronunció en favor de postergar el debate. El miércoles 10, por tan sólo dos votos de diferencia (183 a 181), el pleno lo avaló. No se sabe aún cuándo se reanudarán las discusiones.

 

DUALIDAD

 

"Hay una doble lectura a hacer de este nuevo estado de cosas", comentó el miércoles la diputada de Izquierda Unida, de España, Marina Albiol. "Por un lado, una positiva: la gran coalición socialista-conservadora se quebró, lo cual puede ser interpretado como una victoria de la presión social, de la resistencia al Ttip que se había ido expresando de manera creciente en los últimos meses. Pero por otro lado se escamoteó, con una excusa reglamentarista, una votación democrática que hubiera probablemente marcado una victoria, en un punto tan central como el rechazo al Isds, de quienes nos oponemos a este tratado que amenaza con liquidar lo que aún queda en pie del Estado del bienestar europeo. Al suspender el debate y el voto del informe lo que realmente han dejado en suspenso es la democracia. Para decidir la postergación, socialistas y conservadores volvieron a rearmar su gran coalición, porque aunque se opongan en algunos puntos, coinciden en que el tratado puede dar prosperidad, crecimiento y desarrollo a Europa. Nosotros pensamos exactamente lo contrario". Otro eurodiputado español, Pablo Iglesias, el secretario general de Podemos, integrante al igual que Izquierda Unida del grupo Gue, coincidió con Albiol: "Parece que a algunos la democracia les interesa solamente cuando ganan ellos. Hubiera sido bueno votar", dijo. Florent Marcellesi, portavoz de Los Verdes-Equo, destacó "el temor de los personeros de la gran coalición": "Ya no están tan seguros de poder ganar. Hace dos años tenían una sola voz para ese tratado, 500 votos a favor del Ttip. Hoy no se ponen de acuerdo ni siquiera en si se debe debatir en sesión plenaria o no. La decisión de aplazar el debate revela también hasta qué punto la oposición a las negociaciones UE-Estados Unidos ha crecido en el Parlamento Europeo, un resultado de la presión pública y de la movilización contra el Ttip en todos los estados miembros de la Unión".

 

SALSAS Y CULEBRAS

 

Conservadores y liberales ya habían percibido un tiempo atrás que a los representantes socialistas en el Parlamento Europeo no les sería tan fácil hacer que a nivel nacional las dirigencias locales, y sobre todo las bases, se comieran las culebras del Isds sin adobarlas con algunas salsas que las hicieran más pasables. Estaban dispuestos a largar lastre con tal de que los socialistas se tragaran lo de los tribunales de controversias. "Es fundamental dar certezas a los inversores de que pueden contar con salvaguardas. Son ellos los que generan trabajo y deben ser protegidos. Para nosotros es esencial que esta cláusula se apruebe", repetían los muy liberales tories ingleses. La prensa española preguntó al eurodiputado Santiago Fisas si el Partido Popular Europeo (Ppe) iría hasta votar en contra del Ttip si éste no comprendiese la famosa cláusula de blindaje de las trasnacionales. "Es muy posible", lanzó el legislador conservador ibérico. "Lo que pasa es que el Isds es un mecanismo básico de este tipo de acuerdos, no sólo del Ttip, de todos los tratados de libre comercio", dijo.

Y así es, en efecto. El Isds es un procedimiento de arbitraje presente en la gigantesca mayoría de los Tlc que por el mundo andan, tanto entre bloques, entre bloques y países, como entre países. "Son la mayor trampa en la que caen habitualmente los países del Tercer Mundo cuando aceptan firmar tratados de este tipo", apunta la eurodiputada de Podemos Lola Sánchez. "Estos acuerdos llevan a que se constituyan tribunales arbitrales que de neutros nada tienen: por su composición tienden a fallar en favor de las grandes empresas trasnacionales, rarísimamente a favor de los estados. Los han padecido países latinoamericanos como Argentina o Ecuador, los africanos, hasta Canadá en litigios en el marco del Nafta con empresas de Estados Unidos."

En paralelo al Ppe, quienes más presionaron sobre los socialistas para que aceptaran la cláusula Isds fueron las patronales de la región, reunidas en la confederación Business Europe. Representantes de los empresarios repitieron en las últimas semanas las reuniones con eurodiputados de esa tendencia, y la propia directiva de Business Europe envió al portavoz socialista en el Parlamento Europeo, el italiano Gianni Pitella, una carta en la que le pedía no ceder en la aceptación del Isds. Después de todo, le decían en el mensaje, los socialistas ya habían obtenido a cambio que los populares se avinieran, en la Comisión de Comercio Internacional de la Eurocámara, a aceptar cláusulas de protección de la legislación ambiental o laboral europea. Si por ellos fuera, aclaraba en una entrevista un gran empresario francés, ni esas cláusulas hubieran incorporado. "Hubiéramos dejado todo librado al mercado, que es como deben ser las cosas en una economía libre." Business Europe anunció de todas maneras que dará batalla por la inclusión de los servicios públicos en el tratado con Estados Unidos. "No tienen por qué quedar fuera", señaló, lamentando que el Ppe hubiera transado con los socialistas dejarlos momentáneamente por fuera del acuerdo.

Los eurodiputados socialistas debieron justificar su transa ante sus bases que los increpaban. "Obtuvimos buenas contrapartidas", alegaron. "Frenamos la liberalización de los servicios y de los transportes. Logramos que en la Inta se avanzara en protección de los recursos públicos, en protección fitosanitaria, en derechos laborales, pero sólo se habla de los tribunales de arbitraje", se lamentó un vocero del Psoe.
Pero no hubo caso. Sectores del socialismo español se movilizaron en las redes sociales. "Hubo demasiadas concesiones a cambio de poco. Lo de los Isds es particularmente simbólico, no es cualquier cosa", dijo un dirigente de lo que se presenta como ala izquierda del Psoe. Los europarlamentarios de la rosa y el puño se vieron obligados a hacer marcha atrás y a admitir que se habían "equivocado" al votar el texto en la Comisión de Comercio Internacional. Fue, en realidad, un giro de 45 grados. Dijeron que aprobarían los tribunales de arbitraje, pero que su composición ya no sería la misma: "No aceptaremos jueces privados. Deberán ser todos jueces provenientes del sector estatal, de carrera, no provenientes de bufetes", intentaron corregirse.

"No es un tema de composición de los tribunales, sino de filosofía global de estos tratados comerciales. Que haya jueces públicos no es garantía de que voten de manera distinta a los privados", comentaron integrantes italianos del grupo de los Verdes. Pero en la izquierda hubo consenso para considerar que algo es algo y para confiar en que podrían arrimar con el tiempo a algunos socialistas a votar globalmente en contra del Ttip.

Pero las idas y vueltas del grupo socialista, su cacofonía, hartaron a populares y liberales, que negociaron con sus pares de la Gran Coalición desensillar hasta que aclare. El martes socialistas y derecha rebobinaron y decidieron postergar la votación. "El Ttip es demasiado importante como para que no pueda esperar un poco más mientras acordamos un nuevo texto que recoja lo esencial de su filosofía", dijo un parlamentario de la Cdu alemana.

En el Gue y en los Verdes, mientras tanto, se apuesta a continuar corroyendo las posibilidades de que el tratado llegue a aprobarse, al menos en el corto plazo. Sólo queda una sesión de la Eurocámara, en julio, antes del gran receso estival, y la gran cantidad de enmiendas presentadas, las discrepancias emergentes –aunque fuera de detalle– entre socialistas y populares y liberales, y la resistencia social que parece acentuarse harían que las discusiones se prolongaran por varios meses. El año próximo es, además, año electoral en Estados Unidos, y en Washington congresistas, políticos de todo pelo y lobbistas estarán para otra cosa, se ilusionan, por ejemplo, en Podemos. "Es cierto que no somos los parlamentarios los que llevamos las negociaciones con Estados Unidos, sino el Ejecutivo de la Unión, la Comisión Europea. Pero acuerden lo que acuerden a ese nivel deberán refrendarlo sí o sí en el Parlamento. Y allí algo podremos lograr", dice Marina Albiol.

 


Hacha al Tisa


Mientras esto sucedía en Estrasburgo, Francia, sede del Parlamento Europeo, en Bruselas, capital de la Unión y base de la Comisión Europea, esta semana legisladores españoles de Izquierda Unida (IU) bombardeaban el Tisa. Unos días antes publico.es divulgaba en España documentos revelados por Wikileaks sobre ese acuerdo de libre comercio en el ramo de los servicios negociado clandestinamente por 50 países. Esencialmente los mismos documentos manejados simultáneamente por Brecha en Montevideo (véase la última edición del semanario). Los eurodiputados elevaron a la Comisión un amplio pedido de informes sobre el tratado en cuestión, partiendo de la base de que lo divulgado deja entrever peligros para "las condiciones de vida" en general de los ciudadanos europeos debido a la supresión de barreras comerciales y la desregulación que promueve el Tisa. También plantean, señala público, que Bruselas "puede estar incumpliendo la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados, que establece que estos acuerdos deben someterse a debate democrático". "¿Considera la Comisión que tiene legitimidad democrática para ser parte de estas negociaciones sin haberse debatido antes en ninguna institución electa por sufragio universal?", preguntan Marina Albiol, Javier Couso, Paloma López, Lidia Senra y Ángela Vallina.


En paralelo, Bruselas fue también sede de unas jornadas previas a la reunión, esta semana, de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea. Las jornadas estuvieron centradas en el debate sobre los tratados comerciales y en ellas participaron representantes de organizaciones sociales de los dos continentes, como Fernando Gambera, del Pit-cnt uruguayo. Según la crónica de público, "Gambera alertó que ante el Tisa está claudicando un país tras otro, 'incluso los que podrían parecer, o pensamos que son, más progresistas, como algunos del Mercosur'". En Uruguay, dijo el sindicalista, "el presidente ha pasado de no saber nada de este acuerdo internacional a estar participando en las negociaciones. (...) El Tisa impedirá a los futuros gobiernos, del signo que sean, cambiar las legislaciones, y esto puede ser muy grave para países en los que, como Uruguay, sectores como la energía o las telecomunicaciones aún son de monopolio estatal".


La estadounidense radicada en Francia Susan George, del Transnational Institute, dijo por su lado que en caso de concretarse el Ttip, el Tisa y el Tpp, el acuerdo Trans Pacífico, Estados Unidos "pasará a controlar el 60 por ciento del Pib mundial y el 75 por ciento del comercio mundial", mientras las empresas multinacionales "acumularán cada vez mayor poder".


La Federación Europea de Sindicatos de Servicios Públicos alertó en especial sobre las consecuencias que tratados como el Tisa pueden tener sobre servicios básicos como el agua. "Ya hay una liberalización en marcha en el sector. Hace algunos años, el 75 por ciento del agua en Europa se gestionaba públicamente y ahora se está por debajo del 50", dijo el portavoz de esa federación, Pablo Sánchez. "Los beneficiarios de estas privatizaciones de la gestión del recurso son empresas con nombre y apellido: Suez, Eolia, Aqualia...".

"El consumo sirve para pensar, no es irracional"

Autor de una primera tentativa de pensar la obra de Cortázar a partir de la consideración de ésta como una producción de excedentes de la modernidad, significativamente titulada Cortázar, una antropologia poética (1968), el antropólogo y sociólogo Néstor García Canclini ha estudiado los procesos de transformación cultural en libros como Culturas híbridas (1990), Consumidores y ciudadanos (1995) o La globalización imaginada (1999); y ha elaborado toda una red de conceptos con trabajos como La producción simbólica (1979) o Las culturas populares en el capitalismo (1982), ensayo por el que recibió el Premio Casas de las Américas en 1981. Sus libros han establecido un campo de estudio multidisciplinar que ha dibujado un marco para la investigación de las sociedades actuales no exenta de polémica en ocasiones por la minimización, en sus últimos libros, de los conflictos políticos.


Usted ha hecho un enorme esfuerzo por definir la naturaleza histórica de las culturas populares al margen de otras oprimidas, subalternas, primitivas. ¿Qué sigue designando con 'popular'?


La noción ha cambiado mucho. El libro Las culturas populares en el capitalismo tiene más de treinta años. En una época se definió por oposición a lo culto, o al arte de élite, de la cultura de los sectores hegemónicos, pero ya hace más de medio siglo que la cultura masiva distribuida por los medios de comunicación de difusión amplia recolocó la cuestión de lo popular, sobre todo al incorporar a amplios sectores populares al consumo de radio, cine, televisión, vídeo. En la actualidad, la noción de lo popular se sigue usando pero con menor aplicación en las ciencias sociales porque han surgido otras nociones y se ha desdibujado el objeto de estudio de lo popular. Se habla de subalternos, excluidos, oprimidos; y además ha habido mucha confusión ligada a la expropiación de la noción de popular por partidos, como ocurre en España, por museos de cultura popular que han hecho una puesta en escena institucionalizada de lo popular y por otros actores que no son populares en el sentido clásico pero que se apropian de la noción. De manera que tenemos que tener precauciones para usar el término.


¿Eso significa que ya no hay cultura popular hoy?


Hay muchas culturas que podemos llamar populares. En inglés desde siempre consideran la cultura popular como la cultura consumida por los sectores populares pero que producen los medios masivos de comunicación. La otra cuestión que ha contribuido a esta reelaboración de la noción de cultura popular es lo que desarrollé en Culturas híbridas en cuanto a la fusión, la combinación de recursos de cultura popular, de élites masivas en productos culturales contemporáneos. Para dar un ejemplo: mientras las artesanías de las que hablo en Las culturas populares en el capitalismo han sido producidas y lo siguen siendo por sectores populares, clases bajas, indígenas, hay muchísimos otros bienes culturales, por ejemplo en la música, en los que los jóvenes producen música popular pero nutriéndose también de las músicas de élite, como ha ocurrido a lo largo de la historia.


Usted siempre ha rechazado el que pudiera existir una esencia de lo popular


Claro. Mi apuesta ha sido desustancializar lo popular, no hay una esencia que se reproduzca, sino es una posición social de sectores subalternos que producen cultura y la consumen para posicionarse desde ese lugar y expresar su condición subalterna. Lo popular no corresponde con precisión a un referente empírico, a sujetos o situaciones sociales nítidamente identificables en la realidad.


Las tradiciones se consideran cultura popular, por ejemplo la Semana Santa. ¿Está usted de acuerdo?


Hay que ver cada caso en particular. Si son procesos muy masivos e incluyen a varias clases sociales, por ejemplo, la Semana Santa en Sevilla, no incluye sólo a los sectores populares, también participan sectores de la burguesía y otros grupos hegemónicos que sienten identificación con esos rituales y tradiciones. Es difícil considerarlo como cultura popular. Los propios sectores populares están interesados en que su propia producción se extienda más allá de lo popular, yo lo he visto desde que estudié las artesanías y vi cómo tomaban iconografías de la televisión, de medios masivos hegemónicos para incorporar a su representación de lo social, porque había una motivación económica fuerte: querían vender también a sectores urbanos, a otros mercados incluso extranjeros, turistas, y entonces no iban a hacer circular sólo su mitología, su cosmovisión tradicional. Esto tiene que ver con algo ya muy analizado en las ciencias sociales: que las tradiciones se articulan y se reelaboran en diálogo con formas contemporáneas que no son populares; y esto no creo que signifique nada malo, no creo que haya que arrinconar las tradiciones en sus formas originarias si los propios actores que las gestionan o las producen quieren interactuar con otros. La pregunta que sigue es desde qué posición, desde qué capacidad de manejar su historia, están interactuando.


¿Ha habido, como parece, un desplazamiento de este concepto en Consumidores y ciudadanos?


Quise desarrollar una idea un poco a contracorriente de los estudios que se habían hecho hasta ese momento sobre ciudadanía y consumo. Había amplios sectores de la izquierda que pensaban que para ser ciudadanos emancipados había que desentenderse de las presiones y las seducciones del consumo. A mí me parecía que eso dejaba fuera muchos comportamientos de los sectores populares y de otros sectores sociales. Trabajando sobre el papel del consumo en la economía política, uno puede ver que el consumo no es algo malo, es algo necesario para la reproducción de la vida social. Si hubiera solamente producción y circulación y no hubiera consumo, no iría a ningún lado la producción. El consumo es una parte necesaria: necesitamos apropiarnos de los bienes, de la vivienda, de la comida, de la ropa, todo lo que utilizamos. Muchas críticas al consumo en realidad han sido críticas al consumismo, que sería una exageración, una exacerbación del consumo. Pero si tomamos el consumo como parte de la reproducción de la vida social, la pregunta era más bien cómo se produce ciudadanía también en el consumo. No sólo en la militancia política, en la formación intelectual, en el razonamiento, en la toma de posición en los conflictos sociales, también somos ciudadanos cuando elegimos aquello que vamos a consumir. El acto de consumir no es un acto irracional, puede ser algo hecho por fascinación, por apresuramiento, por encandilamiento con algo que nos ofrecen, pero si vemos el comportamiento de consumo de una familia durante un mes, lo que vamos a ver es que hay un discernimiento cuidado de cómo se usan los recursos de esa familia, cuánto le corresponde a cada miembro para gastar, en qué hay que emplearlo diariamente, cuáles son los gastos suntuarios. Hay un disciplinamiento, una organización racional del consumo. El consumo sirve para pensar: no es un lugar de lo irracional sino el lugar en el que ejercemos formas de selección y organización de nuestra vida, y por lo tanto puede ser también un lugar de ejercicio de la ciudadanía. Esto queda muy claro si pensamos en los países en los que hay organizaciones de consumidores.


¿Podría señalar el modo de funcionamiento de las culturas hoy?


Ésta es una problemática que se volvió más visible a partir de los años 80, no es que no existiera antes la globalización, pero la existencia de satélites de internet fue transformando el conjunto de las relaciones entre las sociedades. Nos volvimos más interdependientes, por un lado en el mundo financiero –porque las bolsas del mundo empezaban a estar articuladas simultáneamente–, también en la producción económica porque se desplazaron muchas fábricas de países metropolitanos a la periferia donde podían pagar salarios más bajos; y se produjo en general una circulación transnacional de bienes materiales y simbólicos muy fluida. También los procesos de migración masiva contribuyeron a generar estas interacciones intensas entre sociedades como es muy fácil de percibir en Europa con los asentamientos de migrantes de África, Asia y América Latina. Todos estos procesos fueron configurando una escena de mayor interdependencia entre todas las sociedades y las culturas. De manera que es muy difícil hacer estudios de culturas nacionales como si estuvieran encapsuladas sólo en España, sólo en Francia, sólo en Argentina, cuando los bienes que consumimos diariamente proceden de muchas latitudes, y a su vez lo que produce nuestro país, los artistas, los músicos, los creadores culturales, es difundido, por lo menos una parte, en muchas otras sociedades.


¿Hacia qué mundo cultural nos dirigimos? ¿Desaparecerán las culturas nacionales?


Hubo una época, en los años 80 y 90, en la que se trabajó esta idea de que las culturas nacionales se irían evaporando por la mundialización, la globalización, igual que se pensó, con una mirada muy estereotipada, que todas las culturas se iban a ir americanizando, que se iban a parecer cada vez más a la cultura hecha en inglés, que el cine de Hollywood se va a comer todo. No es lo que ha ocurrido. Pongo a veces el ejemplo de la comida. Cuando aparecieron los primeros McDonald's en Francia o en México se dijo "uy, va a desaparecer la comida francesa, la comida mexicana". No, lo que ha ocurrido 25 años después es que hay McDonald's pero en cualquier ciudad latinoamericana grande o mediana hay más shushis y pizzerías que McDonald's. El proceso más complejo que hemos observado es que hay una cosmopolitización de la gastronomía.


Pero esta descripción no presenta ningún carácter conflictivo respecto, por ejemplo, a la imposición alimentaria


Por supuesto importan los capitales agresivos, como los de McDonald's y otras transnacionales que penetran en el mundo editorial, como Hollywood en el cine, pero en la India se producen más películas que en Hollywood, que llegan mal a nuestras pantallas porque las distribuidoras están principalmente controladas por empresas asociadas a Hollywood, pero eso no quiere decir que sea el único modo para hacer cine, ni que sea el único que se distribuya.


Quería volver a una polémica clásica: ¿quién hace la historia? Usted ha encontrado una forma de presentarla integradamente, ¿cómo llegó a esta forma?
Desde luego yo hablaría de una historia mundial, no universal. Y no creo que pueda seguir sosteniéndose esta historia teleológica que tenía un sujeto privilegiado. Más bien creo que debería pensarse la historia desde las confluencias de multitud de agentes sociales en muy diferentes situaciones, poniendo especial atención en el carácter relacional de sus acciones. Ese sujeto múltiple recibe la historia tanto como la hace.


Me interesaría que explicara la idea de que "después del posmodernismo, la reapertura del debate sobre la modernidad".


En realidad, la posmodernidad tuvo su importancia en los 80 en tanto que establece los límites de la modernidad, no como una etapa o tendencia que reemplazaría al mundo moderno, sino como una manera de problematizar los vínculos equívocos que éste armó con las tradiciones que quiso excluir o superar para constituirse.

Viernes, 19 Junio 2015 08:37

Crisis y cumbre de emergencia

Crisis y cumbre de emergencia

El llamado a la cumbre del lunes próximo llega a menos de dos semanas de que expire el programa de rescate para Grecia y de que el país tenga que pagar 1600 millones de euros al FMI. Tsipras rechaza bajar pensiones y subir el IVA.


Las posibilidades de que Grecia caiga en default y abandone el euro crecieron ayer luego del fracaso de una nueva reunión ministerial dedicada a la crisis, lo que derivó en la convocatoria de urgencia de una cumbre de líderes de la Eurozona que podría definir el futuro griego dentro de la moneda común. El fracaso del encuentro de ministros de Finanzas y Economía de la Eurozona, reunidos en el Eurogrupo, y el llamado a la cumbre del lunes próximo llegan a menos de dos semanas de que expire el programa de rescate financiero para Grecia y de que ese país tenga que pagar 1600 millones de euros al Fondo Monetario Internacional (FMI). "Atenas deberá pagar puntualmente su deuda" con el organismo de crédito internacional que vence a fin de mes, advirtió la directora gerente, Christine Lagarde, en Luxemburgo, donde los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona deliberan sobre la situación de Atenas.

 

Si Grecia no recibe el dinero de rescate de sus acreedores, dentro de los cuales se incluyen además la Comisión Europea (CE) y el Banco Central Europeo (BCE), se estima que no podrá hacer frente al vencimiento con el FMI del 30 de junio, con lo que caería en cesación de pagos y peligraría su permanencia en el euro. La resolución de la crisis se complicó en los últimos días luego de que el gobierno griego del primer ministro Alexis Tsipras rechazara aplicar medidas de ajuste que los acreedores exigen a cambio de entregarle 7200 millones de euros del último tramo del rescate que mantienen congelados desde hace meses.

 

A su llegada a Luxemburgo, el ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, no especificó si tenía pensado presentar nuevas propuestas concretas, pero indicó que tenía el propósito de reemplazar "la costosa discordia por un consenso eficaz". Luego del encuentro, Varoufakis dijo que advirtió a sus pares de la Eurozona que se está "peligrosamente cerca de un estado de ánimo que acepta un accidente", según afirmó en referencia a una posible quiebra de su país. "Urgí a mis colegas a no caer presa de ese estado de ánimo", afirmó el funcionario heleno. "Podemos forjar un buen acuerdo. Nuestro gobierno está preparado con ideas y con una determinación a cultivar las dos formas necesarias de confianza para poner fin a este drama griego: la confianza de nuestros socios y la confianza de nuestra gente." Varoufakis dijo que presentó a los ministros de la Eurozona una propuesta amplia que puede resolver, de ser aceptada, la crisis griega de una vez por todas en un lapso breve.

 

Tras la reunión en Luxemburgo, el presidente del Eurogrupo, Jeoren Dijsselbloem, señaló en conferencia de prensa que lamentablemente hubo poco progreso en las conversaciones y que Grecia presentó pocas nuevas propuestas de reformas económicas que fueran creíbles y serias. "Hemos mandado una fuerte señal a las autoridades griegas de que les corresponde a ellas enviar nuevas propuestas, propuestas adicionales, en los próximos días, y entablar conversaciones de manera completa con las instituciones", apuntó Dijsselbloem, quien también es ministro de Finanzas de Holanda. "El tiempo se acaba, el programa de rescate se acaba a fines de mes", recordó Dijsselbloem.

 

Por su parte, Lagarde protagonizó ayer un momento de tensión con Varoufakis, ante quien se presentó con ironía días después de que Tsipras atribuyera al FMI una responsabilidad criminal en la situación en la que se encuentra su país. "A usted le debería gustar este momento, viene la criminal en jefe a saludar al otro bando", señaló Lagarde con gesto serio, según testigos de la conversación en el Eurogrupo. Lagarde, quien horas antes había advertido de que no hay período de gracia para Atenas si no paga a fines de mes, consideró a su llegada al Eurogrupo que si hubiera propuestas del lado griego "sería formidable porque nos permitiría trabajar".

 

"Sin acuerdo en el Eurogrupo. Una señal fuerte a Grecia para que se comprometa seriamente en las negociaciones", escribió el vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro, Valdis Dombrovskis, en Twitter, tras concluir la reunión de ministros de Finanzas y de Economía de la eurozona en Luxemburgo. "El Eurogrupo se mantiene preparado para volver a reunirse en cualquier momento", agregó.

 

De inmediato, desde Bruselas, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, convocó una cumbre de líderes de la eurozona para el lunes, con el fin de tratar la situación griega tras el fracaso de ayer. "Es el momento de abordar con urgencia la situación de Grecia al más alto nivel político", dijo Tusk en un comunicado.

Rafael Correa retira polémicas iniciativas y ofrece debatirlas

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció anoche que retira temporalmente dos proyectos de ley que prevén elevar el impuesto a las herencias y establecen nuevos gravámenes a la plusvalía, al cumplirse una semana de protestas en esta capital y otras ciudades contra ambas iniciativas. Horas antes, desafió a la oposición a que llame a una consulta popular de revocatoria del mandato prevista en la Constitución.

 

Al plantear la consulta ante miles de simpatizantes congregados en la céntrica Plaza de la Independencia, Correa expuso: Quieren sacar al presidente, quieren ser demócratas, vamos democráticamente, apliquen el artículo 105 de la Constitución: llamen a una consulta de revocatoria y con inmenso gusto los derrotaremos nuevamente en las urnas.

 

En la noche de este lunes, en un mensaje a la nación, el gobernante dijo: Para evitar que estos grupos provoquen más violencia... he decidido retirar temporalmente los proyectos de ley y abrir un gran debate, invitar a un gran debate nacional, y explicó que la medida responde al deseo de mantener un ambiente tranquilo y pacífico con miras a la próxima visita del papa Francisco a Ecuador, del 5 al 8 de julio.

 

El secretario general de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), Ernesto Samper, advirtió que ese bloque subregional se opondrá firmemente a cualquier intento de desestabilizar al gobierno de Ecuador. A su vez, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, afirmó que su par ecuatoriano saldrá fortalecido de estas conspiraciones.

 

Impulsada por Correa, la Constitución de Ecuador de 2008 prevé la convocatoria a un referendo revocatorio del presidente apoyado en la recolección de firmas. La norma establece como requisito 15 por ciento del registro electoral, que serían 1.8 millones de rúbricas para dar paso a la consulta.

 

¡Listo Correa, aceptado el desafío! Vamos por la revocatoria pero con un Consejo Electoral independiente, señaló por Twitter el diputado Andrés Páez, uno de los que han llamado a las protestas contra el gobierno. Estas manifestaciones comenzaron el 8 de junio con miles de personas, sobre todo en Quito, Guayaquil y Cuenca, aunado a las llamados en redes sociales.

 

Los sectores opositores que han promovido las protestas en rechazo a las enmiendas sostienen que afectan a los pobres y a la clase media, pero el gobierno lo niega categóricamente.

 

El mandatario, que gobierna desde 2007, goza de índices de popularidad superiores a 50 por ciento y ha ganado tres elecciones presidenciales. Aseveró que en su país opera una estrategia de derecha para desgastar a su gobierno y después llegar a un golpe de Estado, mientras en las calles había protestas en su favor y en contra.

 

Ellos (la oposición) tienen la fuerza, la violencia, ilimitado poder económico, los medios de comunicación, pero nosotros los tenemos a ustedes y venceremos, compañeros. A defender sin violencia, pero con absoluta firmeza esta revolución, gritó Correa a sus seguidores, que respondían con la consigna: Correa no se va.

 

El mandatario recalcó que está en marcha una conspiración opositora, a la cual acusó de utilizar como pretexto las dos reformas tributarias que impulsa el gobierno en la Asamblea Nacional, de mayoría oficialista. El órgano legislativo recibió esas propuestas la semana pasada con carácter urgente, y tiene 30 días para aprobarlas o rechazarlas. Si no las tramita, ambas entrarán en vigor automáticamente.

 

Este lunes, el mandatario volvió a defender las iniciativas, ya que buscan una mejor distribución de la riqueza, y ofreció archivar las leyes si la derecha demuestra que afectan a los pobres.

 

La reforma más polémica es la Ley de Herencias, pero Correa afirma que ésta afecta sólo a 2 por ciento de la población, donde se encuentran familias acaudaladas que concentran 90 por ciento de las grandes empresas de este país.

 

La otra iniciativa que es rechazada por los grupos económicos y de clase alta y media establece nuevos impuestos a la plusvalía, la ganancia extraordinaria que adquieren terrenos privados por inversiones estatales. El gravamen en este caso, según los reportes, sería hasta de 75 por ciento.

 

Así, según sus detractores, tales iniciativas son un castigo al patrimonio familiar y el éxito económico en una sociedad tradicionalmente conservadora.

"En Pixar, el arte siempre desafía a la tecnología"

El director y el productor de la nueva película del célebre estudio de animación describen sus métodos de trabajo y revelan sus fuentes de inspiración. "La caricatura y la abstracción nos interesan más que la realidad",


La inspiración llegó como casi siempre: cuando menos se la esperaba, proveniente de un lugar inhabitual, entreverada en la rutina más pura y dura. Pete Docter veía a su hija de nueve años enérgica, vital y con la alegría propia de aquellos que aún conservan la inocencia de una visión forjada al calor de lo lúdico. Hasta que dejó de hacerlo: ella creció y mutó chispa por ensimismamiento, explosión por silencio. "¿Cómo pudo haber cambiado tanto? ¿Qué estará pasando por su cabeza?", se preguntó. Coguionista de las dos primeras Toy Story y Wall-e, codirector de Monsters Inc. y UP, una aventura de altura y animador de otras tantas películas fundamentales de Pixar, el padre hizo lo que diez de cada diez artistas en esa situación. Esto es, buscar respuestas a través de su medio de expresión, poniendo su imaginación en este caso al servicio de un objeto creativo compuesto por partes iguales de amor, melancolía por aquello que se va para no volver y una andanada de gags que incluye a varios de los que estarán entre los mejores de 2015. Así, y con sólo 16 velas sopladas, la señorita Docter puede ufanarse de haber inspirado uno de los picos más altos de la historia del estudio del velador saltarín como es Intensa-mente, cuyo estreno nacional está agendado para el próximo jueves.


"Siempre hay que buscar la experiencia humana real." La frase que Docter dijo a Página/12 durante la entrevista que brindó junto al productor Jonas Rivera sintetiza el núcleo ético y estético de este film y de todos los salidos del estudio creado por John sseter, aun aquellos fechados después de su pase a la órbita de Disney, en 2006, cuando varios coquetearon con la reiteración y cierta pereza ilustradas en una sucesión de remakes y fórmulas remanidas ("Es cada vez más difícil hablar y dar a conocer una película original", reconoce Rivera). Estrenada con críticas laudatorias en el último Festival de Cannes, Intensa-mente no reduce su target a niñ@s ni mucho menos a [email protected] a la categoría de infradotados, convirtiéndose en una película para todos los públicos como pocas en la cartelera comercial. "Los chicos van a disfrutarla en un nivel diferente que los padres. Incluso a veces ellos la entienden mejor que los adultos", aseguró Rivera durante la conferencia de prensa realizada después de la proyección de prensa. "Lo que intentamos transmitir no es tanto un mensaje sino mostrar las dificultades que implica crecer. A medida que íbamos investigando, nos dimos cuenta de que las emociones nos sirven de diferentes formas según pasan los años. Por eso es increíblemente importante para una familia ser abierta, comunicativa y estar emotivamente conectada", completó Docter.


La que está creciendo en la ficción es Riley, que a sus joviales y explosivos once años debe mudarse con su familia a San Francisco, dejando atrás a amigos y costumbres, además de la infancia. A partir de esa anécdota, Intensa-mente muestra el funcionamiento e interacción de sus distintas emociones internas, lideradas por Alegría (voz original de la comediante Amy Poehler), según las acciones del "mundo real". "Creo que todos podemos relacionarlos con la idea de escuchar voces en nuestra cabeza, sentir de una manera pero finalmente actuar de otra. Fue muy divertido ver la película con nuestra familia porque uno de las cuestiones principales es que, más allá de lo que pase, todo puede estar bien mañana", dice Docter antes de recordar los primeros encuentros con John Lasseter. "Lo que le gustó fue la oportunidad de entrar en la mente y experimentar cosas que todos conocemos pero nadie vio. Y también la idea de las emociones como personajes. Nosotros veíamos potencial cómico ahí, así que lo primero que hicimos fue focalizarlos en ellas. Fue un proceso de exploración creativa largo, con decenas de artistas haciendo muchísimos dibujos y un par de años para escribir el guión, tarea que habitualmente significa el 95 por ciento del trabajo: asegurarnos que funcione la historia, que estén bien determinados los personajes, los tiempos de cada situación. Cuanto más sabemos del guión y la historia, uno puede ser más eficiente en la animación."


–¿En qué momento decidieron que las emociones tuvieran géneros distintos? ¿Cuál fue el criterio para determinar cuáles serían femeninas y cuáles masculinas?


Pete Docter: –Al comienzo pensamos que todas las emociones de Riley fueran femeninas, pero después nos dimos cuenta que habría más contraste y más humor si contemplábamos los dos géneros. Algunos nos marcaron el hecho de que las emociones de la mamá y el papá son todas femeninas y masculinas, pero eso nos daba un grado cómico mayor, además de permitirnos ubicar mejor al espectador: eran cuatro locaciones con 18 personajes, entonces teníamos que dejar bien en claro dónde estábamos. En ese aspecto no nos importaba tanto la cuestión científica como ser graciosos.


–¿Cómo siguió el proceso creativo?


P. D.: –Después pensamos en el comando central, que es donde trabajan las emociones. Y como habíamos decidido que esta película iba a transcurrir en la mente y no en el cerebro, no queríamos que aparezcan rodeadas de los componentes que hay en una cabeza, como vasos sanguíneos y esas cosas. Queríamos reflejar la sensación de estar en una nena chiquita, así que tratamos de combinar un pequeño mundo con reglas particulares y un negocio de Apple.


Jonas Rivera: –Cualquier cosa que uno observe puede convertirse en una película cuando se trata de animación. Podríamos hacer una sobre galletitas en frasco. Como productor me gustó que fuera un concepto claro y conciso, pero enorme a la hora de poder explorarlo.


–¿Esas posibilidades de exploración se deben a que, a diferencia de películas de Pixar como Toy Story, Cars o Buscando a Nemo, aquí la acción se sitúa en universos enteramente imaginados? ¿Es más complejo partir desde ahí, sin que existan puntos de contactos con lo real?


J. R: –Bueno, Intensa-mente se sitúa en un mundo del que no sabíamos absolutamente nada; cómo lucían las sillas, las mesas y ni hablar de los personajes. No había nada dado de antemano. Y cuando Pete dijo que era una película de la mente y no del cerebro, tuvimos una licencia artística muy grande para interpretar.


P. D.: –Tanto para ésta como para Monsters, Inc. hicimos una amplia investigación. En el caso de la primera, incluso nos sentamos en un placard, pero no pasó nada, entonces hablamos con expertos para ver cómo los chicos percibían a los monstruos. Para Intensa-mente hablamos con neurólogos, psicólogos y psiquiatras; queríamos interiorizarnos en el funcionamiento de la mente y los recuerdos, pero nos encontramos con que hay muchas cosas que no se sabe cómo funcionan. De hecho, algunos científicos decían que había tres emociones básicas y otros que no, que eran 26. Más allá de que no nos importaba la cantidad sino cómo actuaban y cuál era el área de acción de cada una, definitivamente fue una influencia para nosotros y encontrar imágenes para eso significó un trabajo grandísimo. Dependíamos de los artistas del estudio, quienes más que escuchar a la ciencia trataron de buscar dentro de sí para crear un mundo de manera intuitiva. En Pixar el arte desafía a la tecnología y la tecnología inspira al arte. La caricatura y la abstracción nos interesan más que la realidad, así que siempre estoy buscando excusas para que las historias sigan ese camino.


–¿A qué se refiere con "más interesado en la abstracción que en el mundo real"?


P. D.: –Es una de las cuestiones por la que estoy enamorado de la animación. Cuando uno logra una buena caricatura de una persona, ella se ve más real ahí que en una foto. La animación puede tomar la complejidad de la vida real, destilarla y filtrar todo aquello que no aporte un significado para generar algo más potente que lo real. Es una cuestión que me aclara y me permite entender mejor el mundo. John dijo que tenía que ser creíble, no real.


–¿De dónde viene la preocupación de Pixar por los mundos que coexisten con el terrenal pero son imperceptibles?


P. D.: –Creo que parte de la diversión proviene de la idea de mirar a un mundo con el que estamos familiarizados pero desde un punto de vista no habitual. Parte del desafío de Intensa-mente era llevar al público a un mundo que nosotros habíamos pensado, pero no habíamos visto. Aunque nuestras películas hablen de pescados, juguetes o autos, a la larga siempre se trata de nosotros, de nuestros miedos y sentimientos.


–UP se pensó antes de la explosión del 3D y se convirtió a ese formato en la posproducción. Aquí, en cambio, el 3D estuvo desde el comienzo. ¿Cambió la concepción creativa?


J. R.: –La buena noticia fue que no cambiamos mucho. Cuando hicimos Up no éramos fanáticos de la idea del 3D como la posibilidad de tirar cosas a la pantalla ni que saliera a buscar al espectador, sino que queríamos que funcionara como una ventana. Lo usamos mucho para darle profundidad visual: color, iluminación, detalles. Era otra herramienta para marcar dónde estaban los personajes emocionalmente. Pero terminamos haciendo la película como siempre. Compusimos las imágenes de la misma forma que antes y después hubo un equipo de artistas que acomodaron las cosas al formato 3D.


–En Monsters, Inc. había un peso muy grande de los sueños, Up estaba atravesada por los recuerdos de la ex mujer del protagonista y gran parte de Intensa-mente transcurre en la mente de una nena. Podría pensarse que tienen un interésparticular por el subconsciente. ¿Es así?


P. D.: –Sí, totalmente. Muchas veces uno se pone a hacer una película sin saber por qué ni qué quiere transmitir. El proceso de descubrimiento es un viaje propio, como una suerte de terapia en la que uno empieza a entenderse más y mejor a uno mismo. Creo que de alguna forma tiene razón con su pregunta. Las películas tienen que ver con hurgar profundamente en nuestras vidas y tocar la de aquellos que las miren.


J. R.: –Si bien no están directamente relacionadas porque transcurren en mundos distintos, las tres juegan con la sensación de ser niños y mantenerse joven, como una suerte de Peter Pan. Esto estaba incluso en Up, que al fin de cuentas hablaba sobre un hombre dispuesto a todo con tal de aferrarse a algo.


–Además, el inconsciente es un terreno donde todo es posible, igual que la animación.


P. D.: –Sí, pero siempre hay que tratar de vincularlo con la vida normal, más allá de que las películas traten de bichos, autos o juguetes. Siempre hay que buscar la experiencia humana real, el tema, para que el film le hable e interpele el público.

Philae está bien colocado y tiene energía de los paneles solares

El robot Philae, posado sobre un cometa a más de 510 millones de kilómetros de la Tierra, envió este jueves tres buenas noticias sobre su funcionamiento. Es sometido a un chequeo, anunciaron los científicos.

 

"Pasó la noche sobre el cometa y tenemos tres buenas noticias: la primera es que está posado sobre el núcleo del cometa; la segunda, que recibe energía: sus paneles solares están encendidos y le permitrán enfrentar el futuro, y la tercera es que estamos en contacto permanente con él, ya que emite y envía informaciones a Rosetta y luego la sonda, que orbita el cometa, las transmite" a la Tierra, dijo Jean-Yves Le Gall, presidente del Centro Nacional de Estudios Espaciales de Francia.


Según Le Gall, "la señal de radio funciona bien, estamos en contacto directo con Philae", agregó.


Consultado acerca del anclaje del robot sobre la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko y el funcionamiento de los dos arpones que lleva en las patas, destacó que "lo más importante es que estamos bien colocados. Luego veremos lo que hacemos con los arpones. Estamos haciendo un chequeo de Philae. Estamos en contacto, eso es lo más importante.


Y sobre todo, tenemos energía, insistió Le Gall. Teníamos la batería que permitía vivir de manera autónoma varias decenas de horas, pero ahora los paneles solares funcionan, agregó. Eso permitirá tener una vida mucho más larga para el robot, más allá de las 60 horas previstas.
Todos los sistemas funcionan bien, aseguró el responsable.


En cuanto al núcleo del cometa, todas las teorías decían que era una bola de nieve sucia, más bien compacta. Ahora los científicos saben que se trata de una superficie totalmente accidentada. Allí donde esperábamos una superficie blanda, encontramos hielo duro, agregó Le Gall.
Pendiente muy inclinada


El robot funciona bien, pero las fotos que envía parecen indicar que está sobre una pendiente muy inclinada y rodeado de acantilados, indicó Philippe Gaudon, jefe del proyecto Rosetta del Centro Nacional de Estudios Espaciales.


Philae dispone de seis cámaras y tomó fotos en distintas direcciones, pero los científicos no recibieron las fotografías panorámicas que esperaban del cometa. En una de ellas se ve el cielo, en otra el suelo, en otra una especie de acantilado.


Según los responsables espaciales, el robot se encontraría a cierta distancia del lugar previsto inicialmente. Nuestra prioridad por ahora es seguir haciendo análisis científicos, sin mover nada, dijo Gaudon.


Repleto de instrumentos de observación, el robot carece de sistema de desplazamiento autónomo, tiene el tamaño aproximado de un refrigerador y pesa unos 100 kilos.


Desde el 6 de agosto y tras más de 10 años de viaje interplanetario de 6 mil 500 millones de kilómetros, la sonda no tripulada europea Rosetta se desplaza a escasas decenas de kilómetros junto al cometa, escoltando al cuerpo celeste en su movimiento a medida que se aproxima al Sol.


Los cometas son agregados de polvo y hielo, primordialmente, escombros restantes del proceso de formación del sistema solar ocurrido hace 4 mil 600 millones de años.


Por eso Philae intentará analizar directamente con sus instrumentos el núcleo del cometa y descifrar las claves para comprender cómo los planetas se formaron alrededor del Sol.

Sábado, 01 Noviembre 2014 07:59

Duro combate entre el EI y la coalición

Duro combate entre el EI y la coalición

Al menos 15 personas murieron ayer en una serie de ataques cerca de Bagdad, horas después de que el ejército recapturara partes de una estratégica ciudad petrolera al norte de la capital en manos del Estado Islámico (EI). En tanto, siete jihadistas perdieron la vida y otros seis resultaron heridos de gravedad en bombardeos de la coalición internacional al noreste de la ciudad iraquí de Mosul. Irak atraviesa su peor crisis desde la retirada de las tropas de combate estadounidenses, en 2011, desde que el EI lanzó una ofensiva este año que le permitió capturar casi un tercio del territorio del país. Luego de duros enfrentamientos durante la noche del jueves, el ejército iraquí, apoyado por milicianos chiítas, logró avanzar sus posiciones dentro de la ciudad petrolera sunnita de Beiji y retomar barrios del sur de la localidad, informaron fuentes de seguridad.

 

La ciudad había caído en manos de los islamistas en junio pasado, pero las fuerzas iraquíes pudieron mantener el control de la refinería de Beiji, que es la más grande de Irak.


Un vocero de la secretaría de prensa de la provincia de Salahadin dijo que las tropas y los milicianos tomaron la oficina del alcalde y la principal comisaría de la ciudad, que está ubicada a 250 kilómetros de Bagdad, informó la cadena CNN. Más tarde, en la periferia de Bagdad, una bomba explotó al mediodía en un mercado de animales en el barrio Suweib, al oeste de la capital, y provocó la muerte de cinco personas y heridas a 13, de acuerdo con la policía.


Otras dos personas murieron y nueve resultaron heridas por el estallido de otro artefacto explosivo en una calle comercial en el vecino suburbio de Radhawniyah. Más temprano, una bomba explotó en un mercado al aire libre en la ciudad de Madian, al sur de Bagdad, y mató a cuatro personas e hirió a 11. En Youssifiyah, 20 kilómetros al sur de Bagdad, cuatro personas murieron y otras 10 fueron heridas por el estallido de una bomba en otro mercado.


Ninguna organización reivindicó los atentados, pero el EI se viene atribuyendo muchos ataques similares, sobre todo en Bagdad, en las últimas semanas.


Por otra parte, el portavoz de la Unión Patriótica del Kurdistán (UPK) iraquí, Gayat al Suryi, explicó que aviones de la coalición encabezada por Estados Unidos atacaron dos posiciones del EI en la localidad de Bashika, a unos 17 kilómetros de Mosul, capital de la provincia de Nínive, en el norte de Irak. Durante las operaciones aéreas también resultaron destruidos dos edificios y dos vehículos de los jihadistas, reveló la fuente, que recordó además que la fuerza internacional había suspendido sus bombardeos hace una semana en esa zona.


Las tropas kurdas, o peshmergas, tomaron el control de la montaña de Bashika, que domina la localidad, después de librar varios combates con el grupo extremista, tras varios intentos fallidos por parte de los jihadistas de ocupar el monte. Mosul fue escenario hace nueve días de intensos bombardeos por parte de la aviación de la coalición internacional, el último contra el cuartel Al Kandi, que causó la muerte de 55 combatientes del EI.


Pero la violencia se extendió a la vecina Siria. El EI decapitó ayer a tres hombres por diversos cargos en distintos pueblos del este de la provincia siria de Deir al Zur (noreste), según informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.


Uno de ellos fue ejecutado en el pueblo de Al Bulín por supuestamente animar a su hijo a trabajar para la policía del gobierno sirio y fue juzgado por "apostasía" por los extremistas. Los otros dos hombres fueron decapitados y crucificados en plazas de las localidades de Al Ashara y Al Mayadin. Uno de ellos, sobrino de un dirigente de una brigada islamista, fue asesinado por los radicales por presuntamente combatir al EI y por guardar armas en su casa.


Unos 15 mil voluntarios de más de 80 países viajaron a Siria e Irak para combatir, afirmó un informe de la ONU del que el diario británico The Guardian publicó extractos ayer. De esta forma, la cifra de voluntarios extranjeros desde 2010 multiplica "varias veces" el número acumulado de quienes lo habían hecho en los 20 años anteriores, agregó el informe elaborado para el Consejo de Seguridad.
"Hay grupos de terroristas extranjeros de Francia, Rusia y el Reino Unido operando juntos", sostuvieron los autores del informe, según The Guardian.


El principal mando policial británico, Bernard Hogan-Howe, estimó la semana pasada que cinco personas dejan el país cada semana para combatir en las filas del EI. Las autoridades británicas creen que 500 de sus ciudadanos están luchando actualmente en Siria e Irak.

"Los ciudadanos hacen política cuando intentan controlar problemas en su vida cotidiana"

Es sociólogo de la Escuela de Altos Estudios de Ciencias Sociales de París y sus temas de investigación buscan entender qué pasa cuando la gente se asocia y moviliza en torno de una situación problemática. El feminismo, las Madres de Plaza de Mayo, la ecología, el papel de los medios, las redes sociales.

 

 

La publicación de El público y sus problemas, escrito por John Dewey en 1927, es considerado un momento fundacional del enfoque pragmático de los problemas públicos, que fue extensamente discutido en las décadas del '80 y del '90. El interés por el pragmatismo tocó la puerta del sociólogo Daniel Cefaï a comienzos de 1990. Fue entonces cuando este investigador de la Escuela de Altos Estudios de Ciencias Sociales (Ehess) inició una búsqueda de "alternativas a las teorías de la acción". Página/12 entrevistó a Cefaï en su visita a Buenos Aires, invitado por el Idaes-Unsam para dictar un seminario sobre "Publicidad, públicos y contra-públicos". En una discusión encendida, defendió su postura respecto del estudio de el/los "público(s)" y, desde allí, se negó a caracterizar la labor de los medios de comunicación en su cobertura de los asuntos públicos como construcción o encuadre. "Simplemente hay que seguir a la gente y describir sus actividades para entender cómo progresivamente hay una transformación de sus experiencias", sostiene el intelectual francés.


–¿En qué consiste el enfoque pragmático de los problemas públicos?
–A finales de los '80 surgieron en Francia nuevas formas de entender y practicar la sociología. Uno de los lugares más importantes para la transformación de la disciplina fue la colección "Raisons pratiques" (Razones prácticas), publicada en la EHESS, en Francia. Empezamos a buscar alternativas a las teorías de la acción, experiencia o situación. Mi interés por el pragmatismo data de comienzos de la década de 1990, a partir de leer La cultura de los problemas públicos (1981), de Joseph Gusfield, en el Centro de Investigaciones sobre los Movimientos Sociales. Y lo relacionamos con El público y sus problemas, de John Dewey. El pragmatismo es una filosofía norteamericana, cuyos protagonistas más famosos son Charles Sanders Peirce, William James, George Herbert Mead y John Dewey.


–¿Qué encuentra en esos autores a los que sigue?
–Mead era un activista progresista en los Estados Unidos y profesor de la Universidad de Chicago. Su libro Espíritu, persona y sociedad (1934) tuvo una influencia significativa en la sociología para describir la relación entre conciencia colectiva, interacciones sociales y formación de las personalidades. Dewey fue un gran psicólogo y pedagogo, y abordó cuestiones políticas tales como la existencia o no de un "público" en democracia. Tuvo una controversia épica con Walter Lippmann a propósito de eso. Una idea central en el pragmatismo es que los ciudadanos hacen política cuando intentan definir y controlar situaciones problemáticas en su vida cotidiana.


–¿Qué observa en esos procesos?
–Para enfrentar juntos un problema las personas se deben asociar, discutir y cooperar con el objeto de encontrar soluciones. Deben indagar, investigar, preguntar, definir qué es lo importante, buscar las causas, describir las responsabilidades y, a partir de todo eso, definir la situación problemática y encontrarle soluciones prácticas. Las nociones de investigación y experimentación son muy importantes para descubrir, conocer, reorganizar y controlar el medioambiente.


–¿Podría dar un ejemplo de una situación problemática que permita graficar lo que expresa?
–Pienso en la contaminación del Río de la Plata o la corrupción de los funcionarios ¡y la de los ciudadanos también! A escala local podemos ejemplificarlo con la destrucción de un barrio tradicional; a escala planetaria, con el calentamiento climático. De hecho, es posible referirse a todos los puntos de conflicto que resultan en movilizaciones colectivas, y que se pueden propagar en los sectores mediático, administrativo, científico, judicial... Esos puntos de conflicto se tornan problemas públicos, ganando nuevas codificaciones en cada sector y reorganizando ambientes institucionales a su alrededor.


–¿Cómo define el concepto de "público"?
–Existen distintos tipos de público. En la idea de opinión pública, aquellos que están en una situación de recepción y que se ven afectados por los mensajes enviados por una organización podrían movilizarse en respuesta a estos mensajes. Las Madres de Plaza de Mayo, por ejemplo, constituyen un público. Tienen razones diversas para juntarse con otra gente, con la que comparten sentimientos, memorias e intereses. Ellas consiguen, incluso, sensibilizar y movilizar a personas que no necesariamente sufrieron la desaparición de algún familiar en manos de la dictadura militar. Todas estas personas, las que están directamente involucradas en la situación problemática y las que no lo están, se movilizan pidiendo verdad y justicia, alertando a la opinión internacional, exhortando a los jueces e historiadores a realizar nuevas investigaciones, presionando al Estado a dar soluciones a esa crisis política. A esto me refiero con la idea de público.


–¿Qué otros ejemplos encuentra en su país o en Europa que ilustren esta noción de "público"?
–En este momento, en Europa hay un problema ecológico con las abejas. Es una situación problemática a partir de la cual se están haciendo consultas, averiguaciones, indagaciones, tratando de descubrir las posibles causas del problema. Los apicultores, preocupados por este asunto, se pusieron en contacto con los científicos que están investigando en diferentes áreas del campo para descubrir qué está pasando. Ahora que han identificado uno de los principales factores –un tipo de pesticida conocido como "El Gaucho"–, muchos optaron por movilizarse exigiendo que la empresa Monsanto detenga su venta y uso. Se han presentado denuncias contra esa compañía en los medios, en el Parlamento Europeo, en las redes ambientalistas. Los primeros pasos los dieron los colmeneros cuando constataron la muerte de los enjambres, pero luego se sumó un público, incluyendo a químicos, zoólogos y agrónomos, abogados, sindicalistas, lobistas, ciudadanos escandalizados, y diputados de Bruselas y Estrasburgo.


–Para que se forme un público, ¿sus integrantes deben compartir un mismo interés?
–El concepto de público es muy interesante porque moviliza a una cantidad de personas que no necesariamente están afectadas directamente por el problema en cuestión. Para un pragmatista, los intereses se constituyen y se comparten en el interior de la movilización. Es decir que el interés común que une a los miembros de un público no existe de antemano.


–¿Entonces qué motivación los une?
–No es un hecho concreto; el interés común nace y crece a medida que se va formulando la definición de dicho problema y se van agrupando colectivos comprometidos, concientizados y organizados alrededor de éste. Sin embargo, si uno se moviliza con otros, de alguna manera comparte esa problemática. Soy parte del público porque siento preocupación y no por haber tenido un interés material previo o una determinada creencia ideológica. Es posible imaginar que no me importe que las Madres de Plaza de Mayo hayan perdido a sus hijos, no es mi problema. Ahora, si el tema me empieza a preocupar, si siento compasión, si salgo a la calle, me uno a sus protestas y también envío peticiones o lo que fuere, entonces pasaré a ser parte de ese público. Esta forma de proceder constituye un compromiso público.


–¿En qué se diferencian la perspectiva de los problemas públicos y la de la construcción de los problemas sociales?
–No se trata sólo de una "construcción"; hay que comenzar por entender desde la experiencia de la gente. Esto marca una gran diferencia. No son meros grupos sociales que luchan por imponer sus intereses y alcanzar sus objetivos. Esto último es importante para entender el juego estratégico de las organizaciones pero no dice nada sobre lo que fue el trabajo de la experiencia y el esfuerzo de experimentación de las mujeres en el movimiento feminista, por ejemplo. Tenemos que estudiar eso: lo que sienten, sus vivencias, la forma en la que cuentan lo que les pasa en la vida cotidiana, el modo en que se ven afectadas por situaciones que resultan problemáticas para ellas, como la "dominación masculina", el imaginario que tienen en relación con todo eso, su crítica hacia las desigualdades en el ámbito laboral, los abusos de poder, etc. Todas estas son dimensiones del contexto de la experiencia colectiva que se tornan públicas cuando surge indignación o reivindicación. Por eso hablo de "experiencia" y no sólo de "construcción". Hay que tomar en cuenta las vivencias de la gente y lo que hace cuando las expresa.


–¿Qué relación existe entre esa experiencia y la formación del público?
–Los problemas públicos y el público crecen juntos. La noción de "lucha social" se limita a analizar diferentes grupos que luchan uno contra el otro para imponer sus intereses y alcanzar sus objetivos. Cuando se utiliza la noción de público, lo que está en juego es la cosa pública: el conflicto está subordinado a cómo promover bienes públicos y rechazar males públicos. Es el significado más básico de la "república".


–¿Y el sentido de la publicidad como visibilidad?
–Según La cultura de los problemas públicos, que la editorial Siglo XXI acaba de publicar, el problema público existe gracias a una actividad dramatúrgica y retórica y es, asimismo, un proceso escenográfico y argumentativo. Hacer ver donde no se entendía nada. Dar visibilidad a las cosas, definir situaciones, identificar causas y atribuir responsabilidades, y así dirigirse a las audiencias... Y también dar cuentas y responder por hacer ver lo que estaba escondido, como los secretos del Estado.


–¿Cuán fundamentales son los medios de comunicación a la hora de dar visibilidad a un problema determinado?
–Los medios de comunicación son vectores importantes de "publicitación", pero son sólo uno de los elementos activos en la arena pública. A modo de ejemplo, lo que hoy llamamos "violencia doméstica" no existía como categoría de sentido común, cuestión jurídica y política, ni como modo de organizar una experiencia, hasta la década de 1970. ¿Cómo empezó todo? Diversos grupos de mujeres comenzaron a reunirse sin la presencia de los hombres para hablar de sus experiencias personales. De esta manera encontraron puntos en común entre ellas y advirtieron una situación que no había sido evidente hasta entonces. Iniciaron un proceso de indagación, realizaron consultas y preguntas abiertas a otras mujeres y, de a poco, fueron descubriendo experiencias que implicaban formas de violencia doméstica que hasta ese momento ignoraban. Ellas crearon la categoría y después decidieron denunciar el problema y reivindicarlo en público. La gente tiene sus ojos muy puestos en los medios de comunicación, pero éstos suelen representar la dimensión última en la historia de un problema público, aunque, a veces, son el actor que hace emerger un escándalo. Hoy en día, los medios de comunicación son muy importantes y, entre ellos, Internet cada vez lo es más, dado que muchos problemas públicos no pueden existir sin su mediación. Pero reitero, los medios son un elemento entre varios otros. La experiencia tiene una importancia significativa en estos procesos. Compartir experiencias, dar forma a un problema dado, configurarlo y, luego, hacerlo público en el sentido de darle visibilidad. Cuando estas mujeres comenzaron a reclamar lo hicieron de maneras muy diversas: marchando, escribiendo carteles contra la violencia doméstica, creando casas editoriales, organizando reuniones entre ellas y con líderes y organizaciones, buscando intermediarios en los centros académicos y en las agencias gubernamentales. Por eso sostengo que los medios de comunicación son solamente uno de los diferentes ámbitos en los que puede trascurrir un proceso de problematización y "publicitación".


–Su análisis diverge de aquellos para quienes la labor periodística supone un proceso de construcción de la realidad...
–No quiero utilizar la palabra "construcción"; creo que es una forma perezosa de enfocar las cosas, al decir eso no se dice nada. El periodista observa, escucha, describe, recoge testimonios, corrobora informaciones, busca causas, cuenta relatos... ¿Por qué reducir todas esas actividades a una "construcción de la realidad"?


–Sin embargo, los periodistas hacen cierto recorte en el que algunos aspectos ingresan en sus relatos y otros quedan afuera.
–Simplemente hay que seguir a la gente y describir sus actividades para entender cómo progresivamente hay una transformación de sus experiencias; cómo se conocen en el terreno a través de la experiencia. Está claro que no soy un sociólogo constructivista. La cuestión de los marcos –una idea que viene del frame analysis (análisis del encuadre) de Erving Goffman– puede ser interesante si se piensa en una organización en la que hay líderes que planifican sus estrategias con el objetivo de tener mayores impactos sobre el público. Allí sí corresponde y de hecho se hace: producir o fabricar noticias de una manera estratégica para impactar de un modo particular en una determinada audiencia. Pero no basta. Es como decir que la violencia doméstica es sólo un montaje inventado en la década de 1970 por grupos feministas con el objeto de luchar contra la violencia y la desigualdad. La vivencia y la experiencia de la violencia y de la desigualdad no son una "construcción"...


–¿A qué refiere entonces el concepto de "poder simbólico"?
–Ciertos grupos, organizaciones o instituciones poseen más dinero, crédito y conexiones que otros y, por tanto, un mayor poder para influir y establecer qué es un problema y qué no. Cuando diferentes grupos luchan en torno de la definición de problemas públicos, evidentemente algunos tienen más "poder material y simbólico" para elevar su voz, para presionar sobre el decisor, para invertir más recursos en medios de marketing o de propaganda, e imponer así su definición. Pero la efectividad de ese "poder" depende también de la capacidad colectiva de los públicos de aprobar o rechazar la versión de un problema, y de proponer alternativas. El poder material y simbólico no siempre resulta suficiente. ¡Los condenados de la tierra a veces se rebelan!


–¿Qué rol juegan las redes sociales en todo esto?
–Internet cambió la forma de coordinar y divulgar noticias y de movilizar a las masas también. Las nuevas tecnologías de la comunicación y de la información son recursos matrices de experiencia pública que permiten dispersar rumores muy rápidamente. Me referí recién a la importancia de la indagación y la investigación. Es muy difícil investigar y enfrentar los rumores en la red, que se enmarcan –ahora sí utilizo el concepto– para intoxicar al público. Por eso subrayo la importancia de hacer investigación. Tratar de identificar quién es responsable de un problema dado, cómo fue que surgió y creció ese problema, cómo fue que adoptó determinada forma y demás. La investigación es fundamental para un público que desea saber qué es verdad y qué no. El rumor, en cambio, es una especie de publicidad perversa que no está sometida a investigación. El rol de las redes sociales es ambiguo: permiten una cooperación y comunicación a gran escala y respaldan una inteligencia colectiva del público; al mismo tiempo, crean oportunidades de divagación y manipulación que no habían sido alcanzadas hasta ahora. ¿Herramientas de emancipación o de alienación?